Odontoma complejo mandibular

dy7gy3y759lna.cloudfront.net

Odontoma complejo mandibular

operatoriadentalASPECTOS CLÍNICOSOdontoma complejomandibularPRESENTACIÓN DE UN CASO CLÍNICOY REVISIÓN DE LA LITERATURAPOR IVÁN PÉREZ CORRAL,Los odontomas constituyenel grupo de tumoracionesbenignas más frecuentes(20-40%) dentro de los tumoresodontogénicos 1-3 . Se originana partir de células epiteliales ymesenquimales completamentediferenciadas, que forman tejidosduros semejantes a los delÓSCAR ARIAS-IRIMIA,FERNANDO FERNÁNDEZ-CÁLIZ,CRISTINA BARONA DORADOY JOSÉ Mª MARTÍNEZ-GONZÁLEZdiente (esmalte, cemento y, principalmente,dentina) constituyendoel odontoma 1,2,4 .La OMS los clasifica en dosgrupos, los odontomas compuestos,en los que los tejidos dentariosaparecen con un patrónbastante ordenado, de maneraque se forman piezas múltiplesen forma de dientes pequeñosdenominados dentículos; y loscomplejos, donde los tejidosdentarios aparecen igual que enlos compuestos, pero con un patrónamorfo y desordenado, demanera que se observan tumoracionesamorfas con contornosirregulares 1-5 .Los odontomas compuestosson de aparición más frecuenteque los complejos 2,3,5,6 . No tienenpredilección por ningún sexo, yFig. 1: Proyección panorámica en la que se aprecia una imagen radiodensa en el tercercuadrante, en contacto con la cara oclusal del 37.suelen aparecer entre la segunday tercera década de la vida, siendola localización más frecuentela zona de premolares y molaresmandibulares para los complejos,mientras que los compuestosse presentan con mayor frecuenciaen la zona de incisivos y caninosdel maxilar 1,4-7 .Su etiología es desconocida 1-3,5-8, aunque existen diferentesautores que apoyan teorías comodéficits nutricionales, traumatismoso factores genéticosque pueden favorecer la apariciónde este tipo de patología 3,9,10 .Los odontomascompuestosson de apariciónmás frecuenteque los complejosCon respecto a la clínica, losodontomas cursan de maneraasintomática, ya que son indolorosy su crecimiento es muylento 1-3,5 . Su hallazgo suele sercasual mediante una radiografíade rutina 1-4 . Algunos signosclínicos que pueden hacer sospecharde la presencia de unodontoma son la ausencia deldiente permanente (por interposicióndel mismo), persistenciade dientes temporales, tumoraciónlocal, presencia de grandesdiastemas y/o malposicionesdentarias 3,4,10 .Radiográficamente se observancomo masas radiodensas, irre -gulares, bien delimitadas, desordenadas,sin similitud con es -tructuras dentarias, con un haloradiotransparente que se correspondecon una cápsula de tejidoconectivo que rodea a los odontomas4,5,11 .36 DENTAL PRACTICE REPORT « JULIO-AGOSTO 2009


operatoriadentalASPECTOS CLÍNICOSFig. 2: Situación clínica inicial en la que se observa laausencia del 37.Mediante pruebas radiológicaspodemos alcanzar un diagnósticode presunción, pero es imprescindiblerealizar un estudioanatomopatológico que nos proporcioneun diagnóstico de certeza,ya que en muchas ocasionesresulta imposible diferenciar radiográficamentelos odontomasde otro tipo de lesiones como elfibroma ameloblástico, odon -toameloblastoma, fibroodontomaameloblástico,osteoma, fibroma osificantey cementoblastoma2,3,12 .El tratamiento debe irencaminado a la exéresiscompleta de la tumoración,incluyendo la cápsulade tejido conectivoque la envuelve 3,5,8,10,13 .Resulta importante legrar Fig. 3: Fase quirúrgica una vez realizado el despegamientocuidadosamente la zona mucoperióstico que permite la visión directa del odontomaen distal del 36.intervenida para evitardejar restos de la cápsulaque pudieran provocar la apariciónde lesiones quísticasposteriores. El pronóstico tras laexéresis es muy favorable, con escasaprobabilidad de recidiva 14,15 .Caso clínicoPaciente varón de 14 años deedad, sin antecedentes personalesde interés, que acude a nuestroservicio de cirugía bucofacialderivado por su odontólogo generalpara valoraruna imagen radiodensa,hallada enla radiografía panorámicay localizadaen el tercercuadrante (Fig. 1).Durante la anamnesisno se recogendatos de interés,salvo el retraso enla erupción de lossegundos molares permanentes.La exploración clínica intrabucalrevela la ausencia del segundomolar inferior izquierdo, sinpresencia de inflamación en la zona(Fig. 2). A la palpación no seaprecia ningún signo anormal.La exploración radiográfica confirmóla presencia de una lesiónradiodensa, rodeada de un haloradiotransparente, bien delimitada,en contacto con la cara oclusaldel 37, al que impedía erupcionar.Debido a las característicasde la lesión, el diagnóstico de sospechafue el de odontoma, queparecía interferir en la erupcióndel segundo molar.Se informó al paciente y sus tutoresde las características de lalesión y se recomendó la exéresisde la misma. Tras recibir el consentimientoinformado, se realizóla desinfección intraoral con povidonayodada y la anestesia troncularmediante lidocaína al 2% yepinefrina 1/80000. Se procedió ala extirpación de la tumoraciónmediante una incisión festoneadalineal desde mesial del 36, conuna descarga sobre el borde anteriorde la rama ascendentemandibular izquierda, realizandoun despegamiento mucoperiósticotanto hacia vestibularcomo hacia lingual, quepermitió obtener una visióndirecta del odontomaen distal del 36 (Fig.3). Con la ayuda de unbotador de hoja estrechase movilizó el odontomapara facilitar su exéresiscon unas pinzas de forcipresión(Figs. 4 y 5). Sellevó a cabo un legradocuidadoso para evitar dejarcualquier resto de laFig. 4: Pieza quirúrgica.Fig. 5: Fase quirúrgica una vez realizadala exéresis del odontoma.JULIO-AGOSTO 2009 » DENTAL PRACTICE REPORT 37


operatoriadentalASPECTOS CLÍNICOSFig. 7: EvoluciónTranscurridosdos mesesde la cirugía,se pudocomprobarradiográficamenteque el 37 estabaerupcionandode maneraespontáneaun diente permanente retenidotras la exéresis de la lesión queinterfiere en su erupción, siempreque se cumplan una serie defactores, como son una edad dediagnóstico temprana, la existenciade una correcta vía deerupción, y que los ápices dentariosdel diente retenido esténabiertos. Si no existen estos factores,y la erupción no se produce,será necesaria la tracciónortodóncica.■REFERENCIAS1. Serrano de Haro B, Martínez-González JM,Baca Pérez-Bryan R, Donado Rodríguez M.Estudio clínico epidemiológico de los odontomas.Av Odontoestomatol 1992; 8: 689-698.2. Hidalgo Sánchez O, Leco Berrocal MI,Martínez-González JM. Meta-análisis sobrela epidemiología y clínica de los odontomas.Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2008Nov 1; 13(5): 306-310.3. Amado Cuesta S, Gargallo Albiol J, BeriniAytés L, Gay Escoda C. Review of 61 casesof odontoma. Presentation of an eruptedcomplex odontoma. Med Oral 2003; 8:366-373.4. Kaneko M, Fukuda M, Sano T, Ohnishi T,Hosokawa Y. Microradiographic and microscopicinvestigation of a case of complexodontoma. Oral Surg Oral Med Oral PatholOral Radiol Endod 1998; 85: 131-134.5. García-Consuegra L, Junquera LM, AlbertosJM, Rodriguez O. Odontomas. A clinical-histologicaland retrospective epidemiologicalstudy of 46 cases. Med Oral2000; 5(5): 367-372.6. Ochsenius G, Ortega A, Godoy L, PeñafielC, Escobar E. Odontogenic tumors in Chile:a study of 362 cases. J Oral Pathol Med2002; 31(7): 415-420.7. Buchner A, Merrell PW, Carpenter WM.Relative frequency of central odontogenictumors: a study of 1.088 cases from NorthernCalifornia and comparison to studiesfrom other parts of the world. J Oral MaxillofacSurg. 2006; 64(9): 1343-1352.8. Adebayo ET, Ajike SO, Adekeye EO. A reviewof 318 odontogenic tumors in Kaduna,Nigeria. J Oral Maxillofac Surg 2005;63(6): 811-819.9. Oliveira BH, Campos V, Marcal S. Compoundodontoma-diagnosis and treatment:three case reports. Pediatr Dent 2001;23(2): 151-157.10. Ferrer Ramírez MJ, Silvestre Donat FJ,Estelles Ferriol E, Grau García Moreno D,López Martínez R. Recurrent infection of acomplex odontoma following eruption inthe mouth. Med Oral 2001; 6(4): 269-275.11. Giunta JL, Kaplan MA. Peripheral softtissue odontomas. Oral Surg Oral Med OralPathol 1990; 69: 406-411.12. Furst I, Pharoah M, Phillips J. Recurrenceof an ameloblastic fibro-odontoma in a9-year-old boy. J Oral Maxillofac Surg 1999;57(5): 620-623.13. Patiño Illa C, Berini Aytés L, SánchezGarcés MA, Gay Escoda C. Odontomas complejosy compuestos: Análisis de 47 casos.Arch Odontoestomatol 1995; 11: 423-430.14. Ledesma Montes C, Perez Bache A, GarcésOrtíz M. Gingival compound . Int J OralMaxillofac Surg 1996; 25(4): 296-297.15. Tomizawa M, Otsuka Y, Noda T. Clinicalobservations of odontomas in Japanesechildren: 39 cases including one recurrentcase. Int J Paediatr 2005; 15(1): 37-43.16. Philipsen HP, Reichart PA, Praetorius F.Mixed odontogenic tumours and odontomas.Considerations on interrelationship.Review of the literature and presentationof 134 new cases of odontomas. Oral Oncol1997 Mar; 33: 86-99.17. Baca Pérez-Bryan R, López CarrichesC, Alobera Gracia MA. Odontoma compuestoasociado a un incisivo inferior no erupcionado.Odontoma compuesto. RCOE 2008;13(2): 171-174.Iván Pérez Corral yÓscar Arias-Irimia son residentesdel Máster de Cirugíae Implantología del Hospital de Madrid.Fernando Fernández-Cáliz es profesordel Máster de Cirugía e Implantologíadel Hospital de Madrid.Cristina Barona Dorado es subdirectoradel Máster de Cirugía e Implantologíadel Hospital de Madrid.José Mª Martínez-González es jefede Servicio de Cirugía e ImplantologíaBucofacial. Hospital de Madrid.JULIO-AGOSTO 2009 » DENTAL PRACTICE REPORT 39

More magazines by this user
Similar magazines