Modernidad o Postmodernidad: ¿hacia nuevos espacios de ...

guayacan.uninorte.edu.co
  • No tags were found...

Modernidad o Postmodernidad: ¿hacia nuevos espacios de ...

A C T U A L I D A D J U R Í D I C A24cionalidad moral-práctica y racionalidad cognitivoinstrumental).Son pilares complejos de por sí.El Estado guarda relación con la racionalidad moral-práctica,en la medida en que a éste le competedefinir y hacer cumplir un mínimo ético para lo queestá dotado del monopolio de la producción y ladistribución del derecho. 28Por su complejidad interna, por la riqueza y diversidadde las nuevas ideas que contempla y por laforma como busca la articulación entre ellas, elproyecto de la Modernidad es ambicioso y revolucionario.Sus posibilidades son infinitas, peropor serlo contemplan tanto el exceso de promesascomo el déficit de su cumplimiento. Y tanto el unocomo el otro están presentes en el horizonte queeste proyecto plantea desde su surgimiento a partirdel siglo xvi. El exceso reside en el propio objetivode vincular el pilar de regulación con el de la emancipación,y de vincularlos a ambos a la concreciónde objetivos prácticos de racionalización global dela vida colectiva e individual. Esta doble vinculaciónes capaz de garantizar el desarrollo armonioso devalores con tendencias contradictorias: de la justiciay autonomía; de la solidaridad e identidad; dela emancipación y subjetividad; de la igualdad y libertad.Pero, es fácil ver que un horizonte tan excesivo contiene,en sí mismo, el germen de un déficit irreparable.La construcción de los pilares le confierea cada uno de ellos una aspiración de infinidad,una vocación maximalista pero que se cumplió enla economía: la dimensión más profunda del déficitparece residir precisamente en la posibilidadde que estos principios y lógicas cambien humildementepara disolverse en un proyecto global de racionalizaciónde la sociedad práctica y cotidiana. 29Esta situación converge con el pensamiento de lateoría tradicional de la sociología jurídica, cuya reflexiónde la función y fin del derecho son la apologíadel orden social. La preocupación sociológicaclásica la encontramos expuesta por Weber quienve en la racionalización e intelectualidad la superaciónde un mundo encantado por la religión 30y, aunque parezca paradójico, el origen a su vezdel capitalismo para el predominio absoluto de laracionalidad instrumental en el mundo moderno,que desde el punto de vista genético evolutivo setransformó de una sociedad tradicional a una moderna;consistiendo de allí en proclamar un nuevoderecho, basado en principios más racionales o enuna nueva revelación sobre la naturaleza humana ysu relación con la divinidad. Tal es el origen de todonuevo derecho natural, es decir, un nuevo ordensocial y político.Roberto Bergalli advierte que el concepto de derechoen la cultura de Occidente se afianzó comovehículo de una forma específica de organizaciónsocial y de acumulación de riqueza. Es importantedestacar aquí que, para que ese afianzamientofuera posible, las formas de expresión de lo jurídicotuvieron que respetar una rigidez que impidieracualquier posibilidad de interpretaciones delos enunciados normativos, ajenas a la gnoseologíadel método jurídico, a la teoría y a la lógica del derecho,nacidas de socaire de una cultura específicaelaborada por los especialistas que la impusieroncomo propia a un conocimiento científico. 31El derecho es relacionado con los discursos de controlsocial creados por Parsons, llevado a cabo mediantela aplicación de “modelos” elaborados en elmarco de la teoría sociológica. La idea de controlsocial es idónea para contemplar, aceptar, identificary controlar la denominada conducta desviada.La relación conducta desviada-control social mantuvosu coherencia y pertinencia con un modeloespecífico de la sociedad, correspondiendo a unasociología de la censura social.A través de teóricos críticos de las teorías socialesclásicas, confluye Habermas explicando que la categoría“Derecho” pierde su papel clave en lo tocantea la estrategia teórica. La reproducción de la vidasocial no es sólo demasiado compleja como parapoder ser aprehendida en las estériles figuras normativasde pensamiento del derecho natural racional.Los mecanismos de integración de la sociedadson también, así aparece ahora, de un tipo muydistinto a saber, de tipo no normativo. La anatomíade la sociedad civil desarrollada en conceptos de laeconomía política tiene un efecto desenmascara-


dor: no son las relaciones jurídicas sino las relacionesde producción las que constituyen el armazónóseo que sostiene el organismo social, recordandoel planteamiento teórico de Hegel y Marx 32 .En la perspectiva de una teoría de la sociedad, Barattaadvierte que hablar de supremacía de la lógicadel sistema social sobre la lógica de las necesidadesde los hombres es hacer un discurso que describecorrectamente el status quo de la realidad. 33Advertimos, entonces, que la identificación denuestro derecho es en relación con el modelo socialque el discurso de la modernidad logró irisardesde un principio en la teoría social tradicional,cuya consideración del derecho no es sino la expresiónde la racionalidad que envuelve el mundocapitalista del trabajo y el Estado burocrático moderno.Frente a la crisis de la Modernidad, Baratta proponeuna teoría mundana con un proyecto de la alianza,un Estado de la diversidad también construidoa través de operaciones intelectuales que van másallá del horizonte de los derechos de las diversasciudadanías, y que permite valorizar las expectativascorrespondientes a cada una de ellas, para unanueva manera de leer o administrar los conflictos.Tal vez de este proyecto podrá surgir una civilizaciónsuperior a la “civilización del derecho”, una enla cual el potencial inmanente de la violencia nopermanece oculto, pero es revelado para permitirlarealización de formas no violentas de superaciónde la violencia.De Sousa a la par de Baratta propone un nuevocontrato social muy distinto al de la Modernidad,que debe neutralizar la lógica de la exclusión haciaun redescubrimiento democrático del trabajo medianteel equilibrio entre la máquina y el empleo; lareinvención del Estado como novísimo movimientosocial consistente en democratizar el espacio noestatal, un Estado articulador, experimental en lamedida que dé iguales oportunidades a las distintaspropuestas de institucionalidad democráticacontra el dogmatismo democrático. Se trata de unriesgo importante, tanto más cuanto en esta nuevaorganización políticamente sigue siendo competenciadel Estado democrático estabilizar mínimamentelas expectativas de los ciudadanos y crearpautas mínimas de seguridad y de inclusión quereduzcan la ansiedad, de modo que permitan elejercicio activo de la ciudadanía activa.De Sousa Santos propone la transformación delconocimiento científico, transformado en un nuevosentido común, para ello es necesario contra elsaber crear saberes y contra los saberes crear contrasaberesa través de topos como: no toque, estoes humano. Es decir, intervenir a favor de lo humano;es más importante estar más próximo que serreal favoreciendo la proximidad, el conocimientoes más local; el reencantamiento del mundo presuponela inserción creativa de la novedad utópica enlo que tenemos más próximo. 34Nuestro autor propone que a partir de la Modernidades necesario reconstruir un archipiélago deracionalidades locales, ni mínimas ni máximas, sinotan sólo adecuadas a las necesidades locales yasean potenciales o existentes, y en la medida enque ellas sean formuladas democráticamente porlas comunidades interpretativas.Luego de los planteamientos analizados, nuestroproblema y planeamiento responden a la crisis dela Modernidad en la que se inscribe nuestro derechocontemporáneo, en el que hemos podidoconfirmar que se encuentra sustentado en la profundidadde mitificación e irracionalidad de una“racionalidad” que resulta propia de una realidad amedias, cuando se mantiene indiferente frente a loque oculta nuestra historia: otros discursos, manerasde vivir, de pensar y de ver el mundo.Consideramos que el legado de Marx y Freud delque insistentemente apela Baratta en la teoría delderecho y el Estado Mestizo, reinvención del Estadoo el nuevo derecho propuesto por De SousaSantos, se concentra con mucha fuerza en nuestralabor de reconocimiento del otro, del portadorpotencial de conocimiento; invitándonos hacianuevos espacios que se encuentran incógnitos, posiblesde ser descubiertos a través de futuros detrabajos de investigación que se alimenten con eldiscurso postmoderno u otros discursos al interiorde dichos espacios y que aún no conocemos.25

More magazines by this user
Similar magazines