Views
3 years ago

Download - ielat

Download - ielat

Mª Eugenia Claps y

Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (Coords). Fiscalidad, medio ambiente… (IELAT – Diciembre 2011) discutido, pero valdría la pena recordar que el tamaño mismo del imperio español fue un obstáculo para los intentos centralizadores de la corona española, esto junto a la falta de comunicaciones, las diversas divisiones políticas judiciales y eclesiásticas del virreinato y las concesiones hechas a las élites regionales por la corona. El establecimiento de las intendencias a finales del siglo XVIII, a pesar del empeño por centralizar el poder, fortaleció el regionalismo y debilitó a los virreyes, aunque éstos lograron reponerse aprovechando el descontento general con las reformas borbónicas. 473 La piedra de toque sería la creación de las diputaciones provinciales por la Constitución de Cádiz como lo afirmó Nettie Lee Benson. 474 La historiografía reciente ha demostrado que por la organización política y administrativa de la Nueva España presentara ciertos signos de autonomías locales y de autogobierno incluso antes de la emancipación, no resulta extraño entonces que establecida la independencia las regiones reclamaran sus soberanías y facultades de autogobierno, promoviendo el establecimiento del federalismo. 475 Los centralistas de 1835, inspirados en la tradición más “borbonista” de Cádiz intentarían reconstruir una soberanía nacional basada en un gobierno centralizado y revertir la idea de que la centralización tendía al despotismo y que eso era lo que nos había impuesto España. La centralización que se establecía en las rentas no se reflejaba en el derecho que tenían los estados ahora convertidos en departamentos de administrar algunos de sus recursos, lo que provocaría a larga el rechazo a la implantación de ciertas medidas institucionales como las jefaturas generales de hacienda. Lo que esperaban los centralistas era crear unas medidas generales y universales que cubrieran todo el territorio, que gravaran a todos los ciudadanos y todo aquello que pudiera ser gravable, lo que permitiría la uniformidad fiscal y recuperar una soberanía fiscal. 473 Véase Horst Pietschmann. Las reformas borbónicas y el sistema de intendencias en Nueva España. Un estudio político administrativo. Fondo de Cultura Económica, México, 1996 y Alfredo Ávíla “Constitución de la República Federal”, en Cecilia Noriega y Alicia Salmerón (Coords.) México: un siglo de historia constitucional (1808-1917). Estudios y perspectivas, Instituto Mora/Suprema Corte de justicia de la Nación, 2010. 474 Nettie L. Benson. La diputación provincial y el federalismo mexicano. Centro de Estudios Históricos/El Colegio de México, México, 1994, p. 14. Antonio Annino introduce una idea sugerente en un texto reciente sobre la crisis del Imperio Español como la virtual desaparición de la soberanía regia, en la que los americanos revaluaban la soberanía de los reinos (la nación). En la disolución del orden imperial, unitario y soberano, se perfiló un nuevo orden policéntrico, con autonomías y en medio de una gran diversidad que definía a los territorios. “Imperio, constitución y diversidad en la América Hispana”, en Noriega y Salmerón, Op. Cit. 475 Pietschmann explica las formas centralistas que se perfilaron a partir de las reformas borbónicas, pero también las tendencias “descentralizadoras” promovidas desde la formación de las intendencias. Op. cit. p. 240 y ss. 253 Instituto de Estudios Latinoamericanos – Universidad de Alcalá |

Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (Coords). Fiscalidad, medio ambiente… (IELAT – Diciembre 2011) Hacía un cambio de régimen político y fiscal El nuevo congreso constituyente instalado en 1835 respondía a un nuevo pacto políticomilitar cuyo objetivo consistía en reordenar la vida pública del país, incluyendo de manera especial los aspectos financieros y hacendarios. En este sentido, puede argumentarse que la intención de los congresistas era crear un nuevo pacto fiscal entre el gobierno central y las regiones. El carácter de las nuevas personalidades políticas y el grueso de los representantes elegidos tenían por característica principal ser “antirreformista”, que estaba a favor de la derogación de las reformas que habían realizado los congresistas durante la llamada administración Farías (1° de abril de 1833 al 24 de abril de 1834) y eventualmente, pretenderían el cambio constitucional y una nueva administración que tendía a ser más centralista por oposición al federalismo. 476 El papel del nuevo congreso fue fundamental para el cambio de régimen y para las modificaciones constitucionales e institucionales posteriores. Estamos en una época en que se intentó crear un sistema parlamentarista en el que las cámaras unidas tenían un peso importante y retomaban las ideas de la Constitución de Cádiz. Para los nuevos congresistas era prioritario reformar sustancialmente la Constitución de 1824 o incluso derogarla; buscar una mejor administración tendiente a solucionar los problemas financieros del Estado y reconstruir, en la medida de lo posible, la eficiencia de la hacienda que se suponía había existido durante el periodo colonial. Pero cabe preguntar: ¿El nuevo sistema fiscal centralista aspiraba a semejarse al sistema colonial? Al parecer esa era la idea aunque sólo en el sentido de la eficiencia que se le atribuía al sistema fiscal colonial, pero sin la intención de mantener prácticas asociadas a un antiguo régimen. 477 476 Véase Reynaldo Sordo, El Congreso en la Primera República Centralista. El Colegio de México, México, 1993; para una visión muy completa sobre el Sexto Congreso Constitucional. Para los orígenes del centralismo, Josefina Z. Vázquez, “Iglesia, ejército y centralismo”, en Historia Mexicana, El Colegio de México, vol. MXXXIX: 1, julio-septiembre de 1989. Otra aproximación sobre origen del régimen centralista se encuentra en mi tesis de licenciatura. Javier Torres Medina, “Religión y fueros”, “Dios y libertad”, Orígenes de la Primera República Central de México, 1833-1836. Tesis de licenciatura en Historia, UNAM, México, 1990. 477 Contrariamente a la idea que tenían los centralistas, durante los últimos años del periodo colonial y durante la guerra de independencia la fiscalidad colonial mostraba signos de fragmentación y un aparato fiscal deteriorado como lo han analizado Te Paske, Marichal y Jáuregui. Se había construido una visión un tanto idealizada de los logros de la administración borbónica y que consistía en ver a las últimas décadas del periodo colonial con un esplendor que estaba lejos de ser real. Véase. Luis Jáuregui, La Real Hacienda de Nueva España. Su administración en la época de los intendentes. 1786-1821. UNAM, México, 1999. 254 Instituto de Estudios Latinoamericanos – Universidad de Alcalá |

  • Page 1 and 2:

    PAPELES DE DISCUSIÓN IELAT Nº 3 -

  • Page 3 and 4:

    Estos papeles de discusión del IEL

  • Page 5 and 6:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 7 and 8:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 9 and 10:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 11 and 12:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 13 and 14:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 15 and 16:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 17 and 18:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 19 and 20:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 21 and 22:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 23 and 24:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 25 and 26:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 27 and 28:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 29 and 30:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 31 and 32:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 33 and 34:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 35 and 36:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 37 and 38:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 39 and 40:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 41 and 42:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 43 and 44:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 45 and 46:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 47 and 48:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 49 and 50:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 51 and 52:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 53 and 54:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 55 and 56:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 57 and 58:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 59 and 60:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 61 and 62:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 63 and 64:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 65 and 66:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 67 and 68:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 69 and 70:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 71 and 72:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 73 and 74:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 75 and 76:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 77 and 78:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 79 and 80:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 81 and 82:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 83 and 84:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 85 and 86:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 87 and 88:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 89 and 90:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 91 and 92:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 93 and 94:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 95 and 96:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 97 and 98:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 99 and 100:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 101 and 102:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 103 and 104:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 105 and 106:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 107 and 108:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 109 and 110:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 111 and 112:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 113 and 114:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 115 and 116:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 117 and 118:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 119 and 120:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 121 and 122:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 123 and 124:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 125 and 126:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 127 and 128:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 129 and 130:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 131 and 132:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 133 and 134:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 135 and 136:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 137 and 138:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 139 and 140:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 141 and 142:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 143 and 144:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 145 and 146:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 147 and 148:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 149 and 150:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 151 and 152:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 153 and 154:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 155 and 156:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 157 and 158:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 159 and 160:

    Cuadro Núm. 2 República de Colomb

  • Page 161 and 162:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 163 and 164:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 165 and 166:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 167 and 168:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 169 and 170:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 171 and 172:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 173 and 174:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 175 and 176:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 177 and 178:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 179 and 180:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 181 and 182:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 183 and 184:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 185 and 186:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 187 and 188:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 189 and 190:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 191 and 192:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 193 and 194:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 195 and 196:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 197 and 198:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 199 and 200:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 201 and 202:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 203 and 204:

    Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C

  • Page 205 and 206: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 207 and 208: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 209 and 210: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 211 and 212: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 213 and 214: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 215 and 216: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 217 and 218: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 219 and 220: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 221 and 222: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 223 and 224: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 225 and 226: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 227 and 228: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 229 and 230: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 231 and 232: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 233 and 234: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 235 and 236: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 237 and 238: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 239 and 240: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 241 and 242: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 243 and 244: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 245 and 246: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 247 and 248: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 249 and 250: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 251 and 252: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 253 and 254: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 255: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 259 and 260: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 261 and 262: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 263 and 264: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 265 and 266: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 267 and 268: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 269 and 270: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 271 and 272: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
  • Page 273 and 274: Mª Eugenia Claps y Pedro Pérez (C
FISCALIDAD, MEDIO AMBIENTE Y COHESIÓN SOCIAL EN ... - ielat
DT 33-Almazan_Web - ielat
DT 38-Walter_Bernecker_Web - ielat
Documento en línea - ielat
DT 42-Papers_Economia_Web - ielat
Premio IELAT 2012-2013
Marzo 2010 Eva Sanz Jara LA CRISIS DEL INDIGENISMO ... - ielat
Nº 1 – Noviembre 2011 - ielat
derecho de inmigración, extranjería y asilo - ielat
DT 53-Armando_Martinez_Web - ielat
Coaching ejecutivo y diversidad version 24-09 - ielat
Nº 7 – Junio 2013 - ielat
derecho de inmigración, extranjería y asilo - ielat
Nº 2 – Diciemmbre 2011 - ielat
Download PDF - Instituto de Economía - Pontificia Universidad ...
Texto completo - Dialnet
Texto completo (pdf) - Dialnet
Texto completo (pdf) - Dialnet
Download (1421Kb) - Universidad Autónoma de Nuevo León