Views
3 years ago

Clic Aquí [ 3,05Mb] - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat

Clic Aquí [ 3,05Mb] - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat

BOLETÍN 19 - ACADEMIA

BOLETÍN 19 - ACADEMIA NACIONAL DE LA INGENIERÍA Y EL HÁBITATCronológicamente llegamos al período 1966 - 1976, el más activo,en cuanto a geología del Ministerio de Minas e Hidrocarburos. Entoncesubican cuadrillas de geólogos en varios lugares de la Cordillera, queno habían sido trabajadas previamente por la Universidad de Princeton,de esta manera con la obra de ambas instituciones se cubre aproximadamenteel 60% del mapa geológico de la Cordillera, a una escalaregional. Posteriormente, el Ministerio deja de trabajar en la región,con la excepción del auspicio de la tesis doctoral del francés ChristianBeck, cuya disertación tiene la relevancia de traer a la literatura de laCordillera de la Costa, el concepto de napas (que mencionaré luego),muy arraigado en la geología europea, y en consecuencia reinterpreta lanaturaleza de muchas de las fallas geológicas de mapas previos.Llegado a este punto, mencionaré la producción de estudios y mapasgeológicos, realizados por profesores y estudiantes de la UniversidadCentral de Venezuela. Durante las últimas siete décadas, en la Escuelade Geología se han desarrollado unas 120 tesis en la Cordillera. Pero lascampañas de trabajos sistemáticos, las iniciamos junto al Profesor EnriqueNavarro en 1974 al regreso de nuestros doctorados. Entonces se leasignaba a cada tesis una zona de unos 80 km 2 a ser levantada a escala1:25.000, de manera que en años sucesivos se pudieron cubrir cercade 3.000 km 2 en el Distrito Federal y los estados Miranda, Aragua,Guárico, Carabobo y Cojedes. En este proyecto luego se integraron losprofesores Suhas Talukdar, Marino Ostos y Franklin Yoris.Un cambio muy importante ocurrió a partir de la tragedia de Vargas,cuando a pesar de las terribles e irreparables pérdidas de vidas y loscuantiosísimos daños materiales, se potenció la actividad geológica enla Cordillera de la Costa.A comienzos del año 2000, participé en varias comisiones involucradasen la reconstrucción del estado, y éstas requerían de la capa temáticade geología a escala 1:25.000. Tal material existía, pero disperso endecenas de publicaciones y tesis. Entonces, en la Escuela de Geología,que ya había cubierto previamente casi 80% de Vargas, conjuntamentecon la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (FUN-18

Discurso de Incorporación del Geol. Dr. Franco Urbani PatatVISIS), iniciamos un proyecto para completar la cobertura geológicadel Estado e integrar la información previa. Esto se hizo primeramentecon las 23 cartas del estado Vargas, para luego continuar a todo el restode la Cordillera, para un total de 146 hojas geológicas a escala 1:25.000,que en el año 2004 son publicadas por José Antonio Rodríguez y mipersona, como el Atlas Geológico de la Cordillera de la Costa, obra quemereció el II Premio Nacional del Libro, Categoría Libro Universitario,correspondiente a 2004 pero otorgado en 2006.Posteriormente, los esfuerzos de cartografía geológica y de integraciónde información han continuado, pero ahora bajo los auspicios delproyecto GEODINOS (que trata de la geodinámica de la interacciónde las placas Caribe y Suramericana), financiado por el FONACIT ytrabajado conjuntamente por FUNVISIS y la UCV. En esta nueva etapa,se llega a 18 tesistas de pregrado, maestría y doctorado, que hemosdirigido y estamos dirigiendo, ampliando los horizontes de las investigacionesa otras regiones donde afloran rocas ígneas y metamórficas,vale decir, Araya, Paria, Paraguaná, Goajira, isla de Toas, Archipiélagode Los Monjes, e isla de Margarita, para ya tener publicados un total de230 cartas a escala 1:25.000.Origen de la Cordillera de la CostaEntendamos primero que la Tierra es un cuerpo dinámico quecambia continuamente, pero casi imperceptible a la escala de la vidahumana, de manera que los geólogos tratamos de millones y millardosde años. Dicho esto y para entender cómo han cambiado las ideas delorigen de la Cordillera de la Costa, debemos verla como parte integrantede la dinámica de los continentes en general y de la región caribeñaen particular, de ahí las siguientes explicaciones:En 1912, el alemán Alfred Wegener presentó su teoría de la derivacontinental, pero esta teoría no fue bien recibida, ya que se desconocíanlas causas que pudieran generar tales movimientos a escala continental.Es sólo a partir de los años 60 y 70 del siglo pasado cuando fueacumulándose suficiente información para consolidarse en la actual yprobada teoría de la Tectónica de Placas. Según ésta, las cadenas monta-19

Clic Aquí [ 1,05Mb] - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
1,87Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
8,1Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
107,76Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
INGENIERÍA - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
6.6Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
10,84kb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
4.4 Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
975Kb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
5,37Mb - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
BOLETÍN 21 - Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat
Hábitat - Universidad Nacional de Colombia
Descargar - Academia Nacional de Ingeniería
Descargar - Academia Nacional de Ingeniería
haz clic aquí - Facultad de Ingeniería
ACREDITACIÓN HÁBITAT - Universidad Nacional
AGUA, SANEAMIENTO, HIGIENE Y HÁBITAT EN LAS
Descargar - Academia Nacional de Ingeniería
Descargar - Academia Nacional de Ingeniería
preliminares - Academia Nacional de Ingeniería
Análisis del estado del hábitat disperso - laverdad.es
boletín informativo n° 10 biblioteca - Academia Nacional de Ingeniería
Ing. Jesús Gómez Medina - Academia Nacional de la Ingeniería y el ...
boletín informativo n° 14 biblioteca - Academia Nacional de Ingeniería
Descargar - Academia Nacional de Ingeniería
ESTADO DE LAS CIUDADES - ONU-Hábitat
Prólogo - Academia Nacional de Ingeniería
Ver cartilla - Red Mujer y Hábitat de América Latina