ciencias de la vida

andaluciainvestiga.com

ciencias de la vida

En procariotas, como las

bacterias entéricas y

otras, el nitrito se reduce

a amonio en condiciones

de limitación de oxígeno,

proceso durante el cual

se produce NO, aunque a

muy baja concentración.

de hace más de 15 años por el Grupo

de Investigación PAI-275 de la Junta

de Andalucía como microorganismo

modelo para estudiar los aspectos

fisiológicos, bioquímicos genéticos y

ecológicos de este proceso.

Durante todo este tiempo los investigadores

del CSIC han aislado y

caracterizado los genes napEDABC,

nirK, norCBQD, y nosRZDFYLX

que codifican la síntesis de las enzimas

nitrato reductasa periplásmica

(Nap), nitrito reductasa (Nir), óxido

nítrico reductasa (Nor) y óxido nitroso

reductasa (Nos), respectivamente,

de Bradyrhizobium japonicum.

“Nos hemos propuesto el análisis

molecular del proceso de la desnitrificación

y estudiar su regulación.

El objetivo es revertir a la atmósfera

en forma de nitrógeno todo el nitrato

contaminante”, asegura Eulogio

José Bedmar Gómez, responsable

del proyecto Regulación por óxidos

de nitrógeno y caracterización de un

activador transcripcional de la desnitrificación

en la bacteria simbiótica

Bradyrhizobium japonicum, dotado

con cerca de 200.000 euros.

El investigador de la Estación Experimental

del Zaidín (EEZ-CSIC)

considera que la fabricación industrial

de amonio y urea, así como el

empleo excesivo de nitratos en las

prácticas agrícolas hace que los nitratos

sean cada vez más abundantes.

“Estamos aumentando en exceso

las concentraciones de nitratos y nitritos.

Como a las bacterias no les da

tiempo a metabolizar todo ese nitrato,

nos encontramos ante serios episodios

de contaminación de nuestros

suelos y aguas por tales compuestos.

Eso sin contar la producción de oxido

nitroso, uno de los gases invernadero

más activos, que se produce cuando

no se lleva a cabo una desnitrificación

completa, apunta el investigador.

De ahí el interés en conocer no

sólo el proceso sino cómo se regula

para aumentar su efectividad”.

La comunidad investigadora cuenta

con diversas tecnologías para

eliminarlo los nitratos del medio

ambiente, entre ellos el intercambio

iónico, la ósmosis inversa, electrodiálisis,

etc. Sin embargo, entre las

diversas alternativas, se prefieren

los tratamientos biológicos, como

el de la desnitrificación, por su sencillez,

selectividad y bajo coste ante

los procedimientos físico-químicos,

más caros y con mayor generación de

residuos tóxicos. Es decir: el uso de

microorganismos de las características

de Bradyrhizobium. “Podemos

hablar incluso de emplear los genes

de la desnitrificación para que otras

bacterias puedan convertirse realizar

la desnitrificación en otros ecosistemas

donde su presencia sea nula

o escasa; como por ejemplo el mar, de

manera que ayuden a limpiarlo de nitratos

contaminantes”, concluye.

CIENCIAS DE LA VIDA

167

More magazines by this user
Similar magazines