Views
3 years ago

0077 - Viento Sur

0077 - Viento Sur

foro al “corazón”

foro al “corazón” del neoliberalismo en Europa. Sin embargo esta decisión fue tomada sin un acuerdo de fondo previo entre un número amplio de organizaciones y movimientos británicos, de forma que no pudieron crearse de antemano las condiciones necesarias para un trabajo unitario satisfactorio entre organizaciones y colectivos con poca tradición de trabajo conjunto y a menudo con relaciones conflictivas. Esta cuestión propició la instalación de un clima conflictivo en el comité organizador británico que dificultó la resolución de problemas concretos y amplificó la dimensión de los mismos. La relación entre el núcleo duro del comité organizador –los grandes sindicatos, la Autoridad Municipal de Londres (que ha jugado un papel central en el Comité Organizador sin que se pueda concluir que sus prioridades y las del movimiento sean concordantes, sinó más bien lo contrario), el SWP (Socialist Worker Party) y algunas grandes ONG– con el resto de movimientos sociales, en especial aquellos movimientos de tipo local o del ámbito “autónomo”, ha sido conflictiva y ha supuesto la merma de una de las características fundamentales de las dinámica de trabajo preparatorias del FSE: su carácter inclusivo y democrático. Como ejemplo, baste anotar que durante la reunión preparatoria de Berlín, en julio pasado, fue necesaria una decisión de la asamblea preparatoria europea para garantizar los espacios autónomos y/o juveniles en el marco del foro, dado que el comité organizador del Reino Unido los había descartado. Aún así, las 25.000 personas que participaron en el FSE de Londres ponen de manifiesto la utilidad del foro, su capacidad de atracción y punto de referencia, y la necesidad de seguir trabajando en esa dirección. Sobre todo, cuando una mirada a sus entrañas (los debates que hubo, las iniciativas que fraguaron y las tareas pendientes) y el retraso que llevamos en articular un respuesta, o respuestas, coordinadas al proyecto neoliberal europeo (este sí, bien coordinado y articulado), plantean la necesidad de superar las dificultades y abonar el camino para avanzar en esta tarea de primer orden. Más aún cuando este proyecto neoliberal va a estar sustentado en una Carta Magna como es el Tratado Constitucional consensuado por los 25 estados de la Unión. Es cierto que tras las cifras de asistencia a los FSE registradas en Florencia y París, las 25.000 personas que nos dimos la cita en Londres puede parecer floja, pero tomando en consideración el contexto político y social británico, y que Londres es el paradigma de ciudad neoliberal donde hasta el tomar aliento tiene su precio, podemos quedarnos con el balance positivo que han hecho de la asistencia la mayoría de los movimientos sociales británicos. Hay que señalar también que las delegaciones extranjeras fueron muy significativas y en algunos casos superiores a las previstas, aunque como siempre desiguales, dando al evento, una vez más, un carácter internacional real. Un último dato a destacar es que en esta ocasión la Confederación Europea de Sindicatos, ha participado mucho más activamente en el FSE, integrándose más en el proceso del mismo. Su participación ha sido, sin embargo, fundamentalmente supraestructural, participando en las reuniones preparatoria del foro y estando 14 VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004

presente en las conferencias y seminarios, pero sin que haya habido una movilización de los sindicatos europeos para ir a Londres. También los sindicatos británicos apoyaron formal y financieramente el foro, y estuvieron presentes en los paneles, pero sin realizar una movilización real de sus miembros. La participación de la CES y sus integrantes amplía el espectro del foro y esto es importante, y conecta más a los sindicatos con los movimientos sociales, pero condiciona también el contenido del mismo, y puede ralentizar las iniciativas de la asamblea de movimientos sociales por las dificultades de llegar acuerdos de movilización. En todo caso, como señalaba Salvatore Cannavó en las páginas de Liberazione, la convergencia entre los movimientos y la CES no puede ser unidireccional, de aquéllos a ésta, sino que corresponde a la CES tomar la decisión de adoptar una estrategia de movilización frente al neoliberalismo junto con otras fuerzas sociales. Tres reflexiones Sobre el proceso organizativo. La experiencia vivida en la preparación de esta tercera edición ha puesto sobre el tapete la necesidad de buscar una relación más permeable entre la asamblea preparatoria del foro y el comité organizador del país que acoja al foro. El malestar de la mayoría de las delegaciones de los distintos países con la forma en la que el comité organizador del Reino Unido ha desarrollado su trabajo y las tensiones que ha generado (en su interior y con el resto de delegaciones europeas), sitúa en un primer plano la exigencia de que la experiencia de trabajo acumulada en cuanto a dinámicas de trabajo democráticas e inclusivas sea una condición de trabajo para los comités organizadores de los países en los que se vaya a realizar el foro. Éste es el primer elemento a retener. No está de más recordar aquí que ya la transición de Florencia a París fue inicialmente problemática, al plantearse por parte del comité francés unos cambios organizativos importantes que fueron desestimados por la asamblea europea. No podemos estar permanentemente con ese problema encima de la mesa. El segundo elemento a tener en cuenta es que la asamblea preparatoria europea del FSE, abierta y democrática, tiene que ser el marco en el que se hace un seguimiento cotidiano del desarrollo del foro una vez iniciado y en el que se resuelven los problemas que surjan en el mismo. No es de recibo que situaciones tan graves como el conflicto con Babels (colectivo de intérpretes), la suspensión de un seminario, el anuncio de una manifestación en el interior del foro o las detenciones de la policía sean, bien diferidos a la reunión preparatoria de la asamblea de los movimientos sociales o bien resueltos en reuniones ad hoc (como ocurrió con la forma de abordar el problema de la manifestación prevista en el interior del recinto). Faltaron aquí reuniones diarias de seguimiento de la marcha del foro. Tampoco es de recibo que un mes después de celebrado el FSE, aún persista el debate sobre cómo fue organizada y dirigida la manifestación que daba cierre al foro (sin la más mínima participación europea en la cabecera ni entre las/los oradores). VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004 15

Algo se mueve en Alemania - Viento Sur
Algo se mueve en la izquierda - Viento Sur
"Abasso Italia". Reflexiones sobre una nación ... - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur
quo vadis? Cuestiones en litigio para la teoría de las ... - Viento Sur