¿Partir de ser iguales, llegar a ser iguales? Una pregunta por el ...

investigaciones.usbcali.edu.co

¿Partir de ser iguales, llegar a ser iguales? Una pregunta por el ...

Trayectos

La didáctica, un concepto polifónico y polimorfo, generoso en significantes y

significados, escudriñado de manera diversa en múltiples contextos y desde

múltiples perspectivas, referido como medio, dispositivo, conjunto de parámetros,

de índole parametral, saber no parametrizado, inserta en las lógicas

de transposición, saber formal, mediación y horizonte, recurso, estrategia formativa,

en fin, de modo tan variado y de tal suerte plural, que se desdibuja de

pura abundancia semántica en su evidente incapacidad de auto-referenciarse.

Lo que sí tenemos por probable, al menos por el momento, es la convergencia

que emerge en la pregunta por el conocimiento, por el sujeto que conoce y por las

razones y circunstancias que hacen posible tal experiencia.

Históricamente, en el ejercicio formal / institucionalizado / curricularizado,

de atender estos asuntos, hemos incluido / excluido al sujeto –aunque parezca

paradójico– de muchas maneras: considerando su presencia racional, sensorial,

mental y/o cognitiva en el acto de conocer, asignándole mayor o menor importancia

al derecho a decidir sus procesos, admitiendo la implicación o no de su

totalidad / parcialidad e ignorando, en la mayoría de los casos, las potencias /

impotencias que lo habitan.

Atendiendo a lo anterior, parece atrevido pero posible, proponer lo didáctico

desde la articulación inteligente –que intelige / entiende y comunica– de tres

contextos co-implicados y co-determinados:

El contexto de fundamentación ontológica - horizonte ético/estético - Ethos

/Thelos: da cuenta del discurso sobre los propósitos, los hechos y las prácticas

educativas, las problematiza/justifica y las sitúa antropológica, política, ética,

cultural y socialmente.

Se pregunta por la naturaleza y la tarea social del conocimiento, construye un

imaginario de hombre y de desarrollo humano y traza la prospectiva educativa

del crono/topos. El maestro, que comprende la complejidad del hombre y del

conocimiento, la multifactorialidad que se juega un proyecto educativo como

proyecto de desarrollo humano, cuando pone en sus manos la vida y el futuro

de los sujetos, está en capacidad de tomar decisiones y construir entornos vinculantes,

democráticos y polivalentes que le garanticen a todos aquellos que se

educan, la posibilidad futura de construir cultura y país. Definir el horizonte de

sentido de la práctica educativa y asignarle una tarea pertinente y coherente

como saber, significa para el maestro entenderse como gestor educativo.

30

More magazines by this user
Similar magazines