10.07.2015 Views

LA MUJER: LA MUJER: - Revista Pensamiento Libre

LA MUJER: LA MUJER: - Revista Pensamiento Libre

LA MUJER: LA MUJER: - Revista Pensamiento Libre

SHOW MORE
SHOW LESS
  • No tags were found...

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

- Susan B. Anthony -Reformadora social estadounidense


DIRECTORIOM. en C. D. Guadalupe Yamin RochaDirectora y editoraLic. Patricia Yamin ChávezDirectora comercialLic. Nazario Pescador PeredaSubdirector editorialEnrique Montiel PiñaDistribuciónLínea ImagenDiseño y armado editorialLic. Luther Fabián Chávez EstebanCorrección de estiloConsejo editorialEdgar Tinoco González (México)EducaciónColaboracioneseditorial@revistapensamientolibre.comComentarioscartas@revistapensamientolibre.comVentas y publicidadventas@revistapensamientolibre.comPensamiento LibreMariano Matamoros Sur 202, colonia Centro,C. P. 50000, Toluca, Estado de México.Teléfono: +52 (722) 489 47 37www. revistapensamientolibre.comMtro. Alejandro Furlong Gálvez (Israel)Derechos humanos y cooperaciónLic. Luciano Quadri Barba (México)SustentabilidadColaboradoresDra. Lucila Cárdenas Becerril (México)Dr. Sergio Martínez Dunstan (México)Mtra. Lucila Garfias Gutiérrez (México)Mtro. Oriol Clemente Gallego (Barcelona)Mtra. Anna Torres Adell (Tarragona)Lic. Pavel Laurel Gardeazábal (México)Lic. Ireri Elisa Origel Rodríguez (México)Prof. Roberto Iniesta Martínez (México)Profa. Ildaura Rolón Garrido (México)Raúl E. Arriaga Becerra (México)David Tena Reiff (Castellón)Pensamiento Libre “Por la libre comunicación de las ideas”, año 1, número 6, marzo-abril de 2011, es una revista bimestral editada y publicada porAlbacara & Zahén S. A. de C. V. Domicilio de la publicación: Mariano Matamoros Sur 202, colonia Centro, C. P. 50000, Toluca, Estado de México.Editora responsable: Guadalupe Yamin Rocha. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2010-030910465900-102. ISSN en trámite. Número de Certificado de Licitud de Título: 14812, número de Certificado de Licitud de Contenido: 14812, ambosotorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Imprenta: Grupo Imprimex, Avena 388,colonia Granjas México, C. P. 08400, delegación Iztacalco, Distrito Federal, México. Se terminó de imprimir el 1 de marzo de 2011, con un tiraje de 4,200ejemplares. Distribución: Distribuidora INTERMEX S. A. de C. V., Lucio Blanco 435, colonia San Juan Tlihuaca, delegación Atzcapotzalco, C. P. 02400,Distrito Federal. Registro Postal autorizado por SEPOMEX número PP15-0010. Circulación certificada y auditada por el Despacho González Villanuevay Asociados S. C. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida total o parcialmente sin citar la fuente. Elcontenido de los anuncios es responsabilidad de los anunciantes. Las opiniones plasmadas en esta publicación no son necesariamente las de la editora.


06Opinión libre07Carta de la directoraPolítica nacional e internacionalMARZO-ABRIL201108¿Qué significa ser feminista en elsiglo xxi?Lucila Cárdenas Becerril101317192326La desigualdad de género comofenómeno culturalLucila Garfias GutiérrezLa violencia de género. Medidasdesde los poderes públicosOriol Clemente GallegoEducaciónMarco conceptual de la educaciónNuevo paradigma educativo. Hacia laevaluación educativa responsablePisa 2009. ¿Y ahora qué hacemos?Sergio Martínez DunstanHistoria oral del docente mexicanoViaje íntimo al salón de clases. ¿Cuáles la realidad educativa?Roberto Iniesta MartínezEntrevistaEntrevista:Ma. Teresa Olguín, Roxana Valdés eIvonne Vizcarra, ganadoras del PremioEstatal de Ciencia y TecnologíaGuadalupe Yamin Rocha323640454954Derechos humanos y cooperaciónLa mujer, la guerra y el CICRAlejandro Furlong GálvezLas mujeres no nacimos hoy ni ayer…Anna Torres AdellLos derechos de las mujeres. Unareflexión en torno a la conciencia y lavidaIldaura Rolón GarridoEcologíaBalance de la COP 16-Cancún: análisisde acuerdos, logros y temas pendientespara 2011Raúl E. Arriaga BecerraCulturaEl documental de creación: la formacontemporánea de representar larealidadDavid Tena ReiffWorld music y mainstream: unaperspectiva desde diferentes músicasPavel Laurel Gardeazábal


Quiero hacer un reconocimiento al equipode Pensamiento Libre por la integraciónde talento y profesionalismo en cadauno de sus números, es de reconocer eltrabajo que se refleja en sus artículos,cuidando e integrando la temática general.Especialmente reconozco la aportaciónde las entrevistas presentadas por partede la editora, ya que con un toque cálidoy puntual nos revela la personalidad ytrabajo de figuras políticas de nuestroestado, permitiéndonos así conocer a losactores y personalidades mexiquenses.Felicidades por su excelente trabajo.Luis Fabián López LaredoIngeniero industrialFelicito a los colaboradores de la secciónEcología, quienes cada número renuevanmi cultura y preocupación por el ambiente.Hoy en día es muy importante refrendarla conciencia ecológica en la poblaciónya que desgraciadamente el planeta esvíctima de la huella del hombre, puesson desconcertantes las consecuenciasde los avances tecnológicos y socialespor lo tanto, y a través de la pluma delos colaboradores, se puede llegar amás personas para hacer de lado lapreocupación por la ecología y dar paso ala ocupación por el ambiente. Espero quemantengan esta línea y conciencia pornuestro planeta.Deyenira Velasco GarcíaLicenciada en diseño gráfico


Estimad@s lector@s:Es difícil negar que existe discriminación de género. Ésta podemos encontrarla cuandovamos por la calle y recibimos “elogios” que más que cumplidos los sentimos comoinsultos. Cuando mentimos a nuestros maridos para poder realizar actividades que setraduzcan en una remuneración económica. Cuando nos sentimos avergonzadas porpreferir los estudios y el trabajo por encima del matrimonio y los hijos. Cuando se nosniega un empleo por estar embarazadas. Cuando por un mismo trabajo se nos pagamenos que a un hombre. Cuando, también, se nos niega desde casa la posibilidadde asistir a la escuela porque hemos nacido para casarnos, y una vez casadas nonecesitamos de estudios, con dominar las labores del hogar basta. Entre otros muchosejemplos.Pero ¿dónde están las madres de los hombres que nos gritan cumplidos cuandovamos por la calle? ¿Dónde están nuestras suegras cuando tenemos que mentirle anuestros maridos para trabajar? ¿Dónde están nuestras madres cuando nos sentimosavergonzadas por preferir el desarrollo profesional al familiar? ¿Dónde están las mujeresempresarias cuando pedimos trabajo estando embarazadas? ¿Dónde estamos todascuando se nos paga menos por la misma actividad? ¿Dónde están nuestras madrescuando desde casa se nos niega la oportunidad de una formación académica? Parecieraque la verdadera pregunta es ¿por qué permanecemos calladas?Para que exista una equidad de género palpable, las mujeres debemos comenzar porasumir nuestra responsabilidad. Al día de hoy seguimos siendo nosotras las principalespromotoras de la educación en el hogar, qué mejor trinchera desde la cual inculcar anuestros hijos valores que transformen nuestras sociedades, valores que constituyanlos pilares de una cultura de equidad, no de igualdad. Porque una sociedad en la quehombres y mujeres tengan las mismas oportunidades, y en la cual ninguno de los dossufra discriminación de género, se fundamenta en lo positivo y no en lo negativo.No se trata de negar la efectiva discriminación que ha sufrido la mujer en nuestrasociedad, una sociedad indiscutiblemente patriarcal. Se trata de construir en valoresdistintos, de construir a partir de la propuesta y no, como se ha venido haciendo, de unallana denuncia.Asumamos nuestra responsabilidad como mujeres. Hagamos algo desde todos y cadauno de los lugares en los que nos encontremos. Seamos amas de casa que eduquenen valores de equidad. Seamos legisladoras que promuevan reformas a favor de lasmujeres. Seamos profesionistas y servidoras públicas que en lugar de seguir ciegamentelos patrones establecidos por los varones, propongamos agendas más adecuadas paranosotras. En pocas palabras, seamos mujeres reformadoras desde todos los ámbitos enlos que nos desempeñemos.Porque ser mujer es un privilegio.M. en C. D. Guadalupe Yamin Rocha


LUCILA CÁRDENAS BECERRILDoctora en Educación, integrante del Sistema Nacionalde Investigadores (nivel 1) y directora del Instituto Municipalde la Mujer del Ayuntamiento de Tolucalucycade62@yahoo.comHace unos años negaba contundentemente ser feminista. Mi incursión enla administración pública en la década de 1980 me hacía reflexionar sobre laparticipación de las mujeres en ese mundo social que nos parecía negado, sinmenoscabo de reconocer nuestras capacidades profesionales, humanistas yéticas, por solamente hablar de unas pocas, fundamentalmente en el ámbitolaboral. En esa época, sin ser estudiosa del género la vida me llevó a “defender”la posición y el trabajo de las mujeres en las esferas pública y privada. Por otraparte mi labor universitaria me permitía cuestionarme las diferencias esencialesy significativas entre hombres y mujeres, a partir de las funciones familiaresy sociales asignadas a unos y a otras. Con el paso del tiempo entendí que lahistoria y la cultura son elementos que generan estereotipos desde el senofamiliar y que éstos se afirman en el mundo social y laboral.De esta manera, puedo decir que el feminismo ha sido una corriente teóricaque reivindicar el papel que ejercen las mujeres en todos los ámbitos en queinteractúan. Aunque cabe aclarar que el término fue estigmatizado por creerque el posicionamiento ideológico y conductual no había cambiado despuésde más de 60 años de su surgimiento en nuestro país.En la actualidad, la equidad de género ha venido permeando de manera constanteen los más diversos ámbitos y en diferentes escalas. La creciente presenciade las mujeres en la vida social ha marcado una parte del mundo durante elsiglo xx. Las tendencias políticas, educativas, económicas y culturales indicanque en esta centuria se profundizará y ampliará la participación femenina, loque ya señala una transformación, no de siglos, sino de milenios de estructurapatriarcal.8


Los desafíos sobre los estudios degénero son mostrar horizontes haciauna convivencia más justa, armónica yhumanista entre hombres y mujeresLos esfuerzos son diversos y permanentes,orientados principalmente a desarrollarconocimientos y acciones que se distingan porsus aportaciones, que hagan posible un mundode aliento, entereza y solidaridad. La evoluciónde la conciencia colectiva y el fortalecimientode la democracia exigen la eliminación de tratosdesiguales y discriminatorios por condiciónde género. Así, hombres y mujeres tenemosel compromiso social de defender y ejercerlos principios de participación, inclusión y nodiscriminación.Evidentemente, la evaluación del trabajo a favorde la equidad de género es altamente positiva,aunque no satisfactoria. Existen grandes avances,entre los que podemos señalar el derecho alsufragio, el incremento de mujeres que poseenestudios de licenciatura y posgrado, su inclusiónen la administración pública, en las diversas áreasde conocimiento y servicio a la sociedad. Cadadía existen más hombres sensibles que estánconscientes de lo que significa para las mujeresparticipar activamente en la vida pública, esgratamente conmovedor ver a los padres jóvenesque llevan a sus hijos a las estancias infantilescon pañalera al hombro o que comparten lasresponsabilidades derivadas de la buena marchadel hogar.Paradójicamente, reconocemos que quedamucho por hacer, por ejemplo, la violenciaintrafamiliar es muy significativa, el acceso almundo laboral presenta inequidades, el desarrolloeconómico de las mujeres todavía no les permitetener plena seguridad de ser proveedoras ytransitar con confianza del mundo privado alpúblico, el proceso cultural, más que el biológico,se encuentra en despliegue, por señalar algunosretos y tareas pendientes.En ese sentido, el trabajo personal y profesionala favor del género femenino en los albores delsiglo XXI se matiza. Hoy no podemos hablarde radicalismos y mucho menos de actosanacrónicos, nuestro compromiso es responder,en tiempo y forma, a las necesidades del aquí yahora de nuestras homólogas de género: niñas,adolescentes, adultas, adultas mayores, concapacidades diferentes, indígenas, en fin, todaslas mujeres independientemente del grupo etario,raza, religión e ideología.En la actualidad, hablar de feminismo significahacer un alto en el camino para reflexionarsobre nuestras preocupaciones y ocupaciones,nuestros retos, nuestro trabajo asertivo ynuestras debilidades, para delinear el caminosin autocomplacencias ni flagelaciones, paracontinuar con el trabajo individual y colectivoen aras de lograr una equidad de género, en unmarco de pleno respeto a la diversidad cultural eideológica. Es en esta tarea donde la vida colegiadaes imprescindible. Con ello, me refiero a un trabajoconjunto, transversal, oportuno, justamenteequitativo, que permita apoyar fortalezas y dirimirdebilidades, establecer y afianzar el paradigmade que somos, en primer término, las mujeresquienes debemos comprendernos y apoyarnos,sin dejar de reconocer el acompañamiento, através de los años, tiempo del género masculino.Construyamos alianzas que permitan lasinergia, hacer visible lo que en muchos casosse torna invisible o que, en realidad, no sequiere ver. Creemos, recreemos y difundamoslas potencialidades de las mujeres en la vidapública y privada para dejar de formar parte delas estadísticas que laceran el cuerpo y el alma yjuntos (as) construir acciones afirmativas que nosolamente favorezcan a las mujeres de nuestromedio sino a la sociedad en su conjunto.Me siento orgullosa de ser mujer, de asumir elcompromiso social de ciudadana, de cumplir conlas diversas funciones en los ámbitos público yprivado, de procurar con mis actos cotidianosfavorecer el reconocimiento de las mujeres.Si a eso se le llama feminismo, entonces,innegablemente soy feminista.9


LUCILA GARFIAS GUTIÉRREZMaestra en Educación, diputada y coordinadora delGrupo Parlamentario de Nueva Alianza en laLVII Legislatura del Estado de Méxicolucila.garfias@poderlegislativo.gob.mxEl análisis de la igualdad entre hombres y mujeres enel Estado de México y de la implementación efectivade políticas en la materia va más allá de crear leyes yde implementarlas, pues se trata de un fenómeno quenos acompaña desde el nacimiento como país, de latradición y de los consumos en que estamos sumergidoscomo sociedad.El Estado de México es una entidad muy compleja endonde convergen múltiples factores, entre los que seencuentran mantener la población más grande del paísque constantemente se incrementa por ser la entidadreceptora de población más importante a nivel nacional,debido al foco económico que representa el DistritoFederal y el precio elevado de su vivienda.10


Como respuesta a esta situación se ha creado la zona conurbada más grandede América Latina y la tercera en importancia a nivel mundial, entre otras de nomenor importancia; situaciones que obligan a los responsables de las políticaspúblicas a un análisis riguroso que debe ser acompañado de la sensibilidadnecesaria para ofrecer soluciones reales a todos los habitantes.A esta situación se suma un escenario en el que más de la mitad de la poblaciónse compone de mujeres y –paradójicamente— coexiste con una fuerte carga detradiciones poco sensibles a las necesidades específicas de género.Esta desigualdad se hace más evidente en las posibilidades de independenciaeconómica para el sector femenino, las cuales se ven reducidas de manerasevera, pues aunque como entidad representamos el campo más importantede generación de empleos a nivel nacional con el 13.7% del total 1 , de cadatres puestos de trabajo sólo uno es ocupado por una mujer. Esta cifra resultaincomprensible debido a que porcentualmente las mujeres mantienen mayoresniveles educativos según el Gobierno del Estado de México, pues 12.5% dela población femenina tiene los grados de licenciatura, maestría o doctorado,mientras que, en el caso de los hombres, solo 9.8% los ostenta.La inequidad en materia laboral arroja que, para puestos profesionales ode dirección, los empleadores prefieren a personal masculino y se relega alfemenino, además de que los niveles de ingreso económico para las mujeresson menores en comparación con los ingresos del sector masculino por elmismo trabajo desempeñado 2 .Por tal situación, como representantes populares tenemos la obligación decrear propuestas en los terrenos de igualdad y justicia que se implementen enforma real.Para nadie resultan extraños los diagnósticos sobre la adversa situaciónfemenina en el mundo entero, pues se trata de un tema analizado desdediversas ópticas a lo largo del tiempo y, como sociedad, estamos conscientesde que debemos ser lo suficientemente creativos para establecer políticas quepermitan la realización efectiva de la igualdad de género.En el recuento observamos que se contabilizan cuatro leyes que a nivelnacional atienden los derechos de género, las cuales se han visto atendidaspor ocho a nivel estatal; sin embargo, se trata de un fenómeno que va másallá del establecimiento de normas que instituyan obligaciones. Se trata deuna manifestación que nos rebasa por mucho como legisladores, gobierno ysociedad.De acuerdo con Fernand Braudel 3 , los pueblos son determinados por susestructuras sociales, las cuales incluyen las mentalidades heredadas ytransmitidas inconscientemente de generación en generación a la par decostumbres y creencias, las cuales forman al ente social y de las que difícilmentepodemos librarnos, ya que nos definen en diversos niveles, por lo que debemosconsiderar ya un avance descomunal la discusión del derecho de las mujeres ydemos en conclusión que hace falta un gran trecho por avanzar.11


Con esto no quiero decir que debamos hacer caso omiso de los pendientes ynos quedemos en la alabanza de los logros, pues el pasado nos determina enel presente. Esta mención constituye un llamado a establecer líneas de trabajobajo las cuales recomencemos la edificación en materia de equidad de género;un diálogo constructivo entre sociedad y gobierno en el cual debemos aglutinaresfuerzos para consolidar una sola directriz: la equidad de género.Para atacar la raíz del problema debemos entrar hasta el núcleo familiar yobservar los agentes que lo determinan, pues en su seno germina el respetosocial, incluido el de género.Coincidimos en que como mujeres debemos mirarnos de manera diferente yacabar con la complicidad de quienes no nos respetan. Una frase pequeña,pero con mucho contenido y que las mismas mujeres debemos replantearnos.Desde la perspectiva de género decimos sí a los cambios, sí a las políticasen la materia pero también al compromiso de impulsar los cambios desde elseno familiar bajo la eliminación de los estereotipos entre hombres y mujeres,así como trabajar en la construcción de opciones educativas que desplacen elpapel que hasta estos momentos han detentado los medios de comunicacióncomo grandes responsables de esta situación y otorgar nuevamente un papelmás determinante al núcleo familiar.La construcción de estos cambios sólo será posible mediante la implementaciónde políticas que involucren a la sociedad en la solución de este problema y lahagan partícipe de su arreglo a través de campañas masivas de reeducaciónefectivas y de largo plazo.La perspectiva de género es un tema incumplido en el Estado Mexicano, puesla inclusión del factor femenino en las decisiones gubernamentales es unamuestra de la poca atención que el sector merece al gobierno en general, yaque si partimos desde la estadística la representación femenina es escasa,pues de 19 secretarías de estado en México, sólo dos están encabezadas pormujeres. Además, la Cámara de Diputados federal cuenta con 138 mujeres de500 diputados y la de Senadores con 25 de 128.Por su parte, el Estado de México es administrado por 16 secretarías deestado, de las que sólo tres son tituladas por mujeres; mientras que en laCámara de Diputados local tenemos 13 de 75 curules. En las decisiones a nivelmunicipal el panorama es más desolador, pues en 125 ayuntamientos sólo hay12 alcaldesas, 34 síndicas de 136 y 545 regidoras de mil 238 espacios.Con estas cifras no es extraño que el corte de las políticas públicas deje entreverla poca sensibilidad de las estrategias en materia de género, pues requerimosun mayor compromiso y el establecimiento de bases con el objetivo de quesu diseño permita las mismas posibilidades a todos los mexicanos, aunado auna estrategia que logre un cambio cultural que se acompañe desde el vínculofamiliar, que es el cimiento de la sociedad.1. Instituto Nacional de Geografía y Estadística. Cifras ENOE, comunicado 031/11, p. 9.2. Instituto Nacional de Geografía y Estadística. Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupacióny Empleo, cifras del cuarto trimestre de 2010.3. Fernand Braudel. El Mediterráneo y el mundo Mediterráneo en la época de Felipe II. México, FCE, 1989.12


La violencia de géneroMedidas desde los poderes públicos// ORIOL CLEMENTE GALLEGOAnalista Políticooriol.clemente@revistapensamientolibre.comCuando en el futuro se revise la historia delsiglo XX uno de los principales cambios que serelatarán será el de la emancipación de la mujera nivel global. Esta emancipación es relativa,en el sentido que las realidades socioculturalesde los diferentes países son muy variopintasy que la igualdad entre sexos ha avanzado adiferentes ritmos y con distinta intensidad. Esen el ámbito privado donde más se manifiestaesta desigualdad, con la violencia domésticacomo punta de lanza. Si bien se han realizadoavances en las legislaciones nacionales que hanpermitido crear un clima de mayor presión socialy concientización sobre el problema, los poderespúblicos han de continuar implementandomedidas que traten esta problemática de formaintegral y multidisciplinar.La ley española de violencia de género de 2004ha sido uno de los grandes avances legislativosen esta materia, hasta el punto que el propioParlamento Europeo propuso a la Unión Europeala adopción de medidas que se basaran en la leyaprobada por el gobierno español.Las actuaciones que persigue esta legislación sedesarrollan siguiendo cinco ejes: la sensibilizacióny prevención, la garantía de los derechos de lasvíctimas, la tutela institucional, la introducción denormas de carácter penal y la tutela judicial de lasvíctimas de violencia de género.En primer lugar, la sensibilización y prevención dela violencia machista es un elemento crucial quedebe ser abordado desde diferentes ámbitos. En13


el ámbito educativo es necesario que el propiocurrículo vaya orientado a promover la igualdadentre sexos y la dignidad de la mujer. Este objetivose enmarca dentro de los valores democráticos yde formación integral que el sistema educativodebe promover de forma transversal.Una medida concreta sería la incorporaciónen los Consejos Escolares de un miembro queimpulsara las medidas a favor de la igualdad dela mujer. De esta forma no sólo se adquiriría elcompromiso de los centros escolares sino delconjunto de la comunidad educativa.Otro ámbito de actuación es el de la publicidad,donde debe asegurarse el respeto a lasmujeres evitando imágenes estereotipadas ydiscriminatorias. Los medios de comunicaciónson uno de los principales agentes socializadoresde nuestra época, probablemente en mayormedida que los centros educativos y otrosagentes socializadores tradicionales; la creaciónde Consejos Audiovisuales independientes delpoder político debería ejercer un control en estesentido.Los medios decomunicación sonuno de los principalesagentes socializadoresde nuestra época,probablementeen mayor medidaque los centroseducativos y otrosagentes socializadorestradicionalesEl ámbito sanitario tiene también un papelrelevante en la asistencia a las víctimas ydetección de la violencia de género. Se deberíancrear protocolos sanitarios que previeran remitirlas agresiones a los tribunales competentescon el objetivo de agilizar los procedimientosjudiciales. Esta agilidad es crucial para que laposterior tutela judicial resulte efectiva y paraque las denuncias por maltrato no dependanúnicamente de la voluntad de denuncia por partede las víctimas.En cuanto a los derechos de las víctimas deviolencia, debe garantizarse la asistencia socialcontando con servicios de atención de urgenciasde forma permanente, especializados en violenciade género. Asimismo, las víctimas tienenderecho a acceder a la información pertinentepara conocer los procedimientos legales quese pueden seguir. Tan importante es el derechoa la información como la garantía de asistenciajurídica gratuita para las víctimas que no cuentencon los recursos económicos suficientes paralitigar una asistencia letrada en todos los procesosde violencia de género. Además, esta asistenciajurídica gratuita debería ampliarse también en elcaso de fallecimiento de la víctima.14


Para las mujeres maltratadas huir de un cónyugeagresor supone un riesgo, no sólo en cuanto a laposibilidad de ser encontradas sino también en elaspecto económico, por lo que muchas mujeressin recursos aceptan situaciones de humillacióny violencia que en otras circunstancias nohabrían soportado. Por esta razón, los poderespúblicos deben ejercer medidas de protecciónen el ámbito social que permitan justificar lasausencias laborales de las víctimas, su movilidadgeográfica o la suspensión de contratos conderecho a ser readmitidas nuevamente. Estasmedidas deberían ir acompañadas de ayudassociales a las víctimas sin recursos para queéstas pudieran obtener unos ingresos mínimosque les permitieran cambiar de residencia y depuesto de trabajo.A nivel institucional es importante que se creenórganos que ayuden a dar mayor visibilidadsocial al problema y a coordinar las accionesimplementadas en distintos ámbitos. Para ellodebe crearse una delegación especial de losgobiernos que proponga y coordine actuacionesque garanticen los derechos de las mujeres y unobservatorio nacional de la violencia domésticaque analice la evolución de los maltratos y queactúe como órgano asesor en la materia.Respecto a la introducción de normas denaturaleza penal debería añadirse un tipoespecífico de lesión grave que hiciera referencia ala violencia de género e incrementar las sancionespenales cuando existan vínculos afectivosindependientemente de que la convivenciaentre la pareja haya concluido. Las lesiones yamenazas leves relativas a la violencia de génerotambién necesitan de un tratamiento específicoque refuerce las respectivas sanciones. De estamanera se intenta actuar penalmente contrael maltrato, incluso cuando la violencia no hallegado a lesiones graves.En materia de tutela judicial resulta necesariocrear juzgados de violencia sobre la mujer querealicen un tratamiento procesal tanto de causaspenales como civiles ante la misma sede. En elcaso español se ha preferido esta fórmula deespecialización dentro del orden penal en vez deotorgar competencias penales a jueces civiles.Todas estas medidas pueden contribuir a unadisminución de la violencia contra la mujer. Elgran reto es el de armonizar las legislacionesnacionales con las declaraciones internacionalesque denuncian la violencia de género. Con unapoyo decidido desde los poderes públicos y unavisión integradora y multidisciplinar del problema,lograremos una mayor concientización de lasociedad civil y nos situaremos en una mejorposición para reducir un fracaso colectivo, comoes el de la violencia contra la mujer.La Constitución española establece órganoscolegiados de gobierno de los centros educativospúblicos, cuya función es facilitar la participaciónde padres, alumnos, profesores y personal nodocente en la gestión del centro.BibliografíaAranda, Elviro (et. all.). Estudios sobre la ley integral contra laviolencia de género. Librería-Editorial Dykinson,2005.Burgos Ladrón de Guevara, Juan. La violencia de géneroUniversidad de Sevilla, 2007.Magro Servet, Vicente. Soluciones de la sociedad española ante laviolencia que se ejerce sobre las mujeres. La Ley, 2005.15


Nuevo paradigma educativoHacia la evaluación educativa responsableEl Prólogo aquí reproducido corresponde a una amplia investigaciónrealizada por Eduardo Andere Martínez y publicada en la obra Elpoder de PISA: listas de ranking y mejores prácticas en educacióninternacional, editada por la Biblioteca Mexiquense del Bicentenario,2010. El estudio original en inglés The Lending Power of PISA:LeagueTables and Best Practice in International Education fuepublicado en 2008 por el Comparative Education Research Centre dela Universidad de Hong Kong.El Poder de PISA: listas de ranking y mejores prácticas en educacióninternacional es una obra que encierra tres: un estudio de investigaciónin situ, la traducción de la obra –originalmente publicada en inglés– y unainvestigación comparada. Cinco capítulos, listas, referencias y anexosconstituyen la columna vertebral que, de manera crítica y honrada, EduardoAndere hila para comparar, contrastar y analizar la transferencia de políticaspúblicas, procesos y prácticas educativas entre diferentes países, algo queen investigación es muy complicado.En repetidas ocasiones, ante los resultados del Programme for InternationalStudent Assesment (PISA), analistas de medios de comunicación y estudiososdel sistema educativo interpretan la calidad de la educación en nuestro paísbajo parámetros de realidades de otras naciones (europeas, anglosajonas yasiáticas, fundamentalmente), posturas que, la mayoría de las veces, partendel dudoso o cuestionable supuesto de sacar conclusiones a partir decomparaciones entre sistemas y modelos educativos muy diferentes.17


Lo que PISA asienta tras líneas es tanto el uso político de la evaluación educativacomo el objetivo –así mencionado por Joan Mateo– de servir a los países en ladefinición de la política educativa y social, sin perder de vista la perspectiva dela Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico(OCDE) y del Banco Mundial con respecto a un modelo de educación común, basadoen la “transferibilidad” de experencias exitosas que hacen que, de facto, surja laimplementación de políticas públicas educativas a partir de los resultados de lasevaluaciones, así como de las recomendaciones de los organismos internacionalesmencionados.La pertinencia de los datos en que se basa la investigación del doctor Andere locondujeron a un hallazgo muy importante: si en lo educativo el mundo diverge –enlugar de converger–, pedir y prestar políticas públicas podría intentarse pero norealmente realizarse ni expresarse en resultados similares, debido a la dificultadde operar procesos y prácticas educativas al momento de ser transferidos eimplementados de un sistema a otro.Quizá por ello las políticas educativas globales tendientes a la descentralizaciónde los sistemas educativos y a la autonomía de las escuelas –como solucionesimpulsadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional per se– no sonsiempre recomendables; existen evidencias, que el autor expone en el libro, sobrecómo las fuerzas en torno a lo educativo convergen y divergen de acuerdo concada contexto, por lo que sugiere considerar la diversidad de factores del sistemaeducativo de cada país.Grosso modo, los resultados de PISA se han manejado en el marketing establecidoen los ratings entre países, ciudades y escuelas por encima del fin último de laevaluación: la mejora continua del proceso educativo y del aprovechamientoescolar. En esta obra se abordan, de manera oportuna y adecuada, aspectos quees necesario tomar en cuenta antes de comparar resultados de las evaluaciones,considerando que, si bien los organismos internacionales promueven un modelointernacional, difícilmente se lograría aplicarlo en las realidades locales dadas susprácticas cotidianas.La alternativa es clara: comparar y contextualizar los resultados que ofrece la pruebade PISA puede llevar a la toma de decisiones apropiadas, sólo si se consideran lasfortalezas y las debilidades de cada sistema educativo. Ante el escenario, resultaimperioso contar con una metaevaluación de lo educativo en cada país –comolo sugiere Santos Guerra– para averiguar qué usos y finalidades son los que másimportan: académicos, administrativos, pedagógicos, sociales o políticos, entreotros.Hablar de evaluación es un tema polémico. Si no hay acuerdo sobre lo que significaeducación, ¿cómo podría existir consenso sobre la forma de medirla, evaluarla ymejorarla? Así lo expresa Eduardo Andere en sus recomendaciones sobre políticaeducativa, afirmaciones con las cuales el lector seguramente coincidirá.Bajo la lógica comparada se ofrece al lector la posibilidad de razonar y crearsus propios juicios con respecto a la participación de los actores internacionalesy locales en la educación, así como los intereses y fuerzas que mueven a lossistemas educativos; características que determinan el hecho de que esta obra seafundamental para el debate sobre políticas, metas y estrategias educativas.18


PISA2009¿Y ahoraqué hacemos?// SERGIO MARTÍNEZ DUNSTANAnalista educativosergiodunstan@gmail.comRecientemente, en noviembre de 2010, se difundieron losresultados de la evaluación internacional conocida como PISApor sus siglas en inglés (Programme for International StudentAssessment). Fueron muchos y extensos los comentarios enlos medios de comunicación social, impresos y electrónicos,sobre este tema. Fue también duramente criticada la posturaoficial de la Secretaría de Educación Pública: “vamos enel sentido correcto pero hay que acelerar el paso”. Y, a tresmeses de este suceso, los expertos continúan desmenuzandolos datos intentando encontrar explicaciones a este fenómeno.19


Se pretendeconocer si losestudiantes estánbien preparadospara enfrentar losretos del futuro osi son capaces deanalizar, razonary comunicarsus ideasapropiadamenteY las autoridades educativas, responsables directa o indirectamentede ello ¿qué están haciendo al respecto? Poco se sabe de suspropuestas de solución, proyectos en ciernes o programas concretostendientes a mejorar estos resultados. La próxima aplicación de PISAserá en abril de 2012. ¿Seguiremos lamentando nuestro desempeñocomo país en PISA sin actuar en consecuencia? ¿Le damos unmayor peso a nuestro inmutable pasado en contraste con nuestroincierto futuro? ¿Qué hacer con los resultados de PISA?Según el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE),instancia coordinadora de la administración de PISA en México,se pretende conocer si los estudiantes están bien preparadospara enfrentar los retos del futuro o si son capaces de analizar,razonar y comunicar sus ideas apropiadamente. El propósito esdeterminar en qué medida los estudiantes de 15 años han adquiridolos conocimientos y habilidades relevantes para participar activay plenamente en la sociedad moderna. Más específicamente,escudriña la capacidad de utilizar sus saberes en la vida diaria.Este estudio se aplica, desde 2000, cada tres años en tres áreasdel conocimiento: lectura, matemáticas y ciencias. En México lamuestra de estudiantes examinados permite la comparación con los34 miembros de la OCDE y 31 países asociados. Se examinaron38,250 estudiantes (52% mujeres y 38% hombres) de 1,535escuelas (28% secundarias y 72% bachilleratos) de las 32 entidadesfederativas tanto en localidades urbanas como rurales. De acuerdocon el puntaje obtenido se clasifican en seis niveles de desempeño.Siendo el número dos como el estándar o mínimo adecuado paradesenvolverse en la sociedad contemporánea.En esta última aplicación el área principal fue lectura. Ésta se integrapor tres subescalas: acceder y recuperar, integrar e interpretar, yreflexionar y evaluar. En los resultados comparados entre 2000 y2009 se detectan avances notables en la primera y retrocesos enla tercera, y se han estancado en la segunda subescala. Es decir, alos estudiantes se les dificulta más comparar, contrastar, formularhipótesis y realizar juicios acerca de un texto; se les facilita buscar,seleccionar y reunir información; y se ha mantenido el mismodesempeño en la búsqueda de relaciones entre las diversas partesde un texto, identificar suposiciones o implicaciones.Muchos especialistas han centrado su análisis en los puntajespromedios obtenidos por México en contraste con el resto delmundo. Las conclusiones conducen a la parábola del vaso mediolleno o medio vacío: que México es el último lugar de los paísesde la OCDE, que es vanguardia en Latinoamérica sólo detrás deChile, o que le faltan 50 años para alcanzar a los países con mejoresresultados en la prueba PISA. En contrapartida, algunas ideasdiscordantes enfatizan la comparación técnicamente inválida ysocialmente injusta de los resultados entre los países con entornossocioculturales tan diversos y disímbolos. Por ejemplo, compararlos resultados del estado de Guerrero con los obtenidos por HongKong o Corea.20


Otros especialistas analizan los componentesdel sistema educativo nacional y coinciden endestacar como un factor fundamental para lamejora educativa la contratación y selección demaestros. En contraparte algunos atribuyen losbajos resultados al poco tiempo de asimilaciónde las reformas curriculares recientes. Alguienmás busca la respuesta en las políticas públicasen materia educativa por ser inadecuadas, lasmenos necesarias o prioritarias. La inequidad einjusticia social, el financiamiento de la educacióno, incluso, la mala planeación en sí misma. Eldesfase de los temas enseñados formalmenteen la escuela en contrapartida con los de otrospáises. Hasta las condiciones de infraestructuraescolar y las variables macroeconómicas delpaís.Todos los puntos de vista son dignos deser tomados en cuenta. Es difícil encontrarcoincidencias plenas. Ojalá no sea demasiadotarde. Es muy interesante el debate pero nopodemos quedarnos ahí. Falta poco más de unaño, 14 meses, para la siguiente aplicación. Ysurgen espontáneamente las preguntas: ¿y quédebe hacerse?, ¿por dónde empezar?, ¿cómotraducir las ideas y buenas intenciones en unplan de acción concreto? El voluntarismo esinsuficiente, la simulación se asoma con granfacilidad y el pragmatismo simplista lleva asoluciones inútiles. Con mayor razón si tomamoscomo cierta la afirmación de algunos expertosacerca de que la información arrojada por PISAsería el reflejo de la situación de un país y de susistema educativo.No debe esperarse más tiempo. Debe actuarseya. Intencionada y sistemáticamente. No sólopor la imagen de nuestra nación ante el restodel mundo ni por la comparación con los paísesmiembros de la OCDE o asociados. Sino por un finmás noble y profundo. La formación de nuestrosalumnos. Ellos serán los responsables de lastransformaciones sociales en un corto tiempo. Sino les dotamos de las herramientas necesariaspara afrontar los desafíos sus acciones traeránfrustración y desconsuelo y nos conduciráninevitablemente hacia la dependencia científicay tecnológica. La educación es un medio detransformación social y la puerta de acceso aldesarrollo.


...para lograr lamejora en el logroacadémico y undesarrollo nacionalintegral deben irenfocados, primero,a lograr reformaseducativas defondo y no sólo deforma y, segundo,asumir cambiosen la actitudy los valoresde la formaciónmagisterialSucede que las clases inician a las ocho de la mañana (bueno, realmente8:30 mientras los alumnos van llegando, se sientan y se acomodan en susbancas); a las 8:45, una vez que todos se mantienen en silencio, inicia el“Cálculo Mental”. Casi sin faltar a las 9:15 llega el comité de padres de familia“preocupados por la alimentación de sus menores” a vender desayunosgratuitos del DIF para aquellos niños que no desayunaron en casa. Cuandote percatas, ya son 15 minutos para las 10 de la mañana y apenas hasdictado, calificado y corregido el “Cálculo Mental”. Para entonces, es horade pasar a otra materia (lo que lleva 10 minutos mientras cambian sus útilesde clase). Así, consigues casi 60 minutos para abordar un nuevo tema(el cual es interrumpido varias veces por permisos para salir al baño o ladecisión de llevarlos a todos formados a los sanitarios).Al fin un descanso: hora de salir al recreo, 30 minutos (que se convierten encasi 50). Una vez retomadas las clases son ya las 12 del día y apenas tienesmedia hora para iniciar un nuevo tema, el cual es presentado a medias,porque a las 12:30 es momento de apuntar la tarea. Finalmente, es tiempode recoger el material de clases y formar a los alumnos al cuarto para launa, mientras se espera a que los padres de familia pasen a recogerlos. Asítermina un largo y tedioso día de clases.Grosso modo, ésta es la dinámica diaria de labores en las escuelas públicasdel país. Sin tomar en cuenta la revisión de tareas, juntas con los padresde familia, reuniones de maestros, convivios, tiempos para adornar aulas,ensayos artísticos, clases de educación física, asuntos administrativos, etc.,etc., etc.Tras el burdo y casi fiel ejemplo de la realidad escolar mexicana, sugiero nosumar el tiempo real que los alumnos destinan al aprendizaje. En cambio,sí es aconsejable reflexionar sobre nuestra tarea como profesores paraoptimizar el tiempo dedicado a la enseñanza y sobre la dinámica del sistemade impartición educativa escolarizada.Considero que los grandes retos del sistema educativo mexicano, y delmagisterio en particular, que son necesarios poner en marcha para lograrla mejora en el logro académico y un desarrollo nacional integral, debenir enfocados, primero, a lograr reformas educativas de fondo y no sólode forma y, segundo, a asumir cambios en la actitud y los valores de laformación magisterial.En cuanto a la primera parte me refiero a la necesidad de una verdaderadescentralización educativa que abarque desde los temas torales, comoson el diseño de los planes y programas de estudio, pasando por laselección de eficientes métodos de enseñanza-aprendizaje acordes con lasdiversas regiones, así como la maximización en los asuntos administrativosconcernientes con la educación focalizada a un determinado contexto.Lo anterior permitirá el fomento de la creatividad tanto en alumnos comoen maestros y la puntualización de programas educativos pertinentes yefectivos para cada región. Con ello, además se logrará el aprovechamientoeficiente de los tiempos escolares y el rompimiento del yugo administrativo24


que hace elefantiásica la labor docente. De igual modo, unadescentralización de fondo aportará la resolución de lasnecesidades inmediatas de los estudiantes y sus contextos.En segundo lugar, la formación docente tiene que encaminarsea la preparación de verdaderos profesionistas de la educación:profesores con vocación y administradores de la educaciónque asuman un compromiso y una responsabilidad conla sociedad. Lo anterior debe tener como trasfondo que através del magisterio y a partir de los métodos de enseñanzase logren mejores niveles en el logro educativo. Asimismo,las mejores prácticas escolares deben ser ratificadas porun permanente sistema de evaluación efectivo, confiabley prospectivo. Es momento ya de formar un ejército dedocentes con convicción, deseo y aptitud para enseñar (y nosólo de individuos en busca de una solución laboral, pero sincompromiso social).En conjunto, profesores y políticas educativas deben apelara la educación integral, entendiéndose con ello la necesidadde una formación académica, tecnológica, artística y física,basada en valores con fundamento y reflejo social. Esto debeser fomentado no sólo dentro de las aulas sino en coordinaciónpermanente entre los profesores, los padres de familia y lospropios estudiantes.Con todo lo anterior articulado, finalmente se logrará laeducación para la vida como una ramificación de la formaciónescolarizada, donde el individuo se mantenga alerta yreceptivo a las enseñanzas suscitadas diariamente en lacotidianidad. En este sentido, tiene que existir una coherenciaentre el aprendizaje escolarizado, una gama de valores y lasactuaciones permanentes de los individuos.Por último, mi experiencia me ha permitido detectar queson un sinnúmero de circunstancias las que intervienen díacon día con el proceso educativo. Éstas tienen que ver condistintos aspectos de la vida: sistema político y económico,contexto social, ambiente familiar, espacios escolares y, sobretodo, las características de cada uno de los estudiantes y superspectiva frente a la educación.Decidí comenzar el escrito con el momento en que los días deprácticas artísticas para el festival navideño rinden sus frutosy causan alegría, tanto a estudiantes como a padres de familiay a profesores. Sin embargo, el trasfondo de todo ello es quepor una u otra razón no se pudieron aprovechar al máximolas horas escolares o, al menos, no como nuestra planeacióndiaria o nuestras expectativas como profesionistas hubiesenproyectado para el momento educativo.Es momento ya deformar un ejércitode docentes conconvicción, deseo yaptitud para enseñar25


MA. TERESA OLGUÍN,ROXANA VALDÉS EIVONNE VIZCARRAGANADORAS DEL PREMIO ESTATAL DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA// GUADALUPE YAMIN ROCHAMaestra en Cooperación al Desarrollo, Universidad Jaime I de Castellón;en Filosofía y Ciencias Sociales, y en Sociedad de la Información y delConocimiento, Universidad Complutense de Madridyamin@revistapensamientolibre.comEl 8 de marzo ha sido designado el Día Internacional de la Mujer,deseamos celebrar la ocasión invitando a nuestros lectores a reflexionarsobre el papel de la mujer en nuestra sociedad. Hoy en día las mujereshan logrado escalar, ocupar y destacar en posiciones importantes entodas las esferas: social, cultural, política y científica. Nos enorgullecepresentar en esta entrevista a tres valiosísimas mujeres, todas ellasganadoras del Premio Estatal de Ciencia y Tecnología.26


Dra. María Teresa Olguín GutiérrezGanadora del Premio Estatal de Ciencia y Tecnología2009 en el área de Ciencias Naturales y ExactasPosición: Investigadora E Nivel 25Institución: Instituto Nacional de Investigaciones NuclearesEstudios: Doctorado en CienciasUniversidad Autónoma Metropolitana, MéxicoDra. Roxana Valdés RamosGanadora del Premio Estatal de Ciencia y Tecnología2010 en el área de Ciencias de la SaludPosición: Sistema Nacional de Investigadores Nivel 1Institución: Facultad de MedicinaUniversidad Autónoma del Estado de MéxicoEstudios: Doctorado en Ciencias de la Biología ExperimentalEscuela Nacional de Ciencias BiológicasInstituto Politécnico Nacional, MéxicoDra. Ivonne Vizcarra BordiGanadora del Premio Estatal de Ciencia y Tecnología2010 en el área de Ciencias Sociales y HumanidadesPosición: Profesora-Investigadora de Tiempo Completo “F”Institución: Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR)Universidad Autónoma del Estado de MéxicoEstudios: Doctorado en AntropologíaUniversité Laval, Quebec, CanadáPregunta obligada: ¿es difícil ser mujer?Dra. Valdés. Todo depende de cómo enfrentes el ser mujer, si tú te haces lavida difícil entonces la vida te será difícil; y esto no tiene que ver con el hechode ser mujer, los hombres también se complican la vida.Dra. Vizcarra. No lo es, sino el trabajo que nos cuesta tener un proyecto devida propio, ya que mientras construimos nuestro proyecto vamos sorteandoámbitos totalmente masculinos y es ahí donde hay que saber moverse. Lasmujeres trabajamos mucho más y tenemos más responsabilidades porqueconciliamos la vida privada con la pública, hacer ajustes a las prioridades quetenemos a medida que se realizan nuestros proyectos de vida y en la medidaen la que decidamos tener familia, ya que hay edades de los hijos en que hayque sentarse o seguirlos, en fin, creo que lo más difícil es saber qué es lo quequeremos como seres humanos.Dra. Olguín. Comparto la opinión de las doctoras, cada una de nosotras debetener un camino a seguir, contar con todos los elementos para lograrlo y nuncaclaudicar, en ningún sentido, en ninguna circunstancia. Estamos en un mundodonde hay hombres y mujeres, yo no veo una diferencia en capacidades entreunos y otras, sino una competencia en la que debemos lograr un desarrolloigual en la medida en la que nuestras posibilidades lo permitan. Por tradición la27


educación de los hijos se delega más en la mujerque en el hombre, y a mí me parece, de hechoasí lo viví, que debe ser una responsabilidadcompartida, como todo, por igual.¿Podrían mencionarnos un reto que ustedesconsideren que la mujer no ha podido resolver?Dra. Vizcarra. Lo más difícil para una mujeres recibir un trato injusto por parte de loshombres. Qué mujer no ha pensado: “de seguroporque soy mujer” o “me toca a mí porquesoy mujer”. Nosotras somos privilegiadasporque somos investigadoras y hemos logradotener lo que muchas otras mujeres no tienen.Desgraciadamente la mayoría de las mujeres enel mundo están en una desventaja impresionantecon respecto a los hombres a pesar de pertenecera la misma clase social, raza o etnia. El reto serásuperado cuando esas desventajas no existan,cuando todos seamos iguales.Dra. Valdés. El reto que tenemos las mujereses lograr entender cuáles son las diferencias eigualdades entre hombres y mujeres, porque haycosas en las que evidentemente somos diferentes.Creo en la reivindicación de los derechos de lamujer, por ejemplo, a trabajo igual salario igual,independientemente del sexo. No creo en unfeminismo mal entendido donde las mujerespretenden ser iguales a los hombres, porque nolo somos. El reto es encontrar ese justo medio.Dra. Olguín. Concuerdo en que se deben respetarlas diferencias y ser empáticos. Las mujerestenemos cualidades orgullosamente femeninasy los hombres tienen sus cualidades igualmenterespetables. Lo importante es cómo nos vemosuno al otro y el respeto que cada uno merecemosen el ámbito en donde nos desarrollemos.Cuando estudiamos ciencia, en todassus disciplinas, los trabajos consultadosgeneralmente han sido escritos por hombres.¿Qué creen que debe hacer la mujer pararomper ese olvido histórico que de algunamanera le ha sido impuesto?Dra. Valdés. Tradicionalmente eran los hombreslos que hacían las cosas, porque las actividadeseducativas y laborales estaban enfocadas alhombre. Hoy en día el mundo se está abriendo alas mujeres, entonces hay que salir y demostrarlo.Nosotras tres somos un ejemplo de esta apertura.Actualmente, según los datos del InstitutoNacional de Estadística y Geografía (INEGI) elporcentaje de mujeres universitarias supera al delos hombres, lo que provocará un cambio en lafuerza laboral casi en todos los ámbitos.Dra. Vizcarra. Existe una tendencia deinvestigación en ciencia, tecnología y género,ahí una de las líneas más importantes rescataa las mujeres científicas en la historia. Dondeexisten más mujeres científicas es en las áreasde astronomía y biología, porque generalmentelas ayudantes de los investigadores eran lashermanas, las tías, ellas solían pasar los apuntesy corregían el pensamiento de los hombres.Cuando se analiza la historia es impresionantever que algunas mujeres incluso usaban elnombre de hombres para poder publicar susinvestigaciones. El cambio va lento pero se tieneque dar. No queremos revancha, queremos lasmismas oportunidades.Dra. Olguín. En el ámbito donde yo medesarrollo no nos percatamos totalmente si esmujer u hombre quien escribe un artículo yaque normalmente se ponen las iniciales de losnombres y luego los apellidos, así que es difícil28


saber si estás citando un artículo escrito por un hombre o por una mujer.Algunos colegas a quienes he citado en mis trabajos, no me percato si sonhombres o mujeres hasta que los conozco en algún congreso o reunióncientífica. Para mí la ciencia debe ser asexual, lo importante es lo que uninvestigador encuentra, evidenciado y plasmado en un artículo.¿Ha existido traición de la mujer hacia la mujer?Dra. Vizcarra. Traición hay entre todos los seres humanos. Eso no es unsesgo de género. Puesto que soy especialista en género quiero explicarque existen cinco pilares para lograr una plenitud femenina: autonomía;libertad; auto reconocimiento y reconocimiento de nuestras diferencias ylimitaciones. En cuarto lugar el empoderamiento, que no significa tenerpoder sobre otros sino el poder de tomar decisiones con libre albedrío. Yel quinto, solidaridad, entre las mujeres tenemos cierta empatía porque nospodemos comprender en ciertas cosas, aunque en otras no.Dra. Valdés. Se dice mucho que la peor enemiga de una mujer es otramujer, lo escuchas en todas partes. No tiene que ver con ser mujer, dependemás de ser una persona buena o mala. Es cuestión de valores, principioscon los que fuiste educado, no tanto de género. Pero sí, sí hay traiciónpero entre todos. Cuando yo me estaba desarrollando profesionalmente lapersona que más me puso obstáculos fue precisamente una mujer, perolejos de hacerme un daño me hizo un bien, ya que soy una mujer de retos y,a final de cuentas, yo crecí y ella se traicionó a sí misma.Dra. Olguín. Totalmente de acuerdo, es cuestión de valores, no de género.En el ámbito laboral yo he visto más solidaridad mujer-mujer. En mi caso,la persona que más me ha ayudado es mi jefa inmediata. Eso habla deque hay conciencia y claridad de nuestra capacidad de desarrollar ciencia,independientemente del género. Es curioso, cada una de nosotras viviócosas diferentes en su desarrollo.Dra. Valdés. Por el contrario, yo de quien más apoyo he recibido ha sidode colegas hombres, como profesores y supervisores. Sin embargo, yohe tenido casos en los que una estudiante se acerca y dice: “Ayúdamecon las calificaciones porque soy mamá”. Mi respuesta automática es “Yotambién soy mamá y me daría vergüenza con mis hijos hacer lo que tú estáshaciendo”. Venir a pedir un favor porque eres mamá se me hace tan bajo.Entiendo la condición de mujer y la condición de madre, pero si están aquíes porque pueden, si no pueden mejor que delimiten sus espacios peroque no vengan a pedir un favor que no se merecen porque no tienen lacapacidad. Aunque creo que hay muchos matices en estos asuntos.Dra. Vizcarra. Yo tengo alumnos varones que me dicen: “Es que mi esposame pidió que cuidara al niño”. Lo dicen porque saben que siendo mujerprobablemente eres más sensible a cuestiones de maternidad y paternidad.Eso no se lo dirían a un profesor hombre. Mi respuesta siempre es ¡NO!.Dra. Olguín. Tenemos que dejar en claro que existe responsabilidad y quecorresponde a cada uno, independientemente de ser hombre o mujer. Yosoy muy estricta, no acepto irresponsabilidades. No acepto que se ausenten29


por una semana. Porque estamos desarrollandoinvestigadores y la investigación no se detieneen escalas o en el momento que uno decida, lainvestigación es un proceso continuo y requieredel compromiso de cada persona.Si hoy pudieran aprobar una ley a favor de lamujer, ¿qué contendría?Dra. Vizcarra. Aunque resulta muy polémicoyo aprobaría una ley a favor de la interrupciónvoluntaria del embarazo. Es una decisiónmuy difícil porque es tu cuerpo, es una vida,hay matices de valores morales, biológicos yotros muchísimos contextos que tendrían queestar considerados por una política integral,entendiéndolo como un último recurso y que nopor ello te van a meter a la cárcel.Dra. Valdés. Yo aprobaría una ley que estipularaque todas las leyes que atañen a la mujerfueran hechas por mujeres. Mientras el Senadoy las cámaras federales y locales sigan siendomayoritariamente compuestas por hombres,todas las leyes serán vistas desde la perspectivade los hombres, todas, la que sea, de trabajo,maltrato, etc. ¿Cómo puede un hombre legislarsobre la vida de la mujer?Dra. Vizcarra. ¡Pero mujeres con conciencia!Porque hay mujeres que no tienen conciencia deser mujer.Dra. Valdés. Cualquier persona que llegue alnivel de una legislatura, cualquiera que ésta sea,tendría que tener ciertas características, seahombre o mujer. No tiene que ver con el género.Dra. Olguín. Yo promovería una ley para quela educación fuera igual, para que hubiera lasmismas oportunidades en todo y para todos.Que las empresas ofrecieran las mismasoportunidades de desarrollo, porque lo heescuchado de mis alumnas, que no las empleanen una industria porque pierden tiempo y dinerodebido a los embarazos. Eso las limita muchoen la industria y esto debe terminar, porque loshombres son igualmente responsables en lacrianza de los hijos.Dra. Valdés. En los países nórdicos, si no meequivoco, los hombres y las mujeres tienen elmismo derecho a tomar tiempo para la maternidady para la paternidad.Dra. Vizcarra. En España hay nuevas políticasen las empresas. Aquí tenemos empresassocialmente responsables, allá hay empresasfamiliarmente responsables. A pesar de quepor costumbre el cuidado de los hijos siguerecayendo en la mujer, tanto hombres comomujeres pueden negociar con sus empresaspara tomar tiempo para estar con sus hijos, lasleyes se están redireccionando para compartirsocialmente y con responsabilidad la crianza delos hijos y el cuidado de los enfermos, algo queaquí en México está vetado.Si tuvieran la posibilidad de dirigir unainstitución a favor de la mujer ¿cuál sería suprimera acción de impacto?Dra. Olguín. La educación. Es fundamentaleducar e informar de las opciones que se tienen,porque muchas veces no se toman decisionesporque no se conocen las oportunidadesdisponibles.Dra. Valdés. También hay que educar a loshombres, las instituciones pro mujer deberíanenseñarles a los dos, porque si la mujer aprendey el hombre no, se queda desfasado el asunto.30


Dra. Olguín. En una comunidad rural pudeobservar la forma tan lamentable como vivenciertas mujeres por desconocimiento de susderechos. No saben que pueden recurrir adeterminadas instancias para ponerle fin a lahumillación a la que son sometidas. Por lo menosdeberían tener instrucción para saber cuálesson las decisiones que les corresponden y queexisten otras opciones.Dra. Vizcarra. Culturalmente se nos ha impuestola idea de que la mejor mujer es la que más sufre,la que más soporta, la que más trabaja, la mássumisa y la más amable. Hay que erradicar estaidea. Los hombres deben saber que ahora tienenfrente a ellos a mujeres diferentes. Entre lasacciones que podrían generar impacto podría serponer un letrero en una oficina que diga: “Aquí nose discrimina por género”.Dra. Valdés. Cómo criticaban a Fox por “losmexicanos y las mexicanas”.Dra. Vizcarra. En realidad así debe ser. Porejemplo en Canadá está estipulado en laConstitución que nunca debes excluir a unamujer en términos lingüísticos, ya sea en formaoral o por escrito.Finalmente nos gustaría que compartierancon nuestros lectores ¿por qué decidieronvolver a México después de realizar estudiosen el extranjero?Dra. Valdés. Hice la maestría en el extranjero ydespués continué con el doctorado, pero regreséporque tuve la oportunidad de estudiar graciasa una beca del Consejo Nacional de Ciencia yTecnología (Conacyt). Estas becas que otorgael estado son solventadas con los impuestosde los mexicanos, yo creo que eso nos obligamoralmente con nuestro país. Me fui con el idealde mejorar a México, regresé porque desdeaquí puedo ayudar a lograrlo, en el extranjeroúnicamente me ayudo a mí misma.Dra. Vizcarra. Cuando me preguntan por qué nome quede en el extranjero les digo que porquesoy patriota, idealista y aunque no pueda hacercambios sustanciales a nivel estructural, sípuedo impactar el entorno que me rodea. A misestudiantes busco motivarlos. Siempre trato depreparar mis clases lo mejor que puedo. Lo pocoo mucho que uno pueda hacer en su ámbito, hayque hacerlo. Como dice Roxana, si nos educamoscon recursos del país y no les vamos a regresarni un “gracias” o un año de trabajo, eso es unatraición a la patria.Dra. Olguín. Mi caso es distinto. Yo hice misestudios de posgrado en México, porque micondición de mujer casada no me permitióviajar en ese momento. Sin embargo, siemprehe dado lo mejor, ése debe ser el objetivo,independientemente de dónde se gradúe uno.Lo importante es la entrega al trabajo, tener laclaridad de lo que se quiere hacer, valorar elesfuerzo de todos los días. Motivar siempre alos alumnos a que sean mejores, sean hombreo mujer, no es cuestión de género. En mi áreade investigación es igual, como les decía, elpensamiento científico no tiene que estar limitadopor el género. Un autor ruso mencionaba en unartículo que la ciencia es asexuada, apolítica yque no debe tener religión tampoco. Lo que dégiro a una investigación tiene que ser la cienciapor la ciencia misma, no debe ser limitativo detu condición personal, la ciencia es ajena a eso.Pensamiento Libre agradece a estas tresdestacadas investigadoras la entrevista que nosconcedieron, los puntos de vista vertidos, y, sobretodo, su amor a México y la valiosa contribuciónque representan para nuestra sociedad.31


El nivel deviolencia contralas mujeres,sustentado porlas diferenciasde género, varíasegún la sociedado la situaciónsocial// ALEJANDRO FURLONG GÁLVEZMaestro en Derechos Humanos,Universidad Carlos III de Madridalejandro.furlong@revistapensamientolibre.com32


conflicto y se vuelven el blanco de los ataques delos bandos combatientes. Este tipo de conflictosinternos tienen un importante impacto en lasmujeres.El colectivo de las mujeres padece, además delsufrimiento al que el resto de los colectivos estáexpuesto, otro tipo de violencia relacionada consu género y condición de madres, como puedeser la violación, maternidad forzada, prostitución,pornografía y asesinato sexual.Hablar de los derechos humanos de la mujerdesde distintos puntos de vista puede resultarun pleonasmo. Una figura retórica que utilizapalabras innecesarias, ya que su significado esexplícito.Los derechos humanos, en su contexto deigualdad y dignidad, establecen que no existediferencia alguna entre varón y mujer. Losderechos humanos no hacen distinción de sexo,edad u otras circunstancias. No existe, hoy endía, ninguna clase de privilegios o poder por elsimple hecho de diferencia de sexos. Aunque estaafirmación parte de lo jurídico, en el terreno socialy político se encuentran infinidad de capacidadesy necesidades distintas, como las reproductivas.Estas diferencias colocan a las mujeres ensituaciones vulnerables o desventajosas, yaunque a través de la historia la situación hacambiado diametralmente, las diferencias songrandes y siguen provocando profunda violenciae injusticias. Es imprescindible la revisión de laconstrucción histórica de los derechos humanosy la reafirmación de los compromisos nacionalese internacionales que promueven la igualdad degénero, mediante la construcción socioculturalbasada en la equidad.El nivel de violencia contra las mujeres, sustentadopor las diferencias de género, varía según lasociedad o la situación social. Sin embargo, laviolencia extrema contra las mujeres se manifiestadurante los conflictos armados contemporáneos.Las mujeres durante la guerra también desempeñanactividades y distintas funciones al resto de loscolectivos. Han participado activamente en losconflictos armados desde la Segunda GuerraMundial, como reservistas o en unidades deapoyo, sin embargo, al día de hoy la mujer hatomado parte de manera mucho más activa, yasea como combatiente, como parte de la sociedado como constructoras de paz.Se suele decir que las mujeres son un grupoespecialmente vulnerable o débil durantelos conflictos armados, sin embargo, son lasmujeres las que desarrollan una fuerza y valentíaextraordinarias en tiempos de guerra y, en la mayorparte de los casos, son las que mantienen unido eltejido social, ya que además de desempeñar susresponsabilidades cotidianas deben de adoptar losdeberes de aquéllos que ya no están o han partidoa la guerra, protegiendo o apoyando a su familia ymiembros de su comunidad, ingeniándoselas parasuperar la situación de especial vulnerabilidadimpuesta por un sistema discriminatorio y unambiente de violencia extrema.Aunque son muchos los proyectos y medidasque se han realizado para proteger y asegurarla equidad de género, es necesaria una revisiónde éstos para acabar con las diferencias aúnexistentes.Hoy día los conflictos armados, en su mayoría,son internos, luchas intestinas de un país oregión entre diferentes grupos étnicos, religiososo políticos y, cada vez con mayor regularidad, lasdistintas poblaciones civiles se ven atrapadas en el33


En aquellosconflictos quese desarrollanal interior de lapoblación civil ysus comunidades,las mujeres estándirectamenteexpuestas alos peligrosresultantes de lashostilidades.El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)es una de las organizaciones que mayor éxito hatenido en disminuir la situación de vulnerabilidad ala que se enfrentan las mujeres y otros colectivos,durante y después de los conflictos armados.El CICR forma parte de una de las tres institucionesque conforman el Movimiento de la Cruz Roja yla Media Luna Roja y es lo que se conoce en ellenguaje corriente como la Cruz Roja Internacional.Además, tiene como objetivo disminuir elimpacto de la guerra o conflictos armados en lapoblación civil o los grupos de no combatientes,y tiene importantes proyectos destinados a lasnecesidades específicas de las mujeres. La laborque realiza varía dependiendo de la situación y lasnecesidades de cada colectivo.Todas las operaciones de emergencia del CICRestán destinadas a miles de mujeres que hanquedado viudas y han sido obligadas a dejar sushogares debido a la violencia o a las condicionesmedioambientales causadas por las hostilidadesy otros factores. Ellas y sus hijos viven,mayoritariamente, en campamentos y luchan paramantener a sus familias, no teniendo otro protectorque el CICR. Cuando la situación lo permite, laorganización proporciona la ayuda indispensablepara la supervivencia de la población civil y asíevitar nuevos desplazamientos.Otra gran aflicción que acosa a las mujeres esel problema de los familiares desaparecidos. ElCICR trata miles de casos anualmente. A manerade ejemplo podemos mencionar la guerra de laexYugoslavia en la que miles de mujeres siguensin saber el paradero de sus maridos, hijos ofamiliares desaparecidos. El CICR trató más de 20mil casos de personas desaparecidas durante elconflicto de Boznia Herzegovina, aunque sólo sehan encontrado 4 mil cuerpos y muy pocos hansido identificados. Para poder ayudar a las familiasa identificar y realizar una labor de mayor impacto,el CICR ha producido un libro de pertenencias que34


contiene fotografías de la ropa y objetos personales que han sido encontradosjunto con los cadáveres.Por lo general, las personas que acuden a revisar el libro lo hacen con elánimo de no encontrar nada y mantener la esperanza de que sus familiaressigan vivos. Sin embargo, encontrar un indicio de la muerte de un ser queridorepresenta acabar con la angustia, ofrecer un merecido luto y regresar auna vida normal. El hecho de no saber la suerte de los familiares causa unaprofunda pena y tiene consecuencias sociales sumamente profundas queafectan a familias y poblaciones enteras.En aquellos conflictos que se desarrollan al interior de la población civil ysus comunidades, las mujeres están directamente expuestas a los peligrosresultantes de las hostilidades. Por ello, el CICR envía delegados a visitarmujeres que viven en situaciones sumamente precarias o de riesgo, con elobjetivo de diagnosticar la situación en la que se encuentran y mejorarla através de programas específicos.Es esencial que la mujer tenga acceso a la asistencia médica en tiempo deconflicto armado. Durante la guerra el servicio médico puede resultar de difícilacceso, debido a que las vías de comunicación son peligrosas o inaccesibles,o simplemente la infraestructura sanitaria ha sido destruida o está en manosdel enemigo. Para disminuir los efectos de este fenómeno el CICR pone adisposición de distintas sociedades, afectadas por la guerra, unidadesmédicas móviles. De las personas que llegan a los dispensarios, 90% sonmujeres y niños. Estas unidades atienden, sobre todo, los casos de urgencia,vacunación de infantes y brindan servicios de odontología y obstetricia.En poblaciones donde el conflicto se ha prolongado por años o décadas y losmedios de subsistencia han sido arrasados y en los que las mujeres se hanquedado sin vivienda y medios para mantener a su familia, el CICR ayuda agrupos de mujeres que trabajan en plantaciones de hortalizas y legumbres yestablece proyectos para reactivar la economía de la población.La violenciacontra la mujeren los conflictoscontemporáneoses el resultadode un sistemasocialbasado en ladiscriminaciónAunque existen algunas organizaciones en el mundo que no cejarán en susesfuerzos por disminuir el sufrimiento de las mujeres que se ven afectadas porla guerra y la violencia, existe un inmenso número de mujeres completamentedesprotegidas. La necesidad de protección y asistencia es de proporcionesenormes y la ayuda no llega con la velocidad ni en la cantidad suficiente.La violencia contra la mujer en los conflictos contemporáneos es el resultadode un sistema social basado en la discriminación. La estructura socialque prejuzga las funciones que mujeres y varones desempeñan en suscomunidades, y se olvida por completo de la equidad y la igualdad, comoderecho humano fundamental, está destinada al fracaso y destrucción. Esnecesario un cambio radical que sea capaz de desaparecer las construccionessocio-culturales basadas en la desigualdad e inequidad. Es menesterindispensable endurecer las medidas legales e instrumentación para obligara los estados a implementar políticas públicas que incluyan a las mujeres enla toma de decisiones.35


ANNA TORRES ADELLLicenciada en Ciencias Políticas, Universidad Pompeu Fabra de Barcelona;Maestra en Cooperación al Desarrollo, Universidad Jaime I de Castellónanna_torres83@hotmail.comPareciera que las mujeres hubiéramos nacido hoy. Pero no. Y remarcamos el NO paratodos aquéllos que piensen que no lo hicimos hoy pero que lo hicimos ayer.Tampoco, ayer, tampoco.Obviamente, sin pretender que el lector sienta que lo sometemos a una pregunta del “trivialpursuit”, cuando el juego está en la recta final y ya tenemos todos los quesitos bien colocados,somos conscientes de antemano que si bien puede que no sepan especificar el nacimientode la mujer, no es justamente porque desconozcan nuestra existencia humana, sino más bienporque en la secundaria no atendieron a las primeras explicaciones del profesor de historia. Omás bien no lo retuvieron. Quién sabe.36


Hasta la mitaddel siglo XXlos grandesestudiosantropológicospercibían a lasmujeres comoactivos socialessecundariosIgualmente no saber no es un problema grave. El problema radica en tantoque la mujer hasta hace pocos años ha sido estudiada con base en unalógica androcéntrica, en donde la voz activa era la del varón y las mujeresquedaban relegadas al estudio del parentesco. No es que el papel de lasmujeres no fuera estudiado en la antropología sociocultural clásica, peroesta ciencia establecida como tal en el siglo xlx, y por lo tanto relativamentenueva, propiciaba un espacio bien marcado para las mujeres.Hasta la mitad del siglo xx los grandes estudios antropológicos percibían alas mujeres como activos sociales secundarios, con un papel fuertementedeterminado, subyugadas al cuidado de los hijos y en plena dicotomíaentre lo natural y lo cultural. Este último concepto, la dicotomía naturaleza/cultura o la dicotomía público/doméstico, ha sido una teoría fuertementecriticada a pesar de ser expuesta por mujeres antropólogas. La idea que sederiva de ambas dicotomías implica que la subyugación de la mujer vienedeterminada por su posicionamiento natural, la feminización de la naturalezay, por lo tanto, de la maternidad. Por su parte, el varón se expone al espaciopúblico y al mundo cultural, de tal modo que siempre ha pesado más elhecho de que los varones de una sociedad fueran grandes cazadores ofueran a la guerra propiciando muertes, más que el hecho de engendrarvida, un papel considerado instintivo-natural propio de las mujeres, comolo muestra el trabajo Antropología y género. Breve revisión de algunas ideasantropológicas sobre las mujeres, de María Eugenia Carranza Aguilar.Como cualquier ciencia social la antropología carece de exactitud.Igualmente, el rechazo a posteriori o las férreas críticas no sólo se handado por el simple hecho de la poca adecuación teórica a la realidad,sino más bien por no tener en cuenta las distintas realidades, dado que laantropología busca explicar no sólo las similitudes culturales, sino tambiénlas variaciones que permitan estudiar y establecer cuáles son los factoresque determinan las diferencias entre sociedades.37


Porqueactualmente a lasEntonces es posible determinar que si bien el androcentrismo ha fijadotemáticamente la antropología durante años, también es cierto que eletnocentrismo ha sido utilizado en muchos casos como punto vehicular deejecución antropológica.si a algo se nosinvita es a serindependientesY es que esta idea de focalizar estudios con base en la cultura originariano es nueva. Nada nueva. De este modo hace años que desde los paísesdel sur se nos reclama no focalizar el concepto de desarrollo entendidodesde el norte a la hora de trabajar sobre una realidad distinta. Porque siactualmente debiéramos trabajar sobre un concepto que homogeneizara aprácticamente todo el mundo lo haríamos sin duda sobre el concepto delmercado. El mercado no sólo determina la agenda política de muchos paísessino que, en la mayoría, es el punto número uno de esa agenda política.Por lo tanto, si tuviéramos que unir el concepto del mercado con ciertaorientación antropológica deberíamos referirnos a los estudios realizadospor Adam Smith en el siglo XVIII, donde se determinaban la mayor o menorsubordinación de la mujer al marido dependiendo de los ingresos aportadospor la mujer al matrimonio.A sabiendas que intrínsecamente y empíricamente hay un factor culturalclave que determina el porqué de las relaciones desiguales entre hombresy mujeres, mucha de la cultura popular, ésa que es voceada y transmitidapor generaciones no dista mucho de la teoría que el popular economistaesgrimió siglos atrás.Porque actualmente a las mujeres si a algo se nos invita es a serindependientes. Independencia. E invitarnos a la independencia en muchoscasos sólo responde a una aceptación previa de la situación. Es decir,hemos terminado por aprobar, en cierto modo, la inferioridad con respectoal hombre y ahora parece que nos toca combatir en búsqueda de nuestroespacio fuera de las paredes de casa. El problema es que cuando se nosinvita a la independencia lo que se nos ofrece es algo que propiamente yaposeemos. Y, además, algo tan propio como la independencia hoy en díaes un concepto que hemos mercantilizado. Adam Smith estaría contentosi levantara la cabeza. Su teoría economicista sobre la opresión de géneroparece, no distar de la realidad, aunque sin duda actualmente todo es máscomplejo.En muchos casos no es una cuestión meramente económica. Detrás deeste aspecto simplificamos toda una realidad social que por suerte escambiante. Pero remarcamos lo económico porque así es como se entiendela intencionalidad “yo no quiero depender, quiero ser económicamenteindependiente”. Con la mercantilización del concepto somos capaces devisualizar mentalmente el ingreso progresivo de la mujer en el mundo laboralo la capacidad, que siempre estuvo, por parte de las mujeres de tomar suspropias decisiones en todos los ámbitos de la vida.38


El problema esque cuando senos invita a laindependencialo que se nosofrece es algo quepropiamente yaposeemosIgualmente, aunque Adam Smith pueda sonreír tímidamente por susaportaciones, tasar la independencia tan sólo en términos económicos essin duda un error. Si no sería inexplicable cómo mujeres con una buenaposición social y laboral soportan maltratos físicos y psicológicos porparte de sus parejas. Y es que cuando hablamos de independencia, en susentido más amplio, la más difícil de conseguir es la emocional. Y peor aúnla cultural.En un país como España el peso cultural de los años franquistas marcófuertemente la función de la mujer. En 1953 el régimen de Franco a travésde su Sección Femenina imprimió La guía de la buena esposa. En ella,como si se trataran de los 10 mandamientos, se establecían cuáles eran lascaracterísticas que una buena esposa debía aportar desde su tarea en casaa su marido. No había más opciones. Y del mismo modo ninguna era máshonrosa que ser ama de casa, dedicarte a tus hijos y obviamente intentarfacilitarle al máximo la vida a tu marido que, según el régimen, era máscomplicada, estresante e interesante que la de cualquier mujer. Así pues,amas de casa que jamás fueron amas de su casa. Al menos no en el sentidode propiedad; quizás el término fuera impuesto para determinar de maneraclara que las tareas de casa nada tenían que ver con lo masculino; quizás elpapel debía cumplirse para que no incitara a titubeos, porque lo que es deuno le pertenece y se establece una frontera imaginaria que no se traspasasin el consentimiento del propietario. Quizás.Pero, como todo, el mundo no está lleno de calcos. Y tampoco históricamentelas sociedades y las mujeres imperantes en ellas han sido iguales. Al contrario,han mostrado y siguen mostrando resistencia a regímenes establecidos.Seguramente la sociedad de los años 50 en España estaba llena de ellas.Quizás hoy son capaces de decidir. Y pueden ser lo que quieran. Tambiénamas de casa. También madres. Y trabajadoras. Y también solteras y sinhijos. O sin más lo que les venga en gana.No existe un ideal universal, ni una concepción etnocéntrica de cómodeben actuar las mujeres en sus sociedades, pero sí la ilusión de que laindependencia sea entendida de manera global y que el derecho de su usosea garantizado.Yo, por lo pronto, soy mujer y tengo un valioso canal para manifestarme.Déjenme que les explique que soy trabajadora y que sueño con ser madre.No con casarme. No a menos que el día que suceda me declaren “marido yesposa” y no “marido y mujer”; porque yo ya soy mujer.Nosotras, las mujeres, no necesitamos a nadie para serlo.39


ILDAURA ROLÓN GARRIDOPofesora de la Universidad Iberoamericanaildaurarolon@yahoo.com.mxA lo largo de la historia se ha luchado por losderechos de la mujer. No sólo eso. Se han ganado.Pero, ¿qué sucede que aún no podemos dar porconsumada una sociedad de equidades e igualdades?40


Los derechosde la mujer,un asunto deconcienciapersonal y devidaEs verdad que a partir de movimientos sociales ynegociaciones políticas las mujeres hemos logradoganar el reconocimiento de nuestros derechos aniveles nacional e internacional; sin embargo, noha bastado para que en el concreto de lo cotidianoéstos se vean reflejados. Seguimos pisando tierrasde inequidades y desigualdades a partir del sexo yde la conceptualización que de éste se ha hecho.Situación lamentable que no sólo merma la realidadde las mujeres sino la de los varones también.Se han ganado espacios públicos, espacios departicipación política, escenarios de participaciónen igualdad de condiciones. Se ha pugnado por unavida libre de violencia; se ha promovido la libertadpara elegir para sí. Se ha logrado un reconocimientoy respeto a las capacidades; se ha conseguidola valoración de la persona libre de estereotipos,prejuicios o expectativas relativas al sexo y queson generalmente de tinte cultural, históricos ydinámicos. Además, hoy por hoy, tenemos tambiénderecho a participar en la vida económica y detoma de decisión en lo que a nosotras nos competedesde un reconocimiento a la singularidad.Ésos son sólo algunos de los logros. Entre otros,también hemos conseguido el derecho a decidir porel número de hijos, el derecho a la denuncia antecualesquier tipo de ataque o evento discriminatorio,a expresar nuestras opiniones, a elegir trabajo deacuerdo con nuestras capacidades e intereses,a ser protegidas y atendidas en el terreno de lasalud; entre otros muchos derechos alcanzados.Los podemos consultar y los podemos conocer.Son valiosos para una vida libre, plena y digna. Losderechos de la mujer son un asunto de concienciapersonal y de vida.Sin embargo, pese a todas esas ganancias algosucede. Algunas mujeres aún viven bajo la penumbrade la desprotección absoluta de sus propiosderechos, sea que los desconozcan, sea que nolos ejerzan, sea que no tengan apoyo para exigirloso que ellas no cuenten con las herramientas parapedir los mismos para sus vidas.Qué sucede con nosotras, qué nos falta poraprender, qué nos falta para comprender quesomos dueñas de nuestros cuerpos, de nuestraconciencia, que sólo nos pertenece a nosotras41


Los derechos delas mujeres soneso, DERECHOSque no deberíanpedirse por favor,deberían exigirsey hacerse respetarla capacidad de elegir. Cómo comprender que la estructura social nospropone determinadas formas de ser, pero a nosotras nos toca elegir pornosotras. A qué le tememos cuando deseamos hacernos partícipes denuestra propia historia.Acaso son tan fuertes los estereotipos, los prejuicios y las expectativasque aún nos cuesta trabajo asumirnos como artífices y constructoras denuestra vida. Es verdad que en muchos escenarios no es así –el discursooficial así lo dice–, lo cierto es que en la mayoría de los estratos sociales síseguimos con la amenaza de la discriminación por ser mujeres, resultadode lo que ideológicamente se ha construido en torno a ello. Por poner unejemplo, no es raro escuchar a alguna mujer, que desea ser dueña de sí,plantearse las siguientes preguntas (refiriéndose a su grupo de relación):¿qué dirán cuando yo sea quien desee decidir por mí?, ¿me dirán egoísta,narcisista, que poco me importan los otros?, ¿qué dirán cuando les digaque el ser ama de casa es relativo a mis intereses?, ¿qué dirán si meorganizo y trabajo, crío a mis hijos, le doy su espacio a mi marido, escribo,me preparo, soy profesional competente y atiendo a mis amistades?,¿pondrán en tela de juicio mis capacidades por ser múltiples, diversas yno todas de acuerdo con lo que me corresponde por ser mujer?, ¿diránque hago mal todo, que no se puede con tanto, que sacrifico tiempo“efectivo familiar”?, ¿y si les digo que la familia no es todo en la vida?,¿qué me expresarán?, ¿que soy mala siendo madre, que descuido a mimarido? Al final del día, con todo ello, ¿quiero, deseo seguir siendo quiensoy?, pregunta válida dadas las condiciones del ser mujer.Por qué muchas mujeres seguimos en dilemas de éstas característicaslanzándonos a veces al terreno de las culpas por incumplimiento “óptimodel quehacer propio del sexo femenino”.Los derechos de las mujeres son eso, DERECHOS que no deberían pedirsepor favor, deberían exigirse y hacerse respetar.Debemos hacer conciencia de nosotras, preocuparnos por conocernos, porconocer nuestra sociedad, por reconocernos personas con necesidadese inquietudes y que nuestras sociedades han decretado que podemos ser42


quienes deseemos en una sociedad que debería serabierta, incluyente y respetuosa de cada persona,independientemente de su sexo y condición.Hagamos quehacer permanente de la promociónde la conciencia, del darse cuenta, de hacernosdueñas de nuestra vida para poder disfrutar de loque tenemos enfrente y exigir que en los diferentesámbitos, como el político, el económico, el cultural,tengamos una participación activa. Que no esnuestro espacio solamente lo doméstico. Que, sibien es cierto que el discurso social sí dice algodistinto a la discriminación, en lo privado, en loconcreto, en muchos estratos y escenarios se siguemanejando el que las mujeres son quienes se debenhacer cargo de la casa y de los hijos.De manera lastimosa la sociedad aún no considerala libertad de las mujeres como parte de laideología. Es lamentable porque también tenemoscapacidades y potencialidades que todavía no sonreconocidas abiertamente y que los prejuicios quecirculan nos limitan en muchos sentidos.Sólo me resta decir que en una sociedad dondela mujer no tiene una participación igualitaria y enequidad, el varón tampoco. Somos ambos sexoslos lesionados en un mundo lleno de inequidadesy desigualdades. A ambas partes nos siguenmutilando. Aunque se pudiera decir que lo anteriores cosa del pasado, basta mirar con sensatez paradarse cuenta de que es presente.Si no tenemosconciencia denuestro valorcomo personas,jamás podremosexigir losderechos quepor ley noscorrespondenSomos seres humanos, mujeres y varones,deberíamos ser libres, disfrutar de nuestrashabilidades, capacidades y recursos personalessin distinción, sin crítica y siempre pensando enla vivencia de las personas de manera íntegra.Deberíamos pensar en sociedades libres deataduras dadas por modelos establecidos de sermujeres o varones. Deberíamos construir para cadaquien lo que desea de sí mismo o sí misma sin mayorproblema y vivir en libertad y con responsabilidaden una sociedad que se crezca a partir de seresintegrales, éticos y libres.Si no tenemos conciencia de nuestro valor comopersonas, jamás podremos exigir los derechos quepor ley nos corresponden.43


Balance de laCOP 16-Cancún:análisis de acuerdos,logros y temaspendientes para// RAÚL E. ARRIAGA BECERRAConsultor ambientalrarriaga@gdtambiental.comDel 29 de noviembre al 10 de diciembre del añopasado, se llevó a cabo en la ciudad de Cancún,Quintana Roo, la XVI Conferencia de las Partes (COPpor su nombre en Inglés) referente a la ConvenciónMarco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático,evento con el que toda la sociedad mexicana fueabrumada mediáticamente por meses acerca de suimportancia y del relevante papel que México tenía enla misma por su carácter de anfitrión.45


Antes de comentar los logros y retos derivadosde los acuerdos asumidos en la COP 16, espertinente tener el contexto de ésta y lo que habíasucedido en las 15 anteriores. Evidentemente, laCOP 15 celebrada en la ciudad de Copenhague,Dinamarca, en diciembre de 2009, había estadorodeada de muchas expectativas. Mediáticamentese promocionó como “el evento de la soluciónmundial al cambio climático”, desafortunadamenteno se llegó a ningún acuerdo sustantivo y la granexpectativa se convirtió en la gran decepción, quefue el fantasma que rondó por el mundo todo el 2010y con más intensidad por los pasillos y sesiones dela COP 16 en Cancún.El recorrido de la Convención Marco de CambioClimático (CMCC) ha sido así, largo y tortuoso.Cuando adoptaron la Convención, los gobiernos delos países firmantes sabían que sus compromisosno serían suficientes para abordar en serio losproblemas del cambio climático. En la COP 1 (Berlín,marzo/abril de 1995), en una decisión conocida conel nombre de Mandato de Berlín, las partes pusieronen marcha una nueva ronda de conversaciones paradecidir la adopción de compromisos más firmes ymás detallados para los países industrializados.Después de dos años y medio de negociacionesintensas se adoptó el Protocolo de Kioto en la COP3 de Kioto (Japón), el 11 de diciembre de 1997.El Protocolo de Kioto establece como objetivofundamental reducir las emisiones de seis gasesque causan el calentamiento global: dióxido decarbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso(N2O), además de tres gases industriales fluorados:hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC)y hexafluoruro de azufre (SF6), en un porcentajeaproximado de al menos 5%, de 2008 a 2012, encomparación con las emisiones de 1990.El Protocolo deKioto establececomo objetivofundamental reducirlas emisiones de seisgases que causanel calentamientoglobal46


No obstante, debido a la complejidad de lasnegociaciones quedaron “pendientes” unconsiderable número de cuestiones incluso despuésde la adopción del Protocolo de Kioto. En éste seesbozaban los rasgos básicos de sus “mecanismos”y el sistema de cumplimiento, por ejemplo, pero nose especificaban las transcendentales normas queregulaban su funcionamiento. Aunque 84 paísesfirmaron el Protocolo, lo que significaba que teníanintención de ratificarlo, muchos se resistían a darese paso y hacer que el Protocolo entrara en vigor,antes de tener una idea clara sobre las normasdel tratado. Por ello, se inició una nueva rondade negociaciones para especificar las normasconcretas del Protocolo de Kioto, que se organizó enparalelo con las negociaciones sobre las cuestionespendientes en el marco de la convención. Estaronda culminó finalmente en la COP 7 con laadopción de los Acuerdos de Marrakech, en los quese establecían normas detalladas para la aplicacióndel Protocolo de Kioto. Los acuerdos de Marrakechadoptaron también algunas medidas importantespara la aplicación de la Convención.Desde la COP 7 hasta la COP 13 la discusión delas partes se centró en los detalles del Protocolo deKioto y los mecanismos y compromisos que deberíanser asumidos por las partes, principalmente por lospaíses industrializados; sin embargo, los avancesse fueron presentando de manera diferencial entrelas partes para que en el año 2007 en la COP 13celebrada en Bali (Indonesia), se acuerde el Plande Bali, que establece la revisión del Protocolode Kioto y de las acciones dentro de la CMCC,ofreciendo con ello una oportunidad para avanzaren los compromisos de las partes, definir con mayorprecisión los compromisos y metas a alcanzarrespecto de los compromisos establecidos en elProtocolo de Kioto al estar cercana la fecha de suvencimiento.Durante 2008, las partes desarrollaron unaintensa labor de análisis, diseño, negociación yacuerdos para determinar y afinar los mecanismosde mitigación, adaptación, tecnología yfinanciamiento, además de avanzar en la llamada“Vision Compartida”. Estos acuerdos y actividadeshicieron que el ambiente rumbo a la COP 15 sellenara de muchas expectativas sobre las que ya seha comentado y que quedaron en eso debido a lasposturas de algunas delegaciones en el momentode la toma de acuerdos y compromisos.47


DAVID TENA REIFFPeriodistadtrjack@hotmail.com“Los realizadores de obras documentales tienenhoy tal vez el papel que tuvieron los grandesescritores naturalistas como Emile Zola en elsiglo XIX”-Thierry Garrel-Director y productor de documentales de arte.49


Nacimiento y marco conceptualSegún cuenta la historia fue un cigarro. Un cigarro el que quemóel primer material fílmico de Robert Flaherty (1884-1951) poraquel entonces un ingeniero de minas estadounidense destinadoa explorar la riqueza mineral de la bahía de Hudson en Canadá,y que empezó a filmar las peculiaridades de la vida ártica deuna comunidad inuit de la región. Tras tres años investigandoy recopilando imágenes en movimiento el accidente le obligó avolver al inicio de las grabaciones, pero retomándolas esta vezcon un planteamiento diferente y más ambicioso: buscaba unaestructura narrativa propia del cine de ficción y unos personajessobre los que pudiera descansar toda la trama del filme, enotras palabras, introdujo una serie de elementos que puedenconsiderarse como las características fundacionales del génerodocumental contemporáneo o documental de creación.Según la definición más aceptada, se consideran como talesaquellas obras con un planteamiento y punto de vista singular porparte del autor, que construye de esta forma un relato audiovisualbasado en la experiencia de lo real y que le confiere la garantíade género cinematográfico, diferenciándose del reportaje ydel documental clásico televisivo por su estética y producciónmás artística. El resultado fue Nanook el esquimal (1920), filmeconsiderado para muchos la ópera prima de máxima referenciaen cuanto a este género y que no estuvo exento de polémicadebido al carácter “manipulado” de su producción. En él, RobertFlaherty utilizó primeros planos, contraplanos, panorámicas ytodo un abanico de técnicas narrativas y dramáticas prestadasdel cine de ficción, con lo que consiguió magistralmente que unahistoria real y el impacto emocional fueran unidos de la mano.50


Hoy en día toda la tecnología tiende a lodigital, lo que implica que los procesosde grabación son menos costosos, másespontáneos, donde cualquiera puedetener acceso a un equipo de grabaciónbásicoAuge y expansión: los últimos 20 añosCon la industrialización comercial del cine de ficción y elnacimiento de los noticiarios informativos alrededor de 1910,el tratamiento de la realidad pasó a formar parte del nichotelevisivo, lo que confinó al documental cinematográfico deautor prácticamente a la marginación. Por supuesto, el cinedocumental siempre ha existido, aunque quizás muchosexpertos coincidirían que con Bowling for Columbine (MichaelMoore, 2002) el género dio un salto comercial sin precedentes,dejando de ser el segundo plato para la industria cinematográficay televisiva, y consiguió de esta manera una mayor exhibición enlas salas comerciales y un público fiel e interesado por este tipode producciones.Según Patricio Guzmán, reconocido documentalista chileno, eldocumental es el género cinematográfico y televisivo que másse ha desarrollado en Europa durante los últimos 10 años. Hastacierto punto esto también es aplicable a Latinoamérica, pero enmenor medida ya que en Europa, (sobre todo en países comoFrancia, Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza, Inglaterra y Españaen menor proporción) se ha apoyado la creación y la produccióndel género documental mediante la difusión y la coproducciónen importantes canales de televisión como France-3, arte,Canal+, Sat3 y la eminente expansión de los canales temáticos.Esto produjo que se llenara la parrilla televisiva de interminableshoras de retransmisión. Sólo en 1992 se estima que hubo unaproducción estimada de 3 mil documentales en toda Europa.Tampoco hay que olvidar que, con los avances tecnológicosacontecidos en el sector en el último cuarto de siglo, laproducción de documentales se ha democratizado: hoy en díatoda la tecnología tiende a lo digital, lo que implica que losprocesos de grabación son menos costosos, más espontáneos,donde cualquiera puede tener acceso a un equipo de grabaciónbásico. Digamos que se han derribado las barreras queconvertían al género en algo arriesgado y poco práctico debidoa que muchas veces el guión, la historia en sí misma, o el plande rodaje no es tan preciso, ordenado en el tiempo y estudiadocomo en el cine de ficción.51


Tradición en México y situación actual:la nueva escuelaSi analizamos la situación actual del documentalen México probablemente se podría resumirel asunto haciendo alusión a la alegoría de labotella medio llena o medio vacía. El panoramacinematográfico ha cambiado mucho y, a travésde este último siglo, han existido distintas épocasdonde la presencia del documental tanto en lassalas como en los festivales nacionales y otrosmedios de exhibición alternativos (destacable lainiciativa Ambulante por parte de Diego Luna yGael García Bernal), a pesar de ser escasa, haido in crescendo.Es a partir de 1970, especialmente, cuandose produjeron notables documentos fílmicos,basados sobre todo en la transición y elchoque de comunidades tradicionales con laurbanización y los efectos de la modernizacióndel país. La filmografía de Nicolás Echevarríacon María Sabina, mujer espíritu (1978) o Judea(1973) como sus obras más notables, o Los queviven donde sopla el viento suave (1973), deFelipe Cazals, fueron la primera piedra seria quese puso para la apuesta de un cine documentalpatrio de calidad.En los años y décadas venideras, especialmenteen la década de los 90, una gran cantidad detítulos aportaron luz al género, sobre todo con elsobresaliente legado de Juan Carlos Rulfo conel cortometraje El abuelo Cheno y otras historias(1994), el largometraje ganador de cuatro arielesDel olvido al no me acuerdo (2000) o su obracumbre más reciente En el hoyo (2006), que levalió el premio al mejor documental en el Festivalde Cine de Sundance. A partir de aquí hanproliferado una gran cantidad de autores confilmes como Intimidades de Shakespeare y VíctorHugo (2008), de Yulene Olaizola; Trazando Aleida(2009), de Christiane Burkhard y Lucía Gajá conMi vida dentro (2009); Los herederos (2008),de Eugenio Polgovsky; La canción del pulque(2003), de Everardo González; el mismo DiegoLuna con su apuesta personal por la historia delfamoso boxeador J. C. Chávez (2007) o el jovenJosé Manuel Craviotto con Los últimos héroesde la península (2008). Por supuesto se nosolvidan algunos autores o piezas importantes,pero simplemente se quería reflejar hacia dóndeva la tendencia que, sin duda, es hacia unamayor producción, una mayor diversidad detemáticas y a un producto con calidad capaz decompetir internacionalmente en los certámenesmás prestigiosos del mundo. En este sentido,muchos son los que ven la botella medio llena.El principal problema, sin embargo, y con ello lavisión de que la botella aun está a medio llenar, loconforma la distribución y la exhibición, eternosdolores de cabeza también para muchas cintasde ficción nacionales. A pesar de que algunosfilmes se estrenan comercialmente en lasprincipales salas de cine del país, con algunasexcepciones como Fraude: México 2006, deLuis Mandoki (2006), que fue todo un fenómenopolítico, apenas se mantienen en cartelera unassemanas con lo que no alcanzan los nivelesde rentabilidad deseados. Otros directamenteno lo consiguen y quedan relegados al circuitofestivalero y a las instituciones culturalescomo la Cineteca Nacional o las muestras enuniversidades.Sin duda, se trata de la época dorada deldocumental de creación mexicano, nunca sehabían producido tantas obras cinematográficasy con tanta calidad y criterio. Parece ser que lasobras de Juan Rulfo y Nicolás Echevarría hancreado una auténtica escuela de jóvenes autoresque luchan contra toda marea para contar sushistorias, y donde las televisiones, el público yla industria tienen la última palabra y el reto parasu supervivencia y expansión. Que no se baje eltelón porque la realidad seguirá siempre ahí paraser filmada.52


WORLD MUSICY MAINSTREAM:UNA PERSPECTIVA DESDE DIFERENTES MÚSICAS// PAVEL LAUREL GARDEAZÁBALLicenciado en Antropología Social,Universidad Autónoma del Estado de México54


World music esaquella expresiónque incorporael folclor ylos elementoscaracterísticosde las sociedadestradicionalesWorld music es aquella expresión que incorporael folclor y los elementos característicos delas sociedades tradicionales o, mejor dicho, deaquellas culturas que hasta hace no mucho tiempoeran consideradas como extrañas o exóticas paralos oídos de las personas, pero que, precisamentegracias a la globalización, dichas músicas localesse han abierto a los demás oídos de los pueblosdel mundo. Actualmente con internet podemosconocer, reconocer y desconocer, tanto como seaposible, dependiendo por supuesto de nuestroscontextos, intereses e inquietudes. Pero si algoes seguro, es que necesitamos identificarnoscon lo que concretamente se trata de sonidoscoherentemente ordenados en el tiempo.Es obvio pensar que así como existen diferentesestilos y tipos de música, de igual maneraexisten diferentes tipos de músicos, porque susmotivaciones e interpretaciones, sus contextosy realidades, convergen como variables enuna ecuación y el resultado es la música queescuchamos, así como la que no.Pero pensar en la música a veces conlleva aaquellos sonidos con los que nos identificamosde una u otra forma, melodías y ritmos que vande la mano con nuestros gustos y disgustos, connuestras creencias y preferencias, con el lugar enel que vivimos y crecimos, con nuestros estados deánimo, con nuestras costumbres y labores, es decircon nuestra propia cultura.55


La música mainstream, seencarga de darnos a probar modasy tendencias musicales, queescucha la mayoría, e insertarlasen nuestra vida cotidianaLa música está asociada a actividades colectivas,contribuyendo a la vida social de un grupo y, primeroy antes que nada, a la danza. Trátese desde bailestribales en algún pueblo del Amazonas, danzas decarácter religioso para los derviches de Medio Oriente,hasta raves en bodegas industriales, y bailes popularesy “sonideros” en los municipios de la RepúblicaMexicana.Cabe mencionar que para otros la música como tal noestá del todo presente en sus vidas, pero precisamentela antipatía y la aversión hacia algo que conocemostambién forman parte de nuestra identidad.La música mainstream se encarga de darnos a probarmodas y tendencias musicales, que escucha lamayoría, e insertarlas en nuestra vida cotidiana con elobjetivo de lograr que nos identifiquemos con ellas. Yaen la década de los 70 hubo un importante despeguemusical en el que el rock (principal protagonista) fueimpulsado por la ferviente contracultura que permeabala realidad de un momento histórico aparentemente,hasta ahora, irrepetible.No estoy sugiriendo que a la fecha no existan nuevosgéneros musicales ni mucho menos, al contrario,precisamente con la masificación en el uso de internetlas culturas han sufrido un proceso de hibridación y defusión, se han expandido por el planeta globalizandosus propuestas musicales. Pero si algo es cierto,es que la música “comercial” ha arrasado en ciertamanera con lo que ha quedado de las expresionesnacionales, folclóricas, aunque, por otro lado, lamúsica del mundo o world music, ha puesto en telade juicio el argumento que plantea la desaparición delas culturas tradicionales por la mundialización. ¿Cuálserá el rumbo entonces? Se cree que la mundializaciónavanzará con el mismo rumbo que en el último par dedécadas. Entonces la pregunta se queda abierta, ¿setrata de un mundo en desaparición o de un mundo enapertura?56

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!