Versión PDF (155 KB) - National Digestive Diseases Information ...

digestive.niddk.nih.gov
  • No tags were found...

Versión PDF (155 KB) - National Digestive Diseases Information ...

Enfermedades hereditarias. La fibrosisquística, el déficit de alfa-1-antitripsina, lahemocromatosis, la enfermedad de Wilson,la galactosemia y las glicogenosis sonenfermedades hereditarias que interfierencon la forma en que el hígado produce,procesa y almacena enzimas, proteínas,metales y otras sustancias que el cuerponecesita para funcionar adecuadamente.Estas afecciones pueden causar cirrosis.Medicamentos, toxinas e infecciones. Otrascausas de cirrosis pueden ser las reaccionesa medicamentos, la exposición prolongada aquímicos tóxicos, las infecciones parasitariasy los ataques repetidos de insuficienciacardíaca con congestión del hígado.¿Cuáles son los síntomas dela cirrosis?Muchas personas con cirrosis no presentansíntomas en las primeras etapas de laenfermedad. Sin embargo, a medida quela enfermedad avanza, la persona puedeexperimentar los siguientes síntomas:• debilidad• fatiga• pérdida del apetito• náuseas• vómitos• pérdida de peso• dolor abdominal e hinchazón cuando seacumula líquido en el abdomen• picazón• vasos sanguíneos en forma de arañacerca de la superficie de la piel3 Cirrosis¿Cuáles son las complicacionesde la cirrosis?A medida que la función hepática sedeteriora, se puede presentar una o máscomplicaciones. En algunas personas, lascomplicaciones pueden ser los primerossignos de la enfermedad.Edema y ascitis. Cuando el daño hepáticopasa a una etapa avanzada, se acumulalíquido en las piernas, llamado edema, yen el abdomen, llamado ascitis. La ascitispuede provocar peritonitis bacteriana, que esuna infección grave.Moretones y hemorragias. Cuando sedetiene o enlentece la producción deproteínas necesarias para la coagulaciónsanguínea por parte del hígado, la personasufre moretones o hemorragias fácilmente.Hipertensión portal. Normalmente, lasangre se transporta desde los intestinos yel bazo al hígado a través de la vena porta.Pero la cirrosis enlentece la circulaciónnormal de la sangre, lo que aumenta lapresión en la vena porta. Esta afección sellama hipertensión portal.Várices esofágicas y gastropatía. Cuandose presenta la hipertensión portal, puedeprovocar vasos sanguíneos agrandadosen el esófago, llamados várices, o en elestómago, llamado gastropatía, o ambos.Los vasos sanguíneos agrandados tienenmás probabilidades de reventarse debido aparedes delgadas y al aumento de presión.Si se revientan, pueden provocarhemorragias graves en el esófago o enla parte superior del estómago, lo cualrequerirá atención médica inmediata.Esplenomegalia. Cuando se presenta lahipertensión portal, con frecuencia el bazose agranda y retiene glóbulos blancos yplaquetas, disminuyendo el número de estascélulas en la sangre. Una baja cantidad deplaquetas puede ser la primera prueba deque una persona padece cirrosis.


Ictericia. La ictericia se presenta cuandoel hígado enfermo no elimina suficientebilirrubina de la sangre, lo que provoca unacoloración amarillenta de la piel y en elblanco de los ojos, y oscurecimiento de laorina. La bilirrubina es el pigmento que leda a la bilis el color amarillo rojizo.Cálculos biliares. Si la cirrosis no permite elflujo libre de la bilis desde y hacia la vesículabiliar, la bilis se endurece y se formancálculos biliares.Sensibilidad a medicamentos. La cirrosisenlentece la capacidad del hígado de filtrarmedicamentos de la sangre. Cuando estoocurre, los medicamentos actúan por mástiempo de lo normal y se acumulan en elcuerpo. Esto provoca una mayor sensibilidadde la persona a los medicamentos y a susefectos secundarios.Encefalopatía hepática. Si el hígado falla,no puede eliminar toxinas de la sangre yfinalmente éstas se acumulan en el cerebro.La acumulación de toxinas en el cerebro,llamada encefalopatía hepática, puedeprovocar una disminución del funcionamientomental y coma. Los signos de disminución delfuncionamiento mental incluyen confusión,cambios de personalidad, pérdida de lamemoria, problemas de concentración ycambio en los hábitos de sueño.Resistencia a la insulina y la diabetestipo 2. La cirrosis provoca resistencia a lainsulina, una hormona producida por elpáncreas que le permite al cuerpo usar laglucosa como energía. Con la resistencia ala insulina, los músculos y grasas del cuerpoasí como las células del hígado no usanla insulina adecuadamente. El páncreasintenta satisfacer la demanda de insulinaproduciendo más, pero el exceso de glucosase acumula en el torrente sanguíneo y causala diabetes tipo 2.Cáncer de hígado. El carcinomahepatocelular es un tipo de cáncer de hígadoque puede presentarse en las personas concirrosis. El carcinoma hepatocelular tieneuna tasa de mortalidad alta, pero hay variasopciones de tratamiento disponibles.Otros problemas. La cirrosis puede causardisfunción del sistema inmunitario, lo queprovoca riesgo de infección. La cirrosistambién puede causar insuficiencia renaly pulmonar, conocidas como síndromehepatorrenal y síndrome hepatopulmonar.¿Cómo se diagnostica lacirrosis?El diagnóstico de cirrosis generalmente sebasa en la presencia de un factor de riesgopara cirrosis, como por ejemplo el consumode alcohol o la obesidad, y se confirmamediante exámenes físicos, pruebas desangre e imágenes. El médico preguntaráacerca de la historia médica y los síntomasde la persona y realizará un examen físicocompleto para buscar signos clínicos de laenfermedad. Por ejemplo, en el examenabdominal, el hígado puede sentirse duro oagrandado con signos de ascitis. El médicoindicará pruebas de sangre que puedenresultar útiles para evaluar el hígado yaumentar la sospecha de cirrosis.Para ver en el hígado signos de aumentode tamaño, flujo sanguíneo reducidoo ascitis, el médico puede indicar unatomografía computarizada (TC), unaecografía, una resonancia magnética (RM)o una gammagrafía del hígado. El médicopuede observar el hígado directamenteintroduciendo un laparoscopio en elabdomen. El laparoscopio es un instrumentoque tiene una cámara que transmiteimágenes a un monitor.El diagnóstico de cirrosis se puede confirmarmediante una biopsia de hígado, pero nosiempre resulta necesaria. Generalmente,4 Cirrosis


para comprimir las várices y detener lahemorragia. Las personas que han tenidovárices anteriormente quizás necesiten tomarmedicamentos para evitar episodios en elfuturo.La encefalopatía hepática se trata limpiandoel intestino con lactulosa, que es un laxanteque se da oralmente o mediante enemas.Si es necesario, se agregan antibióticos altratamiento. Es posible que se les indiquea los pacientes que disminuyan el consumode proteínas en la dieta. La encefalopatíahepática puede mejorar si controlan las otrascomplicaciones de la cirrosis.Las personas con cirrosis que presentaninsuficiencia hepatorrenal deben sometersea un tratamiento de hemodiálisis periódico,el cual utiliza una máquina para limpiarlos desechos de la sangre. Además, seadministran medicamentos para mejorar elflujo sanguíneo a través de los riñones.Otros tratamientos atienden las causasespecíficas de la cirrosis. El tratamiento parala cirrosis causada por hepatitis depende deltipo específico de hepatitis. Por ejemplo,para la hepatitis viral se recetan interferón yotros medicamentos antivirales, la hepatitisautoinmune requiere corticoesteroides yotros medicamentos que deprimen el sistemainmunitario.Se administran medicamentos para tratarvarios síntomas de la cirrosis, como porejemplo la picazón y el dolor abdominal.¿Cuándo se indica untrasplante de hígado para lacirrosis?Se considera la posibilidad de un trasplantede hígado cuando no se pueden controlarlas complicaciones mediante tratamiento.El trasplante de hígado es una operaciónimportante en la que se extirpa el hígadoenfermo y se reemplaza por uno sano deun donante de órgano. Un equipo de6 Cirrosisprofesionales de la salud determina losriesgos y beneficios del procedimiento paracada paciente. En los últimos años lastasas de supervivencia han mejorado comoconsecuencia de los medicamentos quesuprimen el sistema inmunitario y evitan queeste ataque dañe el hígado nuevo.El número de personas que necesita untrasplante de hígado supera ampliamenteel número de órganos disponibles. Unapersona que necesita un trasplante debesometerse a un complejo proceso deevaluación antes de ser agregado a unalarga lista de espera para trasplantes.Generalmente, los órganos se les dan a laspersonas que tienen posibilidades de vivirmás tiempo después del trasplante. Lasupervivencia después de un trasplanterequiere un seguimiento intensivo ycolaboración por parte del paciente y delproveedor de atención medica.Puntos por recordar• La cirrosis es una afección en la queel hígado se deteriora lentamentey funciona mal debido a una lesióncrónica. El tejido normal sano delhígado se sustituye por tejido cicatricial,evitando que el hígado funcione comodebería.• En los Estados Unidos, las causasmás comunes de cirrosis son elconsumo abundante de alcohol y lahepatitis C crónica. La obesidad seestá convirtiendo en una causa comúnde cirrosis, ya sea como causa únicao en combinación con el alcohol, conla hepatitis C o con ambos. Muchaspersonas con cirrosis tienen más de unacausa de daño hepático.• Entre otras causas de cirrosis estánla hepatitis B, la hepatitis D y lahepatitis autoinmune; enfermedadesque dañan o destruyen las víasbiliares, enfermedades hereditarias,


la enfermedad de hígado graso noalcohólica y medicamentos, toxinas einfecciones.• Muchas personas con cirrosis nopresentan síntomas en las primerasetapas de la enfermedad. A medidaque la enfermedad avanza, los síntomaspueden incluir debilidad, fatiga, pérdidadel apetito, náuseas, vómitos, pérdidade peso, dolor abdominal e hinchazón,picazón y vasos sanguíneos en forma dearaña cerca de la superficie de la piel.• A medida que la función hepática sedeteriora, se puede presentar una o máscomplicaciones. En algunas personas,las complicaciones pueden ser losprimeros signos de la enfermedad.• Los objetivos del tratamiento sondetener el avance del tejido cicatricialen el hígado y prevenir o tratar lascomplicaciones.• El tratamiento para la cirrosis incluyeevitar el alcohol y otras drogas, terapianutricional y otras terapias que tratancomplicaciones específicas o causas dela enfermedad.• Para la cirrosis con complicaciones,es posible que sea necesaria lahospitalización.• Se considera la posibilidad de untrasplante de hígado cuando no sepueden controlar las complicaciones dela cirrosis mediante tratamiento.Esperanza a través de lainvestigaciónLa Division of Digestive Diseases andNutrition del National Institute of Diabetesand Digestive and Kidney Diseases(NIDDK), que en español se llama InstitutoNacional de la Diabetes y las EnfermedadesDigestivas y Renales, apoya la investigaciónbásica y clínica de enfermedades hepáticas,incluida la cirrosis, y el trasplante de hígado.Los investigadores también están estudiando• los mecanismos para revertir la cirrosisen las primeras etapas de la enfermedad• posibles nuevos enfoques del tratamientode las complicaciones de la cirrosis• el resultado a largo plazo de losnuevos medicamentos para tratar lahipertensión portal• el desarrollo de terapias para preveniry tratar la reaparición de la hepatitis Cdespués del trasplante de hígadoLos participantes en los estudios clínicospueden participar más activamente en elcuidado de su salud, tener acceso a nuevostratamientos de investigación antes que seanampliamente disponibles, y ayudar a otraspersonas al contribuir con la investigaciónmédica. Para más información sobreestudios actuales, visite www.ClinicalTrials.gov.También puede encontrar más información sobreeste tema al visitar MedlinePlus en español enwww.medlineplus.gov/ spanish.Esta publicación puede contener información sobremedicamentos. Durante la preparación de esta publicación,se incluyó la información más actualizadadisponible. Para recibir información al día, o si tienepreguntas sobre cualquier medicamento, comunicasecon la U.S. Food and Drug Administration (FDA).Llame gratis al 1–888–463–6332 (1–888–INFO–FDA),o visite su sitio web en www.fda.gov (en español:www.fda.gov/oc/spanish/default.htm). Consulte a sumédico para obtener más información.7 Cirrosis


Cómo obtener másinformaciónNota: Algunas de las opcionespara comunicarse con las siguientesorganizaciones están disponibles solamenteen inglés.American Liver Foundation75 Maiden Lane, Suite 603New York, NY 10038–4810Phone: 1–800–GO–LIVER (465–4837)ó 212–668–1000Fax: 212–483–8179Correo electrónico: info@liverfoundation.orgInternet: www.liverfoundation.orgHepatitis Foundation International504 Blick DriveSilver Spring, MD 20904–2901Phone: 1–800–891–0707 ó 301–622–4200Fax: 301–622–4702Correo electrónico: hfi@comcast.netInternet: www.hepfi.orgUnited Network for Organ SharingP.O. Box 2484Richmond, VA 23218Phone: 1–888–894–6361 ó 804–782–4800Fax: 804–782–4817Internet: www.unos.orgAgradecimientosLas publicaciones producidas por el NDDICson cuidadosamente revisadas por científicosdel NIDDK y especialistas externos. Estapublicación fue revisada por Bruce A.Runyon, M.D., de Loma Linda UniversityMedical Center.National Digestive DiseasesInformation Clearinghouse2 Information WayBethesda, MD 20892–3570Teléfono: 1–800–891–5389TTY: 1–866–569–1162Fax: 703–738–4929Correo electrónico: nddic@info.niddk.nih.govInternet: www.digestive.niddk.nih.govEl National Digestive Diseases InformationClearinghouse (NDDIC) es el CentroCoordinador Nacional de Información sobrelas Enfermedades Digestivas, un servicio delNational Institute of Diabetes and Digestive andKidney Diseases (NIDDK). Este Instituto formaparte de los National Institutes of Health, quea su vez dependen del Department of Healthand Human Services de los Estados Unidos.Fundado en 1980, el NDDIC proporcionainformación sobre las enfermedades digestivasa las personas con trastornos digestivos y asus familiares, así como a los profesionales dela salud y al público en general. El NDDICresponde a preguntas, produce y distribuyepublicaciones y colabora estrechamente conorganizaciones profesionales, gubernamentalesy de pacientes para coordinar los recursos sobrelas enfermedades digestivas.Esta publicación no tiene derechos de autor. ElNDDIC otorga su permiso a los usuarios de esta hojade información para que pueda ser reproducida ydistribuida en cantidades ilimitadas.También se encuentra esta hoja de información enwww.digestive.niddk.nih.gov/spanish/indexsp.asp.U.S. DEPARTMENT OF HEALTHAND HUMAN SERVICESNational Institutes of HealthNIH Publication No. 09–1134SMayo 2009

More magazines by this user
Similar magazines