El retorno de las brujas

vmattei

El retorno de las brujas

EL RETORNO DE LAS BRUJAS

de Dios. Se la consideraba tanto una magia natural que operaba con

base en propiedades ocultas, así como una magia sobrenatural que sólo

apelaba a los espíritus benignos. Esta magia, que luego daría lugar a la

ciencia moderna, 3 no fue perseguida. 4

Por su parte, bruja fue un concepto creado en Europa precisamente

por las élites cultas en los siglos XIV al XVII, mediante la transformación

del concepto de hechicera, al cual se incorporó la idea teológica

de que los males que causaba se debían a la existencia de un pacto con

el Diablo, o por el poder que éste les otorgaba. De acuerdo con esta

idea, era el ser maligno quien le enseñaba a la bruja qué fórmulas pronunciar,

qué objetos utilizar y cómo manipularlos para producir los

maleficios. 5

El concepto de bruja también se nutrió de las tradiciones populares

en algunos países de Europa, como las creencias sobre las mujeres o

espíritus femeninos que volaban junto con las almas de los muertos.

Éstas eran dirigidas por Diana, y repartían bendiciones como recompensa

por la hospitalidad que les era brindada. 6 Las creencias populares

fueron vistas por las élites intelectuales como supersticiones paganas

y como ilusiones engendradas por el Diablo en las mentes de la gente

del pueblo para apartarlas de la verdadera fe. Desde el siglo XIII, las

élites comenzaron a mezclar la creencia en las mujeres voladoras benéficas,

con la de mujeres voladoras antropófagas o malignas, y a sustituir

a Diana por el Diablo. 7

Otras tradiciones populares, como las ceremonias de fertilidad, llevaron

a crear, en torno a la noción de bruja, el sabbat o aquelarre, consistente

en reuniones nocturnas realizadas con regularidad en los prados

cercanos a un poblado, en el que se renegaba de Dios, se daban ofrendas

al Diablo, había comida, música, orgías y se preparaban venenos y

ungüentos. Así, la idea de bruja se asocia también con el placer y el

libertinaje sexual.

No se sabe con exactitud cómo es que llegaron a unificarse este

tipo de elementos bajo un mismo concepto. Puede decirse, sin embar-

3

Debus, Allen (1985).

4

Nathan, Elia (1995: 35).

5

Richards, Jeffrey (1991: 74); Russell, Jeffrey (1972: 17); Thomas, Keith (1980: 521);

Thomas, Keith (1982: 41-43); Levack, Brian (1995: 26-35).

6

Ginzburg, Carlo (1990: 121-137); Levack, Brian (1995: 57).

7

Nathan, Elia (1995: 22); Levack, Brian (1995: 57).

18

More magazines by this user
Similar magazines