Descargar revista completa - 7,7 Mb

andaluciainvestiga.com

Descargar revista completa - 7,7 Mb

dossier Viene de la página 13 na E, conocida como la vitamina de la juventud y la belleza, tiene propiedades antioxidantes. Se encuentra en muchos alimentos, como el brócoli y las espinacas, en semillas como la soja, el germen de trigo y la levadura de cerveza, en el aceite de oliva, así como en alimentos de origen animal, como la yema de huevo. Dentro de este mismo estudio, los expertos de la UCA han llevado a cabo ensayos con muestras de cerebro humano, cedidos por el Banco de Cerebros del Instituto de Neuropatología de la Universidad de Barcelona. En concreto, han trabajado con muestras de la corteza frontal de personas que padecieron Parkinson y que en estadios iniciales de la enfermedad tejidos no suelen estar alterados. Ellos han mostrado un aumento de la masa mitocondrial, que según Ana Navarro, “podría significar un intento de mecanismo compensatorio del daño mitocondrial originado por la enfermedad”. A modo de conclusión, Navarro señala dos de las claves que contribuyen a la prevención del deterioro cerebral. Concretamente, en experimentos realizados con ratas han encontrado que “una dieta adecuada y también el ejercicio físico realizado a una cierta edad, que equivaldría a unos 50 años en los humanos, son pautas de vida que mejoran la actividad cerebral sin tener que recurrir a tratamientos farmacológicos”. La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para modificarse y adaptarse durante la vida Nuevas formas de aprender No obstante, la vejez no siempre conlleva enfermedades neurodegenerativas. “No hay que confundir el envejecimiento patológico con el envejecimiento normal”, aclara la catedrática en Psicobiología Milagros Gallo, responsable del grupo de investigación Neuroplasticidad y Aprendizaje de la Universidad de Granada (UGR) que identifica los circuitos cerebrales con la finalidad de conocer cómo se organiza la memoria. Según Gallo, que lleva a cabo parte de su investigación en el Instituto de Neurociencias Federico Olóriz, el envejecimiento normal es el resultado de una vida llena de experiencias, positivas y negativas, donde cobra especial importancia la plasticidad cerebral, también conocida como neuroplasticidad. Se trata de la capacidad del cerebro para modificarse en función de la experiencia a lo largo de toda la vida, siendo el aprendizaje un ejemplo de ello. El envejecimiento patológico, en cambio, está acelerado por la presencia de alteraciones patológicas secundarias a enfermedades o por influencias ambientales. En ausencia de trastornos neurodegenerativos, al tiempo que una persona envejece se van produciendo toda una serie de modificaciones, tanto morfológicas, como funcionales. Las primeras implican alteraciones en el número y la eficacia de las sinapsis que conducen a una reorganización de los sistemas de aprendizaje y memoria, mientras que las segundas pueden implicar deterioro de determinados tipos de aprendizaje y cambios en las estrategias de adaptación al medio. Esto explica que 14 • Andalucía Innova

More magazines by this user
Similar magazines