REVISTA PESCA JULIO 2015

mkisner

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.
Difunde información, ideas y corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

EDICION DIGITAL JULIO 2015 Nº: 168w - 07/15 www.revistapescaperu.com

DIRECTORES FUNDADORES: ELSA ESPARZA / ALEJANDRO BERMEJO

¿PODRÍA LA ACUICULTURA DE

INTERIOR AYUDAR A SALVAR

OCÉANOS Y ALIMENTAR AL

MUNDO?

PESCA: LOS OJOS

EN EL OCÉANO

CONSUMIMOS EL PLANETA

COMO SI NO HUBIESE UN MAÑANA

EL FRACASO DEL MODELO

PESQUERO EN ARGENTINA

CONSEJO DIRECTIVO

DEL CITE PESQUERO

LA MISTERIOSA MASA DE AGUA

CALIENTE DEL PACÍFICO QUE

INTRIGA A LOS CIENTÍFICOS

¿CUÁNTO TIEMPO PUEDEN CONTINUAR

ABSORBIENDO LOS OCÉANOS EL EXCESO DE CALOR DE

Revista Pesca Julio2015 LA TIERRA?

1


TARIFAS DE PUBLICIDAD 2015

PAGINA WEB

MENSUAL

Banner horizontal superior 250.00

Ponemos a su disposición tarifas de publicidad competitivas y el

acceso a la publicación de artículos y temas que fuesen de su interés.

Su anuncio puede ser acompañado con un publirreportaje

sobre su empresa o sobre el tema que Usted desee.

Botones 150.00

EDICION REVISTA PESCA MENSUAL

Página interior 300.00

Si desea anunciar con nosotros, contáctenos. Estaremos gustosos

de atenderlos.

Queremos ser una revista interactiva, por lo cual lo invitamos a

sugerirnos temas, entrevistas, reportajes y cualquier otra idea que pueda ser de su interés particular, empresarial

y sectorial.

Para publicidad interior en la edición de la revista, enviar su diseño en formato pdf indicando en qué página

desea que sea colocado.

Facturación y cobranza

Media página interior 150.00

Cuarto de página interior 75.00

Los precios están expresados en soles. Se coordinará en su momento la forma y oportunidad de pago.

Especificaciones para los anuncios en el portal web

Banner Horizontal: 460px x 60 a 100px

Avisos de la Derecha ( links a web site): 207px x 85px

Las fotos para los artículos no deben exceder los 250 x 250px

Todas las imágenes a una resolución de 72 dpi.

Para mayores detalles de anuncios de publicidad y suscripciones sírvase dirigirse al correo electrónico:

info@revistapescaperu.com

Revista Pesca Julio2015 2


Fundada en 1960 JULIO 2015 * Vol. 168 * Número 07-15

C O N T E N I D O

EDITORIAL 2

EL SECTOR PESCA EN CIFRAS 3

OCEANO Y AMBIENTE 11

Pesca: Los ojos en el océano 12

Si la tierra subiera 2 grados 17

Biotecnología marina 18

Para aprovechar los recursos del fondo del mar 19

La NASA nos dice porqué estamos en problemas 21

La extinción del tiburón 24

Absorviendo el exceso de calor de la tierra 26

Acciones para salvar la salud de los océanos 30

Evitar el cataclismo ambiental 32

La misteriosa masa de agua caliente del Pacífico 32

El afloramiento de aguas 35

Afloramiento marino 37

El Ictioplancton 39

Agua muerta en el Océano Atlántico 41

Oro negro vertido en el océano 42

Oceana reclama una mejor gestión pesquera 44

BITACORA 45

Técnicas de pesca destructiva y descartes 49

Gobierno encarga a FAO evaluar ley de pesca 51

Senegal y su pesca 52

Los objetivos del desarrollo sostenible 55

Stocks pesqueros y sus beneficios 56

El precio de la pota 58

El control mundial de la pesca 60

La potencialidad del mar argentino 62

Consejo directivo del CITE pesquero 63

¿Incentivos para la acuicultura? 63

El cambiante papel de la harina de pescado 65

CIUDADANIA ACTIVA 66

Historia de la ciudadanía 7/8 67

El castigo de Platón 69

Un debate parlamentario 70

Consumimos como si no hubiese mañana 71

El fracaso del modelo pesquero 79

La revista Pesca no se solidariza necesariamente con las

opiniones vertidas en los artículos firmados, los cuales son de

responsabilidad de sus autores.

¿Podría la acuicultura ayudar a salvar los océanos? 46

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Trasmite ideas y

corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de sostenibilidad de los recursos marinos, de seguridad

alimentaria, de cuidado y protección del medio ambiente y ecosistemas acuáticos y de la necesidad de una participación

del país más justa en la renta pesquera.

Se edita mensualmente en formato digital en línea.

En formato PDF en el siguiente link:

http://www.revistapescaperu.com/revistas-descargas.html

En formato de lectura tipo revista en el siguiente link:

http://issuu.com/revistapesca/docs

Noticias resaltantes en el siguiente link:

http://www.revistapescaperu.com/

Revista Pesca Julio2015 1


En los últimos años varios países de la región vienen realizando esfuerzos por incrementar el consumo de pescado, o digamos

productos hidrobiológicos.

¿Porqué se quiere aumentar el consumo en la población? ¿De qué especies? ¿Cuál es la población objetivo y porqué? ¿De

qué tamaño es esa población objetivo? ¿Cuál es el tamaño de la oferta disponible de pescado? ¿Se sabe el volumen

máximo permisible de ser extraído?

Las respuestas a estas preguntas deberían constituir el inicio de cualquier programa de promoción de consumo de pescado,

por cuanto no se puede estimular el crecimiento de la extracción de recursos pesqueros sin asegurar su sostenibilidad,

lo que implica información científica que permita determinar el tamaño de la oferta. Recién entonces se puede determinar

el tamaño del mercado que se puede atender. No es lo que se quiere hacer, sino lo que se puede hacer sin perjudicar

la salud de la biomasa y del ecosistema.

La actividad pesquera descansa sobre la existencia de recursos pesqueros, por tanto el primer objetivo es garantizar la

sostenibilidad de los mismos. La base para el manejo sostenible radica en información científica, por lo cual el primer paso

requiere el fortalecimiento del sistema científico y oceanográfico, el cual debe priorizar los estudios biológicos y socio

económicos de los recursos, áreas y épocas de reproducción, tallas y edad de los mismos, el conocimiento de los stocks

disponibles, renovación de poblaciones, impacto de la mortalidad antropogénica y natural y la influencia de las variaciones

oceanográficas, principalmente en áreas costeras.

La aleatoriedad de la extracción por insuficiencia de información y el efecto de impactos climáticos, oceanográficos, naturales

(que son impredecibles) y mortalidad antropogénica, impone un enfoque precautorio que obliga a reducir el esfuerzo

pesquero por lo cual es preciso actuar en ese sentido, lo que conlleva a la necesidad de definir cuotas anuales globales

de extracción por especie.

El tema de fondo a tratar es la magnitud y orientación del esfuerzo pesquero total practicado por la comunidad pesquera.

Es imprescindible establecer mayores limitaciones al esfuerzo pesquero en el futuro inmediato junto con mecanismos que

garanticen un mejor aprovechamiento de las reducidas biomasas disponibles. Incentivar un mayor consumo sin tener en

cuenta estas consideraciones puede derivar en impactos negativos sobre el ecosistema.

En el Perú, en ausencia de información fidedigna sobre la oferta disponible, solo podría incentivarse el consumo hacia

poblaciones vulnerables basada en el recurso anchoveta, que es la especie más conocida científicamente, y la pota la

cual pese a no tener el mismo nivel de información, se puede presumir que existe en abundancia.

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda. En el Perú se ha atribuído siempre a los recursos marinos, no

solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad de inagotable. Han elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia

de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites

impredecibles en sus consecuencias.

Marcos Kisner Bueno

Revista Pesca Julio2015 2


Revista Pesca Julio2015 3


DESENVOLVIMIENTO DE LAS EXPORTACIONES PESQUERAS DURANTE EL

AÑO 2014

De acuerdo a las cifras proporcionadas por Aduanas-SUNAT, analizadas y depuradas por PROMPERU, el nivel de exportaciones

pesqueras alcanzadas en el año 2014 fue el siguiente:

Valor FOB = US$ 2,910‘305,053.64

Peso = 1‘478,107 toneladas métricas

Precio promedio = US$ 1,968 / ton

El monto exportado aumentó en 4.7% con respecto al año 2013, debido principalmente al crecimiento de las exportaciones

de productos pesqueros no tradicionales. El precio unitario promedio se incrementó en 0.53% con respecto al año

anterior.

Con respecto a la cantidad exportada, las exportaciones aumentaron en 4.2%, sustentado principalmente por el aumento

de los envíos de congelados (Consumo humano Directo) y Aceite de pescado.

A nivel desagregado se observa que, en cuanto a valor exportado, la harina de pescado disminuyó en 2.6% mientras que

los envíos de aceite de pescado aumentaron en 16%. En relación a los productos para consumo humano directo (CHD)

los rubros que crecieron fueron los congelados, curados y frescos.

Los productos destinados al consumo humano directo (CHD) como congelados, conservas, curados, diversos y frescorefrigerados,

representaron el 39.8 % del total exportado por el sector, alcanzando un nivel de exportación de US $

1,157’035,710 lo que significó un aumento del 11%. Los productos de consumo humano indirecto (CHI) como harina y

aceite de pescado, se mantienen como los más representativos del total de ingreso de divisas con el 60%, al haber generado

US $ 1,749, 415,960 en tanto que los productos denominados ―demás usos‖ como vivos aportaron el 0.13 % del

total con US $ 3‘853,385.

- En el año 2014 la exportación de productos congelados creció en 15% respecto del año anterior. A lo largo

del año hubieron productos que crecieron en exportaciones como el langostino, perico, merluza y anguila con crecimientos

de 25.6%, 12.4, 20.5% y 43.6%. Entre los que disminuyeron sus exportaciones se encuentran productos como

la concha de abanico en 17.8%, calamar en 41% y jurel con 26.5%. En el caso de la pota, durante el año 2014, las exportaciones

de pota congelada en sus diversas presentaciones alcanzaron los US $ 480.9 millones, consolidándose como

el producto pesquero de exportación más importante para CHD, creciendo a una tasa de 34.1%. La presentación más

demandada continúa siendo el filete precocido.

- Las exportaciones de conservas disminuyeron en 13%, debido a la reducción de los envíos de sardina

(82%), atún (35%) y jurel (25%).

La anchoveta sigue siendo el principal producto (tanto en su presentación como ―tipo sardina‖ y como anchoa envasadasemi

conserva) con un 65% de la participación y una tasa de crecimiento de 4%, seguida del atún y el jurel con participaciones

de 10 y 7% respectivamente. La cuarta especie en importancia es la caballa la cual mostró una recuperación de

13%.

- Los productos curados mostraron un aumento en sus exportaciones de 17.7% con respecto al año anterior.

Los principales productos exportados fueron en este rubro los productos que redujeron sus envíos al exterior fueron las

ovas de pez volador y las anchoas en salazón, aproximadamente en 50%.

-refrigerados.- Este rubro aumentó en 12% respecto al 2013. Los envíos llegaron a los 4’713,715 en lo que respecta

al valor. El bacalao de profundidad y la tilapia son las principales especies frescas exportadas.

en 3.7%.

- Este rubro está compuesto por los peces ornamentales. Sus exportaciones disminuyeron durante el 2014

Revista Pesca Julio2015 4


Respecto a las cantidades exportadas expresadas en TM, se observa que la harina y aceite de pescado lideran, como todos

los años, con un 70% las ventas peruanas por volumen.

El aumento general de precios fue de 0.5%. Los productos de mayor volumen exportado como la harina y aceite de pescado

hicieron que el precio tienda a bajar, sin embargo, es gracias a los precios de exportación de productos de consumo

humano directo que se obtiene un valor positivo. A pesar que esto últimos han sido también positivo, la variación no fue

tan elevada como en el 2013.

En cuanto a los mercados destino, se exportó a un total de 105 mercados, 3 mercados menos que en el año 2013. Los

productos de CHD se dirigieron a 99 mercados destino -el año 2013 fueron 101-, mientras que los productos catalogados

como ―demás usos‖ se enviaron a 29 países y los productos de CHI a 45 países.

Los principales mercados destino de las exportaciones para CHD en el 2014 fueron: China con 19.6% de participación,

seguido de Estados Unidos de América con 19.5%, España, Corea del Sur y Francia con 7.3% y Francia con 6%. Las exportaciones

de China crecieron en 39.3% por la mayor demanda de pota precocida a pesar que los precios tendieron a la

baja en el segundo semestre del 2014. Estados Unidos muestra un crecimiento de 0.3% debido a la caída de las exportaciones

de concha de abanico, a pesar de los buenos resultados de la campaña de perico y colas de langostinos. España

crece en 30.6% gracias a las compras de filete y tentáculos de pota, así como langostinos y anchoas envasadas. Corea

del Sur sube dos posiciones respecto al 2013 debido al aumento de sus compras de filete y tentáculo de pota, mientras

que Francia pierde una posición a pesar de la buena campaña de conchas de abanico hacia ese destino.

Con respecto al CHI, los principales mercados fueron China con 40.8% de participación, Alemania con 10.3%, Chile con

9.9%, Japón con 7.5% y Dinamarca con 5%. En este rubro, China mantiene su liderazgo como principal destino de la

harina de pescado debido al importante crecimiento de la actividad acuícola en dicho país, a pesar de haber cedido participación

a los mercados mencionados, tras una disminución de sus exportaciones de 20%.

El número de empresas exportadoras en el 2014 disminuyó a 458, evidenciándose 32 menos empresas que el año 2013.

Estas fueron clasificadas según su nivel de exportaciones en grande 2, grande 1, medianas, pequeñas y micro-empresas

con un total de 19, 28, 125, 139 y 147 empresas para cada clasificación respectivamente.

FUENTE: PROMPERU

INFORME ANUAL 2014 DESENVOLVIMIENTO DEL COMERCIO EXTERIOR PESQUERO

Revista Pesca Julio2015 5


CAPTURA Y PRODUCCION

Revista Pesca Julio2015 6


Revista Pesca Julio2015 7


Revista Pesca Julio2015 8


FUENTE: PROMPERU

INFORME ANUAL 2014 DESENVOLVIMIENTO DEL COMERCIO EXTERIOR PESQUERO

Revista Pesca Julio2015 9


4.3.3 ACEITE DE PESCADO

A pesar de la reducción de los desembarques de anchoveta en el 2014 y una disminución en el precio promedio, se observa

un crecimiento de 30% en peso exportado y de 15.7% en valor, en relación al año 2013, alcanzándose un valor de

396.2 millones de dólares.

Dinamarca y Canadá se mantienen como los primeros destinos del aceite de pescado peruano con 22% y 15% de participación,

y crecimientos de 9% y 18% entre el 2013 y 2014. Los otros países que completan los cinco primeros destinos

son Chile con 14%; Bélgica con 13% y Estados Unidos con 10% de participación.

El número de empresas exportadoras se redujo en 4%, concentrando las primeras 7 empresas el 78% de las exportaciones

de este producto, lideradas por ONC (Perú) y seguida por Tecnológica de Alimentos.

FUENTE: PROMPERU

INFORME ANUAL 2014 DESENVOLVIMIENTO DEL COMERCIO EXTERIOR PESQUERO

Revista Pesca Julio2015 10


Revista Pesca Julio2015 11


PESCA: LOS OJOS EN EL OCÉANO

Daniel Cressey

Daniel Pauly está sonando la alarma sobre las cosechas mundiales de

peces, pero otros piensan que está haciendo demasiado ruido.

Frente a la costa de Marruecos, pequeños barcos de pesca de madera

se agitan en el mar, por la recogida de calamar. En el otro lado del

Océano Atlántico, poderosos cruceros de cabina parten a velocidad de

Nassau, llevando a turistas en búsqueda de la enorme mahimahi, wahoo

y marlin.

Ninguno de estos buques existe - al menos en el recuento oficial de

las cosechas marinos mantenidas por la Organización para la Agricultura

y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO). Esa base de datos

global, conocido como el estado mundial de la pesca y la acuicultura,

o SOFIA, es generalmente considerada como la biblia

de la información sobre los recursos alimenticios marinos.

Pero SOFIA incluye sólo la información que los países

dan a la FAO, que es de calidad variable y con frecuencia

ignora la pesca de subsistencia, la pesca ilegal y

la pesca deportiva.

Daniel Pauly está obsesionado con los buques pesqueros

omitidos y las cantidades incalculables de comida que

sacan de los océanos. El biólogo marino de voz suave

pero intensa en la Universidad de British Columbia en

Vancouver, Canadá, trata de sacarlos de las sombras. En

el transcurso de una larga carrera que ha sido por igual

celebrada y polémica, se ha fijado la enorme tarea de la

elaboración de lo que él llama la "verdadera captura"

de las pesquerías del mundo. Se espera que estas cifras

ayudarán a los países - especialmente en el mundo en

desarrollo - para tomar el control de sus recursos y alimentar

a su población.

Ahora él está llegando a la culminación del proyecto.

Hacia el final de este año, su equipo va a publicar un

atlas mundial de todos sus datos, revelando por primera

vez su estimación de la cosecha anual real de las pesquerías

del mundo.

Publicaciones preliminares indican que las cifras serán al

menos un 50% por encima de las cifras de la FAO para

los países desarrollados, y mucho mayor para el mundo

en desarrollo. Los datos, Pauly dice, pinta un panorama

sombrío de la situación de los océanos.

Aunque las cifras oficiales de la FAO indican que las capturas

han sido más o menos estables en los últimos

años, el trabajo de Pauly indica que la captura mundial

está cayendo. El debate no es sólo académico. La disminución

de las capturas podrían significar que la pesca en

muchos países están siendo sobreexplotadas, dice Pauly.

"Esa es la parte que da miedo."

Búsqueda de la verdadera captura

Creciendo en Suiza sin salida al mar, Pauly no parecía

destinado a pasar su vida pensando en los océanos. Pero

en la universidad, comenzó a estudiar la ciencia de la

pesca con el objetivo de trabajar en los países en desarrollo

- y escapar de Europa, donde sentía siempre el

recuerdo de su fondo birracial (su padre es afroamericano).

"Quería llegar a un lugar donde no cuestionar tanto",

dice.

Después de obtener un doctorado en Alemania, trabajó

en Asia en materia de gestión de la pesca. En 1999, ter-

Revista Pesca Julio2015 12


minó en la costa occidental de América del Norte, como

jefe del proyecto Sea Around Us, que se dedica al estudio

de la pesca y su influencia sobre los ecosistemas. El

esfuerzo es una colaboración de la Universidad de la Columbia

Británica y el Pew Charitable Trusts.

en particular, o que no tienen ningún pesca de subsistencia

a pequeña escala - la gente en pequeñas embarcaciones

a sus familias. "Pero estos ceros que son ceros

suaves - que refleja la incertidumbre - se convierten en

ceros duros."

Creado, dirigido y formado por Pauly, este programa se

cristalizó en torno a una serie de preguntas. ¿Cuántos

peces son capturados en todo el mundo? ¿Qué especies

son? ¿Y cómo se puede cambiar esta captura para asegurar

que la pesca sea sostenible y para evitar daños a

los océanos? "Esto siempre estaba en el horizonte, esta

pregunta básica: ¿cuánto realmente está atrapado en el

mundo", dice Pauly.

Cuando empezó, Pauly se basó en gran medida en los

números de la FAO. "Yo durante años he hecho el análisis

de los datos de la FAO. Y pensé que son como todos

los números que usted puede conseguir - que tienen su

altas y bajas, y en general, se equilibra ", dice. Pero con

el tiempo, ya que estudió minuciosamente a través de

los datos y se obsesionó con sus matices, se dio cuenta

de cómo muchos factores importantes faltaban. "Eso me

asusta, porque me di cuenta que no era una excepción,

sino la regla."

Él describe su creciente desencanto con las estadísticas

de la FAO como un "gradual desamor".

Esto lo llevó a su próxima realización - que alguien tenía

que emprender la gigantesca tarea de solucionar este

problema, y "recrear las estadísticas del mundo de abajo

hacia arriba".

En 1998, Pauly escribió un artículo que sugiere una manera

de hacer eso. Propuso que los investigadores puedan

reconstruir los datos de captura buceando a través

de los archivos antiguos del gobierno, registros de muelles,

fotografías aéreas y entrevistas con los pescadores,

junto con los informes científicos publicados.

Este enfoque se basa en el entendimiento de que la pesca

es una actividad social, dice Pauly.

"Arroja sombras en la sociedad en la que opera". La pesca

influye en los restaurantes y mercados en los que los

pescadores venden sus productos, y los constructores de

barcos y los proveedores de combustible que les permitan

trabajar. "No es posible tener una pesquería y no

tener datos sobre la pesquería", dice.

El grupo The Sea Around Us utiliza estas sombras para

encontrar las pesquerías ocultas de la FAO. Ha trabajado

país por país para armar una base de datos completa de

lo que piensa que es la verdadera captura.

El Grupo de Pauly publicó su primera experiencia de este

enfoque en 2006, en un informe sobre las islas de los

Estados Unidos en el pacifico occidental. The Sea Around

Us había sido contratado por el consejo de administración

de la pesca en la región para analizar la pesca local.

Pauly dice que el problema se reduce al hecho de que "la

gente, cuando ellos no saben, ponen cero". Funcionarios

pesqueros informar que no se captura una especie

El colega de Pauly Dirk Zeller, un investigador de la pesca

en la Universidad de Columbia Británica, y su equipo

utilizaron un enfoque de seis partes que más tarde se

convirtió en estándar para el esfuerzo global. En primer

lugar, el grupo reunió informes de captura que se remontan

a 1950. Luego se identificó las lagunas en los

datos existentes - períodos de tiempo con información

Revista Pesca Julio2015 13


faltante, especies que deberían haber estado en las estadísticas,

pero no lo estaban, y los tipos de pesca que

probablemente se han producido pero estuvieron ausentes

de los datos de la FAO, como las personas locales

que pescan para alimentarse en lugar de vender.

Para completar los datos que faltan, el equipo peinó a

través de la literatura científica y entrevistó a expertos

locales, que van desde científicos hasta los pescadores y

pescadoras. Los investigadores construyeron los puntos

de anclaje, utilizando todos los datos duros, y luego interpolados

entre estos puntos de anclaje para estimar las

cifras que faltan. Esto les ayudó a hacer un recuento de

la captura total para todo el período de tiempo.

Para la isla de Samoa Americana, sus puntos de datos

duros incluyen una estadística de resumen y estadísticas

locales oficiales publicados por la Red de Información de

Pesca del Pacífico Occidental. El equipo también se utiliza

publicó estimaciones de la cantidad de pescado que

fue capturado por habitante cada año, y los combina con

los datos del censo para obtener una estimación de la

captura total.

Cuando Zeller sumó las cifras, la captura total estimada

entre 1950 y 2002 fue de 17 veces las estadísticas reportadas.

"Eso abrió una caja de Pandora", dice. "Si las entidades

asociadas a los EE.UU. tienen problemas con eso,

¿qué pasa con el resto del mundo?"

Desde entonces, Zeller y el Sea Around Us equipo han

estado aplicando las versiones de la misma metodología

en otros lugares. En 2014, por ejemplo, calcularon que la

verdadera captura en Portugal fue del 36% más alto que

el desembarque de peces notificado oficialmente, y la

diferencia en Panamá alcanzaron el 40% (Ref. 4). Una

cosa es constante, dice Zeller: "Dondequiera que me dirijo,

faltan datos."

La brecha se reduce

Las mayores diferencias entre la FAO y el Sea Around Us

números están en el pasado. Pauly dice que para los últimos

años, los dos conjuntos de cifras están afilando más

cerca - una tendencia que se puede observar en Senegal.

La reconstrucción no fue encabezada por Dyhia Belhabib

con el Sea Around Us, que ha dirigido el trabajo a

lo largo de la costa occidental africana.

Belhabib estima que a veces en los últimos 40 años, la

verdadera captura de Senegal fue 4 veces mayor que la

muestran los datos oficiales, mientras que en la última

década, la brecha se ha reducido. Sin embargo, su análisis

sugiere que la pesca ilegal, no declarada y no reportada

capturó US $ 300 millones de peces de aguas de

Senegal en los últimos años. "No esperábamos que fuera

tanto. Pensé en Senegal había un mejor seguimiento ".

Hay indicios de que el trabajo del Sea Around Us está

teniendo un impacto. En 2014, el ministerio de pesca de

Senegal tomó un barco ruso y la acusó de pescar en

aguas senegalesas ilegalmente. El gobierno aplicó con

éxito una multa de más de $ 1 millón a los propietarios

de la nave. Y en las conferencias de prensa después, el

ministerio citó la cifra de 300 millones dólares de pesca

sin reportar del grupo Sea Around Us.

"Donde quiera que me dirijo, los datos faltan."

Hace dos años, dijo Belhabib, "Yo diría que somos los de

afuera, somos las ovejas negras". Pero después de que

el grupo trabajó con los gobiernos de África occidental,

dice, "Siento que está cambiando."

El proyecto Sea Around Us tiene ahora un acuerdo en

vigor con la Conferencia Ministerial sobre Cooperación

Pesquera entre los Estados africanos ribereños del Océano

Atlántico (ATLAFCO). Un objetivo de la colaboración

es ayudar a los países africanos a desarrollar su propia

capacidad para reconstruir las capturas. También es

alentador naciones miembros a publicar sus datos en

revistas revisadas por pares.

No todo el mundo ha sido tan positivo acerca de este

trabajo. Un grupo de investigadores en Francia y Senegal

ha puesto en duda algunas de las hipótesis utilizadas

en el análisis de Belhabib. El equipo arguye que el trabajo

Sea Around Us ignora las diferencias cruciales entre

los tipos de pesca, en un caso de tomar datos sobre pescado

descartado durante la cosecha de camarón y aplicar

indebidamente las mismas tasas de descarte a las

Revista Pesca Julio2015 14


operaciones de fin-de pesca. La reconstrucción produjo

enormes sobreestimaciones y "puede conducir a consejos

manejo inadecuado", concluyen los autores.

Belhabib, Pauly y sus colegas refutar estas criticas sosteniendo

que sus estimaciones son sólidas. En el caso de

las tasas de descartes, dicen que no basan sus cálculos

en los datos de las cosechas de camarón - y que las tarifas

de los dos son más o menos similares de todos modos.

Pero las críticas van más allá de Senegal: China ha sido

otro punto de inflamación. El Grupo de Pauly publicó estimaciones

que la captura anual de la flota pesquera china

en todo el mundo es un promedio de 4,6 millones de

toneladas por año en 2000-11 - más de 10 veces el

número de la FAO (véase Nature 496, 18; 2013).

La FAO dijo que estas cifras son demasiado altas. Sachiko

Tsuji, un estadístico de la pesca mayor en la FAO en

Roma, dice que el problema se reduce a la metodología

utilizada por el grupo de Pauly. "En muchos casos, sus

reconstrucciones se basan en muestras muy pequeñas",

dice Tsuji. Otros se hacen eco de esa preocupación, diciendo

que el Sea Around Us extrapola a partir de muestras

limitadas y números a veces poco fiables, que pueden

producir grandes sobreestimaciones. El Grupo de

Pauly desencadena fuertes sentimientos entre algunos

en la FAO, que creen que su trabajo está siendo injustamente

dirigido, dice Tsuji. "Yo personalmente no lo creo,

pero esa es la relación actual entre la FAO y el mar alrededor

de nosotros."

Tsuji también señala que la FAO sólo puede reportar las

estadísticas oficiales que son suministrados por los Estados

miembros de la ONU. Aborda aspectos como la pesca

ilegal en informes especiales. Por ejemplo, colaboró

con el Banco Mundial para producir el informe de 2008

Los miles de millones hundidos, que reconocieron tanto

los problemas de la pesca ilegal y el hecho de que algo

de pesca no aparece en las estadísticas oficiales de la

agencia. Pero a la FAO no se le permite modificar las estadísticas

reportadas por los países miembros a incluir

esos detalles en las estadísticas oficiales de capturas.

Conflicto de captura

Pauly no solo ha recibido una gran cantidad de premios

por su trabajo, sino que también ha hecho enemigos.

Nunca miedoso, habla sin tapujos abiertamente sobre la

conservación del océano y está dispuesto a señalar con

el dedo a las grandes compañías multinacionales que

controlan gran parte de la industria pesquera mundial.

Parte de su motivación para buscar la verdadera captura

de las naciones en vías de desarrollo es permitir a estos

países a tomar el control de sus propios recursos. Él dice

que gran parte de la crítica viene de la gente que piensa

que se ha acostado con las organizaciones no gubernamentales

ambientales, que los científicos pesqueros han

tendido a rehuir.

Advertencias más estridentes de Pauly de disminución de

las poblaciones de peces le han aterrizado en feroz pelea,

particularmente con Ray Hilborn de la Universidad

de Washington en Seattle, uno de los investigadores

pesqueros más importantes del mundo. Hilborn tiene

poca fe en los números producidos por el mar que nos

rodea. "Terminan simplemente utilizando la opinión de

alguien", dice. "Creo que sólo están meando en el viento."

Trevor Branch, otro científico de la pesca en la Universidad

de Washington, es más complaciente. Los datos de

captura, dice, son "esenciales", y las reconstrucciones de

Zeller y Pauly son "muy valioso". Pero Rama sostiene

que no es posible utilizar los datos de captura por sí solos

para evaluar el estado de una pesquería, en ausencia

de información sobre la abundancia real de una determinada

especie en el océano. Por ejemplo, las capturas en

una zona determinada pueden haber disminuido porque

la gente simplemente dejó de pescar allí, más que porque

el número de peces ha disminuido.

Pauly sostiene que las cifras de capturas son la única

fuente de información sobre muchas especies de peces.

Los datos sobre la abundancia real son caros y lentos

para recoger, por lo que las cifras de capturas tienen que

ser utilizados para evaluar el estado de las especies.

Revista Pesca Julio2015 15


La disputa ha dividido a gran parte de la comunidad pesquera.

Pero nadie niega la influencia de Pauly. Boris

Worm, un investigador de la pesca en la Universidad de

Dalhousie en Halifax, Canadá, es uno de los pocos que

ha sido autor de papeles con tanto Hilborn y miembros

de la Sea Around Us. Se ha estimado la mortalidad global

para tiburones, utilizando los datos del proyecto Sea

Around Us y otras fuentes; su trabajo sugiere que las

capturas mundiales de tiburón son tres o cuatro veces

más de lo que sugieren los registros de la FAO.

Cuando se le preguntó qué números se utiliza para estimar

el número de peces que en realidad están siendo

atrapados, Worm responde casi antes de la pregunta:

"Daniel Pauly."

A pesar de todas las controversias, Pauly parece inmutarse.

De hecho, su forma da la impresión de que nada

mucho desconcierta él. Su vida le ha llevado por todo el

mundo, y lo dejó con una certeza acerca de lo que está

haciendo y por qué.

relativamente eficaz y el mantenimiento de registros asidua.

La situación es diferente en el mundo en desarrollo,

donde siempre se ha centrado la atención de Pauly. Conseguir

una data en la pesca en esas regiones requiere ir

más allá de los datos oficiales, dice.

Sin embargo, mientras que se centra en las naciones en

desarrollo, el proyecto Sea Around Us ha intentado tener

una perspectiva amplia. La ciencia de la pesca es a menudo,

por necesidad, muy localizada. Los investigadores

pueden pasar años recogiendo los factores que controlan

la cantidad de langosta de Maine, o el espadín en el Mar

Báltico. Muchos investigadores siguen insistiendo en que

esta es la forma en la ciencia pesquera tiene que trabajar.

Pero la investigación de Pauly ha obligado a la gente

a tener una visión global - para pintar un cuadro completo

de la salud de los océanos.

"Es necesario que usted mismo esté fuera de esa perspectiva

local", dice Belhabib. "Se requiere mucho valor

para hacer eso. Daniel Pauly lo tuvo ".

Él ve gran parte de la controversia acerca de la salud de

los océanos como reducida al hecho de que los pesos

pesados tradicionales en la ciencia pesquera son del

mundo desarrollado, que ha disfrutado de una gestión

Fuente

http://www.nature.com/news/fisheries-eyes-on-the-ocean-1.17121

El impacto de la pesca en las especies asociadas y dependientes se ha documentado en algunas áreas. La

disminución de las poblaciones de consumidores primarios al inicio de la cadena trófica remueve especies

necesarias para el mantenimiento de sus depredadores, con efectos de cascada en el ecosistema. En cambio,

la remoción de depredadores finales como mamíferos, atunes o tiburones, puede liberar una cantidad

inusualmente grande de presas de los niveles bajos de la cadena alimenticia. Al reducir la abundancia de

depredadores de alto valor, las pesquerías modifican la cadena trófica y los flujos de biomasa y energía a

través del ecosistema. Como ejemplo, la eliminación de los depredadores debida a la pesca en los arrecifes

de Kenia, produjo un aumento de la población de erizo marino, que aparentemente condujo a una disminución

del coral vivo y a la pérdida de la complejidad topográfica, la diversidad y biomasa de peces. En

el caso de los ecosistemas del fondo marino, es frecuente la remoción de grandes cantidades de biomasa

de la red trófica en ambientes caracterizados por una baja entrada de energía.

Fuente

http://app1.semarnat.gob.mx/dgeia/informe_04/05_aprovechamiento/recuadros/c_rec3_05.htm

Revista Pesca Julio2015 16


SI LA TIERRA SUBIERA DOS GRADOS SU

TEMPERATURA PROMEDIO

Si subiera entre 2 y 4 grados los glaciales andinos desaparecerían

y el potencial pesquero disminuiría, entre

otros cambios que alterarían de forma radical la vida.

Se sabe que la humanidad lucha para que la temperatura

promedio global no suba más de 2 grados. Pero ya

con un aumento de 1,5 promedio habría estragos, aseguró

una investigación en la que participaron científicos

del instituto Postdam Climate Impact Research y Climate

Analytics.

Oriente Próximo y el norte de África, por ejemplo,

tendrían cada vez menos agua disponible. Asia verían

inundaciones aún más agresivas, y países de Europa

oriental, como Rusia, perderían sus bosques.

Para América Latina y el Caribe, las cosas podrían ser

devastadoras, principalmente para la productividad agrícola,

el régimen hidrológico y la biodiversidad.

Las zonas secas serían más secas, y las húmedas, más

húmedas. Solamente en Brasil, con dos grados de aumento

en la temperatura, las cosechas de soja podrían

bajar en un 70%.

Si la temperatura llega a crecer entre 2 y 4 grados, todos

los glaciares de los Andes, ya disminuidos, terminarían

por desaparecer, lo que traería mayores riesgos de

inundaciones y escasez de agua dulce para capitales

como Quito, Lima, Santiago y La Paz, cuyos abastecimientos

dependen precisamente del hielo de esas montañas.

De paso, los páramos (ecosistema tropical de montaña)

sufrirían deterioros irreparables. La temperatura en ellos

sería cada vez mayor, lo que perjudicaría a su flora especializada

en la retención de agua y, de paso, el saneamiento

de ciudades.

El Banco Mundial advierte que al subir la temperatura

promedio, el potencial pesquero disminuiría en 50%,

porque los peces migrarían a aguas cada vez más cálidas

y corrosivas (acidificación), con lo que se abriría una

nueva grieta en la ya averiada seguridad alimentaria del

continente.

Con 1,5 a 2,0 grados centígrados de aumento promedio

en América Latina y el Caribe sobrevivirían solo 10 % de

los arrecifes de coral, habría mayores riesgos de erosión

costera y aludes y crecerían los riesgos de hambruna

para indígenas en zonas remotas.

Con 4 grados centígrados de aumento promedio las lluvias

descenderían entre un 20 y un 50 por ciento en el

norte de América del Sur y el Caribe, la selva del Amazonas

podría convertirse en una fuente de carbono;

habría extinción de especies y desaparición de medios

de subsistencia tradicionales; mayores riesgos asociados

a fenómenos del Niño y ciclones tropicales, al tiempo

que un aumento del nivel del mar entre 38 y 114 centímetros

para algunas ciudades costeras como Valparaíso

(Chile) y Recife (Brasil).

Un riesgo de pérdida de terrenos por inundaciones, debido

a un mar cada vez más agresivo, se ha pronosticado

para Cartagena, Tumaco, las islas de San Andrés,

Providencia, Gorgona y los archipiélagos de Nuestra Señora

del Rosario, San Bernardo, isla Fuerte y Tortuguilla.

Hay soluciones

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, sugiere un

cambio tecnológico que baje el uso de combustibles

fósiles, así como una transformación de conducta considerable

que se enfoque en una reducción del consumo.

―Necesitamos decisiones de política inteligentes, transporte

público no contaminante y eficiencia energética en

fábricas que no nieguen ni retrasen el crecimiento, pero

que ofrezcan beneficios climáticos‖, dice Jim Yong.

Mantener el calentamiento promedio de la Tierra por

debajo de los 2 grados y reducirlo a 1,5 para 2100 es

técnica y económicamente posible, pero requiere una

estricta mitigación a corto plazo, concluye el análisis.

Fuente

http://www.elpais.com.uy/vida-actual/horrores-sufriria-tierra-aumentotemperatura.html

Revista Pesca Julio2015 17


Casi 70% de la superficie terrestre está compuesta de

océanos, los cuales cuentan con la mayor biodiversidad

del planeta: en ellos están presentes sustancias que utilizan

industrias como las de alimentos, desarrollo de

nuevos fármacos de origen marino y conservación del

medio ambiente.

La mayor parte de los productos de origen marino procede

de animales como esponjas y los tunicados, pero

el gran crecimiento desde 2007 está en los que proceden

de microbios que ayudan a combatir enfermedades

o para hacer mejores biocombustibles.

De estas investigaciones se encarga la biotecnología

marina, que analiza organismos marinos, sus genomas

o sus productos derivados para beneficio del hombre.

A pesar de la poca atención que se presta a los productos

naturales de origen marino, actualmente existe una

gran cantidad de bioproductos derivados que están comercialmente

disponibles.

Desarrollo

Durante millones de años, innumerables formas de vida

marina han evolucionado para producir una inmensa

variedad de entidades químicas de exclusiva sofisticación.

Entre estas se encuentran moléculas con actividades

biológicas potentes, desarrolladas como una forma

de defensa bioquímica para sobrevivir en un entorno

extremadamente competitivo.

La evolución ha definido y seleccionado diversas estrategias

de supervivencia, defensa, ataque, adaptación y

comunicación entre organismos marinos que componen

un verdadero arsenal de moléculas que podemos emplear

en salud humana.

Los primeros elementos marinos utilizados por la industria

farmacéutica datan de hace más de 50 años y fueron

extraídos de una esponja del Caribe llamada Tethya

crypta. Estos compuestos son nucleósidos similares a

los que forman las unidades del ácido desoxirribonucleico

(ADN) y el ácido ribonucleico (ARN), salvo que poseen

un tipo de azúcar llamado arabinosa, en vez de la

desoxirribosa y ribosa características de estos ácidos

nucleicos.

Estos análogos naturales resultaron tener características

antivirales inesperadas, actuando como agentes inhibidores

de la trascripción reversa de ciertos virus, lo que

condujo a la síntesis de un número de medicamentos

antivirus y anticáncer.

Carrera

Actualmente existe una relevante importancia en la investigación

de microbios marinos, donde los genes más

interesantes son de microorganismos adaptados a condiciones

extremas: tanto en el frío (en la Antártica) como

en el calor (zonas volcánicas submarinas) o por la

necesidad de especialización, como en los corales.

Un estudio de la European Science Foundation calcula

que el mercado mundial de la biotecnología marina

movía en 2010 casi 2 mil 800 millones de euros, con un

crecimiento acumulativo anual de hasta 5%, lo que desató

una carrera científica, empresarial y ética por estos

recursos marinos.

Desde 1999 las solicitudes de patentes de material

genético marino han crecido a razón de 12% anual, llegando

en 2010 a 18 mil productos naturales registrados

procedentes de organismos acuáticos de todo tipo, desde

algas o anémonas hasta esas prometedoras bacterias.

No se puede patentar un ser vivo, pero sí aquella molécula,

secuencia genética o enzima que permite al organismo

en cuestión, luego de un proceso de filtrado y

mejora, a veces combinado con otros productos, hacer

biocombustibles de etanol más eficientes a partir de

maíz, mejores cremas para el sol o fármacos contra el

cáncer.

Legislación

Pocos países cuentan con la capacidad tecnológica para

aprovechar las bondades de los océanos. En 2009 casi

70% de las solicitudes de patentes procedentes del mar

Revista Pesca Julio2015 18


se concentraba en Estados Unidos, Alemania y Japón.

Se trata, por tanto, de una materia prima casi invisible,

lo que lo convierte en terreno abonado para la biopiratería.

Esta consiste en hacerse con el recurso marino sin

permiso del dueño, es decir, el país donde vive el organismo,

ya que para pedir una patente no es necesario

detallar su procedencia.

Por ello el pasado mes de octubre, después de 12 años

de trabajo y negociaciones, entró en vigor el Protocolo

de Nagoya de Naciones Unidas en el marco del Convenio

sobre Biodiversidad, que establece entre otras cosas

que los buscadores de riqueza genética tendrán que pedir

permiso al país dueño de los recursos, compartir conocimiento

y tecnología durante las investigaciones y, si

acaban obteniendo un beneficio a su costa, repartirlo.

Aún queda por resolver qué pasa en la mayor parte

(65%) del ancho mar: las aguas internacionales. Hay

quien sostiene que allí los genes no tienen dueño y, por

lo tanto, son del primero que los encuentre, y hay quien

defiende que son de todos, un bien común y, como tal,

sus beneficios se han de repartir de algún modo, con

dinero para fondos internacionales de investigación o

conservación de la diversidad, como se hace ya con

otros recursos como los mineros, energéticos o alimentarios.

Bondades de la biotecnología marina

Equipamiento médico y biomateriales Productos de origen

marino que se emplean como biomateriales de uso

quirúrgico y como componentes de aparatos de uso ortopédico

y cardiovascular, así como componentes de

formulación de fármacos.

Productos farmacéuticos Debido a la gran biodiversidad

y diversidad química de los océanos, los compuestos de

origen marino constituyen una fuente interesante de

compuestos bioactivos.

Productos cosméticos Las algas marinas proporcionan

ingredientes que se emplean como encapsuladores de

principios activos, antioxidantes e ingredientes cosméticos

bioactivos.

Diagnóstico Diversos productos de origen marino se emplean

como reactivos de laboratorio.

Agricultura Ingredientes de origen marino se emplean

en alimentación animal y acuicultura, así como herbicidas

y pesticidas de interés.

Energía Las microalgas y las bacterias fotosintéticas

constituyen una apuesta prometedora como fuente para

la obtención de hidrógeno de origen biotecnológico y

para la obtención de biodiesel.

Fuente

http://www.vertigopolitico.com/articulo/30796/Biotecnologia-marinafactor-clave-para-aumentar-valor-de-los-oceanos

CIENCIA BÁSICA PARA CONSERVAR Y APROVECHAR LOS RECURSOS

DEL FONDO DEL MAR

KENNIA VELÁZQUEZ CARRANZA

A los organismos asociados a los fondos marinos se les conoce como bentos

y tienen un papel relevante en los procesos primarios y los ciclos biogeoquímicos

del mar; un ejemplo de esto son los corales que capturan

carbono y participan en la regulación del clima del planeta, y ―aunque los

procesos que realiza el bentos son muy valiosos, no tienen un precio

económico y no son apreciados lo suficiente‖, dijo Elva Escobar Briones,

directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad

Nacional Autónoma de México (UNAM).

Revista Pesca Julio2015 19


El bentos es la fauna o flora asociada – a lo largo de su

ciclo de vida – al sustrato marino y por ello sus características,

como son forma, color, tamaño y fisiología,

van asociadas a la obtención de alimento en el sedimento

de los ambientes marinos. El material que conforma el

sedimento marino tiene origen en el continente o en el

océano, y puede ser de naturaleza inorgánica, como los

minerales, u orgánica como son los restos y/o desechos

de diferentes organismos. Al igual que las especies que

habitan los fondos marinos, las características de los sedimentos

dependen de las condiciones ambientales del

lugar donde el material sedimentado se originó, así como

por donde pasa y del lugar en el que se deposita.

Cuando se habla de ecosistemas bentónicos, casi todos

los hábitats pueden considerarse vulnerables, por ello las

acciones y esfuerzos requeridos a futuro en la conservación

de las comunidades bentónicas deben incluir estudios

de ciencia básica, explicó la también integrante de

la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Los hábitats bentónicos están asociados al fondo marino

y dependen de los procesos que se llevan a cabo en el

subsuelo y en la interfase sedimento-agua. En los primeros

10 centímetros superficiales de sedimento, arenoso o

lodoso, habitan organismos que realizan servicios ecosistémicos

como es el reciclaje de la materia orgánica

para integrarla a los ciclos del carbono, nitrógeno, azufre

y fósforo, o la bioturbación que promueve la oxigenación

del sedimento. Además, la fauna que habita en los fondos

es una fuente de alimento para especies de interés

económico como lenguados, cangrejos, langostas y

otros.

En cuanto a los hábitats rocosos del fondo del mar, éstos

dan complejidad arquitectónica, promueven la rugosidad,

son el sustrato de especies sésiles -fijas al fondo-, y refugio

de muchas otras como lo son camarones, langostas,

moluscos, estrellas, esponjas y pepinos de mar.

La especialista, que ha estudiado el bentos del Golfo de

México, considera que los hábitats bentónicos de esta

región son poco conocidos y vulnerables ante diferentes

actividades, ya sea de origen natural o antropogénico,

que lo modifican o destruyen. Tal es el caso del dragado

continuo de sedimentos en la zona costera para la navegación,

el relleno de playas, la minería y la pesca de

arrastre que afecta la diversidad y con ello a potenciales

recursos bentónicos.

El mar profundo, su gestión y su conservación

El mar profundo describe a los ecosistemas de agua y de

fondos marinos a profundidades mayores a 200 metros,

los cuales se caracterizan por la ausencia de luz, mayor

presión y baja temperatura conforme aumenta la profundidad,

y en algunas regiones se presenta una reducción

del oxígeno disuelto.

Los fondos marinos son resultado de la tectónica de placas

que se expresa en las diferentes formas del relieve

oceánico cuya clasificación está englobada en cinco regiones:

tres mayores y que comprenden las cordilleras

meso-oceánicas, el piso de cuencas oceánicas y el margen

continental; y dos menores, los arcos de islas y el

mar marginal. Todas son, en su origen, rocosas y a lo

largo de millones de años quedaron cubiertas por un fino

manto de sedimento, razón por la cual los fondos de roca

que no han sido cubiertos son raros y a la vez valiosos

para la vida marina, ejemplo de ellos son los fondos

de nódulos polimetálicos.

Entre las principales amenazas para el mar profundo en

México se encuentran el desecho de basura industrial y

urbana, la pesca profunda, la extracción de minerales,

petróleo y gas. Por ello, para poder utilizar los recursos

del mar profundo de manera sustentable y con conocimiento

científico, 28 expertos de 14 instituciones académicas

de los cinco continentes han creado la ―Iniciativa

de Gestión del Mar Profundo‖ (DOSI, siglas en inglés

de Deep Ocean Stewardship Initiative).

―Durante mucho tiempo el mar profundo permitió a la

Revista Pesca Julio2015 20


humanidad soñar y explorar para tener nuevos descubrimientos.

Hace años se le atribuyó a los fondos marinos

la existencia de recursos minerales y las expediciones

permitieron reconocer la vastedad de vida asociada a los

fondos marinos, aunque aún conocemos muy poco acerca

de ella‖.

La especialista en ecología y biodiversidad acuática señaló

que después de 1994 las concesiones para explorar

minerales en el fondo marino eran ocho, y al día de hoy

las solicitudes de concesión han incrementado a 26, y

siguen aumentado en áreas fuera de la jurisdicción nacional.

Éste es un patrimonio común de la humanidad y

con la iniciativa de mar profundo DOSI, lo que se busca

es invitar al mayor número de interesados en los recursos

y servicios del mar profundo, para establecer un

marco para su gestión y conservación.

―DOSI está a favor de cuidar lo que tenemos, y proteger

el mar profundo es equivalente a guardar un bosque para

el futuro, y así poder utilizar los recursos de los fondos

marinos cuando tengamos el mejor conocimiento y

la tecnología para hacerlo de manera sustentable‖.

Fuente

http://zonafranca.mx/ciencia-basica-para-conservar-y-aprovechar-losrecursos-del-fondo-del-mar/

Por Romina Bevilacqua

Están ocurriendo importantes cambios en

nuestro planeta y aquí están los hechos

que deberías conocer para tomar conciencia.

Este gráfico, basado en la comparación de

muestras atmosféricas contenidas en placas

de hielo y mediciones directas más recientes,

provee evidencia de que el CO2

atmosférico ha aumentado bastante desde

la Revolución Industrial.

El clima de la Tierra ha cambiado durante la

historia, pero tan sólo en los últimos

650.000 años ha habido siete ciclos de

avance y retroceso glacial, con el abrupto

fin de la última era glacial hace cerca de

7.000 años que marcó el inicio de la era

climática moderna, y de la civilización humana.

La mayoría de estos cambios climáticos

(Crédito: Vostok ice core data/J.R. Petit et al.;

NOAA Mauna Loa CO2 record)

Revista Pesca Julio2015 21


son atribuidos a pequeñas variaciones en la órbita de la

Tierra que alteran la cantidad de energía solar que recibe

nuestro planeta.

―La evidencia científica acerca del calentamiento del Sistema

climático es inequívoca‖, señaló en una ocasión el

Panel Internacional sobre el Cambio Climático. La NASA

opina lo mismo. Para ellos la actual tendencia al calentamiento

es particularmente significativa porque gran parte

de ella se debe a los humanos y avanza a un ritmo sin

comparación en los últimos 1.300 años.

Los satélites orbitando la Tierra y otros avances tecnológicos

han permitido a los científicos ver el cuadro completo,

recolectando diferentes tipos de información sobre

nuestro planeta y su clima a nivel global. Al estudiar

esta información climática acaparada durante muchos

años, se revelan las señales de un cambio

climático.

La naturaleza absorbente de calor del dióxido de carbono

y otros gases fue demostrada a mediados del siglo 19

por el físico John Tyndall y su teoría sobre el efecto invernadero.

Su habilidad para afectar la transferencia de energía infrarroja

a través de la atmósfera es la base de muchos

instrumentos utilizados por la NASA. No hay duda de

que los elevados niveles de los gases invernaderos

hacen que la Tierra se caliente como respuesta.

Muestras de hielo provenientes de Groenlandia,

Antártida y montañas glaciares tropicales muestran que

el clima de la Tierra responde a los cambios en los niveles

de gases de invernadero. También reflejan que, en el

pasado, grandes cambios en el clima ocurrieron muy

rápidamente, geológicamente hablando: en decenas de

años, no en millones ni en miles.

Así según la NASA, la evidencia del rápido cambio climático es escalofriante:

1. Aumento en el nivel del mar

El nivel del mar se elevó cerca de 17 centímetros

(6,7 pulgadas) a nivel global en el último siglo. La

tasa de crecimiento en la última década, sin embargo,

es cerca del doble que la de los últimos 100

años.

2. Aumento de la temperatura mundial

Las tres mayores reconstrucciones de la temperatura de la superficie global

muestran que la Tierra se ha calentado desde 1880. Gran parte de este calentamiento

ha ocurrido desde los años 70′, los veinte años de mayor temperatura

han ocurrido desde 1981 y los diez más calurosos han sido registrados

en los últimos 12 años. Aunque en los 2000 se evidenció una declinación en

la energía del Sol que se tradujo en una inusual baja en la mínima solar en

2007-2009, la temperatura de la superficie continúa aumentando.

Revista Pesca Julio2015 22


3. Los océanos calientes

Los océanos han absorbido gran parte de este aumento

de calor. Los primeros 700 metros de profundidad

desde la superficie muestran un calentamiento

de 0,302 grados Fahrenheit desde 1969.

4. Adelgazamiento de los casquetes polares

El casquete polar antártico y la capa de hielo de

Groenlandia se han reducido en masa. Datos del

Gravity Recovery and Climate Experiment de la NA-

SA muestran que Groenlandia perdió entre 150 y

250 kilómetros cúbicos (36 a 60 millas cúbicas) de

hielo al año entre 2002 y 2006. La Antártida, por su

parte, perdió 152 kilómetros cúbicos (36 millas cúbicas)

de hielo entre 2002 y 2005. El mínimo histórico

en la extensión de hielo marino en el Océano Ártico

se registró en 2007.

5. Deshielos en el Ártico

Tanto en su extensión como en su espesor,

el hielo en el océano Ártico ha declinado

rápidamente en las más recientes décadas.

6. Retroceso glacial

Los glaciares están retrocediendo alrededor de casi

todo el mundo, incluyendo los Alpes, Himalayas,

Andes, las Rockies, Alaska y África.

Revista Pesca Julio2015 23


7. Eventos extremos

Desde 1950 en Estados Unido ha aumentado el número

de eventos récord registrados por altas temperaturas,

mientras el número de récords registrados por bajas

temperaturas ha bajado. EE.UU. también ha sufrido un

aumento en el número de lluvias intensas cada año.

8. Acidificación de los océanos

Desde el comienzo de la Revolución Industrial, la acidez

del agua de la superficie de los océanos ha incrementado

alrededor de 30%. Este incremento es el resultado

de las grandes emisiones de dióxido de carbono en la

atmósfera por parte de los humanos, esto es absorbido

por los océanos. La cantidad de dióxido de carbono absorbido

por la capa superior de los océanos está incrementado

a razón de 2 mil millones de toneladas al año.

Visto en: NASA

Fuente

http://www.upsocl.com/verde/estamos-en-problemas-y-lanasa-nos-explica-por-que/

LA EXTINCIÓN DEL TIBURÓN CAUSARÍA DAÑOS

"IRREPARABLES" AL ECOSISTEMA Y A LA PESCA MUNDIAL

Karlos Simón, buceador con el récord de permanencia con

escualos bajo el agua, alerta de las consecuencias si este

animal, en peligro de extinción, desapareciera.

España es uno de los países que más tiburones caza en el

mundo, junto a Japón e Indonesia, poniendo también en

peligro "el futuro de la pesca a nivel mundial". El problema

iría más allá ya que, "una vez desaparecidas las especies

que se alimentan de algas, éstas crecerían sin control

en nuestros mares". "

Al año se cazan más de 100 millones de tiburones", alerta,

la mayoría sólo para arrancarles sus aletas con las que

se prepara la famosa sopa.

Un ejemplar de tiburón martillo fotografiado en las aguas de la Isla del Coco,

Costa Rica. (Rodtico21-Wikimedia Commons) Karlos Si

El tiburón es un animal "indispensable" para la supervivencia

del ciclo de los mares y su extinción daría lugar a

daños "irreparables" en el ecosistema marino, ha adverti-

Revista Pesca Julio2015 24


do Karlos Simón, buceador en posesión del récord mundial

de permanencia con escualos bajo el agua.

"España es en la actualidad uno de los países que más

tiburones caza en el mundo", junto a países como Japón

e Indonesia, lo cual pone en peligro no sólo la supervivencia

de este animal sino la de toda la cadena trófica

oceánica, ha asegurado Simón, hasta el punto de poner

en riesgo "el futuro de la pesca a nivel mundial".

Este experto submarinista ha indicado que la mayoría de

las especies de tiburón se encuentran en peligro de extinción

pero, al ser los principales depredadores de los

peces carnívoros, "si desaparecieran, éstos se multiplicarían

y acabarían con los peces herbívoros, su alimento".

De esta manera, "terminaríamos por quedarnos sin pesca"

aunque el problema iría más allá pues, "una vez desaparecidas

las especies que se alimentan de algas, éstas

crecerían sin control en nuestros mares" y, teniendo en

cuenta que el mar es el mayor sumidero del planeta de

CO2, la alteración de "su estructura y su dinámica influirían

en gran medida sobre la humanidad".

Cazados sólo para arrancarles sus aletas

La principal preocupación de este experto es el progresivo

incremento durante los últimos decenios de las capturas

de tiburones, "por culpa de la famosa sopa de aleta".

"Cada año se cazan más de 100 millones de tiburones",

la mayoría de ellos sólo para arrancarles sus aletas, con

las cuales se prepara esta sopa, muy demandada y consumida

en Asia hasta el punto de que un kilo puede llegar

a costar 500 dólares: "no hay grupo animal que

aguante esta presión", afirma Simón.

Tras capturar a los animales, los pescadores les cortan

esta parte de su cuerpo y luego los arrojan vivos al mar

pero, al perder su capacidad para nadar, los tiburones

"mueren de asfixia entre terribles dolores".

de ataques de tiburón en el mundo, casi todos de tres

especies: el tiburón blanco, tigre y toro "Si tuvieras que

dar un paseo, ¿irías a la sabana, sabiendo que hay leones

allí? Pues con el tiburón es lo mismo: ¿por qué se

empeña la gente en bañarse en playas donde hay presencia

confirmada de tiburones, cuando hay tantas otras

para hacerlo sin peligro?", se pregunta este especialista.

Según diversos informes oficiales de organismos marinos,

cada año se producen en torno a un centenar de

ataques de tiburón en todo el mundo, casi todos protagonizados

por 3 únicas especies de las más de 375 que

existen: el tiburón blanco, el tigre y el toro. Estos documentos

también afirman que la posibilidad de morir de

gripe es de 1 entre 63 y la de morir por una caída, de 1

entre 218, mientras que la de morir por ataque de tiburón

es de 1 entre 3.700.000.

"Es más fácil fallecer por la picadura de un insecto que

mordido por un tiburón", resume Simón, quien advierte

de que, "si a pesar de todo tienes un encuentro con uno,

debes intentar salir del agua cuanto antes, pero nunca

de forma brusca o llamando la atención". Muchos ataques

se producen porque, desde la perspectiva del escualo,

un bañista puede confundirse con una foca o un

león marino, algunas de sus piezas de caza habituales.

"Llámame loco pero lo mejor que puedes hacer si llevas

unas gafas de buceo es mirarle directamente y, si se

acerca, intentar tocarle los ojos y las branquias, sus zonas

más vulnerables..., entonces huirá por miedo a que

le hagas daño", asegura.

Fuente

http://www.20minutos.es/noticia/2436464/0/tiburon/consecuenciasextincion/expertos/#xtor=AD-15&xts=467263

No sólo se consume este animal en países como Japón o

China, sino en muchas otras partes del mundo como

Australia, Francia, Islandia o la misma España, donde el

cazón es un plato característico en Andalucía.

Una mala fama por el cine y la TV

Respecto a los peligros generados por el "rey de los mares",

como lo define Simón, llama la atención sobre la

mala fama que el cine y la televisión han adjudicado a

esta especie. Al año se producen en torno a un centenar

Revista Pesca Julio2015 25


¿CUÁNTO TIEMPO PUEDEN CONTINUAR

ABSORBIENDO LOS OCÉANOS EL EXCESO DE CALOR

DE LA TIERRA?

POR CHERYL KATZ

La principal razón por la que el gran aumento de las emisiones

de gases de efecto invernadero no ha causado un

incremento más rápido de la temperatura del aire es la

absorción de gran cantidad del calor por parte de los océanos.

Pero existen nuevas evidencias que indican que la

capacidad de los océanos para almacenar el calor puede

estar disminuyendo.

Durante décadas, los océanos de la Tierra han absorbido

más de nueve décimas partes del exceso de calor atrapado

en la atmósfera por las emisiones de gases de

efecto invernadero. Al almacenar esa energía extra en

sus profundidades, los océanos han librado al planeta de

experimentar todos los efectos causados por el uso excesivo

de carbono de la humanidad.

Pero a medida que estos gases se acumulan en el aire,

bajo las olas se produce una sobrecarga energética. Una

serie de investigaciones recientes ha constatado que el

océano se ha ido calentando más rápidamente y hasta

una mayor profundidad de lo que habían previsto los

científicos. Y hay nuevas señales de que los océanos

podrían estar empezando a liberar alguna de esa energía

térmica acumulada, lo que podría contribuir a aumentar

significativamente la temperatura global en los próximos

años.

El océano se ha ido calentando a una velocidad de entre

0,5 y 1 vatio de energía por metro cuadrado en los

últimos diez años, hasta acumular más de 2 X

1023 julios de energía desde 1990, el equivalente a

aproximadamente cinco bombas de Hiroshima explotando

a cada segundo. Los amplios océanos, cuyos cambios

de temperaturas son lentos, tienen una gran capacidad

para retener el calor, especialmente el fondo del océano,

que cada vez más desempeña la función de absorción y

almacenamiento.

―Esta es una de las principales razones por las que la

temperatura de la superficie del planeta ha aumentado

menos de lo esperado en los aproximadamente últimos

doce años, teniendo en cuenta el enorme aumento de

gases de efecto invernadero durante el mismo período‖,

afirmó Kevin Trenberth, científico del National Center for

Atmospheric Research. El fenómeno, al que algunos llaman

el hiato, ha desafiado a los científicos a explicar su

causa. Pero se han llevado a cabo nuevos estudios que

indican que las fuerzas que están detrás de estos supuestos

paréntesis son procesos oceánicos naturales —y

temporales— que puede que estén cambiando de rumbo.

La acumulación de calor en los océanos equivale

a cinco bombas de Hiroshima explotando

a cada segundo desde 1990.

Los vientos alisios del Pacífico, por ejemplo, que han sido

excepcionalmente fuertes durante las dos últimas

décadas gracias a un ciclo de 20 a 30 años, llamado ciclo

de oscilación interdecadal del Pacífico, han estado

bombeando calor térmico de la atmósfera hacia el

fondo del Pacífico occidental. Los vientos son alimentados

por la fase negativa, o fría, del ciclo actual. Pero los

científicos explican que cuando el ciclo cambie hacia su

fase positiva, la cálida —lo cual la historia sugiere que

podría ocurrir en una década— los vientos se debilitarán

y el bombeo aflojará, lo que provocará que el calor enterrado

vuelva de nuevo a la atmósfera.

―Hay indicios de que es posible que esto ya esté sucediendo‖,

constata Matthew England, profesor de ciencias

oceánicas en la Universidad de Nueva Gales del Sur

(University of New South Wales), en Sídney, Australia.

Sin la acción de enfriamiento de los vientos, las temperaturas

atmosféricas podrían dispararse tal como lo hicie-

Revista Pesca Julio2015 26


on en los años 1980 y 1990, la última vez que la oscilación

fue positiva. Durante la próxima fase positiva, añade

England, ―es muy probable que [el calentamiento]

sea tan rápido o incluso más, porque esos gases de efecto

invernadero son ahora más elevados‖.

Los científicos también se están dando cuenta de que la

temperatura del océano es ahora más elevada, y a mayor

profundidad, de lo que habían imaginado. Todo esto

significa que el clima ha cambiado mucho más de lo que

creemos.

Este mapa muestra las

tendencias de acumulación

de calor de los

océanos del mundo,

desde la superficie

hasta 2.000 metros de

profundidad.

―Si medimos el desequilibrio energético de la Tierra, la

temperatura del océano nos proporciona casi toda la historia‖,

afirma Dean Roemmich, profesor de oceanografía

de la Scripps Institution of Oceanography, en la Universidad

de California (University of California) de San Diego.

El aumento de calor a largo plazo en los primeros 700

metros (0,43 millas) de los océanos del mundo probablemente

se ha subestimado a la mitad, según Paul Durack,

investigador del Lawrence Livermore National Laboratory.

Las medidas anteriores de acumulación de calor se

encontraban por debajo de las expectativas debido a las

observaciones históricamente dispersas de grandes partes

del océano. Las cifras fueron especialmente bajas en

el Hemisferio Sur, que contiene aproximadamente el

60% de los océanos del planeta, pero las muestras fueron

muy pobres, hasta que en 2005 se implementó en

todo el mundo Argo, una selección de aproximadamente

3.500 sensores flotantes.

A nivel mundial, la parte superior de los océanos

puede retener entre un 24% y un 58%

más de calor que antes.

Un análisis actualizado de Durack y sus colegas desveló

que entre los años 1970 y 2004, los primeros 700 metros

de los océanos del Hemisferio Sur se habían calentado

entre un 48% y un 166% más que lo que se había calculado

en observaciones anteriores. A nivel mundial, sus

resultados sugieren que la parte superior de los océanos

conserva entre un 24% y un 58% más de calor que antes.

―Probablemente hemos estado perdiendo parte del aumento

de calor,‖ afirma Durack. Su estudio y otras investigaciones

recientes indican que ―deberíamos volver

atrás y empezar a recalcular las estimaciones de sensibilidad

climática de la Tierra‖.

Al analizar los datos de Argo, que miden el calor almacenado

a 2.000 metros (1,24 millas) de profundidad, Roemmich

y sus colegas descubrieron que el exceso de

energía también estaba penetrando más profundamente

en el océano y lo hacía más al sur. La red proporciona

las primeras mediciones completas de las profundidades

del océano, cuando antes las lecturas solo llegaban a los

700 metros. Los investigadores descubrieron que el aumento

sustancial de calor del océano, de los dos tercios

hasta el 98%, que tuvo lugar entre el 2006 y el 2013, se

produjo al sur del ecuador, donde espirales gigantes lo

hicieron descender. Y la mitad del aumento se produjo

entre los 500 y los 2.000 metros de profundidad.

Roemmich estima que a profundidades de 500 a 2.000

Revista Pesca Julio2015 27


metros los océanos se calientan unos 0,002 grados centígrados

cada año, mientras que los primeros 500 metros

ganan unos 0,005 grados al año. Aunque no parezca un

gran salto de temperatura, el resultado es una sorprendente

carga de calor cuando se multiplica por todas las

profundidades de este inmenso sistema que cubre el

70% del planeta.

El aumento de temperatura es superior en la superficie

del mar, que se calienta más rápido que el conjunto del

océano. Los primero 75 metros se han calentado una

media de 0,01 °C por año desde 1971. Pero fuerzas como

el viento y las corrientes tienen fuertes efectos sobre

la superficie del océano, donde las mediciones de temperatura

son muy variables. Aún así, indican que algunas

zonas del océano se están calentando especialmente

rápido, tales como el Océano Ártico, que este año ha

registrado el nivel más bajo de hielo invernal anual, y

está absorbiendo mucha más energía solar con el derretimiento

de la cobertura de hielo expuesto a nuevas superficies

oscuras.

En algunas secciones, las temperaturas veraniegas de la

superficie del mar han aumentado alrededor de 1 °C en

las últimas dos décadas, casi cinco veces el promedio

mundial. Algunas partes del Océano Índico, del Atlántico

Norte y de las aguas que rodean la Antártida se están

calentando casi a la misma velocidad.

Más calor almacenado en el océano ahora significa

que habrá más calor que volverá inevitablemente

a la atmósfera.

―Un par de fenómenos como El Niño solucionarían el problema‖,

declaró England. El agua tibia y los vientos calmos

de este fenómeno periódico del Pacífico tropical son

―una gran forma de conseguir que el calor de las zonas

profundas regrese a la superficie‖. Los meteorólogos

afirman que un apacible El Niño se ha puesto en marcha

este año.

Aunque, por supuesto, los océanos no expulsaran todo

ese exceso de calor de repente, la capacidad que tiene el

agua del mar para absorber el calor es enorme y una

parte permanecerá encerrada ahí durante milenios. No

obstante, parte de esa energía almacenada se liberará

en el aire en la superficie del océano y el planeta se calentará.

Teniendo en cuenta la magnitud de la carga

térmica del océano, cualquier cambio, por pequeño que

sea, tiene un gran impacto.

Este gráfico muestra el aumento de calor

de los océanos a nivel mundial desde

1955.

―Pero el otro punto que quiero destacar‖, indica England,

―es que los gases de efecto invernadero en la atmósfera

se encuentran en elevadas concentraciones en comparación

con hace 100 años, de modo que no es necesario

extraer el calor desde el océano hacia la superficie para

conseguir un calentamiento futuro; lo que debemos

hacer es frenar la absorción de calor del océano, y los

gases de efecto invernadero harán el resto.‖

Las tendencias climáticas recientes indican que los mecanismos

de absorción, como el entierro de calor bajo la

superficie del Pacífico tropical y la transferencia vertical

de calor hacia las profundidades del océano, podrían estar

disminuyendo.

―Es por eso que el 2014 es ahora el año más cálido registrado‖,

afirma Trenberth, y añade: ―En otras palabras,

Revista Pesca Julio2015 28


el calor ya no desciende a las profundidades del océano.

Los patrones de viento han cambiado, la superficie del

Océano Pacífico se ha calentado. Y esto tiene consecuencias.‖

Según ella, ―estamos perdiendo este importante espacio

de hábitat para los organismos que respiran oxígeno.

Estamos observando indicios de pérdida de oxígeno en

cada cuenca oceánica del océano mundial‖.

Una de las principales consecuencias es el aumento del

nivel del mar. La expansión térmica —el agua aumenta

cuando se calienta— representa una parte substancial en

el incremento del nivel del mar, de modo que un océano

más cálido se traduce en peores noticias para las ya

amenazadas islas y costas.

Los efectos en los patrones de circulación del mar y el

clima son complejos y difíciles de predecir a partir de la

variación natural, ya que se requiere una observación a

largo plazo. Pero cada vez hay más indicios que apuntan

a un cambio en los posibles impactos. Entre ellos está el

rápido calentamiento de las aguas del Ártico, que podría

empeorar las olas de calor veraniegas en Europa y América

del Norte mediante la reducción de la diferencia de

temperatura que promueve la circulación en la latitud

media. También la reciente serie de excepcionales e intensos

ciclones podría estar relacionada con los cambios

en el Pacífico tropical.

Para la vida marina, el calentamiento del océano

ya presenta múltiples e intensos peligros.

En cuanto a la vida marina, el calentamiento del océano

ya presenta múltiples e intensos peligros. El agua más

caliente contiene menos oxígeno y otros gases. Además,

el calentamiento aumenta la estratificación oceánica, lo

que bloquea la circulación de las aguas de superficie ricas

en oxigeno hacia zonas más profundas. Las zonas

con bajo nivel de oxígeno se están extendiendo, y los

modelos climáticos predicen que podría incrementarse

en un 50% al final de este siglo. No solo esas zonas son

inhóspitas para la mayoría de criaturas marinas, sino que

al extenderse está reduciendo de forma crítica el hábitat

de la parte superior del océano, según Sarah Moffitt, investigadora

de postdoctorado del laboratorio marino Davis

Bodega, de la Universidad de California (University of

California).

Un estudio reciente de Moffitt y sus colegas de los sedimentos

de los fondos marinos desde el final de la última

Edad de Hielo, entre 10.000 a 17.000 años atrás, reveló

que los ecosistemas del Océano Pacífico, desde el Ártico

hasta Chile, ―perdieron gran cantidad de oxigeno de forma

súbita cuando el planeta se calentó durante el deshielo‖.

Los resultados ofrecen un vistazo de lo que nos

podría deparar el futuro. Según Moffitt, esto ―nos demuestra

que en un futuro cálido y rico en carbono, los

sistemas oceánicos tienen la capacidad de cambiar de

una forma sin análogos‖ en el mundo de hoy.

Una preocupación adicional es que el aumento de temperatura

podría reducir la función vital del océano como

sumidero de carbono. Absorber el CO2 de la atmósfera

es otra forma que tienen los océanos de mitigar los impactos

de los gases de efecto invernadero, aunque eso

conlleve que las aguas marinas se acidifiquen. Actualmente,

casi la mitad de dióxido de carbono que produce

la humanidad termina disuelto en el agua de mar, la mayoría

depositado en los océanos del hemisferio sur, donde

los remolinos de viento lo entierran a mucha profundidad.

Pero las aguas cálidas también retienen menos CO2. Y

esos vientos cíclicos es probable que disminuyan algún

día. El resultado del aumento de temperatura de los océanos

y la reducción de los vientos sería una saturación

oceánica de CO2 más rápida y un incremento mucho

mayor de entrada de gases que retienen calor en la

atmósfera —un escenario potencialmente similar a

la liberación masiva de carbono en el océano que ayudó

a poner fin a la última Edad de Hielo.

Según los científicos, todavía estamos a tiempo de dar la

vuelta a la situación.

―Hoy en día disponemos de la tecnología suficiente para

tener un impacto positivo en el clima, lo único que nos

falta es la voluntad política‖, comenta John Abraham,

Revista Pesca Julio2015 29


profesor de ciencias térmicas en la Universidad de Saint

Thomas (University of St. Thomas), en St. Paul, Minnesota.

Pero él y otros como él están preocupados por el

hecho de que al ocultar los efectos de nuestra larga manipulación

de combustibles fósiles, los océanos nos están

impidiendo darnos cuenta del desequilibrio que ha alcanzado

el sistema climático de la Tierra.

Abraham afirma que ―el océano nos está haciendo un

favor atrapando un 90% de nuestro calor. Pero esto no

durará para siempre‖.

Cheryl Katz es una escritora científica afincada en la

zona de la bahía de San Francisco. Trabajó como reportera

de las publicaciones Minneapolis Star-

Tribune, Miami Herald y Orange County Register, y actualmente

trabaja como autónoma especializada en temas

medioambientales y del cambio climático. Sus artículos

han sido publicados en Scientific American, Environmental

Health News y The Daily Climate, entre otras

publicaciones.

Fuente

http://e360yale.universia.net/cuanto-tiempo-puedencontinuar-absorbiendo-los-oceanos-el-exceso-de-calor-de

-la-tierra/

ACERCA DE LA AUTORA

Mirta Rodríguez P.

El Fondo Mundial para la Naturaleza advierte que el 2015

es crucial para definir estrategias que permitan rescatar

las zonas marino-costeras.

El mar provee de bienes y servicios al hombre, entre

ellos los recursos pesqueros, que ya están en declive.

Un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)

urge a las naciones del mundo tomar acciones políticas

inmediatas y de ‗manera conjunta' para salvar los océanos,

toda vez que se trata de un recurso natural que

ofrece innumerables bienes y servicios a la humanidad,

pero se está deteriorando.

En su informe ‗Reviviendo la economía del océano', el

organismo menciona la presión que ejerce actualmente

el hombre sobre los océanos con la destrucción de sus

hábitats, la sobrepesca y la contaminación, lo cual está

acabando con los valiosos recursos que provee.

En este sentido, consideró el 2015 como un año crucial

para establecer acciones sostenibles a nivel internacional

que permitan ‗revivir su capacidad productiva antes de

que sea demasiado tarde', puesto que se trata de un recurso

vital para la vida en el planeta, la regulación del

clima y para la economía.

‗El mensaje es claro: estamos agotando nuestros activos

oceánicos, y empujaremos la economía del océano hacia

números rojos si no respondemos ante esta crisis como

una comunidad internacional', destaca la WWF en el documento,

elaborado en conjunto con el profesor Ove

Revista Pesca Julio2015 30


Hoegh-Guldberg y con la colaboración del Global Change

Institute de la Universidad de Queensland (Australia) y el

Boston Consulting Group.

Para garantizar la recuperación y un futuro sostenible de

los océanos en los próximos 15 años, la WWF sugiere a

las naciones adoptar acciones prioritarias en inmediatas

como: garantizar elementos para la recuperación del océano

en la Agenda Post- 2015 de la Organización de las

Naciones Unidas (ONU), incluyendo los Objetivos de Desarrollo

Sostenible (ODSs), para ‗conservar y usar sosteniblemente

los océanos, los mares y los recursos marinos

para el desarrollo sostenible', subraya el informe disponible

en el sitio : http://awsassets.wwf.es

Del mismo modo, insta a escuchar a los científicos y establecer

límites ambiciosos para reducir las emisiones de

gases efecto invernadero que están provocando el cambio

climático. Pero sobre todo considera vital para las

naciones del mundo firmar un acuerdo internacional en

la Cumbre del Clima (COP 21), en París, Francia, en diciembre

de este año (2015) que permitirá la rápida descarbonización

de nuestras economías y sociedades.

Otro de los puntos que considera imprescindibles es la

protección y manejo efectivo de por lo menos el 10% de

las zonas marinas y costeras protegidas para los próximos

cinco años (2020), con una tendencia a incremento

del 30 % para el año 2030.

‗Esto no se trata solo de extender el área protegida; se

trata de establecer redes representativas de áreas protegidas,

que son más importantes para producir beneficios

para la biodiversidad, la seguridad alimentaria y los sustentos

de la gente', indica el estudio, que destaca que el

manejo de los hábitat y de los recursos pesqueros deben

ser sostenibles.

Alice Eymard-Duvernay, experto en océanos de la WWF,

en Suiza, advirtió que la destrucción de los manglares,

ecosistemas de marismas de la regiones tropicales, es

entre 3 y 5 veces superior a la de otros bosques.

con una extensión de 361 millones de kilómetros cuadrados

y una profundidad media de 3,730 metros. En ellos

habita el 15% de la biodiversidad global, pero los que

más están amenazados son los peces, los cuales han tenido

un declive global de un 90%, ya sea porque están

sobreexplotados o completamente explotados. Cada año,

los océanos producen un rendimiento económico a nivel

mundial de aproximadamente $2,5 billones.

‗Con el 61,3 % de las pesquerías del mundo plenamente

explotadas en la actualidad, y el 28,8 % sobreexplotadas,

agotadas o en recuperación, existe la necesidad urgente

de revisar las políticas para asegurar que la sobreexplotación

y la destrucción de las pesquerías no continúe,

y resolver el problema de la pesca ilegal', plantea la

investigación.

Es por ello que para lograr una gestión sostenible también

proponen la conformación de una ‗Alianza Azul' de

países marítimos que otorgue liderazgo y construya el

marco para una serie de acciones rápidas y exhaustivas

en nombre del océano. Asimismo establecer un fondo

global para apoyar los países con menos recursos y que

son más vulnerables a los impactos de la degradación

oceánica.

LA FAUNA MARINA

La biodiversidad y declive de las especies que habitan los

océanos.

15% de la biodiversidad global habita en los océanos. De

ella, los peces son los que están más amenazados.

90% de los peces están en declive, ya sea porque están

sobreexplotados o porque están completamente explotados.

Fuente

http://laestrella.com.pa/vida-de-hoy/planeta/urgeacciones-para-salvar-salud-oceanos/23861432

Los océanos cubren el 71% de la superficie del planeta

Revista Pesca Julio2015 31


Por Lorenzo Oquendo

editado por Katia Madruga Marquez

Los impactos del cambio climático continúan afectaciones

de ecosistemas en el mundo actual con aumento de

migraciones de la especie animal. Son notorios, de

acuerdo con investigadores científicos, el desplazamiento

del pez león que oriundo del Océano Pacífico aparece en

aguas del atlántico e igualmente se perciben desplazamientos

de peces y crustáceos como la langosta, además

de variaciones de algas en esos mares.

Pero también los arrecifes coralinos son otros de los ecosistemas

afectados por el cambio climático al decolorarse

su estructura y recibir otras enfermedades por aumento

de la contaminación que ocasionan los gases de efecto

invernadero.

Expertos de organizaciones científicas advierten que si la

temperatura ambiental incrementa un grado centígrado,

aumentará paralelamente igual el riesgo de desaparición

del 30 por ciento de las especies marinas, quiere esto

decir que con solo un grado de temperatura puede suceder

esa pérdida con este ambiente calórico del mundo.

Ahora en algunas partes del trópico se observan calores

desproporcionados para la época después de transcurrido

el correspondiente tiempo de una temperatura un

poco más baja y generalmente agradable.

Sin embargo, abril se torna con adelantos muy calóricos

respecto a los meses de junio, julio y agosto que son los

tradicionalmente calóricos. Veremos que sucede con el

próximo mayo, significativo de lluvias primaverales, subordinado

ahora a las irregularidades climáticas.

En relación con la desaparición y desplazamiento en el

ámbito de la especie animal por el cambio climático se

consideran actualmente extinciones entre cien y mil veces

superior a las causas naturales.

Actualmente desaparecen por el calentamiento global

especies de aves, mamíferos y anfibios durante estos

años.

Otro aspecto de afectaciones por cambio climático se

refleja en costas con daños a su litoral por el aumento

del nivel del mar con alta temperatura.

En esas zonas costeras son apreciables las pérdidas de

humedales y manglares, además de incursiones de agua

con mezcla salina.

Debe recordarse que estas zonas costeras se afectan

destructivamente con avanzadas de ciclones y huracanes

que se forman con el calentamiento global y después

impactan contra litorales costeros con perjuicio material,

económico y hasta de pérdidas humanas.

Esta es la situación actual, entre otras a considerar por

los que pueden en el mundo evitar un cataclismo ambiental.

Esperemos.

Fuente

http://www.radiohc.cu/noticias/ambiente/53987-evitar-el-cataclismoambiental

LA MISTERIOSA MASA DE AGUA CALIENTE DEL

PACÍFICO QUE INTRIGA A LOS CIENTÍFICOS

Jaime González BBC Mundo, Los Ángeles, @bbc_gonzalez

Los científicos llevan tiempo tratando de averiguar qué esta haciendo que estas crías se separen de sus madres a un

edad en la que no pueden alimentarse por sí mismas.

Ahora, investigadores de la Universidad de Washington han publicado un estudio en el que se da una explicación a este

fenómeno.

Revista Pesca Julio2015 32


Se trata de una enorme masa de agua caliente de unos

1.600 kilómetros de longitud y unos 90 metros de profundidad

que se extiende a lo largo de la costa oeste de

Norteamérica, desde Alaska hasta México.

Esta acumulación de agua cuya temperatura en algunos

lugares es unos 2.7 ºC superior a la media ha sido bautizada

como "la mancha" (the blob, en inglés).

Así, por ejemplo, los leones marinos deben nadar más

lejos para conseguir los peces y otros animales de los

que se alimentan, por lo que dejan durante más tiempo

a sus crías solas, que se aventuran hambrientas a la costa.

Este fenómeno también esta afectando a la aves marinas,

cuya mortandad se ha disparado en tiempos recientes.

Además, en aguas de Alaska se han avistado en

los últimos meses especies de peces que suelen habitar

cientos de kilómetros al sur del Pacífico.

Inusual

Las intensas tormentas de nieve del pasado invierno en

Boston fueron causadas por el mismo fenómeno que

provocó el calentamiento del Pacífico, según los expertos.

El calentamiento de las aguas hace que haya menos nutrientes

en el océano, lo que al mismo tiempo ha alterado

la distribución de la fauna marina y ha diezmado la

cadena alimenticia.

Los científicos creen que la mancha de agua caliente es

el resultado de un inusual sistema de alta presión que se

instaló a fines de 2013 en el noreste del Pacífico, calmando

las aguas oceánicas y haciendo que estas no se

enfriaran en invierno como suele ser habitual.

Esa agua caliente ha tenido un gran impacto en los ecosistemas

marinos del océano. Es un problema importante

para la cadena alimenticia de la que dependen muchos

animales.

Este sistema sería el causante también de la falta de precipitaciones

que se ha registrado en los dos últimos años

en el suroeste de EE.UU. y de los duros inviernos que se

han vivido en el noreste del país.

"Empecé a estudiar la masa de agua caliente cuando esta tenía una forma circular y se encontraba situada en el noreste

del Pacífico. Fue por esa forma circular que le puse el nombre de ´la mancha‘", explica en conversación con BBC Mundo

Nicholas Bond, investigador del Instituto Conjunto para el Estudio de la Atmósfera y el Océano de la Universidad de Washington

(JISAO, por sus siglas en inglés).

A Bond le llamó la atención que la

aparición de la mancha coincidiera

con una serie de fenómenos meteorológicos

inusuales en Norteamérica.

"Está claro que la mancha de agua

caliente está relacionada con el sistema

de alta presión que apareció en el

invierno boreal de 2013-2014", apunta

el experto, quien señala que las

Revista Pesca Julio2015 33

Masa de agua caliente se extiende a lo

largo de la costa oeste de Norteamérica,

desde Alaska hasta México. Foto: NOAA


alteraciones en el clima también fueron provocadas por

ese sistema.

"Ese agua caliente ha tenido un gran impacto en los ecosistemas

marinos del océano. Es un problema importante

para la cadena alimenticia de la que dependen muchos

animales".

Como otros científicos, Bond cree que lo que está ocurriendo

en la costa oeste de Norteamérica podría estar

relacionado con un fenómeno meteorológico del que no

se sabe mucho pese a que se considera que tiene un

importante impacto en el clima del planeta: la llamada

Oscilación por Década del Pacífico (PDO, por sus siglas

en inglés).

Dos fases

La PDO consta de una fase negativa y

otra positiva, que pueden prolongarse

cada una durante más de un década.

La fase positiva se caracteriza por un

calentamiento de las aguas del este

del Pacífico a la altura del Ecuador.

Según los expertos, ello comporta el

aumento de las temperaturas globales

y es el marco para que se produzcan

oscilaciones de más corta duración,

como El Niño.

La llamada Oscilación del Pacífico (PDO, por sus siglas) se caracteriza por el calentamiento

de las aguas ecuatoriales al este del Pacífico. Foto: NASA

La PDO puede provocar mayores precipitaciones en lugares

como California e inviernos más benignos el noreste

del continente norteamericano.

Los científicos creen que podría haber terminado una

fase negativa de la PDO que se inició en los 90 y que ha

hecho que en los últimos años la temperatura del Pacífico

se haya mantenido más fría, al tiempo que la temperatura

del planeta ha permanecido estable y no ha aumentado.

Un experto relaciona este fenómeno con las grandes

nevadas registradas los últimos dos inviernos

en el noreste de EE.UU. y con la sequía de California.

"Si se mira al Ecuador se ve que se están creando las

condiciones para la formación de la PDO positiva. (…) Si

realmente sucede y es permanente veremos una aceleración

en el aumento de las temperaturas globales y un

cambio en los patrones meteorológicos‖, explica William

Patzert, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NA-

SA (JPL, por sus siglas en inglés).

"En condiciones de El niño, habría una corriente polar

más débil, lo que haría que los inviernos en el noreste de

EE.UU. fueran más suaves y que en la costa oeste fueran

más húmedos", dice Patzert en conversación con BBC

Mundo.

El experto del JPL cree que la mancha de agua caliente

de la costa pacífica norteamericana está de alguna manera

relacionada con el aumento de la temperatura de

las aguas del ecuador y con la posibilidad del inicio de la

PDO positiva.

Otro fenómeno

Dennis L. Hartmann, profesor de ciencias atmosféricas

de la Universidad de Washington no concuerda en este

punto con Patzert, y sostiene que "la mancha" es consecuencia

de un evento similar a la PDO pero diferente.

Revista Pesca Julio2015 34


Según Hartmann, es el calentamiento de las aguas del

oeste del Pacífico, a la altura de la intersección del meridiano

180º y el Ecuador, el que provocó la aparición de

el sistema de alta presión al noroeste de Norteamérica,

que a su vez hizo surgir la masa de agua caliente detectada

en un principio en aguas de Alaska.

Los científicos coinciden en que lo poco que se conoce

de fenómenos como la PDO, que fue descrita hace menos

de dos décadas, hace que no quede más remedio

que esperar para poder confirmar que se avecinan cambios.

En cuanto a "la mancha" frente a la costa oeste de

EE.UU., Nicholas Bond, del JISAO, cree que "persistirá al

menos hasta final de año", lo que supondrá un desafío

para los ecosistemas marinos y para animales como los

leones marinos.

Fuente

h t t p : / / w w w . b b c . c o . u k / m u n d o /

noticias/2015/04/150428_ciencia_masa_agua_caliente_pacifico_jg?

ocid=socialflow_facebook

Los leones marinos deben nadar

más lejos para conseguir los

peces y otros animales de los

que se alimentan.

En los últimos meses cientos de

crías de león marino han aparecido

enfermas y hambrientas en

las playas de California, en la

costa oeste de Estados Unidos,

colapsando los centros de rescate

de animales.

El afloramiento lleva a la superficie aguas subsuperficiales

más ricas en sales minerales (nitratos, fosfatos y silicatos),

esenciales para el fitoplancton y para la productividad

en base a la fotosíntesis. Este fenómeno se produce

en un área de 1,500 km de largo y un ancho de 60

km, con una superficie aproximada de 85,000 km2.

Los factores que producen el afloramiento son varios y

actúan en conjunto:

· Los vientos locales (mar-tierra y tierra-mar), que empujan

y alejan masas de agua, promoviendo la circulación

vertical.

· La acción tangencial del viento sobre la superficie del

mar, que produce el mismo efecto anterior.

· Los efectos entre temperatura y contenido de sal del

agua (efectos termohalinos), que son origen de movimientos

de tipo vertical en el agua. Las aguas más frías,

que son más pesadas, van hacia el fondo, y las aguas

más saladas se intercambian con las menos saladas.

· La topografía costera, con penínsulas y cambios de dirección

contra los cuales choca la Corriente Peruana, y el

arremolinamiento del agua, producen movimientos verticales

y afloramientos.

Revista Pesca Julio2015 35


· Las ondas internas de baja frecuencia del agua, o sea,

remolinos en espiral, consecuencia de las causas anteriores.

mayor intensidad de los vientos alisios y del afloramiento,

la concentración de nutrientes aumenta con relación

al verano.

Para la actividad fotosintética y la productividad del mar,

los nutrientes decisivos son las sales de fósforo

(fosfatos), de nitrógeno (nitratos y nitratos), y de silicio

(silicatos). Los compuestos de fósforo y nitrógeno son de

extrema importancia para todos los seres vivos. Los de

silicio son muy importantes para las diatomeas y radiolarios,

y parte del plancton, quienes concentran los silicatos

para formar sus estructuras sólidas (caparazones,

conchas).

Por la dinámica misma de la vida en el mar, las sales son

integradas a la materia orgánica en la zona eufótica. Por

la muerte de los organismos y su consecuente descomposición,

la materia orgánica, con los nutrientes, es depositada

en los sedimentos del fondo.

El fenómeno del afloramiento vuelve a introducir al ciclo,

en la zona eufótica, los nutrientes liberados por la descomposición

de la materia orgánica y disueltos en el

agua, que normalmente permanecerían en el fondo marino.

Durante el invierno (mayo-octubre) y debido a la

EN CONCLUSIÓN

Los centros más importantes de afloramiento y concentración

de nutrientes están frente a Paita (5º L. S.), en

Piura; entre Pimentel y Salaverry (7º a 8º L. S.); entre

Huarmey y Supe (10º a 11º L. S.); frente a Pisco (13º a

14º L. S.); y entre San Juan y Moliendo (15º a 17º L.

S.).

Estas zonas, en consecuencia, son las más productivas y

ricas del mar, con alta concentración de biomasa, con

especies como la anchoveta y la sardina. Frente a estas

zonas se concentra, también la actividad pesquera y las

industrias derivadas (Paita, Chimbote, Supe, Paracas,

Ilo). Sin embargo, el manejo racional de las pesquerías y

el mantenimiento de los sistemas productivos será la garantía

única para la sustentabilidad de la industria pesquera,

con base a una planificación muy detallada.

Fuente

http://www.peruecologico.com.pe/lib_c4_t06.htm

Revista Pesca Julio2015 36


La gran riqueza de las rías tiene su origen en el afloramiento

costero.

La abundancia de vida marina en una zona determinada

depende de la cantidad de alimento de que disponen las

especies que habitan en esa zona y, en definitiva, de la

producción primaria, a través de una cadena alimentaria

más o menos larga. La luz es la fuente de energía que

mantiene todo este sistema, pero, normalmente, la producción

queda limitada por la escasez de los elementos

químicos disueltos en el agua del mar que son necesarios

para la síntesis de materia orgánica. Aunque el carbono

es el elemento principal, su cantidad suele ser unas

nueve veces superior a la necesaria, por lo que, son los

compuestos de nitrógeno y los fosfatos los elementos

que limitan la producción. Estos elementos son utilizados

por el fitoplancton (productores primarios) mediante la

fotosíntesis e introducidos en el ciclo biológico.

Los productos del metabolismo, excreciones y los mismos

seres muertos se descomponen por la acción bacteriana

y por oxidación química, liberando sales nutrientes

que entran de nuevo en el ciclo. Pero esta descomposición

no es muy rápida y una porción de las partículas

sólidas, en su proceso de sedimentación, abandonan la

zona fotosintética (la superficie) antes de terminar su

descomposición. La producción, por tanto, depende del

aporte de sales nutrientes desde las capas inferiores del

mar hasta la superficie.

En algunas zonas costeras la producción es extraordinariamente

alta a consecuencia de la elevación de agua

desde profundidades comprendidas entre los 100 a 300

m y, por consiguiente, muy ricas en sales nutrientes. Este

fenómeno se conoce con el nombre de "afloramiento"

y también con las palabras inglesas "upwelling" o

"bloom".

La causa de afloramiento del agua subsuperficial es debida

a la desviación que sufren las corrientes marinas por

la rotación de la tierra (efecto Coriolis). Así, cuando una

corriente marina fluye paralela a una costa situada a su

izquierda, el agua se desvía mar afuera (en el hemisferio

norte) y tiene que ser sustituida por agua profunda, produciéndose

un afloramiento.

Esta agua profunda fría y rica en nutrientes, se calienta

en la superficie disminuyendo su densidad y es transportada

lateralmente hasta restablecer de nuevo el equilibrio

de masas. Pero el efecto que el viento ejerce sobre

el mar es fundamental en el afloramiento costero. Cuando

un viento sopla sobre la superficie del mar hay un

rozamiento que arrastra la capa superficial del agua que

a su vez arrastra la capa inferior y así sucesivamente. A

causa también del efecto Coriolis, un viento que sople

paralelo a una costa situada a su izquierda, provoca un

afloramiento de agua profunda proporcional a la masa

de agua superficial desplazada lateralmente.

Fuente

http://www.maremundi.com/rias_gallegas_4.asp

LOS AFLORAMIENTOS COSTEROS

DEFINICIÓN

Movimientos verticales ascendentes de masas de agua

frías y ricas en nutrientes (nitratos, fosfatos, silicatos,

etc) desde el fondo marino hacia la superficie, producidos

principalmente por vientos que soplan sobre la superficie,

y responsables de mejorar la producción biológica.

http://www.imarpe.gob.pe/chiclayo/oceanografia/Afloramiento/

Afloramientos.htm

Revista Pesca Julio2015 37


Revista Pesca Julio2015 38


Ictioplancton son los huevos y las larvas de peces. Normalmente

se encuentran en la zona iluminada por el sol

de la columna de agua, a menos de 200 metros de profundidad,

que a veces se llama la zona epipelágica o fótica.

Ictioplancton son planctónicas, lo que significa que

no pueden nadar eficazmente por sus propios medios,

sino que debe ir a la deriva con las corrientes oceánicas.

Los huevos de peces no pueden nadar en absoluto, y

son inequívocamente planctónicos. Larvas de etapa temprana

nadan mal, pero las larvas etapa posterior nadan

mejor y dejar de ser planctónicos, ya que se convierten

en juveniles. Las larvas de peces forman parte del zooplancton

que se alimentan de plancton más pequeño,

mientras que los huevos de peces llevan su propio suministro

de alimentos. Tanto los huevos y las larvas son a

su vez comidos por animales más grandes.

El Ictioplancton puede ser un indicador útil del estado y

la salud de un ecosistema acuático. Por ejemplo, las larvas

de etapa más tardía de ictioplancton generalmente

han precedido, así el ictioplancton tiende a estar dominada

por los huevos y las larvas de la primera etapa. Esto

significa que cuando los peces, como las anchoas y las

sardinas, son de desove, las muestras de ictioplancton

reflejan su producción de desove y proporcionan un índice

de volumen relativo de población para los peces. Los

aumentos o disminuciones en la cantidad de poblaciones

de peces adultos se pueden detectar con mayor rapidez

y sensibilidad mediante la supervisión del ictioplancton

asociado a ellos, en comparación con el seguimiento de

los propios adultos. También suele ser más fácil y más

rentable las tendencias de la muestra en las poblaciones

de huevo y larva que las tendencias de la muestra en

las poblaciones de peces adultos.

Historia

El interés en el plancton se originó en Gran Bretaña y

Alemania en el siglo XIX, cuando los investigadores descubrieron

que había microorganismos en el mar, y que

podría atraparlos con redes de malla fina. Ellos comenzaron

a describir estos microorganismos y probar diferentes

configuraciones de red. La investigación del Ictioplancton

comenzó en 1864 cuando el gobierno de Noruega

encargó al biólogo marino GO Sars para investigar

la pesca alrededor de la costa noruega. Sars encontró

huevos de peces, especialmente los huevos de bacalao,

a la deriva en el agua. Esto demuestra que los huevos de

peces podrían ser pelágicos, que viven en la columna de

agua abierta como otros plancton. A comienzos del siglo

XX, el interés por la investigación en el ictioplancton se

hizo más general, cuando se supo que, si se tomaran

muestras de ictioplancton cuantitativamente, a continuación,

las muestras podrían indicar el tamaño relativo o la

abundancia de las poblaciones de peces de desove.

Métodos de muestreo

Buques de investigación recogen ictioplancton del mar

con redes de malla fina. Los vasos bien las redes de

arrastre a través del mar o la bomba de agua de mar a

bordo y luego se pasan a través de la red.

Remolque de plancton: Tres tipos principales son:

El PairoVET, utilizado para la recogida de los huevos de

peces, deja caer una red de unos 70 metros en el mar

de un buque de investigación estacionaria y luego lo

arrastra de nuevo a la nave.

Las redes de arrastres bongo con forma de bongos de

un barco en movimiento. La red se baja a alrededor de

200 metros y luego se dejó subir a la superficie, ya que

es remolcado. De esta manera, una muestra puede ser

recogida a través de toda la zona fótica donde se encuentra

la mayor parte del ictioplancton.

Revista Pesca Julio2015 39


La manta de arrastre arrastra una red desde una embarcación

en movimiento a lo largo de la superficie del

agua, la recogida de larvas, como el gruñón, mahi-mahi,

y peces voladores, que viven en la superficie.

Los depredadores más eficaces son alrededor de diez

veces más grandes que las larvas. Esto es así independientemente

de si el depredador es un crustáceo, una

medusa o un pez.

Después del remolque el plancton se lava con una manguera

en el copo de la red para la recolección. La muestra

se coloca entonces en el líquido conservante antes de

ser ordenados e identificados en un laboratorio.

Bombas Plancton: Otro método de recolección de ictioplancton

es utilizar una Marcha Fish Egg Sampler continua.

El agua de una profundidad de unos tres metros se

bombea en el recipiente y se filtra con una red. Este

método se puede utilizar mientras el buque se encuentre

en marcha.

Etapas de desarrollo

Los investigadores de Ictioplancton generalmente utilizan

la terminología de estadios y el desarrollo introducidas

en 1984 por Kendall y otros. Este consta de tres etapas

principales del desarrollo y dos etapas de transición.

Ecología

Los huevos y larvas de peces son comidos por muchos

organismos marinos. En particular, forman una parte importante

en la dieta de los invertebrados marinos, como

los copépodos, flecha gusanos, medusas, anfípodos, caracoles

marinos y krill. Debido a que son tan abundantes,

los invertebrados marinos causan altas tasas de

mortalidad general. Los peces adultos también son anteriores

a los huevos y larvas de peces. Por ejemplo, el

eglefino se observaron saciante mismos con los huevos

de arenque en 1922. Otro estudio encontró bacalao en

una zona de desove de arenque con 20.000 huevos de

arenque en el estómago, y llegó a la conclusión de que

podían ser anteriores a la mitad de la producción total de

huevos. Los peces también canibalizan sus propios huevos.

Por ejemplo, los estudios independientes encontraron

que la anchoveta fue responsable de 28% de la mortalidad

en su propia población de huevo, mientras que

en la anchoveta peruana fueron responsables de 10% y

la anchoa de Sudáfrica 70%.

La investigación reciente

En 2010, un grupo de científicos informó que las larvas

de peces derivan en las corrientes marinas y las poblaciones

de peces se replantan en un lugar distante. Este

hallazgo demuestra, por primera vez, lo que los científicos

han sospechado durante mucho tiempo, pero nunca

se han demostrado, que las poblaciones de peces se

pueden conectar a las poblaciones distantes a través del

proceso de deriva larval.

El pescado que se optó por investigar fue el tang amarillo,

porque cuando una larva de este pez encuentra un

arrecife adecuado se mantiene en la zona generalmente

para el resto de su vida. Por lo tanto, es sólo por la deriva

como las larvas de los peces que puede migrar distancias

significativas de donde nacen. El amarillo Tang

tropical es muy solicitado por el comercio de acuarios. A

finales de 1990, sus acciones se desplomaban, por lo

que en un intento de salvarlo, nueve áreas marinas protegidas

se establecieron en las costas de Hawaii. Ahora,

a través del proceso de deriva larval, el pescado de las

zonas marinas protegidas están estableciéndose en diferentes

lugares, y la pesca se está recuperando.

"Hemos demostrado claramente que las larvas de peces

que se generan dentro de las reservas marinas pueden

desplazarse con las corrientes y reponer las áreas de

pesca a grandes distancias", dijo uno de los autores, el

biólogo marino Marcos Hixon. "Esta es una observación

directa, no sólo un modelo, que las reservas marinas exitosas

pueden sostener la pesca más allá de sus fronteras."

Fuente

h ttp://docs e too ls . co m/ar ti cul os -in fo r mati vos /

article_77915.html

Revista Pesca Julio2015 40


Un grupo de investigadores descubre 'zonas muertas'

con niveles extremadamente bajos de oxígeno a unos

cientos de kilómetros de la costa de África occidental, en

regiones donde estos valores normalmente no descienden

mucho, situación que podría provocar la muerte en

masa de peces.

El científico alemán J. Karstensen del Centro Helmholtz

de Investigación Oceánica en Kiel, Alemania, junto

con otros investigadores canadienses, publicaba recientemente

en la revista Biogeosciences un estudio sobre

ciertas áreas empobrecidas de oxígeno en el océano

Atlántico. Se están creando a poca profundidad, donde

están los remolinos ciclónicos o los remolinos anticiclónicos

(en zonas de alta presión), señala su estudio, y se

mueven hacia el oeste a una velocidad de 4 o 5 kilómetros

al día. La mayoría de los animales marinos son incapaces

de sobrevivir en estas zonas, habitables solo para

ciertos microorganismos; por lo tanto, la presencia de

este tipo de remolinos en una región podría provocar

una muerte en masa de los peces que respiran el 'agua

muerta'.

Los científicos explican que este tipo de condiciones se

crea debido a la rápida circulación del agua dentro

de los remolinos, lo que dificulta el intercambio de oxígeno.

Por otro lado, la rotación forma en la parte superior

de los remolinos una capa de varias decenas de metros

de espesor que favorece al crecimiento de plantas

que al descomponerse consumen el oxígeno.

interior el oxígeno es muy bajo, sobre todo en el centro,

en un rango de profundidad donde la velocidad llega a

su máximo.

Los núcleos de los remolinos se quedan aislados del exterior

por la fuerte velocidad de las aguas que demarca

su borde, y que dificulta cualquier proceso e intercambio.

―La alta respiración de los remolinos, junto con el intercambio

lento en sus límites, crean en su interior esta

―zona muerta‖, ya conocida en las zonas costeras y lagos",

destaca el equipo de Karstensen.

―Estamos observando un impacto directo en el ecosistema

marino por parte de estas zonas muertas que se desplazan

en las zonas abiertas de los océanos abiertos‖.

Esto además hace que la migración diurna a nivel vertical

del zooplancton se suprima en su interior, con efectos

que aún deben cuantificarse.

Los científicos advierten que, si bien en algunas áreas

del mar abierto los organismos vivos pueden escapar a

estas zonas, hay elementos vivos, como los procariontes,

que posiblemente tengan que adaptarse para sobrevivir.

―En ese sentido los remolinos de zonas muertas pueden

ser vistos como gigantescos laboratorios naturales donde

se crea un ambiente extremo en un período relativamente

corto de tiempo (unos pocos meses). Estas características

pueden abrir nuevos caminos en la investigación en

cuanto a las técnicas de adaptación de los organismos

para sobrevivir bajo dichos ambientes‖, concluye Karstensen.

Fuente

http://www.panoramanautico.com/noticias/agua-muerta-en-el-oc%C3%

A9ano-atl%C3%A1ntico

En estos remolinos las tasas de respiración neta son 3 a

5 veces mayor que en las aguas circundantes, y en su

Revista Pesca Julio2015 41


ORO NEGRO VERTIDO EN OCÉANOS, RÍOS Y MARES,

VENENO PARA ECOSISTEMAS

Mario D. Camarillo Cortés

Desde que en 1911 se registró el primer derrame de

petróleo en el mundo, por causa de la explosión de un

pozo de crudo en Kern County, California, grupos defensores

del medio ambiente estiman que cada año se vierten

de 3 a 4 millones de toneladas de combustible hacia

los océanos, mares y ríos por al menos 10 mil accidentes,

lo que afecta a los ecosistema y al propio ser humano.

A pesar de los avances tecnológicos y nuevos productos

químicos para tratar de controlar y hacer menos dañinos

los efectos contaminantes por vertidos del llamado oro

negro, la afectación a los hábitats marinos es superior al

95 por ciento. La cadena alimenticia de peces, tanto en

mar abierto como en las costas, suele verse afectada y

con ello el ser humano que depende de este producto.

Especialistas estiman que, aunque hay ecosistemas marinos

que pueden recuperarse en unos cinco años de los

deterioros causados por derrames de crudo, lo más grave

es que en la mayoría de los casos, como los derrames

ocasionados por el ―Exxon Valdez‖ en 1989, la colisión

entre el ―Atlantic Express‖ y el ―Aegean Captain‖ en Trinidad

y Tobago en 1979, y el del buque plataforma

―Ixtoc One‖ en la Bahía de Campeche en 1979, entre

otros, la recuperación del medio ambiente marino puede

demorar hasta un siglo.

De acuerdo con reportes de la organización ecologista

Greenpeace, 5 millones de toneladas de petróleo se derraman

cada año en los mares del mundo y sólo el 10

por ciento procede de accidentes de buques petrolíferos.

El resto se origina en investigaciones petrolíferas en los

océanos, en la carga y descarga de los buques y en operaciones

de limpieza de los tanques.

ACCIDENTES. La organización ambientalista asegura

que de 6 mil barcos petroleros que navegan por aguas

internacionales, menos de 2 mil poseen doble casco para

evitar los derrames de combustible, en caso de accidente.

Grupos ambientalistas como Amigos de la Tierra (AT) y

el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente

(Pnuma), además de Greenpeace, refieren que el primer

derrame de petróleo por accidente y que no había sido

detectado o se ignoró, ocurrió en tierra entre la década

de los años 1940 y 1950, en una refinería de la compañía

Brooklyn oil spill, en Brooklyn, Nueva York, donde durante

casi una década se filtraron por tierra unas 76 mil

300 toneladas de crudo.

De acuerdo con especialistas, por cada 4 litros de gasolina

derramados en la tierra se contaminaron 3 millones

de litros de agua.

Por otra parte, el mayor derrame de combustible considerado

en la historia es el ocurrido en el Golfo Pérsico

durante la Guerra del Golfo en 1991. Tras la invasión a

Kuwait y la posterior retirada iraquí, la milicia del ex dictador

Sadam Husein destruyó la infraestructura petrolífera

kuwaití en el mar, causando un derrame de al menos

un millón 091 mil 405 toneladas.

Otro vertido grave fue el 3 de junio de 1979 por el buque

plataforma Ixtoc One, que liberó 467 mil toneladas

de petróleo debido al incendio y posterior explosión de

un pozo en la Bahía de Campeche. Este derrame tardó

10 meses en ser controlado.

De igual forma, el causado por la colisión y posterior

hundimiento de los buques ―Atlantic Express‖ y el

―Aegean Captain‖, el 19 de julio de 1979. Este choque

ocurrió frente a Trinidad y Tobago y liberó 287 mil toneladas

de petróleo.

Otro derrame de crudo fue el provocado por la plataforma

Norwuz en el Golfo Pérsico, que vació 540 mil toneladas

de combustible durante la guerra entre Irán e Irak.

Un buque petrolero chocó contra la plataforma del yacimiento

debido a los constantes ataques iraquíes.

No menos importantes son los derrames registrados en

Revista Pesca Julio2015 42


el Golfo de México, el 20 de abril de 2010, al registrarse

la explosión, incendio y hundimiento de la plataforma

―Deepwater Horizon‖ de la compañía British Petroleum,

cerca de la costa de Luisiana, lo que además de dejar 11

muertos provocó una gran mancha de crudo que contaminó

humedales en el Delta del Misisipi.

El 19 de noviembre de 2002, el petrolero ―Prestige‖, que

se dirigía a Gibraltar, se hundió con 66 mil toneladas de

combustible a bordo, tras ser remolcado a 250 kilómetros

de la costa de Galicia, España. Su avería, siete días

antes, ya había causado el vertido de 11 mil toneladas

de combustible y una marea negra que alcanzó los 80

mil metros cuadrados.

El 24 de marzo de 1989, el buque estadunidense ―Exxon

Valdez‖ chocó contra un arrecife, en el estuario de Prince

Willian Sound, en Valdez, Alaska, y vertió al agua más de

42 millones de litros de petróleo, causando una marea

negra de 250 kilómetros cuadrados, en el mayor desastre

ecológico de toda la historia de Estados Unidos.

CONTAMINACIÓN. Organizaciones No Gubernamentales

y grupos defensores de la fauna marina, refieren que

de un millón 840 mil toneladas de contaminación en los

océanos, 300 mil toneladas tienen causas naturales; 500

mil toneladas son por causa de la producción de plataformas

petroleras; 410 mil toneladas por accidentes en

transportes marítimos y un millón 080 mil toneladas por

accidentes de buques tanques.

Estimaciones de grupos ambientalistas señalan que los

daños causados por derrames de combustible en océanos,

mares y ríos afectan gravemente, al grado de envenenamiento

de los ecosistemas tanto en mar como en

tierra.

La contaminación de ríos y mares por estos vertidos suelen

ser portadores de enfermedades, lo que como consecuencia

puede llegar a causar la muerte de unas 25 mil

personas al día, según reportes de la Organización Mundial

de la Salud (OMS).

DAÑOS. Una gran parte del petróleo vertido en los océanos

(sobre el 60 por ciento) se evapora por foto oxidación

en la atmósfera. Del crudo que queda en el agua,

una parte sufre foto oxidación, otra parte se disuelve en

el agua (esto es lo más peligroso), y lo que queda forma

una gelatina de agua y aceite que se convierte en bolas

de alquitrán densas, semisólidas, con aspecto asfáltico.

Los efectos del crudo sobre los ecosistemas marinos dependen

de varios factores, entre los que se cuentan: tipo

de petróleo (crudo o refinado), cantidad, distancia del

sitio contaminado con la playa, época del año, condiciones

atmosféricas, temperatura media del agua y corrientes

oceánicas.

En los océanos las manchas de combustible, pese a las

tareas de limpieza que no suelen ser muy efectivas, disminuyen

la entrada de luz en el mar, lo que reduce el

área donde ocurre la fotosíntesis, frenando con ello el

desarrollo de plantas verdes, lo que a la postre afecta el

aporte de oxígeno y alimento para microorganismos, peces

y distintas especies que conforman los ecosistemas

marinos.

De acuerdo con Greenpeace, el combustible vertido cae

en el fondo marino causando efectos irreversibles sobre

miles de animales y plantas vitales para el ecosistema

marino, que mueren por la toxicidad del petróleo.

También los arrecifes de coral se ven afectados, porque

muchas de las algas viven en asociación con los corales.

Respecto a los mamíferos marinos, estos llegan a morir

por ahogamiento al taparse sus vías respiratorias y mucosas,

por efecto de los contaminantes químicos, esto

sumado a que ingieren grandes cantidades de hidrocarburos

al alimentarse de animales contaminados.

En el caso de las aves, éstas al quedar impregnadas de

petróleo pierden su capacidad para aislar la humedad,

por lo que llegan a morir de hipotermia.

Asimismo, otras especies de pájaros que suelen estar

cerca de las costas perecen por envenenamiento al intentar

limpiar su plumaje o ingerir grandes cantidades de

hidrocarburos. Otras, sufren ceguera y al perder el instinto

de orientación mueren de hambre.

Fuente

http://www.cronica.com.mx/notas/2015/901238.html

Revista Pesca Julio2015 43


OCEANA RECLAMA UNA MEJOR GESTIÓN PESQUERA

ANTE LA SOBREEXPLOTACIÓN

La organización de conservación marina Oceana ha denunciado

que el 93 por ciento de los 'stocks' pesqueros

del Mediterráneo y el 48 por ciento de los Atlántico sufren

sobrepesca.

Así, en el informe anual sobre oportunidades de pesca

publicado este martes por la Comisión Europea, entre las

especies con sobrepesca se incluye al bacalao y lenguado

en algunas áreas del Atlántico, y merluza y pez espada

en el Mediterráneo.

La ONG destaca que el documento revela un empeoramiento

del estado de conservación de los stocks pesqueros

en el Atlántico y Mediterráneo. Por ello, valora la situación

descrita por la Comisión como inquietante debido

a los elevados niveles de sobrepesca, y pide a la Comisión

y Estado Miembros que tomen medidas firmes para

garantizar la coherencia entre las posibilidades de pesca

y los principios acordados en la Política Pesquera Común.

Para Oceana estas cifras son "preocupantes" tanto en el

Atlántico como en el Mediterráneo, donde califica la situación

de "deplorable".

El director ejecutivo de Oceana, Gustave Larsson, la

Unión Europea parece avanzar en la recuperación de los

stocks pesqueros, ya que el número de pesquerías explotadas

en niveles del Rendimiento Máximo Sostenible

aumenta progresivamente.

"Sin embargo, los ciudadanos no deben olvidar que venimos

de tiempos oscuros y aún hacen falta grandes mejoras

y compromisos sólidos para garantizar que pesquerías

saludables en 2020. Casi la mitad de los stocks atlánticos

y la mayoría de los del mediterráneo siguen sufriendo

sobrepesca. Los Estados Miembros deben entender

que los tímidos avances no son suficientes para erradicar

la sobrepesca, sino que hacen falta acciones inmediatas

y contundentes", ha subrayado.

En este sentido, el director de Investigación de Oceana

en Europa, Ricardo Aguilar, la gestión de la actividad

pesquera en Europa tiene todos los elementos necesarios,

incluyendo el asesoramiento científico y el marco

normativo, para avanzar en la recuperación y explotación

responsable de los recursos pesqueros. "El logro o fracaso

de este necesario objetivo solo depende de la voluntad

política", ha concluido.

Fuente

http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-oceana-

reclama-mejor-gestion-pesquera-sobreexplotacion-

20150602171711.html

La autoridad política tiene que asumir que la pesca no aumenta en función de la demanda,

que tiene que ser regulada para garantizar su sostenibilidad sin ejercer un impacto negativo

sobre otras especies dentro del ecosistema.

Se tiene que regular en función del recurso pesquero y no de la colectividad de pescadores.

Una especie extinguida es incapaz de ser regulada y no podrá ser extraída por más demanda

social que exista.

Revista Pesca Julio2015 44


Revista Pesca Julio2015 45


¿PODRÍA LA ACUICULTURA DE INTERIOR AYUDAR A

SALVAR OCÉANOS Y ALIMENTAR AL MUNDO?

Erik Vance

Traducción de Juan Carlos García Gil

Mark Kwok, propietario de Aquaculture Technology

Asia, en su instalación en Hong Kong. La piscifactoría

de mero de Kwok utiliza filtros especiales,

bacterias y tecnología ultravioleta que recicla el

agua sucia y la repone en los tanques haciendo de

ello, posiblemente, la piscifactoría de mero más

sostenible del mundo. Foto por: Dominic Bracco II

Mark Kwok siempre ha amado el océano. Ávido

buzo y arponero, ha viajado por el planeta en busca

de peces exóticos y aventura submarina. Nacido

en una familia rica en Hong Kong, tiene libertad

para explorar los océanos del mundo.

Pero aproximadamente en la última década, no se ha

contentado simplemente con ver peces. Ha estado criándolos.

En un modesto grupo de edificios bajos en un suburbio

industrial al norte de Hong Kong, Kwok experimenta

con una tecnología potencialmente revolucionaria.

La instalación no impresiona mucho desde fuera, pero

por dentro, puede significar el futuro de la acuicultura y

una solución a la crisis de océanos del mundo.

―La siguiente generación necesita empezar a hacerse a la

idea de que el mar está en apuros y que la cantidad de

peces está acabándose,‖ dice Kwok desde las humildes

oficinas de su piscifactoría.

Hombre refinado que habla un perfecto inglés, Kwok dice

que creció en Hong Kong durante una época en que

las aguas eran tan cristalinas como un tranquilo día en

Las Bermudas. Empezó a hacer buceo en los años 70 y

se enamoró con las maravillas del océano. Su pasión con

el tiempo le llevó a la industria del marisco y en los años

90 inició un lucrativo negocio enviando barcos por la región

para transportar peces destinados a clientes hambrientos

de restaurantes de Hong Kong.

Sus barcos fueron a Indonesia, Malaysia, y tan lejos como

a las Islas Marshall en busca de peces populares como

el mero y el lábrido. Pero perdió el gusto por el negocio

del marisco después de que dos barcos y toda su

tripulación se hundieran durante una caprichosa tormenta.

Dejó el negocio culpado por las familias de su tripulación

y con una creciente sensación de que el pez salvaje

se estaba extinguiendo.

Quiso permanecer involucrado con la industria del marisco,

pero también quería sentir que hacía una contribución

al futuro de los océanos que tanto amaba. Caracterizado

por no ser un hombre que se relaje y simplemente

done a la caridad, decidió invertir en una acuicultura experimental.

Kowk se asoció con un grupo de investigación

en la Universidad de Hong Kong, criando meros en

tanques, y en 2003 fundó una pequeña compañía llamada

Aquaculture Technologies Asia Ltd.

La idea era simple. Mero gigante, un pez de lento crecimiento

popular en los restaurantes asiáticos lujosos, está

desapareciendo de la Tierra debido a la sobrepesca.

―El mero para los asiáticos es lo que el salmón para los

occidentales,‖ dice Kwok. ―Pero no los sueles ver en su

hábitat natural. En mis 30 años de buceo en esta parte

del mundo, quizás lo habré visto solamente cinco o seis

Revista Pesca Julio2015 46


veces‖.

Hoy en día la mayoría de los meros se extraen de piscifactorías

que contaminan áreas costeras con desperdicios

del pescado, fertilizantes y pesticidas. Pero, ¿qué

pasaría si todas estas operaciones de cría de peces pudieran

llevarse a cabo completamente tierra adentro, y

toda el agua permaneciera dentro del sistema?

Justamente eso es lo que hizo la compañía. Hoy en día,

Aquaculture Technologies Asia hace funcionar la única

piscifactoría de mero del mundo, en el interior. Cuando

el agua de los tanques se ensucia, Kwok la hace fluir a

través de filtros especiales que eliminan el material orgánico,

la expone a luz ultravioleta y ozono para matar

bacterias y finalmente bombea nuevamente agua depurada

de vuelta a los tanques. El resultado es menos enfermedades,

menos necesidad de pesticidas y cero contaminación.

La primera cosa que llama la atención al mirar uno de los

numerosos grandes tanques de Kwok es que el agua no

está estancada. Una bomba la mantiene revuelta en una

dirección uniforme, casi como un remolino. Kwok comenta

que esto no solo mantiene el agua limpia, sino que

ejercita al pez. De hecho, a diferencia de muchos meros

que se ven en las tiendas de Hong Kong, hinchados por

una perezosa vida en un estanque, estos peces lucen tan

brillantes y fuertes como un mero gigante salvaje.

El desarrollo de acuicultura interna no ha sido fácil, no

obstante. Además de un proceso muy complicado, es

muy caro. Para prevenir enfermedades en los peces,

Kwok ha separado los sistemas de filtros y bombas para

cada tanque, algo que pocos considerarían. Y a pesar del

hecho de que estos pueden ser los meros gigantes cosechados

de manera más sostenible en el mundo, tiene

problemas para convencer a los restaurantes a pagar

más que el precio de mercado –lo que significa que debe

competir con compañías menos ecológicas y más baratas.

―Somos los únicos lo suficientemente locos para hacer

esto, es caro,‖ dice. ―Lo que hacemos puede estar un

poco por delante de nuestro tiempo‖.

Mero gigante emerge a la superficie durante la hora de

comer en la instalación de Aquaculture Technology Asia

facility en Hong Kong. Foto por: Dominic Bracco II

Mero gigante en sus tanques en la instalación. Aquaculture

Technology Asia, es posiblemente la única piscifactoría

de mero autosuficiente en el mundo. Foto por: Dominic

Bracco II

Revista Pesca Julio2015 47


Huelga decir que sus esfuerzos aún no se han visto pagados.

Ha sido nombrado por el Fondo Mundial para la

Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) como una

fuente sostenible de mero, que ha ayudado a vender a

muchos hoteles de lujo con clientes interesados en la

administración medioambiental.

Kwok tiene los bolsillos llenos y puede permitirse experimentar,

pero también cree que hay un fuerte modelo

financiero en la operación. Debido a la preocupación china

sobre volcada sobre la seguridad alimenticia, espera

poder cargar un 15-20 por ciento de recargo a su pescado,

tal y como hacen los restaurantes occidentales para

el comercio justo.

―Para gente como tú, no importa si tu pescado está congelado

o helado,‖ dice Angus Lam, un gerente de la instalación,

refiriéndose a los occidentales. ―La gente china

paga un recargo por el pez vivo. Por un seguro de frescura‖.

Kwok posee otra ventaja sobre otros productores. Las

condiciones de sus tanques, más agradables, le permiten

comprar alevines más pequeños y baratos, o crías de

peces en lugar de compras estándar. Aún más importante,

su pescado no sufrirá la alta mortalidad de otras piscifactorías.

Una típica operación costera puede perder

sobre el 70 u 80 por ciento de su stock en un año malo.

Pero Aquaculture Technologies Asia está intentando bajar

ese número por debajo del 10 por ciento.

Al unirlos, factores como estos podrían ayudar a que la

gestión saque beneficio. Kwok dice que la instalación

actualmente produce alrededor de 60 a 100 toneladas al

año de mero –15 000 peces aproximadamente, algunos

de ellos con un peso de 45 kilogramos– que vende por

aproximadamente 60 dólares el kilogramo. Tan impresionante

como es, aún pasará algún tiempo antes de que

estas prácticas innovadoras se expandan a otras piscifactorías

de meros, por no hablar de instalaciones criando

especies de peces más baratas.

Un problema ecológico aún por resolver: el nuevo proceso

requiere todavía de grandes cantidades de comida

insostenible para criar al mero. Pero Kwok responde de

manera optimista y declara que tenemos que seguir buscando

nuevas soluciones mientras haya tiempo.

―La naturaleza tiene una forma divertida de desarrollar

los hechos. Puedes darle suficiente espacio vital, que volverá.

Pero si sigues ejerciendo presión, se romperá y

entonces todo se irá al garete,‖ concluye. ―Esa es la naturaleza,

dale espacio para respirar y volverá‖.

This article was produced under Mongabay.org's Special Reporting

Initiatives (SRI) program and can be re-published on

your web site or in your magazine, newsletter, or newspaper

under these terms.

Fuente

http://es.mongabay.com/news/2015/es0402-sri-vance-could-inlandaquaculture-help-the-world.html

Ningún grupo puede actuar con eficacia si falta el concierto; ningún grupo puede actuar

en concierto si falta la confianza; ningún grupo puede actuar con confianza si no

se halla ligado por opiniones comunes, afectos comunes, intereses comunes.

Edmund Burke

1729-1797. Político y escritor irlandés.

Revista Pesca Julio2015 48


LAS TÉCNICAS DE PESCA DESTRUCTIVA

Y LOS DESCARTES

Cuánto más disminuyen las reserva de pesca, tanto más

extremas son las técnicas de pesca.

Cuando se habla de técnicas de pesca destructivas, se

hace referencia a la devastación de los fondos marinos

causada por la pesca de arrastre, los descartes, el empleo

de venenos y explosivos y la pesca fantasma.

Para las técnicas universalmente reconocidas como

destructivas no existe otra solución que la prohibición.

Quien las utilice debe ser castigado con severidad. Las

legislaciones nacionales han identificado y prohibido

muchas de estas prácticas. Sin embargo, para las naves

-industria que generan beneficios ingentes y los pequeños

pescadores que deben hacer frente a la disminución

de las reservas ícticas, la tentación de infringir la ley es

muy fuerte.

Está claro que cuánto más grandes y más dotadas de

medios potentes son las embarcaciones, más devastador

es el impacto de las técnicas de pesca ilegales.

La pesca de arrastre

Una de las técnicas más dañinas es la pesca de arrastre,

un método industrial basado en el uso de enormes

redes lastradas con pesadas cargas y dotadas de unas

piezas metálicas o de madera que rascan los fondos

marinos, rastrillando (y rompiendo) todo aquello que

encuentran a su paso, desde los peces hasta los corales

centenarios.

Muchas especies, aun en vías de extinción, son capturadas

sin razón alguna y después devueltas al mar, con

frecu enci a ya muer tas. Es ta s pér didas

―colaterales‖ (bycatch) alcanzan en ciertos casos el 80%

o incluso el 90% de lo pescado. Además, amplias superficies

del fondo de los océanos, que constituyen el hábitat

donde los peces encuentran comida y protección,

son aplastadas y destruidas. Las redes más grandes utilizadas

en la pesca de arrastre, tienen una ―boca‖ tan

amplia como un campo de rugby, y dejan cicatrices marinas

de más de 4 km de longitud. La heridas que provocan

al ecosistema pueden ser permanentes. La pesca

de arrastre, por otra parte, deja en suspensión sedimentos

(a veces tóxicos) responsables de una turbidez

del agua perjudicial para la vida. Este tipo de pesca

anula las características naturales del ambiente, que en

condiciones normales permiten a los animales marinos

vivir, descansar, esconderse.

Frecuentemente utilizada por las naves industriales en

las aguas de alta mar (libres), a veces reglamentada en

las aguas territoriales, esta práctica, acusada de haber

contribuido fuertemente a la sobrepesca, demuestra de

manera clara la necesidad de una gestión global del

sector.

Los ecosistemas de los grandes fondos marinos están

caracterizados por una biodiversidad excepcional. Los

estudios científicos de los últimos 25 años, han permitido

identificar ambientes marinos riquísimos más allá de

400 metros y hasta 2.000 metros y más de profundidad.

No obstante la casi total ausencia de luz, la fuerte presión

y las corrientes debilísimas, en las aguas profundas

se hallan numerosas especies. Estos peces, que viven

en condiciones extremas, crecen de manera muy lenta,

tienen una esperanza de vida bastante larga y una edad

de reproducción tardía, y son particularmente vulnerables

a las perturbaciones de su ambiente.

Los ecosistemas marinos en peligro no son sólo los de

alta mar: la pesca de arrastre provoca igualmente graves

daños sobre los montes submarinos y las escarpadas

pendientes de la margen continental, en los límites

de la plataforma.

La comunidad científica y muchas ONG solicitan una

moratoria internacional para proteger a los fondos marinos

de alta mar de la pesca de arrastre. En el estado

actual, los esfuerzos de los gobiernos en este sentido

son insignificantes.

Los descartes (bycatch)

Uno de los aspectos más importantes y escandalosos

de la degradación de los océanos.

Revista Pesca Julio2015 49


Se denominan descartes a todas las formas de vida

marina capturadas de forma incidental. Son ―descartes‖,

que incluyen los ejemplares de la especie buscada cuya

talla no se ajusta, además de otras especies que no se

comen o no tienen mercado, especies prohibidas o en

peligro de extinción, como ciertas aves, las tortugas y

los mamíferos marinos. Algunos peces son desechados

únicamente porque el pesquero no posee la licencia para

transportarlos a tierra, porque no hay espacio en la

embarcación, o porque no son de la especie que el capitán

ha decidido capturar. Todos ellos, y hablamos de

MILLONES DE TONELADAS de pescado, son devueltos

al mar, muertos o heridos.

Un informe reciente del WWF estima que los descartes

suponen el 40% del total del pescado, y precisa que en

muchos casos se trata de ejemplares jóvenes. Es muy

fácil comprender las dramáticas consecuencias sobre la

capacidad de las especies de reproducirse y regenerar

los stocks.

Más allá de la presión sobre las especies, se trata de un

despilfarro monstruoso de comida, sea ésta para el consumo

humano, sea para el de los predadores marinos.

Además, los especialistas subrayan que mientras las

naves de pesca industriales descartan cada año MILLO-

NES DE TONELADAS de peces no deseados, en la pesca

artesanal se desecha muy poco

Venenos y explosivos

El empleo de venenos para matar o aturdir a los peces

es una práctica muy difundida, en el mar y en las aguas

dulces, incluidas las lagunas costeras y las barreras coralinas.

La pesca con cianuro, por ejemplo, se practica

desde los arrecifes diezmados y devastados de las Islas

Filipinas –donde se calcula que se han vertido 65 toneladas

de cianuro al año- hasta aquellos otros aislados al

este de Indonesia y en otros países del Pacífico occidental.

En muchos lugares el uso de venenos en la pesca es

una técnica tradicional, pero los efectos negativos se

han visto acentuados desde que las sustancias de origen

vegetal han sido sustituidas por pesticidas químicos.

Los venenos matan a todos los organismos del ecosistema,

entre ellos los corales que forman las barreras.

También el uso de explosivos existe desde hace siglos y

se halla en expansión. Las explosiones pueden producir

cráteres muy grandes que devastan de los 10 a los 20

m2 de fondo marino. No acaban sólo con los peces buscados,

sino también con la fauna y la flora circunstantes.

En los arrecifes coralinos se requieren décadas para la

reconstrucción de los hábitats dañados. Los explosivos

son fácilmente disponibles y baratos: con frecuencia

proceden de la industria minera o de la construcción, y

en muchas regiones se extraen de viejas municiones

recuperadas de guerras del pasado o conflictos en curso.

Los pescadores, por otra parte, los consiguen a

través del tráfico de armas ilegal.

La pesca fantasma

Por pesca fantasma se entiende el abandono en el

agua, generalmente accidental (aunque a veces voluntario),

de redes y otros materiales que continúan capturando

inútilmente peces, moluscos, y asimismo grandes

mamíferos marinos, que mueren por agotamiento después

de horas de lucha por regresar a la superficie para

respirar. El problema de los equipos abandonados o

perdidos se ve amplificado por la intensificación de las

operaciones de pesca y la introducción de equipamientos

producidos con materiales sintéticos resistentes.

Fuente

http://www.slowfood.com/slowfish/pagine/esp/

pagina.lasso?-id_pg=43

Revista Pesca Julio2015 50


El acuerdo da cumplimiento a uno de los compromisos

del programa de gobierno, ratificado por la Presidenta de

la República, Michelle Bachelet, en su discurso del 21 de

mayo pasado.

En el proceso de evaluación, la FAO contará con un equipo

de alto nivel de expertos nacionales e internacionales

y al mismo tiempo asegurará contar con las visiones de

los usuarios del sector a través de mecanismos de participación.

El Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y la Subsecretaría

de Pesca y Acuicultura firmaron esta mañana

un memorándum de entendimiento con la Organización

de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

(FAO), para que este organismo internacional realice

la evaluación de la Ley General de Pesca y Acuicultura

aprobada en 2012 por el Congreso Nacional.

El acuerdo permitirá desarrollar una evaluación técnica

de la legislación pesquera vigente a la luz de los instrumentos

y buenas prácticas para la sustentabilidad y gobernanza

del sector pesquero que promueve FAO en todo

el mundo. Con esta firma, el Gobierno da cumplimiento

a uno de los compromisos del programa de gobierno y

que fue ratificado por la Presidenta de la República, Michelle

Bachelet, en su discurso del 21 de mayo pasado.

Según explicó el Ministro de Economía Fomento y Turismo,

Luis Felipe Céspedes, mediante este instrumento ―se

da cumplimiento al compromiso del gobierno de realizar

una evaluación de la Ley de Pesca y Acuicultura, que

cumplirá con los más altos estándares internacionales en

materia de sustentabilidad y se ajustará a las directrices

mundiales que FAO promueve respecto de pesca sostenible

y buenas prácticas‖.

Añadió que de este acuerdo ―es un paso más en nuestra

estrategia para impulsar y fortalecer la pesca y acuicultura,

la que considera acciones para mejorar la institucionalidad

del sector, afrontar los desafíos de largo plazo y

promover el emprendimiento, pero también para enfrentar

las urgencias que están afectando directamente la

subsistencia de las personas‖.

En el proceso de evaluación, la FAO contará con un equipo

de alto nivel de expertos nacionales e internacionales

y al mismo tiempo asegurará contar con las visiones de

los usuarios del sector a través de mecanismos de participación.

La iniciativa tendrá una duración de ocho meses y permitirá

establecer un marco teórico e identificación de

estándares internacionales en materia de legislación pesquera

y acuícola, realizar un análisis de brechas de la ley

en relación con los instrumentos y acuerdos internacionales

en materia de gestión sostenible de recursos pesqueros

y otorgar recomendaciones que permitan eliminar,

acortar o cerrar las brechas o vacíos de la ley con

respecto a los instrumentos, acuerdos y directrices internacionales

para la sostenibilidad y gobernanza del sector.

Por su parte el Subsecretario de Pesca y Acuicultura,

Raúl Súnico, afirmó que ―la evaluación de la Ley de Pesca

es un asunto muy serio para el Gobierno, es por eso

que hemos requerido el apoyo de un organismo internacional

de reconocida reputación y seriedad como es la

FAO. Ahora todos los sectores de la pesca tendrán garantías

de imparcialidad, excelencia y transparencia en la

evaluación de la Ley‖.

La representante de FAO en Chile, Eve Crowley, comentó

que ―como organismo técnico internacional hemos encabezado

y apoyado a diversos países en la formulación de

sus instrumentos legales, políticas y marcos regulatorios

para la gestión sostenible de los recursos pesqueros y

acuícolas. En este sentido, FAO apoyará al Gobierno de

Chile en la evaluación de la normativa, considerando los

acuerdos y buenas prácticas internacionales para la sustentabilidad

y gobernanza del sector pesquero".

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación

y la Agricultura es un organismo especializado creado

en 1945 con el objetivo de lograr un mundo libre del

hambre y de la malnutrición en el que la alimentación, la

agricultura y la pesca contribuyan a mejorar el nivel de

vida de todos sus habitantes, especialmente los más pobres,

de forma sostenible desde el punto de vista econó-

Revista Pesca Julio2015 51


mico, social y ambiental.

Una de las prioridades de la FAO es fomentar la asociación

y la cooperación con instituciones externas, incluidas

organizaciones académicas y de investigación, así

como asistir a Estados en el desarrollo de iniciativas como

la que acaba de convenir con el Gobierno de Chile

para la evaluación particular de la legislación pesquera y

acuícola nacional.

Fuente

http://www.bolsamania.com/chile/noticias/economia/gobierno-encarga-a

-la-fao-evaluacion-de-la-ley-de-pesca--705583.html

NOTA DE PESCA

Pese a que se anunció que el Congreso debatiría

un proyecto de una nueva ley de pesca en el Perú,

es poco probable que pueda hacerse en el último

año de la actual administración. Será tarea del siguiente

gobierno.

Chile está avanzando de acuerdo a lo que dice esta

noticia en forma interesante en un escenario de

denuncias de corrupción en la gestión y promulgación

de su ley de pesca.

SENEGAL: NO QUEREMOS A SU GENTE, PERO

SÍ A SUS PECES

No tardarán en hundirse en el olvido las 700 personas

ahogadas en el Mediterráneo el pasado 19 de abril, pero

durante unos días más se oirán las recurrentes llamadas

a luchar contra las mafias que las traen a Europa o las

perversas afirmaciones que relacionan rescate y efecto

llamada. Sin embargo, ningún gobierno se atreve a reconocer

que habla de luchar contra un fenómeno que en

buena medida contribuye a crear: sin necesidad de aludir

a los intereses extranjeros que avivan los conflictos armados,

basta recordar las numerosas riquezas en recursos

naturales que posee el continente africano – coltán,

uranio, gas, madera, diamantes … – que cruzan libremente

las fronteras europeas sin que ese comercio ayude

en absoluto al desarrollo de su economía ni de su población.

La pesca en Senegal es un ejemplo que muestra perfectamente

cómo su progresiva disminución, en la que colaboran

ampliamente los intereses internacionales, empuja

a muchas personas a la inmigración al privarlas de su

fuente de trabajo y alimentación. Y en este comercio,

España sí que es líder europeo.

El pasado 20 de noviembre se dio en España una paradoja

absurda y cruel, pero muy elocuente. Pasado el mediodía,

un avión despegaba de Barajas con destino Dakar.

Era un vuelo de deportación en el que eran expulsados

de suelo español algunas decenas de ciudadanos

senegaleses. Seguramente una parte de ellos eran antiguos

pescadores a los que las redes vacías habían empujado

a buscar mejor suerte en otra orilla del mismo océano.

El mismo día 20, algunos diarios informaban del

acuerdo de pesca firmado entre la Unión Europea y Senegal

por el que se permite a 38 buques europeos faenar

en las aguas del país africano durante 5 años a cambio

de 13.960.000 euros. (un 62,5% a cargo de la UE y

el resto pagado por los armadores). 25 de esos barcos

son españoles. Nuestro país niega los papeles a pescadores

africanos, pero nadie se queja cuando abre una

lata de atún.

La pesca en Senegal tiene una importancia fundamental

para la economía y el desarrollo del país. Según datos

oficiales de 2005, el sector pesquero daba trabajo a casi

60.000 personas, e indirectamente a más de 600.000 -

una buena parte mujeres, dedicadas a la transformación

del pescado-, y representaba casi un 2% del PIB,

además de ser una fuente básica de proteínas para la

mayoría de su población.

Sin embargo la importancia cada vez mayor de la pesca

industrial frente a la artesanal está generando una cre-

Revista Pesca Julio2015 52


ciente sobreexplotación, que lleva a una disminución de

las captura y un alza en los precios. Esto arruina la economía

de muchas familias al tiempo que pone en peligro

la seguridad alimentaria de una buena parte de ellas.

Gran parte de la flota industrial es de origen internacional,

instalada en el país a raíz de acuerdos comerciales y

de explotación en los años 70.

Según datos de la ONG Ayuda en acción, el volumen de

capturas en Senegal ha descendido de 95.000 toneladas

a 45.000 entre los años 1994 y 2005, las exportaciones

de pescado han caído un 15% y el número de personas

que se dedicaban al procesado y comercialización se ha

reducido en más de un 50%.

(del fondo marino).

Como era de esperar, el convenio con la Unión europea

ha causado numerosas protestas entre los pescadores

africanos, que temen que este acuerdo contribuya a la

sobreexplotación de su patrimonio pesquero. En declaraciones

a Radio Nacional, Babacar Gaye, presidente de la

Asociación de Jóvenes Pescadores de Saint Louis, se

quejaba de que ―38 barcos durante 5 años son datos

que dan miedo. El pescado está desapareciendo. Estos

barcos son como fábricas, pescan y tratan en el mar. Lo

están destruyendo, deberían tener límites, pero nosotros

no tenemos medios para controlar eso. No es solo una

cuestión de dinero‖.

Oferta insuficiente

Monstruos marinos

Europa y particularmente España no pueden satisfacer

su demanda de pescado con los recursos de sus aguas

territoriales, por lo que han de buscar otros caladeros, y

África occidental es uno de los más importantes. En

2006, Senegal decidió no renovar los acuerdos de pesca

con la UE, pero las empresas europeas han podido seguir

pescando en sus aguas a base de acuerdos privados

o creando sociedades mixtas con empresas senegalesas.

Como recoge en su página web el ICEX, antiguo Instituto

de Comercio Exterior, en 2014 cuatro empresas españolas

trabajaban en Dakar en el sector pesquero. Soperka,

del grupo Pereira; Sopecasen, del grupo Freiremar;

Senevisa, perteneciente a Vieirasa; y la Asociación de

Grandes Atuneros Congeladores, AGAC, perteneciente a

OPAGAC. Según un estudio de la Universidad de Sevilla,

―España lidera la formación de empresas mixtas, gran

parte de ellas creadas con ayudas públicas a través del

lobby Cluster de Empresas Pesqueras en Países Terceros,

uno de cuyos socios es la Secretaría General del Mar

del Gobierno español‖.

El acuerdo firmado con Senegal permitirá a 38 embarcaciones

comunitarias capturar anualmente 14.000 toneladas

de atún. Los buques españoles que obtendrán licencia

para faenar serán 16 atuneros cerqueros, 7 cañeros y

2 arrastreros, autorizados estos últimos a la pesca

―experimental‖ de merluza negra con capturas accesorias

de cefalópodos, crustáceos y otras especies demersales

En efecto, la capacidad de pesca de muchos de los buques

de la flota internacional supera con creces la de las

naves utilizadas por aquellos que practican la pesca artesanal.

Como muestra un ejemplo que recoge Greenpeace

en un reciente informe llamado Monster Boats: ―Se

necesitarían más de 50 embarcaciones tradicionales

mauritanas faenando un año entero para capturar lo

mismo que un buque perteneciente a la Asociación de

Arrastreros Congeladores de Pesca Pelágica captura y

procesa en un solo día‖.

En este mismo informe se denuncian algunas de las

técnicas que usan los grandes buques de pesca. Por

ejemplo los atuneros cerqueros, que emplean dispositivos

de agregación de peces (FAD), objetos flotantes que

atraen a los peces a las redes de cerco, pero que confunden

también a ejemplares jóvenes, ―además de muchas

especies que no son objetivo, como tiburones y tortugas‖.

O las prácticas destructivas de los arrastreros de

profundidad, que con unas redes ―que pueden cubrir el

área de varios campos de fútbol, son en la actualidad la

mayor amenaza para la biodiversidad de los fondos marinos‖

y acaban devolviendo al mar, muertos, muchos de

los animales que capturan.

De los 20 barcos europeos que Greenpeace denuncia en

su lista por estar sobredimensionados y ser una amenaza

para la sostenibilidad de los mares, cinco de ellos son

Revista Pesca Julio2015 53


españoles. Se trata de los cerqueros vascos Txori Argi,

Albacora Uno y Albatún Tres (estos dos últimos pertenecientes

a OPAGAC), y los arrastreros de fondo gallegos

Eirado do Costal y Playa de Tambo.

Pesca ilegal subvencionada

La pesca ilegal es otra de los problemas a los que se ha

de enfrentar Senegal, al igual que otros países de la zona.

Según la organización británica Environmental Justice

Foundation, las aguas de Africa Occidental sufren los

niveles más altos de pesca INDNR (ilegal, no documentada,

no reglamentada) con un valor de entre 828 y 1.600

millones de dólares cada año. En una investigación de

dos años y medio realizada en aguas de la zona, concretamente

en Sierra Leona, la Fundación recibió 252 denuncias

y detectó 10 buques distintos que realizaban numerosas

prácticas ilegales como pescar en zonas prohibidas,

ocultar sus nombres, transbordar pescado ilegalmente

en alta mar, atacar a pescadores legales y destruir

las artes de pescado artesanales o abusar laboralmente

de sus tripulaciones.

En esta investigación también detectaron que muchos de

los barcos que pescan ilegalmente poseen certificados

para exportar sus productos pesqueros a Europa, en cuyos

mercados ―blanquean‖ sus capturas ilegales. Las Palmas

fue uno de los puertos señalados por la Fundación

británica como fundamental en este comercio y ―la llave

para evitar la entrada de pesca ilegal en la Unión Europea‖.

Tanto el Txori Argi, de la compañía Inpesca, como el Albacora

Uno, del grupo Albacora, están incluidos en la

lista negra de Greenpeace y la organización ecologista

ha denunciado frecuentemente su implicación en casos

de pesca INDNR. El mencionado informe Monster Boats

recuerda por ejemplo que al buque Txori Argi se le ―pilló

en 2012 pescando sin licencia de pesca en la Zona

Económica Exclusiva de Mozambique y fue multado con

1,2 millones de euros”. Al Albacora Uno le atribuye numerosas

infracciones como el uso ilegal en 2010 de 67

dispositivos agregadores de peces (por lo que fue multado

por Estados Unidos con casi cuatro millones de euros)

o el ser descubierto en 2012 en aguas de las Islas Marshall

con 18 cadáveres de tiburón a bordo, lo que le valió

una multa de 55.000 euros.

Las multas impuestas al grupo Albacora son frecuentes.

Siempre según datos de Greenpeace, el Albacora Uno

fue multado en 2013 con cerca de un millón de dólares

por seis casos de pesca ilegal; el mismo año otros cinco

buques de la empresa ―fueron hallados pescando atún

sin licencias válidas en aguas de Liberia, pero OPAGAC

intercedió para que el asunto se solucionase fuera de los

tribunales con un pago de 250.000 dólares‖.

Es la sucesión de este tipo de casos lo que hace a la organización

ecologista denunciar este modo de negocio

elegido por algunas empresas como Albacora de preferir

pagar las multas por pesca ilegal porque ―son bajas y

hay pocas o nulas consecuencias tras robar estos recursos‖.

Tanto los propietarios del Txori Argi como del Albacora

Uno han recibido, a pesar de su implicación en casos de

pesca INDNR, millonarias subvenciones de la Unión Europea.

La construcción del Albacora Uno fue subvencionada

con 3.773.141 euros; la del Albatún Tres, con casi

cinco millones de euros y la del Txori Argi, con 4.674.240

euros.

Siguiendo con la implicación en pesca INDNR de las empresas

instaladas en Senegal, un informe de la ONG Setem

recoge un caso de pesca ilegal en el que está implicada

la empresa mixta hispano senegalesa Soperka, controlada

por el grupo español Pereira: en 2008, uno de

sus buques, el palangrero Al Amine, fue detenido en Madagascar

con 33 toneladas de productos derivados del

tiburón pero sin licencia de pesca. En el momento de su

detención el barco llevaba bandera senegalesa, aunque

anteriormente había tenido bandera española y luego de

Namibia.

Banderas de conveniencia, los paraísos fiscales

del mar

La existencia de las banderas de conveniencia y la posibilidad

de cambiar frecuentemente de pabellón es una

de las estrategias más usadas por las compañías pesque-

Revista Pesca Julio2015 54


as para eludir los controles. Son una suerte de paraíso

fiscal o legal flotante, ya que a los barcos se les aplica la

ley del Estado en el que se matriculan y son estos los

encargados de vigilar las actividades de los barcos que

enarbolan su bandera. Comprando un pabellón de un

Estado que no tenga capacidad o voluntad de control,

los dueños de un pesquero se garantizan las menos molestias

posibles ni sobre el tipo de pesca que realizan ni

sobre las condiciones con que esta se lleva a cabo, burlando

de esta manera la normativa medioambiental, laboral

y fiscal.

Greenpeace ha denunciado en varias ocasiones un fenómeno

que ellos denominan ―exprimir las banderas‖, por

el cual los propietarios de los buques establecen sociedades

pantalla para abanderar los barcos en un país distinto

a donde tienen la sede para poder eludir los límites

sobre la capacidad pesquera o acceder a cuotas de pesca

o subvenciones de otros países. La facilidad para

cambiar de pabellón dificulta aun más la identificación de

la nave y la lucha contra la pesca ilegal, así como el poder

identificar a los verdaderos propietarios de un barco

que pesca ilegalmente, y más aun sancionarlos. Para

contrarrestar esta falta de control, varias organizaciones,

como la Environmental Justice Foundation, han solicitado

a la FAO elaborar un registro mundial de buques pesqueros

asignando a cada uno un Identificador Único de Buque,

que contenga su historial, información de sus implicaciones

en casos de pesca INDNR, así como de las zonas

en las que tiene licencia para pescar.

En Monster Boats, Greenpeace resalta el caso del grupo

Albacora, cuyos 18 buques capturaron en 2012 un total

de 171.000 toneladas de pescado en los océanos Pacífico,

Indico y Atlántico. Sin embargo, sólo seis de estos

barcos tenían bandera española, porque los otros doce

enarbolaban pabellón de Curaçao, Ecuador, las Seychelles,

Panamá o Kiribati.

Fuente

http://www.lamarea.com/2015/04/28/senegal -noqueremos-a-su-gente-pero-si-a-sus-peces/

¿QUÉ SON LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO

SOSTENIBLE?

Conscientes de la urgencia y la trascendencia de los retos

que asolan a la humanidad y el planeta, Naciones

Unidas aprobaba en 2012 la resolución 66/288 para definir

unos Objetivos de Desarrollo Sostenible o Sustentable

(ODS). Sus responsables reconocen que la humanidad

no podrá hacer frente a sus problemas, si no los enfoca

de una manera ambiental y transversal con el resto de

cuestiones económicas y sociales, así como desde lo

"glocal", trabajando a nivel local con una visión global.

Tratar de responder, por ejemplo, a la crisis económica

sin tener en cuenta el factor ambiental o social es una

equivocación que no servirá para resolver los problemas

del planeta y las sociedades actuales y futuras.

Los responsables de la ONU pretenden poner en marcha

para septiembre de este año los 17 Objetivos de Desarrollo

Sostenible con 169 metas que tendrán que concretarse

más en detalle de aquí a 2030.

Los ODS son también un intento de continuar, dentro de

la senda de la sostenibilidad, los Objetivos de Desarrollo

del Milenio (ODM), que acaban en este 2015. En este

sentido, su elaboración pretende también tomar en consideración

"las serias limitaciones que afectaron a los

ODM, sin dejar de reconocer sus indudables logros en

áreas como la atención médica, la educación o el acceso

al agua potable de millones de seres humanos", según

apuntan varios expertos reunidos en un artículo publicado

por la Organización de Estados Iberoamericanos para

la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

Cuestiones clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Revista Pesca Julio2015 55


Los 17 ODS que se barajan en la actualidad plantean un

eje de acciones interrelacionadas con componentes sociales,

educativos, económicos, culturales y ambientales.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación

y la Agricultura (FAO), los ODS "no solo son

realistas y alcanzables sino también ambiciosos, transformadores

y universales". A modo de resumen se pueden

destacar de la siguiente forma:

Erradicar la pobreza y el hambre.

Garantizar una vida y una alimentación saludable, promoviendo

la agricultura sostenible.

Lograr la igualdad entre países y personas y una educación

de calidad para todos.

Fomentar que el crecimiento económico, el empleo y el

sistema de producción y de consumo sean responsables

y justos.

Conseguir un acceso sostenible del agua y del saneamiento

para todos.

Asegurar el acceso a energías sostenibles.

Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático

y sus efectos.

Conservar y utilizar de forma sostenible los ecosistemas

terrestres y marinos.

Combatir la desertificación, la deforestación, la degradación

de la tierra y la pérdida de diversidad biológica.

Desafíos de los ODS

Los expertos reunidos por la OEI señalan que en el proceso

de elaboración de los ODM han detectado una

"escasa participación de la sociedad civil y de todos

aquellos que iban a verse afectados por su implementación".

Además, consideran que no pueden regirse por la

idea de priorizar unos objetivos frente a otros, sino que

ninguno de ellos puede ser ignorado ni pospuesto sea

cual sea su número.

El desarrollo sostenible, añaden dichos especialistas, debe

contemplar la estabilización de la población humana

para que no sobrepase la capacidad de carga del planeta

y la adecuada ordenación del proceso de urbanización.

Por su parte, un equipo internacional de investigadores

publicaban un artículo en la revista Nature en el que recuerdan

la importancia de analizar de forma científica las

interrelaciones entre los distintos objetivos y metas para

no perjudicar unos al favorecer otros. Por ejemplo, un

mayor uso de fertilizantes podría aumentar la producción

de alimentos, pero incrementaría la contaminación. Los

científicos consideran esencial mejorar los sistemas de

análisis y alejar de la ambigüedad conceptos como sostenible

y eficiente, de manera que se pueda medir, comparar

y obtener mejores resultados de forma objetiva.

Fuente

https://es.noticias.yahoo.com/qu%C3%A9-son-los-objetivos-desarrollosostenible-102044911.html

STOCKS PESQUEROS SALUDABLES NO SIEMPRE

SIGNIFICAN BENEFICIOS PARA LOS PESCADORES

La pesquería de salmón de Alaska es promocionada como

una de las mejores del mundo, lo cual es cierto si se

la compara con un criterio ecológico. Pero queda por debajo

y por detrás de algunas pesquerías del mundo en

cuanto a los beneficios que genera para los pescadores

locales, los trabajadores de procesamiento y las comunidades

rurales cercanas, según una nueva evaluación que

clasifica la vitalidad de una pesquería examinado sus beneficios

económicos y para las comunidades, así como su

salud ecológica.

Los indicadores de desempeño de la pesca son la herramienta

más completa y global que considera los factores

sociales, además de las medidas biológicas habituales,

para evaluar la salud de una pesquería, dice Chris Anderson,

profesor asociado de ciencias acuáticas y pesca en

la Universidad de Washington y autor principal de un

artículo sobre este tema publicado en la revista PLoS

ONE.

"Esta herramienta está diseñada para ayudar a evaluar

el desempeño de un sistema pesquero para lograr la

Revista Pesca Julio2015 56


sustentabilidad económica, de la comunidad y ecológica

- la 'triple ganancia'-", explica el coautor James Anderson,

director del Instituto de Sistemas Alimentarios Sostenibles

de la Universidad de Florida.

Los investigadores encontraron que a nivel mundial, las

poblaciones de peces menos saludables por lo general

conducen a peores resultados económicos y de la comunidad.

Sin embargo, identificaron varios casos en los que

las poblaciones más débiles contribuyen de manera importante

a los medios de vida de los pescadores y sus

comunidades, mientras que poblaciones pesqueras más

sanas generan beneficios económicos o para la comunidad

más magros.

"A menudo, se asume que los beneficios económicos y

sociales siempre vienen de las poblaciones sanas, pero

esto se puede probar muy pocas veces debido a la falta

de datos sociales", observa Anderson.

"Nuestra estrategia fue desarrollar un instrumento de

evaluación rápida que organice el conocimiento de expertos

pesqueros locales para ayudarnos a conocer cuál

es el rendimiento económico de los pescadores y los procesadores

y la manera en que la pesquería apoya a su

comunidad."

Los autores crearon docenas de declaraciones medibles

que captan la gama de tres indicadores de desempeño:

ecología, economía y comunidad. Por ejemplo, las declaraciones

se relacionan con el grado de sobrepesca, las

tendencias de los precios, la capacidad de los procesadores

para exportar a EE.UU. y a la UE, el acceso al cuidado

de salud para los trabajadores de procesamiento, las

ganancias de los capitanes en relación con otros puestos

de trabajo en la región y la posición social de la tripulación.

Para caracterizar una pesquería, los autores se basaron

en el conocimiento de expertos locales que trabajan con

los pescadores, procesadores y líderes de la comunidad,

y calificaron cada declaración de uno a cinco (cinco era

la calificación máxima), basándose en categorías de rendimiento

definidas cuidadosamente. Después, promediaron

las respuestas en cada categoría.

Los resultados son a veces sorprendentes: el salmón de

Alaska obtuvo un puntaje de 4,88 (casi un perfecto cinco)

en su rendimiento ecológico, pero un mero 2,86 en

economía y 3,40 en el rendimiento de la comunidad. En

tanto, la pesquería artesanal de langostino colombiana

alcanzó 2,25 para el rendimiento ecológico, pero 4,20

por su impacto en la comunidad.

"Una gestión económica eficaz, el acceso a mercados de

alto valor y la disponibilidad de otras oportunidades de

ingresos a menudo desempeñan un papel más importante

en los resultados humanos que la salud de un stock

pesquero, en especial en las comunidades donde la pesca

es una parte importante de la economía."

Anderson y 26 coautores del Banco Mundial y otras universidades

y organizaciones de todo el mundo eligieron

61 pesquerías como casos de estudio iniciales para desarrollar

la herramienta de evaluación.

Desde 2010, han visitado y estudiado pesquerías que

van desde la de fletán de Alaska y la de cangrejo Dungeness

de Oregón, a la de bacalao de Noruega, la de langostino

de Louisiana, la de perca del Nilo de Uganda y la

de jibia azul de Indonesia para reunir información y refinar

la herramienta de estudio.

En el caso del salmón de Alaska, casi todo el dinero obtenido

por la venta del pescado se gasta en su captura.

La pesquería opera como un derbi, en el que varias veces

se despliegan los barcos necesarios para capturar el

pescado, y es caro y financieramente riesgoso para los

procesadores operar en las temporadas en la Alaska rural.

Por otra parte, en muchos países en desarrollo las pesquerías

cuyos stocks están en un nivel bajo todavía pueden

proporcionar una fuente clave de ingresos para una

comunidad donde los recursos son escasos.

Los coautores del estudio utilizaron varios talleres internacionales

y casos piloto con diferentes usuarios para

refinar su última serie de declaraciones y conseguir que

el instrumento fuera apto para muchas pesquerías distintas.

Planean agregar datos de más pesquerías y de las

Revista Pesca Julio2015 57


diferencias asociadas en el rendimiento con factores de

la gestión de la pesca y la gobernanza.

editorial@fis.com

www.fis.com

Según los investigadores, estos indicadores podrían ser

de gran utilidad para instituciones como el Banco Mundial,

la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional,

y las organizaciones no gubernamentales

que financian proyectos de reforma de la pesca en los

países en desarrollo, para monitorear y evaluar el progreso.

Photo Courtesy of FIS Member

Fuente

h t t p : / / f i s . c o m / f i s / w o r l d n e w s / w o r l d n e w s . a s p ?

monthyear=&day=11&id=76385&l=s&special=&ndb=1%

20target=

SONAPESCA: “EL SECTOR INDUSTRIAL ESTÁ INQUIETO POR

CAÍDA DEL PRECIO DE LA JIBIA”

El presidente del gremio adujo que valor del recurso está

determinado por factores externos, ya que el 85% de la

captura la efectúa Perú, China y otros países asiáticos.

Su preocupación por la baja que ha sufrido internacionalmente

el precio de la jibia, expresó el presidente de la

Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca), Francisco Orrego,

manifestando que Chile es un actor minoritario en el

mercado internacional de este producto, por lo que su

cuota máxima de captura de 200.000 toneladas no tiene

―ninguna incidencia relevante ni en la producción mundial

y menos en su precio‖.

Orrego informó que las capturas en Argentina, sobre

otra especie de calamar, pero que también afecta el mismo

mercado, han subido desde 98.000 toneladas en

2010 a 474.000 en 2014. En general, puntualizó, los

mercados asiáticos tienen margen para regular los precios

dado que se encuentran abastecidos por los barcos

taiwaneses, coreanos y chinos que operan en Malvinas

hasta junio y posteriormente lo hacen dentro y fuera de

la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Perú.

―En este contexto, los últimos tres años la participación

de Chile en el mercado mundial de jibia, sin considerar el

calamar argentino, ha sido del orden del 15%, y la de la

captura de la flota industrial chilena nunca ha superado

el 5% de la captura mundial.

Con este nivel, Chile no tiene ninguna incidencia en la

determinación del precio de la jibia, por cuanto es un

actor minoritario en su explotación‖, argumentó Orrego.

Al analizar la evolución del precio promedio mensual de

la jibia cruda de Perú y Chile, prosiguió, se aprecia que

existe una ―correlación absoluta entre los precios de ambos

países, lo que prueba que se trata de un solo mercado

mundial, cuyo precio se fija también por la relación

entre la oferta mundial y la demanda mundial. Como se

vislumbra, los precios de exportación de Perú son superiores

a Chile porque existe un mayor desarrollo de productos

y una proporción mucho mayor de productos elaborados

para consumo humano final, como anillas o rabas,

pero la tendencia es exactamente la misma‖, afirmó

el representante gremial.

Revista Pesca Julio2015 58


dispone de 160.000, ―no ha logrado capturarla, tal como

ha ocurrido en años anteriores‖.

―Se hace necesario revisar el sistema de cuotas de extracción,

dado que las flotas extranjeras, particularmente

la peruana, la china y la de otros países asiáticos, capturan

jibia en los límites de la ZEE sin restricción de cuotas,

representan una competencia desleal tanto para los

pescadores artesanales como industriales chilenos‖, subrayó

Orrego.

Cuotas de captura

Orrego agregó que en nuestro país actualmente ―existe

una cuota autorizada de captura de 200.000 toneladas

anuales, que beneficia en un 80% al sector artesanal y

deja un margen de captura de solo un 20% para el sector

industrial‖.

Aseveró que ―este nivel de captura ubica a Chile muy por

detrás de países como China y Perú, que no tienen establecida

cuota alguna para sus capturas y que en algunos

casos operan en las cercanía externa de la ZEE chilena,

tras el límite de 200 millas. Ellos no tienen cuotas, por lo

que pescan mientras hay recurso, desplazándose por

temporadas, entre el Atlántico y el Pacífico‖, enfatizó.

Sobre la realidad interna, sostuvo que el sector industrial

ya completó la explotación de su cuota, equivalente

40.000 toneladas y, en cambio, el sector artesanal, que

De igual manera, dijo que ―debe revisarse y evaluarse

científicamente el carácter depredador de la jibia, que

incide en forma importante en la disminución de recursos

tradicionales de la pesca chilena como el jurel y la

merluza‖.

Para cerrar, manifestó que los pescadores artesanales e

industriales deben enfrentar este tema unidos, porque

tienen objetivos e intereses comunes que defender.

―Resulta lamentable que existe recurso abundante y, sin

embargo, están casi todos los actores parados mientras

que Perú y la flota de barcos factorías chinos siguen

pescando sin restricción la misma jibia del

océano Pacífico, surtiendo a nuestros propios clientes”.

Fuente

http://www.aqua.cl/2015/05/11/sonapesca-el-sectorindustrial-esta-inquieto-por-caida-del-precio-de-la-jibia/

La mayoría de las actividades pesqueras no son suficientemente selectivas para extraer del océano sólo los

recursos deseados. Esto conduce a la pesca accidental de otras especies, parte de las cuales tienen escaso

o ningún uso para el hombre, pero también se produce la captura incidental de especies en riesgo, como

tiburones, cetáceos y tortugas, las que son descartadas junto con los desechos del procesamiento del pescado

en los barcos. Entre los efectos sobre el ecosistema están el incremento de la disponibilidad de alimento

para las especies carroñeras, la acumulación de materia orgánica, y por un efecto acumulativo, disminución

de la concentración de oxígeno disponible en el ambiente del fondo. Por otra parte, la muerte

accidental de individuos que quedan atrapados en equipos de pesca perdidos o abandonados también representa

un problema en aumento que se ha relacionado con el creciente esfuerzo de pesca.

Revista Pesca Julio2015 59


13 CORPORACIONES CONTROLAN HASTA 40 % DE

LAS PESQUERÍAS DEL MUNDO

Tan sólo 13 corporaciones controlan el 19-40 % de los

stocks pesqueros más importantes y más valiosos, y alrededor

del 11-16 % de la captura marina mundial,

según una nueva investigación. Estas corporaciones, que

son la "piedra angular" de la industria pesquera global,

son críticas para moldear el futuro de los ecosistemas

marinos, pero aún tienen que asumir esta responsabilidad

a escala global.

El nuevo estudio, publicado en la revista PLoS ONE, hace

una analogía entre las empresas más grandes de la industria

pesquera y las especies que son la piedra angular

de las comunidades ecológicas. Estas especies fundamentales

tienen un efecto profundo en la estructura y la

función del ecosistema, y determinan de manera desproporcionada

la prevalencia y las actividades de otras especies.

Por ejemplo, sólo un pequeño número de nutrias

de mar puede determinar el número de erizos, o un par

de lobos grises determinar el tamaño de las poblaciones

de bisontes, ciervos o alces.

Del mismo modo, el estudio encontró que los ingresos

promedio anuales de las 160 compañías más grandes en

2012 muestran un patrón clave distinto: el 10% que

ocupa la parte superior concentra el 38% de los ingresos

totales.

Las 13 empresas identificadas (ver tabla más abajo) influyen

en ecosistemas marinos muy grandes en todo el

mundo y se dedican a la pesca extractiva y a la acuicultura

(producen pescado blanco, atún, salmón, mariscos,

harina de pescado, aceite de pescado y piensos acuícolas).

Sus ingresos anuales combinados representaron el

18% del valor global de la producción pesquera en 2012

(USD 252.000 millones).

Este puñado de compañías (que representan el 0,5 % de

las 2.250 las empresas pesqueras y acuícolas registradas

en todo el mundo) domina todas las partes de la producción

de pescado, operan a través de una extensa red

global de filiales y están profundamente involucradas en

la toma de decisiones sobre la pesca y la acuicultura. Esa

omnipotencia constituye un desafío y también una oportunidad

para la gobernanza de la pesca mundial.

"El fenómeno de actores fundamentales es una característica

cada vez más importante de nuestro mundo dominado

por los humanos. Un liderazgo activo en iniciativas

de sostenibilidad por parte de estas empresas podría

dar lugar a una cascada a través de toda la industria

pesquera hacia una mejor gestión de los recursos marinos

vivos y los ecosistemas", dice el autor principal Henrik

Österblom, director adjunto de Ciencia del Centro de

Resiliencia de Estocolmo.

"El aumento de la demanda de productos del mar ha

contribuido a una crisis de las pesquerías globales, con

consecuencias para los ecosistemas marinos de todo el

mundo", añade Österblom. Hasta ahora, sin embargo,

los análisis de las operaciones globales de pesca se han

centrado en gran medida en el papel de los países, en

lugar de en el de las corporaciones de la industria.

"Varias de las compañías pesqueras que investigamos

son más grandes que la mayoría de las naciones en

términos de su participación en las capturas mundiales.

Nuestro estudio replantea la responsabilidad de la pesca

en términos de las empresas transnacionales, y demuestra

que deben ser incluidas en la ecuación si queremos

resolver la crisis de la sostenibilidad global en los ecosistemas

marinos", comenta el coautor Jean-Baptiste Jouffray,

del Programa de la Academia de la Biosfera y de

Dinámica Económica Mundial de la Real Academia Sueca

de Ciencias.

Según los autores del estudio, estos actores fundamentales

entre las corporaciones pueden ser definidos por

las siguientes características: a) dominan los ingresos y

volúmenes globales de producción dentro de un sector

particular, b) controlan a nivel mundial segmentos rele-

Revista Pesca Julio2015 60


vantes de producción, c) conectan los ecosistemas globales

a través de filiales, y d) influyen en los procesos e

instituciones de gobernanza global.

"También existen actores clave similares en otros sectores,

como los de la producción de carne y cereales, y

todos ellos tienen gran importancia para la gestión sostenible

de los recursos naturales y el medio ambiente.

Nuestro estudio pone de manifiesto una característica

fundamental de la globalización que abre nuevas oportunidades

para pensar sobre la manera de abordar los desafíos

actuales", concluye el coautor Carl Folke, director

científico del Centro de Resiliencia de Estocolmo y director

del Instituto Beijer de Economía Ecológica.

editorial@fis.com

www.fis.com

Fuente

http://fis.com/fis/worldnews/worldnews.asp?

monthyear=&day=3&id=76948&l=s&special=&ndb=1%

20target=

Revista Pesca Julio2015 61


INDUSTRIA PESQUERA: LA POTENCIALIDAD DE

Juan Ignacio López

NUESTRO MAR

El sector pesquero argentino tiene una larga historia en

el Atlántico Sur. Puede crecer y desarrollarse a partir de

la biodiversidad marina.

La actividad pesquera argentina sostuvo la economía de

las Islas de Atlántico Sur durante buena parte del siglo

pasado. Se inició en las Islas Malvinas con la instalación

de empresas argentinas que no sólo pescaron en la zona

sino que se localizaron en el territorio isleño con inversiones

y pobladores, informó Tiempo Argentino.

El desarrollo de la industria pesquera nacional en las islas

adquiere relevancia cuando analizamos el caso de las

Islas Georgia del Sur. Estas islas nunca contaron con población

nativa y fue la Compañía de Pesca Argentina

quien en 1904 se radicó en la Isla San Pedro y construyó

Grytviken. Este comenzó siendo un puerto para los tres

buques iniciales que operaban en la zona, todos con

bandera argentina, y prosiguió con la construcción de

una importante factoría ballenera que hizo posible, por

primera vez en la historia, la radicación de una población

estable en esas islas.

Con el pasó de los años, Grytviken se convirtió en el

principal centro ballenero de la región y luego del mundo,

con una población permanente que llegó en algunos

años a 2000 habitantes y a partir de la cual se crearon

en las islas Georgia otras estaciones balleneras como

Puerto Leith, Puerto Nueva Fortuna y Husbik. Allí se localizó

también la industria de aceite de ballena más importante

del mundo en esas épocas, mostrando la potencialidad

de la región.

El Estado argentino instaló en 1905 en las islas una estación

meteorológica bajo bandera argentina, que funcionó

ininterrumpidamente por más de cuatro décadas. Los

inconvenientes con los ocupas británicos comenzaron

con la Segunda Guerra Mundial, cuando hubo incidentes

con submarinos alemanes. Hacia 1945, los ingleses expulsaron

a toda la población civil argentina que se ubicaba

en las islas. En 1950, dejó de funcionar la estación

meteorológica también por imposición británica y en

1960 la Compañía Argentina de Pesca perdió las licencias

que tenía para navegar y operar en la zona, por lo que

dejó de existir.

Esto significó abandonar el primer y más importante proceso

de activación económica que se produjo en las islas.

Las licencias pasaron finalmente a firmas japonesas

que en 1964 dejaron de operar en el puerto construido

por argentinos que hoy no es más que ruinas, galpones

desolados, máquinas oxidadas y barcos abandonados.

Incluso una iglesia y un cementerio, donde yacen más

de 200 tumbas de aquellos pobladores.

El sector pesquero argentino no está atravesando en la

actualidad un buen momento a pesar de que las oportunidades

para crecer y desarrollar esa industria en el mar

nacional están latentes a partir de la increíble biodiversidad

del mar argentino que cubre la plataforma continental

de nuestro país.

Es necesario tener presente la historia para consolidar

internacionalmente los derechos nacionales en el sector

Fuente

del Atlántico Sur sobre el que la Argentina tiene soberanía.

http://www.infonews.com/nota/203178/industria-pesquera-lapotencialidad-de-nuestro-mar

Revista Pesca Julio2015 62


CONSEJO DIRECTIVO DEL CITE PESQUERO

Como parte del proceso de diversificación productiva, el

Ministerio de la Producción (Produce) creó el Centro de

Innovación Tecnológica Pesquero – CITE Pesquero con

Resolución Suprema 001-2015-PRODUCE del 26 de enero

DEL 2015.

Tecnológico Pesquero y posteriormente Viceministro de

Pesquería, le conceden una privilegiada posición en la

visión de la problemática y las necesidades de desarrollo

del sector, que con toda seguridad van a contribuir en

beneficio de los objetivos de la entidad, los cuales son:

Con R.M. Nº 175-2015-PRODUCE del 30 de mayo del

2015 Conforman el Consejo Directivo del Centro de Innovación

Tecnológica Pesquero – CITE pesquero estando

integrado por los siguientes representantes:

- Representante de PRODUCE: MARIO ALFONSO MIRAN-

DA EYZAGUIRRE – Presidente.

- Representante de PROMPERÚ: CARLOS MANUEL ARCA

HOYLE.

- Representante de los empresarios del sector: JOSÉ AR-

TURO SARMIENTO MADUEÑO por la SNP.

- Representante de los empresarios del sector: HENRY

QUIROZ LÓPEZ por ADEX.

Destaca la presencia de Alfonso Miranda en la Presidencia,

por cuanto su calidad personal, trayectoria y experiencia

en el sector, pues fue presidente del Instituto

Apoyar las acciones de transferencia tecnológica, capacitación,

asistencia técnica a las empresas y asesoría especializada

para la adopción de nuevas tecnologías con el

fin de aumentar su competitividad, capacidad de innovación

y desarrollo de productos, generando mayor valor

en la transformación de recursos hidrobiológicos, mejorando

la oferta, productividad y calidad de los productos

tanto para el mercado nacional como el externo.

Destaca también la presencia de Henry Quiroz, cuya trayectoria

en el campo del consumo humano directo en la

operación de flotas pesqueras y plantas de procesamiento,

aportará una indiscutible experiencia.

La Revista Pesca expresa su saludo al Consejo Directivo

y sus deseos por una exitosa gestión.

¿EL SECTOR ACUÍCOLA TODAVÍA NECESITA

INCENTIVOS TRIBUTARIOS?

Según el Ejecutivo, la actividad acuícola podría generar

inversiones por US$150 mlls. en mediano plazo.

Acostumbrados a ver saltar literalmente los peces en las

redes, elsector industrial pesquero no mostró mayor interés

por la acuicultura, pese al marco legal promotor

que estuvo vigente por 20 años y que venció el 2013.

Sea porque las condiciones del mar y del clima no son

las mismas o porque el negocio de la harina tocó techo,

hoy ha surgido un gran interés en el potencial acuícola.

Sin embargo, el futuro de este negocio está a la espera

del nuevo marco de promoción acuícola, que no repetiría

los incentivos tributarios para descontento del sector

privado. El fenecido marco legal de promoción del sector

–que venció en el 2011 y que tuvo una extensión hasta

el 2013– fijaba el pago de Impuesto a la Renta en 15%,

aunque luego se elevó a 18%.

Se buscó equiparar la acuicultura con la agroindustria,

la que goza hasta el 2021 de beneficios tributarios y laborales.

Si continuamos con la comparación, vemos que

la agroexportación significa hoy más de US$4.000 millones

(sin contar el café), mientras que la acuicultura cerró

el 2014 con cerca de US$300 millones.

Por ende, el ministro de Economía y Finanzas, Alonso

Segura, considera que los incentivos tributarios no fue-

Revista Pesca Julio2015 63


on aprovechados y que más bien existen otros problemas

por solucionar para el despegue del sector.

MAYOR RIESGO

―La acuicultura no solo tiene que ver con la tierra y el

clima, como en la agricultura. Tenemos que lidiar con el

mar, entre otros problemas. Por ejemplo, este año con el

maretazo se perdió el 30% de nuestra producción de

conchas de abanico‖, resalta el presidente de la empresa

Acuapesca, Carlos Goldin, quien con 25 años invirtiendo

en el negocio resalta los riesgos que enfrenta continuamente

el cultivo acuícola.

Aunque no ha descartado del todo los incentivos tributarios,

Piero Guezzi, titular del Produce, afirma que “la idea

no es hacer más rentable un sector a costa de otros segmentos

de la población‖. Reitera que primero se analizarán

otras alternativas para hacer productiva la inversión

acuícola.

El Gobierno estima que existe un potencial de inversión

en el sector de US$150 millones, así que ha dejado en

claro que será un tema prioritario en el próximo paquete

de medidas, de lograrse las facultades legislativas.

la Asociación de Exportadores y conocido directivo de la

primera pesquera del país, TASA, recalca que sin los incentivos

tributarios no vendrán las inversiones de mayor

escala. Hay que recordar que el grupo Breca ha mostrado

interés en ingresar al cultivo de tilapia en la selva,

pero también señala que primero quieren ver las nuevas

reglas de juego.

Speziani también responde que los industriales estuvieron

abocados a hacer fuertes inversiones en la pesca

industrial de anchoveta en años pasados y que este es el

mejor momento para la acuicultura.

José Luis Bellina, representante de la Sociedad Nacional

de Industrias (SNI), también menciona el alto riesgo del

sector que ha hecho desaparecer muchas empresas acuícolas

en el país. Argumenta que los beneficios tributarios

terminarán de formalizar el sector, actividad paralela que

afecta a los formales.

En tanto, José Ernesto Muñoz, representante de

la Sociedad Nacional de Pesquería, asegura que la industria

acuícola no terminó de madurar con la anterior normativa

y que los incentivos tributarios serán transitorios,

hasta contar con reglas de juego claras y respetadas por

todos los actores.

Sin embargo, el viceministro de

Pesquería, Juan Carlos Requejo,

explica que la nueva ley de promoción

acuícola abordará otros problemas

de mayor prioridad para el

sector -sanitario, reducción de

trámites, ubicación territorial,

etc.

Humberto Speziani, representante del comité acuícola de

Adicionalmente, recuerda que las

inversiones acuícolas en las partes

altas de la sierra y en la selva pueden

beneficiarse de otros marcos

de incentivos tributarios. Sobre

este punto, Speziani comenta que

resultará contradictorio que queden

descolgadas de cualquier beneficio

las inversiones en la costa.

Revista Pesca Julio2015 64


En la línea de lo ya mencionado por Guezzi y Segura,

Requejo deja finalmente abierta la puerta a un menor

pago del IR en el sector. ―Si en el camino vemos (la nueva

normativa) que no dinamiza el sector, entonces se

evaluará más adelante la posibilidad de los incentivos‖,

manifiesta.

Marienella Ortiz

Fuente

http://elcomercio.pe/economia/peru/sector-acuicola-despega-fuerza-pais

-noticia-1816949

EL PAPEL DE LA HARINA DE PESCADO EN LA

ACUICULTURA ESTÁ CAMBIANDO

Un nuevo informe publicado por Rabobank, titulado ―The

Appeal of Fishmeal‖ indica que el rol de la harina de pescado

está cambiando. Los altos precios, impulsados por

la disminución de la oferta y el incremento de la demanda,

están obligando a que los usuarios sean más racionales.

Sólo los que pueden encontrar un rol estratégico o

funcional para la harina de pescado, más allá de simplemente

su alto nivel de proteínas, son capaces de pagar

más altos costos.

―A medida de que la harina de pescado se convierte en

un ingrediente estratégico, su correlación histórica a

fuentes alternativas de proteínas basados en vegetales

probablemente disminuya, como ya ha sido el caso del

aceite de pescado y los aceites vegetales. Esto podría

tener implicaciones para muchos actores en las industrias

acuícolas y pesqueras‖ dijo el analista Gorjan Nikolik.

Algunas conclusiones del estudio ―The Appeal of Fishmeal‖:

- Para los productores de dietas acuícolas, minimizar el

uso de harina y aceite de pescado, manteniendo el rendimiento

es un factor clave de éxito. Los productores

más avanzados tendrán oportunidades de mercado en

nuevas regiones y sectores.

- Para la industria acuícola global, en términos de innovación

en nuevas especies de cultivo, sólo los peces que

requieren dietas de bajo precio con una baja tasa de inclusión

de ingredientes marinos o los peces que alcancen

precios muy altos serán considerados.

- La industria pesquera de pelágicos, especialmente en

regiones con poblaciones de peces bien gestionados,

podrían ver incrementada la valoración de sus cuotas.

Incluso podríamos ver inversiones estratégicas de varios

actores para controlar los activos de producción de harina

y aceite de pescado.

Los proveedores de insumos alternativos, como las proteínas

y aceites derivados de las algas, podrían encontrar

un mercado lucrativo en la industria de dietas acuícolas

más pronto de lo esperado.

―Aunque la demanda es fuerte, el abastecimiento de estos

ingredientes marinos está bajo presión. Para algunos,

minimizar el uso de la harina de pescado será un

factor clave de éxito, mientras que para otros, invertir en

controlar esta parte de la cadena de valor puede ser una

prioridad estratégica‖ dijo Nikolik.

Mayor información:

Gorjan Nikolik

Telephone: +31 30 71 23825

Email:

Gorjan.Nikolik@rabobank.com

Fuente

http://www.aquahoy.com/es/idi/nutricion/24332-el-papel-de-la-harinade-pescado-en-la-acuicultura-esta-cambiando

Revista Pesca Julio2015 65


Ocupar las calles es una de las

herramientas más efectivas para

crear cambio social porque

demuestra poder y unión.

A veces es la única vía.

Revista Pesca Julio2015 66


HISTORIA DE LA CIUDADANIA (7/8)

3.4. Ciudadanía diferenciada

3.5. Ciudadanía multicultural

En este modelo, representado por autores como Iris Young y

Carole Pateman, se defiende una idea de igualdad interpretada

a partir de lo colectivo, no tanto de lo individual. Se sostiene

que siempre hay un grupo mayoritario que ostenta una

posición dominante, y que en ese dominio siempre se da un

elemento de injusticia. Por ello, se pretende en este caso la

aplicación de concretas políticas diferenciales a favor de grupos

minoritarios, es decir, modelos de ―discriminación positiva‖

(políticas de cuotas) a favor de colectivos marginados de

una o de otra manera a lo largo de la historia (mujeres, negros,

homosexuales, etc.). Se trataría, en el fondo, de medidas

de desigualdad, cuya finalidad sería alcanzar una supuesta

igualdad plena (toda forma de desigualdad siempre se cobija

bajo ropajes que tratan de aparentar lo contrario, y en

este escamoteamiento el eufemismo es su signo más definitorio).

El problema principal de esta propuesta es que se entiende la

ciudadanía no desde un punto de vista en el que se privilegie

lo común (lo común esencial, no lo común obligado), sino

desde una sobredimensión de la diferencia. Como señala Rubio

Carracedo (2007), otro problema inherente a las

―discriminaciones positivas‖ es que deben tener un límite de

tiempo y no convertirse en permanentes, si no se quieren

lesionar principios como los de justicia o igualdad. Un caso

revelador lo tenemos en las políticas de ‗normalización

lingüística‘ que se han aplicado en determinadas comunidades

de España (Baleares y Cataluña, por ejemplo), que no parecen

tener fecha de caducidad, dado que sus defensores nunca

parecen satisfechos con los efectos obtenidos. El objetivo

de estas medidas, en el fondo, consiste en lo que suele llamarse

vulgarmente ‗darle la vuelta a la tortilla‘, no en conseguir

una igualdad efectiva, por la causa evidente de que no se

defienden derechos (que, por definición, son universales, al

alcance de todos), sino privilegios, auténticos tratos de favor

(en suma: se pasaría de una igual inclusividad a una desigual

segmentación). Otro problema que tiene esta concepción de

la ciudadanía es que no permite entender las identidades desde

un punto de vista racional, es decir, se sostiene que toda

diferencia, por el hecho de serla, ya implica que debe ser defendida

legalmente. Sin embargo, lo diverso, todo lo diverso,

en sí mismo, no tiene porqué ser necesariamente algo positivo,

al menos hasta el punto de que se deba promocionarlo

desde el poder político.

Aunque tiene muchos puntos en común con el modelo anterior,

se suelen considerar opciones distintas. Su autor más

importante es Will Kymlicka, que defiende una propuesta de

―pluralismo cultural‖. Se refiere a tres clases de grupos, con

sus correspondientes derechos específicos para cada caso:

a) los grupos desfavorecidos (mujeres, discapacitados, etc),

que deben tener derechos especiales por un espacio de tiempo

determinado;

b) grupos de inmigrantes y minorías étnicas o religiosas: son

acreedores de derechos multiculturales, y además de forma

permanente, por lo que mantendrían su identidad diferenciada;

c) minorías nacionales: exigen ―derechos de autogobierno‖.

Prefieren mayor grado de autogobierno que una representación

mayor en el conjunto del estado.

Este modelo precisa de forma más ajustada que en el caso

anterior la naturaleza de los rasgos diferenciales de cada grupo

implicado, abogándose por políticas de reconocimiento

fuerte de la diferencia. Uno de sus problemas es el que hace

referencia a la casi completa absorción del individuo por parte

de su grupo de pertenencia (en este caso, el punto en común

también lo tendría con el modelo comunitarista); de esta manera,

la dinámica de grupo coartaría de forma importante el

desarrollo autónomo de los individuos particulares. Paradójicamente,

como ya se ha señalado anteriormente, en un modelo

que apela al reconocimiento de la diferencia, a los miembros

del grupo se les restringiría precisamente ese derecho.

El politólogo Giovanni Sartori ha presentado en Sartori (2001)

una crítica muy seria a este modelo político. Según Sartori, en

demasiadas ocasiones se asimilan conceptos que en realidad

presentan diferencias esenciales, como es el caso de multiculturalismo

y pluralismo. Si por un lado el pluralismo defiende

precisamente la pluralidad en la sociedad, es decir, que el

hecho de que no exista una unanimidad es positivo, el multiculturalismo

vendría a ser aquel modelo que llevaría a cabo

un proyecto de promoción de las diferencias étnicas y culturales,

en el sentido de una mayor potencialidad conflictiva y

desestructuradora. La clave sería la siguiente: invocando la

tolerancia (atributo del pluralismo), el multiculturalismo acabaría

con el principio de tolerancia mismo, pues, en lugar de

integrar en la diferencia (es decir, una integración que no

significara una homogeneización absoluta), se defendería en

Revista Pesca Julio2015 67


la práctica una desintegración multiétnica, una sociedad partida

en mil fragmentos que no guardarían relación los unos con

los otros, y en cuyo blindaje se perdería precisamente la idea

del auténtico pluralismo. Una sociedad presidida por este modelo,

además de ingobernable, difícilmente podría ser una

sociedad democrática que contara con una ciudadanía saludable.

Aurelio Arteta sigue un punto de vista similar al de Sartori.

Por ejemplo, cuando acusa al multiculturalismo de invocar en

defensa de sus particularidades un ―derecho a escapar al tribunal

de la razón‖ (Arteta, 2008: 365). Se pretendería en este

caso no enjuiciar ninguna postura, dejando como argumento

de autoridad el simple apelar a la diferencia multicultural.

crítico por el cual el sentimiento debe ser superado mediante

la razón. Cabe reseñar también que la propuesta habermasiana

se ha llevado a cabo en la línea del proceso de construcción

de la Unión Europea. En este sentido, a partir de los

Acuerdos de Schengen (1985), se pone en marcha el camino

que lleva a la elaboración de una ciudadanía europea, aunque

de momento se haya quedado en un plano teórico. Habermas

considera, de todos modos, que el camino más serio para

poder alcanzar una plena vertebración europea es el modelo

del patriotismo constitucional, en el que se superpone una

ciudadanía europea (aunque sea, de momento, sólo a nivel

simbólico) a cada una de las ciudadanías nacionales.

3.7. Cosmopolitismo cívico

3.6. Ciudadanía postnacional

Jürgen Habermas es uno de los autores que más lúcidamente

se ha dedicado a analizar la situación de la ciudadanía en

nuestra contemporaneidad más inmediata. Para él, es necesario

reconocer la realidad de unos estados postnacionales, que

son, en suma, nuestros estados plurinacionales y también

pluriétnicos. Estos nuevos estados, en contra de lo que pueda

parecer en un principio, conducen a patrones de ciudadanía

de tipo incluyente. Para ello, tal y como señala Rubio Carracedo

(2007: 95), se ―rompe con la estrecha vinculación marshalliana

entre ciudadanía y estado-nación‖. La clave de este

modelo la juega el llamado ―patriotismo constitucional‖, pues

sólo desde la Constitución, y no desde supuestas esencias

nacionales, se puede conseguir una plena integración común

de las diferencias existentes en la sociedad. Ella es la que

establece y define las maneras por las cuales se consolidará

el pluralismo, permitiendo así que nazca un nuevo tipo de

ciudadanía, la postnacional.

Se trata de un modelo defendido por autores como David

Held o Adela Cortina. Por un lado, Held apunta que se accedería

al cosmopolitismo cívico a través de una democracia

cosmopolita, mientras que en la interpretación de Cortina, la

raíz de esta propuesta residiría en Kant, que pretendía llevar

al terreno jurídico lo que sólo era estrictamente moral. La

idea consiste en defender un sistema global de derechos y

deberes de alcance universal que vaya más allá de aspectos

como el lugar de nacimiento o de residencia de cada individuo;

se trataría, en suma, de superar los particularismos de

tipo esencialista. La propuesta de la autora Martha Nussbaum

va en una dirección similar, aunque basándose más en la tradición

estoica grecorromana, reinterpretando la teoría de los

―círculos concéntricos‖ de modo que se sitúa como objetivo

final el círculo cosmopolita (no el personal). La realización de

la ciudadanía cosmopolita debe plantearse en términos temporales

amplios, ya que de momento resulta muy complicado

que los estados nacionales cedan una parte importante de su

soberanía en aras de la creación de este modelo cívico.

Habermas se enfrenta con las teorías nacionalistas

(comunitaristas) y sus concepciones mistificadoras del pasado.

Defiende un modelo de republicanismo universalista en el

que la lealtad constitucional sustituya las identidades nacionales.

Es decir, no se trata de que se anulen estas identidades,

sino que deben ser sometidas a un proceso de reflexividad

Fuente

Factótum 6, 2009, pp. 1-22

ISSN 1989-9092

http://www.revistafactotum.com

Sobre el concepto de ciudadanía: historia y modelos

Juan Antonio Horrach Miralles

“El precio que los hombres buenos pagan por la indiferencia con respecto a los asuntos públicos

es el de ser gobernados por los hombres malvados”.

Revista Pesca Julio2015 68


EL CASTIGO DE PLATÓN

Rollin Thorne Velarde

Hoy en día es tan o más importante leer los comentarios

de los lectores a un artículo en internet que incluso leer

el artículo mismo. La opinión de la gente llega no sólo a

convertirse en una expresión popular sino muchas veces

en un complemento muy valioso de la noticia llegando

muy frecuentemente a motivar al autor a contestar y

enriquecer su propio artículo.

Interesante es como los lectores apasionadamente se

involucran más en artículos que contradicen sus ideas

políticas y así defienden a capa y espada sus posiciones

llegando uno incluso a percibir a través de sus palabras

la profunda indignación y malestar que experimentan.

Pero lo cierto es que, como en el futbol, nuestro país es

un país lleno de comentaristas políticos. Un país con

grandes expertos en lo que no está funcionando bien.

Lleno de voces que se alzan pidiendo cambios y que

critican, con razón, a nuestros gobiernos que lo único

que hacen es llenarse los bolsillos a costa nuestra y

practican la ley del mínimo esfuerzo.

Fama y fortuna es lo que normalmente impulsa a los

seres humanos a lanzarse a la aventura política sin importarles

más que su Ego. Son muy pocos, casi inexistentes,

los que realmente quieren hacer algo por su patria

sin esperar nada a cambio más que esa satisfacción

personal de sentirse orgullosos por haber hecho la diferencia

y colaborado a que los peruanos seamos más

felices.

Lo cierto es que en el Perú vivimos día a día y desde el

inicio de nuestra historia un castigo. El castigo de

Platón.

Platón, filosofo griego discípulo de Sócrates, dijo hace

2500 años

“El precio que los hombres buenos pagan por la

indiferencia con respecto a los asuntos públicos

es el de ser gobernados por los hombres malvados”.

Y no se equivocó. Eso es lo que los peruanos vemos todos

los días. Encendamos el televisor o leamos las noticias.

Eso es exactamente lo que tenemos frente a nuestro

ojos. Gente malvada gobernando a gente buena.

Pues ya es hora de que hagamos algo al respecto y que

no sólo nos limitemos a comentar y a opinar con pasión.

Ya es hora que nos pongamos la mano en el pecho y

sintamos que el Perú no es un extraño. Es nuestra casa

y la casa de nuestras hijos. Es donde vivimos, sentimos

y soñamos. Es donde todos los peruanos debemos ser

felices y la felicidad no la da la Coca Cola, la felicidad es

fruto de cosas tan simples como ver a nuestros hijos

montar bicicleta en el parque sintiendo la tranquilidad

de que van a estar seguros. La felicidad es levantarse

cada día sabiendo que nuestros sueños pueden hacerse

realidad.

Ahora que comienza el camino hacia las elecciones

2016, los invito a que no miremos los acontecimientos

políticos como si fueran una película, comiendo canchita,

para después comentarla con los amigos en reuniones

sociales.

Ha llegado la hora de librarnos de los malvados y que la

gente buena gobierne nuestro país. Ha llegado la hora

de que cada peruano esté donde esté ponga un granito

de arena para eliminar de raíz ese terrible castigo de

Platón. Nuestro país y nuestros hijos se lo merecen.

Fuente

http://lucidez.pe/noticias/el-castigo-de-platon/

Revista Pesca Julio2015 69


¿SE IMAGINAN UN DEBATE ASÍ EN EL PARLAMENTO?

SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ

El Gobierno francés deberá presentar cada año un informe

sobre el efecto de sus políticas en la desigualdad,

salarios y bienestar social

El Parlamento francés (Asamblea y Senado) aprobó en

abril una ley que obligará al Gobierno de turno a presentar,

el primer martes de octubre de cada año, un

informe en el que se analicen una serie de indicadores

sobre desigualdad, calidad de vida y desarrollo sostenible,

y que permita evaluar el impacto de las reformas

aprobadas el año anterior, o en curso, en esos tres

apartados. La ley, producto de la iniciativa de una diputada

verde, Eva Sas, necesitó muchos meses de debate

antes de que el Ejecutivo de Manuel Valls, y la oposición,

la aceptaran.

Es muy posible que la nueva norma no sea capaz de

modificar la realidad francesa, pero, aun así, ayudará a

conocerla mucho mejor, con un paso fundamental: obligar

al Parlamento a discutir (casi al mismo tiempo que

sobre los Presupuestos) sobre una serie de indicadores

que reflejen la vida cotidiana de los ciudadanos y no

solamente las previsiones de crecimiento del PIB y del

empleo. Se diría que el debate sobre la desigualdad empieza

a instalarse con fuerza en la política europea.

En España sería insólito que una ley propuesta por un

grupo minoritario saliera adelante, sin que el gran partido

en el Gobierno la rechazara de plano, por principio.

O quizás hubiera sido mucho pedir hasta ahora. Quizás

en el próximo Parlamento, con el escenario político más

fragmentado, sea posible presenciar algo parecido.

Habría que dar la bienvenida a ese cambio con entusiasmo,

porque de él depende, en parte, la calidad de la

vida parlamentaria.

La idea detrás de la ley de Sas es simple: hasta ahora,

los Gobiernos presentan ante el Parlamento una serie

de macro indicadores que miden el crecimiento que experimentó,

y que va a experimentar, la economía, según

sus cálculos. Pero esos indicadores no miden la calidad

de ese crecimiento ni si está reflejando las aspiraciones

de los ciudadanos. Un ejemplo: desde 2009 el PIB de

Estados Unidos creció un 12%, pero los ingresos medios

de los ciudadanos bajaron un 3%. Como escribió, con

ironía, el economista Eloi Laurent, profesor en Sciences-

Po de París y en la Universidad de Stanford, ―centrarse

en el PIB empieza a ser la mejor manera de perder unas

elecciones‖.

¿Se imaginan un debate en el Congreso de los Diputados

en el que se discuta obligatoriamente sobre los niveles

de desigualdad, ingresos reales de los ciudadanos,

situación, comparada por comunidades autónomas, de

la sanidad y de la educación pública o preservación del

medio ambiente, con datos proporcionados por un organismo

independiente, aceptado por unos y otros? ¿Se

imaginan un debate parlamentario que parta de la evaluación

del impacto que ha tenido una ley aprobada en

el curso anterior?

Ya se sabe que las leyes se presentan al Parlamento con

un estudio de impacto presupuestario y medioambiental

elaborado por el ministerio implicado, pero esto es otra

cosa. Se trata de analizar y comprender qué efecto ha

tenido su aplicación respecto a los objetivos que pretendía

y a otros parámetros, relacionados todos ellos

con objetivos de igualdad y bienestar. En España supondría

casi una revolución porque hasta ahora ha sido

absolutamente imposible evaluar el efecto real, detallado

y desglosado de las reformas que se han puesto en

marcha con motivo de la crisis y que se han llegado a

amontonar unas sobre otras (como sucede con las reformas

laborales o las del Código Penal) sin que nadie

tuviera una idea clara de qué efectos estaba teniendo la

norma anterior.

La exitosa propuesta de Eva Sas nace de un movimiento

internacional que lleva ya algunos años en marcha y

que respaldan importantes economistas de todo el mundo.

Leyes parecidas se han aprobado ya en Nueva Zelanda,

Australia, Escocia, Bélgica o Alemania. Poco a

poco se va instalando la idea de que no es posible medir

el éxito de un Gobierno por el crecimiento que haya experimentado

el PIB durante su gestión (aunque ese sea

un indicador muy necesario), sino por otro tipo de indicadores

que reflejen hasta qué punto esa gestión satisface

las necesidades de la mayoría de la población.

Fuente

http://elpais.com/elpais/2015/05/01/opinion/1430488507_749237.html

Revista Pesca Julio2015 70


JORGE RIECHMANN: “CONSUMIMOS EL PLANETA

COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA”

Por Emma Rodríguez © 2015 /

Denomina Jorge Riechmann al siglo XXI como “el siglo de la

gran prueba” o como “la era de los límites”. Nos dice

que ―estamos consumiendo el planeta como si no hubiera un

mañana‖; que “lo que hace falta son transformaciones

estructurales profundas, casi revolucionarias” y que ya

no podemos confiar en que será la generación de nuestros

nietos la que las lleve a cabo, porque estamos en “tiempo

de descuento”. Todo esto nos lo cuenta en-

Autoconstrucción, uno de esos libros que funcionan como

un aldabonazo en las conciencias, que sacuden el letargo y

conducen a plantear la gran pregunta: ¿Estamos aún a

tiempo de salvar el planeta? Es un interrogante que el

propio autor abre una y otra vez en el recorrido de un ensayo

esclarecedor que nos invita a tomar conciencia de la urgencia

de la lucha ecológica, de la necesidad de avanzar

lo más suavemente que se pueda hacia sociedades de la sobriedad,

de la contención, de otro tipo de realizaciones y plenitudes

no asociadas a la adquisición constante de pertenencias,

de propiedades, de productos de consumo.

solidaridad, de compasión, de cooperación, de igualdad,

de que los ecologistas son vistos en muchas ocasiones

como catastrofistas y agoreros dispuestos en todo momento a

chafar una fiesta en la que muchos siguen pasándolo bien, a

costa de mayorías cada vez más empobrecidas e indefensas.

Todo parece estar en contra, pero no cabe la resignación, la

no resistencia. ―Hay esencialmente dos opciones políticomorales.

La de quienes desean un mundo de amos y esclavos,

por una parte; y la de quienes luchan por un mundo de

iguales. Al poder del dinero y de las armas, el segundo grupo

solamente puede oponer la fuerza de la organización‖, abre

Riechmann un cauce de futuro.

Profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad

Autónoma de Madrid, traductor, poeta, ensayista, miembro

de Ecologistas en Acción y desde hace poco del Consejo

Ciudadano de Podemos, Riechmann va desgranando un buen

puñado de verdades, de reflexiones incómodas, pero absolutamente

necesarias, en esta Autoconstrucción, subtitulada La

transformación cultural que necesitamos, que nos anima

a pensarlo todo de otra manera, a encontrar nuevas palabras,

nuevos vínculos, nuevas imágenes para situarnos frente

a un presente de resquebrajamientos y de oportunidades de

cambio. ―Jamás se había hablado tanto sobre las desigualdades

sociales, jamás se había hecho tan poco para reducirlas…

Nunca se había hablado tanto los daños ecológicos, y nunca

se ha hecho tan poco para delimitarlos‖, leemos muy al comienzo

de un libro que traza un magnífico diagnóstico de

dónde estamos y hacia dónde podemos dirigirnos.

El autor es consciente de que el pesimismo no está de

moda, de que el continuo estímulo del pensamiento positivo

se puede llegar a convertir en una conveniente cortina de

humo, de que a muchos se les llena la boca con la palabra

“buenismo” para definir cualquier propósito de

No deja de haber autocrítica en el trayecto y tampoco

falta el realismo, grandes dosis de realismo que parten de la

constatación de las dificultades, de los enormes retos. Y, por

supuesto, se revelan hechos y se ofrecen datos, hechos y

datos que hablan por sí solos y que, nos guste o no, indican

que el rumbo no es el adecuado. Así, el cambio climático

que nos conduce a un mundo cuatro grados centígrados

más cálido, según predicciones muy optimistas, pero

ante el que tantos siguen quitando importancia en nombre de

intereses empresariales, intereses que obstaculizan la necesaria

disminución de los gases de efecto invernadero. Así, la

escasez de fuentes de energía fósiles, que lleva a la

agonía de un modelo que se alarga artificialmente,

vía prácticas como el fracking, en vez de apostar por invertir

en el camino de las renovables.

“Hay esencialmente dos opciones político-morales. La

de quienes desean un mundo de amos y esclavos, por

una parte; y la de quienes luchan por un mundo de

Revista Pesca Julio2015 71


iguales. Al poder del dinero y de las armas, el segundo

grupo solamente puede oponer la fuerza de la organización”,

escribe Riechmann en Autoconstrucción.

Mientras las capas de hielo ártico desaparecen, mientras el

proceso de la fotosíntesis se está viendo afectado en zonas

con altos niveles de contaminación, mientras las abejas se

ven amenazadas, mientras… seguimos pensando que habrá

tiempo, que la técnica será capaz de solucionarlo; que llegará

un día en que volveremos a la normalidad de un modo de

vida que nos parece el mejor posible. ¿Cómo convencernos,

habitantes del Primer Mundo del siglo XXI, de

que ya no volveremos a la normalidad de antes de la

crisis, de antes de la amenaza ecológica; cómo convencernos

de que es necesario cambiar la orientación

y las estructuras del sistema para seguir viviendo bien, e

incluso mejor, pero con otros parámetros?

He aquí las cuestiones que plantea Jorge Riechmann en Autoconstrucción

(Ediciones Catarata). Son muchas las salidas que

ofrece este libro, pero lo esencial es su llamamiento a un

cambio de conciencia, de valores, de usos y costumbres. ―La

economía es una construcción humana. Las leyes económicas

no son como la ley de la gravedad. Pueden ser transformadas

(…) Pero para ello la gente ha de cambiar de conducta‖, se

utiliza como arranque de un capítulo este párrafo-lema extraído

del informe de un centro de estudios económicos. Hay en

el ensayo reflexiones sobre el papel cada vez más activo

de los consumidores –consumidores rebeldes–; sobre la

cultura como base de la comprensión de los cambios; sobre

los movimientos sociales que deben convertirse en

la base de las nuevas sociedades… ―Hemos de vivir de

otra manera‖, es la frase que cierra el libro. Pero aquí, lejos

de cerrar, empezamos con la conversación.

– ¿En qué punto se encuentra el movimiento ecologista

hoy a nivel global? ¿Cuáles son sus expectativas?

Si lo analizamos con perspectiva, el movimiento ecologista

moderno, como tal, es muy reciente. Surge en los años 60 del

siglo XX, aunque el pensamiento ecológico arranca de más

atrás, de antecedentes tan ilustres como Thoreau, a quien

releemos con mucho interés, o, antes, Alexander von Humboldt,

que tanto contribuye en la creación de la ciencia

ecológica, de la biología de los ecosistemas. Ahí están las raíces,

pero hay que dar un salto hasta llegar, en 1962, a un

hito importantísimo, una obra clásica de la conciencia ecológica,

La primavera silenciosa, de Rachel Carson. En ese

año se empiezan a poner en marcha dinámicas sociales, políticas,

intelectuales, culturales, que conducen a algunas sociedades,

dentro de procesos muy contradictorios, a emprender

un nuevo aprendizaje de los modos de vida. Y ya en 1972 nos

encontramos con otra aportación esencial, el estudio Los

límites del crecimiento, el primer informe del Club de

Roma, que pone en marcha un debate de alcance mundial a

partir del cual ya empiezan a circular los lemas básicos, las

consignas del ecologismo sobre la necesidad de conformar

una conciencia de especie en las singulares condiciones históricas

que nos ha tocado vivir. Ese proceso de aprendizaje social

se rompe a finales de los años 70 y comienzos de los 80,

con la irrupción de la fase última de la historia del capitalismo,

el capitalismo neoliberal financiarizado. A esos decenios,

a esa etapa en la que aún estamos inmersos, yo la denomino

a veces la era de la denegación, porque hay fuerzas muy

poderosas que, lejos de impulsar el aprendizaje, están trabajando

en sentido contrario.

Denegar es un verbo que utilizamos muy poco y que

explica muy bien lo que está sucediendo. A los pueblos

cada vez se les niega más lo que desean. Las democracias

se están vaciando cada vez más de sentido.

– Denegar es un término que usan los psicólogos y psicoanalistas

para referirse a ese fenómeno que no consiste sólo en

ignorar algo sino en hacer un esfuerzo por no ver lo que tenemos

delante de los ojos. Yo creo que ha habido, que hay mucho

de eso, en la cultura dominante durante los tres últimos

decenios. Es indudable que hay un permanente negacionismo

si hablamos de fenómenos como el calentamiento climático,

del mismo modo que lo hubo anteriormente con respecto al

cáncer ocasionado por el tabaco. Y es indudable la eficacia de

los esfuerzos organizados por el sector empresarial para expandir

toda la tinta de calamar y toda la desinformación posible

con el fin de impedir que se tomen las decisiones correctas.

Ahora mismo, más allá de circunstancias concretas,

tendríamos que referirnos a un negacionismo mucho más

vasto que se refiere a todo lo que tiene que ver con los límites

al crecimiento, y eso es mortal porque nuestra situación,

nos pongamos como nos pongamos, es la que es. Las

leyes de la naturaleza, de la física, de la química, de la dinámica

de los seres vivos, son las que son, no vamos a cambiarlas,

por grandes que sean nuestras ilusiones a ese respecto, y

el conflicto esencial que se plantea, que estaba en ese debate

de los años 60 y 70, es el choque de las sociedades industriales

contra los límites biofísicos del planeta, que

se ha ido agravando y agudizando cada vez más. Si usamos

la herramienta efectiva de la huella ecológica, hacia 1980, fue

cuando ésta superó la biocapacidad del planeta para seguir

creciendo después. Según los investigadores, ahora estamos

en el 150% de la capacidad del planeta. Y esa situación

no durará demasiado, porque estamos, como se dice a veces,

Revista Pesca Julio2015 72


consumiendo el capital, no los intereses, empleando en este

caso la habitual metáfora financiera. Estamos sobreexplotando

los recursos y las capacidades de absorción de contaminación,

de una forma que es insostenible. Parece que consumimos

el planeta como si no hubiera un mañana.

Denegar es un término que usan los psicólogos y psicoanalistas

para referirse a ese fenómeno que no consiste

sólo en ignorar algo sino en hacer un esfuerzo

por no ver lo que tenemos delante de los ojos. Yo creo

que ha habido, que hay mucho de eso, en la cultura

dominante durante los tres últimos decenios. Es indudable

que hay un permanente negacionismo si hablamos

de fenómenos como el calentamiento climático,

del mismo modo que lo hubo anteriormente con respecto

al cáncer ocasionado por el tabaco.

– “El síntoma se llama calentamiento climático, pero

la enfermedad se llama capitalismo”. Así se titula un

epígrafe del ensayo donde se hace referencia al rotundo

fracaso de la cumbre de Copenhague en 2009, una

cumbre donde se aspiraba a lograr un acuerdo global

de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero,

que sustituyese al Protocolo de Kioto. Ahora estamos

a la espera de una nueva reunión en París en

diciembre de este 2015. Parece que los límites son absolutamente

incompatibles con el capitalismo salvaje.

– Así es. Hacia 1980 fue cuando ganaron las elecciones

generales Margaret Thatcher en Gran Bretaña y posteriormente

Ronald Reagan en EE.UU. Ahí tenemos que

fijar el desplazamiento del mundo hacia una derecha

conservadora, que ha sido hegemónica desde entonces, y

que ha resultado letal en lo que se refiere a las cuestiones

económico sociales. Hacia 1980 se puso en marcha el proceso

de desregulación financiera y comercial. Hasta entonces, las

economías, el crecimiento del capital y de los activos financieros

iban acompasados al crecimiento de lo que llamamos economía

real, pero a partir de ahí se rompió el equilibrio, todo

se abrió en forma de tijera y lo financiero comenzó a crecer

de manera metastásica y a dominarlo todo. Es ahí donde nos

encontramos ahora. Esa es la situación. Si no somos capaces

de romper con esa clase de políticas y con las culturas que las

acompañan, lo tenemos realmente difícil.

– Mientras leía el libro pensaba que la educación es

básica para la toma de conciencia. Aludes a la importancia

que en su día tuvo en España la Institución Libre

de Enseñanza, a finales del XIX y principios del XX,

en la redefinición de la relación entre sociedad y naturaleza,

así como al naturismo anarquista por el lado

obrero. Pero hoy, ¿cómo hacer entrar la ecología en

los colegios?

– Por supuesto que tendría que ser la educación una de

las vías naturales para difundir la conciencia ecológica,

pero aquí, nuevamente, nos topamos con lo mismo: la

dinámica social en la que estamos, lejos de educarnos, de

construirnos, para hacernos ver la verdad del mundo en el

que vivimos, va en la dirección contraria. Podríamos decir que

es contra educativa en muchos sentidos. Por eso no es tan

fácil de llevar a cabo algo que parece tan simple. Sin ir más

lejos, puedo decirte que yo formo parte de la comisión de

educación y participación de Ecologistas en Acción en Madrid

y que, justamente, una de nuestras tareas es hacer

avanzar estos planteamientos en el terreno educativo. Uno de

los trabajos más fecundos del colectivo fue, hace ya unos

años, examinar lo que se podría llamar el currículum oculto

de los libros de texto. Si uno se dedica a ver con cierto

detalle cómo están escritos los manuales de consulta de ciencias

naturales, de ciencias sociales, que es donde tendrían

que entrar esta clase de enseñanzas, lo que encuentra, en

muchos casos, es prácticamente todo lo contrario: más desinformación

que información, puntos de vista adversos

al verdadero aprendizaje de cuidar, de vivir de verdad en

esta tierra. En esa dinámica en la que estamos ahora mismo,

nos encontramos con comerciales de los bancos que van a los

colegios a enseñar educación financiera y se ve como normal

porque esa es la cultura dominante en la sociedad. A la contra,

parece que lo que los ecologistas decimos no quiere ser

oído porque se trata de una realidad incómoda, porque hacernos

cargo de donde estamos realmente nos obligaría a vivir

de otra manera, a organizar casi todo de una forma diferente.

Una y otra vez, insisto, chocamos de manera muy inmediata,

muy frontal, con intereses poderosísimos. Pero

no quiero instalarme en la queja permanente. Pese a toda esa

resistencia, pese a tantos obstáculos, hacemos lo que podemos.

Yo soy profesor en la universidad y hablo de todo esto a

mis alumnos universitarios, y, además, acabo yendo, por lo

menos tres o cuatro veces al año, a hablar con escolares y

con bachilleres; hay otros compañeros y compañeras que lo

hacen con más asiduidad. Pero se llega a donde se llega. Ecologistas

en Acción, por ejemplo, es una asociación participativa

que tiene aproximadamente unos mil afiliados en Madrid,

gente que paga una cuota y que puede hacer una pequeña

tarea de vez en cuando. Si pensamos que en una comunidad

autónoma como la de Madrid hay seis millones de personas,

es una cifra muy baja. Y los activistas no somos más de

60 personas, apenas 10 dedicados a la comisión de

educación. Ecologistas en Acción se autofinancia. Los recur-

Revista Pesca Julio2015 73


sos con los que contamos son las cuotas de los afiliados. Ha

habido alguna vez algún programa concertado, pero las administraciones,

especialmente en esta comunidad autónoma y

con el gobierno que hay ahora mismo, no sólo son no cooperativas,

sino absolutamente hostiles.

En la dinámica en la que estamos ahora mismo, nos

encontramos con comerciales de los bancos que van a

los colegios a enseñar educación financiera y se ve

como normal porque esa es la cultura dominante en la

sociedad. A la contra, parece que lo que los ecologistas

decimos no quiere ser oído porque se trata de una

realidad incómoda, porque hacernos cargo de donde

estamos realmente nos obligaría a vivir de otra manera,

a organizar casi todo de una forma diferente.

– ¿Se ha fracasado a nivel general, no sólo en España,

en la comunicación, en la difusión? Se habla mucho de

ecología, en ciertos ámbitos está muy de moda, se ha

superficializado incluso, pero la verdadera conciencia

ecológica no ha llegado a la gente.

– Quiero hacer hincapié en un aspecto que me parece muy

importante y que nos lleva a la pregunta anterior, a la educación.

El título del libro, Autoconstrucción, que en griego podríamos

decir paideia, educación en un sentido amplio, es una

llamada a que no entendamos la educación sólo como el

aprendizaje que se imparte en las escuelas, los institutos y

luego en las universidades. Los contextos educativos son los

contextos sociales generales, y yo creo que la manera de autoconstrucción,

de autoformación, de educación, de paideia

más importante para todo lo que estamos hablando, sin menospreciar

la educación ambiental en sentido estricto y formal,

es la que se da en los movimientos sociales. Es ahí

donde la gente se auto organiza para actuar y, mientras lo

hace, aprende en el recorrido. Lo que sucede es que, mientras

en los años 70 y 80 esa clase de procesos iban hacia

adelante, pese a todas las dificultades, desde entonces, parecen

no avanzar porque hay muchos intereses y mucha desinformación

en el camino. Y, por otro lado, de manera contradictoria,

la gente está como saturada y harta de que le hablen

de ecología. Ese fenómeno también lo recojo en algún momento

del libro. Hay hasta un término que han acuñado

los sociólogos, la eco fatiga, para describirlo. Efectivamente,

como bien indicas, hay mucha cháchara, mucho marketing

verde, mucha propaganda, mucho uso de imágenes, estilemas,

apropiación de contenidos. Ahora la Unión Europea está

hablando de economía circular. Se utilizan conceptos que vienen

del movimiento ecologista y que han sido apropiados,

transformados en otra cosa. Sustentabilidad o sostenibilidad,

por ejemplo, son nociones que vienen del mundo

ecológico, pero cuando un presidente o un consejero delegado

de una gran empresa habla de desarrollo sostenible, en

el 99% de los casos está transformando en su contrario lo

que inicialmente fue el sentido del término. Todo eso lleva

a una situación de muchísima confusión, en la cual la

gente tiene muchas veces la impresión de que todo el tiempo

se está hablando de ecología, de que se hacen cosas que

están muy cerca de quienes pueden manejar palancas de poder.

Hay muchísima propaganda, muchísima moda alrededor

que lo desvirtúa todo. Se publican revistas que nos venden el

concepto de la buena vida, pero que están llenas de anuncios

a toda página de grandes empresas energéticas. Eso es lo

que metaboliza como ecología la cultura dominante y resulta

muy perjudicial, porque, por supuesto, no tiene nada que ver,

está muy alejado de lo que debería ser, de lo que nos tocaría

hacer.

– En su momento nos ilusionaron los verdes alemanes.

Parecía que podían hacer girar los acontecimientos en

otra dirección, pero ahora tienen un perfil más bajo.

– Bueno, ese es un asunto complejo. Yo escribí mi tesis

doctoral sobre los verdes alemanes hace muchos años.

¿Qué ha pasado ahí? De nuevo no podemos entenderlo sin

ver lo que ha sido el potentísimo despliegue de la política neoliberal

en la que estamos inmersos y sin analizar a fondo

como nuestras sociedades han ido yendo hacia la derecha,

hacia la derecha, hacia la derecha, sin ser, muchas veces,

del todo conscientes. Hay un fenómeno que los psicólogos

sociales tienen muy bien estudiado y que denominan los

puntos de referencia cambiantes. Cuando una sociedad

entera se desplaza en cierta dirección poco a poco, de manera

que todo -las instituciones, los valores, las gentes-, va moviéndose

al mismo tiempo, en el mismo sentido, la sensación

puede ser que nada se mueve, que está uno básicamente en

el mismo punto, pero los cambios pueden ser brutales. Esto

se ha estudiado, por ejemplo, en relación a la Alemania de

los años 30. A medida que todo iba llevando al estado nazi

que conocemos, desde dentro, a mucha gente le parecía que

no pasaba nada importante, porque todo se iba desplazando

al mismo tiempo en la misma dirección. Yo creo que aquí

también ha pasado algo parecido. Los verdes alemanes, que

son el partido ecologista más interesante que ha surgido hasta

el momento, el experimento sociopolítico más importante,

tuvo en sus inicios un componente dominante de izquierda,

aunque siempre muy mezclado con el centro e incluso la derecha,

pero, coincidiendo con el paso al neoliberalismo, y pese

a haber crecimiento y éxitos electorales, ese ala de izquierda

del partido va siendo marginada y en parte lo

Revista Pesca Julio2015 74


acaba abandonando. A medida que la sociedad fue avanzando

hacia la derecha, también los arrastró a ellos en la corriente.

Una y otra vez nos tropezamos con lo mismo. No podemos

de verdad ecologizar esta sociedad sin chocar frontalmente

con el capitalismo. Si queremos ir hacia una economía

ecológica hacen falta rupturas con el capitalismo

y eso son palabras mayores. Y, por otra parte, ahora

mismo hay que plantearse seriamente la siguiente pregunta:

¿Qué es la izquierda hoy? Seguimos hablando por inercia

de partidos socialdemócratas, por ejemplo, cuando a un

socialdemócrata de los años 20, 30 o 40, si viera qué tipo de

políticas o de discursos adopta la gente que así se sigue llamando,

se le erizaría todo el vello de la piel. La socialdemocracia

de Tony Blair o de Rodríguez Zapatero no tiene

nada que ver con lo que fue históricamente la socialdemocracia.

Pero, volviendo a lo de antes, el ecologismo

tomado en serio es anticapitalista y eso es bien fuerte, porque

dónde hay políticas anticapitalistas ahora en nuestras

sociedades. Son absolutamente minoritarias. En ese escenario

es donde hay que situar la deriva de los eco socialistas alemanes,

de todas esas corrientes o personas que abandonaron, al

final cansadas, el partido en la década de los 80. Desde mediados

de los 90, la descripción politológica correcta de los

verdes alemanes sería la de eco liberales con un mayor grado

de sensibilidad social. Eso mismo sirve para otros partidos

verdes europeos.

Hay mucha cháchara, mucho marketing verde, mucha

propaganda, mucho uso de imágenes, estilemas, apropiación

de contenidos. Hay muchísima propaganda,

muchísima moda alrededor que lo desvirtúa todo. Se

publican revistas que nos venden el concepto de la

buena vida, pero que están llenas de anuncios a toda

página de grandes empresas energéticas. Eso es lo

que metaboliza como ecología la cultura dominante y

resulta muy perjudicial, porque, por supuesto, no tiene

nada que ver, está muy alejado de lo que debería

ser, de lo que nos tocaría hacer.

– ¿Y en España? Equo parece conformarse con un discreto

segundo plano.

– La historia española es una historia muy distinta por la singularidad

de la dictadura. La articulación de ese espacio político

ha sido bastante compleja y, al final, en parte por errores

propios, en parte por la ocupación de ese territorio por

otras formaciones como Izquierda Unida, la cosa ha ido

como ha ido. Equo ha aparecido ya muy tarde y hay cosas

muy valiosas, pero ojalá tuviera más fuerza. Con

mucha frecuencia nos planteamos qué es lo que hemos hecho

mal, qué errores hemos cometido, y, sin duda los hay; hay

errores propios en los últimos 30 años que pueden explicar

circunstancias desfavorables, pero no nos equivoquemos. Lo

principal no es tanto lo que hayamos podido hacer mal, sino

el poder brutal y en aumento que nos hemos encontrado delante.

Y vuelvo al dato de antes: en la comunidad autónoma

de Madrid somos 50, 60 activistas a lo sumo, en una asociación

como Ecologistas en Acción, en un entorno de seis millones

de personas. Esa es la lamentable situación, la acusada

desproporción de fuerzas.

– Sin embargo, el caso español es muy curioso. Desde

el 15-M, la rapidez a la que se ha producido todo es

espectacular. En el libro hablas de la ilusión que ha

generado la irrupción de un partido como Podemos.

¿Hacia dónde puede ir esa ilusión y hasta qué punto

en Podemos tiene peso la preocupación ecológica, la

conciencia de los cambios que será necesario acometer

y explicar a la gente? No parece que se marque

demasiado el acento por ahí.

– En España han cambiado muchas cosas para bien, sobre

todo el despertar de parte de la sociedad a partir del

15-M. Pero tampoco debemos sobreestimar eso. Uno de los

lemas, consignas, incluso micro poemas que se escribían en

Sol y en muchas plazas de otras ciudades españolas, el mes

de mayo de 2011, era: “dormíamos y hemos despertado”.

Esa frase, con todas sus variantes, expresa algo muy

valioso. La sociedad española ha ido abriendo algo los ojos en

medio de la narcosis generalizada en la que estamos. Y, aunque

lo parezca, eso tampoco surgió de la nada. No es que

antes no hubiera movimientos sociales y de repente aparecieran

por arte de magia. Muchos de esos movimientos arrancaron

de atrás, de la dinámica de los foros sociales mundiales,

del espíritu del alzamiento neo zapatista en

México en 1994y, sobre todo, después, del quebranto

que provocó la crisis económica y financiera, lo que

hizo que se dieran condiciones para que sectores cada vez

más amplios de la población empezaran a ver con mayor claridad

el mundo en el que estamos. Pero, con todo, hay que

intentar ver las cosas con cierta perspectiva. Yo estoy metido

de cabeza en todo esto. Me presenté con otros compañeros

al Consejo ciudadano autonómico de Podemos y, junto

con otra mucha gente, ahora estoy trabajando en la redacción

del programa autonómico para Madrid, donde me

ocupo de las cuestiones ecológico sociales. Por eso no lo veo

como algo ajeno, puedo hablar del proceso en primera persona

y puedo decir que hay sectores que tienden a sobrevalorar

algunas de las cosas que han ido sucediendo, que hay mucha

gente joven que tiene una confianza plena en la capacidad

Revista Pesca Julio2015 75


movilizadora de las redes sociales, algo en lo que yo soy mucho

más escéptico. Recuerdo, por ejemplo, una conversación

con uno de los activistas de Acampada Sol, alguien

metido muy de lleno en lo que había sido la acampada en Sol

y el 15-M. Su conclusión era que se había conseguido politizar

a cinco millones de personas. Y yo reflexiono: Si de verdad

hubiéramos politizado en serio a cinco millones de

personas, ya estaríamos en otro contexto electoral y

político. Hay cambios muy importantes y hay posibilidades

de ruptura, pero ya veremos hasta dónde se llega. Yo de lo

que estoy convencido es de que lo que nos haría falta es una

sociedad que dejara de actuar básicamente como espectadora,

espectadora a través de pantallas pequeñas, de pantallas

grandes, dándole a ―me gusta‖ aquí y allá. Una cosa es que

una encuesta demoscópica te diga que el 80% de la sociedad

española muestra su simpatía por esta gente joven, que ha

acampado en las plazas, y otra cosa son los resultados a partir

de las convocatorias electorales, las posibilidades reales de

impulsar cambios en la sociedad. Ahí tenemos las elecciones

andaluzas y ahora toca ver que tal se dan las autonómicas y

municipales… Insisto: debemos pedir democracia real

ya, pero nos tenemos que dar cuenta de que eso no es

posible sin que muchísima gente eche muchísimas

horas de trabajo desgastante, disciplinado y cotidiano

en distintos contextos. Una democracia de espectadores

es una contradicción en los términos. Democracia real quiere

decir mucha gente echando mucho tiempo en organización,

formación, lucha política, actividad disciplinada. Es en ese

espacio donde se dan perspectivas interesantes. Lo que está

sucediendo en Grecia, lo que nos está permitiendo ver de la

posibilidad de actuar de otra manera no hegemónica y, a la

vez, del comportamiento de la UE, es muy interesante. Y lo

que tal vez pase aquí tiene, desde luego, un valor grande,

pero, al mismo tiempo, debemos dimensionar muy bien todo

esto para no llamarnos a engaño y darnos el batacazo. Es un

poco lo que pasó en Andalucía. Si lo pensamos bien quince

diputados alcanzados en tan poco tiempo de trayecto, no está

nada mal, pero se ha recibido como una especie de derrota.

No hay que hacerse demasiadas ilusiones sobre el nivel de

politización real. Cuántas veces oímos, por parte de sociólogos

y politólogos, que hay una mayoría social de izquierda.

Eso da lugar a muchas ilusiones, pero calma; pensemos en la

gente que de verdad es consciente del tipo de confrontación

que hace falta para cambiar de verdad las cosas..

– Los cambios de valores, de conciencia, suelen ser

procesos lentos. Como dice Julio Anguita, el político

debe tener la paciencia del campesino. En Grecia, el

trayecto de Syriza fue largo…

– Sí, pero también es verdad que la velocidad de la historia

no es siempre lineal, que también se dan aceleraciones,

cambios mucho más rápidos. Eso es posible y ahí el drama,

que sólo una parte muy pequeña de la sociedad ve por

este negacionismo generalizado sobre las cuestiones ecológicas

del que hablábamos antes, es que la historia ya no va a

ser lo que era. El drama es que ya no tenemos mucho

tiempo para evitar peligros enormes. Estamos en tiempo

de descuento y eso es lo que mucha gente, sensible ahora a

cuestiones de desigualdad social, democratización en sentido

amplio, lucha contra la corrupción, no acaba de asimilar. Ante

la cuestión del abismo ecológico social son conscientes sectores

aún muy minoritarios. Hemos dicho: ―Dormíamos, pero

hemos despertado‖. Ahora nos hace falta despertar todavía

bastante más.

Lo que nos haría falta es una sociedad que dejara de

actuar básicamente como espectadora, espectadora a

través de pantallas pequeñas, de pantallas grandes,

dándole a “me gusta” aquí y allá. Una cosa es que una

encuesta demoscópica te diga que el 80% de la sociedad

española muestra su simpatía por esta gente joven,

que ha acampado en las plazas, y otra cosa son

los resultados a partir de las convocatorias electorales,

las posibilidades reales de impulsar cambios en la

sociedad.

– Hablábamos de Grecia, un pequeño bastión en medio

de la homogeneización. Por una parte, es esperanzador

que haya gobiernos que planten cara, que nos

hagan ver lo que se esconde detrás de la mal dirigida

austeridad, pero también produce bastante frustración

ver que las democracias no funcionan, que el poder,

el sistema, no permite impulsar políticas de rescate

social urgentes. La deuda, una deuda ilegítima en

gran parte, es la gran prioridad de la Unión Europea.

– Así es. Y ya vemos qué políticas son las que nuestros vecinos

griegos están intentando impulsar. Son medidas propias

de lo que fue la socialdemocracia hasta hace muy poco. Esto

es lo que nos debería hacer ver el mundo en el que estamos,

la brutal dirección hacia la derecha que hemos tomado. Las

políticas que está proponiendo Syriza no suponen ninguna

ruptura revolucionaria. Se trata de introducir un

poco de justicia social, que fue lo que defendió hasta hace

poco la socialdemocracia. Y, sin embargo, todos esos partidos

que siguen llamándose socialdemócratas, permanecen impasibles,

apoyan todo lo contrario a lo que fueron sus principios.

Es una gran paradoja.

– La crisis ha abierto ventanas de transparencia, ha

hecho que volvamos la vista hacia los derechos huma-

Revista Pesca Julio2015 76


nos. El derecho al trabajo, al techo, a la salud y la educación,

están en la primera línea de las reivindicaciones,

pero en lo que respecta a las amenazas del planeta

pensamos que habrá tiempo, que no es la prioridad.

– Bueno, eso es comprensible en un país como éste por la

quiebra que se ha producido, por el nivel de desempleo tan

elevado que tenemos. Hemos ido aguantando por los distintos

colchones sociales que han amortiguado la caída, pero el

hambre y la desnutrición han vuelto a aparecer. El

error es no ver como todas esas cuestiones están conectadas

con las preocupaciones ecológicas. Pensar, como han formulado

también en ocasiones amigos y compañeros, que lo que

toca ahora es dar de comer a la gente y aplazar lo otro, que

ya vendrá el tiempo de resolverlo, es un error. Somos eco

dependientes e interdependientes. No se puede organizar

una economía viable sin tener en cuenta las amenazas

ecológicas en las que ya estamos y que todavía van a

agudizarse mucho más. Y eso no es algo optativo. Lo vamos

a aprender por las buenas o por las malas. Estamos ya en

tiempos de descenso energético. Las sociedades industriales

se han desarrollado de forma explosiva gracias a un

chute de combustibles fósiles y lo que tenemos ahora es un

capitalismo fosilista, adjetivo que no deberíamos olvidar. Sin

ese chute de energía, de esa bioenergía acumulada durante

cientos de millones de años en forma de carbón, petróleo,

gas natural, que nosotros nos hemos puesto a sobre consumir

de manera bastante inconsciente e irresponsable en estos dos

siglos últimos, el mundo no sería como es y nuestras sociedades

no se hubieran deformado tanto en ciertas dimensiones

como lo han hecho hasta ahora. Sea como fuere, esta es la

historia de nuestros dos últimos siglos y eso se acaba. No va

a seguir existiendo la posibilidad de sobreconsumo energético

que ahora tenemos y que nos sigue pareciendo normal. Sabemos

por distintos estudios e investigaciones que para funcionar

con economías viables y con cierta justicia global, es decir,

en un mundo relativamente igualitario, sin esa quiebra

brutal entre Norte y Sur, mirando a los más desfavorecidos

del planeta, los países enriquecidos, incluyendo al nuestro,

que, pese a la situación actual, globalmente sigue formando

parte de ese norte enriquecido, tenemos que reducir

el uso de energía y materiales en nueve décimas partes. ¿De

qué manera se hace eso? Pues hay cosas que se pueden

hacer sin perturbar tanto el orden existente, pero todos

los cambios importantes suponen un choque frontal contra el

funcionamiento de las estructuras actuales. Uno puede organizar

una economía que satisfaga adecuadamente las necesidades

humanas de esa enorme población que somos ahora,

de más de 7.200 millones de personas, con las reducciones

de energía y materiales necesarias, con los consiguientes impactos

asociados, pero eso no puede ser una economía capitalista,

de crecimiento constante y de generación continua de

supuestas nuevas necesidades. Tiene que ser otra cosa.

– ¿Algún ejemplo? ¿Algo por lo que se pueda empezar

a actuar ya?

– Como te decía, se pueden dar algunos pasos. Recientemente,

por ejemplo, dimos una charla formativa en el círculo de

Podemos en Retiro sobre basuras y residuos. En ese terreno,

en el de la gestión de los residuos sólidos en los recintos urbanos,

se le puede dar la vuelta yendo hacia un modelo deseable,

con muchas ventajas sobre el actual, sin topar más

que con los intereses, en este caso, de las grandes constructoras

que tienen su división de gestión de basuras y se hacen

con las contratas de los ayuntamientos. Chocaríamos contra

ese poder económico, pero casi nada más, para alcanzar la

alternativa del modelo de residuo cero, que está articulado y

ya está funcionando en muchos pueblos y ciudades de Europa,

incluyendo urbes grandes como Milán. De esta manera,

siguiendo el ejemplo de pueblos que ya lo hacen también en

España, en Cataluña, en el País Vasco y en Baleares, en Madrid

pasaríamos a tener una gestión adecuada, recuperando y

reciclando adecuadamente. Esto se puede hacer y ojalá que

tengamos la oportunidad, pero los residuos sólidos urbanos

son un pequeño porcentaje del problema general de residuos

en nuestra sociedad. Se trata apenas del tres o cuatro por

ciento, el resto son residuos industriales, de construcción.

Entra en juego la economía entera. Para actuar en todos esos

ámbitos, para introducir modificaciones, se necesitan otras

estructuras económicas, otra forma de funcionamiento. Hoy

podemos dar algunos pasos, fuera del sistema dominante en

el que estamos, pero sabemos que sin momentos de ruptura

muy importantes, no podrán cambiar las cosas que de verdad

tienen que hacerlo.

Se puede organizar una economía que satisfaga adecuadamente

las necesidades humanas de esa enorme

población que somos ahora, de más de 7.200 millones

de personas, con las reducciones de energía y materiales

necesarias, con los consiguientes impactos asociados,

pero eso no puede ser una economía capitalista,

de crecimiento constante y de generación continua

de supuestas nuevas necesidades. Tiene que ser otra

cosa.

– Una y otra vez te refieres en el libro al credo del

Mercado. Un credo que será necesario derrumbar. ¿No

crees que su resquebrajamiento ya ha empezado?

Revista Pesca Julio2015 77


– Sin duda. De todas las cosas buenas que nos han pasado

en estos últimos años es fundamental la apertura de los discursos

públicos, a todos los niveles. En los últimos cuatro

años, de repente nos hemos visto en el metro o en el autobús

hablando entre nosotros del funcionamiento del mercado financiero,

de la deuda pública, de los servicios sociales. Eso es

nuevo y es positivo, claro que sí. Pero a su lado está, por

ejemplo, el anulamiento de algunos sectores clave, entre

ellos los medios de comunicación masivos, que obstaculiza

que lleguemos a la verdad de los hechos. Los medios

dependen más estrechamente de los grandes grupos económicos

y eso también lo hemos visto en el mundo de la universidad

y de la investigación científica. Se trata de sectores

clave para una sociedad moderna y, sin embargo, cada

vez son más dependientes del capital, para nuestra desgracia.

La cosa se ha degradado tanto, y tan rápidamente, en tan

solo treinta años, que su alcance se nos escapa. Lo que podemos

hacer es intentar dar algunos pasos e ir creando

condiciones para que haya movimientos mucho más

organizados, masivos, conscientes, de gente que quiera

transformar las cosas. Ese es el sentido fundamental que yo

veo ahora mismo al esfuerzo que se está haciendo para intentar

dar un giro importante hacia otra dirección en todas las

áreas de la vida, también, por supuesto, en las instituciones

que nos representan.

Construir alternativas, proyectos de cooperación, de

participación. Volver a recuperar conceptos como solidaridad,

tan desprestigiados en las sociedades del lucro, esa es la

idea con la que nos quedamos tras recorrer las páginas, las

conclusiones, el compendio de lecturas al que nos acerca Jorge

Riechmann en Autoconstrucción. Nos presenta, por ejemplo,

la idea de Joaquim Sempere de construir espacios,

sociedades más resistentes a los peligros que nos

amenazan, y que el sociólogo denomina municipios en transición.

Una experiencia a la que habrá que llegar tras entablar

un combate cultural que someta a crítica el presente. Nos

acerca a las teorías del decrecimiento que preconizan

estilos de vida más frugales, que nos pueden seducir con

la posibilidad de vidas más sencillas y locales. ¿Cómo convencernos

de que el decrecimiento no implica menos bienestar,

ni, por supuesto, menos felicidad? ¿Cómo recuperar el buen

sentido de la palabra austeridad que tanto han desfigurado

los neoliberales? ¿Queremos de verdad cambiar, autoconstruirnos?

Son algunas de las preguntas que plantea el recorrido

que nos propone Riechmann, un recorrido que nos induce

a reflexionar, a luchar con nuestras propias contradicciones,

resistencias e inconsistencias. He ahí su gran valor.

¿Podemos controlar la mega máquina capitalista?, se pregunta

el autor. ―Si no podemos hacerlo, ¿se sigue de ello un retirarse

a esperar la catástrofe, hacia la que avanzamos a toda

velocidad? Por una parte, está la vieja posibilidad de poner

palos en las ruedas, actualizada como echar arena entre los

engranajes primero, y más recientemente como desconfigurar

conexiones entre los circuitos (…) Por otra parte, subsiste la

orientación general de fracasar mejor. El derrumbe de la

Mega máquina será, lo sabemos, una espantosa tragedia:

cabe trabajar por reducir en lo posible la inconcebible

masa de sufrimiento, tanto el humano como el de las demás

criaturas‖, argumenta Riechmann, quien habla de comenzar

ya a construir más botes salvavidas y a organizar las formas

de cooperación solidaria que pueden reducir los costes del

naufragio‖. Catastrofismo, dirán algunos. Simplemente realismo,

pensamos otros. Un realismo que nos lleva a visualizar

en episodios de ciencia ficción cada vez más cercanos.

―Nos pierde / la codicia de los menos / la cobardía de los

más / la irracionalidad de todos / falta lenguaje / falta decir /

del horror que viene / Pero tú ya lo sabes: donde termina el

reino de la mercancía / comienza la vida…‖

Lo dice Riechmann de otro modo, a través de estos versos de

su libro Poemas lisiados. El lenguaje de la poesía, La poesía,

sí, capaz de tocar lo invisible, lo oculto, lo callado. La poesía

como ventana de lucidez.

Autoconstrucción (La transformación cultural que necesitamos)

ha sido publicado por Ediciones Catarata.

Poemas lisiados se ha publicado en el sello La Oveja

Roja.

Todas las fotografías fueron tomadas por Nacho Goberna

© 2015durante el transcurso de la entrevista.

Fuente

http://lecturassumergidas.com/2015/04/29/jorge-riechmannconsumimos-el-planeta-como-si-no-hubiera-un-manana/

Revista Pesca Julio2015 78


EL FRACASO DEL MODELO PESQUERO

LA CAIDA DEL EMPLEO Y DE LA RENTABILIDAD

Es difícil entender actividades tan complejas como la

industrial-pesquera, cuándo los argentinos permanecemos

indiferentes a declaraciones que indican que la Argentina

tiene menos pobres que Alemania.

El argentino es un escaso consumidor de pescado e ignora,

por lo tanto esta actividad.

Qué le pasa a la pesca –una actividad netamente exportadora-

que en forma cíclica recicla conflictos laborales y

donde el sector empresario reclama medidas desde el

gobierno para paliar la falta de rentabilidad. En principio

una pésima política macroeconómica nacional con altos

índices de inflación que encarecen el costo interno y una

igualmente pésima política de la Subsecretaría de Pesca,

que continúa un modelo iniciado en el proceso militar,

consolidado en los años 90 con la cesión de las cuotas

transferibles de captura, la extranjerización de la pesca

y la sobre-explotación; y que se ratifica y profundiza en

la actualidad, con la más absoluta falta de conocimiento

sobre la disponibilidad de los recursos, la concentración

de las cuotas de capturas de merluza en unas pocas

empresas, la profundización del modelo de congelación

a bordo, el descontrol de las capturas, de los descartes

a bordo y la debida identificación de las especies, tamaños

y volúmenes en los desembarcos.

El fracaso de este modelo, ha sido el fracaso de las políticas

llevadas a cabo por los gobiernos de los últimos 45

años, pero también por quienes –y muy especialmentede

unos pocos que han liderado los sectores empresarios

y gremiales que acompañaron y fomentaron estas

políticas, y otros -la gran mayoría- que en la defensa del

cuidado legítimo de sus propios intereses, han permanecido

indiferentes frente a políticas de depredación, extranjerización

de la explotación del mar argentino y monopolización

de la captura.

El interés de los Chinos por adquirir una de las más importantes

empresas argentinas para explotar nuestros

recursos y exportarlos al más bajo valor agregado -

como ocurre con otras de ese origen ya instaladas en la

Argentina, en éste y otros rubros- es una muestra muy

preocupante. Los Chinos no vienen por nuestros productos

vienen por nuestros recursos naturales. El intercambio

compensado (a instancias de Moreno) de una

importante importadora de productos electrónicos, es

un camino a profundizar la concentración del comercio,

que décadas atrás estaba en manos de los productores

nacionales. Vamos hacia la exportación de materias primas

con bajo valor agregado y con ello caída de la industria

en tierra y la desocupación.

Con este modelo, donde el Estado ha perdido la administración

del recurso de su propiedad a partir de la

transferibilidad de las cuotas; donde se privilegia la congelación

de abordo sobre la elaboración en tierra; con

los más importantes ingresos de exportación que se

sostienen con las capturas record de langostino (en el

2014 fueron 127 mil toneladas las capturas) y donde

gran parte de las cuotas de merluza están concentradas

en sólo 4 empresas, no es de esperar otra cosa, que

una creciente desocupación con motivo de las graves

dificultades que enfrentan las empresas que elaboran en

tierra y agregan valor. En el primer trimestre del año,

las toneladas exportadas de filetes se redujeron en un

28% respecto al 2014, mientras que las de enteros en

igual período aumentaron un 16%, una demostración

elocuente del fracaso de este modelo pesquero, que

atenta contra la fuente laboral y la industria pesquera

instalada en tierra.

Privilegiar el congelamiento a bordo, desatendiendo la

captura con buques fresqueros y al mismo tiempo alentando

la captura de langostino (228 buques, 68 de los

cuales eran de Mar del Plata, se destinaron a la captura

esta especie) pueden mostrar estadísticas de exportación,

que los funcionarios destacan, pero que atentan

contra la industria y el empleo.

De nada serviría retomar la administración del recurso

por parte del Estado (la instauración de las cuotas intransferibles),

si la distribución del recurso no se hace

en forma amplia, atendiendo a la industrialización en

tierra y el consecuente desarrollo regional, industrial y

de pleno empleo.

Revista Pesca Julio2015 79


El desarrollo pesquero nacional debe ir de la mano de la

educación de consumidor, y ello también generará una

mayor actividad de la producción nacional, aumentando

el bajo consumo de pescado (4,5kg/per cápita/año) y la

sustitución de importaciones que en este rubro alcanzaron

en 2014 a unos 130 millones de dólares anuales, en

conservas, congelados y frescos.

El poco probable también, que pueda lograrse una explotación

sustentable cuando se vulneran aspectos fundamentales

respecto a la conservación de las especies;

y aquí hay que mencionar, el agravante de la lamentable

política llevada por las distintas reparticiones del

área, respecto a la carencia de campañas de investigación

desde hace más de un año; a la falta de control de

la captura propia y clandestina; los descartes a bordo; y

el volumen e identificación de los desembarcos de las

distintas especies. Todo ello, más la errónea política llevada

a cabo respecto a los buques extranjeros que pescan

en el atlántico sudoccidental, y la errática e inapropiada

táctica aplicada, respecto a las capturas realizadas

bajo licencia del Reino Unido; donde es una prueba elocuente

el altísimo volumen extraído en los últimos treinta

años por embarcaciones licenciadas por los británicos;

que llevaron al propio Director de Pesca en Malvinas

John Barton, a manifestar:

―Sin las licencias de pesca no hubiéramos sobrevivido en

Malvinas‖.

Es necesario establecer Mercados de Concentración en

los puertos argentinos para poner al alcance de todos,

los recursos pesqueros y optimizar el control de los desembarcos;

y Mercados Mayoristas en los grandes centros

de distribución internacional para mejorar la competitividad

y rentabilidad de los productos pesqueros

argentinos, evitando la intervención de las grandes operadoras

concentradoras de commodities.

El Estado, a través de sus gobiernos, tiene la obligación

de guardar un equilibrio biológico, porque se trata de un

recurso natural agotable y un equilibrio económicosocial

o laboral-empresario para dar mayor bienestar a

los argentinos de hoy, y a las próximas generaciones.

tema no menor, por el contrario, es la principal causa

del conflicto; porque el Estado, a través de su gobierno

de turno no ha sabido administrar debidamente este

importantísimo recurso, proveedor de un alimento de

excelente valor nutricional; generador de gran cantidad de mano de

obra; promotor de una ocupación industrial y poblacional

estratégica en el territorio nacional y una fuente importante

de generación de mercados y divisas al país;

una actividad exportadora, aún más importante -desde

hace años- que la de las propias carnes rojas, ya sea

por la cantidad de dólares exportados (1.500 millones/

año) o porque sus productos acceden a los mercados

más exigentes del mundo.

La ley Federal Pesquera vigente estableció como objeto:

―…fomentar el ejercicio de la pesca marítima en procura

del máximo desarrollo compatible con el aprovechamiento

racional de los recursos vivos marinos.

Promover la protección efectiva de los intereses nacionales

relacionados con la pesca, y garantizar la sustentabilidad

de la actividad pesquera y la conservación a

largo plazo de los recursos, favoreciendo la mayor distribución

de los recursos pesqueros y el desarrollo de procesos

industriales ambientalmente apropiados, promoviendo

la obtención del máximo valor agregado y el mayor

empleo de mano de obra argentina‖. Si ello se

hubiese cumplido desde su sanción, distinta y promisoria

sería la actividad pesquera.

Dr. César Augusto Lerena (1)

cesarlerena@gmail.com

Junio 16 de 2015.-

(1)

Ex Secretario de Estado -Autor de los libros ―Industria

Pesquera Argentina. Reafirmación o decadencia‖(1989);

―Malvinas. Biografía de la Entrega.

Pesca la moneda de cambio‖(2009); ―Hacia una Soberanía

plena en el Atlántico Sur‖ (2010); ―La Soberanía

Argentina en el Atlántico Sur y Malvinas. La política pesquera

como herramienta‖ (2013) y coautor del proyecto

de ―Ley Nacional de Pesca Marítima‖ (2014); Asesor en

el Senado de la Nación del Senador Fernando Pino Solanas

(2014).

Revista Pesca Julio2015 80

More magazines by this user
Similar magazines