Plan de gobierno augusto barrera

fatimaquishpe

Plan de gobierno augusto barrera

Plan de Gobierno

Distrito Metropolitano de Quito

Augusto Barrera

Candidato a la Alcaldía de Quito

2009

¡Juntos al cambio!

¡VAMOS QUITO!

1


Índice

• INTRODUCCIÓN 3

• QUITO MILENARIO FRENTE AL SIGLO XXI 5

• CONCEPTUALIZACIÓN, OBJETIVOS 11

• EJES DEL PLAN DE ACCIÓN

I Movilidad, tránsito y transporte 17

II Seguridad, prevención de la violencia a la delincuencia 21

III Empleo y desarrollo económico 25

IV Uso del suelo, vivienda, equipamiento y espacios públicos 32

V Cultura y patrimonio cultural y natural 36

VI Cuidad educadora 37

VII Ciudad saludable 39

VIII Gestión ambiental 42

IX Gobierno Metropolitano 45

2


Introducción

3


Queremos una ciudad para la vida

Para la elaboración de este Plan de Gobierno del Distrito Metropolitano de Quito se

estructuraron equipos de trabajo multidisciplinario, conformados por técnicos y

profesionales de distintas ramas, hombres, mujeres, jóvenes. También han

participado dirigentes sociales de distintas zonas de la ciudad, que con sus

vivencias cotidianas, han realizado grandes aportes.

Este Plan constituye una propuesta de trabajo, contiene una hoja de ruta para la

gestión de la Alcaldía de Quito. Muestra que es absolutamente posible que los

principios de participación, democracia, solidaridad, equidad, desarrollo integral

organicen nuevas formas de gestión local.

Este Plan de Gobierno se presentó ante el Consejo Nacional Electoral, no

solamente como un requisito formal para optar a la Alcaldía de Quito, sino como

un compromiso frente a la ciudadanía del Distrito y del país.

Responde a los principios de la Constitución Política del Ecuador y está sujeto al

ordenamiento jurídico vigente.

Nuestros esfuerzos deben estar orientados a que cada una de las conquistas

democráticas que contiene el texto constitucional se convierta en realidad para los

ecuatorianos y que pueda ser aplicada en la gestión de los gobiernos locales

El Plan de Gobierno de Quito se enmarca en el Plan Nacional de Desarrollo, pues

comparte “una visión de desarrollo que privilegia la consecución del buen vivir, que

presupone la ampliación de las libertades, oportunidades y potencialidades de los

seres humanos, y el reconocimiento de unos a otros para alcanzar un porvenir

compartido” 1 .

Para alcanzar estas propuestas es necesario recuperar las capacidades de gestión,

de la mano de la participación ciudadana de modo que las acciones del Gobierno

Local se vean reflejadas en el modo de vida de las y los ciudadanos.

La disputa por el poder político y su ejercicio solo tiene un sentido ético cuando es

un medio para construir el bienestar y la libertad en las sociedades. Solo en la

medida en que el poder político transforme y recupere la calidad de vida de las y

los ciudadanos se dignificará.

Los planes deben reflejar las convicciones, los principios y la viabilidad de una

propuesta política que se sustenta en el debate de diversos sectores sociales. En

los últimos años, ha habido una ruptura entre la técnica y la política. Un desafío

central es reconstruir ese lazo. Nuestra gestión tendrá elevados niveles técnicos

con una orientación de transformación, con visión de futuro, sensibles frente a las

aspiraciones y necesidades de las y los quiteños.

4


Quito milenario,

frente al Siglo XXI

5


1. Quito, ciudad rebelde

La historia de Quito es preincásica y milenaria. Las investigaciones arqueológicas e

históricas revelan que los primeros pobladores en estas tierras datan de unos 5 a 6

mil años A.C. y que a lo largo de los períodos formativo (2010 a 900 AC) y de

desarrollo regional (500 AC a 1000 DC) hay evidencias de múltiples asentamientos

destacándose Lloa, Cotocallao, Chillogallo, Ilaló, entre otros.

La ciudad inca tuvo una duración breve, pero políticamente importante. En la

perspectiva de la expansión del incario resultaba decisiva. Sobre esta última

ocurrió la fundación española de Quito; pero ni este hecho, ni todo el proceso de

conquista puede explicarse solamente por la fuerza militar y la mayor capacidad

tecnológica de los españoles, sino como lo señala Carmen Sevilla: “Frailes, viudas

españolas, encomenderos, curas doctrineros, mercaderes, criadas, artesanos, se

encargaron de dar vida y reproducir el viejo sistema feudal”. La ciudad se

convertiría en una pieza central de la irradiación y organización del orden colonial,

de allí su trazado, su simbología, los ritos 2 .

Los dispositivos ideológicos y sociales de la conquista y la colonia configuraron una

matriz fundacional estamental y jerárquica, diferenciada no solo por roles sociales,

sino por impenetrables designios de la sangre, del lugar de nacimiento, del origen

de los padres, de la religión, de la propiedad y de la lectura. A partir de ese poder

se había organizado una economía basada en las necesidades de los centros

coloniales y de sus intermediarios.

Quito fue uno los puntos de irradiación de ideas libertarias. 1809 y 1810

constituyen hitos en el surgimiento de una identidad quiteña libertaria cuya

conmemoración bicentenaria nos acercamos a celebrar.

El esfuerzo de la independencia política rebasó las resistencias locales y fue

impulsado por todo el continente, configurando así otros de los patrimonios

simbólicos de gran potencia: la Patria Grande latinoamericana como proyecto de

Bolívar, Manuela y Sucre.

Había para entonces ya bases de la construcción de una identidad propia hecha en

el sincretismo, la resistencia, la adaptación y la creación propia.

A inicios de la república, Quito fue centro del poder terrateniente serrano,

expresión de la aguda segmentación social, de la influencia clerical y del Partido

Conservador; pero también, lugar de las más importantes acciones y resistencias

indígenas y populares, y del pensamiento progresista y liberal liderado por Eloy

Alfaro.

Un espacio milenario, donde se realizaron múltiples acciones libertarias como las

Revoluciones de las Alcabalas, de los Estancos, del 10 de Agosto, del 24 de Mayo,

6


la Revolución Juliana, la Gloriosa, la guerra de los “Cuatro Reales”; y en nuestra

historia reciente la lucha “Forajida” y el derrocamiento de sucesivos gobiernos

injustos y corruptos, que traicionaron al pueblo, y mantuvieron secuestrado al

estado en beneficio de sus intereses corporativos.

A lo largo de todo el siglo XX, la ciudad fue el epicentro de iniciativas democráticas

que incidieron en la historia del país: el desarrollo del indigenismo, del

pensamiento y organización del movimiento obrero, la fundación de la izquierda y

de los partidos progresistas. Quito también es el lugar de mayor movilidad social,

de conformación de una clase media, de desarrollo del cooperativismo, de

experiencias autogestionarias, de multi-culturalidad urbana y de los más

destacados avances de la educación laica, la ciencia, el arte y el pensamiento

crítico. Es por cierto, el espacio de desarrollo de un gran movimiento estudiantil

cuya fuerza se proyecta en un sentido común progresista y solidario.

Es la ciudad de los movimientos sociales, que resistieron las políticas de ajuste

estructural en los 90, y que han generado nuevos agentes colectivos bajo la forma

de asambleas, movimientos ciudadanos, redes y coaliciones sociales.

Es la ciudad de los valores, de la justicia, la fraternidad y la solidaridad, donde se

conserva la sospecha contra la riqueza indolente y oligárquica, se aprecia y

reproduce los conceptos andinos de la minga y la reciprocidad, y donde emergen

nuevos actores sociales que buscan reorientar los destinos económicos y políticos

del país.

Quito es, sin duda, una sociedad cosmopolita, plural, tolerante, democrática que

cuenta con el mayor y más organizado tejido social del país. En este extraordinario

potencial creativo y productivo, en la movilización de esas capacidades sociales se

fundará nuestra gestión local.

Quito, no solo es la capital del Ecuador y el centro de la política,

sino que lidera procesos de transformación y desarrollo del país.

Cuando piensa en sí misma, al mismo tiempo, inevitablemente, piensa en el país.

2. Quito actual:

Población y desarrollo

En los últimos 50 años, el Distrito Metropolitano de Quito ha experimentado un

rápido crecimiento que rebasa las propuestas de planificación implementadas.

Este proceso de crecimiento ha devenido en una profunda transformación del

territorio del DMQ, en varios aspectos: una creciente demanda de suelo para

7


urbanización y de infraestructura básica, así como una gran mano de obra juvenil

ávida de trabajo.

El Distrito Metropolitano de Quito, DMQ

Superficie y población

• Tiene una superficie de 4.208,7 Km2, que representa el 32% del total de la superficie de la

provincia de Pichincha y el 1,7% del total del territorio continental.

• Es el segundo conglomerado en población urbana del país, constituye el 15% de la población

total del Ecuador, luego de Guayaquil (16,8%).

• Cuenta con 8 administraciones zonales, 32 parroquias urbanas y 33 parroquias

suburbanas o rurales.

• En 1950 la población de Quito era de 234.000 habitantes 3 , mientras que la población del

Distrito en el 2001 llega a los 1.842.901 habitantes, distribuidos en las administraciones

zonales de la siguiente manera:

228.262 Manuela Sáenz (Centro)

394.848 Eugenio Espejo (Norte)

412.616 Alfaro (Sur)

118.661 Tumbaco

116.501 La Delicia

190.385 Quitumbe

93.159 Calderón

En el 2015, Quito tendría una población de alrededor de 2’500.000 habitantes y al considerar

los cantones más próximos se conformaría un conglomerado de 2’950.000 4 habitantes.

Desigualdad, pobreza e indigencia:

• A finales de 2008, más de 1.000.000 personas no satisfacen sus necesidades básicas

(47%) 5 . De este grupo, la población del Noroccidente es la más rezagada, al satisfacer

apenas un 16% de sus necesidades básicas.

• El análisis de NBI indica que los problemas más graves de las familias son el hacinamiento

crítico que afecta al 14,8%; los servicios básicos insuficientes, la falta de acceso a agua y

drenaje que afecta a un 14,1% de la población.

• En el 2006, de cada 100 niñas/os, 24 presentan desnutrición crónica 6 .

• Entre 1994 y 2004, se redujo el porcentaje de partos atendidos profesionalmente de 90% a

84%.

Las diferencias entre espacios territoriales, entre los barrios del centro de la urbe y la periferia

evidencian condiciones de vida muy diferentes. Existe desequilibrio y desigualdad en el campo

de los derechos económicos y sociales de la población del Distrito.

El Distrito ha avanzado en la cobertura de servicios básicos y en una

racionalización institucional en algunas de sus áreas, pero mantiene grandes

problemas en la movilidad, seguridad, integración y equidad territorial, así como

en un ejercicio desigual de los derechos de sus habitantes.

3. Quito frente a la Constitución 2008

La nueva Constitución promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente, abre el

camino de un porvenir justo y compartido, sustentado en un pacto entre la

sociedad y el Estado, que permite un nuevo modelo de desarrollo social y

económico, la autonomía del distrito, el derecho a la ciudad y al hábitat.

8


Tres grandes transformaciones plantea la Constitución frente a la ciudad:

a) Nuevo modelo económico y social

b) El carácter de Distrito Metropolitano y la posibilidad de autonomía

c) El derecho a la ciudad como derecho colectivo

El desafío es que la Constitución sea una realidad en la vida cotidiana de los

quiteños y quiteñas, debemos apropiarnos de este cuerpo legal, como instrumento

político, pedagógico, de movilización social y de exigibilidad de derechos.

a) Nuevo modelo de desarrollo económico y social

El nuevo modelo de desarrollo económico y social, definido en la Constitución,

implica cambios profundos que buscan el desarrollo integral, la inclusión social y la

productividad sistémica; las relaciones internacionales soberanas e inserción

inteligente y activa en el mercado mundial; la diversificación productiva; la

integración territorial; la sustentabilidad del patrimonio natural, entre otros

propósitos. Avanzar en la configuración de este nuevo modelo supone un Estado

con capacidades efectivas de planificación, regulación y gestión; un esfuerzo

conjunto y coherente del Estado y la sociedad; e implica la articulación y

complementariedad entre las distintas esferas y niveles de gobierno. Este nuevo

marco de acción regirá el desarrollo de la ciudad.

b) Autonomía e identidad

La autonomía ha sido históricamente una bandera de las oligarquías locales, para

enfrentar al Estado nacional, mientras se usufructuaba de sus recursos y se

controlaba la institucionalidad. La nueva Constitución plantea la autonomía como

un instrumento para el equilibrio regional y el cambio del estado al establecer

responsabilidades claras para cada nivel de gobierno. El nivel regional se

responsabilizará de ecosistemas, gestión de cuencas hidrográficas y desarrollo

económico regional; el nivel provincial asume la articulación urbano-rural; y, el

nivel municipal el ordenamiento del suelo, la planificación urbana, la provisión de

servicios básicos, entre otras competencias.

El Distrito Metropolitano de Quito podría convertirse en un gobierno regional

autónomo y asumir nuevas competencias. De esta forma, la autonomía, en la

nueva Constitución abre el camino a la sociedad para auto-gobernarse, buscando

un equilibrio y la complementariedad regional y territorial.

c) Derecho a la ciudad

El reconocimiento del derecho a la ciudad y al hábitat en la nueva Constitución del

Ecuador, permite fortalecer los procesos, reivindicaciones y luchas urbanas contra

la injusticia y la discriminación social y territorial. El derecho a la ciudad se define

9


como el usufructo equitativo del territorio, dentro de los principios de

sustentabilidad y justicia social; y como la expresión fundamental de los intereses

colectivos, sociales y económicos, en especial de los “grupos prioritarios”.

Más aún, este derecho reconoce la interdependencia entre población, recursos,

medio ambiente, relaciones económicas y calidad de vida para las presentes y

futuras generaciones. Implica cambios estructurales profundos en los patrones de

producción y consumo y en las formas de apropiación del territorio y de los

recursos naturales.

Construyamos a Quito como la ciudad del buen vivir,

del derecho colectivo.

10


Conceptualización y objetivos

11


1. Enfoque conceptual

En la gestión del Distrito Metropolitano se aplicará una visión sistémica y

multidimensional; basada en la interdependencia de procesos: ecológico,

económico, sociocultural y político. Esto supone, evolucionar desde un enfoque

sectorial a la complejidad e integralidad. También supone asumir que la

habitación, o más ampliamente el hábitat, es el símbolo concreto del sistema

social.

Se adopta la conceptualización de “la reproducción ampliada de la vida” como una

combinación que incluye las dimensiones social, económica y ambiental y cultural;

para promover procesos de desarrollo que satisfagan las necesidades del presente

sin menoscabar la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer sus propias

necesidades, haciendo hincapié en la solidaridad intergeneracional.

Esta ciudad-región, se encuentra inmersa en un mundo que avanza rápidamente

hacia mayores niveles de comunicación e interdependencia. En un ambiente de

intercambios globales, se multiplica la complejidad y los desafíos para posicionar a

la región en el país y en el escenario internacional.

En suma, la creación de condiciones y oportunidades sociales, culturales,

económicas, políticas y ambientales para que las mujeres y los hombres, los niños

y los jóvenes, los estudiantes y los profesionales realicen sus potencialidades,

ejerzan sus derechos y tengan una vida plena y satisfactoria. Y la creación de

condiciones para que los pequeños y medianos negocios, los empresarios e

industriales, tengan un espacio para emprender en sus iniciativas productivas,

generadoras de empleo y puedan competir por y con la gente, para el desarrollo

humano sostenible de todas y todos.

En el marco de los principios y orientaciones presentadas, se propone a las

ciudadanas y los ciudadanos del DMQ un acuerdo político, económico, social,

ambiental y cultural para involucrarse en los procesos de cambio y desarrollo

regional del Distrito Metropolitano. El camino y la realización de estos objetivos

estarán acompañados por un proceso pedagógico transformador.

Pensar la ciudad y cambiarla no es empezar de nuevo. Las ciudades son herederas

de su historia, su trama, su arquitectura, sus elementos físicos y simbólicos, su

cultura cívica, incluso con sus planes y proyectos urbanos inconclusos o no

realizados. Las ciudades deben establecer un compromiso con su geografía, su

emplazamiento, sus recursos naturales y con las culturas de sus gentes y de sus

barrios. La ciudad son sus paisajes físicos y humanos, es el espacio que contiene

el tiempo.

Cambiar la ciudad es innovación más que invención, un proceso más que un final,

acción más que especulación, compromiso para el sector público y regulación para

el sector privado, servicio a las generaciones presentes y respeto a las futuras. Es

12


hacer hoy lo que proponemos como espacio de vida para mañana. Pensar la

ciudad tiene una doble fidelidad: con la ciudad heredada y con la ciudad futura.

Hay elementos que deben preservarse y "re-usarse"; sin embargo la innovación es

necesaria tanto como diálogo como para la búsqueda de complementariedad en

los nuevos tiempos.

Las propuestas que a continuación se presentan buscan actuar en diferentes ejes

complementarios: movilidad de las personas y bienes, conectividad y accesibilidad

de los barrios periféricos; seguridad y convivencia; transformación cultural; uso

racional de los recursos naturales y prevención de riesgos; calidad de la

educación; acceso a servicios de salud; gestión de residuos; desarrollo económico

regional; acceso a tecnología, entre otros aspectos que inciden en el calidad de

vida y bienestar de las personas y en desarrollo humano del Distrito Metropolitano

de Quito.

2. Objetivo General:

Apostemos a la movilización constructiva del futuro,

creamos en la participación como una palanca del desarrollo.

Impulsar una ciudad para la vida, en un territorio democrático, solidario,

progresista, multicultural, sustentable y seguro para sus habitantes.

3. Objetivos Específicos:

1. Recuperar la centralidad del ser humano sobre el capital. Esta visión

tiene múltiples implicaciones en la gestión de una ciudad y de la gente que

la habitad. Debemos pensar en una gestión para las personas.

2. Construir una ciudad donde prevalezca el interés general, el bien

común. No queremos una ciudad subordinada a intereses particulares, sino

un proyecto compartido, sustentado en un profundo sentido de ciudadanía,

de igualdad, que se trasmite en lo cotidiano.

3. Propugnar el desarrollo integral, que involucre la dimensión ambiental,

cultural, social, económica y de identidad.

4. Recuperar lo público, como una forma de gestión. Valorar la institución

pública, recursos públicos son recursos sagrados.

5. Desarrollar la gestión basada en la participación y en la

movilización social. Para lograr las transformaciones y los sueños que

13


ambicionamos, debemos pensar en una administración de movilización

social. La arborización, la alfabetización, la construcción y el equipamiento

de barrios, la construcción de calles y viviendas, debemos hacerlo entre

todos. Pensemos en que decenas y miles de gentes construyen de manera

real su ciudad. Proponemos que cada quiteño y quiteña sea alcalde de su

barrio, de su zona, pensemos en distintas escalas territoriales, que permitan

el apersonamiento de la ciudad.

6. Incorporar la dimensión territorial, significa fortalecer las

administraciones, la gestión local, asumir el barrio como unidad de

planificación.

7. Apostar por una modernidad solidaria, la ciudad deber contar con la

tecnología de punta, servicios modernos de primer nivel.

8. Impulsar el ejercicio pleno de la ciudadanía, entendido como la

realización de todos los derechos humanos y libertades fundamentales,

asegurando la dignidad y el bienestar colectivo de los habitantes de la

ciudad en condiciones de igualdad y justicia, así como el pleno respeto a la

producción y gestión social del hábitat.

9. Promover la gestión democrática de la ciudad, con la participación de

la sociedad en el planeamiento y la toma de decisiones a través de formas

directas y representativas.

10. Desarrollar la función social de la ciudad. Implica el uso del territorio

de forma justa y ambientalmente sustentable.

Debemos recuperar nuestra capacidad de soñar y hacer una apuesta grande para el

futuro. Para alcanzar nuestras metas, no debemos plantear los temas como

imposibles, sino definir el camino que nos conduzcan a ellos.

Ese es nuestro desafío, nuestra esperanza, nuestra lucha.

14


Quito hacia la nueva era

Vivimos en un territorio donde se amalgaman distintas culturas,

historias y urgencias; compartimos necesidades y sueños comunes.

Queremos vivir bien y luchar por la nueva era, por Quito:

• Con transporte público de excelencia, donde viajar sea rápido,

económico y cómodo.

• Tranquilo, seguro, donde caminemos sin miedos, vivamos sin rejas y

disfrutemos de parques y calles.

• Con barrios legalizados y vivienda dignas.

• Sano, sin violencia en los hogares, con atención de salud de calidad con

una red de atención plural.

• Capital de la ciencia el arte y la cultura.

• Amigable con los peatones, los ciclistas, los motociclistas y las personas

con capacidades diferentes.

• Verde, celebrando y cuidando la riqueza de la vida, ahorrando energía.

• Diverso, donde la convivencia pluricultural sea una realidad.

• Productor de riqueza, con procesos redistributivos, incluyentes y

solidarios.

• Con pleno empleo para grandes, medianos, pequeños y micro-

productores y empresarios; sin monopolios ni oligopolios privados.

• Ciudadano activo y responsable, reflexivo y movilizado.

• Cero corrupción, transparente, con rendición de cuentas.

• Con autoridades con temple, comprometidas, eficientes y solidarias,

que respondan a las necesidades de la ciudad.

• Con educación, salud y empleo como motores del desarrollo y prioridad

en la política fiscal.

• Con cárceles reubicadas, que sean espacios de resocialización y no

antros de criminalidad.

• Sin racismo, xenofobia y sin armas.

• Sin niños y mendigos en las calles, con ancianos que gozan de una

vejez digna y no solitaria, y personas con necesidades especiales

integradas a la comunidad.

• Joven, alegre, optimista y propositiva; comprometida con las angustias

de sus habitantes dentro y fuera de sus fronteras.

Quito, hacia la nueva era!

15


Ejes del Plan de Gobierno

16


I EJE:

MOVILIDAD, TRANSITO Y TRANSPORTE

Quito hacia una movilidad sustentable

El Distrito Metropolitano de Quito requiere modificar integralmente el sistema de

movilidad y las reglas del juego del transporte. De seguir las actuales tendencias,

no se reducirá la congestión vehicular, la pérdida de tiempo y recursos de los

ciudadanos en transporte, tampoco se mejorará la calidad del aire del área

metropolitana; al contrario, la tendencia es al colapso.

Cambiar las pautas de movilidad en el DMQ implica mejorar sustancialmente la

calidad y eficiencia del transporte público y favorecer a los peatones para que se

desplacen con facilidad y seguridad. Hace falta enfrentar el problema de manera

inmediata y con medidas urgentes e innovadoras conforme demanda la

ciudadanía.

Los problemas del sistema de transporte público se resumen en la falta la voluntad

política para liderar el cambio de hábitos de convivencia; para convertir carriles

convencionales de los corredores viales y autopistas en carriles de bus; permitir la

circulación de bicicletas en doble sentido por calles de un único carril; dar la

máxima prioridad semafórica a los peatones y al transporte colectivo; y para

potenciar los espacios para la recreación y convivencia.

El Municipio del Distrito es el responsable de la planificación y organización del

tránsito y transporte público, sin embargo no cuenta con un estudio sobre la

demanda. La falta de información para orientar las decisiones en esta materia, las

políticas de tránsito y transporte tienen insuficiente coordinación. El control del

tránsito está a cargo de la Policía Nacional, institución que ha demostrado poca

capacidad y malos resultados en el control de los operadores del transporte.

Breve diagnóstico

La situación de la movilidad en la ciudad de Quito

• Movilidad general. Los estudios realizados en el año 2008, demuestran que los viajes en

transporte público están disminuyendo en el 1.4% anual y los vehículos privados se

incrementan en la misma proporción. Si se mantiene esta tendencia al año 2025, el 60% de

los viajes se realizarán en transporte individual y 40% en transporte público. De mantenerse

estos índices, Quito sería invivible debido a la sobre-ocupación de la red vial.

• Tráfico. Está incrementado en el hipercentro con aproximadamente el 50% de total de viajes

(1.700.000 viajes / día). El parque automotor se incrementa anualmente en más de 40.000

vehículos. De mantenerse esta situación el año 2025, los viajes privados se cuadruplicarían. La

tasa de motorización se incrementó un 24% en los últimos 5 años, de 145 a 180 por cada

1.000 habitantes, al año 2025 la tasa crecería a 590 veh/1.000 hab.

• La semaforización. Los sistemas de semaforización el centralizado (IMQ) y aislado (de la

DNT) no coordinan ni se complementan. Esta situación es muy grave por cuanto origina una

17


pérdida de capacidad del sistema del orden del 25%, e impacta negativamente en la velocidad

del transporte público.

• El transporte público. Dos graves problemas de calidad del transporte público es la

velocidad promedio de desplazamiento y el tiempo de espera, ambos factores relacionados con

la congestión. En transporte público moviliza 2.4 millones de pasajeros por día, de los cuales

1.8 millones utilizan el sistema convencional a velocidad promedio de 14 Km. /hora (deseable

20 Km. /hora). El Metro bus - Q con velocidad promedio de 20 Km. /hora (deseable 25 km/h).

Por ejemplo, el 51% de los usuarios del metro bus Q, están inconformes por calidad y el

tiempo de espera en los alimentadores.

• La saturación y congestión del transporte público genera incremento de costos y

disminución de su rentabilidad y deterioro de los vehículos. Además, a pesar de que algunas

organizaciones de transporte se han “modernizado”, la mayoría no tienen lógica empresarial y

por lo tanto su gestión deficiente.

• El derecho a la movilidad de los peatones, en especial de las personas con discapacidad,

se ve reducida porque no se aplican normas de diseño y construcción de espacios públicos

(veredas, plazas, calles, aparcamientos, etc.). Igual situación ocurre con la movilidad de los

ciclistas.

• Operación del transporte público. Los horarios de servicio son irregulares y su

cumplimiento no está controlado y depende de los operadores. De las 251 rutas disponibles,

el 76% (191 rutas) no cumplen con los horarias y no existe integración entre rutas. Por

ejemplo, en el sector de La Marín, de las 57 rutas en operación, 30 conectan entre Norte y Sur

y 27 terminan en esta zona, obligan a los usuarios a transferencias innecesarias.

• Contaminación ambiental: Desde el año 2004 los promedios anuales de material

particulado fino (el más peligroso) presentan valores superiores a las normas en todas las

estaciones de medición. Aproximadamente 2.502 toneladas (73%) de material particulado, es

producido por el parque automotor y es causa de enfermedades como alergias, mareos,

letargo mental, afecciones respiratorias, etc.

• Accidentes - tráfico. El 60% de las muertes ocurridas en Quito son causadas por atropellos y

arrollamientos y el 35% por choques. En los últimos años los accidentes de tráfico se

incrementaron anualmente en el 15%, en relación directa al crecimiento del parque vehicular

(2 veces mayor a la tasa de crecimiento) del parque automotor.

• Educación y participación ciudadana. No existe educación vial y tampoco espacios de

participación de actores sociales y privados en la gestión y control del sistema de movilidad.

• Gestión de la movilidad. Aproximadamente el 70% de las vías de la red principal se

encuentran en condiciones inapropiadas. Los recursos para mantenimiento de la infraestructura

son insuficientes y/o mal administrados. Se calcula que al menos el 60% de las vías del DMQ

requieren de intervenciones de mantenimiento menor. El sistema, con más de 30 años de

construido, requiere de intervenciones mayores de rehabilitación o reconstrucción.

• Además, se estima que al menos el 50% de la red vial carece de señalización, se invade el

espacio público como parqueo; y, los pasos peatonales están mal planificados y son poco

utilizados.

Marco regulatorio institucional. Mediante la Ley de Régimen del Distrito Metropolitano de

Quito, la municipalidad asumió las atribuciones para organizar, planificar y fiscalizar las actividades

y servicios del transporte público y privado. Su aplicación se obstaculiza por la falta de aprobación

del reglamento de una Ordenanza y, especialmente, por la descoordinación entre la Policía de

Tránsito y el Consejo Provincial de Tránsito de Pichincha.

De la misma forma, al interior de la municipalidad existe duplicación de funciones, dispersión de

responsabilidades en los procesos de planificación, ejecución y control. Adicionalmente, los

recursos destinados a proyectos de movilidad son insuficientes y las decisiones e inversiones se

toman con un amplio margen de discrecionalidad, sin considerar las directrices del Plan

Metropolitano de Transporte. Este último, a pesar de estar desactualizado, sigue siendo el único

referente técnico para racionalizar el transporte en el DMQ.

18


Propuestas y soluciones:

1. Sistema distrital público de transporte colectivo

• Realizar estudios inmediatos para tomar la decisión de construir un nuevo

sistema de transporte en el área central ampliada.

• Optimizar corredores exclusivos BRT.

• Carriles exclusivos para transporte público en las vías a los valles y

cercanías.

• Construir nuevos ejes viales periféricos dando prioridad a medios de

transportes más sostenibles en las vías liberadas.

2. Nuevo marco de regulación con transporte privado

• Optimizar y regular el transporte público, implementando un modelo de

operación con reglas de calidad, frecuencia y horarios con transportistas

privados.

• Desarrollar un sistema centralizado de recaudación.

• Optimizar y usar eficiente la infraestructura y la red de autobuses urbanos.

• Desarrollar las capacidades empresariales de los proveedores del servicio de

transporte colectivo.

• Fortalecer la gestión y la capacidad empresarial de las operadoras para

mejorar el servicio a los usuarios.

• Promover asociaciones público/privadas sustentadas en estudios técnicos

que definan con claridad las reglas de juego.

3. Sistema de movilidad peatonal y ciclorutas

• Crear redes peatonales seguras basadas en mapas de riesgos y flujos

peatonales, (priorizar centros educativos, comerciales, paradas de masiva

concurrencia).

• Implementar estrategias para captar usuarios de transporte sostenibles

(transporte colectivo, peatonal y bicicleta).

• Impulso a las ciclorutas zonales y metropolitanas. Protección y promoción

del uso de la bicicleta.

4. Institucionalidad unificada y articulada

• Construcción de una institucionalidad coherente y articulada en la gestión

de la movilidad; incluyendo una elación orgánica con la Policía Nacional

5. Infraestructura vial

• Optimizar y desarrollar ejes viales para la conexión Norte – Centro – Sur de

la ciudad

19


• Desarrollo de redes viales a los valles

• Optimizar la gestión y mantenimiento vial de forma planificada

• Propiciar un carril bus para aumentar la capacidad de movilización.

6. Plan emergente para trole

• Extender la longitud de los andenes de parada para permitir ascenso y

descenso simultáneo desde dos unidades, duplicando la capacidad del

trole en las horas pico.

• Construir un nuevo trazado en algunos puntos de la vía del Trole que

permitan un servicio semi-expreso norte sur y viceversa.

• Disminuir el número de paradas para permitir el incremento de la

velocidad del trole.

• Mejorar la conectividad entre los tres sistemas de transporte

construyendo rampas de desplazamiento entre ellos.

7. Planificación urbana y desarrollo de nuevas centralidades

• Desconcentración de equipamientos urbanos hacia nuevas centralidades:

Quitumbre, Calderón, Carapungo, Tumbaco. (descongestionar el

hipercentro)

• Controlar la expansión de la ciudad (ciudad amigable, compacta,

eficiente, ahorradora)

8. Transporte de bienes

• Regular y controlar que los comercios dispongan de instalaciones adecuadas

de carga, descarga y almacenamiento al interior de las áreas urbanas.

• Regular y controlar el transporte de carga y de productos químicos

peligrosos.

• Regular y construir la construcción de plataformas de estacionamiento de

vehículos de carga.

• Habilitar espacios de estacionamiento temporal para vehículos de carga

para entrega/recepción de mercaderías en zonas urbanas.

9. Gestión del tráfico

• Manejo de la circulación: control adecuado del tráfico

• Sistema de estacionamiento y promoción de construcción de aparcamientos.

• Semaforización y señalización adecuada

• Educación vial obligatoria en establecimientos educativos

• Reordenamiento y racionalización de las líneas de transporte

• Desincentivos para el uso indiscriminado del auto privado

• Incentivo uso colectivo y adecuado del auto.

20


Es necesario tomar una decisión, es urgente la inversión en un sistema público de

gran capacidad para el transporte. Necesitamos un modelo alternativo, desde el

punto de vista tecnológico, un metro o un tren ligero.

II EJE:

SEGURIDAD HUMANA, PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA

Quito, ciudad segura

Los sondeos de opinión en el Ecuador indican que la inseguridad preocupa más a

los ecuatorianos que el desempleo. La seguridad ciudadana se ha convertido, en

los últimos años, en una de las principales inquietudes tanto de la ciudadanía

como de las instituciones de gobierno, en prácticamente todos los países del

mundo. Los cambios acelerados producidos por la globalización, el crecimiento de

la desigualdad social y la fragilidad de las instituciones han aumentado los índices

de violencia.

La violencia es una forma extrema de relación social conflictiva que se produce

cuando las posibilidades de comunicación y de entendimiento se agotan. La

sociedad contemporánea está atravesada por infinitas modalidades de inseguridad

y violencia y no todas están relacionadas con el delito sino que tiene que ver con

la convivencia.

La seguridad constituye una prioridad para la ciudadanía, quien espera la

resolución de los problemas de su entorno más inmediato y cotidiano, en el que se

siente cada vez más insegura por la posibilidad de robos menores, de los

carteristas, o asaltos en las casas.

Seguridad ciudadana es armonía en convivencia, tiene que ver con la reproducción

cotidiana de los individuos y, por ende, es de carácter multidimensional y debe ser

enfrentado como tal. Sin embargo, las políticas de prevención y de control de la

violencia y delincuencia en el DMQ se mantienen dentro del enfoque tradicional de

la seguridad pública, lo que determina la obtención de escasos y puntuales

resultados.

De acuerdo a la opinión de la población los principales factores de riesgo se

clasifican de la siguiente manera:

- Percepción de inseguridad y temor del ciudadano a convertirse en sujeto

pasivo de la delincuencia.

- Falta de solidaridad por indiferencia, temor e impunidad.

21


- Sensación de peligro en varias zonas de la ciudad (terminales, terrenos

baldíos, zonas sin iluminación, quebradas).

- Insuficiente presencia policial.

- Falta de credibilidad en el Poder Judicial, en las leyes y en la Policía

Nacional.

- Bajo nivel de ingresos y crisis económica en que viven los ciudadanos.

- Falta de fuentes de trabajo.

- Presencia de pandillas, actividades disfuncionales (venta de artículos

robados, prostitución, drogadicción y alcoholismo).

En el Distrito se ha constituido una “cultura del resguardo”, por el temor que

seamos atacados en cualquier momento, en cualquier lugar y por cualquier

persona. La ciudadanía se siente vulnerable y amenazada por la falta de

programas de prevención, de protección policial, la fragilidad del sistema de

Justicia, la corrupción, los altos niveles de impunidad, un sistema de rehabilitación

social obsoleto, el manejo sensacionalismo de la “crónica roja”, factores que, en

conjunto, incrementan la percepción sobre inseguridad en la ciudadanía.

Breve diagnóstico

Inseguridad creciente

• La información disponible indica que la cifra total de delitos en septiembre de 2008 fue

1.656, es decir el número de delitos aumentó 5% en relación a agosto del mismo año. Los

delitos que más se incrementaron fueron: robo a accesorios de vehículos (de 270 a 286);

robo asalto a personas (de 186 a 208); robo/asalto a vehículos (de 198 a 229); asalto a

locales comerciales (de 110 a 116); secuestro (de 9 a 11). Además, el número de robos en

el sistema trolebús creció del 6 al 10%, sistema que está sometido a una sobre ocupación

(de 4 pasajeros/metro cuadrado a 5.6 pasaje/m2).

• La mayor cantidad de muertes se producen por accidentes de tránsito y el suicidio es la

causa más baja de muerte. Las causas de los accidentes de tránsito son embriaguez del

conductor o del peatón; impericia o imprudencia del conductores; exceso de velocidad;

rebasar sin precaución, mal estacionamiento, imprudencia del peatón; obstáculos en la vía;

daños mecánicos, irrespeto a las señales de tránsito.

• No existen datos reales sobre violencia intrafamiliar; ni sobre maltrato a las niñas, niños y

adolescentes. Usualmente estos hechos no son denunciados y permanecen ocultos. Sin

embargo, las principales víctimas de violencia doméstica son las mujeres y las niñas, niños

y adolescentes. Mejor quitar el punto 2 que no se relaciona con el tema y se lo topó ya

antes y eliminar el 3ero si no se ponen datos de las comisarías de la mujer por ejemplo en

cuanto a número de denuncias…

Propuestas y soluciones:

1. Generación de empleo e integración social

• Desarrollar un sistema unificado para la prevención de la violencia y la

delincuencia, en el cual se vinculen a todas las instituciones y a la

comunidad en procesos de identificación de demandas y respuestas, y que

22


incluya el fortalecimiento de valores de convivencia, la censura social y la

eliminación de la impunidad.

• Recuperar social, civil y comunitariamente los espacios públicos, de la

ciudad y hábitat.

• Fortalecer el tejido social al desarrollar acciones que la población demanda,

incorporar la perspectiva de género, de los jóvenes; y miradas, no

administrativas, no policiales, sino sociológicas, antropológicas y culturales.

• Establecer Centros de Desarrollo Comunitario en los barrios, para promover

prácticas culturales, de solidaridad, actividades para jóvenes y adolescentes.

• Incidir en los cambios previstos en el sistema de justicia para asegurar un

trato distinto y equilibrado a los diversos grupos sociales.

• Garantizar el espacio para que la ciudadanía juegue un rol protagónico en la

vida de la ciudad, a través del control y fiscalización democrática de su

Municipio y políticas públicas de transparencia y participación alentadas

desde el poder local.

2. Romper la geografía del delito

• Desarrollar un sistema de información geográfico sobre la violencia y el

delito.

• Orientar las decisiones en materia de prevención situacional.

• Implementar programas diferenciados y apropiados para grupos

poblacionales, áreas geográficas, temporalidad de los fenómenos de

violencia, cronología del delito y rutinas de la población.

3. Policía Distrital Especializada, articulada a la autoridad del alcalde y

de la planificación ciudadana.

• Policía barrial, que se incorpora a la dinámica de los barrios, residente y

compenetrada con la realidad de seguridad de cada territorio.

• Policía de inteligencia / grupos de reacción operativa del alto nivel

tecnológico y capacidad de respuesta.

4. Sistema de rehabilitación social

• Reubicación de centros carcelarios.

• Políticas de incorporación a la sociedad a presos.

• Capacitación y comercialización del trabajo de los presos.

5. Promoción de formas de justicia alternativa

• Impulsar el trabajo comunitario para infracciones y penas menores.

• Promover reformas en la justicia.

23


6. Exigencia de una justicia eficaz e imparcial

• Crear centro de defensa de la ciudad.

• Promover asesoría jurídica en barrios populares.

7. Atención a derechos vulnerados de mujeres, niñas, niños,

adolescentes y jóvenes

• Desarrollo de sistemas alternativos de solución de conflictos para desactivar

la violencia.

• Fortalecer y multiplicar los Centros de Equidad y Justicia “Tres Manuelas”.

• Normar y administrar el uso del espacio circundante a los centros

educativos (bares, licoreras, discotecas, terrenos baldíos).

• Equipar y mejorar los circuitos donde se movilizan y frecuentan los jóvenes

(entorno de universidades, colegios, escuelas, áreas recreativas).

• Implementación de un sistema de transporte público eficiente que contribuya

a la seguridad ciudadana.

8. Atención a las víctimas de violencia

• Atención a víctimas de robo.

• Fortalecer Juntas de Protección de la Niñez y Adolescencia.

• Fortalecer los centros de “seguridad ciudadana”.

• Fortalecer el sistema de respuesta pronta de la policía, el sector salud y los

servicios legales.

• Impulsar el desarrollo de albergues y opciones seguras par a las mujeres

sobrevivientes o que huyen de situaciones que ponen en peligro su vida.

• Fortalecer las líneas de atención disponibles las 24 horas del día para reportar

abusos y buscar protección.

• Impulsar servicios de emergencias y cuidado inmediato para las mujeres y

niñas que fueron víctimas de abuso y violencia sexual.

Debemos volvernos a encontrar, volver a ser amigos, perder el miedo y recuperar

los lugares de encuentro.

24


III EJE:

EMPLEO Y DESARROLLO ECONÓMICO

Quito productivo

Quito además de ser la capital de la República es el centro político, administrativo,

educativo, cultural y turístico del país. Su área de influencia directa abarca, no

solamente, el territorio del DMQ, sino los cantones vecinos y de las provincias

aledañas, esto genera importantes flujos de personas y mercancías hacia y desde

el DMQ.

Breve diagnóstico

Desarrollo económico

• En el año 2006 Pichincha generó el 19% del PIB total. Quito contribuyó con más del 80%

(quinta parte del PIB nacional, el 28,3 del PIB no petrolero y la tercera parte del PIB

nacional no petrolero.

• La estructura del PIB de Pichincha está conformada por: industrias manufactureras el

20,3%, transporte y comunicaciones el 19,0%, comercio al por mayor y menor el 13,7%,

construcción el 11,5% y agricultura el 8,5%.

• El DMQ constituye el principal polo industrial y de servicios del Ecuador. Además, se

desarrollan los sectores de conocimiento y tecnología ligados a la consultoría empresarial y

de ingenierías, las telecomunicaciones, el software, y en menor escala la biotecnología y las

energías alternativas. También, se afirma como el centro turístico y de carga.

• El DMQ concentra más del 65% del número de establecimientos fabriles, del personal

ocupado, de la producción total y de la inversión de capital. Básicamente, desarrolla

actividades de punta y especialmente de la industria textil, metalmecánica y de acero, de

productos químicos y farmacéuticos, editorial y artes gráficas, de la agroindustria

relacionada con las exportaciones de flores, vegetales exóticos, cárnicos y lácteos, y en

menor proporción el procesamiento de aceite de palma, producción avícola y de licores.

• De las 28.745 sociedades registradas en la Superintendencia de Compañías en el 2003,

9.927 (35%) corresponden a Pichincha; en Quito se encuentran 8.928 empresas 7 (el 31%

del total del país).

• Hacia el año 2002, de las mayores 1.000 compañías del país, en el DMQ se concentraban

438 empresas, con el 49% de los activos, el 44% del patrimonio y el 41% de las ventas,

respecto del total nacional. Asimismo existen aproximadamente 18.000 tiendas de barrio y

un sinnúmero de talleres artesanales.

• Quito concentra el 77% de la población económicamente activa (PEA) con respecto al

DMQ, quedando el 23% en el área suburbana.

• A pesar del potencial productivo del Distrito, el desempleo (8%) es el más alto que en

conjunto del país (6,4%). En cambio, el subempleo es más bajo (47%) con respecto a

64% del conjunto del país.

Las empresas grandes y medianas generan 80% del valor agregado, 20% del

empleo y crecen expulsando empleo y concentrando ingresos. Las políticas públicas

económicas y sociales (crediticia, fiscal, industrial, comercial, educativa, salud,

vivienda, etc.) y las instituciones que las concretan, llegan sobre todo a las grandes

y medianas empresas y a sus trabajadores. Las empresas medianas y pequeñas

25


generan el 80% del empleo; sin embargo no se benefician de las políticas públicas

antes mencionadas.

La información disponible sobre la distribución territorial de la oferta de empleo y

su relación con la distribución de la PEA indica que las fuentes de trabajo ofertadas

están concentradas en el centro y centro norte de la ciudad, mientras que la

mayor población económicamente activa se distribuye en la periferia de esta zona.

Adicionalmente, los datos sobre las tendencias de empleo indican que la mayoría

de personas ocupadas no tienen trabajos que respondan a las normas

internacionales: por lo menos el mínimo vital, un horario apegado a las normas

nacionales (40 horas) y una seguridad social básica.

Desde otra perspectiva, el nivel de ingresos en muchos casos está relacionado con

el nivel de dependencia laboral que tiene el o la trabajador/a. El nivel de indigencia

entre los trabajadores familiares es 5 veces mayor que los que trabajan en

relación de dependencia. Adicionalmente, ser peón o jornalero implica tener el

triple de posibilidad de vivir con menos de dos dólares diarios 8 .

Por otra parte, los jóvenes entre 18 y 29 años constituyen el 21,6% de la

población de Quito y representan el 30% de la PEA. En lo relativo a su

participación en el sistema educacional, el 34,6% se encontraba asistiendo a un

establecimiento de educación en el año 2004. El 55,3% de la PEA juvenil quiteña

culminó la educación secundaria, porcentaje que disminuye drásticamente en la

educación superior donde cae a 21,6%. Si bien el acceso a la educación ha

mejorado en el curso de las dos últimas décadas el 21,4% de la PEA juvenil cuenta

únicamente con educación primaria, y existe aún un 1,2% que no tiene ningún

nivel de instrucción. 9

Los jóvenes entre 18 y 29 años representan el 45,7% de desempleados. Mientras

que la tasa de desocupación general, en agosto del 2004, era de 10,5%, la de los

jóvenes entre 18 y 29 años alcanzaba el 16%, lo que implica que representa la

mayor tasa de desocupación frente a otros grupos etáreos. El análisis de la

situación de los jóvenes, revela que las mujeres jóvenes (21,2%) tienen mayores

niveles de desocupación que los hombres (12,3%). De la PEA juvenil el 23,5%

son trabajadores no calificados, lo que implica bajas remuneraciones. La

participación en el sector informal de los jóvenes es el 38%, en donde los hombres

superan a las mujeres en 16 puntos porcentuales.

Adoptar la lógica del desarrollo humano sustentable a nivel metropolitano puede

tener corolarios sorprendentes si competimos por la gente y, convertimos al DMQ

en un lugar atractivo para vivir como ciudadanos íntegros.

Es posible crear condiciones para una alianza estratégica entre los promotores del

desarrollo humano, de la racionalidad ecológica y de la democratización política,

incluyendo sectores del capital productivo que basen su competitividad en la

26


calidad de el “capital humano” y la sociabilidad local, 10 atrayendo selectivamente

inversiones, pero condicionando al gran capital interesado en el mercado local, 11 y

utilizando los mecanismos de mercado para lograr la organicidad que requiere una

globalidad de otro signo. Esto puede contribuir a gestar una alternativa concreta

para las políticas públicas nacionales, incluida la política económica.

Cabe resaltar que no hay antagonismo entre el desarrollo regional y la

competitividad empresarial: un desarrollo humano sustentable de alta difusión y

profundidad crea, a su vez, las bases para una competitividad auténtica, genera la

base cultural para el desarrollo de empresas basadas en la creatividad humana

más que en la expoliación de recursos y del trabajo humano.

En esta perspectiva el nuevo Gobierno del MDMQ promoverá el desarrollo regional

a través de la conformación de redes de creciente complejidad, contribuyendo a

articular acciones, proyectos e iniciativas de horizonte local, demostrando las

ventajas de asociarse o de comunicarse y de expandir el alcance de los proyectos.

El problema es la desarticulación, el aislamiento, la fragmentación; las capacidades

están ahí, los recursos están ahí; sólo faltaría la visión de que es posible, todos

juntos, cooperativamente, poner en marcha nuevos procesos de desarrollo, desde

abajo, desde lo local, para lo local. Esto abarca tanto al sector empresarial e

industrial, especialmente las PYMES, como a la economía popular, de pequeños

emprendimientos, redes, cooperativas y servicios autogestionarios, al sistema

educativo y de investigación, como a la gestión eficiente y participativa del

presupuesto público.

La promoción del desarrollo regional ayudará a recuperar la confianza al

demostrar, con nuevas experiencias, que es posible alentar instituciones

económicas eficientes y a la vez que se comprometan con el desarrollo humano.

El Gobierno del DMQ facilitará el reencuentro y reintegración socio-económica y

cultural de las diversidades locales, recuperando la heterogeneidad cultural y

ecológica, promoviendo una solidaridad basada en la generación de nuevas

relaciones de interdependencia, una solidaridad que cimiente la formación de una

voluntad política transformadora, productora de sociedad regional más equitativa,

capaz de auto desarrollarse en abierto contacto con otras regiones.

El contexto nacional, las entidades estatales de crédito, han creado mecanismos

para favorecer los emprendimientos productivos, las búsquedas de otras formas de

asociación, de producción y distribución. En tal contexto, las iniciativas de

desarrollo local, inter-local y regional prosperarán con otros ritmos, reduciendo los

costos sociales y potenciando la creatividad humana.

Ahora, un desarrollo integral e integrador, solo puede ser definido y sustentado

mediante una amplia alianza democrática, que siente a la misma mesa, instancias

gubernamentales, organizaciones corporativas –empresariales, sindicales,

27


profesionales- y a las organizaciones de base y movimientos sociales, así como a

organizaciones ideológicas o políticas para elaborar un plan concertado de equidad

y competitividad y también resolver los dilemas que plantean las perspectivas e

intereses, en algunos casos, contrapuestos.

Propuestas y soluciones:

1. Crear condiciones favorables para el desarrollo económico sostenible,

la generación de empleo y el mejoramiento de los ingresos en la

región metropolitana.

• Potenciar las capacidades productivas instaladas a través del mejoramiento de

la infraestructura y los servicios de agua, luz, comunicaciones, vialidad,

mantenimiento de carreteras y rutas de comercialización de productos,

seguridad, entre otros.

• Desarrollar mecanismos que permitan mayor celeridad en los trámites

asociados al desarrollo de las actividades económicas: formación de empresas,

atracción de inversiones, pago de tributos.

• Promover mejores condiciones generales de acceso al financiamiento para el

sector productivo, en particular en lo referente a costo, plazo y garantías, así

como para el comprador que demanda estos productos.

• Promover la equidad y competitividad (grado en el cual las ciudades pueden

producir bienes y servicios para los mercados regional, nacional e internacional,

aumentando, de manera paralela y simultánea, el ingreso real y la calidad de

vida de toda su población y procurando un desarrollo sostenible).

• Impulsar el desarrollo económico local e innovar el rol del Municipio en este

ámbito.

2. Fortalecimiento de capacidad exportadora de la ciudad – región

• Concluir el nuevo aeropuerto con una renegociación previa de los términos de

la concesión.

• Apoyar las estrategias del sector productivo para lograr mayor presencia de

productos industrializados nacionales en el mercado local y en el internacional.

• Promover el mejor desempeño de los sectores productivos, a través del uso de

la tecnología limpia, la innovación, las comunicaciones y el empleo de nuevas

herramientas; tecnificación de los procesos productivos y adopción de códigos

de ética empresarial.

• Desarrollar la infraestructura regional en mancomunidad, construcción o

mejoramiento de carreteras y vías rápidas que faciliten la conectividad con el

resto del país, los aeropuertos y puertos marítimos.

• Desarrollar las tecnologías de información y comunicación, mejorar la

disponibilidad y calidad de la infraestructura de telecomunicaciones en telefonía

fija, celular, internet, banda ancha.

28


3. Promoción de empresas con mayor valor agregado local

• Promover a las empresas con mayor valor agregado local y más redistributivas:

turismo nacional, industria, bienes de consumo, servicios, tecnología y

educación/ cultura.

• Promover y facilitar la creación de empresas innovadoras y sostenibles en la

ciudad y mejorar el desarrollo del tejido empresarial.

• Fortalecer las cadenas productivas con respaldos que le permitan mejorar

radicalmente la productividad, la calidad y la eficacia en la gestión, a través de

la formación de redes productivas (clústeres).

• Promover la inserción internacional: brindar formación y acompañamiento en

materia de exportaciones al empresariado, con el fin de alcanzar mercados

internacionales.

• Desarrollar el programa “Quito mi empresa”: acompañamiento integral a las

pequeñas y medianas empresas de la ciudad en todas las fases de su

desarrollo por medio de la transferencia de conocimientos y experiencias de

empresarios exitosos, apropiación de mejores prácticas, acceso a servicios

financieros, a nuevos mercados y a tecnologías, que mejoren sus condiciones

de competitividad.

• Brindar asistencia técnica a unidades productivas nacientes para que adopten

progresivamente las exigencias de ley y logren sostenibilidad.

• Ofrecer asistencia técnica para la conformación de clústeres de asociaciones,

instituciones educativas y gubernamentales, para cualificar el desempeño

competitivo y la conectividad de las empresas, para mejorar su posición para

competir en mercados globales.

4. Impulso a las Empresas Barriales Comunitarias para el desarrollo

de infraestructura y equipamiento barrial.

• Incorporar a técnicos, artesanos y obreros en las actividades de desarrollo de

infraestructura y mejoramiento de sus propios barrios.

• Empresas barriales con capacidad de autogestión, generar mecanismos de

contratación a la gente de los barrios en las obras que desarrolla en Municipio

en la zona.

• Comprar los insumos para obras en los barrios, favorecer a los pequeños

productores y comerciantes.

• Promover redes de trabajo solidario.

29


5. Agencias de Desarrollo Económico y Promoción del Empleo

• Impulsar un programa de economía solidaria: fomento de actividades

productivas a nivel familiar y barrial (formulación y montaje de micro

emprendimientos. Ejemplo: suministros a empresas; canasta solidaria barrial,

etc.).

• Apoyar a las unidades productivas familiares existentes en los barrios (tiendas,

talleres artesanales) a través de capacitación, asesoría técnica y apoyo para el

acceso a programas de créditos productivos.

• Impulsar programas de explotación económica del espacio público regulados

en los barrios, que incluyan capacitación, acompañamiento técnico y crédito.

• Brindar asistencia técnica para la conformación de redes capacitación

producción y comercialización de artesanías destinadas a la industria turística.

6. Capacitación

• Desarrollar la educación, con especial énfasis en la capacitación y

especialización técnica.

• Desarrollo de planes de desagregación tecnológica que permitan la

participación del sector productivo y de servicios locales, en los proyectos que

cuenten con inversión pública

• Capacitar a la población excluida del mundo del trabajo en competencias

laborales y en emprendimientos, para facilitar su vinculación laboral por la vía

del empleo y el autoempleo.

• Facilitar la formación para el emprendimiento: información, sensibilización y

formación para emprendedores de la ciudad, a través de diferentes estrategias,

entre ellas, el Centro Virtual de Emprendimiento y Empleo.

• Desarrollar un sistema regional de innovación para brindar soporte tecnológico

al sector productivo.

• Promover misiones tecnológicas y empresariales e intercambios con

universidades y centros de investigación, así como la participación en ferias

internacionales

7. Obra e inversión pública intensa en todas actividades asegurando

mecanismos de contratación transparentes y democráticos.

• Programas de compras a pequeños y medianos proveedores y contratistas.

8. Mecanismos de apoyo a iniciativas locales

• Diseñar y desarrollar un sistema de información económica de la ciudad.

• Promover la formación de profesionales para el desarrollo económico de la

ciudad.

• Impulsar la investigación sobre vocaciones productivas de la ciudad e

identificar los negocios del futuro.

9. Red de comercialización

30


• Impulsar y construir centros de acopio.

• Promover y construir condiciones dignas para los mercados.

• Impulsar la generación de pequeños comercios.

• Regular el comercio minorista.

10. Desarrollo tecnológico e investigación como ejes esenciales para la

competitividad industrial

• Invertir en investigación científica y en la transferencia de tecnología y su

engranaje con tecnologías ya existentes en el país.

• Facilitar la asimilación de los nuevos avances tecnológicos y su adaptación a las

necesidades locales.

• Brindar asistencia técnica para la aplicación de los conocimientos científicos en

la mejora de tecnologías.

11. Turismo y recreación:

• Potenciar zonas de interés turístico; mejorar la calidad de los servicios

turísticos.

• Impulsar el Programa Turismo para Todos.

• Canalizar asistencia técnica y crédito para pequeños empresarios y turismo

comunitario.

• Promover el arte y la cultura en los espacios públicos y parques metropolitanos.

Juntos podemos lograr un desarrollo económico del Distrito y competir por una

ciudadanía digna y solidaria.

31


IV EJE:

USO DEL SUELO, VIVIENDA, EQUIPAMIENTO

Ú

Quito con buena calidad de vida

La nueva Constitución del país reconoce el derecho a la vivienda, la ciudad y el

hábitat. Los atributos del derecho a la vivienda adecuada se pueden clasificar en

dos grandes categorías: a) atributos relacionados con el entorno externo a la

vivienda, caracterizados por su naturaleza colectiva, publica, configurados

generalmente en redes, vinculadas a recursos naturales y sociales; y b) atributos

relacionados con la vivienda en sí misma.

El suelo es factor determinante de los costos, tanto individuales, como sociales y

fiscales de la producción de vivienda, principalmente por el impacto de la

localización. Vivienda adecuada es un conjunto de atributos compuestos por la

casa y el entorno. Los atributos de la casa son patrimonio privado y los del

entorno, patrimonio colectivo y público.

Venimos de una tradición cultural y jurídica que atribuye el máximo de potestades

a la propiedad del suelo, pero hasta la noción y el alcance de las potestades de la

propiedad, ha evolucionado a la luz de los conceptos “estado social de derecho” y

“función social de la propiedad”. La propiedad es una función social que implica

obligaciones. Como tal, le es inherente una función ecológica. El derecho de

construir es un derecho urbanístico otorgado por la autoridad de planeamiento de

la ciudad.

Breve diagnóstico

Vivienda, equipamiento y espacios públicos

• “La gran retención de la tierra, los casi inexistentes instrumentos fiscales de sanción de

lotes baldíos (o vacíos) urbanos da lugar a que en Quito el área no utilizada con

abastecimiento de agua y saneamiento corresponda al 21,7% (1993) del área urbana, lo

cual sería suficiente para cubrir a 1.390.000 nuevos habitantes y duplicar la población de la

ciudad” 12 .

• Recién el año 92 se obliga a fraccionar la tierra con servicios básicos, los loteos se hacían en

papel, se vendían sin infraestructura. A partir de esa fecha se exige empedrado o

adoquinado, agua y alcantarilladlo y garantía hipotecaria y bancaria, se permite

urbanizaciones progresivas y se prohíbe construir en pendientes de más de 30 grados.

Pero, en las laderas del Pichincha, ya vivían 80.000 personas a la fecha de aprobar la

legislación13, de los cuales el 75% de de personas viven en una situación de pobreza

extrema14.

• La falta de políticas oportunas por parte del DMQ y la debilidad institucional, ha dado lugar

a la existencia de más de 210 barrios “irregulares” (2008), alrededor del 53% de

edificaciones sin permiso de construcción. Igualmente, se han desarrollado asentamientos

emplazados en zonas de riesgo, expuestos a inundaciones, cerca de basurales o sitios de

evacuación de desechos.

32


• En la actualidad, la tierra urbanizada no es accesible para los sectores de bajos ingresos, los

altos precios y la ausencia de políticas públicas encaminadas a la dotación de tierras con

servicios básicos para estos sectores sociales, lleva a la adopción obligada de estrategias de

acceso al suelo no urbanizado a partir del mercado “informal” 15 , a la espera que de la

acción estatal proporcione, a posteriori, estos servicios básicos.

• En las últimas décadas, ni los sucesivos gobiernos ni el mercado han tenido interés en

atender las demandas de los segmentos más pobres de la sociedad. Estos sectores

“producen hábitat” con los medios escasos de los que disponen, lo que conlleva a

situaciones de informalidad y precariedad diversas. Cuando estas situaciones alcanzan una

escala que ya no es más posible “esconder” o ignorar, el Municipio se ve en la obligación de

adoptar medidas reactivas para su regularización y dotación de servicios, con un alto

perjuicio a las arcas públicas. Dada la ausencia de planificación y ordenamiento de estos

asentamientos, y a las localizaciones, a menudo, en zonas de riesgo, la intervención estatal

se encarece.

• La irregularidad en la ocupación de la tierra16 ojo poner en superíndice el no., se expresa

en múltiples formas y su principal origen son los mercados informales (ilegales) de suelo

caracterizados por complejos mecanismos de producción de tierra urbana y lotes

clandestinos o “piratas”, sin infraestructura de servicios, pero que constituyen el principal

mecanismo de acceso al suelo para los sectores de bajos ingresos. También, en algunos

casos, el acceso a suelo se caracteriza por procesos de auto-ocupación organizados por los

propietarios, con el ánimo de evitar el cumplimiento de las normas técnicas17, y por tanto,

aumentar la rentabilidad de su propiedad y de negocio, al margen así de la ley y de

consideraciones sociales y de perjuicios que ocasiona al conjunto de la colectividad.

La ciudad como hecho colectivo se manifiesta fundamentalmente en su red de

espacios públicos conectados que son de propiedad y responsabilidad colectiva y de

libre utilización por todos, que además focalizan y articulan el tejido urbano y le dan

significado e identidad. Esta red de espacios necesarios de encuentro, para

compartir el reposo, los juegos, la actividad en los mercados y en otros usos de

convivencia, es también el lugar en donde se comparten las representaciones y

rememoraciones de los ritos y los mitos.

Las dinámicas urbanas recientes, han debilitado el valor y la utilización de los

espacios públicos 18 como lugares articuladores de la ciudad y elementos

generadores de pertenencia y ciudadanía. Entre ellas merece destacarse el

desarrollo urbano orientado a una preeminencia vehicular, que ocasiona entre otros

problemas la congestión de las áreas centrales; la inseguridad que incuba la cultura

del miedo; la fragmentación física-social; la aparición de productos urbanos

especializados y cerrados como centros comerciales y residenciales.

Los espacios públicos con los que cuentan la ciudad y especialmente las áreas

habitadas por los sectores de menores recursos, son insuficientes y mal atendidos.

La juventud del Distrito, no tiene espacios para el encuentro y la recreación con

seguridad, el incendio de la discoteca Factory puso en evidencia este problema. El

espacio público y áreas verdes por habitante y sector de las ciudades (metro

cuadrado de espacio público/habitante/por sector) es insuficiente.

La regeneración de espacios públicos e inserción física y social, el acceso a

bibliotecas y espacios públicos, por parte de los sectores más desfavorecidos, es un

33


tema que no ha sido aún incorporado en los planes de trabajo de la municipalidad

del Distrito. Tampoco existen políticas para la gestión del paisaje, elementos

fundamentales para una vida agradable y factor sustantivo para atraer el turismo.

El desafío socio-cultural demanda dar calidad al espacio público, entender la

monumentalidad no solamente como la colocación de elementos aislados, sino como

una relación física y simbólica entre ellos y con los entornos, un plus calificador de

los espacios y de las edificaciones que han de proporcionar sentido a la

cotidianeidad de los habitantes y usuarios de la ciudad.

En la gestión municipal tampoco ha existido la visión o voluntad para regular,

controlar la contaminación visual ni auditiva, para mantener libre de obstáculos los

espacios públicos, ni equipar las áreas destinadas al desplazamiento de los peatones

y la recreación y esparcimiento de la comunidad, salvo iniciativas focalizadas en el

centro-norte de la ciudad.

Adicionalmente, los importantes parques de la ciudad no tienen planes de manejo.

Además, la discrecionalidad con la cual se gestiona el Parque la Carolina ha dado

lugar a que, a pesar de las críticas expresadas por los “Defensores del Parque de la

Carolina”, los Arquitectos por la Ciudad, la Plataforma por el Espacio Público, entre

otras organizaciones sociales, la Administración de la Zona Norte continúe

privatizando tramos del Parque sin rendir cuentas a nadie.

Propuestas y soluciones:

1. Plan general de intervenciones urbanísticas y

arquitectónicas

• Revisión del plan general de desarrollo territorial (revisión del esquema

general de crecimiento de la ciudad y revisión del límite urbano).

Plan parcial para zonas de suelo urbanizable. Incorporación de nuevas

categorías de planeamiento (planeamiento en varias escalas territoriales;

aplicación de las categorías de ordenamiento territorial: áreas de

planeamiento incorporadas y áreas de planeamiento remitidas).

Planes especiales de reforma interior (proyectos de reordenamiento

urbano de áreas importantes de la ciudad.

• Regulación de uso y ocupación del suelo de predios urbanos baldíos, de

propiedad estatal.

• Actualización del catastro de propiedades estatales para regular el

impuesto predial correspondiente.

2. Legalización y regulación de barrios

• Desburocratización de procesos de regularización.

• Asistencia técnica y jurídica.

34


• Reubicar asentamientos emplazados en zonas de riesgo.

3. Regularización de las construcciones

• Asistencia técnica y jurídica.

• Actualización del sistema catastral.

• Ordenamiento del sistema de registro de la propiedad.

4. Promoción de vivienda de interés social

• Promover el fondo de vivienda.

• Impulsar el mejoramiento habitacional con apoyo técnico y

crediticio.

• Desarrollar proyectos habitacionales.

5. Infraestructura y equipamiento urbano

• Construcción de infraestructura y equipamiento educativo, cultural y

social, en las distintas centralidades del Distrito.

• Centros de desarrollo comunitario en los barrios.

• Mejorar los accesos viales, iluminación, espacios públicos en los barrios.

• Desarrollar el sistema distrital de plazas y parques.

• Mejorar y adecuar a los requerimientos (de niños, jóvenes, y mujeres).

las instalaciones de las ligas deportivas barriales.

• Recuperar áreas recreativas degradadas.

6. Arborización, espacios verdes y jardines

• Desarrollo del Programa Quito verde (eje ambiental).

• Desarrollar jardines verticales en las vías perimetrales a Quito, en taludes y

muros de contención.

• Desarrollar planes de manejo para los espacios verdes y parques de la

ciudad.

Pensar la ciudad requiere valorar

a la ciudad heredada y a la ciudad futura.

35


V EJE:

CULTURA Y PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL

Rescatemos nuestra identidad

La política cultural se ha reducido al cuidado del patrimonio monumental y la

difusión de las bellas artes y en su forma más extendida al espectáculo.

Se ha privilegiado una visión elitista de la cultura. La inversión realizada en cultura

ha sido determinada por el “eventismo”, vender la ciudad como un producto

turístico y centro de la actividad cultural ante el mundo, sin importar los procesos

de la ciudadanía y de los diversos grupos culturales e identidades, y el

fortalecimiento de la identidad con base en la diversidad y revitalización del

patrimonio cultural y natural del Distrito.

Los artistas reclaman una participación más efectiva en los espacios de

concertación, para la construcción colectiva de la política cultural. El Municipio no

promueve los procesos locales de producción simbólica y excluye a los actores

culturales, y las distintas culturas que habitan el espacio metropolitano. No existe

un programa de valorización de las culturas urbanas contemporáneas y las

identidades. Además, Se han entregado las competencias del Municipio a

entidades privadas, a corporaciones y fundaciones.

Propuestas y soluciones:

1. Fortalecimiento de la identidad

• Fortalecer el trabajo cultural en cada administración zonal, en cada barrio y

sector.

• Impulsar planes y programas específicos que potencien la zona y se alineen

coherentemente con los derechos constitucionales, el Plan Nacional de

Desarrollo y las políticas culturales estatales y locales.

2. Proyectos alternativos de educación artística y profesionalización

cultural

• Generar espacios de recreación y creatividad: Rockservatorio (escuela de

música rock en el sur), Escuela de Artes Quiteñas.

• Promover espacios de difusión, reglamentación y fomento del uso del

espacio público.

• Impulsar la expresión de las culturas urbanas.

• Desarrollar la capacitación en gestión cultural.

36


3. Legislación pro cultura

• Generar facilidades para el uso de espacios públicos, reforma de

ordenanzas que crean cargas tributarias para el sector cultural.

4. Cultura en la educación

• Proyecto de inclusión sistemática de las artes y la cultura en los centros

educativos.

5. Programas ciudadanos de cultura de paz, buen trato humano, Quito

cuidad amable y culta

6. Plan de promoción y difusión de investigaciones culturales,

actualización y adecuación de bibliotecas, museos, centros

culturales comunitarios, programas infantiles, de la tercera edad,

prisioneros y minusválidos, potenciación de las casas barriales como

centros culturales.

Apostemos fuertemente a hacer de Quito una ciudad equitativa, redistributiva,

sin pobreza, con oportunidades para los quiteños y quiteñas.

VI EJE:

CIUDAD EDUCADORA

Podemos convertirnos en una gran nación,

para ello debemos invertir en educación

El modelo educativo municipal actual es elitista, inequitativo y centralista: La

cobertura abarca apenas el 5% de la población educativa del Distrito

Metropolitano. El 95% de la población en edad de educarse es atendida por el

Estado central y por el sector privado o está fuera del sistema educativo. Los

estándares de calidad están ligados a los parámetros de los ISOS que miden sobre

todo aspectos de tipo administrativo y ligados a temas de calidad cuyo referente

es el mercado. La propuesta actual entiende a la educación auto referenciada (la

educación en función de la educación misma) sin mayor relación con otros

aspectos de la realidad como el desarrollo local y nacional.

Adicionalmente, los resultados de las últimas evaluaciones de la educación en

términos de calidad colocan a los estudiantes de Quito en una situación

37


preocupante, similar a los otros estudiantes del país y existe falta de oferta

educativa (colegios) en múltiples zonas populosas del Distrito Metropolitano de

Quito.

Se trata de crear facilidades y medios para el ejercicio del derecho a la educación

de calidad para todos y todas los ciudadanos de Quito durante toda la vida.

Propuestas y soluciones:

1. Sistema metropolitano de desarrollo de las capacidades humanas

• Desarrollar el sistema educativo en sus diferentes niveles: educación inicial,

básica, bachillerato, universidades.

• Promover la articulación del sistema educativo con otros sectores: cultura,

deporte, ciencia y tecnología, medios de comunicación, productivo.

• Desarrollar los aprendizajes de la gente en dos dimensiones: i) educación

escolarizada (educación inicial, básica, bachillerato, universidad); ii) y no

escolarizada (educación de jóvenes y adultos, ciencia y tecnología, cultura,

deporte, arte, etc. fuera de los establecimientos escolares y para personas

adultas y adultas mayores).

• Recuperar el espacio público: parques, ágoras, calles, medios de

comunicación, como espacios de aprendizaje permanente.

2. Modelo de gestión para la educación

• Cumplimiento de las disposiciones constitucionales respecto a competencias

del Distrito Metropolitano, amplias alianzas con todos los actores del

sistema educativo y de otras instancias del Distrito Metropolitano.

• Desarrollar un Consejo Local de Educación para: control social, rendición de

cuentas, sistemas de información, sistemas de evaluación.

• Distritalización para la asignación de cupos escolares.

• Innovar la infraestructura, la supervisión escolar, la formación y

capacitación docente, el currículo y el material didáctico.

3. Consejo distrital de educación superior

• Instancia de coordinación de las universidades e instituciones de educación

superior del distrito, que garantice pasantías de estudiantes, planes de tesis

e investigaciones y estímulos a los mejores estudiantes.

4. Quito sin analfabetos

• Campaña ciudadana de educación a analfabetos.

• Incorporación de metodologías adaptadas a adultos.

38


5. Quito sin niños/as fuera del sistema educativo

• Programa de incorporación al sistema educativo a todos los niños y niñas

menores de 12 años.

Debemos garantizar una educación de calidad para todos y todas los habitantes de

esta ciudad, humanista y altamente tecnológica

VII EJE:

CIUDAD SALUDABLE

Quito, territorio saludable para todas y todos

Es prioridad del Gobierno Municipal lograr que todas las personas del DMQ

accedan a la salud en el más amplio sentido de su concepto. Es decir, que todas y

todos estén bien en sus dimensiones biológica, sicológica, social y ambiental. Para

ello, el Municipio canalizará la aplicación en el territorio del contenido de la

Constitución 2008, del Código de Salud, de la Ley del Sistema Nacional de Salud,

de la Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia, del Código de la Niñez y

Adolescencia y de otros cuerpos legales orientados a garantizar el acceso universa

al derecho a la salud.

Además, acorde a su problemática local, el Municipio aplicará el marco

programático definido en el Plan Nacional de Desarrollo y en las Agendas Sociales

acordadas entre los diversos actores institucionales y ciudadanos responsables de

la política pública.

El Municipio facilitará procesos para eliminar la exclusión de los servicios integrales

de salud que afecta a la población de Quito.

El Municipio parte de reconocer que la población del Distrito dispone de normas y

políticas que favorecen el desarrollo de programas de promoción y prevención en

salud. Además cuenta con niveles elevados de acceso a agua potable y

saneamiento básico, que reducen los riesgos de enfermar y morir. Sin embargo,

todavía hay brechas importantes y flagrantes inequidades en el acceso a servicios

sociales básicos, que exponen a unos a más riesgos y a menos oportunidades que

a otros. También hay un gran espacio para mejorar la calidad de los servicios de

agua y saneamiento. Además, el Municipio se preocupará de reducir los crecientes

niveles de enfermedad, discapacidad y muerte causados por la violencia y los

accidentes de tránsito.

39


Por otro lado, el Municipio facilitará el acceso universal a los servicios integrales de

atención de salud. Pese a que Quito concentra una importante capacidad instalada

de la red de servicios públicos de salud del MSP, del IESS y del propio Municipio,

persisten niveles intolerables de falta de acceso a la solución de problemas de

salud, que inciden en las todavía altas tasas de morbi-mortalidad materna e

infantil que registra el DMQ.

Se trata de crear facilidades y medios para el ejercicio del derecho a la salud para

todos y todas los ciudadanos de Quito durante toda la vida. Quito ciudad

saludable.

Propuestas y soluciones:

1. Quito ciudad saludable

• Desarrollar programas de educación ciudadana sobre el cuidado de la salud

en el marco del buen vivir. Incluye el apoyo al sistema educativo, a los

servicios de salud, a los servicios de protección integral y a los medios

masivos de comunicación, para adaptar a cada realidad local contenidos de

prevención en salud, e incidir en hábitos y prácticas saludables.

• Potenciar el espacio público para generar procesos de aprendizaje

ciudadano sobre las dimensiones sociales y ambientales de la salud.

• Fortalecer la calidad de los servicios de agua potable, alcantarillado,

recolección de basura, recreación y de cuidado del ambiente, y potenciar su

contenido educativo en relación a la salud.

• Promover una campaña permanente de comunicación sobre estilos de vida

saludable para las personas de todas las edades, con énfasis en la

alimentación y nutrición sana y en la actividad física permanente.

• Desarrollar una campaña permanente de análisis y prevención de

accidentes y violencia en el Distrito, con énfasis en la promoción del buen

trato, reducción de la violencia intrafamiliar y de género, control del

consumo de alcohol y drogas, y prevención de accidentes de tránsito.

2. Sistema metropolitano de servicios de salud

• Facilitar acuerdos entre el MSP, IESS, Municipio y otros prestadores públicos

de salud para construir la red pública de servicios de salud del DMQ, que

garantice acceso universal a servicios integrales de salud.

• Facilitar acuerdos entre prestadores públicos y privados de salud para

construir la red plural de servicios de salud, que garantice acceso universal

a servicios de salud.

• Potenciar el papel coordinador sectorial del MSP en el DMQ.

40


• Fortalecer con infraestructura, accesos viales, servicios básicos y transporte

de emergencias a la red de servicios desconcentrados de salud del MSP,

IESS, FFAA, SOLCA y otros actores.

• Ampliar la capacidad instalada de servicios para la atención de maternidad y

neonatología en zonas estratégicas del norte y sur del DMQ.

• Fortalecer las redes de servicios para mejorar la atención integral de salud a

adolescentes y personas adultas mayores.

3. Quito, referente de municipio saludable

• Desarrollar un programa nacional de capacitación a gobiernos locales sobre

la promoción de la salud en los Municipios y sobre la construcción de

sistemas locales de salud en el marco del Sistema Nacional de Salud.

• Posicionar a Quito como un destino turístico saludable.

La educación y la salud son derechos humanos básicos, factores esenciales

para acceder a una calidad de vida digna

41


VIII EJE:

GESTIÓN AMBIENTAL: CIUDAD COMPACTA,

AHORRADORA Y EFICIENTE

Quito para el futuro

Las actividades económicas extractivas y el crecimiento de las ciudades están

generando un fuerte impacto en la naturaleza debido a que se produce alimento

sin restituir la fertilidad del suelo, se destruyen los bosques sin restituir la floresta,

se consume agua sin preservar sus fuentes y se consume grandes cantidades de

combustibles fósiles contaminantes.

La falta de respeto a los ciclos de la naturaleza provoca graves problemas en el

ambiente y en la salud, la falta de planificación y gestión urbana ambiental, los

sistemas de transporte inadecuados, la deforestación, entre otros factores,

agudizan los problemas de contaminación, sustituyen bosques por concreto y

reducen la no sólo la calidad de vida sino también la viabilidad ecológica de los

asentamientos.

La gestión ambiental y prevención de desastres se fundamentan en los

siguientes conceptos:

� Ciudad compacta: fomenta la proximidad entre usos y funciones urbanas.

Las distancias a las diferentes actividades (trabajo, compras cotidianas,

colegios) disminuyen potencialmente, así como el consumo de suelo dedicado

al transporte privado. El consumo de energía y la emisión de contaminantes

se reducen.

� Ciudad ahorradora: minimiza la explotación de los ecosistemas de soporte

y por tanto el impacto ambiental sobre ellos, optimizando los ciclos de agua y

materiales (reutilización y reciclaje...), y aumentando los consumos de

energía procedentes de fuentes renovables en detrimento del consumo de

combustibles fósiles.

� Ciudad eficiente: para mantener la organización de la ciudad se requieren

menos recursos materiales y energéticos. La flecha temporal en el consumo

de recursos es menor para mantener o aumentar la organización de la

ciudad. La ciudad eficiente aprovecha.

42


Breve diagnóstico

Gestión ambiental y prevención de desastres

• Si bien Quito tiene un área de 3.200 hectáreas de parques (15 metros cuadrados por

habitante) existen sectores que carecen de espacios recreacionales como Carcelén,

Comité del Pueblo, Calderón.

• Se ha desarrollado un programa de reforestación amplio, sin participación de la

comunidad y con una gestión desarticulada desde las 3 instancias municipales (DMA,

Parques y Jardines y Fundación Vida para Quito), sin buenos resultados.

• Existe un incremento progresivo de los niveles de contaminación del aire por emisiones

vehiculares.

• Las aguas servidas se descargan sin ningún tratamiento hacia nuestros ríos Machángara,

San Pedro y Monjas.

• Existe deficiencias en el sistema de recolección y disposición de residuos sólidos.

Riesgos y vulnerabilidad del DMQ

• Entre los problemas de riesgo del DMQ se destacan 19 :

i) vulnerabilidad del sistema eléctrico;

ii) debilidades que presenta la conducción de agua, por la longitud de las líneas

de captación en una zona expuesta a amenazas como es el DMQ;

iii) fragilidades de la red vial,

• Del análisis de vulnerabilidad de las empresas en DMQ, se concluye que de las

18.117 (que han podido ser cartografiada), gran número de ellas tienen debilidades

internas, insuficientes alternativas de funcionamiento o de carencias en la

preparación para la crisis.

• La vulnerabilidad de la población es proporcional a la distancia hasta el centro y

refleja la segregación socio-espacial del Distrito, lo mismo se encuentra en el

análisis realizado sobre Quito a la escala de barrios. Los datos elaborados sobre los

barrios evidencian sectores muy vulnerables debido a sus características sociales,

demográficas, a su accesibilidad, a su nivel de preparación para la crisis y a su

exposición. Los barrios más vulnerables son aquellos donde se centra también los

mayores índices de pobreza.

• El análisis de repartición de la población por nivel de vulnerabilidad indica que

1.106.673 estarían en un rango de vulnerabilidad relativamente elevado; 450.000

en un rango de vulnerabilidad baja a relativamente baja; y 285.167 en un rango de

fuerte y muy fuerte vulnerabilidad. Entre todos estos rangos los más vulnerables

son los niños ancianos que comprenden una población de 475.000, es decir

aproximadamente el 26% de la población.

Propuestas y soluciones:

1. Quito verde

• Promover la recreación familiar, a través de programas turísticos, en la

periferia de Quito: Pasochoa – Amaguaña, Pintag – Lagunas del Antisana,

recorrido del río Pita, LLoa-Mindo, Nono-Tandayapa, Tulipe-Pacto-Gualea.

• Desarrollar el parque “Mariscal Sucre”, utilizando el actual espacio del

aeropuerto.

43


• Recuperar los cauces de los ríos, cursos de agua y quebradas.

2. Nuevos parques del Distrito

• Parque Nacional Pichincha

• Recuperar el Ilaló como área protegida y pulmón de los valles

3. Gestión sostenible residuos líquidos y sólidos

• Desarrollar planta/s de tratamiento de aguas servidas.

• Desarrollar planta/s de tratamiento de residuos sólidos.

• Asegurar la gestión sostenible de los rellenos sanitarios.

• Quito con ríos limpios: descontaminar los ríos: Monjas, Machángara y San

Pedro.

4. Educación para la vida y el ambiente

• Promover la educación para el cuidado de la naturaleza y los espacios

públicos en asocio con escuelas, colegios, universidades y la colaboración

de los medios de comunicación.

• Institucionalizar la educación ambiental y promoverla a través de los

medios de comunicación del Estado (televisión y radio públicas, radio

municipal).

• Desarrollar la Campaña del Buen Vivir, articulada a mecanismos sociales

de control y sanción, que permitan disminuir los niveles de contaminación

del aire y del suelo.

5. Programa de prevención integral de riesgos

• Prevenir los riesgos y desastres y preparar a la ciudad y a la población

para responder a ellos.

No podemos seguir hipotecando el futuro. Debemos tomar medidas urgentes para

proteger nuestros recursos naturales.

44


IX EJE:

GOBIERNO METROPOLITANO

Quito democrático y eficiente

Se adopta la conceptualización de “la reproducción ampliada de la vida” como una

combinación que incluye las dimensiones social, económica y ambiental; para

promover procesos de desarrollo que satisfagan las necesidades del presente sin

menoscabar la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer sus propias

necesidades, haciendo hincapié en la solidaridad inter-temporal.

En la gestión del Distrito Metropolitano, se aplicará una estructura conceptual que

integre la visión sistémica y multidimensional; basada en la interdependencia de

procesos: ecológico, económico, sociocultural y político. Todo lo cual supone

mudar desde un enfoque de inter-sectorialidad e integralidad a la complejidad y

desde la sinergia a la entropía. También supone asumir que la habitación, o más

ampliamente el hábitat, es el símbolo concreto del sistema social.

Reconocemos un nuevo escenario estratégico del desarrollo en el que

aparecen nuevas formas de organización y gestión territorial, regiones, micro

regiones, localidades como territorios que se organizan y reorganizan en la

complejidad, con flexibilidad, y elasticidad, en dinámicas tecnológicas y

económicas que vienen superando las fricciones del tiempo y la distancia, que

imponen homogeneidades, y plantean conflictos y tensiones frente a la diversidad

social.

Asumimos el nuevo paradigma de la planificación, flexible, participativo y

comunicativo, que transita desde una perspectiva comprehensiva hacia una más

estratégica, desde un enfoque central a uno local y regional, desde una visión

desde arriba” hacia una visión “desde abajo”, y que aporte racionalidad para la

intervención del Estado en un territorio específico. Paradigma basado en la

construcción de los consensos, a partir de procesos interactivos que promuevan la

discusión, el debate y el pensamiento reflexivo, que potencian todas las

dimensiones del conocer y el comprender en la mutua construcción y

reconstrucción de intereses.

Promoveremos procesos “colectivamente orientados hacia la búsqueda

del futuro” Una planificación con la “acción comunicativa” como fuerza de

entendimiento intersubjetivo, y de reconocimiento recíproco centrada en la

comunidad y basada en la comunicación libre y no coaccionada por el clientelismo.

Al implementar esta forma de planificación se pierden las seguridades derivadas de

la autonomía y asepsia técnica para encontrase en la turbulencia del mundo real,

donde los distintos actores sociales despliegan sus intereses, recursos,

capacidades y estrategias.

45


La gestión se sustentará en la investigación de las cuestiones socialmente

problematizadas; se considerará las dimensiones cualitativas y cuantitativas para

analizar cómo se desenvuelven las especificidades de lo local, en las dimensiones

política, socioeconómica, cultural, ambiental, espacial y temporal. Ello plantea la

necesidad de relevar las características históricas, socio demográficas,

ocupacionales, educativas; la trama asociativa comunitaria, el sistema de actores

sociales, las cuestiones socialmente problematizadas; la disponibilidad y estado de

los recursos ecológicos, el uso del suelo; las actividades productivas; los sistemas

de toma de decisiones, etc.

Reconocemos la necesidad de superar la matriz Estado céntrica y avanzar en la

implementación de la nueva Constitución. Avanzar en esta dirección, supone

procesos de descentralización que implican nuevos sistemas de decisiones, la

presencia de nuevos actores sociales con comportamientos disímiles a los

tradicionales, con nuevas percepciones y proyectos.

Igualmente, reconocemos y afirmamos el derecho de la ciudadanía a determinar

su propio destino a través de la planificación desde abajo, crítica y comunicativa; y

el derecho que las comunidades tengan el control de sus propias vidas y su

ambiente; afirmando que la participación en la toma de decisiones y control social

de la gestión, es el único medio válido para alcanzar un desarrollo efectivo a largo

plazo.

La combinación de estos principios y orientaciones apunta a la articulación de las

libertades democráticas con la posibilidad de construir un provenir justo y

compartido.

La gestión municipal requiere un cambio expresada en que su primera

prioridad y razón de sea claramente su gente. El Municipio debe ser un medio

para servir. Debe ser la autoridad eficiente en el manejo y control de la ciudad y

del Distrito visto como un bien público. Debe ser también el referente de prácticas

de calidad en servicios públicos, y de políticas profesionalizadas,

institucionalizadas, y en ningún caso clientelares.

Propuestas y soluciones:

1. Reingeniería radical de la administración municipal revirtiendo la

privatización, la fragmentación y la burocratización de la administración

municipal.

2. Conformación de un gabinete metropolitano de dirección estratégica de los

temas fundamentales de la ciudad.

3. Establecimiento de un modelo de empresas metropolitanas eficientes y

articuladas bajo un esquema de consorcio de empresas públicas.

46


4. Planificación territorial consolidada que evite la descoordinación y

superposición de funciones en el territorio.

5. Programa cero corrupción, cero papeles, agilización de trámites y

desburocratización

6. Verdadero sistema de gestión participativa, presupuesto participativo,

activación de voluntariado y movilización social. Programa soy quiteño, me

muevo.

7. Difusión y simplificación de las normas y ordenanzas urbanas. Programa de

difusión pública de las ordenanzas.

8. Fortalecimiento de las administraciones zonales y creación de

administraciones especiales rurales, con mayor capacidad de gestión sobre

el territorio.

9. Informatización e incorporación de nuevas tecnologías de la información

en la gestión municipal.

47


1 Plan Nacional de Desarrollo. SENPLADES, Quito, 2007

2 Sevilla Larrea Carmen, Vida y muerte en Quito. Raíces del sujeto moderno en la colonia temprana. Ed Abya Yala.

Quito, 2002. pps42, 43, 44, 166, 167.

3 Según el IV Censo de Población y Vivienda del 2001.

4 Para el año 2034 se tendría una población de 3´700.000 y de 4´200.000 habitantes, respectivamente.

5 Objetivos de Desarrollo del Milenio, Estado de la Situación DMQ, 2007.

6 Ibid.

7 De acuerdo a D’Ercole Robert y Metzger Pascale. La vulnerabilidad del Distrito Metropolitano de Quito. 2004, en

el DMQ existirían más de 20.000 empresas (18.117 han podido ser cartografiadas a partir de la Dirección Tributaria

del Municipio, el SRI y el IESS). La mayor parte de ellas emplazadas entre la Av. Río Coca y La Mariscal..

8 Objetivos de Desarrollo del Milenio. Estado de Situación DMQ. 2007.

9 Encuesta urbana de empleo. 2004.

10 En esto la educación y capacitación es una inversión crítica. Pero no al estilo eficientista de producir egresados

con conocimientos “básicos” y bajo costo, sino utilizando todo el potencial de tener cotidianamente a las futuras

generaciones participando en procesos de formación de sus capacidades como sujetos del desarrollo. Esto requiere

una verdadera revolución cualitativa en la educación.

11 Un ejemplo interesante es el arreglo recientemente logrado por la Prefectura Municipal de Porto Alegre con la

empresa Carrefour, que incluyó una serie de acuerdos para favorecer el desarrollo de la economía popular local y

regional. Coraggio José Luis.

12 Clichevsky Nora. Pobreza acceso a suelo urbano. Algunas interrogantes sobre las políticas en América Latina.

CEPAL. 2003.

13 Ibíd.

14 Laderas del Pichincha, riesgos y oportunidades (2004).

15 En Quito, en el año 2000, la tierra no urbanizada en subdivisiones ilegales era vendida a US$4/m²; la tierra

parcialmente urbanizada de US$15 a US$25/m²; la tierra para hogares de ingresos medios de US$ 50 a US$60/m²;

y la tierra totalmente urbanizada para los hogares de ingresos más altos entre US$100m². Todavía hoy en día es

posible encontrar numerosas subdivisiones ilegales, en la periferia de la ciudad.

16 “Los lotes irregulares son aquellos que fueron vendidos cuando aún les faltaba alguna de las condiciones que

indica la legislación vigente, mientras que loteos clandestinos son los que nunca se han presentado ante las

autoridades, para su aprobación y solo podrán ser legales a través de normas especiales. En otros casos se ha

vendido como parte indivisa tierra rural que, por su localización, no puede convertirse en urbana; y lotes con menor

superficie de lo permitido para subdivisiones de tierra, utilizando legislación sobre la propiedad horizontal que fue

concebida exclusivamente para construcciones” (CEPAL, 2005).

17 Ibid.

18 “Un entorno “habitable” y seguro implica la posibilidad de disfrute del espacio público. El espacio público es el

elemento que conforma la estructura espacial urbana. El espacio público incluye: red viaria, calles, veredas, plaza y

parques, áreas recreativas y el paisaje urbano. En estos lugares la población interactúa, se desplaza, construye sus

relaciones, su identidad y su vida cotidiana” SENPLADES, 2008.

19 D’Ercole Robert y Metzger Pascale. La vulnerabilidad del Distrito Metropolitano de Quito. 2004.

48

More magazines by this user
Similar magazines