Identidad y conflicto en la formación de la regionalidad 1900-1930 (1)

ciruelo.uninorte.edu.co

Identidad y conflicto en la formación de la regionalidad 1900-1930 (1)

Habría que desarrollar, por ejemplo, el elemento“población” e indagar la formación triétnica delhabitante costeño, identificada ya a mediados delsiglo pasado por Felipe Pérez en su Geografía deColombia, quien al referirse al Departamento deBolívar expresa: “Puras hai la blanca descendientede la española, la indígena i la africana, cuyosprojenitores fueron traídos de las Costas deGuinea; mas ninguna de éstas constituye la masaprincipal de la población boliviana, sino sus mezclascaprichosas y variadas”; (39) e igual conceptopresenta de los habitantes del Magdalena: “Estámuy diversificada (la raza) ésta por la mezcla delespañol primitivo, el indio i el negro venido de lascostas africanas, por lo que no presenta un tipouniforme. Hai empero blancos puros i muchosmestizos”.(40)Habría que investigar las formas de producción, enel campo muy particularmente, sin descuidar lossurgimientos industriales en las urbes de formación;la actitud de la Costa hacia el comercio, suactividad natural y, por consiguiente, la aceptacióngeneralizada del comercio iIícito.Esto nos lleva, necesariamente, al cuadro decostumbres, a la estructura familiar, alcomportamiento religioso.¿Podría llegarse a la conclusión de un particularModo de Ser Costeño? Fals Borda, entre otrascaracterísticas propias del habitante de esta región,destaca el antimilitarismo, el anticlericalismo y latolerancia.Hay un aviso, precisamente, en el diariobarranquillero “La Nación” de julio 16 de 1916:“AVISO A LOS CONSCRIPTOSEl suscrito conocedor de las disposiciones militaresy ex-comandante de servicio militar territorial, sepone al servicio de los varones que han de entraren el sorteo del segundo contingente de clasemilitar de este año. Para ser exonerado de dichoservicio garantiza conocimientos en lasdisposiciones, honradez y prontitud en el trabajo ...Víctor E. Moré”(41)Víctor E. Moré no es el único intermediarioprofesional que anuncia públicamente su actividad,dedicada a prestar sus buenos oficios a quienesestén interesados en burlar el servicio militar. En elmismo diario, fecha y página, Héctor Parias seofrece para adelantar “toda clase de reclamos antelas comisiones de reclutamiento, antes y despuésde los sorteos”. Además, su consulta es gratis.Y el mismo diario, en su edición del 31 de junio de1916, denuncia las frecuentes plazas vacantes enlas unidades militares del respectivo distrito.Queda entonces la idea. A principios de siglo sedan claras muestras de la existencia de unaidentidad regional en formación. ¿A qué respondendichas exteriorizaciones?La respuesta está en una historia regional de laCosta Atlántica, en el entendimiento de que “unahistoria regional o rural si es hermética no puedeser completa.”(42)Notas y reseñas bibliográficas(1) El presente ensayo forma parte de una investigaciónmás extensa sobre la Costa Atlántica que el autoradelanta en el programa de estudios latinoamericanos dela Universidad de Oxford, Parte del mismo fuepresentado en el II Foro de la Costa Atlántica que secelebró en Cartagena a partir del 4 de septiembre de1982. Quiero agradecer a los doctores Diego de la Peña,Ramiro de la Espriella, Jesús Ferro Bayona, AlfonsoJaquim, Gustavo Bell Lemus, Darío Jaramillo Agudelo yArturo Sarabia, quienes han enriquecido el trabajo consus valiosos comentarios.(2) Para una descripción geográfica de la región costeña,ver Guhl, Ernesto: Ambiente Geográfico-humano de laCosta del Atlántico; Revista Geográfica, Vol. 1, No. 1;Barranquilla, diciembre, 1952.(3) “El Porvenir”, Cartagena, diciembre 23 de 1910.(4) “El Nuevo Tiempo”, Bogotá, julio 28 de 1903, enVillegas, Jorge y Yunis, José: La Guerra de los Mil Días;Carlos Valencia Editores, Bogotá, 1979. Págs. 20-21.(5) Deas, Malcom. “La presencia de la política nacionalen la vida provinciana y pueblerina rural de Colombia enel primer siglo de la República”, presentado al Simposiosobre la vida rural colombiana en el siglo XIX, organizadopor FAES en Medellín, 1981. (Mimeo).(6) “¿Cuáles eran esos mecanismos de controlcentralizantes?” -se pregunta Fals Borda, y responde , “-aparte de los eleccionarios, eran los del fisco,especialmente el dominio de las aduanas que seguíansiendo fundamentales como fuente de recursos delpresupuesto nacional. Así como ocurrió en la guerra civilde 1840, ahora vuelve a aparecer la rapiña por lasaduanas costeñas de Cartagena, Barranquilla y SantaMarta. El gobierno de Ospina crea e impone el cargo deintendente nacional en los puertos con ese objeto y, másadelante, los de comisarios nacionales que puedanestablecerse en todos los distritos. Naturalmente, estosfuncionarios no eran sino agentes del gobierno generalcon miras a fiscalizar y controlar las autoridades locales yasegurarle entradas al fisco central, en perjuicio de lasrentas estatales y provinciales. Nada podrá irritar más alos grupos regionales que este tipo de medida que,además, era esencialmente inconstitucional”; Fals Borda,10

More magazines by this user
Similar magazines