Views
3 years ago

La acción humana en Tomás de Aquino - Via Inveniendi Et Iudicandi

La acción humana en Tomás de Aquino - Via Inveniendi Et Iudicandi

la dignidad

la dignidad del ser a que todos los fines sociales se encaminan: la persona, aquien se debe, por ser imagen de Dios, la máxima reverencia (“hiperdulía”) 60 .Refiriéndose a la “protocategoría” del universo ético que es la persona, escribeTomásde manera reiterativa— en el capítulo 112 del libro tercero de laSuma Contra Gentiles: “Las criaturas racionales son gobernadas por ellasmismas, y las demás para ellas”. “Dios ha dispuesto las criaturas racionalescomo para atenderlas por ellas mismas”. “Únicamente la criatura intelectuales buscada por ella misma”. “Cualquier sustancia intelectual es de algunamanera todo, ya que con su entendimiento abarca la totalidad del ser”. “Sifaltara lo que la sustancia intelectual requiere para su perfección, el universono sería completo”. Para el Aquinate, pues, la persona (criatura intelectual) escentro del universo y lugar de los valores éticos, que se establecen por ella ypara ella. La persona es siempre, por tanto, el fin de los fines y no puede serconvertida en instrumento.Qué pide el fin es lo que lleva a Tomás a justificar “la propiedad de bienesexteriores” 61 . Uno de los fines de la convivencia es la paz que resulta de lasatisfacción de cada uno con “lo suyo”. Por ley natural, todas las cosas soncomunes; pero por determinación del “ius gentium” y de la ley positiva, “adbonum pacis”, resulta conveniente establecer la apropiación personal 62 . Deacuerdo con el fin señalado, si no se acepta el reparto de bienes exteriorescomo propios, se desencadenarían consecuencias negativas. Tomás señalaalgunas: 1. incuria frente a las cosas comunes; 2. confusión en el uso de losbienes; 3. “riñas entre quienes poseen las cosas en común y sin distinción depertenencias”. Dadas estas consecuencias y el escaso rendimiento de lo queno es visto como propio, se impone la institución de la propiedad. Pero, Tomás,heredero del Evangelio y de la teología patrística, no acepta el conceptoromano de dominio, de acuerdo con el cual las cosas propias están alservicio exclusivo del propietario (“ius utendi, fruendi et abutendi”). Proponeuna idea de propiedad como responsabilidad social, como si fuese una60 ST., II-II, 103, 4, 2m61 ST., II-II, 66, 1.62 ST., II-II, 57, 3.

función de justicia distributiva, pues el propietario tiene dos derechosservicialistas: el derecho de administrar (“facultas procurandi”) y el derecho dedistribución (“facultas dispensandi”), ya que no se puede negar la disposiciónde ley natural del acceso universal al uso de las “cosas exteriores”. Desdeeste punto de vista, “el hombre no debe tener las cosas como propias, sinocomo comunes, de manera que fácilmente las comunique a los demás en susnecesidades” 63 . Por esto, los derechos del propietario son auténticos“derechos-deberes”.Qué pide el fin es lo que lleva a Tomás a justificar que las leyes “no reprimantodos los vicios” 64 ni pretendan hacer a todos los hombres virtuosos. El fin dela ley es asegurar la convivencia pacífica, y ésta no podría lograrsereprimiendo a quienes no son aptos para cumplir los “máximos” morales, pueshabría que convertir la república en un panóptico de vigilancia y castigo. La leydebe contentarse con los “mínimos” morales indispensables para asegurar untráfico social estable y con el mínimo de temor, que es recurso válido, perocomo “ultima ratio”. La ley debe vigilar que no se afecten las exigenciasmínimas para que el todo social subsista y sus miembros se sientan seguros enun orden pacífico.Qué exige el fin lleva al Aquinate a estar de acuerdo con el “ius gentium” queha establecido reglas frente al tratamiento que se les debe dar a los animales.El fin es la subsistencia humana, la cual conduce a aceptar la muerte de losanimales como recurso alimentario, a pesar de que se afirma (como se explicóantes), en nombre de los primeros principios de la ley natural, que los animalestambién tienen sus propios derechos. No obstante, el Aquinate rechaza todacrueldad con éstos, porque no solo les niega un mínimo derecho, sino porquetal actitud genera insensibilidad y crueldad con los mismos hombres 65 .63 ST., II-II, 66, 2.64 ST., I-II, 96, 2.65 ST., I- II, 102, 6, ad 1m; ad 8m.

Unidad personal e integridad humana - amoz.com.mx
el concepto de derechos humanos - Corte de Constitucionalidad
La Naturaleza Humana Como La Base de la Moralidad - Knights of ...
Los derechos humanos de las personas con discapacidad - codhem
LA “ADAEQUATIO HERMENEUTICA” EN TOMÁS DE AQUINO ...
Santo. Tomás de Aquino, insigne maestro del ... - E-Aquinas
Santo Tomas de Aquino Escritos catequisticos encuentra
El conocer más humano y su tema - E-Aquinas
01. SANTO TOMÁS DE AQUINO, LOS cuatro opuestos
la virtud de la generosidad según santo tomás de aquino
la naturaleza de la templanza según santo tomás de aquino
SANTO TOMÁS DE AQUINO, EL ORDEN DE LAS COSAS ...
Pieper Las virtudes fundamentales.docx - Santo Tomas de Aquino
Santo Tomás de Aquino: Oraciones e Himnos
TITULO DEL ARTICULO - Via Inveniendi Et Iudicandi
El derecho a la vida de las personas por nacer - E-Aquinas
La privatización de las empresas en Colombia - Via Inveniendi Et ...
SANTO TOMÁS DE AQUINO Frederick Copleston Historia de la ...
La virtud de la prudencia según Tomás de Aquino - El que busca ...
La Justicia Informal en América Latina - Via Inveniendi Et Iudicandi
Festividad de Santo Tomás de Aquino Alicante, 28 de enero de ... - Ua
DERECHO Y SOCIEDAD POLÍTICA - Via Inveniendi Et Iudicandi
Apuntes Tema 5-Tomás de Aquino - IES Miguel Catalán
SANTO TOMAS DE AQUINO, Alpharetta, GA - Archdiocese of Atlanta
La Constitución Pastoral Gaudium Et Spes - Accion Católica Argentina
Apuntes para una bioética integral de la persona desde ... - E-Aquinas
La conciencia Índigo futuro presente - Talento Humano en Acción ...