Views
4 years ago

« La guerra civile di Spagna – che insanguinò la penisola iberica ...

« La guerra civile di Spagna – che insanguinò la penisola iberica ...

HORA DE ESPAÑA HORA DE

HORA DE ESPAÑA HORA DE ESPAÑA : a mi entender, el mayor esfuerzo literario que ha salido de culaquier guerra y prueba de que la lucha de España contra la traición del mundo es el nacimiento de una cultura que no debe morir. 9 Waldo Frank A fines de 1936 un grupo de jovenes amigos, cuyas edades iban desde los 25 hasta los 31 años, entre una charla y un libro tuvieron la idea de fundar una revista. Se encontraban en Valencia, calle Colón 33, en la casa de Juan Gil-Albert con los cristales rotos por un bombardeo, y los otros eran Ramón Gaya, Rafael Dieste, Antonio Sánchez Barbudo y José Bergamín, los mismos que constituirán la redacción. No eran escritores maduros pero ya habían publicado algo, habían participado a las Misiones Pedagógicas y habían fundado revistas como El buque rojo y Hoja literaria, antecedentes, si así se pueden definir, de Hora de España. Gil-Albert cuenta que, aunque lo hubieran querido evitar, tuvieron que pedir fondos al titular del Ministerio de Propaganda Carlos Esplá, y para eso necesitaron el respaldo de José Moreno Villa, buen amigo de ellos, mayor de edad y más conocido. Esplá no sólo los recibió, sino que también se entusiasmó por la revista y sobre todo aceptó de cubrir todos los gastos, que era la cosa más importante en aquellos dificiles años de guerra. El primer número salió en enero 1937, luego, al grupo de redactores-fundadores se incorporaron algunos meses después, en julio, María Zambrano y Arturo Serrano Plaja. Antes de julio María Zambrano se hallaba en Chile, mientras Serrano Plaja estaba en el frente de Madrid, y por estas razones no pudieron tomar parte en la fundación de la revista, aunque, sin embargo, tuvieron ambos un papel importante en el “grupo” de Hora de España. Angel Gaos, Enrique Casal Chapí, José María Quiroga Plá y Rosa Chacel también se incorporaron más tarde. El secretario era Antonio Sánchez Barbudo, 9 Waldo Frank, Death of Spain’s poet: Antonio Machado, The Nation, New York, 15 abril 1939 11

el único que recibía sueldo, y cuando tuvo que ir al frente por la llamada de su quinta fue substituito por Gil-Albert. A más de los redactores había un « Consejo de Colaboración » con nombres de prestigio: León Felipe, Antonio Machado, José Moreno Villa, Angel Ferrant, José Bergamín, Tomás Navarro Tomás, Rafael Alberti, José Fernandez Montesinos, Rodolfo Halfter, José Gaos, Dámaso Alonso, Luis Lacasa, Joaquín Xirau, Pedro Bosch Gimpera, Benjamín Jarnés, Enrique Díez-Canedo, Luis Cernuda, Corpus Barga, Juan José Domenchina, Carles Riba, Juan de la Encina y Emilio Prados. A parte de colaborar con sus escritos, los del « Consejo » no partecipaban en las decisiones, simplemente aprobaban lo que hacían los redactores y por el mero hecho de ser nombrados en el última página de cada número avalaban la revista. Entre ellos habían las figuras más representativas del país, profesores, escritores, músicos, arquitectos, artistas, y muchos hacían parte de la Alianza de Intelectuales Antifascistas. La mayoría vivía en la “Casa de la Cultura” de Valencia al ser evacuados de Madrid en noviembre 1936 juntos con el Gobierno de la República. El título Hora de España también surge de una conversación entre amigos, Rafael Dieste propuso “La Hora de España” y Moreno Villa encontró más elegante el título sin La. Pero es interesante ver el porqué de ese título, y la explicación la encontramos en el Propósito del primer número : El título de nuestra revista lleva implícito su propósito. Estamos viviendo una hora de España de trascendencia incalculable. Acaso su hora más importante. [...] Si es la hora del alba, nuestros actos serán levantarnos, asearnos, agarrar las herramientas y empezar la tarea de esta hora. Y todas estas operaciones irán teñidas forzosamente del color de la luz que hay y del frío del amanecer y transida por los sonidos mañaneros y por la animación matutina. Si fuese la hora del mediodía o la del ocaso, nuestros movimientos serían otros, y también la luz y los sonidos. 12

La Guerra Civil en la provincia de Segovia.pdf
LA LIJ Y LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA - Centro de Comunicación ...
"Los vestigios de la Guerra Civil deben integrarse en el concepto de ...
Nº 19 - Las guerras civiles - Publicaciones Periódicas del Uruguay
Dos años en España y Portugal durante la guerra civil, 1838-1840;
A sangre y fuego. De la guerra civil europea (1914-1945). - Viento Sur
Dos años en España y Portugal durante la guerra civil, 1838-1840;
maquiavelo, tratadista de la guerra. vida civil y militar ... - Centro Naval
Seguridad y Policía en Costa Rica posterior a la Guerra Civil de 1948
Trauma y memoria de la Guerra Civil y la dictadura franquista
Memorias asimétricas. La Guerra Civil y la guerrilla antifranquista en ...
Las guerras civiles en la era de la globalización ... - Biblioteca Hegoa
La Guerra Civil Española y América Latina - Rebelión
A setenta años del estallido de la Guerra Civil Española el gran ...
Reflexiones en torno a una Arqueología de la Guerra Civil - Aranzadi
Informe sobre el Archivo de la Guerra Civil en Salamanca
Economía y Guerra Civil española - Publicaciones de la ...
Testimonios de la Guerra Civil - RBA Coleccionables
EL 11-M: LA MAYOR MASACRE DESDE LA GUERRA CIVIL
Mª Teresa León y el teatro español durante la guerra civil - Parnaseo
Guerra civil - J. García Pradas - del Kolectivo Conciencia Libertaria
La guerra civil en la Literatura y la Literatura como fuente ... - Olcades
Violencia política y guerra civil durante el Trienio Liberal en ...
H¿HUBO GUERRA CIVIL EN CANARIAS? - Ateneo de la Laguna
¿memoria histórica o simplemente compartida (de la guerra civil y la ...
El legado de la guerra civil en Madrid y sus alrededores - Revista ...
Toledo en la narraTiva española de la Guerra Civil. esCriTores y ...