Views
3 years ago

0077 - Viento Sur

0077 - Viento Sur

acompañó de la

acompañó de la imposición de una metodología pedagógica hiperburocratizadora (conocida, en la jerga del profesorado de secundaria, como “pedagogía LOGSE”) que, bajo un discurso psicopedagógico que mezcla conceptos de muy distintas corrientes (constructivismo, cognitivismo, etc.) sin corresponder, verdaderamente, a ninguna, ha servido para justificar por anticipado una caída de los niveles del alumnado. Esta imposición, como es lógico, no afectó de la misma manera a todos los centros. Por una parte, la autonomía de los centros privados les ha permitido evitar a sus alumnos los efectos más negativos de la reforma. Por otra, las autoridades académicas la aplican de forma desigual en los distintos centros públicos. Como resultado se produce una caída desigual del nivel de conocimientos adquiridos por el alumnado, que reproduce y amplifica los resultados en cuanto a titulación (los alumnos de los centros con mayor índice de titulación adquieren, en general, un nivel más alto de conocimientos y viceversa). Oferta y capacidad de consumo. El resultado de todo ello es un sistema educativo fragmentado en el que los padres pueden elegir dentro de una oferta, supuestamente gratuita, pero que, en la práctica, va desde lo gratuito hasta lo muy caro, que ofrece, además de un amplio abanico de expectativas académicas, diferentes posibilidades de relaciones sociales. Resultados académicos, cuestiones de prestigio social, connotaciones ideológicas y, en las Comunidades Autónomas con “lengua propia”, la posibilidad de realizar los estudios en castellano o en la correspondiente lengua autonómica, diversifican la oferta educativa adaptándola a la capacidad de consumo de los padres. Ante una oferta variada, son los “ clientes “, en nuestro caso los padres, los que, según sus posibilidades, deciden qué prefieren y cuáles son los criterios de calidad que debe cumplir el “ producto “, en nuestro caso la enseñanza. Las últimas reformas no sólo han tenido por objetivo que la libertad de elección se ejerza en función del poder adquisitivo (y, con ello, que la educación cumpla un papel reproductor de las diferencias sociales), sino que, además, han definido unos criterios de calidad, distintos a los del mercado, que imponen a los padres de los alumnos de la red pública y, en aras de esa supuesta calidad, fomentan la descualificación de las clases populares. La selección final cubre tres aspectos: económico, cultural y académico. Lógicamente, aquellas familias que, económica y culturalmente, pueden elegir escogen las opciones que mejor aseguren a sus hijos el camino de los estudios superiores. Las capas medias terminan por abandonar la enseñanza pública, mientras que a las capas sociales que carecen de esos recursos se les reserva un sistema público cada vez más degradado. Las nuevas propuestas socialistas. El proyecto de reforma anunciado por el PSOE ha sido acogido con expectación en la comunidad educativa. La aparente firmeza mostrada con la “congelación de la LOCE” y las declaraciones a la prensa de la ministra respecto a la salida de la asignatura de religión de la escuela, parecían justificar ciertas esperanzas. Por otra parte, todo proyecto de elaboración 76 VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004

de una nueva ley de educación supone una oportunidad para replantear los problemas y buscar soluciones, y, en ese sentido, abre un período de debate y reflexión que hay que acoger con la esperanza de poder cambiar la realidad. Si nos fijamos en los aspectos pedagógicos, de currículo, organizativos o de estructura del sistema educativo, las propuestas contenidas en el documento de presentación del proyecto de reforma del PSOE /6 se mueven en la ambigüedad. El documento es declaradamente continuista con la LOGSE y levemente crítico con la LOCE. Detecta algunos problemas, pero es tímido en cuanto a las soluciones que plantea (así ocurre, por ejemplo, en lo referente al sistema de designación de directores, el tratamiento a la diversidad o a la continuidad entre los ciclos profesionales medio y superior.) Se podría decir que el documento busca el consenso, en el sentido de un apoyo tácito del PP, esperando que, aunque vote en contra en el Parlamento, asuma los cambios, en una eventual vuelta al poder. Ahora bien, desde una perspectiva histórica, las reformas que han sufrido, y continúan sufriendo, los sistemas educativos europeos conducen a su privatización y, aunque de forma encubierta, a una descualificación general de la población. En nuestro país, a pesar de sus aparentes diferencias, todas las reformas educativas anteriores (tanto las socialistas, como las populares) han tenido un resultado común: el progresivo deterioro del sistema público de enseñanza que ha favorecido la expansión del sector privado, provocando la fragmentación del sistema educativo y, como consecuencia inevitable, el aumento de las desigualdades sociales. Al considerar cualquier nuevo proyecto de reforma educativa, es, pues, fundamental tener en cuenta este resultado y, sólo después de determinar el papel que puede jugar la nueva ley en este sentido, se pueden considerar sus propuestas curriculares o estructurales. La consolidación de un sistema educativo fragmentado anula de raíz la eficacia de cualquier reforma de este tipo. La grave situación por la que atraviesa nuestro sistema educativo no permite medias tintas, la valoración de la nueva reforma educativa hay que hacerla por su alineación, o no, con las directrices de las grandes organizaciones empresariales y por su continuismo, en este mismo sentido, con las reformas anteriores. En otras palabras, se trata de saber si sus propuestas agravarán el proceso actual o si, por el contrario, actuarán en su contra. Desde este punto de vista, la reforma anunciada no parece que vaya a salirse, como tampoco lo hicieron antes las del PP, del camino trazado por el FMI, la OCDE y el resto de las grandes organizaciones empresariales. La construcción europea sirve de coartada para que todos los gobiernos, socialdemócratas o conservadores, hagan avanzar el proceso de mercantilización de la educación. La lectura de las propuestas del ministerio induce a pensar que la próxima reforma educativa dará un paso más en el proceso, iniciado por las reformas anteriores, de desmantelamiento del sistema público de enseñanza. 6/ Ministerio de Educación y Ciencia, Secretaría General de Educación: Una educación de calidad para todos y entre todos; http://debateeducativo.mec.es/ind_base.php. VIENTO SUR Número 77/Noviembre 2004 77

Algo se mueve en la izquierda - Viento Sur
Algo se mueve en Alemania - Viento Sur
Hay que recuperar una vida más erótica, en el sentido ... - Viento Sur
"Abasso Italia". Reflexiones sobre una nación ... - Viento Sur
Carta abierta de un insumiso - Viento Sur
quo vadis? Cuestiones en litigio para la teoría de las ... - Viento Sur
La izquierda nunca ha tenido una estrategia frente al ... - Viento Sur
"Peak Oil": mercado versus geopolítica y guerra - Viento Sur
El futuro gran mercado trasatlántico de datos personales - Viento Sur