Directrices Ordenación NATURA 2000. Permite ... - Interreg Bionatura

interreg.bionatura.com

Directrices Ordenación NATURA 2000. Permite ... - Interreg Bionatura

74

CRITERIOS PARA EL DESARROLLO DE NATURA 2000 EN CANARIAS

acorde a los elementos ecológicos que contiene y al tipo de gestión requerida

para su conservación o restauración. No obstante, no se cierra la posibilidad a

que se utilicen otro tipo de medidas administrativas o contractuales (como se

indica en el apartado 1 del Artículo 6 de la Directiva 92/43/CE) en situaciones

que así lo requieran, por su singularidad.

Criterios sobre los objetivos y principios generales para la gestión

Las medidas que se adopten en virtud de la Directiva 92/43/CEE (Artículo 2) y de

la Ley 42/2007 (Artículo 45) deberán tener como fin último el mantenimiento,

o en su caso restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de las

representaciones de los hábitats y de las especies de importancia comunitaria

por los que se designó cada lugar, o las de los hábitats de las especies de aves.

Así mismo, las medidas tendrán en cuenta las exigencias económicas, sociales

y culturales, así como las particularidades regionales y locales.

Las medidas que se establezcan deberán estar articuladas a los diferentes niveles

administrativos por lo que, además de la perspectiva autonómica e insular,

responderán a las directrices y normativa que emane de la Unión Europea y del

Estado español.

Las medidas de conservación derivadas de la aplicación de los apartados 1 y 2

del Artículo 6 de la Directiva Hábitat y del Artículo 45 de la Ley 42/2007, deben

basarse en la identificación y conservación de los requerimientos ecológicos de

los elementos de interés comunitario presentes en cada lugar.

Como ya se recogió anteriormente cuando se establecieron los contenidos mínimos

de un instrumento o plan de gestión, en el caso de los hábitats, será

necesario contar con una cartografía de detalle, una caracterización georreferenciada

de los elementos estructurales y de función y la localización de las especies

típicas seleccionadas. Para los hábitats zonales, y por tanto sometidos

a problemas de fragmentación territorial, deberán identificarse posibles zonas

de alta conectividad que contrarresten los procesos de aislamiento y extinción

local.

En lo que respecta a las especies de interés comunitario incluidas en los anexos

II, IV de la Directiva Hábitat y anexo I de la Directiva Aves (equivalentes a los

anexos II, V y IV, respectivamente, de la Ley 42/2007), deberá atenderse a la

extensión y calidad de hábitat así como a los aspectos relevantes (procesos) de

las diferentes etapas de sus respectivos ciclos vitales. Atendiendo a las necesidades

de la especie y a la intensidad o direccionalidad de las amenazas que

actúan sobre ella o su hábitat, se determinará la tipología de medidas de conservación

y las prioridades que resulten más adecuadas.

More magazines by this user
Similar magazines