Estudio migracion de retorno - UPNFM

upnfm.edu.hn
  • No tags were found...

Estudio migracion de retorno - UPNFM

Servicio Cristiano Internacional por la Paz - EIRENEResumen EjecutivoCosta Rica es un país de inmigrantes. Aproximadamente un ocho por ciento de su población es extranjera, y de la poblaciónextranjera dos terceras partes son nicaragüenses. Se trata de una migración sur-sur, poco estudiada hasta la fecha. ¿Quéperspectiva tienen las personas migrantes? ¿El retorno a Nicaragua está dentro de su plan de vida? Analizar si existenpolíticas de retorno a nivel estatal y conocer las experiencias y necesidades de las personas que tienen un proyecto deretorno, son los aspectos principales de este estudio, un estudio empírico y, por falta de investigación sobre el tema, decarácter exploratorio. Entrevistamos a migrantes que viven y trabajan en Costa Rica así como a expertos, representantes deinstituciones y organizaciones relacionadas al tema, tanto en Costa Rica como en Nicaragua.Con el estudio queremos brindar un aporte para la definición de políticas públicas de ambos países, Costa Rica y Nicaragua,así como proyectos y programas sociales que apoyan a migrantes que quieren retornar a Nicaragua; para estos últimosla cooperación internacional es un actor importante. Se realiza con una visión pro-positiva, con la idea de aumentar laspotencialidades de las experiencias migratorias para ambos países, Nicaragua como país emisor y Costa Rica como paísreceptor de migrantes.Los principales hallazgos: La gran mayoría de las personas migrantes viene a Costa Rica en búsqueda de (mejores)oportunidades de trabajo con el fin de mejorar su condición de vida. Esto generalmente no se limita a un proyecto individualsi no implica la familia, en la mayoría de los casos esposa/o e hijas/os o también los padres. La persona migrante vienea Costa Rica con la expectativa de ganarse la vida, ayudar a la familia en Nicaragua y ahorrar para regresar en mejorescondiciones a Nicaragua. La idea del retorno, tan pronto como posible, está presente en todas las personas entrevistadasque han emigrado. “Volver pronto” y “con los bolsillos llenos” es el sueño de cada una de ellas. Sin embargo, la idea de unretorno pronto, en un lapso de tal vez dos o tres años, no se puede poner en práctica, la estadía en el país vecino se prolongapor un tiempo indefinido. ¿Por qué? Tiene que ver con el cumplimiento del segundo objetivo, de ahorrar para comprarterreno y casa en Nicaragua y/o montar su negocio.En general, las y los migrantes entrevistados no han logrado ahorrar lo suficiente para poder retornar. Uno de las causasprincipales son las remesas. Además de financiar los costos de vida más altos en Costa Rica las personas envían remesaspara el estudio de los hijos, la salud u otras necesidades de la familia en Nicaragua – las mujeres aún en mayor grado quelos hombres. Esto obstaculiza el ahorro para realizar inversiones en Nicaragua o Costa Rica. En consecuencia, casi ningunode los entrevistados ha podido preparar su retorno hasta la fecha – condición indispensable para un retorno exitoso segúnexpertos en la materia. Lo máximo que se pudo lograr, por dos de los entrevistados, es la definición concreta del tipo denegocio a realizar en Nicaragua y la compra de algunas herramientas y materiales para tal objetivo.Por otro lado, el deseo de tener su propio negocio en Nicaragua es casi general. Expresado en forma directa o indirecta, laspersonas migrantes quieren liberarse de la dependencia en la que han vivido durante su estadía en Costa Rica y ser ‘su propiodueño’, convirtiéndose en propietario de un restaurante, una pulpería, un salón de belleza, taller de mecánica o una fincade ganado. Asumimos que la percepción de la dependencia en estas personas es tan fuerte por el hecho de ser migrante,viviendo en condición irregular y careciendo con frecuencia de los derechos y privilegios de un ciudadano costarricense.La crisis financiera actual se refleja claramente en la situación de las y los migrantes que trabajan en sectores especialmenteafectados como la construcción, el turismo y la agroindustria. Una cuarta parte de los entrevistados ha perdido su trabajorecientemente o teme perderlo. Las y los migrantes en este momento se encuentran en un dilema: No encuentran trabajopor lo que preferirían regresar - “si no tengo trabajo, mejor estoy en mi país” – pero tampoco están listos para regresar por nohaber logrado ahorros suficientes. La crisis financiera además aumenta su inseguridad de encontrar trabajo en Nicaragua opoder trabajar a su cuenta.Además de los planes individuales respecto al retorno el estudio revela la relación de las y los migrantes con el estado y susinstituciones así como sus expectativas hacia las mismas. Es evidente que el acceso de las y los migrantes a los servicios delestado, principalmente en educación y salud, es muy restringido, tanto en Costa Rica como en Nicaragua. En Costa Rica solouna persona entrevistada ha recibido capacitación profesional organizada por el patrón. En cuanto a los servicios sociales,llama la atención el gran número de los entrevistados sin orden patronal y sin seguro: solo dos de los entrevistados estánafiliados a la Caja Costarricense de Seguridad Social con orden patronal. Este resultado sorprende tomando en cuenta quemuchas de las personas llevan años trabajando en Costa Rica y todos, excepto una persona, explican que trabajan en formaregular, teniendo los papeles requeridos.6Migración de Retorno: Nicaragua - Costa Rica - Nicaragua

More magazines by this user
Similar magazines