(M) 10. Capital social e integración - Colegio Oficial de Psicólogos ...

copmadrid.org

(M) 10. Capital social e integración - Colegio Oficial de Psicólogos ...

Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...ABSTRACTAbstract: We describe the process and methodology followed in research on Latin Americanimmigration in the province of Teruel funded by the University of Zaragoza (Code:270-58). Since the model of social capital, we plan to investigate the trajectory of communityintegration and social inclusion of immigrants and the capital of Teruel villages in theprovince. To this end, we developed a measuring instrument with a special focus on theperspective of immigrants, their social network and in consideration of their demands andpotential. The interview consists of customised questionnaires and open questions. Thearticle explains the characteristics of the final instrument, the phases of implementationand the social agents involved.Immigration, Social capital, rural.KEY WORDS354 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoadel desarrollo y del bienestar psicosocialcontextualizado en la provincia, resultaigual de importante para el mantenimientode la población autóctona comopara el adecuado asentamiento de losque acaban de llegar.MARCO TEORICO: MODELOSPSICOSOCIALES Y CAPITAL SOCIALLa necesidad de un enfoquepsicosocialEn nuestros mass media, la menciónde cuestiones relativas a los emigrantesse encuentra frecuentemente relacionadacon sus aspectos conflictivos. A menudo,asociamos la palabra inmigrante con términoscomo violencia, delito, muerte,explotación, clandestinidad. El discursoeconomicista agrava esta imagen sesgandolas consecuencias de la emigración,por su presunta incidencia negativasobre el nivel de empleo y sus repercusionessobre los sistemas de seguridadsocial (Requeijo, 2006).Estos razonamientos simplificadosafectan de manera negativa a la percepciónque tenemos del fenómeno. La categorizacióncultural de los otros se produceen cualquier tipo de intervenciónsocial (Gregorio y Franze, 1999). Segúnlos resultados del barómetro del CIS2625, las diferencias de la opinión públicasobre estos temas son significativasen función de las actitudes socio-políticas(ideología), cantidad del capital cultural(educación) e intereses económicos(clase social) (Ayerdi y De Rada, 2008).Pero la tendencia estereotipada noslleva a la culpabilización de la víctima.Es decir, a concluir que el inmigrante esresponsable de la violencia, los problemasy la usurpación. La disparidad decriterios entre los agentes externos einternos en cuanto a criterios, prioridadesy actuaciones migratorias, las tendenciasexcluyentes o xenófobas, y/o lasformas autoritarias de ejercicio de poderconstituyen barreras al desarrollo de lacompetencia cultural y fomentan relacionesde indefensión y pasividad cuandono, de abierta hostilidad (Montero,2004).Hoghe, Trappers, Meuleman y Reeskens(2008) analizan la diversidad deaproximaciones teóricas que nos ayudana comprender los movimientos migratorios.Las teorías económicas consideranestos procesos como una reacción almercado laboral y a las iniciativas económicas.Las teorías culturales lo interpretandesde el modelo de centro – periferia,mientras que los análisis de red socialasumen que los inmigrantes siguenpatrones en red. Los datos de la OECEDy del Eurostat disponibles para la emigracióneuropea desde 1980 hasta 2004demuestran que el flujo de inmigraciónse resiste a un único modelo de interpretación.La consideración de las dimensióncultural constituye un imperativo actualde nuestras investigaciones e intervenciones(Bernal y Sáez-Santiago, 2006;Martínez, Martínez y Calzado, 2006,Pederson, 2003). Nuestro comportamientose aprende en un contexto y a menudo,determina nuestras oportunidadesde participación social y de acceso a losrecursos comunitarios (Nelson y Prilleltensky,2005).Por tanto, necesitamos modelos interdisciplinaresde investigación que nospermitan ahondar en indicadores positivoscomo la integración comunitaria o lainserción sociolaboral, porque el inmigranteno supone un peligro a nuestrostatus quo sino que ya forma parte inherentede nuestro capital social,Esta reflexión es más apremiante siIntervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 357


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...cabe en entornos rurales como Teruel,donde nuestro principal problema esdemográfico y social: “durante todo elsiglo XX, la provincia de Teruel ha sidopoco a poco privada de su principalfuente de riqueza: su gente. La poblaciónes un elemento económico de primeramagnitud sobre la que se asienta el procesode desarrollo” (pagina web de la plataformaciudadana Teruel Existe).Necesitamos también y con la mismaurgencia, un enfoque que analice laspautas de interacción entre diferentesagentes y culturas. Las dificultades quese plantean en las relaciones entre diferentesgrupos, étnias, comunidades, institucionesgubernamentales y no gubernamentales,suelen proceder de laincomprensión que en los organismosoficiales se tiene hacia la diversidad, loque lleva a una actitud negativa de cierrey no escucha, y a la correspondienteimposición de programas que aunquebien intencionados pueden ignorar lasnecesidades y recursos que ellas puedentener. El populismo y las tendenciasautoritarias también pueden llevar a ladesmovilización y al clientismo institucional(Montero, 2004).Estas carencias contrastan con lo queMaya y Font (2004: 345) constatan comoun aumento de la movilización de carácterinformal protagonizada por ciudadanosmás formados e informados que nose conforman con un rol pasivo. Existenargumentos de peso para incorporar alindividuo como tal en los procesos dedecisiones públicas.Si la globalización es un procesoimparable y cada vez va a ser mas frecuentela interacción entre las diferencias,tendremos que profundizar en lasiniciativas y estrategias que facilitan elintercambio, la convivencia y el bienestar.Para apostar por el discurso delbienestar será necesario que además segarantice: “la asunción de los valores, loshábitos, las actitudes y las aptitudescorrespondientes, en definitiva que seasuma la cultura de la participación”.(Puig, 2004: 361). Los conceptos deempoderamento y resiliencia puedenenfocarse en la intervención social desdesus dimensiones individual, familiar ycomunitario (Villalba, 2003).En este sentido, la psicología socialnos aporta un marco teórico y empíricocentrado en dimensiones abiertas a laintervención social (ej. actitudes, valores,representaciones sociales, creencias,identidades, vivencias personales,estructuración y desigualdad social). Elobjetivo es tanto el desarrollo individualcomo el progreso social. Procesos indisolublesque se contextualizan en un tiempoy en un espacio social.Como plantea Eberle (1993, p.12): “Lapsicología no puede ser otra cosa quepsicología social. Los mundos subjetivosno pueden ser separados de los procesosen cuyo seno son construidos, comunicadosy mantenidos (…) las identidadespersonales no pueden ser separadas dela estructura social en la cual son constituidas”.Inmigración y capital socialNuestro trabajo conceptualiza la inmigracióncomo parte del capital social denuestro entorno rural. El capital socialpresenta las siguientes coordenadassegún Putnam (1993):– La existencia de una red densa deorganizaciones locales comunitariasy asociativas.– Elevados niveles de compromisocívico y participación en estascomunidades.– Una identidad local fuerte y positivaque comparta un elevado sentido de358 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoasolidaridad y equidad entre susmiembros.– Normas generalizadas de confianzay apoyo social entre sus miembrosindependientemente de su conocimientomutuo.La utilización de estas variables en lasinvestigaciones sobre inmigración hasido muy fértil (Mouw, 2006). Tas analizardiversos estudios europeos en elentorno italiano, alemán y búlgaro, Haug(2008) concluyó que el capital socialinfluye considerablemente en las decisionesrelativas a la emigración, ej, intencionesde emigrar, decisión de volver allugar de origen, selección del nuevo destino,etc.En un sentido similar, los trabajos deVaiou y Stratigaki (2008) evidenciaroncomo las practicas informales de apoyo yayuda en el vecindario y el rol de los serviciossociales (salud pública y cuidadode los niños) influyeron poderosamenteen los esfuerzos de las mujeres inmigrantes(ej. albanesas en Atenas) paranegociar el lugar de residencia para ellasy sus descendientes y forjar un sentimientode pertenencia a la nueva comunidad.Del mismo modo, la familia y lasredes que se quedan en el país de origenpueden determinar la decisión de asentamiento(Amuedo-Dorantes y Tundra,2007)Nannestad, Svendsen y Svendsen(2008) plantean como el concepto decapital social nos ayuda a conectar alindividuo a su estructura social másamplia y su grupo de referencia. Ambasredes resultaron complementarias en elestudio desarrollado con inmigrantes nooccidentales en Dinamarca.La investigacion de Ek, Koiranen,Raatikka, Jarvelin y Taanila (2008) profundizasobre el rol de los factoressocioeconómicos (como educación yempleo) y los factores psicosociales(como el apoyo social, las estrategias deafrontamiento y las expectativas de futuro)en la relación entre emigración, saludpercibida y satisfacción vital en un estudiolongitudinal desarrollado en Finlandia.Los resultados revelaron que lainteracción negativa de las variables eramayor en los inmigrantes jóvenes residentesen las zonas rurales. Este estudioconstituye un alegato sobre la importanciade las redes sociales para el bienestardel emigrante, especialmente en zonasaisladas y remotas.En nuestro país, las redes de los inmigranteshan sido descritas en función desu estructura (ej. densidad, reciprocidady cohesión de sus miembros) y composición(país de origen y porcentaje demiembros de la familia). Cuando lasredes sociales no solo están formadaspor personas del mismo país o familia, elsentido de pertenencia e identidad de losinmigrantes es más plural. Los resultadosde este tipo de estudios muestranque las características individuales y dered contribuyen a entender los procesosde identidad (Lubbers, Molina yMcCarty, 2007). Otros factores como latemporalidad ej. los años viviendo enEspaña, a pesar de las mejoras en comunicacionesy formulas de participaciónalternativas, sigue siendo un predictorsignificativo del sentido de comunidad enla residencia (Maya-Jariego y Armitage,2007).OBJETIVOSUna de las ventajas de la utilizacióndel modelo de capital social en el estudiode la emigración es su vocación interdisciplinary multinivel. En nuestro estudionos interesa combinar un análisis críticoy macro social (ej. influencia de las políticasinternacionales, económicas, laborales,etc.) y micro (ej. importancia de laIntervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 359


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...identidad, de la trayectoria concreta dereinserción laboral). Esta pretensión searticula en torno a los siguientes fines dela investigación:– Describir las dimensiones del procesoinmigratorio actual en el contextoprovincial de Teruel y determinarlas condiciones de inserción sociolaborale integración comunitaria delos inmigrantes iberoamericanos.– Analizar el impacto, consecuenciasy potencialidades de la inmigraciónen el desarrollo rural de la provincia.– Investigar la integración y participacióndel inmigrante en su medio, ylos factores que posibilitan o dificultanla misma.En cuanto a este artículo, el objetivosería describir el proceso metodológicoseguido en dicha investigación y explicarlas características del instrumento final,las fases de implementación y los agentessociales que intervinieron en la consecuciónde estos fines.DISEÑO METODOLOGICOLa psicología social como disciplinacientífica ilustra claramente la maneraen que la metodología y los objetos deestudio evolucionan a la par. Un ejemplode estas dificultades en el análisis de lainmigración estriba en el abordaje metodológicodel estudio del capital social y lacalidad de vida. Dichos conceptos hanintentado superar las limitaciones de ladefinición de bienestar como medidaexclusivamente basada en variablesobjetivas y en la que habría que recuperarla noción cualitativa y subjetiva defelicidad (Casas, 1991).El punto de partida del estudio delbienestar se ubica en las condicionesvitales básicas como el trabajo (Gil-Lacruz, 2007). Pero a partir de aquí, lasatisfacción sentida se encuentra en funciónde las discrepancias percibidasentre lo que uno tiene y lo que desea, loque tienen otras personas significativas,lo mejor que se ha tenido en el pasado, loque se esperaba y lo que uno necesitaba.Por tanto, nos interesa integrar diversosámbitos psicosociales como el estudiode las necesidades sociales, lasrepresentaciones sociales y sus identidades,los comportamientos laborales, lasexpectativas y las fuentes de mejora, etc.Como psicólogos sociales, la interacciónindividuo-sociedad sigue siendo nuestraasignatura pendiente (Markova, 2000).En nuestro caso hemos seleccionadodiferentes modelos procedentes de dossubdisciplinas complementarias de lapsicología social:– La psicología comunitaria nos permitecontextualizar los conceptos departicipación, solidaridad, calidadde vida en un entorno comunitarioconcreto como es la provincia deTeruel.– La psicología del trabajo nos aportala dimensión laboral como motor decambio social y desarrollo personal.El capital social se potencia a travésde variables como la innovaciónlaboral, la motivación, unas expectativasy unas condiciones laboralesadecuadas.Este acercamiento multidisciplinarrequiere un encuadre metodológico integral.Hemos realizado este diseño a partirde:– Búsquedas bibliográficas sobre eltema.– Compilación e interpretación dedatos estadísticos.– Encuesta a una muestra representativade inmigrantes iberoamericanos.360 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoa– Entrevistas con profesionales implicadosen procesos migratorios.– Participación en foros de debate ydivulgación científica.Tamaño muestralUna vez consesuados los objetivos,modelos y metodología de nuestro trabajo,fijamos el tamaño muestral necesariopara representar al universo de inmigrantesde la provincia turolense. Enestudios recientes realizados en Aragón,se ha constatado como la edad media delos inmigrantes es de 29,79 años; la procedenciamayoritaria es de Latinoamérica(58,1%), seguidos de Europa del Este(17,3%), Magreb (11,5%), África Subsahariana(11,6%) y Asia (1,4%) y en cuantoa los estudios, más de la mitad (60%)tiene estudios secundarios y superiores(García y Sobradiel, 2008).Por razones presupuestarias, de tiempoy afinidad cultural decidimos restringirnuestro estudio a los inmigrantes iberoamericanosde la provincia, aunque nodescartamos continuar en un futuro conpersonas de otras procedencias. En elúltimo Registro de la Policía Nacionaldisponible encontramos en la provinciade Teruel 1.132 inmigrantes iberoamericanos.Aproximadamente la mitad residenen Teruel capital (508 personas) y elresto en los núcleos rurales de la provincia(524).Como se trabaja con una poblaciónfinita y optamos por un nivel de confianzadel 95,5% y un margen de error del ±5, necesitaremos entrevistar a 286 personaspara que la muestra sea estadísticamenterepresentativa (García, Arribas,Del Val, Camarero y Aguinaga, 1992).La selección de la muestra fue en símisma una cuestión espinosa, dada ladispersión geográfica de los inmigrantes,la carencia de un sistema de registrodemográfico adecuado (distintas institucionesson competentes en la materia,con la correspondiente dificultad decoordinación y la disparidad de datos yfuentes sobre la inmigración turolense) yel temor a revelar situaciones de irregularidadpor parte del universo inmigrante.ProcedimientoUna vez fijado el tamaño muestral, iniciamosel diseño del estudio de campo.Se recurrió a una técnica mixta de buzoneoy entrevistadores directos para asegurarnosun número mínimo de respuestasen diferentes entornos geográficos.Con este fin, en un primer momento seexplicaron los objetivos del estudio endiferentes foros públicos y especializados,solicitando la colaboración de diversosprofesionales que trabajan en temas deinmigración en la provincia.Así, a los agentes de desarrollo local,agentes de igualdad de oportunidades,oficinas de comarcalización, sindicatos,asociaciones culturales y con fines sociales,centros de salud, ayuntamientos,etc. les enviamos una carta de presentación,una solicitud de colaboración, 4ejemplares de nuestro instrumento y enalgunos casos, por ejemplo, en los ayuntamientos,una petición de informaciónsobre el número y procedencia de losinmigrantes censados.El coste de esta primera fase fue considerable,especialmente en lo relativo agastos de reprografía y correspondencia.Estimamos que la respuesta a nuestrasolicitud no fue importante en cifrasnuméricas (ej. número de entrevistasefectuadas y remitidas correctamente anuestro proyecto). Sin embargo, si queconsideramos justificado el gasto por lacalidad de las mismas. Con una muestraIntervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 361


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...tan dispersa en un territorio geográficoamplio, la recepción de informacióndesde zonas alejadas a la capital resultamás que valiosa. Aprovechamos la oportunidadpara agradecer efusivamente alas personas que voluntariamente nosapoyaron en esta petición.Una vez completado este proceso, continuamosen el trabajo de campo con laselección y formación de encuestadores.Dada la trascendencia del tema,pensamos que seria una opción interesantecontar con los alumnos de laFacultad de Humanidades y CienciasSociales de Teruel. En su curriculumacadémico, los futuros diplomados enrelaciones laborales, licenciados en cienciasdel trabajo y licenciados en humanidadescomparten una vocación social. LaUniversidad, además tiene la obligaciónde adaptar los procesos formativos deestos futuros profesionales a las necesidadesde su entorno.Desde estas condiciones, preparamosun curso en el que se combinaran losaspectos teóricos y prácticos de la investigación,el análisis interdisciplinar de lainmigración y su impacto en el desarrollorural. Los mismos miembros que componemosel equipo de investigación diseñamose implementamos un curso formativoque contemplaba el análisis teórico yempírico de: las necesidades sociales y eldesarrollo comunitario, la dinamizaciónsociocultural en el entorno rural, técnicasde investigación aplicadas al conceptode capital social, técnicas de comunicacióny habilidades sociales, característicasy condicionantes de la entrevista,introducción al manejo e informatizaciónde cuestionarios estandarizados.El curso tuvo una duración presencialde 20 horas. Una vez concluido asignamosa cada estudiante un tutor queacompañase el estudio de campo, lasupervisión de las encuestas realizadas yel seguimiento periódico. A cada alumnose le planteó la realización de 8 entrevistasy se le facilitó una credencial de colaboraciónen el proyecto. Esta fase deentrevistas se desarrolló aproximadamentedesde marzo a junio del 2004.La participación de los 30 estudiantesque se apuntaron a esta experiencia piloto,fue también interesante para detectarsus demandas formativas y conocer condetenimiento las dificultades de nuestroestudio. La mayoría valoró de un modopositivo: la formación aplicada, la convalidaciónde créditos de libre elección y elconocimiento vivenciado de realidadeshumanas distintas y al mismo tiempo,cercanas a su territorio.Instrumento de medidaEn esta investigación optamos porseleccionar los instrumentos atendiendoal criterio de utilidad social y de intervenciónpositiva. Esta pretensión no fuesencilla de operativizar puesto que apesar del volumen disponible de estudiossobre la materia, muchos de ellos se centranen un análisis meramente descriptivode carácter demográfico y económico.Desde la psicología, predominan los trabajosrelativos a la salud mental y la discriminaciónétnica.La selección de los instrumentos demedida es un asunto delicado puestoque dicha sistematización influirá en laobtención de los resultados. Llegar a unconsenso como equipo nos llevo muchotiempo de reuniones y debates. Supusointroducir un criterio de eclecticismo enlas fuentes de información:– Encuestas sociológicas, ej. preguntasrelativas a la población activa.– Encuestas sindicales, ej. UGT, preguntasrelativas al itinerario deinmigración.362 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoa– Encuestas académicas, ej. cuestionariode expectativas laborales.– Preguntas de elaboración propia, ej.fuentes de mejora y agente responsablede dichas fuentes.El formato de la entrevista final secompone de las siguientes variables(cuadro 1).Algunas de estas variables son de respuestaopcional en función de la situaciónlaboral del encuestado. Muchas deellas se integran en 10 cuestionarios brevespreviamente estandarizados conescalas de medida tipo Likert (cuyaamplitud de intervalo suele oscilar del 1al 5): Estrategias de afrontamiento (Israelet al., 1989), Centralidad del trabajo,Significado del trabajo, Expectativaslaborales (Pinazo et al., 1993), Locus decontrol (Wosy, 1989), Autoeficacia laboral,Bienestar (Escala de Bäßler ySchwarzer, 1996), Red laboral, Innovaciónlaboral, Apoyo comunitario (Musituy Gracia, 1994).Dicha estandarización nos permitecuantificar las tendencias de respuestade la muestra, mantener unos márgenesCuadro 1: Clasificación de las variables de la encuestaIntervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 363


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...de control sobre la fiabilidad del instrumento,comparar los resultados conotras poblaciones y establecer una líneabase de cara al seguimiento de la muestra(Gil–Lacruz, 2000).Las preguntas abiertas también jueganun papel importante en esta investigación,ya que nos permiten considerarde forma literal las aportaciones denuestros encuestados. Las maneras depercibir el futuro, el proceso de integración,las fuentes de mejora a la situaciónpersonal, son tan variadas en nuestrosinmigrantes como diversas son sus trayectorias,sus entornos y sus condicionessociales.Frente a una clasificación de necesidaddefinida y detectada por expertos(como una categoría de las necesidadessistematizadas por Bradshaw, 1983) quehubiese facilitado y limitado la interpretaciónde las posibles respuestas, se optópor un modelo cualitativo que nos permitela participación de las personasencuestadas. En la sistematización delas preguntas abiertas intentamos comprendera las personas respetando sumarco de referencia. Este sistema tambiénes coherente con la línea apuntadaen apartados anteriores sobre la conceptualizacióndel capital social y la concienciacívica.No obstante, necesitamos un sistemaque nos permita el cruce estadístico deestas respuestas con la información procedentede los cuestionarios estandarizados.La codificación de las respuestasconsiste en el proceso de reunión y deanálisis de todos los datos que se refierena temas, ideas e interpretacionesrecurrentes en estas respuestas (Taylor yBodgan, 1992). Es un proceso sistemáticode catalogación e interpretación de losdatos. En nuestro caso, hemos optadopor la siguiente secuencia de fases:— Transcripción literal de las aportacionesdel entrevistado.— Selección aleatoria de 50 cuestionarios,para la realización de undiseño provisional de categorías derespuesta.— Como resultado de este proceso, seseleccionaron posibles tendenciasde respuestas basadas en el análisisy frecuencias de las contestaciones.— En una segunda fase, las categoríaspuestas a prueba con las contestacionesseleccionadas, se rea-CategoríaCaracterísticassociodemográficasItinerario deinserciónSituación laboralFuentes de mejoraCuadro 2: Preguntas abiertas de la entrevistaPreguntas abiertas del cuestionario¿Con quién reside en su vivienda?¿Qué le llevo a instalarse en Teruel?¿Cuál fue el ultimo trabajo que desarrollo en su país deorigen?¿Qué tipo de trabajo desarrolla en Teruel?¿Qué dificultades ha tenido para encontrar trabajo?En caso de respuesta afirmativa: ¿cómo ha influido sucondición de inmigrante en el terreno laboral?En caso de respuesta afirmativa: ¿cómo ha influido sucondición de mujer en el terreno laboral?¿Cómo podría mejorar su situación laboral?En su opinión, ¿cómo se podría mejorar la situación de laprovincia de Teruel y del municipio en el que reside?¿Cómo se podría mejorar la situación de los inmigrantesiberoamericanos en Teruel?¿Cómo se podría mejorar su situación personal?364 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoagrupan en función de criterioscerrados de clasificación.— Informatización de las contestaciones.Se diseñó una base de datosespecífica con el programa SPSS10.0. Este procedimiento permitela interrelación de los datos con lasrespuestas estandarizadas de laencuesta.— Detección y corrección de los erroresy de los datos no validos.Con el fin de validar el instrumentoresultante se realizó un pase piloto de laentrevista total a un 10% de la muestray posteriormente se realizaron los ajustesoportunos a las preguntas que no seentendían o presentaban un elevadogrado de deseabilidad social. La fiabilidadde los instrumentos estandarizadosse midió mediante los procedimientosalfa para los ítems pares-impares.A menudo, las ciencias sociales contraponenla metodología cualitativa frente ala cuantitativa. Cada método presentasus ventajas e inconvenientes. Generalmentelos partidarios de técnicas cualitativashacen especial hincapié en la validezde la investigación, mientras que losinvestigadores cuantitativos se centran enla fiabilidad de los resultados. En nuestroestudio, hemos intentado combinar coneste procedimiento secuencial ambos sistemas,utilizando técnicas cualitativaspara la recogida de datos y estadísticaspara su posterior análisis.Con esta combinación metodológica,podemos concluir en la necesidad deampliar nuestros conocimientos sobre lainmigración como proceso, vivencia eimpacto. Deberíamos profundizar mas enlas dinámicas de inserción en entornosconcretos y en este sentido, las técnicascualitativas y cuantitativas constituyenherramientas indispensables de acercamientoa la realidad social. Las políticassociales en el medio rural turolenseempiezan a hacerse eco de estas premisas.Desde una perspectiva internacional(ej. Programas LEADER), regional (ej.plataforma “Teruel Existe”) y local, seintenta dar respuesta a estos retosfomentando la investigación y los estudiospsicosociales.La Universidad como agente de desarrollosocial tampoco debería de quedarseal margen. Nuestro trabajo seinserta en dicho compromiso. La investigaciónen áreas desfavorecidas y entemas de trascendencia social, constituyeuna de nuestras principales prioridadesen el ejercicio del desarrollocomunitario. Nuestro papel investigador,ni es profético ni es un mero ejerciciotécnico o de disgresión intelectual.Como aconseja Bourdieu (2002), nuestrorol debe relacionarse con la critica ydenuncia a situaciones de injusticia ydesigualdad, valiéndonos de las herramientasmetodológicas, que por surigor y coherencia, pretendemos científicas.Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 365


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...BIBLIOGRAFÍAAmuedo-Dorantes, C. y Mundra, K. (2007).Social networks and their impact on the earningsof Mexican migrants. Demography, 44 (4), 849-863.Ayerdi, P.; De Rada, V, (2008). Perfiles socialesde la opinión pública española sobre la inmigración.Revista Internacional de Sociología, 66 (50),95-127.Bäßler, J. & Schwarzer, R. (1996). Escala deAutoeficacia Generalizada. En P. Martín (2003).Demandas y recursos del ambiente laboral: unaextensión del modelo demandas-control. Tesis Doctoral.Valencia: Publicaciones de la Universidad deValencia.Bernal, G. y Saez-Santiago, E. (2006). Culturallycentered psychosocial interventions. Journal ofCommunity Psychology, 34, 121-131.Bourdieu, P. (2002). En defensa de un sabercomprometido. Le monde diplomatique, febrero, 2-3.Bravo, R.M. (1992). Aprendizaje cultural yadaptación social de los inmigrantes. Intervenciónpsicosocial, 3 (1), 49-56.Bradshaw, J. (1983). Una tipologia de la necesitatsocial. Instruments de Prospeccio de ServeisSocials, 1, D.G.S.S. Barcelona: Generalitat deCatalunya.Büchel, F. y Frick, J.R. (2005). Immigrants’economic performance across Europe – does immigrationpolicy matter?. Population Research andPolicy Review, 24, 175-212.Camarero, C. (1992). Inmigración y refugio enEspaña. Intervención psicosocial, 3 (1), 5-19.Casas i Aznar, F. (1991). Els indicadors psicosocials.Barcelona: Llar de Llibre.Davies, A. (2008). Declining youth in-migrationin rural Western Australia: the role of perceptionsof rural employment and lifestyle opportunities.Geographical Research, 46 (2), 162-171.Eberle, T.S. (1993). Social psychology and theSociology of Knowledge. Revista de PsicologiaSocial, 8, 5 – 13.Ek, E.; Koiranen, M.; Raatikka, V.; Jarvelin,M.R, y Taanila, A. (2008). Psychosocial factors asmediators between migration and subjective wellbeingamong young Finnish adults. Social Scienceand Medicine, 66 (7), 1545-1556.Eurostat (2003). Eurostat Yearbook: The StatisticalGuide to Europe. Luxembourg: OPEC.Frutos, L.M. y Rubio, P. (2000). Territorio y desarrollo:los recursos endogenos de la provincia deTeruel. Los retos de Teruel. Teruel: Instituto deEstudios Turolenses.García Guerrero, J. (2004). Curso de autoempleopara mujeres emprendedoras. Teruel: Universidadde Verano de Teruel.García, F.J., Barragán, C. y Granados, A.(1999). Inmigración extranjera, formación e interculturalidad.Intervención psicosocial, 8 (2), 191-220.Garcia de Cortazar, M., Arribas, J.M., Del Val,C., Camarero, L. y Aguinoga, J. (1992). EstadisticaAplicada a las Ciencias Sociales. Madrid: UniversidadNacional de Educacion a Distancia.García J. y Sobradiel, N. (2008). Prevalencia yfactores de riesgo de patología psiquiátrica enpacientes inmigrantes de atención primaria enrelación con la población autóctona. Informe deInvestigación. Zaragoza: Instituto Aragonés deCiencias de la Salud.Gil-Lacruz, M. (2000). Salud y fuentes de apoyosocial. Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas.Gil-Lacruz, M. (Ed.) (2007). Psicologia social ybienestar. Zaragoza: Prensas Universitarias.Gimenez, C. (1992). Los municipios y la integraciónde los inmigrantes. Intervencion psicosocial,3 (1), 31-48.Gullette, G.S. (2007). Development economics,developing migration: Targeted economic developmentinitiatives as drivers in international migration.Human Organization, 66 (4), 366-379.Gregorio, C. (1994). El grupo inmigrante y suproyecto migratorio: Aspectos psicosociales culturalesy de género. Intervención psicosocial, 7 (3),77-90.Gregorio, C. y Franze, A. (1999). Intervención366 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3


Marta Gil-La Cruz, Alicia Izquierdo, Pilar Martín y María Elena Ochoasocial con población inmigrante: esos otros culturales.Intervención psicosocial, 8 (2), 153-175.Haug, S. (2008). Migration networks and migrationdecision-making. Journal of Ethnic and MigrationStudies, 34 (4), 585-605.Heitmueller, A, (2005). Unemployment benefits,risk aversion, and migration incentives. Journal ofPopulation Economics, 18, 93–112.Hooghe, M.; Trappers, A.; Meuleman, B. yReeskens, T. (2008). Migration to European countries:A structural explanation of patterns, 1980-2004.International Migration Review, 42 (2), 476-504.Instituto Nacional de Estadística (1997). Tasade actividad. En García Guerrero, J. (2004). Cursode autoempleo para mujeres emprendedoras.Teruel: Universidad de Verano de Teruel.Israel et al. (1989), Escala de estrategias deafrontamiento. En P. Martín (2003). Demandas yrecursos del ambiente laboral: una extensión delmodelo demandas-control. Tesis Doctoral. Valencia:Publicaciones de la Universidad de Valencia.Jacob, A. (1999). ¿Es necesaria una perspectivaespecífica para las parejas de inmigrantes?. Intervenciónpsicosocial, 8 (2), 177-189.Lubbers, M.J.; Molina, J.L. y McCarty, C.(2007). Personal networks and ethnic identifications- The case of migrants in Spain. InternationalSociology, 22 (6), 721-741.Luque, E. (1995). Las necesidades educativasde los hijos de inmigrantes. Intervención psicosocial,10 (4), 89-102.Marková, I. (2000). Psychology and social change.LSE. Seminar Series.Martín-Hernández, P.; Ochoa, E.; Izquierdo, A.y Gil-Lacruz, M. (2007). Capital Social e Inmigración:una conceptualización operativa de la inserciónsociolaboral de los inmigrantes. Studium.Revista de Humanidades, 13, 257-281.Martínez, M.F.; Martínez, J. y Calzado, V.(2006). La competencia cultural como referente dela diversidad humana en la prestación de serviciosy la intervención social. Intervención psicosocial, 15(3), 331-350.Maya, S. y Font, J. (2004). Participación individual:necesidad, dificultad y estrategias. Intervenciónpsicosocial, 13 (3), 345-359.Maya-Jariego, I. y Armitage, N. (2007). Sense ofcommunity, time and relationships. InternationalSociology, 22 (6), 743-766.Montero, M. (2004). El fortalecimiento en lacomunidad, sus dificultades y alcances. Intervenciónpsicosocial, 13 (1), 5-19.Mouw, T. (2006). Estimating the causal effect ofsocial capital: A review of recent research. AnnualReview of Sociology, (32) 79-102.Musitu, G. y Gracia, E. (1994). Test AC-94.Apoyo comunitario. Valencia: I Master Iberoamericanode Psicología Comunitaria.Nannestad, P.; Svendsen, G.L.H. y Svendsen,G.T. (2008). Bridge over troubled water? Migrationand social capital. Journal of Ethnic and MigrationStudies, 34 (4), 607-631.Nelson, G. y Prilleltensky, I. (2005). The Projectof Community Psychology: Issues, Values andTools for Liberation and Well-being. En M.F.Martínez, J. Martínez y V. Calzado (2006). La competenciacultural como referente de la diversidadhumana en la prestación de servicios y la intervenciónsocial. Intervención psicosocial, 15 (3), 331-350.Ochoa, M.E. (2003). Inmigración, capital socialy desarrollo comunitario: una investigación pendiente.Teruel: Conferencia dentro del ciclo: Mujerinmigrante: participación social.Pederson, P. (2003). Cross-cultural counseling:Developing cultura-centered interactions. En M.F.Martínez, J. Martínez y V. Calzado (2006). La competenciacultural como referente de la diversidadhumana en la prestación de servicios y la intervenciónsocial. Intervención psicosocial, 15 (3), 331-350.Pinazo, D., Salanova, M., Prieto, F. y Peiró, J.M.(1993). Desajuste de expectativas en aspectosintrínsecos, extrínsecos y sociales del trabajo. EnF. Prieto, J.M. Peiró, P., Ripoll, I. Rodríguez, M.J.Bravo, M. Salanova, y P. Hontangas, Los jóvenesante el ambiente laboral y las estrategias de adaptación(pp. 151-158). Valencia: Nau Llibres.Puig, T. (2004). Cultura de la participación.Intervención psicosocial, 13 (3), 361-372.Putnam, R. (1993). Making democracy work.New Jersey: Princeton University Press.Raya, E.E. (1999). Notas para el análisis de losIntervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3 367


Capital social e integración comunitaria: consideraciones psicosociales en el estudio de la inmigración...problemas y de las políticas de inmigración enEspaña. Intervención psicosocial, 8 (2), 143-161.Requeijo, J. (2006). Economía mundial, un análisisentre dos siglos. Madrid: McGraw-Hill.Rye, J.F. (2006). Leaving the countryside - Ananalysis of rural-to-urban migration and long-termcapital accumulation. Acta Sociológica, 49 (1), 47-65.Sasse, G. y Thielemann, E. (2005). A ResearchAgenda for the Study of Migrants and Minorities inEurope. Journal compilation JCMS, 43 (4), 655-671.Taylor, S.J. y Bodgan, R. (1992). Introducción alos métodos cualitativos de investigación.Barcelona: Paidos Básica.UNHCR (2003). Statistical Yearbook: Trends inDisplacement, Protection and Solutions. Geneva:United Nations High Commissioner for Refugees.Vaiou, D. y Stratigaki, M. (2008). From ‘settlement’to ‘integration’ - Informal practices andsocial services for women migrants in Athens.European Urban and Regional Studies, 15 (2), 119-131.Varios Autores (2000). Informe sobre la despoblaciónen Aragón. Zaragoza: Justicia de Aragón.Villalba, C. (2003). El concepto de resilienciaindividual y familiar. Aplicaciones en la intervenciónsocial. Intervención psicosocial, 12 (3), 283-299.Wosy (1989). Escala de Innovación y Centralidadlaboral. En P. Martín (2003). Demandas yrecursos del ambiente laboral: una extensión delmodelo demandas-control. Tesis Doctoral. Valencia:Publicaciones de la Universidad de Valencia.368 Intervención Psicosocial, 2008, vol. 17 n.º 3

More magazines by this user
Similar magazines