Views
3 years ago

Vol. 2, n.º 3. Marzo del 2001

Vol. 2, n.º 3. Marzo del 2001

dad era bombardeada’,

dad era bombardeada’, ‘el niño era muy bueno / era un tonto / hacía el tonto / se ponía tonto’. ¿Qué podemos hacer para combatir estos anglicismos que tanto empobrecen y desvirtúan el idioma español, amputándole poco a poco, o mucho a mucho, las maneras tradicionales de decir las cosas? Por lo pronto, como traductores -y por ello tal vez más conscientes de los entresijos de los dos idiomas- podemos tratar de atajarlos poniéndolos sobre el tapete, dándolos a conocer o recordándoselos a cuantos se interesan por la lengua española. Eso es lo que hacemos (o estamos haciendo) hoy. ¡Ojalá estas Jornadas tengan largo y amplio eco, y no sólo en el ámbito de la medicina! Por otra parte, cada uno de los que usamos la lengua española tenemos la obligación de cuidar -para que no se nos tuerza o marchite- este árbol centenario que nuestros antepasados plantaron y que tan bellas flores y sabrosos frutos nos ha dado. En nuestro cotidiano quehacer y en el trato con nuestros semejantes debemos defender la lengua castellana de los anglicismos innecesarios, como en su día la defendió de galicismos la Real Academia Española. Palabra e imagen onion bulbs Luis Pestana http://www.neuro .wustl.edu/ neuromuscular/pathol/nervedem.htm Definición: «Hypertrophic neuropathies: These disorders are united by a characteristic pathologic feature - the presence of “onion bulbs.““Onion bulbs” refer to multiple Schwann cell processes concentrically surrounding either individual or small groups of fibers. This hypertrophy may be so severe as to cause palpable enlargement of affected nerves. Hypertrophic changes may be seen in a variety of conditions, including: chronic relapsing polyneuropathies [...]; long-standing diabetic neuropathy; and [...] Charcot- Marie-Tooth disease, Dejerine-Sottas neuropathy, or Refsum’s disease.» [http:// edcenter.med.cornell.edu/CUMC_PathNotes/ Neuropathology/Neuropath_II/muscle.html] «Onion bulbs. Repeated episodes of demyelination and remyelination result in the production of excessive Schwann cell’s processes with basal lamina and collagen.» [http://sprojects.mmi.mcgill.ca/neuropath/ glossary/glossbot.htm] Propuestas de traducción: Imágenes en bulbo de cebolla, bulbos de cebolla, catáfilas de cebolla. Panace@ Vol. 2, N.º 3. Marzo, 2001 57

La comunicación con pacientes hispanohablantes en Estados Unidos * Holly E. Jacobson Universidad de Arizona Tucson (Estados Unidos) Estados Unidos es una sociedad cada vez más diversa, plurilingüe y multicultural, lo que obliga a los proveedores de salud a buscar nuevas estrategias para comunicarse con las diferentes poblaciones del país. Más de un 10% de la población en cinco estados –California, Nueva York, Nuevo México y Hawai– tiene «destrezas limitadas en inglés» 1 . Solamente en 1992, un millón de inmigrantes y refugiados llegaron a Estados Unidos (2), y si se suma a esa cifra anual los millones de indocumentados que emigran a este país cada año, está claro que el sistema sanitario tiene un trabajo enorme por delante para poder proporcionar el cuidado necesario para todos, además de difundir mensajes de prevención y salud a los llamados LEP (Limited English Proficient o con una competencia lingüística limitada en inglés). * Reproducido con autorización de Médico Interamericano 1999; 18:12-16 [http://www.icps.org] La etiqueta de LEP que se utiliza a menudo en Estados Unidos se inventó dentro de un marco que considera que los idiomas minoritarios constituyen un problema para la sociedad 3,4 . Desde esta perspectiva, el plurilingüismo del país es un problema que necesita solución. Sin embargo, en mi opinión, la multitud de lenguas que coexisten en este país no se deben considerar como un problema sino como «recursos para administrar, preservar y desarrollar», de acuerdo con la perspectiva de Ruiz 3,4 , ya que benefician y enriquecen a nuestras comunidades. Por esa y otras razones, este artículo promociona y defiende el uso eficaz de la lengua nativa o primera lengua (L1) para comunicarse con los pacientes en los hospitales y otros contextos sanitarios. Sin embargo, el énfasis se debe más a razones pragmáticas que filosóficas: sea cual sea el nivel de dominio de una segunda lengua (L2) (que en el contexto de este artículo es el inglés), ésta siempre seguirá siendo una segunda lengua, y la gente por lo general se siente más cómoda hablando en su idioma (L1) en ámbitos como el hogar o para hablar sobre temas como la salud personal 5-7 . Es más, cuando se proporcionan servicios médicos no se pueden permitir confusiones ni que se comprometa la comunicación, y la mayoría de estudios indican claramente que una de las mayores barreras al cuidado médico es el idioma 8-9 . Pero no podemos separar el idioma de la cultura: nuestro idioma afecta nuestra cosmovisión y ésta a su vez afecta a nuestra idioma. Woloshin1 nos ayuda a entender la importancia de la lengua en las relaciones médico-paciente: es por medio del idioma como el médico accede a las creencias que tienen sus pacientes sobre la salud y la enfermedad, lo que proporciona la oportunidad de abordar y reconciliar los diferentes sistemas de creencias. Es también a través del idioma como médicos y pacientes establecen una conexión de empatía que puede ser terapéutica en sí misma. Aproximadamente 32 millones de personas (el 13,8% de la población) en Estados Unidos hablan una lengua distinta del inglés en sus hogares 10 . Aunque los argumentos que aquí se presentan para la defensa del uso de la L1 en la actividad médica y de salud son aplicables a todos aquellos para los que el inglés no es su idioma natal, nos centraremos en los que hablan español como L1 e inglés como L2. Los hispanohablantes constituyen el 54% de personas en Estados Unidos cuyo idioma nativo no es el inglés y el 78,3% de éstos dicen encontrarse más cómodos hablando español en su hogar 8 . Por su situación socioeconómica, las comunidades hispanohablantes tienen mayor riesgo de mortalidad y morbididad, a lo que contribuye la escasa disponibilidad de servicios e información 58 Panace@ Vol. 2, N.º 3. Marzo, 2001

Vol. 1, n.º 2. Diciembre del 2000
Panace@, vol. 3 núm. 9-10, diciembre 2002
Número 1.257 1-2 de marzo - Archidiócesis de Toledo
Revista CONAMED, Vol. 7, Núm. 2, abril - junio, 2002 - Comisión ...
LA SOTRIADA DE ESQUÍ DE MONTAÑA 2 y 3 Marzo 2013 ... - fempa
Gaceta Vol. 2, No. 3 - UGM
Revista CONAMED, Año 5, Vol. 7, Núm. 18, enero - marzo, 2001
Vol.3 Núm. 2 - Instituto Nacional de Investigaciones Forestales ...
Clínica Las Condes / vol. 23 n0 2 / marzo 2012
www.rpalc.com - Vol. 2, no 1 - enero/febrero/marzo 2010 - Revista ...
Vol. 25 No. 3 (63) Diciembre - 2003 - Academia Nacional De ...
No.3 Vol 2 ABRIL-MAYO 2011 - Iglesia de Dios Apostólica del 7
Boletín de Medicina y Traducción
Ambit 1 2 y 3.indb - CICR - Universitat Ramon Llull
1. Responsabilidad Social Empresarial en Bci 2. Premios 3 ...
Año 2 Volumen 3 - Sociedad Española de Medicina Interna
Vol. 2, n.º 4. Junio del 2001
Panace@, vol. 3 núm. 9-10, diciembre 2002
revista de medicina experimental vol 18, n° 3-4, 2001 - Instituto ...
Panace@, vol. 3 núm. 9-10, diciembre 2002 - Tremédica
Vol 1. Nº 2. 2001 - Asociación Española de Neuropsiquiatría
Panace@, vol. 3 núm. 9-10, diciembre 2002
Vol. 6 No. 9. Febrero 25 a Marzo 3 de 2010 - Cci
Vol.2 Núm.1 Marzo 2002 ENTRA EN VIGOR EL CÓDIGO DE ...
Aten Fam 2007 Vol 14 (2) marzo-abril - Facultad de Medicina - UNAM
Vol. 5, N° 2. Año 2001 PERFIL PSICO-SOCIAL EN PACIENTES ...
Decreto Ejecutivo No. 12 del 20 de marzo de 2001 - Meduca