El retorno de las brujas

vmattei

El retorno de las brujas

EL RETORNO DE LAS BRUJAS

nuación. La acción directa o la omisión revelan que el conocimiento

científico y en particular la medicina científica se han utilizado como

instrumentos para ejercer un control sobre la sexualidad y la reproducción

femeninas alterando la sensibilidad y la capacidad de placer, como

en el caso de la ninfomanía o la clitoridectomía, o incluso a costa de la

vida, como en el caso de la prohibición médica del aborto.

Anticoncepción y regulación hormonal

La anticoncepción y por lo tanto la separación por medios artificiales

de la sexualidad y la reproducción es muy antigua. Para la civilización

occidental aparece desde el siglo VI a.C. en los textos hipocráticos 17 y,

como mencioné en el primer capítulo, este conocimiento encontró continuidad

en las parteras medievales que evitaban los nacimientos mediante

el uso de diversos remedios obtenidos de plantas, animales y

minerales como métodos anticonceptivos diversos.

En la actualidad, las tecnologías enfocadas a la regulación de la

fertilidad permiten a las personas controlar el número y espaciamiento

entre sus descendientes, o evitar tenerlos, y aunque tienen una creciente

aceptación social, todavía generan controversia entre algunos grupos

religiosos y políticos que insisten en mantener el control y predominio

sobre los procesos reproductivos. La experiencia de Rumania es una

buena ilustración de los efectos de la regulación del conocimiento científico,

que pueden ser fatales para las mujeres. 18

En el caso de la anticoncepción, la creación de nuevos métodos

ilustra la dualidad entre los efectos benéficos de la ciencia sobre la autonomía

femenina y la resistencia social que debe enfrentarse para su

empleo. La incorporación de la anticoncepción de emergencia (AE) se

ha logrado ya en varios países. En México, en particular, a pesar de la

oposición de grupos religiosos, se logró la incorporación de la AE en el

cuadro básico de medicamentos de las instituciones públicas de salud,

17

Hipócrates (1988).

18

En 1966 el gobierno de Rumanía implantó leyes para la penalización del aborto y la

contracepción; las consecuencias fueron dramáticas, pues para 1970 la mortalidad materna había

aumentado un 40% respecto al nivel de 1965. En 1989 la tasa de mortalidad materna era 10 veces

superior a la de cualquiera otra nación europea. En 1990, un nuevo gobierno legalizó el aborto y

en el lapso de un solo año, la mortalidad materna se redujo casi en un 50%. World Bank (1993).

82

More magazines by this user
Similar magazines