La gripe A y los pueblos indígenas - Survival International

assets.survivalinternational.org

La gripe A y los pueblos indígenas - Survival International

La gripe A ylos pueblosindígenasUn informe de Survival International


INTRODUCCIÓNHASTA LA FECHA, SE SABE QUE CIENTOS DEMILES DE PERSONAS DE TODO EL MUNDO HANCONTRAÍDO LA GRIPE A Y QUE MÁS DE CUATRO MILAPROXIMADAMENTE HAN MUERTO POR SU CAUSA. 2LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) HADECLARADO UNA PANDEMIA MUNDIAL DE GRIPE.LOS PUEBLOS INDÍGENAS SON ESPECIALMENTEVULNERABLES A LA GRIPE A. LOS INDÍGENASQUE ESTÁN AISLADOS O QUE NUNCA HANTENIDO CONTACTO CON FORÁNEOS CARECEN DEINMUNIDAD PARA LUCHAR CONTRA ENFERMEDADESQUE VIENEN DE FUERA, Y LOS QUE SÍ HANMANTENIDO CONTACTOS REGULARES CONFORÁNEOS A MENUDO PADECEN PROBLEMAS DESALUD LATENTES QUE INCREMENTAN EL RIESGOANTE EL VIRUS. LA OMS DESTACA A LOS PUEBLOSINDÍGENAS ENTRE CIERTOS SUBGRUPOS QUEPRESENTARÍAN RIESGO DE HOSPITALIZACIÓN YMUERTE A CAUSA DEL VIRUS, Y AÑADE QUE LOSESTUDIOS HAN MOSTRADO QUE EL RIESGO ES“CUATRO O CINCO VECES MÁS ELEVADO QUE“Me temo que esta enfermedadproducirá más muertes entre laspoblaciones indígenas. El factorsubyacente es que los indígenasson susceptibles al contagio porquetienen poca inmunidad, suelen estardesnutridos y con frecuencia tienenenfermedades previas.Catedrático Michael Gracey,Curtin Unity, Australia 1’’PARA EL RESTO DE LA POBLACIÓN”. 3EXPERTOS EN SALUD DE TODO EL MUNDO HANMOSTRADO SU PREOCUPACIÓN POR EL IMPACTODE LA GRIPE A EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS,Y POR ELLO HAN PEDIDO A LOS GOBIERNOS QUETOMEN PRECAUCIONES ESPECIALES PARA LASPOBLACIONES INDÍGENAS DE SUS PAÍSES.ESTE INFORME ESTUDIA DE CERCA EL MODOEN QUE LA GRIPE A HA AFECTADO A LASCOMUNIDADES INDÍGENAS HASTA EL MOMENTOY EL IMPACTO POTENCIAL QUE PODRÍA TENEREN LA SALUD DE LOS PUEBLOS MÁSVULNERABLES DEL PLANETA.1


SOBRE LA GRIPE ALa gripe A es una enfermedad propia de loscerdos. Aunque suelen surgir brotes de formaregular y normalmente no afecta a las personas,esta cepa viral concreta (H1N1) ha mutado yha posibilitado el contagio a humanosy que se transmita de unas personas a otras.Es una gripe muy contagiosa que se propagacasi del mismo modo que la gripe normal. Elvirus puede sobrevivir en superficies duras hasta24 horas y unos 20 minutos en superficies blandas,lo cual facilita su transmisión de una persona a otra.Aunque cualquiera es susceptible de contraerel virus, las personas que tienen mayor riesgo depadecer complicaciones son aquellas que tienenproblemas crónicos de salud, ya sean respiratorios,de corazón, renales o hepáticos. 4Cientos de miles de personas de todo elmundo la han contraído, y más de cuatro milaproximadamente han muerto a consecuencia.La mayoría de las muertes se han producidoentre personas que tenían problemas crónicosde salud previos.LAS DESIGUALDADES SANITARIASLos pueblos indígenas están en una situación demayor riesgo ante la gripe A debido a que muchosde ellos viven en la pobreza, incluso en paísesricos, y padecen graves problemas de saludlatentes. Enfermedades crónicas como la diabetesy los problemas cardíacos y respiratorios suelentener una incidencia más elevada entre lascomunidades indígenas, lo que les coloca en unasituación de mayor riesgo de sufrir complicacionessi contraen el virus. Según la revista médica TheLancet “los indígenas registran tasas de infecciónmucho más elevadas que las poblaciones noindígenas, y dichas infecciones tienden a sermás graves o con mayor frecuencia letales”. 6Esta disparidad procede de las políticas decolonización y asimilación que han desplazadoa los pueblos indígenas de sus tierras y leshan obligado a abandonar sus modos de vidatradicionales. Los cambios en la dieta, en la“Lamentablemente espredecible y no es necesariorecurrir a explicaciones biológicascomplicadas. Muestra claramenteel bien conocido y triste hecho deque las comunidades indígenasestán en situación de riesgo debidoa todo tipo de razones.’’Dr Andrew Pesce, Presidente de la AustralianMedical Association (Asociación Médica Australiana). 52


CANADÁLos indígenas canadienses tienen una salud muchopeor que la de sus compatriotas no indígenas.Tienen tasas elevadas de enfermedades crónicascomo la obesidad, la diabetes, las enfermedadescardiovasculares y el alcoholismo, y una esperanzade vida, para hombres y mujeres respectivamente,de 7,4 y 5,2 años menor que para el resto decanadienses. 11El Gobierno canadiense ha descrito una “epidemiacreciente” de diabetes tipo 2 entre las comunidadesde las Primeras Naciones, donde los indígenastendrían un 420% más de posibilidades de morira causa de esta enfermedad que sus compatriotasno indígenas. 12 La obesidad también es otro de losproblemas principales, con un 30% de mujeres inuitdiagnosticadas como clínicamente obesas. 13Gripe ALa población indígena de Canadá se ha visto muyafectada por la gripe A. Esta situación ha llevadoa los líderes indígenas a declarar el estado deemergencia en respuesta a las elevadas tasasde infección entre los pueblos de las PrimerasNaciones de Canadá. El Primer Ministro del país,Stephen Harper, ha expresado así su preocupación:“Obviamente estamos muy preocupados por elH1N1 en general y, en particular, por la altaincidencia que hemos observado en lascomunidades aborígenes, en concreto enManitoba”. 14Las comunidades de las Primeras Naciones dela provincia de Manitoba se han visto gravementeafectadas por la pandemia. Mientras que la tasade infección por gripe A entre la población generales del 24 por 100.000, en las Primeras Nacionesde Manitoba se han registrado cifras del 130 por100.000 y constituyen la mayoría de los que estánen cuidados intensivos en la provincia. 15Las clínicas de la Primera Nación Cree de SplitLake, a unos 120 km al norte de Winnipeg, sehan visto abrumadas y la escuela tuvo que cerrardebido al elevado número de niños que habíacontraído la enfermedad. Mike Moose, directormédico de la comunidad, declaró a CBC Newsque la comunidad no había recibido recursos y,simplemente, no estaba preparada para enfrentarseal virus. 16Se ha culpado al hacinamiento de la expansióndel virus entre las comunidades indígenas. GlenSanderson, un analista político de las comunidadesnorteñas de las Primeras Naciones de Manitoba,ha descrito las reservas como un “terreno fértil parala expansión del virus”, y ha añadido que “cuandoen una casa viven once personas, todos se vana contagiar”. 17No es algo nuevo que la población indígena deCanadá se haya visto desproporcionadamenteafectada por la reciente cepa de gripe A. Estadisparidad ya se había observado en epidemias degripe previas como la de la gripe española de 1918que asoló a varias comunidades indígenas. En lacomunidad de Cris, en Manitoba, el 20% de sushabitantes murieron en un período de seis semanas. 18Ethan Rubinstein, profesor de enfermedadesinfecciosas en la Universidad de Manitoba, hasugerido que la actual pandemia de gripe A seguiráel mismo patrón que la gripe española de 1918,aunque no cree que vaya a darse el mismo númerode muertes. 19La respuesta del GobiernoEn respuesta a la irrupción del virus, la Asambleade Jefes de Manitoba ha pedido a las empresasque hagan donaciones para recolectar los 1,5millones de dólares necesarios para comprarbotiquines médicos para las comunidades de lasPrimeras Naciones de la provincia. El Gran JefeRon Evans declaró a la prensa canadiense que lascomunidades de las Primeras Naciones no podíanesperar “a ver lo que iba a hacer el GobiernoFederal”. 20El Gobierno de Manitoba ha destinado a unasesor sanitario especial para que trabaje con lascomunidades de las Primeras Naciones. A pesar deello, el Gobierno Federal ha recibido muchas críticaspor el modo en que ha gestionado la epidemia entrela población indígena; en concreto, por su fracaso ala hora de enviar el tan necesario material sanitarioa las comunidades vulnerables.La Asamblea de Jefes de Manitoba criticó duramenteal departamento de salud de Canadá por retrasar el4


AUSTRALIAenvío de productos antibacterianos (productospara lavarse las manos sin necesidad de agua)a las comunidades más remotas de las PrimerasNaciones. A pesar de que muchas de las casasen las reservas de Manitoba no tienen accesoa agua limpia con la que lavarse las manos, eldepartamento tardó dos semanas en decidir simandaban o no dichos productos. Temían quelos habitantes de las reservas, entre los quehay elevados niveles de alcoholismo, intentaranbeberse el alcohol que estos productos contienen.La Asamblea de Jefes de Manitoba declaró quealgunas comunidades tuvieron que esperar casiun mes hasta que recibieron los productosdesinfectantes que necesitaban para prevenirla gripe A. La Dra. Kim Barker, que trabaja parala Asamblea, se dice que declaró: “Hemosescuchado que…llevaban días discutiendo lospros y los contras de un desinfectante de manossin alcohol frente a uno con alcohol debido a queestaban preocupados por las adicciones en lascomunidades. Fue absolutamente vergonzoso”. 21Al igual que los indígenas canadienses, losaborígenes de toda Australia suelen registrar,en general, unas condiciones de salud másprecarias que sus compatriotas no indígenas.De media, su esperanza de vida es entre 15 y 20años menor que la media nacional y tienen 22 vecesmás posibilidades de morir de diabetes, 8 vecesmás por enfermedades cardiovasculares, 8 porenfermedades pulmonares y 6 veces más porapoplejía que la media nacional. 23Un factor principal para explicar estas diferenciases la pobreza. Los ingresos medios de la poblaciónaborigen llegan sólo al 62% de los de la poblaciónno indígena. 24 Los aborígenes ocupan infraviviendas,tienen muy poco acceso a distintos tipos derecursos, como los sanitarios, y sufren unacombinación letal de pérdida del conocimientotradicional y falta de educación. Esta situación depobreza ha dado lugar al aumento de una multitudde enfermedades crónicas que les dejan en unasituación de especial vulnerabilidad ante lapandemia de gripe A.En la comunidad Garden Hill de las PrimerasNaciones, el retraso del Gobierno llevó al JefeDavid Harper a sacar 15.000 dólares del fondo dela comunidad destinado a educación para comprarmaterial médico en respuesta a un brote de gripe Aen la reserva. Después de esperar durante semanasa que llegase la ayuda del Gobierno, Harper empleóel dinero que iba a utilizarse para comprarordenadores a los estudiantes en adquirirmascarillas y productos desinfectantes para lasmanos. Una semana después de haberse gastadoel dinero el Gobierno envió 2.500 unidades delproducto desinfectante. 22La esperanza de vida de los aborígenesaustralianos es entre 15 y 20 años menorque la del resto de australianos.5


Gripe AMientras escribimos este informe, decenas de milesde personas en Australia han contraído la gripe A.Sin embargo, parece que la población indígena delpaís ha sido el grupo más afectado, ya que suponecasi 1 de cada 10 muertes a pesar de constituirsólo el 2% de toda la población australiana.De hecho, la primera muerte en el país a causa delvirus fue la de un hombre aborigen de 26 años dela comunidad de Kirrikurra, en el oeste de Australia.Se sabe que padecía varias enfermedades gravesantes de contraer la gripe A.Esta gripe ha afectado a habitantes de lacomunidad aborigen más grande de todo el país:Palm Island, al norte de Queensland. La víctimamás reciente fue una mujer joven embarazada queperdió a su bebé al contraer el virus y que no fueatendida a pesar de encontrarse en condicionescríticas.La expansión del virus se achaca a las condicionesde pobreza ya que los habitantes se enfrentana un hacinamiento que propicia el aumento deproblemas crónicos de salud y la malnutrición.La profesora universitaria asociada GracelynSmallwood, que ha trabajado en atención médicaa indígenas durante más de 40 años, declaró alperiódico The Australian: “Si hay una poblaciónde 3.000 personas que sólo tienen 300 casas,esto hace vulnerables a estas personas … nohace falta ser Einstein para darse cuenta”. 25La gripe A también se ha extendido por lascomunidades aborígenes de los Territoriosdel Norte. Mientras escribimos este informe,la mitad de los 78 casos de infectados se handado en indígenas, y 2 de los 3 muertos de la zonaeran aborígenes. Quizá no sea una coincidenciaque entre las comunidades aborígenes del Territoriodel Norte, según una encuesta realizada, sóloun 13% de las familias asentadas tenían aguacorriente, sistema de saneamiento y basurase instalaciones para cocinar y limpiar. 26australiano ha prometido vacunas gratuitas paralos aborígenes, así como para otros grupos de“alto riesgo” como las mujeres embarazadas ylos enfermos crónicos.En respuesta al brote de gripe A en Palm Island,se ha habilitado una clínica especial y se hanenviado medicamentos antivirales. No obstante, losancianos de la comunidad han criticado al Gobiernopor el modo en que ha gestionado la epidemia, yaque sostienen que los consejos gubernamentalesno han llegado a sus comunidades.En unas declaraciones al New York Times elalcalde de Palm Island, Alf Lacey, ha hablado delfracaso del Gobierno australiano a la hora de tomaren consideración las necesidades de la poblaciónaborigen del país: “Hay muchas barreras entérminos culturales, y en especial la gente quetrabaja en las comunidades aborígenes debe estarmuy atenta a estas barreras. Colgar un cartel en lapared no va a ayudar mucho si trabajas con genteque no sabe leer”. 27¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?Las experiencias canadiense y australianamuestran que los pueblos indígenas son másvulnerables a la gripe A que sus compatriotasno indígenas y envían señales claras a otrospaíses para que tomen medidas especialespara sus poblaciones indígenas.El catedrático de Salud Aborígen MichaelGracey, de la Curtin University ha mostradosu preocupación por lo que la experienciacanadiense y australiana podría significarpara los pueblos indígenas en los países envías de desarrollo. “En estos países [en víasde desarrollo] vive mucha población indígenay no tienen ni la infraestructura sanitaria pública,ni los programas de prevención, ni la capacidadde enfrentarse a las pandemias que sí tienenCanadá, Australia y Estados Unidos”. 28La respuesta del GobiernoEn atención a esta preocupación por lavulnerabilidad ante la gripe A, el Gobierno6


PUEBLOS AISLADOS Y RECIENTEMENTE CONTACTADOSQuizás el mayor motivo de preocupación seanlos pueblos indígenas aislados, aquellos conun contacto escaso o no regular con laspoblaciones no indígenas y aquellos que hansido recientemente contactados por foráneos.Estos pueblos no tienen inmunidad ante lasenfermedades que proceden del exterior (inclusoel resfriado común puede ser mortal para lospueblos indígenas que nunca habían estadoexpuestos a él), lo cual les hace extremadamentevulnerables a una pandemia de gripe A.La enfermedad ya ha alcanzado la Amazoniaperuana, donde siete miembros del pueblomatsigenka han dado positivo al virus. Aunquetodos ya se han recuperado, ha aumentado eltemor a un contagio entre pueblos vecinos nocontactados que no tienen inmunidad frentea la enfermedades foráneas.““Los pueblos indígenas aislados notienen inmunidad ante las enfermedadesinfecciosas que circulan por nuestrasociedad industrial, y van a serespecialmente vulnerables a la gripe A.Podría ser devastador, podrían infectarsecomunidades enteras simultáneamentey no quedaría nadie para cuidar de losenfermos, traer comida o cocinarla.Dr Stafford Lightman, catedrático de medicina,Universidad de Bristol. 29’’En Brasil, la Conferencia sobre Educación Indígena,previsto para el 21 de septiembre fue canceladoante el riesgo de gripe A. 30 Hay noticias deindígenas brasileños que huyen por el curso de losríos hasta adentrase en la selva para escapar alcontacto con foráneos que podrían ser portadoresdel virus. 31Este miedo está justificado. La Historia nos haenseñado cómo comunidades enteras puedenser exterminadas a causa de la introducción deenfermedades. Por ejemplo, entre 1967 y 1975,fallecieron a causa del sarampión todos losmiembros de una comunidad yanomami enRoraima, Brasil. Otras comunidades de la zonapadecieron un dramático descenso de hasta el70% de su población debido a enfermedadesque les contagiaron los obreros que estabanconstruyendo carreteras. 32Siete indígenas matsigenka ya han tenido la gripe A.7


Viajes y turismoLos pueblos indígenas aislados llevan tiemposiendo una atracción para los turistas que quierenverles. Se han construido complejos turísticos enzonas cercanas a donde viven indígenas aisladose incluso se ofertan expediciones de “primercontacto” que, supuestamente, prometena los turistas la oportunidad de contactar conpueblos indígenas aún no contactados. Inclusoen las mejores condiciones, este tipo de turismopuede provocar un desastre entre estos pueblosporque sin ser conscientes se les expone aenfermedades previamente desconocidas paraellos. Pero en una situación de pandemia mundialeste tipo de aventuras suponen una preocupaciónaún mayor.Los viajes internacionales juegan un papelfundamental en la expansión de la gripe A yde otras enfermedades infecciosas. Un estudiodirigido por el Dr. Kamran Khan, especialistaen enfermedades infecciosas, predijo con granprecisión la expansión del virus mediante elseguimiento de los destinos de los pasajerosque salían de México. Sus resultados mostraronuna conexión clara entre el destino internacionalde los pasajeros aéreos y la expansión del viruspor todo el mundo. 33La investigación ha mostrado que los pasajerosaéreos padecen resfriados con una frecuenciamás alta de lo normal la semana siguiente de habervolado, y los resultados muestran que una mediade un 20% de los pasajeros desarrollan estasinfecciones después de los vuelos. 34 Los usuariosde vuelos internacionales juegan, por tanto, unpapel clave en la expansión de la gripe A al llevarel virus de país en país. Y aquellos que sedesplazan directamente desde el aeropuerto azonas muy próximas adonde habitan pueblosindígenas aislados se arriesgan a introducir elvirus a algunos de los pueblos más vulnerablesdel mundo.aeropuertos pasaran por un escáner térmico paradescubrir si tenían fiebre, uno de los síntomas clavede la gripe A.Sin embargo, la OMS ha considerado inútil el usode estos escáneres, ya que considera que no sirvenpara reducir la expansión de la gripe A. Tambiénargumenta que imponer restricciones de viaje a lospasajeros tendría un efecto muy leve en reducir laexpansión del virus y, por el contrario, aconsejan alos países que se centren en minimizar el impactode los brotes graves. 35Un pueblo indígena de los Estados Unidos pospusouna celebración muy importante para ellos pormiedo a que los visitantes internacionales pudiesenintroducir la gripe A en la comunidad. El puebloindígena havasupai, cuya comunidad en el GranCañón se inundó el pasado agosto, pospuso lareapertura de la comunidad. Matthew Putesoy,vicepresidente de la comunidad, declaró: “Somosuna comunidad pequeña y aislada. Viene gente detodo el mundo a visitarnos y aunque hemos perdidonuestra economía, no podíamos arriesgarnos”. 36Sin embargo, la mayoría de los pueblos indígenasaislados no están en una posición que les permitacontrolar quién entra en sus tierras. Mientrasla gente sigue viajando a nivel internacional, lagripe A continúa extendiéndose y sigue aumentandoel riesgo de introducir el virus en los pueblosindígenas aislados.Ha habido varios intentos de poner freno a laexpansión de la gripe A a través de los vuelosinternacionales. Algunas compañías aéreas, comoBritish Airways y Virgin Atlantic, han empezado aimpedir que las personas que muestran síntomasdel virus embarquen en los vuelos y también hahabido intentos de que los pasajeros en losMientras la gente sigue viajando a nivelinternacional y la gripe A continúa extendiéndose,también aumenta el riesgo de introducir el virus enlos pueblos indígenas aislados.8


JARAWALos jarawa son nómadas y autosuficientes, y sólohan mantenido contacto con foráneos desde 1998.La mayoría de sus miembros vive en el interior dela selva, aislados del resto de la poblaciónmayoritaria de las islas, lo cual los hacevulnerables a las epidemias. En 1999 muchosjarawa padecieron complicaciones respiratoriastras un brote de sarampión, y se cree que el 50%de la población se contagió de la enfermedad. 37Sin embargo, algunos miembros de los jarawa,sobre todo los más jóvenes, tienen contactocon no indígenas a través de la carretera AndamanTrunk Road que atraviesa el corazón de la reservajarawa. Esta carretera pone en contacto a losjarawa con turistas y colonos que ponen enriesgo de contagiar el virus a este pueblo.Los jarawa también corren el riesgo de contraerla gripe A a causa de los complejos turísticosubicados cerca de su reserva. Por ejemplo,Barefoot, una agencia de viajes que poseecomplejos de este tipo en las Islas Andamán,ha abierto recientemente uno que estápeligrosamente situado cerca de la reserva jarawa.Aunque hay otras infraestructurasque ponen en contacto a los jarawa con losforáneos, como la carretera Andaman Trunk Road,la naturaleza internacional de la clientela deBarefoot aumenta significativamente el riesgode exposición a la gripe A y a otras infeccionespotencialmente mortales. Es muy probable quelos usuarios del complejo turístico hayan viajadorecientemente en vuelos internacionales.Survival está pidiendo a la Administración delas Andamán que tome medidas urgentes paraminimizar el contacto entre los jarawa y losforáneos en este momento. Éstas incluirían cerrarla mencionada carretera y todos los complejosturísticos, así como otras atracciones que esténdentro de los 5 km propuestos como zona deseguridad de la reserva.Jarawas al lado de la carretera AndamanTrunk Road, que atraviesa la tierra de estepueblo indígena.PÉRDIDA DE TIERRASLos pueblos indígenas aislados se enfrentan a lasamenazas de trabajadores petrolíferos, madererosilegales, ganaderos y colonos que invaden sustierras e introducen múltiples enfermedades einfecciones previamente desconocidas para ellos.En Perú, Perenco, una empresa anglofrancesa,tiene un enorme proyecto petrolífero en el nortede la Amazonia del país, en una zona habitada poral menos dos pueblos indígenas no contactados.Se cree que uno de ellos es un subgrupo de loshuaorani y el otro es conocido como pananujuri.Perenco sostiene que la zona no está habitada,pero los gobiernos de Perú y Ecuador,organizaciones indígenas locales y numerososexpertos han reconocido la presencia de indígenasaislados en la zona. A pesar de las abrumadorasevidencias, Perenco proyecta trasladar entre1.400 y 1.680 trabajadores a la zona, lo que conllevael riesgo de introducir enfermedades e infeccionesentre las que se incluye la gripe A.Del mismo modo, en Paraguay, los aisladosayoreo-totobiegosode se enfrentan a las amenazasde especuladores y ganaderos que invaden sustierras en el Chaco, una vasta extensión de bosquefrondoso que abarca parte de Paraguay, Boliviay Argentina. Su territorio está siendo rápidamentetalado por propietarios privados y ricos negociosganaderos.Algunos de los ayoreo salieron de la selva en 1998y 2004, como resultado de la invasión continua desus tierras. Sin embargo, muchos de ellos siguen sin9


haber tenido contacto con el exterior y son muyvulnerables a las enfermedades que introducenlos trabajadores que invaden sus tierras.Survival lleva mucho tiempo pidiendo que sereconozcan y protejan los derechos territorialesde los pueblos aislados. Sin embargo, en tiemposde una pandemia mundial este requerimiento sehace aún más urgente. Cualquier invasión de sutierra podría introducir la gripe A en los indígenasaislados con consecuencias desastrosas.CONCLUSIÓN“Como líderes de una población vulnerableque vive en condiciones propias del TercerMundo, las Primeras Naciones no merecenmenos atención. .’’Asamblea de los Jefes de Manitoba. 38La actual pandemia de gripe A ha afectado a cientosde miles de personas en todo el mundo, pero hagolpeado de forma especialmente dura a laspoblaciones indígenas de Australia y Canadá.Esto ha servido para destacar la disparidad entrelas condiciones sanitarias de los indígenas y las delos no indígenas, una situación a la que no se le haprestado la debida atención a pesar de ser conocidadesde hace tiempo.La amenaza de contagio por gripe A a los pueblosindígenas aislados o recientemente contactadoses real y es motivo de gran preocupación,especialmente debido a que el virus ya ha llegado azonas muy próximas adonde habitan estos pueblos.La introducción del virus en los indígenas aislados,como ocurre con cualquier otra nueva enfermedad,podría tener consecuencias devastadoras.Survival está apremiando a los Gobiernos y a lasautoridades sanitarias de todo el mundo para quetomen precauciones especiales para los pueblosindígenas durante la pandemia de gripe A yen especial:• Garantizar que la información sobre la gripe Aestá disponible para los pueblos indígenas en losformatos y lenguas adecuados.• Alertar a los profesionales sanitarios de que lascomunidades indígenas tienen un riesgo elevadode contraer el virus.• Educar a los trabajadores sanitarios de lascomunidades indígenas sobre la enfermedad, sussíntomas y los modos de minimizar la transmisión.• Proporcionar los suministros necesarios demedicamentos u otro material sanitario con lamayor rapidez posible a las comunidades indígenas.• Tomar todas las medidas necesarias paraproteger a las comunidades indígenas aisladasdel contacto forzoso con el exterior, entre las quese encuentran el cierre de carreteras y complejosturísticos, así como otras operaciones queamenacen su aislamiento.• Expulsar inmediatamente a todos los madererosilegales, trabajadores petrolíferos, ganaderos ycazadores furtivos que se mueven en tierras quepertenezcan a pueblos indígenas aislados o nocontactados.Los Gobiernos necesitan reconocer la vulnerabilidadde los pueblos indígenas ante el virus y debenadoptar medidas especiales para garantizar quelas comunidades indígenas están bien preparadaspara enfrentarse a un brote de la epidemia.10


Pies de página1Vancouver Sun, 3 de julio de 20092http://www.who.int/csr/don/2009_08_28/en/index.html3http://www.who.int/csr/disease/swineflu/notes/h1n1_second_wave_20090828/en/index.html4http://www.nhs.uk/Conditions/Pandemic-flu/Pages/QA.aspx5http://www.nytimes.com/2009/08/16/world/asia/16australia.html6Gracey, M and M. King. 2009. Indigenous health part 1: determinants and disease patterns. The Lancet, vol. 374:687Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.108Gracey, M and M King. 2009. Indigenous health part 1: determinants and disease patterns. The Lancet, vol. 374:729Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.110ONU/Foro Mundial de la Salud, 15 de junio de 2009, Nueva York11Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1112Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1113Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1914http://www2.canada.com/topics/news/story.html?id=173269015http://www2.macleans.ca/2009/07/16/people-at-risk/#more-6959216http://www.cbc.ca/canada/manitoba/story/2009/06/08/mb-influenza-winnipeg.html17http://www.cbc.ca/canada/manitoba/story/2009/06/08/mb-influenza-winnipeg.html18http://www.abs-cbnnews.com/world/07/29/09/canada-natives-fear-swine-flu-spread-coming-months19http://www.abs-cbnnews.com/world/07/29/09/canada-natives-fear-swine-flu-spread-coming-months20http://www.macleans.ca/canada/wire/article.jsp?content=n1970461421http://www.ctv.ca/servlet/ArticleNews/story/CTVNews/20090623/first_nations_/2009062322http://www2.macleans.ca/2009/06/26/the-unseen-costs-of-swine-flu23Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1224Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1225The Australian, 22 de julio de 200926Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.1327http://www.nytimes.com/2009/08/16/world/asia/16australia.html28http://www.vancouversun.com/health/swineflu/Swine+potential+devastate+indigenous+populations+worldwide+medical+journal+reports/1754987/story.html29Correspondencia con Survival International30http://www.agenciabrasil.gov.br31Terra Notícias, 19 de agosto de 200932Survival International, 2008. El progreso puede matar, p.433The Canadian Press, 29 de junio de 200934Hocking and Foster, 2004. Common cold transmission in commercial aircraft: industry and passenger implications. Journal ofEnvironmental Health Research, Vol.3, Issue 135OMS, 7 de mayo de 2009, Alerta y Respuesta Mundiales36http://motherearthjournal.blogspot.com/2009/05/h1n1-flu-spreads-to-over-20-states.html37El Comité Experto en Salud e Higiene 2003 comisionado por el Tribunal Supremo describió la infección del tracto respiratoriocomo una «enfermedad altamente mortal entre los jarawas»38http://www.manitobachiefs.com/index1.html© Survival 2009.Fotos: p2 & 3: madre guaraní e hijo, Brasil © João Ripper/Survival;p5: mujer aborigen, Alice Springs, Australia © Ceanne Jansen/Survival;p7 (arriba): pueblo indígena no contactado, Brasil © Gleison Miranda/FUNAI;(abajo): niños matsigenka, Perú © Survival; p8: comunidad remota Uru EuWau Wau, Brasil © Fiona Watson/Survival; p9: jarawa, Islas Andamán© Salomé/Survival; p10: joven yanomami, Brasil © Victor Englebert/Survival.Survival InternationalC/ Príncipe, 12, 3ºA28012 Madrid (España)T: + 34 91 521 72 83info@survival.eswww.survival.es

More magazines by this user
Similar magazines