10.07.2015 Views

Reforma agraria: del latifundio al neoliberalismo - Procuraduría ...

Reforma agraria: del latifundio al neoliberalismo - Procuraduría ...

Reforma agraria: del latifundio al neoliberalismo - Procuraduría ...

SHOW MORE
SHOW LESS
  • No tags were found...

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoRESEÑAS<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoJesús Carlos Morett Sánchez, Plaza y V<strong>al</strong>dés, México, 2003, 238 pp.La <strong>Reforma</strong> Agraria es la transformación profunda en la estructurade la tenencia de la tierra diferente a la prev<strong>al</strong>eciente, re<strong>al</strong>izada porel Estado y configura una nueva relación o correlación de fuerzas ygenera una nueva estructura de poder.Las reformas <strong>agraria</strong>s, según el autor, conllevan efectos nosólo desde el punto de vista agrícola o soci<strong>al</strong> sino que tienen <strong>al</strong>toimpacto político y económico, y modifican las estructuras de poder.Las reformas conducen <strong>al</strong> surgimiento de una nueva estructura<strong>agraria</strong> en las cu<strong>al</strong>es se establecen las formas, mod<strong>al</strong>idades olímites aceptables de la propiedad, enmarcados dentro de una nuevaestructura de la tenencia de la tierra, incluyen políticas como laexpropiación, restitución, leg<strong>al</strong>ización, adjudicación, agrupación, leg<strong>al</strong>ización,colonización, cesión o venta, que redistribuyen la propiedad<strong>agraria</strong> y tienden a normar su desarrollo.ESTUDIOS AGRARIOS155


<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoDe acuerdo con las características que asuman, estas reformaspueden tener diversas consecuencias sobre la producción agropecuaria,t<strong>al</strong>es como la fragmentación sobre el nivel de producción,o si bien afectan unidades cuya esc<strong>al</strong>a de producción fuese eficiente,evidentemente el impacto será negativo.Para Jesús Morett, las reformas <strong>agraria</strong>s son peculiares encada país, sin embargo tienen rasgos comunes:Son redistributivas de la tierra, o facilitan su acceso; no sonespontáneas, son controladas y re<strong>al</strong>izadas por el Estado; el contenidoy profundidad está determinado por su promoción, sea estat<strong>al</strong> oinducida por los campesinos; se establecen las mod<strong>al</strong>idades que tendrála tenencia de la tierra; se estipulan las formas aceptables detenencia y se fijan los límites a la propiedad de la tierra así como sumercantilización; la propiedad se acota; se pueden o no regular losactos jurídicos sobre las tierras; en <strong>al</strong>gunos casos se obliga a la producciónconstante; se acompañan de medidas complementarias (educación,s<strong>al</strong>ud, vivienda, etc); sus efectos sobre la producción estánsujetos a la afectación de las unidades de producción, que sean éstaseficientes o bien incorporen recursos ociosos; su contenido estásupeditado a la forma y extensión <strong>del</strong> proceso, natur<strong>al</strong>eza y causas<strong>del</strong> sistema político y si el impulso origin<strong>al</strong> es de origen estat<strong>al</strong> o <strong>del</strong>os peticionarios; en gener<strong>al</strong>, tienden a disminuir el monto glob<strong>al</strong> <strong>del</strong>a renta <strong>del</strong> suelo, liberan o amplían los recursos productivos eincrementa el mercado interno, y por último, producen importantescambios económicos y políticos <strong>al</strong> modificar las estructuras de poder.La reforma <strong>agraria</strong> mexicana ha sido también peculiar; destacaque el ejido se concibe actu<strong>al</strong>mente como un producto único, resultadode esta reforma.156RESEÑAS


<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoEl autor señ<strong>al</strong>a que durante los eventos históricos relevantesvinculados con la posesión de la tierra, los princip<strong>al</strong>es actores noconcibieron una reparto agrario que permitiera la creación <strong>del</strong> ejidoy la recuperación de la propiedad comun<strong>al</strong>, cuyo origen era eminentementeindígena y les permitía preservar su identidad soci<strong>al</strong>, a travésde los usos y costumbres. El esquema conceptu<strong>al</strong> de losprincip<strong>al</strong>es caudillos respecto de la reforma <strong>agraria</strong>, se dirigió fundament<strong>al</strong>mentea un reparto de tierras, privilegiando la preservación<strong>del</strong> <strong>latifundio</strong>, debido a los <strong>al</strong>tos límites de extensión territori<strong>al</strong> autorizadosa la propiedad privada.Aunado a lo anterior estaba la visión de que los ejidos eranformas transitorias en la tenencia de la tierra; la baja productividad,el freno a la inversión en campo y la desaceleración de las exportaciones,obliga a los gobiernos revolucionarios y posrevolucionariosa re<strong>al</strong>izar cambios dentro <strong>del</strong> sector agropecuario, sin embargo unaserie de candados seguían acotando la posibilidad de que los ejidatariospudiesen beneficiarse.Es evidente, como lo menciona el autor, que las políticas gubernament<strong>al</strong>esse orientaron a generar leyes que amortiguaran losefectos de la baja productividad en el campo, protegiendo la propiedadprivada a través de reparticiones de tierras, pero que no transformaronla estructura de la tenencia en sí.En la redacción origin<strong>al</strong> <strong>del</strong> Artículo 27 no existía una idea clarade una profunda reforma <strong>agraria</strong>. Por lo que los eventos que se sucedieronen los diferentes sexenios tendieron a dotar de tierras a lospeticionarios con derechos a s<strong>al</strong>vo, siendo el ejido el instrumentopara controlar corporativamente a los campesinos; v<strong>al</strong>e mencionarque la injerencia estat<strong>al</strong> estaba presente en diferentes actividades yESTUDIOS AGRARIOS157


<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoaun en sus formas organizativas. El caciquismo ejid<strong>al</strong> se fort<strong>al</strong>eció, nosólo por las funciones que la ley les otorgaba, sino también por laforma en que se dio la reforma <strong>agraria</strong>, la f<strong>al</strong>ta de parcelación en losejidos, debido a los requisitos de dotación en función <strong>del</strong> tipo desuelo que se tratara, impidiendo de hecho el parcelamiento, por tantosu dotación se constituía en una dotación precaria.Con la modificación <strong>al</strong> Artículo 27 constitucion<strong>al</strong> y la consecuenteLey Agraria, Morett afirma que S<strong>al</strong>inas de Gortari tuvo unerror de apreciación <strong>al</strong> concebir que el problema fundament<strong>al</strong> en elagro era la inseguridad jurídica en la tenencia de la tierra por lo quedecide terminar con el reparto agrario (entendiendo que la tierra esun recurso natur<strong>al</strong> limitado). Surgen dos instituciones fundament<strong>al</strong>espara la consecución de la reactivación económica en el campo,la Procuraduría Agraria y los Tribun<strong>al</strong>es Agrarios.Prácticas t<strong>al</strong>es como la renta, aparcería, mediería, cesión,transmisión de derechos y aun venta de tierras, quedaban fuera <strong>del</strong>marco leg<strong>al</strong> anterior, lo que impedía fijar precios justos a este tipode transacciones, aunado a que las parcelas no podían quedar engarantía para la obtención de créditos, asumiendo el gobierno lainstrumentación de los mismos, <strong>al</strong> llevar a cabo dichas operaciones,y no habiendo autoridad a la cu<strong>al</strong> recurrir, el ejidatario o bien erasancionado con la suspensión de sus derechos parcelarios o con lapérdida de la misma.La Ley Agraria constituye un marco más amplio, re<strong>al</strong>ista yflexible para normar la producción agropecuaria, sin embargo, parael autor, también es un documento confuso que denota un desordentemático y de equilibrio en la propia Ley. Su contenido gira <strong>al</strong>rededorde dos ejes fundament<strong>al</strong>es: primero, es un conjunto de transfor-158RESEÑAS


<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismomaciones en el sistema ejid<strong>al</strong>, y segundo, plantea una serie de medidastendentes a garantizar la mediana propiedad a largo plazo;termina con el tutelaje e intervensionismo estat<strong>al</strong>, flexibilizando lasformas de la propiedad ejid<strong>al</strong> y su manejo para incorporarlas en diferentestratos, no requiriendo de la autorización de la asamblea.Para Jesús Morett, la conclusión <strong>del</strong> reparto agrario no debiósignificar el término de la obligación estat<strong>al</strong> de justicia para el sectoragropecuario, la Ley sólo establece <strong>al</strong>gunos planteamientos respecto<strong>del</strong> desarrollo y fomento agropecuarios. La ProcuraduríaAgraria y los Tribun<strong>al</strong>es Agrarios, si bien son un a<strong>del</strong>anto en la clasificacióny autonomía <strong>agraria</strong>s, son insatisfactorios desde el puntode vista jurídico. La PA se ha dedicado a otorgar seguridad en la tenenciade la tierra, sin impulsar el desarrollo socioeconómico porqueno está facultada para ello. Debiéndose privilegiar una serie demedidas que protegieran <strong>al</strong> ejidatario con apoyos económicos y estimularsus organizaciones, de t<strong>al</strong> suerte que las figuras superioresasociativas podrían recibir facilidades para su crecimiento.En cuanto <strong>al</strong> PROCEDE, Morett señ<strong>al</strong>a que tiene dos grandeslimitaciones: primero, que la reforma <strong>agraria</strong> no fue uniforme en loque se refiere a la dotación de recursos, ejidos con recursos forest<strong>al</strong>eso mineros y ejidos con tierras de labor de m<strong>al</strong>a c<strong>al</strong>idad; la otraes la referente a la premura con que se llevó a cabo el procedimientoen muchos ejidos, de suerte t<strong>al</strong> que también legitimó acaparamientoe injusticias.Por otro lado, el hecho de que la Ley no pen<strong>al</strong>ice el uso improductivode la tierra ha favorecido que ejidatarios y comunerosabandonen la tierra, aunque dicho evento también está aparejadocon la crisis económica que vive el campo mexicano.ESTUDIOS AGRARIOS159


<strong>Reforma</strong> <strong>agraria</strong>: <strong>del</strong> <strong>latifundio</strong> <strong>al</strong> neoliber<strong>al</strong>ismoPara terminar, el autor hace referencia a la posibilidad de otorgarla parcela como av<strong>al</strong> para préstamo, argumento para que ejidatariosy comuneros pudiesen ser sujetos de crédito, contrario a estaintención, la banca privada y la banca ofici<strong>al</strong> no han extendido lacobertura crediticia en el medio rur<strong>al</strong>.Eul<strong>al</strong>ia Menéndez Zaga160RESEÑAS

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!