27.04.2015 Views

Diagnostico - IEPALA

Diagnostico - IEPALA

Diagnostico - IEPALA

SHOW MORE
SHOW LESS

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

ÍNDICE DE CONTENIDO

PRESENTACIÓN ................................................................................................................. 5

1 INTRODUCCIÓN .......................................................................................................... 6

2 DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO, HISTORIA Y ORGANIZACIÓN DEL PUEBLO

GUARANÍ DE CHUQUISACA ...................................................................................... 7

2.1 Ubicación geográfica ........................................................................................... 7

2.2 Descripción del entorno ...................................................................................... 9

2.2.1 Recursos Naturales ......................................................................................... 9

2.2.2 Recursos Minerales ...................................................................................... 10

2.2.3 Recursos Forestales ..................................................................................... 10

2.2.4 Recursos Hídricos ......................................................................................... 10

2.2.5 Comportamiento Ambiental ........................................................................... 11

2.3 Antecedentes Históricos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca ....................... 13

2.3.1 Orígenes de la Nación Guaraní .................................................................... 13

2.3.2 La Nación Guaraní frente al Estado Inca ...................................................... 14

2.3.3 La Nación Guaraní y la Colonia .................................................................... 14

2.3.4 Siglo XVII: Período de Consolidación de la Nación Guaraní ........................ 16

2.3.5 Siglo XVII: El avance de Colonos en el Territorio Guaraní y

establecimiento de Centros Misionales ......................................................... 16

2.3.6 La Nación Guaraní y la República. Siglo XVIII .............................................. 17

2.3.7 Consolidación del avance Karai (hombre blanco). Siglo XIX ........................ 19

2.3.8 La Guerra del Chaco (1932-35) .................................................................... 19

2.3.9 La Revolución de 1952 y la Reforma Agraria (1953) .................................... 20

2.3.10 Situación Actual Periodo 1987 - 2009 ........................................................... 21

2.4 Descripción de la estructura organizativa del Pueblo Guaraní de Chuquisaca . 22

3 INFORMACIÓN SOCIOECONÓMICA DEL PUEBLO GUARANÍ

DE CHUQUISACA...................................................................................................... 25

3.1 Información Demográfica del Pueblo Guaraní de Chuquisaca ...................... 25

3.1.1 Población de las comunidades Guaraníes de Chuquisaca ........................... 25

3.1.2 Origen Étnico y Autoidentificación ................................................................ 27

3.1.3 Población por sexo y grupos etáreos ............................................................ 28

3.1.4 Promedio de hijos por mujer ......................................................................... 30

3.1.5 Tasa Global de Fecundidad (TGF) ............................................................... 30

3.1.6 Tasa Bruta de Natalidad (TBN)..................................................................... 31

3.1.7 Tasa de Mortalidad General (TMG) .............................................................. 32

3.1.8 Movimientos poblacionales (Migración) ........................................................ 32

3.1.8.1 Inmigración ............................................................................................ 32

3.1.8.2 Emigración ............................................................................................. 33

3.2 Condiciones de vida y acceso a servicios ....................................................... 34

3.2.1 Condiciones de vivienda ............................................................................... 34

3.2.2 Educación en el Pueblo Guaraní de Chuquisaca ......................................... 35

3.2.2.1 Acceso a la Educación ........................................................................... 36

3.2.2.2 Analfabetismo ........................................................................................ 38

3.2.3 Acceso a la salud .......................................................................................... 39

3.2.3.1 Personal Médico e Infraestructura ......................................................... 39

3.2.3.2 Atención de alumbramientos y acceso al Seguro

Universal Materno Infantil (SUMI) ......................................................... 43

1


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.2.3.3 Acceso al Seguro de Vejez .................................................................... 44

3.2.4 Acceso a servicios de Agua, Saneamiento Básico y Energía ....................... 44

3.2.4.1 Acceso al Agua ...................................................................................... 44

3.2.4.2 Saneamiento Básico .............................................................................. 45

3.2.4.3 Fuentes de Energía ............................................................................... 45

3.2.5 Comunicación y Transporte .......................................................................... 46

3.2.5.1 Tenencia de radio de banda corrida ...................................................... 46

3.2.5.2 Accesibilidad caminera .......................................................................... 46

3.3 Economía y producción del Pueblo Guaraní de Chuquisaca ........................ 48

3.3.1 Subsistema Agrícola ..................................................................................... 50

3.3.1.1 Cultivo del Maíz ..................................................................................... 52

3.3.1.2 Cultivo de Leguminosas (Kumanda, Poroto y Frejol) ............................ 54

3.3.1.3 Cultivo del Maní ..................................................................................... 55

3.3.2 Subsistema Pecuario .................................................................................... 56

3.3.3 Artesanía ....................................................................................................... 58

3.3.4 Valor e Ingreso Bruto de Producción (VBP – IBP) ........................................ 59

3.3.4.1 Subsistema Agrícola .............................................................................. 59

3.3.4.2 Subsistema Pecuario ............................................................................. 60

3.3.5 Aporte al Ingreso Bruto de Producción (IBP) e Ingreso Bruto

Familiar Anual (IBFA) por subsistema de producción ................................... 61

4 EJERCICIO DE DERECHOS HUMANOS EN EL PUEBLO GUARANÍ

DE CHUQUISACA...................................................................................................... 64

4.1 Servidumbre y empatronamiento ...................................................................... 64

4.1.1 Situación actual de las condiciones de Servidumbre y Empatronamiento

del pueblo guaraní de Chuquisaca ……...……………………………………..65

4.1.2 Situación de las familias Guaraní en la Hacienda ……………………………69

4.1.3 "Comunidades cautivas" Nuevas formas de dependencia con la Hacienda 72

4.2 Tierra y Territorio ............................................................................................... 75

4.3 Acceso a documentación personal .................................................................. 77

4.3.1 Acceso a documentación por sexo ............................................................... 77

5 CONCLUSIONES ....................................................................................................... 79

BIBLIOGRAFÍA …………………………………………………………………….………..… 81

2


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

ÍNDICE DE MAPAS

Mapa 1. Municipios del área de influencia del Pueblo Guaraní en el

departamento de Chuquisaca ................................................................................. 7

Mapa 2. Ubicación de las 9 Capitanías Zonales en el Chaco Chuquisaqueño .................... 8

Mapa 3. Migraciones Guaraníes ......................................................................................... 13

ÍNDICE DE CUADROS

Cuadro 1 Correspondencia entre la organización del pueblo Guaraní de Chuquisaca ..... 8

Cuadro 2 Comportamiento ambiental por Municipios y Capitanías Zonales ................... 12

Cuadro 3 Niveles de organización en relación al Pueblo Guaraní de Chuquisaca ......... 22

Cuadro 4 Población Guaraní en la Región del Chaco Chuquisaqueño, por sexo ........... 25

Cuadro 5 Población por zonas y sexo ............................................................................. 26

Cuadro 6 Promedio de miembros por familia y zona ....................................................... 27

Cuadro 7 Población por zonas, origen étnico y autoidentificación .................................. 27

Cuadro 8 Población por sexo y grupos etáreos ............................................................... 28

Cuadro 9 Promedio de hijos por mujer ............................................................................ 30

Cuadro 10 Tasa Global de Fecundidad (TGF) por Zona ................................................... 31

Cuadro 11 Tasa Bruta de Natalidad (TBN), por Zona ....................................................... 31

Cuadro 12 Tasa de Mortalidad General por zonas ............................................................ 32

Cuadro 13 Inmigración en los últimos 5 años .................................................................... 32

Cuadro 14 Emigración en los últimos 5 años ................................................................... 33

Cuadro 15 Materiales predominantes de construcción .................................................... 35

Cuadro 16 Relación de la influencia de la población guaraní en Unidades

Educativas, Núcleos y Distritos Educativos .................................................... 36

Cuadro 17 Cantidad de Estudiantes Guaraníes por zonas, grados y sexo ...................... 37

Cuadro 18 Número de Docentes Monolingües y Bilingües por zonas ............................. 37

Cuadro 19 Abandono escolar por zonas y sexo ............................................................... 38

Cuadro 20 Analfabetismo en la población guaraní y por zonas ....................................... 39

Cuadro 21 Infraestructura y Cobertura del servicio de Atención en Salud ....................... 40

Cuadro 22 Porcentaje de Atención en el Alumbramiento por Zona ................................. 43

Cuadro 23 Acceso a SUMI por parte de niños/as ............................................................ 43

Cuadro 24 Acceso al Seguro de Vejez ............................................................................. 44

Cuadro 25 Accesibilidad, distancias y tipo de camino ...................................................... 47

Cuadro 26 Superficie cultivada promedio por familia y zona, en hectáreas ..................... 50

Cuadro 27 Cultivos agrícolas y variedades de acuerdo a su denominación local ............ 51

Cuadro 28 Hectáreas cultivadas de maíz 2008 y rendimiento de la producción

en 2009, por zonas, en hectáreas (ha) y quintales (qq) .................................. 52

Cuadro 39 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción de maíz .................... 53

Cuadro 30 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción de los cultivos

de kumanda arbolito, poroto y frejol, por zonas .............................................. 54

Cuadro 31 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción del maní, por zonas . 55

Cuadro 32 Tenencia de animales por especie y zona ...................................................... 56

Cuadro 33 Principales artesanías elaboradas por familias del pueblo guaraní ................ 58

Cuadro 34 Valor bruto e ingreso bruto de producción agrícola, 2009 .............................. 59

Cuadro 35 Ingreso Bruto de Producción (IBP) y aporte del subsistema agrícola

al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA) por cultivos, 2009 .............................. 60

Cuadro 36 Valor e ingreso bruto de producción (VBP e IBP) pecuaria y aporte

al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA), 2009 ................................................. 61

3


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 37 Haciendas y comunidades visitadas para la elaboración del diagnóstico

de familias en condición de servidumbre y empatronamiento ........................ 65

Cuadro 38 Haciendas que no fueron visitadas en el diagnóstico ..................................... 67

Cuadro 39 Número de personas y familias registradas en condición de servidumbre

y empatronamiento ......................................................................................... 69

Cuadro 40 Remuneración por actividad, sexo y edad ...................................................... 69

Cuadro 41 Acceso a la educación en haciendas …………………...………………………72

Cuadro 42 Personas de "comunidades cautivas" trabajando en haciendas ……...……..74

Cuadro 43 Proceso de recortes a la demanda del pueblo guaraní, en hectáreas……….76

ÍNDICE DE ILUSTRACIONES

Ilustración 1 Estructura organizativa del Pueblo Guaraní de Chuquisaca ....................... 23

Ilustración 2 Estructura Actual del Directorio del Consejo de Capitanes Guaraníes

de Chuquisaca ............................................................................................ 24

Ilustración 3 Total habitantes en las 9 zonas del Pueblo Guaraní de Chuquisaca .......... 26

Ilustración 4 Pirámide de edades .................................................................................... 29

Ilustración 5 Acceso a vivienda y tipo de propiedad ........................................................ 34

Ilustración 6 Acceso a agua según fuentes ..................................................................... 45

Ilustración 7 Porcentaje de utilización de radio de banda corrida ................................... 46

Ilustración 8 Superficie cultivada por zonas en los periodos 2008 y 2009,

en hectáreas ............................................................................................... 50

Ilustración 9 Pérdida aproximada del cultivo de maíz por la sequía, 2009 ...................... 52

Ilustración 10 Destino de la producción de maíz ............................................................... 53

Ilustración 11 Destino de la producción de kumanda arbolito, poroto y frejol ................... 55

Ilustración 12 Destino de la producción de maní ............................................................... 56

Ilustración 13 Destino de producción pecuaria por especie, en porcentajes ..................... 57

Ilustración 14 Destino de la producción artesanal ............................................................. 58

Ilustración 15 Valor bruto e ingreso bruto de producción agrícola, 2009 .......................... 59

Ilustración 16 Ingreso Bruto de Producción (IBP) y aporte del subsistema agrícola

al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA) en porcentajes por cultivo, 2009 ... 60

Ilustración 17 Valor e ingreso bruto de producción (VBP e IBP) pecuaria y aporte

al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA), 2009 ............................................. 61

Ilustración 18 Aporte por subsistema al Ingreso Bruto de Producción (IBP)..................... 62

Ilustración 19 Aporte por subsistema al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA)................... 62

Ilustración 20 Porcentaje de familias que acceden a tierra para cultivar ........................... 71

Ilustración 21 Situación habitacional de las familias guaraní ……………………………....72

Ilustración 22 Tenencia de documentos de identidad por familias en condición de

servidumbre y empatronamiento …………………………………………….. 73

Ilustración 23 Tenencia de documentos de identidad respecto al total de habitantes

de las nueve capitanías zonales……………………………………………….77

Ilustración 24 Acceso por sexo a certificado de nacimiento ………………………………..78

4


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

PRESENTACIÓN

El Pueblo Guaraní, junto con los otros pueblos indígenas de tierras bajas, chaco y

amazonia, fue, es y será uno de los más importantes impulsores del respeto a los

Derechos Humanos, así como los gestores de reformas del Estado con su importante

participación en procesos como el de la Asamblea Constituyente. Ahora desde el Pueblo

Indígena Guaraní se plantea el avance hacia el gran reto de la construcción del Estado

Plurinacional con la generación de propuestas gestadas desde las propias bases del

Estado e impulsando la implementación de las Autonomías Indígenas.

El afrontar estos desafíos lleva consigo la necesidad de tener un entendimiento cabal de

la situación en la que viven cada uno de los hermanos guaraníes, para esto el Consejo de

Capitanes Guaraní de Chuquisaca (CCCH), junto con el apoyo de instituciones que

trabajan no para sino más bien con el pueblo guaraní, ha afrontado el desafío de elaborar

el Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de

Chuquisaca, un documento que abarcará no sólo a las 76 comunidades organizadas que

forman parte del CCCH, sino también a los guaraníes desplazados (guaraníes que viven

en centros poblados, comunidades mixtas u OTB´s) y guaraníes que viven en condición

de servidumbre y empatronamiento en las haciendas del Chaco Chuquisaqueño.

En este desafío participaron activamente todos los dirigentes del CCCH, autoridades

zonales, comunales y población de base, quienes son los verdaderos protagonistas del

documento ya que su valiosa información y confianza en sus autoridades ha sido el

insumo principal del presente documento.

En general este documento nos sirve para constatar, nuevamente, la ausencia del Estado,

especialmente en las comunidades más alejadas, donde la vulneración de derechos

humanos es cotidiana y en muchos casos ejercida por autoridades públicas y por

personas que continúan reproduciendo el modelo feudal de la servidumbre y el

empatronamiento, los que son portadores del poder político en el área rural.

Este diagnóstico, pretende, por un lado, dar a conocer de manera integral la situación en

la que se encuentra el Pueblo Guaraní de Chuquisaca y, por otro lado, poder contar con

insumos para actualizar y reformular la planificación estratégica que coadyuve a resolver

la problemática existente.

Celestino Rojas

Mburuvicha Guasu

CONSEJO DE CAPITANES GUARANÍES DE CHUQUISACA

(CCCH)

5


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

1 INTRODUCCIÓN

El presente documento pretende recoger la percepción de la población de base de las 76

comunidades guaraníes de Chuquisaca, de la población Guaraní de áreas dispersas y de

la que se encuentra en condición de servidumbre y empatronamiento en haciendas, sobre

algunos temas de interés estratégico para el futuro del Pueblo Guaraní de Chuquisaca.

Para esto, se ha desarrollado un trabajo de campo intensivo, de más de seis meses, en

los que, dirigidas y encabezadas por el Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca

(CCCH), varias organizaciones relacionadas con la problemática del pueblo guaraní 1 han

unido esfuerzos, y concertado objetivos, para alcanzar cubrir la totalidad del territorio

guaraní de Chuquisaca y tener una muestra significativa (casi censal) que muestre la

situación real de las familias guaraníes tanto en comunidades, como en áreas dispersas y

en haciendas.

Para la recolección de información primaria se han preparado y aplicado: una boleta de

información comunal, una boleta de encuesta y registro familiar y una boleta de encuesta

y registro de las familias guaraníes que se encuentran en condición de servidumbre y

empatronamiento en haciendas. En tanto que para el llenado de la boleta de información

comunal se han realizado Asambleas Comunales donde se ha recogido la información

junto con la comunidad, para el llenado de las boletas familiares se ha recorrido cada una

de las viviendas de las comunidades para realizar entrevistas y, en el caso de las boletas

para familias en haciendas, los equipos de encuestadores realizaron el levantamiento de

información in situ en cada una de las haciendas, apoyados para esta última tarea por

autoridades zonales, comunales y población de base que tenían conocimiento de las rutas

para llegar a las mismas.

El resultado de todo el trabajo realizado se traduce en una amplia base de datos que

contiene información de cada comunidad, capitanía zonal, y familia empatronada y, el

presente documento de Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del

Pueblo Guaraní de Chuquisaca.

El presente documento cuenta con cuatro partes, además de esta introducción: una

primera donde se explica el contexto y la historia del Pueblo Guaraní de Chuquisaca, una

segunda donde se brinda información socioeconómica del Pueblo Guaraní de

Chuquisaca, una tercera donde se trata la situación del ejercicio de los derechos

relacionados a la servidumbre y empatronamiento, tierra y territorio y acceso a

documentación 2 y por último, una cuarta donde se exponen las conclusiones del

diagnóstico.

1

La organizaciones participantes en el recojo de información de campo y elaboración del presente diagnóstico son: la

Fundación Intercultural Nor Sud a través de su Programa de Derechos Humanos e Indígenas, la Oficina de Derechos

Humanos en Monteagudo del Proyecto EMPODER del Ministerio de Justicia, el Ministerio del Trabajo a través de Jefatura

Regional del Trabajo con sede en Monteagudo, la Defensoría del Pueblo de Bolivia a través de su oficina de enlace en

Monteagudo y la Cooperación Social Técnica Alemana (DED) a través de su Programa de Servicio Civil para la Paz.

2

Los temas tratados en el capítulo de ejercicio de derechos han sido definidos por la propia organización en base a sus

objetivos estratégicos.

6


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

2 DESCRIPCIÓN DEL CONTEXTO, HISTORIA Y ORGANIZACIÓN DEL PUEBLO

GUARANÍ DE CHUQUISACA

2.1 Ubicación geográfica

El Pueblo Guaraní de Chuquisaca habita la región denominada tradicionalmente como el

“Chaco Chuquisaqueño”. Esta región está constituida administrativamente por las

provincias Hernando Siles y Luis Calvo, las que a su vez están conformadas por los

municipios de Monteagudo, Huacareta, Villa Vaca Guzmán, Huacaya y Macharetí. La

región del Chaco Chuquisaqueño se encuentra ubicada al sudoeste del Departamento de

Chuquisaca, siendo accesible a través de la ruta Diagonal Jaime Mendoza en el tramo

que va desde Sucre hacia Camiri. La población principal de la región es Monteagudo, la

que se encuentra a una distancia de 315 kilómetros de Sucre.

Mapa 1. Municipios del área de influencia del Pueblo Guaraní

en el departamento de Chuquisaca

Fuente: IGM 1988, CDE – CH 1997, Ordenamiento Territorial Prefectura de Chuquisaca

La región limita al noreste con la provincia Cordillera del Departamento de Santa Cruz

(parte de la región denominada como Chaco Cruceño), al extremo este con la República

del Paraguay, al sur con las provincias Gran Chaco y O´Connor del Departamento de

Tarija (región denominada como Chaco Tarijeño) y al oeste con las provincias de Sud

Cinti, Nor Cinti, Azurduy y Tomina del Departamento de Chuquisaca.

El pueblo guaraní está presente en esta región agrupando a 76 comunidades en 9

Capitanías Zonales, las cuales se corresponden administrativamente a los municipios y

provincias de acuerdo al siguiente cuadro:

7


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 1. Correspondencia entre la organización del pueblo Guaraní de Chuquisaca

y la división política administrativa de la región

Nº Capitanía Guaraní Municipio Provincia

1 Mboicovo

Villa Huacaya

2 Santa Rosa

3 Macharetí

4 Ivo

Kereimbairenda

5

(Muyupampa)

6 Igüembe

7 Ingre

8 Huacareta

Macharetí

Villa Vaca Guzmán

San Pablo de Huacareta,

Monteagudo

Luis Calvo

Hernando

Siles

San Pablo de Huacareta

9 Añimbo

Fuente: Elaboración propia en base al Diagnóstico integral CCCH 2009

En tanto que las Capitanías Zonales de Mboicovo y Santa Rosa se encuentran ambas

dentro del municipio de Huacaya, las de Muyupampa e Igüembe dentro del municipio de

Villa Vaca Guzmán, Macharetí dentro del municipio del mismo nombre, y Huacareta y

Añimbo dentro del municipio de San Pablo de Huacareta; las Capitanías Zonales de Ivo e

Ingre se encuentran en más de un municipio. En tanto que la zona del Ingre abarca parte

de los municipios de Monteagudo y San pablo de Huacareta y la zona Ivo abarca parte de

los municipios de Macharetí y Cuevo (Santa Cruz).

Mapa 2. Ubicación de las 9 Capitanías Zonales en el Chaco Chuquisaqueño

Fuente: Plan de vida CCCH 2009

Fuente: Mapa referencial elaborado por el Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca CCCH, 2007

8


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

2.2 Descripción del entorno

La región del Chaco Chuquisaqueño se halla constituida por tres pisos ecológicos (o

subregiones), que van desde la subregión subandina (al noroeste) hasta la subregión de

la llanura chaqueña (sureste), pasando por la subregión del pie de monte. De acuerdo a

los rangos altitudinales, vegetación predominante y características fisiográficas

observadas, estos pisos ecológicos tienen las siguientes características:

a) Subregión subandina, conformada por una sucesión irregular de serranías y

valles, variedad de microclimas y mayor precipitación pluvial anual (700 – 900

mm.)

b) Subregión del pie de monte, subtrópico o zona de transición entre las últimas

estribaciones andinas y la llanura, la precipitación pluvial alcanza los 600 mm.

c) Subregión de la llanura chaqueña, extensión inmensa, arenosa, más seca, con

precipitaciones pluviales de 450 – 600 mm.

El clima en toda la zona es subhúmedo, subhúmedo seco y semiárido en la zona este del

Chaco, asimismo existen temperaturas mínimas y máximas, se tiene en la zona del

subandino las temperaturas medias de 19.6 ºC y 21.8 ºC en el Chaco y las temperaturas

máximas absolutas dan un promedio de 38.1 ºC en el subandino y 43.4 ºC en la llanura

chaqueña.

La textura de los suelos agrícolas de la región son franco arenosas (FA), areno fangosas

(AF) y franco arcillosas (FY), con pH neutros a alcalinos, livianos y aptos para el cultivo de

maní, maíz, ají y leguminosas. Sin embargo, las características texturales mencionadas

determinan que los suelos sean muy frágiles y susceptibles a la erosión hídrica y

lixiviación de sus sales y minerales.

2.2.1 Recursos Naturales

La región se caracteriza por poseer una amplia gama de especies vegetales nativas. De

acuerdo a la zona se tienen especies forestales maderables, especies forrajeras nativas,

forestales de combustión y forestales en extinción. Las especies referenciales en el

ámbito regional son: Algarrobo, quebracho, colorado – blanco, toborochi, chañar, mistol,

cebil, tusca, choroque, tala, guaranguay, carnaval, algarrobilla, garrancho y carahuata.

La zona del subandino, está cubierta por bosques ralos, extremadamente xeromórficos,

mayormente espinosos y densos, caducifolios estacionales. En el área de transición

paralela a la serranía del Aguaragüe está compuesto por bosques de tipo ralo, caducifolio,

semideciduo, submontano, matorral ralo denso, extremadamente xeromórfico,

mayormente espinoso, submontano y bosque denso, bromelias terrestres, cactus,

herbáceas y pastos. En la zona de la llanura Chaqueña los bosques son: Densos a ralos,

extremadamente xeromórficos, mayormente espinosos, baja altitud, matorral ralo a denso.

Bromelias terrestres, Epífitas, Cactos, Herbáceas y Gramíneas.

La fauna silvestre es rica y variada en la región, por cuanto está íntimamente relacionada

con los tipos de vegetales y es muy utilizada por el pueblo Guaraní, ya sea como recurso

alimenticio (caza), como para uso en rituales y en folklore, vestimenta (pieles y cuero),

medicina tradicional y como mascotas.

9


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Varias especies de la región están clasificadas de acuerdo al “Libro Rojo de Ecología”,

como animales silvestres endémicos y en extinción, se citan a propósito al oso andino

(conocido vulgarmente como Jucumari), el puma americano y el loro parva roja kaqe. La

mayor parte de las especies de mamíferos mayores (Corzuela, Chancho de monte, Jochi)

son objeto de caza doméstica, es decir, para fines de complementación dietética familiar,

y en tanto que las aves (pavas, palomas) se cazan como medidas de control poblacional

para evitar pérdidas (mermas) por daños a cultivos tanto en siembra como en cosecha.

2.2.2 Recursos Minerales

No se conoce la existencia de recursos minerales metálicos en la región, pero sí existen

afloramientos de yacimientos de caliza y yeso en algunos sitios de la serranía del

Aguaragüe, como Ivo, Ipati de Ivo, Yapi, Yuqui Kaipependi, lo que corresponde al

Municipio de Macharetí.

Por el sector del Municipio de Huacareta se encuentran yacimientos de Yeso en la

serranía del Ingre, Itiyuro, en la quebrada Las Juntas, quebrada Itacua–Caipipendi, en la

quebrada de Angoa, al oeste de la hacienda Ñacamiri y en la serranía de Los Milagros en

el sector de Totorenda con una longitud promedio aproximada de entre 150 y 1500 m de

longitud y de 15 m a 40 m de espesor.

Al contrario de lo que ocurre con los yacimientos metálicos y no metálicos que son raros,

la región tiene un enorme potencial hidrocarburífero, en magnitudes muy alentadoras,

unos se encuentran en explotación y otros en etapas de exploración y perforación en 9

áreas de concesión hidrocarburífera ubicadas en el Chaco Chuquisaqueño y que en la

mayoría de los casos afectan áreas de comunidades guaraníes.

2.2.3 Recursos Forestales

Los recursos forestales de la región, se encuentran en diferentes estados de

aprovechamiento y conservación. En efecto, la mayor parte del área forestal está siendo

afectada por la explotación maderera, la explotación de hidrocarburos y por actividades

tradicionales para la habilitación de tierras agrícolas (chaqueo y quema). Existiendo una

creciente demanda de productos forestales maderables, como son las vigas para

construcción de viviendas y madera para muebles, y el consecuente establecimiento en la

región de empresas madereras. Las áreas que aún no han sido colonizadas o

intervenidas con actividades de explotación se constituyen en las reservas o reductos

forestales más representativos de la vegetación, sin embargo, el aprovechamiento cada

vez más expansivo del recurso, amenaza la estabilidad de áreas boscosas.

Asimismo, el uso de leña para la elaboración de alimentos y la obtención de energía

calórica es otra de las causas principales que afecta negativamente el estado actual del

recurso forestal. Se tiene como dato que en promedio una familia de cinco personas

consume 54 m3 de leña por año.

2.2.4 Recursos Hídricos

El sector del Chaco Chuquisaqueño, pertenece a dos cuencas importantísimas como son

la cuenca del Amazonas y la cuenca de La Plata. Cuenta, asimismo, con la existencia de

dos subcuencas muy importantes que son los ríos Parapetí y Pilcomayo, el primero vierte

sus aguas al Amazonas y el segundo al río de La Plata. Asimismo existen muchísimas

10


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

cuencas menores que vierten sus aguas a estos dos ríos. El estado y calidad de las

aguas de las cuencas y subcuencas de la zona, son de manera general buenos, por

cuanto no existen problemas alarmantes de contaminación de aguas por la no existencia

de ningún tipo de actividad industrial intensiva. Los problemas de contaminación de aguas

de los ríos de la región, se deben a la producción de basura en los centros con mayor

densidad poblacional como Monteagudo, Muyupampa, Igüembe y Huacareta. Debido a

esta causa, la población de comunidades que habitan aguas abajo de los ríos, empiezan

a sentir los efectos de este problema.

En la zona del Chaco Chuquisaqueño, de acuerdo a las condiciones climáticas se

determinan periodos de sequía prolongadas, razón por la cual el agua es un recurso

escaso y vital para el desarrollo humano y animal. Las fuentes de agua alternativas para

consumo presentes en la zona son principalmente atajados construidos para la

recolección de agua de lluvia o las quebradas secas se procede al cavado de pozos para

que haya filtración del agua.

2.2.5 Comportamiento Ambiental

Tanto el suelo, el aire y el agua están directamente relacionadas a las actividades,

principalmente productivas, que realiza el hombre. Así, el suelo tiene íntima relación con

los agentes erosivos y de la contaminación, los meses donde aparece humo son los

meses de julio y agosto producto de los chaqueos, la calidad del agua por lo general es

buena en las subregiones del subandino, en el caso del río Pilcomayo, éste tiene una alta

contaminación a causa de la explotación de las minas en el departamento de Potosí.

Las inclemencias del tiempo como ser: sequías, heladas, vientos; se presentan durante

los 12 meses del año de acuerdo a las estaciones de cada época, perjudicando en gran

medida el normal desarrollo del proceso productivo, causando muchas veces la pérdida

total de los cultivos.

Suelo.- La habilitación de tierras para el trabajo agrícola o siembra de pastizales

utilizando fuego, provoca desequilibrios en la estructura – composición química del suelo

y la disminución de la actividad biológica, este daño puede considerarse de baja

incidencia. La realización de prácticas de conservación y manejo de suelos es muy baja,

y no es común la utilización de abonos orgánicos como los estiércoles y abonos verdes.

Aire.- El comportamiento del aire en la zona es de gran significación, especialmente en

los procesos de contaminación del aire de las diferentes comunidades del Chaco

Chuquisaqueño, por el humo desprendido por la quema de áreas chaqueadas de la zona

y también por el movimiento de vientos del sector de Santa Cruz donde los chaqueos son

de gran magnitud, ocasionando contaminación en la zona durante largas temporadas.

Agua.- En general la calidad de las aguas de los ríos en la región se encuentran

categorizadas entre aguas blandas a semiduras y neutras, puesto que éstas se

encuentran contaminadas en la medida de que animales y humanos consuman de la

misma fuente. Por la presencia de microorganismos que pueden causar enfermedades

gastrointestinales éstas deben ser utilizadas previa cocción. En los últimos tiempos se han

visto contaminaciones por derrames de petróleo y combustible afectando en varios casos

a comunidades guaraníes.

11


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Inclemencias.- Los fenómenos naturales más comunes que afectan al medio ambiente y

especialmente la actividad agrícola de la región son: las sequías que provocan

desequilibrios en el ecosistema y las heladas que afectan a la vegetación nativa y de

huertos frutícolas. Otro fenómeno que se presenta en la región son los surazos, corrientes

de frío con humedad que vienen desde el sur, de la República de la Argentina. Las

inclemencias naturales más frecuentes en orden de prioridad son: sequías, heladas,

granizadas y en menor escala las inundaciones que afectan a las comunidades asentadas

en las riberas de los ríos y quebradas.

Cuadro 2 Comportamiento ambiental por Municipios y Capitanías Zonales

Municipio

Huacaya Macharetí Muyupampa Monteagudo-Huacareta

Ingre

Cap. Zonal

Inclemencia

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Muyupampa

Igüembe

Macharetí-Ivo

Santa Rosa

Mboicovo

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Lluvia

Sequía

Helada

Granizada

Inundación

Sequía

Helada

Granizada

Inundación

Lluvia

Sequía

Helada

Granizada

Inundación

Lluvia

Sequía

Helada

Granizada

Inundación

Lluvia

Sequía

Helada

Granizada

Inundación

Fuente: Plan de Vida CCCH 2009

La precipitación pluvial presenta una irregular distribución en las zonas, no obstante, la

sequía es un problema sentido en todo el Chaco, afectando a la producción agropecuaria.

Asimismo, la falta de agua afecta al ganado, disminuyendo el alimento necesario para su

engorde y desarrollo, mientras que la producción agrícola se ve retrasada y disminuida.

En los últimos años los períodos de lluvia han sufrido cambios en cuanto a los meses de

inicio y culminación de las lluvias en toda la región; en los últimos años, la escasez de

agua se presenta principalmente en los meses de julio a noviembre.

12


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

2.3 Antecedentes Históricos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Existe bastante historiografía y etnografía acerca de la Nación Guaraní de Bolivia, sus

orígenes, sus hitos más importantes, sus rasgos culturales y los procesos de cambio a lo

largo de más de cinco siglos. Pero toda esta literatura fue escrita desde el punto de vista y

el pensamiento colonial y republicano. Por esta razón, existen tantas versiones sobre

algunos aspectos centrales de este pueblo y su cultura, como autores que han ensayado

diferentes explicaciones de las características actuales de esta población. Para evitar

contradicciones y malas interpretaciones de la formación del Pueblo Guaraní, que se

reclama como Nación ante el Estado Plurinacional Boliviano, se han tomado para este

capítulo las fuentes de información bibliográfica mayormente aceptadas por la

organización indígena y sus líderes.

2.3.1 Orígenes de la Nación Guaraní

La historia Guaraní en el territorio boliviano, comienza con tres grandes corrientes

migratorias conocidas: a) la que llegó desde el Mato Grosso, por territorio Chiquitano,

hasta Río Grande, b) la que vino por el Chaco Paraguayo hasta la Cordillera y, c) la que

ingresó desde el Río Paraná por el Río Pilcomayo.

Mapa 3. Migraciones Guaraníes

Fuente: Plan de Vida Guaraní APG – 2008

En este proceso de las migraciones Guaraní, se habrían utilizado tres rutas:

• Ruta Meridional: Por el Pilcomayo hasta la región de Tarija (los del Paraná).

• Ruta Central: Por el Chaco hasta la Cordillera Central (los del Paraguay).

13


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

• Ruta Septentrional: Por Chiquitos hasta el Guapay (sector Río Grande). Ésta es la

ruta más documentada por las crónicas españolas (los del Alto Paraguay).

Se establece que la razón principal de estas migraciones ha sido la búsqueda mítica del

Ivi Maräe (Kandire) o la “Tierra sin Mal”, así como también se señala el interés por

encontrar metales en las tierras altas. Estudiosos del tema calculan que estas

migraciones se realizaron en las postrimerías del siglo XV d.C. antes de la llegada de los

españoles. 3

Las sucesivas migraciones por caminos diferentes, justifica la hipótesis que los guaraníes

de Bolivia tienen diversos orígenes y son portadores de dialectos y diferencias culturales

específicas 4 . El Guaraní no forman de hecho, un todo uniforme: hay peculiaridades

diferenciadoras entre los Guaraní de la zona del Pilcomayo hasta el Parapetí, los del

Parapetí y Río Grande, y los de la zona norte que va de la margen izquierda de ese río

hasta los llanos de Santa Cruz.

2.3.2 La Nación Guaraní frente al Estado Inca 5

Los Guaraní fueron famosos por resistir a la conquista, tanto ante los incas como contra

los españoles. También se los consideró como extremadamente belicosos con las tribus y

pueblos que no fueran parcialidades suyas y aparecieran en medio de su camino de

desplazamiento.

Se ha documentado que existieron confrontaciones con el establecimiento del Estado

Inca, haciendo referencia a Garcilazo de la Vega y a Diego F. de Alcaya, éstos indican

que, a mediados del siglo XV hubo guerras entre ambos por un largo periodo. El intento

de someter al pueblo Guaraní según relatos de cronistas data de los años 1471 a 1525

donde el imperio Inca se dedicó a levantar las fortalezas de Samaipata, Pulkina, Tomina y

Pilcomayo.

Asimismo, los Guaraní habían tomado contacto con diferentes grupos que habitaban la

Cordillera y el Chaco. Según Chumiray, los Guaraníes “….cohabitaron con los Tobas,

Matacos, Tapietes, Grigotá, Mataguayos, Choritis, Chutis, Tomatas y otros grupos, y

principalmente con los Chané, llegando a mezclarse o mestizarse con estos últimos; con

los pueblos que componían el imperio incaico mantuvieron relaciones de trueque e

intercambio de productos, aunque los pueblos con quienes mantuvieron contacto los

Guaraní tuvieron sus tiempos de guerra”.

2.3.3 La Nación Guaraní y la Colonia

En las primeras incursiones de los españoles en el territorio guaraní, éstos encontraron ya

una cultura establecida e ‘institucionalizada’, una integración Guaraní-Chané llamada en

los escritos de los españoles como Chiriguanaes o Chiriguaná o Chiriguanos. Esta

sociedad tenía ya propiedades y características de identidad o modo de ser bien

definidas. 6

3

PIFARRÉ, SAIGNES, EINES’s y otros citados en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní.

2008.

4

MELÍA, Bartomeu, citado en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní. 2008.

5 PIFARRÉ, SAIGNES, EINES’S y otros citados en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní.

6

EINES’S y otros citados en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní.

14


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

En el siglo XVI 7 , cuando llega la colonia para establecerse, se originan nuevos y distintos

frentes de conflicto y formas de ocupación del territorio. La vida cotidiana de las

comunidades Guaraní fue interrumpida y alterada por las diversas estrategias coloniales.

Para Melía 8 el sistema colonial intentó asimilar y penetrar en La Cordillera con el fin de

aprovechar las riquezas. Las tres vías principales para lograrlo fueron: i) La penetración

en el territorio de los Guaraní, ii) El mestizaje, tanto biológico (sin mucha importancia)

como cultural, que poco a poco fue imponiéndose en la sociedad Guaraní, y iii) El

comercio de mercancía y de fuerza de trabajo. Con el tiempo y después de casi cuatro

siglos de resistencia, estas formas de penetración tendrían éxito.

Estas vías tuvieron tres actores sociales que marcaron la relación de los Guaraní con los

otros: i) los misioneros, ii) los colonos hacendados, y iii) los militares. Las relaciones que

se establecen entre estos actores sociales fueron múltiples; la entrada de los misioneros

aparejaba la llegada de colonos y para apuntalar el asentamiento llegaban los militares

que levantaban un fortín. Igualmente cuando se penetraba en territorio Guaraní con algún

tipo de fuerza militar, ésta siempre iba acompañada por algún religioso y eran los colonos

que se asentaban en las tierras que se ganaban en las guerras. Por lo que los tres

actores sociales están íntimamente relacionados en el proceso de colonización del

territorio de los Guaraní.

Durante la colonia, los guaraníes fueron constantemente perseguidos y expulsados de

sus territorios ocupados. La guerra contra los “Chiriguano” 9 comenzó a implementarse

metódicamente bajo la dominación del Virrey Toledo, que en 1574 no sólo planificó sino

dirigió las acciones punitivas y de eliminación de los indígenas, en estas acciones los

españoles fueron derrotados. 10

Fueron muchas las entradas de los religiosos que querían pacificar y convertir a los

indígenas e impedir las acciones militares de los españoles. Durante el siglo XVII, los

jesuitas y durante el siglo XVIII los franciscanos, entablaron con los Guaraní una relación

difícil, en la que por momentos los religiosos eran bien recibidos para luego ser

desterrados o muertos en algunos casos.

En el siglo XIX, la historia de este pueblo está llena de sucesos violentos, de matanzas de

blancos y de indígenas 11 . Las dos expediciones de mayor importancia son las de Andrés

Manso y Ñuflo de Chávez; donde la táctica de conquista utilizada por ambos fue la misma:

las alianzas y amistad para ir ganando la confianza de los Guaraníes. Ambos fundan

varias ciudades; las creadas por Manso son asaltadas y destruidas por los Guaraníes,

mientras que Chávez funda Santa Cruz de la Sierra, cerca al actual San José de

Chiquitos, ciudad que posteriormente es trasladada a su actual ubicación.

7

Saneamiento de la Tierra en seis regiones de Bolivia 1996 – 2007, CIPCA Cuadernos de investigación 69.

8

MELÍA, Bartolomeu, citado en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní. 2008. Territorio

Guaraní – Bolivia.

9

ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní. 2008. Territorio Guaraní – Bolivia. El término

“Chiriguano” es rechazado por la Asamblea del Pueblo Guaraní de Bolivia (APG), por ser una denominación impuesta por la

colonia y peyorizada por los incas; sin embargo, varios antropólogos y etnohistoriadores (Pifarré, Albó, Riester, etc.) han

publicado libros con el nombre de Chiriguano, mostrando una diferencia entre los guaraní del Paraguay o Brasil y los

guaraní de Bolivia.

10

PIFARRÉ, Francisco. Historia de un Pueblo. Los Guaraní – Chiriguano. CIPCA. Cuadernos de Investigación 31. 1989. La

Paz – Bolivia.

11

MELÍA, Bartolomeu citado en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní. 2008. Territorio

Guaraní – Bolivia.

15


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Posteriormente, las estancias ganaderas empezaron a extenderse con el apoyo de los

militares republicanos sobre los territorios guaraní, que incluso los españoles habían

terminado respetando, creando relaciones de intercambio y hasta de cooperación. Se

conoce de Batallones de Guaraní que participaron en la guerra de la independencia, con

el ejército del Gral. Manuel Belgrano y también con los grupos guerrilleros de Juana

Azurduy de Padilla. 12

2.3.4 Siglo XVII: Período de Consolidación de la Nación Guaraní

En el siglo XVII se registra un fuerte crecimiento demográfico en la población guaraní, lo

que provoca la fragmentación de su sociedad. A través de esta fragmentación de la

sociedad Guaraní se consolida el territorio de la Cordillera y se dan importancia a lugares

estratégicos de la Serranía, donde se encuentran vertientes de agua y lagunas.

Este siglo se caracteriza, además, por ser un tiempo de relativa paz con los españoles y

por disputas entre los diferentes Tëta Guasu Guaraníes (parcialidades), agudizados por

los propios españoles ya que ésta era la manera de abrir espacios al interior de la

Cordillera. En resumen se puede evidenciar en este periodo: un menor número de

conflictos con los españoles, la estabilización de las comunidades, los conflictos entre las

diversas zonas Guaraní (Parapetí – Isoso; Charagua – Kuñajuru), el fuerte crecimiento

demográfico debido a la integración con los Chané y la pérdida de interés por la Corona

española del territorio de la Cordillera debido a la existencia de otras rutas de comercio

que funcionan con menos conflictos.

La política colonial varía significativamente durante este siglo ya que su interés no fue

tanto conquistar el territorio Guaraní sino poblarlo con españoles y mestizos. Por esta

razón, ya no había más expediciones con fines de conquista, sino que el objetivo era de

lograr poblar la región, los medios utilizados son la potenciación de las ciudades o

pueblos fronterizos. Estos pueblos fronterizos estaban compuestos por colonos pobres

que creaban sus pequeñas estancias y en forma lenta iban avanzando en el espacio

territorial de los Guaraníes.

Otro elemento que la colonia potencia es la entrada de los misioneros, siendo este siglo

característico por ser los jesuitas quienes intentan la instalación de misiones en todo el

territorio Guaraní. Al mismo tiempo, desde las ciudades ya constituidas como Santa Cruz,

Tarija y Tomina, las haciendas van poco a poco ganando terreno.

2.3.5 Siglo XVII: El avance de Colonos en el Territorio Guaraní y establecimiento

de Centros Misionales

La colonia durante este siglo vuelve a tomar interés por el territorio Guaraní. Pifarré 13 ,

define cuatro etapas de acuerdo al mayor o menor grado de tensión y conflictos entre los

guaraníes y los españoles:

• 1700-1727: Continuación del siglo anterior con relativa tranquilidad y con aislados

conflictos.

12

SAIGNES, Thierry. Ava y Karay. Ensayos sobre la frontera Chiriguano (Siglos XVI-XX). 1990. La Paz – Bolivia.

13

PIFARRÉ, Francisco. Historia de un Pueblo. Los Guaraní – Chiriguano. CIPCA. Cuadernos de Investigación 31. 1989. La

Paz – Bolivia.

16


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

• 1727-1735: La guerra más larga de la historia de los Guaraníes.

• 1735-1770: Relativa paz con pequeños conflictos locales.

• 1770-1800: Movimientos Guaraní por defender su independencia por lo que

resultaron años de intensas guerras.

Las condiciones de los Guaraní en este siglo eran mejores que en los anteriores, ya que

se alcanza el punto más alto de población de su historia. Se menciona a 200.000

Guaraníes en 1770. Otro de los factores que incide en las buenas condiciones generales,

es la seguridad económica de las comunidades, ya que se encuentran hasta 1770 en un

periodo de grandes cosechas que unido a la fragmentación en comunidades más

pequeñas y la dispersión por toda la región del Chaco Boliviano, se calcula en más de

doscientas comunidades en todo el Territorio Guaraní, a principios de siglo ya era una

fuerza temible para cualquier enemigo. Sin embargo, esta fortaleza al mismo tiempo fue

una debilidad ya que esa misma dispersión y las diferentes estrategias en cuanto a su

relación con la Colonia fueron aprovechadas por los españoles para ir entrando al

Territorio Guaraní por diversas zonas, aplicando la nueva política colonial basada en tres

pilares: haciendas, fortines militares y misiones.

Los colonos y hacendados empiezan a ocupar cada vez mayor espacio al interior del

territorio Guaraní. Este avance se inicia a partir de las ciudades fundadas como la de

Santa Cruz, Vallegrande, Tarija y Chuquisaca. En la primera mitad del siglo, avanzan

hacia Saipurú y Charagua (Santa Cruz); desde Tarija hacia los valles de Salinas, Tariquea

y Chiquiaca, y desde la actual Sucre hacia Sauces (Monteagudo). En la segunda mitad

del siglo, los colonos y hacendados de Tarija van subiendo hacia el norte del río

Pilcomayo; mientras que desde Tomina, Azurduy y Sauces avanzan en dos direcciones,

una hacia el Guapay y la otra hacia Guacareta y el Ingre.

Desde 1735 a 1770 hubo un periodo de relativa calma. Sin embargo, desde 1770 hasta

1800 el clima en toda la región era de guerra. Los años 1778 - 1781 coincide con la

aparición de varios líderes (Tüpa) y es una de las etapas en que se da mayor fuerza al

deseo de independencia y consecuentemente de animadversión frente al sistema colonial,

en especial contra las haciendas. Al final de este siglo, todo el Territorio Guaraní era un

lugar de contienda ya que los españoles habían logrado ingresar y los Guaraníes seguían

resistiendo, lo que al final produce un cierto equilibrio entre ambas fuerzas.

2.3.6 La Nación Guaraní y la República. Siglo XVIII 14

Mientras continuaban las guerras en el territorio Guaraní, al mismo tiempo los españoles

enfrentaron una gran rebelión criollo-mestizo en lo que ellos creían sus dominios: la Real

Audiencia de Charcas. Donde los españoles nacidos en esta tierra y los hijos de éstos no

quisieron seguir dependiendo del Rey de España, sino que ellos debían ser

independientes y gobernar ellos las tierras que sus antepasados habían conquistado.

A pesar de los enfrentamientos, muchos Mburuvicha reta Guaraní junto con sus

Kereimba, se habían plegado para colaborar a este movimiento de la independencia,

creyendo seguramente que la independencia los iba a librar de la Colonia, sus abusos y

principalmente abriría el camino hacia la devolución de sus tierras. Sin embargo, cuando

se funda y se decreta la Independencia de Bolivia el 6 de Agosto de 1825, para los

Guaraníes no había cambiado en nada la situación, sino que se agravó, a pesar del

14 ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ. Plan de Vida Guaraní.

17


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Decreto de Bolívar de proteger los Territorios Indígenas, fueron los mismos Territorios

Indígenas que reclamaron y se repartieron los criollos-mestizos que habían “luchado por

la Independencia de Bolivia”. Es así que en este siglo, con la República, el Territorio

Guaraní se reduce significativamente. También se registra un fuerte decrecimiento

demográfico, provocado en parte por las luchas que se desatan entre 1840-1875. Esta

resistencia a la expansión del Karai (hombre blanco) se manifiesta en sublevaciones

continuas.

De esta manera podemos encontrar dos fases: hasta 1840, periodo en el que ya se

consigue la independencia y la constitución de Bolivia como país, y después de 1840,

sobre todo entre 1850-60, donde se produce nuevamente los conflictos entre los Guaraní

y la incipiente República. Éstos se multiplicarían, lo que conducirá a la pérdida de los

derechos territoriales de los Guaraníes. Los enfrentamientos más sangrientos que se

produjeron en este siglo, entre los Kereimba Guaraní y el Ejército Republicano, fueron

cuatro batallas, las cuales han marcado la historia y al mismo tiempo, ha definido el futuro

(destino) de la Nación Guaraní, éstos son: i) La Matanza de Karitati (1840), ii) La Batalla

de Yuki (1874-1875), iii) La Matanza de Murukuyati (1877), y iv) La Batalla de Kuruyuki

(1892).

De ésos, los dos más grandes enfrentamientos contra el Estado Republicano, se

produjeron en 1874 y en 1892, con el levantamiento de Gorone y Apiaguaiki-Tumpa,

respectivamente. Este último cacique mayor de todos los Guaraníes, fue considerado

como un “Hombre-Dios”. El Estado envió al ejército con armas de fuego para “cazar”

prácticamente a todos los Guaraníes sublevados o no, diezmando y dispersando a la

población indígena de un modo tan brutal, que recién desde hace no más de veinte años,

está empezando a recuperarse de esta catástrofe racista. 15

En conclusión, el pueblo guaraní que no fue conquistado ni sometido durante la colonia,

fue sometido por las armas en la época republicana el 28 de enero de 1892 en Kuruyuki,

fue abatido como pueblo por el mismo ejército “boliviano”, en la más cruenta masacre

masiva de guaraníes. Un mes después, capturado el líder Apiaguaiki Tumpa, éste fue

ejecutado en la plaza central de Monteagudo reiniciando una brutal persecución humana,

sometimiento a todo individuo guaraní a la servidumbre en haciendas y estancias

ganaderas de la región. Desde entonces la sociedad guaraní vivió en su territorio, en la

más absoluta desolación, sin tregua alguna fue objeto del brutal despojo de sus tierras,

interrumpida su vital relación con la naturaleza y alterado el espontáneo y expresivo

desarrollo cultural, marginado y excluido del esquema social en transición de la región;

hombres, mujeres y niños flagelados, maltratados y explotados laboralmente en

haciendas y estancias que para ellos significa un lugar de sufrimiento junto a sus esposas

e hijos, sin derecho alguno que no sea el trabajo.

Las consecuencias de la pérdida de la última batalla, generó la servidumbre y esclavitud,

donde, los hijos de los antiguos Iya (dueños) de ese gran territorio pasaron a ser

Tembiokuai o Tembiau (siervos o esclavos) de los que se adueñaron de sus tierras,

entre los cuales se repartieron a los hombres, mujeres entre niños, jóvenes y ancianos

que tomaron prisioneros en las comunidades. Por lo que se produjo la desarticulación del

espacio ocupado tradicionalmente por los Guaraníes, es decir, los grandes Tëta Guasu

desaparecieron y empezó un largo siglo de sometimiento.

15

SAIGNES, Thierry. Ava y Karay. Ensayos sobre la frontera Chiriguano (Siglos XVI-XX). 1990. La Paz – Bolivia.

18


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Por otro lado, muchos Guaraní que no aceptaban esta situación escaparon a la Argentina,

otros fueron llevados a la siringa del Beni, a las minas del altiplano y muchos otros se

fueron a vivir a lugares donde no llegaba casi nadie para no ser molestados por los

criollos-mestizos y ganaderos. Por eso hoy en día hay comunidades que están en lugares

agrestes donde no se piensa que nadie pueda habitar.

2.3.7 Consolidación del avance Karai (hombre blanco). Siglo XIX

Este siglo comenzó marcada por la “Masacre de Kuruyuki” y por la desarticulación de la

sociedad Guaraní en muchas zonas del territorio ancestral. La interacción con la

población de origen español fue moldeando en los siguientes siglos las formas de

resistencia, ajustes y cambios en lo organizacional, social, cultural y modo de ser del

pueblo Guaraní, aunque España ejerció durante la colonia presión permanente sobre el

Chaco, fue con la república que la presencia Karai se consolidó en el Chaco.

A principio del siglo XIX, los Guaraníes tenían tres opciones: Trabajar de peones en las

haciendas, migrar hacia Argentina a trabajar en la zafra, o vivir en las misiones. Se

evidencia que las misiones instaladas en el territorio Guaraní poco a poco fueron

desapareciendo. Hasta 1949, perduraron solamente las misiones de Tarairí, Tigüipa,

Macharetí, Santa Rosa, Ivo y Mboikovo. Las tierras quedaron en gran parte para las

parroquias a donde pertenecían y la otra parte fue para los guaraníes.

Durante la república, pese a que los Guaraníes combatieron por la independencia de

Bolivia, continuó la usurpación de sus tierras: de 1825 a 1900 se realizó con violencia y

“legalmente” un proceso de permanente despojo 16 . Luego de esta situación, los

estancieros promovidos por el Estado y protegidos por el ejército, recibieron tierras

comunales en toda la región del Chaco por haber participado en “la pacificación de la

región”. En muchos casos o en algunas regiones hubo en la práctica una repartición de

tierras y de familias guaraní, cuya consecuencia se vive hasta ahora en las comunidades

cautivas en el Chaco Chuquisaqueño. Durante los siglos XIX y XX, la estancia ganadera

fue la primera “empresa” en consolidar su presencia en la región, sin embargo no se llegó

a establecer emprendimientos con crecimiento, inversión y modernización tecnológica 17 ,

esto debido a la mano de obra en su generalidad sin ningún costo era proveída por las

familias Guaraníes; lo que no hacía necesaria la inversión para elevar los beneficios de la

hacienda.

2.3.8 La Guerra del Chaco (1932-35)

La guerra del Chaco sorprendió a los guaraníes entre dos frentes de guerra internacional,

siendo que ellos pertenecían a una misma “nación” con raíces en el Paraguay, lo cual

terminó desestructurándolos. La Guerra del Chaco, para el guaraní fue una etapa de

contradicción sociocultural, fueron reclutados por quienes los masacraron en Kuruyuki,

debían servir a su “patria” y pelear contra sus hermanos de lengua y cultura (Paraguayos).

La participación guaraní fue determinante, conocían el territorio, era su territorio. Otros

16

El Decreto de Trujillo (1824) al iniciar el periodo republicano, expropia a favor del nuevo Estado boliviano las tierras

comunales, que luego pasaran a ser vendidas – entregadas a criollos poderosos. Más tarde la Ley de Ex vinculación de

Tierras de Comunidades (1874) dispone el desconocimiento de las comunidades y ayllus, y empieza el fomento del

mercado libre de tierras de manera individual. Ambas normas atentaron el derecho de los pueblos indígenas y campesinos

a su territorio.

17

Saneamiento de la tierra en seis regiones de Bolivia 1996 – 2007, CIPCA Cuaderno de investigación 69.

19


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

fueron reclutados compulsivamente en el ejército boliviano siendo utilizados como

zapadores y guías, otros participaron de jornadas heroicas del ejército boliviano como las

batallas del Boquerón, Pikuiba, Cañada Strongest, Alihuatá y otras. Aún así, después de

la contienda bélica, fueron tildados de traidores por los militares a quienes sirvieron,

nuevamente fueron injustificadamente despojados de sus tierras y sistemáticamente

sometidos a la servidumbre.

Por las secuelas de la guerra, se estima que murieron entre diez a quince mil guaraníes, a

la vez, que se provocó nuevamente migraciones de miles de guaraní a la Argentina. Por

estas razones se produjo una gran disminución de la población guaraní, por otra parte, las

comunidades perdieron sus tierras más fértiles, dando como resultado el inicio de la

pérdida del control administrativo y la continuidad territorial.

2.3.9 La Revolución de 1952 y la Reforma Agraria (1953)

El nacionalismo antes y después de 1952 reclama el derecho de consolidar la nación, por

encima del pueblo guaraní, bajo el argumento de “repoblar la región” y de ejercer control

sobre los recursos naturales en función del interés nacional. La Reforma Agraria favoreció

a la mayoría de los campesinos del país, sin embargo, esta conquista, no benefició en

nada a los Guaraníes, más bien fue otro golpe que sufrió con el despojo de su territorio,

nuevamente de manera “legal” ateniéndose a que los verdaderos dueños de las tierras no

conocían las letras, los hacendados que apoyaron fuertemente al Movimiento Nacionalista

Revolucionario (MNR), legalizaron la tenencia de las tierras. Otros Karai, vecinos a las

comunidades aprovechando la situación anteriormente mencionada, se hicieron

terratenientes a nombre de la comunidad consiguiendo que al final los títulos se dieran a

nombre de ellos.

La Reforma Agraria fue nuevamente aprovechada por los hacendados y ganaderos

extendiendo más los límites de sus propiedades sin importar si dentro esas tierras

estaban las comunidades indígenas a quienes explotaban laboralmente por encontrarse

dentro de “sus tierras”, hombres, mujeres y niños trabajaban para sus virtuales dueños

pagando el derecho de piso en sus propias tierras. De esta manera, se consolida la

presencia de los Karai en Territorio Guaraní y gran parte de las tierras que se les

arrebataron nuevamente fueron distribuidas en grandes extensiones a los patrones

(hacendados) y ganaderos. Al mismo tiempo, éstos aprovecharon para obtener sus

títulos, adjudicarse y posesionarse en Territorio Guaraní, especialmente en las Provincias

de Hernando Siles y Luis Calvo del Departamento de Chuquisaca, la Provincia Cordillera

del Departamento de Santa Cruz y la Provincia de Gran Chaco y O’Connor del

Departamento de Tarija.

Por estas y muchas otras causas, comunidades enteras desaparecieron, otras quedaron

como esclavas dentro de las haciendas y nuevamente los Guaraní tuvieron que escapar y

migrar hacia Santa Cruz o a la Argentina para trabajar como peones o zafreros. Con este

despojo, las comunidades guaraní perdieron el derecho a vivir y a producir la tierra que

sus antepasados habían defendido hasta con su vida. La abolición del pongueaje, fue el

hecho que más impacto tuvo en los Guaraní de las comunidades libres, sin embargo,

comunidades íntegras se quedaron al interior de las haciendas de “manera legal”.

Por otro lado, se inicia la conformación de sindicatos agrarios en cada cantón de las

provincias del territorio chaqueño. Pero los Guaraní, fueron excluidos de estos sindicatos

20


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

por las tensiones con los campesinos. Este período quedó marcado como el “sistema de

hacienda”.

2.3.10 Situación Actual Periodo 1987 - 2009

Después de la guerra del Chaco y hasta nuestros días, en la región del Chaco Boliviano

se instala un modelo de producción, basado en la explotación de la mano de obra de las

familias guaraníes, denominado como servidumbre y empatronamiento. Este sistema,

aunque con variaciones, consiste principalmente en la utilización de mecanismos de

endeudamiento para mantener a las familias guaraníes trabajando en la hacienda.

Asimismo, estas deudas contraídas principalmente por la entrega de víveres, vestimenta e

implementos, son traspasadas a los hijos de los guaraníes, de manera que el sistema va

reproduciéndose y manteniéndose de generación en generación.

Después de varias décadas de instalado este sistema de servidumbre en el Chaco, recién

en los años 70 del siglo pasado, se conocen a través de investigaciones sociales en el

lugar, casos extremos de explotación por parte de los patrones o dueños de las haciendas

a familias y comunidades enteras de origen guaraní. Pero, sólo hasta los inicios de la

década de los 90, se realizan intentos de la cooperación internacional, la iglesia, y en

menor manera oficiales, por develar estos hechos flagrantes de violación a los derechos

elementales la población indígena. En el periodo de 1990, las familias y comunidades

guaraní, con el apoyo de varias organizaciones no gubernamentales y de la Iglesia

Católica, iniciaron un proceso de rearticulación de la organización indígena con la compra

de tierras en varias zonas del chaco chuquisaqueño y cruceño. Gracias a esta

movilización social y algunos cambios políticos institucionales, finalmente el Estado

asumió su rol sobre el tema de tierras y dio lugar a varias acciones para conocer a fondo

el problema del pueblo Guaraní y cambiar la situación de los afectados.

El año 2006, el Defensor del Pueblo, el Consejo de Capitanes Guaraní de Chuquisaca y el

Ministerio de Justicia, publicaron un informe que confirmó, en base a diagnósticos previos,

el hallazgo de más de 120 familias empatronadas en más de 30 haciendas ubicadas en

las provincias Luis Calvo y Hernando Siles del departamento de Chuquisaca. Este

régimen de empatronamiento, que también se reprodujo en los departamentos de Santa

Cruz y Tarija, mantiene, hasta la actualidad, cautivas a muchas familias indígenas.

Algunas comunidades al quedar cautivas dentro del terreno de los hacendados y

ganaderos, no tenían un terreno que les permita producir y generar acumulación de

productos, entonces, para mejorar los ingresos económicos de sus familias, trabajaban y

aún hoy día, sin horario para los patrones, sin un salario acorde ni siquiera al minino

nacional que les permita obtener productos de la canasta familiar, sin escuelas ni

hospitales que les proporcionen oportunidades para sus hijos y mejorar las condiciones de

vida de los guaraní.

A partir de 1992, cuando se efectúa la “Marcha por la Vida” y se consolida la Asamblea

del Pueblo Guaraní (APG), que se inicia el proceso de alfabetización a indígenas que

trabajaban en las haciendas, la construcción y dotación de ítems para las escuelas en

áreas rurales. Para liberar a las familias, se compró terrenos para reasentamientos

humanos, sobre todo aquellos grupos de familias guaraníes rescatados de sus

comunidades cautivas. Así también, a partir de la promulgación de la Ley INRA (1996) la

ocupación del territorio por parte del pueblo guaraní se realiza también mediante el

proceso de la demanda territorial y el proceso de saneamiento y titulación.

21


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Primero, como consecuencia de las movilizaciones indígenas de 1996, presionando al

gobierno de turno para que apruebe la Ley del Servicio Nacional de la Reforma Agraria

(INRA), que establece el derecho de los pueblos originarios a sus Tierras Comunitarias de

Origen (TCO), ese año se aprueba la Ley Nº 1715 (INRA). Luego, se procede con el

saneamiento de las TCO’s, que ya se encontraba establecido en la Constitución Política

del Estado, como el derecho de los pueblos indígenas a la posesión de sus territorios

ancestrales. Estas normas constitucionales, no se han aplicado de manera efectiva en la

región debido a la resistencia de varios grupos de poder que acaparan grandes

extensiones de tierra, poder político y económico en el país, por lo que el pueblo guaraní

continúa en la lucha por la reconstitución de su territorio y la liberación de su pueblo.

2.4 Descripción de la estructura organizativa del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

El Pueblo Guaraní de Chuquisaca se encuentra representado a través del Consejo de

Capitanes Guaraníes de Chuquisaca (CCCH), que se constituye en una organización de

3er nivel que representa a 76 comunidades Guaraníes del departamento de Chuquisaca,

organizadas en 9 Capitanías Zonales.

Asimismo la organización Guaraní de Chuquisaca, a través del Consejo de Capitanes

Guaraníes de Chuquisaca (CCCH) hace parte de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG),

que es la organización del Pueblo Guaraní a nivel nacional, la que se constituye asimismo

como una “regional” de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), que

es la organización de representación nacional de los Pueblos Indígenas del Oriente,

Chaco y Amazonia de Bolivia, denominados también pueblos indígenas de tierras bajas,

en alusión a la geografía del territorio que ocupan (oriente boliviano).

Cuadro 3. Niveles de organización en relación al Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Niveles

5to

Estructura Organizativa del Pueblo

Guaraní

Confederación de Pueblos Indígenas de

Bolivia (CIDOB)

Representación

Nacional, 34 Pueblos Indígenas de

Tierras Bajas, Oriente, Chaco y

Amazonia

4to

Asamblea del Pueblo Guaraní (APG)

Nacional, Pueblo Indígena Guaraní

Consejo de Capitanes Guaraní de Departamental, Pueblo Indígena

3er

Chuquisaca (CCCH)

Guaraní de Chuquisaca

2do 9 Capitanías Zonales Zonal, conjunto de comunidades

1er 76 Comunidades Comunal

Fuente: Elaboración propia en base a CCCH, 2009.

La organización indígena guaraní en general se caracteriza por la importancia asignada

culturalmente a la toma de decisiones colectivas, es así que sus procesos de toma de

decisiones se realizan, y están siempre avalados, por procesos asamblearios en todos los

niveles, desde las decisiones a nivel nacional que pasan por las Asambleas Nacionales

de la APG, las departamentales que pasan por las Asambleas Departamentales del

CCCH, hasta las decisiones a nivel de capitanías zonales y comunales, que son asumidas

también en Asambleas Zonales y Comunales, respectivamente.

22


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Entonces este sistema “Asambleario” establecido en todos los niveles se constituye en el

ente deliberativo del Pueblo Guaraní, de donde emanan las principales decisiones y

lineamientos que dirigirán las acciones de este pueblo.

Por otro lado, la estructura organizativa guaraní está también conformada por instancias

ejecutivas encargadas de cumplir y operar los mandatos de las Asambleas, y que son

elegidas por éstas. Es así que a nivel nacional se tienen una Dirección Nacional de la

APG, a nivel departamental un Directorio del CCCH y a nivel zonal y comunal directorios

Zonales y Comunales, respectivamente. El hecho de que estas instancias “ejecutivas”

sean elegidas por las Asambleas hace que las mismas no adquieran autoridad más allá

de la concedida por la Asamblea. Incluso los cargos que se otorgan no tienen definido un

tiempo de ejercicio, y es la Asamblea la que puede decidir quitar estos cargos en

cualquier momento. Esta práctica hace evidente, y refuerza, una visión filosófica del

pueblo guaraní con respecto al poder, y es que éste es, y debe ser por su naturaleza

“inestable”, esta visión filosófica explica que se haya podido conservar la autoridad de las

instancias colectivas (Asambleas), por encima de los eventuales liderazgos individuales

de diferentes autoridades.

Ilustración 1

Estructura organizativa del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Fuente: Elaboración propia en base a CCCH, 2009.

En el Pueblo Guaraní de Chuquisaca la instancia “ejecutiva” está constituida por el

Directorio del Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca, el mismo que está

conformado por 6 representantes elegidos por la Asamblea Departamental y que tienen a

su cargo diferentes “carteras” o áreas temáticas de las que cada uno es responsable.

Si bien, estatutariamente, no existen jerarquías entre los miembros del Directorio del

CCCH, se designa una persona que ejerce el cargo de Mburuvicha Guazu (autoridad

mayor) que es el representante del Directorio y que circunstancialmente es quien dirige

sus acciones y dirime ante controversias internas. Dentro de la estructura se tiene

también la cartera de Kuña Mburuvicha (autoridad mujer) que tienen el sentido de ser la

autoridad mujer encargada de representar a las mujeres guaraníes y es la que en su

generalidad tanto a nivel comunal, zonal y departamental le dan la responsabilidad de ver

23


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

el tema de Género ya que es aún incomprendido en su sentido conceptual y al ser un

término ajeno y sin un sinónimo en la lengua materna que pueda ayudar a comprenderlo

es entendido mujer = género.

Ya en el nivel de carteras operativas, se tienen las carteras de: Producción,

Infraestructura, Salud, Educación, Tierra y Territorio, Género y Recursos Naturales; la que

responde a la estructura de carteras establecida desde la restructuración de la

organización en los años noventa y algunas carteras incorporadas en los últimos años

(Género y RRNN).

Ilustración 2. Estructura Actual del Directorio del Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca

Fuente: Elaboración propia en base a CCCH, 2009.

Como acotación, se puede indicar que la estructura del Directorio del Consejo de

Capitanes Guaraníes de Chuquisaca está siendo actualmente discutida internamente, de

manera que se pueda plantear una nueva estructura que se adapte a los nuevos objetivos

planteados por la organización, y que permita a la organización encarar de manera

adecuada sus desafíos.

24


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3 INFORMACIÓN SOCIOECONÓMICA DEL PUEBLO GUARANÍ DE CHUQUISACA

3.1 Información Demográfica del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

De acuerdo con la información oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogida

en el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2001, el total de habitantes de las

Provincias Hernando Siles y Luis Calvo de Chuquisaca (región denominada como el

Chaco Chuquisaqueño) alcanza a 56.990 personas, del cual, bajo el criterio de

autoidentificación 18 , la población Guaraní alcanzaría a las 6.352 personas, que

representaría al 11,14% de la población de esta región.

De acuerdo a información recogida para el presente Diagnóstico Socioeconómico y de

Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca 19 , la población Guaraní del

Chaco Chuquisaqueño en la región del Chaco Chuquisaqueño alcanza aproximadamente

a 10.172 20 personas de las cuales 8.649 viven en comunidades afiliadas a la organización

guaraní (CCCH), y el resto, 1.523 se encuentran asentados entre áreas dispersas,

comunidades mixtas, centros poblados y haciendas. La población guaraní asentada en las

comunidades de las nueve zonas que alcanza a 8.649 personas que representan el 85%

de la población guaraní en la región del Chaco Chuquisaqueño.

Cuadro 4 Población Guaraní en la Región del Chaco Chuquisaqueño, por sexo

Sexo

Descripción

Total

Hombres Mujeres

Población 5.262 4.910 10.172

Porcentajes 54,73% 48,27% 100%

Fuente: Elaboración propia en base a boletas familiares CCCH 2009

De acuerdo a estos datos el índice de masculinidad de la población guaraní es de 117, es

decir que por cada 100 mujeres hay 117 hombres, en relación porcentual el total de

hombres alcanza al 54,73% frente a 48,27% de población femenina.

3.1.1 Población de las comunidades Guaraníes de Chuquisaca

En la recolección de información para el presente Diagnóstico, se ha realizado la

diferenciación de la población guaraní que se encuentra en comunidades afiliadas al

Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca (CCCH) y la población que se encuentra

en áreas dispersas, centros poblados y haciendas, es decir, no afiliadas a las 76

comunidades guaraníes de Chuquisaca.

Haciendo esa diferenciación, y centrándonos en la población correspondiente a las nueve

zonas y 76 comunidades que forman parte del CCCH, la población guaraní es la

siguiente:

18

Establecidos tanto en el Censo Nacional 2001, como en el Sistema de información Geográfico Lingüístico SIGEL (NN.UU.

2005).

19

Elaborado por el Consejo de Capitanes Guaraní de Chuquisaca (CCCH) entre fines de 2009 y principio de 2010.

20

Para el levantamiento de información demográfica no se ha tomado en cuenta a la población guaraní asentada en los

centros poblados de Monteagudo, Rosario del Ingre, Igüembe y Muyupampa.

25


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 5 Población por zonas y sexo

Nº Zona Hombres Mujeres Total Hab. Total Familias

1 Ivo 434 410 844 198

2 Santa Rosa 467 432 899 190

3 Mboicovo 343 317 660 123

4 Kereimbairenda 512 481 993 218

5 Macharetí 1109 992 2101 492

6 Huacareta 419 389 808 158

7 Ingre 618 634 1252 271

8 Igüembe 436 432 868 179

9 Añimbo 119 105 224 47

Total General 4457 4192 8649 1876

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 3

Total habitantes en las 9 zonas del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Las zonas con mayor concentración poblacional son: Macharetí, Ingre y Kereimbairenda

(Muyupampa) representando entre éstas el 50 % de la población total de las nueve zonas.

La zona con menor cantidad de población es Añimbo con sólo 224 habitantes distribuidos

en 47 familias, esto se debe a que esta zona sólo cuenta con dos comunidades (Yaire y

Yairembia), el resto de las zonas presenta una población mayor a 800 y menor a 900

habitantes.

26


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 6 Promedio de miembros por familia y zona

Nº Zona Total Hab.

Total

Familias

Miembros

por

familia

1 Ivo 844 198 4

2 Santa Rosa 899 190 5

3 Mboicovo 660 123 5

4 Kereimbairenda 993 218 5

5 Macharetí 2101 492 4

6 Huacareta 808 158 5

7 Ingre 1252 271 5

8 Igüembe 868 179 5

9 Añimbo 224 47 5

Total General 8649 1876 5

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

En general el promedio de miembros por familia en las nueve zonas es homogéneo,

alcanzando a 5 personas, las únicas zonas que presentan un promedio menor,

equivalente a 4 miembros por familia son Ivo y Macharetí.

3.1.2 Origen Étnico y Autoidentificación

La estructura poblacional del chaco chuquisaqueño alberga personas de origen quechua,

aimara, mestizos y, en mayor proporción guaraní, este mosaico se refleja en la estructura

poblacional de varias comunidades que forman parte del CCCH, como es el caso de la

comunidad de Ancahuasu perteneciente a la Zona Mboicovo, en la cual el 75% de la

población es campesina mestiza sin embargo es parte de la organización Guaraní.

A continuación se muestra la población de cada una de las zonas guaraní de acuerdo a

su origen étnico y autoidentificación, el que ha sido consultado a través de boletas

familiares en cada comunidad.

Cuadro 7 Población por zonas, origen étnico y autoidentificación

Zona

Total

población

Origen Étnico

Auto identificación

Guaraní Campesino Otro Guaraní Campesino Otro

Ivo 844 485 336 23 526 3 315

Santa Rosa 899 827 71 1 863 0 36

Mboicovo 660 418 242 0 461 197 2

Kereimbairenda 993 882 111 0 911 3 79

Macharetí 2.101 1.938 109 54 2.023 3 75

Huacareta 808 747 61 0 748 60 0

Ingre 1.252 1.251 0 1 1.251 0 1

Igüembe 868 861 7 0 867 0 1

Añimbo 224 183 40 1 188 26 10

Total 8.649 7.592 977 80 7.838 292 519

Porcentaje 87,78 11,30 0,92 90,62 3,38 6,00

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

27


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

La población dentro de las comunidades de las nueve zonas es principal, y

mayoritariamente guaraní, existiendo sin embargo una minoria de personas de origen

campesino que representan un 11,30 % del total de población, siendo la población

guaraní la etnia predominante con un 87,78 % en relación al total. Sin embargo haciendo

un análisis de la autoidentificación, esta muestra que el porcentaje de personas que se

autoidentifican con la etnia guaraní es mayor alcanzando un 90,62 % del total de

población, seguida del 3,38 % que se autoidentifican como campesino y un 6 % como

otros.

3.1.3 Población por sexo y grupos etáreos

Para el presente acápite, se tomó en cuenta la población total guaraní asentada tanto en

comunidades consolidadas pertenecientes orgánicamente al CCCH como las personas

guaraní asentadas en comunidades dispersas, centros poblados y haciendas.

Cuadro 8 Población por sexo y grupos etáreos

Edades Hombres Mujeres Total

0-4 626 582 1.208

5-9 733 739 1.472

10-14 852 802 1.654

15-19 645 577 1.222

20-24 413 359 772

25-29 324 309 633

30-34 308 239 547

35-39 272 253 525

40-44 247 218 465

45-49 216 165 381

50-54 130 123 253

55-59 140 134 274

60-64 97 136 233

65-69 107 93 200

70-74 76 85 161

75-79 36 48 84

80 y más años 40 48 88

Total 5.262 4.910 10.172

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

La pirámide de población es la representación gráfica de la distribución por edad y sexo y

muestra la siguiente estructura regresiva:

28


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Ilustración 4 Pirámide de edades

Población Total Guaraní en las Provincias Luis Calvo y Hernando Siles

80 y mas años

75-79

70-74

65-69

60-64

55-59

Rango de Edad

50-54

45-49

40-44

35-39

30-34

25-29

20-24

15-19

10-14

5-9

0-4

1.000 800 600 400 200 0 200 400 600 800 1.000

Habitantes

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

A simple vista la pirámide de población muestra un achatamiento en la base, por lo que se

puede deducir que existe una disminución en la tasa de natalidad con referencia a la

generación anterior, esto se puede deber a diferentes factores, entre ellos: una alta

mortalidad infantil, acompañada de un control en la natalidad. Si se observa entre los

rangos de 0 a 14 años, nos da una vista histórica de 14 años atrás, por lo que en 1996

correspondiente a los rangos entre 10 a 14 años, se presenta una alta tasa de natalidad,

la cual fue disminuyendo en años posteriores hasta la fecha. Esta situación entre otras

cosas se debe también a la tendencia a la planificación familiar y a la presencia de

instituciones como el CIES la que trabaja justamente en el tema de salud reproductiva y

control de natalidad.

Se puede ver también que los flujos migratorios se dan principalmente entre los rangos de

15 a 24 años, el primer rango de 15 a 19 principalmente se debe a la emigración por

motivos de estudio y los rangos posteriores por motivos de trabajo y salud. Esta situación

pone en evidencia la necesidad de contar con actividades productivas que generen

mayores ingresos a las familias guaraníes, para poder frenar el flujo migratorio alto que

presenta, sin embargo esto no se podrá consolidar si el problema estructural – tenencia

de tierra - que frena el desarrollo del pueblo guaraní no es solucionado en los años

posteriores.

Por otro lado la población joven (de 0 a 19 años) representa el 54,62 % de la población

total, por lo que la estructura poblacional nos muestra una población joven, por lo que las

políticas de salud y educación deben ser atendidas con prioridad para responder a las

necesidades de la misma. La tasa de crecimiento natural de la población guaraní

asentada en las nueve zonas alcanza a 14,6 es decir que crece en casi 15 personas por

cada mil habitantes en un año.

29


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.1.4 Promedio de hijos por mujer

Este indicador nos indica la cantidad promedio de hijos por mujer en su vida fértil y se lo

calcula tomando como parámetro la cantidad total de hijos nacidos vivos y la cantidad

total de mujeres mayores a 15 años.

Cuadro 9 Promedio de hijos por mujer

Zonas

Total de Mujeres

mayores de 15

años

Número total

de hijos

Promedio de

hijos por

mujer

Ivo 267 980 4

Santa Rosa 280 1037 4

Mboicovo 204 718 4

Kereimbairenda 311 1118 4

Macharetí 564 1920 3

Huacareta 356 1607 5

Ingre 369 665 2

Igüembe 230 951 4

Añimbo 119 547 5

Total 2700 9543 4

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Si se realiza un análisis por zona, el promedio de hijos por mujer oscila de 3 a 5, lo cual

explica la forma de la pirámide de edades y la base achatada de la misma en los rangos

de 0 a 4 años, esta situación reafirma que las políticas de control de natalidad en las

diferentes zonas guaraníes ha provocado una disminución del promedio de hijos en

comparación a 10 años atrás. La zona que presenta el promedio más bajo es Macharetí

alcanzando a un promedio de 3 hijos por mujer, mientras que las zonas de Añimbo y

Huacareta están con un promedio de 5 y el resto de las zonas con un promedio de 4 hijos

por mujer.

3.1.5 Tasa Global de Fecundidad (TGF)

Es la relación que existe entre el número de nacimientos ocurridos en un año y la cantidad

de población femenina en edad fértil y se interpreta el número de nacimientos por cada

1000 mujeres en edad fértil, con esta aclaración vemos que la Tasa Global de Fecundidad

(TGF) es de 143,07 nacimientos por cada 1000 mujeres en edad fértil.

30


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 10 Tasa Global de Fecundidad (TGF) por Zona

Zonas

Total Mujeres en

edad Fértil

Nº Nacimientos en

un año

TGF

Ivo 182 18 98,90

Santa Rosa 209 29 138,76

Mboicovo 151 23 152,32

Kereimbairenda 230 24 104,35

Macharetí 440 18 40,91

Huacareta 273 65 238,10

Ingre 290 39 134,48

Igüembe 189 61 322,75

Añimbo 84 16 190,48

Total 2048 293 143,07

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

La TGF por zona muestra que las zonas de Igüembe, Huacareta y Añimbo presentan las

tasas más elevadas con 322, 238 y 190 respectivamente, mientras que Macharetí

presenta la tasa más baja alcanzando sólo 40 nacimientos por cada 1000 mujeres en

edad fértil.

3.1.6 Tasa Bruta de Natalidad (TBN)

La tasa bruta de natalidad se refiere a la relación que existe entre el número de

nacimientos en un año respecto a la población total del mismo periodo, y se puede leer

como el número de nacimientos de una población por cada 1000 habitantes en un año.

Cuadro 11. Tasa Bruta de Natalidad (TBN), por zona

Nº Nacimientos en

Zonas

Población Total TBN

un año

Ivo 18 844 21,33

Santa Rosa 29 899 32,26

Mboicovo 23 660 34,85

Kereimbairenda 24 993 24,17

Macharetí 18 2101 8,57

Huacareta 65 808 80,45

Ingre 39 1252 31,15

Igüembe 61 868 70,28

Añimbo 16 224 71,43

Total 293 8649 33,88

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Tomando en cuenta el total de nacimientos en las nueve zonas en el año 2009, la Tasa

Bruta de Natalidad es de 33,88 nacimientos por cada 1000 habitantes. Siendo la más alta

la de la zona de Huacareta (80,45) y la más baja la de la zona de Macharetí (8,57).

31


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.1.7 Tasa de Mortalidad General (TMG)

La tasa de mortalidad general representa la cantidad de defunciones ocurridas en un año

por cada 1000 habitantes.

Cuadro 12. Tasa de Mortalidad General por zonas

Zonas Nº de Defunciones Población Total TMG

Ivo 17 844 20,14

Santa Rosa 28 899 31,15

Mboicovo 17 660 25,76

Kereimbairenda 13 993 13,09

Macharetí S/E S/E S/E

Huacareta 16 808 29,30

Ingre 13 1252 10,38

Igüembe 5 868 5,76

Añimbo 12 224 53,57

Total 121 8649 19,25

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Haciendo un análisis del cuadro anterior vemos que la TMG en las nueve zonas es de

19,25 defunciones por cada 1000 habitantes, por otro lado la zona que presenta la tasa

más elevada es Añimbo, Huacareta y Santa Rosa, mientras que la zona de Igüembe tiene

la tasa más baja en relación al resto.

3.1.8 Movimientos poblacionales (Migración)

La migración representa dos indicadores, la inmigración (personas que ingresaron) y

emigración (personas que salieron) de la región, y en particular de la población guaraní

del Chaco Chuquisaqueño. Para el análisis de estos indicadores se tomó un parámetro de

cinco años.

3.1.8.1 Inmigración

Para obtener datos sobre la inmigración hacia comunidades de las zonas guaraníes del

Chaco Chuquisaqueño se han registrado las personas llegadas a las comunidades en los

últimos 5 años.

Cuadro 13. Inmigración en los últimos 5 años

Zona Hombres Mujeres Total Lugar de procedencia

Ivo 2 4 6 Camiri, Huacareta, Tartagalito, Santa Rosa, Ipati de Ivo

Santa Rosa 18 22 40 Karahuatarenda, Santa Rosa

Mboicovo 26 26 52

Santa Rosa, Chimbe, Mbororigua, Santa Cruz, Irenda,

Yumao, Tarija

Kereimbairenda 5 3 8 Valle Grande, Mandiyuti

32


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Zona Hombres Mujeres Total Lugar de procedencia

Macharetí 50 52 102

Mboicovo, Boyuibe, Kamatindi, Camiri, Carandaití,

Monteagudo, Huacareta, Huacaya

Huacareta 93 86 179

Mesoncito, Santa María, Kaapuco, Laurel, Aguairenda,

Ñacamiri

Ingre 166 173 339 Huacareta, Lagunillas, Ingre, Ipati

Igüembe 7 5 12 Charanguita, Yukimbia, Soto, Ipatimiri

Añimbo 41 29 70

Total 408 400 808

Yaire, El Palmar, Machigua, Ñacamiri, Vilcar, Pilcomayo,

Kaapuco, Añimbo, Igüembe, Huacareta, Tarija,

Boyrenda, Rodeo, San Juan, Junta

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Respecto a la población total, la inmigración hacia las zonas guaraníes representa el 9,34

%. Respecto a cada una de las zonas el cuadro anterior muestra que en los últimos 5

años ingresaron 808 personas en total, entre las zonas con mayor índice de personas que

ingresaron a alguna comunidad están: Ingre, Huacareta y Macharetí representando entre

las tres el 77% con respecto al total.

3.1.8.2 Emigración

La emigración alcanzó a 1052 personas entre hombres y mujeres, las zonas con mayor

flujo de personas que salieron son: Huacareta, Macharetí y Mboicovo, de acuerdo al

cuadro siguiente, el principal motivo para este elevado indicador es el de búsqueda de

trabajo el cual alcanza al 77% respecto al total de personas que salieron, debido

principalmente al mal año agrícola a causa de la sequía de la que se habló en párrafos

anteriores. Respecto al total de la población guaraní de las comunidades de las zonas la

emigración total representa el 12,2 %.

Cuadro 14 Emigración en los últimos 5 años

Motivo

Zona Hombres Mujeres Total

Trabajo Estudio Salud

Ivo 40 36 76 58 17 1

Santa Rosa 62 68 130 100 30 0

Mboicovo 55 73 128 82 44 2

Kereimbairenda 49 68 117 96 21

Macharetí 75 83 158 144 14 0

Huacareta 93 116 209 150 51 8

Ingre 55 45 100 73 24 3

Igüembe 40 30 70 53 16 1

Añimbo 29 35 64 53 10 1

Total 498 554 1052 809 227 16

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

33


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.2 Condiciones de vida y acceso a servicios

En su generalidad las condiciones de vida de las familias guaraní en relación al acceso a

servicios básicos como ser: vivienda, agua, energía eléctrica, comunicación y transporte es muy

limitada y no es atendida por las autoridades estatales por lo que se considera que el poder

transitar a la autonomía indígena seria una solución a la falta de atención no solo de los

servicios básicos sino también a los aspectos sociales que conciernen a la educación y salud

que se analizan en capítulos posteriores. Para poder tener una visión más clara de las

condiciones en las que viven las familias guaraníes, éstas se van describiendo a continuación.

3.2.1 Condiciones de vivienda

Con respecto al indicador de acceso a una vivienda propia tomando en cuenta el total de

familias distribuidas en las 76 comunidades de las 9 zonas guaraníes tenemos: de 1.876

familias, 1.168 familias poseen una vivienda propia, lo que representa al 85,1 % sobre el

total de familias.

Ilustración 5 Acceso a vivienda y tipo de propiedad

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

A pesar de que un alto porcentaje de familias cuentan con una vivienda propia, éstas

carecen en su mayoría de condiciones apropiadas de habitabilidad. Tomando en cuenta el

promedio de miembros por familia, que es de 5 personas, y cruzando este dato con el

número de habitaciones con que cuentan las viviendas, un 95 % de éstas sólo cuenta con

una habitación por lo que las condiciones de hacinamiento son alarmantes.

34


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Zona

Cuadro 15 Materiales predominantes de construcción

Pared Techo Piso

Ivo Adobe y Tabique Teja y Calamina Tierra

Santa Rosa Adobe Teja Tierra

Mboicovo Adobe, Tabique Paja, Calamina Tierra

Kereimbairenda Adobe y Tabique Teja y Calamina Tierra

Macharetí SD SD SD

Huacareta Adobe Teja Tierra, Cemento

Ingre Tabique Paja Tierra

Igüembe Tabique Paja Tierra

Añimbo Adobe, Tabique Teja, Palma Tierra

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Como se puede apreciar en el cuadro precedente, los materiales predominantes de las

paredes son el adobe y el tabique. Para los materiales del techo predomina la paja, la

calamina y la teja, y en las zonas de Ingre e Igüembe los techos son principalmente de

paja. Por último en un 90 % de las viviendas el piso es de tierra.

Como se evidencia, estas condiciones de vivienda son precarias y aumentan el índice de

enfermedades como el chagas, que a pesar de que los Distritos de salud realizan

campañas de fumigación para el control de la vinchuca, éstas se hacen ineficaces ya que

sin el mejoramiento de las viviendas, en especial de las paredes, esta situación no podrá

reducirse significativamente.

3.2.2 Educación en el Pueblo Guaraní de Chuquisaca

El Sistema de Educación en el Chaco Chuquisaqueño se encuentra organizado de

acuerdo a la ley de Reforma Educativa Nº 1565, en actual vigencia, dentro de su

estructura organizacional está dividido en distritos educativos (a nivel municipal), núcleos

educativos y unidades educativas fiscales, de convenio, comunitarias y privadas;

conformando éstas a su vez redes educativas o núcleos. Estos núcleos educativos tienen

unidades educativas centrales que agrupan a otras unidades educativas menores.

Cada distrito educativo, núcleo educativo y unidad educativa cuentan con un código de

Sistema de Información Educativa (SIE) específico con el fin de establecer el mecanismo

de control de seguimiento que permite establecer unidades sectoriales y un flujo ordenado

de la información.

A la cabeza de la Dirección Distrital de Educación, está un director de distrito, luego los

directores de núcleo que ejercen funciones institucionales y pedagógicas, los asistentes

técnicos de seguimiento y supervisión, el asistente técnico de recursos humanos y el

asistente técnico del Sistema de Información Educativa (SIE). Asimismo, esta estructura

determina los niveles de organización de la comunidad, y sus instancias de participación

en el sistema educativo. Sobre esa base se organizan las Juntas Escolares de unidad

educativa, de Núcleo y de Distrito; así como los Consejos y Juntas Municipales de

35


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Educación los que tienen la potestad de participar en la planificación, gestión y control de

las actividades educativas.

La educación escolarizada en el sistema educativo se divide en niveles, ciclos y grados,

los que son los siguientes:

• Nivel inicial (1ª y 2ª sección )

• Nivel primario (1º a 8º grado)

• Nivel secundario ( 1º a 4º grado)

La estructura de la organización curricular es la siguiente:

• Nivel de educación preescolar

o Ciclo de primeros aprendizajes

o Ciclo de preparación escolar

• Nivel de educación primario

o Ciclo de aprendizajes básico (3 años)

o Ciclo de aprendizajes esenciales (3 años)

o Ciclo de aprendizajes aplicados (2 años)

• Nivel de educación secundario

o Ciclo de aprendizajes tecnológicos (2 años)

o Ciclo de aprendizajes diferenciales ( 2 años)

3.2.2.1 Acceso a la Educación

Como resultados generales del diagnóstico en las zonas guaraníes se puede evidenciar

que existe una mayor cobertura de educación en el ciclo primario (aunque no suficiente) y

un marcado déficit de cobertura de servicios de educación en el ciclo secundario. Así

como también se puede observar una incipiente implementación de la Educación

Intercultural Bilingüe, aspecto evidenciado principalmente en la cantidad de docentes

bilingües en las unidades educativas.

Cuadro 16 Relación de la influencia de la población guaraní en Unidades Educativas,

Núcleos y Distritos Educativos

Nº Zona Distrito Educativo Núcleo

Total Unidades

Educativas

1 Ingre

Huacareta San Jorge de Ipati 4

Monteagudo

El Zapallar, San Miguel del

Bañado

4

2 Huacareta Huacareta Ñacamiri, Baldomero López 6

3 Kereimbairenda Villa Vaca Guzmán

Aguairenda, La Tapera,

Cruz Pampa, Cerrillos

6

4 Macharetí Macharetí

Franz Tamayo, H. del

Chaco

5 Añimbo Huacareta Añimbo 2

6 Ivo Macharetí Ipati de Ivo 4

7 Igüembe Villa Vaca Guzmán Igüembe 3

10

36


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº Zona Distrito Educativo Núcleo

Total Unidades

Educativas

8 Mboicovo Villa Huacaya San Antonio de Huacaya 4

9 Santa Rosa Villa Huacaya Santa Rosa 5

5 16 48

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

De acuerdo a los datos obtenidos en las 9 capitanías zonales guaraníes y los

respectivos municipios, la población guaraní tiene influencia en 16 núcleos educativos y

48 Unidades Educativas, la estructura educativa gran mayoría atiende solamente el ciclo

primario con aulas multigrado.

Cuadro 17 Cantidad de Estudiantes Guaraníes por zonas, grados y sexo

Niveles

N° Estudiantes Total

Nº Zona

Pre Primaria Secundaria

Estudiantes

Básico (1º a 8º) (1ºM a 4ºM) V M

1 Ingre 5 407 44 208 243 456

2 Huacareta 0 403 34 222 215 437

3 Kereimbairenda 9 292 43 180 164 344

4 Macharetí 16 573 103 362 330 692

5 Añimbo 0 131 12 76 67 143

6 Ivo 2 217 53 142 130 272

7 Igüembe 0 86 21 52 55 107

8 Mboicovo 8 190 39 122 115 237

9 Santa Rosa 19 279 61 188 171 359

Total 59 2578 410 1552 1490 3047

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Según la interpretación del gráfico correspondiente, que recoge la cantidad de estudiantes

guaraníes en las diferentes zonas, se puede verificar que existe una mayor vegetación

estudiantil en el ciclo primario y un déficit en el ciclo secundario. Esto principalmente

debido a la falta de oferta educativa, distancia de las comunidades a las unidades

educativas y la falta de sostenibilidad económica familiar. Como resultado, los estudiantes

de ciclo secundario se ven en la necesidad de migrar a ciudades capitales e intermedias,

ingresando los jóvenes estudiantes a la vida de trabajadores autosostenibles desde su

temprana edad.

Cuadro 18 Número de Docentes Monolingües y Bilingües por zonas

Nº Zona

Nº Docentes

Total

Monolingüe Bilingüe

1 Ingre 26 11 37

2 Huacareta 10 3 13

3 Kereimbairenda 21 0 21

4 Macharetí 67 6 73

5 Añimbo 4 1 5

37


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº Zona

Monolingüe

Nº Docentes

Bilingüe

6 Ivo 18 1 19

7 Igüembe 2 5 7

8 Mboicovo 10 1 11

9 Santa Rosa 20 2 22

Total

Total 178 30 208

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Según datos reflejados en el gráfico se puede confirmar que, a pesar de la Educación

Intercultural Bilingüe, existe una mayor población de docentes monolingües llegando a un

total porcentual de 86% en relación de un 14% de docentes bilingües guaraníes. La zona

que cuenta un menor índice de docentes bilingües es Kereimbairenda (0 de 21), y la que

cuenta con un mayor número de éstos es Ingre (11 de 26).

Nº Zona

Cuadro 19 Abandono Escolar por zonas y sexo

Prebásico

Abandono Escolar

Primaria

Secundaria

(1º a 8º) (1ºM a 4ºM)

H M H M H M

Población

Estudiantil

1 Ingre 0 0 25 30 2 1 456

2 Huacareta 0 0 56 49 3 3 437

3 Kereimbairenda 0 0 20 14 4 0 344

4 Macharetí 0 0 45 40 5 4 692

5 Añimbo 0 0 8 10 1 0 143

6 Ivo 0 0 8 8 2 3 272

7 Igüembe 1 0 9 5 1 1 107

8 Mboicovo 0 0 17 21 3 4 237

9 Santa Rosa 0 0 24 12 3 2 359

Totales 1 0 212 189 24 18 3047

Porcentaje 14,57

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Según los datos estadísticos recogidos, se puede verificar que el abandono escolar, de la

población estudiantil guaraní, llega al 14,57%. Siendo la zona de Huacareta donde existe

un mayor porcentaje de abandono escolar, llegando a un 25%, esto debido a que los

niños y jóvenes buscan ingresos económicos para su subsistencia diaria lo cual hace que

no tengan el tiempo, ni la energía y condiciones para poder continuar con sus estudios.

3.2.2.2 Analfabetismo

La importancia de reflejar la tasa de analfabetismo del pueblo guaraní, dentro del

diagnóstico, está referida a mostrar la necesidad de implementar políticas integrales,

puesto que la condición de analfabetismo se convierte en una causa de vulnerabilidad

ante la violación de derechos humanos.

38


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 20 Analfabetismo en la población guaraní y por zonas

Zona

Población

Total

Nº de

Analfabetos

Tasa de

analfabetismo

Ivo 844 32 3,80%

Santa Rosa 899 44 4,90%

Mboicovo 660 53 8,00%

Kereimbarenda 993 135 13,60%

Macharetí 2.101 173 8,20%

Huacareta 808 267 48,90%

Ingre 1.252 187 14,90%

Igüembe 868 268 30,90%

Añimbo 224 34 15,20%

TOTAL 8.649 1.193 14,20%

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Como se puede observar en el cuadro precedente, en la población guaraní en

comunidades (8.649 habitantes) la tasa de analfabetismo es de 14.2% sobre el total, lo

que significa que existen 1.193 personas en comunidades guaraníes que no saben leer ni

escribir. Las principales causas del analfabetismo son la imposibilidad de estudiar debido

a la necesidad de trabajar, la migración de las familias, el trabajo de los jóvenes desde

temprana edad, y la ausencia, hasta hace poco, de opciones de alfabetización que

puedan llegar a las comunidades.

En la actualidad solamente el 2% de la población guaraní se encuentra atendida por el

programa gubernamental de alfabetización “Yo, sí puedo”, lo que si bien incide en la tasa

de analfabetismo, muestra que éste es un problema de difícil resolución en el corto plazo.

3.2.3 Acceso a la salud

Para el diagnóstico de acceso al servicio de salud por parte de las familias guaraníes del

departamento de Chuquisaca, se han incorporado tanto en las encuestas comunales

como familiares, preguntas referidas a la cobertura de servicios de salud, personal

médico, cobertura de alumbramientos y acceso al Seguro Universal Materno Infantil y al

Seguro de Vejez.

3.2.3.1 Personal Médico e Infraestructura

El principal problema con referencia al acceso a la salud por parte del pueblo Guaraní

está referido a la ausencia de infraestructura de salud en las comunidades o alrededor de

ellas y a la escasa presencia de personal de salud que cubra las áreas de las

comunidades.

La infraestructura de salud en las comunidades está constituida principalmente por

puestos de salud atendidos por promotores comunales de salud (atención primaria), y la

atención eventual de personal médico (principalmente enfermeras/os) que realizan visitas

rutinarias a estos puestos de salud.

En general el acceso a la salud es muy limitado, para toda la población guaraní, sin

embargo este cuadro es más alarmante en el caso de las familias que viven en

39


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

condiciones de servidumbre en haciendas ya que en la mayoría de los casos cuando

éstas requieren de servicios médicos, son por lo general llevados por sus “patrones” a

centros de salud, pero los gastos efectuados por estos últimos son cargados a la deuda

del trabajador y pagaderos con trabajo.

Cuadro 21 Infraestructura y Cobertura del servicio de Atención en Salud

N° Municipio Zona Comunidad

1

Cañadillas

Tipo de Servicio en Salud

Promotor

de salud

(Botiquín)

X

2 Caazapá X

Monteagudo Ingre

3 Itapenti X

Puesto

de Salud

Centro de

Salud

Cobertura del

servicio de

atención

4 Ñaurenda

5

San Jorge de

Angoaguasu,

X

Ipati

Ñaurenda

6 Ingre Angoaguasu X

7 Villa Hermosa X

8 Ivaviranti X

9

Yaire X Yairembia

Añimbo

10 Yairembia X

11 Huacareta

Villa Esperanza X

12 Totorenda X

13 Laurel X

14

Huacareta

Huirasay X

15 Kaapuco

16 Itakise X

17 Inti X

18

Kamatindi X x

19 Santa Rosa X

20 Imbochi X

21 Huacaya Santa Rosa Mandiyuti X

22 Irenda X

23 Villa Mercedes X

24 Yaperenda X

25 Kamatindimi X

26 La Laguna X

27 Chimbe X x

Villa

Mercedes,

Chimbe,

Irenda,

Kamatindi,

Kamatindimi

40


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

N° Municipio Zona Comunidad

Tipo de Servicio en Salud

Promotor

de salud

(Botiquín)

28 Itironque X

29

Itangua

30 Huacayarape X

Mboicovo

32 Guiraitatí X

X

Puesto

de Salud

31 Mbororigua X

Centro de

Salud

33 Mboicovo X Iniai

34 Ankaguasu X X

35 Iniai X

36

37 Kuruyuki X

38 Guari X

39 Represa X

40

Ivo

Iguaviranti X

41 Ivoka X

42 Yapi X

45

Tayirenda

X

46

Macharetí

Yuqui Kaipendi X

Ivo

43 Ipati de Ivo X

44 Algarrobal X

47 Carandaití X

48 Isipotindi X X

49 Tati X

50 Tigüipa Estación X

Macharetí

51 Tentamí X

52 Timboycito X

53 Ñancaroínsa X

54

Macharetí

Estación

55 San José X

56 El Vinal X

X

X

Cobertura del

servicio de

atención

Guiraitatí,

Huacayarape

e Itangua

Guari,

Kuruyuki,

Yapi, Represa,

Iguaviranti,

Ivoka

Vinal, Totoral,

Carandayticito

41


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

N° Municipio Zona Comunidad

57

Macharetí

Pueblo

Tipo de Servicio en Salud

Promotor

de salud

(Botiquín)

58 Totoral X

Puesto

de Salud

Centro de

Salud

X

Cobertura del

servicio de

atención

Macharetí

Pueblo, San

José, Tati,

Timboycito,

Tiguipa

Pueblo,

Ñancaroínsa y

Estación

Macharetí

59 Tiguipa Pueblo X

60

Taperillas

61 Iti X

62 Vallecitos X

63 Kereimbairenda

Aguairenda X

64 Caraparirenda X

65 Sirao Pampa X

66

Villa Vaca

Sapiranguimiri X

67 Guzmán

Iticupe

X

68 Los Naranjos X

69 Tartagalito X

70 Igüembe Pentirenda X

71 Karatindi X

72 Itikirenda X

73 Tentayapi X X

Total 54 18 2

X

Pentirenda

Itikirenda

*No se toman en cuenta las comunidades de Tentapiau, Tentapuko e Itapenti que son asentamientos

nuevos.

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

En las 76 comunidades de las 9 zonas del Pueblo Guaraní de Chuquisaca, existen 18

puestos de salud y 2 centros de salud. Éstos deben atender no sólo a los habitantes de

las comunidades guaraníes sino a comunidades campesinas, haciendas y otros de su

alrededor. La atención en estos centros se limita a la atención primaria de salud (casos

leves o rutinarios), teniendo en casos de accidente o gravedad de los cuadros clínicos que

trasladar a los enfermos a los centros poblados. Por otro lado existen también 54

promotores de salud comunales quienes trabajan en su gran mayoría sin retribución

económica y con dificultades en la dotación de medicamentos a través de los botiquines

comunales.

e

42


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.2.3.2 Atención de alumbramientos y acceso al Seguro Universal Materno Infantil (SUMI)

Uno de los principales factores relacionados con la mortalidad materna infantil tiene que

ver con las condiciones de atención en el momento del alumbramiento y con la atención y

control de la madre y el niño/a en la gestación y los primeros años de vida. Estas

condiciones influirán directamente en las posibilidades de la madre y del niño de disminuir

los riesgos de problemas relacionados con la nutrición, el alumbramiento (complicaciones

en el alumbramiento, infecciones y otros) y otros.

Nº Zonas

Cuadro 22 Porcentaje de Atención en el Alumbramiento por Zona

Con ayuda

familiar

En su casa

Con ayuda

de partera

Posta

Micro

hospital

Hospital

1 Ivo 48,00% 17,60% 3,40% 6,90% 24,00%

2 Santa Rosa 54,40% 14,00% 3,70% 1,20% 26,70%

3 Mboicovo 64,40% 15,60% 1,50% 2,20% 16,30%

4 Kereimbarenda 47,90% 25,30% 9,20% 2,10% 15,40%

5 Macharetí 58,10% 17,00% 6,60% 2,60% 15,70%

6 Huacareta 51,70% 18,30% 12,50% 0,60% 16,80%

7 Ingre 64,40% 15,60% 1,50% 2,20% 16,30%

8 Igüembe 80,30% 13,60% 1,00% 0,50% 4,50%

9 Añimbo 53,80% 16,20% 19,70% 5,10% 5,10%

Porcentaje

promedio

58,11% 17,02% 6,57% 2,60% 15,64%

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

A pesar de los esfuerzos por acercar a las mujeres del área rural al sistema de salud,

principalmente en lo relacionado a atención materno infantil, la atención a las mujeres en

el alumbramiento por parte de centros médicos es escasa, como muestra el cuadro

siguiente, la mayor cantidad de niños y niñas nacen en su casa con ayuda familiar o con

ayuda de parteras, representando en algunas zonas hasta el 80% de alumbramientos.

Cuadro 23 Acceso a SUMI por parte de niños/as

Nº Zonas

Niños

menores a 5

años

Niños que

acceden al SUMI

Porcentaje

1 Ivo 75 46 61,33

2 Santa Rosa 135 94 69,63

3 Mboicovo 92 60 65,22

4 Kereimbarenda 108 76 70,37

5 Macharetí 251 200 79,68

6 Huacareta 178 114 64,04

7 Ingre 166 135 81,33

8 Igüembe 165 105 63,64

9 Añimbo 56 30 53,57

Total 1226 860 70,15

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

43


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Con relación a la atención del niño/ niña respecto al seguro universal materno infantil, se

puede ver que ésta es muy superior con relación a la atención de alumbramientos, esto

por un lado, debido a las campañas de socialización para que accedan al mismo y por

otro a las condiciones culturales que influyen para que la mujer opte por realizar el

alumbramiento en condiciones más familiares. En porcentaje respecto al total de niños y

niñas menores a 5 años, éstos acceden al SUMI en un 70 %.

3.2.3.3 Acceso al Seguro de Vejez

Respecto al seguro de vejez, el porcentaje de acceso por parte de la población guaraní es

de sólo del 58% del total de personas mayores a 60 años. La zona en la que las personas

de la tercera edad son menos atendidas corresponde a Huacareta alcanzando sólo un

32%, seguida de Ingre con un 36%. Siendo, en cambio, la zona de Ivo donde se registra

un mayor porcentaje de atenciones, llegando casi al 80% de los adultos mayores de la

zona.

Cuadro 24 Acceso al Seguro de Vejez

Nº Zonas

Personas

de 60 a

más años

Personas que

acceden al

seguro de vejez

Porcentaje

1 Ivo 108 86 79,63

2 Santa Rosa 83 53 63,86

3 Mboicovo 57 25 43,86

4 Kereimbarenda 97 62 63,92

5 Macharetí 124 90 72,58

6 Huacareta 95 31 32,63

7 Ingre 104 38 36,54

8 Igüembe 47 34 72,34

9 Añimbo 35 16 45,71

Total 750 435 58

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

3.2.4 Acceso a servicios de Agua, Saneamiento Básico y Energía

3.2.4.1 Acceso al Agua

Uno de los problemas más acuciantes de la región del chaco en general, y en particular

de las comunidades guaraníes, es el acceso al agua tanto para el consumo humano como

para la cría de animales y la producción. En lo que se refiere al acceso al agua para

consumo humano en la población guaraní, si bien varias comunidades cuentan con

acceso al agua por cañería, una gran cantidad de éstas aún deben consumir agua de

vertientes y pozos artificiales. Las áreas donde se encuentran las comunidades hacen

costosa y difícil la instalación del agua por cañería en las comunidades.

44


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Ilustración 6 Acceso a agua según fuentes

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

De acuerdo a los datos extraídos en el diagnóstico se ha podido constatar que del total de

la población guaraní en las 9 capitanías zonales, sólo el 42% de la misma accede al

servicio de agua por cañería, ya sea mediante el acceso a piletas públicas (9%) o

mediante piletas domiciliarias (33%). El resto de la población guaraní de las comunidades,

que representa al 58%, accede al agua recogiendo ésta de vertientes y quebradas (33%),

por medio de atajados, pozos y tanques (22%), o por la entrega periódica por medio de

cisternas (3%). Esto constituye un gran problema para el pueblo guaraní, cuando no una

vulneración de derechos humanos, teniendo en cuenta que en la nueva Constitución

Política del Estado, se establece el acceso al agua como un derecho humano

fundamental.

3.2.4.2 Saneamiento Básico

El acceso al saneamiento básico por parte de la población guaraní se encuentra

solamente en la población que vive en centros poblados (Macharetí, Huacareta), siendo

que en las comunidades y poblaciones menores no se encuentran instalaciones de

saneamiento básico.

En algunas comunidades se cuenta con pozos sépticos construidos para las letrinas de

postas de salud y escuelas, siendo éste el único tipo de saneamiento básico que se

puede encontrar en comunidades y poblaciones menores guaraníes.

3.2.4.3 Fuentes de Energía

De toda la población guaraní, un 14%, cuentan con acceso al servicio de energía

eléctrica, esta población es principalmente la que se encuentra viviendo en centros

poblados, o en algunos casos el acceso al servicio eléctrico se facilita ya que el tendido

eléctrico hacia alguna población intermedia atraviesa el área de su comunidad, lo que

permite que se pueda realizar una conexión alterna desde este tendido.

El resto de la población guaraní, el 86% las familias, no cuentan con acceso al servicio de

luz eléctrica, por lo que su principal fuente de energía para uso doméstico (iluminación,

45


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

calor y preparación de alimentos) son la madera/leña y el uso de mecheros y velas para la

iluminación.

3.2.5 Comunicación y Transporte

Por encontrarse en el área rural, la comunicación y el transporte, de y entre, las

comunidades guaraníes de Chuquisaca se los realiza principalmente por medio de las

radios de banda corrida (comunicación) y por vía carretera (transporte).

3.2.5.1 Tenencia de radio de banda corrida

Como el medio de comunicación más importante en el pueblo guaraní, hasta actualidad,

se utiliza la radio de banda corrrida, esto debido a la dispersión geográfica de las

comunidades y el número de comunidades donde se cuenta con el servicio de teléfono.

Ilustración 7 Porcentaje de utilización de radio de banda corrida

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

De acuerdo a la información levantada, se puede constatar que un 51% de todas las

comunidades guaraníes, de las 9 capitanías zonales, cuentan con radio de comunicación

de banda corrida, mientras un 49% de las comunidades restantes no cuentan con ningún

medio de comunicación.

3.2.5.2 Accesibilidad caminera

En general se puede acceder a la mayor parte de las comunidades guaraníes vía terrestre

(a 67 comunidades de 76 existentes), las distancias entre las distintas comunidades es

amplia y en algunos casos el acceso a las mismas es temporal, siendo inaccesibles en

época de lluvias. En la gran mayoría el acceso es por carretera ripiada y/o de tierra y

donde pueden acceder sólo vehículos de doble tracción, así también en algunas zonas

(Macharetí e Ivo principalmente) el acceso se ve facilitado por la carretera nacional,

asfaltada, entre Santa Cruz y Yacuiba.

46


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº ZONA

Cuadro 25 Accesibilidad, distancias y tipo de camino

De la

población

de:

A la

comunidad

de:

Distancia

Km

Tipo de Camino

Nal. –

Deptal.

Vecinal

Accesibilidad

Permanente Temporal

1

Cañadillas 7 X X

2 Caazapá 53 X X

Monteagudo

3 Itapenti 57 X X

4 Ñaurenda 85 X X

Ingre

5

Ipati 165 X X

6 Anguaguazu 175 X X

7 Villa Hermosa 180 X X

8 Ivaviranti 230 X X

9

Yaire 80 X X

Añimbo

10

Huacareta

Yairembia 80 X X

11

Villa

Esperanza

20 X X

12 Totorenda 15 X X

Huacareta

13 Huirasay 35 X X

14 Kaapuco 55 X X

15 Inti 65 X X

16

Villa

Mercedes

X X

17 Kamatindi 80 X X

18 Santa Rosa 75 X X

19 Santa Rosa

Yaperenda 65 X X

20 Imbochi 95 X X

21 La Laguna 80 X X

22 Itironque X X

Huacaya

23 Irenda X X

24

Mandiyuti 95 X X

25 Chimbe 120 X

26 Mbororigua 30 X X

27 Mboicovo

Guiraitatí 35 X X

28 Mboicovo 6 X X

29 Ancaguasu 15 X X

30 Iniai X X

31

Ivo 77 X X X

32 Kuruyuki 73 X X X

33 Represa 80 X X X X

34 Guari 76 X X X X

35 Ivo

Ivaviranti 65 X X X X

36 Iboca 79 X X X X

Macharetí

37 Algarrobal 85 X X X X

38 Yapi 90 X X X X

39 Ipati de Ivo 95 X X X X

40

41

Macharetí

Kamatindi 23 X X

Yuqui

Kaipendi

55 X X X

47


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº ZONA

De la

población

de:

A la

comunidad

de:

Distancia

Km

Tipo de Camino

Nal. –

Deptal.

Vecinal

42 Carandayticito 55 X X X

43 Isipotindi 35 X X

44 Tati 3 X X X

45

Tigüipa

Estación

28 X X X

46 Tentamí 18 X X X

47 Timboycito 13 X X

48 Ñancaroínsa 17 X X

49

50

Tigüipa

Pueblo

Macharetí

Estación

13 X X

12 X X X

51 San José 1 X X X

52 El Vinal 32 X X X

53 Totoral 45 X X X

54

Taperillas 25 X X

Accesibilidad

Permanente Temporal

55 Ity 80 X X X

56 Vallecito 15 X X X

57 Kereimbairenda

Aguairenda 95 X X X

(Muyupampa)

58 Caraparirenda 60 X X X

59 Sirao Pampa 15 X X X

60 Sapiranguimiri 35 X X X

Muyupampa

61

Iticupe 60 X X X

62 Los Naranjos 75 X X X

63 Tartagalito 87 X X X

64 Igüembe

Pentirenda 95 X X X

65 Karatindi 100 X X

66 Itiroro 115 X X

67 Tentayapi 150 X X

Fuente: Oficina Técnica CCCH 2009

3.3 Economía y producción del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

La economía de las familias guaraníes del Chaco Chuquisaqueño, está basada en

diversas actividades productivas que van desde la venta de trabajo, recolección, caza,

pesca, artesanías, hasta la producción agrícola y pecuaria. Este sistema económico que

incorpora diversas actividades es característico de la transición entre un sistema de

producción primaria de auto sustento (propio de las poblaciones indígenas de tierras

bajas) hacia un sistema de producción en el que va incrementándose la importancia de la

producción agropecuaria y la venta de trabajo debido principalmente al contacto y la

ampliación de los mercados cercanos (de trabajo y de productos agropecuarios).

48


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Dentro de la agricultura, el maíz se constituye en el cultivo principal, el mismo que es

cultivado en forma asociada 21 a leguminosas, cucurbitáceas y otras especies. Este cultivo

tiene como destino principal el autoconsumo (de la familia y para la cría de animales) y en

menor proporción, aunque también importante, para la comercialización, el maíz se

constituye en la producción a la que se destina la más importante cantidad de recursos

tanto económicos como de mano de obra familiar. Podemos destacar que la siembra

asociada, al margen de constituirse en una práctica para la conservación del suelo,

permite la producción de alimentos que complementan la dieta alimenticia de las familias

en cuanto a hidratos de carbono (maíz), proteínas (kumanda), vitaminas y minerales

(cucurbitáceas). Este sistema tradicional en una forma de producir alimentos de alto valor

nutritivo para la familia guaraní.

La actividad pecuaria se constituye también en una actividad importante para la economía

de las familias guaraníes. Esta actividad pecuaria está constituida por la cría de especies

adaptadas a las características del lugar: bovinos, caprinos, ovinos, porcinos, equinos y

la cría de especies avícolas (aves de corral). La cría de estas especies sirve

principalmente para la complementación de la dieta alimentaria de las familias (huevos,

leche, carne) y también como u medio de acceso a recursos económicos mediante su

venta en las mismas comunidades o en poblaciones cercanas.

Las actividades agrícolas y pecuarias en la generalidad de los casos son

complementadas con la caza de animales silvestres, la recolección de miel, recolección

de leña y, en menor proporción, con la elaboración de artesanías y manufacturas.

Actividades que complementan la dieta alimentaria y en algún caso posibilitan el acceso a

recursos económicos.

Otra actividad importante para la generación de recursos económicos por parte de las

familias guaraníes, está relacionada con la venta de fuerza de trabajo en las haciendas y

propiedades de la región. Esta práctica económica está incentivada, por un lado, por la

escases de suficiente cantidad de tierra en las comunidades guaraníes para la

manutención y reproducción de las familias, y, por otro lado, por la permanencia del

sistema de servidumbre y empatronamiento, que mantiene aún a familias guaraníes

“atadas” a las haciendas, trabajando en condiciones no apropiadas, y sin posibilidades de

acceder a la producción propia.

En general, el sistema de producción de las familias guaraníes considera de manera

integrada y complementaria a cinco subsistemas productivos: la agricultura, la pecuaria, la

caza – pesca - recolección, la venta de trabajo y la transformación (artesanías). Sin

embargo para el desarrollo de este capítulo, principalmente en lo referido a la contribución

de los subsistemas en la economía familiar, sólo se tomarán en cuenta los subsistemas

de producción agrícola, pecuaria y artesanal; esto debido a las dificultades que significan

el establecer datos en cuanto al aporte monetario del subsistema de caza – pesca –

recolección, y del subsistema de venta de trabajo por las particulares condiciones de este

con relación a la condición de servidumbre y empatronamiento de familias guaraníes del

chaco chuquisaqueño.

21 Cultivo Asociado: Se entiende por éste a que en una misma área de cultivo se cultivan varios productos de forma

paralela. En el caso del pueblo guaraní se cultiva junto con el maíz (cultivo principal) otras especies como ser: kumanda

tupi, zapallo, joko, cañaguiru y sandía. La función de la Kumanda Tupi es fijar nitrógeno al suelo, el cual es aprovechado por

los demás cultivos, en cuanto al zapallo y joko evitan la presencia de malezas y proporcionan al suelo mayor capacidad de

retención de humedad gracias a sus hojas rastreras y de gran tamaño.

49


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.3.1 Subsistema Agrícola

Como se mencionó anteriormente, la producción agrícola es la actividad económica

principal de las familias guaraníes no sólo en el Chaco Chuquisaqueño sino también de

los guaraníes asentados en todo el Chaco Boliviano (Santa Cruz y Tarija).

La superficie total cultivada en las nueve zonas del Pueblo Guaraní de Chuquisaca en el

periodo 2008 y 2009 alcanzó a 2.867,25 y 2.224,70 ha respectivamente, existiendo una

diferencia de 642,55 ha entre ambos periodos. Esta diferencia, hacia abajo, en la

producción entre ambos periodos se debe principalmente a la falta de lluvia en los últimos

meses del año 2009 que se prolongó hasta inicios del 2010. Esta comparación nos

muestra la vulnerabilidad del sistema de producción agrícola de las familias guaraníes con

respecto a los cambios climáticos.

Las zonas guaraníes con mayor superficie cultivada en el año 2008 son: Ivo,

Kereimbarenda, Macharetí e Ingre; representando entre todas éstas el 64,47% de la

superficie cultivada en el periodo 2008.

Ilustración 8 Superficie cultivada por zonas en los periodos 2008 y 2009, en hectáreas

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Zona

Cuadro 26 Superficie cultivada promedio por familia y zona, en hectáreas

Superficie

cultivada 2008

Superficie

promedio por

familia

Superficie

cultivada 2009

Superficie

promedio por

familia

Ivo 597,50 3,02 394,80 1,99

Santa Rosa 263,35 1,39 228,35 1,20

Mboicovo 194,65 1,58 129,35 1,05

Kereimbarenda 472,25 2,17 458,75 2,10

Macharetí 440,00 0,89 350,00 0,71

Huacareta 191,95 1,21 103,95 0,66

50


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Zona

Superficie

cultivada 2008

Superficie

promedio por

familia

Superficie

cultivada 2009

Superficie

promedio por

familia

Ingre 338,85 1,25 205,30 0,76

Igüembe 280,85 1,57 264,90 1,48

Añimbo 87,85 1,87 89,30 1,90

Total 2.867,25 1,53 2.224,70 1,19

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

La superficie promedio en hectáreas por familia varía de 1,53 a 1,19 ha entre los dos

periodos. Si se realiza un análisis por zona se puede apreciar que las dos únicas zonas

que cuentan con más de 2 ha por familia son Ivo y Kereimbarenda con promedios de 3,02

y 2,17 para el periodo 2008, bajando ese promedio para el periodo 2009 a 1,99 y 2,10

respectivamente, mientras que las zonas Macharetí, Huacareta e Ingre son las que

presentan los promedios más bajos en ambos periodos.

Estos datos revelan, una vez más, que la falta de tierras en general para las nueve zonas

será y sigue siendo el más grande problema por el que atraviesa el Pueblo Guaraní de

Chuquisaca. Esto sumado a la poca fertilidad, la escasez de áreas aptas para la

agricultura, las condiciones climáticas adversas y la ausencia de tecnología agrícola,

ponen en peligro no sólo el desarrollo de la producción agrícola de las familias, sino la

misma seguridad alimentaria.

Como se puede ver en el cuadro precedente, la producción agrícola guaraní está

constituida por una gran diversificación de cultivos complementarios. Para efectos del

presente diagnóstico sólo se tomarán en cuenta los cultivos de granos como el maíz y

leguminosas como la kumanda, poroto y maní, por ser los principales cultivos de la zona y

que representan el más alto índice de superficie cultivada y de ingresos económicos para

las familias.

Cuadro 27 Cultivos agrícolas y variedades de acuerdo a su denominación local

Maíz

Cultivos

Chiriguano

Variedades

Morocho

Chiquitano Ivo 128

Blando

Dentado

Cubano Perla

Kumanda Arbolito Tupi

Overo Chacrero

Poroto

Colorado

Bayo

Blanco

Maní Overo Colorado

Yuca

Zapallo

Sandía

Lacayote

Blanca

Joko

Caña Guiru

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

51


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.3.1.1 Cultivo del Maíz

Dentro del sub sistema agrícola, el cultivo principal es el maíz, se puede afirmar que este

cultivo representa no solo la base alimentaria y económica de las familias guaraníes, sino

también es la base de su reproducción cultural, ya que en torno al cultivo del maíz es que

se desarrollan las diferentes actividades productivas y culturales.

Cuadro 28 Hectáreas cultivadas de maíz 2008 y rendimiento de la producción en 2009,

por zonas, en hectáreas (ha) y quintales (qq)

Zona

Total has.

cultivadas 2008

Rendimiento

acumulado en qq

2009

Ivo 597,50 10.812,75

Santa Rosa 184,00 6.440,00

Mboicovo 173,00 2.452,00

Kereimbarenda 438,00 17.104,00

Macharetí* 372,00 11.119,00

Huacareta 180,95 3.645,00

Ingre 170,50 10.230,00

Igüembe 250,20 6.669,00

Añimbo 76,50 2.052,00

Total 2.442,65 70.523,75

Fuente: Elaboración propia en base a encuestas familiares CCCH 2009 y PGTI Macharetí 2006

*Los datos de la zona Macharetí, fueron extraídos del PGTI Macharetí 2006 elaborado por GTI - CIDOB

De acuerdo al cuadro anterior se puede observar, que las zonas con mayor cantidad de

hectáreas cultivadas de maíz (en forma asociada y monocultivo), son Ivo, Kereimbarenda

y Macharetí, con un total de 597,50, 438,00 y 372,00 hectáreas respectivamente. Esto

representa el 57,62% de la superficie cultivada de maíz, entre las zonas con menor

cantidad de hectáreas cultivadas de maíz están: Añimbo, Ingre, Huacareta, Mboicovo y

Santa Rosa, representando entre todas éstas el 32,14% del total.

Tomando en cuenta el rendimiento promedio del maíz por hectárea cultivada en la región

que alcanza a 80 qq, el rendimiento de este en el periodo 2009 es alarmantemente bajo,

debido principalmente a la sequía prolongada que se sufrió desde finales de 2008 y a la

falta de apoyo al pueblo guaraní en medidas de mitigación de la sequía. Entre las zonas

que tuvieron mayor rendimiento se destacan: Kereimbarenda, Macharetí, Ivo e Ingre,

representando el 70% del total de producción.

Ilustración 9 Pérdida aproximada del cultivo de maíz por la sequía, 2009

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

52


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Una comparación de la pérdida que significó para las familias guaraníes, con relación al

rendimiento promedio en la región, nos muestra que de una superficie cultivada de maíz

de 2.442,75 ha, se perdieron aproximadamente 124.888,25 qq, lo que representa una

pérdida del 64% de la producción anual. Esto ha repercutido en los ingresos de las

familias guaraníes y en su seguridad alimentaria, así como en el resto de los subsistemas

de producción como el pecuario ya que la cría de animales como cerdos y aves de corral

depende en gran medida de este cultivo.

Cuadro 29 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción de maíz

Zona

Total ha

cultivadas

2008

Rendimiento

acumulado en

qq 2009

Destino de la Producción en qq

Autoconsumo Venta Semilla Trueque

Ivo 597,50 10.812,75 6.617,50 4.066,00 129,25 0,00

Santa Rosa 184,00 6.440,00 3.386,00 3.000,00 54,00 0,00

Mboicovo 173,00 2.452,00 2.265,00 102,00 44,95 0,00

Kereimbarenda 438,00 17.104,00 9.833,00 7.202,00 69,00 0,00

Macharetí 372,00 11.119,00 8.005,68 2.779,75 0,00 333,57

Huacareta 180,95 3.645,00 2.145,00 1.453,00 47,00 0,00

Ingre 170,50 10.230,000 6.007,55 4.080,00 142,45 0,00

Igüembe 250,20 6.669,00 6.240,00 111,00 74,00 244,00

Añimbo 76,50 2.052,00 1.527,50 500,00 24,50 0,00

Total 2.442,65 70.523,75 46.027,23 23.293,75 585,15 577,57

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 10 Destino de la producción de maíz

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Como muestra la gráfica anterior, el destino de la producción de maíz es en mayor

porcentaje para el consumo familiar alcanzando el 65,30 %, y un 33,05 % para la venta,

utilizándose marginalmente esta producción para el trueque (0,82%) y como semillas

(0.83%); esto reafirma la constatación de que la producción de las familias guaraní es

principalmente para su autosubsistencia.

53


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.3.1.2 Cultivo de Leguminosas (Kumanda, Poroto y Frejol)

Las leguminosas representan el segundo cultivo en importancia, luego del maíz, y en

especial el referido a la kumanda. Este cultivo se lo realiza principalmente con dos

variedades: la kumanda tupi y la kumanda arbolito; la primera es sembrada junto con el

maíz de manera asociada y destinada casi en su totalidad para el consumo, mientras que

la segunda se siembra en pequeños espacios como monocultivo, así como también el

poroto y frejol. En este sentido el cultivo de leguminosas y gramíneas (refiriéndonos a

todas las especies de leguminosas y en caso de las gramíneas sólo el maíz) son la base

alimenticia y económica de las familias guaraníes.

En el siguiente cuadro, se detalla la superficie cultivada de leguminosas refiriéndonos sólo

a la kumanda arbolito, poroto y frejol, ya que tomar en cuenta la superficie sembrada de

kumanda tupi llevaría a resultados no exactos, por ser esta parte del cultivo asociado con

el maíz.

Cuadro 30 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción de los cultivos de kumanda

arbolito, poroto y frejol, por zonas

Zona

Total ha

cultivadas

2008

Rendimiento

acumulado en

qq 2009

Destino de la Producción en qq

Autoconsumo Venta Semilla Trueque

Ivo 2,00 9,00 8,00 0,00 1,00 0,00

Santa Rosa 40,00 400,00 383,00 0,00 17,00 0,00

Mboicovo 1,10 9,00 9,00 0,00 0,00 0,00

Kereimbarenda 58,00 308,00 117,00 185,00 1,00 0,00

Macharetí 60,00 386,29 355,89 27,41 0,00 2,99

Huacareta 5,00 53,50 53,50 0,00 0,00 0,00

Ingre 55,00 275,00 134,50 137,00 3,50 0,00

Igüembe 6,50 65,00 65,00 0,00 0,00 0,00

Añimbo 4,00 22,00 22,00 0,00 0,00 0,00

Total 231,60 1.527,79 1.147,89 349,41 22,50 2,99

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Entre las zonas con mayor cantidad de hectáreas cultivadas de leguminosas se

encuentran según orden de importancia: Macharetí, Kereimbarenda, Ingre y Santa Rosa,

representando entre éstas cuatro zonas el 92% de la superficie total del cultivo.

El destino de la producción refleja que el 75,38 % de la producción es para el consumo y

el 22,95 % para su comercialización. Cabe resaltar que generalmente el destino de

producción de las leguminosas cultivadas bajo la forma de monocultivo es destinado en

una mayor proporción para la comercialización, sin embargo, la sequía que sufrió la

región, en el año 2009 y principios de 2010, provocó el cambio del destino de la

producción de estos cultivos de la comercialización hacia el autoconsumo.

54


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Ilustración 11 Destino de la producción de kumanda arbolito, poroto y frejol

3.3.1.3 Cultivo del Maní

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

El maní es el tercer cultivo en importancia para las familias guaraníes de Chuquisaca.

Esto en especial por el precio de comercialización de este cultivo, el mismo que oscila

entre 400 y 200 Bs/qq, tendiendo un precio promedio de 250 Bs/qq. Esto ha incidido en

que las familias incrementen esta producción, de la cual casi la mitad es destinada para la

comercialización.

Cuadro 31 Área cultivada, rendimiento y destino de la producción del maní, por zonas

Zona

Total ha

2008

Rendimiento

acumulado en

qq 2009

Destino de la Producción en qq.

Autoconsumo Venta Semilla Trueque

Ivo 10,00 61,00 37,50 22,00 0,00 1,50

Santa Rosa 3,25 6,50 6,50 0,00 0,00 0,00

Mboicovo 7,70 111,50 78,30 28,50 5,20 0,00

Kereimbarenda 104,50 706,00 190,00 491,00 20,00 5,00

Macharetí 8,00 97,20 73,87 19,44 0,00 3,89

Huacareta 15,00 165,00 165,00 0,00 0,00 0,00

Ingre 15,70 187,50 90,80 52,50 11,70 0,00

Igüembe 18,20 330,00 179,00 136,00 8,00 9,00

Añimbo 5,00 72,50 29,75 39,00 3,75 0,00

Total 187,35 1.737,20 850,72 788,44 48,65 19,39

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

La zona de Kereimbarenda es la que se destaca en esta producción, teniendo una

superficie cultivada de maní de 104.50 Ha, que representa el 56% de la superficie total de

cultivo en las 9 zonas, esto se explica principalmente por la cercanía de la zona con los

centros poblados de Muyupampa y Monteagudo que la vinculan con los mercados de

éstos. Sin embargo el rendimiento del maní al igual que el de los cultivos descritos

55


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

anteriormente es muy bajo en comparación con el rendimiento promedio de la región,

debido principalmente a las condiciones climáticas mencionadas también en párrafos

anteriores.

Ilustración 12 Destino de la producción de maní

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

El destino de la producción del maní, a diferencia de los cultivos anteriores, es destinado

en gran proporción para la comercialización representando este destino un 46,18%

respecto al total del rendimiento de la producción.

3.3.2 Subsistema Pecuario

La cría de animales domésticos en las comunidades de las nueve zonas es una actividad

complementaria a la actividad agrícola, y la principal fuente cárnica para las familias a lo

largo del año. La actividad pecuaria en general además de complementar la dieta familiar

es también considerada como un mecanismo de ahorro ya que se frecuenta la venta de

animales en momentos en que es necesario contar con dinero efectivo para cubrir

necesidades urgentes en especial referidas a la educación y la salud.

Cuadro 32 Tenencia de animales por especie y zona

Zona Vacas Ovejas Cabras Cerdos Caballos Asnos Gallinas Patos Pavos

Ivo 2013 960 1447 1713 134 195 3988 452 50

Santa Rosa 750 261 1344 484 30 106 2046 131 62

Mboicovo 1116 315 1439 390 110 131 1743 203 76

Kereimbarenda 367 139 54 1024 63 0 5487 399 6

Macharetí 736 0 2580 483 108 3681 494 75

Huacareta 261 159 71 162 91 45 2078 474 3

Ingre 235 170 313 834 11 6 4176 167 18

Igüembe 484 21 244 1758 509 86 2865 334 47

Añimbo 219 34 42 481 72 57 1406 53 3

Total 6181 2059 7534 7329 1020 734 27470 2707 340

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

56


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Como se puede observar en el cuadro precedente, las principales especies criadas por

las familias guaraníes son: vacunos, caprinos, porcino y entre las aves de corral la crianza

de gallinas. Cabe resaltar que el manejo del ganado mayor es extensivo y por ramoneo,

esta cría es de gran importancia por su aporte no sólo por el aprovechamiento de carne,

cuero y derivados de la leche sino por la comercialización de animales. Las zonas de Ivo,

Mboicovo y Macharetí son las que presentan mayor número la cría de estos animales,

representando entre las tres el 63% del total de animales registrados en las 9 zonas.

El ganado caprino, característico del pueblo guaraní por su adaptabilidad a las

condiciones del chaco, en general es el que se presenta en mayor número y su cría es

destinada principalmente al autoconsumo.

El ganado porcino representa al igual que el ganado vacuno una importante fuente de

ingresos para las familias guaraníes, sin embargo su crianza depende en gran medida de

la producción agrícola por su alto consumo de alimentos que requiere su cría. Entre las

zonas con mayor población porcina se destacan: Ivo, Kereimbarenda, e Igüembe, entre

los que representan el 61% del total.

La crianza de ovejas se va tornando en una actividad importante para el pueblo guaraní,

existen experiencias de cría de ovejas de pelo y lana, las primeras introducidas ya hace 5

años por instituciones como el CIPCA (Centro de Investigación y Promoción del

Campesinado), para sustituir la tenencia de caprinos, los que por sus características son

degradantes del suelo. Entre las zonas con mayor tenencia de ovejas se destacan: Ivo y

Mboicovo, las cuales representan el 62% del total de tenencia de ovejas. A continuación

se muestra de manera gráfica la tenencia total de ganado mayor, menor y aves de corral

de las nueve zonas guaraní.

Ilustración 13 Destino de producción pecuaria por especie, en porcentajes

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Entre las especies que se destinan en mayor proporción para la venta están el ganado

vacuno y el porcino, en tanto que los demás son destinados en mayor proporción al

consumo familiar. En esta ilustración se refleja también el impacto que tiene un mal año

agrícola, en el periodo 2008 – 2009 la venta de animales se intensificó ya que las familias

guaraníes se han visto obligadas a vender sus animales para poder atender sus

57


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

necesidades básicas y no perder a sus animales por falta de agua y comida para éstos.

Como se verá más adelante esto también se refleja en el aporte al ingreso familiar anual

por subsistema productivo, donde el aporte del subsistema pecuario es relativamente

mayor al aporte del subsistema agrícola.

3.3.3 Artesanía

La actividad artesanal se ha venido convirtiendo en una actividad económica importante

para varias familias guaraní. Así también se puede observar que existe una gran variedad

de productos elaborados por hombres y mujeres de las diferentes zonas y comunidades.

Cuadro 33 Principales artesanías elaboradas por familias del pueblo guaraní

Cerámica

Muebles y

Utensilios

Tejidos

Canastas

En cuero

Alforja, Ollas, Tinajas, Platos, figuras de animales y otras, etc.

Apica, Armarios, Sillas, Mesas, Bancos, Catres, Chúa, Cucharón Mortero o

Tacu, Bateas, Caja para apicultura, Arados, Máscaras, Flautas, Tamboras,

Azucareras, Juego de sillones de bejuco, Yambui, etc.

Boko, Chompas, Chalecos, Bolsones, Edredones de lana, Pantalones,

Coqueras, etc.

Canasta de cañahueca, de Sarsa y Bejuco, Cedazo o urupe, Panero, etc.

Cinturones, Billeteras, Ergon, Montura, Guardamonte, Lazo, Apero, etc.

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 14 Destino de la producción artesanal

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Casi en su totalidad (86,28%) la producción de artesanías es destinada a la venta, siendo

los productos más importantes para la comercialización: los muebles de bejuco y madera,

tejidos y trabajos en cuero.

58


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

3.3.4 Valor e Ingreso Bruto de Producción (VBP – IBP)

El valor bruto de producción (VBP) refleja el valor monetario nominal al precio promedio

de venta de un producto determinado de acuerdo al total producido, en tanto que el

ingreso bruto de producción (IBP) refleja el valor monetario real obtenido por la venta

efectiva de algún producto (valor bruto porque no se han deducido los costos de

producción), ambos indicadores se calculan en base a la producción del año 2009.

3.3.4.1 Subsistema Agrícola

Para el subsistema agrícola, el cultivo del maíz representa el mayor VBP, alcanzando a

2.820.950 bolivianos, seguido del maní y el cultivo de leguminosas (Kumanda, Poroto y

Frejol). Estos datos reafirman la importancia del maíz en la cultura guaraní. El

comportamiento del IBP refleja también la misma estructura, siendo el maíz el que aporta

mayores ingresos económicos a las familias guaraníes, alcanzando 931.750 bolivianos,

seguido del maní y el cultivo de leguminosas.

Cuadro 34 Valor bruto e ingreso bruto de producción agrícola, 2009

Cultivo VBP en Bs IBP en Bs

Maíz 2.820.950 931.750,00

Kumanda, Poroto y Frejol 152.779 34.941,12

Maní 434.300 197.110,00

Total 3.408.029 1.163.801,12

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 15 Valor bruto e ingreso bruto de producción agrícola, 2009

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Por otra parte, si realizamos un cálculo relacionando el IBP y el total de familias de las

nueve zonas, tenemos que el aporte del subsistema agrícola al Ingreso Bruto Familiar

Anual (IBFA) para el periodo 2009 es de 620,36 bolivianos. Del cual, el cultivo del maíz

aporta el 80% del total del IBFA agrícola.

59


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 35 Ingreso Bruto de Producción (IBP) y aporte del subsistema agrícola al Ingreso Bruto

Familiar Anual (IBFA) por cultivos, 2009

Aporte al IBFA en

Cultivo

IBP en Bs

Bs

Maíz 931.750,00 496,67

Kumanda, Poroto y Frejol 34.941,12 18,63

Maní 197.110,00 105,07

Total 1.163.801,12 620,36

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 16 Ingreso Bruto de Producción (IBP) y aporte del subsistema agrícola al Ingreso Bruto

Familiar Anual (IBFA) en porcentajes por cultivo, 2009

3.3.4.2 Subsistema Pecuario

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

El subsistema pecuario como se mencionó en párrafos anteriores, fue básicamente el

sostén económico de las familias guaraní en el periodo 2009 – 2010 debido a la sequía

que se sufrió en el Chaco a nivel general, en este sentido el IBP del subsistema pecuario

alcanzó a 1.352.808,00 bolivianos en relación a 1.163.801,12 bolivianos del subsistema

agrícola. Las especies que aportan mayores ingresos económicos son: el ganado vacuno

y porcino, representando entre ambos el 87 % del total del VBP e IBP.

60


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 36 Valor e ingreso bruto de producción (VBP e IBP) pecuaria y aporte al Ingreso Bruto

Familiar Anual (IBFA), 2009

Especie VBP en Bs IBP en Bs

Aporte al IBFA

en Bs

Vacuno 1.188.312 836.548 445,92

Caballar 13.250 13.250 7,06

Asnal 8.096 8.096 4,32

Caprino 243.942 63.002 33,58

Ovino 73.080 17.010 9,07

Porcino 529.397 339.796 181,13

Gallina 359.584 71.672 38,20

Patos 14.385 3.234 1,72

Pavos 2.800 200 0,11

Total 2.432.846 1.352.808 721,11

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 17 Valor e ingreso bruto de producción (VBP e IBP) pecuaria y aporte al Ingreso Bruto

Familiar Anual (IBFA), 2009

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

3.3.5 Aporte al Ingreso Bruto de Producción (IBP) e Ingreso Bruto Familiar Anual

(IBFA) por subsistema de producción

El IBP proveniente de la suma de los tres subsistemas descritos, para el 2009 alcanza a

2.840.574,12 bolivianos, a los cuales el subsistema pecuario aporta el 47,62 %, seguido

en importancia por el subsistema agrícola con un aporte del 40,97 % y del subsistema

artesanal con un aporte al IBP del 11,40 %.

61


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Ilustración 18 Aporte por subsistema al Ingreso Bruto de Producción (IBP)

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Ilustración 19 Aporte por subsistema al Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA)

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

62


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Debido principalmente a los factores climáticos presentes en el año de muestra del

presente diagnóstico, el Ingreso Bruto Familiar Anual (IBFA) para el año 2009 es

alarmantemente bajo, alcanzando a 1.514,17 bolivianos por familia, lo que corresponde a

4,21 bolivianos por día.

63


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

4 EJERCICIO DE DERECHOS HUMANOS EN EL PUEBLO GUARANÍ DE

CHUQUISACA

4.1 Servidumbre y empatronamiento

A partir de la consolidación en el Chaco Boliviano en general, y en el Chuquisaqueño en

particular, del sistema de haciendas, este sistema, además de apropiarse del territorio

guaraní, incorporó coercitivamente a las familias y comunidades guaraníes como mano

de obra bajo condiciones denominadas como de servidumbre y empatronamiento.

El sistema de servidumbre y empatronamiento se refiere al establecimiento de relaciones

laborales en las que el empleado (en este caso las familias guaraníes) tiene completa

dependencia del empleador, y el empleador utiliza esta dependencia para: limitar la

libertad y/o la voluntad del empleado, ejercer maltrato físico o psíquico, explotar

laboralmente al empleado, efectuar pagos ya sea en un monto menor al mínimo

establecido, en especie, de manera mixta (dinero y especie) o no efectuar ningún pago.

En el chaco chuquisaqueño, el sistema de haciendas implementó diferentes mecanismos

que devinieron en lo que se denomina la condición de servidumbre y el empatronamiento

de familias y comunidades guaraníes. Entre estos mecanismos se pueden mencionar: la

ocupación del territorio que impidió a las familias guaraníes poder establecerse fuera de la

hacienda, la utilización de un sistema de endeudamientos que impedía que las familias y

comunidades puedan salir de la hacienda por generaciones, ya que las deudas pasaban

de generación en generación, y por último, el establecimiento de relaciones afectivas

entre el patrón (hacendado) y las familias y comunidades guaraníes, de manera que el

primero se convertía en tío, compadre, padrino de los segundos, los que por esta

condición entendían como un acto de deslealtad el reclamar sus derechos o abandonar a

su “protector”.

A fines de los años 80´s algunas investigaciones independientes de organizaciones de

cooperación internacional y el trabajo de la iglesia en la región comienza a cuestionar la

existencia del sistema de haciendas y la condición de servidumbre y empatronamiento al

que se encontraban sometidas las familias y comunidades guaraníes. Este trabajo, que

apoya el esfuerzo de dirigentes guaraníes por la reorganización y liberación de su pueblo

logra la constitución de la organización guaraní tanto de nivel nacional (APG) como

departamental (CCCH) a inicios de los años 90´s. Son estas organizaciones las que

comienzan el largo camino de resolución de la problemática de servidumbre y

empatronamiento en el chaco, problemática que tiene que ver fundamentalmente con el

ejercicio de derechos humanos y con la reconstitución del territorio guaraní, de manera

que las familias y comunidades que se liberen de las haciendas puedan garantizarse

desarrollo y reproducción contando con suficiente cantidad de tierra para vivir.

La organización guaraní ha desplegado en este tiempo diferentes estrategias para lograr

la reconstitución territorial y la erradicación de la servidumbre y empatronamiento. Estas

estrategias van desde la compra de tierras para la constitución de comunidades con

familias que salían de las haciendas (entre mediados de los 90´s hasta pasado el cambio

de siglo), pasando por la demanda de Tierras Comunitarias de Origen (TCO´s) en el

proceso agrario iniciado con la Ley INRA (1996), demandas a nivel nacional e

internacional de la condición de servidumbre y empatronamiento, el restablecimiento de

derechos laborales (impulsado por la OIT) y la incorporación en la Ley de Reconducción

Comunitaria de la Reforma Agraria de la servidumbre como causal de reversión de

64


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

propiedades agrarias y la continuidad de procesos de dotación de tierras fiscales, de

recortes y por expropiación.

Todo este proceso ha llevado a que en la actualidad el número de familias bajo condición

de servidumbre y empatronamiento haya disminuido, al menos en la forma en la que se

conocía, pero ha generado al mismo tiempo nuevas condiciones de dependencia de las

familias y comunidades guaraníes con respecto a la hacienda, ya que si bien son muchas

las familias y comunidades que han salido de la hacienda, pero sin embargo la ausencia

de tierra para la producción propia los obliga a seguir dependiendo de las haciendas,

donde deben vender su fuerza de trabajo para poder subsistir, a esta variación de la

servidumbre y empatronamiento se la denomina “comunidades cautivas”.

4.1.1 Situación actual de las condiciones de Servidumbre y Empatronamiento del

pueblo Guaraní de Chuquisaca

La cobertura que alcanzó el trabajo de recolección de información primaria acerca de las

familias en condición de servidumbre y empatronamiento de las provincias Hernando Siles

y Luis Calvo es de 89 haciendas, además de 2 comunidades en las que se constató la

existencia de familias en esta condición, sin embargo a partir de información primaria 22 se

estima que existen en la región al menos 42 haciendas más en las que se encontrarían

familias en condición de servidumbre y empatronamiento. Por esto, y a pesar de la

importante muestra recogida, se estima que el número de familias registradas para el

presente diagnóstico alcanza aproximadamente al 70% de las familias bajo condición de

servidumbre y empatronamiento en el chaco chuquisaqueño.

Cuadro 37 Haciendas y comunidades visitadas para la elaboración del diagnóstico

de familias en condición de servidumbre y empatronamiento

Nº Zona Haciendas Nombre de Propietario

1 Ivo S/N Alicia Gimes

2

La Penca

S/N

Santa Rosa

3 Chimbe S/N

4

Pozo Verde

Dino Palacios

5 Ururenda Walter Saracho y Roberto Saracho

6 Angoba Neri Gonzales

7 La Huerta Varios Hermanos

8 Mboicobo Comunidad Huacayareape S/N

9 Chonchopea Ramiro Carrazana

10 Ancahuasu Remberto Cárdenas

11 Ibopepani Enrique Gareca

12 Tiacia Ramiro Carrazana Villaroel

13

Yuki

Juan Villagómez

14 S/N Lucio Salazar

15 Muyupampa S/N Lorgio Gonzales

16 Florida Germán Michel

17 Florida Rober Osinaga

22

De funcionarios del Ministerio del Trabajo, de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y de dirigente

Guaraníes.

65


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº Zona Haciendas Nombre de Propietario

18 Florida Marin Osinaga

19

El Capricho

Eduardo Illescas

20 La Esperanza Humberto Hoyo

21 San Martín Alejandro Ruiz

22 Iboperenda S/N

23 Campo León Eduardo Ruiz

24 La Penca Central Irma Barrientos Vda. Palavecino

25 Aratical Clady Ruiz

26 Tamaniguate Angélica Padilla Vda.de Artunduaga

27 Guakarocai Amo Venturi

28 La Tranquilidad Fidel Acebo

Macharetí

29 La Colorada Jorge Valdandin

30 La Soledad Edid Durán Martínez

31 Perro Muerto Aleides Gallardo

32 Yuquerite Jorge Valdandin

33 La Víbora La Iglesia

34 El Parlamento Ramiro Hoyo Castillo

35 El Sevillar Manuel Viriau

36 Quebrachal S/N

37 Las Palmitas Florencia Vaca

38 El Chirimillar Sixta Velencia Gonzales

39

Achiralito

Cecilio Zoreta

40 Casa Alta Román Reynaga Cuba

41 El Arrayán Jorge Alejandro

42 El Vilcar Gualberto Rivera

43 El Villar Adalid Álvarez

44 Florida Porfidio Ortiz

45 Huacayta Graciela Velásquez

46 Ibobe Crispin Pérez

47 Ibobe - Junta Casilda Leytona

48 Itaguasurenda - Cerrillos Lita Durán

49 La Alianza César Augusto, Lito Rosquelles

50 La Habra Gabi Lizarazu

51 Huacareta Pincalito Leopoldo López

52 San Antonio Elena Cuenca

53 Santiago del Baño Salvio López, Mario López

54 Siete Color Arcenio Copa

55 Siporerenda Antonio López delgadillo

56 Tawayuta Cecilio García

57 Totorenda Osvaldo Salazar

58 Villa Esperanza Germán Núñez Encinas

59 Villa Rica Abel López

60 Yumau Rene Valda

61 S/N Osvaldo López

62 S/N Mario Martínez Calderón

63 S/N Vilma Velásquez

66


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Nº Zona Haciendas Nombre de Propietario

64 S/N Carlos López

65 Casa Alta S/N

66 Cerrillos S/N

67 El Carmen S/N

68 Kapuco S/N

69 La Abra S/N

70 San José S/N

71 Tunalito S/N

72 Yumao S/N

73 Villa Fernández S/N

74

Casapa

Pedro Mamani

75 Villa Esperanza S/N

Ingre

76 Irenda S/N

77 Huacayta S/N

78

Palmarcito del Río

Gumercindo López

79 Igüembe Charaguita Kenni Durán

80 S/N Lourdes Vargas

81

El Arenal

S/N

82 Tacuruvite S/N

83 Pampa Grande (La Junta) Címar Ibáñez

84 El Molino S/N

85 Narajitos S/N

86 Añimbo Huacahal S/N

87 Pincal S/N

88 Uruguay S/N

89 Tapecua S/N

90 Querencia S/N

91 Rancho Fernando López

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición de servidumbre y

empatronamiento 2009 - 2010

Cuadro 38 Haciendas que no fueron visitadas en el diagnóstico

Nº Zona Hacienda Propietario

1

SN

Familia Gareca

2 SN Familia Pizarro

Santa Rosa

3 SN Familia Ruiz

4 SN Familia Gareca

5

Bella Vista

Luis Vallejos

6 Bella Vista Familia Carvallo

7 SN Roberto Vallejos

8 Muyupampa SN (Iripiti) Familia García

9 Ity (Comunidad) Francisco Morales

10 SN Diego Hassenteufel

11 SN Casta Paredes

67


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

12 SN Gastón Michel

13 Lloqueguada Humberto Morales

14 Lloqueguada Ángel Pallares

15 SN Esteban Cerezo

16 Cañón Verde Juan Mendoza

17

El Salvador

SN

18 SN Guimer Silos

19 SN Familia Silos

Macharetí

20 SN Familia Palacios

21 SN Familia Palacios

22 SN Familia Palacios

23

Sausalito

SN

24 Sausemayu SN

25 Huasucaya SN

Huacareta

26 El Vilcar Humberto López

27 El Vilcar Johnny López

28 SN Francisca Vda. de Guerrero

29

SN

Félix Blanco

30 SN Alina Vda. Forenza

Ingre

31 SN (cerca al Pilcomayo) Familia extranjera

32 SN Walter Herrera

33

SN

Familia Barrientos

34 SN Familia Rendón

35 Igüembe SN Familia Pizarro

36 SN Familia Pizarro

37 SN Familia Pizarro

38

Pampa Verde

Cimar Ibáñez

39 El Ojo Georgina Vda. de Cabezas

40 Añimbo SN Mirna Panoso

41 SN Germán Villalba

42 Duraznito Familia Ibáñez

Fuente: Elaboración propia en base a recolección de información en entrevistas a informantes clave 2010.

En total se logró recolectar información de 89 haciendas y se encontró casos de familias

en condición de servidumbre y empatronamiento inclusive en dos comunidades de la

Zona Mboicobo como son Ancaguasu y Huacayareape. Las entrevistas realizadas al total

de familias encuestadas en las 89 haciendas y 2 comunidades nos indican que las

familias en condición de servidumbre y empatronamiento alcanzan a 789 personas

agrupadas en 202 familias.

68


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

N° de

Haciendas

Cuadro 39 Número de personas y familias registradas en condición de

servidumbre y empatronamiento

N° de

Comunidades

Personas bajo

servidumbre

H

M

Total

personas

Total

Familias

89 2 425 364 789 202

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición de

servidumbre y empatronamiento 2009 - 2010

A pesar de que la situación de familias bajo condición de servidumbre y empatronamiento

ha sido constatada por diferentes instancias de derechos humanos tanto nacionales como

internacionales 23 poco se ha avanzado hacia la resolución de esta problemática. Incluso

las iniciativas del Estado, como el Plan Interministerial Transitorio (2007 - 2009), no han

dado solución a esta problemática, la misma que tiene como principal causa el hecho de

que tanto las familias que viven en condición de servidumbre como las familias guaraníes

que viven en áreas dispersas y en comunidades constituidas, no pueden acceder a la

tierra suficiente para lograr su subsistencia y al territorio que en un mediano o largo plazo

les permitiría alcanzar su propio desarrollo de acuerdo a su propia lógica de bienestar. Es

ésta la causa principal de que la servidumbre y el empatronamiento se haya convertido en

un círculo vicioso que se reproduce hasta nuestros días.

4.1.2 Situación de las familias guaraníes en la hacienda

Como se indicó anteriormente la situación del guaraní en hacienda no cambió

sustancialmente en los últimos años, si el año 2005 los propietarios o hacendados

pagaban por jornal: 15 Bs a varones, entre 10 a 7 Bs a mujeres y 1 Bs a niños;

actualmente el pago aún sigue siendo ínfimo y no guarda relación con el esfuerzo y

tiempo empleado en los distintos trabajos. Para el presente diagnóstico se ha levantado

información acerca de las condiciones de trabajo en las haciendas haciendo una

diferenciación entre tipos de trabajo, formas de remuneración, edades y sexos.

Cuadro 40 Remuneración por actividad, sexo y edad

Sexo

H

M

Edad

Mayor o

igual a

18 años

Mayor o

igual a

18 años

Tipo de

trabajo

Agricultura

Ayudante

Agricultura

Hrs. de

Trabajo al día

de 10 a 12 Hrs.

En

Efectivo

20 a 35

Bs

Remuneración

En especies

Arroz 1kg,

Fideo 1Kg,

Sal 1 Kg,

Azúcar 1 Kg,

Yerba mate

1 Kg (cada 7

Jornales)

Ninguno

Tiempo

Jornal

de 8 Hrs. 300 Bs Mes

Observaciones

Los víveres que reciben

cada una de las familias

es deducible del Pago

en efectivo, El pago no

se lo realiza cada día

sino cada mes en la

mayoría de los casos

Los 300 Bs Mensuales

equivalen a 10 Bs por

Jornal

H

de 15 a

18 años

Ayudante

Agricultura

10 Hrs. 15 Bs Jornal

M

de 15 a

18 años

Ayudante

Agricultura

10 Hrs. 15 Bs Jornal

23

Defensor del Pueblo de Bolivia, Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades

fundamentales de los indígenas (Rodolfo Stavenhagen), Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otros.

69


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Sexo

H y M

H

H

H

M

M

M

Edad

Menores

de 15

años

Mayor o

igual a

18 años

Menor

de 18

años

Mayor o

igual a

18 años

Mayor o

igual a

18 años

Mayor o

igual a

18 años

de 7 a

15 años

Tipo de

trabajo

Ayudantes

Vaquero

Vaquero

Hrs. de

Trabajo al día

de 8 a 10 Hrs

de 9 a 12 Hrs

de 9 a 12 Hrs

En

Efectivo

de 2000

a 4000

Bs

de 200 a

1000 Bs

Remuneración

En especies

1@ de

azúcar, 1@

Arroz, 5 Kg

de fideo, 2

Lts de

Aceite, 5

Paquetes de

Yerba, 1

Libra de

Coca

Ninguno

No le

paga

No le

paga

Tiempo

Año

Mes

Casero Todo el día 800 Bs Mes

Casera

Cocinera

Ayudante

de cocina o

limpieza

Todo el día

de 9 a 12 Hrs

de 5 a 10 Hrs

de 10 a

20 Bs

de 100 a 680

Bs

No le

paga

No le

paga

Jornal

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición de

servidumbre y empatronamiento 2009 – 2010

Mes

Observaciones

El trabajo de los

menores de edad no es

remunerado ya que se

considera que si el

Padre o la Madre

trabajan a los menores

de edad no se les paga

por su trabajo

4000 Bs año equivale a

12 Bs por jornal

Los víveres se deducen

de su remuneración

mensual

El trabajo de los

menores de edad no es

remunerado ya que se

considera que si el

Padre o la Madre

trabajan a los menores

de edad no se les paga

por su trabajo

Existen muchos casos

en que las mujeres y

hombres son caseros

mayores de edad y no

se les da ningún tipo de

remuneración

Como puede observarse en el cuadro precedente la situación de las familias guaraní en

hacienda no ha cambiado significativamente desde la verificación documentada en 2005

por el Defensor del Pueblo de Bolivia y otros. La situación de los menores de edad en las

haciendas es la más preocupante, ya que al haber nacido en su gran mayoría en las

mismas haciendas son víctimas de la explotación laboral desde sus 7 años, edad en la

que comienzan a trabajar en diferentes actividades sin ningún tipo de pago, los

argumentos que sostienen los “patrones” para no pagarles son que: “como a sus padres

ya les pagan, los niños trabajan por la comida y vestimenta que el buen patrón les regala”,

además de dejar que estos niños, en el mejor de los casos, vayan a la escuela. Si

analizamos el informe del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y

las libertades fundamentales de los indígenas (Rodolfo Stavenhagen), vemos que la

forma de dominación y sometimiento a través del padrinazgo con los niños es utilizada

como una estrategia para perpetuar la explotación.

70


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Por otro lado, el 41% de las personas que trabajan en haciendas no cuentan con ningún

tipo de contrato (ni oral ni escrito) y el 100% de los casos no cuentan con ningún tipo de

beneficios ni seguros previstos por Ley.

Respecto al acceso a un espacio de tierra para que el trabajador pueda producir el

alimento para su sustento familiar, ésta es otorgada de manera escasa, y es utilizada por

los hacendados como una forma de retener y confundir al mismo trabajador, ya que en

muchos casos el trabajador piensa que el patrón le cedió un pedazo de tierra para que lo

cultive, y en el imaginario guaraní este hecho es asumido como si ese pedazo de tierra

habría pasado a ser propio, sin embargo, en el momento en que el patrón así lo decida,

en caso de ya no requerir la mano de obra de algún trabajador ese pedazo de tierra

vuelve a manos del patrón quien lo otorgará bajo las mismas condiciones a un nuevo

trabajador.

Ilustración 20 Porcentaje de familias que acceden a tierra para cultivar

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición

de servidumbre y empatronamiento 2009 - 2010

Como muestra la ilustración anterior, sólo el 28 % de las familias pueden utilizar una

superficie de tierra para cultivar de las cuales el 100% son de propiedad del hacendado.

Por otro lado, para corroborar la confusión en la que caen las familias guaraníes, en la

ilustración siguiente podemos ver que de ese 28 % de familias que pueden acceder a un

pedazo de tierra para el cultivo, el 93 % asegura que es tierra propia pero dentro de las

tierras del patrón, y tan sólo un 7% asume que ese pedazo de tierra es sólo en calidad de

préstamo.

71


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Ilustración 21 Situación habitacional de las familias guaraní

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición

de servidumbre y empatronamiento 2009 - 2010

Esta misma situación sucede con las viviendas que se encuentran dentro de la hacienda,

el 43% del total de familias ocupan viviendas prestadas por el patrón, que fueron

construidas en su generalidad por anteriores familias guaraníes que por algún motivo

salieron de la hacienda, el 51% menciona que viven en viviendas propias, es decir

construidas por ellos mismos, pero en tierras del patrón, y sólo el 6 % cuenta con

viviendas propias en alguna comunidad próxima.

Una problemática particular con referencia al pueblo guaraní de Chuquisaca está referida

al acceso a la educación por parte de la población guaraní en edad escolar que se

encuentra bajo condición de servidumbre y empatronamiento en las haciendas del Chaco.

Cuadro 41 Acceso a la educación en haciendas

Zona

Población en edad escolar*

empatronada

Acceso a educación

H M Total H M Total

Ivo 0 1 1 0 0 0

Mboicovo 7 6 13 1 1 2

Kereimbairenda 9 10 19 6 7 13

Macharetí 17 13 30 6 5 11

Huacareta 38 23 61 23 12 35

Ingre 2 1 3 1 1 2

Igüembe 3 4 7 0 12 0

Añimbo 2 4 6 1 2 3

Santa Rosa 1 0 1 0 0 0

Totales 79 62 141 38 40 66

En % 56,03 43,97 100,00 26,95 28,37 46,81

*Población comprendida entre los 6 y 18 años

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición de servidumbre y

empatronamiento 2009 - 2010

72


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

El total de niños y niñas en edad escolar en haciendas, de acuerdo a la información

recolectada, alcanza a 141 personas. De éstas el 56% son varones y el 43% mujeres, de

los cuales sólo el 47% tienen acceso a educación escolar. Cabe resaltar que éstos son

datos registrados en las boletas de encuesta familiar levantadas en haciendas y

representa sólo una muestra de 89 haciendas sobre el total de haciendas de la región.

La vulneración de derechos de la infancia y adolescencia se presenta más allá del acceso

a educación, sobre esto, es conocida en la región con la figura de: mozo de mano. Esta

forma de explotación consiste en que el patrón con la excusa de hacer estudiar a los

niños o niñas en la escuela convencen a los padres para dejen a éstos a su cuidado. Este

mecanismo en realidad oculta la explotación infantil no remunerada, ya que el niño o niña

que vive en casa del patrón hace todo tipo de mandados y realiza tareas que van desde

las labores de casa hasta el cuidado de ganado, ordeña, etc. Esta explotación laboral no

es asumida como tal por los padres, ya que éstos más bien consideran a esta práctica

como una ayuda para el niño que está bajo el cuidado del patrón que en muchos casos es

el padrino del niño o niña, por lo tanto no es reportada o denunciada. Asimismo tampoco

los patrones reconocen esta práctica como un trabajo, argumentando que estos niños y

niñas son como de la familia sin embargo en la práctica son tratados como sirvientes y

ayudantes en las tareas de la casa. Es de esta manera y desde temprana edad, que la

figura “del buen patrón” se construye y reproduce en la conciencia del guaraní, siendo el

inicio de la dependencia y sometimiento a la explotación laboral futura, estos lazos

afectivos y de dependencia construidos entre el patrón y las familias guaraníes llegan a

casos en los que a pesar de que el trabajador es mucho mayor que el patrón este último

se dirija a él como “hijo”.

El derecho a contar con documentos de identidad en el caso de las personas que se

encuentran en condición de servidumbre y empatronamiento es también limitada. Esto

debido, por un lado, al escaso conocimiento de la población guaraní con relación a los

procedimientos para tramitar sus documentos y, por otro lado, al poco acceso a las

oficinas de registro civil e identificación personal que en su gran mayoría están ubicadas

en los centros urbanos, siendo inexistentes en el área rural.

Ilustración 22 Tenencia de documentos de identidad por familias en condición de servidumbre y

empatronamiento

Fuente: Elaboración propia de acuerdo a la base de datos familias en condición

de servidumbre y empatronamiento 2009 - 2010

73


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

El hecho de que sólo el 43% de la personas cuenten con cédula de identidad (CI),

confirma la situación antes mencionada, pudiendo concluirse que más del 50% de la

población guaraní en haciendas no puede ejercer plenamente su ciudadanía y por tanto

no tienen acceso a bonos estatales, procesos electorales, educación, salud, etc. Con

relación a los certificados de nacimiento (CN) el porcentaje de tenencia se incrementa

llegando a un 64% respecto al total de personas y un 36% de esta población que no

cuenta con ningún tipo de documentación en especial en la población más vulnerable que

son los niños y adultos mayores.

4.1.3 “Comunidades cautivas”, nuevas formas de dependencia con la hacienda

En los últimos tiempos, desde la propia organización indígena guaraní, y en las

organizaciones de derechos humanos ligadas a la problemática, se ha venido acuñando

el término de “comunidades cautivas”. Este término describe la condición de vida de

numerosas familias guaraníes del chaco chuquisaqueño que si bien han salido

“físicamente” de las haciendas hacia comunidades mantienen lazos de dependencia con

ésta, reproduciéndose las condiciones de vida de las familias bajo servidumbre y

empatronamiento, con la única diferencia que éstas no se encuentran viviendo en la

hacienda.

La dependencia de estas familias con la hacienda tiene que ver principalmente con la

escasez de tierra suficiente en sus comunidades para poder desarrollar actividades

económicas productivas por cuenta propia, por lo que deben continuar vendiendo su

fuerza de trabajo en las haciendas.

Cuadro 42 Personas de “comunidades cautivas” trabajando en haciendas

No. Zona Hombres Mujeres Total

1 Añimbo 9 8 17

2 Igüembe 17 0 17

3 Ingre 39 23 62

4 Ivo 32 11 43

5 Santa Rosa 34 14 48

6 Huacareta 83 42 125

7 Macharetí 55 30 85

8 Muyupampa 35 22 57

9 Mboicovo 24 4 28

Total 328 154 482

Fuente: Elaboración propia en base a Boletas Familiares CCCH 2009

Como se puede observar en el cuadro precedente, el número de personas que se

encuentran en la situación descrita por el término de “comunidades cautivas” llega

a las 482 personas (328 hombres y 154 mujeres), siendo mayor el índice de

presencia de estas condiciones en las zonas de Huacareta, Macharetí e ingre.

74


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

4.2 Tierra y Territorio

El camino hacia la consecución del sueño del pueblo guaraní se asienta principalmente en

contar con tierra suficiente que le permita reconstituir un territorio, donde pueda vivir

plenamente. Asimismo, la problemática de la tierra se encuentra directamente relacionada

a la de la servidumbre y el empatronamiento, y la del acceso a mejores condiciones de

vida. Es por esto que desde sus comienzos las demandas y objetivos de la organización

guaraní han girado en torno a la reconstitución de su territorio.

La situación del pueblo guaraní mereció la atención de diversas instituciones y de la

misma iglesia, quienes conmovidos por los testimonios y las condiciones precarias y

humillantes en las que las familias guaraníes se encontraban viviendo, no escatimaron

esfuerzos para encontrar soluciones rápidas que puedan paliar la situación.

Es así que como una primera estrategia de solución para la problemática de la

servidumbre y el empatronamiento en la región, se opta por la compra de tierras

(haciendas) para el asentamiento y consolidación en estas de comunidades integradas

por familias libreadas de haciendas.

Este proceso fue llevado adelante por la organización guaraní desde principios de los

años 90´s hasta bien entrado el siglo XXI (año 2004) y fue apoyada en su desarrollo por

diversas organizaciones de cooperación entre las que se pueden mencionar el Centro de

Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Medicus Mundi y otros.

La estrategia de compra de tierras para asentamientos humanos es complementada a

partir de la promulgación de la ley INRA (1996) con la demanda de tierras al Estado

dentro de los procesos de saneamiento agrario. El Pueblo Guaraní de Chuquisaca realiza

entonces la demanda de 6 áreas en calidad de Tierra Comunitaria de Origen (TCO),

demandas que no logran concretizarse tal y como la organización guaraní las había

planteado.

Inicialmente el pueblo Guaraní de Chuquisaca realiza una demanda, en septiembre de

1996, por 1.094.331 hectáreas de tierra distribuidas en 6 TCO´s. Esta demanda inicial es

redefinida, unilateral y arbitrariamente, por el gobierno de turno en octubre del mismo año

estableciendo el área de demanda en 206.550 hectáreas, lo que significa un recorte de la

demanda inicial en 887.781 hectáreas (81,12%).

A pesar de este recorte inicial el Pueblo Guaraní de Chuquisaca logra que en enero de

1997 el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) admita la demanda basándose en el

área establecida en el informe de “redefinición”.

En julio de ese mismo año, la Secretaría de Asuntos Étnicos entrega los estudios de

caracterización preliminar del área de las demandas de TCO´s guaraníes con lo que el

INRA procede a la inmovilización de las áreas, en julio de 1997, donde se evidencia un

nuevo recorte al área “redefinida” de la demanda.

75


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

Cuadro 43 Proceso de recortes a la demanda del pueblo guaraní, en hectáreas

Demanda TCO

Superficie

Demandada

12.09.1996

Superficie

redefinida

29.10.1996

Superficie

inmovilización

18.07.1997

Superficie

recortada hasta

la inmovilización

de la demanda

% de recorte hasta

la inmovilización

de la demanda

Superficie

recomendada

por los EINE*

Koreguasu 120,274 0 0 120,274 100,0 0

Tentayapi 165,605 0 0 165,605 100,0 0

Macharetí 244,249 164,265 142,450 101,799 41.7 232,798

Iti - Karaparirenda 174,608 12,300 11,678 162,930 93.3 106,970

Avatire Ingre 389,595 29,985 26,859 362,736 93,1 84,808

Avatire Huacareta

Demanda

compartida

con Avatire

77,176

Ingre

Total 1,094.331 206,550 180,987 913,344 83.5 501,752

* Abreviación de: Estudios de Necesidades Espaciales.

Fuente: Archivos de CIPCA Cordillera.

El proceso de saneamiento de las áreas inmovilizadas por las demandas de TCO

comenzó a desarrollarse a partir de 1999, bajo tuición del INRA, quien contrató a la

empresa transnacional Kadaster (Holanda) para realizar este trabajo, siendo el

saneamiento de la región del chaco chuquisaqueño el primero en realizarse en el chaco

boliviano.

Desde el inicio del procedimiento de saneamiento, éste fue cuestionado por la

organización guaraní, siendo que evidenciaba irregularidades en su desarrollo, entre los

cuestionamientos más importantes a este proceso se pueden mencionar:

• Se reconoce la fuerte presencia de propietarios y se admite que está implícita la

dificultad de encontrar tierra fiscal.

• El uso deficiente de los instrumentos legales de verificación de la FES, la falta de

capacidad técnica del INRA y Kadaster, y la deficiente ejecución de las pericias de

campo, permitieron la legalización de los predios privados mediante el

saneamiento.

• Desde el Estado (gobierno) se preconiza a priori el respeto a la propiedad privada,

otorgándole valor a títulos ejecutoriales fraguados o concedidos como favor

político por los gobiernos de turno.

• Las denuncias de corrupción en contra del INRA, la pesadez del procedimiento, la

excesiva burocracia sobresalieron todo el proceso de saneamiento.

• Como resultado del saneamiento de tierras en el chaco chuquisaqueño,

prácticamente no se identificaron tierras fiscales ni se realizaron recortes a

propietarios. Así también las pocas tierras fiscales identificadas y las áreas

recortadas no reúnen las condiciones para realizar en ellas asentamientos

humanos, ya sea por sus características geográficas no aptas para la agricultura, o

por la poca superficie que abarcan.

Han transcurrido más de diez años del saneamiento de tierras en la región y éste aún no

ha concluido, frente a esta realidad, con la asunción al Gobierno de Evo Morales el 2005,

se pone en evidencia el fracaso del saneamiento de tierras en Chuquisaca. Por esta razón

el Gobierno emite el D.S. 29534 de noviembre de 2007, disponiendo la expropiación de

180.000 ha de tierra en las provincias Hernando Siles y Luis Calvo del chaco

chuquisaqueño como una alternativa de solución para el pueblo guaraní. A pesar de la

promulgación del Decreto Supremo, el proceso de expropiaciones tiene hasta la fecha un

solo predio con resolución final de expropiación, expedida en agosto de 2009. Este

proceso, que ha generado esperanzas en el pueblo guaraní, se ve frenado por la lentitud

76


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

y burocracia de las instituciones estatales responsables de llevarlo adelante, como son el

Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y la Autoridad Boliviana de Tierra y Bosques

(ABT), y principalmente el Ministerio de Economía y Finanzas quienes sumergen una vez

más en la incertidumbre al pueblo guaraní en su conjunto.

4.3 Acceso a Documentación personal

El acceso a documentación históricamente ha sido una de las grandes limitantes para el

ejercicio pleno de los derechos de los pueblos indígenas de tierras bajas, y en este caso

del pueblo guaraní. De acuerdo a los datos extraídos de la boleta de censo familiar éstos

nos muestran que de una población de 8.649 personas distribuidas en las nueve zonas

del Pueblo Guaraní de Chuquisaca, el 22% de esta población no cuenta con ningún

documento de identidad. Así también, de la población que tiene certificado de nacimiento,

el 11% tiene problemas administrativos o judiciales en este documento. Esta situación se

debe principalmente a la falta de conocimiento de la población guaraní respecto a sus

derechos frente a la negligencia de los oficiales de registro civil que se encuentran en los

centros poblados más cercanos a las comunidades, ya que alrededor del 80% de los

problemas en la documentación se deben al mal registro en los libros correspondientes

ocasionando una cadena de limitantes para el acceso a seguros, bonos, participación

política y en general de derechos de la población guaraní.

Ilustración 23 Tenencia de documentos de identidad respecto al total de habitantes

de las 9 capitanías zonales

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

Como refleja en gráfico anterior, el 78% de la población cuenta con certificado de

nacimiento (CN), el 62% cuenta con cédula de identidad (CI), un 8% con registro único

nacional (RUN), y un 7% con libreta de servicio militar (LSM).

Una de las dificultades, que la mayoría de los padres de familia mencionaron respecto a la

tenencia de carnet de identidad en los niños, es que a raíz de las campañas de

carnetización gratutita a niños, estos documentos vinieron con ocho digitos en el número

de registro y esto provoca que, a pesar de que el carnet de identidad es dado por la

autoridad competente, las autoridades policiales u otros funcionarios públicos no aceptan

la validez del mismo, por lo que el acceso a los bonos escolares y otros servicios para la

niñez no pueden ser ejercidos.

4.3.1 Acceso a documentación por sexo

La realización de campañas para otorgación de cédula de identidad gratuita a niños y

niñas y de ortorgación de certificados de nacimiento, ha equilibrado sustancialmente la

77


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

tenencia de estos documentos entre hombres y mujeres. Al respecto, la relación

porcentual de tenencia de certificados de nacimiento por sexo indica un 51,62% para la

población masculina contra un 48,38% para la población femenina.

Ilustración 24 Acceso por sexo a certificado de nacimiento

Fuente: Boletas Familiares CCCH 2009

78


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

5 CONCLUSIONES

Como la más importante conclusión del diagnóstico, que coincide con la visión estratégica

de la organización guaraní se puede indicar que: tanto las condiciones de vida, como de

ejercicio de derechos de las familias guaraníes de Chuquisaca no podrán ser mejoradas

hasta solucionar definitivamente la problemática de tenencia de tierra suficiente y la

reconstitución del territorio guaraní. Esto debido a la fuerte relación existente entre la

tenencia de tierra y la existencia de condiciones de servidumbre y empatronamiento, en

particular, y las condiciones de vida del pueblo guaraní en general.

La persistencia de las condiciones de servidumbre y empatronamiento, y la existencia de

las comunidades cautivas, nos índica que: a pesar de la intervención del Ministerio del

Trabajo, y otras instituciones, que han abordado la solución de la problemática desde el

restablecimiento de derechos laborales, esta intervención ha tenido efectos en cuanto al

reconocimiento de estos derechos, pero no en cuanto a la ruptura de la dependencia de

las familias guaraníes con respecto a la hacienda y el patrón, que es el problema de

fondo. La situación del trabajador que se atreve ejercer sus derechos laborales, una vez

restablecidos éstos (por vía conciliatoria) no mejora sustancialmente, más bien en muchos

casos el trabajador es despedido y echado de la hacienda y, al no contar con tierra donde

asentarse, está obligado a trasladarse a otra hacienda y el ciclo de vulneración de

derechos y dependencia se inicia nuevamente. Esto nos indica, de que a pesar de los

avances relacionados con el restablecimiento de derechos laborales, no se ha avanzado

en la ruptura de los lazos de dependencia con la hacienda, lo que nos lleva a tener que

repensar las estrategias de intervención, de la organización y las instituciones, asumiendo

el restablecimiento de derechos laborales como una parte de una estrategia más amplia

de resolución de la servidumbre y empatronamiento, y no como una solución en sí misma

a esta problemática.

La situación de dependencia por la falta de tierra suficiente que se vive en las

denominadas “comunidades cautivas”, en las que las familias, o en el mejor de los casos

los padres de familia, se ven obligados a continuar trabajando en las haciendas a pesar

de vivir fuera de ellas 24 , nos muestra que la condición de servidumbre y empatronamiento

puede adquirir diferentes matices, pero que en todo caso conservan el elemento central

de dependencia guaraní – hacienda.

Así también, es claro que los propietarios de haciendas (patrones) han ido adoptando

diferentes estrategias para acceder o consolidar sus propiedades, llegando a registrarse

casos en los que éstos logran ser aceptados dentro de una comunidad guaraní e imponen

control sobre el área de la comunidad, provocando un sinfín de conflictos al interior de la

comunidad, a los que se suma el temor de los habitantes de denunciar y hacer prevalecer

los derechos colectivos del área comunal.

Otra conclusión importante que se puede constatar con la información recogida en el

diagnóstico es que la ausencia del Estado en la región continúa siendo una de las causas

más importantes en la generación de condiciones para la vulneración de derechos de las

24 Sobre esto es un buen ejemplo el caso de la comunidad Tenta Piau, ubicada en el Municipio de Villa Vaca

Guzmán (Muyupampa), la que está conformada por 18 familias liberadas de las haciendas, pero que sin

embargo cuentan tan sólo con 18 hectáreas de tierra, de las cuales sólo 2 son aptas para la agricultura, lo que

obliga a estas familias a seguir vendiendo su mano de obra en las haciendas que rodean la comunidad, y que

son las mismas de las cuales salieron.

79


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

familias guaraníes. Esta ausencia del Estado en la región influye también en la no

existencia de condiciones para el ejercicio de derechos básicos fundamentales como la

documentación, el acceso a la salud y educación, o el agua.

80


Diagnóstico Socioeconómico y de Ejercicio de Derechos del Pueblo Guaraní de Chuquisaca

BIBLIOGRAFÍA

PIFARRÉ, SAIGNES, EINES’s y otros citados en ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ

(APG). Plan de Vida Guaraní. 2008.

CIPCA Cuadernos de investigación 69, Saneamiento de la Tierra en seis regiones de

Bolivia 1996 – 2007.

ASAMBLEA DEL PUEBLO GUARANÍ (APG). Plan de Vida Guaraní. 2008. Territorio

Guaraní – Bolivia.

PIFARRÉ, Francisco. Historia de un Pueblo. Los Guaraní – Chiriguano. CIPCA.

Cuadernos de Investigación 31. 1989. La Paz – Bolivia.

SAIGNES, Thierry. Ava y Karay. Ensayos sobre la frontera Chiriguano (Siglos XVI-XX).

1990. La Paz – Bolivia.

Informe de Misión a Bolivia 2009, Informe del Relator Especial sobre la Situación de los

derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, Sr. Rodolfo

Stavenhagen.

81


C.C.CH.

Consejo de Capitanes

Guaraníes de Chuquisaca

Este material describe el modo de vida del pueblo Guaraní de Chuquisaca

y sus implicaciones sociales y económicas, a partir de una mirada que el

pueblo Guaraní tiene de sí mismo.

Con el Apoyo de:

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!