CAPITULO VII Los fenómenos geográficos - RedGeomatica

redgeomatica.rediris.es

CAPITULO VII Los fenómenos geográficos - RedGeomatica

Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

CAPITULO VII

Los fenómenos geográficos

7.1 Introducción

Cuando el cartógrafo se enfrenta con la tarea de comenzar

la confección de un nuevo mapa, debe tener un perfecto

conocimiento de las características que definen el

fenómeno que quiere representar.

De entre todas las características asociadas a un fenómeno,

el cartógrafo elegirá las que mejor lo definan o las que

sean más representativas del aspecto del fenómeno que

quiere evidenciarse. Supongamos un fenómeno muy

conocido, por ejemplo, el clima. El clima, según la

Organización Meteorológica Mundial se define como "el

conjunto fluctuante de condiciones atmosféricas caracterizado

por los estados y evolución del tiempo, en el transcurso de

un periodo lo suficientemente largo y en un dominio determinado".

El Clima depende de múltiples variables y su

definición gráfica o verbal implica determinar qué variables

son las más características. Veamos varias formas de

definir el clima.

a.- Si hojeamos el fascículo de Climatología del Atlas

Nacional de España (1992), vemos que para que el Clima

de España quede definido de forma gráfica el Instituto

Geográfico Nacional representa en 122 mapas los

siguientes aspectos climáticos:

Precipitaciones,

Hidrometeoros,

Temperaturas,

Humedad relativa,

Evaporación,

Horas de sol despejado,

Radiación solar,

Presión y vientos,

Isócronas,

además de textos explicativos, fotos, gráficos y diagramas.

Todo eso es lo necesario, para que el lector se haga una

idea de las características del clima español.

b.- El Clima de España en el diccionario Larousse (1967,

[españa]) queda definido mediante 7 mapas en los que se

muestran:

Las regiones climáticas,

Los días de heladas

Las horas de sol

Las temperaturas medias (Enero y Agosto)

Los días de lluvias y vientos (Enero y Agosto)

c.- El Anuario de El País describe el Clima anual de

España mediante un gráfico de barras (Figura 7.1) en el

que se muestran las temperaturas medias de las cuatro

Figura 7.1

Para El País, el clima de España puede describirse mediante

un gráfico con las temperaturas medias estacionales de los

últimos años. Lo que para El País puede ser muy importante,

para los campesinos de la España seca puede ser irrelevante.

estaciones desde 1859 hasta nuestros días. Por lo tanto

para este anuario, que dedica 1 hoja como máximo por

tema, la caracterpistica más importante del clima es la

temperatura.

d.- Cuando se quiere abordar la clasificación de una

región en función de las características climáticas, se necesitan

ciertos índices numéricos que combinen los elementos

más importantes del clima. La clasificación de los

climas más aceptada es la de Köppen, cuyo objetivo es

delimitar las distintas zonas de la Tierra en función de los

elementos del clima que ejercen mayor influencia en el

desarrollo de la vegetación. Esta clasificación es en esencia

función de:

1.- La precipitación anual

2.- La temperatura media anual

3.- El régimen anual de las lluvias

Pero no cabe duda de que si esa clasificación es importante

para la agricultura no es lo que influye en otras actividades,

por ejemplo en el turismo, por lo que esa clasificación

puede no ser adecuada para otros intereses.

e.- Cuando quiere describirse el clima de una región limitada,

se utiliza generalmente un tipo de gráfico estandarizado

en el que se muestran las temperaturas y el régimen

de las precipitaciones (Fig. 7.2). Parece pues que lo más

importante para definir el clima sonlas temperaturas y las

precipitaciones.

Cap.7 Pág. 1


Elementos del Diseño Cartográfico

Temperaturas

(º C)

60

50

40

30

20

10

0

GRANADA

Lat. 37º 08´N

Alt. 710 m

E F M A M J J A S O N D

Precipitaciones

(mm)

120

A pesar del gráfico de la Figura 7.2, sabemos que lugares

muy cercanos con el mismo régimen de temperaturas y de

precipitaciones pueden tener condiciones de vida muy

diferentes. Por ejemplo, Algeciras y Tarifa en el Estrecho

de Gibraltar, situadas una de otra a menos de 50 Kms,

ambas a la orilla del mar. El constante viento las diferencia.

En otros casos los índices diferenciadores son las

horas de sol, la humedad relativa del aire, la evaporación,

etc.

80

60

40

20

0

El geógrafo debe seleccionar adecuadamente los datos

que caracterizarán cada fenómeno, dependiendo del fín

del mapa.

Generalmente los datos son siempre expresables mediante

números o cantidades, bien de forma directa, como en el

caso de las precipitaciones, que quedan representadas por

medio de mapas de isolíneas que unen puntos en los que

se han recogido la misma cantidad de agua, o bien de

forma indirecta, que como el clima, puede definirse

mediante una combinación de precipitaciones (l/m 2 ) y

temperaturas (º), o la cultura de una región, que podría

describirse en función de la proporción de los ingresos destinada

por sus habitantes o por el Estado a actividades culturales,

o la economía de un pais mediante una relación

entre la Encuesta de Población Activa y el Producto

Interior Bruto per cápita. Esas relaciones intentan definir

el fenómeno de la forma más fácil y más completa posible.

El autor del mapa, y no el cartógrafo, es el que debe determinar

cuales son las componentes de un fenómeno que

deben tenerse en cuenta para obtener los datos que representen

al fenómeno en cuestión.

El rápido ceciiento del uso de los Sistemas de

Información Geográfica, capaces de cruzar tablas de

información y crear relaciones cartografiables, ha conducido

a la aparición en algunos medios de comunicación,

de informaciones cartográficamente falsas, irrelevantes o

tendenciosamente incorrectas. La facilidad para crear

mapas a partir de datos tabulados no garantiza ni que el

sistema de información geográfica sepa el tipo de gráfico

Cap.7 Pág. 2


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

más adecuado para representar esas relaciones, ni que el

operador del sistema tenga la menor idea de cartografía,

ni que ese conjunto hombre-máquina sepa elegir los datos

que definen el fenómeno. Algunos ejemplos nos revelarán

esas afirmaciones.

Supongamos que se quiere, mostrar la economía de un

país. Si se utiliza sólo la Encuesta de Población Activa

(EPA), nos encontaremos con un gráfico similar al de la

figura 7.4 (a). Si mostramos en un mapa del mundo los

paises coloreados según este índice económico, llegaríamos

a la conclusión de que Qatar es un país con una baja

economía pues su índice de desocupación es superior a la

media mundial. No es así, como podemos observar en el

segundo mapa Su PNB per cápita es de más de

US$16.000 anuales, superior al de Singapur o España

(14.000) y del mismo orden que el del Reino Unido o

Australia. En el otro extremo están los paises que tienen

un nivel de empleo total, como es el caso de China pero

cuyo PIB per cápita es tan sólo de 380$ per cápita.

Así pues, la confección de una cartografía, como síntesis

gráfica de las informaciones numéricas que definen a un

fenómeno georeferenciable, debe estar precedida de un

extensivo estudio por parte del experto en ese fenómeno,

que determine las componentes de la información que

deben analizarse y que ofrezca al cartógrafo las cifras que

deben ser representadas. Al cartógrafo le corresponde la

misión de mostrar esas cifras referenciadas geográficamente

de la forma más clara por medio de la más adecuada

de las herramientas gráficas disponibles.

7.2 Las componentes de los fenómenos

La amplia variedad de fenómenos -tanto visibles como

invisibles- representables mediante mapas, implica que, el

cartógrafo debe -para representar el fenómeno sobre un

mapa- comprender e interpretar gráficamente los resultados

de los análisis que el geógrafo o el autor del mapa realiza

con los datos disponibles. El diseñador, para seleccionar

la característica gráfica más adecuada, debe dominar

los conceptos geográficos más importantes como son los

de distribución de un fenómeno, asociación funcional,

interacción espacial..., con el fin de elegir la simbología

más adecuada en función de sus referencias.

Un fenómeno, en términos de información, queda definido

por un conjunto de características que llamaremos

componentes. Como hemos visto, la forma más elemental

de describir el Clima de un lugar es un listado de temperaturas

a lo largo del año. Para el que quiere afinar un

poco más es una combinación de temperaturas y pluviometría.

Si tenemos en cuenta el factor viento, hacemos

una descripción más acertada y podemos acercarnos todavía

más informando sobre las horas de sol despejado, etc.,

etc. Las componentes de una información son los elementos

más sencillos que la conforman.

Una información del tipo: "La Península Ibérica tiene

forma de piel de toro extendida", puede sistetizarse en:

1.- Fenómeno a representar: La forma de la Península

Ibérica

2.- Las componentes: a) Coordenadas de cada punto de

los límites y b) identificación del mar y la tierra

En este caso hay sólo dos componentes. Utilizaremos para

representar esa información la posición para identificar

los puntos perimetrales y otra variable, la forma del relle-

Cap.7 Pág. 3


Elementos del Diseño Cartográfico

no, por ejemplo, para separar visualmente el mar de las

tierras.(Figura 7.5a)

Sea la siguiente información: "España, que ocupa las 4/5

partes de la Península Ibérica, está dividida en

Comunidades Autónomas"

En este caso, la información está compuesta por las

siguientes componentes: a) Lo que es Península Ibérica,

b) lo que es y lo que no es España, c) lo que son las

Comunidades Autónomas. Podríamos seguir incluso

definiendo un nivel menor de división administrativa -el

de provincias- si lo exigiera la información sin necesidad

de utilizar una nueva variable visual. (Fig. 7.5b)

Conforme aumente el número de componentes de la

información se necesitará aumentar el número de variables

visuales para representarla. Por ejemplo la información,

"El Partido Popular gana las elecciones legislativas del

3 de marzo de 1996 relegando al PSOE a las comunidades

del sur", implica una nueva variable visual que muestre las

Comunidades Autónomas votadas por cada partido político.

Utilizamos el color para separar visualmente los cuatro

partidos gobernantes. (Fig. 7.5c)

Según esto, la información susceptible de ser representada

en un mapa puede dividirse en lo que Bertin llama

"Invariante de la información" y que es aquella parte de la

información que podría colocarse como título del mapa y

las "Componentes" que son aquellas partes variables de la

información cuya unión conforma la totalidad. Estas

componentes son los aspectos de la información cuya descripción

debe aparecer en la leyenda del mapa.

Si al aumentar el número de componentes de la información

debe aumentar el número de variables visuales necesarias

para representarla, el número de variables será, al

menos, igual al número de componentes.

En el mapa “ESPAÑA. División Territorial” (Fig.7.5,b),

la información relevante no es lo que es o lo que no es

mar, aunque sea muy necesaria, sino la separación visual

entre Comunidades. Para representar esa información

hemos utilizado:

a)La posición (X,Y) de cada punto.

b)El Tamaño de cada línea para saber lo que es

Comunidad Autónoma y diferenciarlo de lo que es País y

c) La textura que indica “mar” de lo que indica “tierra”.

El resultado de la utilización de esas tres variables visuales

es una imagen única. Si necesitáramos aumentar la información

aportando otros datos completivos, como por

ejemplo una cuantificación de las diferencias de voto en

cada Comunidad, necesitaríamos utilizar una cuarta

variable visual que se superpusiera a las tres anteriores. En

7.5 (c) se ha representado mediante una variación del

tono. El resultado para nuestra percepción no es el de una

"imagen única" sino que esa información debe leerse en

distintos tiempos perceptivos. Sólo con tres componentes

la información se recibe como una imagen única.

Y

1

Y

1

2

La Península Ibérica

X

X

Mar

Tierra

Mar

2

Tierra

España

Comunidades

3

Provincias

(Si fuera necesario)

Cap.7 Pág. 4


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

Supongamos la siguiente información obtenida de

Semiology of Graphics. Diagrams, Networks, Maps:

"Durante 1958 se produjeron en Francia 184.156 víctimas

en accidentes de tráfico". Esa información sólo tiene una

componente: El número de víctimas (Q).

Sin embargo, disponemos de un nivel superior que completa

esa información: los tipos de vehículos involucrados

y el número de víctimas en cada uno de ellos.

80000

70000

60000

50000

40000

30000

20000

10000

Q

V

Víctimas de Accidentes de Tráfico en Francia 1958

Tipo de Vehículo PEAT. BICIC. MOTO. 4RUEDAS

Nº Accidentados 28.951 17.247 74.887 63.071

Tabla 7.1

La tabla 7.1 muestra la descomposición del número de

víctimas en función del vehículo. Aparece el tipo de vehículo

(V) como una nueva componente. Una representación

sencilla de esas dos componentes sería la que muestra

la figura 7.6(a).

La tabla 7.2 muestra un nivel mayor de complejidad al

diferenciar por sexos (S) los accidentados. La figura 7.6(b)

con la inclusión de la variable valor (podría haber sido la

textura o el color del relleno) podemos percibir el conjunto.

En esta figura ya se han representado tres componentes:

Q+V+S

Pero los datos de la tabla 7.3 nos obliga a representar una

nueva característica: las consecuencias (C) de muerte o

heridas. Deberá utilizarse una nueva variable visual para

representarla como se muestra en Fig.7.6(c).

Víctimas de Accidentes de Tráfico. Francia 1958

Peatones Bicicletas Motocic. 4 Ruedas

Hombres 16.702 13.009 61.609 39.732

Mujeres 12.240 4.238 13.270 23.339

Tabla 7.2

Víctimas de Accidentes de Tráfico. Francia 1958

Peatones Bicicletas Motocic. 4 Ruedas

Hombres Muertos 1232 701 2664 1817

Mujeres Muertas 570 126 322 694

Hombres Heridos 15470 12308 58945 37915

Mujeres Heridas 11679 4112 12955 22645

Tabla 7.3

0

80000

70000

60000

50000

40000

30000

20000

10000

0

80000

70000

60000

50000

40000

30000

20000

10000

0

100000

PEATONES BICICL MOTOCI CUATRO

RUEDAS

Aquí ya se ha superado el límite de tres variables visuales

necesarias para ver "de un golpe de vista" la imagen. En este

caso hay que "recorrer" la imagen para comprenderla

Mujeres

Hombres

PEATONES BICICL MOTOCI CUATRO

RUEDAS

M Heridas

M Muertas

H Heridos

H Muertos

PEATONES BICICL MOTOCI CUATRO

RUEDAS

H. Muertos

H. Heridos

Q S

La superposición no facilita la comprensión. Son fácilmente

comparables las cantidades de los hombres pero son difíciles

de comparar las cifras de mujeres al no estar sobre una

misma base.

10000

Como vemos, conforme aumentemos en número de

características a representar disminuye la facilidad de lectura.

Lo que debería verse de un golpe de vista pasa a

tener que ser leído secuencialmente perdiendo la imagen

gran parte de sus ventajas perceptivas. Veamos a continuación

(Tabla 7.4) una complicación superior de la

información al añadir las edades de las víctimas (E).

V

Q S C

A la deceleración perceptiva motivada por la necesidad de

leer secuencialmente la imagen se suma el hecho de que las

cantidades son muy diferentes entre muertos y heridos.

Figura 7.6 (a), (b) y (c)

V

Cap.7 Pág. 5


Elementos del Diseño Cartográfico

Edad (E)

50

30

20

10

Consecuencias (C)

muerte o heridas

m

h

m

h

m

h

m

h

m

h

Tipo de Vehículo (V)

Peatones Bicicletas Motocicletas Cuatro Ruedas

Sexo (S)

Homb. Muj. Homb. Muj. Homb. Muj. Homb. Muj.

704

5206

223

3778

78

1521

70

1827

150

3347

378

5449

49

1814

24

864

28

1495

89

1967

Cantidades (Q)

396

3863

146

3024

55

1565

76

3407

26

378

56

1030

24

1118

10

609

31

7218

5

126

742

8597

889

18909

660

18558

362

12311

6

181

78

1387

98

3664

82

4010

54

3587

6

131

513

7423

720

15086

353

9084

150

3543

70

1593

253

5552

199

7712

107

4361

61

2593

65

1362

14000

12000

10000

8000

6000

4000

2000

0

25000

20000

15000

10000

Mayores de 50 años

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

Entre 30 y 50 años

Tabla 7.4

Se muestra el conjunto de la información disponible. Se remarca en fondo negro

y letras blancas las componentes de la información (Q, E, C, S y V) que deben

representarse.

5000

0

25000

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

Entre 20 y 30 años

20000

15000

10000

9000

Escalado lineal en el eje Y

10000

Escalado logarítmico en el eje Y

5000

8000

7000

6000

5000

4000

Hombres Muertos

Mujeres Muertas

Hombres Heridos

Mujeres Heridas

1000

100

0

25000

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

Entre 10 y 20 años

3000

2000

10

20000

1000

0

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

1

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

15000

Figura 7.7

Cuando las cantidades entre las categorías sean muy diferentes entre si (izquierda),

habrá problemas para cuantificar en el gráfico las más pequeñas (izquierda). La

división logarítmica del eje Y (Fig. derecha) permite cuantificar los datos aunque

impide una comparación sencilla entre las categorías).

10000

5000

0

25000

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

Menores de 10 años

20000

Mujeres Heridas

Mujeres Muertas

La complejidad de la información conduce a la representación

por medio de gráficos individualizados (Fig. 7.8)

para cada una de las categorías de edades. Podría haberse

elegido como categoría sobre el eje ordenado la de los

tipos de vehículos (Fig. 7.9) en vez de la de los sexos. La

elección se realizará en función del interés.

Figura 7.8

15000

10000

5000

0

30000

25000

20000

15000

Hombres Heridos

Hombres Muertos

Peatones Bicicletas Motocicletas 4 Ruedas

Mayores de 50 años

4 Ruedas

Motocicletas

Bicicletas

Peatones

10000

5000

Figura 7.9

0

Hom. Muertos Hom. Heridos Muj. Muertas Muj. Heridas

Cap.7 Pág. 6


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

Figura 7.10. La expansión de la cultura del Vaso

Campaniforme.

El hecho de mostrar las flechas induce a pensar que ese fue

el camino obligatorio de expansión de la cultura. Las áreas

oscuras con límites bruscos inducen a pensar que hay fronteras

-naturales o artificiales- que impidieron su expansión. El

fenómeno de expansión, que debió de ser un fenómeno

radial, pasa a representarse como lineal en su generación y a

representarse como superficial en su establecimiento.

Figura 7.12

En este caso se sacrifica el hecho de que la cultura del vaso

campaniforme no recorrió la totalidad de territorio, como

indican los dos anteriores para dar la sensación -sensacionalista-

de “explosión” e “invasión”

7.3 Las caracetrísticas de los fenómenos

geográficos

Antes de representar un fenómeno geográfico se debe

reflexionar acerca de los aspectos que lo configuran.

¿Cuáles son las propiedades dimensionales del fenómeno

¿Es un fenómeno puntual, lineal, superficial o es

volumétrico En muchos casos, el fenómeno que puede

considerarse puntual en una determinada escala pasa a ser

superficial en otra.

Los fenómenos se expresan mediante datos geográficos

que los describen y que se obtienen por medio de medidas

directas o indirectas. Un segundo análisis debe hacerse

en función del nivel de concrección aportado por las

medidas de los datos: ¿Expresan esos datos cantidades o

simplemente indican un orden. ¿Cómo puedo clasificar

el dato “riachuelo” anotado en la libreta del topógrafo

Por último se puede considerar una tercera clasificación

en función de la naturaleza del fenómeno: ¿Ocurre en

todos los puntos de la superficie que debe cartografiarse o

sólamente está presente en algunos sitios

Las respuestas a esta variedad de reflexiones nos ayudarán

a representar la realidad de los fenómenos que ocurren

sobre una superficie. El diseñador debe conocer las limitaciones

impuestas por estos niveles de conocimiento.

Figura 7.11

El mismo fenómeno de la figura anterior en un intento de

mostrar una temporalización: “Aquí se inicia y por aquí se

desplaza, llegando a ocupar todo este espacio”. El fenómeno

que es superficial se representa mediante una superficie coloreada.

El tiempo y la dirección se representan por medio de

valores de gris..

7.3.1 Propiedades dimensionales de los fenómenos

geográficos

Podemos clasificar los fenómenos geográficos en función

de su extensión. En algunos casos no importa la escala a

la que se representen, siempre tendrán la misma consideración.

En otros casos la escala determinará su catalogación.

Cap.7 Pág. 7


Elementos del Diseño Cartográfico

a.- Fenómenos puntuales: Toda la información aparece

condensada en un punto específico, teóricamente sin

dimensiones. En algunos casos como por ejemplo, un

vértice geodésico, el cruce de dos carreteras, o un collado,

se considerarán siempre puntos adimensionales sin

importar la escala de representación. En otros casos una

ciudad como Jaén puede considerarse como un punto,

condensándose en ese punto toda la información mientras

que otra como Barcelona, puede aparecer como una

superficie porque quiera destacarse cierto aspecto de

extensión. En el mismo mapa de Barcelona (Fig.7.15), se

han representado poblaciones en forma de círculos como

es el caso de Sabadell. Si lo que se representa en ese mapa

es la superficie ocupada por los edificios pensamos que

además de Bacelona, deberían representarse otras poblaciones

con simbología superficial.

En la Fig 7.10 se muestra la expansión de la cultura del

Vaso Campaniforme, cuyo nacimiento se sitúa en algún

lugar cercano a la necrópolis de Los Millares (Almería).

La creación de un símbolo grande que representa el vaso

se hace para que cubra una "zona extensa" que abarque

los posible lugares de nacimiento que se concretan en Los

Millares. Sierra Nevada (Fig.713, recuadro) que aparece

como un punto m,arca la situación de una zona con una

simbología puntual.

b.- Fenómenos lineales: La información tiene en cada

punto una extensión en una cierta dirección, disponiendo

de ésta dimensión característica. Tal es el caso de carreteras,

rios, fronteras. También puede disponer de otra

segunda dimensión real, por ejemplo, el río puede tener

dos orillas diferenciadas, la carretera puede disponer de

varios carriles. Otras no disponen de esta segunda dimensión:

la frontera es una línea ideal que une puntos materializados

en el terreno mediante mojones o discurre por

la mediana del cauce de un rio. También aquí la escala del

mapa juega un importante papel.

En algunos casos y aunque el fenémeno es sí no haya sido

lineal, como el ejemplo de la figura 7.10, se le representa

de esa manera para facilitar su comprensión. La expansión

de vaso campaniforme fue seguramente un fenómeno

en extensión más que lineal, pero se representa su

migración por medio de vectores que aportan un gran

poder expresivo.

c.- Fenómenos superficiales: La información que debe

representarse se extiende en dos direcciones como las divisiones

administrativas, la utilización del terreno o los

límites de anegación de una riada. La forma clásica de

representar estos fenómenos conduce al lector a pensar

que fuera de esos límites (Fig. 7.10) no ocurre el fenómeno.

En algunos casos los límites son precisos, como en las

demarcaciones administrativas, pero en otros los límites

son confusos desapareciendo poco a poco si no existen

fronteras naturales que impidan el desarrollo del fenómeno.

Este carácter debe mostrarse en las representaciones.

Sierra

Nevada

d.- Fenómenos volumétricos: Que son aquellos cuyas

características más representativas posean tres dimensiones

espaciales. El ejemplo más característico es del relieve

mediante el convencionalismo de las curvas de nivel o

mediante cualquiera de los recursos ampliamente utilizados:

Sombras, normales de sombra, normales de pendiente,

modelos digitales del terreno, etc. Esta característica

puede aplicarse no solamente a las representaciones

del volumen dimensional, sino también a las representaciones

de cantidades, por ejemplo a la producción de

Cap.7 Pág. 8


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

Olesa de

Montserrat

Terrassa

Rubì

Martorell

Molins

St. Vicenc

Esplugues

St. Feliu de Llobregat

St. Boi de

Llobregat

Gavà

St. Cugat

Sabadell

Ripollet

Mollet

Badalona

BARCELONA

Cornellà

L'Hospitalet de Llobregat

Castelldefels

El Prat de

Llobregat

El Masnou

Sta. Coloma

Figura 7.15

Cuando la escala del mapa permite representar algunos objetos

con formas similares a las verdaderas, como en el caso de

Barcelona, puede cometerse un "agravio comparativo" con

otras poblaciones. Al que desconozca la provincia de

Barcelona la observación del mapa le conduce a pensar que

Badalona, Sabadell o Terrassa son pequeñas poblaciones sin

apenas extensión física. Cualquiera de ellas supera los

200.000 habitantes y si la capital catalana ha sido representada

por su perímetro, estas poblaciones también tendrían

este tipo de representación. Ya no es como en el caso de la

figura de Jaén una diferencia cualitativa. En este mapa se

muestra una diferencia cuantitativa que no se corresponde

con la realidad.

Z

a

c

Barrio de la

Salud

Fca. de Venenos

"La Puntilla"

Barrio de la

Salud

Fca. de Venenos

"La Puntilla"

Barrio de la

Salud

Barrio de la

Salud

Fca. de Venenos

"La Puntilla"

Fca. de Venenos

"La Puntilla"

Figura 7.16

Un escape de gas puede ser un fenómeno puntual "¿De dónde

procede el escape" (a). Las consecuencias pueden ser dramáticas

dentro de la superficie limitada por la isolínea más

gruesa (b) aunque se ha esparcido en toda la superficie señalada

de gris (c). ¿Es esa última una representación adecuada.

Sería más correcto dar una información difuminada

(d) si no se quiere o no se dispone de datos sufiecientes para

ofrecer la información (b).

trigo, o la cantidad de lluvia caída sobre una determinada

superficie aplicando una tercera dimensión a las dos planimétricas

que representan el terreno (Fig.7.17).

e.- Como forma espacio-temporal: Ciertos fenómenos

geográficos no son independientes del tiempo, como pueden

ser los fenómenos migratorios, las colonizaciones, o

el avance de un determinado hecho cultural en el tiempo

(Fig. 7.18).

Incluso el mismo fenómeno puede ser observado desde

distintos puntos de vista en un intento de disponer de un

conocimiento más completo.(Figuras 7.20-7.31bis)

d

Y

X

Figura 7.17. Modelo digital de un fenómeno geográfico.

La X y la Y corresponden a las coordenadas del terreno donde

ocurre el fenómeno. La altura (Z) sobre cada punto corresponde

a una característica cuantitativa del fenómeno. Si lo

que se representan son las altitudes la figura será un MDT

(Modelo Digital del Terreno). En la figura se ha representado

el agua en l/m 2 caída en una tormenta.

Cap.7 Pág. 9


Elementos del Diseño Cartográfico

El Primer viaje de Colón

al Nuevo Mundo

3-I

Palos

3-VIII

S. Salvador

12-X

30-IX

23-IX

Canarias

3-IX

6-X

X

La Reconquista

XI

XII

XIII

XIV

1934

1935

Guerra

Civil

1936

1937

1938

1939

1940

1941

1942

Figura 7.19

Representaciones de fenómenos espacio-temporales

7.3.2 Los niveles de medida de los geodatos

Una característica de los geodatos es el nivel de medida

con que estén definidos. Ya hemos hablado de ello en

capítulos precedentes cuando se afirmaba que definir un

fenómeno climatológico como "nieve" es diferenciarlo de

otro similar llamado "lluvia" o del denominado "granizo".

Los tres son caídas de agua de la atmósfera, aunque en

diferente forma. En este caso los datos tienen un nivel de

medida cualitativo.

Una vez que el fenómeno se ha definido como "lluvia",

podemos matizarlo diciendo que lo caído ha sido "un

chispeo" "un chubasco", "una manta de agua" o "una tromba".

Los datos que definen así el fenómeno tienen un

nivel de medida ordenado. Para mostrar este fenómeno

debemos utilizar una variable visual que al menos sea

ordenada pues con una variable que no lo sea no se podrá

mostrar el orden de los datos.

Por último, podemos dar cantidades exactas del agua

caída ofreciéndola en litros por metro cuadrado. Es el

nivel de medida más alto y se denomina cuantitativo. Si

para representar el fenómeno así medido no utilizamos

una variable visual que sea cuantitativa no podremos percibir

las proporciones caídas. Las variables visuales utilizadas

para representar los datos deben tener, al menos, el

mismo nivel perceptivo que el nivel de medida de aquéllos.

7.3.2.1 Nivel de medida cualitativo

Es el más bajo nivel de medida. Los geodatos con un nivel

cualitativo de medida son aquellos que sólamente pueden

distinguirse de los demás por sus características internas.

Por ejemplo, cuando nombramos un dato diciendo “Es

un rio” nos estamos refiriendo a su cualidad, a su nivel de

PV

Figura 7.20

La presente imagen corresponde a una visualización de

Sierra Nevada llevada a cabo por un programa (Natuaral

Scene Designer) que a partir de los datos de un modelo digital

del terreno, permite asignar colores en función de las

alturas y de las vegetaciones dominantes.

Figura 7.21

El programa simula situar una cámara en un punto elegido

por el usuario (PV en la figura 7.19) y ofrece una primera

vista grosera de cómo se vería el terreno desde ese punto.

Posteriormente puede refinarse el resultado para ofrecer una

imagen bastante realista, como la que se ve en 7.22

Figura 7.22

Cap.7 Pág. 10


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

Figura 7.27

Los programas de creación de escenas a partir de MDT´s

permiten visualizar los paisajes de una forma realista

mediante la técnica del "ray tracing". Primero, como se mostró

en 7.20, se crea un modelo tosco en base a una malla

poligonal que une los puntos vecinos.

Figura 7.28

Después el usuario define los límites de aspectos formales

tales como el límite de las nieves, la altura máxima de arbolado,

la altura máxima de vegetación rastrera, etc., y elige o

crea una colección de plantas típicas de la zona.

Figuras 7.23, 43 y 25

Dependiendo del tamaño del terreno terrestre correspondiente

a la mínima unidad gráfica (pixel) asociada, podrán realizarse

acercamientos al terreno hasta que sea visible la

estructura (recuadro). Dependiendo del número de bits asociados

a cada pixel podremos ver más o menos colores asociados

al terreno. Las cuatro figuras anteriores corresponden

a la materialización tridimensional de un MDT de Sierra

Morena.

Figura 7.29

Por último se elige el tipo de roca, su tamaño el tipo de

nubes, la situación del sol, la latitud del lugar, etc.

Figura 7.26

Los MDT´s permiten visualizaciones de una característica

desde distintos puntos de vista. En esta figura se han marcado

los puntos 1, 2, 3, 4 y 5 desde donde se visualiza el terreno

mostrándose los resultados en las figuras siguientes.

Figuras 7.30 y 31

En esta última se ha colocado el punto de vista a más altura

que en las anteriores

Cap.7 Pág. 11


Elementos del Diseño Cartográfico

Figura 7.31.bis

Una nueva posibilidad de mostrar los fenómenos: cartografía

tradicional sobre representaciones tridimensionales

descripción cualitativo. En ese nivel no distinguimos más

que su descriptor y nada sabemos acerca de su profundidad

máxima, su caudal o su navegabilidad. Tanto nos

podemos referir al Mississippi como al Andarax de

Almería, que hace lustros que no lleva una gota de agua.

La característica principal de los datos definidos de forma

cualitativa es que, aunque pueden organizarse con algún

orden, este orden no es único y universal. Por ejemplo, el

conjunto de profesiones puede clasificarse por orden alfabético,

o por medio del código del Ministerio de Trabajo,

o mediante su grado de peligrosidad, o del sueldo medio.

Las diferencias entre los elementos pertenecientes a un nivel

de medida cualitativo están en su esencia y nunca en sus

cantidades, importancias u órdenes, por eso las clases están

igualmente separadas: Hay la misma distancia entre un carpintero

y un cura que entre un alguacil y un marinero o, llevándolo

al terreno de los símbolos, no puede tener más

importancia visual el símbolo de una biblioteca que el de un

aeropuerto en un mapa de propósito general (Fig. 7.32)

Frente a una colección de símbolos cualitativos, se debería

poner énfasis en que se percibieran las similitudes y las

diferencias. Por ejemplo, los símbolos que representen

"comunicaciones" (teléfono, periódicos, radio y televisión)

deberían ser similares entre sí y diferenciarse claramente

de los que representen "servicios" (comedor, cambio de

divisas, peluquería) o de los que representan "ocio" (cines,

zoo, discoteca). Esto es, debería aplicarse una variable

visual selectiva para agrupar las categorías relacionadas.

En los símbolos grandes de la Fig. 7.32 se ha utilizado el

negro para igualar las comunicaciones.

Para marcar las diferencias dentro de la categoría "ocio",

por ejemplo, se utilizará una variable asociativa. La forma

es una buena opción y es la aplicada en la figura 7.32

7.3.2.2 Los niveles de medida cuantitativos

El siguiente paso en la definición de un fenómeno, una

vez determinado su nivel cualitativo o nominativo, es

determinar algo acerca de su extensión. El grado de definición

con que se obtiene información de un hecho se

expresa diciendo que éste ha sido definido con un cierto

nivel de medida. De menor a mayor precisión se clasifican

en:

a.- Nivel de medida Cuantitativo Ordenado

b.- Nivel de medida Cuantitativo de Intervalos y

c.- Nivel de medida Cuantitativo Proporcional

7.3.2.3 El nivel de medida ordenado.

El ordenado es el menor de los niveles de medida cuantitativos.

En ese caso, además del conocimiento de su nivel

cualitativo, los datos proporcionan información acerca de

alguna característica del fenómeno que permiten aproximarse

a una cantidad. Los datos están dados de forma que

pueden formarse categorías ordenadas de una forma unívoca;

Que permite dividir el fenómeno en categorías de

mayor a menor.

Puerto comercial

Aeropuerto

Centro emisor de televisión

Emisora de radio

Periódicos y revistas

Recinto ferial

Figura 7.32

Los símbolos que representen fenómenos con un nivel de

medida cualitativo no deben expresar ningún tipo de orden.

En lo posible, no resaltará más un símbolo que otro

Figura 7.33

Nivel de medida ordenado

Cap.7 Pág. 12


Capítulo 7. Los fenómenos geográficos

De cada dato se puede saber si es mayor o menor que

otro, pero no se puede distinguir cuánto mayor es. Si nos

referimos a charca, balsa, laguna, lago o mar interior, estoy

aceptando el orden de magnitud implícito en cada término

y no existen dudas acerca de ese orden. Es un ordenamiento

no subjetivo y la situación de las clases es universalmente

aceptada: Gran ciudad, ciudad, poblado, aldea.

En este nivel, sin darse los límites entre una clase y otra,

se supone que todas las categorías están igualmente separadas

entre sí. La caracetrística más importante es que la

forma de ordenar los objetos debe ser única. No hay reordenamiento

posible.

Casi todos los conceptos que pueden catalogarse como

ordenados, están en relación con alguno de los siguientes

conceptos, según J. Bertín:

1.- Orden temporal: Edad, generación, era geológica

2.- Orden de discriminación sensorial: Oído, vista, tacto,

salud

3.- Orden de discriminación moral o intelectual: Tonto,

listo, sinvergüenza, mangante, chorizo, honesto, caradura....

4.- Orden de estructuras sociales: Cabo, teniente, general,

monaguillo, sacerdote, papa, conde, marqués, plebeyo,

príncipe.

7.3.2.4 El nivel de medida de intervalos

El nivel de medida de Intervalos es aquel que además de

ser ordenado, puede subdividirse en clases cuyas diferencias

numéricas están exactamente definidas utilizando

una unidad estandard o unidad de enumeración. En el

nivel de intervalos, la posición del cero es arbitraria, por

lo que no significan nada las relaciones entre los diferentes

valores de la escala. No puede hablarse por tanto de

"doble", "triple" o "mitad". El ejemplo típico es el de las

temperaturas: No puede afirmarse que un día que haga

40º sea doblemente caluroso que otro de 20º.

NIVEL DE MEDIDA

CUALITATIVO

ORDINAL

CUANTITATIVO

CARACTERISTICAS DIMENSIONALES

DATO PUNTUAL DATO LINEAL DATO SUPERFICIAL

-Altura de un punto

-Ciudad

-Oficina de correos

-Pequeña ciudad

-Ciudad media

-Gran ciudad

UNA CIUDAD DE:

-25.000 habitantes

-50.000 habitantes

-75.000 habitantes

-Carretera

-Rio

-Frontera

-Camino carretero

-Carretera provincial

-Carretera nacional

LINEAS DE NIVEL :

-10 m

-25 m

-100 m

-Bosque

-Campo de arroz

-Provincia

-Monte bajo

-Monte alto

-Bosque

DENSIDAD :

2

-50 hab./Km

2

-75 hab./Km

2

-100 hab/Km

Figura FIGURA 1.27.33

LOS TRES NIVELES DE MEDIDA APLICADOS A LAS CARACTERISTICAS DIMENSIONALES

Los DEL DATO tres niveles de medida aplicados a las características dimensionales

de los geodatos

7.3.2.5 El nivel de medida proporcional

En el nivel de medida proporcional, pueden determinarse

las distancias entre las medidas particulares, de

forma que pueden relacionarse unas con otras. En este

caso la situación del cero es absoluta. Existe un punto inicial

y pueden compararse las clases o los valores por

medio de una escala de proporciones.

Ejemplos de datos con nivel proporcional son las precipitaciones:

El origen o punto cero corresponde a los lugares

donde no llueve nada (no existen sitios donde llueva

negativamente), y las cantidades pueden compararse

obteniendo una proporción de esa comparación: En

Madrid han caído 50 l/m2, el doble de agua que en

Guadalajara que han sido 25 l/m2. Este es el tipo de nivel

que está presente cuando se habla de pesos, de dinero, de

distancias, de producciones...

Los niveles de medidad proorcionales se subdividen en

proporcionales absolutos y relativos.

Los proporcionales absolutos son los datos resultantes de

mediciones directas o sumas de unidades. Por ejemplo, la

variación del número de alumnos que asisten a mi clase a

lo largo del año (un número entero que puede ser positivo

pero que siempre es negativo).

Los relativos son conjuntos de datos absolutos relacionados

con otros conjuntos. Si resulta que la pérdida de

alumnos que asisten a mis clases de segundo curso ha

sido de 24, no podemos decir que ha sido ni grande ni

pequeña. Esa misma pérdida en una asignatura de primer

curso (300 alumnos de media) es irrelevante mientras que

en una de tercer curso (30 alumnos de media) es dramática.

Decir que la valoración de los topógrafos está bajando

pues hoy en Madrid el sueldo medio de un recién acabada

la carrera es de 2M pts/año es no dar mucha información.

¿Es menos que lo que se cobraba antiguamente.

Sabiendo que en 1960 el sueldo medio de un topógrafo

era de 0,3M pts/año, no se podría comparar en términos

relativos con la variación del poder adquisitivo.

Decir que en Murcia en las últimas elecciones hubo 5.516

votos en blanco y que el número fue similar al de Navarra

que tuvo 5480, es decir una verdad a medias pues el censo

electoral de Murcia era de 860.000 y el de Navarra de

444.000. Expresado en porcentajes las diferencias son

notorias (0,8% y 1,7%)

Los niveles de medida proporcionales relativos dicen

mucho más que los absolutos pues colocan el fenómeno

en un contexto más fácil de comprender y comparar.

Estos niveles se expresan en forma de:

a.- Porcentajes

b.- Proporciones

c.- Densidades

d.- Potenciales, concepto últimamente muy utilizado para

Cap.7 Pág. 13


Elementos del Diseño Cartográfico

expresar futuribles, previsiones o expectativas. Se habla de

mercados potenciales, de población potencial, de clientes

potenciales.

La distinción entre Nivel de Intervalos y Nivel

Proporcional, no es muy aplicable en Cartografía por lo

que hablaremos de un Nivel Cuantitativo en el que se

englobarán los dos últimos.

7.4 Clasificación del fenómeno geográfico

en función de la distribucion de los datos

La ocurrencia de un fenómeno sobre una superficie puede

ser:

a.- Continua a lo largo y ancho de toda ella

b.- Discreta o discontinua, dándose el fenómeno en alguna

localización del territorio.

7.4.1 Fenómenos continuos

Diremos que un fenómeno geográfico es continuo cuando

tiene presencia en todos los puntos del territorio, aunque

no haya medidas del fenómeno en algunos de los

puntos. Ejemplos de este tipo de fenómenos son:

1.- La Temperatura. No existe ningún punto de la Tierra

sin ella. Aunque sólo conozcamos los datos de algunos

puntos, podemos considerar que varía uniformemente

entre los datos vecinos, construyendo una representación

del fenómeno por extrapolación.

2.- La altitud de los puntos de la Tierra. Sólamente conocemos

la de algunos puntos pero interpolamos para aproximar

el valor de todos .

7.4.2 Los fenómenos discretos

Diremos que un fenómeno es discreto cuando no exista

en todos los lugares de la zona a representar. El número

de habitantes de una provincia es un fenómeno discreto,

pues se encuentran localizados en ciertas zonas de la provincia

permaneciendo otras deshabitadas.

La característica de “contabilizables” de los fenómenos discretos

condiciona que su unidad de medida sea una “unidad

de recuento” y por lo tanto es un número entero.

A diferencia de los continuos, los objetos discretos tienen

límites en cualquiera de sus direcciones y por lo tanto

pueden conocerse las coordenadas de esos límites y cartografiarse.

Los fenómenos discretos pueden, a veces, transformarse

en continuos por medio de alguna relación, Por ejemplo,

la población puede transformarse en continua mediante

la transformación del dato “población” a “densidad de

población” (habitantes/km 2 ).

Antes de iniciarnos en el diseño de la simbología se deben

manejar con soltura estos conceptos. Los proyectos de

símbolos cartográficos se examinan teniendo siempre presente

la forma de la distribución geográfica y los diferentes

niveles de medida de los datos, además del fin del

mapa como ya se indicó en capítulos anteriores.

7.5 Bibliografía

Abler, R. y Otros. (1971). Spatial Organization: The

Geographer´s Vieww of the World. Prentice-Hall.

Englewood Cliffs. New Jersey

Bertin, J. (1967). La graphique et le traitement graphique

de l´information. Flammarion. París.

Bertin, J. (1983). Semiology of Graphics. Diagrams,

Networks, Maps. The University of Wiconsin Press. USA

Boss, E.S. (1984). «Cartographic Symbol Design». ITC.

Eschende. Holanda

Dent, B. (1990). Thematic Map Design. Wm.C. Brawn.

Dubuque.

Kraak, M.J. & Ormeling, F.J. (1996).Cartography.

Visualization of spatial data. Addison Wesley Longman.

Inglaterra

MacEachren, A. M. (1995). How maps works. The

Guilford Press. N.Y.

Robinson, A.H. (1987). Elementos de Cartografía.

Omega. Barcelona

Rouleau B. (1984). Theory of cartographic expression and

design. en Anson, R.W. «Basic Cartography». ICA.

Londres

Samet, H.(1990). The design and analysis of spatial data

structures. Reading, Massachussets. Addison-Wesley

Taylor, D.R.F. (1994). Cartographic visualization and

spatial data handling. En T.C. Waugh (Ed.). Advances in

GIS reseach. Proceedings 6º Simposio Internacional

sobre el tratamiento de los datos. Taylor and Francis.

Londres.

Vasiliev, I. (1996). "Design issues to be considered when

mapping time". En Cartographic Desing: Teoretical and

Practical perpectives. Wood. C y Keller. C. (Ed). John

Wiley & Sons. Inglaterra.

Cap.7 Pág. 14

More magazines by this user
Similar magazines