Views
3 years ago

prosti 21-10-03 ok final.qxd - Acnur

prosti 21-10-03 ok final.qxd - Acnur

Informe sobre el

Informe sobre el tráfico de mujeres y la prostitución en la Comunidad de Madrid 61 la llegada y aumento del número de mujeres a la prostitución, es consecuencia de la demanda de dueños, empresarios del mercado prostitucional y de los clientes, que quieren variedad en quienes les procuran el servicio. Esto ha forzado a las prostitutas a incrementar su movilidad dentro de la propia ciudad y les ha obligado, concretamente a las prostitutas de club, a seguir los circuitos marcados por los dueños, intermediarios y proxenetas para poder sobrevivir. Hay mayor número de mujeres prostituidas fijas de calle, por zona, especialmente si sobrepasan los 25 años y se aproximan a la treintena y edades mayores. Son las prostitutas que llevan más tiempo ejerciendo y las que sirven de referencia en el ambiente. Sin embargo, para las más jóvenes y las de club la movilidad es obligatoria. Nuestras informantes explican que cuanto más joven y cuanto menos tiempo se lleva ejerciendo, más alta es la movilidad, por lo que también lo es el deterioro y los percances sufridos por motivos de inseguridad: robos, asaltos, insultos, violaciones, peleas… No es posible trazar un mapa de movilidad urbana de estas mujeres, porque normalmente no es fijo, depende del clima del día, del chulo, del humor, la apetencia, encontrarse con una conocida y cambiarse de lugar juntas… mil variables. Por el contrario, sí nos ha sido posible realizarlo a nivel del Estado sobre las rutas que las mujeres y las asociaciones nos han señalado como las más habituales. Éstas están subrayadas de color rojo en el mapa siguiente. Valladolid, Zaragoza, Sevilla, Málaga y Coruña parecen que son todos enclaves fundamentales de la prostitución en España y en las rutas nacionales; siendo Madrid, Valencia y Barcelona enclaves más competitivos, con un acceso libre mucho menor y más dependiente de rutas establecidas por dueños que posean varios establecimientos en el territorio nacional, o bien establecidas por asociaciones de varios dueños. Madrid, en la mayoría de los casos, tanto de tráfico como prostitución, suele ser el segundo o tercer destino al que llegan las mujeres. Factores de permanencia y salida Los factores que hacen que una mujer permanezca en la prostitución son los mismos que la condujeron a ella. Sin embargo, el ejercicio de la prostitución implica el desarrollo de un ciclo de deterioro que hace que la mujer caiga en una espiral de automarginación que dificulta enormemente el desarrollo de alternativas vitales a la prostitución. El principal factor de permanencia es la existencia de personas dependientes de los ingresos de la mujer prostituída. Esto no sólo hace referencia a los chulos y proxenetas, sino también a los compañeros afectivos y, especialmente, a las familias. Familias que se encuentran en la precariedad, o en la marginación social, menores dependientes de la madre o familias en el país de origen. La adquisición de un dinero difícil pero rápido hace que las sumas que las mujeres manejan sean bastante altas, inclusive en la prostitución de calle. Esto tiene que ver con el estilo de vida que

62 Comisión para la Investigación de malos tratos a mujeres normalmente lleva aparejado el ejercicio de la prostitución: muchos ingresos y mayores gastos, generalmente en bienes de consumo de lujo: ropa, maquillaje, perfumes, objetos para el ejercicio de la prostitución, caprichos, y auto-regalos. Tan rápido como se gana se gasta. Tal y como especifica una de nuestras entrevistadas "es dinero que quema", que ha de ser gastado. El dinero, como simbología del poder en el mundo de la prostitución se traspasa del cliente a la mujer prostituida, es el vertebrador de la actividad y es el que la simboliza (el pago) y la resume. Por ello, a pesar de que son las necesidades económicas el principal factor por el que las mujeres dicen prostituirse, no existen mecanismos de ahorro entre ellas. No guardan el dinero en cuentas bancarias, ni invierten, ni compran vivienda. El uso del dinero es compulsivo y no tiene el destino de mejorar la calidad de vida, sino que su gasto es la demostración que hace la mujer de que ha habido “un traspaso de poder, y que ahora el poder lo tiene ella”. El estilo de vida que lleva aparejado la prostitución es también limitador respecto a las relaciones sociales. El volumen y las horas de actividad les impone la necesidad económica de ingresos. Ello supone la dificultad de establecer horarios fijos, ritmos de vida respecto a las horas de sueño, descanso, comidas, distracciones. Esto implica la ruptura y pérdida paulatina de redes sociales, familia y amigos/as. Poder distanciarse del ambiente, dedicar el tiempo a adquirir conocimientos, a conocer recursos, a planificar la vida… es algo que no ocurre una vez que la mujer inicia el ciclo de salida de la prostitución, y este no comienza hasta que no percibe elementos de apoyo. La mujer prostituida se ve a sí misma como incapaz de salir de esa situación, incapaz de realizar otra ocupación, incapaz de establecer relaciones sociales normalizadas. Ese sentimiento continuo de "incapacidad" está derivado por la absoluta falta de autoestima, y la pérdida continua de habilidades sociales y de comunicación normalizadas. Todas las asociaciones que realizan trabajo de base en el campo de la prostitución subrayan que el factor clave de salida es la presencia de apoyo y acompañamiento, y que la variable de mayor freno es la presencia de figuras masculinas cercanas al proxenetismo. La generación de autoestima, la formación, el establecimiento de un estilo de vida sano, en base a unos ritmos normalizados, y la dotación de recursos sociales, comunicativos y asistenciales son, de acuerdo con estas organizaciones, los principales factores que co-ayudan a la mujer prostituída a salir de la prostitución. La clave de todo el proceso de permanencia en el ejercicio de la prostitución, da igual la tipología que sea, es la inexistencia de un proyecto de vida. El mundo de prostitución absorbe por el deterioro psicológico y por el afán de lucro. Consecuencias en las mujeres Parte de las consecuencias que padece una mujer que ha estado en la prostitución las acabamos de señalar. En general éstas se pueden dividir en sanitarias, psico-sociales, económicas y afectivo-familiares. Consecuencias Sanitarias En primer lugar, destacan los trastornos alimenticios, debido principalmente a la volubilidad de los horarios de comidas. Por otro lado, aproximadamente el 100% de las mujeres han padecido en algún momento o padecen enfermedades de transmisión sexual (ETS), como

Debates sobre los derechos humanos y el sistema ... - Acnur
"Eso es lo que nosotras exigimos. Que se haga justicia ... - Acnur
Tendencias legislativas sobre migración en Centroamérica - Acnur
Trata de humanos: - Acnur
Seminario sobre Legislación Migratoria - Compilación de ... - Acnur
La protección de las víctimas de trata de personas. Costa Rica - Acnur
Honduras. A/HRC/16/10 - Acnur
Violencia contra la Mujer - Acnur
LEY No.5 DE 26-10-1977 POR LA CUAL SE APRUEBA LA - Acnur
Informe Temático de la Defensoría del Pueblo del Ecuador ... - Acnur
Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas ... - Acnur
Consideraciones sobre la protección internacional de los ... - Acnur
Programa de atención integral para personas refugiadas ... - Acnur
Informe sobre seguridad ciudadana y derechos humanos ... - Acnur
manual del acnur para la protección de mujeres y niñas
Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 y ... - Acnur
Directrices de elegibilidad para evaluar las necesidades de ... - Acnur
El conflicto, callejón con salida - Acnur
Migración Internacional en las Américas. Primer informe del ... - Acnur
Letonia. CAT/C/LVA/CO/2 - Acnur
Las víctimas contra las violencias - Acnur
Nota del Secretario General sobre la Trata de personas ... - Acnur
Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas ... - Acnur
Salud Integral, Sexual y Reproductiva de las Mujeres en el ... - Acnur
Observaciones finales del Comité - CEDAW : Democratic ... - Acnur
Tres veces víctimas: Víctimas de la violencia, el silencio y el ... - Acnur
Acción de Tutela, Sentencia No. SU-1150/2000 de la Corte ... - Acnur