Views
3 years ago

Escenas Laborales - AELE

Escenas Laborales - AELE

ANÁLISISBuscando luces

ANÁLISISBuscando luces acerca de lapoblación en el Perú¿Cuántos somos?JORGE BERNEDO ALVARADO¿PARA QUÉ SABER CUÁNTOSSOMOS?Aunque aparenta ser una preguntaingenua, es bueno preguntarse el motivopor el cual nos interesa tanto el volumencomo la dinámica de la población.En el caso del volumen, la razón pareceser obvia, en la dirección que todosentendemos: si sabemos cuántos somos,podemos conocer las dimensiones denuestras necesidades, y planificar su atención,disponiendo de la manera más acertadaposible de los recursos que el paísdispone. Esta aparente verdad de Perogrullo,no es tal. Muy pocos países, si alguno,planifican la utilización de sus recursos,fiscales o no, en función de loscambios de la población(1).No es fácil esta planificación, por diferentesmotivos, que mencionamos conrapidez: a) las estimaciones de poblaciónno son acertadas, en especial si elcenso está alejado en el tiempo, b) lasdivisiones político administrativas, comoen el Perú, son cambiantes y además absurdas.El promedio de creación de distritosen el siglo pasado ha sido de cuatropor año, obviamente por manipulacionespolíticas, pero también por conveniencias(por ejemplo recibir fondosde los que se asignan por distrito) y tenemosprovincias, distritos y departamentosde todo tamaño, sin la menorlógica para la planificación, c) Las asignacionessuelen hacerse en gabinete, contan asombrosa ligereza, que ni siquierase hace una corrida de simulación delos resultados y se les examina con cuidado,pues de otra forma no son explicableslos contrasentidos que resultan.Por tanto, es lícito preguntarse en elPerú, por la razón que justifica el conocimientodel volumen de la población, almenos en términos generales y agregados.Es a partir del comportamiento delos niveles centrales, que se puede enten-der por qué el Censo nacional correspondienteal año 2000 se quiso hacer aceleradamente,para luego dar marchaatrás en nombre de la campaña electoralde dicho año, después ser insensiblementepostergado hasta el 2005, yterminar realizándose con la modalidadque la población conoce y resultados queno tardaremos en apreciar. Y es que lasgrandes decisiones no obedecen a unalógica precisamente poblacional.Sin embargo, la información sobre lacantidad de habitantes en los centros pobladosno deja de ser requerida en muchosámbitos. Los organismos técnicos degobierno deben responder permanentementea necesidades tan puntuales comomás urgentes y frecuentes, que no puedenprescindir del dato de población. ¿Dóndeinstalar o cómo justificar una posta o centrode salud, una escuela o colegio, unacomisaría? ¿Cómo escoger, con fondos escasosy requerimientos diversos, la carreteramás útil y su trazo? ¿Cuántas vacunas,o cuadernos, o vasos de leche se debenasignar en pueblos, caseríos y distritos?.Más aún, el funcionamiento de lasiniciativas privadas, requiere en todo momentosaber de la población para teneruna adecuada precisión sobre el volumende los mercados en los que opera, en lasciudades y el campo.En fin, buenos o malos –frecuentementecontabilizados por los propios interesados–los requerimientos de estasestadísticas estarán presentes, día a día,en diversas decisiones, no solamentecomo fundamento de la eficiencia del gobiernopara disponer de los recursos públicos,sino también en la planificaciónde las inversiones privadas.Como suele suceder en todas partes,la estadística es útil –de lo contrario yahabría perecido– pero en la cúspide dela política, solamente se percibe su utilidadde manera tangencial, episódica,con las loables excepciones del caso.CONOCER ADEMÁS,LA ESTRUCTURA POR EDADESEl siguiente nivel en el conocimientode la población es el de la estructura deedades, es decir, la distribución de habitantesentre niños, jóvenes, adultos yancianos, la cual está en permanentecambio. En la historia humana de los dosúltimos siglos, ha quedado definido unpatrón de este cambio, denominadotransición demográfica, que pasamos aexplicar.Las poblaciones pasan, conforme progresanen la satisfacción de sus necesidades,de tener vida corta a tener vidalarga, pero en el camino, se transforman.Comienzan teniendo una pirámide deedades achatada, con muchos niños ymuy pocos adultos y ancianos, y pasan aser una especie de bala sentada sobre subase, alargada, con pocos niños y jóvenesy más adultos y personas de terceraedad. En el camino se pasa de la vidacorta y un bajo crecimiento definido pormuchos nacimientos y también muchasmuertes, como en la actual África subsahariana,hacia otro bajo crecimiento, devida larga, con muy pocos nacimientos ymuy pocas muertes, como en la actualEuropa Occidental.En el medio de esta transición, usualmentecomienza primero a caer la mortalidadpor la difusión rápida de la medicinay la mejor alimentación, pero alno caer tan pronto los nacimientos seproduce una explosión demográfica quehace crecer rápidamente la población ydesequilibra su planificación. Es lo sucedidoen el Perú desde los años sesentay setenta y que tendremos que soportaral menos un par de generacionesmás. Aunque posiblemente hayamospasado ya el punto más grave. Para teneruna idea, baste volver a recordarque de 1550 a 1950 crecimos en unoscinco millones de peruanos, en cuatro8SETIEMBRE 2005

ANÁLISISsiglos; pero del 1950 al 2000 aumentamosen casi 20 millones, en medio siglo.En este proceso, conocer la estructurade edades es fundamental, porque ellodetermina los déficit sociales del ciclo devida. Si bien el volumen total indica demandasde vivienda, alimentación, atenciónde salud, infraestructura material,la distribución de edades clasifica las necesidadesde educación en los diferentesniveles, trabajo, jubilación e inclusodel tipo de enfermedades que se debeatender prioritariamente.¿Y PARA QUÉ CONOCER LADINÁMICA DE LA POBLACIÓN?A primera vista, para saber el ritmodel crecimiento, y junto a él, cuánto seráel volumen de población en los próximosaños, para los principales gruposde edad. Desde luego, esta dinámicaestá sujeta a cambios, y los demógrafosdeben revisar –generalmente gracias alos censos y en menor grado las encuestas,contando además con el apoyo demodelos– estas estimaciones del crecimiento,para tener idea del futuro en estamateria.Ahora bien, la dinámica del crecimientodemográfico resulta del comportamientode tres componentes. El ritmode los nacimientos, el ritmo de las defuncionesy el saldo migratorio (la diferenciaentre quienes salen e ingresan alpaís). Y aquí viene una visión más profundaque la primera, y es que cada unode estos componentes contiene tambiénun fin en sí mismo.La velocidad de los nacimientos, dependesobre todo de la tasa global defecundidad, es decir de la cantidad dehijos nacidos vivos de las mujeres en laedad fértil. Esta tasa varía, en corto plazo,con cambios estrictamente demográficoscomo el espaciamiento entreembarazos; y a mediano plazo, con factoressociales y culturales como la educacióny la participación de las mujeresen el mercado laboral, o la edad ala primera unión. Históricamente, latasa global de fecundidad, desciendeen las últimas décadas y es ahora de2.7 hijos por mujer, desde luego bas-INDICADORES DEMOGRÁFICOS ESTIMADOS Y PROYECTADOS, POR AÑOS CALENDARIOS, 1986-2020AÑO19861987198819891990199119921993199419951996199719981999200020012002200320042005200620072008200920102011201220132014201520162017201820192020NacimientosAnuales639 369644 194649 140654 539661 795665 734667 743667 435665 342660 354656 435652 467648 075642 874636 064630 947626 714623 521620 991619 781617 870615 915613 971612 195610 546608 864607 109605 348603 634602 440600 519598 346595 497592 037586 446FECUNDIDADTasa brutade natalidad(por mil)32,0331,5631,1130,7130,4230,0229,5529,0128,4127,7027,0626,4425,8225,1924,5223,9523,4322,9722,5422,1821,8021,4221,0620,7120,3820,0519,7319,4219,1218,8418,5518,2617,9617,6517,29Tasa globalde fecundidad(hijos x mujer)4,254,154,063,973,903,823,743,653,553,453,343,253,163,093,022,962,892,832,782,722,672,622,572,522,482,442,402,362,332,292,262,232,202,182,15DefuncionesAnuales161 126160 199159 394158 716158 052157 736157 658157 871158 350159 278160 045160 830161 615162 457163 263164 296165 467166 777168 205169 770171 438173 224175 135177 172179 350181 611183 972186 436189 010191 782194 560197 434200 299203 158205 690Tasa brutade mortalidad(por mil)MORTALIDAD8,077,857,647,457,277,116,986,866,766,686,606,526,446,366,296,246,196,146,116,076,056,036,015,995,995,985,985,985,996,006,016,036,046,066,06Esperanzade vida alnacerTasa demortalidadinfantil(por mil)MigrantesnetosanualesMIGRACIÓNTasa demigraciónneta(por mil)CRECIMIENTO TOTALCrecimientototalanualTasa decrecimientototal(por mil)22,5922,0821,4520,7219,5518,8118,2418,0817,8417,8017,4617,1316,7316,2815,7215,3114,9714,7114,5014,3714,1914,0113,8213,6513,5113,3213,1212,9012,6812,5312,2311,9311,6211,3010,93Fuente: INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA (INEI ) - "Estimaciones y Proyecciones de Población Total, Urbana y Rural por Años Calendario y Edades Simples, 1970-2025".63,5664,1064,6365,1465,6366,1066,5366,9267,2767,5867,8868,1768,4768,7869,0869,3869,6769,9670,2570,5470,8271,0971,3671,6371,8972,1572,4072,6672,9073,1573,3973,6373,8774,1174,3471,8869,2966,7264,2061,7459,2856,7754,1551,3948,5745,8343,3041,0539,0437,2335,5934,1032,7931,6730,7329,8929,0928,3227,6026,9426,3125,7025,1024,5023,9223,3622,8522,3821,9721,60-27 340-33 202-42 247-54 141-78 462-90 756-97 947-93 594-89 241-76 841-72 900-68 960-66 517-64 783-65 091-63 307-60 794-57 390-53 418-48 480-44 160-40 000-35 840-31 520-26 578-22 759-19 486-16 758-14 419-10 000-10 000-10 000-10 000-10 000-10 000-1,37-1,61-1,94-2,42-2,97-3,47-3,83-3,94-3,82-3,55-3,22-2,93-2,74-2,61-2,50-2,40-2,29-2,15-1,99-1,81-1,64-1,46-1,30-1,14-0,99-0,84-0,71-0,60-0,51-0,43-0,37-0,32-0,30-0,30-0,30450 903450 793447 499441 682425 281417 242412 138415 970417 751424 235423 490422 677419 943415 634407 710403 344400 453399 354399 368401 531402 272402 691402 996403 503404 618404 494403 651402 154400 205400 658395 959390 912385 198378 879370 756SETIEMBRE 2005 9

escenas laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
escenas laborales - AELE
escenas laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
escenas laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
escenas laborales - AELE
escenas laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
escenas laborales - AELE
Inspecciones Laborales - AELE
Escenas Laborales - AELE
informe tributario - AELE
Escenas Laborales - AELE
09.09 IL.pdf - AELE
09.05 AL.pdf - AELE
09.04 AL.pdf - AELE
09.10 AL.pdf - AELE
Horas perdidas en el Sector Privado Horas perdidas en el ... - AELE
En cinco continentes - AELE
Anterior Jornal S/.24.23 Anterior Jornal S/.21.81 - AELE