SIN CITA PREVIA CON RAMON HERNÀNDEZ

cipripernas

¿Quiénes fueron los responsables de quién

sientes que eres?

Sin duda alguna mi abuela con la que pasaba

mucho tiempo. Muchos momentos de

felicidad y muchos que fueron duros (en los

80), por momentos de crisis y falta de empleo.

Yo en la adolescencia y ella que me marco

mucho y también mis padres que con un

corazón enorme siempre estaban preparados

para ayudar a todos. Todos los amigos

mayores que conocí en ese momento de

cambio en mi adolescencia. Mis hermanos de

Radio Sitges y también de la Radio Jove. Más

adelante. Juan Puerto, mi salvador profesional

y Jaume Santacana que me ayudó en un

momento muy concreto y por supuesto mi

mujer Eva y mis hijas que son mi familia.

¿Quién es esa persona que escuchas cuándo

pones la televisión para ver un documental?

Es él, un niño con 13 años que quiere oír su

voz por la tele.

¿Dime que diferencias fundamentales existen

entre el Sr. Hernández y el Martines?

El Sr. Hernàndez es en realidad muy tímido. No

le gusta nada que le digan que su voz suena:

¡Mira salía por la tele, es el actor tal o cual…!

le gusta que le dejen tranquilo, le gusta estar

en su casa anónimamente. Por otro lado, el

Martines es el tío descarado que cree que lo

sabe todo y que es capaz de sacar cosas de los

actores… ahí aparece el Martines de Radio

Sitges, el que es capaz de inventarse cosas.

De todas tus experiencias y descubrimientos

de juventud ¿cuál es la que inclinó la balanza

de tu destino?

Sin duda hay dos puertas, una en la calle

Bonaire 31 y otra en el Paseo Marítimo 25, las

dos en Sitges, y esas dos abren todas las

demás.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©


Cuando ya has pasado ese momento de gloria

y ego ¿Cuál piensas que es la actitud que un

profesional de la comunicación tiene que

mantener?

La profesionalidad ante todo y el saber que

eres un instrumento para comunicar. En mi

caso particular mi modelo no es el del

periodista informativo, es el de entretener y

despistar por un rato las ideas que se mueven

en el cerebro de los que nos siguen.

Mira, entre profesionales, el cirujano

cardiovascular es el que de verdad hace cosas

importantes… los demás somos bufones. Ellos

si salvan vidas, van a África a curar gente y se

la juegan día a día. Hay mucha gente que tiene

que bajar a la tierra y poner los pies en el suelo

y en la realidad.

¿Con qué no te conformas cuando repasas un

trabajo supuestamente terminado?

Con decir que está terminado. No me

conformo nunca. Pienso con seguridad que

está abierto siempre. En el terreno creativo no

se termina nunca, en cualquier momento hay

cosas que puedes hacer para añadir o mejorar.

Nómbrame esos referentes y momentos que

te han permitido ver con claridad el camino

que hoy recorres.

Radio Sitges y Don Paco Peris Mencheta, la

Radio Jove, Ignaci Pidevall, Catalunya Radio,

Joan Puerto, TV3, Jaume Santacana, Jaume

Grau y Mari Pau Huguet. También mis

compañeros de doblaje: Joaquim Díaz, Juan

Manuel Soriano, Josep María Ullod… espero

no dejarme a nadie.

¿Periodista, comunicador, actor u… otra

cosa?

Es que no sé que soy todavía. Estoy aquí por

casualidad o por suerte. No sé que soy y voy

haciendo cosas, y además, de vez en cuando

me pagan. Creo que he estado engañando a

gente porque tengo la habilidad de entrar en

un despacho a hablar con alguien, a

proponerle una idea y finalmente resulta que

hablo con tanta seguridad que los convenzo

pero bien y me lo compran.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©

Apuntaré sin detalles que ocurrió algo muy

importante en mi vida laboral que me dejó en

shock y que casi me apartó definitivamente de

la profesión. Ese día que en el camino al

trabajo un camión de Estrella Damm se

estrelló contra mí y terminó por poner un

punto y seguido en mí vida. Santacana y

Huguet me salvaron y me volvieron a traer a

este camino que tanto amo, a mi profesión.


¿Cuál es la mayor libertad que te has tomado

en la vida?

Decir alguna cosa que pensaba que no podía

decir y soltarla. Picarle la caña a alguien.

¿Qué implica para ti la palabra

responsabilidad?

Creo que es mi definición. Creo que soy

responsable primero de lo malo y al final de

todo. Tengo que cambiar esta creencia.

Si no te dedicaras a lo que te dedicas, ¿qué

estarías haciendo ahora?

Digo que estaría en un pueblo del pirineo

criando gallinas. Los que me conocen se echan

a reír. Sería pintor artístico. No sé si se

entendería mucho lo que pintara. Sería muy

abstracto. Imagino una tela enorme con

muchos colores y un taller lleno de pinturas…

¡Qué romanticón que soy!

Dime tres objetivos a tu alcance que todavía

no hayas logrado

Escribir un libro, ser director de una emisora

de radio y tener un grupo musical (quise ser

Morrisey de los Smiths). Todavía me acuerdo

de cómo nos dejó tirados en el Sant Jordi y le

insulté en ese concierto hasta desahogarme

bien.

¿Cuáles son tus ingredientes para llegar al

objetivo?

Trabajo, responsabilidad y un entorno

agradable. Estar contentos y felices con lo que

hacemos. Repartiendo mucho cariño, juntos y

todos. Eso es, con cariño.

Descríbeme el cóctel de emociones que hace

que sigas escribiendo páginas en tu profesión

Pasión por la profesión, querer sacar lo mejor

de ellos, rodearme de gente que está en

sintonía con mi pasión. Sin un ambiente de

mucha complicidad no hacemos nada.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©

¿Qué piensas hacer para acercarte a ellos, a

tus objetivos?

Lo del grupo lo intenté una vez y no cuajó. El

libro será raro pero pienso hacerlo. Es una

especie de diccionario de fichas con locutores

que pienso que han aportado algo desde los

80 a los 90. Explicará cosas de la radio en

Catalunya. Incidirá mucho en la gente que

hacíamos cosas pequeñas con mucha ilusión.


¿Cuál es ese poder inspirador que alimenta a

alguien para decidir hacer de su sueño su

profesión?

Cada mañana me levanto pensando en que

puedo hacer hoy para liarla. Me gusta que la

gente de mí alrededor haga lo que desea

hacer.

¿Qué es eso que marca la huella personal de

Ramón?

Creo que soy de verdad, que soy así. Lo que

ves, es así. Soy una Wamba, y soy de Pirelli. Se

me nota cuando paso, me dicen: “estuvo

aquí”.

¿Qué es eso, que por mucho que lo intentas

no eres capaz de digerir?

La gente mala que hay y la prepotencia, ¡qué

asco!… ¿quién te has pensado que eres? Y

también la manipulación, los políticos, los

medios de comunicación… lo llevo muy mal y

me da mucha rabia como actúan.

¿Cuál ha sido tu mayor decepción y que has

aprendido de ella?

De mi mayor accidente laboral. El del camión

de la Estrella Damm que me dejó muy tocado

y me hizo dar un paso atrás y al final dos hacia

delante o quizás más… un salto enorme que ni

esperaba, ni me imaginaba y que abrió

oportunidades.

¿Qué le falta a la sociedad para construir

cosas que no se desmoronen cada cinco años?

Ser más humanos para lo bueno y para lo

malo, asumirlo y pensar que estamos todos

juntos… todos, y hay que ser más inmateriales,

más sensibles y espirituales. Lo del pelotazo…

¡cuidado que la vida no es eso! La crisis te

enseña que la vida no es sólo dinero, que sales

a cada día y luchas hacia lo importante

dejando lo prioritario en un segundo plano,

aunque sé que este pensamiento necesita

perspectiva para entenderse.

¿Has reconocido tu misión en la vida?

No lo sé, no sé qué seré de mayor. Creo que

soy un creador de cosas y me gusta provocar

en el sentido de sacar sentimientos, risas o

llantos. Soy el payaso de las reuniones y

además por vocación. Tanto un rey como una

mujer es lo que más aprecian a su alrededor,

que les hagan reír. Tengo vocación de bufón.

Si te dieran el timón de una radio en este

momento sin límite de ningún tipo ¿Qué y

cómo lo harías?

Recuperar sinceramente a unos cuantos

compañeros que se quedaron injustamente en

el camino y conseguir a algunos profesionales

para este mundo que nunca pensaron que

podrían hacer radio y construiría algo con la

personalidad de todos. Me gustaría ser otra

vez Don Paco Peris Mencheta.

¿Qué está cambiando en tu vida y a que te

resistes?

En los últimos años los valores. Aprecio más lo

pequeño y sencillo y me voy aposentando en

la vida. He estado muy loco sin saber a dónde

iba y de donde venía. Poco a poco me voy

calmando. Me resisto a ser aburrido, a

sentarme en la mesa con mi mujer tras 40

años casados en un restaurante que les gusta

y no dirigirse la palabra en toda la cena. Eso no

lo quiero en ningún aparatado de mi vida. Si

eso pasa nos levantamos y nos vamos.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©


¿Qué hace falta para ser un buen

comunicador?

Ser de verdad. Y sentir mucho: ser sensitivo

ante lo que te rodea y eso, sentir mucho.

¿Qué es eso que necesitas en este momento

de tu vida?

Tranquilidad y que el cerebro pare de girar de

una vez. Oigo voces, muchas. Haré algo para

mejorarlo.

¿Quién es buena persona?

Todo está en la verdad siendo auténtico. No

quiero nada malo para los demás por tanto

con eso ya está. El ser humano tiene una parte

oscura de supervivencia en su sentido animal

que le hace competir y luchar, tomando a los

demás como adversarios. Eso puede hacer

que dejes de ser buena persona.

¿Cuál es el verdadero precio que has de pagar

por aquello que quieres de verdad?

Entregarme a tope, ese es el precio.

Desnudarte sentimentalmente.

¿Cuándo sientes verdaderamente que lo has

logrado?

Es que no se si lo he conseguido plenamente.

Hay momentos de satisfacción si, aunque

siempre estoy pensando en lo siguiente.

¿Cuántas veces has tenido conciencia plena

del fracaso?

Muchas veces. He tenido más conciencia de

eso que del éxito. Te excedes en tus juicios, vas

más allá y yo tengo tendencia a castigarme

mucho por cualquier cosa.

¿Qué has hecho después con esos fracasos?

Llevarlos muy mal. Les doy muchas vueltas y si

meto el dedo en la herida vuelve a hacer daño.

Me cuesta mucho cerrar heridas. Aprender

aprendo pero me duele muchísimo. Eso es en

realidad una putada que me regalo yo mismo.

¿Huir, gritar o pactar?

Pactar como los perritos; bajas las orejas

hablas y procuras que no te pisen. Si lo logras

podemos buscar las soluciones entre los dos.

¿Cuál de tus personajes te define con mayor

exactitud?

Estoy entre el cazador de cocodrilos y rey

Julien de los pingüinos de Madagascar.

¿Cómo se evita tener mala conciencia?

Pensando que has hecho lo que has hecho sin

pretender hacer daño expresamente. Cuando

repasas lo que has hecho y te resuena, has de

buscar rápido a la otra persona para llegar y

comunicar lo que ha pasado. Hay que reenviar

el mensaje como es, una y otra vez, mirándolo

todo y abandonando los impulsos viscerales,

tanto para lo bueno como para lo malo. Esta

opción puede ser dura pero hay que armarse

de valor con responsabilidad y ponerse a ello

para encontrar una buena solución.

¿Cuáles son los pilares que te sustentan?

Mi mujer, mis hijas y mis amigos que tienen

mucha paciencia y me quieren mucho.

¿Cuando tienes la sensación de aprovechar tu

tiempo al cien por cien?

Cuando estoy en el sofá con Eva, el perro no

molesta, mis hijas no están y no tenemos que

hacer nada…

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©


¿Dónde quiere estar Ramón dentro de 10

años?

Sentado en un despacho dirigiendo una radio.

En el terreno personal con la misma gente con

la que estoy con la gente que he crecido y

caminando hacia delante.

¿Con qué o con quién identificas el odio y la

ira?

Con la guerra. Que imbéciles que somos.

¿Cuántas excusas utilizas al día?

Muchas: lo siento, perdona, hablando con

gente otra vez perdona y perdona,…no quería

molestarte. Lo sé, a veces lo uso demasiado.

¿De qué manera o con qué técnica aseguras

tus aprendizajes?

Haciendo un esfuerzo mental para no

olvidarme de esto o aquello porque soy muy

despistado. La vuelvo a pifiar con facilidad y

ahora me apunto muchas cosas que antes no

me apuntaba. Descubrí que en el teléfono

móvil puedo apuntar cosas, con alarmas y

avisos y lo uso mucho.

¿Cuál es la verdadera herencia que quieres

dejar?

Pensar que aporté algo sobre todo a mis hijas,

el intentar hacer las cosas bien, con pasión y

disfrutando de ello.

Si tuvieras que comenzar de cero, ¿Cómo lo

harías?

Con los mismos que hemos ido, tanto con los

buenos como con los malos. Empezamos otra

vez y a lo mejor incluso lo podemos arreglar.

Una dulce mentira y una cruda realidad

Claro que te he visto… estabas muy bien… es

fantástico… y una crudeza: Se me pasó por

alto… la he cagado.

¿Qué necesitas si o si para poner en marcha

tu plan de acción?

Gente que me acompañe y se lo crea, tanto en

lo profesional como en lo personal.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©


¿Qué acciones aportas tú en tu día a día para

mejorar la situación del entorno?

Ganas de hacer cosas y de hacer que la gente

se sienta cómoda, procurando ser buena

gente.

¿Qué recursos necesitas para ayudarte a

tomar una decisión en firme?

Decir: vale ya está, esto es, tira adelante, no te

arrepientas.

Si pudieras volver atrás, ¿Qué harías

diferente?

Explicaría más lo que siento. Intentaría

aprender a contar mejor lo que siento. Cuento

bien los mensajes cuando no son míos, pero

los míos… es difícil pero no imposible.

¿Qué es una decepción, que gusto deja y

cómo la digieres?

Cuando te falla un amigo. Es esas ocasiones

noto que tengo la digestión muy lenta.

¿Qué entorno necesitas para el éxito total?

Necesito otra vez a Eva, a mis hijas y a mis

amigos. En cualquier faceta de la vida… es lo

mismo que me hace falta siempre.

¿Para cuándo un Ondas, Goya u Oscar al

mejor actor, actriz de doblaje?

Era el atril de oro… ahora el doblaje no está de

moda. Como dijo Joel Joan: somos una

aberración. Es esnobismo puro, ni siquiera

política. Solo nos buscan en el magazine de

verano de la tele o radio cuando han de llenar

una hora de programa con algo divertido y

entonces te preguntan por el doblaje de las

porno. Trafican con los sentimientos de las

personas que lo han hecho y con los de las que

lo reciben, del público.

¿Dónde podemos estar seguros que no te

encontraremos jamás?

En un meeting del PP.

Tienes un amigo que está pasando por algo

por lo que tú has pasado antes. ¿Qué le dirías

o recomendarías?

Le doy un abrazo y le escucho. Lo siento en un

banco y lo vuelvo a escuchar. Le pido que me

cuente que ha pasado e intento que lo saque

todo para ayudarle.

¿Qué necesitas de tu país y qué estás

dispuesto a hacer por él?

Lucharía por mi país hasta el final como lo hizo

mi yayo Mariano al subirse a un camión para

lo que hizo falta y luchar contra el fascismo.

¿Qué es eso por lo que entrarías en tu casa

para salvarlo de un incendio?

La radio del yayo Mariano. Es mi abuelo

paterno, del que estuve separado muchos

años por cosas de familia, y bueno… pues eso,

lo conocía poco. También salvaría el espíritu

de la abuelita… la que me crio.

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©


Por último, ¿Aprendiste algo conmigo o de

mí, qué aprendiste de bueno y de malo?

Si aprendí mucho. Aprendí una buena parte de

la responsabilidad y la profesionalidad que

hace falta a la hora de hacer radio y además

de alguien que creía en mí y en mi potencial.

De malo de mí que me mostraste, y que

también me sirvió, aprendí a ver mi parte

irresponsable y que aquello no era… ¡ala

vamos allá! sin más. Había que currárselo.

Fuiste de los primeros que creyeron en mí.

“La casa de la playera” fue mi primer

programa distinto fuera de los musicales.

Recuerdo que el guion lo hacía Rosa Carreras,

(yo no había visto un guion nunca).

Ahí estábamos los sábados… dispuestos a

lucirnos dándolo todo.

Gracias Ramón….

Recuperando la frase de Fray Luis de León:

“Como decíamos ayer…” (Dirigiéndose a sus

alumnos de la Universidad de Salamanca. Y

habían transcurrido cinco años encerrado en

una prisión de la inquisición).

Ya ves, miramos lo hecho y vemos que el

tiempo es incapaz de corromper aquello que

ha crecido con mimo, esmero y respeto.

Cipri Pernas – Coach

DIADRADIO S&E

Diciembre 2014

cipripernas@silviaraposo.com

DIADRADIO S&E – SIN CITA PREVIA©

More magazines by this user
Similar magazines