Views
3 years ago

Moreno_Francisco_Martin_-_Mxico_Negro.pdf

Moreno_Francisco_Martin_-_Mxico_Negro.pdf

  • Page 2 and 3: CONTRAPORTADA México negro revela
  • Page 4 and 5: Yo escribo, Por eso soy libre. No s
  • Page 6 and 7: PRÓLOGO A CATORCE AÑOS. DE LA PRI
  • Page 8 and 9: chapopoteras, argumentaban, más pe
  • Page 10 and 11: dentro de sí, además de haber imp
  • Page 12 and 13: que defender el peso "como un perro
  • Page 14 and 15: industria petroquímica nacional o
  • Page 16 and 17: El niño Dios te escrituró un esta
  • Page 18 and 19: José Guadalupe se irguió lentamen
  • Page 20 and 21: —Es dinero que le paga un banco p
  • Page 22 and 23: La tarea sería difícil puesto que
  • Page 24 and 25: —¿Don José, podría usted abrir
  • Page 26 and 27: "No tienen remedio. "Ustedes tienen
  • Page 28 and 29: Sobrino insistió todavía en las v
  • Page 30 and 31: nombramiento del futuro candidato a
  • Page 32 and 33: Teodoro Rooseveit, entonces Preside
  • Page 34 and 35: Llegaron a Los Zapotes con aparatos
  • Page 36 and 37: cuentas con el traidor. En la zona
  • Page 38 and 39: se siente apoyado por el Rey de Ing
  • Page 40 and 41: —Dile al Gober —señaló el abo
  • Page 42 and 43: hermano le dimos el dinero y él no
  • Page 44 and 45: Momentos más tarde, McDoheny, sonr
  • Page 46 and 47: —Hoy mismo telegrafiaré a Sobrin
  • Page 48 and 49: No reflejaba sentimiento ni vibraci
  • Page 50 and 51: porque si bien es cierto que nos re
  • Page 52 and 53:

    ahora la inexperiencia y la improvi

  • Page 54 and 55:

    Ellos constituyen desafiantes grupo

  • Page 56 and 57:

    todo alegaba qui el dinero era de t

  • Page 58 and 59:

    lo mismo, se animarían a tomar acc

  • Page 60 and 61:

    algunos vecinos que lo habían vist

  • Page 62 and 63:

    porque pagan mejor Atiende bien, Va

  • Page 64 and 65:

    probes de los ricos y pa qui no si

  • Page 66 and 67:

    II LA NOCHE QUEDO ATRÁS. VIII EL N

  • Page 68 and 69:

    un país con las carencias económi

  • Page 70 and 71:

    Los pasillos, custodiados por los p

  • Page 72 and 73:

    inaguantable; la humedad es tanta y

  • Page 74 and 75:

    —Sólo deseo abrirles los ojos re

  • Page 76 and 77:

    —No me refiero a eso —reclamó

  • Page 78 and 79:

    El Diputado Federal se arrellanó c

  • Page 80 and 81:

    Sobrino sudaba copiosamente, y exas

  • Page 82 and 83:

    Sobrino tomó un buen trago de cogn

  • Page 84 and 85:

    concesión ferroviaria de Zacatecas

  • Page 86 and 87:

    1912, políticos y periodistas nort

  • Page 88 and 89:

    El Pueblo mexicano, ese pueblo que

  • Page 90 and 91:

    del cargo que le correspondía a us

  • Page 92 and 93:

    que en aquella época dominaban y m

  • Page 94 and 95:

    no imagina ni remotamente lo que es

  • Page 96 and 97:

    Vea usted —agregó finalmente—,

  • Page 98 and 99:

    ante sus superiores el uso de la fu

  • Page 100 and 101:

    III. EL ORIGEN DEL SOL. —México

  • Page 102 and 103:

    enemigo político más importante d

  • Page 104 and 105:

    industria del cine. "¿Me recomenda

  • Page 106 and 107:

    Helen quiso retar al ejecutivo. "Si

  • Page 108 and 109:

    —Se ve, Hermenegildo, que andas c

  • Page 110 and 111:

    Estado americano y el otro para rec

  • Page 112 and 113:

    todo te irritas. La serenidad en el

  • Page 114 and 115:

    Voy a preparar la cena. Te espero e

  • Page 116 and 117:

    y los oleoductos de su propiedad. T

  • Page 118 and 119:

    Pearson cerró imaginariamente los

  • Page 120 and 121:

    esuelven las diferencias por sus pr

  • Page 122 and 123:

    quién. ¿Quién es el siguiente ¿

  • Page 124 and 125:

    —Convocar a la creación de sindi

  • Page 126 and 127:

    Magón. El nuevo movimiento adquiri

  • Page 128 and 129:

    El presidente, escurrido en la sill

  • Page 130 and 131:

    —He decidido enviarte a Japón co

  • Page 132 and 133:

    —¿Pasaron o no armas a México s

  • Page 134 and 135:

    En enero de 1912, Félix Díaz hab

  • Page 136 and 137:

    ¿Cómo se atreve el embajador a in

  • Page 138 and 139:

    presiones políticas sobre los juec

  • Page 140 and 141:

    forma irreparable. La consigna era

  • Page 142 and 143:

    embajador Wilson tiene otra opción

  • Page 144 and 145:

    consultar siquiera con sus colegas

  • Page 146 and 147:

    A su Excelencia el Embajador Nortea

  • Page 148 and 149:

    IV EL CORRIDO Y EL PETROLEO. —Yo

  • Page 150 and 151:

    McDoheny—. Brindo por nuestro nue

  • Page 152 and 153:

    Edward McDoheny había tomado prác

  • Page 154 and 155:

    durante una eyaculación voluminosa

  • Page 156 and 157:

    para que fuera yo quien tomara las

  • Page 158 and 159:

    Ejército Constitucionalista, quien

  • Page 160 and 161:

    eportarían a la Corona adelantarse

  • Page 162 and 163:

    Daba las últimas recomendaciones,

  • Page 164 and 165:

    —Exacto —brincó el abogado—.

  • Page 166 and 167:

    las influencias de Alemania e Ingla

  • Page 168 and 169:

    umbo a México para ser juzgado por

  • Page 170 and 171:

    verdugo de las instituciones nacion

  • Page 172 and 173:

    para toda la historia política de

  • Page 174 and 175:

    santa señora ésa, con la que vive

  • Page 176 and 177:

    Huerta vivía una constante preocup

  • Page 178 and 179:

    Victoriano Huerta planteaba así un

  • Page 180 and 181:

    —No he terminado. Siéntate cómo

  • Page 182 and 183:

    países A fin de cuentas ¿a él qu

  • Page 184 and 185:

    epresentante había entregado sus c

  • Page 186 and 187:

    Donaciano se subió al tórax del a

  • Page 188 and 189:

    según dijo el forense. Por lo mism

  • Page 190 and 191:

    —Evidentemente, William. Le dije

  • Page 192 and 193:

    su proyecto controlarán las comuni

  • Page 194 and 195:

    —Al famoso Cowdray lo tenemos con

  • Page 196 and 197:

    Limantour se cuidó mucho de hablar

  • Page 198 and 199:

    año, con la piel tostada por el so

  • Page 200 and 201:

    —Pues mientras Victoriano Huerta

  • Page 202 and 203:

    Noviembre 29 de 1913. La política

  • Page 204 and 205:

    gobierno de Huerta. Nadie ha creíd

  • Page 206 and 207:

    de prontos, rabietas y venganzas im

  • Page 208 and 209:

    El presidente alisó silencioso su

  • Page 210 and 211:

    norteamericana en señal de desagra

  • Page 212 and 213:

    V. LA LEYENDA NEGRA DE TLAXCALANTON

  • Page 214:

    Wilson no veía ahora tampoco en Ca

1910 - 1917 la revolución mexicana - Congreso del Estado de Jalisco
El movimiento constitucionalista - Conevyt
LA HIstORIA VERdAdERA: LA LEy LAcEy dE LOs EstAdOs UnIdOs ...
Especial_CuatroF_GuyanaEsequibo
Intervenciones-de-Estados-Unidos-en-América-Latina
El movimiento maderista - Conevyt
Señores Diputados, Señores Senadores, Esperemos que de hoy en ...
antecedentesrevolcucion
Bienvenidos a los Estados Unidos de America: Guia Para ...