Asuntos de familia

dy7gy3y759lna.cloudfront.net

Asuntos de familia

primerapágina

PLANTILLA

Asuntos de familia

Mezclar la familia y el trabajo puede resultar

arriesgado; le mostramos cómo sacar lo mejor

de cada uno de estos mundos.

¿Hay algo mejor que hacer

lo que te gusta con las personas

que más te gustan A

lo largo de los años, he conocido

varias “dinastías” familiares

de odontólogos –hijos e

hijas que estudian la misma carrera

que los padres, hermanos

y hermanas que se asocian, maridos

y mujeres compartiendo

una vida en el hogar y en el trabajo–

y he podido comprobar

que trabajar en contacto con

las personas más importantes

de tu vida tiene una recompensa

especial.

Mi experiencia también es de

primera mano, ya que mis dos

hijos trabajan en mi empresa

desde que se graduaron en la

universidad. Poder trabajar con

ellos ha añadido una dimensión

completamente nueva a mi vida

profesional.

Riesgos y beneficios

Pero los grandes beneficios se

acompañan también de grandes

riesgos. Cuando se mezclan la familia

y los negocios deben seguirse

ciertas reglas para proteger los

intereses de ambos. Probablemente,

la relación trabajo/familia

más frecuente sea la incorporación

de un hijo o una hija al consultorio.

Por desgracia, es también

el tipo de relación en la que más

habitualmente se desatienden detalles:

después de todo, “todo queda

en familia”, es un motivo de

orgullo y de celebración,

y parece imposible

imaginar que

POR IMTIAZ MANJI

nada vaya mal. Pero precisamente

por ser tan emocionante es importante

poner todas las cartas

sobre la mesa.

Así que, si usted va a trabajar

con un hijo o hija, asegúrese de

hacerlo de forma que proteja el

valor de su consulta y de proporcionar,

tanto al negocio como a

DICIEMBRE 2008 » DENTAL PRACTICE REPORT 23


primerapágina

PLANTILLA

Tres reglas para que el negocio

se quede en la familia

1

Distánciese de la gratitud y la abundancia. La cuestión

de a quién le corresponde qué y cuánto ha sido la raíz de riñas

familiares desde que existen las familias. Y es verdad que debe

haber claridad en torno a todas estas expectativas, no sólo para

los miembros de la familia, sino también para cualquier recién

llegado a la consulta. Pero no deje que los intereses personales

adquieran preponderancia: debe tratarse siempre de lo que es

mejor para el negocio. Este no es un juego en el que una persona

tiene que ganar a expensas de otra. Hay que reconocer

que la práctica de la odontología ofrece significativas recompensas

para todo aquel que esté dispuesto a trabajar por ellas y,

mientras el crecimiento sostenido del negocio sea la prioridad,

habrá siempre suficientes oportunidades de éxito para todos.

Proteja la relación personal honrando su

negocio. Resulta natural, cuando un miembro

de la familia se implica en el negocio, querer

hacer concesiones especiales que normalmente

no consideraría para nadie más. Pero, si acaba

comprometiendo la integridad de la empresa,

no beneficiará a nadie. En lo relativo a su consulta,

las decisiones deberá tomarlas como propietario

de un negocio, no como padre, madre,

marido o esposa. Puede parecer paradójico,

pero la mejor manera de mantener a la familia

unida en el ambiente de trabajo es distinguir

entre la relación profesional y personal.

3

2

Mantenga las cuentas completamente claras.

Se ha dicho que los planes que fracasan no fracasan

al final, lo hacen el primer día, y esto es completamente

cierto en este tipo de transiciones. Puede pensarse que,

cuando tratamos con miembros de nuestra familia,

no necesitamos explicar claramente las responsabilidades

y las oportunidades, que todo podrá arreglarse

dentro de la familia”. Así surgen los malentendidos y

los resentimientos. Déjelo todo claro desde el principio -

quién hace qué a partir de ahora, cuáles son los planes

a largo plazo, en qué período de tiempo- y así evitará

un desastre emocional para usted y para su familia.

A veces,

en el mundo

de los negocios,

es difícil renunciar

a la idea de que

“tu padre sabe

lo que es mejor

para ti”

la relación personal, un ambiente

en el que desarrollarse. Presentamos

cinco recomendaciones:

1. SIGA EL MISMO PROCESO QUE

UTILIZARÍA CON CUALQUIER OTRA

PERSONA. Que un perito estime el

valor económico de su empresa,

lo cual será un motivo de satisfacción

mutua. Inicie un período de

prueba y, si una vez transcurrido

éste ambos se sienten preparados

para seguir adelante, haga oficial

su asociación. Establezca claramente

la asignación de pacientes

y la responsabilidad (quién hace

qué y qué pacientes atiende cada

uno). En otras palabras, haga todo

lo que haría para facilitar la

incorporación de un dentista nuevo

que no fuera de su familia.

2. PROMOCIONE A SU NUEVO COLE-

GA. Eso implica una promoción

interna, asegurándose de que el

resto de la plantilla le proporciona

el apoyo necesario. (Quizá haya

empleados que hayan visto a

esta persona crecer, pero han de

respetar que ahora “el niño” es “el

doctor”). También implica una

promoción externa, anunciando

públicamente su reciente incorporación

y presentándole a los

pacientes.

3. MANTENGA LOS REGALOS FUE-

RA DE LA CONSULTA. “Es de la fa-

24 DENTAL PRACTICE REPORT « DICIEMBRE 2008


primerapágina

PLANTILLA

milia, ¿por qué va a tener que pagar”.

Así piensan muchos dentistas

que ponen a su hijo/a a trabajar

con ellos. En lugar de rebajar su

aportación a su sociedad o redactar

un contrato extremadamente

generoso, plantéese darles un

complemento educativo y ayude

a financiar su desarrollo como clínicos

y como socios de su negocio.

Si real mente quiere darles una

ayuda económica significativa, hágalo

fuera de la consulta, por

ejemplo, con un cheque y en casa.

Es una buena idea mantener

la integridad de las cuentas del

negocio por razones de impuestos

y también porque los auditores

están siempre al acecho de este

tipo de arreglos especiales.

Haga que

se impliquen

en las decisiones

del equipo,

en la expansión o

en la reasignación

de planes

4. RECUERDE: EN EL TRABAJO, NO

SON SUS HIJOS. En ocasiones, el

instinto le llevará en dirección

contraria: en lugar de hacerles favores

especiales, será menos considerado

con ellos de lo que sería

con otro socio. Y a menudo se da

el típico caso del padre que tiene

la mejor de las intenciones y desea

preparar el negocio para su

hijo/a en el futuro, así que empieza

a tomar decisiones a largo

plazo sin consultar con su nuevo

colaborador. A veces, en el mundo

de los negocios, es difícil renunciar

a la idea de que “tu padre

(o tu madre) sabe lo que es mejor

para ti”, y eso lleva a actuaciones

unilaterales. En el trabajo, sin

embargo, ya no es su hijo/a, es

simplemente su socio.

5. HAGA QUE TENGAN UNA ACTI-

TUD DE PROPIETARIO DESDE EL PRIN-

CIPIO. Su objetivo definitivo es

crear líderes futuros que puedan

reemplazarle, y eso significa investirles

intelectual y emocionalmente

desde el principio, de

forma que se sientan como un

propietario que tiene un interés

legítimo en el negocio. Haga que

se impliquen en las decisiones del

equipo, en la expansión o en la

reasignación de planes, y asegúrese

de consultarles antes de tomar

decisiones que tendrán un

impacto sobre ellos. Eso es lo que

esperarían si trabajaran en otra

consulta. Y deberían poder esperarlo

de usted. ■

Imtiaz Manji

es copropietario

y consejero delegado

del Grupo

de Empresas Mercer,

una firma consultora

der y especializada

en consultorios dentales. Es el creador

de los populares talleres “El liderazgo

en Odontología” y “Transiciones

en Odontología”.

DICIEMBRE 2008 » DENTAL PRACTICE REPORT 25

More magazines by this user
Similar magazines