26.10.2014 Views

RCTV y los Derechos Humanos en Venezuela

RCTV y los Derechos Humanos en Venezuela

RCTV y los Derechos Humanos en Venezuela

SHOW MORE
SHOW LESS

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

Opinión y análisis - <strong>RCTV</strong> y <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong> <strong>en</strong> V<strong>en</strong>ezuela<br />

http://www.analitica.com/va/politica/opinion/9047549.asp<br />

Página 1 de 3<br />

13/06/2007<br />

<strong>RCTV</strong> y <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong> <strong>en</strong> V<strong>en</strong>ezuela<br />

Luis Sánchez<br />

Viernes, 8 de junio de 2007<br />

"Estoy <strong>en</strong> completo desacuerdo con tus ideas, pero daría gustoso mi vida por tu derecho a expresarlas..." Frase de Evelyne Beatric<br />

Hall atribuida a Voltaire<br />

La variación que ha experim<strong>en</strong>tado la democracia a lo largo de la historia, así como de una sociedad a otra, ha hecho q<br />

el debate acerca de lo que debemos esperar de ella permanezca vig<strong>en</strong>te. Pero <strong>en</strong> la actualidad existe cons<strong>en</strong>so sufici<strong>en</strong><br />

<strong>en</strong> que la democracia debe ser un régim<strong>en</strong> que promueva el ejercicio de <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong>. Su consecución son<br />

medios y el fin mismo de la democracia. No <strong>en</strong> vano todos <strong>los</strong> países que <strong>en</strong> la actualidad han asumido esta forma<br />

gobierno están adscritos a la ONU, con lo cual suscrib<strong>en</strong> la Declaración Universal de <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong>. Incluso<br />

varios de estos países, como <strong>en</strong> el caso v<strong>en</strong>ezolano, sus Constituciones señalan de manera expresa este compromiso.<br />

No obstante haber asumido tal responsabilidad, <strong>en</strong> la V<strong>en</strong>ezuela actual se irrespetan abiertam<strong>en</strong>te <strong>los</strong> preceptos de<br />

Carta Universal, si<strong>en</strong>do el caso de la televisora <strong>RCTV</strong> una muestra más de cuán pat<strong>en</strong>te es esta situación. El artíc<br />

séptimo de la Declaración de <strong>los</strong> DDHH proclama que todos somos iguales ante la Ley, y t<strong>en</strong>emos derecho a ig<br />

protección contra toda discriminación. Exactam<strong>en</strong>te lo opuesto a lo realizado contra <strong>RCTV</strong>. La no r<strong>en</strong>ovación de<br />

concesión para transmitir su señal se justificaría, según lo sost<strong>en</strong>ido por funcionarios gubernam<strong>en</strong>tales (<strong>en</strong> su corri<strong>en</strong><br />

institucional más disimulada), por un cambio <strong>en</strong> la “política comunicacional” del Estado, y no por una retaliac<br />

gubernam<strong>en</strong>tal. Llama la at<strong>en</strong>ción <strong>en</strong>tonces que al tiempo que expiraba la concesión de <strong>RCTV</strong>, le era r<strong>en</strong>ovada a ot<br />

canales de televisión que poseían (y manti<strong>en</strong><strong>en</strong>) una programación equival<strong>en</strong>te a la del canal sali<strong>en</strong>te (a excepción p<br />

supuesto de su línea informativa). La discriminación y el trato desigual son manifiestos. Es muy difícil <strong>en</strong>t<strong>en</strong>der cómo an<br />

una política de Estado no se aplica por igual las mismas decisiones a todas las televisoras.<br />

Ya dejando más <strong>en</strong> claro sus motivaciones políticas, el gobierno también ha argum<strong>en</strong>tado que el cese a la concesión<br />

debe a la actitud de apoyo que daría <strong>RCTV</strong> al “golpe de Estado” del año 2002, a la vez que incita al odio social mostran<br />

esc<strong>en</strong>as de viol<strong>en</strong>cia política. Es curioso que no se <strong>los</strong> haya sancionado por haber mostrado las imág<strong>en</strong>es del pro<br />

Chávez, cuando junto con otros militares protagonizaron un golpe de Estado <strong>en</strong> el año 1992, lo cual es poco más de lo q<br />

se le reprocha <strong>en</strong> la actualidad. Y<strong>en</strong>do un poco más allá, la misma actuación criticada por el gobierno a la planta televis<br />

hoy fuera del aire, fue la realizada por la totalidad de <strong>los</strong> principales canales privados y emisoras de radio, contra ningu<br />

de <strong>los</strong> cuales se ejecutó medida similar. Esto es aún más inexplicable cuando incluso un reportero pert<strong>en</strong>eci<strong>en</strong>te a dich


Opinión y análisis - <strong>RCTV</strong> y <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong> <strong>en</strong> V<strong>en</strong>ezuela<br />

http://www.analitica.com/va/politica/opinion/9047549.asp<br />

Página 2 de 3<br />

13/06/2007<br />

cad<strong>en</strong>as fue premiado con el premio Príncipe de Asturias al periodismo por la cobertura de <strong>los</strong> sucesos alrededor<br />

Miraflores el 11 de abril, transmisión que el gobierno ha catalogado <strong>en</strong> infinitas oportunidades de amañada. De nuevo,<br />

palpable la violación al trato igual fr<strong>en</strong>te la Ley y la protección ante la discriminación. En igual s<strong>en</strong>tido, si la actuación de<br />

televisora fue delictiva, esta debe ser juzgada y sancionada conforme al marco legal vig<strong>en</strong>te. A este respecto el artíc<br />

décimo de la declaración de <strong>los</strong> DDHH es claro: “toda persona ti<strong>en</strong>e derecho, <strong>en</strong> condiciones de pl<strong>en</strong>a igualdad, a ser o<br />

públicam<strong>en</strong>te y con justicia por un tribunal indep<strong>en</strong>di<strong>en</strong>te e imparcial, para la determinación de sus derechos<br />

obligaciones o para el exam<strong>en</strong> de cualquier acusación contra ella <strong>en</strong> materia p<strong>en</strong>al”. Sin embargo la televisora fue obje<br />

de una decisión contraria a su continuidad <strong>en</strong> razón de sus actos, sin haber sido propiam<strong>en</strong>te juzgada.<br />

Otro argum<strong>en</strong>to utilizado por el Gobierno, y quizás el preferido, es que se estaría acabando con la “dictadura mediátic<br />

que ejercía <strong>RCTV</strong>. Este es con mucho el argum<strong>en</strong>to más flojo, y a su vez el que m<strong>en</strong>os resiste un exam<strong>en</strong> a la luz de<br />

DDHH. El artículo décimo nov<strong>en</strong>o de la Declaración establece: “Todo individuo ti<strong>en</strong>e derecho a la libertad de opinión y<br />

expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informacione<br />

opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Con el cese de actividades<br />

<strong>RCTV</strong> no se hace otra cosa que impedir que un grupo de ciudadanos se reúna y exprese su particular punto de vista<br />

través de <strong>los</strong> medios que consideran idóneos. En el peor de <strong>los</strong> casos, si estos ciudadanos fues<strong>en</strong> sólo la directiva<br />

canal, a el<strong>los</strong> se les estaría violando su derecho, lo cual constituye el propósito contrario del Estado: proteger el derecho<br />

todos, o lo que es igual, el de cada individuo. A este respecto pierde importancia el número de ciudadanos, y sobre tod<br />

su condición (principio de no discriminación). Lo mismo valdría para una comunidad indíg<strong>en</strong>a de pocos habitantes,<br />

grupo amas de casa o una asociación de empresarios que quisieran agruparse y transmitir sus cre<strong>en</strong>cias, opiniones<br />

formas de vida. Lo que el gobierno ha hecho es parcializarse por un determinado sector para que se expres<strong>en</strong>, vulneran<br />

el derecho de otros. Esto es inadmisible por cuanto la labor del Estado es la de proteger a todos, y <strong>en</strong> el caso actual hab<br />

bastado con asignarle una frecu<strong>en</strong>cia distinta a la televisora de servicio social que se quiere promover, respetando tan<br />

<strong>los</strong> derechos de <strong>los</strong> productores indep<strong>en</strong>di<strong>en</strong>tes vinculados a ésta como al personal de <strong>RCTV</strong>.<br />

Como es de esperarse, el efecto de estas medidas perjudica al conjunto de la sociedad, por cuanto la actuación que<br />

permite al Estado contra uno de sus ciudadanos, se le está permiti<strong>en</strong>do <strong>en</strong> lo sucesivo contra todos.<br />

La primera víctima de la decisión gubernam<strong>en</strong>tal de afectar a <strong>RCTV</strong> es, como bi<strong>en</strong> lo ha sabido reconocer la opin<br />

pública, la libertad de expresión. El m<strong>en</strong>saje ha quedado claro para todos: si pudieron sacar del aire a la televisora m<br />

antigua y de mayor audi<strong>en</strong>cia del país a causa de su línea informativa, pued<strong>en</strong> hacerlo con cualquier otra. Esta intimidac<br />

constituye otra violación más de <strong>los</strong> DDHH, <strong>en</strong> cuya Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión expone <strong>en</strong><br />

artículo treceavo:


Opinión y análisis - <strong>RCTV</strong> y <strong>los</strong> <strong>Derechos</strong> <strong>Humanos</strong> <strong>en</strong> V<strong>en</strong>ezuela<br />

http://www.analitica.com/va/politica/opinion/9047549.asp<br />

Página 3 de 3<br />

13/06/2007<br />

“La utilización del poder del Estado y <strong>los</strong> recursos de la haci<strong>en</strong>da pública; la concesión de preb<strong>en</strong>das arancelarias;<br />

asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgami<strong>en</strong>to de frecu<strong>en</strong>cias de radio<br />

televisión, <strong>en</strong>tre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a <strong>los</strong> comunicadores sociales y a<br />

medios de comunicación <strong>en</strong> función de sus líneas informativas, at<strong>en</strong>ta contra la libertad de expresión y deb<strong>en</strong> es<br />

expresam<strong>en</strong>te prohibidos por la ley. Los medios de comunicación social ti<strong>en</strong><strong>en</strong> derecho a realizar su labor <strong>en</strong> for<br />

indep<strong>en</strong>di<strong>en</strong>te. Presiones directas o indirectas dirigidas a sil<strong>en</strong>ciar la labor informativa de <strong>los</strong> comunicadores sociales s<br />

incompatibles con la libertad de expresión”.<br />

El que la mayor parte de <strong>los</strong> medios de comunicación hayan aligerado o abandonado por completo su crítica al gobierno<br />

es señal de que avancemos hacia una democracia más constructiva, por el contrario es una muestra de cómo exist<br />

limitaciones ciertas a la libertad de comunicar lo que se pi<strong>en</strong>sa, y de una aceptación pasiva a lo que decida el régim<strong>en</strong>.<br />

Pero si pudiese jerarquizar <strong>en</strong> gravedad la violación de alguno de <strong>los</strong> artícu<strong>los</strong> de la Declaración de <strong>los</strong> DDHH, t<strong>en</strong>dría q<br />

conv<strong>en</strong>irse que la mayor pérdida se ha dado el propio principio rector de la Declaración, su artículo primero:<br />

“Todos <strong>los</strong> seres humanos nac<strong>en</strong> libre e iguales <strong>en</strong> dignidad y derechos, y dotados como están de razón y conci<strong>en</strong>c<br />

deb<strong>en</strong> comportarse fraternalm<strong>en</strong>te <strong>los</strong> unos con <strong>los</strong> otros”.<br />

El espectáculo lam<strong>en</strong>table de afectos al presid<strong>en</strong>te celebrando el cierre de <strong>RCTV</strong>, <strong>en</strong> una fiesta promovida y organizada p<br />

el propio gobierno, recuerda a <strong>los</strong> castigos infligidos a <strong>los</strong> judíos <strong>en</strong> la Alemania Nazi, donde se les humillaba públicam<strong>en</strong><br />

sometiéndo<strong>los</strong> a trabajos d<strong>en</strong>igrantes fr<strong>en</strong>te a la mirada socarrona de <strong>los</strong> transeúntes. ¿Exactam<strong>en</strong>te qué estab<br />

celebrando estas personas? ¿El que un sector importante de nuestra sociedad se quedara sin lo que considera un medio<br />

expresión que lo refleja, el que a una particular postura ante el gobierno fuese acallada y que cada vez más se escuch<br />

sólo sus propias voces, el que miles de personas se quedaran sin sust<strong>en</strong>to, o el que el gobierno pasara sin compasión<br />

aplanadora sobre sus <strong>en</strong>emigos? En cualquier caso no fue una sociedad que mostraba sus atributos más loables, como<br />

<strong>en</strong>t<strong>en</strong>dimi<strong>en</strong>to, la solidaridad, la conviv<strong>en</strong>cia, la racionalidad, la colaboración, o incluso la piedad. Lo que se vio fue a u<br />

masa ebria de victoria dispuesta a pisotear a su contrincante hasta anularlo. Para qui<strong>en</strong>es <strong>en</strong>cabezan el gobierno exi<br />

una guerra contra todo lo que se oponga a sus fines (recuérdese: patria, socialismo o muerte), y no dudan <strong>en</strong> utilizar<br />

instituciones del Estado como instrum<strong>en</strong>tos de esa lucha, las cuales lanzan contra el “<strong>en</strong>emigo”. Lejos quedan las nocion<br />

de fraternidad, igualdad y dignidad. Para el gobierno qui<strong>en</strong>es les somos opuestos no calificamos como seres humanos.

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!