Suplemento - El Siglo

elsiglodeuropa.es
  • No tags were found...

Suplemento - El Siglo

La última Cumbre europea ha consagrado la lucha contra el déficit como objetivo prioritario de una Unión que se debilita con el descuelgue del Reino Unido.Por Pedro Antonio NavarroCrecen el paro, la pobreza, la incertidumbre, y el Estadosocial se tambaleaEUROPA EN CRISISNadie pareció capaz de prever la magnitud del problema que ahora tenemosencima cuando en 2008 quebraba Lehman Brothers. Lo que arrancaba como unaalarma del sistema financiero ha puesto en el punto de mira a los países europeos,cuyo proverbial Estado del Bienestar se enfrenta a una seria amenaza dedesaparición, en parte también por la aplicación estricta de las recetasneoliberales. La profundidad del desastre, negada irresponsablemente, al principio,por varios gobiernos, ha colocado a las deudas soberanas de casi todos los países–excepto Alemania– en el centro de la voracidad especulativa de los mercados,mientras que la lucha mediante dogmas neoliberales contra el déficit y la deudapone contra las cuerdas a pensionistas, funcionarios, parados y dependientes.En aquellos Estados en los que elcalendario incluía cita electoralen los últimos dos años, los gobiernosque se encontraban en elpoder, con independencia de su color político,han perdido esa posición privilegiada.La marea de la crisis económica se los llevabapor delante. Así sucedía en Reino Unido,Irlanda, Dinamarca, Portugal o España–en estos dos últimos casos, con adelanto decalendario electoral–. Incluso en otros dossocios comunitarios –Grecia e Italia–, la caídade sus Gabinetes ni siquiera pasaba porel refrendo de las urnas; la intervención desus economías por parte de la UE y el FMItambién conllevaba otra ‘intervención’ de supolítica. El socialdemócrata Giorgos Papandreuy el ultraconservador Silvio Berlusconicaían a manos de pactos alcanzados por parlamentariosde diversos partidos en sus respectivospaíses, pero que habían sido muñidosmás allá de sus fronteras nacionales. Eransustituidos por Lukás Papadimos y MarioMonti, respectivamente, ambos economistasde perfil tecnocrático, vinculados a GoldmanSachs, y con los que la UE y el FMI seaseguran el cumplimiento de los planes deajuste diseñados por ellos mismos, y que implicangrandes sacrificios para los ciudadanosde ambas naciones. La llegada de estostecnócratas también ha implicado una ciertacrisis de la política.Suplemento Especial. 26 de diciembre de 2011–8 de enero de 2012 7EFE

More magazines by this user
Similar magazines