Revista Agropecuaria Nuevo Siglo 124

revistanuevosiglo

Revista agropecuaria de Distribución Gratuita. Llega a manos de los productores de Chaco, Norte de Santa Fe, Corrientes, Formosa y Santiago del Estero. Tirada 25.000 ejemplares, de edición mensual.

Número 124


Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 02

ALGODÓN

Estabilizar Rendimientos

El Ing. Agr. Mauricio Alfredo Tcach, de la Estación Experimental del

INTA en Sáenz Peña, analiza la genética al servicio de la producción

de fibra de algodón a partir de los nuevos desafíos que se imponen

para incrementar la estabilidad de los rendimientos.

La genética al servicio de la producción

de fibra de algodón: nuevos desafíos para

incrementar la estabilidad de los

rendimientos.

La variabilidad genética del algodón ha

sido ampliamente utilizada por los

mejoradores a lo largo de la historia. El

trabajo continuo de crianza generó

importantes progresos en el rendimiento

en cantidad y calidad de fibra. Entre 1 950

a 1 996, considerando diferentes regiones

algodoneras del mundo, la producción de

fibra se incrementó a razón de 1 3 kg por

hectárea por año, lo cual indica que, para

esas regiones, que incluye la nuestra,

durante ese período la producción de fibra

por hectárea tuvo un crecimiento absoluto

superior a los 400 kg/ha.

En nuestro país a partir de la creación

del INTA (Instituto Nacional de Tecnología

Agropecuaria) en 1 956, se intensifican los

trabajos de selección, mejorando el peso

de cápsulas y el rendimiento industrial en

una primera etapa. Posteriormente, con la

obtención de variedades a partir de

cruzamientos entre el hibrido tri-especifico

(Gossypium arboreum, G. raimondi y G.

hirsutum) y materiales de elevada calidad

como Chaco 51 0 INTA; se producen

importantes progresos en el índice de

cosecha, rendimiento industrial, calidad de

fibra, sanidad y precocidad.

Gran parte de la selección de las

variedades modernas estuvo enfocada en

la adaptación del cultivo a la cosecha

mecánica. Enfocando los esfuerzos en

arquitectura de planta, el tipo y el tipo de

cápsulas.

Posterior al periodo 1 950-1 996 se

incorporan progresivamente en el gran

cultivo primero variedades tolerantes a

lepidópteros plaga y luego tolerantes a

glifosato. Las variedades con ambos

genes se difundieron rápidamente en el

gran cultivo y potenciaron otras prácticas

como la siembra directa y el cultivo en

surcos estrechos con alta densidad de

plantas. El cambio integral de sistema

generó las condiciones para incrementar

la productividad de fibra por hectárea, e

incorporar al cultivo a zonas no

tradicionales. En este periodo el manejo

propuesto potenció los avances que la

biotecnología generó.

En la actualidad, la tasa de incrementos

en los rendimientos de fibra por unidad de

superficie es menor a la observada en los

últimos años, considerando resultados

promedios de los principales países

productores. En nuestro país la tendencia

es similar, generando una fase de meseta

en el progreso de los rendimientos de

fibra.

No existe una sola causa para explicar

este proceso, es posible que el complejo

grupo de interacciones entre el

germoplasma, el ambiente y el manejo

puedan generar claridad en la

comprensión del problema.

Ing. Agr. Mauricio Tcach disertando en

el marco de la Jornadas Agronómicas

del Chaco.

Entre las principales causas se puede

enumerar las siguientes:

1 ) no se han registrado eventos

significativos similares a los antes

mencionados, a partir del mejoramiento

tradicional. La explicación a este suceso

está asociada a una pérdida gradual en la

variabilidad de la especie, la cual también

ha sido observada en otros países.

2) elevada irregularidad en la oferta de

los recursos (agua, radiación y nutrientes)

lo cual se traduce en una baja estabilidad

en los rendimientos.

3) ocurrencia de episodios de altas

temperaturas combinadas con otros

estreses.

4) presencia de nuevas plagas como el

picudo de algodonero y malezas de difícil

control.

Estos problemas representan un

importante desafío para la genética actual

y las disciplinas de manejo de cultivo. El

INTA a través del “Programa de

mejoramiento de algodón”, tiene en sus

estrategias de intervención actividades

destinadas a buscar soluciones para estos

problemas. Una de ellas es explorar las

características genéticas asociadas a la

tolerancia a estreses y a la eficiencia en el

uso de los recursos. Estas fuentes de

variabilidad aún no estudiadas en el banco

genético disponible, podrían representar

una potencial fuente de variabilidad para

la mejora de las futuras variedades.

Además se dispone de nuevas

tecnologías de estudio, como los

marcadores moleculares, las que permiten

una caracterización más precisa del

germoplasma.

Otra técnica empleada para la

generación de variabilidad novedosa es la

inducción de mutaciones mediante

agentes químicos. Este recurso se está

empleando para generar variabilidad con

potencial utilización en la búsqueda de

variedades tolerantes a herbicidas totales

diferentes del glifosato, tolerancia a

diferentes estreses y plantas con mejor

índice de cosecha.

Otra herramienta moderna utilizada para

introducir variabilidad es la biotecnología,

mediante la cual se puede incorporar a las

plantas, características que en la especie

no se encuentran. A través del convenio

entre el INTA y las provincias algodoneras

(Chaco, Santiago del Estero, Santa Fe y

Formosa), se plantea utilizar estas

herramientas para generar opciones de

control de picudo del algodonero.

Finalmente, todos los esfuerzos se

complementan con el programa que el

INTA conduce, destinado a la obtención de

variedades con mejoras agronómicas

significativas en el rendimiento, calidad,

sanidad y adaptación. Las actividades se

pueden sintetizar en la evaluación anual

de 1 400 líneas experimentales. También

evalúa mediante una red de ensayos

comparativos las mejores líneas,

contrastando con los testigos comerciales

existentes. Estas evaluaciones se realizan

en las Estaciones Experimentales de

Sáenz Peña, Las Breñas, Santiago del

Estero, Reconquista, El Colorado, Colonia

Benitez y Quimilí.

Claramente, existe un desafío para la

genética que se puede dividir en dos

etapas bien marcadas: la primera, con la

generación y caracterización de nueva

variabilidad y la segunda, con la

incorporación de las nuevas

características a las variedades modernas.


ALGODÓN

El algodón tiene una rica historia en

Argentina, su cultivo ayudó a poblar y

hacer crecer a gran parte del norte

argentino y permitió que surja y se

consolide gran parte de la industria textil

del país, vivió sus épocas de gloria y

esplendor en los 90 donde se llegó a

sembrar un millón de hectáreas,

decadencia y casi olvido a principios de

este siglo cuando dejó de ser el principal

cultivo en el Chaco; luego cuando ya todo

parecía ser historia, el sector supo

reinventarse con la tecnología del surco

estrecho y variedades de algodón

transgénico, logró recuperarse de manera

más sustentable y menos dependiente de

insumos importados, especialmente

maquinarias, que ahora se producen cada

vez más en la propia región algodonera

Argentina, impulsando la industria

metalmecánica y muchas otras.

La tecnología del surco estrecho con

variedades con doble evento (resistente a

glifosato y a lepidópteros), ha vuelto a

poner al cultivo en carrera y competir con

la soja por superficie para su cultivo, hasta

ahora no logra volver a ser el cultivo más

sembrado en ninguna de las provincias

argentinas en las que se realiza, pero ha

mostrado en estas últimas campañas una

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 03

El Secreto, NO IMPROVISAR

El algodón tiene una rusticidad sin igual, con un manejo adecuado se

cosecha tanto en años secos como en húmedos, se ha sembrado en las

tierras más marginales y es una alternativa que debe seguir siendo

tenida en cuenta en el Norte Argentino.

ventaja frente a sus cultivos competidores

y es su resistencia a los extremos

climáticos que estamos padeciendo; sin

embargo, cada vez más el picudo del

algodón, atenta con la recuperación del

algodón, ya que está limitando los

rendimientos y aumentando los costos de

producción, es una preocupación más

para quien quiera hacer algodón de

manera confiable.

"El algodón no

debe ser el

cultivo de la

improvisación."

Debemos hacer algodón, y no solo

algodón, para diversificar los riesgos, el

algodón no compite con la soja y el maíz,

sino que los complementa, se debe

realizar estos cultivos en secuencia

ordenada de rotaciones, de esta manera

se diversifica los riesgos y el realizar

rotaciones mejora el suelo y corta el ciclo

de las plagas, además está del factor

climático, que a veces favorece a un

cultivo más que a otros, también los

precios.

Es muy difícil hacer un pronóstico certero

y confiable de cuál va a ser el cultivo

favorecido por el clima y los precios en la

próxima campaña, por lo cual el algodón

aumenta el abanico de oportunidades.

Al algodón hay que elegirlo por varias

razones, más allá de ser el cultivo que

más dinamiza nuestra región, el algodón a

mostrado un rusticidad sin igual, los

productores que saben cultivarlo,

cosechan igualmente en años secos,

como en inundación. Se ha sembrado en

las tierras más marginales que pueda

imaginarse, como en suelos salino

sódicos donde otros cultivos no prosperan

y se logró llegar a cosecha con buenos

rendimientos, por lo cual al algodón hay

que tenerlo como opción siempre.

Para que el algodón sea rentable, hay

que lograr altos rendimientos, en lo

posible más de 800 kg de fibra por

hectárea, lo cual es totalmente factible y

cada vez más productores alcanzan y

superan esta meta, para lo cual hay que

utilizar la tecnología y el asesoramiento

técnico disponible; el algodón no debe ser

el cultivo de la improvisación.

Picudo, la variable del rinde

Podemos tener la mejor variedad de

algodón, la mejor semilla, el mejor suelo,

inclusive el mejor sistema de riego y no

cosechar absolutamente nada, si no

sabemos controlar al picudo algodonero;

como ocurrió ya con muchos pequeños

productores, de la provincia de Corrientes

y del Este del Chaco, que por tradición

hacían un algodón de muy bajo costo, que

consistía en sembrar y cosechar

cont. en pág. sig.


viene de pág. ant.

manualmente en tres o cuatro pasadas a

medidas que el algodón maduraba, esta

forma de hacer algodón daba su

resultados de manera excelente, ya que

el algodón tenía un largo periodo de

crecimiento donde compensaba cualquier

extremo climáticos; pero esta forma de

hacer algodón, fue una fiesta para el

picudo, ya que encontró fuente de

alimente prácticamente durante todo el

año y los productores comenzaron a

cosechar cada vez menos, por algunas

campañas siguieron sembrando,

atribuyendo la falta de rendimientos a un

cambio de variedades u otras causas,

hasta que se dieron cuenta que no valía la

pena hacer más algodón.

Eficiencia en el control

El control del picudo solo puede ser muy

eficiente si se siguen ciertas pautas.

Si se invierte en anticiparse a la plaga

usando trampas con feromonas,

plagueros entrenados y aplicaciones de

bordes con turbosoplantes aplicando los

insecticidas adecuados; el costo de

control de picudo puede reducirse a solo

unos US$ 50 o US$ 60 por hectárea, sin

que se produzcan pérdidas significativas

de rendimientos. En cambio si el control

de picudo comienza como es habitual con

otras plagas agrícolas, con un cierto nivel

ya de daño en el cultivo, pueden ser

necesarias varias aplicaciones totales, con

costos de control de más de US$ 200 y

pérdidas entre el 5 y 20 %. Cultivos muy

atacados sin ninguna medida de control

pueden tener pérdidas de rendimiento que

superen el 50 %.

El secreto para no gastar de más en el

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 04

control de esta plaga, es detectar donde

sobrevive el picudo en la estación

desfavorable, y esto solo se puede hacer

colocando suficientes trampas de

feromonas rodeando los lotes a

sembrarse, lo ideal unos 60 días antes, y

nunca colocar trampas dentro del cultivo,

siembre deben estar en los bordes;

recordar que una vez que el algodón

comienza a florecer las trampas ya dejan

de ser atractivas para el picudo, y los

resultados de capturas no son confiables,

por lo que no tiene sentido dejarlas.

Se puede seguir haciendo algodón de

manera eficiente, aun con presencia de

picudo, pero hay que aprender cómo

hacerlo a costos de control razonables, y

para esto deberemos realizar el cultivo en

el menor tiempo posible, sembrar

anticipadamente como pretenden algunos

productores alarga innecesariamente el

ciclo, favoreciendo no solo al picudo sino

también a otras plagas, en nuestra región

la siembra debería ser desde fines de

Octubre a principio de diciembre.

Los productores que detectan la plaga

en su lote, en plena etapa de

fructificación,

tendrán que hacer

una batería de 4 o

5 aplicaciones

totales, ya que las

larvas de picudo

están protegidas

de los insecticidas

dentro de los

botones florales.

Modelo

de lucha

La Fundación de

lucha contra el

picudo

algodonero

diseño y puso en

práctica un

modelo de control

en campos de

productores afectados por la plaga,

algunos de los cuales estuvieron a punto

de abandonar el cultivo, un modelo de

lucha con fuerte énfasis en la

identificación del modo de operar de la

plaga, esto derivó en una serie de

sugerencias concretas compartidas con

otras entidad del sector y otras con la

impronta de la fundación:

DESTRUCCIÓN DE RASTROJOS

INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA

COSECHA: debe haber un periodo libre

del cultivo, los rastrojos se deben destruir

inmediatamente después de la cosecha, a

lo sumo dos o tres días después, no más.

COLOCACIÓN DE TRAMPAS: las

trampas se colocaran unos 60 días antes

de la siembra, en los posibles lotes a ser

sembradas con algodón.

PULVERIZACIÓN DE BORDES: una

estrategia para bajar costos.

MONITOREO EN EL CULTIVO: aunque

se hayan colocado las trampas y realizado

las aplicaciones de bordes no se debe

improvisar, ni dejar chances para que el

picudo sobreviva.

DEFOLIANTES: la cosecha mecánica

obliga que se usen defoliantes, esto

contribuye también a controlar al picudo,

por eso debe realizarse lo mejor posible,

una buena defoliación no solo hará caer

las hojas sino también los botones

florales, que necesita el picudo para

reproducirse.

Conclusión

Por cuestiones de espacio describimos

someramente los pasos de este sistema

de control de la plaga, en el próximo

número ahondaremos en detalles y nueos

datos que van surgiendo del trabajo diario

que se hace a campo.

Como reflexión final podemos insistir que

aún quedan muchos años por delante con

producción de algodón y de manera

rentable, pero esto requiere de

planificación y estrategias donde se deben

conjugar las acciones privadas con las

públicas.

Marcelo Polak

Ingeniero Agrónomo

marcelo_polak@yahoo.com.ar


MALEZAS PROBLEMA

Más por Menos

Las malezas tolerantes y resistentes ocupan un papel destacado entre

las preocupaciones del sector productivo, el conocimiento de las

mismas se vuelve fundamental para su control.

En el XXII Congreso Anual de Aapresid,

“La Misión”, que se realizó en el

Metropolitano de Rosario, se presentó el

panel sobre la Red de conocimiento en

malezas resistentes (REM).

En ese marco se procedió a mostrar una

variada oferta en cuanto a novedades

para el manejo de esta problemática que

preocupa a técnicos y productores en toda

la República Argentina.

Desde 201 0, Aapresid coordina la REM y

el congreso anual es un espacio para

abordar esta temática, con especialistas

nacionales e internacionales, además del

intercambio de experiencias para acercar

la búsqueda de soluciones.

Recetas

Aunque hay pistas para que los

productores puedan hacer mejores

proyecciones ante los inconvenientes, “la

receta no existe, siempre depende de la

región y las características del lote”, dijo el

ingeniero Martín Marzetti, gerente del

Programa REM en Aapresid, quien fue el

moredador de este panie. El especialista,

indicó que lo más adecuado sería utilizar

la tecnología “Más por menos”.

Según Marzetti, los aportes de los

especialistas, hoy por hoy, confirman que

habrá que gastar más tiempo, más dinero

y más conocimiento por hectárea, con

ingenieros capacitados y profesionales

para afrontar el futuro y esperar menos

resultados. “No queda otra”, aclaró. “La

simplicidad que nos daba el glifosato y la

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 05

soja resistente se ha terminado y lo que

hay que hacer es volver a la vieja

agricultura que consiste en dedicarle más

esmero a las malezas, algo que durante

muchos años fue muy simple”.

El paquete tecnológico utilizado hasta

este momento otorgó una simpleza tal a la

producción agrícola que cualquiera podía

hacer granos desde una oficina central

con campos ubicados en zonas

productivas totalmente diferentes, en

cierta manera se puede decir que la luna

de miel que nos ofrecía el glifosato a

llegado a su final y desde ahora se

comienza a vivir una relación de pareja

que exige esfuerzos de comprensión y

acciones muy bien planificadas.

Este año, el XXII Congreso Aapresid

reunió en conferencias plenarias a Bryan

Perry, especialista de BASF en USA y a

Francisco Skora Neto, investigador de

Brasil, quienes tuvieron a cargo la

siguiente presentación: “La visión global y

las estrategias de control para una misión

sustentable”, con la mirada puesta en las

soluciones que aportará la industria, el

primero, y la ciencia aplicada, el segundo,

refiriéndose especialmente al aporte de

los cultivos de cobertura para un mejor

manejo de malezas.

Bryan Perry, de la compañía BASF se

refirió a la problemática de malezas

resistentes en Estados Unidos. Entre las

peores malezas se encuentran los

Amaranthus, que incluyen al tuberculatus

y al palmeri, este último también presente

en la Argentina. Perry afirmó que los

cambios que se producen con los biotipos

de malezas resistentes son varios y notan

cambios en el patrón de germinación,

citando por ejemplo que el Amaranthus

resistente germina más temprano, lo que

hace que esté presente cada vez más

tiempo en el lote.

El especialista hizo foco en la rotación de

modos de acción de herbicidas como

estrategia para conservar esta tecnología

tan valiosa. Así, se proponen estrategias

de manejo que incluyen 5 modos de

acción en una misma campaña, en

diferentes momentos y en mezclas, lo que

brinda más eficacia de control y

sustentabilidad a los herbicidas.

Por su parte, Francisco Skora Neto, del

IAPAR de Ponta Grossa, Brasil, se refirió

al uso de Cultivos de Cobertura para el

manejo de malezas. El especialista aclaró

que un Cultivo de Cobertura se puede

hacer durante los períodos cuando no hay

cultivos de cosecha, ó en simultaneo

durante parte o todo el ciclo del cultivo de

cosecha. Los efectos de las coberturas

sobre las malezas son dos: reducir la

población de malezas y hacer que éstas

sea más sencibles a los herbicidas en el

momento de aplicación. En cuanto a lo

primero, al impedir la producción de

semillas de malezas, se puede lograr una

reducción en la población de 50% por año.

Como especies de invierno como

cobertura están usando:

Avenas (A. strigosa/A.sativa)

Centeno (Secale cereale)

Raigrás (Lolium multiflorum)

Triticale forrajero (x triticosecale)

Vicia (Vicia villosa/V. sativa)

Nabón forrajero (Raphanus sativus)

Arveja forrajera (Pisum sativum)

Lupinos (Lupinus albus/L. angustifolius

Y como especies de verano:

Mijo perla (Pennisetum glaucum)

Mijo de dedo (Eleusine coracana)

Moha (Setaria italica)

Maíz denso (Zea mays)

Sorgo forrajero (Sorghum bicolor)

Crotalaria (Crotalaria juncea)

Trigo sarraceno

(Fagopyrum esculentum)

Girasol denso (Helianthus annuus)

En cuanto a las dificultades identificadas

para una mayor adopción por los

agricultores se encuentran algunas

socioeconómicas, algunas cognitivas (falta

de percepción de ventajas) y de logística

(dificultad de conseguir semillas al

momento de sembrar). No obstante, los

beneficios que otorga la práctica son más

que interesantes y hay que trabajar en

resolver estas dificultades.

El problema debe ser asumido con

responsabilidad por el productor y debe

acudir al técnico para planificar, un

incorrecto manejo traerá mayores costos

en una campaña que viene con números

de por si ya muy ajustados.


BASF presentó el Programa

Experto en Malezas

BASF

eligió

nuevamente presentar

sus últimas innovaciones

en el marco del

Congreso de AAPRESID.

Este año la compañía

presentó el Programa

Experto en Malezas,

desarrollado para lograr

un control efectivo de

malezas que plantea un

modelo de manejo

basado en la combinación y rotación de

ingredientes activos y modos de acción.

Durante la presentación del Programa,

se contó con la participación de Bryan

Perry, Gerente del cultivo de soja de

BASF Corporation (EE.UU) quien lidera

hace tres años el programa en control de

malezas Advanced Weed Control, con

excelentes resultados en este país. Perry

brindó una conferencia compartiendo sus

conocimientos como especialista en

control de malezas difíciles.

Mariano Anzini, Gerente de Desarrollo

de Mercado y líder del Programa Experto

en Malezas local, destacó que el

programa busca ayudar al productor en

la toma de decisiones, acercándole una

recomendación para el manejo de las

malezas de su campo ajustada a las

condiciones de su zona. Las

recomendaciones llegarán al productor a

través del portal

www.expertoenmalezas.com.ar y de 70

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 06

asesores a campo que responderán

consultas.

El Programa Experto en Malezas

cuenta con un portafolio de 20 herbicidas

y 9 modos de acción que, combinados

con otras soluciones del mercado,

resultan en un control efectivo de las

malezas.

BASF tiene más de 60 años de

experiencia en la investigación de

malezas y en el desarrollo de soluciones

herbicidas innovadoras. En 1 946 fue

pionera al lanzar uno de los primeros

herbicidas modernos para cereales, el

U46 (2,4 D), seguido por Basagran® a

mediados de la década del ´70 y toda la

familia de imidazolinonas presentes

hasta hoy en el mercado. Kixor® es la

última innovación desarrollada por BASF,

un novedoso ingrediente activo que está

presente en el herbicida Heat®. En los

próximos cinco años el Programa

Experto en Malezas lanzará 11 nuevos

herbicidas.

SOJA: Alertan sobre

rentabilidad

Rendimientos faltantes para cubrir los costos de soja en el ciclo 201 4/1 5.

En el cuadro 1 se muestran los resultados que podrían obtenerse si los productores

recibieran mayor valor por la soja. Así, con un aumento del 10% en el precio

percibido, el resultado económico se tornaría positivo en 3 de las 17 zonas CREA

consideradas. Con 20 por ciento de aumento, en 9 de las 17 zonas se obtendrían

utilidades.

La Asociación de Productores en

Siembra Directa (Aapresid), el

movimiento Crea y Acsoja, la Asociación

de la Cadena de la Soja Argentina

emitieron un documento alertando sobre

la caida de rentabilidad de la soja para

los productores en Argentina, esto debido

a la caida del precio internacional y a la

fuerte presión impositiva que deben

soportar.

El cuadro económico que presentaron

indica que para que los modelos

productivos de la campaña 201 4/201 5

sean rentables, el precio a cosecha

debería subir 30 por ciento, por lo menos.

Los resultados económicos proyectados

para la soja de la campaña 201 4/1 5 no

son alentadores, dice el informe conjunto

de Acsoja, Aapresid y Acrea.

Una combinación de factores (caída de

precios internacionales, aumento de

costos de producción en quintales y

derechos de exportación) provoca que el

cultivo sólo sea rentable en algunos

departamentos del sur de Santa Fe

cercanos al cordón agroindustrial de

Rosario., con un resentimiento fuerte en

zonas marginales del Norte de Argentina.

Muchos productores, que habían

descartado al maíz por su magra o nula

rentabilidad y tenían esperanzas en la

soja, se encuentran muy preocupados

con esta última alternativa también.

El informe muestra los rendimientos

faltantes para cubrir los costos del cultivo

en la campaña 201 4/201 5, en relación

con el promedio histórico.

Por ejemplo: en Salta haría falta un

rinde 70 por ciento superior al histórico

para cubrir los costos de la soja en la

presente campaña. Estos incluyen

implantación, protección, cosecha y

retribución por el uso de la tierra

equivalente a un alquiler de mercado.

Y eso que los cálculos no contemplan el

impacto de las malezas resistentes a

distintos principios activos de herbicidas,

que aumentan los costos de protección

en 32 dólares por hectárea como

promedio en el movimiento Crea.

La fuerte caida internacional de los

precios de la soja no solamente está

perjudicando a los productores, sino que

también trae fuertes implicancias para el

Gobierno nacional a partir del menor

ingreso de divisas, y los análisis que se

escuchan no hablan de una recuperación

a corto plazo ya que se estima que habrá

más producción en Brasil y hasta hay

quienes hablan de aumentos productivos

también en nuestro país.

"Resumiendo, la caída de precios y los

altos costos perjudicarán a todos los

eslabones de la cadena sojera si no se

modifica alguna variable de la ecuación

de ingresos y costos que exhibe la

oleaginosa en la actualidad.

Las entidades firmantes consideran que

estos resultados negativos se evitarían si

se redujera la elevada presión impositiva

que se ejerce sobre el cultivo. En una

campaña agrícola condicionada en

mayor medida que lo habitual por serias

limitantes climáticas y de mercado

internacional, esta medida sería

particularmente efectiva", dice el tramo

final del comunicado conjunto.


Dudas sobre "El Niño"

Análisis de los últimos datos relevados indican que el fenómeno "El

Niño" se está debilitando y que en el nuevo año habría una situación

de neutralidad.

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 07

Una reconocida compañia de seguros

realizó el lanzamiento de su campaña en

Rosario, allí el Ing. Agr. Eduardo Sierra

aseguró que, entrando en la primavera,

las perspectivas de año Niño ya no son

tan firmes.

El profesor de la FAUBA y experto en

climatología en Argentina, ofreció su visión

y perspectivas sobre la situación climática

para la campaña próxima.

Según Sierra, "la

Argentina está ante un

fuerte incremento de la

inestabilidad climática en

todas las variables

atmosféricas: disminución

del promedio anual de

precipitaciones en el oeste

y centro del área agrícola

y aumento en el este,

precipitaciones de tipo

tormenta severa con

mucha irregularidad

espacial con riesgo de

granizos, vientos y

aguaceros, situaciones de

bloqueo de las corrientes

marinas, y régimen térmico riguroso. Los

años Niño serán erráticos y los años Niña

van a ser muy secos. El último año Niño

fue en la campaña 2012, cuando las

aseguradoras tuvieron una siniestralidad

superior al 100%.”

Y agregó: “A juzgar por los parámetros

que se manejan, a días de la primavera

estamos en condiciones de afirmar que

por ahora el Niño no viene. La evolución

climática reciente indica que se está ante

un pronóstico algo incierto, donde las

posibilidades de que sea año Niño son

sólo del 20%. Se espera una primavera

irregular en casi todo el país, no muchas

lluvias para

setiembre y

octubre,

sobre todo

para la zona

centro. Las

lluvias se

concentrarán

en el litoral,

en Entre

Ríos, y es

muy posible

que haya

fuertes

tormentas

sobre

Misiones y

muy poca

lluvia en Córdoba para los próximos dos

meses. Para diciembre las lluvias parece

que no serán abundantes en ninguna

región del país, y el agua llegará para el

mes de enero en la pampa húmeda,

donde se esperan tormentas fuertes. Para

el mes de febrero se anuncian

temperaturas bajas con respecto a los

promedios históricos, y retorno de heladas

para el mes de marzo, que será un mes

de temperaturas contrastantes. Heladas

para abril, y continúan las heladas

tempranas para la campaña 2015/2016.

Por otra parte, las lluvias copiosas y

puntuales son un fenómeno que

acompañará al campo durante los

próximos 25 años”, afirmó.

El lanzamiento de campaña de la

compañía también fue un escenario de

debate sobre las situaciones que se

presentaron y que se presentan en el

campo, como por ejemplo la del maíz

tardío que se cosecha entre julio y agosto,

y expone el cultivo a riesgos de vientos al

atrasarse la cosecha buscando bajar la

humedad del grano (sobre todo si se va a

embolsar), aumentando los riesgos de

siniestro.

Por otra parte meteorólogos y

especialistas en ciencias de la atmósfera

de distints organismos de Argentina se

reunieron para hacer la previsión climática

trimestral por consenso y pronosticaron

una primavera húmeda en casi todo el

este del país, donde las lluvias serán más

frecuentes que lo habitual. Así, en

septiembre, octubre y noviembre se prevé

que las precipitaciones sean superiores a

la normal en el noreste del país y de

normal a superior en el litoral, Formosa,

Chaco, este de Córdoba, Santa Fe,

Buenos Aires, La Pampa y noreste de la

Patagonia.

“El aumento de la precipitación en la

región ubicada más al noreste del país se

debe en parte al fenómeno El Niño que

estará afectando la zona y la configuración

del campo de hielo en la Antártida”,

explicó Sandra Barreira, del Departamento

de Meteorología del Servicio de

Hidrografía Naval.

“Los centros climáticos indican 65% de

probabilidad de que pueda haber

fenómeno El Niño, pero el pico se dará

más en el verano. Por ahora, siguen las

temperaturas en el Pacífico central por

encima de la media, pero no tanto como

se había dado en junio y julio”, agregó.

El fenómeno El Niño está vinculado con

un aumento de la temperatura del océano

Pacífico tropical y, aunque en estos

últimos años se mantuvo neutral, es

probable que ya esté influyendo en la

región y en el país con el aumento de las

precipitaciones, aunque sus

características se notarán más en verano.

“Será un Niño débil y no se descarta que

estas lluvias se deban a su influencia. Hay

un acoplamiento de la atmósfera al

calentamiento del Pacífico. Se observa un

patrón que puede estar vinculado con El

Niño”, detalló José Luis Stella del

Departamento de Climatología del Servicio

Meteorológico Nacional (SMN).

De acuerdo con las observaciones de

Barreira, la configuración del campo de

hielo antártico “está permitiendo la entrada

de frentes que chocan con el aire caliente

que sigue proporcionando el anticiclón

semipermanente del Atlántico Sur, lo que

nos da el aire muy caliente antes de las

tormentas”. “Esto hace que choquen dos

masas de aire con mucha diferencia de

temperatura, lo que nos da estas

tormentas tan violentas”, informó la

especialista en Ciencias de la Atmósfera y

los Océanos.


AGROQUÍMICOS

FITOTOXICIDAD

El escenario de control de malezas ha

cambiado. Durante las últimas campañas

se ha observado la aplicación de varios

ingredientes activos al mismo tiempo,

sobre cultivos y barbechos. Algunos de

estos productos resultan difíciles de

eliminar de las maquinarias que se utilizan

para las aplicaciones de fitosanitarios,

detectándose incluso después de dos

aplicaciones posteriores.

Los efectos de esta problemática traen

aparejados la presencia de fitotoxicidad y

la reducción en el número de plantas en

los casos más severos. Es por ello que,

para evitar daños indeseados en el cultivo,

es importante que los operadores de

equipos de aplicación y los productores de

cultivos sensibles de alto valor, como por

ejemplo el girasol, utilicen todos los

métodos de

constatación y

limpieza disponibles.

Los productos

fitosanitarios se

caracterizan por ser

extremadamente

activos a dosis muy

reducidas. Es

importante realizar

una determinación

del remanente de

producto por lo

menos una vez para

cada mezcla de

tanque y así poder

establecer el

protocolo de lavado

en función del riesgo

o dificultad de limpiar

correctamente el

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 08

La problemática de las malezas resistentes lleva a utilizar productos

que tienen residualidad y posibles efectos de fitotoxicidad en los

cultivos, de allí la importancia de conocerlos y de llevar adelante

acciones de limpieza de los equipos aplicadores.

pulverizador.

Los niveles de residuos presentes en el

agua de los enjuagues pueden ser

comprobados por diferentes métodos. A

continuación se sugieren dos:

1 - Obtener una muestra de la solución

proveniente del lavado. Aplicar dicha

muestra sobre vegetales sensibles, tales

como flores ornamentales o cultivos que

no sean destinados a cosecha o consumo.

Observar las plantas tratadas durante 48

horas o más, y no utilizar el tanque

mientras dure el período de prueba. Si se

observa daño a los cultivos, volver a lavar

el tanque hasta que la solución de

enjuague quede totalmente libre de

fitosanitarios.

2 - Obtener una muestra de la solución

Girasol CL, en Córdoba, afectado por fitotoxicidad, ya sea por inadecuado manejo de

principios activos en el lote o por incorrecto lavado del equipo pulverizador. (Foto

tomada de Agroconsultas On Line).

proveniente del enjuague y enviar para

análisis a un laboratorio idóneo.

Estos residuos deben ser

completamente removidos del tanque, a

fin de prevenir el daño a los cultivos.

Existen en el mercado productos que

facilitan y aseguran el correcto lavado.

Neutralize TM es un limpiador para

equipos de pulverización que ayuda a

prevenir la contaminación cruzada

(contaminación por restos de producto no

destinados a ese cultivo), y a proteger de

la corrosión y descomposición a los

materiales del pulverizador.

Las recomendaciones para una correcta

limpieza y cuidado de la pulverizadora son

las siguientes:

1 . Utilice el Equipo de Protección

siempre, incluyendo guantes y botas

2. Llenar el tanque de la

pulverizadora con agua hasta la mitad.

3. Activar el agitador.

4. Agregar lentamente 500 g de

Neutralize TM por cada 400 litros de agua

agregada al tanque.

5. Continuar con la agitación por lo

menos por 1 5 minutos.

6. Lavar las superficies internas del

tanque y luego vaciar el mismo por la

barra y demás salidas para asegurar que

todo el sistema quede limpio.

7. Limpiar uno a uno los picos y

filtros, ya que es común encontrar

depósitos de producto agregados en esos

lugares.

8. Cerrar las válvulas y volver a

llenar el tanque con agua limpia. Vaciar el

agua por la barra y demás salidas para

asegurar que no queden residuos en el

sistema. Analizar la solución del segundo

lavado para asegurarse que no queden

residuos de productos fitosanitarios. Si se

detectaran residuos en la solución, repetir

el lavado.

9. Las dosis exactas deberán ser

determinadas por el usuario, ya que las

mismas varían de acuerdo al tipo, tamaño

y estado del tanque de la pulverizadora.

Una vez hallada una metodología de

trabajo correcta para la limpieza de la

maquina pulverizadora deberá repetirse

cada una de las veces que cambiemos de

tarea. De esta manera nos aseguramos el

correcto funcionamiento, protección de la

maquinaria utilizada y de nuestros cultivos

aplicados.

Es importante tener en cuenta que antes

de la aplicación, hay que leer atentamente

la etiqueta del producto a aplicar, donde

se encuentra toda la información

necesaria como así también el equipo de

protección más adecuado al producto a

usar.

Autores:

Ing. Agr. Ernesto Sakima, coordinador de

desarrollo técnico de mercado de BASF

Argentina SA.

Ing. Agr. Aimar Pena, responsable de

marketing del cultivo de girasol de BASF

Argentina SA.


GANADERÍA CON

NUEVOS HORIZONTES

En la actual coyuntura que vive la agricultura, la ganadería se

vuelve interesante ya que todavía se puede reponer planteles a

precios accesibles.

Las vacas recuperarán hectáreas, así lo

estimó el analista ganadero Víctor Tonelli

durante su participación en el Seminario

Agrotendencias que la Federación de

Acopiadores de Cereales organizó en el

recinto de la Bolsa de Cereales de Buenos

Aires.

Tonelli enmarcó la actualidad de la

producción ganadera argentina y las

oportunidades que se presentan para la

actividad. Según el especialista, las

perspectivas de corto plazo tienen

diversos ejes. Por un lado, los feedlots

aparecen con la mayor ocupación de los

últimos 4 años y “un vaciado mucho más

lento que en ciclos anteriores”. Otro

aspecto es la favorable relación que

encuentra la actividad ganadera entre el

precio del maíz y el del novillo terminado

“que incentiva el uso propio del cereal,

fundamentalmente cuando crece la

distancia a los puertos”. La buena oferta

forrajera es otro de los factores en juego

para las zonas no inundadas, “que está

favorecida por un invierno en el que

tuvimos pocas heladas y la llegada a la

primavera con una oferta hídrica

abundante”. Tonelli terminó de definir el

panorama señalando el “bajo nivel de la

oferta de categorías de invernada”.

Con ese marco, el analista del sector

ganadero estimó las perspectivas de

precio para los próximos meses. “El gordo

liviano, integrado por terneros, novillitos y

vaquillonas, estará sobreofertado, con

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 09

precios algo más bajos hasta fines de

noviembre. Los novillos pesados y vacas

con destino a exportación, tendrán precios

firmes. Lo mismo para la invernada, cuya

firmeza se afianza con la poca oferta. Y

los vientres continuarán la recuperación

de precios que se inició en julio”.

Tonelli consideró que el marco actual del

mercado internacional, “que se encuentra

en crecimiento y desabastecido” ofrece

una oportunidad para que las

exportaciones recuperen protagonismo. A

esto sumó que se avecina el ingreso de la

carne bovina argentina a nuevos

mercados. “Uno de ellos es Estados

Unidos, que en realidad es un regreso, y

de ahí se facilita el acceso a Canadá y

otros destinos. Además aparecen nichos,

como Rusia, con carne de alta calidad, y

China, y cuotas, como la 481 y Mercosur-

Europa, entre otras”.

El especialista enfatizó que “otra

cuestión importante es el potencial de

mejora que tiene la productividad

ganadera en la Argentina, donde todavía

nos encontramos con porcentajes de

marcación muy bajos”.

En su análisis, Tonelli consideró que la

ganadería recibirá un impacto derivado de

la caída de los precios de los granos. El

especialista señaló que se espera “una

transferencia a la actividad ganadera de

hectáreas de suelos con agricultura de

renta ´marginal´, particularmente en los

campos mixtos”.

Remate Anual

CABAÑA "Don Felipe"

El martes 23 de septiembre se realizó el

tercer remate anual de Cabaña Don

Felipe de la firma Dieppe S.A.

presentación de Brangus Negros y

Colorados.

En esta oportunidad asistieron unas 300

El evento se realizó en las instalaciones

del la Sociedad Rural de Machagai bajo

el martillo de la firma Iván L. O'Farrel.

Don Felipe contó con la presencia y el

acompañamiento de dos cabañas

invitadas, Corral de Guardia y Don Livio.

Como en años anteriores fue muy

importante la cantidad de interesados que

participaron del remate animándolo con

interesantes pujas cuando los animales

en pista mostraban la excelente

performance que ofrecieron los

establecimientos participantes con la

personas y las ventas se desarrollaron

con absoluta agilidad, hubo interesantes

ofertas lograndose vender la totalidad de

los machos y hembras encerrados con un

promedio de $31 .285 para los machos y

$27.750 para las hembras.

La importante cantidad de compradores

marca el repunte en el interés por la

actividad ganadera en la región chaqueña

y la continua apuesta a la genética de

excelente calidad, con total adaptación a

las condiciones productivas y climáticas

de la región.

CHARATA.com

www.charata.com / www.charataweb.com.ar


Desde su incorporación en la Argentina,

hace poco más de 20 años, el silo bolsa le

generó al país más de 1 0 mil millones de

dólares, confirmó un trabajo del Instituto

de Economía del INTA. Desde el ciclo

1 998/99, con esta tecnología pasaron de

almacenarse de dos a 40 millones de

toneladas de granos. Y mientras su

adopción en el país continúa

expandiéndose y se incorporan mayor

tecnología y conocimiento para potenciar

su efectividad, el interés internacional por

esta herramienta también crece: cada año

se exportan bolsas argentinas por más de

50 millones de dólares.

Así lo indicó un informe del Instituto de

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 10

SILO BOLSA, Tecnología Argentina que se exporta al mundo

Economía del INTA, que analizó los

efectos de esta tecnología durante los 20

años de su utilización en el país. Con 40

millones de toneladas almacenadas en

bolsas plásticas, el país exporta más de

50 millones de dólares anuales.

El estudio que calculó los excedentes

económicos y validó los resultados

mediante entrevistas a usuarios,

“representa el crecimiento en cantidad y

calidad del silo bolsa”, dijo Nicolás Gatti,

técnico del INTA, quien agregó que este

sistema “ayudó a incrementar el ritmo

sostenido de producción de granos”.

Según datos del INTA Balcarce, la

producción de los principales granos en la

Argentina pasó de 50 millones de

toneladas en la campaña 1 996/97 a 1 03

millones de toneladas en 201 3/1 4. Sin

esta innovación, “el incremento de la

capacidad de acopio hubiese requerido

inversiones más onerosas”, indicó el

técnico. La insuficiente capacidad en

instalaciones fijas, la necesidad del

productor de almacenar su propio grano y

de diferir el envío al acopio de la cosecha

para reducir costos de flete y

comercialización son algunos factores que

motivaron la adopción del silo bolsa, hacia

mediados de los 90. “Durante la década

del 2000, la producción de granos en la

Argentina tuvo un salto significativo”, dijo

Leandro Cardoso, técnico del INTA

Balcarce. Sin embargo, no fue

acompañado por la capacidad de acopio

en silos permanentes.

“A su vez, la frontera agrícola se

expandió hacia zonas donde no había una

infraestructura de poscosecha

consolidada, como el NEA y el NOA, lejos

de los puertos y con una red vial que

podría ser problemática”, indicó. “Esto,

sumado al creciente volumen de

información técnica aportado por el INTA y

otras instituciones, hizo que rápidamente

el sistema se expandiera”, agregó

Cardoso.


Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 11

MALEZAS DURAS

El Ingeniero Agrónomo Guillermo Alonso, de la firma Nidera, aborda

la problemática desde su expansión y los retos que propone la

situación para mantener el equilibrio del sistema productivo.

A principio de este siglo empezamos a

notar un cambio en los patrones de

diseminación y supervivencia de algunas

malezas en el país. Factores como

monocultivo de soja, poca diversificación

de herbicidas, con diferentes modos de

acción, un excesivo uso de Glifosato,

suelos con poca cobertura durante el

invierno; eran sin dudas los responsables

principales de estos cambios.

Al expandirse los

maíces RR en

toda la zona

Central del país,

pensamos que la

fórmula para evitar

la experiencia que

se estaba

registrando en

Estados Unidos,

con problemas

importantes de

malezas

latifoliadas,

principalmente

Conysa

canadensis y la

muy conocida en

la actualidad Amaranthus palmeri, era

apostar fuerte al uso de herbicidas

residuales en barbechos químicos largos,

Mata de Sorgo de Alepo resistente a glifosato.

combinando moléculas y diversificando

modos de acción. Hoy por suerte existen

productos que pueden aplicarse durante el

barbecho previo a la siembra, permitiendo

salir indistintamente a soja o maíz.

Nunca abandonamos el concepto de

poder definir estrategias de control,

tratando de fijar objetivos en función de

las malezas pre existentes en cada lote,

por eso seguimos apostando a la

tecnología

Clearfield de

BASF,

seleccionando

nuevos

híbridos

homocigotas.

Con el diario del

lunes, nos

dimos cuenta

que esta

apuesta sirvió y

sumó, ya que le

brindó a los

productores de

muchas zonas

maiceras una

herramienta

adicional en el cultivo de maíz. La llegada

en la actualidad de un nuevo producto

como el Valist con dos modos de acción

Rama Negra en un escape en la aplicación de herbicida.

diferentes (IMI-ALS + PPO) sin dudas

ayudara a seguir apostando por esta

interesante herramienta.

A diferencia de Estados Unidos, nuestro

país al igual que Brasil sufre en forma

amenazante y progresiva la invasión de

gramíneas, las cuales van colonizando

nuevos ambientes agrícolas y con el

tiempo se van volviendo tolerantes y en

algunos casos también resistentes al

glifosato, el ejemplo más relevante en la

Argentina es el Sorgo de Alepo. Pero

todos los años aparecen nuevas especies,

algunas de las cuales como Chlorys,

Setaria verticillata, Pappophorum sp,

Echinocloa colonna, Cynodon hirsutus,

Urochloa pannicoides, Lolilum perenne,

siguen evolucionando e incrementando

campaña tras campaña los costos de

producción para poder controlarse.

Pero sin dudas es Rama Negra (Conyza

bonariensis) la principal responsable del

cambio de hábitos en la estrategia de

enfrentar la problemática de estas

malezas rebeldes que han complicado la

manera de producir en todas las regiones

agrícolas del país. En la actualidad, a

cont. en pág. sig.


viene de pág. ant.

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 12

Algunos maíces que tienen incorporado

la selectividad al Liberty Link (Glufosinato

de Amonio) son otra opción interesante y

cada vez mas arraigada sobretodo en los

productores del Norte del país, incluso si

existiera como en Estados Unidos

variedades de soja con este gen, hoy

podrían ser otra opción para esta batalla

contra los yuyos tolerantes y resistentes al

glifosato.

Esperamos que en los próximos años

estén llegando al mercado nuevos

eventos transgénicos en soja con

tolerancia a herbicidas hormonales,

como el 2,4 D y el Dicamba. Serán

aportes importantes para frenar el avance

de las malezas de hoja ancha, pero habrá

que seguirlas combinando con herbicidas

de pre siembra y con otras mezclas post

emergentes, para evitar que se vuelvan a

producir resistencias indeseables

Creo que en todos estos años hemos

aprendido la lección, no hay una única

forma de evitar la aparición de resistencias

y/o tolerancias, ya no alcanza solo

controlando temprano, variando los

mecanismo de acción, y los momentos de

control; hoy sabemos que el manejo

integrado tiene que ver con diversificar

productos y tecnologías, pero el concepto

también engloba la rotación de cultivos, la

correcta fertilización, y todo lo que se

pueda asociar con las correctas prácticas

agrícolas que hacen más sustentable y

productivo todo el sistema.

Ing. Agr. Guillermo Alonso

diferencia de lo que sucedía unos años

atrás, los campos que están dentro del

circuito de arrendamientos tienen un plus

de preferencia cuando han sido bien

manejados y tienen poca presión de estas

malezas, o en los casos que se hayan

realizado tratamientos oportunos y

tempranos con herbicidas residuales.

En la actualidad existen múltiples

formulas, hay un vintage de herbicidas de

los 80, que se combinan con productos

más modernos y desafían las más

creativas combinaciones, el principio

ahora es claro, mezclar modos de acción

y controlar desde temprano. Cuando se

falla o no se llega a tiempo aparece la

técnica criolla del Doble Golpe, que

permite una revancha y busca matar lo

que quedó de un primer intento

malogrado. Todo esta permitido y todo se

prueba.

En nuestra compañía hace mucho que

confiamos en la tecnología STS, que con

combinación de herbicidas Sulfonilureas

de la empresa Dupont, permite en

barbechos largos y/o cortos y con el

posterior uso de variedades que tienen el

gen STS incorporado. Controla de manera

muy contundente todo el abanico de

malezas de hoja ancha. Con la inclusión

del nuevo herbicida Ligate, ahora

también se controlan gramíneas, incluso

el maíz guacho RR, de difícil control en las

sojas que provienen de maíces que tienen

esta resistencia. Como un dato

preocupante y luz amarilla para muchos

suelos de todas las latitudes, el excesivo

uso de Metsulfuron, puede significar en el

corto y mediano plazo, el comienzo de

graves problemas de fitotoxicidad

principalmente para el maíz, a tener en

cuenta.


La Ley de Bosques Nativos (LBN) fue

sancionada en el año 2007, reglamentada

por el Decreto Nacional 91 /09, y establece

los “Presupuestos Mínimos de Protección

Ambiental para el Enriquecimiento, la

Restauración,

Conservación,

Aprovechamiento y Manejo Sostenible de

los Bosques Nativos”.

Esta norma tiene como objetivo

primordial lograr el desarrollo sostenible,

la disminución de la deforestación y el

incremento de la masa boscosa del país

por medio de la aplicación de algunas

herramientas para verificar su

cumplimiento efectivo.

Por un lado, la LBN ordena que las

provincias deben dictar por ley un

“Ordenamiento Territorial de los Bosques

Nativos” (OTBN) existentes en su territorio

clasificando a los mismos según su estado

de conservación identificados con los

colores del semáforo: el color rojo para

aquellas áreas de máximo grado de

conservación en donde los bosques

deben preservarse sin poder

aprovecharlos; el color amarillo que son

aquellos bosques que pueden ser

destinados para el aprovechamiento

forestal o ciertas actividades sostenibles; y

el color verde en donde pueden ser

sustituidos para otros usos agrícolas,

ganaderos o forestales.

También, la norma prevé la creación de

un “Fondo Nacional para el

Enriquecimiento y la Conservación de los

Bosques Nativos” (FNBN) con el objeto de

compensar a las provincias que conserven

sus bosques y que cuenten con sus OTBN

aprobados. Este fondo, según la LNB,

debe ser constituido anualmente por el

Gobierno Nacional con montos que no

inferiores al 0,3% del presupuesto

nacional y el 2% del total de las

retenciones de las exportaciones de

productos provenientes de la producción

agropecuaria, entre otros.

Con el correr de los años casi todas las

provincias ya cuentan con sus OTBN

sancionados y acreditados ante la

autoridad nacional de aplicación (SAyDS).

Es por ello, que desde el año 201 0 estas

jurisdicciones reciben los montos del

FNBN distribuidos año a año.

Hasta la fecha, el presupuesto asignado

al fondo por el Gobierno Nacional nunca

fue como manda la Ley. En ningún

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 13

BOSQUES NATIVOS

¿Qué pasa con el fondo de compensación?

Luciano Olivares, Abogado chaqueño, plantea que el atraso en el

cumplimiento de lo que la Ley de Bosques Nativos establece atenta

contra la conservación de las masas boscosas.

ejercicio el FNBN superó el 1 0% de lo

previsto por el art. 31 de la LBN.

Actualmente, el proyecto oficial del

presupuesto para el año 201 5 tiene

previsto destinar $232.450.000.00 para el

FNBN (art. 1 6 del proyecto de ley), es

decir, solo un 0,020 % del presupuesto

total.

La República Argentina cuenta con una

superficie aproximadamente de 50

millones de hectáreas de bosques nativos,

del cual el 50% se encuentran en las

provincias de Chaco, Formosa, Santiago

del Estero y Salta. Estas jurisdicciones, al

igual que gran parte de los territorios de

Paraguay, Bolivia y Brasil forman parte de

la Región del “Gran Chaco Americano”

conocida como la mayor concentración de

bosques en Sudamérica después del

Amazonas.

Estos bosques son muy importantes por

su biodiversidad, por la existencia de

fauna y flora silvestre y los servicios

ambientales que brindan a la sociedad.

Según el informe 201 4 sobre el estado

de implementación de la Ley 26.331 de la

SAyDS -en promedio- el FNBN asignó a

estas provincias del norte $3 por hectárea

por año.

La Ley 26.331 , responde a un escenario

jurídico profundizado por los cambios

paradigmáticos ocasionados por el

Derecho Ambiental en nuestro

ordenamiento vigente apartándose del

sistema tradicional de regulación

normativa. Esta nueva metodología,

contempló herramientas más sofisticadas

(como es el caso del OTBN y el FNBN)

consistentes en lograr el cumplimiento

voluntario de las normas ambientales

estableciendo una coherencia entre las

exigencias de la ley, sus sanciones y los

incentivos económicos o culturales que

propone. Es así que se considera que si

este equilibrio no se cumple y cuanto más

separación exista entre la ley y los

incentivos mas distancia existirá entre lo

declarado por el derecho y la practica

social.

Por lo tanto, si nosotros pretendemos

que los objetivos ambientales de la LBN

se cumplan debemos comprender que los

incentivos económicos y culturales que la

misma ley ordena son fundamentales para

verificar su cumplimiento efectivo. Si no se

respetan estos presupuestos, la Ley cae

en un “sin sentido”, al obligar a aquellos

propietarios, comunidades o productores

al mantenimiento de sus bosques en pie,

a cambio de nada.

De este modo, concluimos, que si no se

constituye el FNBN como lo prevé la Ley

26.331 nos encontraríamos que los

presupuestos de la norma se convertirían

en una mera expresión de deseos al no

poder ofrecer incentivos económicos y

culturales apropiados a las necesidades

del bosque nativo que se encuentran

amenazados por otras actividades.


AGROQUÍMICOS

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 14

Preguntas difíciles, Respuestas fáciles

CASAFE implementó en su página web un sistema de respuestas a

preguntas que hoy la sociedad en su conjunto se hace, y que en muchas

ocasiones obtienen respuestas que no son las adecuadas generando

una profunda confusión.

Según se explica que la sección fue

creada para dar respuesta a algunas

creencias o miedos que equivocadamente

se han instalado en la sociedad y que

merecen una especial atención de los

profesionales relacionados a las ciencias

agronómicas.

La Cámara de Sanidad Agropecuaria y

Fertilizantes (CASAFE) es una asociación

empresaria que representa a la Industria

de la Ciencia de los Cultivos (creación,

desarrollo, protección y nutrición de

cultivos) y de sus afiliados (empresas

nacionales e internacionales).

Atiende los requerimientos de la industria

dentro del marco legal nacional e

internacional en temas tales como buenas

prácticas agrícolas, manejo responsable

de los productos y biotecnología.

Esto lo logra fijando criterios, objetivos y

estrategias para promover la

sustentabilidad del sector: comunicando

los beneficios de las nuevas tecnologías y

promocionando su correcta

implementación.

¿Cómo repercute el uso de

fitosanitarios a las napas de agua?

Los productos fitosanitarios por sí

mismos, tanto como su utilización

consciente, su recomendación

agronómica, a través de la receta

agronómica, y lectura de etiquetas hacen

a las buenas prácticas agrícolas, siendo

éstas las que aseguran la aplicación de

estos productos donde se desea llegar y

en la cantidad justa y necesaria.

Por ende, los productos fitosanitarios,

siguiendo estas normas, no deberían

afectar los cursos de agua ni las napas

subterráneas.

¿El Glifosato es tóxico?

En el empleo de fitosanitarios nunca

usamos el término inocuo al referirnos a

estas sustancias, ya que ninguna lo es. De

hecho, ni el agua ni la sal de mesa común

son inocuas, todo dependerá de la dosis y

de su correcta utilización.

En la práctica, el glifosato se utiliza hace

35 años en 1 40 países del mundo. Como,

por ejemplo, Estados Unidos, Alemania,

Francia, Inglaterra, Rusia, Brasil, Japón,

Australia, India, China, entre otros.

De acuerdo a la Resolución 350/99 del

Servicio Nacional de Sanidad y Calidad

Agroalimentaria (SENASA), el principio

activo glifosato en su uso normal está

dentro del grupo de productos de

improbable riesgo agudo: Clase

Toxicológica IV. El glifosato está

clasificado en la categoría de Menor

Riesgo Toxicológico, es decir, banda verde

en las etiquetas de los envases,

constituyéndose en un producto amigable

para el hombre y el medio ambiente.

¿Qué opinan de la pulverización

aérea?

Las pulverizaciones aéreas constituyen

una excelente técnica de distribución de

productos para la protección de cultivos,

que siendo bien realizadas, se equiparan

a las aplicaciones terrestres.

Corresponde aclarar que la actividad

agroaérea se encuentra absolutamente

regulada por la ADMINISTRACIÓN

NACIONAL DE AVIACIÓN CIVIL (ANAC),

que los pilotos deben cumplimentar

exigentes normativas que incluyen cursos

de capacitación en técnicas de aplicación

y otras que hacen a sus funciones

exclusivas como pilotos.

Sus máquinas están perfectamente

identificadas, cosa que no es común en

los equipos terrestres. Hoy nuestro país

cuenta con aeronaves especialmente

destinadas a esta tarea, con

características aerodinámicas ya

incorporadas en la etapa de diseño que

facilitan la operatoria y mejoran la calidad

de llegada del producto al blanco.


¿Los agroquímicos son peligrosos

para la salud de las personas?

Los fitosanitarios, también llamados

agroquímicos, no son productos inocuos

para la salud, por eso deben utilizarse

responsablemente siguiendo estrictas

recomendaciones de uso.

Los productos fitosanitarios, empleados

según las instrucciones de uso emanadas

de la correspondiente prescripción

profesional en las recetas agronómicas y

en las etiquetas de los productos, no

implican riesgos para la salud de las

personas.

Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 15

¿Los agroquímicos son peligrosos

para el medioambiente?

Todos los agroquímicos que se

comercializan deben estar registrados

ante el Servicio Nacional de Sanidad y

Calidad Agroalimentaria (SENASA), quien

también fija las exigencias y normativas

para poder ser comercializados y

utilizados en nuestro país. La obtención

del registro por parte del SENASA implica

que el producto es eficaz para lo que se lo

comercializa y que, además, no produce

efectos adversos sobre el medio

ambiente, si se siguen las indicaciones

aprobadas en las etiquetas.

¿Cuál es la distancia mínima que

sugieren para aplicar productos

fitosanitarios cerca de un poblado?

Las buenas prácticas de aplicación de

agroquímicos en áreas periurbanas

deberán contar siempre con el

asesoramiento profesional de un Ingeniero

Agrónomo quien determinará el producto

a emplear y la técnica adecuada de

pulverización.

De acuerdo a antecedentes técnicos en

nuestro país y a las recientes

recomendaciones del Ministerio de

Agricultura de Nación, la distancia de

aplicación a centros urbanos se puede

establecer en 1 00 metros para

pulverizaciones con equipos terrestres y

200 metros para pulverizaciones aéreas.

A modo de ejemplo, estos son los

valores establecidos en algunos países:

España: de 20 a 50 m; Estados Unidos:

1 0 m: Países de la Comunidad Europea:

30 m: Alemania: de 5 a 50 m

¿El productor que contrata un

servicio de aplicación, es responsable

de la misma?

El productor es co-responsable junto con

el aplicador de respetar las instrucciones

profesionales contenidas en la "receta

agronómica" y sobre los posibles efectos

indeseables producto de una mala

aplicación.

¿No sería más saludable alimentarse

con lo producido orgánicamente?

No. Lo producido con productos

fitosanitarios de síntesis química es tan

saludable como lo orgánico si se utilizan

correctamente.

Nadie puede asegurar que la producción

orgánica emplee siempre productos

menos tóxicos que aquellos que surgen de

una síntesis química.

La utilización de los productos

fitosanitarios en la producción de

alimentos representa un beneficio

innegable, garantizando una mayor

producción de los mismos y haciendo que

ésta sea mucho más estable y con costos

más bajos que en la producción orgánica

pudiendo llegar todos a consumir

productos de calidad.

Fuente: CASAFE


Número 124 || Revista Agropecuaria y de Producción - Página 16

More magazines by this user
Similar magazines