El Nuevo Mundo - 100 años gran vía madrid

granvia.memoriademadrid.es

El Nuevo Mundo - 100 años gran vía madrid

ROSARIO SOLER ^ ^ fíj"^

Popular tiple cómica Ayuntamiento que está haciendo una de brillantt Madrid carnpa^a_en_cl_Sr2nJ[£alJ^ ^\J—^JI J.


VENTA AL i-oii MAYOU :

13, Ruc do Potsay

PARÍS

DEPÓSITO

PEPTONATOJIERRO ROBÍN

£1 mejor Ferruginoso ^nterame/ite asimiía/)/e

ANEMIA, CLOROSIS, DEBILIDAD

DOSIS Da lO & 30 gotaa & cada comida.

y SA.X^IISrA.S. Claris. 111. BARCELONA.

SOLUCIÓN PAUTAUBERGE

al Oloriiidro-Fosfato de Oal Oreosotado

El remedi¿ más ( ^^^ ENFERMEPADE8 DKL PECHO

X.. P.A.X7-37JVT7BE]RC»E], COI7«B£,VOIE - PARÍS Y Ul Pmxcii-iLI» BoTICAÍ.

MAAAAAAAAA^ Duconfiírai df \u imlticlonii y «ilglr li Firma L. PAUTAUBERGE.

Jaeobo SeHNEIDER ingeniero

ALFONSO XII, 56, MADRID

CALEFACCIONES ASCENSORES SANEAMIENTO

por BuruB callente

y inonlorarifas

do edincloa.

jvapor

•Utoma "STlUIiEIl"

bombas, etc.

EXPOSICIÓN PERMANENTE DE APARATOS DE SANEAMIENTO

MAB de 750 Instalaciones en BSPaÑn

VINO AROUD

CARNE-QUINA-HIERRO

Bl mas Reconstituyente soberaneen los caaos de: Clorosis,

Anemia profunda,Malaria, Menstpuaolonesdoloposas,

Calenturas. Calle Richelieu. 102. París. Todas Farmacias.

EBILES, AMÉMICOS. COHVALECIEMTES'

'HEURflSTÉHICOS (TRISTEZA ABATIMIENIOI"

NEUROSOL FONT

, Mtal dt k>t Rrconstituu«t^tffS « béu d« oltc«rofosrrla8 Novi'diiilo.s

do primavera y verano

para vestidos y blusns.

Diagonal. Cropon, Siirali,

Moró. Cropo de Cblne, coi^

batas. Musolina 120 cm. do

ancho desdo l'tas. Viri el

metro, on negro, blanco y

color, cumo tamblí^n las

blusas y ropas bordadas,

on batista, lana y seda.

Vondoiiios nuestras sodas

garantidas, sólidas, directamentü

íl los particulares

y franco do Aduanay

de portes a domiclllü.

Scoweizer & Co.,

LUZERVA X. 16 (BnlZ*)

uxportaclúu do •odurlas.

-HIGIENE DEL TOCADOR'

Las cualidades antisépticas detersivas

y cicatrizantes que han merecido al

Coaltar Sapaniné Le Beuf

su admisión en los Hospitales de Paris,

explican la boga de ese producto para

todos los usos del Tocador

El frasco 2 francos

APOLINAR

[( DerLticióri ll

-IlrTARABE DELABARRE

tJAHAat. SIri NARCÓTICO ' J.

TACIUTA la SAUDAde los DIENTES A!

^Br y previene todos /os éccidentes de h primera Dentición, ^Bj

Estabíecimientos rUMQUZE. 7a.Fai ib* Saint-Penis.PARI5,y en las Princípale^Fjnmacias de^toíobo^

NOVEDADES PARA SEÑORAS

Gran surtido de CRESPONES, FOULARCS, TUSSORCS DC

ABRIGOS DE VIAJE, etc.. etc. M 1 Í Í % P I B Ü % # A

• •

Se halla on todas

las Farmacias.

es «1 rubrlcniíto de lunebie*

mas oleffaiito y econtiinloo


DESDE LONDRES

A VISIÓN DE ZULOAGA

L

La «CUCStlÓn Zuloaga»,

como la

irCETO

HVNUO

llamó Francisco Alcántara en admirable articulo,

ha de dar mucho juego todavía, porque

hay varios españoles que nos hemos propuesto

solventarla ó, por lo menos, plantearla en

los términos debidos. Azorln ha negado que

exista. ¿Cómo no ha de existir? Actualmente,

es Ignacio Zuloaga el pintor representativo de

Esparta ante el extranjero. No hay critico de

arte que haya alcanzado algún prestigio en

Alemania, en Francia, en Inglaterra, en Italia,

en Rusia y en los países escandinavos, que no

vea en Zuloaga al «pintor de España».

Esto no lo escribo á tontas y á locas, sino

después de haber Invertido tres dias sólo en

ojear los millares de artículos que en todos

los idiomas europeos se han dedicado á la

pintura de Zuloaga. Y, sin embargo, un escritor

de la reputación de Azorln afirma que la

visión de Zuloaga no es «la visión que nosotros

tenemos de nuestras cosas». Este juicio

lo he oido mil veces en Esparta.Sólo con enunciarlo

queda demostrada la existencia de la

• cuestión Zuloaga». ¿Qué significa la palabra

«cuestión» sino indagación, pregunta? ¿Y de

qué nace la necesidad de una indagación acerca

de un punto sino de la existencia de opiniones

encontradas? Si la pintura de Zuloaga no

hubiera suscitado la emisión de opiniones no

habría cuestión; si esas opiniones estuvieran

acordes tampoco habría cuestión. Pero donde

ocurre que las opiniones son numerosas y encontradas-/li:om

dice que la visión de Zuloaga

no es la nuestra, yo contesto afirmando

que no sólo es nuestra, sino expresada genlal-

Mieiite en varios lienzos—claro está que existe

una cuestión por resolver y que esa cuestión

será más ó menos importante, según la importancia

que concedamos á la vida artística y á

las «visiones» en que la vida artística se funda.

Sí Azorin, por ejemplo, se hallara en Londres

actualmente preguntarla por las Exposiciones

de pintura que se celebran. Se le contestarla

que la más interesante es la de la «International»,

sociedad de artistas que preside

Rodin. Y si se le ocurriere visitarla vería que

en ella, aunque exponen los artistas de ma^or

reputación mundial lo más interesante, lo único

interesante, fuera de unos cuantos dibujos

de Swan, el escultor animalista, son las tres

obras que expone Zuloaga: «El poeta improvisador

Antonio Llanas», «El castillo del Duque

de Sexto» (paisaje) y Luciana Brlbal, retrato

sobre fondo de paisaje castellano. Que lo

de Zuloaga es lo más interesante me lo reconocía

dias pasados un artista valenciano, y el

hecho de que fuera valenciano no deja de tener

miga, como verá el lector.

Las obras de Zuloaga son en esta Exposición,

como en cuantas Exposiciones europeas

se honran con mostrar los lienzos del pintor

cibarrcs, casi las únicas que dicen algo intenso

de manera intensa, «Este hombre ve», dice la

gente. «Este hombre no ve», viene á decir Azorin,

recogiendo una opinión tan extendida en

Esparta como falsa. jY aun niega que exista

una «cuestión Zuloaga» en Espartal Pero, señor,

¿qué significa entonces la palabra cuestión?

Queda, pues, en claro que existe una «cuestión

Zuloaga» en Esparta. O Zuloaga no ve

bien ó lio ven bien sus Impugnadores: esta es

la cuestión por resolver. ¿Estamos? Pero antes

de llegar á esta cuestión de la visión, Azorin

plantea otra previa, en los siguientes términos:

«El Sr. Zuloaga no se ha puesto en comunicación

con nuestro público... No ha concurrido

el Sr. Zuloaga á nuestras Exposiciones; no

se han celebrado tampoco en Esparta Exposiciones

particulares de sus obras.»

Con estas palabras ha realizado Azorin un

acto de separatismo. Porque no es verdad que

Zuloaga no haya concurrido á Exposiciones

españolas. Yo he visto cuadros suyos en dos

Exposiciones de Bilbao. En la Exposición verificada

en Barcelona hace dos artos figuraban

en el puesto de honor las obras de Zuloaga,

quien concurre habitualmentc á cuantas Exposiciones

Importantes se verifican en la Ciudad

Condal. ¿Están ó no en España Barcelona y

Bilbao? ¿Qué van á pensar de las afirmaciones

de Azorin los numerosos lectores que tiene en

Barcelona? ¿Y qué «visión espartóla» es esta

que prescinde del movimiento artístico de Barcelona

y de Bilbao?

Cien veces se ha quejado Azorin de que los

periódicos madrileños no extiendan su curiosidad

más allá de los limites municipales de

Madrid. ¿Qué quiere que hagan reporters que

ganan tres pesetas diarlas si todo un Azorin

no se entera de sucesos tan Importantes como

las Exposiciones de Bellas Artes de Barcelona

y de Bilbao?

Pero no insistamos sobre esta cuestión de

hecho. Vengamos á lo de la visión. Es sabido

—Azorin puede consultar el punto en cualquier

tratado moderno de Psicología—que la

visión artística,y aun la mera visión de Imágenes,

es un hecho nu-ntal y no físico: se ve con

la mente y no con los ojos. Los ojos no dan

sino el estímulo; la visión es obra de la imaginación

creadora y sintética. De este principio

se deduce que una incompatibilidad de visión

Indica, no que los ojos funcionen en cada persona

de distinto modo, sino que la mentalidad

es distinta.

Ahora bien: las divergencias de mentalidad

se deben á varias causas. Yo creo que la causa

fundamental es política. Pero como me he

propuesto no hablar de política en el NUEVO

MUNDO me guardo lo fundamental en el tintero.

Ya esclareceré este punto en otra parte.

Clrténdonos á la visión, ¿qué duda cabe de

que una mentalidad más rica ve mejor, porque

emplaza lo que tiene delante de los ojos en

una perspectiva más dilatada y por más dilatada

más veraz, ya que, eti definitiva, sólo se

asimila la verdad? Una mentalidad rica emplaza

las cosas en una rica perspectiva, y de ese

modo las realza, las da su valor. Esto es lo

que hacen Zuloaga en sus cuadros, Üurrlo en

sus esculturas y Baraja en sus novelas. Por

eso, su verdad es la verdadera.

En cambio, las mentalidades pobres no filtran

sus visiones, porque carecen de filtro.De

ahí que se atengan á la realidad inmediata, fotográfica,

inartística. Esto es lo que hacen...

Aquí iba á citar los nombres de un pintor, de

un escultor y de un novelista. Pero ya he dicho

que me he propuesto no reflir en el Nut;-

vo MUNDO. Básteme artadlr que cuando se trata

de obras de este realismo superficial no es

nada difícil reconocer la exactitud de la visión.

Cuando se trata, en cambio, de un realismo

esencial, característico, eliminador de circunstancias

baladics, como el del Greco, el de Velázqucz

y el de Goya ó como el de Zuloaga,es

nmy probable que pase inadvertido hasta tanto

que se ponga en los ojos la serenidad profunda

que sabe mirar y que llega á ver.

RAMIRO DE MAEZTU

OTRO PEQUEÑO

FILÓSOFO

Aqui tienen ustedes al pollo Ramírez Ángel

con su mediana estatura, su aire de colegial

desenvuelto y su gesto zumbón .. cosas las dos

primeras que, naturalmente, no pueden apreciarse

en el retrato que preside esta galerada,

pero que yo abono a ustedes. El autor de Caoalfiata

de lloras es de una franca y despreocupada

catadura y no mide físicamente talla

de mayor cuantía.

Pues bien: este muchacho es un pequeño filósofo,

otro pequerto filósofo;por tal lo estimo

yo cuando leo lo que escribe, y hasta su catadura

me da la razón: es un pequeño filósofo.

La suya es cierta filosofía fresca, juvenil y bonachona,

que al desentrañar la esencia de las

cosas menudas más se complace en disimular

tristezas que en aventar Ilusiones; es una filosofía

ligera y mundana,que canta á la diversidad

y protesta de la rutina, de la sertora rutina,

el tedio, el aburrimiento, el fastidio, el hastio,

el bostezo y demás polilla criada por la

rutln'i; y es una gentil protesta, una encantadora

protesta. Véanse, si no, la deliciosa Cabalgata

de horas, libro hace pocos meses publicado,

y La vida de siempre, puesto estos

días á la venta.

••

Este otro pequeño filósofo es de esos escritores

jóvenes que en vez de torre de marfil llenen

oficina, y entre el expediente y la cuartilla

literaria sostienen lo más posible el equilibrio

económico de su vida, ocupando horas deoíciña

con horas de literatura. De esta manera

hacen al medio en que viven la Inexorable concesión

y se desquitan de la realidad todo lo

que pueden como caballeros andantes de la

Poesía. Aparte esta dualidad de profesiones,

nuestro segundo pequerto filósofo tiene desarrollado

como nadie el don de ubicuidad: a

un mismo tiempo está en cierto despacho e"'

tendiendo una minuta y en Marte meciéndose

en la red de una quimera, y hay quien asegura

haberle visto en la oficina la misma mañana

que se ha Ido de caza á Toledo. Lo cierto js

que, asi como la pluma del autor de La vía"

de siempre salta de aqui para allá, sobre todas

las pintorescas minucias del vivir y el vlvotear,

la persona del autor bulle por todas paf'

tes, husmea Madrid para sujetarlo á su observación,

anda, corre y vuela en busca de e"'

mentos edificantes con la diligencia y la pef*'

picacia de un raro explorador.

En un mismo día pueden ustedes verle tomando

cerveza en cualquier bar, escribiendo

en su gabinete de estudio, charlando en la tertulia

de Colombine, vagando por .Madrld.oyendo

una conferencia ateneísta, visitando a un

amigo, distrayendo un rato en la Bombilla'

que es su madre adoptiva, escuchando un concierto,

que es una de sus aficiones mejores,

presenciando un estreno y cultivando el fueg^

familiar... Y todo ello tradúcese después en

animado y pintoresco diorama de sensaciones,

de grandes y pequertos detalles, de prosa

saltarina é impresionista, de frescos comentarios

vlvientis, desde el humilde bocadillo de

jamón hasta la altiva majestad de un cuadro

de Velázquez. Y ello también justifica q"^

nuestro nuevo pequeño filósofo traduzca par*

La Novela Ilustrada, componga largos esludios

sobre obras editadas por Gregorio Pueyo,

lea lodos los libros que se publican, l'aí*

notas bibliogr.ificas de muchos de ellos, escriba

crónicas, rneiitos y novelas, obras teatrales

para empezará batirse con empresarios, y ve''

sos para su uso particular. Hasta una óperaj

me consta, tiene coitipuesla, y la estrenaría »'

la ópera espartóla no anduviese tan de cap»

calda. Por mi parte, creo que no se le puede»

pedir á un hombre más cosas. ,

Me aseguran también amigos fidedignosQy

entre las modistillas madrileñas disfruta tn"-

liano Ramírez Ángel franca notoriedad, y I"!

más de una heroína de la aguja y una diosa otpespunte—tan

bien perfiladas por la pluinp '^'

juvenil escritor—han cosido una manga al rt

vés por ocupar demasiado el pensamiento e

eterminados lances amatorios de Cabam'"

de horas. Me aseguran, en On, que más de cu*^

tro pobres 3res chicas que confeccionan Lumo-i-iuiiaii •.».• con ia"J„ - . .„

primor y tanta envidia liatra trapitos v galas que "'

de ui.uuuiiiai adornar otros uiiuaLLiCrpOS, cuerpos, al ui saber Daud que qu^. el ^* ^ ^^,,^ ..a

ú¿ Cabulaata de horas, ese libro que la"'",!,,

gusta, se ha casado, han dicho, desaniiiia%'

cayéndoseles el carrete de las manos:—¿" '

si? ¡Qué lástima!...

I. ORTIZ DE PINEDO

Curiosidades históricas

Al celebrarse el último aniversario de '^^^

fcnsa de Sebastopol por los rusos, so'"'"'/.!!)

quedaban diez supervivientes del célebre si

sostenido por aquella ciudad hace clncuenw^'j

cinco años. Los diez veteranos asistieron ^

banquete conmemorativo celebrado en

Petersburgo.

Durante el sitio de Mafeking, el (?£"


I

MIRANDO AL

BOULEVARD

NTE LA BATERÍA El famoso üctor Edmundo

Qot habla en

A

tus Memorias del desdichado estreno de La

mariposa, obra de Victoriano Sardou, á quien

yo conocí septuagenario y con un rosiro burlón

y astulo.de vieja liistríonlsa, y que tenia en

la época á que Qot se rellere un semblante re-

Dexivo y dulce, de Institutriz.

La mariposa, como se dice en la pintoresca

lerga de bastidores, -se hundiO-.

El priiujr acto—ci:cnta üot—obtuvo mirchos

aplausos, pero los otros dos fueron silbados

y paleados, especialmente el segundo.

El peso de la batalla lo llevábamos Agustina y

yo. Agustina, que no consigue acoplarse del

todo al repertorio moderno, empezó á vacilar,

como de costumbre, y acabó por perder la cabeza.

.Me quedé solo y vencido... o casi vencido.

Nü obstanic, continué luchando valerosamente...»

Estas palabras, que atestiguan la noble abnegación

del célebre comediante francés, no

d.'ben sorprendernos, porque ese iieroismo,

que ha llenado la historia del teatro de anécdotas

conmovedoras, es una flor de hidalguía

que brota muy fácilmente en el impresionable

f generoso corazón de los siervos de Tespis.

Jrecisa conocer la vida efusiva, febril, toda

emoción y toda sobresalto, de telón adentro,

para medir el carillo fraternal, la amistad desmteresada

y llena de sacrificios, que liga al autor

y á sus intérpretes ante las luces de la batería

una noche de estreno.

Il.ista entonces, durante el lento devanar de

los ensayos, el dramaturgo fue una especie de

K

equcño dictador, sin cuyo consentimiento y

enepláciio ninguna iniciativa prevaleció: los

actores le pedían la entonación verdadera de

las frases diliciles, el pintor escenógrafo le

expuso sus bocetos, las actrices le consultaron

el color de sus pelucas y de sus trajes, el

guarda-muebles acepto sus órdenes, sin su

aprobación el director de escena no hubiese

hecho nada... Y en este vaivén de discusiones

minúsculas, de reprensiones, de enmiendas, de

consejos, seguidos muchas veces á regartadLntes

y solo por el imperio de la disciplina,

icuánias vanidades chafadas, cuántos peqnefíos

orgullos hervidos, cuántos ocultos rencores

surgieron aquí y allá, como espinas, porque

el dramaturgo, á pesar de su amabilidad,

de la cortés blandura que ponía en sus replicas

y de su vigilante empello en no disgustar

á nadie, no pudo, sin embargo, complacer á

todos!... Esa misma impresionabilidad ardiente

que caracteriza ¿ los sacerdotes de la farándula

les hace susceptibles y vidrioso.s; ayer fué

la primera actriz la que se irritó secretamente

contra el autor porque éste, al enseilarle ella

el sombrero con que pei;saba «vestir» la obra,

no demostró entusiasmarse mucho; hoy es el

galán quien se disgusta, porque crdramaturpo,

en el ensayo, le corrigio un ademan con demasiada

viveza; mailana, en Bn, serán la característica,

ó la dama joven, ó el actor cómico,

los que se creerán ofendidos por el desdlcliado

autor, que preocupado con las multiplicadas

peripecias de su obra, al marcharse del

teatro no les saludará con baslimtc afecto...

Semejante á una gran ráfaga de aire, la noche

del estreno tiene la virtud de barrer todas

estas pequeñas impurezas. Nadie, mejor que

los comediantes, sabe cuánto arriesga un autor

en esas horas de las que acaso dependen, no

sólo su porvenir personal, sino también el éxito

de la temporada y los intereses de la comunidad.

Hay, pues, que defenderle, porque aquel

hombre es como la bandera en quien van vinculados

el prestigio y la gloria y el dinero de

lodos. Entonces, frente á la batería, cara á cara

con el público, el dulce y temible enemigo de

los artistas, las pequeñas amipalins se olvidan:

hay que vencer,aunque luego, ya en la intimidad

y pasado el peligro, los rencores y los

celos retoñen. Asi, no hubo comediante famoso

Que alguna noclis de quebranto y borrasca,

5r!-ETO MUNDO IVDETO HUNDO

cuando la muchedumbre comenzaba á manifestar

con bastoneos y murmullos su disgusto

hacia la obra, no sintiese el deseo heroico de

hacer algo genial, extraordinario, para contener

la catástrofe.

Hay nmchos actores que, como aquella

Agustina de que habla Edmundo Qot, se empavorecen

y desconciertan ante la hostilidad

del público; pero,en cambio, otros,los más esclarecidos,

gustan de luchar con él brazo á

brazo y de fascinarle con su gesto hasta vencerle

y obligarle á Juntar las mano.s para

aplaudir. Acerca de todo esto, D.José Echegaray

podría referirnos muchos y muy curiosos

lances, especialmente si recordase el estreno

de La escalinata de un trono, drama que la

trágica María Guerrero, bella, soberbia, irresistible,

defendió como una leona.

F^ero tan iiermoso espíritu de solidaridad y

sacriGclo sólo late perenne en las relaciones

de los actores para con el autor. Entre si, los

comediantes, separados por el deseo de brillar,

celosos unos de otros, se destrozan fieramente

en una lucha taimada y sin cuartel: sus

rivalidades personales rebasan los limites de

los bastidores y les acompañan sobre el escenario,

y alli se recrudecen. Ante la sala silenciosa

y palpitante, tan fácil al aplauso como á

la protesta, los artistas se despedazan, noblemente

unas veces, recurriendo oirás á triquiñujlas

de mala ley. Los hombres olvidan su

galantería, las mujeres su misericordia. Si el

galán puede «pisarle» una frase ó -robarle un

efecto- á la prinura actriz, lo hace, y "viceversa.

Se acabaron los sexos; nadie tiene piedad

de nadie; la sed de gloria lo envenena

todo. El encono llega al extremo de que el actor

cómico, por ejemplo, diga un chiste que no

estaba en su papel, ó deje caer una silla o haga

algo hilarante y grotesco. Sin otro p.'opóslto

que el de distraer al público para que nu

aplauda á otro ador que -se habla preparado*

un mutis magistral...

¿üiremos, por esto, que los comediantes son

peores aue los demás hombres?

No. ¿Por qué?...

¿Acaso todos nosotros, abogados, médicos,

ingenieros, comerciantes, en el gran teatro

humano, no hacemos lo misíiio?

EDUARDO ZAMACGIS

res temiendo el cqstlgo, ¡cómo habríais J^*^^.

lo seguros y tranquilos! Dios seria s*'° I", -

ricordioso y benelico si no fuerais cóbarue >

si lio s.rviera para evitar más delitos un ra)

oportuno que siete milagros... ¡Pero si i'"-'

más creyentes por todopoderoso que por

finilamenlc bueno!... .,,

—Muestre su poder en nosotros, en n'"^^,¡'.

pobre carne, siempre pronta al castigo. '^'''\'^

nos llagas que laceren los cuerpos. Veamos

ejemplo en el malo y asi no alcanzará á too",

el castigo, siempre que imo este preparaoo

deiiiiq.iir. ,,

—Eso es algo más que una súpiica. ES »»

promesa: ofrecéis el mal de cada uno P°'

bien de todos; siendo todos y cada uno pe.'-'

dores queréis recibir porcada mal co'"^''",.

una pena, mejor que el general latigazo Q"

renueva la fe. Puede ser justo... Seré el hcr»""

de vuestros ruegos, el embajadpr de ese ujseo.

Pero si he de llevar bagaje de promesa»,

¿quiénes pecaron de vosotros? ¿q"'^"''^,L?

drán sentir en si mismos el primer c»*"5"o

Ofrecéis el cuerpo al Señor de señores, y aca=

consiga yo que las nubes sólo se encuentre

amorosas para engendrar la lluvia, nunca gu'-

rreras para forjar la tempestad. ¿Quiénes su'

los culpables?

_,,

Se hizo un silencio solemne. Todos tom*

ban fuerzas para ser conscientes, lodos i)U'

caban disculpas para justificarse y males q"

agregar á conciencias ajenas. j, ,. i

—Yo crei sin desmayo; mi vecino maldice

todas horas. |,

—Yo socorrí á los pobres; aquel otro pre»'

cou usura. ,„,

—Yo trabajé sin descanso; mi amigo hue'l.''

todo el año. . , ,,

—Yo rezo á todas horas; mis hermanos Día»

'eman. . ,x

—Yo sostengo á mis padres; el que nao'"

antes los maltrata. ...

-Mira qué hijos ofrezco al SeOor, mienirJ»

éste ha matado. ...

—Los hijos de esta mujer no tienen pao"''

ios mios saben rezar y bendecir á Dios. .

—Pero tú robas mi grano, que cuesta «"•^j.,

á mi frente arrugada por los trabajos y sanS'

á mis manos encallecidas por la labor. ,,

—Y tú corres Iras mi mujer con ojos des*

tiro.

—Y tú llevas á tus ovejas á pastar en nil»

LAS ALAS ROTAS ' —^asta, basta!—clamaba el Ángel.—Ya o*

La masa de nubes plonlzas avanzaba, el

rayo relampagueaba en el cénit iluminando

con claridad siniestra el campo verde bordado

de alienas que tronchaba el viento silbador,

y el trueno retumbaba perdiéndose en lejano

eco y dejando oir sólo en breves Intervalos

el cántico rítmico de la lluvia, q«e pretendía

dar vida á la tierra amenazada de muerte

por el fragor de la tormenta.

Era un concierto Infernal de armonía salvaje,

un poema sinfónico guerrero, que llevaba

ul corazón de los miedosos su iníluencia terrible.

,

En la Icjania, cerca de las montañas que cerraban

las extensas land.is, se percibió un punto

negro que conforme avanzaba hadase más

claro, hasta tornarse en blanquísimo. Era la

excepción de la vida, en la que todo lo blanco

est 1 en el horizonte.

Al fin,la vista percibió su forma exacta. Era

un ángel purísimo, de formas adinirablcs cubiertas

por amplia túnica de nivea blancura.

También los labriegos abatidos por el furor

celeste pudieron distinguirlo, y con voces que

parecjan lamentos, con súplicas que sonaban á

amenazas, llamaro:) en su auxilio al siervo del

Señor de señores.

—¿Qué queréis de mi, pobres gentes, que asi

clamáis con voz de plañidera?

—Clemencia del cielo, que nos deja yermos

los campos con las tornientas malditas, que

destruye las escasns cosechas que son el pan

de cada día; no oír más truenos, no sentir én

los ojos la imprestitn del relámpago, no temer

tantas veces al chasquido del rayo.

—Yo pediría por vosotros después do ver

tanta ruina. Pero si sois descreídos y pecadoconozco

á todos... quiero volar al cielo.

—Escucha, Ángel, siervo del Señor de i"

señores. ,,]

—Óyeme,queaun he de decirte algo de aq"

viejo que se acerca á tu lado.

—Atiéndeme a mi solo...

—A mi...

—A mi...

—A todos... ^i,

Y le rodeaban como lleras sin dejarle nio*

miento, agarrándose á su túnica, & sus brazo '

á sus cabellos de oro. El Ángel extendió su

alas. 3

Como enjambre que circunda la C0'",'^„,!

comocuervos sobre cadáver perdido, '"*',.,,.

bres cayeron sobre el ángel mediador, hacie

do presa en sus alas ideales y cada uno u._

ellos arrancó una pluma, y todos juntos, ag

rrándose á ellas, llegaron á quebrarlas.

Y el Ángel, sin alas, no pudicndo volver »

ciclo, se quedó en la tierra y se hizo lioñ'j''•.;

¡Y el hombre sigue oyendo el trueno y'^',\

lumbrándose por el relámpago y temiendo ,

chasquido del rayol

FERNANDO JOSÉ DE LARR^

Prudencia ' .^

DOS borrachos disputan en una noche

plenilunio, mirando a la casta Diana.


—Te digo que es la luna.

• -^Y yo que es el sol.

t.^.

Pasa un pobre hombre, le detienen ios u

rrachos y uno de ellos le pregunta:

—Vamos á ver, ¿eso es la luna ó el *°'',f^..

Y el.infellz. que lia tomado á los borraui"

por ladrones, dice, temblando de miedo:

—No... no sé... Soy forastero.

Ayuntamiento de Madrid

UNA ENSEÑANZA

cnr '* ra Pia en Roma.

vidable amigo Casto Plasencia y con quien

firma estas cuartillas de la producción artística

y de la conservación de la que nos resta de

•J^una tontería diplomática. III Los bustos del

f'l'^lpi y algunas otras obras de arte en los otros siglos. Y de ser asi, ya supongo que no

¡^"f^'^cimienlos píos españoles de Roma. habrá echado Su Excelencia en saco roto este

J yira tontería diplomática. V La ley Pacca. incidente de los bustos de Bernini, y que al

1 Lo que significa para el Tesoro Italiano la anodino proyecto de ley (muerto en el mismo

"^opción y moilifícación de laley Pacca.WM Lo punto y hora en que se le dió lectura) del señor

Rodríguez San Pedro, para la reglamenta­

¿'^ ^'Sniflca para nosotros el incidente de los

'Wfos. Vill Lindo papel que representan en ción del comercio de nuestras antigüedades

^VQ/ÍO quienes, como el que suscribe, se ocu- (¡quedan ya tan poca», señor conde, lo sé de

/ " "f tales cosas y no de pescarle un acta á buena tinta!) reemplazará sobre la marcha otro

'^^omunidad gobernante de turno. Todoesto, por virtud del cual cese ese comercio tan bochornoso

como lesivo para España, moral y

na>[H '^*''^' "scesitaria para su exposición algul,*^"ocenas

de páginas; pero como lioy por

J^ no tengo á mano esas páginas, y además

"quiero perder el tiempo sacando á plaza

jsas y hechos tristes, y aliquando vergouzo-

'». me Mniliaré á (iar sucinta noticia de la eninJ',*"za

que nos trajo aparejado el susodicho

'"


-y KTT.ro HCXOO c-

CURiOSiDADES EXTRANJERAS. —TRES FENÓMENOS

Dos fenómenos se exhiben actualmente, en Berlín, con eran éxito

tic púltlico: El principe Atonio, ó el hombre más pequeflo del mundo,


LA PLUMA

DORADA

(DEL LmRO 'CUENTOS MARAVILLOSOS Y CUENTOS

CÓMICOS», QUE ACAUA DE PUBLICARSE)

I

Entre las glorias literarias de la villa de

Ciempozales fi(;ura, en primer lugar, el notable

escritor D. Pedro de la Teja.

Los ciempozaleuses enseñan con orgullo á

todo forastero la casa en que nació La Teja á

Unes del siglo xvii, el museo de recuerdos del

mismo escritor y el monumento funerario que

perpetúa la memoria del propio D. Pedro.

Ciertamente, sus obras merecen ser tenidas

en alta estima, y aquel que las escribió es digno

de la admiración que le profesan sus coterráneos.

De la pluma de D. Pedro de la Teja salieron

personajes tantos y escenas tales, calcados

unos y otras de la vida popular y revestidos

con tan picaresco desenfado y con tan airoso

gracejo, que su conjunto constituye un museo

viviente de cuadros que resucitan ante los ojos

de los ciempozolanos actuales la vida popular

y callejera de su villa natal ciento cincuenta

anos ha.

Imitadores más ó menos afortunados tuvo

el glorioso D. Pedro de la Teja,alguno de ellos

no menos glorioso que el macsiro; pero llegaron

días tristes para la literatura de Ciempozales:

lo que en el gran D. Pedro fu¿ naturalidad,

se hizo afectación; la gracia se transformó

en grosería.

Llego el reinado del chiste soez, que regocijaba

á los clempozalenses, haciéndoles relinchar

de gusto.

Entre la pléyade de jóvenes escritores que

se dedicaban á tan noble género, era el gallito

y el preferido por el público Pablo Tabletas.

Nadie como ¿I sabia decir la mayor grosería

con tanta gracia, ni hacer un chiste propio

de un presidio ó de un burdcl con tan liabilidoso

ingenio.

En esto. Tabletas habla llegado á ser un

maestro, y sus obras eran saboreadas en Ciempozales

por hombtes y nlitos, casadas y doncellas,

con igual regocijo.

Pero llegó un día en que Tabletas notó con

dolor profundo que su Ingenio se agotaba. Ya

su desvergonzada musa no acudía á sus conjuros

sino A regailadieiitcs.

Cierta noche, después de lucliar en vano delante

de las cuartillas y de exprimir su agostada

imaginación, aburrido y desanimado se

trcgó á Morfeo, y sentado en su sillón y apoyando

la cabeza sobre su mesa de trabajo,

quedóse dormido.

Las pesadillas visitaron su sueflo, poblándolo

de Imátranes desagradables.

Las cuartillas se ponían en pie sobre sus cs-

3

ulnas, y con una boca que se abría en forma

e semicírculo en el centro de ellas se reían

con risa muda del pobre literato.

La línla surgía del gran tintero en forma de

negro surtidor, que volvía ü caer murmurando...

¡y murmuraba de él, de Paco Tabletasl

El reloj de sobremesa ejnpczó á dar las

doce; pero después de aquel número continuó

dando, dando cada vez con más rapidez: las

vibraciones se unian, se articulaban, formando

palabras, frases.

— iPobro escritorzuelo!—decía la campana—Si

quieres seguir siendo escritor, si pretendes

conservar tu fama, escribe con la pluma

de D. Pedro de la Teja...—\ repetía como

un eco:—í/f la Teja...; de la Teja...*

Y en seguida, disparándose como si la campana

se hubiera vuelto loca, empezó á reír, á

reír con vibración estridente é Interminable...

.11 .

Celebrábanse por aquellos días las fiestasde

Ciempozales, y la afluencia de -forasteros llenaba

las cállesele la villa.

No liabia vecino que no viese su domicilio

a.saltado por alguna familia que se instalaba

allí con naturaüdad bastante molesta.

Fué de los favorecidos en aquella lotería de

NUEVO IMUNnO trcETO nvjtDo

forasteros nuestro amigo Tablelns, á quien

tocaron en suerle cuatro íiuéspedes, que componían

una solafamíiia.

El pobre Tabletas no tuvo otro remedio que

enseñarles cuanto de curioso encerraban los

muros—muros metafóricos, por supuesto—de

la invicta y noble villa de d.-mpozales, y claro

está que entre aquellas curiosidades figuraba

como Indispensable el Museo de Recuerdos

del gran U. Pedro de la Teja, museo que ningún

forastero dejaba de visitar minuciosamente.

Admiraron los huéspedes de Tabletas, guíados

por éste, ei sillón de vaquela con clavos

dorados, el tintero de loza, la mesa de patas

salomónicas divergentes, unidas por retorcídos

liicrros, ios trajes que vistió el grande

hombre y la modesta cama en que reposó su

cuerpo.

Pasaron luego revista á la biblioteca del famoso

escritor, fuente en que bel)ía su inspiración,

aunque en este punto no le imílaba Tabletas

por creer que un ingenio como el suyo

no necesitaba alimentarse con esc despreciable

manjar que se llama Instrucción, sino que

le basta con su propia substancia.

Hojearon después los amarillentos manuscritos

de D. Pedro de la Teja, y para remate

exam¡n.iron con respeto la pluma que dio forma

material á las ideas que germinaban en el

cerebro de la gloria de Ciempozales.

•La tal pluma, que era una vulgar pluma de

ave, habla sido enriquecida por orden de un

director del musco, lan lleno de buenas intenciones

como mal inspirado, y la pluma famosa

mostraba las barbas cubiertas por una resplandeciente

capa de oro.

Ya tarde, cuando la soledad y las sombras

de la noche llenaban el museo con un amblente

de recogimiento que hacía presentir la presencia

en espíritu del grande hombre entre sus

queridos trastos, salieron Tabletas y sus amigos,

los últimos, del edificio.

Tras ellos, el impaciente portero cerraba de

golpe el portón.

III

Aquella noche estuvo Tabletas impaciente,

nervioso, sin poder ocultar la inquietud á sus

huéspedes, por más esfuerzos que lilzo para

conseguirlo.

A medía noche se quedó solo; los forasteros,

rendidos, se metieron en sus respectivas

camas, y pronto se les oyó roncar con isócronas

sonoridades.

Tabletas, después de cerciorarse de que nadie

velaba en la casa, se dirigió á su despacho,

y cerrando con llave la puerta, sentou en

su sillón, delante de las cuartillas llenas de tachaduras

y enmiendas.

Pálido, como quien fe decide á cometer un

robo, metió ia mano derecha en ei bolsillo de

la americana aue había ilevado todo el día

puesta, y sacó la pluma dorada de D. l^edro

de la Teja.

Contempló la Joya durante un ratn, y después,

resolviéndose de pronto, apoyó la pluma

sobre el papel y quiso escribir.

No lo consiguió al principio, porque el temblor

de su mano le impedía hacer otra cosa

que garabatos indescifrables; pero, merced á

un poderoso esfuerzo de su voluntad, llegó á

trazar palabr:is con la facilidad acosiumlirada.

Hasta notaba en si propio el buen Tabletas

mayor espontaneidad en las ideas, más rapidez

en la concepción de las frases.

¿Habría dicho verdad la voz que en sueños

oyó díri.uirfe aqueila advertencia: «Si quicresseguir

siendo escritor, escribe con ia pluma de

D. Pedro de la Teja-?

Y él, Tabletas, que era un tanto supersticioso,

había robado aqueila pluma con quc'escribía

en aquel momento.

—lEs verdad, pensaba Tabletas, que cuando

La Teja escribía con ella, era este Instrumento

de la escritura pobre y sin valor por sí mismo,

y ahora sujeto entre mís*dedos una pluma doda...

Pero esto puede tomarse como signo de

ios tiempos.

Mientras, seguía su pluma coiricndo sobre

la tersa superOcie de las cuartillas. Ue repente,

su rostro se iluminó con una sonrisa de satisfacción:

acababa de ocurrlrsele un chiste

enorme.

Era uno de aqjiclios triunfos de su arle, que

consistía en envolver una soez grosería, recogida

dei arroyo, entre una masa compuesta oe

habilidad y candidez, y hacérsela tragar así a»

lector inadvertido. ,

Pero apenas hubo dejado en el papel *'

chiste que lan satisfecho dejara á su autor,

ocurrió una cosa extraordinaria.

La pluma, adquiriendo vida repentinamente,

se dobió por su medio, y con un solo movimiento

de sus barbas borró el chiste á que

acababa de dar forma Tabletas, dejando en su

lugar una mancha. ,

Creyó Paco que había producido el desaguisado

con su propia manga, y volvió á escribir

la frase. Esta vez la pluma volvió á repelir"

movimiento con mayor brío.

Desde aquel momento se entabló una luclia

homérica entre Tabletas y la pluma del gf*"

D Pedro de la Teja.

Tabletas escribía, escribía cliistes sin cesar,

y la gloriosa pluma borraba, borraba sin d£Scanso.

Cuando las primeras luces de la fría aurora

entraron por los balcones del despacho de

Tabletas, éste, rendido, dormía en su sillón-

Sobre la mesa, un montón de cuarlitlas ileí''

bles, hueras, pregonaban los lances del singular

combate habido entre la pluma del gra"

D. Pedro de la Teja y Paco Tabletas.

IV

Al día siguiente, la prensa de Ciempozales

publicaba una noticia que causó gran sensación.

La pluma de D. Pedro de la Teja, conservada

con lal veneración en el Museo, había desaparecido,

robada, sin duda, ia tarde anterior.

La anuencia de visitantes, forasteros en s"

mayor parte, liacia mucho más difícil la e"|'

presa de descubrir ai ladrón y recuperar la albaja,

efectivamente, no parecieron ni uno "'

otra.

Tabletas, para desfigurar la pluma robada

por él, nrindü dorar también el cartón y lo>

puntos durante un viaje que hizo al extranjero.

Desde aquel momento, la lal pluma, con docilidad

asombrosa, trazaba sobre el papel los

chistes que eran la especialidad de Tableta*.

. Y desde aquel momento también, Paco 'i a*

bielas escribió con pluma de oro... pero qu*

había dejado de ser la pluma del gmn O- Pedro

de la Teja.

FERNANDO PONTES

Conferencias científicas

El P. Zacarías Martínez Núñez, íiustre orador

agustino, en cuya- personalidad nos ocupamos

recientemente, lia publicado en un volumen

sus Conferencias científicas acerca de

la evolución materialista, pronunciadas desde

el pulpito de la parroquia de San Grnés durante

los domingos de la última Cuaresma.

La importancia de los temas desarrollados

por el eminente sacerdote católico y l"""'V*

de ciencia, su vasta cultura y la cspcciacíon

que cansaron sus discursos, que admiraron

creyentes y no creyentes, nos obliga á consagrar

á su última obra un juicio adecuado, que

haremos en mejor ocasión. ,

Hoy sólo nos cumple felicitarnos por e'

triunfo que ha conseguido la revista Por Eso»

Mundos, que ilustrara ias páginas de su numero

de 10 de Mayo con un magnífico trabajo

oríginai del sabio biólogo agustino. Cicncto,

Metafísica y Apolo,t;ctica moderna es el ''"'1°

del articulo del Padre Zacarías, modelo oe

trabajo periodístico, en que, bajo forma amena

y senciila, que es el medio de cxpresíüii o»

las inteligencias intensamente ciillívadas. ^•"

muéstrala flagrante contradicción de 'os cabios

experimentales que abominan de la '>^'^' J

física y son unos metafisicos ai revés, coin

aquel que se decia ateo por la f;racia de U'" \

El ariicnlo va acompañado de un retrato uc

Padre Zacarías, hecho en su celda monaca'

expresamente para Por Esos Mundos.

Ayuntamiento de Madrid

BUSCANDO

LA FELICIDAD

"-As PRINCESITAS DK LOS SUEAOS LOCOS

de*^^*,?'^''"'^"" ustedes de aquella prlnceslta

país V "' '•'"''^ como una porcelana de su

íuenin '^^'''''''uai como las princesas de los

sien h ,, ' '''•"'as, que se enamoró de un müy

r^h„,, ° "''° ''e artísla, de pobladas melenas

artenr .^"^'«"'«ís, queal 'af'cr el violin con

él e„„ . '*>''"so 'a subyugó, y por casarse con

anuii„'ü'^'°^'= con toda su regia parentela, y

Drnií °,'^ generosidad y el desinterés del

cía T'>°"'a'a de El rey que rabió hizo rcnun-

Por B '°""res y riquezas por darse el gusto,

l¡s,,K°^ar el supremo deleile, de unirse al arcomU

"9"''° f^"" una vida de felicidad, algo

VaVr !'" '""°''í'-"allzadopor las más dulces

ejeríp 1 "^ melodías en que ella había de

era., . ''apel de musa inspiradora de las

»>'^nucs creaciones del músico?

Insni, .^'^"-^'•ilan ustedes de la simpatía que les

QUY'/'*


HISTORIA DE

LA SEMANA

CUCESOS CULMI- JUEVES, 14—Son nombrados

** NANTES representante» de Esparta

para el Congreso Pcüitcnclarlo de Washington Don

Eut:enlo Sllvsla y D. Fernando Cadalso.—Xlucrc en

Madrid el Ilustre pintor Emilio Sala.

VIERNES, 15.—Publica la «Gaceta» el real decreto

disolviendo las Cortes legislativas y convocando las

elecciones de diputados para el 8 de Mayo y las de

senidoresparacl22.

Aprueba la Uuma rusa el proyecto de fuerzas niilltaris

del Imperio, lij.lndolas eu •1,')7.000 hombres y

prijíiibiendo el ingreso de los israelitas en el Ejército.

SÁBADO, 16.-Se libra un crídlto de 400.000 pesetas

para la Exposición Nacional de Valencia.—Muerte

del obispo español vicario apostólico de Qlbraltar.

—Es nombrado comandante general de nuestra escuadra

de Instrucción el contralmirante D. Jos6 de la

Puente.

Dimisión del Qoblernode Persla.—El Consejo Municipal

de París acuerda Imponer como obligatorio el

bnno lilgKnlco ¡i las habitaciones obreras de la capital.

DOMINGO, 17.~Sc publica el estado de la recaudación

de Hacienda en la primera quincena del mes actual,

acusando un alza de 520.000 pesetas.-Clausura

del Congreso espaflol de Oto-rino-laringologia en

Se illa, acordando celebrar el próximo eu Bilbao el

ano 1912.

LUNES. 18.—Publica la «Gaceta» dos .eaics órdenes

iacilitando y autorizando el Intercambio universitario

con la Amirlca latina y concediendo protección

á la Asociación de Estudios Americanistas.

AtARTES, 19.—Se dispone que el Ejército de Melilla

se componga para lo sucesivo de 20.700 hombres,

liirmados por una división de Infantería de 14.000

hombres, un regimiento de caballería, veintidós balerías

de posiciones, tres baterías de montafla, cuatro

de campana y un regimiento de Ingenieros, Incluidas

en aquel total las tropas auxiliares correspondientes.

MIÉRCOLES. 20.-Publlcasc la estadística oficial de

importación de ios vinos españoles en Francia durante

el primer trimestre del aflo actual, que acusa una

turna de 21.981 hectolitros.

midiiii III

•lAJES DE "NCEVU MUNDO"

15 días en el extranjero

París. Ilweias. Uñii Aieies,

líela, U liioiif

Gaato totel, todo on priuicrn y do prliuora

700 francos

T t »y9 «ooiKinilco, Kasto total

500 francos

•fODO OOMPnENDIDO

MUNDO

FEMENINO

LAS .TOQUES. EN BOQA.-SOMBREROS DB

NOVEDAD.-LOS VELITOS.- -TOILETTES»

OB «OARDEN PARTY»

Para ampliar algo lo que sobre los sombreros

dijimos en nuestro último número, conviene

fijarnos en el favor que las elegantes dispensan

i determinadas formas, cosa no ociosa

en el gran eclecticismo actual. La toque es

la reina de la mafiana: en tafetán, en paja y en

crin, de todos modos y de todas las formas;

parece como el tocado práctico por excelencia,

porque conviene á todos los peinados y á

todas las mujeres, cosa que no ocurre con los

sombreros. Los tafetanes drapeados dan las

gamas cambiantes de reflejos tornasolados, y

para Imitarlos se hacen de paja de dos colores:

rojo y azul, cerveza y verde, marrón y

jrrKTo nuTVDo

verde, azul y negro, etc. Estas pajas lan vaporosas

se trenzan y se drapean con tanta facilidad

como los tejidos, y como son bastante

gruesas exigen muy poco adorno; por lo general,

es un enorme droii de tafetán ó de tul lo

que forma el único adorno. Las tocas sencillas,

sin grandes pretensiones, tienen un encantador

carácter de primavera. Muy elegantes

son las tocas de crin á causa de su tejido

que pliega m.is difícilmente exigen lineas sencillas;

puede adornárselas con una gran cabeza

de pájaro ó un motivo de plumas. Para toilettes

de mucho vestir, la toca de tafetán drapeada

de Chantlliy negro es de un efecto exquisito.

SI pasamos á examinar los grandes sombreros

veremos que los terciopelos y las sedas

rivalizan con la paja. Las grandes formas de

raso negro son muy cliic levantadas de detrás

y coronadas de plumas y una asígnele soupté.

Además, se llevan las formas de crin, en proporciones

demesuradas, con grandes flores y

bellas plumas. Por lo general, la copa no lleva

ningún motivo decoiativo y estos se colocan

sobre un solo punto del sombrero.

Los sombreros de muselina y encaje siguen

la moda general de la superposición de tejidos

de diferentes colores, de los cuales se obtienen

efectos encantadores. Las copas de ios

sombreros de noche se hacen cubiertas de flores,

apretadas unas contra otras y retenidas

con gruesos nudos de tafetán ó de encaje. Entre

todas las flores dominan las rosas planas

llamadas camellas. En las formas Luis XVI se

emplean en cubre-peines y montadas en bandas.

Los velos que acompañan á los sombreros

están llenos de fantasías: los de Chanlílly,slemf

ire tan cltlc, serán reemplazados por gruesos

ules de red á cuadros, de mil maneras variados;

y también veremos aparecer los tules

finos y ligeros, sobre los que están tejidos ramas

de flores de un delicioso conjunto.

Para las sarden-party, donde siempre lian

sido los trajes sencillísimos, se lia complicado

ahora la toilette, tan rica como elegante.

Un bello modelo se hace en velo de seda

blanco, bordado en clemáticas pálidas; otro

en linón rosa ornado de encaje blanco, y algunas

de liberty malva ó rosa, recubiertas por

grandes túnicas de muselina de seda azul marino

con bordados del mismo tono. En estas

deliciosas y ligeras tolletles domina el color

coral, como el azul eléctrico y el crudo en los

trajes de calle.

A pesar de creerse desterradas en cada estación

las blusas blancas, éstas vuelven á aparecer

con los trajes tailleur,en finisima batista,

adornadas de valenciennes, pues la frescura

encantadora las hacen tan prácticas como

lindas.

CÜLOMBINE

EN LA CUMBRE

Ya por ventura no tengo

nada que huir ni alcanzar:

la vida me ha dado todo

cuanto piidedesear.

Y mucho no deseado

pródigo el cielo me dio:

un dolor que en sus mudanzas,

es siempre un nuevo dolor.

Y un amor que por ser mío,

mío jamás ha de ser,

y un reino lejano, un reino

que no quiero poseer.

Es tarde, para con reglas

espinas ornarse ya...

Me bastan las del vallado

que hosco guarda mi lieredad.

Me bastan los bienes todos

que entran en mi corazón,

como en la boca del náufrago

el oleaje arrollador.

Ya por ventura no tengo

nada que huir ni alcanzar:

sé que llorar nos redime...

ly que es inútil llorari

SoFlA CASANOVA

YEROES-NEGROS-AZULES-ROJOSi

por HAMLET-QOMEZ.—Pedidos ai autor,

Santa Engracia, 49, Madrid.—3 pesetas-

BOLETÍN

BIBLIOGRÁFICO

Daremos cuento en esta sección de los libros

cuyos autores ó editores nos remitan dos

eieirplares.

IL POLÍTICO, de AZORIN. Traducción Italiana de

Q. Bcccari. Biblioteca de «Autorl conteniporaiií'

spagnoli é ispano-amcrlcani». Firenic. Librería edltrice

Ferrante Connelli. 1.50 llras.—La traducción,

esmeradamente hedía, de la obra de Azorln, honra

d su traductor y á la casa editora. Esta se propone

popularizar en Italia obras escogidas de la literatura

española contemporánea.

CONVERSACIÓN FRANCESA, para opositores «1

Cuer;'o de Telégrafos. Precio, 2,50 pesetas.—EO

lorma de conversación, el .lutor da conocimiento

de aparaloj de estación telógritlica, montaje de lineas,

desperfectos y arreglos, organización i ingr'*

80 del personal, disposiciones del reglamento d*

servicio, depósito, redacción, tasación, cómputode

palabras, tarifas, trasmisión, recepción, distrit)Ución,

caracteres y minutas de las varias especies

de telegramas, tecnicismo del servicio telegrálico

y otros Importantes detalles. Es obra indispensable

A los opositores y útil, en general, para toda persona

que quiera ejercitar la «conversación francesa»

y obtener prActicos y prontos resultados.

VIAJES V AVENTURAS DESIMBAD EL MARINO.

Biblioteca para todos. Volumen XI. Precio, 0.20 pesetas.—Un

tonillo con cubierta en colores.

HACIA LA UlCllA. Comedia en tres actos, por J.

LÓPEZ PINILLOS (Pa-ineno). Esta obra, estrenad»

recientemente en el Teatro tspadol de Madrid con

el más tranco éxito, ha sido ya justanienic elogiad»

en nuestras columnas como en toda la prensa de

Madrid, y constituirá, sin duda, una de las niáJ W'

teresantes notas de la próxima campafla veranieg»

en provincias.

EUROPA V ESPAÑA, por B. SA.NCHEZ DlAZ.-Colección

de artículos sobre viajes, y al linal un estudio

comparativo estadístico de Espafla eu relación

con el resto de Europa. De tal estudio deduce

el autor consccuenciss terriblemente pesimistas.

El asunto se presta á discusión; pero por eso mismo

la obra es de gran Interés.

ALMANAQUE TIPOGRÁFICO DE NEUFVILLE,

para lUIO.

SAN ROSENDO (siglo X). Estudio por ANTONIO LÓ­

PEZ CAHIIALLEIRA, profesor de la Universidad Pontificia

do Compostela. Imprenta del Seminario Ceo*

tral. Santiago.

VIDA ADENTRO, por J. DELOADO CARRASCO. Ljbrcria

de Pucyo, Madrid. 3 pesetas.-Colección de

novelas cortas, muy interesantes.

CUENTOS MARAVILLOSOS

= Y CUENTOS CÓMICOS==

por Fernando Pontes. 2 PTAS. en librerías


LA EXPOSICIÓN NACIONAL DE VALENCIA

Detalles de la fiesta militar celebrada en la gran pista de la Exposición

RIDNFAL,de caluroso

entu­

ra

siasmo, filó el recibiiiiicuto

(|uc tributó

Valencia el

día ar, á Don Alfonso'

XIII, al llegar

el Hcy & a(]ucllalierniosaciudail

para inainjurar la

exposición Nacional,

Con los vítores

que salían do

Llegada del Rey á Valencia el dia 25 del actual.—S. M. al subir al coche en la puerta de la Estación

Señoritas vestidas de labradoras que desde la tribuna del Ateneo Mercantil arrojaron

flores al Rey á su paso por la plaza de Emiilo Castelar

los labios se mezclaron

el agitar de

miles de pañuelos

y el aroma do las

más ricas llores,

laníadasá los pies

del monarca por

las lierinosas innjcres

valencianas,

dedicándose también

los afjasajos

al jefe del Gobierno

Sr. Canalejas.


^^S^' ^'« -^ • í¡Á

A

Ejercicios realizados por la caballería en presencia de D. Alfonso XIII

Aspecto de la Cuadriga durante el acto inaugural de la Exposición y mientras se cantaba ante el Rey el himno

regional del maestro Serrano

KOtSi NUKVO UUNDO, fOU GÓHEZ ÜUBÁN

ini"?' *'R*y colocándola primera piedra del monumento que por

'"'Clatlva de los estudiantes se erigirá al cabo Noval en valencia

l'OTI. QÓUI£Z UUUÁN

El Sr. Mollner (hijo) pronunciando su discurso ante el Rey en el acto

de la colocación de la primera piedra del monumento al cabo Noval

Ayuntamiento de Madrid


EL BAMOUETE DE ILO^ TEILECRAFItSTA^S

1

t

'A

r'_^B

#

1» Wf»

1 1

M

BARCELONA: dlell a avU S d® Mayo •^ Fiesia iifaííeresminiíe

1' 1 ' V ^^^^^Mmm ^„,^

k 4 ^« W

\#|^-'K^Y^^

k j*

A» 1

' Jr ' # L É

9^^^^^1Si|

Sr. FcrnAndez Latorrc, en la presidencia del banquete celebrado el dia 23 del actual en el palacio de la Bolsa para conmemorar el 55

aniversario de la creación del cuerpo de Correos

H)T. .N, M., !• OJI VIJASI I:A

C^AILDÓS Y ILOS FEDERALES CATALANES

^

%

M. BLEKIOT

Cfi. Ayiinlaiiiicnlo

^—\ de Barcelona, denioslrando

una vez

•nás que no repara en

esfuerzos ni sacrificios

Cuando se traía de or

fíanizar festejos (|U(!

Superen (¡or su grandiosidad

ú Olíanlo es

Costumbre liaccT en

España, amincia en el

Proi^raina de sus intc-

•"esanieslioslasdc Mayo

y Junio una f^raii

semana de aviación,

f|ue scríi la primera

'iesla de esta índole

Bleriot atravesando el Canal de la iVIanclia

IW. WHITE

laresatractivos & lasemana

de aviación,

constituyendo un

grandioso espectáculo

que irán á presenciar

innumerables extranjeros

y (|uo llevará

tninbiiin numiTOso

público de toda España.

A Barcelona le cabe

la gloria de ser la primera

capital (pie ha

podido orfranizar una

lii'sta tan inlercsante

en las condiciones de

grandiosidad que su

índole exige.

M. OLIESLAGER

que se verifique en Espaíia,

que ha de resultar interesantísima,

pues en ella se

celebrar án ^'randesconcursos,

tomandn parte los más

famosos aviadores, incluso

el cdlebrc Bleriot, inventor

del inonoi)lano de su nombre,

con el que biza la'«ra0'

clonante travesía del Canal

M. LESSEPS

de la Mancha. Cinco aviadores

con ocho má(piinas

voladoras do los modelos

más distintos y perfeccionados

se disputarán los

premios que han de concederse

á los (|uc triunfen en

los 'records' de altura, velocidad,

duración y destroza.

Esta lucha dará singu-

M. BARRIER

El Sr. Pérez Oaldós en la Malsón Dor¿e de Barcelona, rodeado de los Sres. Junoy, Soriano, Coromlnas, Valles y Rlbot, Nougués, y de vario*

redactores de "La Publicidad", "El Poblé Cátala", "El Diluvio", "La Esquella de la TorraUa" y "La campana de Orada" KUT. mtiii-B"'

Varios exdiputadoa y periodiitas de la izquierda catalana reuniéronse el 19 del actuol en un comedor de la Maisón Dorée. En otro saloneiH"

hallübanae también almorzando loa Srca. Péroz Galdós, Soriano y Nougués, de cuya presencia se enteraron los solidarios, invitándoles ¿ tomar uoa

copa da champagne. La aceptaron y brindaron, y el Sr. Pérez Galdós en las breves palabras que pronunció hizo declaraciones federalistas.

Ayuntamiento de Madrid

Lesseps con su monoplano Bleriot

Barrlcr preparándose para realizar un vuelo


EL TIRO DE PICHÓN EN MADRID

S, M. el Rey en el "chalet" del Tiro conversando con el marqués de Villaviciosa, durante las tiradas

En la tarde del

día 20 del actual

se verificó en el

Tiro de Pichón del

Retiro una tirada

extraordinaria que

había despertado

mucho interés éntrelos

aficionados.

Estaba invitado á

ella Su Majestad

el Rey, el cual osistióacompañado

del infante D. Fernando,

llejj^ando

también más tarde

Li infanta D.' Isabel

con la duquesa

de Nájera. Después

de un "shoQling*'

de prueba á

un pájaro, se tiró

la Cfopa de la Asociación

general de

Cazadores y Pescadores

de España,

tomando parte

en la tirada don

El marqués de Villaviciosa con la Copí de la Asociación general de Cazadores

y Pescadores de Espafta vojs, N. U. I^OH VILA'KCA

Alfonso y, entre

otros, el marques

de Villaviciosa y el

vizconde de Garcigrande.que

quedaron

solos en los

últimos pájaros.

Villaviciosa, que

mató pájaros muy

difíciles, resultó

vencedor en la

contienda, siendo

muy felicitado por

S. M. y por los demás

tiradores. £1

Rey y los infantes

merendaron en el

"chalet" del Tiro,

haciándoles los honores

correspondientes

el presidente

de la comisión

organizadora

de la tirada, señor

Cayuela. La concurrencia

fué muy

numerosa, abundando

las señoras.

Si esta reina del "co iplct" hubiera repasado un poco la historia de las mujeres célebres que en el mundo han sido, habría acertado

mrjor anunciándose en los carteles cnn el nombre de Giocconda, en vez del de Fornarina. La sonrisa de la Fornarína coupletista,

mezcla de inocencia y de perversidad, al irde de feminidad momera, solo hace par á la sonrisa de Giocconda, inmortalizada en el

retrato de Vinci. El secreto de su triunfo es esc. Rosario Guerrero vence por la sola presencia de su figura, netamente española; la

Fornarina, en quien nada hay de característico como tipo de nuestra raza, domina por el esprit de sus modales y el candor infernal

de su gesto sonriente: aquella es color, sangre, corazón; cüta sagacidad, gracia, picardía. Aquélla, aún hija del ambiente de su arte,

va diciendo, como tod;i mujer de España: soy Ituem. Esta solo parece uccir: soy mujer. Y no es lo mismo... Ahora que, como hay

gustos muy diversos, muc!ios de los espectadores ¿c la Fornarina es fácil que prefieran lo segundo.

Ayuntamiento de Madrid


EL REY EN EL ESTUDIO DE MORENO CARBONERO

Don Alfonso XIII admirando el cuadro titulado "La fundación fffi'^^^JP'^ Aires", que, con destino á la Argentina, ha pintado el insigne

artista D. J»*^ '^^^ Carbonero

fOT. NUKVO MUNDO, Puit CAMX'UA

Ayuntamiento de Madrid


AA A "T^l^TT^ • ^^ m^®vo ñctivoinift© di© Balseara ^ Mtmeíii'ft® de uüim

lVl/^l_-'r\.lJ_>/ * ©acoHllftcD)!? ñflaasfiíT"© ^f? E.]l pmsilií'© José MlmsT-üa Slbmíplbii

Mm

B

RB

BH^SH^^BB. i-^BHi^H

^KHIn^^=^i^ ^iHi^-an

BBB^^^KR^SBJÍ BPPRK

^'i V^^l

UJU

^^^H^H M^H^^^^^^^H^^HP'-

LA CANCIÓN DBL PAJARITO

P^%^3

"^'^

"w. •

bl oficial de Telégrafos Sr. Balsera explicando el funcionamiento de un aparato de su Invenc'.On que sirve para dirigir un barco desde tierra

por medio de las ondas hertzlanas. Las experiencias, que dieron un feliz resultado, se vciiflcaron el día 24 del actual en el lago de la Casa de

Campo, asistiendo á ellas el Director general de Correos y Telégrafos D. Bernardo Sagasta y otras autoridades

61, iliisUe csciillor I), lilias

Mallín nació on Aranjuez

en i8;j(). A lo.s diez y sic-

It! años injjresó en la ICscuela

Superior «lo l'inluia y Kscultura.

En i8(J2 ^anó por oposiciún

una plu/.a lic pensionado

para csliidiar un Konia,

permaneciendo en la ciudad

sania diez año.s, dnranle los

cuales ejecutó nolahles trabajos.

En 1872 fné noiMJjrado

acad('ini('o de número de la

de Helias Arles de San Fernando

y un año después profesor

ayudante por oposición

de la Escuela de l'inUira, Escultura

y (jraliado, y calcdrilico

numerario en iSSft por

concurso de méritos. Un año

después obtuvo el carjío de

presidente de la Academia,

dese'npeñándülo hasta su

muerte. Estaba condecorado

^0^S.

N. II., I'MIl Vll.AM.I A

con las fírandes cruces de

Carlos III é Isabel la (iatólica.

Numerosísimas son las

(dirás producidas por el notable

escultor, muchas de ellas

premiadas con med.illas en

(lifcreules E.xpdslciones nacionales

y extranjeras: el nionumeiitoá

Vclarde en Santander,

San .luau de Dios (mármol

del Musoi\acionall,Eva,

.\arciso en la Encnte, (Jiisto

(Irucilicado, San N'icfiite de

l'aul (madera). Sania Teresa

de Jesús, (¡crvatiles, Alelancólico,

Director de oríiuesta

(bronce), La Maja (bronce ad-

(liiirido por I). Alfonso XII,

(pie se conserva en el i'alacio

lieal), Mi^Miel Servel, bustos

de I'i(iuer y l'onlejos, moiiunienlos

á los j;enerales Conclia

y tíastañüs (panteón do

Atocha)y otras muchas.

D. ELIAS MARTIN

Ilustro art sta, direc-tor de la Acadc

m^a do llolluti Arlos, quo ha fallocido

on Madrid ol dii üi dol actual

LOS DOS AMIGOS

Obra postuma del ilustro oscultor D, Elias Martin

D. JOSÉ MARÍA SBARBI

Ilustro acatlómicü do Helias Arte-,

quo ha falkcldo 011 Madrid el día l'ú

del actual

Consuelo Mayendia en la popular canción del pajarito de "Juegos Malabares"

etue canta con tan extraordinario éxito en el Teatro de Apolo »"• "tTícii.

Fragmento de la Inspirada composición del maestro Vives, publicada con autorización de la Casa Doteslo, propietaria de la partitura

Ayuntamiento de Madrid


N OT AS GRÁFICAS EXTRANJERAS La representación de Espafka en la Argei\tii:ia

„P-R. Cabrera

'emorito

do K. roiiel

ÍM.

D. J. Cavalcantl

do CabLJlloria

Marquts

de Casicjón

Ctán.dclrigunioroü

U. Antonio

Tovar

Ctáii.du Iiifunlcria

Va á Buenos Aires una brillante

comisión militar que honrará á España

durante la celebración del

centenario de la independencia argentina.

Los nombres del general

Denitez Parodi, que preside la co-

JÍJ'sión, Cavalcanti, Ferrer, García

y^brera, Cocllo, marques de Castejon

y Tovar, han ganado ilustre

ejecutoria en los campos de batalla

y en los gabinetes de estudio, y

allá van juntos la ciencia y el valor.

España da una prueba de su sincero

cariño á la gran república latina

uniendo á Tas figuras de au

lucida comisión militar nombres de

prestigio mundial en el saber humano

como los de Torres Qucvedo,

Selles, Benltiurc, Bilbao, que

llevan á Buenos Aires la representación

de corporaciones de tan brillantes

anales como las Reales Academias

de la Lengua, de Ciencias

y de Bellas Artes.

I 'jA comisión oficial (pie. va á

••^—' liuenos Aires llevando hi

''presentación de ICspañacn las

'¡estas del centenario de la independencia

de la Hcpública

Aftteniina no puede li,

lialier sido

Infanta Doña Isabel

Quo llova la ropro-ontai ion dts l'>pañ:i y do los Hoyos & las flostas

del Contjnario do la Itcpubliiu iVrgontina FUI . VIIANZK.V

pcl las personalidades españolas

(pie allá van. I)i^ los talentos


TIENDAS DE LUJO.-EAS PERLAS KEPTA ]

T"* A perla brilla

. * * en la bruma

do la tradición,

desde los tiempos

más remotos de la

Historia, y al lado

de las mujeres de

más delicada liermosura:

cuéntase

de una de estas

maravillosas piedras,

que costó dos

millones á Glcopatra.

¿Qué descubrimiento

es entonces

el del (|uImico

Kepta? l'ucs el de

haber consejjuido

con repetidas experiencias

y graciosa

una incesanic

labor, crear una

pcrlacn su esencia

misma, reproducción

exacta de la

perla natural. Desde

la exposición

do rsioP magníli-

Detalle del Interior del establecimiento

eos gcrmeni's en

el lujoso establecimiento

de la Carrera

de San Jerónimo,

los ne(;ociantcs

en perlas,

propietarios de

stocks evaluados

en varios millones

de francos, ven su

valor disminuir de

día en dia. Y ello

es debido á (pie la

perla Kepta, dolada

del oiionle más

puro, con la inalterabilidad

de las

perlas auténticas

y montada únicamente

con brillsntes

verdaderos, recuerda

la |)crla de

oriento de modo

tan extraordinario»

(pielosperitosniás

comp ete n te s encuentran

grandes

dilicullades al discernir

una de otro.

LA C O R R I D A DE LA P R E N S A

SUPLEMENTO AIL KÚMEEO ©¿'ii lOIE "KUEVO MUNDO"

"Bombita" descabellando á su tercer toro después de una gran faena

T"^ . A corrida organizada por la Asociación de ae la Prensa f re- nocen. nocen, La i^a iiesia fiesta no defraudó aeirauao las esperanzas de ae éstos; estos; fué lue por

•J—i sultó, sulló. como se esperaba, csoeraba. el acontecimiento taurino de todos conccplos conccnlos magnífica, mairnílica. principalmente nrincinalmeiile por ñor el trabajo trábalo de

lem()orada. Kl cartel no podía reunir mayores alicioiiles, los toreros, (|ue no pudo per más excelente. Los dos iiiaes-

^ 'is (]uc -, nada .... por , figurar . . ^ . . . - . en el w-^ los colosos .,.. del ..w arte taurino

V. tros rivalizaron en hacer cuanto saben y pueden y sus faetrtniliit.l'

y ir 'Machacpiito \f n»li l/.ii ¡1.^ ' , alejados nl/lí •Klr.o ll.l/>A hace •>...>il.>.-. tiempo .IA de Iirit^ ñas fueron fltnt^r\t\ una lltl'I continuada /.mlt í .. >> n .1 n ovación, .t.>nn!.'..> de A Í\ la \n (|ue ^•••A todos le\Ar\c los lf\c< que ....A

liomljita'

'a plaza de Madrid por causas que todos los aficionados co-

asistieron A la plaza guardarán un agradable recuerdo.

Fachada de la joyería Kepta establecida en la Carrera de San Jerónimo, de Madrid

^Machaqulto" en la muerte de su segundo toro

KOT». NUEVO UUNDO, fin CAUrÚA

"Bombita" toreando de capa al tercer toro

Ayuntamiento de Madrid


FOTOGRAFÍAS DF LA CORRIDA DF LA PRFNSA

uUf' •-.•_. ,..1- •;. "í- -Tit'-^Jir-.i^'C^-^v-^ ..j-í .

^il

F'**^B i&t^^^^ff

m 1

1, m^^^^^^^^^^^^^^

"Machaquito" haciendo un quite en el cuarto toro

VOT. NUKVO UUNÜU, fult CAMeÚA

df'"ilili

Bombita" y "Machaquito" '>'"'jorea''''*'*liníón"'®


MUERTE. DEL ACTOR ANTONIO GONZÁLEZ Y H R1 E D A D E S

i'' ^^1

I'o ¡11 (alibles rcsultado-i para la' personas

íuo llenen la desgracia do sudarloo las manos

y pies es una frlccicín diaria con ARna

^ "Ionio do Orive, ,S r.3.fr.a£co¡ i litros 16 ps.

COMPRIMIDO

por Canela Pura

CH\TA III

CIEGO I)K NACnrilONTO...

LOGrG"lKÜ

(jur Teiídüfu Üii'-ao

1 2 3 4 6 6 7 CxuUm suizo,

e 7 f) 5 7 6 Verbo.

S 7 6 5 7 Tiempo de verbo.

1 í -t 5 Verbo.

7 6 7 Xoiiil)re do mujer.

i I Pionombro.

6 Consonanto.


CH

R A DITA

p r ÜecaljD

La prima preposici'n;

pritueía dos es un naipe,

y la tercia negación.

En "El baleo"

61. arle de (¡onzalito

lio era relli'jo

lio niiiííiiiia escuela.

ICra un arle personal,

_v no fruto del e.sliidio,

sino inanifestacii'in natural do su carárter

iiiReiiuo v lioiulailoso. Sobre la escena

no iiccesilal>a eslOiv.arsi! , ni fingir

))ara dar realidad ¡i los personajes, sino


EXPOSICIÓN

j Internacional y Universal

BRUSELAS

I Abril hasta Noviembre

1910

JBIOS FRESCOS

BOCA DELICIOSA

< raKniicín «ii el Aliento con

IM VIOLETAS RUSAS DE QUENTIN

Indis-

E u M s a-

los para

las d a-

mas y los

calialloroa

que

"laman Ia.s

oxq uisilecc».

Tienen

sabor do

ambrosia

y on la

conver-

-»ciAn y en su canto constituyen

1 alma faxcinadora dfl la mujer

icganle. Csjila artística do aiuninio,

posotas 2, Curtilicada por

•orrco, 2.30.

Eli Ibircnlbuai Sc^alA, n,im-

'la Flores, 4.—Ku MBilrld: Alva-

"z Gónioz, Peligros, 1. «Uiimilloi-F.uropeo»,

Sevilla, 8.—lin Selllat

«Bazar (lolaClamp.-ina».—

vi;*""•" * '"' 1"" 'o "sa" «fo

frói * "" delicioso como el do

UsioH*'/"*"* ''" primavera. Ubo

dni" •'^•"•lyi'm que viviUia y

,*'"'*'!'••> «I cutis. Pienso uBlcd

•iii •'"'"^" 1"" potifia lomorso

«••ausar Oaño. Ao ohúle usted

xw lo/o cuenta 1.30 en ios ca.-ns.

KNMAIiHlUiHanillftu Knrog"".

Sevilla, 8; Inglos.n, Carrera

2;Jefóniino, .S; Oriontnl, Carmen,

quioi^'M ^^"""•- ''«'¡B". 1; li'-

del s i ^^"1°'. I; F"'ti.s. Puüila

6»ri ' ^' "'JOS 'ío U zurrún, Es-

ÍM i','"''.'^'-. SiIcs. Transviña. Pcg».

Martín y Cia.—KN SEVILLA:

"•j*»'do la Campana.

• la ííí''' """» Jaiissens, Valcn-

•lijTft, liAfUJKLONA.

JABABE

Ayuntamiento de Madrid

PLEYEL, GAVEAU, A. BORD, ESTELA, etc. R. AlonSC

22-VALVERDE-:

al contado y á plazo-, desde 26 pías. Pianos C.TSÍ nuevos, verdadera panga,

desde 70 duros, (rar.Vnt. Alquileres I.OPE/

.Snntii FelK-liinn. 1(1. MaI,I.SIN, COI.

giit.intia médica do que jamás .>"

rojirodiico el vollo extirpado po

nuofiro, procedimiento sin mcr

Icstia ó serial para ol cutis. Noti

cías gratis personal y por cartí

eiiiilca MHTBOS

PREOIADOB. 28.I.*.MADRII

La Vuelta al Mundc

i*uu o rKKi-rrAS .

I'liliise


COMPRE USTED TODAS LAS SEMANAS

NICK CÁRTER

Es la publicación más emocionante que se conoce. Susjjpisodios son conocidos del mundo entero.

Cada cuaderno de N I C K C i^ R T Xl R

constituye un episodio completo, una verdadera novela que podril usted obtener por 20 céntimos-

CORTE INGLES • W V ^ PATAS DE GALTO

Arrugas, pecas, espinillas,

manchas, panos,

salpullidos y hO'

Cíes

OH

yos viruela, las quita

la Cascara de

Huevo aplicada

como indicaré gratis.

Escribir á Reactif»

Espíritu Santo, 51.

Pía

AMOROSO y FINO

-tí

REGALO

VIOLETAS RUSAS DE QUEHTIN

Vot 90 duros (n^ey irablln

rióos forros. Trajo seuorn

ffrnn novedad, la duros. Be

odinllcn ir«ueros. Hechura

traje americana, 80 ptn«. Hechura

traje señora, 40 ptns.

MUÑOZ, CLAVIÍL,'3, PL.

MAQUINAS

S« rue;t al pAbllco Tlalte nusitros liatabl».

elmleoto» para «zaminar los bordados ds toiot

citlloi: «ncajes, realeo, matices, punta

Tainica, etc., ejecutados con la máquina

DOMÉSTICA BOBINA CENTRAL

,]»misma que se emplea unirersalmentopara

R* familias, en las labores da ropa blaaca,

i«adas ds T«sUr j otras similares.

Í

nu)

MAQUINAS PARA TODA INDUSTRIA

UE SE EMPLEE LA COSTURA

Kl lucjor Bllmento fttstatati»

PARA NlSoM

Pídase eu todas partos.

Fabricado eu Kspaiía por la C."

Industrial "Nesfltrlnu" (Zaru(;oza)

THERMOS • * T-^nirw Calle de Sagasía. « „

MADRID Plaza d. San Marcial. 3

I Plaza del Rastro, 7

\ Oravlna, 11

ALCALÁ DE HENARES- cue LH""»'

ARANJUEZ: Calle del Gobernador,»


Ayuntamiento de Madrid

SIEMPRE CURAREIS LAS It U U C M ^ D

ALMORRAN ASS. ftíinfJ!!?J

os VENTA EN TODAS FARMACIAS _Í.A/VCOSME 71, Avenuc d'Antin, PARÍS.

I LOS QUE USAN EL TÓNICO KOCH I

| LOS QUE NO USAN EL TÓNICO KOCHT

Los males NERVIOSOS, la NEURASTENIA, el III8TERISMO, los dol

i:ST


20.000 PALABRAS SIN RENOVAR LA TINTA

^'''^^HHHmHSnHHHiBHHHi • principales Papelerías

PLUMA "IDEAL" WATERMAN

EL NUEVO

PEINADO

"CHANTECLER"

y el BUEN GUSTO de la Mujer

Aiiiii|iip la moda impono su capricho, el bollo sexo debe armonizar

su poblado con las dimenslone.^do su Trorite y do su cabeza. Kl peinado

«CTiíiiiírcícr» os muy artístico y con suma facilidad puedo liacorso con

£1 Rizador Eléctrico de WEST

El más práctico do cuantos existen; sin necesidad de calenlarlo, ondula

y riz.'i bc'llanicnlo en [IOCOJ minutos, l^a eleclriclilnd cnu (jiic c.slá

largado vigoriza el cabolli. Como no requiere

fuego, os ol moj(ir para ondul;ir el

•abollo cano, porcpio nn lo qurma ni lo

pono amarillo. Su lorinii pbiiin y su li^ioro

poso evitan toda incomodidad /< las damas

qiio acostumbran rizar su cal>ello mioii-

Iras duermen. Para ol)teiior ondas oiioantadoras

y do duración, aplii|uoo ol Itizador

Wi-st, teniendo el pelo l.nipio y sin

ponerlo antes rt después bandolina, brillantina

ni esos aceites y pomadas quo

si')lo sirven para darles olor rancio y cnoanocorlo

promaturamonte.—Cinco rumlnrrs,

prscfaa ^, Vnr correo, cri'tificadoa, .')..(/).

¥,S MAnitlI»! Knmlllrto Kiiroiici»,

Nrvllln, H\ "IngrlCMii**, Citrrprn Nnii Jerónimo, :i; "»r:titíO, dispopsias, gastralgias,

vómit Noviembre y 27 Uiciembro,haciendo las

mismas escalas que á la ida hasta Harcolona, prosiguiendo ol viajo para

Oádiz, Lisboa, .Santander y Liverpool. .Servicio por trasbordo para y do

los puerto-i da la costa oriental do África, do la India, Java, bumatra,

(Jliinn.Jap n y Australia.

t,ír>.etk. de Newr-YorK, Cuba Méjico.—Borvicio

men'^ual saliendo do Genova ol 21,du iNápolesol 23, do Barcelona el 2(>,

de Málaga ol 2» y de Cádiz el .30, dircctamonto para Now-York, Habana,

Vcracruz y Puerto Mi'xlco. itegreso do Veracruz el 26 y do Habana el

30 do cada mes, diroctamenlo para New-Yorlc, Cádiz, Barcelona y Genova.

.Se admito pasaje y air^ix. jiara puertos dol Pacllico, asi como para

'J'ampico con os''ala en Voracruz.

Linea de Venezuela-Colombia.—Servicio mensual

saliendo de Barcelona ol 10, ol II do Valencia, ol 13 do Málaga,

y do Cádiz el íh do cada mes, diroctamo'\lo para I^as Palmas, fianla

Cruz do Toncrifo, Santa Cruz de la Palma, Puerto Rico, Habana, Puerto

Limón, Culón, do donde salen los vapores ol 12 do cada mospara

Sabanilla, Curacao Puerto (¡abollo. La Guayra, ote. So admito p.isnjo

y carga para Voracruz y Tampico, con trasbordo en llábana. Combina

por el ferrocarril do Panamá con las compnfílas de navej-'ación

del Pacifico, para cuyos puertos admite pasaje ) carga con billetes

y conocimientos directos. También carga para Maracaibo y Coro

con trasbordoon Curasao y para Cumaná, Carúpano y Trinidad, con

trasbordo en Puerto Cabello.

Linea de Buenos Aires.—Servicio mensual saliendo

accident.almonto do Genova ol 1, de Barcelona el 3, do Málaga ol 5 y do

Cádiz ol 7, directamente para Santa Cruz do Tenerife, Montevideo y

Buonoa Airos; emprendiendo ol viajo do regreso desdo Buonos Airos el

día 1 y do Montevideo el 2, diroctamcnle para Canarias, Cádiz, Barcelona

y accidentalmente G¿no\a.Combinación por trasbordo en Cádiz

con los puertos de Galicia y Norte do líspaña.

Linea de Canarias.—Servicio monf*'

ses, haciendo las mi-ina.s escalas que á la ida, para Cádiz y Barcelona-

Linea de T&n^er.—Salidas do Cádiz: Lunes, Miércoloif

Vicnios, para Tánger, con oxton.'ión ¡\ los puertos de AIgcciras y G'"

brallar. Salidas de Tánger: Martes, Jueves y Sábados para Cádiz.

Estos vaporea admiten carga, en las condiciones más favorables, T

pas.ijcros, 4 quienes la Compañía da alojamiento muy cómodo y trato

esmorado, como ha acreditado en su dilatado servicio. Bobajas a fainj'

li.as. I'recios convencionales por camarotes do lujo. Tambión so adm''

to carga y se expiden pa-ajes para todos los puertos del mundo, servidos

por lincas regulares. La empresa puede asegurar las mercancía*

que 10 eniDarquen en sus buque..

AVISOS 1MP011TANTI'£

HKHAJAS I-;N I.OS FLI'.TKS OK K.VI'OUTACIÓN.—La Compailla hace rcb.ajas

de .30 por 100 en los Hotos do dotorininados artículos, con arreglo

á lo establecido on la It. O, del Ministerio du Agricultura, Industria T

Comercio y Obras Públicas, do U Abril VM4, publicada on la «Gaceta»

do 22 dol mismo moa.

SünviciOü (^(iMKiiciAi.ES.—La sección que de estos Servicios tlen*

establecida la Compañía, so encargado trabajaron Ultramar los Mué*"

trarios que lo sean entregados y de la colocación do los artículos cuy»

venta, como ensayo, doscon hacer los Exportadores.

Linea de Cuba Méjico.—Servicio mensual á Haban»

Veracruz y Tampico, saliendo de Bilbao ol 17, do Santander el ¡¡V ^

do Coruña ol 21, directamente para Habana, Voracruz y Tampico. f'*'

lid.ai do Tampico ol 13, du Veracruz el IG y do Habana ol 20 do cao»

mes, directamente ¡¡ara Coruña y Santander. So admite pasaje Y "*.''

pa para Co-ílaflrme y P.acífico con trasbordo en Habana al vapor do

linea do Venezuela-Colombia.

Para esto servicio rigen rebajas especiales en pasajes de ida y vuela,

y también precios convencionales paraoamarotoade lujo-

So despachan billetes diroctamenlo para Santiago do Cuba,con ir

bordo en Habana, en'combinactÓD con la Empresa dol ferrocarril

Habana á Santiago do Cuba.


La rior de Oro

La Flor de Oro

I*a Plor de Oro

La Plor de Oro

La Flor de Oro

La Flor de Oro

La Flor de Oro

La Flor de Oro

LA MFJOR TINTURA PROGRESIVA ES

LA FLOR DE ORO

Usando esta privilegiada agua nunca tendréis ciñas ni seréis calvos

EL CABELLO ABUITSANTE 7 HERUOSO

ES EL MEJOB ATRACTIVO DE LA MüJEB

es la mejor de; todas las tinturas para el cabello y la barba, no mancha el cutís

iii ensucia la ropa.

L.sta tiiitiir.'i no contiene nitrato ile plata, y con su uso el cabello se conserva siempre

lino, linllíiiile y ne(,'ro.

Esta tiniuia se usa sin necesidad d


Pastas de Huero Taganrog

N

_ t « Barcelona «»

utritivas

como

la carne.

My\.CIN Q U E R

DE VENTA EN PAQUETES DE 300 ORAMOS, EN LOS FRINOIl'ALES COLMADOS Y ULTRAMARINOS

RELOJ

ZENITH

PARÍS IMO

CRANDPRIX

Después de dos

concursos entre

las mejores fábricas

de relojes, el

Gobierno italiano

dio la preferencia

al ZENITH. habiendo

adquirido

en el espacio de

dos años 8.000

relojes ZENITH

para los ferrocarriles.

Los espléndidos

resultados obtenidos

por el reloj

ZENITH en los últimos concursos

del Observatorio Astronómico de

Neuchatel (Suiza) lo colocan á la

cabeza de las primeras marcas

conocidas.

De venta en laa buena» relolerla*. y surtido completo

en ••UI. TKUST", PUBKTn DBL, SOL, 12-MnDRID.

UMA SEÑORA.

6ircco indicar STatuitamontu i, todos los que sufron do rouma y

tfota, iiourastouia, asma, Ostúmaí^o, diabolos, debilidad goiioral

nujus, auoniiu, tisis, otitoriuodados uorviosas, ote, un romedio

Souciilo, vüiJudora maravilla ourativa, do rosultadoa «orprondoiiti"8,(iuuuua

casualidad lo hizo oouooor. Curada porsonalraonto,

osf como numorosüs enfermos,después dousar on vano todos

los modicamontos preconizados, hoy,on reconocimiento eterno

y como deber do conoionoia, hace esta indicación, cuyo propósito,

puramcuto humanitario, es la consecuencia de un voto. Escribir

á CiiriiiPii II. (Jnrc-lii, Aribau, 24,.1.°, llnr


PUINCE PALABRAS, 2 PESETAS SECCIÓN DE ANUNCIOS TELEGRÁFICOS CADA PALAQRA MÁS, 20 CENTS.

ADVERTKNCIA.—Las órdenes üc Ínscrcl6i\.

3 suspensión de anuncios deben obrar en la

Administración de este periódico con ocbo

dias de antelación d la fecha de salida del

numero y antes de las dos de lu tarde.

A (X)Ml'ItAll Ina mojorosíniitarrasy rncrdasen

•'^^evilhi. cailü ÍM!rnu»(io/. tjoii/.áloz. Francisco

Pínz (iairin.

TccSomOs" PARA FüTOüliAFIA, placas,

'^píipolos y cúmar.s huonas y baratas. í*linlo-

Ilati, Pinza (leí Ajittnl, l^O.

A(iUA JUVI';NÍ'UI), Ui.I.I.KZA. Kejuvonofi-^

'^inieulu vord.iti: floctoá naUír.iifs. Qui.a arrupiíh

loiluí, hoyos viruela, llecas, paños, niancha-j,

tupinilb-, oriipci(Hio.s. l'iuaiis • prospectos IVrfu

nioria>.y D •;K).IÍ.O, (iuiloi/piTc, i\'l;iyti,5,>0CUiido,

lM;ulr.l.

Al.-Mt->tílíA.NAS I'.XTKil.N Aíí.C.uiacM'm ra.iicul

'•(•nn roiriMla antihntiiorniidül Hiluilta. liilorna.->,

íMDpléiinsc Siiposilnriíj.s cuntía aliiHiiranas. líar-

V cartulinas. Klius tían^il, calle Cádiz.

7. i:asa «'rhü Cnhtlu..

A l'lif-ClOíi inconipui'ahlcnienlo barulns. cama-

'•ras. lílijctrvos. piucas, pnpclcs y dcnias artículos

l(ito?ríilÍci)«. Mnrciíinn. I-ucncurruI, b, Madrid.

/^ASA i:i)IT01ÍIAL de tarjetas postalos. K-spc

^cíulidad en vl'^ia-. P. ruiilión ó Hijo, Vnlladüliii

A'l'.MtltO.T^^'^'darube de liunfiíiafhciuu-ctnu*

C mico* del Dr. .Madamiju. A;;raduljiü e insuporuble

Tf iiií'i'Ki pcctciia;.

f^l.ÍNlCA llKLI.K/A.VI'Ll.O, extirpación radi-

^cal, hin roapariciun, ui dcpilatnrios. Arrupas,

señales viruola, calvicie, liarrug, pecas, inanclias,

hnrpos. ([ranos, corrí^'onso hor trat niiontüs eientificos

modernos. Nada do Ivrfunioria. Dr. J. do

^oio, do las clínicas do París, l'clayu, aa, 1.*', Uarcefon'i.

Consultas pnr corteo,

/^UliHI-: MACI:TAS dopapcl coloros do iiradé»

^va ios taniaíutb, d liO á 50 centimoa. Cusu Thonias,

trticcioiiO"' de L;i I''ülicidad

G por •'! Mafnotismo. enviando »el oO.tóii Frun

ci.-co G. I'iirlal. IÍUICOIM i.M.illirf

I inda ni a: ("orno ni ariu |)a>ailn, ciuioro n-potiru^

^(¡110 coiuinúas sioiiilo mi nnitni i.u.«ii'tii. LnnU.i

on mi, quo to ¡do atr». y espuru lioinpos ni 'jor-s.

Entro tanto, só compasiva y, &ii|nili«, (>iiiV4.1escoiioias gripales, ole. ole.

Gran Hotel y Hotel Victoria

completamente nuevos y dotados del más moderno confort

PENSIÓN COMPLETA DESDE 4 FTAS. DIABl^^

Teiiiporiiilas olieliiIcNt l.l


MILRA

VELMA

NOISETTINÍ:

v^>*»-

CHOCOLATES

EXQUISITOS

PARA COMER

AGENCIA GENERAl^t PUERTA DEL SOL, 5, MADRID

rnoiiiBisA ui nirnosDCCios

Ayuntamiento de Madrid

KL riPKI. BU «01 •« lUFWliK KITB PIRIÓDICO EiTjl rABRIOÁDO

UI'KCIAI.UKNTK HUÁ "UUSTO liUHDO"rOa "LA PAPELKIU HrASOLA"

Imprenta T Fotojrtb. de NuivO MONDO

Calle de Larra, á.-M«iirici

More magazines by this user
Similar magazines