El retorno de las brujas

vmattei

El retorno de las brujas

LAS CIENTÍFICAS VISTAS POR ELLAS MISMAS

3. AUTOVALORACIÓN. La percepción de no “cumplir” con las características

de una persona que hace investigación: paciencia, tolerancia

al estrés, responsabilidad.

“No sé si yo tenga la paciencia para ser investigadora, soy muy dispersa y no sé

si podría seguir una línea de investigación por mucho tiempo.”

“No me veo teniendo un laboratorio y gente a quien formar. Por el momento

no.”

“A corto plazo, yo pienso terminar el doctorado, en estos momentos no sé si

yo pondría un laboratorio de manera independiente, me gustaría más ser investigadora

asociada... además, pienso tener familia, hijos, y siendo investigadora

asociada podría dividir mi tiempo.”

“... no soy paciente ni muy calmada. Aunque me gusta mucho estar en la

ciencia, no tengo la personalidad ni el metabolismo para una responsabilidad

tan grande...”

4. BUROCRACIA. Obstáculos administrativos de la institución.

“La burocracia siempre es una tragedia, son trámites tremendos. Por ejemplo,

perdí mi credencial y para volverla a tener he tenido que hacer mil trámites.

Algo que podría hacerse en un día, se tarda hasta meses...”

“Lo que sí es un gran problema son los trámites, porque tardan mucho para

la revisión de estudios y para dar fecha de examen, con lo que se pierde mucho

tiempo porque te paralizan y aunque algunos aprovechamos para estudiar

algún idioma, o hacer otra actividad, te frenan tu ritmo.”

“Nos cuesta mucho trabajo hacer las cosas, por ejemplo, tienes que esperar

varios meses a que lleguen los reactivos, o a veces tengo que pedir las cosas con

6 meses o más de anticipación, porque si no, pueden acabarse y no hay reposición.

Los trámites llevan mucho tiempo, sobre todo con equipo sofisticado que

no hay aquí.”

Influencia del género

Existe un sistema de género dentro de la institución que hace que las

personas, hombres o mujeres, actúen de acuerdo con reglas no escritas

de lo que es propio para una mujer y para un hombre, es decir, las

diferencias de género establecidas socialmente permean también la

universidad y las instituciones académicas:

“Mi tutor tiene un trato diferente, es más sutil con las mujeres, por más que se

enoje, siempre nos tiene respeto y no nos regaña o grita, en cambio a los compañeros

hombres, sí...”

63

More magazines by this user
Similar magazines