El retorno de las brujas

vmattei

El retorno de las brujas

LOS CONOCIMIENTOS DE LAS BRUJAS

go, que diversas tradiciones, como la mágica (hechicería), la popular o

folclórica (Diana y las celebraciones para tener buenas cosechas) y la

herejía y teología medievales, en conjunto, cambiaron la concepción de

hechicera por la de bruja, considerándola como aquella persona que

ha hecho un pacto con el Demonio, convirtiéndose en integrante de

una secta que adora al Diablo, celebra sabbats y le sirve al mal realizando

maleficios.

Esto dio como resultado la satanización y condena de las tradiciones

mágicas populares, por lo cual incluso las personas practicantes de

la magia baja dedicadas a curar fueron consideradas como sospechosas

de practicar también el maleficio, pues en esa época se consideraba que

quien sabía curar, también sabía dañar. Por ejemplo, las parteras y los

benandanti (practicantes del culto a la fertilidad) fueron grupos que cayeron

bajo la sospecha de ejercer maleficios asociados con el Diablo. 8

Algunos autores han considerado que la existencia de la nigromancia

en los siglos XIII y XIV influyó también en la creación del concepto

de bruja y en la gestación de su cacería de brujas, por lo que se

unió a la nigromancia con la hechicería. 9 Es interesante notar que los

nigromantes conjuraban al demonio obligándolo, coercionándolo y

persuadiéndolo, a través de ofrendas. En cambio, para la concepción

de la brujería, las brujas eran sirvientes del Diablo, ellas obedecían, lo

que pone en evidencia, además, la idea de subordinación de las mujeres

predominante en esa época.

Algunas interpretaciones sobre la cacería de brujas

A pesar de haber un gran número de trabajos que intentan explicar los

motivos por los cuales se produjo, en la Edad Moderna de la historia

europea, un fenómeno donde miles de personas fueron perseguidas,

juzgadas y castigadas por el delito de brujería; todavía no hay un acuerdo

en las explicaciones históricas 10 o sociológicas 11 sobre sus causas. No

8

Ginzburg, Carlo (1985: 78); Larner, Christina (1984: 1532; 1982: 48-53); Thomas, Keith

(1982; 1980: 306).

9

Kieckhefer, Richard (1989: 151-175).

10

Macfarlane, Alan (1990: 44-47); Levack, Brian (1995); Nathan, Elia (1995; 1997); Tosi,

Lucia (1998: 369-397).

11

Levack, Brian (1995); Barstow, Anne (1994); Riquer, Florinda (1989: 331-458); Marwick,

Max (1995: 11-19).

19

More magazines by this user
Similar magazines