EL YAGUAR - Panthera

panthera.org

EL YAGUAR - Panthera

3

La peligrosidad del tigre americano

En el campo venezolano las conversaciones siempre recaen

sobre “El Tigre”, no se habla de un tigre o de un yaguar sino de

“El Tigre” como si se tratara de un ser mitológico que, por

demás, forma parte de nuestro acervo cultural y folklórico.

Aunque los yaguares pueden atacar para defender a sus cachorros,

o a la presa de la cual se están alimentando -y pueden ser

muy peligrosos si están heridos o acorralados en situaciones de

cacería, ante la cual cualquiera se defendería-, generalmente

evitan al hombre y nunca utilizan al humano como fuente de alimento;

a diferencia del león africano, del tigre asiático y del

leopardo o pantera (infrecuentemente por edad o por heridas

causadas por disparos). También los humanos somos habitantes

relativamente recientes del nuevo continente, mientras que las

otras especies de grandes felinos mencionadas evolucionaron

con el hombre (J. Londoño, com. pers.).

Su peligrosidad ha sido muy exagerada, el primer autor en los

Llanos de Venezuela y en el Pantanal de Brasil ha tenido más de

una decena de encuentros caminando solo y desarmado y

nunca ha experimentado una reacción agresiva de los yaguares

encontrados, aunque es una especie con la que no se deben

cometer imprudencias y hay que mantener la distancia. En zonas

selváticas remotas (Amazonía) los yaguares, en ocasiones, siguen

a los viajeros hasta que éstos salen de su territorio de ocupación.

En contraste, anualmente los mosquitos matan millones de

personas (por transmisión de enfermedades como la malaria

y paludismo), las serpientes más de 125 000, y los perros

domésticos más de 150.

Los yaguares más grandes

en Venezuela y Colombia

Este felino tiene enormes variaciones de peso, desde los

pequeños yaguares centroamericanos de 40-50 kg, hasta los

monstruos de El Pantanal (de Brasil, Bolivia y Paraguay), que muy

ocasionalmente pueden llegar a los 150 kg. En las zonas de

sabanas inundables como El Pantanal (Brasil, Bolivia y Paraguay)

y Los Llanos (Venezuela y Colombia) se encuentran los ejemplares

más grandes por la abundancia y diversidad de presas

disponibles (los yaguares amazónicos tienen un tamaño intermedio).

Su espectro de alimentación es sumamente variado

(se han descrito más de 80 ítems diferentes en su dieta) y es un

gran oportunista, desde roedores hasta caballos y ganado, incluyendo

especies tan exóticas como osos palmeros (hormigueros

gigantes), caimanes, anacondas, delfines de río, tortugas marinas y

de agua dulce junto a sus huevos. En las zonas de sabanas inundables,

la base de sus presas naturales consiste en babos (caimanes

130

More magazines by this user
Similar magazines