La ultima morada. Zona Prohibida.

wyneg

¡La búsqueda ha terminado! Un grupo de viajeros extraterrestres ha arribado a la Tierra con intenciones desconocidas. Maravillados por la hermosura del planeta deciden descender a investigar; mientras, en el bosque Amazónico, el comandante de operaciones John Waterstone lidera un proyecto secreto del gobierno de los Estados Unidos, pero todo sale mal para las dos partes involucradas... Por otra parte, Miguel ha confirmado el diagnostico de su enfermedad, sin saber que pronto cambiará todo en su vida. ¿Qué les depara el destino a estos seres? ¿Cuáles son sus intenciones? ¿Quienes son y de donde provienen? ¿Cómo y por qué cambiará la vida de Miguel?

- Espera. Acabo de darme cuenta. Si a Neilaress lo tienen los gringos, lo deben tener los

militares.

- Es verdad; de hecho, el satélite es de propiedad militar – explicó Imh, mientras esperaba a

que la computadora del satélite comunicara la ubicación exacta del paradero de su nave y

compañeros.

- ¿Cómo lo rescataremos entonces?

- No lo… ¡Ahí está! El mapa se está dibujando. Desierto de Sonora, ¿qué puede haber en

medio del desierto?

- Una base secreta, seguramente. Es como la famosa área 51 de la que hablan los ufólogos.

- Entonces, no debe haber información pública del lugar.

- Así es. Pero, ¿no dijiste que tenías acceso al control del satélite?, ¿Puedes tomar una

imagen del desierto sin que lo noten?

- ¡Exacto, Miguel! A veces tienes muy buenas ideas – felicitó Imh al muchacho.

- ¿Sólo a veces?

- No, es una broma. Revisando los datos guardados en el disco duro del satélite, veo que

tiene fotografías del desierto. Se ve una instalación desde el aire y los caminos cercanos,

las vías de acceso… ¡Todo! No será necesario que manipule el aparato, ya tengo toda la

información que necesito.

- ¿Bromeaste? Eso me sorprende más que todas tus habilidades… ¿Todo?, ¿Qué es todo

para ti? – preguntó Miguel, que veía a Imh mirando al aire, como si se encontrara frente a

una gran pantalla llena de datos.

- Sí, todo…

El satélite había sido hackeado nuevamente, trasmitiendo lenta y sigilosamente toda la

información desde la ex base del desierto de Sonora a la muchacha extraterrestre, desde los

dispositivos almacenados hasta la nómina de soldados activos en la instalación. Imh había

encontrado lo que añoraba, ahora necesitaba un plan de rescate.

110

More magazines by this user