Capitulo VII

kagner.justin41

Capitulo VII

Producción de tomate a campo bajo malla antigranizo

Un sistema de producción bajo malla antigranizo consiste en

disponer el cultivo bajo una estructura cubierta por una malla

plástica, cuyo tramado de hilos, permite el paso del aire, agua

y luz solar, pero impide el paso al granizo.

Las estructuras de malla antigranizo se utilizan para asegurar

la producción y la calidad de los cultivos en zonas desérticas del

Oeste del país ya que a campo abierto, la frecuencia de vientos

desecantes, la alta radiación y la baja humedad relativa durante

el día sumado a la alta frecuencia e intensidad de las tormentas

graniceras, se corre el riesgo de perder total o parcialmente el

cultivo así como su calidad.

Las estructuras de malla antigranizo van de sistemas sencillos

de bajo costo que solo dan sostén a la cubierta de malla,

hasta sistemas más costosos que permiten también darle sostén

al cultivo que se desarrollará bajo la misma, y protección lateral

contra el viento, al granizo y al ingreso de animales domésticos.

El concepto de cultivo bajo malla antigranizo permitió el

paso de producción extensiva de tomate a producción intensiva,

de alto rendimiento y calidad. El manejo del suelo, riego,

fertilizaciones y sanidad del cultivo son esenciales para asegurar

una buena relación costo/beneficio.

1 Ventajas de la producción bajo malla

antigranizo.

Foto 7.1. Cultivo de tomate indeterminado bajo

malla antigranizo.

Foto 7.2. Cultivo de tomate bajo malla antigranizo.

• Protección contra condiciones climáticas extremas.

• Permite el control directo de las tormentas graniceras, lo

que implica una disminución del riesgo de la inversión realizada.

• Control sobre otros factores climáticos:

La presencia de la malla genera un microclima más moderado

al disminuir las temperaturas máximas, aumentar las

mínimas y aumentar la humedad relativa.

La malla antigranizo provoca una reducción de entre un

10 y 20 % de radiación, generando menor temperatura sobre

el cultivo durante los picos diarios de máximas que generan

condiciones de estrés hídrico y térmico, que se traducen en un

mayor rendimiento y calidad del fruto.

• Extensión del período de cosecha:

La presencia de malla antigranizo genera un aumento de

las temperaturas mínimas bajo ella sumado a otras técnicas de

forzado como mulching y túnel, se logra extender el período de

temperaturas óptimas para el desarrollo del cultivo, logrando

prolongar la cosecha.

• Mejor calidad de la cosecha:

La malla antigranizo realiza un control directo del granizo,

viento y temperatura diaria. Esto se traduce en un mayor rendimiento

y aumento de la calidad respecto a un cultivo de campo.

229


Buenas Prácticas Agrícolas para la agricultura familiar. Cadena de tomate en Argentina

• Adaptación a cada productor:

El productor puede adaptar rápidamente esta técnica ya

que adecua la estructura a las parcelas que actualmente tenga

cultivadas.

• Facilidad de instalación:

Tanto los técnicos especializados en la construcción como los

materiales que son necesarios para construir estas estructuras

son accesibles en el mercado.

• Durabilidad :

La durabilidad de la malla antigranizo depende de su

fabricante, que si cuenta con certificación del INTI estará en

10 años de garantía como mínimo y también dependerá de

la profesionalidad de su instalador para que sea colocada

correctamente.

• Densidad de 2,5 hilos / cm

• Tener tratamiento contra rayos UV para asegurarse la

durabilidad

• Gramaje de la malla no debe ser menor a 52 g / m 2

• Soportar una carga de hasta 18 kg / cm 2 .

Un detalle importante a visualizar es el refuerzo de los dos

bordes de la tela. Si la tela posee más de 2,10 m de ancho debe

llevar refuerzos centrales.

Estos refuerzos consisten en una mayor concentración de

hilos cuyo ancho es variable según el fabricante.

Se debe considerar la importancia de los refuerzos laterales

que se usarán para unir la tela a la estructura para evitar que

la misma se rompa.

2 Desventajas de la producción bajo

malla antigranizo

• Alto valor de la inversión inicial.

• Uso intensivo del suelo:

El cultivo de tomate bajo malla antigranizo pasa a ser un

cultivo intensivo con escasa a nula rotación del suelo, que trae

aparejado problemas fitosanitarios a nivel de raíz y cuello de la

planta. Los tratamientos para manejar un buen estado sanitario

del suelo trae aparejado un aumento de costos.

Al momento de adquirir la malla antigranizo,

se debe pedir al fabricante que cuente

con la certificación del INTI asegurando la

calidad de la misma.

3 Tipos de malla

La “Malla Antigranizo” es una tela realizada con

el método de “giro inglés“ a partir de un monofilamento de

polietileno de alta densidad.

Al usar este método se logra una trama más rígida, que

es lo que permite que cuando el granizo cae, golpee contra la

malla y rebote.

Las telas pueden ser blancas o negras. Siendo la negra la

más usada.

Deben cumplir con los siguientes aspectos técnicos:

• No deben superar el 20 % de sombreado.

4 Colocación de la malla

La instalación de mallas antigranizo consta de

dos partes bien diferenciadas:

• una estructura rígida de madera y alambre

• una cubierta de malla antigranizo

La estructura rígida de madera, dependiendo de si dará

sostén o no al cultivo, consta de 2 partes: una llamada “estructura

alta” que da sostén únicamente a la malla antigranizo y

la “estructura baja” que dará sostén al cultivo.

230


Producción de tomate a campo bajo malla antigranizo

4.1 Estructura alta

Consiste en formar una cuadricula sobre el terreno con

postes de madera de eucalipto tratado de 0,20 a 0,25 m de

diámetro y 4,50 a 5,00 m de alto; dispuestos a 4 a 5 m en sentido

transversal al riego y de 8 a 12 m en el sentido longitudinal al

riego enterrados a 0,50 m de profundidad.

En el caso que no se vaya a construir la estructura baja y con

el objetivo de bajar costos se disponen los postes en sentido

longitudinal a tresbolillos.

Sobre el extremo superior de cada poste se coloca un sobrero

de plástico con protección UV. Esto permite que luego la tela

al raspar con el poste no se rompa.

Los postes perimetrales en el sentido longitudinal deben llevar

una inclinación hacia fuera siendo de 60 a 70 cm la distancia

entre la base del poste y la proyección del extremo superior.

Para darle rigidez a la estructura, los postes de madera, se

vinculan entre si y al piso mediante alambres de alta resistencia

a saber:

• Perimetral: vincula los postes perimetrales, dispuesto a

2,10 m de altura.

• Cumbrera: vincula los postes en sentido longitudinal

pasando por el extremo superior y bajando por cada perimetral

al ancla.

• Riendas: permiten dar rigidez a la estructura fijando los

perimetrales mediante 2 riendas , una desde el extremo superior

y otra desde 2,10 m de altura, al ancla de hierro de 1,60 m de

largo unida a un palo de 0,70 m de largo por 0,18 a 0,20 m de

diámetro enterrado transversalmente a 1, 3 m de profundidad. .

• Longitudinal : vincula el alambre perimetral en el sentido

longitudinal a la mitad de la distancia entre los perimetrales

(2,00 a 2,50 m). Permite unir las telas entre sí.

• Transversal: vincula los postes en sentido transversal

pasando alternadamente entre el extremo superior de cada

poste con el alambre longitudinal uniéndose en el extremo de

la estructura al alambre perimetral.

La cubierta propiamente dicha de malla antigranizo se dispone

en planos inclinados como un techo a dos aguas teniendo

como cumbrera la línea longitudinal de los postes de madera.

Foto 7.3. Detalle del sombrero plástico.

Foto 7.4. Vista del sombrero plástico

colocado sobre el poste.

231


Buenas Prácticas Agrícolas para la agricultura familiar. Cadena de tomate en Argentina

Foto 7.5. Cultivo de tomate indeterminado bajo

malla antigranizo vista de tubos rotantes.

El ancho de la tela es variable en función de la distancia

transversal entre postes y su altura.

La malla se une al alambre de cumbrera y al alambre longitudinal

mediante plaquetas de plástico con tratamiento UV.

En los extremos se pueden sostener mediante nudos realizados

con la misma malla a un tramado de alambre o se emplean

tubos rotantes (ver Fotos 103, 104 y 105) que se unen al poste

y alambre perimetral.

Foto 7.7. Cultivo de tomate indeterminado bajo

malla antigranizo, vista de plaquetas.

Es importante que cada plano de la malla sea una pieza

independiente del otro plano, de manera que la tela no quede

montada sobre los postes y el alambre de cumbrera. Esto evita

que por fricción se rompa la tela en la zona que apoya en los

postes.

La tensión que se le da a la tela debe permitir que ante una

pequeña carga de granizo la tela ceda en el sentido longitudinal

y se separe en la línea del alambre longitudinal y se provoque

la descarga. En caso de estar muy tensa no se provoca la separación

y el granizo se embolsa.

4.2 Estructura Baja

Foto 7.6. Detalle de plaquetas.

Cosiste en intercalar cada 3,00 a 4,00 m longitudinalmente

entre los postes que dan sostén a la tela, unos postes de 2,50

m de altura y 0,08 a 0,10 m de diámetro (enterrados 0,40 m) .

Esto permite lograr una estructura baja de 2,10 m de altura a

3 x 4 ó 4 x 4 ó 4 x 5 etc. que dará sostén al cultivo.

Este tramado de postes se une por su extremo superior

(2,10 m) longitudinal y transversalmente mediante alambres

de alta resistencia.

En el sentido longitudinal el alambre se une al poste perimetral

el cual ya está fijado al ancla mediante sus dos riendas. En

el sentido transversal se unen en cada extremo a un cabecero

232


Producción de tomate a campo bajo malla antigranizo

Foto 7.8. Cultivo de tomate indeterminado bajo

malla antigranizo, detalle de postes perimetrales

y riendas.

de 0,25 a 0,30 m de diámetro y 3,00 m de largo, enterrado 0,50

m y colocado inclinado hacia fuera. El cual se fija mediante dos

riendas a un ancla.

Se disponen 2 líneas de cultivo debajo de cada cabreada,

separadas de 0,80 a 1,00 m de la línea de postes. En la

proyección de cada línea de cultivo se disponen dos alambres

separados a 0,50 m. Los mismos son sostenidos longitudinalmente

por los alambres transversales de la estructura baja y

en los extremos se unen a un cabecero que se une mediante

una rienda a un ancla pequeña.

5 Consideraciones previas a la

implantación

La construcción de una estructura para malla antigranizo

implica una considerable inversión, amortizable en varios años.

A fin de que el cultivo reditúe los máximos beneficios, deben

considerarse las siguientes premisas:

5.1 Conocer el suelo

Deben hacerse los correspondientes estudios edafológicos,

con el objeto de establecer la posibilidad del cultivo del tomate

en el lugar previsto.

Foto 7.9. Cultivo de tomate indeterminado bajo

malla antigranizo, vista de postes perimetrales.

Este estudio se referirá fundamentalmente a la profundidad

de suelo, existencia de capas impermeables, fertilidad, salinización,

etc. De manera que si fuera necesario hacer labores de

profundidad y lavados sean realizados antes de la construcción

de dicha estructura ya que luego de construida no se podrán

hacer durante el primer año estas tareas por la posibilidad de

que ceda el terreno en la zona donde están implantados los

postes con el consiguiente descuadre de toda la estructura.

5.2 Dimensión de las estructuras y trazado de

calles internas

En caso de poder planificar la instalación de cultivos bajo

malla antigranizo se debe prever en torno a la futura estructura

una avenida perimetral de 8,00 a 10,00 m de amplitud.

Se trazarán calles internas o callejones demarcando de esa

manera los cuadros de cultivo. Estos callejones tendrán un

ancho mínimo de 4,00 metros.

El largo de los cuadros deberá estar acorde al largo de surco

o línea de goteo y el ancho del cuadro se estima que no debe

sobrepasar los 400,00 m, de manera que quede delimitado

por callejones que faciliten el movimiento de la maquinaria y

el transito de vehículos de carga especialmente al momento

de la cosecha.

233


Buenas Prácticas Agrícolas para la agricultura familiar. Cadena de tomate en Argentina

5.3 Nivelación del terreno

En caso de realizar riego superficial es aconsejable realizar

la nivelación del terreno para asegurar la máxima eficiencia del

riego, evitando la erosión del suelo y predisponiendo las plantas

a que logren el máximo potencial vegetativo indispensable para

una producción satisfactoria.

En caso de aplicar riego por goteo si bien no es tan necesaria

una correcta nivelación , si es necesario que el terreno

marque una pendiente del 0,1 % en el sentido de las líneas de

cultivo hacia alguno de los callejones que lo rodean de manera

que se permita una buena salida del agua en caso de lluvias

torrenciales.

6 Selección de variedades

Por el costo inicial de la inversión es necesario

realizar bajo la malla antigranizo un cultivo que permita

obtener una alta producción. Esto se logra con variedades

de crecimiento indeterminado que permiten tener cosecha

durante el periodo de condiciones climáticas favorables (5

meses aproximadamente).

De acuerdo al tipo de fruta demandada por el cliente se

seleccionan los híbridos en: redondos estructurales con o sin

gen larga vida, redondos grandes, peras, cherrys, coctel y

racimo, etc.

Dentro de cada tipo de híbrido la oferta de los semilleros

es muy grande y dinámica en el tiempo debido al constante

desarrollo que realizan para dar soluciones a: problemas sanitarios,

desordenes fisiológicos, requerimientos de productores

y consumidores, etc.

Como productor, es importante que disponga de una pequeña

área donde ir probando los nuevos híbridos comerciales

y precomerciales que ofrecen los semilleros. Así contará con

mayor información para la toma de decisiones en las próximas

temporadas productivas.

7 Manejo del cultivo

Los aspectos técnicos para conducir un cultivo bajo

malla antigranizo son iguales a un cultivo de campo e invernadero,

para profundizar en estos aspectos ver el punto: “manejo

general del cultivo para cualquier sistema de producción”.

Los aspectos técnicos a tener en cuenta para un cultivo bajo

malla antigranizo son:

• Densidad de plantación y disposición en el terreno.

El número de plantas y su disposición adecuada por unidad

de superficie tiene como objetivo optimizar la intercepción de

la radiación solar por el cultivo, a fin de convertir la energía

solar en biomasa.

En la densidad de plantación a aplicar debe tenerse en cuenta

el híbrido a emplear (vigor en el ápice, largo de entrenudos,

tamaño de las hoja, cobertura de los frutos, etc) y el período

de cosecha necesario comercialmente.

En la zona de Cuyo normalmente se diferencian dos ciclos,

dependiendo del período de cosecha:

• ciclos largos: consisten en trasplantes entre Agosto, con

sistemas de forzadura (mulching y túnel) y Setiembre, con inicio

de cosecha entre Noviembre y Diciembre y finalizando entre

Mayo y Junio la cosecha, dependiendo de las primeras heladas.

Para lograr estos ciclos de cosecha es necesario que las plantas

desarrollen entre 14 y 16 racimos, dependiendo del híbrido.

Para lograr estos períodos de cosecha la densidad de plantas

empleadas son entre 22.000 y 25.000 plantas / Ha. A una

distancia entre plantas de 0,20 a 0,25 m .

• ciclos cortos: consisten en trasplantes tempranos (de

Agosto a Octubre) o tardíos (Noviembre y Diciembre) cuyo ob-

234


Producción de tomate a campo bajo malla antigranizo

jetivo es lograr una producción precoz y concentrar la cosecha.

Normalmente para dar concentración de cosecha se capa la

planta entre el sexto y octavo racimo.

La compensación del menor número de racimos a cosechar

por planta se obtiene por el aumento del número de plantas

entre 30.000 y 35.000 plantas /Ha. A una distancia entre plantas

de 0,15 a 0,17 m.

Debajo de cada cabreada de la estructura de malla antigranizo

se disponen 2 líneas de plantas. Para ello se forman las

camas de 0,80 a 1,00 m de la línea longitudinal de postes, de

0,40 a 0,50 m de ancho en la parte superior , cuya altura es

conveniente que supere los 0,20 m para evitar problemas de

excesos de humedad a nivel radicular en caso lluvias torrenciales.

Foto 7.10. Cultivo de tomate

indeterminado bajo malla antigranizo,

Disposición de los postes para la

estructura y la línea de plantación.

235


236

Buenas Prácticas Agrícolas para la agricultura familiar. Cadena de tomate en Argentina

More magazines by this user
Similar magazines