Descargar revista completa - 7,7 Mb

andaluciainvestiga.com

Descargar revista completa - 7,7 Mb

eportajeS

El científico Ricardo Amils dirigirá el proyecto Ciencia y desarrollo tecnológico para

la caracterización de la geomicrobiología subterránea de la Faja Pirítica Ibérica, que

pretende detectar vida en zonas de la Faja pirítica donde no llega la energía solar.

El Dorado minero

I.G. / A.Innova

EL DETALLE

Analogía con

el planeta rojo

En el Experimento Astrobiológico

de Tecnología e

Investigación de Marte (Mars

Astrobiology Research and Technology

Experiment, MARTE),

científicos e ingenieros de NA-

SA, de Universidades americanas

y del Centro de Astrobiología

de España, demostraron

que sistemas robotizados son

capaces de buscar rastros de

vida bajo la superficie marciana.

“El área del Río Tinto presenta

analogías importantes

con Marte, que pueden ayudar

en la búsqueda de vida, en

agua líquida, bajo el subsuelo

de Marte,” según Carol Stoker,

investigadora principal del

proyecto.

No hay luz, pero hay vida.

A oscuras. Tampoco hay

oxígeno, y laten miles de

células en un ambiente tan hostil

como intrigante. Desde hace miles

de años, la Faja pirítica se ha

ido convirtiendo en uno de los filones

económicos de las distintas

sociedades que han ido poblando

sus miles de kilómetros cuadrados

de extensión. Hoy, el filón es

científico: se trata de uno de los

mejores y más interesantes modelos

de los primeros tiempos de

vida en la Tierra, así como un posible

modelo de vida en otros sistemas

planetarios.

Río Tinto es un ambiente extremo

inusual debido a su tamaño

(100 kms), pH ácido constante (valor

medio 2.3), una elevada concentración

de metales pesados y

un elevado nivel de biodiversidad,

principalmente eucariótica.

El río rojo nace en el corazón de

la Faja Pirítica Ibérica, uno de los

mayores depósitos de sulfuros metálicos

del mundo.

Hoy en día sabemos que las condiciones

extremas del Tinto no se

deben a la actividad minera, sino

al metabolismo de microorganismos

capaces de obtener energía a

partir de los sulfuros metálicos de

la Faja Pirítica. En la última década,

el Centro de Astrobiología

(CAB-INTA) ha venido prestando

especial atención a los ambientes

extremos y a los microorganismos

que se desarrollan en ellos.

Son modelos interesantes sobre el

tipo de vida que podría darse en

otros cuerpos planetarios de nuestro

sistema solar (Marte, Europa,

Titán…), o en sistemas planetarios

extrasolares. Por ello, el estudio

de los microorganismos extremófilos

de la Faja Pirítica Ibérica

(Huelva y sur de Portugal), en

general, y los de la cuenca del Río

Tinto, en particular, permitirá

comprender mejor los inicios de

los ambientes ácidos extremos.

Un espaldarazo

El proyecto MARTE, comandado

por científicos del CAB-INTA

y la NASA, entre 2003 y 2005 supuso

uno de los espaldarazos

científicos-tecnológicos más

importantes para el río. Para

el microbiólogo Ricardo Amils,

responsable científico del proyecto

MARTE, “en esta parte del

planeta nos encontramos con los

únicos ecosistemas extremos que

no corresponden a la adaptación

biológica a una condición extrema

generada por la físico-química

del planeta”. Lo que le infiere

a este escenario un carácter especial

es que este repertorio biológico

se debe a la capacidad de

determinados microorganismos

de obtener energía a partir de los

minerales reducidos (sulfuros

metálicos), tan abundantes en la

zona. El Tinto se ha convertido,

pues, en un auténtico banco de

pruebas para explorar el planeta

rojo. Y, según los resultados obtenidos

en el proyecto MARTE, ya

concluído, toda la información

obtenida será incorporada a las

futuras misiones de exploración

marciana. “En Río Tinto utilizamos

un sistema de perforación

que permitirá en un futuro implementar

a los ya existentes y

que se están ensayando en otras

partes del mundo para la toma

de muestras minerales”, aclara

Amils. Hoy, Amils y el científico

Juan Pérez Mercader, uno de los

científicos que mejor conocen las

posibilidades de este repertorio

biolífico, trabajan en un nuevo

proyecto dirigido a potenciar los

resultados del proyecto MARTE

y abrir nuevos frentes de investigación.

Se trata de Ciencia y

desarrollo tecnológico para la

caracterización de la geomicrobiología

subterránea de la Faja

Pasa a la página 26

24 • Andalucía Innova

More magazines by this user
Similar magazines