2-3 4 8-11 La Edad del Bronce La Edad del Bronce - Alfa Arte

alfaarte.com

2-3 4 8-11 La Edad del Bronce La Edad del Bronce - Alfa Arte

BRONCE

Publicación Informativa

1 er Cuatrimestre de 2001

2-3

Grandes esculturas

de Alfa-Arte fundidas

en bronce

La Edad

del Bronce

4

Bustos y Placas, el arte

de la conmemoración

y el recuerdo

8-11

Grandes firmas se

incorporan a las

nuevas colecciones

Roma, Grecia y el Bronce se dan cita

en la nueva colección Alfa-Arte


GRANDES ESCULTURAS

Las calles, plazas, paseos y parques

de pueblos, ciudades y villas siguen

siendo el lugar de destino de las

grandes esculturas creadas y fundidas

por Alfa-Arte y los artistas que colaboran

con la empresa. Personajes populares,

símbolizaciones de hábitos y

usos tradicionales, representaciones

de oficios centenarios, confluyen con

obras vanguardistas, figuraciones

abstractas de las nuevas realidades. Y

todas estas manifestaciones del arte

tienen un punto en común: el bronce.

Porque Alfa-Arte es capaz de plasmar

en el más noble de los metales cualquiera

de las manifestaciones de la

creatividad humana.

Arriba, a la izquierda, obra escultórica

de Andrés Nagel. A su

derecha, "Cantero", de Lourdes

Umerez, situada en la localidad

vizcaína de Galdakao. Abajo, a

la izquierda, "Casera", también

ubicada en Galdakao. A la derecha,

"Martillo de Ferrería", creado

por Alfa-Taldea, equipo artístico

de Alfa-Arte.

En la página de la derecha, varios

momentos de la soldadura y

montaje de la obra "A la deriva",

del artista José Zugasti, realizada

en acero. Esta creación se ubicará

frente al Palacio Euskalduna

de Bilbao.

2


G R A N D E S E S C U L T U R A S A L F A - A R T E

Los símbolos de una nueva modernidad

"A la deriva".Este es título de la obra del escultor

José Zugasti que se ubicará en las proximidades

del Palacio Euskalduna de Bilbao, el

gran centro de Congresos y la Música que, junto

al Museo Guggenheim, simbolizan el renacer

de la capital vizcaína. No habría mejor manera

de denominar a una creación artística que

se asentará en las proximidades de la ría del

Nervión, junto a ese "barco varado" que es el

Palacio Euskalduna, el los límites entre la tradición

y la modernidad. Un entresijo de barras

de acero de 40 milímetros de diámetro forma

una maraña, un enredo que parece no tener fin

ni principio.

José Zugasti, artista eibarrés afincado en San

Sebastián, lleva sobre sus espaldas años de oficio

y creación. Conoce los materiales, sus formas

y posibilidades. Y Alfa-Arte le ha ayudado

en el proceso de convertir el acero en símbolo

de una ciudad que creció a los pies de los

altos hornos, apagados ya por el tiempo.

3


B U S T O S Y P L A C A S

A L F A - A R T E

A la izquierda, busto del Padre José Miguel Barandiarán, en

la localidad guipuzcoana de Ataun. En el centro, busto de

Donato Iribecampos, Presidente y fundador de la empresa

Condesa. A la derecha, proceso de realización del busto del

vascólogo alemán Gerhard Bähr, de Luis Larrinaga.

transcurre la vida privada, Alfa-Arte y su equipo

artístico contribuye a hacer posible el homenaje

o el recuerdo, y a hacerlo con arte. Plazas,

parques o calles albergan parte de esas

creaciones; pero también salones de hogares,

jardines privados o instalaciones empresariales

son destino, reposo definitivo, de las obras escultóricas

en formato busto realizadas y fundidas

en los talleres de Alfa-Arte.

Recordar y conmemorar con Arte

Bustos para recordar, placas para conmemorar.

Alfa-Arte ha intensificado su actividad

creadora dentro de este segmento de la escultura.

Cada vez son más numerosas las reproducciones

en forma de busto de personas que

destacaron en el campo creativo, cultural, social

o en el mundo de las ideas. Y también aumentan

los encargos de obras que quieren ayudar

a recordar, o simplemente dejar constancia,

del paso por el mundo de personas amadas,

respetadas o admiradas. Desde la vertiente

más pública a los escenarios por los que

Abajo, a la izquierda, placa conmemorativa en el caserío en

el que nació D. José María Arizmendiarreta, fundador del

Grupo Cooperativo Mondragón. En el centro, placa en el

centro tecnológico Inasmet. A la derecha, obra de Lucas

Alcalde, homenaje al trabajador.

Algo similar ocurre con las placas, esos espacios

llenos de arte que permiten combinar uno

de los metales más nobles, el bronce, con el que

quizás sea el mayor logro de la civilización: la

escritura. En unas ocasiones estos elementos

artísticos actúan de notarios de la historia y de

aquellos acontecimientos que creemos que deben

o merecen ser recordados en el futuro. En

otras, son meros reflejos del transcurrir de la

vida, de la actividad del ser humano, de su impronta

en el día a día, en su intento de transformación

del entorno. En cualquiera de esas

circunstancias, el bronce -material imperecedero-

contribuye a extender esa sensación de

perdurabilidad, de presencia a pesar del paso

del tiempo, de recordatorio permanente a generaciones

que aún están por llegar.

Alfa-Arte contribuye a detener el tiempo, a

capturar los días y los años, a encerrar al dios

Cronos en corazas de bronce, y a darles a éstas

formas de personas que pasaron por la vida

con más gloria que pena.

4


LA EDAD DEL BRONCE

Una nueva Edad del Bronce otea el horizonte.

Las más bellas formas, plasmadas en uno de

los materiales más nobles que ofrece la naturaleza,

se abren paso en los nuevos terrenos de la

creación artísticas. La Grecia clásica, la Roma

imperial y republicana, están más vivas que

nunca. Reproducciones de bustos de personajes

célebres, dioses y titanes, representaciones

de la vida cotidiana, se dan cita en la colección

que Alfa-Arte ha comenzado a fundir en sus

talleres, y que ofrece a los amantes de lo clásico

algunas de las obras más brillantes expuestas

en diferentes museos del mundo. El Bronce

en estado puro, elevado al máximo exponente

del arte, vuelve a sus orígenes, al cenit de su

uso como elemento de creación.

"Zeus Poseidón". Grecia. Cabo Artemisión

(Eubea). Hacia 490-450 a.C. Museo

Arqueológico Nacional de Atenas.

Medidas: 40x25x40 cm.

"Sofocles". Atenas. Siglo III-II a.C.

Original en bronce. Museo Británico.

Londres.

Medidas: 21x26x26 cm.

"Cuadriga". Perteneciente al friso de la Crátera de Vix. Hacia el 530 a.C.

Original en bronce. Museo de Châtillonnais, Châtillon-Sur-Sein. Costa de Oro. Francia.

Medidas: 24x3x16 cm.

5


L A E D A D D E L B R O N C E

"Afrodita". Armenia. Satala. Siglos III-I a.C. Original en

bronce. Museo Británico. Londres. Medidas: 30x29x55 cm.

"Apolo Piombino". Grecia. Preclásico. Siglo V a.C. Original

en bronce. Museo del Louvre. París. Medidas: 20x16x25 cm.

"Atleta vencedor". Grecia. Siglos V-I a.C. Original en bronce.

Museo del Louvre. París. Medidas: 24x16x28 cm.

Dioses, héroes, titanes y filosofos

El Olimpo fundido en bronce. Dioses, héroes y

titanes dan la mano a atletas poderosos y a filósofos

casi inmortales. La leyenda por antonomasia,

la Mitología, alcanza su máxima expresión,

adquiere las formas que solo la mano

humana, cuando se convierte en arte, es capaz

de crear. Rostros distinguidos, distantes y fríos,

rictus de sabiduría y resignación, miradas que

dicen más que mil palabras, perduran, sobreviven

al paso del tiempo y llevan más allá de

su época el recuerdo de una civilización que

logró que el ser humano tuviera constancia de

su propio yo, que elevo a las alturas el concepto

de conocimiento, sabiduría y filosofía.

Poses inmortalizadas por el artista primitivo, y

sin embargo maestro de todos los que llegarían

con el transcurrir del tiempo. Bustos ennoblecidos

por el material en el que están forjados,

y por la distinción que emana del arte en su

forma original y primigenia. Volúmenes equilibrados

que solo milenios de sabiduría son capaces

de elaborar. Figuras ilustres que dejaron

sus obras a la posteridad. Mitos, ilusiones y

dioses que, más allá de la realidad, reinaron en

el mundo virtual que solo la imaginación humana

es capaz de crear.

Alfa-Arte regresa al pasado y lleva hasta los

coleccionistas, hasta los amantes del arte, lo

mejor de una época de oro que tuvo en el bronce

su mejor expresión. Lo clásico cobra su auténtico

valor en las puertas de la postmodernidad,

en el siglo de las redes virtuales.

A la derecha, "Rhyton" (Toro cretense). Cultura Minoica.

Siglo XVI a.C. Museo Nacional Heraclión. Grecia.

Medidas: 6x3,5x10 cm.

6


L A E D A D D E L B R O N C E

Guerreros, médicos y otros dioses

La guerra, la ciencia y la magia. Tres pilares de

la sociedad antigua se dan cita en la colección

fundida en Alfa-Arte. Guerreros milenarios,

con sus utensilios y armas, placas que simbolizan

los poderes más oscuros y profundos que

siempre han dominado a su gusto el miedo de

los hombres; grabados de los juramentos que

otros hombres, superando el pánico de a la oscuridad,

hicieron en aras de la ciencia y de la

filantropía. Todos, todas las representaciones

de la Grecia que abrió los ojos a un mundo recién

nacido, de una Roma que robusteció los

musculos de una adolescente humanidad, todos

se dan cita en esta colección que Alfa-Arte

pone a disposición tanto de coleccionistas como

de meros amantes de lo bello, de lo clásico

y de lo que el tiempo no logrará que perezca.

Una vuelta al pasado que se convierte en un

viaje al futuro. Porque el arte no entiende de

tiempos y épocas, porque es capaz de traspasar

"Genio ante el árbol de la vida". Asiria. 885-860 a.C.

Museo del Louvre. París. Francia. Medidas: 100x88 cm.

A la derecha, "Casco griesgo". Grecia. Siglo V a.C. Museo

Nacional de Atenas. Medidas: 8x10x11 cm.

las fronteras del tiempo, esa cuarta dimensión

que en este campo no tiene valor. Los nuevos

hornos de fundición llenan de contenidos continentes

que han navegado en el mar de los siglos.

El bronce vuelve a adquirir su textura de

antaño, a redondear formas, crear ángulos y

habilitar espacios que solo la imaginación es

capaz de ubicar.

Alfa-Arte regresa al pasado en un viaje lleno de

futuro. Ahora, en sus talleres se funde el nuevo

bronce que sustituye a materiales milenarios.

Este es el momento de volver la mirada

hacia atrás, de recobrar lo más valioso de una

época que brilló con luz propia.

"Hoplita". Perteneciente al friso de la Crátera de Vix.

Hacia el 530 a.C. Original en bronce. Museo de Châtillonnais,

Châtillon-Sur-Sein. Costa de Oro, Francia.

Medidas: 16x10x5 cm.

Abajo, "la más antigua farmacopea. Sumer. Nippur. Hacia

el III milenio a.C. Museo de la Universidad de Filadelfia.

Medidas: 16x9,5 cm.

Abajo, "Juramento Hipocrático". Grecia. A partir del siglo

IV a.C. Medidas: 28x16,5 cm.

7


G R A N D E S E S C U L T U R A S A L F A - A R T E

Grandes firmas y una gran fundición

Las grandes firmas de la escultura funden en

Alfa-Arte. Artistas de reconocido prestigio nacional

e internacional, escultores con una trayectoria

que se remonta a varias décadas, eligen

a Alfa-Arte para materializar sus creaciones,

para cuidar con detalle la reproducción de

lo que las manos han modelado.

Alfa-Arte ofrece un espacio para la creación,

para el cuidado más selecto de la obra concebida

por el artista. A ello une su saber hacer, su

técnica en el campo de la fundición en bronce

y otros materiales nobles por el procedimiento

de "a la cera perdida".

A la izquierda, "Udazkena",

de José Zugasti. Abajo, otras

dos obras del autor, "Enredando

1" y "Enredando 2".

En todas se percibe la maraña

formada por las barras de

acero, un ovillo escultórico sin

principio ni fin, que se eleva

en el espacio.

El artista puede seguir "in situ" la evolución de

su obra, desde la modelación a los recubrimientos

cerámicos, llenado de bronce, tratamientos

térmicos y patinados finales. La integración

del proceso permite el seguimiento detallado

y la permanente incorporación de reformas

y retoques.

Artistas de renombre han confiado en Alfa-Arte.

Escultores como José Zugasti, que enreda

marañas de acero, en bucles sin principio ni

fin, en obras que -encargadas por Bilbao Ría

2000- simbolizarán la entrada en el siglo XXI

de la renacida capital vizcaína. En las proximidades

de la ría del Nervión, las obras de Zugasti

acompañarán al resurgimiento de la ciudad

que se extiende a orillas del río.

Otro artista de nombre, Juan Luis Baroja, también

ha fundido en Alfa-Arte sus creaciones

para el Consorcio de Transportes de Bizkaia,

en las que simboliza el transporte moderno,

con esos bloques de bronce que recuerdan a los

grandes túneles viarios horadados en la roca,

que atraviesan montañas, auténticas representaciones

de las nuevas infraestructuras, de las

vías de comunicación cada vez más rápidas

que llegan hasta el último rincón, sin que obstáculos

de la naturaleza las detengan.

Simbolización del transporte moderno a través de la obra

de Juan Luis Baroja (arriba y abajo), obra alegórica que

pretende connotaciones de modernidad, metaforas sobre

las nuevas vías de comunicación, forjadas a base de acero

y cemento, en una comunión que ha permitido construir

las modernas infraestructuras.

"Enredando II",

de José Zugasti,

en bronce. Obra

seriada en 50 unidades.

Medidas:

25x25x25 cm.

"Enredando I", de José Zugasti, en bronce. Obra

seriada en 50 unidades. Medidas: 31x25x32 cm.

8


G R A N D E S E S C U L T U R A S A L F A - A R T E

El agua de la vida se convierte en bronce

Danielle Bigata es uno de los nombres más representativos

de la escultura francesa actual.

Esta artista lleva varios años colaborando con

Alfa-Arte, en cuyos talleres ha fundido algunas

de sus obras más representativas. Son famosas

sus creaciones de peregrinos que hicieron el

Camino de Santiago, o sus fuentes, elemento

este último que siempre ha atraído la atención

de la artista gala.

“Ondine” y “Source” son los nombres por los

que se conocen dos de las más recientes creaciones

de Danielle Bigata, ambas referidas al

mundo de lo acuático, materializadas en sendas

fuentes que integran conjuntos escultóricos,

en los que la presencia humana o de seres

casi mágicos está presente.

El agua ha sido siempre motivo de inspiración

de Danielle Bigata. El fluir del liquido elemento

y su relación con el ser humano están presentes

en las obras de la artista, que encuentra

en esta simbiosis el surgimiento de la vida, el

espíritu que alumbra el deambular humano, la

transformación que ejerce en la naturaleza en

una permanente búsqueda de las fuentes del

conocimiento.

Los torsos humanos acompañan a los soportes

a través de los que fluye el agua. Espaldas

musculosas o ligeras, curvadas hacia delante,

posición fetal de reencuentro con la propia vida

y con la representación de la misma a través

del agua.

Los artistas de Alfa-Arte han colaborado con

la escultora francesa para que la creación de

estas obras se desarrolle de la manera más adecuada,

la más cercana a la concepción de la ar-

tista, aquella en la que el bronce puede adquirir

su máxima belleza, dar de sí todas las propiedades

con las que la naturaleza ha dotado a

este noble metal.

En los talleres de Alfa-Arte han sido preparados

todos los elementos, listos para su ensamblaje

y montaje final en el lugar elegido para la

ubicación de la obra, en este caso plazas de

Francia, en las que los ciudadanos podrán observar

la belleza del bronce y ver fluir el agua

de la vida. La misma que durante millones de

años ha moldeado la tierra para extraer de ella

alguno de los más bellos materiales.

Bajo estas líneas, una muestra de la obra "Ondine", en la

que puede observarse el torso desnudo, musculoso, y la

postura de arropamiento, casi fetal que presenta la figura

que se asienta en una base por la que fluye el agua.

Abajo, una imagen del conjunto escultórico y de la obra

"Source", en el que el talle es femenino, más ligero, con líneas

más curvas, más suaves y armónicas. Otra manera de

representar el agua y su permanente fluir.

9


A L F A - A R T E , G R A N D E S C O L E C C I O N E S

El tacto de las formas se hace arte

José Ramón Anda conoce como pocos las formas,

volúmenes y texturas del bronce cuando

se convierte en arte. Este artista lleva un

largo camino recorrido en la investigación

sobre la materia y su plasmación en esculturas.

El simbolismo de sus obras intenta siempre

dar respuesta a los misterios que el mencionado

devenir le ha suscitado a lo largo de

sus muchos años como artista. Y hay que decir,

sin miedo a demasías, que el escultor ha

logrado soslayar algunas de las dificultades

que escondían la solución a esos enigmas que

crean la materia y las formas.

La colección de José Ramón Anda, que ahora

presenta Alfa-Arte, está hecha para ser tocada,

palpada. Cada una de sus piezas invita

a la auscultación, a penetrar en su interior a

través del sentido del tacto, interiorizar la

temperatura del material, su textura, composición

y, así, llegar hasta sus secretos más

profundos, extraer todo lo que una obra de

arte encierra en su seno.

El bronce se convierte en el guardián de los

secretos y en transmisor de mensajes. La

frialdad de su textura incrementa, paradójicamente,

el calor que la creación ha incorporado

a la obra. Todo lo que el artista ha incorporado

a la escultura surge desde lo más

profundo de la misma y asciende hasta la

mano del observador/palpador, que con solo

cerrar los ojos abre su mirada a nuevos mundos,

a sensaciones diferentes, a espacios para

la calma y el relax.

Ahora, Alfa-Arte pone esta colección, dotada

con seis piezas, a disposición de sus clientes,

de todos los amantes del arte, de coleccionistas

o de meros palpadores. Las obras pueden

ser adquiridas en su conjunto o de manera

individual. Cada una de ellas se presta a una

manera de tocar diferente, cada una de ellas

encierra su propio secreto.

Por eso, esta colección reúne unas características

muy apropiadas para los que buscan intimidad

y sosiego en el arte, para los que huyen

de la invasión de formas y colores, para

los que persiguen caminos de serenidad.

José Ramón Anda ha colaborado con artistas

de la talla de Jorge Oteiza, y participado en

algunas de las esculturas más emblemáticas

de finales del pasado siglo XX. Ahora, su introspección,

su tendencia al mundo de las

formas reducidas, manejables y palpables, le

acercan a un nuevo horizonte, a una nueva

dimensión, en la que lo pequeño no es sinónimo

de escaso, sino todo lo contrario, es

muestra de la concentración de los materiales,

del peso de las creaciones, de la atracción

que el arte tiene por los sentidos, de la pasión

que los sentidos del ser humano siempre han

manifestado por al arte.

Arriba, "Sonido". Medidas: 10x6x6 cm.

Abajo, "Oval". Medidas: 10x3x5 cm.

"Cortezas". Medidas:

8x8x10 cm.

"Inesperada". Medidas:

9x9x10 cm.

10


A L F A - A R T E , G R A N D E S C O L E C C I O N E S

El Arte de tocar, palpar el arte

José Ramón Anda ha elevado a

la categoría de arte el acto de

tocar. Las obras que integran la

colección fundida en Alfa-Arte

muestran de manera fehaciente

las posibilidades que el tacto

ofrece en el virtual y alegórico

mundo del arte. Así, las piezas

que forman la colección se denominan

con nombres como

“Sonido”, “Osea”, “Oval”,

“Cortezas” o “Anular”. Todas

ellas muestran curvaturas que

se prolongan uniendo espacios,

con la práctica ausencia de aristas

o ángulos que impedirían

una recorrido táctil eficaz y sereno.

Arriba, "Doble Anular".

Medidas: 7x4x5 cm.

Abajo, "Osea".

Medidas: 5x5x11 cm.

A la izquierda, las seis

piezas que integran la

colección de José Ramón

Anda, fundidas por Alfa-

Arte. A la derecha, un

momento de la visita que

las integrantes de la Asociación

de Esposas de

Directivos de Empresas

Multinacionales del País

Vasco cursaron a las instalaciones

de Alfa-Arte.

Las formas ovaladas y redondeadas

facilitan la sensación de

masaje, el recorrido sin obstáculos,

la suavidad y el regocijo

en cada una de las zonas de la

materia. Su diseño está concebido

para que la figura pueda

ser resguardada en el cuenco de

la mano, sujetada con suavidad

por los dedos que la tocan y la

amparan. El peso del material,

del bronce, facilita esa conexión

entre la mano y la materia, esa

sensación de gravedad en el

tacto, de carga en el contenido y

en el continente.

José Ramón Anda ha sabido

llegar a los sentidos del espectador,

y ha convertido a este en

protagonista, en participe del

arte. El observador distante,

poco comprometido, es sustituido

ahora por el palpador consciente,

cercano e integrado con

la propia obra. Una nueva figura

surge en el mundo del arte,

una figura lejana al elitismo y a

la distancia de la vista. Aparece

el palpador, el sentido del tacto

toma revancha.

Visitantes

internacionales

Las instalaciones de Alfa-Arte, en la localidad

de Eibar,r han sido objeto de

una visita muy especial. Un grupo de

mujeres, integrantes de la Asociación de

Esposas de Directivos de Empresas Multinacionales

en el País Vasco, cursó una

visita a los talleres donde se crean, funden

y acaban algunas de las obras escultóricas

que se ubican en parques, calles

o plazas de nuestras ciudades y pueblos.

Las visitantes, auténticas amantes del

arte y de sus manifestaciones escultóricas,

pudieron conocer los diversos procesos

que ha de superar una creación artística

hasta convertirse en escultura

fundida por el procedimiento de "a la

cera perdida".

Desde la fase inicial de modelación, a la

posterior de recubrimiento cerámico,

pasando por el horno, llenado del molde,

patinado y acabado, fueron conocidas

por las visitantes que, tras formular

preguntas y aclarar dudas, recorrieron

la exposición en la que Alfa-Arte muestra

algunas de sus realizaciones.

11


A L F A - A R T E , C A M P A Ñ A S

BRONCE

Alfa-Arte reproduce piezas de Jorge Oteiza

Las instalaciones de Alfa-Arte han sido

elegidas por el escultor Jorge Oteiza para

realizar reproducciones en reducido tamaño

de algunas de las piezas que integran su

colección privada. Las relaciones entre el

inmortal artista y Alfa-Arte se remontan a

hace varios años. El famoso escultor ha

fundido en Alfa-Arte algunas de sus obras.

En este sentido, destaca la fundición en

aluminio, por el procedimiento de "a la cera

perdida" de su obra "La Piedad", ubicada

en San Sebastián.

Edita: ALFA ARTE Avda. Otaola, 13 - Apdo. 478 - Tel. 943.20.31.32-20.32.10 - Fax: 943.20.86.33

E-mail: alfaarte@alfalan.es - 20600 EIBAR - Gipuzkoa.

Diseño y Redacción: MBN Comunicación. Edificio Albia I, 6º. San Vicente, 8. Tfno: 94. 435.63.30 - Fax: 94. 435.63.31 - 48001 BILBAO

More magazines by this user
Similar magazines