Views
3 years ago

prosti 21-10-03 ok final.qxd - Acnur

prosti 21-10-03 ok final.qxd - Acnur

32 Comisión para la

32 Comisión para la Investigación de malos tratos a mujeres importante, nos distrae de la verdadera cuestión que es "¿Por qué los hombres prostituyen a las mujeres"? como clientes o como proxenetas, ellos son los verdaderos vertebradores de la cuestión. Las posturas pro-trabajo sexual alegan que el problema de la prostitución está en la estigmatización de la mujer. Es decir, que estaríamos enfrentando un orden moral a una elección de libertad (libertad sexual a decidir sobre el cuerpo, etc.). La mujer prostituida sería víctima de una sociedad que la condena moralmente por hacer un "trabajo" que hipócritamente demanda. La mujer, sopesando sus oportunidades laborales, opta por la prostitución como actividad laboral. Por tanto, ésta demanda que la sociedad legitime su opción considerándola como una trabajadora más de cualquier industria. Esta cuestión nos remite de nuevo a la interiorización del mensaje masculino por parte de la mujer. Si bien el hombre quiere tener objetos que satisfagan parte de sus demandas, no quiere, por otro lado, que se le criminalice o se le estigmatice por la búsqueda de su placer. En consecuencia, genera mecanismos para que el objeto-víctima se sienta empoderado. Le otorga un estatus, en este caso de trabajadora, siendo el trabajo uno de los ejes de nuestra sociedad. La mayoría de nosotros y nosotras basamos la autoestima en el empleo remunerado que desempeñamos, ya que el trabajo en sí (por ejemplo el trabajo doméstico) no se valora, si no conlleva una contrapartida económica (remuneración). La Convención estipula que los Estados deben prever medidas de rehabilitación para las víctimas de la trata y la prostitución. No es la Convención de 1949 la que marginaliza a las mujeres que ejercen la prostitución, sino su condición de subordinación en tanto que son mujeres que no tienen ningún poder político y que son tratadas como objetos e instrumentos destinadas al placer masculino. Guía de la Convención de la ONU de 1949. M. Marcovich Por supuesto, la cuestión no reside en si las mujeres prostituidas realizan o no una actividad económica al recibir un pago, sino en si esa actividad económica es una elección libre o no. Partiendo de que la mujer en el mercado de trabajo se halla en una posición de discriminación laboral, con una feminización de la pobreza, precariedad laboral y falta de oportunidades, es difícil concebir la libertad de elección en un sector de explotación. El hecho de que para algunas mujeres ese sector se conciba como legítimo es, como ya hemos mencionado, una adaptación a una situación de necesidad: porque se debe de afrontar la subsistencia… Las explicaciones pueden ser múltiples, pero la razón es siempre la misma. No es una cuestión moral, es una cuestión social: por un lado, de discriminación de acceso a recursos y, por otro, de jerarquía y subordinación de sexos. Además, distinguir entre la prostitución mala y buena, libre o forzada, es reforzar la legitimidad del uso de la mujer como objeto de explotación. Reglamentar en base a una supuesta libertad de elección es caer dentro de la contradicción de legalizar la condición de víctima. Autonomía y proxenetismo La perspectiva reglamentarista enfatiza los casos de la mujer prostituida como trabajadora autónoma, minimizando la figura del chulo y proxeneta como un factor sustancial de cambio de las últimas décadas en la evolución de la prostitución. Lo cierto es que ha habido cambios, tanto en los países abolicionistas que han visto proliferar los nuevos macroclubs de

Informe sobre el tráfico de mujeres y la prostitución en la Comunidad de Madrid 33 alternes, show-girls y sus derivados, como en los países que han reglamentado la prostitución que han fomentado los circuitos de tráfico y turismo sexual. En referencia a la autonomía de las mujeres y los cambios acontecidos, tenemos que hablar de ciertas figuras masculinas que han surgido y otros que se han transformado, sobre lo cual profundizaremos en el capítulo 4. La prostitución como fenómeno se ha diversificado, también lo han hecho, por lo tanto, las figuras sociales implicadas en tal fenómeno. En los siguientes párrafos vamos a introducir algunos aspectos que desarrollaremos en otros capítulos, pero que están relacionados con la supuesta autonomía de las mujeres prostituidas. Entre los cambios sucedidos en la última década en la prostitución, destaca un conjunto de figuras masculinas más ocultas que antes, de las cuales la mujer depende para ejercer su actividad. En la siguiente tabla aparecen parte de las figuras que han sobresalido en nuestro estudio de campo: El chulo clásico - el mantenido afectivo: el chulo se mantiene en algunas tipologías. Respecto al mantenido, desaparecen elementos de control de la actividad, focalizándose en el control afectivo y la dependencia emocional. Se mantiene el componente de violencia, más psicológica que física. El proxeneta y el intermediario: El intermediario surge como una figura bisagra entre chulo y proxeneta. Es una especie de relaciones públicas bífido, mayoritariamente hombre que, por un lado, promociona ciertos burdeles o clubs, y al mismo tiempo a ciertas mujeres prostituidas. A cambio se lleva un porcentaje de las ganancias de éstas por un cierto tiempo. Es una figura de coacción y control. El dueño, el proxeneta organizado (autodenominado empresario del sexo): el dueño del burdel, club, casa de citas, etc… se ha transformado en una figura lejana. Muchas veces ni siquiera es conocido por la mujer prostituida. Se ha transformado en un empresario, diversificando y modernizando su negocio. Por eso, se emplea con más frecuencia la palabra club que prostíbulo. Es sensible a las demandas tipológicas de los mismos, cambiando frecuentemente de mujeres para mantener su clientela. Tras este análisis breve de algunos de los cambios que se están dando en la prostitución, en el tema de la autonomía de la mujer prostituida como un elemento de libertad, hemos de concluir con el cuestionamiento de dicho planteamiento. La mujer prostituida ha visto complejizarse y ampliarse sus relaciones de dependencia para poder sobrevivir. La casi desaparición del chulo clásico como figura física permanente, no ha significado una disminución ni de las figuras de dependencia, ni de las coacciones, ni de la violencia permanente que rodea el mundo de la prostitución. La autonomía es pues inexistente, salvo en casos excepcionales. Tráfico o prostitución La distinción entre tráfico y prostitución es un elemento de divergencia de muchas Organizaciones. En ambos casos, las mujeres son víctimas de la explotación sexual y, en ambos casos, el negocio se dirige a cubrir la demanda de los mismos empresarios y clientes para quienes lo importante es procurar y obtener un beneficio y no quien se lo satisface. Esta distinción es una manera de crear una forma permisible de explotación sexual x . El tráfico de mujeres se destina a la prostitución, luego es una forma de prostitución. Disgregarlo sólo lleva a ocultar la causa por la que el tráfico existe.Así mismo, la prostitución puede entenderse como tráfico de mujeres a nivel

Debates sobre los derechos humanos y el sistema ... - Acnur
Trata de humanos: - Acnur
"Eso es lo que nosotras exigimos. Que se haga justicia ... - Acnur
Seminario sobre Legislación Migratoria - Compilación de ... - Acnur
Tendencias legislativas sobre migración en Centroamérica - Acnur
La protección de las víctimas de trata de personas. Costa Rica - Acnur
Honduras. A/HRC/16/10 - Acnur
Violencia contra la Mujer - Acnur
LEY No.5 DE 26-10-1977 POR LA CUAL SE APRUEBA LA - Acnur
Informe Temático de la Defensoría del Pueblo del Ecuador ... - Acnur
Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas ... - Acnur
Letonia. CAT/C/LVA/CO/2 - Acnur
Consideraciones sobre la protección internacional de los ... - Acnur
Las víctimas contra las violencias - Acnur
Nota del Secretario General sobre la Trata de personas ... - Acnur
Programa de atención integral para personas refugiadas ... - Acnur
Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas ... - Acnur
Informe sobre seguridad ciudadana y derechos humanos ... - Acnur
manual del acnur para la protección de mujeres y niñas
Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 y ... - Acnur
Directrices de elegibilidad para evaluar las necesidades de ... - Acnur
Observaciones finales del Comité - CEDAW : Democratic ... - Acnur
El conflicto, callejón con salida - Acnur
Migración Internacional en las Américas. Primer informe del ... - Acnur
Tres veces víctimas: Víctimas de la violencia, el silencio y el ... - Acnur
Resumen de los casos transmitidos a los gobiernos y ... - Acnur
Salud Integral, Sexual y Reproductiva de las Mujeres en el ... - Acnur