Views
3 years ago

Download - ielat

Download - ielat

Mª Eugenia Claps y

Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (Coords). Fiscalidad, medio ambiente… (IELAT – Diciembre 2011) Ante el temor del desmembramiento del país por la inconformidad que estos rumores produjeron en Coahuila-Texas y en otros estados celosos de su autonomía, se llegó a la conclusión de que el único sistema que garantizaría la integridad del territorio nacional sería el centralismo. 51 De hecho, la mayoría de los “hombres de bien” del país, tanto liberales moderados como conservadores, estaban de acuerdo en la necesidad de una mayor centralización del poder para que el gobierno nacional pudiera imponer su autoridad y mantener el control en las regiones que habían demostrado su descontento. 52 La primera constitución centralista (publicada el 30 de diciembre de 1836) fue liberal, pues mantenía la representación y la división de los poderes, pero los federalistas buscaron desprestigiarla calificándola de conservadora. 53 En todo caso, cabe destacar que sus cláusulas sobre los asuntos eclesiásticos eran muy similares a los de la constitución anterior. Incluso uno de los artículos otorgaba al gobierno el derecho de confiscar la propiedad, incluida la de las corporaciones eclesiásticas, cuando pudiera demostrarse la necesidad nacional de hacerlo. 54 El triunfo de la justicia En enero de 1835, San Cristóbal, Comitán y sus pueblos comarcanos se pronunciaron por el plan de Cuernavaca y proclamaron al general Manuel Gil Pérez, nombrado por Santa Anna, como la única autoridad constituida en el estado, desconociendo al gobernador Joaquín Miguel Gutiérrez. Este por su parte proclamó su repudio al citado plan y rompió relaciones con el gobierno santannista, pero fue derrotado. En adelante, el tuxtleco operaría en el departamento del Oeste como una división volante, atacando cuando podía y como podía a las nuevas autoridades impuestas desde el centro del país. 51 Josefina Z Vázquez. Dos décadas de desilusiones. En busca de una fórmula adecuada de gobierno (1832- 1854): 56-57. 52 Michael Costeloe. La primera República central en México, 1835-1846. “Hombres de bien” en la época de Santa Anna. México, FCE, 2000: 94-126. 53 Josefina Z Vázquez. Op Cit: 61. 54 Michael Costeloe. La primera República central en México, 1835-1846: 103. 17 Instituto de Estudios Latinoamericanos – Universidad de Alcalá |

Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (Coords). Fiscalidad, medio ambiente… (IELAT – Diciembre 2011) Tanto para él como para el partido yorkino, defender la federación y la soberanía del estado era ante todo proteger los espacios ganados en el escenario local contra las élites tradicionales. Por su parte, los prohombres coletos como el gobernador Mariano Montes de Oca no podían sino regocijarse con el triunfo del centralismo en la república. 55 Entre mayo y julio de 1835 fueron emitidos varios decretos oficiales, como el retorno de los poderes del estado a San Cristóbal, la designación de Chiapa como nueva cabecera del departamento del Oeste, y la devolución de las multas y bienes expropiados por el gobierno liberal a los conspiradores coletos. 56 El semanario que defendió en Chiapas el régimen centralista fue El triunfo de la justicia, que con este elocuente título se convirtió de hecho en el vocero del nuevo orden de cosas en la república mexicana. Desde un principio este órgano demostró su animadversión contra su antecesor inmediato, El Iris de Chiapas. Así, encontramos sentencias como la siguiente: Desde agosto de 1832 la prensa no hacía más que explicar conceptos contra la patria y la religión desmoralizando a los pueblos y atacando al hombre honrado con sarcasmos y dicterios. Ahora la prensa mostrará los hechos, y será un claro oriente que hará ver y distinguir el verdadero patriotismo de lo que es libertinaje e insaciable ambición: […] sentamos por principio: que todos los males que la Iglesia y el Estado han experimentado desde el año 1827 hasta el presente son debidos al masonismo (sic), cuya secta establecida en las tinieblas no se ha ocupado en otra cosa que en maquinar el modo de exterminar todo cuanto conduzca a la conservación del catolicismo y a la felicidad de nuestra pacífica sociedad. 57 Los editores hicieron énfasis en el argumento de que el gobierno destituido era demagógico y estaba lejos de ser republicano ni federal, pues era más despótico que la monarquía absoluta, ya que mientras el estado estuvo a cargo de la facción yorkina el congreso fue dirigido y obedeció ciegamente al depuesto gobernador. Como ejemplo de esta afirmación, pusieron el caso del decreto de 20 de julio, que trasladó a once sujetos desde la capital a la ciudad de Tuxtla. Para hacer esto, apuntaron, no se recurrió a la constitución ni a ningún 55 Mario Vázquez Olivera. “Trazos de historia política. El estado de Chiapas y la federación mexicana”: 238. 56 Mario Vázquez Olivera. “Trazos de historia política. El estado de Chiapas y la federación mexicana”: 232- 233. 57 “Parte no oficial” El triunfo de la justicia. 18, mayo, 1835: 2-3. 18 Instituto de Estudios Latinoamericanos – Universidad de Alcalá |

  • Page 1 and 2: PAPELES DE DISCUSIÓN IELAT Nº 3 -
  • Page 3 and 4: Estos papeles de discusión del IEL
  • Page 5 and 6: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 7 and 8: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 9 and 10: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 11 and 12: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 13 and 14: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 15 and 16: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 17 and 18: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 19: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 23 and 24: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 25 and 26: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 27 and 28: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 29 and 30: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 31 and 32: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 33 and 34: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 35 and 36: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 37 and 38: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 39 and 40: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 41 and 42: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 43 and 44: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 45 and 46: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 47 and 48: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 49 and 50: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 51 and 52: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 53 and 54: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 55 and 56: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 57 and 58: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 59 and 60: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 61 and 62: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 63 and 64: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 65 and 66: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 67 and 68: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 69 and 70: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 71 and 72:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 73 and 74:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 75 and 76:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 77 and 78:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 79 and 80:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 81 and 82:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 83 and 84:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 85 and 86:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 87 and 88:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 89 and 90:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 91 and 92:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 93 and 94:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 95 and 96:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 97 and 98:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 99 and 100:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 101 and 102:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 103 and 104:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 105 and 106:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 107 and 108:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 109 and 110:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 111 and 112:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 113 and 114:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 115 and 116:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 117 and 118:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 119 and 120:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 121 and 122:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 123 and 124:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 125 and 126:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 127 and 128:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 129 and 130:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 131 and 132:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 133 and 134:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 135 and 136:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 137 and 138:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 139 and 140:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 141 and 142:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 143 and 144:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 145 and 146:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 147 and 148:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 149 and 150:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 151 and 152:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 153 and 154:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 155 and 156:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 157 and 158:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 159 and 160:

    Cuadro Núm. 2 República de Colomb

  • Page 161 and 162:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 163 and 164:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 165 and 166:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 167 and 168:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 169 and 170:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 171 and 172:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 173 and 174:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 175 and 176:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 177 and 178:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 179 and 180:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 181 and 182:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 183 and 184:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 185 and 186:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 187 and 188:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 189 and 190:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 191 and 192:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 193 and 194:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 195 and 196:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 197 and 198:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 199 and 200:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 201 and 202:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 203 and 204:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 205 and 206:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 207 and 208:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 209 and 210:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 211 and 212:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 213 and 214:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 215 and 216:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 217 and 218:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 219 and 220:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 221 and 222:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 223 and 224:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 225 and 226:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 227 and 228:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 229 and 230:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 231 and 232:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 233 and 234:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 235 and 236:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 237 and 238:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 239 and 240:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 241 and 242:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 243 and 244:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 245 and 246:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 247 and 248:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 249 and 250:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 251 and 252:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 253 and 254:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 255 and 256:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 257 and 258:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 259 and 260:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 261 and 262:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 263 and 264:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 265 and 266:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 267 and 268:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 269 and 270:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 271 and 272:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 273 and 274:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

FISCALIDAD, MEDIO AMBIENTE Y COHESIÓN SOCIAL EN ... - ielat
DT 33-Almazan_Web - ielat
DT 38-Walter_Bernecker_Web - ielat
Documento en línea - ielat
DT 42-Papers_Economia_Web - ielat
Premio IELAT 2012-2013
Marzo 2010 Eva Sanz Jara LA CRISIS DEL INDIGENISMO ... - ielat
derecho de inmigración, extranjería y asilo - ielat
Coaching ejecutivo y diversidad version 24-09 - ielat
Nº 1 – Noviembre 2011 - ielat
Nº 2 – Diciemmbre 2011 - ielat
Nº 7 – Junio 2013 - ielat
derecho de inmigración, extranjería y asilo - ielat
DT 53-Armando_Martinez_Web - ielat
Download - Decanato - Instituto Politécnico Nacional
Texto completo (pdf) - Dialnet
Download (pdf) - Universidad de Alicante
Download PDF - Instituto de Economía - Pontificia Universidad ...
Download PDF - Instituto de Economía - Pontificia Universidad ...
Descargar / Download - Instituto de Economía y Finanzas
Descargar / Download - Instituto de Economía y Finanzas ...
Download (2557Kb) - Universidad Autónoma de Nuevo León
Download - Instituto Estatal de la Educación para los Adultos - INEA
Download publication - The International Potash Institute