LosexpertosdeDentalPractice Evolución tecnológica de la ...

dy7gy3y759lna.cloudfront.net

LosexpertosdeDentalPractice Evolución tecnológica de la ...

LosexpertosdeDentalPractice

Carlos Parra Rogel

Especialista en Cirugía

Oral Avanzada, Implantes

y Periodoncia. Experto

en Nuevas Tecnologías

aplicadas a Odontología

avancesodontologia@

gmail.com

Evolución tecnológica

de la prostodoncia

El ser humano lleva padeciendo problemas

dentales desde sus orígenes y, gracias a los

descubrimientos arqueológicos, podemos

saber que desde el 6000 a.C. se ha tratado, por

diferentes e inverosímiles métodos, volver a restituir

esas piezas perdidas.

Los primeros ejemplos de prótesis conocidos

datan del año 2900 a.C., época de la civilización

etrusca en la que destacaban sus excelentes artesanos

que, gracias a su habilidad manejando

el oro, realizan las primeras prótesis con dientes

de humanos o animales ferulizados con este

preciado metal.

Pero no será hasta el siglo xix, con la llegada de

los grandes descubrimientos, cuando la prostodoncia

adquiera sus características modernas. La

llegada de inventos como la anestesia, el caucho

galvanizado y la fabricación industrial de dientes

permite restauraciones más solidas, económicas y

estéticas, lo que confiere una nueva perspectiva

a la profesión dental de la época.

En la actualidad, aun a las puertas del siglo

xix, nos encontramos ante un nuevo salto cualitativo

dentro del campo de la prostodoncia:

con la llegada de las cámaras de captación, el

manejo de los modelos por CAD y los avances

en tomografía digital parece que la informática

se ha introducido de lleno en los procesos

de diagnosis y confección de las prótesis, prometiendo

facilitar nuestra labor y cambiar los

conceptos que tenemos de las rehabilitaciones

dentales.

Nuevas posibilidades

No es nuevo para ningún profesional escuchar

hoy en día términos como CAD-CAM, cirugía

guiada o confección de prótesis con láser, puesto

que términos como estos llevan bombardeando

nuestra consulta desde varios años atrás; lo que

sí resulta más ignoto es el alcance real de dichos

términos para con nuestro trabajo. Y es grande

el desconocimiento acerca de cómo muchas de

las tecnologías que emplean estos términos han

dado un salto importante para poder ofrecer

una alternativa a otras sistemáticas de trabajo

que, lejos de estar obsoletas, sí que se pueden ver

completadas o mejoradas, ayudando a la simplificación

final de nuestra labor.

Ya sea hace siglos o en la época actual, la

facultad de devolver la sonrisa, la fonación y,

por supuesto, la función a nuestros pacientes

mediante prótesis fijas o removibles, es la parte

más gratificante de nuestro oficio; pero en contrapartida

es también la responsable de muchos

quebraderos de cabeza si no sale todo a nuestro

gusto, por lo que los medios para lograrlo son

la base primordial de nuestro éxito.

El diseño y la confección de una buena prótesis

que cumpla nuestras expectativas biomecánicas

Parece que la informática

se ha introducido de

lleno en los procesos de

diagnosis y confección

de las prótesis

y, por supuesto, las estéticas del propio paciente

reclaman que por nuestra parte empleemos un

tiempo valioso en probar y cerciorarnos de que

todo marcha por el buen camino, para poder

estar seguros de que llegamos a buen puerto sin

encontrarnos con sobresaltos el día de la colocación

de la rehabilitación.

Para tratar de analizar cómo las nuevas tecnologías

aplicadas a nuestra profesión pueden resultarnos

útiles durante el arduo trayecto de una rehabilitación

prostondóncica, nos hemos propuesto el

34

DENTAL PRACTICE REPORT « JULIO-AGOSTO 2012


Nuevas tecnologías

reto de realizar una serie

de artículos en los que,

durante el desarrollo de

varios casos completos,

valoraremos distintas

aparatologías aplicadas a

la prostodoncia. Ello nos

permitirá comprobar si

realmente ofrecen o no

alguna mejora, tanto ergonómica como funcional,

frente a otros métodos “tradicionales”, y saber si de

verdad nos encontramos, o no, ante un nuevo salto

evolutivo en la profesión. Para ello hemos seleccionado

diferentes casos que precisan ser rehabilitados

y que nos ayudaran a discernir qué métodos son

más versátiles, más efectivos y qué otros no cumplen

nuestras expectativas para ser realmente útiles.

No será hasta

el siglo XIX cuando la

postodencia adquiera

sus características

modernas

De modo que para

poder apreciar más en

profundidad los avances

disponibles, cada entrega

de esta serie de artículos

versará sobre un punto

concreto del proceso frecuente

de rehabilitación

de un paciente.

Empezaremos por tanto analizando la fase

quirúrgica de nuestros pacientes, pasaremos

por las diferentes pruebas y ensayos habituales

hasta llegar a la colocación de las prótesis. Esto

nos permitirá asimilar más a fondo las tecnologías

que afectan a cada punto del proceso, y

compararlas de manera más detallada con otros

métodos alternativos.

JULIO-AGOSTO 2012 » DENTAL PRACTICE REPORT 35

More magazines by this user
Similar magazines