La prensa terrorista II: la historia de la nena que denuncia ... - Lavaca

lavaca.org
  • No tags were found...

La prensa terrorista II: la historia de la nena que denuncia ... - Lavaca

el periódico de lavacaseptiembre 2010 / año 4 / número 38Valor en kioscos $ 7efecto bolitaEl debate que sacude hoy al gobierno de Evo sintetiza los grandesdesafíos de la ultramodernidad. Qué tiene para enseñarnos Bolivia.La prensa terrorista II: la historia de la nena que denuncia a Editorial Atlántida


2 MU SEPTIEMBRE 2010EvolucionandoLA PROPUESTA POLÍTICA QUE DEBATE BOLIVIALuego de reformar la Constitución y de derrotar a la derecha, al gobierno de Evo Morales le llegó eltiempo de definir sus horizontes. El rol del Estado, los alcances de la democracia directa y el repartode la riqueza son ahora las cuestiones que se debaten en el real centro del poder social: la calle. Sonestos problemas los que convierten a Bolivia en un laboratorio político de futuro que desafía a lasbibliotecas y nos interpela. ¿Así es la ultramodernidad?


SEPTIEMBRE 2010MU3n tiempos inmemoriales seEerigieron montañas, se desplazaronríos, se formaron lagos.Nuestra amazonia, nuestrochaco, nuestro altiplano ynuestros llanos y valles se cubrieron deverdores y flores.Así comienza el Preámbulo de la Constituciónboliviana. Que luego habla del racismo.De la pluralidad y la diversidad. Delas sublevaciones indígenas, de las luchaspopulares de liberación, de las guerras delagua y de octubre, de las luchas por el territorio,de la igualdad y el respeto. Dice,por ejemplo:“Dejamos en el pasado el Estadocolonial, republicano y neoliberal”.O sea: Bolivia intenta desmentir el fin dela historia. No cree que el Estado democráticoliberal sea la máxima y última formade organización humana, y se asumecomo reto construir el Estado Unitario Socialde Derecho Plurinacional Comunitario,nombre que de por sí puede ser tantoun amasijo de posibles paradojas, comoun desafío al futuro.Las y los constituyentes ignoran tambiénlos dogmas de la izquierda (clasismo,dictadura del proletariado, etc.). Y suman aun par de protagonistas del gremio de losagrado:“Cumpliendo el mandato de nuestrospueblos, con la fortaleza de nuestra Pachamamay gracias a Dios, refundamosBolivia”.Nada menos. ¿Ficción, realidad, buenasintenciones?Pero la vida es más caótica que los preámbulos,y aquí se quedan sin oxígenolos lugares comunes de la política y lasciencias sociales. De la derecha, de la izquierday del centro. Los bolivianos discutenhasta en las ferias, los bares y las callesla puesta en práctica de un proyecto político,cultural, económico, social, que sepropone como superador del capitalismoy el socialismo: lo llaman “Vivir bien”, o“Buen vivir”.Las cartografías indican que Bolivia estáen el corazón sudamericano. Todo puedeser lógico, falso, absurdo, verdadero,pobre, fuerte, rico, frágil. Viejo y nuevo. Ytodo al mismo tiempo. No son “categoríasde análisis”. Son latidos.Revolución vs. entornoTránsito loco, ferias infinitas, bocinazosy gritos desde las camionetasque funcionan como transportepúblico, avisando a qué barrio sedirigen.La Paz es la calle. La ciudad sube, baja,tiene curvas, misterios, repliegues, cimas,abismos y sorpresas, como si se recorrieseel cuerpo urbanizado de una mujer gigante.Se alza la vista y se ven los barrios sembradosen el seno de las montañas. Se labaja y se ve el ombligo de la ciudad. Siempreparece haber algo palpitando, algo gestándose.La plaza Pedro Murillo es uno delos posibles centros nerviosos de esta anatomía.Allí están el Parlamento, el Palaciode Gobierno. La plaza es lugar de tránsitode cholas con carpetas, funcionarios, indígenasy campesinos delegados por sus comunidadespara hacer trámites, gestiones:lo que otros llaman lobby, aquí se llama“que se hagan las cosas”.Las tres mujeres han conseguido asientoa la sombra. Las miradas pueden parecerherméticas al extranjero, hasta que seproducen las presentaciones y fluye laconversación, la cordialidad y la riquezadel lenguaje.Norma Apaza, primero dice: “Claro quehan cambiado las cosas. Hace unos añosno podíamos sentarnos aquí. Ahora se daa los indígenas una posibilidad de ingresar.Por eso nosotras estamos apoyando: ustedsabe que El Alto es la ciudad revolucionariapara este proceso de cambio con el presidenteEvo Morales”. Se trata del conglomeradoobrero y popular que mira a LaPaz desde arriba, literalmente. Norma pronunciauna palabra temible: “Pero”. Y completa:“Pero hay que ser sinceros. Este proyectono impactó en El Alto”. Lleva unborsalino negro, el sombrero masculinollegado de Europa a principios del siglo XXy apropiado por las cholas. Saco blanco,pollera rosa, dos dientes de oro. Su amigaCristina Angris Lao tiene borsalino habano,manto rosa de seda, pollera amarilla.¿Cómo definirían la actual situación?Norma: Hay muchas necesidades. Desalud, de trabajo. Y no se hace lo suficiente.¿Por qué?Hay mucha gente corrupta a nivel nacional,embolsando el dinero. No se sienteun cambio profundo para los indígenas,la clase morena. No nos dejan participaren entidades públicas. Con las señoraspensamos que no podemos quedarnosen que la gente que tiene dinero nos estésobrepasando a nosotros. Ésa es la lucha.Pero no nos dejan hablar con el hermanoEvo Morales.¿Para decirle qué?La gente de a pie sabemos las cosas. Estamosfiscalizando lo que ocurre. Queremosdenunciar a los que hacen dañoa este proceso. Pero hay mucha gentealrededor del hermano. El entorno. Nolo estimamos al vicepresidente (ÁlvaroGarcía Linera), pero vamos a apoyarhasta lo último al hermano Evo, por uncambio.Cuando se enojanVilma Carize, también en la plaza,cuenta: “Hay conflictos, necesidadesde agua potable, gas. ¿Y quéhacen? Negociados. Y no hablan. Imponen”.Cristina Angris Lao: “Algunos sabenteorías, pero nosotras sabemos la práctica.Todas las hermanas y hermanos somoscapaces. Pero nos marginan. El hermanoPresidente no está muy conscientede eso”.Todo lo dicen con una convicción queno es televisiva, ni para la platea, sino indígena.Es parte del nuevo tono de la últimadécada, en la que los pueblos originariosincineraron siglos de desprecio(incluso autodesprecio), y se reciclaron comoprotagonistas de infinidad de alzamientosy puebladas, sumados a movimientossociales, campesinos, sindicales yvecinales de diverso tipo. En Bolivia casitodas las personas forman parte de algúncolectivo, junta, gremio, organización, movimiento.Así deliberan, participan y establecenuna versión cada vez más directade democracia, donde los representantesobedecen a los representados, y no al revés.Con ese tipo de herramientas, sumadasa un hartazgo histórico, celebraron lasguerras como la del Agua (en Cochabamba,contra la privatización que incluía alagua de lluvia) y la del Gas (contra su exportación),bloquearon rutas, ocuparonciudades, quemaron alcaldías, oficinas públicas,sedes de empresas privadas, enfrentarony sobrevivieron a todas las represiones,voltearon dos gobiernos, yplasmaron una nueva agenda que terminópor hacer estallar el viejo sistema republicanoy representativo (donde no habíani “cosa pública” ni representatividad).Con esa rabia respondieron a siglos deviolencia y racismo. Pero más allá de cadareclamo, lo que nació fue la percepción delas comunidades indígenas sobre su propiacapacidad de acción y de influencia.Su poder.En esas luchas aparecieron nombres comolos del aymara Felipe Quispe, que organizóuna guerrilla indígena, la Tupac Katari,junto al actual vicepresidente ÁlvaroGarcía Linera (ambos resultaron huéspedesdel servicio penitenciario durante cincoaños). Otro fue Oscar Olivera, referentede la Coordinadora por el Agua y por laVida de Cochabamba. La figura más famosaes el cocalero Evo Morales, actual presidente.Las relaciones entre los movimientos,y entre estas personas, es mutante:Quispe y Olivera han oscilado entre detestary denunciar al actual gobierno, argumentandoque no es lo que dice que ser.Los movimientos sociales tampoco sonun conjunto idéntico ni conectado, sinouna diversidad bullente y muchas vecescontradictoria. En mayor o menor medida,apoyan al gobierno de quien consideranun hermano (Evo), celebran los avances,pero sospechan que incluso los hermanos–centrifugados por una lógica estatal, electoral,de poder– a veces hacen cosas raras.Ejercen lo que en el autodenominado Occidentese menciona como “apoyo crítico”o, en términos hogareños, “evitar que nosmetan los cuernos”.“Entorno blancoide”Un caso ha sido el último congresode la Federación de Juntas Vecinales(FEJUVE) de El Alto, organizaciónterritorial decisiva desde la que hizobajar a La Paz las puebladas que cambiaronla historia de los últimos años y gestaronal actual gobierno. La FEJUVE reúne600 juntas vecinales, representa a un millónde personas, y en su congreso de junio,2.400 delegados desplazaron a loscandidatos oficialistas del MAS (Movimientoal Socialismo), e instalaron por primeravez en la historia a una mujer(Fanny Nina) en la presidencia.En las conclusiones de la Comisión Políticala FEJUVE plantea (textualmente):“Pese de tener un presidente indígena comoes Evo Morales, el Estado sigue siendogobernado por la oligarquía criolla, peseque el MAS ha asumido el mando graciasal apoyo de los pueblos indígenas originariosy clases populares, sin embargo actualmentesigue manteniendo el sistemaeconómico capitalista y el sistema políticoneoliberal, y no ha cambiado nada para elpueblo empobrecido que sigue siendo dominadopolíticamente, explotado económicamentepor el sistema capitalista ymarginado racial y culturalmente por laoligarquía criolla”.Agrega: “El Estado sigue siendo un Estadoneoliberal-colonial y no ha cambiadonada con relación a la estructura política yeconómica”.Propone: “Luchar hasta sepultar el sistemacapitalista neoliberal, que saquea lasriquezas naturales, destrozando y contaminandoel medio ambiente”.Exige: al gobierno, “que no se entrometaen las organizaciones sociales de El Altoni de Bolivia”. Al vicepresidente y a su “entornoblancoide”, un cambio de conducta,“de lo contrario exigiremos la inmediatarenuncia a través de acciones de hecho”.El texto apoya las demandas indígenasde autonomía, reclama “acabar con la propiedadprivada de las grandes empresas extranjeras,latifundistas y terratenientes delpaís” y reivindica la libertad de expresión(que aquí se entiende como libertad de lasociedad, no de empresas autodenominadasperiodísticas). Por último demanda “nosatanizar a las luchas sociales como vienehaciendo el actual gobierno del MAS”.Fanny Nina está en una clínica de El Alto,donde la internaron tras la golpiza quele dieron algunos desconocidos. Reponiéndose,e impregnada de prudencia, dijoa mu: “No quiero acusar a nadie. A vecesse infiltra gente mala. No queremoshacer las viejas prácticas de otros dirigentesque no defendieron El Alto. Queremosconcretar proyectos. No hay servicios básicos,mucha gente no tiene agua potable.¿Cómo hablar de Vivir Bien si unos tienen,y otros no? Tenemos proyectos grandes,de desarrollo, como industrializar elgas en El Alto, retomando la agenda de octubrede 2003. Transporte público, educa-


4 MU SEPTIEMBRE 2010La Paz vista desde El Alto: una bella postal que muestra el crecimiento de la ciudad entiempos de Evo. Arriba, a la izquierda Abraham Delgado Mancilla, en pleno centro de ElAlto. Abajo, Fanny Nina, primera mujer que dirige la poderosa FEJUVE, en la cama de laclínica, donde se repone de los golpes que recibió. Arriba a la derecha, las estudiantesde Ingeniería que elogian a Evo por atreverse al satélite. Debajo, con sombrero, Siku Mamani,director de la revista Chakana, habla del freno actual a los movimientos sociales.ción, salud. No somos funcionarios, ni siquieratenemos un sueldo. Pero representamosa la sociedad. La sociedad es másimportante que los gobiernos. Lo que nonos gustaría es tener que hacernos sentirpara sacar las cosas por la fuerza”.¿Y los golpes?Soy la primera mujer presidenta del FE-JUVE. Eso tal vez no gusta. Tendré queser el doble de fuerte.En la plaza Murillo vuelan las palomas.Norma lo sintetiza así: “No queremos queel hermano Evo se olvide de sus raíces. Sedan pasos, pero no son largos. Son cadavez más pequeños”.Sumaj qamañaHay otro dato vital para comprendera Bolivia: quedó esfumada loque genéricamente puede llamarse“la derecha”, al menos hasta nuevo aviso.Por lo tanto, todo el debate actual esdentro de este nuevo territorio social y estatalque se arma con dosis variables deindigenismo, izquierda, rebeldía, identidad,burocracia, revolución, inclusión, desobediencia,reformismo, feminismo, sueñosy autoestima. Pero todas estaspalabras, creencias o culturas pueden andarchocando entre sí. Uno de los problemases: ¿en qué medida lo que llamamos“derecha” puede colarse en este nuevouniverso? ¿Los cambios son maquillaje?¿Aquí hay un emprolijamiento con rostroaymara de lo que la derecha ya no puedehacer? ¿Una transformación de fondo?Las ferias son una fiesta de ropas, artesanías,electrónica, talismanes. De colores yregateos. Pero para conocer un país se recomiendadesobedecer las guías turísticas yno mirar las cosas típicas, sino las atípicas.Lucila Sullcata espera el almuerzo mientrasenvía un mensaje de texto en su celularplateado. A los 26 años, ataviada como chola,prepara la defensa de su tesis para el doctoradode Sociología. Cuenta: “Hay una ideaque todos hablamos, el Vivir Bien. Sumajqamaña. Pero el gobierno no permite el vivirbien. Uno ve negociados, pobreza. Si hassido un pegapapel del gobierno, un repartidorde volantes, te dan espacio. Actuar asíes no tener conocimiento de causa”.El Vivir Bien es un concepto en discusión.Parece lo que en otros parajes llaman“calidad de vida”, pero es mucho más. Esuna propuesta política, económica y culturalque no se centra en el dinero o el consumo,sino en la convivencia con las personasy la naturaleza, una nuevademocracia participativa. Ética sin excluidos,reducción de la brecha social, sin híperricos, sin marginados. Es apenas unpantallazo de lo que se está gestando. Elgran tema: ¿cómo se lo implementa?Lucila: “Es un concepto aymara, todostenemos que intervenir para lograrlo. Peroahorita el gobierno se ha convertido en unespacio de mercado. Se negociancargos. Weber dice en unescrito que muchas personasno viven para la política, sinoque viven de la política. El poderles da dinero”. Lucila tieneun puesto de venta de correaspara amarrar ganado en la feriade Huachaca. En La Paz, caminó3 kilómetros en bajada y3 en subida durante cincoaños para estudiar Sociología.¿Qué aspectos valora del gobierno?“Recursos como los hidrocarburoshan sido recuperados.Hay bonos que sonimportantes, como el Dignidad(pensión para todos losmayores de 60 años, más de700.000 personas, obtenidacon los recursos de los hidrocarburos).Otros son marketing. Pero ademáshemos sido reconocidos mundialmente,con un indígena como nosotros.Antes pasábamos desapercibidos”.Otra historia: “Felipe Quispe fue quiensembró la semilla para que el indigenismocrezca. Un día fui a verlo con unos amigos,que eran blanquitos. Abrió la puerta y semolestó al verlos. Le dije: si a nosotros noshan discriminado, nos han apocado, sabemosque al decir ‘tu cara es blanca’ estamosdiscriminando. Es el diente por dientey ojo por ojo. Me dijo: ‘tienen los celulares,nosotros no tenemos que ser así’. Pero yopienso bien diferente. No podemos caer enretroceso. La tecnología te abre. Antes erasólo para los que tienen plata. El celular esun medio de comunicación. Pues bien,tengamos todos los medios de comunicación”.Los bolivianos hablan con orgullodel futuro satélite Tupac Katari (compradoa China), que habilitará las telecomunicacionesa todo el país desde 2013. Le fuemuy bien a Lucila en la defensa de su tesis.Al día siguiente contó con voz suave y decidida:“Mi sueño es crecer más”.El freno a los movimientosUna señora queda desparramadaen el piso atropellada por una moto.Sobrevive y se levanta. La Paz.Calles de doble mano, semáforos invisibles,autos a punto de colisionar que cadatanto lo logran. Todo parece caótico. Pero“Una de las contradiccionesfundamentales de lacoyuntura actual se daentre gobernabilidad, susmodos tiempos y dinámicas,y la autonomía delos movimientos sociales,su capacidad creativa. Losmovimientos sociales sonmás que el MAS, son lafuerza fundamental. Poreso la única garantía paralograr cambios es posicionarsejunto a ellos”,sintetiza el profesor JorgeViaña en el libro Sujetosy formas de la transformaciónpolítca en Bolivia.todo fluye. La novedad es que han puestoa jóvenes disfrazadas de cebras paraamansar esos peligros callejeros. Son chicasde la calle que hicieron cursos de expresióncorporal. Se plantan con mímicasdelante de los autos para que los peatonescrucen, les piden casi en broma a los conductoresque respeten a suscongéneres, logran que la genteno se lastime o mate entresí, generan un clima de alegríaen la calle. Y además, eltránsito fluye mejor. Tal vez ala política boliviana le haganfalta algunas chicas de la calle.Siku Mamani también esaymara, vende libros en unpuestito del Museo Etnográficoy está enojado: “El gobierno esun freno a los movimientos fabricadopor Occidente para hacernoscreer que los indígenasllegamos al poder. No va acambiar nada. Nosotros tenemosque seguir luchando poruna cosmo convivencia quenos hermane con la naturalezay con las personas”. Siku dirigela revista Chakana, que se propone comoagencia de noticias de los pueblos indígenas,pero aclara velozmente: “No somos oenegé,ni partido político, ni religión. Todosesos viven de la pobreza. Son otro freno parael buen vivir”.Abraham Delgado Mancilla vive en ElAlto, ha estudiado Administración, Derecho,Historia y en forma autodidacta Sociología.Es un activista de su ciudad, conectadocon los jóvenes indianistas y sociales.¿Qué cambió en El Alto, con Evo?La infraestructura no cambió. Por esohay malestar. Evo representa una corrienteindigenista del MAS. Otra corrientees la de García Linera, más teórica.Y hay otra, de oportunistas yparacaidistas. Del otro lado hay un empoderamientode los movimientos sociales.Todos tienen la capacidad deasumir liderazgos. Ya no hay temor. Porahora el gobierno es un puente: los cimientospara que en algunos años sesiga construyendo otra cosa.¿Qué cambió en las personas?Las luchas de estos años fueron un procesoideológico y político. Ahora sabesde dónde vienes, y a dónde quieres ir.Antes no pensabas como nadie. Ahorapiensas como tú mismo. Nacen tus ideas,tu creatividad. Pero nada es fácil ni ilusorio:aquí sigue habiendo hambre, pobreza.La economía sigue concentrándosecon un auge de élites locales. Y nuevasélites en el gobierno.El florecimiento de barrios cerrados, 4 x 4,Mercedes polarizados y otras delicias, es elsímbolo callejero de las nuevas situaciones.“No llega una redistribución de la riqueza.Hay un poder simbólico. La soluciónes una verdadera toma del poder.Que exista una economía comunitariaque no sea occidental –ni capitalista ni comunista–,que evite los daños ambientales,con un componente circular de distribución,sin pobres ni ricos”.Abraham matiza: “No todo el gobiernoes lo mismo. Hay compañeros que nocambiaron, y otros son paracaidistas. Dicenque El Alto se puede dar vuelta, comocastigo para que el gobierno aprenda. Nocreo. Pero hay tiempo. Esto va para largo”.Los levantamientosEn los últimos meses hubo levantamientoscomo el de Potosí, conbloqueos de ruta, huelgas dehambre, reclamos al gobierno por obras ypromesas incumplidas. O en Caranavi, reclamandola instalación de una planta decítricos prometida por Evo Morales. La represiónprovocó dos muertos. El gobiernorespondió que los conflictos fueron atizadospor la derecha desplazada. Nardi Suxomilitó en la Asamblea por los DerechosHumanos de Bolivia y hoy esministra de Transparencia y Lucha contrala Corrupción, y defensora cotidiana deloficialismo en estos casos. En su entrevistacon mu dice: “No estoy de acuerdo conque haya malestar. El gobierno atendiótodas las necesidades de Potosí. Hubo interesesparticulares de cooperativistas mineros,de grupos opositores, que ademásno quisieron dialogar. En Caranavi hubogente allegada a la embajada norteamericana.No han podido derrotarnos con golpescívicos ni atentados. Decían sobreEvo: ‘Este indio no va a aguantar’, ‘les vana quitar la cooperación internacional’. Nadade eso sucedió”.Pero las críticas no vienen de norteamericanosni derechistas, sino del propio sector socialque llevó a Evo a la presidencia.Hay dirigentes de los movimientos socialesque ahora están en cargos del gobierno,y dejan las organizaciones socialesdonde surgen nuevos liderazgos,que cuestionan todo. Tenemos que volvera tomar el liderazgo.¿Y la represión?Dicen que la policía mató a dos personas.Investigaremos. Pero también hayque ver las denuncias de una mujerque estaba en desacuerdo con el bloqueo,y le han cortado las trenzas.


SEPTIEMBRE 2010MU5La generación Evo tiene una característica: la formación. Los hijos de la Guerra del Aguaestudian con un objetivo: ser los cuadros técnicos de los movimientos sociales. De trajecitoy sonriente, la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, con trayectoria en la defensade los derechos humanos. Ahora carga con la polémica tarea de investigar a los opositores.En el teléfono, el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, dirigente obrero yprimer tiular de la cartera de Trabajo de Evo. Representa el motor de su gestión.No parece comparable: muertos por la policíay trenzas.Vengo de los derechos humanos y la izquierda.No le tengo confianza a la policía.No vamos a permitir la impunidad.Pero hay que escuchar a los quedenuncian del otro lado. Este procesotiene cinco años y quieren que les resolvamoslos problemas que no hemossido capaces de reclamar antes. Claro,ahorita hay un gobierno –como decíauna compañera ministra– tal vez conexcesiva democracia: vienen todos apedirnos lo que quieren.Ése es el desafío, para eso los votaron. No hayque asustarse de tener problemas.No me asusta. ¿Qué revolución no hatenido problemas? Necesitamos la convicciónnecesaria para permanecer depie y construir una Bolivia distinta.¿Qué imagina después de Evo?Evo.La hora de la supramodernidadOtro viaje, entre cebras y bocinazos,lleva hasta la oficina de una de lasclaves del poder actual: el ministeriode Obras Públicas y su titular, WalterDelgadillo. Fue obrero 14 años, luego dirigentede la Central Obrera Boliviana, antropólogo.Fiel a su época, adhirió a formasradicales de lucha social. La charlacon mu comienza sin preámbulos.Se nota malestar, insatisfacción, ¿cómo lo interpreta?Éste es un proceso híbrido. Estamos discutiendoqué modelo va a funcionar. Aconsecuencia de la hibridez, hay sectoressocialistas, otros hablan de capitalismode Estado. Y otros de un socialismo comunitario.Es parte de la deconstrucciónde un tiempo: desarmar los conceptos, yrearmarlos. Es el vigor de este momento,y su debilidad.Delgadillo calcula que las dos terceras partesde la población forman el contenidosocial de lo que se está gestando. “Hayuna acumulación del Presidente en el sectorindígena y obrero, y siempre es másfrágil en la clase media”.¿Y cuál es el cambio?El principal es el cultural. No podemosmedir todavía el alcance de una improntaindígena marcando la época. Es unnuevo molde. La contradicción ahora esentre lo moderno, y lo supramoderno.Delgadillo brinda una clave: “La variabletanto para lo político como para el desa-rrollo es el pluralismo. Con educación,salud, servicios, y alto protagonismo estatal.Nuestra arquitectura es sencilla: lossectores estratégicos como hidrocarburos,minería, recursos naturales, forestales,son el bloque de acumulación de excedentes,que derivan al sector de la producción,generación de empleo y bienestar.Transversalmente están los sectoresde infraestructura y financiamiento. Ésees todo el paquete”. Traducción: ésa es lamáquina que genera y bombea recursos.“Pero hay que cubrir la deuda social, ylas expectativas democráticas y pluralesson terriblemente más dinámicas que lasposibilidades de satisfacerlas. Hay undesfasaje. Ése es el marco de la conflictividadque aparece”.Delgadillo no se pone a la defensiva:“Nuestra tentación es pensar que los problemasson consecuencia del enemigo.Hay gente en el propio gobierno que locree. Yo creo que hay un imperio y unaderecha, pero no quiero caer en el errordel ciego que tropieza, y le echa la culpa alempedrado. Nuestros enemigos no duermen,obvio. Es un dato. Pero yo prefieroreflexionar sobre nuestras debilidades,nuestras incapacidades de gestión y de incorporara la sociedad al proceso”.Una ministra nos habló de exceso de democracia.¿A usted qué le parece?(Delgadillo piensa largo). Me consideroun demócrata radical. La Constituciónes muy clara: democracia representativa,directa, comunitaria. La marca es lapluralidad. Hay un camino autoritariopara actuar. La otra posibilidad es buscarun horizonte, articulando las diferenciasen un espacio democrático. Ustedlo puede imponer, pero lo que noconstruya en democracia se lo cobrarána la corta o a la larga. Se lo cobrarán.Usted puede transformar económicamenteun país. Empezamos con el12% de participación estatal en la economía,ya estamos en el 30%. Pero lodifícil es la otra transformación. La dela cabeza. Antes lo llamábamos ideología.Para mí la palabra cultura es máscompleta. Subjetividad. La manera deconstruir nuevos significados, símbolos.De otro modo usted hará lo quequiera en el gobierno, pero no cambiarála cabeza. Y para hacerlo necesita espaciosdemocráticos. No se trata de venircon un machete, cortar, empezar denuevo. No. Por eso creo que es un procesoprogresivo.¿Qué significa esa idea de supramodernidad?Para mí es una respuesta superior a lamoderna. En el capitalismo el centro esel capital. En el socialismo, el trabajo.En este nuevo tiempo que nos proponenlos indígenas, el centro es la naturaleza.Por ahora a esta propuesta superadorase la llama Vivir Bien.¿Y cómo juega en ese planteo el Estado,artefacto que suele ser burocrático y verticalista?Es la pregunta. ¿Cómo lograr el acceso demultitudes al ejercicio de la gestión? Menudoproblemita. ¿Cómo incorporar a lagente al aparato estatal, que se apoderende él, sin dejarlo inerme, ineficiente?O sin que se instale una relación clientelar yprebendaria.Exacto. Estamos preparando un programaque llamamos de Formación Dual,justamente para facilitar la intervenciónde la sociedad. Porque si el bloquesocial que ha hecho las transformacionesno copa el poder, todo se va a torcer,y no van a alcanzar las cosas sólocon un liderazgo, por positivo que sea.Hay que construir calidad estatal desdela gestión.¿Qué está afectando ese proceso?A veces, al incorporar compañeroscampesinos, indígenas, se nos ha trancadoel aparato estatal. Hay que darlecontenido incluso de clase, pero con losritmos de inversión, de eficiencia y eficacia,para mostrar que somos capacesde hacer una gestión superior a las anteriores.Tenemos que ser más honestos,más democráticos, y más eficientes.Todo junto. Ganar más plata conmenos costos y toda la participación.En ese debate estamos.La crítica es que frente a la ausencia de unaderecha convencional, los gobiernos progresistasterminan haciendo un neoliberalismocon rostro popular.(Delgadillo ríe). Nosotros como mínimoharemos un capitalismo de Estado. Osea, un Estado intervencionista, planificador,muchas veces verticalista. Peroesto no es neoliberal. Estamos en laconstrucción de una nueva cultura. Ysin participación todo se va a trancar.Planteo diferente a la izquierda clásica.Mire usted. Esa izquierda creía quecambiando la infraestructura, cambiabanel país y la sociedad. Según mimirada, lo que ocurrió en la UniónSoviética, en China, incluso en Cubatiene la deficiencia de la falta de libertad.El centro de operaciones es la cultura,lo subjetivo, que debe ir rehaciéndosedemocráticamente, con untrabajo de educación, de apertura. Siseguimos hablando de imperio perono deconstruimos la vieja subjetividad,los modos de pensar y sentir,siempre habrá posibilidades de retornoa lo anterior.Otra crítica: el gobierno frena el proceso decambio.Si hablamos de lo real, no hay frenos.Desde una ilusión, puede ser, pero éstosno son tiempos de consignas. Yo digo:quiero una sociedad feliz. ¿Cómo lologro?El mensajeEl ministro no omite los datos: seacabó el analfabetismo, el PBIcreció de 900 a 1.700 dólares percápita. El ritmo anual de crecimiento vadel 5 al 6 por ciento. Reservas de 9.000millones delares, como nunca hubo.Se duplicó el ritmo de construcción derutas. De 2.000 viviendas anuales se pasóa 17.000. El futuro satélite para comunicaral país. Bajó la pobreza extrema en8 puntos. Pero ya se sabe: las sinfoníasmacroeconómicas no siempre tienen quever con los murmullos de la realidad. “Loque le criticaría a este proceso es que noha tenido suficiente capacidad para definirel horizonte. Eso es bueno y malo. Situviéramos todo resuelto sería ideal. Peroirreal. Tenemos esa idea del Vivir Bien.Pero es todo muy nuevo. Si no tengo definidoel horizonte, hay que caminar. Ypara eso tenemos que conspirar el futurocon la sociedad”.¿Y después de Evo?Evo. Por ahora, hasta 2015, pero tienemúsculo como para ir hasta 2020. Nuncahubo un proyecto nacional, siemprehubo discontinuidad. Creo que ésta esuna etapa de aprendizaje mutuo, quenecesita tiempo para que cambie la subjetividad,y que cambie el país”.Caudillismo, democracia, naturaleza, losocial, lo partidista, la autoestima, la cultura,la gestión. Los modos de pensar, hacery conspirar. El significado de vivir bien.Todos los debates están ahí. En La Pazel horizonte no es lineal, está hecho de picosy de vértigos.Dicen que al oscurecer, esto que estoyviendo como hipnotizado, no es la bellezade una ciudad iluminada sobre las montañas,sino estrellas que aterrizaron paracompartir la noche.Busco en la computadora “herramientas”y “contar palabras”. Hay más de5.000 en lo escrito hasta aquí. En Boliviamás que contabilizar, el sueño es vivirbien, y compartir herramientas: las palabras,los días y las noches. Por eso la preguntano es un final de la historia, sinoapenas su comienzo: ¿qué nos está diciendoBolivia?


6 MU SEPTIEMBRE 2010Teoría dela prácticaÁLVARO GARCÍA LINERA, EL VICE BOLIVIANORepresenta la corbata en un gobierno indígena.Esto es, el clásico intelectual de izquierda que citaa Gramsci y Lenín para describir a un país queestá escribiendo sus propios dogmas políticos.Didáctico y racional, traza un cuadro de situaciónsobre las encrucijadas actuales de un gobiernoque ganó el round contra la derecha y ahoradebe definir para qué sirve el Estado.Álvaro García Linera en el Salón Dorado del Palacio Presidencial de La Paz. Evo estabaen Corea, así que en su condición de presidente conversó con MU durante una larga hora,sin interrupciones, aunque desde el bolsillo chillara tres veces su Blackberry.ntró al al Salón Dorado delEPalacio de Gobierno diciendo:“Y cómo están los compañeros”.Traje oscuro, camisaceleste, corbata oscura, Blackberryen una mano y el ejercicio de la presidenciaen la otra, por viaje de Evo Moralesa Corea.Álvaro García Linera es matemático, sociólogoautodidacta (la cárcel fue su lugarde estudio), profesor universitario y a lolargo de la entrevista se definirá tambiéncomo racionalista, bolchevique y espartano,sumado a su condición de katarista.Esta última identidad viene del tiempo enque formó con Felipe Quispe el EjércitoGuerrillero Túpac Katari (en homenaje alaymara que en 1781 levantó a su pueblocontra los españoles, y terminó descuartizadoy decapitado).García Linera desapareció unos días en1992, con el habitual plus latinoamericanode torturas, y quedó preso durante cincoaños, sin que pudiesen probarle los delitosde alzamiento armado y sublevación.Luego dictó Sociología en La Paz y se convirtióen analista político y panelista perennede la televisión boliviana, conferencistainternacional, y autor de al menos 40ensayos publicados como libros propios oen colaboración. Su regalo a MU fue La potenciaplebeya, acción colectiva e identidadesindígenas, obreras y populares en Bolivia,antología cuyo solo título indica queno se está ante un político convencional.El Salón Dorado tiene unos 15 metrosde largo por 8 de ancho decorados con alfombras,cortinados, sillones de terciopelo,arañas y otros afrancesamientos típicos enestos recintos. La historia dice que EvoMorales convocó a García Linera comocompañero de fórmula, considerándoloun puente entre sectores obreros e indígenaspor un lado, y la clase media por elotro. Hicieron historia electoral, ganandoen 2005 con un inédito 54% de los votos, yrompieron su propio récord con el 62% elaño pasado. “Me ven con corbata porqueel compañero Evo me pidió que la usesiempre”. Mientras Evo ha personificadoun estilo de vestimenta estilizadamenteindígena, García Linera luce lo clásico ymoderno. Cuidadoso de su imagen, prefiereno ser fotografiado en un amplio sofáde tres cuerpos: “Demasiado ostentoso”dice riendo. Pero encaja perfectamente enel Salón Dorado, donde lo difícil es imaginaresa potencia plebeya de la que él hablaen sus libros. La potencia indígena trajohasta aquí al actual Presidente, y alpuente que buscaba. Gran parte del debateboliviano tal vez sea ése: cuál es la imagenque se mira, de qué modo calza cadauno de los protagonistas en ella, o de quémodo se rompen todos los encuadres paracrear algo nuevo. Limonada para el periodismo,y té para el vicepresidente, que escuchala primera pregunta.Percibimos un malestar en las comunidadesque siguen siendo un importante apoyo algobierno. ¿Cómo lo evaluaría?Complicada la pregunta. (Hace silencio,mira el piso y el techo durante exactamente20 segundos). Hay etapas del proceso revolucionario.La primera es la gestaciónde una voluntad de poder de los sectorespopulares, formados en un hábito deobediencia y sumisión. El poder era untema de otros: otras pieles, apellidos, y noel suyo propio. Rompieron con eso: ¿porqué no podemos nosotros ser poder, sergobierno, construir el Estado? Lo hizo elmovimiento indígena, y no a través deun partido clásico sino de las estructurassindicales y comunales, en los 90. Y nocomo retórica sino con un brazo materialobjetivo que es el sindicato, el gremio y lacomunidad. Eso hurga lo propio y másexpansivo que tienen las clases populares:son pobres, marginadas, no tienenpoder económico: pero tienen estructuraorganizativa.Que se puso en acción...Sí. En un segundo momento, la voluntadde poder se transformó en capacidadde movilización. Año 2000 en ade-lante. Tercer momento: la construcciónde un programa alternativo con capacidadde seducir a sectores no indígenasni campesinos. Nacionalizar los recursos,asamblea constituyente: una reformamoral de la sociedad. Cuarta etapa:la victoria política electoral. (Señala loque nos rodea). El presidente Evo entra alpalacio, pero no es el poder. La economíaestá en manos extranjeras, el PoderJudicial en manos de los viejos partidos,el poder económico interno en manosde roscas entre las redes locales ygrupos extranjeros. Y el poder culturalmediáticoen manos de esos mismosempresarios y políticos. Es la etapa dedesmontaje y confrontación con el viejopoder real, con la derecha, a través dela ampliación del poder del pueblo.Esa etapa es la de la Asamblea Constituyente,pero los movimientos sociales sólo pudieronentrar allí a través de la puerta de los partidos.¿Ése es un diseño político suyo?No. Los sectores populares también podíanentrar por agrupaciones ciudadanas.Además el MAS (Movimiento alSocialismo) no es un partido, es unaconfederación flexible y laxa.Pero tampoco es el movimiento social.Casi un 70% de nuestros candidatosparlamentarios fueron elegidos por lasorganizaciones. Sólo algunos son propuestospor la dirección nacional y porel Presidente, para lograr una alianzacon sectores medios. Pero la mayoríason indígenas, mineros, cooperativistas,asalariados.¿Eso significa que los movimientos empezaronun recambio dirigencial?A eso voy a llegar…, pero vamos por laquinta etapa: hay un adversario conservadorcon caudillos, partidos, territorios,mecanismos de coerción y represión.Frente a él, la coalición social se articula:“Dadme un adversario, os daré una victoria”.Los movimientos rompen su localismoy construyen un horizonte universal.Las diferencias internas pasan a unsegundo plano, porque estamos en peligrode muerte sartreano, que unifica atodos. Y cada agresión fortalece la cohesiónfrente al enemigo que quiere arrebatarnosesta voluntad popular de igualdad.Esa pelea se la gana en el año 2008.Se derrota al golpe de Estado, se desmontaa un grupo de mercenarios queintentaban atentar contra el Presidente,se aprueba la Constitución. Se consolidala victoria moral, política, electoral y militardel bloque nacional popular frenteal opositor. El presidente Evo es reelegido,y sumamos dos tercios del Congreso,más de dos tercios de las alcaldías ganadas,y de los gobernadores.Ya no se trata entonces de un presidente enel palacio y sin poder.Ya no. La nacionalización de los hidrocarburosmodifica el uso de la renta gasífera,se nacionalizan empresas y el Estadose convierte en el principal gestoreconómico: pasamos del 12% del PIBnacional al 35%. Se expande la transferenciade recursos hacia los sectorespopulares vía bonos (planes sociales)que incentivan la demanda interna, víaaumentos salariales, mejoras laborales.Se expande el poder político, cultural,económico e ideológico. Se puede decirque estamos en un proceso de construcciónde poder.¿Y las protestas como las de Potosí, por ejemplo,cómo calzan en este cuadro?Es una sexta etapa, donde se acabó elenemigo unificador. Todo se reacomoda.Muchos líderes de los movimientos sevuelven funcionarios. Y quedan entoncesliderazgos intermedios, no fuertes, yuna disputa interna por sobresalir.Pero con una mentalidad nueva: hoy esa dirigenciase puede plantear el poder.Eso está viviendo usted: todo un movimientode recambio generacional y disputasde liderazgos en los movimientos,dentro de este proyecto de poder.Derrotada la derecha (temporalmente,nunca se la derrota de por vida) hay unrepliegue de las organizaciones sociales


SEPTIEMBRE 2010MU7al ámbito local y corporativo. Ganó elproyecto universalista donde lo propiose resigna a favor de todos. Pero ahoraque no hay enemigo, peleo por lo mío,por encima del resto. Cambia el escenariouniversal por el corporativo. Uncaso. Los compañeros de la Asambleadel Pueblo Guaraní nos proponían pararla explotación y exploración de unparque, para convertirlo en una zonade turismo. Allí está el 60% de nuestrasreservas de gas. Dijimos: “Si ustedes lesexplican a los campesinos e indígenasque el dinero de su bono se va a suspenderpara hacer turismo donde estánel gas y el petróleo, ningún problema,adelante”. “No, cambiamos de opinión,sigamos extrayendo”, dijeron. Porquede ahí sale el dinero para los bonos, laescuela, la clínica.Es decir que no se puede discutir el modeloeconómico extractivo.Ése es otro problema.Ése es “el” problema.Para mí el problema central es la tensiónentre lo universal y lo local. Porquelas tierras fiscales no hablan demodelo extractivo, sino de cómo se distribuyela riqueza. Si se usa para todoso para unos cuantos.Cada cual pedirá todo, y es tarea del Estadoser ecuánime.El movimiento social al principio pensóentre todos y para todos. No las demandasparciales.Es evidente que los recursos son limitados,pero a la vez la deuda social es enorme.Pero en cada caso se ve un repliegue delmovimiento social. Todos piden la soluciónde su problema inmediato, dejandode lado los problemas del resto de laspersonas y el horizonte general, ahoraque se acabó el enemigo unificador. ¿Porqué el movimiento social hace eso? Porqueno necesariamente va en ascenso. Larevolución permanente es una falsedad.Lo que hay son oleadas, idas y venidas,un sentimiento colectivo, y luego replieguesdonde cada cual se apega a lo suyo,se aísla, se enfrenta… y otra oleada. Nuestraconfianza es que desde el movimientosocial, y no desde el Estado, surja unaoleada que vuelva a proponer un horizontemás expansivo, común y universal.Otra mirada: el malestar es por lo común,porque no cambia de fondo el modelo económico.¿Cúal modelo económico?El neoliberal. El extractivo.Son dos cosas distintas. ¿Qué es lo neoliberalen Bolivia? La privatización delo público. Pero nosotros expandimoslo público. El Estado es el sustituto delinversionista: minas, petróleo, telecomunicaciones,industrias y electricidad.¿Antes qué hacía? Nada. Ahora se garantizael predominio del trabajo sobreel capital.¿Y los recursos naturales?Desde tiempos del virrey Toledo somosexportadores de materias primas. Todonuestro objetivo ya lo hemos acordadocon los mineros: que el dinero vaya, ensu mayor parte, a industrializarnos enestos cinco años. Gas, petroquímica, hidroeléctricas,el litio. Industrializar enpequeña o gran escala la mayor partede los recursos naturales precaviendoequilibrios tensos, pero equilibrios alfin, por el respeto a la naturaleza. Hayuna tensión muy interesante: los fundamentalistasdel respeto a la naturalezadicen: “No hay que industrializar nada”.Entonces dejemos que Bolivia sigasiendo el bosque que les da a los extranjerossu aire puro, mientras los demássiguen depredando y nos dejan enla pobreza. La otra es industrializar. Node manera ilimitada, pero rompiendola maldición de un país de materiasprimas que se queda con el 2% del valormientras el 80% queda para los queindustrializan.Los movimientos tienen madurez para comprenderese proceso porque ellos señalaroncuestiones como la nacionalización o la necesidadde transformar la Bolivia histórica. ¿Hayun problema del gobierno para dialogar sobreel estado en que se encuentra ese proceso?Recibimos con mucha humildad las críticasy demandas que nos hacen, siempreque respeten el interés de los demás.Y aun si toman en cuenta sólo susintereses, este palacio dedica el 80% desu tiempo a reunirse con las organizacionessociales.Es para lo que los trajeron.Sí, no es un compromiso, es nuestro hábito:de ahí venimos.¿Qué requiere esta sexta etapa? ¿Más centralismodemocrático? ¿Más democracia participativa?Requiere que el Estado mantenga la defensadel interés general por encima delinterés particular. El Estado iba detrás,pero en esta etapa va delante de algunosmovimientos sociales. No puede durarmucho: somos los más desesperados poruna nueva oleada de la organización socialque impulse –más allá de nosotros,por encima de nosotros– estas demandaspor soluciones comunes. Por eso se necesitaun proceso de repolitización de lasorganizaciones. No por parte del Estado,sino de ellas mismas. Hay fricciones, todosaprendemos, pero nadie pone en dudaal proyecto. En Potosí hubo protestas:no un proyecto alternativo de sociedad,sino un “aceleren lo que han prometido”.Pero el malestar es sobre situaciones de fondoque se mantienen idénticas. En Argentinael plan social es clientelar y aun si alivia lapobreza, no cambia su condición estructural.¿Cómo es la situación aquí?Se tomaron medidas para los sectoresmás vulnerables, los niños. La deserciónescolar es grande, porque ayudana sus familias a trabajar. Luego ese jovensin educación queda relegado atrabajos muy precarios. Se introdujo elbono Juancito Pintos que se entregacumplido el año escolar a 1.600.000chicos. La Renta Dignidad es universal,para todo mayor de 60 años, asalariadoo no. Su volumen depende de los ingresospor hidrocarburos.¿Impactó en la economía?Amplió la demanda, y eso explica el crecimientomás alto del continente, del 6%.La mitad por materias primas, la otra pordemanda que inyecta dinero en un mercadomuy frágil. No somos una economíade mercado, pero ojo, que el mercadoexiste desde antes que el capitalismo,y seguirá existiendo después.Usted habló en un momento de “capitalismoandino-amazónico”, mencionó también “elsocialismo comunitario”. ¿Qué propuesta defuturo político se está construyendo, cúal esel modelo que guía, y que muchos le atribuyendirectamente a usted?(Sonríe pasándose la taza de té por los labios)A diferencia de los marxistas defolleto, que creen que el mundo es loque uno piensa, venimos de una corrientemarxista crítica ¿Qué es lo quehay en el mundo? Capitalismo. Inclusoen la Rusia soviética Lenin, luego desiete años de revolución dice: “Lo quetenemos es un capitalismo”. ¿Y aquí,ahora? Pedazos de capitalismo, de estructurascomunitarias, mercantilismo,precapitalismo. El Estado, anteriormente,devenía en un empresario colectivo,como decía Lenin. Pero cuando generariquezas pero no acumula para sí, sinoque reinvierte en obras sociales, mejorasy producción: ¿cómo llamarle aeso? Quién sabe.No puedo comparar el Estado soviético conel boliviano, sería negar la riqueza que hatenido la construcción de resistencia indígenade espaldas al Estado… Usted nombró loque tiene Bolivia, lo que hay, pero quizá lomás interesante es lo que no tiene. Y ahí estáel potencial de un futuro que pueda crearotra fórmula.Pero el socialismo se crea desde lo quehay, y no desde lo que deseo.¿No cree en la fuerza del deseo?No. Soy marxista puro.¿Cómo pasó cada día de cárcel, sin deseo?Con pura racionalidad. Soy matemático,por encima de todo. Una cosa es el“Somos los más desesperados por unanueva oleada de la organización socialque impulse, más allá de nosotros, porencima de nosotros, las demandas porsoluciones comunes”.papel que pueden tener la voluntad yla razón en el investigador o en el político,y otra en la acción colectiva. No lasconfunda.Sólo lo pienso como acción colectiva. Pero lointeresante del proceso boliviano es que puedeescribir otras frases. No citar ni repetir, sinocrear. Y en la creación el deseo sí es importante.Aunque sea matemático...Sí, definitivamente. No hay que imitar,pero tampoco pensar que la realidades sólo la que está en la cabeza. Sepuede crear una sociedad nueva. Pero,¿con qué? Con lo que hay, y con la potenciaque se acumula. Por eso el horizonteposible en nuestra sociedad es el“La revolución permanente es una falsedad.Lo que hay son oleadas, idas y venidas,un sentimiento colectivo, y luegorepliegues donde cada cual se apega alo suyo, se aisla, se enfrenta”.socialismo. No porque esté escrito enun libro, sino porque hay fuerza material,latente, existente. Asfixiada, limitaday con una serie de complicaciones,pero está. Entonces: el concepto de capitalismoandino-amazónico respondióa esto: ¿qué hay ahorita en Bolivia?La otra pregunta: ¿a dónde puede irBolivia? Podemos y quisiéramos ir alsocialismo.Los que quieren lo mismo sienten que el gobiernofrena ese potencial. Nos dicen: “Lospasos son cada vez más cortos”.¡Ay! ¡Ojalá hubiera una fuerza que vayamás allá de lo que nosotros estamosahorita empujando! ¿Qué es lo que estamosfrenando? ¿La demanda salarialpara no poner en riesgo la producciónde nuevas fuentes de empleo? Eso noes frenar. El gobierno no se opone aconstrucciones colectivas más poderosas.Estaríamos felices de tenerlas. Enestos 4 años creamos alrededor de 20pequeñas fábricas en función de lasnecesidades exigidas por las comunidades,dirigidas y administradas por ellasmismas y los sindicatos. Todas han tenidoque volver al Estado porque nopudieron gestionarlas.No es lo mismo autogestión que organizacióna partir de una demanda del Estado.Eso es lo que creen algunos: que el Estadopuede sustituir a la sociedad.Eso se llama colonialismo.Además se llama vanguardismo y utopismoretrógrado. El Estado revolucionariopuede apoyar y potenciar estasiniciativas, pero no ir mas allá. Los queno lo entienden en el fondo siguensiendo estatalistas. Para nosotros la sociedaddebe llevar esto adelante.Insisto entonces: ¿esto requiere mayor participacióno más centralismo? Porque en lapráctica, frente a las críticas, el gobierno sepone a la defensiva.Hay otro elemento que falta mencionaren este escenario de recambio generacionaly de reflujo del movimiento social:la oposición conservadora ya notiene la lógica de “guerra de posiciones”,frontal, con la que nos enfrentó ysalió derrotada. Desde 2009 inició la“guerra de movimientos”. Lo que hicimosnosotros antes: estar en las universidades,los medios, los sindicatos, generandouna resistencia. Ahora lo hacela derecha conservadora. Se mete enlas organizaciones, y sabemos de lapresencia de la embajada norteamericanapromoviendo liderazgos contestatariosal gobierno.Pero en Caranavi se reclamaba una planta decítricos ya prometida. El montaje de infiltracionesque usted menciona no podemos saberlo,pero hubo enfrentamientos, represióny muertes, originadas en una necesidad. Ahíhay un error. El Estado no cumplió.Es más complejo que eso. En ciertoscasos hay una presencia concreta desectores conservadores, y hasta de laembajada.¿No cree en el poder de la palabra? Habíauna palabra empeñada por el Presidente. Esole reclamaban.Pero el presidente Evo citó a los líderesy no fueron. Hubo un agigantamientoextraño de la tensión y la conflictividad.Claro que hay una necesidad, y uncompromiso del gobierno, responsabilidadesasumidas anteriormente, peroque eso devenga en lo que devino, noes gratuito.Otra sensación en la calle: los que son compañeros,llegan al gobierno y cambian. Van acambiar a la política, pero el poder los cambiaa ellos.(Mira la alfombra). El Estado provocacambios terribles en las personas. He vistoa compañeros que vienen de carenciasdecir “éste es mi momento”. Dañanuna trayectoria con corrupciones. Hayotros que asumen la lógica del poder porencima de la persona. El poder los cubre.Dejan de ser lo que son.¿Y a usted, en qué lo cambió el poder?Espere que commplete la idea. Otros noson así. El presidente Evo, por ejemplo.Son compañeros que se sobreponen a lafunción y la utilizan para expandir loque eran, a través del Estado. Pero es tristever a los que rápidamente les entraotro chip. El presidente Evo sólo tiene sucato de coca (lote de 40 x 40) y su casitade tres cuartos en Cochabamba, con eltecho caído. Y el Vicepresidente sigue viviendoen un departamento en alquiler.Pero en Álvaro, ¿qué ha hecho el Estado?Álvaro viene de una formación muy espartanay bolchevique. Lo asume todocomo una misión más. He tenido quecambiar algunas cosas: me dicen que parezcomuy duro cuando hablo en la televisión.Tiene que haber una labor internade ablandamiento para no aparecercomo razón de Estado, y seguir tratandoa los compañeros como tales, como loque somos: uno más de la calle. Tambiéncambió el tiempo, para leer, para lopersonal. Todo es público ¿Qué puedohacer con quince guardias que me rodeantodo el tiempo?Última pregunta: ¿después de Evo, qué?Evo. Él condensa mucho este proceso:su dimensión indígena popular, la reformamoral e intelectual, la entrega.Lo común. No veo la posibilidad deuna sustitución del liderazgo de Evo acorto y mediano plazo. Por eso hayque protegerlo y cuidarlo mucho. Esnuestra obligación.


8 MU SEPTIEMBRE 2010Templo rebeldeLA VIRGEN DE LOS DESEOSUna guardería feminista, un consultorio legal para denunciar la violencia machista y lausura financiera, una radio de agite, una escuela que forma voces discriminadas, un hostely un restaurante: los ingredientes que dan fe de la fórmula de Mujeres Creando.oja como una frutilla de pastely alta como un faro queRilumina y orienta, la Virgende los Deseos no pasa desapercibidaen el barrio vecinoa la Universidad que marca la transiciónentre la ciudad rica y la bulliciosa. Lo sorprendentees la cantidad de mundos quehabitan allí y que la hacen hervir a todahora. Como una caja mágica, detrás de cadapuerta hay escondido un tesoro que sealoja en las convicciones del movimientoMujeres Creando, una turba feminista queagita Bolivia al ritmo del arte y los grafitis,la acciones callejeras y las teorías que desafíana la vieja política.La puerta de la izquierda, por ejemplo,esconde la primera guardería feministade Bolivia (y probablemente del continente).Su nombre: Mi mamá trabaja. Bajola dirección de Rosario Adrián, la guardería"es una propuesta que ya lleva tresaños. Su objetivo son las madres. Estamospara que ellas puedan organizarse y sentirque no están solas porque existe un espacioque las apoya y acompaña". Los horariosque ofrecen indican que estapropuesta es algo más que bellas palabras.La guardería tiene cuatro turnos.Abre a las 8 y cierra a las 23 y tiene previstopróximamente otro turno trasnoche.En ese tiempo se proponen construir unaeducación inicial no sexista.¿Cómo se logra?Los niños y niñas aprenden los límitesa partir de una relación de respeto yde cariño en todo momento. Todas lasque trabajamos aquí somos pedagogas.No hay gente improvisada y estamospreparadas para llevar adelanteeste enfoque aun en situaciones quedesafían estas convicciones. Este es unlugar donde nos planteamos romperlos lazos con la violencia, con el racismoy con el machismo. Desde los juguetes,hasta los juegos y las conversacionesestán dirigidas a la obtenciónde este objetivo. Lo que buscamos esque los chicos aprendan a ser afectivos,creativos, sentirse bellos y queacepten al diferente.¿Cómo se financian?La guardería es autogestiva. Somos 23docentes y todas las que trabamos acávivimos de esto, de la cuota que paganlas madres. Logramos el autosustento.¿Cúal es la propuesta hacia las madres?Con las madres tenemos una relaciónespecial, pero no paternalista. Nosotrasles decimos que dejen acá a sus guaguaspero no sólo para ir a trabajar, sinotambién para ir al cine, leer un libro,tomar un helado. Hacemos talleres conlas madres para conversar sobre sexualidad,sobre prevención de violencia,juegos con sus hijos, entre otros. Ellascreen en el trabajo que hacemos, porquedesafían incluso a sus maridos quemuchas veces ponen el grito en el cieloporque traen a sus guaguas a que lascuiden las locas de Mujeres Creando.Esa locura, justamente, es justamente lasque le permitió montar en la puerta de laderecha uno de los consultorios legalesmás serios de La Paz, que atiende dos tiposde denuncias: contra la violencia ycontra la usura.Ondas de cambioEn el centro de la casa, una breveescalera lleva al bar y librería. Elrestaurante lo atienden al mediodíalas trabajadoras del hogar que desdehace un año son responsables de un programaque de lunes a viernes emite RadioDeseo, cuyos estudios están instaladostras la puerta vaivén donde ahora mismoestá desarrollándose el round periodísticoentre la conductora del programa centralde la mañana, María Galindo (fundadorade Mujeres Creando) y la embajadora enBolivia de Venezuela.Mientras en las mesas con mantel moradohumea el almuerzo (menú de tresplatos a muy bajo precio), en el micrófonola vasca Idoia Romano desgrana con finaironía su panorama internacional del mediodía.Luego, llega el turno de la increibleagenda cultural que todos los días bordala cordobesa Marta Monzón, una argentinaque llegó a Bolivia con una compañíateatral y encontró allí su lugar en el mundo.Cada emisión ofrece un panorama delo que agita hoy La Paz. “Por día hay másde 100 actividades culturales y por semana,al menos un encuentro internacional.”Monzón es la responsable de haber montadodesde el año 2002 un laboratorio queella define como “fábrica de dramaturgia”que activó la escena local y aunque suquehacer central sigue siendo el teatro, laagenda concentra sus energías sociales.“Para mi la cultura es un derecho y la informaciónsobre las actividades es la puertade acceso para que todos y todas podamosejercerlo”. Por eso, le da la mismaimportancia a la coqueta gacetilla que lellega de los centros oficiales que al volanteque levanta en los barrios y bares.Como no podía ser de otra manera,Radio Deseo sale a la calle todas las semanasy se instala en los lugares más incómodospara la agenda política paceña.Las emisiones desde la cárcel de mujeresde La Paz, por ejemplo, ya provocaron variasdenuncias y renuncias, y la polémicadecisión por parte de la nueva autoridaddel penal de prohibir el acceso de la radiopara emitir desde allí.Voz propiaHelen Alvarez Virreira es la directorade la escuela de radio La voz de mideseo y la encargada de conducirhasta el segundo piso de la Virgen a losno-videntes que ahora llegan para tomarsu curso de capacitación. De esa escuelaes hijo el programa de radio de las trabajadorasdel hogar, conducido y producidopor un grupo de 23 mujeres, y Soy maricayqué, cuya primera emisión fue dedica ala confesión pública de un cura homosexual.La productora general del programade las trabajadoras del hogar es Yola, unajoven de pollera y sombrero que dedicasu empeño a la comunicación con una pasiónque no siempre es recompensada.“Muchos funcionarios no quieren darnosuna nota porque dicen que no somos periodisasprofesionales, pero nosotras insistimosy nos plantamos en los pasillos delas oficinas hasta que nos hablen”. Conamargura cuenta que Helen presentó elpedido de una beca para un curso de periodismode investigación que dictaba unforo muy prestigioso de periodismo y larechazaron. “Si alguien así no es merecedorde una beca, ¿quién?”, razona MaríaGalindo con rabia.Ahora Helen está abocada a la capacitacióndel grupo de no-videntes. Cualquieraque conozca La Paz imagina lo querepresenta para alguien privado de la vistaandar por esa ciudad y a Helen le interesaespecialmente que se escuche esa voz. Deeso se trata la escuela: de emitir la palabrapropia de personas e identidades que noson escuchadas.La capacitación incluye que cada colectivose haga cargo de todo: editar, producir,conducir e investigar. Helen acompaña elproceso de aprendizaje con un grupo dedocentes que se encarga de dar las clasestécnicas. Formada en los rigores del periodismoprofesional, Helen imparte una formaciónclásica, con paciencia y con rigor,pero en locos horarios: por ejemplo, lastrabajadoras del hogar van a clase los domingos,su único día libre.La Virgen tiene también un hostel queadministra Julieta Ojeda, al igual que la libreríadonde pueden comprarse las remerasen las que ella estampa las frases conlas que Mujeres Creando interviene las callesde La Paz.El resultado de esta olla hirviendo quees La Virgen de los Deseos es un guiso depropuestas creativas que funcionan coneficiencia y alegría. Como una femeninaboca pintada con rouge rojo, la casa hablay provoca. Esa es su religión y por eso laVirgen tiene ese templo al que llegan y salenmujeres en tropel y a toda hora, conscientesde que estar allí ya es una buenaforma de poner en acto público, escénico,su rebeldía.La Virgen de los DeseosCalle 20 de Octubre N° 2060(entre Aspiazu y J.J. Pérez)La Paz. BoliviaTeléfono: 2413764www.muejrescreando.orgDesde la autogestiónproducimos ycomercializamosartículos de limpieza.Precios especialespara organizaciones sociales.Envíos sin cargo.Tel.: 4901-2385Correo: burbujalatina@yahoo.com.ar


SEPTIEMBRE 2010MU9María Galindo, la suma sacerdotisa de Mujeres Creando, conduce el programa central de lamañana. Periodismo puro y duro, su columna titulada La barricada es un ring por el quedesfila toda la clase polítca boliviana. Una vez a la semana, transmite desde la calle.Las trabajadoras del hogar comenzaron con dos programas por semana y este año ya emitena diario. Editan, producen y conducen el programa que tiene una sección especial paradifundir sus derechos y denunciar “todas las formas de explotación laboral”, definen.La guardería feminista Mi mamá trabaja tiene cuatro turnos y atiende de 8 a 23. MujeresCreando trabaja desde años muy cerca de las mujeres en estado de prostitución en La Paz,con las que acuñó el lema “Ninguna mujer nace para puta” y prepara ahora un congresopara debatir sus derechos . En sus hijos está inspirado el turno trasnoche que quiereninaugurar en la guardería. En el centro, Idoia Romano conduce su panorama internacional.A la derecha, María Galindo en su espacio de entrevistas políticas titulado La Barricada.La cordobesa Marta Monzón difunde todos los días la nutrida agenda cultural de la ciudad.Helen Alvarez es la directora de la escuela de radio La voz de mi deseo. Rosario es la encargadade la guardería. Mayra es la que conduce el consultorio legal. Julieta, lleva adelanteel hostel y la librería. Al mediodía, Emiliana y sus compañeras se hacen cargo del restaurante.La clave para el grupo de Mujeres Creando es que todas compartan tanto el trabajomanual como el trabajo intelectual y que cada una funcione con responsable autonomía.


10 MU SEPTIEMBRE 2010En el año 2001 Mujeres Creando organizó la protesta de deudorasde microcrédios con una particular acción: las clásicas cholasmarcharon por el centro de La Paz con el torso desnudo.Los pobres dan plataEL MICROCRÉDITO AL DESNUDOraciela Toro Ibáñez es menuda,silenciosa y apacible. SuGtrabajo la convierte en unhuracán capaz de arrasarcon los telones que cubrenlos rincones del poder más obscenos. Ésaes la conclusión a la que se llega tras lalectura de su libro La pobreza: un gran negocio,una investigación rigurosa y minuciosade la industria financiera del microcréditoen Bolivia. Allí ha puesto toda suformación académica al servicio de la denunciade una de las formas más perversasde la usura moderna: la que clava suscolmillos en el cuello de los que nada tienen.Es socióloga y economista, con unamaestría en Economía y Política y unaexperiencia como ministra del gobiernode Evo Morales en la cartera de Planificacióny Desarrollo, puesto que dejó en noviembrede 2008. Fue entonces cuandopuso toda esa experiencia a analizar cadauna de las denuncias que recibió la Oficinacontra la Usura de Mujeres Creando.Legajos que representaban historias devida atrapadas en una perversa cadenaDesde entonces, tienen una oficina contra la usura, base de lainvestigación de Graciela Toro. En la foto la acompañan MaríaGalindo, de Mujeres Creando, y el párroco Carmelo Galdós.La experta y ex ministra de Evo, Graciela Toro Ibáñez desnuda en su libro cómo elsistema financiero logró ganar 1.300 millones delares con los más pobres.de endeudamiento. El resultado es contundente.De lo particular logró trazar uncuadro general que aterra. Algunas de susrevelaciones:Y La industria financiera del microcréditoen Bolivia cosechó una cartera de 1.382millones delares.Y La tasa de interés cobrada por estospréstamos supera en varios puntos a ladel mercado bancario tradicional.Y El 90% de las endeudadas son mujeresdedicadas al trabajo informal, madresde tres o cuatro hijos.Sentada en el auditorio de latradicional iglesia de SanFrancisco, con el párroco CarmeloGaldós como anfitrión,Graciela expuso sus conclusionesen una charla en laque compartió el panel con elrepresentante de una de lasmás importantes organizacionesde microcrédito local,que no pudo responder niuno solo de los cuestionamientos,que ella sostuvo confirmeza y sin mover las manosde su regazo. “Estamoshablando de un sistema quecosecha márgenes de gananciasmucho más altos que elsistema bancario formal. Setrata de organizaciones financierasque, bajo la figura deoenegés, convirtieron en mercadofinanciero a los más pobres.¿Cómo lograron hacerlo?No sólo cobrando lasmayores tasas de interés delmercado: lo que detectamosclaramente al analizar los legajos es queel problema no era sólo la tasa de interésactiva sino la efectiva”.¿Cuál es la diferencia?La tasa de interés efectiva es la que resultade sumar todos los cargos adicionalesque le cobran al deudor. Se suponeque una tasa de interés seorigina para amortizar el costo deprestar el dinero. Pero el sistema microfinancierotraslada a ese deudor elsostenimiento de todos sus costos: losde estructura, personal, equipamiento,La pobreza: un gran negocio.Un análisis críticossobre oenegés, micofinancierasy banca, fuepublicado en julio de2009 por Mujeres Creando.Análisis y datos querevelan cómo este sistemafinanciero obtieneganancias excepcionales.Puede conseguirse a travésde www.lavaca.org oen Mu.Punto de Encuentro.publicidad, etc. Cuando se sumanesos costos “extraodinarios” a la tasade interés declarada en cada préstamoel resultado es infernal: aumenta la tasadesde un 10 y hasta un 37%, segúnsurge de los casos que analizamos. Deesa manera, es la población más pobrela que mantiene todo el sistema.Estamos hablando de una poblaciónque recurre al microcrédito porque nocalifica para el acceso a otro nivel decrédito. Es decir, personas que estánen una situación desesperante y, porlo tanto, no tienen capacidad para negociarotras condiciones.Sin embargo, la estrategia del microcréditose publicita como un éxito.Lo que detectamos es cómo funcionaese éxito. Las mujeres piden ese dineropara comprar mercadería y sostener asíuna estrategia de sustento familiar. Notienen capacidad de ahorro y cualquiercontingencia les impide cumplir con elpago de la cuota comprometida. Entonces,piden el dinero para pagar la cuotaa amigos y familiares. El resultado esuna cadena de endeudamiento de laque no pueden salir. En tanto, el sistemafinanciero de microcrédito exhibesu éxito: su tasa de mora es bajísima. Esun círculo perverso en el cual el únicobeneficiado es el sistema financiero. Ydesde su punto de vista, claro que esun éxito. Un ejemplo: la rentabilidadsobre el capital, en promedio, llega al19,5%, cuando en el sistema bancario alcanzaen el mejor de los casos el 16%.Una de las hipótesis que desarrolla el libro esque este sistema le permite al mercado capturarlos recursos de la economía informal.Así es. La llamada economía informal seha transformado en una estrategia paralas poblaciones y en un problema parael Estado. Si el 70% de tu población sededica a la economía informal, como enBolivia, ese problema es político y serio.Representa una respuesta contestataria.Significa que la mayoría de la poblaciónha razonado: el Estado no me da nada,pues bien, nosotras creamos los espaciosque necesitamos para sobrevivir. Y loscreamos en la calle. El microcrédito representa,entonces, una estrategia del Estadopara ganar su tajada de eso.¿Cuáles son los datos que locomprueban?En primer lugar, el Estado hasubsidiado desde la comprade maquinaria hasta la publicidaddel sector. Por otro lado,en el libro se detalla el listadode montos que la banca internacionalderivó al Estado bolivianopara que éste lostransfiera al sistema de microcréditos.Así lograron su capitalización.Se hace evidenteentonces que esos costos quele trasladan al deudor y queelevan la tasa de interés enforma extraordinaria no sonreales, porque ya han sido pagadospor los subsidios queentregó el Estado. Son, en realidad,la tasa de ganancia. Esoes lo que prueba el libro: cómoel sistema financiero convirtióen rentable el mercadode la pobreza.¿Qué dimensiones tiene?Estamos hablando de un millónde personas atrapadas enesa cadena de endeudamiento.Y de un monto de más de 1.300 millonesdelares.¿Actualmente las condiciones son las mismas?Se ha regulado la tasa de interés activa,que bajó a un promedio del 9%,pero sigue vigente el mismo enfoque.Sigue funcionando ese esquema de intermediaciónfinanciera, donde el Estadono puede intervenir directamente,sino a través de lo que se llama unabanca de segundo piso que deriva losrecursos públicos hacia el sistema financiero.Así lo subvenciona clara yexplícitamente.


SEPTIEMBRE 2010MU11Suma QamañaUN NUEVO PARADIGMA: VIVIR BIENLa cultura indígena representa en estas dos palabras todo un ideario de organizaciónsocial y política. Bolivia y Ecuador ya lo tomaron como cuestión de Estado.a idea parece de una sencillezLasombrosa: Vivir bien, oBuen vivir. Pero al ser planteadacomo objetivo de acciónpolítica, económica, social ycultural, está interpelando en dos palabrasal capitalismo, como modelo de presentey fin de la historia, y al socialismo científico,como teoría revolucionaria supuestamenteinsuperable.En Bolivia y en aymara es Suma Qamaña(vivir bien); en Ecuador y en quechuaes Sumak Kawsay (buen vivir). En amboscasos el concepto propone comprender elmundo, la convivencia y el futuro desdeuna perspectiva que, como ciertos vientos,viene de atrás e impulsa hacia adelante.Aparece acompañando los últimos añosde puebladas y rebeliones que marcaronel fin de siglos de autodesprecio indígena,y permitieron a esos pueblos reencontrarseno sólo con su historia o sus palabras,sino con la posibilidad de convertirse enpoder. El Vivir bien, o Buen vivir, ha sidoincluido en las respectivas constitucionesde Bolivia y Ecuador, y forma parte de lomás novedoso del debate político actual.Para el ensayista italiano Gianni Miná, porejemplo, con estas ideas “las poblacionesindígenas pueden salvar al mundo”.La ética de lo suficieneVivir bien no tiene que ver con “calidadde vida”, al uso occidental.Tampoco significa “vivir mejor” escribióel brasileño Leonardo Boff, uno de losinspiradores de la Teología de la Liberación:“El ‘vivir mejor’ supone una ética del progresoilimitado y nos incita a una competicióncon los otros para crear más y más condicionespara ‘vivir mejor’. Sin embargo,para que lo logren, millones y millones tieneny han tenido que vivir mal. Es la contradiccióncapitalista. Por el contario el ‘buenvivir’ apunta a una ética de lo suficiente paratoda la comunidad y no solamente parael individuo”. Lo que los occidentales llaman“inclusión”, en el Vivir bien queda sobreentendido,porque abarca a todos los integrantesde la comunidad. Como no existela exclusión, no hace falta pensar en inclusión.Hace falta pensar en vivir bien.En La Paz, la definición se cuela encualquier charla. “Si no hay trabajo, si nohay posibilidades, eso no es el Vivir bien”dice Lucila, joven chola que simboliza cómoesa idea que debaten ahora politólogos,sociólogos y hasta teólogos, tiene unaventaja democrática: todos pueden comprendery calibrar su significado en términosprácticos. Y al plantearlo como objetivo,se pueden pensar también los modosde implementarlo.Una red de algunas ideas alrededor delVivir bien puede incluir:YEn lugar de la centralidad del capital odel trabajo, aparece la centralidad de lanaturaleza (en realidad, una especie dehermandad, contrapuesta al proyectomoderno de dominio sobre ella) quepermita una relación no suicida ni depredadoracon los recursos naturales yel ambiente. Incluye nociones como lade biodiversidad.Y Recuperación de la idea de lo común, lopúblico no como cuestión de “lo estatal”,sino de lo que pertenece a la sociedad(que empalma con la nacionalización derecursos como los hidrocarburos, porejemplo).Y Formas de relaciones, democracia y organizaciónentre las personas más comunitarias,horizontales y participativas,que rompen la delegación “representativa”en manos de políticos o funcionarios(que terminan haciendo lo quequieren, muchas veces a espaldas de sus“representados”). La intención es consolidarun tipo de sociedad de democraciano puramente electoral, sino más cotidianae involucrada en el control al Estado,y la gestión de lo público.Y En la Constitución ecuatoriana un capítulocompleto se refiere a los “derechosdel buen vivir”, que incluyen el agua,la alimentación, el ambiente sano (“sedeclara de interés público la preservacióndel ambiente, la conservación delos ecosistemas, la biodiversidad y laintegridad del patrimonio genético delpaís, la prevención del daño ambientaly la recuperación de los espacios naturalesdegradados”). Y forma parte delbuen vivir la comunicación, definidacomo “libre, intercultural, incluyente,diversa y participativa”, sumando la siguienteintención: “La creación de mediosde comunicación social, y al accesoen igualdad de condiciones al usode las frecuencias del espectro radioeléctricopara la gestión de estaciones deYradio y televisión públicas, privadas ycomunitarias, y a bandas libres para laexplotación de redes inalámbricas”.En la Constitución boliviana el vivirbien aparece, lisa y llanamente, comoobjetivo de Estado.Otra democraciaEl canciller boliviano David Choquehuancaplanteó otra diferencia:“Para el socialismo lo más importantees el hombre. Para nosotros lo másimportante no es el hombre y menos la plata.Lo importante es la vida”. El concepto rebotóen Europa. El economista Giuseppe DeMarzo, portavoz de la organización A Sud,escribió Buen Vivir. Para una democracia dela Tierra: “Necesitamos un cambio de épocapara desatar la trama que enreda el razonamientopolítico inmóvil, estéril e inerme denuestros tiempos”, escribe, y fundamentaque a partir del Vivir bien están gestándosenuevas subjetividades, nuevos modos depensar, sentir y hacer que incluyen la educaciónpopular, el autogobierno, la horizontalidad,la justicia social, el mutualismo, lacreatividad y la descolonización del poder,como parte de lo que define como “ecologismode los pobres”.De Marzo sugiere que la relación enfermacon la naturaleza termina afectando atoda la humanidad, por lo que vivimos hablandode una crisis que incluye “una espiralde exclusión y racismo destinada a aumentarlos conflictos sociales y ladestrucción de las condiciones de reproducciónde la vida, exacerbando las luchaspor la supervivencia”. El libro plantea la insustentabilidaddel capitalismo, la nociónde que sin ecología no hay economía, yque existe una nueva categoría de derechos(a la alimentación, a la vivienda, a un espaciobio-reproductivo, entre tantos otros) queforman parte de un nuevo paradigma de civilización,sintetizado en el Vivir bien. ¿Setrata de una ultramodernidad? ¿Una supamodenidadque va más allá de lo moderno?En Bolivia y Ecuador simplemente es laforma de pensar el mundo y la política. Losalcances del Vivir Bien como programa deacción son, en todo caso, un potencial a seguirconstruyendo.


12 MU SEPTIEMBRE 2010


SEPTIEMBRE 2010MU13


14 MU SEPTIEMBRE 2010BolitownLA FERIA BOLIVIANA DE LINIERSEn unas pocas cuadras del centro de Liniers, la comunidadboliviana estalla en mil colores, sabores, olores, texturasy ruidos. La recorrida te deja sin aire, como si estuvierascaminando por La Paz. Pistas para orientarse.reeme: en un momento reinaCun encanto de cuento. Peroprimero vas a tener que desarrollaruna tecnología vitalpara orientarte en el caos.Las coordenadas son las siguientes: bajásdel tren Sarmiento en Liniers, cruzás AvenidaRivadavia y entrás en la calle Suárez.Caminás por la primera cuadra y hastaahí no pasa nada. Cruzás Ramón L. Falcóny algo empieza a cambiar. Apenas sepercibe. Y de repente, estás maravilladomirando los jengibres, las porciones deliente, panes redondos pequeños, medianosy grandes. Todo esto lo administran señoraspeinadas con una sola trenza largahasta la cintura. Señoras que te invitan conla mirada a que les preguntes cuánto cuestaesto o lo de más allá. Sueltan el precio yañaden un genérico mamita. Señoras quepronuncian la palabra chicharrón de unamanera única. Señoras que no dudan.Si levantás la vista, es inevitable que latelevisión te capture porque transmitenlos programas musicales de Bolivia medianteun sistema codificado. Entonces,los escenarios pueden ser una simplefuente de agua de Cochabamba o un paisajede montañas. Los músicos tocan enun segundo plano y las cantantes bailancon unas polleras mullidas en el centro dela escena. Y una tiene la sensación de quees el movimiento de las telas en las caderasel que genera el ritmo, y no los instrumentos.Y se siente el deseo de tener unade esas polleras mágicas. Bueno: ahí tambiénlas podés comprar.La televisión está ubicada en lo alto delas peluquerías unisex, de los locales quevenden CDs o películas, los negocios conornamentos para los cumpleaños de 15,bautismos, disfraces, cotillón para fiestas…Muchos de estos elementos contienen lostres colores de la bandera boliviana: verde,rojo y amarillo. Las paredes están cubiertasde posters de películas de karatekas,de superhéroes, de personas conqueso de cabra, los jalapeños rojos, verdes,las bolsas de harinas de api, de palitossalados, las mandiocas, todo desbordandohacia la vereda. Cuesta imaginarque esos locales que se suceden a lo largode una cuadra tengan puertas y que en algúnmomento alguien las cierre y todaesa mercadería quepa en algún lugar queno sea la calle.Del otro lado de la misma vereda, bordeandoel cordón, se venden hebillas,ollas, jugos de durazno, linaza, bombachas,corpiños, tortas de chocolate, comida catrajestípicos, de dibujos animados, de paisajesy en el centro “El Evo” posando conmedia sonrisa y la banda presidencial.Los restaurantes funcionan en lugaresamplios pintados de amarillo, con mesasde fórmica y paisajes de Bolivia enmarcados.Ofrecen buena atención y comidas típicas;planchitas, humitas, salteñas, fricase,asado de chancho a la olla, entre otrosdeliciosos misterios.En los locutorios hay filas de mujeres yhombres de todas las edades que ocupanlas veredas esperando poder hablar consus familiares y acortar por un momentola distancia.Sin descanso, chicos jóvenes repartenpublicidades de hechiceras y brujos queprometen suprimir las penas de amor conarte indígena.La zona de la calle Suárez también estásalpicada de odontólogos; uno de ellos esMiguel Delabarra que desde hace un añoejerce su profesión en el consultorio Cristode las Américas, propiedad de una colegaboliviana. Miguel cuenta que se trasladó anuestro país porque en Bolivia no hay infraestructurasuficiente para desarrollar la actividad.Agrega que también se hace difícil seguiruna especialidad y poder obtenerla fueuna de las cuestiones que lo hicieron instalarseen el vecino barrio de Flores junto consu esposa y sus dos hijas de 8 y 6 años.¿Por qué hay tantos dentistas por esta zona?


SEPTIEMBRE 2010MU15veroka velázquezPorque parte importante de la comunidadboliviana pasa por Liniers, y aprovechapara atenderse. Nosotros tenemosabierto sábados y domingos.¿Los arreglos que piden los pacientes tienenrelación con los dientes de oro?Hay de todo, pero sí, algunos se cambianlas fundas y se ponen de porcelanay se sacan la de oro porque acá noestá muy bien visto. Además ahora lagente puede acceder a las de porcelana,antes eran muy caras.¿Usted y su familia piensan quedarse en BuenosAires?No. La idea es volver dentro de 4 añoscuando termine la especialización y mishijas no sean tan grandes como para queles cueste acostumbrarse a Bolivia.Guillermo Mamani director del periódicoRenacer, el más importante de la comunidad,recuerda que la presencia bolivianaen la zona comenzó en la década del 80,cuando existía un mercado de verduras enel terreno que ocupa en la actualidad elshopping Plaza Liniers. Cree que la ubicacióndel barrio al filo del conurbano y laCapital es propicia para que funcione comoun punto de encuentro de toda la comunidad,que ya se calcula en el millón ymedio de inmigrantes instalados en todoel país.Para Guillermo ir a comer a un restaurantede la calle Suárez o comprar los ingredientespara una comida en uno de losmercados es una excusa para encontrarse.Es raro verlo: la gente que visita estas callesva para un lado y a la vez para el contrarioy este circular desordenado fluye,tiene el ritmo y los colores del hechizo.julieta colomer


16 MU SEPTIEMBRE 2010La prensa terrorista IIEL CASO DE ALEJANDRINA BARRY MATASu imagen fue usada en 1977 para desinformar sobre una serie de operativos realizadosen Uruguay en los que fueron secuestradas, torturadas y desaparecidas varias personas.Ahora demanda a Editorial Atlántida por encubrimiento y complicidad.l abuelo Alfredo era abogado y titularadjunto de Derecho Agrario yMinero en la UBA. El otro adjuntoera José Alfredo Martínez de Hoz. DonBarry había aprovechado para hacer unposgrado en Oxford cuando su primeramujer decidió enrolarse como enfermeravoluntaria durante la Segunda GuerraMundial. Juntos tuvieron tres hijos, que llamabansiempre por sus nombres en inglésGeorge (Jorge), John Alex (Juan Alejandro)y Henry (Enrique). Los tres jugaban alrugby en el club Pucará y comenzaron lacarrera de Derecho. Allí se integraron aMontoneros desafiando, entre otras cosas,el férreo antiperonismo de Don Barry.La saga familiar fue reconstruida en ellibro Los Barry de Adrogué, de MónicaMendoza y Eduardo Espinoza, donde secuenta también la historia de Susana Mata.Susy, como todos los de Adrogué la conocían,se casó con Juan Alejandro y juntoscompartieron esa joven vida demilitancia que los llevó a él a convertirseen el secretario político de Montoneros y aella a desplazar a la vieja conducción delsindicato docente de la zona.Alejandrina, la hija de Susy y Juan Alejandro,nació el 19 de mayo de 1975 en la cárcelde Olmos. Cuenta que su mamá cayóporque llamó a una compañera por teléfonoy, por el tono de voz, se dio cuenta de que algomalo le estaba pasando. “No la voy a deemoria,verdad, justicia. NoMes una consigna, sino unatrompada. Representa la violenciadel silencio que cortala respuesta de Alejandrinacon una sola palabra.¿Qué te acordás de aquel día?Nada.¿Y de tu vida antes de aquel día?Nada.En la mesa hay una foto con marco de maderalustrada y marrón, protegida con un vidrio.La sacó de su cartera un rato antes y lacolocó al lado de la taza de café y al costadode la carpeta donde guarda los recortes. Enesa foto, una joven pareja mira con ternurahacia la cámara. Es el único recuerdo queAlejandrina tiene de sus padres. Hasta laadolescencia, creyó que habían muerto enun accidente de auto. Fue la mujer de suabuelo la que, con saña, le escupió una fraseque abrió la puerta de la historia que desdeentonces está tratando de reconstruir. “Tuspadres eran terroristas”, le gritó. Y aunque lafrase fue un insulto, Alejandrina la escuchócomo una llave. “Comencé a indagar. Miabuela materna hasta el día de hoy no quieredecirme ni una palabra. Pero alguien mehabló de una foto mía que había aparecidoen una revista. Un amigo me acompañó alarchivo. Durante mucho tiempo pensé quehabía sido el del Congreso, pero hace pocome di cuenta de que era el de la BibliotecaNacional. Fue tal el shock que tuve cuandoencontré los recortes que ni sabía dónde habíaestado. Lo único que recordaba es quelloré a mares. Y que en un momento algo seme revolvió bien adentro y lo que era dolorse transformó en otra cosa más fuerte, muyfuerte. Ese día decidí que iba a ser militante”.Lo que Alejandrina descubrió en aquelarchivo eran los recortes de tres publicacionesde una misma editorial: Atlántida.El de la revista Gente la mostraba con unvestido a lunares y un saquito de lana. Lavolanta decía: “Esto también es terrorismo”.La nota, correspondiente a la edición del 5de enero de 1978, comenzaba así:julieta colomer“Alejandra tiene una medalla con sunombre colgada del cuello. Tiene tambiénun vestido a pintas blancas y coloradas,un chaleco de lana celeste y unamuñeca con un pañuelo en la cabeza. Lamuñeca está vestida con un retazo delvestido de Alejandra. Tiene también zapatosblancos. Pero nada más tiene en elmundo Alejandra. Nada más, exceptoun apellido (Barry) y otro apellido (Matta),que sus padres ocultaron hace algunosaños cuando dejaron de ser unhombre y una mujer y se convirtieronen dos terroristas. En dos asesinos”.La revista Somos la exponía acompañadadel título “Los hijos del terror” y en unanota sin firma, aunque precedida por laconsigna “de un enviado especial”. En lade Para Ti está sentada, jugando.Ahora esos tres recortes acompañan ladenuncia que esta semana Alejandrinapresentó ante el Juzgado Federal en lo CriminalN° 12, del doctor Sergio Torres. Acusaa Editorial Atlántida por encubrimientoy participación en los delitos de privaciónilegal de la libertad y homicidio. Intentaasí recuperar su vida. Alejandrina me miraentonces con ese tipo de mirada que dejaninútiles las palabras. La nena que está en losrecortes también.Los Barry de AdroguéE


SEPTIEMBRE 2010MU17a misma Oficina de Prensa de losmilitares uruguayos “amplía el comunicado”con el parte N° 1380 parainformar los datos completos de “los sediciososmuertos” e informa que la niñaAlejandrina “fue entregada por la JusticiaMilitar a sus abuelos paternos para su trasladoa Argentina”. Ese comunicado es elque reproducen dos agencias internacionales:Asociated Press y France Press, que losmedios argentinos La Nación y La Opiniónpublican en sus ediciones del 23 de diciembrede 1977. Las tres notas publicadas en losmedios de Editorial Atlántida son posteriores,pero ignoran el hecho de que Alejandrinaya estaba con su familia y en Argentina.Hacen eje, en cambio, en su “abandono”:Y La revista Somos asegura en el copete:“La niña espera que alguien la reclame”y en la nota muestra la foto de Alejandrinajunto a la de la Mehari acribillada.También da cuenta de la detenciónde Miguel Ángel Estrella de una maneraespecial. Dice textualmente: “pianistatucumano, 33 años, homosexual”.Y La revista Gente títuló: “Alejandra está sola”.Muestra fotos de la casa donde seprodujeron los secuestros y de un supuestobotín de guerra, con grandesametralladoras. “que se encontraba a pocosmetros de la cuna de Alejandra”.jar sola”, dijo y fue a buscarla a la casa dondese estaba realizando uno de los operativosde cacería que siguió al pase a la clandestinidadde Montoneros. A Susana lallevaron primero a la Brigada de Investigaciones,que luego fue conocida como Pozode Banfield. Según las denuncias registradasen la causa que investiga lo ocurrido en esecentro clandestino, una docena de militantessufrieron el mismo destino en noviembre de1974: fueron capturados por la Triple A, torturadosen la Brigada y luego “legalizados” ytrasladados a Olmos. Algunos, como en elcaso de Susana, consiguieron ser liberadospocos meses antes del golpe.Ya en dictadura, el primero de los Barrysecuestrado y desaparecido fue el menor,Enrique, en octubre de 1976. Lo llevaron a él,a su mujer (también desaparecida) y a su pequeñohijo Agustín, que la familia encontródespués en la Casa Cuna. Lo habían abandonadoen las escaleras.Fue entonces cuando Juan Alejandro,Susana y la pequeña Alejandrina partieronrumbo a Uruguay con los documentosque les habían prestado unos amigosdel barrio. Él tenía 30 años, ella 29. Alejandrinano había cumplido los 3.El operativo conjuntoHacia fines de 1977 la dictadura uruguayaestaba preocupada por la inminentevisita de una misión extranjerade juristas integrada por losabogados Joaquim Martínez Bjorkman (FederaciónInternacional de los Derechos delHombre), Robert Goldman (Sociedad Americanade Derecho Internacional) y JeanLouis Weil (Ministerio Internacional de Ju-ristas Católicos). Quizá por ese marco, lasllamadas Fuerzas Conjuntas uruguayas setomaron el trabajo de documentar todas lasacciones llevadas a cabo en esos días. Segúnrevela uno de los documentos desclasificadosdel Departamento de Estado norteamericano,la Embajada de Estados Unidosen Uruguay informó especialmente, en diciembrede 1977, sobre una serie de redadasllevadas a cabo entre el 15 y 16 de diciembredonde “fueron capturados ocho Montoneros”,dice el informe.Los operativos comenzaron el 15 de diciembrecon la persecución por la ruta Interbalneariade una camioneta Mehari en laque viajaban el ex diputado peronista JaimeDri y Juan Alejandro. Los vehículos militarescortaron el paso y chocaron a la Mehari,que volcó sobre la cuneta. Cuando intentabanescapar, Barry murió acribillado y Drifue herido en las dos piernas.Ese mismo 15 de diciembre, en Lagomar,mientras esperaban el colectivo en laruta, fueron secuestrados Rosario Quirogay Rolando Pisarello. Al día siguiente, losmilitares avanzaron sobre la casa de Rosario,donde vivía el grupo de militantes exiliados.De allí secuestraron a María delHuerto Milesi de Pisarello, a María LauraPisarello y a las tres hijas de Rosario Quiroga(María Paula, María Elvira y MaríaVirginia). En el operativo resultó muertaSusana. Y de allí se llevaron a Alejandrina.En otro procedimiento realizado el mismodía fue detenido el pianista argentinoMiguel Angel Estrella junto con RaquelOdasso, Luisa Olivera y Jaime Brancoy. Todosellos fueron luego procesados por elJuzgado Militar N° 2 y detenidos y torturadosen el Penal de Libertad y en el de Puntade Rieles.El primer recorte pertenece a la revista Gente del 5 de enero de1978. El segundo a la revista Somos del 30 de diciembre de 1977y se titula “Los hijos del terror”. El tercero corresponde a la revistaPara Ti. La misma información es publicada en cada productode acuerdo a su propio estilo. Todas dicen lo mismo. Y ocultan lasmismas cosas. Esa sincronía es la que denuncia Alejandrina.En su comunicado N° 1378, la Oficina dePrensa de las Fuerzas Conjuntas uruguayasinforma la parte “legalizada” de lo sucedido.Da cuenta de la muerte de Susana yJuan Alejandro y de la detención de Estrella,Odasso, Olivera y Brancoy. Nada dicedel resto, que fue trasladado clandestinamentea la ESMA. Según el testimonio deRosario Quiroga, ese grupo fue llevado auna “residencia en Carrasco, con aparienciade castillo medieval” y en cuyo sótano losalojaron. Allí fueron torturados. Luego, enuna habitación Rosario logra identificar avarios militares argentinos y algunos uruguayosque le comunicaron que iba a sertrasladada a la ESMA. Días después fue elpropio Alfredo Astiz quien dejó en un internadoa las tres hijas de Rosario. En tanto,Jaime Dri, Rolando Pisarello, su esposa, MaríaMilesi, y la hija de ambos, María Laura,fueron también transportados en avión el18 de diciembre de 1977 a la ESMA.El falso abandonoLCuenta hoy Alejandrina que cuando leyóese texto, tan burdo, se transformó. “Mi tíome había contado que mis padres habían intentadodurante mucho tiempo quedar embarazadosy sé que fui una bebé deseada yquerida. Me indignó tanto ver tanta mentiraque decidí empezar a militar”.La decisión de dedicarse a buscar la verdady hacer política la llevó a un enfrentamientocon su abuela materna, pero tambiénle posibilitó encontrar en su propiocolegio secundario a profesoras que habíanconocido a su mamá en sus épocas de dirigentegremial. Se fue a vivir sola, se integróal PTS, se entrevistó con Miguel Bonasso(autor de Recuerdo de la muerte, que narra laodisea de Jaime Dri y cuenta parte de la historiamilitante de su papá, Juan Alejandro),con Miguel Ángel Estrella y con varios de lossobrevivientes de aquella redada. Comenzóluego su trabajo social en La Matanza, dondefue incluso candidata en las últimas elecciones,y en el organismo de derechos humanosCEPRODH y la agrupación feministaPan y Rosas. También se presentó comoquerellante en las causas que investigan losdelitos de lesa humanidad cometidos en laESMA y en el Pozo de Banfield. Ahora, cuandoya cumplió 35 años y encontró “la fuerzaque necesitaba”, presenta su Yo Acuso contrala Editorial Atlántida. Quiere que se investiguequé rol cumplió esa editorial en elmarco de un procedimiento donde fueronsecuestradas, torturadas y desaparecidaspersonas. Quiere, también, que expliquenpor qué mintieron y por qué usaron su imagenpara manipular su historia. “Como lasnotas no están firmadas, la querella es contratodo el directorio y las personas que figuranen el staff”. Entre ellos, Samuel ChicheGelblung (por entonces, director de la revistaGente), Agustín Agostinelli y Lucrecia Gordillo(directores de Para Ti) y Gustavo Landívar(director de la revista Somos). Lo quebusca Alejandrina no es sólo que cada unoasuma su responsabilidad, sino que se investigueel hilo político que zurció aquellastres notas. Lo que se juzgará, entonces, seránada menos que el rol que cumplió esa editorialdurante la dictadura.


18 MU SEPTIEMBRE 2010¿Con quiénqueréscompartirtu mesa?Noticia por mano propiaEL DIARIO SERÁ JUSTICIAFamiliares e Hijos de desaparecidos editan un diario que informa sobre los juicios agenocidas que se están realizando en Córdoba. La tirada: 20 mil ejemplares.Te proponemos que hagaspasar a tu casa el trabajode campesinas y campesinos,de los trabajadores de fábricasrecuperadas, el de propuestasde autogestión cooperativa.Pasamos por todos los barrios, cadames, llevando los productos de lasolidaridad para el consumo familiar:vinos, salsa de tomate, miel, dulces,yerba, quesops, aceites, fideosy más de 100 productos.Puente del Sur 4450-7730puente_delsur@yahoo.com.arwww.puentedelsurcoop.com.arstá al teléfono, Betty, cuandoEdesde Buenos Aires anuncianla buena nueva: la Cámarade Casación Penal finalmenteconfirmó la condena quesentencia a Luciano Benjamín Menéndeza cumplir prisión perpetua. Es el primerdictamen que juzga a militares en Córdoba.Betty suspira y dice: “Vas a ver quemañana esto no sale en ningún lado”. Aldía siguiente los diarios le dan la razón.Betty Argarañáz habla desde la casa deFamiliares de Desaparecidos y Detenidospor Razones Políticas en Córdoba; integrael departamento de prensa y es co-fundadoradel diario cordobés quincenal Serájusticia, que registra desde 2008 las audienciaspor juicios de lesa humanidad enla provincia. Y que desde entonces tejióuna estrategia de cobertura y difusión comoningún otro medio del país.Las noticias, en esto de los juicios, acostumbrana llegar con cierto delay. El títuloque anunció la condena a Menéndez llególuego de 30 años. Será justicia pudo publicarloporque nunca le perdió pisada.En los 90 fueron los escraches los queenfrentaron a la impunidad. La idea eraalertar al barrio de la presencia de un genociday lograr así la condena social. DesdeFamiliares consiguieron auto financiarunos libros de relatos sobre desaparecidos,que diseminaron en las escuelas de laprovincia hasta el año 2006. Entonces seaproximaron los juicios. “Tuvimos que relegarun poco el tema de los relatos. Nosavocamos más a hacer cartillas informativas.Una que tuvo mucha circulación en elcircuito educativo fue sobre la Teoría delos dos demonios, que repartimos en lasprimarias. Después empezamos ya a trabajarsobre las causas”, cuenta Betty.La primera fue la causa conocida como“Brandalisis” juzgó la tortura y asesinatode Hilda Flora Palacios, Humberto HoracioBrandalisis, Carlos Laja y Raúl Cardozo,a manos de una patota a las órdenesde Luciano Benjamín Menéndez. El 27 demayo de 2008 comenzó en Córdoba esteprimer juicio oral y público a represores.Familiares e HIJOS armaron en Internetun Diario del juicio, que prometía crónicasde las audiencias. Sigue Betty: “Después,pensamos que era importante tener unaversión impresa como una manera deapoyar a un público que no accede a esosmedios electrónicos”.Será justicia nació ese 2008, tenía 4 páginas,dos redactores, un fotógrafo y laayuda del diario recuperado por sus trabajadoresComercio y justicia para imprimir.Con el primer número golpearon la puertadel Estado nacional pidiendo el subsidioque hoy costea los redactores y la productorade contenidos con la que trabajan. Elsegundo número se imprimió al terminarel juicio. El fallo había sido a favor de laquerella, pero Casación debía dar la palabrafinal. La respuesta, que llegó recien el1° de septiembre de este año: confirmabala perpetua a Menéndez y otras condenasa represores. Fue cuando Betty decía: “Vasa ver que esto no sale en ningún lado”.La lista de juicios por delitos de lesahumanidad encontró a Familiares e HIJOSenfrentando un nuevo gran desafío: la coberturadel juicio Menéndez II, en Córdoba.La nota editorial del primer númerodijo: “Por primera vez articulamos un periódicoexclusivo para la cobertura de unproceso judicial y lo hacemos convencidosde que a los genocidas los juzga un tribunal,pero los condenamos todos”. La estéticay el estilo habían ya madurado: Serájusticia incluye desde entonces una entrevista,una nota de autor, ilustraciones y elracconto de la causa. Los últimos númerosreúnen ya 8 páginas a color, y el equipoperiodístico debió ampliarse: son tres losperiodistas maratónicos que cubren lasaudiencias, dos los fotógrafos y decenaslos colaboradores quienes hornean el productofinal.Será justicia sale lunes de por medio,junto al diario Comercio y justicia, quemantiene su impresión, y La mañana deCórdoba. Además, se distribuye gratuitamenteen las sedes de Familiares e HIJOSen Córdoba capital y en el interior, en RíoCuarto y Villa María. Completan así unatirada de 20 mil ejemplares. “Con los 20Será JusticiaEn Internet:http://www.eldiariodeljuicio.com.ardiariodeljuiciocba@hijos.org.armil nos quedamos cortos, sin un soloejemplar. ¿Si tenemos pensado ampliar odistribuir en otras provincias? No hay fondos,y para eso hay organizaciones en cadaprovincia”, dice Betty. Entonces: ¿porqué la cobertura de los juicios no tiene alcancenacional? La teoría de Betty: “Tieneque ver con el grado de desarrollo y madurezde las organizaciones. Nosotros desdeque nació HIJOS estamos trabajandojuntos en la misma casa, y tenemos unequipo de legales conjunto y un lenguajecomunicacional similar…”.El otro desafío fue encargar el contenidoa los más jóvenes. Los cronistas que cubrenlas audiencias no tienen, en efecto, más de25 años. Son quienes mantienen una prosaágil y fresca “sin caer en el discurso setentista”,dirá Betty. “La idea fue poder llegar aotro y más público. No pensamos quenuestro discurso esté desactualizado, perosí que hay que adaptarlo y contextualizarloa esto que estamos viviendo. Y en esto hayun ida y vuelta: hay mucho aprendizajenuestro de la forma de pensar de los jóvenes,y mucho aprendizaje de los jóvenes dela manera de construir nuestra. El desafíomayor es sacar un producto que, si bien estáhecho por militantes setentistas, no esaburrido, largo, tendemos a la diversidad, auna estética más ágil…”.Los últimos números de Será justiciadocumentan el juicio en curso por las causasllamadas UP1 y Gontero. En el banquilloesperan sentados Jorge Rafael Videla,Menéndez y otros 29 represores. Es el juiciomás grande que tuvo lugar en Córdobapor crímenes de dictadura. Con suertedurará hasta fin de año. Las últimas noticiashablan del pedido de uno de los imputadospor recusar al juez vocal del Tribunalpor supuesta “imparcialidad”; losrepresores vuelven a extremarse a la leypara estirar plazos y condenas. “Pero laverdad va a salir a la luz”, dirá Betty.


SEPTIEMBRE 2010MU19El fuego eternoHUGO BLANCO¿Dónde quedó el trotskismo?Yo creo que estuvo muy bien haber sidotrotskista cuando existía la Unión Soviéticaporque se habían apropiado delmarxismo. Pero una vez que desapareció,seguir siendo troskista es como pertenecera una secta religiosa. Tengo dudasde que sea necesario un partido. En lacultura del movimiento indígena el partidono forma parte de sus tradiciones porquequien decide es la comunidad.Durante una semana paseó sus ojotas de campesino peruano por el asfalto porteñopara presentar el libro que resume su mirada política actual: zapatismo andino.el aeropuerto al hotel y deDallí a mu a cenar empanadas.Los 75 años de Hugo Blancono fueron el menor impedimentopara que, después dela primera pregunta, comenzara a desgranarhistorias sin parar, con la mismapasión con que hace medio siglo se lanzóa lucha por la tierra en Cuzco. “Tengo principiosmorales basados en el respeto a laPachamama y en la solidaridad humana:la igualdad de derechos de los sereshumanos por encima de diferencias étnicas,culturales, de género, de orientaciónsexual. Cuando los incumplo, me castigami conciencia”, dice sin que nadie le pregunte.Ojos bien despiertos debajo de unsombrero que utiliza por prescripciónmédica, desde que superó una operaciónen el cerebro por los golpes recibidos enmanifestaciones y calabozos.“Mi primer nacimiento fue cuando unhacendado hizo marcar a hierro candentea un campesino como castigo. Tenía sólo 6años y eso me revolvió”, cuenta para explicarel origen de sus rebeldías. En 1954, alcumplir 16 años, hizo su primera salida delpaís para irse a vivir a La Plata donde teníaun hermano, buscando aire fresco ya quePerú vivía bajo la dictadura del generalManuel Odría. “El viaje por tierra durabauna semana. Había que pasar por Bolivia,y ahí me enteré de que había habido unarevolución hacía sólo dos años. Me sorprendióla literatura de izquierda queencontré y compré varios libros de Marx.Llegué con un enorme paquete a enriquecerla biblioteca de mi hermano”. En LaPlata estudió agronomía y trabajó en losfrigoríficos de Berisso. Buscando opositoresde izquierda se hizo trotskista. El 16 dejunio de 1955 marchó a Plaza de Mayo juntoa los obreros de Berisso para hacer frenteal golpismo. “Fue mi primera acciónmilitante. Y fue en Argentina”.A su retorno al Cuzco protagonizó lalucha campesina por la tierra (que logróluego de varios años que egobierno militarde Juan Velasco Alvarado, instalado en1968, realizara una de las más vastas reformasagrarias del continente). Hugo se instalócomo cultivador de café en la haciendaChaupimayo donde fue elegido presidentedel sindicato. En 1962, ante la escaladarepresiva, el sindicato optó por defendersecon las armas y organizó la columna guerrilleraBrigada Remigio Huamán, en honor aun campesino asesinado por la policía.Duró poco. En mayo de 1963 se desbaratóla columna y Blanco fue capturado. En1966, tras tres años de prisión, fue juzgado ysentenciado a veinticinco años en la islapenal de El Frontón. Una campaña internacionallo salvó de la pena de muerte. A lolargo de su vida estuvo en once cárcelesdiferentes, incluyendo Devoto y un cuartelen Jujuy.¿Cómo es el Hugo Blanco que sale de la cárcel?Aprendí a leer inglés, porque los compañerosdel Socialist Worker Party deEstados Unidos me mandaban revistasy libros. Sobre todo entendí el feminismo,la cuestión de los indígenas norteamericanosy la lucha de la poblaciónnegra. Ahí veo que el centro de la luchano es la clase obrera y aprendo a notener prejuicios.En 1970 el gobierno militar “progresista”de Juan Velasco Alvarado le dio la libertad,pero lo deportó un año después. Trasvivir en México, Suecia, Argentina y Chile,en 1973 tuvo que huir del golpe militar dePinochet refugiándose en Suecia. Regresóen 1978 y fue electo como el candidato deizquierda más votado para integrar laAsamblea Constituyente. Luego fue diputadoy senador, pero cuando la Cámara losuspendió por llamar “genocida” a unmilitar asesino, se dedicó a vender café enel mercado. “Los periodistas me preguntabansi no me daba vergüenza. Les dije: ´aunas cuadras de aquí los parlamentariosestán vendiendo el país, ¿por qué me va adar vergüenza vender café…?´. Por desgraciase me acabó la suspensión y tuve quevolver al Parlamento. En el mercado teníamucha más relación con la gente”.¿Cómo sintoniza el trotskismo con el ser indígena?Nunca hallé contradicción entre lacuestión indígena y el marxismo. Meenseñó que la vanguardia es la claseobrera y cuando regresé de Argentiname metí en fábricas para ser obrero.Una de las cosas que aprendí del trotskismoes que hay que vincularse con lavanguardia real, por eso no tuve contradicciónen meterme a trabajar con loscampesinos.Pero para el marxismo la vanguardia debíanser los obreros fabriles, no los campesinos.Pero para mí eso no significó una contradicciónporque la cuestión era ubicar lavanguardia real, no la teórica, que puedeser incluso el estudiantado. No me guiépor los textos sino por ese sentido deestar junto al sector más avanzado.¿Que le aportó el zapatismo?Mucho. Por ejemplo, eso de construirpoder es una propuesta zapatista. Losindígenas además de construir poderhan conservado el poder político de lacomunidad. Es un poder en choquecon el poder central estatal. Marcos dijoque esas cosas no salen de su cabezasino que vienen de la cultura maya. Yyo creo que eso está en todos los pueblosindígenas. El consenso, por ejemplo,funciona en las comunidades quechuasde la sierra, igual que el mandarobedeciendo y, sobre todo, que el cargono es para servirse sino para servir.Nosotros los indios, de Hugo Blanco,con cometarios de Eduardo Galeano yRaúl Zibechi. 224 pág. 60 pesoshernán cardinalePanorama latinoamericanoHugo sigue siendo un militante debase, un “rebelde social” comodice Marcos. Ahora pelea con lapluma desde Lucha Indígena, una publicaciónmensual que edita con otros doscompañeros de ruta y se empeña en recogerlas diversas resistencias indias del continente.Según esa perspectiva, Bolivia yEcuador “tienen gobiernos de avanzada,pero, en cambio, el Perú tiene un gobiernoservil a los yanquis”. A su juicio, aún noha superado la guerra interna en la quefueron asesinados 70 mil personas, en suinmensa mayoría campesinos quechuas.“La mayor parte de los indígenas asesinadoseran dirigentes, matados fundamentalmentepor el gobierno, que los acusabade senderistas o por Sendero Luminoso,que los acusaba de enemigos. Por eso losmovimientos son aún débiles en relacióncon los del resto de América Latina”.Según Blanco, el camino de la guerrilla deSendero “no es el camino. Los métodosque usan no sirven a la causa, sino a larepresión. Y de buenas intenciones estáempedrado el camino del infierno”.Afirma que el movimiento indígena noes excluyente. “Eso se ve en cualquier parte:el mismo MAS de Bolivia dijo que sugobierno es ‘el poncho con la corbata’ ypor eso lo votó la mayoría de la gente”. Encambio critica el “racismo al revés” deFelipe Quispe (dirigente campesino boliviano)“al que lo votó sólo un uno porciento” del electorado.Bolivia, al igual que Ecuador, “songobiernos progresivos” y deben ser apoyados,“pero tiene que ser un apoyo crítico,especialmente cuando confrontan con elmovimiento indígena, que quiere másdemocratización y la aplicación real delmandato constitucional que dice que sonestados plurinacionales”, dice.Una semana en Buenos Aires fue pocopara presentar su libro Nosotros los indios,publicado por las editoriales La Minga yHerramienta, reconocer viejos compañerosy descubrir nuevos, allí en La Plata dondehace medio siglo llegó buscando aire fresco.¿Cómo ve Argentina después de tanto tiempo?Me sorprendió la cantidad de estudiantessecundarios bloqueando la calle enprotesta por el abandono del gobierno.Vi muchos jóvenes en todas las actividades.Me llevaron a un terreno tomado,donde los pobladores se ocupan dela vigilancia, y donde además sacaronagua del subsuelo e instalaron el serviciode agua potable y fabrican materialesde construcción. En Perú, por el contrario,las principales luchas se dan enel interior, en las ciudades hay pocaresistencia. Los indígenas amazónicos,los que están menos contaminados porel progreso y la modernidad, son lavanguardia en nuestro país.¡Sin mano de obra esclava, donde sepudo comprobar la validez del trabajo!Empresa recuperada conformada como cooperativa de trabajo.Fábrica y comercialización, indumentaria para niños y pre-teens.Outlet Andonaegui 2720 esq. Rivera Villa Urquiza.Lunes a viernes de 9 a 17 hs, sábados de 10 a 14 hs.Se brinda el servicio de corte a fasón en todo lo relacionado con lo textil: 4524-0929


20 MU SEPTIEMBRE 2010Hasta la victoria, ekeko15 EKEKOS INSPIRADOS EN UNA NOVELAEn 1986 Rubén Mira escribió Guerrilleros, una salida al mar para Bolivia, una novelaque recién se editó diez años después. Ahora, inspiró otra convocatoria. Es el leitmotivde una muestra que reunirá a artistas de la viñeta satírica. “Bolivia es una línea defuga -dice el escritor- un lugar donde todo puede ocurrir y cuando ocurre, traiciona”.Primero fue el mito. La novela,Guerrileros, una salida al marpara Bolivia fue escrita en 1986por Rubén Mira en el ocasode la primavera alfonsinista. Recién se publicódiez años después y a pedido de unahinchada de críticos y amigos que clamaronpor su edición. Ahora es la inspiraciónde una muestra que reúne a quince artistasde la viñeta, entre ellos Sergio Langer, DiegoParés, Gastón Souto, Damián Escalerandi,Liniers, Bianku, Elenio Pico, Pablo Páez,Pablo Cabrera y El Bruno. El resultado esuna explosión de interpretaciones sobre elsímbolo que reúne las más variadas connotaciones:el ekeko.Rubén, el verdadero responsable de todaesta locura es el que mejor la explica:“Creo que Guerrilleros puede leerse comola prehistoria del poder indio, en tanto elumbral de lo nuevo es la repetición y minovela trata justamente de eso: de la repeticiónde la experiencia guevarista por partede un grupo de adolescentes. Pero… ¿tantoEvo pasó bajo del puente? Tengo confianzaen que aun no vimos lo mejor. El procesode poder indio en Bolivia recién comienza.Volviendo a la novela, siento que la aparicióndel poder indio en Bolivia actualizalos claroscuros y los juegos de inversionesque la propia novela propone a escala delsiglo XXI. En mi novela los guerrilleros songuevaristas pero se alimentan con cocaína.No es de extrañar que en el actual panoramade Bolivia, pueda haber un foco guerrilleroencabezado por los partidarios de Nazer,inspirado por el fascismo y el racismo,que se alcen en contra del poder de la coca.Esa segunda parte de Guerrilleros… no estaríamal escribirla.¿Qué representa como ícono cultural Bolivia?Para mí, Bolivia es una línea de fuga,un territorio imaginario, un lugar adonde todo puede ocurrir y cuandoocurre, traiciona. Es decir, no ocurre comose lo podía imaginar, o mucho menospronosticar. Bolivia es mi territoriobeatle y ciber punk a la vez. SargentoPepper cantado por Johnny Rotten. Es,para la literatura como yo la imagino, odebería ser, lo que es México para la literaturanorteamericana. Un límite acruzar, para entrar en un territorio libre,inexplorado, encantador y horroroso,un lugar donde la vida adquiere otrovalor, otro sentido. Por supuesto, estaBolivia que propongo no tiene por quéguardar ninguna relación más que simbólicacon la Bolivia real.¿Cómo se “lee” el relato a través de esta exhibiciónde los ekekos?El ekeko es el ícono de esta Bolivia imaginariaque propongo, un ícono construidoen años y años de tradición, portadorde la magia, la miniatura, elespíritu de la creencia en el juego, unapresencia amable y a la vez desafiante,poderosa.¿Qué es un ekeko?Un ekeko es la confianza plena en laexistencia de la felicidad y la abundanciaaun en las condiciones más inestablesy devastadoras. Un ekeko es un actode fe colectiva, un catalizador delnosotros. Cada ekeko de la muestra esuna lectura gráfica de la novela. Me gustapensarlos de esa manera. Por ejemplo,el ekeko esperpéntico de Langer me recuerdaa una de las pintadas que inspiraronmi novela. Había un mural quedecía “Seremos como El Che”, abajo alguienle había escrito con aerosol:“Fiambres”. Ahí está la tensión de valores:la muerte como valor y como amenaza,la vida cuestionada. El ekeko deDiego Parés, por ejemplo, es un ekekocon la cabeza de Perón. Lee, a contramanode eso, el rebote de la experienciaguevarista en la Argentina de los 90.Ahora, en la muestra, todas esas lecturasgráficas sumadas ofrecen un panoramamúltiple, de entradas que coinciden enalgunos tópicos -como el consumo dedrogas-, pero amplifican las posibilidadesde lectura. La muestra es convocadapor una novela, pero claramente se tratade una producción colectiva, que reflejasobre todo, un potencial y una generosidadque no es usual, porque todos losartistas que participan le regalaron alekeko guerrillero su ekeko: su trabajo, sucreatividad. En mi novela hay un rescatedel nosotros, de la experiencia colectiva;creo que la muestra de alguna maneraexalta el potencial creativo del nosotros.¿Cuál es el destino de una novela tan celebradacomo escasa? (Entiendo que cuando aQuince ekekos, muestra colectiva inspiradaen la novela Guerrilleros, unasalida al mar para BoliviaHasta el 3 de octubre en el CentroCultural Recoletawww.fotolog.com/boliguerrillerosuna novela se la clasifica “de culto” es porquese indica que el mercado cerró sus posibilidadesde encuentro con el lector).No creo que la novela haya sido ni tanescasa ni tan celebrada. Simplemente,la primera edición se agotó y comoGuerrilleros fue una novela un tanto rara,y además yo dede escribir, y algúnamigo mío como Carlos Gamerrola elogió, se armó una pequeña leyendaa la que, creo, la reedición de la novelaterminó desautorizando. Es un actode justicia. Yo escribí Guerrilleroscomo una intervención política. Es encierta forma una novela que anticipael copamiento de La Tablada, con elque, a mi entender, terminan los años80. Su persistencia literaria me interesamenos que sus efectos vitales. La novelame proporcionó muchas oportunidadespara pensar colectivamente sobremi generación, para fabricar nosotros,me regaló amigos importantes. Ojaláese potencial del texto de generar vínculosperdure un tiempo más. El resto...que se vaya al olvido.Sos guionista de historietas, de cine, novelista…,¿hay diferencias en cuanto a las posibilidadesde narrar?Novelar y guionar son desde el puntode vista retórico ejercicios totalmentedistintos, pero en mi caso tienen el mismofundamento: el pensar en imágeneso el imaginar en imágenes. Para mí,la imagen suprema es el sueño concebidocomo realidad pura, en el mismosentido en el que lo utiliza, por ejemplo,David Lynch. El sueño es composición,condensación, pero sobre todo,convivencia de capas de sentido y devisibilidad, tensión de pares, ingenuidady crueldad, belleza y obscenidad,buen y mal gusto, coherencia e incoherencia.El sueño es resto, reciclaje, molestia.Esta comprensión del sueño comorealidad material, es unaherramienta única para explorar losproblemas filosóficos y fácticos delmundo tal cual hoy se nos presenta. Enese territorio para mí se ubica el mundode la narración y la ficción al cualpertenecen tanto la novela, como el ciney la historieta. Al enunciarla, ¿no teresulta un poco estrecha la persistenciade esta distinción genérica? Todas estasdistinciones están siendo replanteadashoy con una libertad absoluta, con unavelocidad que los géneros tradicionalesy la literatura no pueden controlar.Mirado desde hoy, ¿cómo sintetizás tu viajedesde Guerrilleros hasta acá?Después de escribir Guerrilleros yluegode una etapa de grandes planes dedeescribir. Detesto la literatura, detesto elmundo literario. No encontré nada ahí yno tengo ni el amor propio para escribirsolo ni siento la necesidad impostergablede expresarme a través de una obra.Necesito compañía. Y por suerte, la encontrétrabajando de escritor: escribir unguión de cine o un guión de historietaimplica la presencia de otros. Así quedurante todos los años de retracción eltrabajo me mantuvo escribiendo. Reciénahora empiezo a ver y a participar de losespacios que hubiese necesitado para seguirescribiendo en los años 80. Espaciosdesertores, laterales, provisorios, en loscuales la escritura se aleja por completode la profesión y se valora como un modomás de los encuentros vitales y el festejode los cuerpos.


SEPTIEMBRE 2010MU21El hechiceroOSQUI GUZMÁNMaestro del arte de improvisar, es uno de los grandesactores de la actualidad. Rey sin corona, hijo de unacultura que mezcla sudor y alegría. Así zurció su carrera.areciera que Osqui GuzmánPnació para la improvisación,pero él se encarga de refutaresta hipótesis de un batacazo.Cuando habla de sus iniciosno habla ni de pulsión ni de necesidad visceral.Habla de costura, de kung fu, de angustiay de odio. Habla de un maestro quetuvo la delicaleza de leerle el alma. De otroque le prestó un casete. Y de la voz inmersaen esa grabación que le cambió la vida. Hablade sus padres modistos y bolivianos. Yde una nueva cultura.Osqui Guzmán me mira y sonríe, conesa risa amplia que cubre toda su cara depliegues y hace que sus ojos chiquitos seconviertan en dos líneas rectas. Sabe jugary engaña. Dice que tiene 39 años, pero aparentala edad de un niño. Se parece más aun costurero que zurce su historia puntadaa puntada que a un actor. Sin embargo, enla charla pone en juego la misma sensibilidady crea la misma magia que genera arribadel escenario. Y yo me asumo una espectadoraenvuelta en ese encantamiento.El Osqui Guzmán que encuentro es partede un mismo proceso. Osqui costurero-actor.Estos dos oficios que tienen que ver conlo mismo: con la manufactura, con el hacery deshacer, con errores y correcciones. Conla creación incesante. Y con una preguntaclave: ¿de dónde sale lo que produce?Su primer trabajo estuvo asignado poruna silla al lado de una máquina overlock.El fin era ayudar con la producción asus padres (“costureros y bolivianos” comoél decide definirlos) y de paso generarmayor ingreso económico para la casa. Perocumplió los 18 años. Sus viejos queríanque estudiara medicina. Él deseaba serprofesor de kung fu, pero sentía que lesdebía a sus padres una profesión. Fue porese motivo primero, después porque lanovia de un amigo le propuso anotarse enel Conservatorio y porque había una materiaque se llamaba Acrobacia, violenciaen escena y esgrima (y él la asoció directamentecon aquella práctica oriental) quedecidió inscribirse para la carrera de actor.“Imaginate: mis viejos se querían morir.Y para mí era tremendamente angustianteporque en el Conservatorio me ibamuy mal. Al finalizar primer año, el profesorpregunta:-¿Quién cree que tendría que hacer denuevo primer año?-¡Yo! respondieron los mejores alumnos”.Oski los odió. Pensó en un silencio tímido:“¿Cómo pueden decir eso si sabenque son buenos?”.Recuerda que su maestro, llamado AntonioBax, se acercó y lo interpeló:-¿Lo harías de nuevo?-Creo que debería-, respondió el alumnoGuzmán.Y don Bax le respondió con la sabiduríade aquel que confía en uno más queuno mismo:-Yo creo que vos sabés, entendés ycomprendés todo, sólo falta que incorporesese todo. Si decidís recursar primeraño, te pido que lo hagas de nuevo conmigo,así seguimos el proceso. El arte es tiempo.Uno no es actor ni de ocho a una, nide primero a cuarto año.Mientras en el Conservatorio repetíaprimer año, en la calle le iba muy bien. Teníapor ese entonces 18 años y actuaba enel teatro callejero de La Boca bajo la direcciónde Juan José Citria. Los espectadoresde Caminito lo ovacionaban y preguntaban:“Quién es ese pibe”. En eso estaba,entre ser el peor y el mejor, cuando Citriale regaló un casete y le tiró un dato: “Estoes mejor que cualquier clase de teatro”.Eran las grabaciones de El Bululú de JoséMaría Vilches.Escuchando la voz de Vilches, todo eltiempo, todos los días durante un año, sucedierondos cosas. La primera: se olvidóde kung fu. “Ni siquiera decidí dejarlo”, señalaentre risas y ojos achinados. La segunda:se enamoró de la voz, pero tambiénde los tiempos y silencios que salíande esa grabación, que lo llenaron de angustia,felicidad, y lo hicieron volar. Tantolo cautivó esa voz -y esos silencios- que seaprendió de memoria todos los relatos recitadospor ese actor español al que nuncallegó a conocer. Vilches murió en un accidenteautomovilístico en una ruta argentinahace ya 25 años. Se había dado el lujode rescatar a poetas del Siglo de Oro españolcomo Francisco de Quevedo, Lope deVega, pero también a Federico García Lorca,por ejemplo.Su primera improvisación en el Conservatoriofue festejada por todos. Y él,Osqui Guzmán, el mismo que había repetidoprimer año, se preguntó: “¿Qué hiceyo? Explíquenmelo, por favor”. Fue el profesorquien respondió: “En escena estuvotodo lo que compone una estructura dramática:pequeños objetivos, circunstanciasdadas y el juego del actor”.Hoy, sin dudar, afirma que la improvisaciónestá relacionada con la integridad delartista. Osqui considera que se deben ponertodos los sentidos en acción para desaparecery entregarse a ser aquello que sequiere hacer aparecer. Cita a Mauricio Kartun-se podría decir, su cuarto maestro- conquien trabajó en El niño argentino: “El hechoteatral está caraterizado por el hechizo.¿Quién provoca el hechizo? El hechicero. ¿Yquién es el hechicero? El actor. Pero el artistano está solo. Porque debe estar presentela voluntad del público de desear ese alimento.Y el hecho teatral se produce en eseespacio que conecta al actor con el especta-Somos nosotros, match de improvisacióndirigido por Osqui Guzmán dentro delciclo Teatro x la identidadTodos los lunes en el Teatro ApoloCorrientes 1372 (hasta el 27/9)dor, pero que no le pertenece a ninguno delos dos. El tema es hacer en teatro. Provocáel hechizo, encendé la llama”. Como le decíael maestro Bax: “Nunca defiendas tu trabajodesde la palabra: hacé algo”.Culminó el Conservatorio. Llegó el teatro,la televisión, el cine. Hasta que finalmente,este año, cumplió su sueño: llevó aescena El Bululú, aquella obra que hacedos décadas se había aprendido de memoria.Fue presentada en el Teatro Cervantes,versionada por él y su mujer, LeticiaGonzález de Lellis, con dirección deMauricio Dayub. Con Mauricio habíantrabajado anteriormente en El batacazo.De él admira su fuerte mundo interior. ALeticia la considera su líder. Sobre él mismotambién trae a cuestas una definición:“Lo que exige la carrera es que vos seasvos: el gran actor Osqui Guzmán. Que tengasprensa, que hagas tele, que seas protagonista,que te hagas respetar, que seasexitoso. Y yo no sé hacer nada de eso.Cuando actúo me despersonalizo y desaparezco:dejo de fijarme en mí. Yo no estoyen escena. Yo no sé ser actor.”Representás una cultura. Ayudame a descifrarcuál.Mirá: pensé mucho en eso. Porque hastahace unos meses estuve representandouna obra que rescata el Siglo de Orode España. Que se puede pensar comoel oro que saquearon de América. Esdecir que en el camino se me mezclaronmuchos mundos. Mis padres bolivianos,Vilches español y yo argentino.Es decir que esos mundos, que en lahistoria están peleados, en el teatro estánmezclados. Y hay algo que sucedeallí que tiene que ver con lo que sucedehoy en el planeta. Tanto la bolivianacomo la española son culturas inmigrantes.Y yo pertenezco a esa cultura.hernán cardinale


22 MU SEPTIEMBRE 2010Almacén de sueñosLA DÁRSENA, ESPACIO CULTURALAzul Blaseotto y Eduardo Molinari inauguran este rincón en Almagro para exhibir,pensar, debatir y compartir. Es un maxikiosco, literalmente, que recrearon con arte.es, una vez pasado el momento de la producciónindividual en el taller, el momentode generar espacios para compartir esaobra. Es necesario pensar por qué se siguenproduciendo imágenes en un mundo queestá saturado de imágenes, no digo que hayaque dejar de producirlas, sino que hayque imaginar cómo va a ser la recepción yla manera de compartirlas”.Eduardo también discrepa con esa imagendel creativo recluido en su taller y sealeja del discurso actual del artista gestor,manager de sí mismo. Agrega: “Hay una elitesocial para la cual el arte es una herramientade dominación importante y por lotanto, construye una forma de legitimaciónde distribución de la circulación de imágenesdonde todo está prefabricado para estaidea. Humildemente queremos interpelareso, pensar otro modo de circulación deimágenes y de educación artística”.n viejo kiosco del barrio de Almagroconvertido en un espa-Ucio de encuentro, creación colectivay construcción depensamiento. El sueño del pibede Azul Blaseotto y Eduardo Molinari–una pareja de artistas de la plástica y delentusiasmo– se viene gestando desde hacetiempo y está próximo a nacer. A fines deseptiembre, por la vidriera de lo que hastahace poco era un kiosco, ya no se exhibiráncaramelos y chocolates, habrá una muestraque busca ofrecer no sólo historietas colgadasen la pared, sino acercar al espectador elproceso de investigación y rescatar el aspectodocumental del cómic. Ésta será la experienciainaugural, la que dará comienzo auna serie de sucesos que prometen convocarel interés por sentirse parte de un hechoartístico y las ganas de juntarse para compartirlo.La Dársena. Plataforma de pensamientoe integración artística es el nombreque eligieron, dispuestos a dar el puntapiéinicial y echar a rodar la inquietante aventurade crear con otros.Los destinatarios de la oferta no serán solamente“los artistas”, como grupo selecto yexcluyente, sino que la propuesta tiene rumbosmás permeables : “La idea de abrir estelugar es romper con el gueto. Galerías hayun montón, no queremos eso. No es un emprendimientocomercial. Es un proyecto queteníamos desde hace mucho, sabíamos queiba a llegar en algún momento. Es un espaciopequeño, pero queremos que sea grandeen cuanto a contenido, para llevar a caboproyectos que tenemos en mente y tambiéninvitar a otras personas que quieran partici-par, que no sea sólo nuestro, sino que lo encaramoscomo algo colectivo”, aclara Azul.Los planes de La Dársena contemplanvarias actividades: difusión y presentacionesde artistas y asociaciones locales e internacionales,presentaciones de libros, proyecciones,charlas, clases, seminarios de arte ypensamiento contemporáneo. La cualidadde ser una zona de ensayo y experimentacióndeja abierta la puerta para recibir sugerencias,como define Azul: “No va a ser unlugar impoluto, queremos que se habite deotra manera, que venga gente no solamentedel arte, sino de distintos ámbitos”. Eduardocomplementa: “En los últimos años ha habidovarios emprendimientos orientados a insertarartistas en determinados espacios, sehan generado algunos lugares muy rimbombantesen torno a las artes visuales. Leescapamos a eso. Buscamos otra perspectiva,más ligada a lo que rodea a la imagen.Queremos que sea un lugar de intercambiode saberes, poder sumar un granito de arenaen una dirección que tiene que ver conromper esa cartografía”.Los cimientosEl contexto es una circunstancia primordialpara los generadores de estainiciativa, para “pensar alrededorde lo que se hace”, reflexionar acerca de lapropia práctica artística y obtener respuestasa ciertas preguntas básicas: el porqué, paraqué, para quién y con quién. Estos interrogantesinspiran los cimientos de LaDársena y dan lugar a la tarea de celebrar laintegración.Otro propósito que quieren concretar esla formación de grupos de reflexión acercadel funcionamiento de las instituciones quemanejan el arte y la cultura. Azul comentasu fastidio al ver la ciudad pintada de amarilloy los festivales populares cooptadospor un Estado que adhiere a otro paradigma,en el cual la cultura es un gasto. Es habitualque en este ámbito se aplique el conceptode llevar el arte a la calle. La visión deAzul guarda distancia con esta actitud a laque describe como semejante a la caridad:“Yo quiero que todo el mundo vaya a losmuseos, a los espacios de arte, terminar coneso de ‘yo les acerco el arte a los que no lotienen; vos seguí siendo marginal, que yo tealcanzo alguna cosita del arte’. Debería seral revés, lograr una circulación más flexible,una interacción”.También intentan desmitificar el destinoindividualista de quien se dedica a este tipode disciplinas. Cuenta Azul: “A mí me enseñarona armar un bastidor, a pintar colores,pero no aprendí en ninguna escuela cómoLa DársenaAzul Blaseotto, Eduardo MolinariMario Bravo 298www.plataformaladarsenablogspot.complataforma_ladarsena@yahoo.com.arhernán cardinaleEl equipajeAzul se formó como artista plásticaen la escuela Prilidiano Pueyrredón.Hija de un pintor y una grabadora,cuenta que padeció la carrera al compás dedos preguntas: ¿por qué?, ¿para qué? Mientrasrastreaba argumentos satisfactorios, estudióalemán y se vinculó con gente “no artista”.En una de esas experiencias, colaborócon los trabajadores de una cooperativa detrabajadores que recuperaron un astillero enDock Sud en la construcción de un barco. Sepostuló a un posgrado en Berlín, Arte encontexto, dirigido a personas de cualquierlugar del mundo que hubieran realizadouna carrera relacionada con el arte; quedóseleccionada y allí fue. Trabajó con inmigrantesy sus formas de integración a travésdel arte. A su regreso, junto con el equipajey los conocimientos aprendidos, trajo la ilusiónde concebir un espacio artístico autogestionado.Por estos días, esta tarea ocupaparte de su tiempo, junto a su trabajo comodocente en el Nacional Buenos Aires, las clasesde alemán en el Instituto Goethe y en elNormal 1. Los alumnos le respondieron“¡cumbia!” cuando les preguntó qué músicaescuchaban y ahora, gracias a su asesoramiento,incorporaron el punk. Su obra gráfica,postales de viajes e instalaciones puedenapreciarse en su blog.Eduardo comenzó a estudiar Bellas Artesa los 26 años. Es docente en el InstitutoUniversitario Nacional del Arte y desde1999 lleva adelante un proyecto visual denominadoArchivo Caminante. Hijo y nietode historiadores, su inclinación hacia estamateria lo llevó a conformar un archivovisual donde conjuga arte, historia y política,y manifiesta un pensamiento crítico ala construcción de la narrativa oficial delos acontecimientos. Invita a revisar la ideade una única voz que cuenta una línea históricay busca evitar la “momificación” delos procesos sociales. El acto de caminarcomo práctica artística es su propuesta pararedescubrir y reconstruir los hechos históricos,que se suceden día a día. Toma fotografías,recorre archivos públicos yprivados, recoge volantes, revistas, diarios,afiches callejeros, con estos materiales realizadocumentos con la técnica del collagey desarrolla instalaciones. Hasta hace unosdías expuso Los niños de la soja en el MuseoReina Sofía de Madrid en el marco dePrincipio Potosí, muestra que formula unarelectura de la colonización de Latinoamérica.En su blog se ven algunas de las fotosexpuestas, entre ellas, la de Hugo Biolcatien el acto del Rosedal en 2009, la de FelipeSolá vestido de gaucho, o la de la oreja deJosé Alfredo Martínez de Hoz. “Algunos delos principales responsables del modelo demonocultivo de soja transgénica en Argentina”,sintetiza.La prometedora definición que acercaEduardo acerca de cuál es el requisito paraser artista, abre el juego y augura calificacióna quienes no cuentan con habilidadespuntuales para el dibujo, la danza o la actuaciónen un escenario. Para él un artista es“una persona que se anima a imaginar y amaterializar lo que imagina”.


SEPTIEMBRE 2010MU23TALLERES Y DEBATES:DEL 12 AL 17 DE SETIEMBRE EN VILLA CORINA.LA CITA ES EN LA ESCUELA PRIMARIA N° 58, CALLE POSADAS S/N°ESQUINA CELEDONIO FLORES21 DE SETIEMBRE EN VIRREYES.ESCUELA MEDIA N° 8 PASTEUR 2440. SAN FERNANDO8 DE OCTUBRE ESCUELA DE GESTIÓN SOCIAL CRECIENDO JUNTOS.JORNADA EN EL TEATRO LEOPOLDO MARECHAL Y EN LA PLAZA DE MORENO30 Y 31 DE OCTUBRE: MOVIMIENTO SOCIAL DIGNIDAD, PRIMEROSPOBLADORES Y COBIAN, CIPOLETTI, RÍO NEGRO1 AL 6 DE NOVIEMBRE: ESCUELA DE FORMACIÓN PROFESIONAL N° 24,ARTIGAS 690, FLORESTODAS ESTAS ACTIVIDADES SON CON ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.EXHIBICIÓN:DEL 13 AL 21 DE OCTUBRE CENTRO CULTURAL BORGES.VIAMONTE Y FLORIDAMÁS INFO: WWW.LAVACA.ORGNINGÚN PIBE NACE PARA CHORRO ES EL RESULTADO DEL TRABAJO COLECTIVO DE:Idea y coodinación: lavaca.orgRed de trabajo:_Movimiento Social Dignidad, de Cipolletti _ Escuela de Gestión Social Creciendo Juntos _ Asociación Civil Vecinos de Villa Corina por un futuromejor _ Escuela Media N° 8, de Virreyes _ Escuela de Formación Profesional N° 24 de Flores _ Cooperativa de Trabajo Chilavert _ Cooperativa de Trabajo HotelBauen _ Julieta Colomer _ Hernán Cardinale _ Veroka Velázquez _ Sasa Guadalupe _ Daniela Andújar _ Mustafá Yoda _ Señorita Carolina _ Adriana Maidana


¿Y Julio López?CRÓNICAS DEL MÁS ACÁApuroson una incierta carga de odioCme levanté a las 7 de la mañanay marché hacia la Estaciónde Lomas de Zamora. Es difícilno sentir alguna cuota deodio a esa hora.Simpático el Roca. Uno siente el abrazolatinoamericano en los cuerpos comprimidos,con ciertos contactos de tal intimidady tal profundidad, que lo hacen a unointerrogarse acerca del Ser, La Nada y LaIdentidad.Olores inapropiados que se mezclancon la dulzura de algún perfume, miradasde sueños imposibles, algún psicóticosacudiendo su cabeza mientras los auricularesno logran cubrir el eco que se produceen su vacío cráneo, tres o cuatro chinos(sí, también África se está llenando de chinos)que conversan con un entusiasmoinexplicable y ríen andá a saber de qué.Con un chino nunca se sabe.En Constitución cometo uno de los tantoserrores de mi vida: tomo un taxi. Mi desconocimientode la Europea Ciudad Autónomahizo que descendiera de dicho infernalvehículo veinte minutos después, pálidoy (empíricamente verificable) mucho máspobre, luego de pagar el importe del hiperkinéticorelojito.Entro en el coqueto local de la Asociacióny/o Sindicato de Visitadores Médicos(sí, esos que se meten en el consultorio justocuando te toca, que siempre están vestidospara el bautismo, que siempre llevan horriblesy gordos portafolios negros: ésos…). Hayuna Jornada de algo que se llama El Amor enApuros y que me exime de mayores comentariosacerca de por qué estoy allí.¿Resolveré algo de mi vida?Una simpática, elegante, joven y sonrienterubia (igual que los chinos, no sé de quése ríe…) me informa de mi condición depelotudo irredento: llegué media hora antesy soy el segundo. Ella es la primera y atiendea los que van a llegar… más tarde. Miodio se desvanece en el cielo de las certezas.No se puede ser como yo.A paso cansado me voy a tomar uncafé a una estación de servicio. En el malditobarrio no hay un maldito bar y yodetesto los bares de las malditas estacionesde servicio, que tienen tanta personalidady distinción como un bazar.Tomo mi café, abrumado por mis reflexionesconspirativas y el gusto a plásticodel mencionado café.El mundo tiene gusto a plástico.Abro la puerta para salir y un perrito deraza impresentable, algo más grande que ungato estándar, de esos que el cuidado amorosolos tiene peinados, limpios, casi lustrados,con un coqueto pañuelito al cuello, decidedemostrar su valentía y me ladra como unposeído y me muestra los dientes, decididoa vender cara su vida, sin que ninguno delos dos tengamos la más puta idea de porqué. Mientras me quedo quieto, miro alperrito (que a partir de ahora es un perrode mierda) evaluando alternativas: pisarlo,patearlo, colgarlo de su coqueto pañuelito…Un joven dueño aparece de golpe, sedeshace en disculpas y señala al matón decuatro patas con severidad. Exacto: sólo loseñala. Y el agresor infame se tira al suelocompletamente dócil. Hasta parece quesintiera culpa el muy hijo de puta.Juro que me miró de reojo y sonrió.Me fui al curso o lo que fuera. La Rubiaseguía sonriendo, me dio un señalador,una lapicera que no funcionaba, un folleto,me sacó 15 pesos y todos felices.En el salón, una larga mesa con 5micrófonos y el auditorio, limpio y muybien puesto, con un montón de mujeres.Un montón es un montón: más de 100.La abrumadora mayoría jugaba en el sub30. De la Rama Masculina sólo tres (3) tiposy Yo, que después del viaje en el Roca,empezaba a tener problemas de identidad.Y entonces, múltiples señales acudierona mí: casi todas eran estudiantes dePsicología. Inmediatamente, en mi pútriday afiebrada mente empezaron a formarseimágenes de bacanales, orgías y cosas porel estilo que no sé cómo se llaman, conjóvenes mujeres que si son psicólogasestán liberadas y por lo tanto cualquiercolectivo las deja bien y vamos y vamos,meta matraca y corneta.Reconozco que mi análisis era algoprimitivo, precario, prejuicioso, inclusoanticuado. Pero en el momento, astuto yprudente, me puse una mentita en laboca para no tener mal aliento cuandoempezara el descontrol.Un ganador.La verdad, que cuando Dios está distraído,ella se asoma. Es que lo que siguió eramuy bueno y muy serio: clínica de casos,un coordinador sólido y claro, una trayectoriade ¡25! años haciendo estos seminarios,mucho sentido del humor de partede los panelistas… cero solemnidad ymucha rigurosidad.Los muy turros me dejaron sin letrapara burlarme y sin orgía para descontracturarme.Encima, hablaban de las cuestionesgenitales llamando a todo por sunombre más popular, con lo que miinquietud o como se llame, aumentaba.Nada de coito.A mí me parece que estoy algo atrasadoen las noticias de la vida.En el panel, por ejemplo, cuentan elcaso de una chica que no quiere cogerporque quiere ser virgen, pero no tieneproblema en que la manoseen. Ademásquiere ser como la virgen, literalmente,pero en una versión que a mí me resultamás curiosa. La pobrecita tenía un padregay que vivía en el desenfreno, un hermanotravesti, otra hermana adicta hasta altupperware, un tío que la había abusadoy que ahora no sé a qué se dedicaba yuna madre que no escuché bien porquesupongo que a esa altura debía estar (yo)vomitando en el baño, pero que en esecontexto debía tener la culpa de todo.Y yo que me hago problema porque aveces la quiero matar a mi vieja.Qué gente.Digno e incombustible, con mi humanismomilitante, seguí buscando una miradacómplice para una aventura amorosa opara un chiste verde, si más no fuera.Nada.Como remate, a la morocha que teníabutaca por medio, le estampa un sonoro yapasionado beso de buenos días y en latrompa un petisa despampanante.No se puede vivir.El Amor en Apuros. Así cualquiera.Ya te va a agarrar el obispo Aguer.Me vuelvo a los ex pagos de don Juande Zamora. En el viaje me compro la versióncontemporánea (y decadente) de ElGráfico. Y me leo completito un reportajea Vicente Pernía, un 4 de Boca que le pegabaa cualquier cosa viva que se cruzara enla cancha, incluido el pasto.El periodista dice que era y es unganador.El Poeticazoanuncia la partida de su lanchacolectivoEn proa: DIANA BELLESSI y LILIANA DAUNESEn las velas: HERNÁNEn calderas: SEMILLAS DE JOLGORIOEn catalejo fotográfico: LINA ETCHESURIMareos conducidos porDANIELA ANDÚJAR Y VEROKA VELÁZQUEZwww.lavaca.orglavaca es una cooperativa de trabajocreada en 2001. Editamos una páginade Internet que todas las semanas difundenoticias bajo el lema anticopyright.Mensualmente profundizamosestos temas en mu.La presente edición de nuestro periódicoMU sumó el esfuerzo de:Redacción: Claudia Acuña, Sergio Ciancaglini,Mariana Collante, Romina Dalfonso,María del Carmen Varela, Carlos Melone,Luis Zarrans, Franco Ciancaglini y BrunoCiancaglini.Fotografía: Julieta Colomer y HernánCardinale.Diseño: másSustanciaCorrección: Graciela DaleoIlustración: Diego Parés, Mariano Lucanoy Veroka Velázquez.Webmaster: Diego GassiCoordinación: Magui Salazar y FacundoOrtega.Impresión: Cooperativa de Trabajo GráficaPatricios. Av. de Patricios 1941Distribución en Capital: Vaccaro Sánchezy Cía. Moreno 794 9º, CapitalTel/Fax: (011) 4342-4031/32Distribución en Interior: DISA (DistribuidoraInterplazas SA). Pte. Luis S. Peña1832/6 (1135) Capital. Tel (54 11)4305-0114/3160MU es una publicación de la Cooperativade Trabajo Lavaca Ltda.Hipólito Yrigoyen 1440Ciudad Autónoma de Buenos AiresTeléfono 4381-5269.Editor responsable:Claudia Adelina Acuñawww.lavaca.orgCAMPAÑA DE SUSCRIPCIÓN A MUSeis ediciones portres datos y $ 421. Nombre.2. Email.Levantamos anclas desde MU.PUNTO DE ENCUENTRO24 de septiembre a las 21.00hsHIPÓLITO YRIGOYEN 1440ENTRADA LIBRE (mujeres y niñ@s primero)mariano lucano3. En qué dirección querés recibirel periódico.Enviá estos datos ainfolavaca@yahoo.com.armás info en www.lavaca.org

More magazines by this user
Similar magazines