El retorno de las brujas

vmattei

El retorno de las brujas

EL RETORNO DE LAS BRUJAS

carácter social y cultural. Describir y entender algunos de los efectos de

la participación de las mujeres sobre la ciencia, es uno de los mayores

retos que se presentan en la actualidad, por la posibilidad de significar

el ingreso a una nueva fase de su desarrollo.

Dentro de este fenómeno gradual de incorporación de las mujeres

a la ciencia, resulta necesario responder la interrogante de cuántas

mujeres se dedican a la investigación científica actualmente.

Los sistemas de ciencia y tecnología son complejos y muy heterogéneos,

su desarrollo e impacto son difíciles de cuantificar. Por ello, las

actividades científicas se evalúan desde una perspectiva aproximada

sobre la base de indicadores o parámetros comparativos especialmente

elaborados para estas actividades, que permiten el diagnóstico, la

planeación y la elaboración de políticas científicas en cada país, considerando

que los resultados o beneficios de la ciencia son multidimensionales

y difíciles de cuantificar, ya que se trata de medir la producción

y el aumento del conocimiento y éste es un concepto intangible y

acumulativo.

Desde los años cincuenta, se ha realizado un gran esfuerzo para

disponer de estadísticas e indicadores válidos y comparables internacionalmente

de algunos aspectos cuantificables de los sistemas de ciencia

y tecnología en cada país. 20

Entre los años cincuenta y sesenta, se establecieron los primeros

indicadores de investigación y desarrollo experimental (I+D) —los de

inversiones y gastos—, debido a que la inversión en ciencia es tangible

y se puede cuantificar con los mismos patrones de otras actividades, es

decir, en términos de recursos financieros aportados y gastos, a éstos se

añadieron, en la década siguiente, los de patentes y balanza de pagos

tecnológicos. En los años ochenta, surgieron los indicadores bibliométricos

como expresión de los resultados de la ciencia, así como los

indicadores de recursos humanos y los de productos de alta tecnología.

Al mismo tiempo, comenzó la obtención de indicadores de innovación.

En los noventa, se añadieron nuevos parámetros, como los de tecnologías

de la información y las comunicaciones, o los de la sociedad de la

información.

No ha sido sino hasta los años recientes del siglo XXI, que se empiezan

a considerar y diseñar nuevos indicadores a partir de los recursos

humanos de I+D según edad, nacionalidad y sexo. Este último indicador

20

Sancho Lozano, R. (2002: 97-109).

40

More magazines by this user
Similar magazines