La ultima morada. Zona Prohibida.

wyneg

¡La búsqueda ha terminado! Un grupo de viajeros extraterrestres ha arribado a la Tierra con intenciones desconocidas. Maravillados por la hermosura del planeta deciden descender a investigar; mientras, en el bosque Amazónico, el comandante de operaciones John Waterstone lidera un proyecto secreto del gobierno de los Estados Unidos, pero todo sale mal para las dos partes involucradas... Por otra parte, Miguel ha confirmado el diagnostico de su enfermedad, sin saber que pronto cambiará todo en su vida. ¿Qué les depara el destino a estos seres? ¿Cuáles son sus intenciones? ¿Quienes son y de donde provienen? ¿Cómo y por qué cambiará la vida de Miguel?

- Es verdad, es sorprendente, todos deberían imitar al joven Álvarez, es un ejemplo para

ustedes. Tienes un siete, te lo ganaste. Ahora, salgan todos de la sala, ¡la prueba terminó!

– gritó Aguiar, espabilando a los alumnos.

Se produjo un sonoro aplauso en la sala, los compañeros de Miguel se acercaron a él, saludándolo

y felicitándolo por su demostración. Rolando intentó llevar a Daniela con él, para acercarse a su

amigo, mas esta no accedió a la solicitud, saliendo del salón con el tumulto de gente.

- ¡Viejo! Llegas tarde y humillas al profesor. Intente traer a la Dani, no quiso venir a

felicitarte. ¿Qué se siente ser el héroe del día?

- Habla más bajo, Rolo. Si el profesor te escucha, te reprueba inmediatamente – susurró

Miguel, para que Rolando no se auto-saboteara.

- ¡Verdad! – respondió Rolando, en voz baja.

- No soy ningún héroe, respondí dos preguntas, nada más. Pensé que la Dani se me

acercaría después de esto…

- No te sientas mal, ya se le pasara el enojo. Cuéntame, ¿cómo lo hiciste?, ¿cuál es el truco?

– preguntó Rolando, con voz picarona.

- No hay truco, todo está aquí – respondió Miguel, apuntando su cabeza.

- Pero… ¿Cómo?

- Una de las cosas raras que me pasó después de la puñalada. Estudié como loco y quedó

todo grabado en mi mente.

- ¿Todo? ¿qué?

- Sí, todo. Leí muchos libros, demasiados. ¡Hasta encontré errores en ciertos textos!

- ¿Cómo esa gente que se pega en la cabeza y después tiene habilidades raras?

- Algo así… No le digas a nadie, ¿entendido? No quiero que me miren como bicho raro –

aclaró Miguel.

- Por supuesto, maestro. Desde ahora, estudiaremos juntos por las tardes.

158

More magazines by this user