12.07.2015 Views

2008 Extracto jurisprudencial cuarto trimestre - Corte Suprema de ...

2008 Extracto jurisprudencial cuarto trimestre - Corte Suprema de ...

2008 Extracto jurisprudencial cuarto trimestre - Corte Suprema de ...

SHOW MORE
SHOW LESS

You also want an ePaper? Increase the reach of your titles

YUMPU automatically turns print PDFs into web optimized ePapers that Google loves.

Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Tabla <strong>de</strong> contenidoIndice Alfabético <strong>Extracto</strong>s <strong>de</strong> Jurispru<strong>de</strong>nciaCuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>............................................................1<strong>Extracto</strong>s <strong>de</strong> Jurispru<strong>de</strong>nciaCuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>............................................................3Indice Alfabético Sistema Penal AcusatorioCuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>........................................................249<strong>Extracto</strong>s Sistema Penal AcusatorioCuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>........................................................2501___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong><strong>Extracto</strong>s <strong>de</strong> Jurispru<strong>de</strong>nciaCuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>2___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30442DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROLEY DE JUSTICIA Y PAZ-Víctimas:Representación, funciones <strong>de</strong> la Fiscalía, elMinisterio Público y la Defensoría/ LEY DEJUSTICIA Y PAZ-Medidas cautelares: Se pue<strong>de</strong>n<strong>de</strong>cretar antes <strong>de</strong> la formulación <strong>de</strong> imputación,condiciones/ LEY DE JUSTICIA Y PAZ-Principios/ LEY DE JUSTICIA Y PAZ-Víctimas:Protección <strong>de</strong> sus <strong>de</strong>rechos/ LEY DE JUSTICIA YPAZ-Medidas cautelares: Legitimados parasolicitarlas1. La ley 975 <strong>de</strong> 2005 y sus <strong>de</strong>cretosreglamentarios, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> reconocer el <strong>de</strong>recho<strong>de</strong> participación <strong>de</strong> las víctimas en los procesosjudiciales, otorgaron funciones específicas a laProcuraduría tendientes precisamente agarantizar ese <strong>de</strong>recho; tal es el caso <strong>de</strong> ladisposición contemplada en el artículo 8º <strong>de</strong>lDecreto 3391 <strong>de</strong> septiembre 29 <strong>de</strong> 2006, queestableció los mecanismos para garantizar laoportunidad <strong>de</strong> participación <strong>de</strong> las víctimas enlos procesos judiciales en el marco <strong>de</strong> la ley <strong>de</strong>Justicia y Paz, que dice:"Se garantiza la oportunidad <strong>de</strong> participaciónjudicial <strong>de</strong> las víctimas <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el inicio <strong>de</strong> losprocesos que se surtan contra los miembros <strong>de</strong>los grupos armados organizados al margen <strong>de</strong> laley en el marco <strong>de</strong> la ley 975 <strong>de</strong> 2005, con el fin<strong>de</strong> que hagan efectivos <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los mismos sus<strong>de</strong>rechos a la verdad, la justicia y la reparación.Para tal efecto, <strong>de</strong> conformidad con lasinstrucciones que para salvaguardar laparticipación judicial <strong>de</strong> las víctimas imparta elProcurador General <strong>de</strong> la Nación en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>lartículo 118 <strong>de</strong> la carta Política, la Unidad <strong>de</strong>Justicia y Paz <strong>de</strong> la Fiscalía General <strong>de</strong> la Naciónemplazará públicamente a las víctimasin<strong>de</strong>terminadas <strong>de</strong> las conductas puniblescometidas por los miembros <strong>de</strong> los gruposarmados organizados al margen <strong>de</strong> la ley que seencuentren postulados <strong>de</strong> conformidad con lodispuesto en el artículo 1º <strong>de</strong>l Decreto 2898 <strong>de</strong>2006, a fin <strong>de</strong> que participen y ejerzan sus<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los procesos penales que sea<strong>de</strong>lanten <strong>de</strong> conformidad con la Ley 975 <strong>de</strong>2005. En caso <strong>de</strong> no comparecencia, el MinisterioPúblico, atendiendo las directrices impartidas porel Procurador General <strong>de</strong> la Nación, garantizarásu representación en los correspondientesprocesos." (resaltado fuera <strong>de</strong> texto)"…"El mandato legal da cuenta <strong>de</strong> dos obligacionesespeciales, una a cargo <strong>de</strong> la Fiscalía y otra a laProcuraduría; en el primer caso la FiscalíaGeneral <strong>de</strong> la Nación <strong>de</strong>be citar públicamente alas víctimas in<strong>de</strong>terminadas <strong>de</strong> las conductaspunibles cometidas por los miembros <strong>de</strong> losgrupos armados organizados al margen <strong>de</strong> la ley,que el Gobierno Nacional haya postulado comocandidatos al procedimiento y beneficios <strong>de</strong> laLey 975 <strong>de</strong> 2005, para que participen y ejerzansus <strong>de</strong>rechos.Y en el evento que esas víctimas nocomparezcan, el Ministerio Público tiene laobligación especial <strong>de</strong> garantizar surepresentación en el correspondiente proceso.Obviamente la garantía que brinda laProcuraduría en esos casos es en relación conlas víctimas in<strong>de</strong>terminadas que no han hechovaler su condición <strong>de</strong> tales, <strong>de</strong> conformidad a loestablecido en el artículo 3º <strong>de</strong>l Decreto 315 <strong>de</strong>febrero 7 <strong>de</strong> 2007. Porque si las víctimascomparecen, tienen <strong>de</strong>recho a acce<strong>de</strong>r en formapersonal y directa o a través <strong>de</strong> apo<strong>de</strong>rado a lasdiligencias que se <strong>de</strong>sarrollen en todas las etapasprocesales , particularmente a la audienciapreliminar <strong>de</strong> formulación <strong>de</strong> imputación, que esel escenario a partir <strong>de</strong>l cual proce<strong>de</strong> la adopción<strong>de</strong> medidas cautelares.El legislador también consagró que cuando lavíctima no cuente con los servicios <strong>de</strong> unabogado particular que lo represente, tiene<strong>de</strong>recho a que la Fiscalía General <strong>de</strong> la Nacióngestione ante la Defensoría <strong>de</strong>l Pueblo la<strong>de</strong>signación <strong>de</strong> un <strong>de</strong>fensor público para que lorepresente; evento en el cual <strong>de</strong>be acreditarpreviamente su condición ante el Fiscal <strong>de</strong>legado<strong>de</strong> la Unidad <strong>de</strong> Justicia y Paz que tenga a sucargo la investigación, mediante i<strong>de</strong>ntificaciónpersonal y <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong>l daño sufrido en lostérminos <strong>de</strong> los artículos 3º y 4º <strong>de</strong>l Decreto 315<strong>de</strong> 2007.De don<strong>de</strong> se sigue que la Defensoría <strong>de</strong>l Pueblono tiene competencia para nombrar un <strong>de</strong>fensorpúblico que represente judicialmente a lasvíctimas in<strong>de</strong>terminadas, como equivocadamenteparece enten<strong>de</strong>rlo el Magistrado <strong>de</strong> Control <strong>de</strong>Garantías. Es el Ministerio Público quien, pordisposición legal, cumple esa función judicialconcreta y particular en la hipótesis contempladaen el artículo 8º <strong>de</strong>l Decreto 3391 <strong>de</strong> 2006.3___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>De esa manera queda superado el escollo queimpidió al Magistrado <strong>de</strong> primera instancia darcurso a la audiencia preliminar aludida.2. Al respecto ha <strong>de</strong> advertirse que la Ley 975/05está gobernada por una específica filosofía queofrece como ingredientes teleológicos labúsqueda <strong>de</strong> verdad, justicia y reparación,valorados a su vez como verda<strong>de</strong>ros <strong>de</strong>rechosque tienen como <strong>de</strong>stinatario <strong>de</strong> primer or<strong>de</strong>n alas víctimas, <strong>de</strong> don<strong>de</strong> se colige que todavaloración y aplicación <strong>de</strong> la normatividad queintegra el esquema <strong>de</strong> la mencionada ley ha <strong>de</strong>interpretarse en dirección a la protección <strong>de</strong>aquéllas. Ello hace -en consecuencia- que elprocedimiento previsto en esa especialnormatividad pueda consi<strong>de</strong>rarse sui generis, porlo cual no reviste mayor importancia el concepto<strong>de</strong> partes que se maneja en la Ley 906 <strong>de</strong> 2004,no empece la remisión que para llenar vacíos aesta última legislación se haga por parte <strong>de</strong>llegislador <strong>de</strong> 2005 (art. 62).Así, entonces, cuando la Sala <strong>de</strong>cidió abordar enesta provi<strong>de</strong>ncia el tema <strong>de</strong> la oportunidad paramaterializar medidas cautelares respecto <strong>de</strong>bienes que con propósitos <strong>de</strong> reparación ofrecevoluntariamente el <strong>de</strong>smovilizado, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>buscar efectividad <strong>de</strong> la norma superior que haceprevalecer lo sustancial sobre lo formal (art. 230C Pol), en aquella dirección se encauzó con mirasa la protección <strong>de</strong> las víctimas, pues no hay dudaque <strong>de</strong> aplicarse en su tenor literal la norma queprevé que la afección <strong>de</strong> bienes sólo proce<strong>de</strong> apartir <strong>de</strong> la audiencia <strong>de</strong> formulación <strong>de</strong>imputación, muy probablemente cuando éstatenga lugar, la posibilidad <strong>de</strong> asegurar esoselementos materiales con miras a la reparación -con mucha probabilidad <strong>de</strong> <strong>de</strong>saparecimiento,pérdida o mengua- haya afectado el mencionado<strong>de</strong>recho.Esta última previsión no resulta gratuita en estecaso, pues si la <strong>Corte</strong> se hubiera <strong>de</strong>tenido enresolver exclusivamente lo relacionado con laviabilidad <strong>de</strong> la suspensión o no <strong>de</strong> la audiencia,soslayando el tema <strong>de</strong> la oportunidad para<strong>de</strong>cretar medidas cautelares -cuyainescindibilidad con el objeto <strong>de</strong> la apelación esindiscutible- en una visión objetiva <strong>de</strong> la situación,así se vea proyectada a futuro, muy seguramentelos resultados habrían afectado el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> lasvíctimas, dado que en razón al prece<strong>de</strong>ntetrazado en anterior oportunidad por esta Sala, elfuncionario <strong>de</strong> garantías podría abstenerse <strong>de</strong>afectar los bienes ofrecidos, sobre la base <strong>de</strong> queal así proce<strong>de</strong>r se <strong>de</strong>sconocería la estructura <strong>de</strong>l<strong>de</strong>bido proceso, pues fue ésa una consi<strong>de</strong>racióninicial que se incluyó en la motivación <strong>de</strong>lprece<strong>de</strong>nte.En ello -y en ejercicio <strong>de</strong> la labor pedagógicacomo una <strong>de</strong> las características <strong>de</strong> la razón <strong>de</strong>ser <strong>de</strong> la Sala- radica el por qué la <strong>Corte</strong> asumióel análisis <strong>de</strong> tal temática, a todo lo cual ha <strong>de</strong>sumarse el propósito <strong>de</strong> hacer conocer elredireccionamiento <strong>de</strong>l pensamiento plasmado enla provi<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> agosto 23 <strong>de</strong> 2007 (rad. 28040),pues sin duda la propuesta interpretativa <strong>de</strong> hoyha <strong>de</strong> enten<strong>de</strong>rse que recoge la mencionadaconsi<strong>de</strong>ración, tal como se hará referencia mása<strong>de</strong>lante.Ahora bien, sobre la solución a la reseñadatemática dígase que el artículo 18 <strong>de</strong> la ley 975<strong>de</strong> 2005 -Ley <strong>de</strong> Justicia y Paz- regula el tema <strong>de</strong>la formulación <strong>de</strong> imputación indicando que endicha audiencia el fiscal hará la imputación fáctica<strong>de</strong> los cargos investigados y solicitará laimposición <strong>de</strong> la <strong>de</strong>tención preventiva en el centro<strong>de</strong> reclusión correspondiente. Igualmentesolicitará la adopción <strong>de</strong> las medidas cautelaressobre los bienes para efectos <strong>de</strong> la reparación <strong>de</strong>las víctimas.Conforme a la norma comentada la imposición <strong>de</strong>medidas cautelares sobre los bienes ofrecidos porel <strong>de</strong>smovilizado presupone la imputación <strong>de</strong> loscargos objeto <strong>de</strong> averiguación por parte <strong>de</strong> laFiscalía.Sin embargo no pue<strong>de</strong> olvidarse que las medidascautelares patrimoniales en el ámbito penal seaplican sobre los bienes <strong>de</strong>l procesado, <strong>de</strong> lospartícipes <strong>de</strong> la conducta punible o sobre losbienes <strong>de</strong> terceros ; esas medidas cumplen unosfines ligados al proceso, o a la pena, o a laprotección <strong>de</strong> las víctimas para garantizar lareparación, particularmente en el caso <strong>de</strong> losprocesos <strong>de</strong> Justicia y paz don<strong>de</strong> es <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>lMagistrado pronunciarse en la sentencia sobre eltema <strong>de</strong> la reparación que, junto con otrospostulados, constituye la esencia que justifica lapena alternativa; <strong>de</strong>s<strong>de</strong> esa óptica las medidascautelares patrimoniales en el proceso <strong>de</strong> justiciay paz tienen una finalidad bifronte, <strong>de</strong> un ladobuscan asegurar la reparación <strong>de</strong> las víctimascomo principio fundamental acor<strong>de</strong> con losestándares internacionales y <strong>de</strong> otra están ligadasa la eficacia <strong>de</strong>l proceso mismo.Pues bien, las medidas cautelares que buscanponer fuera <strong>de</strong>l comercio los bienes entregadospor los <strong>de</strong>smovilizados que se someten alprocedimiento <strong>de</strong> la Ley <strong>de</strong> justicia y paz, a juicio<strong>de</strong> la Sala son proce<strong>de</strong>ntes aún en los eventoscomo el que ahora se examina don<strong>de</strong> no se haformulado la imputación, porque afectando <strong>de</strong> esamanera los bienes ofertados se evita que elpostulado o terceras personas en el futurodispongan <strong>de</strong> ellos, cosa que no suce<strong>de</strong> sisolamente se entregan los bienes paraprotección, administración y conservación alFondo para la Reparación <strong>de</strong> las Víctimas ,medida esta última que ciertamente no extrae <strong>de</strong>lcomercio los bienes ni suspen<strong>de</strong> el po<strong>de</strong>r <strong>de</strong>disposición <strong>de</strong> los titulares <strong>de</strong> la propiedad.Si no se obra <strong>de</strong> dicha manera en estos eventos,don<strong>de</strong> a pesar <strong>de</strong> la entrega <strong>de</strong> bienes por parte<strong>de</strong>l <strong>de</strong>smovilizado para cumplir la obligación <strong>de</strong>reparar, y don<strong>de</strong> la imputación probablemente nose pueda evacuar en el corto o mediano plazoporque los postulados fueron extraditados hacia4___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>los Estados Unidos, y hoy son juzgados pornarcotráfico en las <strong>Corte</strong>s <strong>de</strong> ese país, se corre elriesgo <strong>de</strong> <strong>de</strong>jar a la <strong>de</strong>riva los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> lasvíctimas.La pregunta que surge en este punto es si lasmedidas cautelares que se <strong>de</strong>cretan, antes <strong>de</strong> laimputación, respecto <strong>de</strong> los bienesvoluntariamente ofrecidos por el <strong>de</strong>smovilizado enel curso <strong>de</strong> la versión libre para cumplir con laobligación <strong>de</strong> reparar a las victimas en elexclusivo ámbito <strong>de</strong> Justicia y Paz, vulnera el<strong>de</strong>bido proceso y por esa vía la presunción <strong>de</strong>inocencia o el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa.Quiere aquí la Sala <strong>de</strong>stacar que si bien es ciertoen el auto <strong>de</strong>l 23 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 2007 se hizoreferencia a una violación a la estructura <strong>de</strong>l<strong>de</strong>bido proceso cuando antes <strong>de</strong> la audiencia <strong>de</strong>formulación <strong>de</strong> imputación se afecten bienes <strong>de</strong>l<strong>de</strong>smovilizado, porque con ese proce<strong>de</strong>r se<strong>de</strong>sconocería lo dispuesto por el or<strong>de</strong>namientolegal (art. 18 Ley 975 <strong>de</strong> 2005 y art. 92 Ley 906<strong>de</strong> 2004), no lo es menos que una aplicaciónexcesivamente literal <strong>de</strong> tal normatividad podríaarrasar con uno <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> las víctimas -regulado como principal en la propia ley 975 <strong>de</strong>2005- como es el <strong>de</strong> la reparación.A efectos <strong>de</strong> precisar la motivación <strong>de</strong> loconsignado en la mencionada provi<strong>de</strong>ncia -en lacual se predica la violación <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bido proceso- ycuyo alcance hoy se reformula, obsérvese:"Ahora bien, no se remite a duda que el vicio a se(sic) ha hecho alusión compromete el <strong>de</strong>bidoproceso por <strong>de</strong>satención <strong>de</strong> la estructura formal<strong>de</strong>l trámite previsto en la Ley 975 <strong>de</strong> 2005. Sinembargo, (…)""Se afirmó en el capítulo inicial <strong>de</strong> esta parteconsi<strong>de</strong>rativa que la actuación en la forma comose tramitó, a juicio <strong>de</strong> la Sala, es irregular por<strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bido proceso en cuanto seincurrió en vicio <strong>de</strong> estructura <strong>de</strong>rivado <strong>de</strong>disponer la audiencia preliminar <strong>de</strong> imposición <strong>de</strong>medidas cautelares sin que previamente sehubiere formulado la correspondiente imputaciónal <strong>de</strong>smovilizado (….), por lo que proce<strong>de</strong>establecer si (…) "Ha <strong>de</strong> precisarse <strong>de</strong> igual manera que la solucióndada a la problemática en aquella ocasión seinclinó por la misma que hoy se adopta, aunqueen esa oportunidad luego <strong>de</strong> analizar la tensiónentre el acato al <strong>de</strong>bido proceso y el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>las víctimas, reconociendo prevalencia al <strong>de</strong>éstas. La diferencia <strong>de</strong> fondo con la solución <strong>de</strong>hoy estriba en la prédica actual <strong>de</strong>l no<strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> la estructura procesal.Así, entonces, se precisa y se da un nuevoenfoque a la señalada jurispru<strong>de</strong>ncia en el sentidoque tal afectación <strong>de</strong> bienes pue<strong>de</strong> llevarse acabo antes <strong>de</strong> la audiencia <strong>de</strong> imputación, <strong>de</strong>s<strong>de</strong>luego bajo dos condiciones: que el <strong>de</strong>smovilizadoesté rindiendo la versión libre en la cual hayaconfesado <strong>de</strong>litos que a futuro puedan sercobijados por la pena alternativa y a<strong>de</strong>más, quetales bienes hayan sido ofrecidos voluntariamentepor el <strong>de</strong>smovilizado con miras a la reparación.Se precisa aquí que la solución se estáplanteando a nivel <strong>de</strong>l ofrecimiento <strong>de</strong>l<strong>de</strong>smovilizado, porque es éste el caso <strong>de</strong>l que seocupa la Sala, pero una fórmula similar <strong>de</strong>comportamiento procesal tendrá cabida frente ala <strong>de</strong>nuncia <strong>de</strong> bienes que llegaren a ofrecer lasvíctimas, el Ministerio Público o la Fiscalía, dadoque serán (en ese hipotético evento) semejanteslas razones <strong>de</strong>recho que podrán ofrecerse, asícomo idéntico será el <strong>de</strong>recho a proteger.En efecto, no se viola el <strong>de</strong>bido proceso cuandoantes <strong>de</strong> la formulación <strong>de</strong> imputación se <strong>de</strong>cretael embargo y secuestro o la suspensión <strong>de</strong>l po<strong>de</strong>rdispositivo <strong>de</strong> los bienes entregados por el<strong>de</strong>smovilizado, si con ello se persigueprecisamente garantizar la finalidad primordial <strong>de</strong>lproceso: la reparación.Y es que no pue<strong>de</strong> concluirse <strong>de</strong> diferentemanera si el legislador al <strong>de</strong>finir la naturaleza,objetivos y fines <strong>de</strong> la Ley <strong>de</strong> Justicia y Pazindicó que consagra una política criminal especial<strong>de</strong> justicia restaurativa, es <strong>de</strong>cir, que con ellapersigue una solución pacífica al conflicto a través<strong>de</strong>l perdón, la reconciliación y la reparación <strong>de</strong>ldaño, involucrando a la víctima, al victimario y a lasociedad.Entonces, si se abandonó el criterio <strong>de</strong> <strong>de</strong>litocomo infracción a la norma <strong>de</strong>l Estado paraadscribirse al concepto mo<strong>de</strong>rno <strong>de</strong> injusto comoacción que produce fundamentalmente un daño aotro, base y fundamento <strong>de</strong> la reparación, no hayduda que se abre paso al mecanismo <strong>de</strong> lanegociación como forma para alcanzar esafinalidad como lo <strong>de</strong>muestra el referente histórico, con la aceptación <strong>de</strong> la responsabilidad porparte <strong>de</strong>l <strong>de</strong>smovilizado y garantizándose a lasvíctimas la efectiva reparación <strong>de</strong>l daño.Si dicho instrumento procesal persigue a<strong>de</strong>máscomo objetivos igualmente primordiales, latransición hacia el logro <strong>de</strong> una paz sostenible,con ello se posibilita (i) la <strong>de</strong>smovilización yreinserción <strong>de</strong> los grupos armados organizados almargen <strong>de</strong> la ley, (ii) el cese <strong>de</strong> la violenciaocasionada por los mismos y <strong>de</strong> sus activida<strong>de</strong>silícitas, (iii) la no repetición <strong>de</strong> los hechos, (iv) larecuperación <strong>de</strong> la institucionalidad <strong>de</strong>l Estado <strong>de</strong><strong>de</strong>recho, (v) garantizar los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> lasvíctimas a la verdad, la justicia y la reparación.Ello explica que el legislador haya consagradocomo una <strong>de</strong> las exigencias <strong>de</strong> elegibilidad parala <strong>de</strong>smovilización individual o colectiva en elmarco <strong>de</strong> la ley <strong>de</strong> justicia y paz, entregar losbienes producto <strong>de</strong> la actividad ilegal (artículos 10y 11 <strong>de</strong> la ley 975).Se ha impuesto igualmente que el <strong>de</strong>smovilizado<strong>de</strong>ba manifestar expresamente su voluntad <strong>de</strong>acogerse al trámite especial <strong>de</strong> Justicia y Paz (art.5___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>3 Decreto 4760 <strong>de</strong> 2005) y, en la versión libreconfesar <strong>de</strong> manera completa y veraz todos loshechos <strong>de</strong>lictivos en los que participó o <strong>de</strong> los quetenga conocimiento cierto durante y con ocasión<strong>de</strong> su pertenencia al grupo armado organizado almargen <strong>de</strong> la ley en garantía <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a laverdad <strong>de</strong> que son titulares la víctima y lasociedad (artículo 9 <strong>de</strong>l Decreto 3391 <strong>de</strong> 2006).Y por ello también que al <strong>de</strong>finir el sustrato queposibilita la concesión <strong>de</strong>l beneficio jurídico <strong>de</strong> lapena alternativa, haya indicado como exigencias:(i) Contribuir a la consecución <strong>de</strong> la paz nacional,(ii) colaborar con la justicia y con elesclarecimiento <strong>de</strong> la verdad a partir <strong>de</strong> laconfesión plena y veraz <strong>de</strong> los hechos puniblescometidos durante y con ocasión <strong>de</strong> lapertenencia al grupo, (iii) brindar garantía <strong>de</strong> norepetición y (iv) reparar a las víctimas.Reparación que a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> tener la connotación<strong>de</strong> pronta e integral, es prerrequisito <strong>de</strong> la penaalternativa como lo establecen los artículos 29 y37.3 <strong>de</strong> la Ley 975 <strong>de</strong> 2005, erigiéndose comocontrapartida en un <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> los beneficiarios <strong>de</strong>la Ley <strong>de</strong> Justicia y Paz el reparar a las víctimas<strong>de</strong> las conductas punibles por las que resultencon<strong>de</strong>nados, finalidad para lo cual <strong>de</strong>ben hacerentrega al Estado <strong>de</strong> los bienes .De modo que sólo cumpliendo con las exigenciasy obligaciones consagradas en la mencionadaley, se concluye con una sentencianecesariamente <strong>de</strong> carácter con<strong>de</strong>natorio.Bajo ese contexto la conclusión coherente yforzosa es que en los eventos como el que acá seexamina, las medidas cautelares sobre bienesque se <strong>de</strong>creten antes <strong>de</strong> la imputación noconstituyen una vía <strong>de</strong> hecho judicial, sino larespuesta jurídica a<strong>de</strong>cuada a la expresión <strong>de</strong>voluntad libre <strong>de</strong>l <strong>de</strong>smovilizado que entrega unosbienes en cumplimiento <strong>de</strong> su obligación <strong>de</strong>reparar el daño causado por el <strong>de</strong>lito.De tal manera que resultará ajustada a <strong>de</strong>recho la<strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> un Magistrado <strong>de</strong> Control <strong>de</strong>Garantías cuando acce<strong>de</strong> a <strong>de</strong>cretar medidascautelares respecto <strong>de</strong> unos bienes ofrecidosvoluntariamente por el postulado a quien no se haformulado la imputación, a fin <strong>de</strong> que con ellos secumpla el fin primordial <strong>de</strong> la reparación, pues entales circunstancias, la imputación que se echa <strong>de</strong>menos <strong>de</strong>be agotarse si es que el <strong>de</strong>smovilizadoaspira a la pena alternativa.Ya que: "…el perjuicio que se ocasiona a lasvíctimas consecuente con aplicar strictu sensu elrito legal consagrado en la Ley 975, esto es,imponer la medidas cautelares sólo hasta cuandoel <strong>de</strong>smovilizado culmine su versión libre y luego<strong>de</strong> que se efectúe el programa metodológico porparte <strong>de</strong>l fiscal para iniciar la investigación, segúnlo refiere el artículo 17 <strong>de</strong> dicha normatividad, esmayúsculo y pue<strong>de</strong> ser prácticamenteirremediable, ante la posibilidad <strong>de</strong> actos <strong>de</strong>disposición o <strong>de</strong> enajenación posteriores quecomplicarían la reparación…."MAGISTRADO PONENTE:DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROAuto Segunda InstanciaFECHA : 03/10/<strong>2008</strong>DECISION: Revoca Decisión <strong>de</strong> Primera InstanciaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Me<strong>de</strong>llínPROCESADO: JIMENEZ NARANJO, CARLOS MARIOPROCESO : 30442Aclaración <strong>de</strong> votoAclaración <strong>de</strong> votoAclaración <strong>de</strong> votoDR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANDR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZDRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSFin6___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28538DR. YESID RAMIREZ BASTIDASPRESCRIPCION-Estafa agravada: Tránsito <strong>de</strong>legislación/ JUEZ NATURAL-Medidas <strong>de</strong><strong>de</strong>scongestión: Término <strong>de</strong> vigencia <strong>de</strong> ellas/ACTO ADMINISTRATIVO-Publicación: A partir<strong>de</strong> ella es obligatorio/ ESTAFA-Bien embargado/ESTAFA-Favorabilidad: Tránsito legislativo/FONCOLPUERTOS1. De lo dicho se tiene que en los términos <strong>de</strong>lDecreto 100 <strong>de</strong> 1980, bajo cuya vigenciaocurrieron los hechos, la prescripción <strong>de</strong> la penaen la etapa <strong>de</strong>l juicio lo sería en el lapso <strong>de</strong> 7años y 6 meses, cálculo efectuado a partir <strong>de</strong>consi<strong>de</strong>rar que el incremento <strong>de</strong> cinco años parala sanción <strong>de</strong> 10 como máxima correspon<strong>de</strong>ría a15 y <strong>de</strong>ducida la mitad <strong>de</strong>spués <strong>de</strong> proferido elpliego <strong>de</strong> cargos. A su turno, en el actual régimenla pena <strong>de</strong> 8 años como máxima incrementada enla mitad, según quedó visto, correspon<strong>de</strong>ría a 12y su cálculo por la mitad atendiendo a la etapa enque se establece el lapso prescriptivo sería <strong>de</strong> 6años, <strong>de</strong> todo lo cual se concluye que elfenómeno extintivo <strong>de</strong> la acción penal no hatenido ocurrencia.2. La <strong>de</strong>mandante invoca una causal <strong>de</strong> nulidadpor falta <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong>l ad quem, punto enel que resulta pertinente recordar que la LeyEstatutaria <strong>de</strong> la Administración <strong>de</strong> Justiciafaculta a la Sala Administrativa <strong>de</strong>l ConsejoSuperior <strong>de</strong> la Judicatura, entre otras cosas, pararegular la forma como las Corporaciones pue<strong>de</strong>nredistribuir los asuntos que tengan para falloentre los Tribunales y Despachos Judiciales quese encuentren al día, funciones para las cualesinclusive podrá crear, con carácter transitorio,cargos <strong>de</strong> jueces o magistrados sustanciadores o<strong>de</strong> fallo, <strong>de</strong> acuerdo con la ley <strong>de</strong> presupuesto.Teniendo como sustento la anterior normativa yguiada por el imperativo constitucional <strong>de</strong>alcanzar una administración <strong>de</strong> justicia pronta yeficaz, la Sala Administrativa <strong>de</strong>l ConsejoSuperior <strong>de</strong> la Judicatura, el 22 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong>2007, expidió el Acuerdo N° 3935, publicado en laGaceta <strong>de</strong> la Judicatura al día siguiente,mediante el cual dictó normas tendientes a<strong>de</strong>scongestionar la Sala Penal <strong>de</strong>l TribunalSuperior <strong>de</strong> Cartagena, contemplando en suartículo 1°:La Sala Especializada <strong>de</strong> Justicia y Paz, <strong>de</strong>lTribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito Judicial <strong>de</strong>Barranquilla, coadyuvará en la <strong>de</strong>scongestión <strong>de</strong>lTribunal Superior <strong>de</strong> Cartagena, mediante elrecibo <strong>de</strong> ochenta (80) procesos ordinarios, enestado <strong>de</strong> fallo, provenientes <strong>de</strong> la Sala Penal <strong>de</strong>lTribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito Judicial <strong>de</strong>Cartagena, en forma proporcional <strong>de</strong> todos los<strong>de</strong>spachos, seleccionados <strong>de</strong> entre los másantiguos.Y en el artículo 8° estableció queEl mecanismo <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión regulado poreste Acuerdo tiene una vigencia <strong>de</strong> dos meses,contados a partir <strong>de</strong> la fecha <strong>de</strong> su publicación enla Gaceta <strong>de</strong> la Judicatura.Según lo expuesto resulta evi<strong>de</strong>nte que la Sala<strong>de</strong> Justicia y Paz <strong>de</strong>l Tribunal Superior <strong>de</strong>Barranquilla fue autorizada para actuar comoTribunal <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión <strong>de</strong> los procesos quese encontraban para fallo en la Sala Penal <strong>de</strong>lTribunal <strong>de</strong> Cartagena.En cumplimiento <strong>de</strong>l referido Acuerdo, el 22 <strong>de</strong>febrero <strong>de</strong> 2007 el Tribunal or<strong>de</strong>nó la remisión <strong>de</strong>lproceso <strong>de</strong>s<strong>de</strong> Cartagena a la Sala <strong>de</strong> Justicia yPaz , siendo recibido el expediente el 27siguiente y repartido en esa misma fecha alMagistrado que suscribió el fallo <strong>de</strong> segundainstancia , quien radicó la correspondienteponencia, según constancia secretarial , el 23 <strong>de</strong>abril <strong>de</strong> 2007 y que los miembros <strong>de</strong>l cuerpocolegiado suscribieron tres días <strong>de</strong>spués, esto esel 26 próximo.3. En punto <strong>de</strong>l término concedido por la SalaAdministrativa <strong>de</strong>l Consejo Superior <strong>de</strong> laJudicatura para que un Tribunal o juzgadocumpla las funciones <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión, precisala <strong>Corte</strong> que el plazo que allí se estipula tieneefectos administrativos más no judiciales, entanto que el <strong>de</strong>spacho que cumplirá la función <strong>de</strong><strong>de</strong>scongestión <strong>de</strong>berá resolver el asunto así elplazo se encuentre vencido, salvo (i) que lapropia Sala Administrativa disponga privarlo <strong>de</strong>lconocimiento <strong>de</strong>l asunto, (ii) se trate <strong>de</strong> un<strong>de</strong>spacho cuya permanencia no se prorroga en eltiempo o (iii) que la <strong>Corte</strong> or<strong>de</strong>ne un cambio <strong>de</strong>radicación <strong>de</strong>l proceso.Lo anterior es así porque la filosofía que orientalos programas <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión no pue<strong>de</strong>convertirse en tramitología que haga más morosao paquidérmica la administración <strong>de</strong> justicia. Si elplanteamiento <strong>de</strong> la censora fuera correcto setendría que aceptar que cumplida la fechaestablecida en un acuerdo <strong>de</strong> la SalaAdministrativa, correspon<strong>de</strong>ría a las secretarías<strong>de</strong> juzgados y Tribunales <strong>de</strong>volver los procesos alas oficinas <strong>de</strong> origen y esperar un nuevo actoadministrativo para que se dispusiera el retorno<strong>de</strong> las diligencias al <strong>de</strong>spacho <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión,teniendo como resultado <strong>de</strong> un plan dirigido a laceleridad y eficacia <strong>de</strong> la justicia pura tramitologíainsustancial <strong>de</strong>stinada a generar mayor7___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>congestión y tardanza en la solución <strong>de</strong>finitiva <strong>de</strong>los procesos.El plazo señalado en un acuerdo que estableceun plan <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión tiene consecuenciasadministrativas y por tanto sus efectos estándirigidos a la medición <strong>de</strong> la eficiencia judicial y,con ello, la calificación <strong>de</strong> los servidoresjudiciales, más no inci<strong>de</strong> en la obligación quetiene el juez <strong>de</strong> resolver un asunto que se le haentregado para que <strong>de</strong>crete lo que en <strong>de</strong>rechocorresponda.Adicionalmente se ha <strong>de</strong> precisar que elMagistrado Ponente recibió el proceso, estudió elasunto y radicó la ponencia en un plazoligeramente menor a los dos meses y que en todocaso la Sala <strong>de</strong> Justicia y Paz emitió el fallo el díaen que se vencía el bimestre que se <strong>de</strong>terminópara la vigencia <strong>de</strong>l Acuerdo arriba citado,teniendo en cuenta para ello que el procesosolamente les fue puesto a su disposición a partir<strong>de</strong>l 27 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2007.Si a lo anterior se agrega que los actosadministrativos únicamente son obligatorios apartir <strong>de</strong> su publicación en el medio <strong>de</strong>stinadopara tal fin (Decreto 01 <strong>de</strong> 1984, artículo 43) yque en este caso tal circunstancia resultabaobligatoria por tratarse <strong>de</strong> un proceso penal en elque <strong>de</strong>ben ser respetados hasta las últimasconsecuencias los <strong>de</strong>rechos al <strong>de</strong>bido proceso ya la <strong>de</strong>fensa, que en concreto se <strong>de</strong>sarrollan o sepue<strong>de</strong>n hacer efectivos a partir <strong>de</strong> la publicidad<strong>de</strong> las <strong>de</strong>cisiones que se toman <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>lproceso o que <strong>de</strong>s<strong>de</strong> afuera incidan en el mismo,y que el proyecto <strong>de</strong> <strong>de</strong>cisión se radicóoportunamente por el Magistrado ponente, ha <strong>de</strong>concluirse que no se vulneró ninguno <strong>de</strong> losprincipios que gobiernan ni la solemnidad ni lasustancialidad <strong>de</strong> las <strong>de</strong>cisiones judiciales.Se <strong>de</strong>staca que lo resuelto por el juez colegiado<strong>de</strong> segunda instancia fue <strong>de</strong>bidamente notificadopor la Secretaría <strong>de</strong> la Sala Penal <strong>de</strong>l Tribunal <strong>de</strong>Cartagena y que, precisamente por la publicidadque se dio al fallo judicial las partes pudieronpresentar y sustentar el recurso <strong>de</strong> casación y losalegatos <strong>de</strong> no recurrente, como en efecto lohicieron los apo<strong>de</strong>rados <strong>de</strong> la parte civil y <strong>de</strong>lprocesado, respectivamente.Con razón registra el Procurador Delegado parala Casación Penal que tampoco se observa quela situación fáctica <strong>de</strong>scrita haya tenido latrascen<strong>de</strong>ncia procesal y sustantiva, <strong>de</strong> don<strong>de</strong><strong>de</strong>spren<strong>de</strong> la inexistencia <strong>de</strong> mérito alguno paraanular la actuación cumplida, porque paraproce<strong>de</strong>r a la <strong>de</strong>claratoria <strong>de</strong> nulidad tiene que<strong>de</strong>mostrarse la existencia <strong>de</strong> un perjuicio, y nuncapodrá constituir agravio que un proceso seresuelva con la mayor prontitud posible por medio<strong>de</strong> jueces <strong>de</strong> <strong>de</strong>scongestión.4. Si como lo aceptó el juez colegiado, porque se<strong>de</strong>riva <strong>de</strong> toda la prueba <strong>de</strong>cretada y legalmenteaducida al proceso, resultó evi<strong>de</strong>nte que laprocesada ocultó a la promitente compradora laexistencia <strong>de</strong> un embargo que afectaba lacomercialización <strong>de</strong>l inmueble, y que talencubrimiento se presentó <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la fecha <strong>de</strong>suscripción <strong>de</strong> la promesa, lógico resulta concluirque <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el principio se utilizó el negociojurídico como medio <strong>de</strong> engaño para esquilmarlos intereses económicos <strong>de</strong> una parte y elcorrespondiente provecho ilícito para la otra.El compromiso contractual y la <strong>de</strong>claración libre yespontánea <strong>de</strong> la promitente ven<strong>de</strong>dora en elsentido <strong>de</strong> transferir el inmueble libre <strong>de</strong>embargos chocan con la verda<strong>de</strong>ra voluntad <strong>de</strong> laprocesada, quien no tenía ningún ánimo <strong>de</strong>suscribir la escritura <strong>de</strong> compraventa -ni siquieraacudió a la notaría con tal fin- porque supropósito siempre fue el <strong>de</strong> obtener un provechoeconómico bajo la apariencia <strong>de</strong> un negocio lícito.La promesa <strong>de</strong> compraventa fue el medio idóneoque utilizó la sindicada para llevar y mantener enerror a la promitente compradora, quien procedióen los términos impuestos por el negocio jurídicoy se gobernó siempre <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los postulados <strong>de</strong>la buena fe, principio imprescindible para elnormal <strong>de</strong>senvolvimiento <strong>de</strong> las relacionesjurídicas y sociales.El análisis que hizo el ad quem al problemajurídico planteado no pasó <strong>de</strong> ser una artificiosaargumentación que <strong>de</strong>scuidó el contenido <strong>de</strong>lmedio probatorio y finalmente lo distorsionó,porque ninguna duda cabe al observar el alcance<strong>de</strong> la obligación contractual <strong>de</strong> la procesada,consistente en traditar el bien prometido en ventalibre <strong>de</strong> embargos, siendo que sobre el bienpesaba un gravamen que hábilmente fueocultado y que en razón <strong>de</strong>l mismo la terminaciónexitosa <strong>de</strong>l negocio resultaba imposible.Cometió grave error el Tribunal al consi<strong>de</strong>rar quela promitente compradora también incumplió lapromesa <strong>de</strong> compraventa, porque la realidadhistórica indica que ella se mantuvo atenta asatisfacer plenamente los compromisos que lefueron impuestos por mandato <strong>de</strong>l contrato.Ahora bien, y en gracia <strong>de</strong> discusión, aceptandoque esta parte no pagó el valor total <strong>de</strong>l inmueblea la ven<strong>de</strong>dora, se ha <strong>de</strong> precisar que talcircunstancia es irrelevante porque la procesada<strong>de</strong>s<strong>de</strong> el momento en que se firmó la promesaactuaba con dolo <strong>de</strong> estafar, <strong>de</strong> modo que si se lehubiera entregada una cantidad adicional <strong>de</strong>dinero a dicha parte lo único que se habríaobtenido sería un mayor perjuicio económico<strong>de</strong>rivado <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito.Cuando se <strong>de</strong>sborda el ámbito <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho civilporque no se trata <strong>de</strong> un simple incumplimientocontractual, sino que precisamente un negociojurídico es utilizado para <strong>de</strong>fraudarpatrimonialmente a una <strong>de</strong> las partescontratantes, pues fruto <strong>de</strong>l error <strong>de</strong>rivado <strong>de</strong>locultamiento se encubre la realidad para motivar8___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>a la víctima a la realización <strong>de</strong>l negocio, que nose pactaría en el evento en que se conocieran lascircunstancias encubiertas, y se afecta supatrimonio económico con el consecuenteprovecho <strong>de</strong> la enajenante, se está ante un <strong>de</strong>lito<strong>de</strong> estafa, que por la cuantía en el presenteasunto <strong>de</strong>be calificarse como agravada.Si se tiene en cuenta que el artificio o engañocomo elemento estructural <strong>de</strong>l injusto aludidopue<strong>de</strong> ser cualquier mecanismo con aptitud paraprovocar o mantener en error al sujeto pasivo <strong>de</strong>la acción, y que aquí se configuró a través <strong>de</strong> uncontrato, ha <strong>de</strong> precisarse que lo realmenteimportante <strong>de</strong>l artificio es su capacidad paramantener en error a la víctima, aspecto que <strong>de</strong>beser valorado por el juzgador <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> un sanorazonamiento.En un caso similar al presente la Sala <strong>de</strong>dujo queel negocio jurídico <strong>de</strong> compraventa comienza conel acuerdo <strong>de</strong> volunta<strong>de</strong>s, sigue con la entregarecíproca <strong>de</strong>l precio y <strong>de</strong>l bien, y finaliza con latradición, en el marco <strong>de</strong> un secuencia <strong>de</strong> actosque conforman una sola conducta (el negociojurídico), con una sola finalidad (la venta <strong>de</strong>l bien)y un solo valor (la transferencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>dominio a través <strong>de</strong>l contrato). Si en cualquiera<strong>de</strong> esos pasos se calla frente a elementosesenciales que impedirían o dificultarían elnegocio jurídico, o que <strong>de</strong> conocerse por la partecontratante la llevarían a no contratar, lo menosque se pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>cir es que el consentimientonace viciado, o que no genera obligaciones<strong>de</strong>s<strong>de</strong> el punto <strong>de</strong> vista contractual. Mas ocurreque la sanción <strong>de</strong> esos actos no termina allí, puescuando esa maniobra se constituye en un engañodirigido a ocasionar error en la víctima, surge el<strong>de</strong>lito <strong>de</strong> estafa, en tanto con ello se <strong>de</strong>fraudapatrimonialmente al sujeto pasivo y al tiempo segenera un provecho ilícito para el actor. Claro,porque las consecuencias jurídicas no se quedanen el ámbito restringido <strong>de</strong> los contratantes, sinoque trascien<strong>de</strong>n al interés general que exigetransparencia y buena fe en los negociosjurídicos, que <strong>de</strong> no acatarse paralizarían eltráfico comercial.Ahora, claro que jurídicamente es lícito enajenarun bien inmueble embargado, lo cual no sediscute ni se pone en duda, pero si se afirma enla promesa <strong>de</strong> compraventa y en la escriturapública, con el fin <strong>de</strong> llevar a cabo un negociojurídico que <strong>de</strong> otra forma no se hubiesecristalizado, que el bien no soporta gravámenes -siendo que por las mismas fechas en otrosdocumentos <strong>de</strong> similar factura si se <strong>de</strong>jó en claroesa situación -, lo menos que tiene que suponerel comprador es que ello es así. Pensar locontrario equivaldría a imponerle al comprador lacarga <strong>de</strong> suponer la mala fe <strong>de</strong>l ven<strong>de</strong>dor,averiguar todos los pormenores <strong>de</strong>l bien y exigirleentonces sí un <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> autotela que paralizaríahasta la dinámica social.Ello explica el por qué la falta <strong>de</strong> información conrespecto a los gravámenes, tanto en la promesa<strong>de</strong> compraventa como en la escritura pública, seexpresa como un momento <strong>de</strong> la conducta<strong>de</strong>stinada a inducir en error al cliente, mas nocomo un "no hacer", razón por la cual no tienemotivo el recurrente para a partir <strong>de</strong> ese solosupuesto, que hábilmente aísla, censurar el juicio<strong>de</strong>l Tribunal por haber equiparado la omisión a laacción, doliéndose en consecuencia <strong>de</strong> que no sehubiesen aplicado las reglas que regulan laomisión y las posiciones <strong>de</strong> garantía (artículos 9 y25 <strong>de</strong>l código penal), cuando en verdad ello noera necesario .En conclusión: como <strong>de</strong>l análisis riguroso <strong>de</strong>lcontrato <strong>de</strong> promesa <strong>de</strong> compraventa se tieneque la promitente compradora se <strong>de</strong>sprendió <strong>de</strong>dineros <strong>de</strong> su propiedad como consecuencia <strong>de</strong>su distorsionada comprensión <strong>de</strong> la realidad -entanto creía estar pagando un inmueble que se leiba a traditar-, y a esa situación llegó a causa <strong>de</strong>lengaño que le aplicó y bajo el cual la mantuvo laprocesada, quien actuaba con el propósito <strong>de</strong>obtener un provecho ilícito, resulta diáfano elerror invocado imponiéndose la prosperidad <strong>de</strong>lcargo.5. En el Código Penal <strong>de</strong> 1980 los límitespunitivos <strong>de</strong> la estafa permitían la imposición <strong>de</strong>las penas <strong>de</strong> "prisión <strong>de</strong> uno a diez años y multa<strong>de</strong> un mil a quinientos mil pesos" (artículo 356),montos que se incrementaban hasta en unatercera parte a la mitad cuando el puniblerecayera "sobre una cosa cuyo valor fueresuperior a cien mil pesos" (artículo 372.1).El legislador <strong>de</strong> 2000 fijó las penas para la estafa"en prisión <strong>de</strong> dos (2) a ocho (8) años y multa <strong>de</strong>cincuenta (50) a mil (1.000) salarios mínimoslegales mensuales vigentes" (Ley 599 <strong>de</strong> 2000,artículo 246), autorizando un incremento en lasanción en las mismas proporciones señaladasen el estatuto <strong>de</strong> 1980 cuando la conducta secometa "sobre una cosa cuyo valor fuere superiora cien (100) salarios mínimos legales mensualesvigentes" (Ibí<strong>de</strong>m, artículo 267.1).El juez <strong>de</strong> primera instancia <strong>de</strong>terminó que lapena a imponer a la procesada <strong>de</strong>bía ser fijadaen el extremo mínimo <strong>de</strong> la codificación <strong>de</strong> 2000,y lo estableció entre 32 y 60 meses, parafinalmente <strong>de</strong>cretarle prisión <strong>de</strong> 55 meses.El Ministerio Público hizo reparos a la anteriordisimetría porque la norma más favorable es la<strong>de</strong> 1980, <strong>de</strong> don<strong>de</strong> concluye que siendo losextremos <strong>de</strong> 16 a 57 meses, y acatando loscriterios <strong>de</strong> proporcionalidad, la pena <strong>de</strong> prisión<strong>de</strong>be tasarse en 27 meses y 15 días.Teniendo en cuenta que la pena a imponer se<strong>de</strong>be fijar en el <strong>cuarto</strong> mínimo, como en efecto lohizo el a quo, y que los extremos punitivos <strong>de</strong> lalegislación <strong>de</strong> 1980 son más favorables frente alos límites <strong>de</strong>l Código Penal <strong>de</strong> 2000, perentorio9___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>resulta seleccionar dicha normatividad para fijarla pena a imponer a la procesada.Ha <strong>de</strong> advertirse que mantener el mínimo o llegaral máximo <strong>de</strong> la pena <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l <strong>cuarto</strong>seleccionado, como lo establece el artículo 61 <strong>de</strong>lCódigo Penal, <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>rá <strong>de</strong>la mayor o menor gravedad <strong>de</strong> la conducta, eldaño real o potencial creado, la naturaleza <strong>de</strong> lascausales que agraven o atenúen la punibilidad, laintensidad <strong>de</strong>l dolo, la preterintención o la culpaconcurrentes, la necesidad <strong>de</strong> pena y la funciónque ella ha <strong>de</strong> cumplir en el caso concreto.A<strong>de</strong>más <strong>de</strong> los fundamentos señalados en elinciso anterior, para efectos <strong>de</strong> la <strong>de</strong>terminación<strong>de</strong> la pena, en la tentativa se tendrá en cuenta elmayor o menor grado <strong>de</strong> aproximación almomento consumativo y en la complicidad elmayor o menor grado <strong>de</strong> eficacia <strong>de</strong> lacontribución o ayuda.Es menester recordar que la jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> laSala ha precisado que ni si quiera ante laconcurrencia exclusiva <strong>de</strong> circunstancias <strong>de</strong>atenuación el fallador está compelido a imponerel mínimo <strong>de</strong> la pena, dado que los fundamentospara la individualización <strong>de</strong> la sanción contenidosen el artículo 61 lo habilita para apartarse <strong>de</strong> tallímite cuando alguno o algunos <strong>de</strong> los criteriosprevistos en el citado precepto hagan presencia.El examen <strong>de</strong> circunstancias tales como lagravedad y modalida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>l hecho punible, elgrado <strong>de</strong> culpabilidad y la personalidad <strong>de</strong>lagente, autorizan a la Sala a infligir un castigosuperior al mínimo previsto para la respectivaconducta punible. Si a los anteriores elementosse atan los criterios <strong>de</strong> prevención general yespecial, la pena a atribuir a la procesada será <strong>de</strong>treinta (30) meses <strong>de</strong> prisión e inhabilitación parael ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas porel mismo lapso.MAGISTRADO PONENTE:DR. YESID RAMIREZ BASTIDASSentencia CasaciónFECHA : 07/10/<strong>2008</strong>DECISION: Niega Solicitud, Casa, Con<strong>de</strong>na, otrosPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: BarranquillaPROCESADO: ESTRADA GARCIA, ELSA DE LAS MERCEDESDELITOS: Estafa agravadaPROCESO : 28538Fin10___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30464DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESUNIDAD PROCESAL-Ruptura: Efectos/ CAMBIODE RADICACION-No se extien<strong>de</strong> a todas lasrupturas <strong>de</strong> un proceso/ CAMBIO DERADICACION-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong><strong>de</strong> Justicia/ CAMBIO DE RADICACION-Proce<strong>de</strong>ncia/ CAMBIO DE RADICACION-Naturaleza/ CAMBIO DE RADICACION-Lascircunstancias que se alegan <strong>de</strong>ben estarprobadas o po<strong>de</strong>r comprobarse/ CAMBIO DERADICACION-Presencia <strong>de</strong> grupos armadosilegales: Paramilitares1. En efecto, si bien es cierto que <strong>de</strong>l mismoacontecer fáctico <strong>de</strong>l cual se ocupó en suinvestigación la fiscalía surgieron varios procesospor razón <strong>de</strong>l rompimiento <strong>de</strong> la unidad procesal,bien por cierres parciales <strong>de</strong> la instrucción, orapor cuanto algunos procesados se acogieron alos beneficios <strong>de</strong> la sentencia anticipada, tambiénlo es que dicho rompimiento <strong>de</strong> la unidadprocesal generó la existencia <strong>de</strong> procesosautónomos e in<strong>de</strong>pendientes.Siendo ello así, surge jurídicamente lógicoenten<strong>de</strong>r que cada actuación cuenta con suspropios <strong>de</strong>rroteros procesales y, por lo mismo,respecto <strong>de</strong> cada uno <strong>de</strong> ellos recae la aplicaciónestricta <strong>de</strong> la ley en cuanto a su normaltramitación y <strong>de</strong>sarrollo.Por consiguiente, es un equívoco preten<strong>de</strong>rtrasladar a este proceso los efectos <strong>de</strong>l cambio<strong>de</strong> radicación or<strong>de</strong>nado en el proceso matriz,toda vez que, como se ha indicado, cadadiligenciamiento cuenta con sus propiascircunstancias y <strong>de</strong>lineamientos procesales, alpunto que podría suce<strong>de</strong>r que losacontecimientos que motivaron, <strong>de</strong> maneraexcepcional, el cambio <strong>de</strong> radicación <strong>de</strong>l inicialproceso no concurran en el nuevodiligenciamiento.2. A<strong>de</strong>más, no <strong>de</strong>be olvidarse que el cambio <strong>de</strong>radicación, siendo un instituto que la ley procesalha previsto como una excepción a las reglasgenerales <strong>de</strong> la competencia por razón <strong>de</strong>l factorterritorial, prevé un trámite especial que <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>para su prosperidad <strong>de</strong> los argumentos yelementos <strong>de</strong> juicio que el solicitante exhiba encada caso en específico, los cuales sólo pue<strong>de</strong>nser valorados por el correspondiente tribunalsuperior o, según el caso, por la Sala <strong>de</strong>Casación Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia(artículos 85 a 88 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000).3. El propósito <strong>de</strong> la solicitud <strong>de</strong> cambio <strong>de</strong>radicación es el traslado <strong>de</strong> la causa que contraCarlos Julio Landinez Espitia, Víctor ManuelMoya Mora, Gabriel Adolfo González Hoyos,Claudia Lily Fonseca Orduz, José ConstantinoBilvao y Tonny Arambula Rosas se <strong>de</strong>beríaa<strong>de</strong>lantar en el Juzgado Penal <strong>de</strong>l CircuitoEspecializado <strong>de</strong> Yopal (Casanare) a un JuzgadoPenal <strong>de</strong>l Circuito Especializado <strong>de</strong> otro distritojudicial, situación que <strong>de</strong> conformidad con loestablecido en el numeral 8° <strong>de</strong>l artículo 75 <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> Procedimiento Penal (Ley 600 <strong>de</strong>2000) le da a la <strong>Corte</strong> competencia para conocer<strong>de</strong> la misma.4. Debe la Sala recordar que, como se indicó, elcambio <strong>de</strong> radicación <strong>de</strong> un proceso penal, comoexcepción a las reglas <strong>de</strong> competencia por elfactor territorial, proce<strong>de</strong> cuando se acredita, en<strong>de</strong>bida forma, que en el lugar don<strong>de</strong> se ventilanlas diligencias existen circunstancias que puedanafectar el or<strong>de</strong>n público, la imparcialidad o lain<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la administración <strong>de</strong> justicia,las garantías procesales, la publicidad <strong>de</strong>ljuzgamiento, la seguridad o integridad personal<strong>de</strong> los sujetos procesales o <strong>de</strong> los funcionariosjudiciales, tal como lo contempla el artículo 85 <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> Procedimiento Penal.5. En otras palabras, el cambio <strong>de</strong> se<strong>de</strong> <strong>de</strong>lproceso, como excepción a la competenciaterritorial, es siempre <strong>de</strong> carácter extremo,residual y proce<strong>de</strong>nte sólo en los casostaxativamente señalados en la norma citada.6. Así mismo, se ha indicado que la labor <strong>de</strong>lpeticionario <strong>de</strong>be centrarse en <strong>de</strong>mostrar, <strong>de</strong>manera clara y evi<strong>de</strong>nte, cualquiera <strong>de</strong> lascircunstancias en prece<strong>de</strong>ncia citadas para que la<strong>Corte</strong>, en cumplimiento <strong>de</strong> lo normado en elnumeral 8° <strong>de</strong>l artículo 75 <strong>de</strong> la misma obra, sepronuncie sobre la viabilidad o no <strong>de</strong>l cambio <strong>de</strong>radicación solicitado.7. En el Departamento <strong>de</strong>l Casanare existen aúnmiembros <strong>de</strong>l grupo armado al margen <strong>de</strong> la leyauto<strong>de</strong>nominado "Auto<strong>de</strong>fensas Campesinas <strong>de</strong>lCasanare" que persisten en sus activida<strong>de</strong>silícitas, razón que válidamente le permite inferirque el Juez Único Penal <strong>de</strong>l CircuitoEspecializado <strong>de</strong> Yopal no gozaría <strong>de</strong>imparcialidad e in<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia plena paraadministrar justicia conforme al imperio <strong>de</strong> la ley,advirtiendo a<strong>de</strong>más que a varios <strong>de</strong> los testigosque han <strong>de</strong>clarado sobre las irregularida<strong>de</strong>sinvestigadas se les ha causado la muerte o se les11___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>ha amenazado, situación que, sin duda,exterioriza el inminente peligro que recae sobre lavida e integridad personal <strong>de</strong> éstos, <strong>de</strong> los sujetosprocesales y <strong>de</strong>l propio juez.Es evi<strong>de</strong>nte que constituye un hecho notorio laconformación en algunas zonas <strong>de</strong>l país, incluidoel Departamentos <strong>de</strong>l Casanare, <strong>de</strong> gruposarmados al margen <strong>de</strong> la ley, auto<strong>de</strong>nominados"paramilitares", que ocuparon gran<strong>de</strong>s áreas <strong>de</strong>nuestro territorio patrio <strong>de</strong> manera violenta,sometiendo a sus habitantes e incidiendo enaspectos trascen<strong>de</strong>ntales como han sido losprocesos electorales, es <strong>de</strong>cir, elecciones <strong>de</strong>algunos <strong>de</strong> los gobernantes y alcal<strong>de</strong>s <strong>de</strong> dichasregiones que <strong>de</strong> una u otra manera repercute enel juicio que ahora se a<strong>de</strong>lanta, como lo <strong>de</strong>jaevi<strong>de</strong>nciado la señora Fiscal DieciséisEspecializada aquí solicitante."No se <strong>de</strong>sconoce que la vigencia y aplicación <strong>de</strong>la Ley 975 <strong>de</strong> 2005 ha traído la <strong>de</strong>smovilización<strong>de</strong> algunos miembros <strong>de</strong> esas organizaciones, sinembargo es una realidad que aún subsistenalgunos <strong>de</strong> sus integrantes con toda sucapacidad y actividad <strong>de</strong>lictiva en algunaspoblaciones, a pesar <strong>de</strong> que parte <strong>de</strong> susdirigentes implicados se encuentren privados <strong>de</strong>la libertad, a<strong>de</strong>más cierto sector <strong>de</strong><strong>de</strong>smovilizados cuentan con el apoyo <strong>de</strong> susseguidores, lo cual comporta elevado riesgo parael normal <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la administración <strong>de</strong>justicia".MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESCambio <strong>de</strong> RadicaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Or<strong>de</strong>na Cambio <strong>de</strong> Radicación al Distrito JudicialCundinamarcaPROCEDENCIA: Juzgado Unico Penal <strong>de</strong>l Circ. Esp.CIUDAD: YopalPROCESADO: LANDINEZ ESPEITIA, CARLOS JULIOPROCESADO: MOYA MORA, VICTOR MANUELPROCESADO: GONZALEZ HOYOS, GABRIEL ADOLFOPROCESADO: FONSECA ORDUZ, CLAUDIA LILYPROCESADO: BILBAO, JOSE CONSTANTINOPROCESADO: ARAMBULA ROSAS, TONNYDELITOS: Peculado por apropiación, Celebración in<strong>de</strong>bida <strong>de</strong>contratos, Falsedad i<strong>de</strong>ológica en documento público,Interés ilícito en celebración <strong>de</strong> contratos, Conciertopara <strong>de</strong>linquir agravadoPROCESO : 30464Fin12___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30650DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZCOLISION DE COMPETENCIA-Competencia/DESAPARICION FORZADA-Conocimientocorrespon<strong>de</strong> al juez penal <strong>de</strong>l circuito/ RUPTURADE LA UNIDAD PROCESAL-Surgen procesosdistintos/ ACUMULACION JURIDICA DEINVESTIGACIONES-Proce<strong>de</strong>ncia/ACUMULACION JURIDICA DE PROCESOS-Trámite/ ACUMULACION JURIDICA DEPROCESOS-Por favorabilidad es proce<strong>de</strong>nte<strong>de</strong>cretarla1. La Sala <strong>de</strong> Casación Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia es competente para conocer<strong>de</strong> los conflictos <strong>de</strong> competencia que sepresenten en asuntos <strong>de</strong> la jurisdicción penalentre los juzgados Penales <strong>de</strong>l CircuitoEspecializados y Penales <strong>de</strong>l Circuito ordinarios,<strong>de</strong> conformidad con lo dispuesto en el incisosegundo <strong>de</strong>l artículo 18 transitorio <strong>de</strong> la ley 600<strong>de</strong> 2000.2. Hecha la precisión, es menester señalar que,acor<strong>de</strong> con lo efectivamente realizado en elproceso hasta el presente, la razón le asiste alJuez Tercero Penal <strong>de</strong>l Circuito Especializado,pues, es claro que el <strong>de</strong>lito por el que se acusó alos procesados, Desaparición forzada, es <strong>de</strong>competencia, a efectos <strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar eljuzgamiento, <strong>de</strong> la justicia ordinaria, para el casolos Jueces Penales <strong>de</strong>l Circuito, dado que no seincluyó <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l listado que el artículo 5°transitorio <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000, <strong>de</strong>terminacomo propio <strong>de</strong> la justicia especializada, razónpor la cual <strong>de</strong>be acudirse al principio <strong>de</strong>competencia residual establecido en el artículo 77ibí<strong>de</strong>m, asunto que, por lo <strong>de</strong>más, ya fue <strong>de</strong>finidopor la <strong>Corte</strong>(1) en la provi<strong>de</strong>ncia citada por lafuncionaria encargada <strong>de</strong> proponer la colisión.3. En efecto, como hecho cumplido <strong>de</strong>be tomarseen consi<strong>de</strong>ración que si bien en la fase instructivase a<strong>de</strong>lantó, en principio, por una misma cuerdala investigación correspondiente a la <strong>de</strong>saparición<strong>de</strong> varias personas durante la llamada Toma <strong>de</strong>lPalacio <strong>de</strong> Justicia, ocurrida los días 5 y 6 <strong>de</strong>noviembre <strong>de</strong> 1985, esa unidad investigativa se<strong>de</strong>snaturalizó por ocasión <strong>de</strong>l cierre parcialefectuado respecto <strong>de</strong> los acusados que ahoranos ocupan, a favor <strong>de</strong> los cuales la segundainstancia <strong>de</strong> la Fiscalía eliminó el <strong>de</strong>litoconcurrente <strong>de</strong> Secuestro simple agravado,<strong>de</strong>jando únicamente vigente la conducta punible<strong>de</strong> Desaparición forzada.Ya rota legalmente la unidad procesal es claroque en la actualidad se a<strong>de</strong>lantan dos procesosdiferentes respecto <strong>de</strong> los mismos hechos, pues,<strong>de</strong>spués <strong>de</strong> que se acusara a los aquí vinculados,la Fiscalía profirió resolución <strong>de</strong> acusación encontra <strong>de</strong>l Coronel retirado (.....), por los <strong>de</strong>litos<strong>de</strong> Desaparición forzada y Secuestro simpleagravado, en <strong>de</strong>cisión ejecutoriada ya.Es claro, así, que no sólo se encuentran en lafase <strong>de</strong>l juicio dos procesos distintos, así existaconexidad sustancial entre ellos, sino que lacompetencia opera diversa, esto es, conforme elcontenido <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong> acusación, lajusticia especializada, en razón <strong>de</strong>l Secuestrosimple anejo a la Desaparición forzada, asume laetapa <strong>de</strong>l juicio que se busca seguir contra elCoronel (.....), y a la ordinaria le compete esamisma labor respecto <strong>de</strong> (.....) y otros.4. Porque el artículo 90 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000 asílo establece expresamente, que en vigencia <strong>de</strong>ltrámite propio <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000, aplicable alasunto en estudio, sólo es posible acumularinvestigaciones penales, pero no procesos,motivo por el cual, en principio, la "reunificación"por la cual propen<strong>de</strong> la Juez 51 Penal <strong>de</strong>lCircuito, emerge ajena a la tramitación que sesigue.Se conoce, sí, que la <strong>Corte</strong>(2) mayoritariamenteha entendido, en aplicación <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong>favorabilidad, que en los casos en los cuales loshechos ocurrieron durante la vigencia <strong>de</strong>l Decreto2700 <strong>de</strong> 1991, o tuvo vigencia posterior estanormatividad, es posible <strong>de</strong>cretar la acumulación<strong>de</strong> procesos en la etapa <strong>de</strong>l juicio.Sin embargo, es esa una discusión impertinenteen este momento, cuando lo examinado es aquien, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> lo habilitado procesalmente, lecorrespon<strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar el trámite <strong>de</strong>l juicio.En otras palabras, la manifestación <strong>de</strong>incompetencia <strong>de</strong> la Juez 51 Penal <strong>de</strong>l Circuitoresulta atada a un hecho aleatorio oin<strong>de</strong>terminado que al día <strong>de</strong> hoy no se hamaterializado: la "unificación" o acumulación <strong>de</strong>lproceso que se sigue aquí, con el otro a<strong>de</strong>lantadoen contra <strong>de</strong>l Coronel retirado(.....).Des<strong>de</strong> luego que, conforme la jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>la <strong>Corte</strong>, pue<strong>de</strong> ser posible a<strong>de</strong>lantar el trámitenecesario para obtener la acumulación y que ellase <strong>de</strong>crete efectivamente, en cuyo caso lacompetencia para a<strong>de</strong>lantar la fase <strong>de</strong>l juicio <strong>de</strong>los procesos unidos por la misma cuerdaprocesal, <strong>de</strong>vendría propia <strong>de</strong> la justiciaespecializada.13___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Pero esa tramitación no opera paralela ni seinscribe <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l diligenciamiento propio <strong>de</strong> lacolisión <strong>de</strong> competencias, pues, si se tratase <strong>de</strong>aplicar por favorabilidad el instituto contempladoen el Decreto 2700 <strong>de</strong> 1991, es claro que allí se<strong>de</strong>talla una específica forma <strong>de</strong> <strong>de</strong>finir laacumulación que implica, entre otros tópicos,solicitar previamente información <strong>de</strong>l otro u otrosjuzgados don<strong>de</strong> se a<strong>de</strong>lantan los procesos a unir(artículo 94 Decreto 2700 <strong>de</strong> 1991), y <strong>de</strong>ferir la<strong>de</strong>cisión al juez <strong>de</strong> mayor jerarquía (art. 96ibí<strong>de</strong>m), quien se pronuncia a través <strong>de</strong> autointerlocutorio, el cual pue<strong>de</strong> ser apelado ante elsuperior (art.95 ejus<strong>de</strong>m).En el caso concreto, se recuerda, ningún trámite<strong>de</strong> acumulación ha sido a<strong>de</strong>lantado, ni existepronunciamiento (que <strong>de</strong>riva <strong>de</strong> petición <strong>de</strong> parteu oficiosamente) en auto interlocutorio emitido porel Juez Especializado, que pueda ser objeto <strong>de</strong>impugnación ante su superior.Y si ello es así, mal pue<strong>de</strong> la funcionaria titular<strong>de</strong>l Juzgado 51 Penal <strong>de</strong>l Circuito <strong>de</strong> Bogotá<strong>de</strong>cirse incompetente basada en un hecho que noha ocurrido, ni mucho menos superar el trámitelegal para afirmar la "unificación" motu proprio,cuando ese es un pronunciamiento queexclusivamente compete a la Juez Penal <strong>de</strong>lCircuito Especializada.Des<strong>de</strong> luego, tampoco compete a la <strong>Corte</strong>, dadoel objeto específico y alcances <strong>de</strong> la colisión <strong>de</strong>competencias por la cual ahora conoce <strong>de</strong>lasunto, <strong>de</strong>terminar aquí si es posible o no, para elcaso concreto, la acumulación <strong>de</strong> procesos, dadoque es ese un pronunciamiento propio <strong>de</strong> la JuezTercera Penal <strong>de</strong>l Circuito Especializado,apelable ante su superior.______________________________________1-Auto <strong>de</strong>l 18 <strong>de</strong> julio <strong>de</strong> 2007, radicado 27.6672-Auto <strong>de</strong>l 27 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2007, radicado 27.758MAGISTRADO PONENTE:DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZAuto Colisión <strong>de</strong> CompetenciasFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Asigna a Juzgado 51 Penal <strong>de</strong>l Circuito BogotáPROCEDENCIA: Juzgado 3ro penal <strong>de</strong>l Circ, Espec.CIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: NIETO VELANDIA, LUIS FERNANDO Y OTROSPROCESADO: SANCHEZ RUBIANO, EDILBERTO Y OTROSPROCESADO: VASQUEZ RODRIGUEZ, OSCAR WILLIAM Y OTROSDELITOS: Desaparición forzadaPROCESO : 30650Fin14___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 26489DR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANTESTIMONIO-Apreciaciónprobatoria:Contradicciones en aspectos accesorios/TESTIMONIO-Apreciación probatoria: Diferenciasintrascen<strong>de</strong>ntes en las <strong>de</strong>scripciones queproporcionaron distintas personas/ TESTIMONIO-No siempre concuerdan los testigos respecto <strong>de</strong>la <strong>de</strong>scripción <strong>de</strong>l presunto autor/ TESTIMONIO-Apreciación probatoria: No hay tarifa legal/PRUEBA-Apreciación probatoria: No hay tarifalegal/ INDICIO-Mala justificación/ CASOSECUESTRO DE AVION DE AVIANCA1. A esas razones, que guardan armonía con laforma en que las cosas suce<strong>de</strong>n normalmente, seadiciona que se trata <strong>de</strong> asuntos menores,porque en lo esencial, en el fondo <strong>de</strong>l tema,siempre existió coherencia en el relato. A<strong>de</strong>más,entre las versiones medió un tiempoconsi<strong>de</strong>rable, circunstancia que inci<strong>de</strong> en la formaen que los hechos se fijan en la memoria,resultando normal que no se reseñen conprecisión aquellos aspectos, como fechasexactas, sobre los que no existió unacircunstancia <strong>de</strong> especial connotación queobligara su adhesión en los recuerdos.2. El análisis es igualmente vale<strong>de</strong>ro cuando sealu<strong>de</strong> a la <strong>de</strong>scripción <strong>de</strong> los rasgos <strong>de</strong>lprocesado hecha por el testigo. Por lo <strong>de</strong>más, lascomparaciones postuladas por el casacionistaresultan intrascen<strong>de</strong>ntes, en cuanto preten<strong>de</strong>mostrar como gran<strong>de</strong>s incoherencias, diferenciassimplemente sutiles, pues no pue<strong>de</strong> existircontradicción alguna cuando se menciona quealguien mi<strong>de</strong> 1.73 ó 1,75 metros <strong>de</strong> estatura, yque pesa 73 ó 75 kilos, pues las disimilitu<strong>de</strong>s sonínfimas, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que tales datos resultan sersimplemente aproximaciones <strong>de</strong> un observador,entregados como conjeturas, como cálculos,como apreciaciones subjetivas, en tanto jamásutilizó instrumentos <strong>de</strong> precisión para brindarresultados exactos.Esa <strong>de</strong>scripción hecha por el testigo (que tambiénseñaló al procesado como blanco, <strong>de</strong> ojos negrosy <strong>de</strong> barba), en verdad difiere <strong>de</strong> la consignadaen la indagatoria recibida el 27 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong>l2002, en don<strong>de</strong> el fiscal <strong>de</strong>legado consignó queel <strong>de</strong>tenido era <strong>de</strong> "aproximadamente 1,65 mts.,<strong>de</strong>lgado, trigueño, presenta barba poblada <strong>de</strong>color negro, cabello negro ligeramente ondulado,ojos color cafés"(1) . Pero <strong>de</strong>be <strong>de</strong>cirse que nopue<strong>de</strong> preten<strong>de</strong>rse precisión en apreciacionespersonales, no <strong>de</strong> técnicos en la materia, en tantoque aquello que para una persona es blanco,para otra pue<strong>de</strong> ser trigueño, el color café tien<strong>de</strong>a confundirse con el negro y con base en dietas oalimentación pue<strong>de</strong> subirse o bajarse <strong>de</strong> peso.Sobre el tema, sí parece un asunto <strong>de</strong>envergadura la diferencia entre 1,65 metros <strong>de</strong>estatura (<strong>de</strong>scritos por el fiscal) y 1,73(apreciados por el <strong>de</strong>clarante). No obstante, aligual que sucedió con los datos restantes, lainferencia <strong>de</strong>be ser idéntica: se está ante criterios<strong>de</strong> apreciación <strong>de</strong> parte <strong>de</strong> quien realiza la<strong>de</strong>scripción en uno y otro caso, sin que lasdiferencias <strong>de</strong>noten mentira en una u otra, sinoaproximaciones diversas.En respaldo <strong>de</strong> lo anterior acu<strong>de</strong>n hechosobjetivos, como que a la <strong>de</strong>scripción hecha por lafiscalía en este asunto, por percepción directa <strong>de</strong>lfuncionario, se opone la efectuada por un fiscaldiverso en otra diligencia <strong>de</strong> indagatoria, <strong>de</strong>l 21<strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2002, en don<strong>de</strong> le calculó alacusado 1,70 metros <strong>de</strong> estatura, 63 kilos <strong>de</strong>peso, piel color trigueño, barba y ojos colorcastaño oscuro(2) .Por su parte, en la tarjeta <strong>de</strong>cadactilar lograda enla cárcel <strong>de</strong> Bucaramanga, igualmente el<strong>de</strong>tenido es señalado como <strong>de</strong> 1,70 metros <strong>de</strong>estatura, <strong>de</strong> piel trigueña y con ojos color castaño(3).Nótese cómo tres funcionarios (dos fiscales y elempleado <strong>de</strong>l centro <strong>de</strong> reclusión), que se suponetienen alguna experiencia al respecto, condiferencias escasas en el tiempo, <strong>de</strong>scribieron ala misma persona con rasgos variables, <strong>de</strong> don<strong>de</strong>se corrobora que no hay lugar a concluir mentiraen alguna <strong>de</strong> tales indicaciones, resaltándoseque, a gran<strong>de</strong>s rasgos, las dos últimas seacercan a los datos entregados por el testigo.3. Como no se está ante un sistema tarifado,resulta inadmisible la tesis <strong>de</strong>fensiva relacionadacon que el "nivel <strong>de</strong> acierto" que <strong>de</strong>be serconferido a la testigo es <strong>de</strong>l 50%. Esaspropuestas parten <strong>de</strong> la forma <strong>de</strong> análisisabordado por la <strong>de</strong>fensa, consistente en quevalora cada una <strong>de</strong> las pruebas <strong>de</strong> maneraaislada.Lo que se impone es una estimación integral,conjunta, en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> lo cual, cada postura<strong>de</strong> la <strong>de</strong>clarante no se mira como una isla, sinoconcatenada con las restantes, y éstas a su vez,enlazadas con las intervenciones <strong>de</strong> MayorgaLeón, y las dos con los restantes mediosallegados. En ese contexto, el testimonio global<strong>de</strong> la señora Villalobos Tobón no <strong>de</strong>jaincertidumbre respecto <strong>de</strong> que el pasajero Ossa,<strong>de</strong>l que tuvo especial fijación por su especialforma <strong>de</strong> caminar y por ser <strong>de</strong> los últimos en15___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>abordar el avión, es el mismo procesado, encuanto lo <strong>de</strong>scribió <strong>de</strong>s<strong>de</strong> un comienzo, se lepareció "muchísimo" en las imágenes televisadasy, tras una duda inicial, <strong>de</strong> manera categórica, sinincertidumbres, lo señaló en diligencia <strong>de</strong>reconocimiento.En esas condiciones, la <strong>de</strong>clarante no solamentees prueba suficiente <strong>de</strong> cargo, por sí misma, sinoque acu<strong>de</strong> a corroborar, a reforzar el testimonio<strong>de</strong> Mayorga León, contexto <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cual lassupuestas dudas que pudiesen quedar sobre eldicho <strong>de</strong>l último se <strong>de</strong>spejan en contra <strong>de</strong>lacusado, sin que sea posible preten<strong>de</strong>r unaconfabulación entre tan disímiles personas, cosaque la <strong>de</strong>fensa no insinúa ni, menos, <strong>de</strong>muestra.4. Las explicaciones <strong>de</strong>l sindicado, y <strong>de</strong> quienesquisieron respaldarlo, fueron <strong>de</strong>scartadas porincreíbles. Y se acertó, pues basta precisar que<strong>de</strong>s<strong>de</strong> un comienzo aquel negó haber utilizadovarios nombres, lo que resultó mentiroso, puespericialmente se <strong>de</strong> mostró que Diego AlfonsoPérez Cadavid y Luis Eduardo Galvis Rivera sonla misma persona(4) , circunstancia ya indicativa<strong>de</strong> compromiso, en tanto ese mecanismo es <strong>de</strong>común utilización en organizaciones <strong>de</strong>lictivas,cuando <strong>de</strong> cometer conductas irregulares setrata, en aras <strong>de</strong> no <strong>de</strong>jar rastros y <strong>de</strong>sviar lasinvestigaciones.La conclusión cobró mayor peso, según lo que elA quo encontró <strong>de</strong>mostrado, y que la <strong>de</strong>fensa nocontrovierte, en tanto el procesado utilizó medios<strong>de</strong>sconocidos para lograr que <strong>de</strong> la Registraduría"<strong>de</strong>saparecieran" los documentos queacreditaban su verda<strong>de</strong>ra i<strong>de</strong>ntidad, con lo queevi<strong>de</strong>ntemente se tornaba muy difícil establecersus datos reales y vincularlo al expediente(5) .Igualmente, para <strong>de</strong>sacreditar al testigo MayorgaLeón, el acusado quiso presentarlo como unapersona afectada mentalmente, circunstancia quefue <strong>de</strong>scartada por un concepto médico-lega(6)ly que es indicativa <strong>de</strong> que las versiones pococonfiables son las <strong>de</strong>l sindicado.Con acierto, y en ello se comparte el concepto <strong>de</strong>lMinisterio Público, el Tribunal negó mérito a latesis <strong>de</strong>fensiva conforme con la cual GalvisRivera se encontraba en Fusagasugá en elmomento <strong>de</strong> la comisión <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito. Se <strong>de</strong>spren<strong>de</strong>que se trata <strong>de</strong> una coartada, una mentira,porque en un principio no señaló las personasque podrían ratificar ese hecho(6) , cuando todoindicaba que era la instancia precisa parahacerlo, máxime que en ese entonces los hechosse encontraban frescos en la memoria.Por ello no resulta <strong>de</strong> buen recibo que lo norecordado en un comienzo sí lo fuera mása<strong>de</strong>lante, cuando mencionó una serie <strong>de</strong>personas que supuestamente tuvieron contactocon él, precisamente en momentos cercanos a lacomisión <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito.Los argumentos <strong>de</strong>l juez(7) y <strong>de</strong>l Tribunal(8) ,<strong>de</strong>s<strong>de</strong> las palabras exactas <strong>de</strong> los <strong>de</strong>clarantesque refirieron los anteriores aspectos, esto es,que no las distorsionaron, resultan razonables,conforme suce<strong>de</strong>n las cosas normalmente. Talestestigos no prueban lo que se quiso acreditar,pues, en últimas, no pudieron <strong>de</strong>terminar elmomento exacto en que se encontraron con elprocesado, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que en el mundo mo<strong>de</strong>rnono resultaría difícil que en un mismo día unapersona pudiera estar a una hora en Fusagasugáy a otra diferente en Bucaramanga._______________________________________1-Folio 234, cua<strong>de</strong>rno 19.2-Folio 252, cua<strong>de</strong>rno 20.3-Folio 156, cua<strong>de</strong>rno 194.Folio 24, cua<strong>de</strong>rno 19.5-Folio 72, cua<strong>de</strong>rno 26.6-Folio 170, cua<strong>de</strong>rno 20.7-Folio 242, cua<strong>de</strong>rno 19.8-Folios 70 y 71, cua<strong>de</strong>rno 26.9-Folios 44 y 45, cua<strong>de</strong>rno <strong>de</strong>l Tribunal.MAGISTRADO PONENTE:DR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANSentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: BucaramangaPROCESADO: GALVIS RIVERA, LUIS EDUARDONO RECURRENTE: BECERRA SALAZAR, HECTOR DANTENO RECURRENTE: BLANCO SUAREZ, WILLIAM RICARDODELITOS: Falsedad en documento público, Destrucción <strong>de</strong>documento público, Secuestro extorsivo agravado,Apo<strong>de</strong>r. y <strong>de</strong>sv. aeronave, nave o medio transPROCESO : 26489Fin16___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 26905DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCACASACION-In<strong>de</strong>mnización <strong>de</strong> perjuiciosrecurrida por la parte civil: Interés por la cuantía/CASACION-Tercero civilmente responsable:Casos en que pue<strong>de</strong> recurrir/ TERCEROCIVILMENTE RESPONSABLE-Activida<strong>de</strong>speligrosas: Responsabilidad indirecta o por elhecho ajeno/ TERCERO CIVILMENTERESPONSABLE-Culpa in eligendo o in vigilando/TERCERO CIVILMENTE RESPONSABLE-Culpain eligendo/ TERCERO CIVILMENTERESPONSABLE-Culpa in vigilando/ CASACION-No recurrente: Solo pue<strong>de</strong> pronunciarse sobre losrecursos presentados/ CASACION-Interés pararecurrir: Respecto <strong>de</strong> la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> primerainstancia/ PRINCIPIO DE LEGALIDAD DE LAPENA-Noción/ FAVORABILIDAD-La sanciónmás beneficiosa se <strong>de</strong>termina a través <strong>de</strong> lacombinación, conjunción o conjugación <strong>de</strong> leyes/INHABILITACION PARA EL EJERCICIO DEDERECHOS Y FUNCIONES PUBLICAS-Aplicación <strong>de</strong> la favorabilidad/ INHABILITACIONPARA EL EJERCICIO DE DERECHOS YFUNCIONES PUBLICAS-Límites1. El tópico que aborda el representante <strong>de</strong> laparte civil en su alegato <strong>de</strong> oposición a laspretensiones <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandante, acerca <strong>de</strong> la falta<strong>de</strong> interés que le asistiría a éste dada la cuantía<strong>de</strong> perjuicios, la Sala precisa que cuando elrecurso extraordinario <strong>de</strong> casación tiene porobjeto sólo lo atinente a la in<strong>de</strong>mnización <strong>de</strong>daños, el artículo 208 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal obliga a tener comofundamento las causales y la cuantía que regulanla casación civil.Así, <strong>de</strong> acuerdo con la Ley 592 <strong>de</strong> 2000 (quemodificó el artículo 366 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Civil), el recurso <strong>de</strong> casación enese ámbito proce<strong>de</strong> cuando el valor actual <strong>de</strong> laresolución <strong>de</strong>sfavorable al recurrente es o exce<strong>de</strong><strong>de</strong> 425 salarios mínimos, y si bien en este caso lacon<strong>de</strong>na fijó la suma <strong>de</strong> ciento cincuenta (150)salarios mínimos legales mensuales por concepto<strong>de</strong> perjuicios morales subjetivados a favor <strong>de</strong> lacompañera permanente e hijos <strong>de</strong>l occiso (.....),cantidad que obviamente no supera aquél mínimofijado por el legislador, como libelista propugnapor la inexistencia <strong>de</strong> la fuente <strong>de</strong> la obligación alpartir <strong>de</strong> la premisa relacionada con que no existevínculo directo entre el servicio <strong>de</strong> vigilancia queprestaba el procesado (.....) al predio <strong>de</strong>propiedad <strong>de</strong> (.....), con el hecho que originó lamuerte <strong>de</strong> (.....), aunque en últimas tal posturatiene repercusión en la estimación pecuniaria, ellono significa que la <strong>de</strong>manda se relacione directa yexclusivamente con la cuantificación <strong>de</strong>perjuicios.Bajo este entendimiento, es un tema exclusivo <strong>de</strong>su responsabilidad civil extracontractual ante laausencia <strong>de</strong> nexo causal con el procesado quepregona, lo que se ratifica con su posturarelacionada con que el arma utilizada por elhomicida no fue suministrada por (.....) y que laacción no obe<strong>de</strong>ció a la protección <strong>de</strong> susintereses patrimoniales.Para la Sala es claro que la actuación <strong>de</strong>l llamadoa respon<strong>de</strong>r civilmente guarda correspon<strong>de</strong>nciacon la tesis <strong>de</strong>fensiva exhibida en las instanciastendiente a <strong>de</strong>mostrar que la conducta querealizó su <strong>de</strong>pendiente o la persona sujeta a suelección o control no bastaba paracomprometerlo patrimonialmente por la víaindirecta, situación que lo legitima para acce<strong>de</strong>r aesta se<strong>de</strong> por las causales previstas en elor<strong>de</strong>namiento adjetivo penal, sin que seanecesario entonces aten<strong>de</strong>r el quantum <strong>de</strong>perjuicios.Sobre el particular la <strong>Corte</strong> ha precisado loseventos en los cuales el tercero civilmenteresponsable está legitimado para acce<strong>de</strong>r a lacasación penal.2. Si bien la responsabilidad civil <strong>de</strong>rivada <strong>de</strong>lhecho ajeno busca el resarcimiento <strong>de</strong> los dañoscausados por personas respecto <strong>de</strong> las cuales elor<strong>de</strong>namiento privado establece obligaciones <strong>de</strong>vigilancia, supervisión, cuidado o un vínculo <strong>de</strong>subordinación, el <strong>de</strong>fensor sofísticamente aduceque respecto <strong>de</strong>l arma homicida no tenía surepresentado alguna relación, cuando se acreditóque el instrumento belicoso le fue entregado porel propietario <strong>de</strong> la finca, no sólo con la<strong>de</strong>claración <strong>de</strong> (.....) quien asevera que "El armaera <strong>de</strong> la finca PANAMÁ" sino con otrasprobanzas, entre ellas, el testimonio <strong>de</strong> (.....)<strong>de</strong>pendiente <strong>de</strong> (.....) acerca <strong>de</strong> que la escopetacalibre 16 <strong>de</strong> un solo tiro era propiedad <strong>de</strong> éste yque la tenía en la finca para los celadores <strong>de</strong> lamisma.Incluso, para advertir que la acción homicida noguarda alguna relación con la protección <strong>de</strong> losintereses patrimoniales <strong>de</strong>l propietario <strong>de</strong> la finca,incurre el censor en una contradicción cuandotranscribe aparte <strong>de</strong> las <strong>de</strong>claraciones <strong>de</strong>Falconeris Hernán<strong>de</strong>z y Javier Henao Jaramilloen las que se da cuenta <strong>de</strong>l reclamo que (.....)(Alias "Cogollo"), le hizo a (.....) precisamente porel hurto <strong>de</strong> unos plátanos <strong>de</strong> dicho inmueble.17___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>A<strong>de</strong>más <strong>de</strong> la presentación pseudológica <strong>de</strong>laspecto fáctico, el recurrente lejos <strong>de</strong> precisar loserrores judiciales para acreditar circunstanciasexcepcionales que le impidieron al tercero ejercerel control <strong>de</strong> la actividad riesgosa <strong>de</strong> la cual seservía, asume una simple postura alegacional,como cuando anota que el Tribunal creo "uncierto tipo <strong>de</strong> Responsabilidad Civil Objetiva"<strong>de</strong>sconociendo que ante la presunción que la leycontempla <strong>de</strong> la responsabilidad por los hechosajenos en que incurre quien tiene a otro bajo su<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia por la falta <strong>de</strong> cuidado en suescogencia (culpa in eligendo) o <strong>de</strong>l guardián <strong>de</strong>una actividad riesgosa (culpa in vigilando) alpresumir que el daño ocurre por la culpa <strong>de</strong>lguardián obligado a vigilar al autor <strong>de</strong>l daño, eneste caso, acreditada la responsabilidad penal <strong>de</strong>lprocesado porque en su condición <strong>de</strong> celador <strong>de</strong>una finca <strong>de</strong> (.....) reclamó a quien habíacometido el hurto <strong>de</strong> unos bienes <strong>de</strong> éste y lecausó la muerte, se precisó judicialmente que laresponsabilidad <strong>de</strong>l tercero no se <strong>de</strong>rivabaexclusivamente <strong>de</strong> la <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia laboral <strong>de</strong>lcelador, sino <strong>de</strong> la obligación legal <strong>de</strong> resultadopor activida<strong>de</strong>s que tienen la virtualidad paraengendrar daños y por lo tanto son riesgosas.Así era predicable porque como dueño <strong>de</strong>linmueble para la labor <strong>de</strong> su custodia entregóimpru<strong>de</strong>ntemente un arma <strong>de</strong> fuego "a unapersona que evi<strong>de</strong>ntemente carecía <strong>de</strong> lasprecisadas exigencias y condiciones personales<strong>de</strong> pru<strong>de</strong>ncia, respeto y juicio para mesurar losbienes a su cargo y los valores que por cuya<strong>de</strong>fensa pudiera comprometer o afectar en elcumplimiento <strong>de</strong> una misión tal, como lo<strong>de</strong>muestra su extrema reacción ante los hechosque se investigaron para que le cuidara losbienes."La entrega <strong>de</strong>l arma <strong>de</strong> fuego para la labor <strong>de</strong>vigilancia <strong>de</strong>l predio constituía una actividadriesgosa por su capacidad <strong>de</strong> lesionar y afectar,entre otros, la integridad <strong>de</strong> las personas, alpunto que el porte, tenencia y uso <strong>de</strong> talesinstrumentos bélicos se encuentra regulado y esobjeto <strong>de</strong> tutela penal al proteger el bien jurídico<strong>de</strong> la seguridad pública al amparar a lacolectividad con ocasión <strong>de</strong>l uso las mismas, yaquí se evi<strong>de</strong>nció la violación por parte <strong>de</strong>ltercero <strong>de</strong> su <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> guardia y vigilancia dadala presunción <strong>de</strong> responsabilidad por los dañosque se ocasionaron con el empleo <strong>de</strong>l arma dadaal vigilante para cumplir su oficio.La discrepancia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandante se notahuérfana <strong>de</strong> sustento sin que colabore en supropósito el acudir a minucias fácticas comocuando anota que al salir el procesado <strong>de</strong> la fincapara aten<strong>de</strong>r el reto planteado por la víctima trasel reclamo <strong>de</strong>l hurto <strong>de</strong> unos plátanos, <strong>de</strong>jó <strong>de</strong>ejercer sus funciones <strong>de</strong> celaduría.3. En relación con las pretensiones formuladaspor el representante <strong>de</strong> la parte civil en su alegato<strong>de</strong> oposición al libelo casacional, acerca <strong>de</strong> quela <strong>Corte</strong> proceda a <strong>de</strong>clarar probados losperjuicios materiales y los morales subjetivadosa favor <strong>de</strong> los familiares <strong>de</strong>l occiso y con<strong>de</strong>nar encostas a la parte recurrente, se advierte laimpertinencia <strong>de</strong> las mismas, por cuanto sianhelaba la mejora en su pretensiónin<strong>de</strong>mnizatoria <strong>de</strong>bió mostrar el <strong>de</strong>sacuerdo conla misma una vez se profirió el fallo <strong>de</strong> primergrado con el ejercicio <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>impugnación.En efecto, la facultad <strong>de</strong> los sujetos procesalesno recurrentes está limitada a coadyuvar orechazar las pretensiones <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandante, sinque sea dable emplear esa oportunidad <strong>de</strong>traslado para realizar actos <strong>de</strong> postulaciónautónomos tendientes a mejorar su situaciónjurídico procesal.4. Surge nítida la necesidad <strong>de</strong> acudir a lafacultad oficiosa que le confiere el artículo 216 <strong>de</strong>la Ley 600 <strong>de</strong> 2000 a la <strong>Corte</strong> ante la infracción<strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> legalidad <strong>de</strong> la pena, porque loshechos acaecieron el 29 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2001, épocapara la cual no regía la Ley 599 <strong>de</strong> 2000, y si bienesta legislación la tuvo en cuenta el juzgadorpara imponer la pena <strong>de</strong> prisión por resultarfavorable respecto <strong>de</strong> la anterior normativa (Ley40 <strong>de</strong> 1993 que modificó el artículo 323 <strong>de</strong>lDecreto-Ley 100 <strong>de</strong> 1980), no suce<strong>de</strong> lo mismocon la sanción <strong>de</strong> interdicción ciudadana fijada enel fallo que le resultaba perjudicial frente a lasdisposiciones <strong>de</strong>l anterior Código Penal.De acuerdo con el artículo 29 <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica, la preexistencia normativa respecto <strong>de</strong>l<strong>de</strong>lito y <strong>de</strong> la pena se constituye en garantíafundamental, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> límite al po<strong>de</strong>r punitivoestatal, así los ciudadanos <strong>de</strong>ben conocer loscomportamientos prohibidos y por lo mismoelevados por el legislador a la categoría <strong>de</strong><strong>de</strong>litos, como la correspondiente sanciónpreviamente establecida a fin <strong>de</strong> contar con lacerteza <strong>de</strong> que sólo podrán ser sancionados enrazón <strong>de</strong> la comisión <strong>de</strong> una conducta punible<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los límites cuantitativos y cualitativosconsagrados con antelación en la ley, sin queéstos puedan <strong>de</strong>sbordarse a discreción ocapricho <strong>de</strong> los funcionarios judiciales.El principio jurídico según el cual la ley se aplicadurante su vigencia tiene una excepción confundamento en el citado artículo 29 <strong>de</strong>l mandatosuperior en cuanto or<strong>de</strong>na que las leyes penalessustantivas y procesales <strong>de</strong> efectos sustancialesfavorables al procesado o con<strong>de</strong>nado, se <strong>de</strong>benaplicar con preferencia a las que le sean<strong>de</strong>sfavorables.5. Es posible aplicar la normas retroactiva oultraactivamente, es <strong>de</strong>cir, para hechosacaecidos antes <strong>de</strong> que entrara a regir, o cuandoya no se encuentra vigente, respecto <strong>de</strong> sucesosocurridos cuando regía, en uno y otro caso,siempre que ello le reporte tratamiento benéfico a18___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>la situación <strong>de</strong>l sujeto pasivo <strong>de</strong> la acción penaljudicial.A partir <strong>de</strong> la vigencia <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000,(Julio 25 <strong>de</strong> 2001) en sus artículos 51 y 52 seestableció que la pena accesoria, <strong>de</strong>nominadaahora inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechosy funciones públicas, <strong>de</strong>be acce<strong>de</strong>r a la pena <strong>de</strong>prisión por un tiempo igual y hasta por unatercera parte más, siempre que se respete elmínimo <strong>de</strong> cinco (5) años y el máximo <strong>de</strong> veinte(20) años salvo lo dispuesto en el inciso 5° <strong>de</strong>lartículo 122 <strong>de</strong> la Constitución Política respecto<strong>de</strong> los <strong>de</strong>litos contra el patrimonio <strong>de</strong>l Estado.De otro lado, conforme a lo dispuesto en elartículo 44 <strong>de</strong>l Decreto-Ley 100 <strong>de</strong> 1980, normavigente para la época <strong>de</strong> los hechos, la penaaccesoria <strong>de</strong> interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funcionespúblicas no podía, en ningún caso, exce<strong>de</strong>r <strong>de</strong>diez (10) años.Bajo este entendimiento, la Sala advierte el erroresencial <strong>de</strong> los juzgadores, porque al <strong>de</strong>terminarla pena accesoria en una duración igual a la pena<strong>de</strong> prisión <strong>de</strong> ciento cincuenta y seis (156) mesesincurrieron en flagrante violación <strong>de</strong> las garantíasfundamentales <strong>de</strong>l procesado a la legalidad <strong>de</strong> lapena y la favorabilidad, <strong>de</strong>jando <strong>de</strong> aplicar el topemáximo establecido en la antigua regulaciónlegal, norma que por hallarse en vigor para el 29<strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2001 era plenamente aplicable.Por lo tanto, correspon<strong>de</strong> a la <strong>Corte</strong> restaurar talgarantía y por ello dispondrá casar <strong>de</strong> oficio yparcialmente el fallo en cuanto atañe a la penaaccesoria impuesta al procesado (.....), para ensu lugar establecer su duración en diez (10) años.MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCASentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite Demanda, Casa Parcial y <strong>de</strong> Oficio la PenaAccesoriaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: MonteríaPROCESADO: CUESTA CONTRERAS, FREDDY DE JESUSDELITOS: HomicidioPROCESO : 26905Fin19___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 26394DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESPRUEBA-Apreciación probatoria: Proceso/REGLAS DE LA EXPERIENCIA-Noción/REGLAS DE LA EXPERIENCIA-No loconstituyen los refranes o dichos populares/SENTENCIA-Alcance <strong>de</strong>l término "certeza"/INDICIO-Hecho indicador: Debe estar probado1. La apreciación <strong>de</strong> las pruebas constituye laoperación mental que realiza el funcionariojudicial con el fin <strong>de</strong> conocer el mérito que pueda<strong>de</strong>ducirse <strong>de</strong> su contenido, actividad que cuentacon apoyo en los principios <strong>de</strong> la ciencia, lospostulados <strong>de</strong> la lógica y las máximas <strong>de</strong> laexperiencia.Por manera que <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> dicha actividad elfuncionario <strong>de</strong>be verificar, en primer término, silas pruebas incorporadas al proceso cumplieroncon el rito establecido en la ley en lo atinente alproceso <strong>de</strong> producción y aducción, paraseguidamente establecer hasta dón<strong>de</strong> cada unacumple con el postulado <strong>de</strong> pertinencia,conducencia y utilidad para su convencimiento y,finalmente, <strong>de</strong>be confrontarlas entre sí a fin <strong>de</strong>purificarlas <strong>de</strong> errores, contradicciones ydiscrepancias.Dicho <strong>de</strong> otra forma, el método <strong>de</strong> apreciación <strong>de</strong>las pruebas adoptado por el Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal impone un examenindividual y <strong>de</strong> conjunto, <strong>de</strong> la naturaleza <strong>de</strong>lobjeto percibido, el estado <strong>de</strong> sanidad <strong>de</strong> lossentidos con los que se tuvo la percepción, lascircunstancias <strong>de</strong> lugar, tiempo y modo en que sepercibió, <strong>de</strong> las singularida<strong>de</strong>s que puedan incidiren el alcance <strong>de</strong> la prueba examinada, lossupuestos lógicos, los fundamentos aportadospor la ciencia, las premisas técnicas y las reglas<strong>de</strong> la experiencia para inferir la solución jurídicaque la situación examinada amerita.Recuér<strong>de</strong>se que cumplido con lo anterior, elfuncionario <strong>de</strong>be proce<strong>de</strong>r a realizar unareconstrucción histórica (juicio <strong>de</strong> hecho),<strong>de</strong>clarando en la <strong>de</strong>cisión motivada qué hechosafirmados por los sujetos procesales seencuentran probados y cuál es suconvencimiento <strong>de</strong> los que son objeto <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bate,para posteriormente proce<strong>de</strong>r a la elaboración <strong>de</strong>lcorrespondiente juicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho.2. De otro lado, también resulta oportuno<strong>de</strong>stacar que la experiencia es una formaespecífica <strong>de</strong> conocimiento que se origina por larecepción inmediata <strong>de</strong> una impresión. Esexperiencia todo lo que se llega o se percibe através <strong>de</strong> los sentidos, lo cual supone que loexperimentado no sea un fenómeno transitorio,sino un hecho que amplía y enriquece elpensamiento <strong>de</strong> manera estable.Del mismo modo, si se entien<strong>de</strong> la experienciacomo el conjunto <strong>de</strong> sensaciones a las que sereducen todas las i<strong>de</strong>as o pensamientos <strong>de</strong> lamente, o bien, en un segundo sentido, que versasobre el pasado, la base <strong>de</strong> todo conocimientocorrespon<strong>de</strong>rá y habrá <strong>de</strong> ser vertido en dos tipos<strong>de</strong> juicio, las cuestiones <strong>de</strong> hecho, que versansobre acontecimientos existentes y que sonconocidos a través <strong>de</strong> la experiencia, y lascuestiones <strong>de</strong> sentido, que son reflexiones yanálisis sobre el significado que se da a loshechos.3. Frente a los anteriores presupuestos,consi<strong>de</strong>ra igualmente oportuno la Sala reiterar, <strong>de</strong>común acuerdo con la Procuraduría, que lamayoría <strong>de</strong> los aspectos que el casacionista tildacomo máximas <strong>de</strong> la experiencia no son más quedicho populares o refranes, esto es, cuandoafirma que "un campesino no tiene la facultad <strong>de</strong>diferenciar el color <strong>de</strong> los ojos", "que una personano miente menos cuando lo hace bajo juramento"o que "primero cae un mentiroso que un cojo",razón por la cual esas expresiones no encajan enla acepción <strong>de</strong> máximas <strong>de</strong> la experiencia.4. Ahora bien, retomando el tema <strong>de</strong> laapreciación probatoria, en dicha actividad sepreten<strong>de</strong> encontrar el grado <strong>de</strong> conocimientorequerido para dictar la correspondiente <strong>de</strong>cisión.Así, como en este asunto se trata <strong>de</strong>l fallo <strong>de</strong>mérito, según lo previsto por el artículo 232 <strong>de</strong> laLey 600 <strong>de</strong> 2000, no se "podrá dictar sentenciacon<strong>de</strong>natoria sin que obre en el proceso pruebaque conduzca a la certeza <strong>de</strong> la conducta punibley <strong>de</strong> la responsabilidad <strong>de</strong>l procesado".Por manera que po<strong>de</strong>mos concluir, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> losgrados <strong>de</strong> conocimiento, que certeza es "unconocimiento seguro <strong>de</strong> algo", es <strong>de</strong>cir, aquellosacontecimientos o hechos que <strong>de</strong>bidos a unas<strong>de</strong>mostraciones estamos seguros que se van aproducir un resultado y que nadie lo cuestiona.El conocimiento humano se pue<strong>de</strong> clasificar odiferenciar por muchos motivos, pero uno <strong>de</strong>ellos, es el que lo caracteriza por el grado <strong>de</strong> laverdad. De ahí que la duda constituye laevaluación <strong>de</strong> un acontecimiento sin po<strong>de</strong>rgarantizar la verdad ni la falsedad <strong>de</strong> las cosas.20___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Dicho <strong>de</strong> otra manera, se tiene certeza cuandose ostenta un conocimiento pleno positivo y/onegativo, según el caso, <strong>de</strong> un <strong>de</strong>terminadoacontecer.5. La Sala avala la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l Tribunal, puestoque para elaborar un indicio, surge indispensableque el hecho indicador se encuentre cabalmenteacreditado <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l proceso, sino se cumplecon los anteriores presupuestos resulta evi<strong>de</strong>nteque el mismo <strong>de</strong>be ser excluido en el acto <strong>de</strong>apreciación <strong>de</strong> la prueba y, por lo mismo, sobre élno se pue<strong>de</strong> fundar un indicio.MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESSentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: AntioquiaPROCESADO: VALERA BENITES, CARLOS MARIODELITOS: Homicidio agravado, RebeliónPROCESO : 26394Fin21___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30278DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSPREVARICATO POR ACCION-Se configura/IMPEDIMENTO-Se predica <strong>de</strong> los funcionarios no<strong>de</strong> los abogados/ IMPEDIMENTO-Debe<strong>de</strong>clararse cuantas veces sea necesario/IMPEDIMENTO-Enemistad grave: Deberespetarse el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> postulación <strong>de</strong> laspartes y <strong>de</strong>clararse tantas veces cuantas seannecesarias/ ABOGADO-Derecho <strong>de</strong> postulación:Alcance/ ABOGADO-Sustitución <strong>de</strong> po<strong>de</strong>res/ABOGADO-Terminación <strong>de</strong>l mandato: Al <strong>de</strong>confianza no pue<strong>de</strong> obligársele a continuar consu gestión/ JUEZ-Servidor público: Prohibición <strong>de</strong>autoritarismo y arbitrariedad/ ACCIONDISCIPLINARIA-Obligación <strong>de</strong> compulsar copiascuando se está en presencia <strong>de</strong> una eventualinfracción/ PREVARICATO POR ACCION-Dolo:Demostración/ PREVARICATO POR ACCION-Culpabilidad1. El <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> prevaricato por acción precisa <strong>de</strong>una resolución, dictamen o concepto - en estecaso, una provi<strong>de</strong>ncia judicial - ostensiblementecontraria a la legislación, es <strong>de</strong>cir, que sucontenido torna notorio, sin mayor dificultad, laausencia <strong>de</strong> fundamento fáctico y jurídico, y sucontradicción con la normatividad, <strong>de</strong> manera querompe abruptamente la sujeción que en virtud <strong>de</strong>l"imperio <strong>de</strong> la ley" (artículo 230 <strong>de</strong> la CartaPolítica) <strong>de</strong>ben los funcionarios judiciales al texto<strong>de</strong> la misma, garantía que data <strong>de</strong> la revoluciónfrancesa en procura <strong>de</strong> evitar la arbitrariedad y elcapricho <strong>de</strong> quien <strong>de</strong>ci<strong>de</strong>.Tal ocurre, por ejemplo, cuando las <strong>de</strong>cisiones sesustraen sin argumento alguno <strong>de</strong>l texto <strong>de</strong>preceptos legales claros y precisos, o cuando losplanteamientos invocados para ello no resultan<strong>de</strong> manera razonable atendibles en el ámbitojurídico, v.g. por respon<strong>de</strong>r a una palmariamotivación sofística grotescamente ajena a losmedios <strong>de</strong> convicción o por tratarse <strong>de</strong> unainterpretación contraria al nítido texto legal.Con un tal proce<strong>de</strong>r <strong>de</strong>be advertirse laarbitrariedad y capricho <strong>de</strong>l servidor público queadopta la <strong>de</strong>cisión, en cuanto producto <strong>de</strong> suintención <strong>de</strong> contrariar el or<strong>de</strong>namiento jurídico,sin que, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> luego, puedan tildarse <strong>de</strong>prevaricadoras las provi<strong>de</strong>ncias por el únicohecho <strong>de</strong> exponer un criterio diverso o novedoso,<strong>de</strong> manera especial cuando abordan temáticascomplejas o se trata <strong>de</strong> la aplicación <strong>de</strong> preceptosambiguos, susceptibles <strong>de</strong> análisis y opinionesdisímiles.Es también necesario precisar que en punto <strong>de</strong> laapreciación <strong>de</strong> las pruebas no es suficiente con laposibilidad <strong>de</strong> hallar otra lectura <strong>de</strong> ellas, puesmenester resulta que la tenida comoprevaricadora resulte contun<strong>de</strong>ntemente ajena alas reglas <strong>de</strong> la sana crítica al momento <strong>de</strong>pon<strong>de</strong>rar los medios probatorios, <strong>de</strong> manera que<strong>de</strong>note capricho y arbitrariedad <strong>de</strong> quien asíproce<strong>de</strong> (1).2. De dicha norma (Art. 149 CPC) pue<strong>de</strong>establecerse sin dificultad que, contrario a loexpuesto por la doctora (.....) en las provi<strong>de</strong>nciasobjeto <strong>de</strong> análisis, las causales impeditivas sonpredicables <strong>de</strong> los funcionarios judiciales, y no <strong>de</strong>los abogados o <strong>de</strong> las partes, <strong>de</strong> modo que nopodía asumir que el doctor Guillermo RiveraGiraldo se encontraba impedido para litigar en eljuzgado a cargo <strong>de</strong> ella.3. Tampoco podía la funcionaria dolerse <strong>de</strong> quecada vez que concurriera profesionalmente dichoabogado a su <strong>de</strong>spacho tendría que <strong>de</strong>clararseimpedida y dar curso al trámite dispuesto en laley para tal instituto, pues resulta claro que en sucarácter <strong>de</strong> Juez Promiscuo Municipal <strong>de</strong> Santafé<strong>de</strong> Antioquia, sus faculta<strong>de</strong>s y obligaciones seencuentran regladas en la ley y por tanto, si lanormativa procesal civil disciplina las causales <strong>de</strong>impedimento, a ellas <strong>de</strong>bía someterse tantasveces como fuera necesario, sin que argumentos<strong>de</strong> razón práctica pudieran exonerarla <strong>de</strong> una talobligación dispuesta por el legislador en procura<strong>de</strong> garantizar la administración <strong>de</strong> justicia que lefue confiada.Ahora, si el numeral 9º <strong>de</strong>l artículo 150 <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> Procedimiento Civil establece comocausal <strong>de</strong> recusación "Existir enemistad grave porhechos ajenos al proceso (…) entre el juez yalguna <strong>de</strong> las partes, su representante oapo<strong>de</strong>rado", no hay duda que a dicha preceptiva<strong>de</strong>bía sujetarse la doctora (.....), quien coinci<strong>de</strong>con el abogado (.....) en la profundaanimadversión que media entre ambos <strong>de</strong>s<strong>de</strong>hace varios años, circunstancia que la ha llevadoen el pasado a <strong>de</strong>clarase impedida en muchasocasiones aduciendo para ello la citada causal.De otra parte se tiene que el artículo 63 <strong>de</strong> la leyprocesal civil consagra:"DERECHO DE POSTULACION. Las personasque hayan <strong>de</strong> comparecer al proceso <strong>de</strong>beránhacerlo por conducto <strong>de</strong> abogado inscrito,excepto en los casos en que la ley permite suintervención directa" (subrayas fuera <strong>de</strong> texto).22___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>A su vez, el artículo 65 <strong>de</strong> la misma normatividaddispone:"En los po<strong>de</strong>res especiales, los asuntos se<strong>de</strong>terminarán claramente, <strong>de</strong> modo que nopuedan confundirse con otros."El po<strong>de</strong>r especial para un proceso pue<strong>de</strong>conferirse por escritura pública o por memorialdirigido al juez <strong>de</strong>l conocimiento, presentadocomo se dispone para la <strong>de</strong>manda" (subrayasfuera <strong>de</strong> texto).De conformidad con las normas transcritas, en elasunto sub examine pue<strong>de</strong> constatarse que elpo<strong>de</strong>r otorgado por el <strong>de</strong>mandado (.....) alabogado (.....), quien a la postre lo sustituyó en eldoctor Rivera Giraldo, tenía como objeto que ensu "nombre y representación judicial solicite larevocatoria <strong>de</strong>l auto interlocutorio número 047 <strong>de</strong>fecha 22 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> 2004 proferido por eseDespacho y mediante el cual se puso término alProceso Civil Abreviado <strong>de</strong> Rendición <strong>de</strong> Cuentasque instauró en mi contra el señor (.....) y quecomo consecuencia se disponga rehacer laactuación procesal <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la presentación <strong>de</strong> la<strong>de</strong>manda" (subrayas fuera <strong>de</strong> texto).4. Por tanto, es claro que si en ejercicio <strong>de</strong> dichopo<strong>de</strong>r especial el mencionado profesionalpresentó el 14 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 2004 un memorialorientado a conseguir tal propósito <strong>de</strong>finido,oportunidad en la cual también allegó un escritopor cuyo medio sustituía el po<strong>de</strong>r que le fueconferido, en cabeza <strong>de</strong>l abogado (.....), no hayduda que a la doctora (.....) no le quedaba caminodiverso al <strong>de</strong> reconocer personería al apo<strong>de</strong>radosustituto y acto seguido, en caso <strong>de</strong> consi<strong>de</strong>rarlopru<strong>de</strong>nte como en otras ocasiones lo habíahecho, <strong>de</strong>clararse impedida para seguirconociendo <strong>de</strong> la actuación.5. Es necesario puntualizar que, contrario a loplanteado por el <strong>de</strong>fensor, resulta indiferente si lapretensión <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandado podía o no tenervocación <strong>de</strong> éxito, pues lo cierto es que el artículo70 <strong>de</strong>l estatuto procesal civil, al ocuparse <strong>de</strong> lasfaculta<strong>de</strong>s <strong>de</strong> los apo<strong>de</strong>rados señala que "Elapo<strong>de</strong>rado podrá formular todas las pretensionesque estime conveniente para beneficio <strong>de</strong>lpo<strong>de</strong>rdante, siempre que se relacionen con lasque en el po<strong>de</strong>r se <strong>de</strong>terminan" (subrayas fuera<strong>de</strong> texto), por tanto, si la parte pasiva en ejercicio<strong>de</strong> su <strong>de</strong>recho fundamental <strong>de</strong> acceso a laadministración <strong>de</strong> justicia <strong>de</strong>signó un apo<strong>de</strong>radocon un cometido especial, quien sustituyó elpo<strong>de</strong>r en otro abogado, tal circunstancia<strong>de</strong>mandaba <strong>de</strong> la funcionaria judicial dar cabalaplicación a la ley sobre el particular.También se dijo en su momento, contrario a loseñalado por el impugnante, que no es este elescenario para verificar si la petición <strong>de</strong> losabogados <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandado estaba o no llamada aprosperar, pues lo cierto es que fue formulada enejercicio <strong>de</strong> la representación <strong>de</strong> la parte pasiva(ius postulandi) y en todo caso, correspondía a laadministración <strong>de</strong> justicia respon<strong>de</strong>r lo pertinente.6. En efecto, si <strong>de</strong> acuerdo con el artículo 67 <strong>de</strong>lestatuto procesal civil "Para que se reconozca lapersonería <strong>de</strong> un apo<strong>de</strong>rado es necesario queéste sea abogado inscrito y que haya aceptado elpo<strong>de</strong>r expresamente o por su ejercicio" y a suvez, el artículo 68 <strong>de</strong>l mismo or<strong>de</strong>namientopreceptúa que "Podrá sustituirse el po<strong>de</strong>r siempreque la <strong>de</strong>legación no esté prohibidaexpresamente", no hay duda que la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>no reconocer personería al abogado RiveraGiraldo como apo<strong>de</strong>rado sustituto <strong>de</strong>l mandatario<strong>de</strong>signado por el <strong>de</strong>mandado, comportó ungrosero distanciamiento <strong>de</strong> dicha legislación.Lo anterior es así, dado que dicho profesionaltenía la condición <strong>de</strong> abogado titulado inscrito, nose encontraba excluido <strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong> laprofesión y la sustitución <strong>de</strong>l po<strong>de</strong>r otorgado aldoctor Londoño Cano no exceptuabaexpresamente la facultad <strong>de</strong> sustituirlo en otroabogado, <strong>de</strong> modo que según los cánoneslegales era incuestionable que la doctora (.....)tenía la obligación <strong>de</strong> reconocerle personería enel carácter <strong>de</strong> apo<strong>de</strong>rado sustituto enrepresentación <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandado.7. También advierte la Sala que la arbitrariedad<strong>de</strong> la acusada se encuentra en la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>obligar al doctor Londoño Cano a seguir con suencargo profesional pese a haber presentado elescrito a través <strong>de</strong>l cual sustituyó el po<strong>de</strong>r a élotorgado en otro profesional, sin tener en cuenta,<strong>de</strong> una parte, que la representación judiciala<strong>de</strong>lantada por el mandatario es <strong>de</strong> índolein<strong>de</strong>pendiente, autónoma y libre, en cuanto nopue<strong>de</strong> obligársele a realizarla en contra <strong>de</strong> suvoluntad y, <strong>de</strong> otra, que el artículo 69 <strong>de</strong> lanormatividad adjetiva procesal señala conbastante precisión y claridad:"TERMINACION DEL PODER. Con lapresentación en la secretaría <strong>de</strong>l <strong>de</strong>spacho don<strong>de</strong>curse el asunto, <strong>de</strong>l escrito que revoque el po<strong>de</strong>ro <strong>de</strong>signe nuevo apo<strong>de</strong>rado o sustituto, terminaaquél o la sustitución" (subrayas fuera <strong>de</strong> texto).Respecto <strong>de</strong>l planteamiento <strong>de</strong>l recurrente,orientado a señalar que la sustitución <strong>de</strong>l po<strong>de</strong>r<strong>de</strong>l abogado Londoño Cano en el doctor RiveraGiraldo correspon<strong>de</strong> a un acto ilegal, constata laSala que, por el contrario, según las normasprocesales civiles atrás analizadas, tal actuaciónse correspon<strong>de</strong> con las faculta<strong>de</strong>s propias <strong>de</strong>lprofesional que representa judicialmente a unaparte <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l proceso civil, sin que se advierta<strong>de</strong> qué manera podría <strong>de</strong>sbordar el ámbito legal.8. La Sala en otra oportunidad que losfuncionarios judiciales tienen la condición <strong>de</strong>servidores públicos, expresión con la cual elConstituyente <strong>de</strong> 1991 pretendió que éstosasumieran su papel <strong>de</strong> servicio a la comunidad,en oposición al autoritarismo y arbitrariedad <strong>de</strong>23___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>quienes consi<strong>de</strong>raban erradamente que porcontar con cierta investidura estatal podían actuarcual amo en su feudo.9. Como el recurrente afirma que su procurada se<strong>de</strong>claró impedida en otras ocasiones y en esta noprocedió a ello, pues consi<strong>de</strong>ró que no <strong>de</strong>bíaactuar <strong>de</strong> tal manera, no encuentra la Sala cuálsería el fundamento para que en este asunto noprocediera <strong>de</strong> forma similar a como actuó en porlo menos ocho casos anteriores, en cuanto locierto es que si las peticiones <strong>de</strong> los abogados <strong>de</strong>la parte <strong>de</strong>mandada tenían el carácter <strong>de</strong>maliciosas o temerarias, tenía el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>compulsar copias ante las autorida<strong>de</strong>spertinentes, como en efecto ocurrió, pero noapartarse bruscamente <strong>de</strong> la ley negándose areconocer personería al abogado sustituto sinmediar fundamento jurídico alguno.10. La doctora (.....)I se comportó dolosamenteestando en condiciones <strong>de</strong> actuar conforme a<strong>de</strong>recho, conducta con la cual lesionó el bienjurídico <strong>de</strong> la administración pública, puesestando llamada <strong>de</strong> acuerdo con la ley areconocer al apo<strong>de</strong>rado sustituto <strong>de</strong> la partepasiva personería para actuar, se sustrajo a ello,proce<strong>de</strong>r con el cual privó a dicho abogado <strong>de</strong>propugnar por los intereses <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandado, es<strong>de</strong>cir, la conducta <strong>de</strong> la acusada, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>típica, es antijurídica y fue realizada conculpabilidad._____________________________________(1) En este sentido sentencia <strong>de</strong> segunda instancia <strong>de</strong>l23 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2006. Rad. 23901.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSSentencia Segunda InstanciaFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Confirma sentencia con<strong>de</strong>natoriaPROCEDENCIA: Tribunal Superior el Distrito JudicialCIUDAD: AntioquiaPROCESADO: MARIN ECHEVERRI, MIRIAM DEL SOCORRODELITOS: Prevaricato por acciónPROCESO : 30278Fin24___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 27854SALA DE CASACION PENALCELEBRACION DE CONTRATO SINCUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES-Favorabilidad/ CELEBRACION DE CONTRATOSIN CUMPLIMIENTO DE REQUISITOSLEGALES-Objeto contractual prohibido: Cobrocoactivo <strong>de</strong> impuestos/ CELEBRACION DECONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DEREQUISITOS LEGALES-Término contractualprohibido: Exceso <strong>de</strong>l autorizado por la ley/CELEBRACION DE CONTRATO SINCUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES-Principios que gobiernan la contrataciónadministrativa:Desconocimiento/CELEBRACION DE CONTRATO SINCUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES-Antijuridicidad/ CELEBRACION DE CONTRATOSIN CUMPLIMIENTO DE REQUISITOSLEGALES-Culpabilidad1. Los acontecimientos imputados al funcionarioindagado tuvieron ocurrencia el 29 <strong>de</strong> noviembre<strong>de</strong> 2000, fecha en la cual regía el artículo 146 <strong>de</strong>lCódigo Penal <strong>de</strong> 1980, modificado por el artículo56 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993, que consagraba el <strong>de</strong>lito<strong>de</strong> contrato sin cumplimiento <strong>de</strong> requisitos legalesasí:"El servidor público que por razón <strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong>sus funciones y con el fin <strong>de</strong> obtener un provechoilícito para sí, para el contratista o para untercero, tramite contrato sin observancia <strong>de</strong> losrequisitos legales esenciales o lo celebre o liqui<strong>de</strong>sin verificar el cumplimiento <strong>de</strong> los mismos,incurrirá en prisión <strong>de</strong> cuatro (4) a doce (12) añosy multa <strong>de</strong> veinte (20) a ciento cincuenta (150)salarios mínimos legales mensuales".El artículo 410 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000 en vigor,mantuvo la anterior <strong>de</strong>scripción típica conexcepción <strong>de</strong>l especial elemento subjetivo y lasanción privativa <strong>de</strong> la libertad, pero incrementóla multa <strong>de</strong> cincuenta (50) a doscientos (200)salarios mínimos legales mensuales vigentes, yadicionó la pena principal <strong>de</strong> inhabilitación para elejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas <strong>de</strong>cinco (5) a doce (12) años, luego siendo menosdrásticas las penas fijadas en las normasvigentes cuando ocurrieron los hechosinvestigados, en aplicación <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong>favorabilidad, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l marco por ellasconformado se a<strong>de</strong>lantará la evaluaciónprobatoria anunciada.2. El supuesto <strong>de</strong> hecho <strong>de</strong>scrito en forma másamplia en el Estatuto Punitivo <strong>de</strong> 1980, porcorrespon<strong>de</strong>r a un tipo en blanco <strong>de</strong>becomplementarse con el artículo 23 <strong>de</strong> la ley 80<strong>de</strong> 1993 en cuanto siendo los contratosadministrativos una manifestación <strong>de</strong> ejercicio <strong>de</strong>la función pública, su trámite, celebración oliquidación <strong>de</strong>be cumplirse siguiendoestrictamente los principios <strong>de</strong> interés general,legalidad, transparencia, objetividad, igualdad,moralidad, eficacia, planeación, economía,celeridad, imparcialidad, responsabilidad ypublicidad.La transgresión <strong>de</strong> tales axiomas no solamentecompromete la existencia o vali<strong>de</strong>z <strong>de</strong> los actoscontractuales, sino que pue<strong>de</strong> dar lugar aconfigurar responsabilidad penal, disciplinaria ofiscal por parte <strong>de</strong> los servidores públicos y losparticulares que en ellos intervengan, acor<strong>de</strong> conlo dispuesto en los artículos 50 y siguientes <strong>de</strong> laley 80 <strong>de</strong> 1993.Su <strong>de</strong>finición ha sido elaborada por esta Sala(1):3. La primera conclusión extraíble <strong>de</strong>l materialinvestigativo antes relacionado es la amplitud conla cual fue <strong>de</strong>finido el objeto contractual puesincluyó la "asesoría técnica <strong>de</strong> administración ycoordinación integral <strong>de</strong> la gestión tributaria acargo <strong>de</strong>l contratista consultor", y la "gestión parala recuperación <strong>de</strong> la cartera y para el aumento<strong>de</strong> los recaudos <strong>de</strong> los impuestos distritales".Ahora bien, si entre las activida<strong>de</strong>s cuyarealización se autorizó al contratista para el<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> dicho objeto se especificó: i) elprocesamiento, la revisión, la fiscalización, laprogramación, el aforo, las citaciones, laliquidación y la facturación <strong>de</strong> <strong>de</strong>terminadosimpuestos distritales; ii) que el software aplicativoexigido para el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l objeto contractual<strong>de</strong>bía permitir la liquidación y facturación <strong>de</strong> lostributos seleccionados, establecer el estado <strong>de</strong>cuenta <strong>de</strong> los contribuyentes, y la expedición <strong>de</strong>paz y salvo, y, iii) que el Distrito se comprometióa pagar al contratista la gestión en elprocedimiento <strong>de</strong> cobro coactivo <strong>de</strong> la carteramorosa <strong>de</strong> los impuestos distritales, es dableinferir que dicho ente territorial atribuyó aInversiones Los Ángeles, Ltda., representada por(….), mediante el contrato referido, funcionesadministrativas concernientes al cobro coactivo<strong>de</strong> impuestos.El contenido contractual <strong>de</strong>stacado permiteafirmar que Inversiones Los Ángeles, Ltda. fuecontratada no solamente para la instrumentacióno proyección <strong>de</strong> documentos a utilizar como base<strong>de</strong>l cobro coactivo para lograr la recuperación <strong>de</strong>la cartera morosa, sino también para realizaractos <strong>de</strong>cisorios <strong>de</strong> cobro coactivo propiamentedichos, es <strong>de</strong>cir, para ejecutar funciones <strong>de</strong>25___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>competencia exclusiva y excluyente <strong>de</strong>l DistritoEspecial, Industrial y Portuario <strong>de</strong> Barranquilla atono con lo preceptuado en los artículos 287 y338 <strong>de</strong> la Constitución Política, luego es evi<strong>de</strong>ntela ilicitud <strong>de</strong>l objeto contractual convenido con lasociedad particular mencionada, opinión en lacual converge el Ministerio Público al <strong>de</strong>stacar elmarco constitucional y legal <strong>de</strong> las faculta<strong>de</strong>stributarias asignadas al Estado.(2)4. Lo anterior, no cabe duda, afecta la moralidadadministrativa pues bien pue<strong>de</strong> afirmarse que elDistrito Especial, Industrial y Portuario <strong>de</strong>Barranquilla se distanció <strong>de</strong> los principios antesmencionados <strong>de</strong> ineludible aplicación en elejercicio <strong>de</strong> la función pública, al seleccionar enforma subjetiva la propuesta <strong>de</strong> Inversiones LosÁngeles, Ltda. en cuanto lo hizo sin queacreditara el cumplimiento <strong>de</strong>l término <strong>de</strong>referencia alusivo a su “factibilidad económica yviabilidad financiera”; al consignar en el “acta <strong>de</strong>apertura y evaluación <strong>de</strong> las ofertas presentadas”la presentación <strong>de</strong> documentos esenciales quenunca fueron entregados por Inversiones LosÁngeles, Ltda.; al suscribir el contrato <strong>de</strong>consultoría GP-CM-CONS-001-2000 modificandolos términos <strong>de</strong> referencia a espaldas <strong>de</strong> quienesconocieron los publicados y presentaronpropuestas; y al modificar el contrato sobre elmismo punto dos días <strong>de</strong>spués <strong>de</strong> su suscripcióncon base en un concepto oficial sin fuerzavinculante <strong>de</strong> la Dirección General <strong>de</strong> ApoyoFiscal <strong>de</strong>l Ministerio <strong>de</strong> Hacienda y CréditoPúblico, y que ha <strong>de</strong>bido <strong>de</strong> ser requerido en laetapa precontractual.Todo este acontecer <strong>de</strong>vela ─como lo señala elProcurador Segundo Delegado para laInvestigación y Juzgamiento Penal─, el oscurointerés <strong>de</strong> David Char Navas en la forma irregularcomo fueron <strong>de</strong>sarrolladas las fases anterior yconcomitante al contrato, seguramente motivadopor las ganancias que obtendría poniendo engrave riesgo el patrimonio <strong>de</strong>l Distrito Especial,Industrial y Portuario <strong>de</strong> Barranquilla; y<strong>de</strong>muestra su consciente indiferencia por lalegalidad que obligatoriamente <strong>de</strong>bía observar eneste tipo <strong>de</strong> actuaciones así no ostentara lacondición <strong>de</strong> servidor público.La administración distrital <strong>de</strong>s<strong>de</strong>ñó por completoel interés general y la imparcialidad que estabaobligada a observar en el ejercicio <strong>de</strong> la funciónadministrativa en general (artículo 209 <strong>de</strong> laConstitución Política) y específicamente en elproceso <strong>de</strong> formación <strong>de</strong>l contrato mencionado(artículo 23 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993), al seleccionarirregularmente a Inversiones Los Ángeles5. También es antijurídico, pues no cabe duda <strong>de</strong>la lesividad que acarrea a la administraciónpública la conducta <strong>de</strong>l particular que enconnivencia con servidores públicos direcciona eltrámite y celebración <strong>de</strong> contratos con el únicopropósito <strong>de</strong> salir favorecido sin importar elinterés general y el beneficio común que <strong>de</strong>benorientar las funciones estatales.6. El procesado ejecutor <strong>de</strong> la conducta teníacapacidad <strong>de</strong> compren<strong>de</strong>r la ilicitud <strong>de</strong> su accióndada su formación académica y su vastaexperiencia en la administración y representación<strong>de</strong> socieda<strong>de</strong>s particulares <strong>de</strong>dicadas aactivida<strong>de</strong>s empresariales, amén <strong>de</strong>l <strong>de</strong>svalorque merece frente al compromiso <strong>de</strong> ajustar sucomportamiento a los parámetros socialmenteestablecidos, <strong>de</strong> mayor transcen<strong>de</strong>ncia en estecaso dada la preeminencia social <strong>de</strong> quienesintegran el Congreso <strong>de</strong> la República y, por en<strong>de</strong>,adquieren mayores <strong>de</strong>beres frente a losasociados.______________________________________(1) CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sent. <strong>de</strong> únicainstancia <strong>de</strong>l 19 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 2000, rad. 17.088; yAuto <strong>de</strong>l 22 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2005, rad. N° 18.289.(2) Rad. N° 41001-23-31-000-2004-00369-01(AP).PONENTE:SALA DE CASACION PENALAuto Unica InstanciaFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Profiere resolución <strong>de</strong> acusaciónPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.IMPUTADO: CHAR NAVAS, DAVIDDELITOS: Contrato sin cump. <strong>de</strong> requisitos legalesPROCESO : 27854Fin26___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29891DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZESTAFA-Elementos/ VIOLACION INDIRECTADE LA LEY SUSTANCIAL-Error <strong>de</strong> hecho:Trascen<strong>de</strong>ncia/ ESTAFA-Artificio, ardid oengaño: Se <strong>de</strong>be analizar el nivel educativo,experiencia etc. <strong>de</strong> la víctima1. El <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> estafa exige para su configuraciónla presencia <strong>de</strong> los siguientes elementos: (i) queel sujeto agente utilice artificios o engaños sobreuna persona <strong>de</strong>terminada, (ii) que estasmaniobras artificiosas o engañosas generen unerror en la víctima, (iii) que <strong>de</strong>bido a esta falsarepresentación <strong>de</strong> la realidad el sujeto agenteobtenga un provecho económico ilícito para sí opara un tercero, y (iv) que este <strong>de</strong>splazamientopatrimonial cause un perjuicio ajeno correlativo.2. También le asiste razón al casacionista cuandosostiene que el error cuya existencia se reconocees trascen<strong>de</strong>nte, porque con fundamento en lasconclusiones <strong>de</strong>rivadas <strong>de</strong> la equivocadaapreciación <strong>de</strong> la prueba (que el procesado ocultó<strong>de</strong>liberadamente la prenda y el embargo), elTribunal <strong>de</strong>claró probado el engaño comoelemento constitutivo <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> estafa, y apartir <strong>de</strong> esta errada síntesis probatoria afirmó la<strong>de</strong>lictuosidad <strong>de</strong> una conducta que a distanciaemergía atípica por ausencia total <strong>de</strong>l referidopresupuesto.3. El <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> estafa no se presenta cuando lavíctima <strong>de</strong> la conducta cuenta con mecanismos<strong>de</strong> tutela disponibles que le permiten conocer lasituación real <strong>de</strong>l bien, y en lugar <strong>de</strong> acudir a ellos<strong>de</strong>ci<strong>de</strong> asumir el riesgo, porque también a ella lees exigible un mínimo <strong>de</strong> diligencia pru<strong>de</strong>nte,atendido su nivel intelectual, su experiencia, elmedio social en que se <strong>de</strong>senvuelve y su periciaen asuntos <strong>de</strong> la naturaleza <strong>de</strong>l que se ventila.Se trae a cuento esta línea <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> porencontrar cabal correspon<strong>de</strong>ncia con la situaciónque se vivió en el caso estudiado, en don<strong>de</strong> el<strong>de</strong>nunciante, siendo un comerciante experto en elmercado <strong>de</strong> compraventa <strong>de</strong> vehículosautomotores, con negocio propio en este ramo yestudios universitarios en economía, <strong>de</strong>clinóverificar la real situación <strong>de</strong>l vehículo adquirido enlas oficinas <strong>de</strong> tránsito antes <strong>de</strong> realizar elnegocio, dando lugar con su comportamientonegligente a los resultados que ahora lamenta.MAGISTRADO PONENTE:DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZSentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Si casa, confirma el fallo absolutorio <strong>de</strong> primerainstanciaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong> Distrito JudicialCIUDAD: Bogotá D.C.CONDENADO: HERNANDEZ FONSECA, ARGELIODELITOS: EstafaPROCESO : 29891Fin27___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28195DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCACASACION-La <strong>Corte</strong>, una vez admitida la<strong>de</strong>manda, entra a <strong>de</strong>cidir <strong>de</strong> fondo/ TRAFICOFABRICACION O PORTE DEESTUPEFACIENTES-Diligencia <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntificación,pesaje y <strong>de</strong>strucción: Requisitos/ TRAFICOFABRICACION O PORTE DEESTUPEFACIENTES-Marihuana: Concepto/TRAFICO FABRICACION O PORTE DEESTUPEFACIENTES-Porte <strong>de</strong> pequeñascantida<strong>de</strong>s para distribución/ CADENA DECUSTODIA-Inci<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> sus fallas1. Teniendo en cuenta que la <strong>de</strong>mandapresentada por la apo<strong>de</strong>rada <strong>de</strong> (.....) fue<strong>de</strong>clarada <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el punto <strong>de</strong> vista formal ajustadaa <strong>de</strong>recho, la Sala consi<strong>de</strong>ra que no viene al casopronunciarse acerca <strong>de</strong>l cumplimiento o no <strong>de</strong> losrequisitos <strong>de</strong> lógica y <strong>de</strong>bida argumentación queevi<strong>de</strong>nció el representante <strong>de</strong>l Ministerio Público,pues a esta altura <strong>de</strong> la actuación el procesadoadquirió el <strong>de</strong>recho a que se le analicen <strong>de</strong> fondolos problemas jurídicos traídos a colación en lasustentación correspondiente, en armonía con losfines <strong>de</strong> la casación <strong>de</strong> garantizar la efectividad<strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho material, respetar las garantíasmínimas <strong>de</strong> las personas que intervienen en laactuación, buscar la reparación <strong>de</strong> los agraviosinferidos a los sujetos procesales y unificar lajurispru<strong>de</strong>ncia, tal como lo establece el artículo206 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000.2. Tal postura resulta equivocada, pues, alcontrario <strong>de</strong> lo que suce<strong>de</strong> en el sistema penalacusatorio <strong>de</strong> la ley 906 <strong>de</strong> 2004, los sujetosprocesales no ostentan <strong>de</strong> manera absoluta el<strong>de</strong>recho, que sí está previsto en el artículo 15 <strong>de</strong>lestatuto en comento, <strong>de</strong> intervenir activamente enel proceso <strong>de</strong> formación <strong>de</strong> la prueba.Adicionalmente, es <strong>de</strong> anotar que el artículo 78<strong>de</strong> la ley 30 <strong>de</strong> 1986 reglamenta lo siguiente:Artículo 78-. Cuando la policía judicial <strong>de</strong>comisemarihuana, cocaína, morfina, heroína o cualquierotra droga que produzca <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia, realizarásobre ella inmediatamente correspondientei<strong>de</strong>ntificación técnica; precisará su cantidad ypeso; señalará nombre y <strong>de</strong>más datos personales<strong>de</strong> quienes aparecieren vinculados al hecho y<strong>de</strong>scribirá cualquier otra circunstancia útil a lainvestigación, <strong>de</strong> todo lo cual se <strong>de</strong>jaráconstancia en un acta suscrita por losfuncionarios que hubieren intervenido en ladiligencia y por la persona o personas en cuyopo<strong>de</strong>r se hubiere encontrado la droga osustancia. Cuando esta diligencia se realice enzona urbana <strong>de</strong>berá ser presenciada por unagente <strong>de</strong>l Ministerio Público".Cabe anotar que esta disposición continúavigente, en la medida en que lo único que hizo laley 599 <strong>de</strong> 2000 fue recopilar los tipos penalesque la ley 30 <strong>de</strong> 1986 recogía y, por lo tanto, lasnormas <strong>de</strong> distinta índole que en esta últimafiguraban no fueron ni tácita ni explícitamente<strong>de</strong>rogadas por el actual Código Penal.Lo importante para este asunto, en consecuencia,resi<strong>de</strong> en el hecho <strong>de</strong> que la prueba <strong>de</strong>i<strong>de</strong>ntificación y pesaje, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que fueor<strong>de</strong>nada por el funcionario instructor que asumióel conocimiento <strong>de</strong> la investigación (1), la realizóuna técnica especialista <strong>de</strong>l CTI en ejercicio <strong>de</strong> lafacultad <strong>de</strong> policía judicial conferida en el numeral2 <strong>de</strong>l artículo 312 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000 y, asímismo, el pesaje <strong>de</strong> la sustancia <strong>de</strong> origenvegetal -que arrojó un resultado neto <strong>de</strong> treinta yocho punto siete gramos <strong>de</strong> cannabis sativa- seefectuó en presencia <strong>de</strong> un personero <strong>de</strong>legadoen lo penal que hizo las veces <strong>de</strong> representante<strong>de</strong>l Ministerio Público (2).3. Lo que <strong>de</strong>be ser objeto <strong>de</strong> análisis es lasustancia que produce <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia y lamarihuana, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> un punto <strong>de</strong> vista ontológico,es una planta <strong>de</strong> la familia <strong>de</strong> las Cannabáceas,que como tal está constituida <strong>de</strong> semillas, hojas ytallos, máxime cuando el consumidor habitual <strong>de</strong>este alucinógeno suele ingerirla con todosaquellos componentes.4. Por otro lado, la pretensión <strong>de</strong>l <strong>de</strong>mandante eneste aspecto radica en sugerir la posibilidad <strong>de</strong>que, valiéndose <strong>de</strong>l peculiar sistema <strong>de</strong> pesajepropuesto en la sustentación <strong>de</strong>l recurso, lacantidad <strong>de</strong> estupefaciente incautado a (.....)hubiera podido ser inferior a los veinte gramos <strong>de</strong>marihuana, que <strong>de</strong> conformidad con loestablecido en el literal j) <strong>de</strong>l artículo 2 <strong>de</strong> la ley30 <strong>de</strong> 1986 constituye el límite para establecer ladosis mínima para el consumo <strong>de</strong> dichasustancia.Tal postura carece <strong>de</strong> relevancia, en la medida enque la afectación <strong>de</strong> los bienes jurídicosimplicados en el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> tráfico, fabricación oporte <strong>de</strong> estupefacientes <strong>de</strong>pen<strong>de</strong> <strong>de</strong> lascaracterísticas <strong>de</strong> cada situación en particular y,por consiguiente, una acción relativa al porte <strong>de</strong>estupefacientes que equivalga a la dosis mínima,o que incluso no la supere <strong>de</strong> manera excesiva,carecerá <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el punto <strong>de</strong> vista objetivo <strong>de</strong>relevancia penal, según lo estipulado en elartículo 11 <strong>de</strong> la ley 599 <strong>de</strong> 2000 (principio <strong>de</strong>antijuridicidad material), siempre y cuando sehaya <strong>de</strong>mostrado que sólo podía repercutir en el28___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>ámbito <strong>de</strong> la privacidad <strong>de</strong> quien la consume.Pero si la conducta atañe a la venta, distribución,tráfico o cualquier otro comportamientorelacionado con el ánimo <strong>de</strong> lucro <strong>de</strong>l sujetoactivo, será punible en la medida en querepresenta una efectiva puesta en peligro <strong>de</strong> losbienes e intereses <strong>de</strong> or<strong>de</strong>n colectivo que elEstado preten<strong>de</strong> tutelar. Así lo ha analizado la<strong>Corte</strong> en pretérita ocasión:"El recurrente acusa al juzgador <strong>de</strong> segundainstancia <strong>de</strong> la violación directa <strong>de</strong>l artículo 33 <strong>de</strong>la ley 30 <strong>de</strong> 1986, bajo cuya vigencia ocurrió laconducta objeto <strong>de</strong> investigación y juicio, porconsi<strong>de</strong>rar como bagatela el porte <strong>de</strong> 1.24gramos <strong>de</strong> cocaína, pues en esa cantidad,sostiene, [no] se afecta el bien jurídico <strong>de</strong> la saludpública."La cuestión propuesta resulta en extremo aguda,dado el tenue límite entre 1 gramo permitido parael consumidor y los 1.24 gramos <strong>de</strong>comisados,porque resultaría sofístico afirmar que los 0.24gramos convierten al consumidor en portadorpunible, potencialmente expen<strong>de</strong>dor, <strong>de</strong>ja <strong>de</strong> serconsumidor […], caso en el cual cualquiercantidad que porte sería pasible <strong>de</strong> punibilidad."Así las cosas, el guarismo <strong>de</strong> 0.24 gramosresulta incuestionable-mente insignificante en lamare mágnum <strong>de</strong>l tráfico <strong>de</strong> estupefacientes ypor tanto inane en el campo <strong>de</strong> la antijuridicidadmaterial, 1.24 gramos en po<strong>de</strong>r <strong>de</strong> unconsumidor, resulta igualmente intrascen<strong>de</strong>nte enel marco <strong>de</strong> la antijuridicidad; empero, 1.24gramos en po<strong>de</strong>r <strong>de</strong> quien la elabora con fines <strong>de</strong>traficar, o <strong>de</strong> quien la ofrece, ven<strong>de</strong>, llevaconsigo, almacene o conserve sin serconsumidor, pue<strong>de</strong> tener relievancia, menor pero<strong>de</strong> todas maneras suficiente para un mínimopunitivo."[…]""El Tribunal, encelado en la cantidad incautada yen noción <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito bagatela, no tuvo en cuentaque si se trataba <strong>de</strong> un expen<strong>de</strong>dor, no <strong>de</strong> unconsumidor, la tenencia <strong>de</strong> un gramo <strong>de</strong> cocaínano le estaba permitida y menos la <strong>de</strong> 1.24gramos, pues con esa cantidad, en un compradoradicto, o no adicto, menor, joven, estudiante,trabajador, en fin, un ser humano con <strong>de</strong>rechopleno a la salud integral, estaba seriamenteexpuesto a ponerla en peligro o a efectivamentealterarla al consumirla. De esta manera, claroestá, en la conducta típica, no concurría ningunacausal <strong>de</strong> exclusión <strong>de</strong> la antijuridicidad y sí lascondiciones <strong>de</strong> su efectiva afectación <strong>de</strong>l bienjurídico tutelado" .En el presente asunto, las instancias, teniendo encuenta las circunstancias antece<strong>de</strong>ntes quero<strong>de</strong>aron la captura <strong>de</strong> (.....), la forma como teníadistribuida la sustancia alucinógena encontrada(en cuarenta y seis papeletas embolsadas) y laversión <strong>de</strong> los hechos suministrada tanto enindagatoria como en el interrogatorio <strong>de</strong> laaudiencia pública (en las que sostuvo jamáshaber consumido marihuana y ser víctima <strong>de</strong> unmontaje urdido por su señor padre y la Policía),llegó a la conclusión <strong>de</strong> que el estupefaciente quellevaba consigo era para la distribución, venta yconsumo <strong>de</strong> personas diferentes al procesado,razón por la cual no es contrario a <strong>de</strong>rechoconcluir que la posesión <strong>de</strong> la cantidad estipuladaen el dictamen (38,7 gramos), e incluso <strong>de</strong> unacantidad inferior a la prevista como dosispersonal, tiene la capacidad suficiente para ponerpeligro los bienes jurídicos <strong>de</strong> naturalezacolectiva que se preten<strong>de</strong>n proteger (saludpública, or<strong>de</strong>n económico y social, seguridadpública, etc.) y, por lo tanto, <strong>de</strong> ninguna manerase trataría <strong>de</strong> una acción insignificante.5. Cualquier error o irregularidad que semanifieste en el sistema <strong>de</strong> ca<strong>de</strong>na <strong>de</strong> custodiano implica la ilegalidad <strong>de</strong>l medio probatorio sinotan solo el cuestionamiento <strong>de</strong> su mérito o fuerza<strong>de</strong> convicción:"La ca<strong>de</strong>na <strong>de</strong> custodia, la acreditación y laautenticación <strong>de</strong> una evi<strong>de</strong>ncia, objeto, elementomaterial probatorio, documento, etc., nocondicionan -como si se tratase <strong>de</strong> un requisito<strong>de</strong> legalidad- la admisión <strong>de</strong> la prueba que conbase en ellos se practicará en el juicio oral; niinterfiere necesariamente con su admisibilidad<strong>de</strong>creto o práctica como pruebas autónomas.Tampoco se trata <strong>de</strong> un problema <strong>de</strong> pertinencia.De ahí que, en principio, no resulta apropiadodiscutir, ni siquiera en se<strong>de</strong> casacional, que unmedio <strong>de</strong> prueba es ilegal y reclamar la regla <strong>de</strong>exclusión, sobre la base <strong>de</strong> cuestionar su ca<strong>de</strong>na<strong>de</strong> custodia, acreditación o autenticidad" (3).____________________________________1-Folio 9 <strong>de</strong>l cua<strong>de</strong>rno I <strong>de</strong> la actuación principal.2-Folio 11 ibí<strong>de</strong>m.3-Sentencia <strong>de</strong> 21 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2007, radicación25920.29___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCASentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: CartagenaPROCESADO: JARAMILLO SALAS, VICTOR MANUELDELITOS: Tráfico, fabricación o porte <strong>de</strong> estupefacientesPROCESO : 28195Fin30___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29428DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAFUERO-Congresista: Factor personal y funcional/INJURIA-Retractación/ CALUMNIA-Retractación/DEBIDO PROCESO-Concepto/ DERECHO DECONTRADICCION-Alcance/ IMPUGNACION-Derecho/ CIERRE DE INVESTIGACION-Presupuestos/ INJURIA-Se configura/ INJURIA-Concepto <strong>de</strong> honra/ APELACION-Competencialimitada <strong>de</strong>l superior/ INJURIA-Exigencia <strong>de</strong> quela expresión menoscabe la honra/ PODERESDISCIPLINARIOS DEL FUNCIONARIOJUDICIAL-Análisis: Expresiones irrespetuosas <strong>de</strong>los intervinientes en el proceso/ PROVIDENCIAEN RESERVA-Solo se publica el extracto1. Como el doctor (.....), actualmente se<strong>de</strong>sempeña como Representante a la Cámara, laSala es competente para conocer <strong>de</strong> estaactuación y para pronunciarse acerca <strong>de</strong> losrecursos <strong>de</strong> reposición y apelación interpuestoscontra la resolución <strong>de</strong> acusación dictada en sucontra por la Fiscalía Séptima <strong>de</strong> la Unidad <strong>de</strong><strong>de</strong>litos contra la Vida y otros <strong>de</strong> Ibagué, así loshechos no tengan relación con las funciones queahora cumple <strong>de</strong> conformidad con lo preceptuadopor los artículos 235-3 y su parágrafo, y 75-7 <strong>de</strong>la ley 600 <strong>de</strong> 2000.2. Al tenor <strong>de</strong> lo dispuesto por el artículo 225 <strong>de</strong>la ley 599 <strong>de</strong> 2000, no habrá lugar aresponsabilidad si el autor o partícipe <strong>de</strong> la injuriao la calumnia, se retractare voluntariamente antes<strong>de</strong> dictarse sentencia <strong>de</strong> primera o únicainstancia, siempre que la publicación se haga acosta <strong>de</strong>l responsable, en el mismo medio y conlas mismas características en que se difundió laimputación o en las que señale el funcionariojudicial, en los <strong>de</strong>más casos.No proce<strong>de</strong> el inicio <strong>de</strong> la acción, si laretractación o rectificación se hace pública antes<strong>de</strong> formularse la <strong>de</strong>nuncia.Retractarse, ha entendido la Sala, es revocar loendilgado, <strong>de</strong>s<strong>de</strong>cir <strong>de</strong>l agravio irrogado a lavíctima, es abonar el crédito moral <strong>de</strong>l injuriado,aceptar la inexistencia <strong>de</strong>l hecho, admitir lafalsedad <strong>de</strong> la imputación punible. Enconsecuencia, es necesario que sea voluntaria,que el sujeto activo reconozca su autoría oparticipación en la ofensa, ya que nadie pue<strong>de</strong>retractarse <strong>de</strong> un agravio no inferido. Es laexcusa afincada en el arrepentimiento <strong>de</strong>l ofensoren procura <strong>de</strong> reparar la lesión inferida al honor<strong>de</strong>l sujeto pasivo <strong>de</strong> la ofensa.En el proceso <strong>de</strong> constatación <strong>de</strong> la presencia <strong>de</strong>sus elementos, el operador judicial no pue<strong>de</strong>contraerse a revisar formalmente el texto, sinoque <strong>de</strong>be ejercer un control material <strong>de</strong> sucontenido, <strong>de</strong> los medios utilizados, <strong>de</strong> la forma<strong>de</strong> divulgación, entre ellos, <strong>de</strong> los presupuestos<strong>de</strong> oportunidad, frecuencia y difusión, <strong>de</strong> modoque evi<strong>de</strong>ncie el restablecimiento <strong>de</strong>l <strong>de</strong>rechosupuestamente lesionado o cuando menos lareducción mayúscula <strong>de</strong>l daño ocasionado, hadicho la Sala en <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l 18 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong>2001, en el radicado No. 17120.3. Este texto <strong>de</strong>muestra el incumplimiento <strong>de</strong> lospresupuestos <strong>de</strong> la retractación, es claro que elprocesado no <strong>de</strong>sdijo lo dicho en la inicialentrevista, por el contrario lo corroboró, tampocodio muestras <strong>de</strong> arrepentimiento y <strong>de</strong> quererrestablecer los posibles daños moralesocasionados a la víctima, ya que no admite lamendacidad <strong>de</strong> las afirmaciones y <strong>de</strong>secha suautoría y participación en ellas, ratificando quefueron los vecinos <strong>de</strong> Saldaña quienes le hicieronsaber <strong>de</strong> la <strong>de</strong>dicación <strong>de</strong> la funcionaria judicial alconsumo <strong>de</strong> bebidas embriagantesconjuntamente con el Contralor Departamental,motivo por el cual ahora asevera no haberlosvisto personalmente, no ser testigo presencial <strong>de</strong>los hechos, ni constarle su ocurrencia.No está <strong>de</strong>más precisar que atribuyéndosele alaforado el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> injurias indirectas agravadasprevistas en los artículos 221, 222 y 223 <strong>de</strong>lCódigo Penal, por haber hecho las expresionesen un medio <strong>de</strong> comunicación poniendo en boca<strong>de</strong> otras personas las manifestacionessupuestamente lesivas <strong>de</strong>l patrimonio moral <strong>de</strong>lquerellante, éstas se mantienen incólumes,intactas, al reiterar en la retractación que no fueél sino terceras personas quienes hicieron lasaseveraciones, por no constarle los hechos.4. Interpretación afincada en la organizaciónpolítica adoptada por la Carta Fundamental, entrecuyos valores superiores están asegurar lajusticia, la igualdad, la libertad y la paz <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>un marco jurídico <strong>de</strong>mocrático garantizador <strong>de</strong> unor<strong>de</strong>n social justo, y como fines efectivizar losprincipios y <strong>de</strong>rechos consagrados en laConstitución, entre ellos, el <strong>de</strong>bido proceso y los<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> contradicción e impugnación comoparte <strong>de</strong> sus garantías.Valores y principios consagrados en la ley 600 <strong>de</strong>2000 como normas rectoras, así: el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa, el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar el trámiterespetando los <strong>de</strong>rechos fundamentales <strong>de</strong> lossujetos procesales para lograr la eficacia <strong>de</strong> laadministración <strong>de</strong> justicia, el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>contradicción relativo a que las partes ostentan lafacultad <strong>de</strong> presentar y controvertir las pruebas,31___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>obligando a los funcionarios judiciales a motivarlas <strong>de</strong>cisiones que afecten sus <strong>de</strong>rechosfundamentales.El <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> contradicción se ha concebidocomo la expresión esencial <strong>de</strong>l <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa, en labúsqueda <strong>de</strong> materializar a las parte laposibilidad <strong>de</strong> controvertir en un plano <strong>de</strong>igualdad las pruebas, levantándose como medioeficaz para discutir la pon<strong>de</strong>ración <strong>de</strong> ellashechas por los funcionarios judiciales.La intangibilidad <strong>de</strong> estos <strong>de</strong>rechos constituyecondición básica para la vali<strong>de</strong>z <strong>de</strong> lo actuado,porque <strong>de</strong> ser limitados, la afectaría <strong>de</strong> ilegal.5. Esta reglamentación <strong>de</strong>secha la tesis relativa aque la <strong>de</strong>cisión está condicionada a la práctica <strong>de</strong>todas las pruebas or<strong>de</strong>nadas o surgidas <strong>de</strong> ellas,menos <strong>de</strong> todas aquellas cuyo recaudo seaposible, sólo <strong>de</strong>be reunir las que valoreimprescindibles para impartir calificación al méritosumarial.Fue la ley la que le confirió al fiscal la potestad <strong>de</strong>sopesar y <strong>de</strong>terminar en qué momento encuentrala prueba requerida para cerrar y calificar elsumario, <strong>de</strong> manera que el acatamiento estricto asus mandatos repugna la supuesta lesión alprincipio <strong>de</strong> investigación integral y al <strong>de</strong>recho <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa, con mayor razón si se soporta en la falta<strong>de</strong> pruebas no <strong>de</strong>terminadas, omitiendo indicar laconducencia, pertinencia y utilidad para alcanzarla verdad material en el proceso, y sin <strong>de</strong>notar sueficacia para hacer variar la <strong>de</strong>cisión cuestionada,<strong>de</strong> haber sido ellas practicadas.6. Para la configuración <strong>de</strong> este tipo penal, esimprescindible que el sujeto activo consciente yvoluntariamente impute a otra persona conocidao <strong>de</strong>terminable, un hecho capaz <strong>de</strong> lesionar suhonra, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> conocer el carácter<strong>de</strong>shonroso <strong>de</strong> la imputación y la capacidad <strong>de</strong>daño y menoscabo a la integridad moral <strong>de</strong>lafectado, <strong>de</strong> la imputación.En suma, es imprescindible la concurrencia <strong>de</strong>los siguientes elementos, en particular:Que el sujeto agente atribuya a otra personaconocida o <strong>de</strong>terminable un hecho <strong>de</strong>shonroso.Que tenga conocimiento <strong>de</strong>l carácter <strong>de</strong>shonroso<strong>de</strong>l hecho.Que el hecho endilgado tenga la capacidad <strong>de</strong>dañar o causar menoscabo a la honra <strong>de</strong>l sujetopasivo <strong>de</strong> la conducta..Y, que el autor tenga conciencia <strong>de</strong> que el hechoimputado ostenta esa capacidad lesiva, o paramenguar o <strong>de</strong>teriorar la honra <strong>de</strong> la otra persona.La honra es la estimación o respeto con la quecada persona <strong>de</strong>be ser tratada por los <strong>de</strong>máscongéneres, en virtud a su dignidad humana.Será <strong>de</strong>shonroso el hecho <strong>de</strong>terminado e idóneopara expresar a una persona <strong>de</strong>sprecio u odiopúblico, o para ofen<strong>de</strong>r su honor o reputación.7. Antes es preciso <strong>de</strong>jar en claro que lacompetencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> para resolver el recurso,está <strong>de</strong>terminada por el contenido <strong>de</strong> lasustentación a la luz <strong>de</strong>l artículo 204 <strong>de</strong> la ley 600<strong>de</strong> 2000, puesto que constituyendo un <strong>de</strong>ber legalpara el impugnante proporcionar los motivos <strong>de</strong>su <strong>de</strong>sacuerdo, es una obligación <strong>de</strong>l funcionariojudicial limitar su proce<strong>de</strong>r a respon<strong>de</strong>r losmismos y los aspectos estrechamente ligados aellos, puesto que trascen<strong>de</strong>rlos quebrantaría el<strong>de</strong>bido proceso por socavar el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa y el principio <strong>de</strong> contradicción.Al valorar estas expresiones, la Sala concluyeque carecen <strong>de</strong> la capacidad suficiente paramenoscabar la honra, el prestigio y la buena fama<strong>de</strong> la que gozaba la querellante en el municipioen el que oficiaba como Fiscal. La afirmacióngenérica relativa a que la pasaba para arriba ypara abajo ingiriendo licor con el ContralorDepartamental, seguramente <strong>de</strong>bió causar en suánimo incomodidad, molestia, <strong>de</strong>sazón, pero nobasta para <strong>de</strong>sprestigiarlaNo obstante lo anterior, se reitera, lasaseveraciones carecen <strong>de</strong> idoneidad para afectarel patrimonio moral <strong>de</strong> la funcionaria judicial<strong>de</strong>bido a su generalidad, vaguedad e impresión.Ninguna particularidad transmiten en cuanto a lasupuesta ingesta <strong>de</strong> bebidas embriagantes, noindica los lugares frecuentados para ello, lascondiciones en que lo hacía, la cantidad <strong>de</strong> licorconsumido y su frecuencia, el comportamientoasumido en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> esa actividad, lainci<strong>de</strong>ncia que tenía en el ejercicio <strong>de</strong> susfunciones, etc., <strong>de</strong>talles necesarios para po<strong>de</strong>rdañar su honra.Ahora, el consumo mo<strong>de</strong>rado <strong>de</strong> licor enespacios y ocasiones especiales sin interferenciaen la buena marcha <strong>de</strong>l servicio público per se nomenguan la honra <strong>de</strong> un servidor público. Asíentonces, el no haber transmitido en la entrevistalas particularida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>l hecho atribuido, le restana las manifestaciones idoneidad para afectar lareputación <strong>de</strong> la ofendida.A<strong>de</strong>más, la jurispru<strong>de</strong>ncia nacional, <strong>de</strong>conformidad con el mo<strong>de</strong>lo político que nos rige yatendiendo el carácter <strong>de</strong> última ratio <strong>de</strong>l <strong>de</strong>rechopenal, viene reiterando que no todo ataque a lamoral <strong>de</strong> una persona constituye injuria, sino sóloaquellos con capacidad real <strong>de</strong> socavarla.Des<strong>de</strong> esa perspectiva tiene dicho que no todaopinión o manifestación causante <strong>de</strong> <strong>de</strong>sazón,pesadumbre o molestias al amor propio pue<strong>de</strong>calificarse <strong>de</strong> <strong>de</strong>shonrosa, para ello es necesarioque ostente la capacidad <strong>de</strong> producir daño en elpatrimonio moral, y su gravedad no <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>rá<strong>de</strong>l efecto o la sensación que produzca en elánimo <strong>de</strong>l ofendido, ni <strong>de</strong>l entendimiento que éste32___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>le <strong>de</strong>, sino <strong>de</strong> la pon<strong>de</strong>ración objetiva que <strong>de</strong> ellahaga el juez <strong>de</strong> cara al núcleo esencial <strong>de</strong>l<strong>de</strong>recho.Labor que el funcionario judicial a<strong>de</strong>lantarásopesando las circunstancias específicas <strong>de</strong> cadacaso, los antece<strong>de</strong>ntes que lo motivaron, el lugary la ocasión en que ocurrió, para ello tendrá encuenta los elementos <strong>de</strong> convicción y el grado <strong>de</strong>proporcionalidad <strong>de</strong> la ofensa, <strong>de</strong>terminando siefectivamente se causó una amenaza ovulneración a la honra <strong>de</strong> la víctima.En ese sentido, en la sentencia C-392 <strong>de</strong> 2002, la<strong>Corte</strong> Constitucional, señaló:"La Corporación ha precisado que no todoconcepto o expresión mortificante para el amorpropio pue<strong>de</strong> ser consi<strong>de</strong>rado como imputación<strong>de</strong>shonrosa. Esta <strong>de</strong>be generar un daño en elpatrimonio moral <strong>de</strong>l sujeto y su gravedad no<strong>de</strong>pen<strong>de</strong> en ningún caso <strong>de</strong> la impresión personalque le pueda causar al ofendido alguna expresiónproferida en su contra en el curso <strong>de</strong> unapolémica pública, como tampoco <strong>de</strong> lainterpretación que éste tenga <strong>de</strong> ella, sino <strong>de</strong>lmargen razonable <strong>de</strong> objetividad que lesione elnúcleo esencial <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho.".Postura que había adoptado en la sentencia T-028 <strong>de</strong> 1996, y que esta Sala entre otras<strong>de</strong>terminaciones prohijó el 20 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2007,en el radicado No. 27423.8. No significa lo anterior, que el or<strong>de</strong>namientojurídico carezca <strong>de</strong> medios para sancionar a lossujetos procesales o a los particulares queirrespeten a los funcionarios judiciales enejercicio o con ocasión <strong>de</strong> sus funciones en loseventos en que sus conductas no constituyaninfracción a la ley penal, pues a estos últimos lesha <strong>de</strong>ferido los po<strong>de</strong>res disciplinarios ycorreccionales necesarios para el cabal ejercicio<strong>de</strong> sus atribuciones.Así, el artículo 39 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> ProcedimientoCivil, modificado por el <strong>de</strong>creto 2282/89, comopo<strong>de</strong>r disciplinario atribuye al juez la facultad parasancionar con pena inconmutable hasta por cincodías a quienes le falten al <strong>de</strong>bido respeto en elejercicio <strong>de</strong> sus funciones o por razón <strong>de</strong> ella,estableciendo el trámite que previamente <strong>de</strong>beobservar.El canon 144-5 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000, consagracomo medida correccional aplicable por losfuncionarios judiciales, sancionar con arrestoinconmutable hasta por 5 días a quien le falte al<strong>de</strong>bido respeto en el ejercicio <strong>de</strong> sus funciones opor razón <strong>de</strong> ellas, previendo en el parágrafo 2<strong>de</strong>l numeral 9, que lo anterior se aplicará sinperjuicio <strong>de</strong> las investigaciones disciplinarias openales a que haya lugar.La ley 270 <strong>de</strong> 1996, en su artículo 58 <strong>de</strong>fiere a losmagistrados, fiscales y jueces la potestadcorreccional a través <strong>de</strong> la cual pue<strong>de</strong> sancionaral particular que le falte al respeto con ocasión<strong>de</strong>l servicio o por razón <strong>de</strong> sus actos oficiales o<strong>de</strong>sconozca ór<strong>de</strong>nes impartidas por ellos en elejercicio <strong>de</strong> sus atribuciones legales.MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAAuto Unica InstanciaFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: Revoca Resolución <strong>de</strong> Acusación y precluyePROCEDENCIA: Fiscalia 7ª. Sec. <strong>de</strong> la Unidad <strong>de</strong> VidaCIUDAD: IbaguéDELITOS: InjuriaPROCESO : 29428Nota AclaratoriaPROVIDENCIA - EN RESERVAFin33___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 27779DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSFAVORABILIDAD-Noción/ PRINCIPIO DELEGALIDAD-Noción/ INHABILITACION PARAEL EJERCICIO DE DERECHOS Y FUNCIONESPUBLICAS-Miembros <strong>de</strong> las Fuerzas Miltares y<strong>de</strong> Policía/ SEPARACION ABSOLUTA DE LAFUERZA PUBLICA-Proce<strong>de</strong>ncia/ SEPARACIONTEMPORAL DE LA FUERZA PUBLICA-Proce<strong>de</strong>ncia/ SEPARACION TEMPORAL DE LAFUERZA PUBLICA-Inconstitucionalidad <strong>de</strong>lartículo 68 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 20001. Este postulado <strong>de</strong> estirpe fundamental estáconsagrado en el artículo 29 <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica como una <strong>de</strong> las expresiones <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bidoproceso y está <strong>de</strong>finido en los siguientestérminos: "En materia penal, la ley permisiva ofavorable, aun cuando sea posterior, se aplicará<strong>de</strong> preferencia a la restrictiva o <strong>de</strong>sfavorable".El Pacto Internacional <strong>de</strong> Derechos Civiles yPolíticos y la Convención Interamericana sobreDerechos Humanos contemplan el principio <strong>de</strong>favorabilidad con una idéntica regulación, alestablecer en sus artículos 15.1 y 9º,respectivamente, lo siguiente:"… Si con posterioridad a la comisión <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito laley dispone la imposición <strong>de</strong> una pena más leve,el <strong>de</strong>lincuente se beneficiará <strong>de</strong> ello".La aplicación <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> favorabilidadpresupone, por regla general, un tránsito <strong>de</strong>legislación (la Sala ha admitido que también seaplica en casos <strong>de</strong> coexistencia <strong>de</strong> normas, comoocurre con las Leyes 600 <strong>de</strong> 2000 y 906 <strong>de</strong> 2004), en virtud <strong>de</strong>l cual una norma pasa a reemplazara otra que ha sido <strong>de</strong>rogada, modificada osubrogada. De esa manera, si la norma sustituidaes más favorable a los intereses <strong>de</strong>l reo proyectasus benignos efectos en el futuro para seraplicada aún <strong>de</strong>spués <strong>de</strong> la pérdida <strong>de</strong> suvigencia. Es lo que doctrinalmente se ha dado porllamar ultra-actividad <strong>de</strong> la ley. Contrariamente, sila más benéfica es la nueva la misma se aplica acasos ocurridos antes <strong>de</strong> su entrada en vigor. Setrata <strong>de</strong>l efecto retroactivo <strong>de</strong> la ley.Des<strong>de</strong> luego, para reivindicar el principio <strong>de</strong>favorabilidad, se requiere que los hechos porrazón <strong>de</strong> los cuales se a<strong>de</strong>lanta la investigación ojuzgamiento hayan tenido ocurrencia en vigencia<strong>de</strong> la norma anterior o que la nueva entre a regirdurante el trámite <strong>de</strong>l proceso o, aun conposterioridad, cuando resulte imperioso daraplicación al principio <strong>de</strong> favorabilidad durante laejecución <strong>de</strong> la pena .2. En esas condiciones, si la pérdida <strong>de</strong> vigencia<strong>de</strong> la disposición antigua ocurre antes <strong>de</strong> larealización <strong>de</strong> los sucesos, la problemática <strong>de</strong>ja<strong>de</strong> tener relación con el principio <strong>de</strong> favorabilidadpara ser regulada por el apotegma <strong>de</strong> lalegalidad, en la medida en que la nueva normaestará para ese momento rigiendo plenamente,presentándose así el fenómeno <strong>de</strong> lapreexistencia <strong>de</strong> la ley "al acto que se le imputa"a que se refiere el artículo 29, inciso segundo <strong>de</strong>la Constitución Política, mandato superior <strong>de</strong>obligatorio acatamiento para las autorida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>lEstado, sólo eludible si concurren las condicionespara dar aplicación al principio <strong>de</strong> favorabilidad.3. El Tribunal, en la sentencia impugnada, comoconsecuencia <strong>de</strong> con<strong>de</strong>nar a (.....) a la pena <strong>de</strong>dos (2) años <strong>de</strong> prisión por el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> peculadopor apropiación, le impuso las accesorias <strong>de</strong>separación absoluta <strong>de</strong> la Fuerza Pública einterdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas portiempo igual al <strong>de</strong>terminado para la sanciónprivativa <strong>de</strong> la libertad. Fundamentó esta <strong>de</strong>cisiónen lo dispuesto en el artículo 60 <strong>de</strong>l Código PenalMilitar, expedido mediante Decreto 522 <strong>de</strong> 1999.Dicho artículo es <strong>de</strong>l siguiente tenor:"Art. 60.- PENAS ACCESORIAS A LA DEPRISION. La pena <strong>de</strong> prisión impuesta a losmilitares y policías, implica las accesorias <strong>de</strong>separación absoluta <strong>de</strong> la Fuerza Pública y lainterdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas porigual tiempo al <strong>de</strong> la pena principal. Las <strong>de</strong>máspenas accesorias serán impuestasdiscrecionalmente por el juez, teniendo en cuentalo dispuesto en este Código, sobre criteriospara fijar la pena.Cuando se trate <strong>de</strong> <strong>de</strong>litos culposossancionados con prisión, no habrá lugar a lapena accesoria <strong>de</strong> separación absoluta <strong>de</strong> laFuerza Pública".La norma transcrita establece como obligatorio,en caso <strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r la imposición <strong>de</strong> pena <strong>de</strong>prisión, la irrogación <strong>de</strong> las accesorias <strong>de</strong>separación absoluta <strong>de</strong> la Fuerza Pública y lainterdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas porigual tiempo al <strong>de</strong> la pena principal,excepcionando solamente los casos en los cualesla con<strong>de</strong>na se emite por <strong>de</strong>litos culposos, pues,<strong>de</strong> acuerdo con el inciso segundo <strong>de</strong> ladisposición en cita, en ese evento "no habrá lugara la pena accesoria <strong>de</strong> separación absoluta <strong>de</strong> laFuerza Pública".Como en este caso la con<strong>de</strong>na procedió por un<strong>de</strong>lito doloso, surge claro que el fallador no hizo34___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>sino dar aplicación al mandato en cuestión, así enla sentencia hubiese suspendidocondicionalmente la sanción.Ahora bien, el artículo 68 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong>2000 establece:"SEPARACIÓN POR SENTENCIA DEEJECUCIÓN CONDICIONAL. Al personal que sele hubiere concedido el subrogado penal <strong>de</strong>con<strong>de</strong>na <strong>de</strong> ejecución condicional, se leseparará en forma temporal, por un lapso igualal tiempo físico <strong>de</strong> la con<strong>de</strong>na.Igualmente será separado en forma temporal elpersonal al que se le hubiere impuesto comosanción accesoria por la comisión <strong>de</strong> <strong>de</strong>litosculposos la interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos yfunciones públicas, por el tiempo que <strong>de</strong>terminela sentencia".Se aprecia que el artículo antes transcrito, en suinciso primero, introduce una excepción más a laregla establecida en el artículo 60 <strong>de</strong>l CódigoPenal Militar, al señalar que si a pesar <strong>de</strong>imponerse pena <strong>de</strong> prisión por <strong>de</strong>lito doloso eljuzgador conce<strong>de</strong> al sentenciado la con<strong>de</strong>na <strong>de</strong>ejecución condicional, la separación <strong>de</strong>l cargo noserá en ese caso <strong>de</strong> carácter absoluta sino sólotemporal y equivalente al tiempo físico <strong>de</strong> lacon<strong>de</strong>na.Ahora bien, el Código Penal Militar empezó aregir el 12 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 2000, un año <strong>de</strong>spués <strong>de</strong>ser expedido, según así lo <strong>de</strong>terminó su artículo608. Por su parte, el Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000 fueexpedido el 14 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> ese mismo año,fecha en que comenzó a regir. Es <strong>de</strong>cir, se trataesta última <strong>de</strong> una norma posterior que habría,por tanto, modificado parcialmente la regulacióncontenida en el artículo 60 <strong>de</strong> la precitadacodificación.En esas condiciones, en cuanto el ad quemotorgó al procesado (.....) la con<strong>de</strong>na <strong>de</strong>ejecución condicional, la conclusión que seimpondría sería la <strong>de</strong> afirmar que en su caso nohabía lugar a irrogarle separación absoluta <strong>de</strong>lcargo sino sólo temporal.Es este punto, pertinente resulta acotar que laSala no comparte la distinción efectuada por elMinisterio Público cuando sostiene que el artículo68 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000 está llamado aaplicarse solamente en el ámbito disciplinario,mas no en el régimen penal, pues si dichadisposición contempla que en caso <strong>de</strong>conce<strong>de</strong>rse el subrogado <strong>de</strong> la con<strong>de</strong>na <strong>de</strong>ejecución condicional la separación <strong>de</strong>l cargoserá <strong>de</strong> carácter temporal, no se remite a dudaque ese precepto está llamado a operar en elámbito penal, por cuanto con fundamento en esanorma el juez castrense no pue<strong>de</strong> imponer laseparación absoluta <strong>de</strong>l cargo, lo cual significaque el con<strong>de</strong>nado tiene <strong>de</strong>recho a retornar almismo una vez transcurra el término <strong>de</strong>terminadopara la pena privativa <strong>de</strong> la libertad.4. El Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000 fue expedido por elGobierno Nacional en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> las faculta<strong>de</strong>sextraordinarias que le confirió la Ley 578 <strong>de</strong> 2000.Se trata entonces <strong>de</strong> un Decreto con fuerza <strong>de</strong>ley que tiene la misma jerarquía <strong>de</strong>l Decreto 522<strong>de</strong> 1999 o Código Penal Militar.No obstante, por su carácter extraordinario, elDecreto 1791 <strong>de</strong> 2000 solamente podía ocuparse<strong>de</strong> las materias para las cuales la Ley 578 <strong>de</strong>lmismo año autorizó legislar al Gobierno Nacional.Esas materias quedaron <strong>de</strong>terminadas en elartículo 1º <strong>de</strong> la ley <strong>de</strong> faculta<strong>de</strong>s y tocabanbásicamente con normas <strong>de</strong> carrera, régimendisciplinario y estructura <strong>de</strong>l sistema <strong>de</strong> salud <strong>de</strong>las Fuerzas Militares y Policía Nacional, así comocon el estatuto <strong>de</strong>l personal civil <strong>de</strong>l Ministerio <strong>de</strong>Defensa y la Policía Nacional. El contenidooriginal <strong>de</strong>l mencionado artículo 1º era elsiguiente:"Artículo 1. De conformidad con el numeral 10 <strong>de</strong>lartículo 150 <strong>de</strong> la Constitución Política, revísteseal Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República <strong>de</strong> precisasfaculta<strong>de</strong>s extraordinarias, hasta por el término<strong>de</strong> seis (6) meses, contados a partir <strong>de</strong> lapromulgación <strong>de</strong> la presente ley, para expedir lasnormas <strong>de</strong> carrera, los reglamentos <strong>de</strong> régimendisciplinario y <strong>de</strong> evaluación <strong>de</strong> los oficiales ysuboficiales <strong>de</strong> las Fuerzas Militares; elreglamento <strong>de</strong> aptitud psicofísica, incapacida<strong>de</strong>s,invali<strong>de</strong>ces e in<strong>de</strong>mnizaciones <strong>de</strong> las FuerzasMilitares y <strong>de</strong> la Policía Nacional y el régimen <strong>de</strong>carrera y/o estatuto <strong>de</strong>l soldado profesional asícomo el reglamento <strong>de</strong> disciplina y ética para laPolicía Nacional, el reglamento <strong>de</strong> evaluación yclasificación para el personal <strong>de</strong> la PolicíaNacional, las normas <strong>de</strong> carrera <strong>de</strong>l personal <strong>de</strong>oficial y suboficiales <strong>de</strong> la Policía Nacional, lasnormas <strong>de</strong> carrera profesional <strong>de</strong>l nivel ejecutivo<strong>de</strong> la Policía Nacional, los estatutos <strong>de</strong>l personalcivil <strong>de</strong>l Ministerio <strong>de</strong> Defensa y la PolicíaNacional; la estructura <strong>de</strong>l sistema <strong>de</strong> salud <strong>de</strong>las Fuerzas Militares y <strong>de</strong> la Policía Nacional y sedictan otras disposiciones".El artículo 2º <strong>de</strong> la Ley 578 <strong>de</strong> 2000 <strong>de</strong>limitó aúnmás el campo <strong>de</strong> acción <strong>de</strong>l Ejecutivo frente a lasfaculta<strong>de</strong>s extraordinarias allí conferidas alseñalar <strong>de</strong> manera expresa algunos <strong>de</strong> losDecretos que podían ser <strong>de</strong>rogados, modificadoso adicionados en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> tales faculta<strong>de</strong>s.La norma <strong>de</strong>cía así:"Artículo 2. En <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> las faculta<strong>de</strong>sextraordinarias contempladas en el artículoanterior el Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República podrá<strong>de</strong>rogar, modificar o adicionar entre otros lossiguientes <strong>de</strong>cretos: 1211/90, 85/89, 1253/88,94/89, 2584/93, 575/95, 354/94, 572/95, 1214/90,41/94, 574/95, 262/94, 132/95, 352/97, 353/94 ylas <strong>de</strong>más normas relacionadas con la materia".35___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>En la sentencia C-1493 <strong>de</strong> 2000 la <strong>Corte</strong>Constitucional revisó la exequibilidad <strong>de</strong> lasnormas antes transcritas, concluyendo que losapartes subrayados no cumplían la exigencia <strong>de</strong>precisión contemplada en el numeral 10 <strong>de</strong>lartículo 150 <strong>de</strong> la Constitución Política cuando setrata <strong>de</strong>l otorgamiento al Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> laRepública <strong>de</strong> faculta<strong>de</strong>s para legislar <strong>de</strong> maneraextraordinaria, razón por la cual retiró esosfragmentos <strong>de</strong>l or<strong>de</strong>namiento jurídico. En esesentido, la alta Corporación en cita <strong>de</strong>terminó queel Ejecutivo solamente podía modificar, adicionaro <strong>de</strong>rogar en ejercicio <strong>de</strong> las faculta<strong>de</strong>sconferidas en la Ley 578 <strong>de</strong> 2000 los Decretosexpresamente enunciados en su artículo 2º. Alrespecto señaló:"La finalidad <strong>de</strong>l requisito <strong>de</strong> precisión en la<strong>de</strong>scripción <strong>de</strong> las materias o asuntos materia <strong>de</strong>faculta<strong>de</strong>s es evitar posibles abusos o excesosen su ejercicio y, por en<strong>de</strong>, crear inseguridadjurídica, pues si el Congreso no fija límites alconce<strong>de</strong>rlas éstas pue<strong>de</strong>n ser utilizadas en formaarbitraria y <strong>de</strong>sbordada, lo que como ya se haanotado, repercute dañinamente en las normasasí adoptadas. Las expresiones "entre otros" y "ylas <strong>de</strong>más normas relacionadas con la materia"serán <strong>de</strong>claradas inconstitucionales por cuantoconvierten las atribuciones dadas en vagas eimprecisas, lesionando <strong>de</strong> esta manera el artículo150-10 <strong>de</strong> la Carta. Los <strong>de</strong>cretos que elPresi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República podía modificar,adicionar o <strong>de</strong>rogar, <strong>de</strong> conformidad con elartículo 2 acusado, no son otros que losexpresamente enumerados en tal disposición. Nose olvi<strong>de</strong> que en este campo no se admiten lasfaculta<strong>de</strong>s implícitas" (subraya la Sala).Por lo anterior, cuando se pronunció en lasentencia C-253 <strong>de</strong> 2003 sobre la exequibilidad<strong>de</strong>l artículo 95 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000, en elcual se reguló su vigencia y las normas<strong>de</strong>rogadas por esa disposición con fuerza <strong>de</strong> ley,la guardiana <strong>de</strong> la integridad y supremacía <strong>de</strong> laCarta <strong>de</strong>claró inconstitucional la mención <strong>de</strong>lDecreto 573 <strong>de</strong> 1995, al observar que esanormativa no estaba incluida expresamente en elartículo 2º <strong>de</strong> la Ley 578 <strong>de</strong> 2000. En efecto, elartículo 95 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000originalmente <strong>de</strong>cía:"ARTICULO 95. VIGENCIA. El presente Decretorige a partir <strong>de</strong> la fecha <strong>de</strong> su publicación y<strong>de</strong>roga los Decretos 041 <strong>de</strong> 1994, con excepción<strong>de</strong> lo dispuesto en el artículo 115, relacionadocon los Títulos IV, VI y IX y los artículos 204, 205,206, 210, 211, 213, 214, 215, 220, 221 y 227 <strong>de</strong>lDecreto 1212 <strong>de</strong> 1990; 262 <strong>de</strong> 1994 conexcepción <strong>de</strong> lo dispuesto en el artículo 47,relacionado con los Títulos III, IV y VII y losartículos 162, 163, 164, 168, 169, 171, 172, 173 y174 <strong>de</strong>l Decreto 1213 <strong>de</strong> 1990; 132, 573 y 574 <strong>de</strong>1995 y <strong>de</strong>más normas que le sean contrarias".En la sentencia C-253 <strong>de</strong> 2003 la <strong>Corte</strong>Constitucional insistió en que los únicos Decretosque el Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República podíamodificar, adicionar o <strong>de</strong>rogar eran losexpresamente referidos en el artículo 2º <strong>de</strong> la Ley578 <strong>de</strong> 2000. Sobre el particular expresó:"En efecto, como se advirtió, la <strong>Corte</strong> mediante laSentencia C-1493 <strong>de</strong> 2000 <strong>de</strong>claró lainexequibilidad <strong>de</strong> las expresiones "entre otros" y"y las <strong>de</strong>más normas relacionadas con lamateria", <strong>de</strong>l artículo 2º <strong>de</strong> la Ley 578 <strong>de</strong> 2000,por adolecer <strong>de</strong> la precisión <strong>de</strong> que <strong>de</strong>ben gozarlas faculta<strong>de</strong>s extraordinarias que confiere ellegislador al Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República,quedando como única posibilidad para ejercerlas,el restringirse a la modificación, adición o<strong>de</strong>rogación <strong>de</strong> los <strong>de</strong>cretos expresamentemencionados en dicha norma, esto es, los<strong>de</strong>cretos 1211/90, 85/89, 1253/88, 94/89,2584/93, 575/95, 354/94, 572/95, 1214/90, 41/94,574/95, 262/94, 132/95, 352/97, 353/94.Pues bien, mutatis mutandi resulta obligadoconcluir que el Gobierno Nacional, igualmente,<strong>de</strong>sbordó las faculta<strong>de</strong>s conferidas por la Ley 578<strong>de</strong> 2000 al entrar a modificar el artículo 60 <strong>de</strong>lCódigo Penal Militar, pues el Decreto 522 <strong>de</strong>1999 mediante el cual se expidió esa codificaciónno está incluido en el listado enunciadoexpresamente en el artículo 2º <strong>de</strong> la ley <strong>de</strong>faculta<strong>de</strong>s, surgiendo así claramenteinconstitucional el inciso primero <strong>de</strong>l artículo 68<strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000, en cuanto allíestableció una excepción adicional al mandatocontenido en el precitado artículo 60 <strong>de</strong>l Decreto522 <strong>de</strong> 1999, en el sentido <strong>de</strong> que la imposición<strong>de</strong> la pena <strong>de</strong> prisión por <strong>de</strong>lito doloso implica laaccesoria <strong>de</strong> separación absoluta <strong>de</strong>l cargo.Es <strong>de</strong> anotar que la <strong>Corte</strong> Constitucional en lasentencia C-253 <strong>de</strong> 2003 no <strong>de</strong>claró lainexequibilidad <strong>de</strong> la expresión "y <strong>de</strong>más normasque le sean contrarias" incluida en la parte final<strong>de</strong>l artículo 95 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000, comoequivocadamente lo sostiene el ProcuradorDelegado, pues contrariamente, avaló suconformidad con la Carta Política. Sin embargo,esa situación en nada modifica el criterio <strong>de</strong> laSala, porque tanto en la sentencia C-1193 <strong>de</strong>2000 como en la antes citada quedó claro que lasfaculta<strong>de</strong>s extraordinarias conferidas alPresi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República solamentecomprendían la modificación, adición y<strong>de</strong>rogación <strong>de</strong> los Decretos expresamentemencionados en el artículo 2º <strong>de</strong> la Ley 578 <strong>de</strong>2000.A la anterior conclusión conduce también elexamen <strong>de</strong> las materias sobre las cuales, <strong>de</strong>acuerdo con el numeral 1º <strong>de</strong> la ley última citada,recayeron las faculta<strong>de</strong>s legislativas, pues allípara nada se menciona la posibilidad <strong>de</strong>modificar normas propias <strong>de</strong>l Código Penal Militarcomo lo son aquellas referidas a la naturaleza ytemporalidad <strong>de</strong> las penas accesorias imponiblesen caso <strong>de</strong> la comisión <strong>de</strong> <strong>de</strong>litos por parte <strong>de</strong>miembros <strong>de</strong> la fuerza pública.36___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>El artículo 4º, inciso primero <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica establece que "En todo caso <strong>de</strong>incompatibilidad entre la Constitución y la ley uotra norma jurídica, se aplicarán las disposicionesconstitucionales". Con base en ese preceptoconstitucional esta Corporación vienesosteniendo que cualquier juez <strong>de</strong> la República,en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l control difuso <strong>de</strong>constitucionalidad, está autorizado para haceruso <strong>de</strong> la excepción <strong>de</strong> inconstitucionalidad einaplicar en cualquier tiempo aquellas normasque contraríen el or<strong>de</strong>namiento superior .Como, según lo visto, tal situación acontece en elcaso sometido a estudio, pues resulta manifiestala inconstitucionalidad <strong>de</strong>l inciso primero <strong>de</strong>lartículo 68 <strong>de</strong>l Decreto 1791 <strong>de</strong> 2000, la Sala<strong>de</strong>be inaplicarlo, lo cual implica concluir que elartículo 60 <strong>de</strong>l Código Penal Militar estáplenamente vigente y que, por tanto, el Tribunalprocedió correctamente cuando impuso a (.....) lapena accesoria <strong>de</strong> separación absoluta <strong>de</strong>l cargo.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSSentencaia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior MilitarCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: BERMUDEZ GONZALEZ, CARLOS ANDRESDELITOS: Peculado por apropiaciónPROCESO : 27779Fin37___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29310DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCATORTURA-Prohibición:Instrumentosinternacionales y legislación nacional/TORTURA-Evolución legislativa/ TORTURA-Análisis/ TESTIMONIO-Retractación: Apreciaciónprobatoria/ INDICIO-Mala justificación/ INDICIO-Contumacia/ VIOLACION INDIRECTA DE LALEY SUSTANCIAL-Falso raciocinio: Técnica encasación1. Dado que el tema en cuestión tiene que vercon la aflicción física y psicológica causadainjustamente en un interrogatorio por parte <strong>de</strong> laautoridad policial, encaminada a buscar laconfesión <strong>de</strong> un aprehendido señalado comoautor <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito, la Sala <strong>de</strong> manera preliminarabordará el estudio <strong>de</strong> la consagración eninstrumentos internacionales <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a la notortura, así como su elevación a <strong>de</strong>lito en el or<strong>de</strong>ninterno.La Declaración Universal <strong>de</strong> Derechos Humanos(1948) establece en su artículo 5° que:"Nadie será sometido a tortura ni a penas o tratoscrueles, inhumanos o <strong>de</strong>gradantes".Tal <strong>de</strong>recho se encuentra igualmente reconocidoen los artículos 7° y 10° <strong>de</strong>l Pacto Internacional<strong>de</strong> Derechos Civiles y Políticos (1966):"Nadie será sometido a torturas ni a penas otratos crueles, inhumanos o <strong>de</strong>gradantes. Enparticular, nadie será sometido sin su libreconsentimiento a experimentos médicos ocientíficos""Toda persona privada <strong>de</strong> libertad será tratadahumanamente y con el respeto <strong>de</strong>bido a ladignidad inherente al ser humano".Así mismo, en el artículo 5° <strong>de</strong> la ConvenciónAmericana sobre Derechos Humanos (1969)consagra:"Derecho a la integridad personal:"1. Toda persona tiene <strong>de</strong>recho a que se respetesu integridad física, psíquica y moral."2. Nadie <strong>de</strong>be ser sometido a torturas ni a penaso tratos crueles inhumanos o <strong>de</strong>gradantes. Todapersona privada <strong>de</strong> libertad será tratada con elrespeto <strong>de</strong>bido a la dignidad inherente al serhumano".En similares términos la proscripción <strong>de</strong> laTortura, <strong>de</strong>recho que ni en estados <strong>de</strong> excepciónpue<strong>de</strong> ser suspendido, se contempla en el ámbito<strong>de</strong>l Derecho Internacional Humanitario, como enlos Convenios <strong>de</strong> Ginebra y sus ProtocolosAdicionales (1949) y en instrumentos regionalesv,gr. el Convenio Europeo para la Protección <strong>de</strong>los Derechos Humanos y las Liberta<strong>de</strong>sFundamentales (1950), la Carta Africana <strong>de</strong>Derechos Humanos y <strong>de</strong> los Pueblos (1981), laCarta Árabe <strong>de</strong> Derechos Humanos (1994).En <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> tal consagración y con elcarácter teleológico <strong>de</strong> obligar a los gobiernos aadoptar medidas que impidan la tortura, laOrganización <strong>de</strong> las Naciones Unidas adoptó laDeclaración sobre la Protección <strong>de</strong> Todas lasPersonas contra la Tortura y Otros Tratos oPenas Crueles, Inhumanos o Degradantes (1975)y en la misma línea aprobó la Convención contrala Tortura (1984) que conmina a los Estados nosólo a adoptar medidas concretas para impedirlas aflicciones físicas o psíquicas (<strong>de</strong>recho a la notortura) sino a investigar y con<strong>de</strong>nar a losresponsables <strong>de</strong> las mismas (<strong>de</strong>lito <strong>de</strong> tortura).(1)Específicamente, en relación con la prevención<strong>de</strong> la tortura se han adoptado instrumentosrelativos a las condiciones <strong>de</strong> <strong>de</strong>tención como elConjunto <strong>de</strong> Principios para la Protección <strong>de</strong>Todas las Personas Sometidas a CualquierForma <strong>de</strong> Detención o Prisión aprobado por laAsamblea General <strong>de</strong> la ONU en 1988, en losque tratándose <strong>de</strong> casos <strong>de</strong> retención formal porparte <strong>de</strong> la autoridad y práctica <strong>de</strong> interrogatorios<strong>de</strong> un individuo como presunto responsable <strong>de</strong>una conducta <strong>de</strong>lictiva señala que:Principio 1°: "Toda persona sometida a cualquierforma <strong>de</strong> <strong>de</strong>tención o prisión será tratadahumanamente y con el respeto <strong>de</strong>bido a ladignidad inherente al ser humano.Principio 21: "1.Estará prohibido abusar <strong>de</strong> lasituación <strong>de</strong> una persona <strong>de</strong>tenida o presa paraobligarla a confesar o <strong>de</strong>clarar contra sí misma ocontra cualquier otra persona2. Ninguna persona <strong>de</strong>tenida será sometida,durante su interrogatorio, a violencia, amenazas ocualquier otro método <strong>de</strong> interrogación quemenoscabe su capacidad <strong>de</strong> <strong>de</strong>cisión y juicio".De aten<strong>de</strong>r la <strong>de</strong>finición <strong>de</strong>l Diccionario <strong>de</strong> la RealAca<strong>de</strong>mia <strong>de</strong> la Lengua Española, la tortura es el"grave dolor físico o psíquico afligido a unapersona, con métodos y utensilios diversos, conel fin <strong>de</strong> obtener <strong>de</strong> ella una confesión, o como38___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>medio <strong>de</strong> castigo", pero el artículo 1° <strong>de</strong> laConvención contra la Tortura la <strong>de</strong>fine como:"1. …todo acto por el cual se inflijaintencionadamente a una persona dolores osufrimientos graves, ya sean físicos o mentales,con el fin <strong>de</strong> obtener <strong>de</strong> ella o <strong>de</strong> un terceroinformación o una confesión, <strong>de</strong> castigarla por unacto que haya cometido, o se sospeche que hacometido, o <strong>de</strong> intimidar o coaccionar a esapersona o a otras, o por cualquier razón basadaen cualquier tipo <strong>de</strong> discriminación, cuandodichos dolores o sufrimientos sean infligidos porun funcionario público u otra persona en ejercicio<strong>de</strong> funciones públicas, a instigación suya, o consu consentimiento o aquiescencia. No seconsi<strong>de</strong>raran torturas los dolores o sufrimientosque sean consecuencia únicamente <strong>de</strong> sancioneslegítimas, o que sean inherentes o inci<strong>de</strong>ntales aéstas."2. El presente artículo se enten<strong>de</strong>rá sin perjuicio<strong>de</strong> cualquier instrumento internacional olegislación nacional que contenga o puedacontener disposiciones <strong>de</strong> mayor alcance".En este instrumento -adoptado para el or<strong>de</strong>ninterno mediante la Ley 70 <strong>de</strong> 1986-, impone alos Estados partes la obligación <strong>de</strong> que: "todoslos actos <strong>de</strong> tortura constituyan <strong>de</strong>litos conformea su legislación penal."De la misma manera, la ConvenciónInteramericana para Prevenir y Sancionar laTortura (1985) -adoptada por la Ley 409 <strong>de</strong> 1997-incluyó en la <strong>de</strong>finición <strong>de</strong> tortura el empleo <strong>de</strong>métodos que sin causar dolor físico o angustiasíquica, anulan la personalidad <strong>de</strong> la víctima odisminuyen su capacidad física o mental.Ya en el ámbito interno en la ConstituciónNacional <strong>de</strong> 1886 no estaba consagrada laproscripción <strong>de</strong> la tortura <strong>de</strong> modo expreso, perofue <strong>de</strong>sarrollado a partir <strong>de</strong>l artículo 16 quecontemplaba la finalidad <strong>de</strong> la autoridad <strong>de</strong>proteger a todas las personas en su vida, honra ybienes y 12 <strong>de</strong> la Carta Política.Como categoría <strong>de</strong>lictual se estableció en elCódigo Penal <strong>de</strong> 1980 y en sus posterioresmodificaciones como el Decreto Ley 180 <strong>de</strong> 1988y el Decreto 2266 <strong>de</strong> 1991.Con la expedición <strong>de</strong> la Constitución Política <strong>de</strong>1991 se elevó su proscripción a rango superior,(artículo 12: nadie será sometido a <strong>de</strong>sapariciónforzada, a torturas o penas crueles, inhumanos o<strong>de</strong>gradantes" y La <strong>Corte</strong> Constitucional alconfrontar la preceptiva <strong>de</strong>l Decreto-Ley 180 <strong>de</strong>1988 respecto <strong>de</strong> la Carta, en sentencia C-587 <strong>de</strong>12 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 1999 concluyó:"La tortura ha sido <strong>de</strong>finida como "acción <strong>de</strong>atormentar" es <strong>de</strong>cir, "causar molestia oaflicción", acepciones éstas que en la antigüedadse vinculaban a la finalidad específica <strong>de</strong> obteneruna confesión o infligir un castigo. Sin embargo,para el análisis <strong>de</strong>l tipo penal <strong>de</strong>finido en lanorma cuestionada, importa señalar que ésta noexige sujeto activo calificado."Por ello, como lo advierte con acierto el señorProcurador, la <strong>de</strong>finición legal no conduce ainterpretaciones que <strong>de</strong>pendan exclusivamente<strong>de</strong>l criterio apreciativo <strong>de</strong>l juzgador, lo queacontece es que está estructurada en formaamplia <strong>de</strong> tal manera que permita subsumir enella la tortura física o síquica ocasionada porcualquier medio apto para lograr el resultado,pues todos los empleados con este fin se haránpasibles <strong>de</strong> sanción preestablecida, la cual <strong>de</strong>begraduar el juez <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los límites que fija ellegislador."La entidad como <strong>de</strong>lito se mantuvo en el artículo178 <strong>de</strong>l Código Penal (Ley 599 <strong>de</strong> 2000) comocomportamiento que atenta contra el bien jurídico<strong>de</strong> la autonomía personal en los siguientestérminos:"El que inflija a una persona dolores osufrimientos físicos o síquicos con el fin <strong>de</strong>obtener <strong>de</strong> ella o <strong>de</strong> un tercero información oconfesión, <strong>de</strong> castigarla por un acto por ellacometido o que se sospeche que ha cometido o<strong>de</strong> intimidarla o coaccionarla por cualquier razónque comporte algún tipo <strong>de</strong> discriminación…".2. Relativo al juicio crítico al testimonio <strong>de</strong>lofendido hecho por los falladores, la sala advierteque analizaron pormenorizadamente sus variasapariciones procesales para <strong>de</strong>stacar que suprimera narración, dada la cercanía con laocurrencia <strong>de</strong> los hechos, ofrecía claridad <strong>de</strong> loacontecido y <strong>de</strong> la sindicación directa <strong>de</strong>lComandante <strong>de</strong> la Estación <strong>de</strong> Policía <strong>de</strong> Suba,la cual ratificó bajo juramento en la <strong>de</strong>claraciónante la Procuraduría General <strong>de</strong> la Naciónaludiendo con nombre propio al Teniente Coronel(…).También argumentativamente se <strong>de</strong>meritó sufinal retractación por cuanto no era que <strong>de</strong>manera contun<strong>de</strong>nte aseverara que el TenienteCoronel no le irrogó los daños en su cuerpo, puessolamente indicaba que dudaba que él hubieraparticipado en los hechos: "dudo <strong>de</strong> suresponsabilidad en los actos y no quiero cometerinjusticias como las que ellos hicieronconmigo…si el estuvo cuando me pegaron entrevarios no sabría <strong>de</strong>cir si estuvo o no estuvo elCoronel porque a mi me cogieron entre 15 ytodos me pegaban y pegaban…"Y si bien tal <strong>de</strong>claración generaba incertidumbre,el juzgador advirtió lo extraño que resultaba que<strong>de</strong>spués <strong>de</strong> siete meses el ofendido intentaravariar su inicial versión, cuando en sus anterioresexposiciones había sido claro, espontáneo y<strong>de</strong>tallado respecto al modo, circunstancias yautores <strong>de</strong> sus lesiones, lo que permitía <strong>de</strong>ducirque su nueva atestación era forzada, esto es, no39___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>producto <strong>de</strong> su libertad sino <strong>de</strong> la coacción ypresión que sufrió conjuntamente con sucónyuge, al punto que no volvió a suministraralgún dato relacionado con los hechos a laAdministración <strong>de</strong> Justicia, situación que lerestaba a su nueva narración cualquier po<strong>de</strong>rsuasorio:"…dicho titubeo cobra más lógica y evi<strong>de</strong>nciamanipulación malévola, cuando durante lossiguientes llamados a <strong>de</strong>clarara, tanto en lainstrucción como en la etapa <strong>de</strong> juzgamiento, enla cual personalmente esta funcionaria se percató<strong>de</strong>l temor y recelo mostrado por (..), éste se negóa ampliar su testimonio, bajo el argumento <strong>de</strong>estar amenazada su familia, allegando sobre elparticular una copia <strong>de</strong> una <strong>de</strong>nuncia formuladapor su esposa en don<strong>de</strong> narra que un díasaliendo <strong>de</strong> la Cárcel Mo<strong>de</strong>lo, fue interceptadapor tres hombres que conducían un vehículo <strong>de</strong>color rojo, dos <strong>de</strong> ellos se bajaron y a la fuerza lametieron al auto, en el trascurso con palabrassoeces la insultaron y amedrentaronmanifestándole que le dijera a su esposo que no"emproblemara" a los policías, porque sino le ibair mal a él y a su familia…"El censor también ataca la credibilidad otorgadaal Agente <strong>de</strong> Policía Javier Pérez Pérez. Noobstante, la <strong>Corte</strong> no encuentra algún <strong>de</strong>safuerointelectivo en el análisis judicial que se hizo tanto<strong>de</strong> su anotación en el libro <strong>de</strong> minuta <strong>de</strong> guardia,como en la queja que formuló como encargado<strong>de</strong> la Sala <strong>de</strong> Retenidos <strong>de</strong> la Estación <strong>de</strong> Policía<strong>de</strong> Suba y en su posterior <strong>de</strong>claración, porque<strong>de</strong>talladamente dio cuenta <strong>de</strong> los vejámenes <strong>de</strong>que fue objeto Flavio Mateus, señalando a supropio Comandante Teniente Coronel (..), y aotros oficiales como los autores <strong>de</strong> tales hechos.En efecto, en primer lugar <strong>de</strong>stacó el juzgador laactitud valerosa <strong>de</strong>l policial, quien pese a lacondición <strong>de</strong> subalterno <strong>de</strong>l Comandante en laEstación no le tembló la mano para plasmar <strong>de</strong>en el libro <strong>de</strong> minuta los pormenores <strong>de</strong>l maltratofísico a que fue sometido el capturado citando elnombre <strong>de</strong> su superior, el Teniente Coronel (..) yotros oficiales y compañeros <strong>de</strong> la instituciónpolicial. Así luego <strong>de</strong> registrar el ingreso <strong>de</strong>laprehendido a la edificación anotó:"…posteriormente fue golpeado por el señorComandante <strong>de</strong> la décima primera Estación yotros oficiales quienes le rompieron la cejaizquierda y le pusieron un tábano eléctrico endiferentes partes <strong>de</strong>l cuerpo…"Tal relato lo mantuvo en la queja que se lerecepcionó en la Oficina Permanente <strong>de</strong>Derechos Humanos <strong>de</strong> la Procuraduría General<strong>de</strong> la Nación cuando afirmó:"…inmediatamente hizo presencia el señorComandante <strong>de</strong> la Estación <strong>de</strong> Policía SeñorTeniente Coronel ZEA HERNÁNDEZ IVÁN,procediendo al golpear al sindicado con el radioportátil perteneciente a la Policía, rompiéndoleuna <strong>de</strong> las cejas y por diferentes partes <strong>de</strong>lcuerpo. Posteriormente or<strong>de</strong>nó esposarlo a unareja que queda en el ingreso a los calabozos,llegando el señor CAPITAN PEREZ MONROYCON SU CONDUCTOR Y LO COGIERON ALSINDICADO FLABIO -sic- A GOLPES EN TODOSU CUERPO, entonces yo procedí ha -sicayudarlo,cuando uno <strong>de</strong> los oficiales me sacaronpues no les gustó mi actitud y en el transcurso <strong>de</strong>unos minutos <strong>de</strong>spués, llegó nuevamente a lamisma Sala el Coronel ZEA HERNÁNDEZ peroapareció con un TABANO ELECTRICO, en sumano, este es un aparato manual y como elsindicado se encontraba ya esposado con lasmanos atrás, lo subió a la escalera que va <strong>de</strong>lprimer al segundo piso como en el <strong>de</strong>scanso <strong>de</strong>estas y la bajó la ropa interior poniéndole elaparato eléctrico prendido a sus testículos, hastaque el casi se <strong>de</strong>smaya e hizo <strong>de</strong>l cuerpo, peroantes <strong>de</strong> esto el señor Coronel me or<strong>de</strong>nó metera todos los retenidos a sus celdas…<strong>de</strong> todasformas los gritos <strong>de</strong>l torturado eranimpresionantes y se oía, también le puso eltábano o aparato eléctrico en la cabezaenvolviéndosela con una toalla mojada…"(Mayúsculas integradas al texto).Y aunque el impugnante preten<strong>de</strong> minar lafiabilidad <strong>de</strong>l testigo al <strong>de</strong>cir que era sospechosopor su interés en perjudicar al procesado dadoslos enfrentamientos con su Comandante y convarios compañeros, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que era"habladorcito y díscolo", el juzgador <strong>de</strong> maneraracional también sopesó tal aspecto y le restóentidad en relación con la objetividad <strong>de</strong>latestante toda vez que obraba la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong>lInten<strong>de</strong>nte Luis Fernando Cortés Ortiz en elsentido contrario, esto es, que Pérez no eraproblemático y que no le constaba que fuera"habladorcito".Igualmente, se le otorgó credibildad por guardarverosimilitud con los lugares <strong>de</strong> la edificaciónpolicial (escaleras, Sala <strong>de</strong> Retenidos, oficina,etc.), referidos por la víctima en los que fue objeto<strong>de</strong> los abominables maltratos físicos, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>su <strong>de</strong>snu<strong>de</strong>z para aplicarle en sus partes íntimaschoques eléctricos.Por último, obra también la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong>l oficial<strong>de</strong> la Policía Juan Carlos Arévalo Rodríguez,quien realizó la aprehensión <strong>de</strong> Flavio Mateus,resaltando que para la misma no ejerció algúntipo <strong>de</strong> violencia, que tuvo que <strong>de</strong>jar al retenidoen la Estación por aten<strong>de</strong>r una citación en lafiscalía y que luego se enteró <strong>de</strong> las lesiones quese le causaron por lo cual <strong>de</strong>jó constancia <strong>de</strong> elloante la propia fiscalía que le recepcionó laindagatoria al capturado.De otro lado, la crítica que el <strong>de</strong>mandante fundaen el valor probatorio otorgado al dictamenmédico legal practicado al ofendido, porque allíno se anotó el mecanismo que causó laslesiones, se advierte la vacuidad <strong>de</strong> la misma por40___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>cuanto la experticia estableció que las heridasfueron causadas por mecanismo contun<strong>de</strong>nte yfísico, por lo tanto, no requería la precisión <strong>de</strong>linstrumento utilizado.Es que a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> los golpes evi<strong>de</strong>nciados en elcuerpo <strong>de</strong> Flavio Mateus, registrados también alescucharlo en indagatoria, se advertían variospuntos rojos en el mismo los cuales guardabancorrespon<strong>de</strong>ncia con el instrumento utilizado: untábano o picana eléctrica que precisamente por elchoque eléctrico produce coloración en la piel, amás <strong>de</strong>l dolor, contracción y espasmosmusculares, confusión metal, pérdida <strong>de</strong>l control<strong>de</strong> esfínteres hasta shock, agravios yconsecuencias que coinci<strong>de</strong>n con el relato <strong>de</strong> lavíctima y <strong>de</strong>l Policial Pérez, no sólo por susquejidos, sino por la pérdida <strong>de</strong>l control <strong>de</strong> susesfínteres y el <strong>de</strong>smayo que sufrió.3. Inclusive, en contra <strong>de</strong>l enjuiciado se tuvieronen cuenta los indicios <strong>de</strong> mala justificacióncuando el juzgador acudió al principio lógico <strong>de</strong>que: "quien no da una explicación coherente <strong>de</strong>su actuar, es porque la realidad <strong>de</strong> lo sucedido nole favorece" así como el <strong>de</strong> contumacia, porque apesar <strong>de</strong> que tuvo conocimiento que en su contrase a<strong>de</strong>lantaba investigación penal por los hechosocurridos el 8 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2002, en la Estación<strong>de</strong> Policía que comandaba, por la cual se le habíalibrado or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> captura, evadió por variosmeses la actuación <strong>de</strong> la autoridad judicial, alpunto que fue vinculado como persona ausente,aspectos que no se compa<strong>de</strong>cían ni con sucalidad <strong>de</strong> miembro <strong>de</strong> la policía, ni menos con elrango que ostentaba.4. En este or<strong>de</strong>n, el libelista olvida que si se trata<strong>de</strong> <strong>de</strong>mostrar errores fácticos en torno a laspruebas, acor<strong>de</strong> con el <strong>de</strong>sarrollo completo <strong>de</strong>lcargo es menester <strong>de</strong>squiciar todos y cada uno<strong>de</strong> los fundamentos probatorios <strong>de</strong> la sentencia,porque basta que se mantenga uno sólo <strong>de</strong> elloscon suficiente contun<strong>de</strong>ncia para que el sentido<strong>de</strong> la <strong>de</strong>cisión conserve su doble presunción <strong>de</strong>acierto y legalidad.____________________________________1-Vale la pena resaltar que también se han creado losTribunales Penales Internacionales, como los Ruanday ex Yugoeslavia, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>l Estatuto <strong>de</strong> Roma <strong>de</strong> la<strong>Corte</strong> Penal Internacional (1988) para el procesamiento<strong>de</strong> personas acusadas <strong>de</strong> crímenes <strong>de</strong> lesa humanidado genocidio o crímenes <strong>de</strong> guerra (la tortura se incluyeen estos últimos).MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCASentencia CasaciónFECHA : 08/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: MonteríaPROCESADO: ZEA HERNANDEZ, IVAN DARIODELITOS: Lesiones personales, TorturaPROCESO : 29310Fin41___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30659DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZHABEAS CORPUS-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia/ HABEAS CORPUS-Libertad provisional: Se discute en el respectivoproceso1. El suscrito Magistrado es competente paraconocer en segunda instancia <strong>de</strong> la impugnacióninterpuesta contra la <strong>de</strong>cisión a través <strong>de</strong> la cualse negó por improce<strong>de</strong>nte la solicitud <strong>de</strong> habeascorpus presentada por (.....) en protección <strong>de</strong> lalibertad personal <strong>de</strong>l señor (.....), <strong>de</strong> acuerdo conlo señalado por el numeral 2º <strong>de</strong>l artículo 7º <strong>de</strong> laLey 1095 <strong>de</strong> 2006 que dispone que "cuando elsuperior jerárquico sea un juez plural, el recursoserá sustanciado y fallado integralmente por uno<strong>de</strong> los magistrados integrantes <strong>de</strong> la Corporación,sin requerir la aprobación <strong>de</strong> la sala o secciónrespectiva. Cada uno <strong>de</strong> los integrantes <strong>de</strong> laCorporación se tendrá como juez individual".2. Sin que se conozca el motivo <strong>de</strong> inconformidadque condujo a la accionante a interponer elrecurso <strong>de</strong> apelación, pero luego <strong>de</strong> revisar losextremos procesales y sustanciales <strong>de</strong> la acción<strong>de</strong> habeas corpus, se concluye que la <strong>de</strong>cisiónobjeto <strong>de</strong> la alzada se ajusta a las normas <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> Procedimiento Penal, por lo que habrá<strong>de</strong> ser confirmada; no solo porque no seencuentra ninguna vulneración al <strong>de</strong>recho a lalibertad personal <strong>de</strong> (.....), sino porque a<strong>de</strong>más,la supuesta tardanza en la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l recurso<strong>de</strong> apelación <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong> acusación, noes, por sí sola, causal para que prospere laacción constitucional, como preten<strong>de</strong> laaccionante.Resulta claro, tal y como se afirma en la <strong>de</strong>cisiónapelada, producto <strong>de</strong> la inspección realizada porel a quo, que el señor (.....) se encuentra <strong>de</strong>biday legalmente vinculado a un proceso penal, queestá afectado con medida <strong>de</strong> aseguramiento <strong>de</strong><strong>de</strong>tención preventiva, y que su acusación fueconfirmada en tiempo por la segunda instanciaencargada <strong>de</strong> surtir el trámite, <strong>de</strong>cisión que le fuenotificada el pasado 30 <strong>de</strong> septiembre; todo locual conduce a concluir que no ha sido capturadoilegalmente, ni la privación <strong>de</strong> su libertad se haprolongado <strong>de</strong> manera ilegal; por lo que no seacreditan los presupuestos <strong>de</strong> la ley para laprosperidad <strong>de</strong> esta acción constitucional.El proceso penal que se sigue contra (.....) seencuentra a la espera <strong>de</strong> que se levante el parojudicial para ser enviado al juzgado respectivo aefectos <strong>de</strong> que se a<strong>de</strong>lante el correspondientetrámite <strong>de</strong>l juicio, por lo que es al interior <strong>de</strong> dichoproceso don<strong>de</strong> <strong>de</strong>be discutirse cualquier solicitud<strong>de</strong> libertad originada en las causalestaxativamente previstas para el efecto por la leyprocesal penal, sin que pueda acudirse almecanismo <strong>de</strong> la acción constitucional <strong>de</strong> habeascorpus para <strong>de</strong>splazar la competencia que endicha materia tienen las autorida<strong>de</strong>s judicialescompetentes.3. En conclusión la acción <strong>de</strong> habeas corpus noes el mecanismo para discutir sobre la libertad<strong>de</strong>l procesado que no ha sido planteada al interior<strong>de</strong>l proceso, y el juez constitucional no pue<strong>de</strong><strong>de</strong>splazar sin más, a la autoridad judicial queconoce <strong>de</strong> la actuación, a menos que se hayaverificado una vulneración <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a lalibertad personal, lo cual no acontece con (.....)en el proceso por el que se le acusó. porhomicidio agravado y porte ilegal <strong>de</strong> armas.MAGISTRADO PONENTE:DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZHabeas CorpusFECHA : 09/10/<strong>2008</strong>DECISION: Confirma Decisión ImpugnadaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: SincelejoPROCESADO: SALAZAR OVIEDO, RICARDODELITOS: Homicidio agravado, Fabric. y tráf. <strong>de</strong> armas fuego <strong>de</strong><strong>de</strong>f. personalPROCESO : 30659Fin42___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29523DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZACCION DE REVISION-Cuando la sentenciacon<strong>de</strong>natoria se profirió en proceso que no podíainiciarse o proseguirse: No se pue<strong>de</strong> alegarcuando lo alegado no tuvo ocurrencia/PRESCRIPCION-Servidor público: Término atener en cuenta1. La acción promovida se sustenta en la causalsegunda, que autoriza la apertura a trámite <strong>de</strong>ljuicio rescin<strong>de</strong>nte cuando se haya dictadosentencia con<strong>de</strong>natoria o se haya impuestomedida <strong>de</strong> seguridad, en proceso que no podíainiciarse o proseguirse por prescripción <strong>de</strong> laacción, por falta <strong>de</strong> querella o peticiónválidamente formulada, o por cualquier otracausa <strong>de</strong> extinción <strong>de</strong> la acción penal.La <strong>Corte</strong> ha sido insistente en sostener quecuando se plantea esta causal <strong>de</strong> revisión, esindispensable, para la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la acción,que la hipótesis que se aduce en su apoyo surjanítida <strong>de</strong> la confrontación <strong>de</strong> la realidad fácticoprocesal con la normatividad legal, <strong>de</strong> suerte que,ab initio, la sentencia revele un contenido injusto,que requiera <strong>de</strong> la intervención <strong>de</strong>l juez <strong>de</strong>revisión para su enmienda.Esta exigencia, <strong>de</strong>riva <strong>de</strong> dos consi<strong>de</strong>raciones, (i)el carácter excepcional <strong>de</strong> la acción <strong>de</strong> revisión,que hace que sólo sea proce<strong>de</strong>nte su apertura atrámite en casos <strong>de</strong> evi<strong>de</strong>nte injusticia <strong>de</strong> la<strong>de</strong>cisión, y (ii) la naturaleza objetiva <strong>de</strong> lashipótesis contempladas en la causal, que repelecualquier consi<strong>de</strong>ración <strong>de</strong> or<strong>de</strong>n subjetivo, y queexige, para su admisión, que la eventualidad quese plantea fluya nítida <strong>de</strong> la simple confrontación<strong>de</strong> los supuestos fácticos con los normativos.Estas condiciones <strong>de</strong> admisibilidad no concurrenen el caso que es objeto <strong>de</strong> estudio. El<strong>de</strong>mandante argumenta que la acción penalprescribió antes <strong>de</strong> que la <strong>Corte</strong> dictara el fallo <strong>de</strong>casación, pero esta conclusión ha hace <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>r<strong>de</strong> un cambio <strong>de</strong> criterio <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> sobre eltérmino mínimo <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción enlos <strong>de</strong>litos con sujeto activo calificado, que no seha dado, sino que espera que se produzca en elcurso <strong>de</strong>l juicio rescin<strong>de</strong>nte.2. La <strong>Corte</strong>, como es sabido, ha venidososteniendo, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> hace ya un buen tiempo, queel término prescriptivo <strong>de</strong> la acción en los <strong>de</strong>litoscometidos por servidor público en ejercicio <strong>de</strong> susfunciones, o <strong>de</strong> su cargo, o por razón <strong>de</strong> ellos, nopue<strong>de</strong> ser, en ningún caso, menor <strong>de</strong> seis (6)años y ocho (8) meses. El actor, por su parte, es<strong>de</strong>l criterio que este término, en <strong>de</strong>terminadossituaciones, como por ejemplo la <strong>de</strong>l caso enestudio, es <strong>de</strong> cinco (5) años.En síntesis, el <strong>de</strong>mandante preten<strong>de</strong> que la <strong>Corte</strong>se ocupe en se<strong>de</strong> <strong>de</strong> revisión <strong>de</strong> reexaminar elcriterio doctrinal actual sobre la forma comoconsi<strong>de</strong>ra que <strong>de</strong>ben ser contabilizados lostérminos prescriptivos en esta clase <strong>de</strong> <strong>de</strong>litos,con el fin <strong>de</strong> que acoja la tesis que él propone, yque con fundamento en esta nueva postura<strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> <strong>de</strong>clare que la acción penal sehallaba prescrita cuando se dictó el fallo <strong>de</strong>casación.Esta pretensión resulta inaceptable, porque ense<strong>de</strong> <strong>de</strong> revisión el supuesto fáctico queestructura la causal <strong>de</strong>be preexistir al momento<strong>de</strong> la iniciación <strong>de</strong> la acción, lo cual resultacomprensible si se tiene en cuenta que la revisiónno es un recurso, ni una prolongación <strong>de</strong>lproceso, don<strong>de</strong> sea dable proponerreelaboraciones o reconsi<strong>de</strong>raciones <strong>de</strong> or<strong>de</strong>nprobatorio o jurídico, propios <strong>de</strong> las instancias. Yen el presente caso es claro que el motivo en elcual la acción se hace realmente <strong>de</strong>scansar(cambio <strong>de</strong> jurispru<strong>de</strong>ncia) no existe, sino que seespera que exista.Aunque esto, <strong>de</strong> suyo, torna la <strong>de</strong>mandaformalmente inepta para buscar la rescisión <strong>de</strong>lfallo, por falta <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong> la causal, esimportante precisar que la pretensión <strong>de</strong>laccionante <strong>de</strong> que la <strong>Corte</strong> varíe su criterio<strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> en torno al término prescriptivo <strong>de</strong>los <strong>de</strong>litos cometidos por servidores públicos enejercicio <strong>de</strong> sus funciones, o <strong>de</strong> su cargo, o conocasión <strong>de</strong> ellos, tampoco encuentra sustentolegal, por lo que la <strong>de</strong>manda, mirada <strong>de</strong>s<strong>de</strong> unaperspectiva material, tampoco sería apta para losfines que se propone.La normatividad penal establece un término <strong>de</strong>prescripción ordinario para la generalidad <strong>de</strong> los<strong>de</strong>litos, que se hace <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>r <strong>de</strong>l máximo <strong>de</strong>pena privativa <strong>de</strong> la libertad previsto para elcorrespondiente ilícito, el cual le sirve <strong>de</strong> simplereferente, siendo absolutamente clara en señalarque en ningún caso el tiempo <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong>la acción, en la instrucción o en el juicio, pue<strong>de</strong>ser inferior <strong>de</strong> cinco años. (1)El artículo 83 ejus<strong>de</strong>m, en su inciso quinto,agrega que "al servidor público que en ejercicio43___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong><strong>de</strong> sus funciones, <strong>de</strong> su cargo o con ocasión <strong>de</strong>ellos realice una conducta punible o participe enella, el término <strong>de</strong> prescripción se aumentará enuna tercera parte". Esto significa que el juzgador<strong>de</strong>be establecer primero el término ordinario <strong>de</strong>prescripción para el <strong>de</strong>lito por el que se juzga,según la etapa procesal en la que se encuentre, ycumplido este ejercicio, aplicar el incremento <strong>de</strong>la tercera parte.Si el término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción penalpara el <strong>de</strong>lito por el que se proce<strong>de</strong> es porejemplo el mínimo, es <strong>de</strong>cir, cinco (5) años, essobre este monto que <strong>de</strong>be aplicarse elincremento, trátese <strong>de</strong> la fase <strong>de</strong> la instrucción o<strong>de</strong>l juicio, porque el aumento, <strong>de</strong> acuerdo con lodispuesto en la norma, <strong>de</strong>be aplicarse sobre eltérmino <strong>de</strong> prescripción, y éste, en ningún caso,pue<strong>de</strong> ser inferior <strong>de</strong> cinco (5) años.Esta interpretación no sólo consulta el texto <strong>de</strong> ladisposición, sino su razón histórica, fundada en lanecesidad <strong>de</strong> que el término extintivo <strong>de</strong> la acciónpenal por el transcurso <strong>de</strong>l tiempo respecto <strong>de</strong> los<strong>de</strong>litos cometidos por funcionarios públicos enejercicio <strong>de</strong> sus funciones, o <strong>de</strong> su cargo, o porrazón <strong>de</strong> ellos, fuese mayor <strong>de</strong>l previsto para lageneralidad <strong>de</strong> los <strong>de</strong>litos, ante las dificulta<strong>de</strong>sque <strong>de</strong> ordinario presentaban su investigación yjuzgamiento.Si se acogiera el método <strong>de</strong> aplicación <strong>de</strong>lincremento propuesto por el accionante, sellegaría al contrasentido <strong>de</strong> que el término mínimo<strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción penal para los <strong>de</strong>litoscometidos por servidores públicos en ejercicio <strong>de</strong>sus funciones, o <strong>de</strong> su cargo o con ocasión <strong>de</strong>ellos, sería el mismo que la normatividad prevépara los partícipes que no tienen dicha condición,y para los <strong>de</strong>litos sin sujeto activo calificado quetienen un término <strong>de</strong> prescripción mínimo <strong>de</strong>cinco años, lo cual quebranta la teleología <strong>de</strong>lprecepto.______________________________________1-Artículos 83 y 86 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000MAGISTRADO PONENTE:DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZAcción <strong>de</strong> RevisiónFECHA : 15/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite la DemandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: GARCIA RUIZ, FABIOLADELITOS: Peculado culposo, Peculado por apropiaciónPROCESO : 29523Fin44___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28734DR. ALFREDO GOMEZ QUINTERODEMANDA DE CASACION-Es antitécnicacuando se reduce a un alegato <strong>de</strong> instancia/DEMANDA DE CASACION-Fundamentos lógicosy <strong>de</strong>bida argumentación/ DEMANDA DECASACION-Indicio/ INDICIO-Técnica encasación/ VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/ MOVIL-Inci<strong>de</strong>ncia en la valoración probatoria/ PRUEBA-Móvil: Valoración/ INDICIO-Apreciación1. Sólo en apariencia el actor enunció con aciertola causal invocada en el propósito <strong>de</strong> <strong>de</strong>rruir elfallo atacado, haciendo expresa e inequívocaalusión a la vía indirecta <strong>de</strong> violación a la leysustancial, a través <strong>de</strong> las dos censuras queadujo originadas en pretendidos errores <strong>de</strong> hechopor falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad, pues en estrictosentido dicho postulado resulta en forma absolutaincompatible con los argumentos que procuranenseguida justificarlo, máxime cuando alreconocer que la sentencia se edificó -<strong>de</strong> maneraprocesalmente contun<strong>de</strong>nte-, en pruebaindiciaria, no supo abordar su ataque <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>lmarco previamente anunciado, abandonando enla inmensa mayoría <strong>de</strong>l recurrente alegato susbásicas premisas, para concluir en un típicoescrito signado por una controversia probatoriasesgada, una crítica simplista al <strong>de</strong>tenido y muybien logrado análisis <strong>de</strong> la prueba que tanto enprimera como en segunda instancia se consolidó,incurriendo en un parcializado e incompletoestudio <strong>de</strong> los elementos <strong>de</strong> convicción allegadosy <strong>de</strong> la impecable construcción inferencial quesoportó la <strong>de</strong>cisión impugnada, evi<strong>de</strong>nciando conello un reduccionismo censurable por confundir lacasación con una tercera instancia bajo elimplícito pretexto <strong>de</strong> revivir un <strong>de</strong>bateabsolutamente inviable ante esta se<strong>de</strong>, todo locual, como no podría ser <strong>de</strong> manera distintaimpone a la Sala anticipar la <strong>de</strong>sestimación <strong>de</strong> losdos reproches aducidos.2. Cuando se exige en casación que el actorajuste metodológicamente la composición <strong>de</strong> lastachas que hace al fallo recurrido a la causal queaduce y que consecuentemente las <strong>de</strong>sarrolleacor<strong>de</strong> con los supuestos que le son inherentes,no se está exaltando la técnica ortodoxa <strong>de</strong> laimpugnación extraordinaria, sino la seriedadimpuesta a un razonamiento en don<strong>de</strong> losplanteamientos que propen<strong>de</strong>n por la realización<strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho material, el respeto <strong>de</strong> las garantías<strong>de</strong> los intervinientes y la reparación <strong>de</strong> losagravios, comporten un <strong>de</strong>sarrollo lógico queposibilite abordar una sentencia con la seriedadque dicha teleología casacional ha contemplado yno la simple apariencia <strong>de</strong> su cumplimiento paraacce<strong>de</strong>r sin expectativas jurídicamente seriasante la <strong>Corte</strong>.3. Atacar la prueba indiciaria, como por lustros loha <strong>de</strong>stacado la doctrina <strong>de</strong> la Sala exige al<strong>de</strong>mandante -si la impugnación está orientada a<strong>de</strong>mostrar que el sentenciador tergiversó elfundamento <strong>de</strong>l indicio, esto es la prueba en queel mismo es construido-, evi<strong>de</strong>nciar en quéaspectos el juez ha distorsionado el contenidomaterial <strong>de</strong> la prueba, extrayendo por tal <strong>de</strong>fectoconclusiones erradas. Pero si por el contrario elvicio proviene <strong>de</strong> faltar a alguno <strong>de</strong> los principioslógicos, científicos o <strong>de</strong> la experiencia, comocaracterizadores <strong>de</strong> la sana crítica, al momento<strong>de</strong> establecer sus conclusiones, precisamenteesto es lo que correspon<strong>de</strong> al actor <strong>de</strong>mostrar.4. En efecto, comenzó el libelista por transcribiren prácticamente su integridad lasconsi<strong>de</strong>raciones <strong>de</strong>l Tribunal en or<strong>de</strong>n a ratificarla sentencia a quo, para enseguida postularsendos ataques al fallo que todo cuanto expresanes un análisis <strong>de</strong> los elementos <strong>de</strong> persuasiónaportados en la investigación <strong>de</strong>s<strong>de</strong> laperspectiva interesada a su <strong>de</strong>fendida.El primero acusa falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad y estáreferido al testimonio rendido por (.....), respecto<strong>de</strong>l cual no es que el actor reclame que fuefalseado en su contenido material, esto es,distorsionado en su expresión fáctica, sino que<strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong> su valoración se opone a queresulte "prueba alguna en contra <strong>de</strong> (.....)".Por la manera como proce<strong>de</strong> el actor emergeostensible y ello ya se advirtió, que el propósito<strong>de</strong>l ataque no es en estricto sentido hacerpalmaria la alteración <strong>de</strong>l contenido <strong>de</strong> lasafirmaciones <strong>de</strong>l testigo, sino las conclusionesque a partir <strong>de</strong> su estudio -pero en conjunto conlos <strong>de</strong>más elementos aportados-, consolidó elfallo.Como el <strong>de</strong>mandante hizo caso omiso en elimperativo <strong>de</strong> señalar respecto <strong>de</strong> las pruebascuyo falseamiento acusa, en qué concretosaspectos fueron alterados sus contenidos yprioritariamente cómo esa aducida tergiversacióncondujo a estructurar una inferencia <strong>de</strong>responsabilidad fallida, todo cuanto <strong>de</strong> maneraextensa y parcializada hace es tomar dichoselementos -que matiza con la indirecta referenciaa otros más que por igual <strong>de</strong>scalifica en <strong>de</strong>fensa<strong>de</strong> su representada o por haber sido45___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>pretendidamente obviados-, para enfatizar en queellos resultan ineptos en el cometido <strong>de</strong> inferirresponsabilidad penal en contra <strong>de</strong> (.....).5. Es bien sabido que el <strong>de</strong>nominado móvil sólocoadyuva a explicar el por qué <strong>de</strong> la conductapunible sin que represente otra utilidad <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>lproceso penal, en forma tal que <strong>de</strong>be ser excluidapor innecesaria su valoración, salvo que el mismose haya contemplado como circunstanciaespecificadora o genérica que esté en posibilidad<strong>de</strong> variar el juicio <strong>de</strong> reproche o la punibilidad <strong>de</strong>l<strong>de</strong>lito.6. En <strong>de</strong>finitiva, para la <strong>Corte</strong>, la valoraciónconexa, conjunta y convergente <strong>de</strong> los indicios enla sentencia, que permitió concretar el juicio <strong>de</strong>responsabilidad en cabeza <strong>de</strong> la recurrente encasación, como acto complejo construido a partir<strong>de</strong> la realidad tangible <strong>de</strong> pruebas cuyo mérito endicho ejercicio se ha <strong>de</strong>stacado -amén <strong>de</strong>abrumadoras constataciones probatorias todascoinci<strong>de</strong>ntes en apuntar en la consolidación <strong>de</strong>lmismo nexo causal-, elu<strong>de</strong>n el fraccionamientoque en pos <strong>de</strong> su crítica ensayó el libelista, sinpo<strong>de</strong>r <strong>de</strong>svirtuar <strong>de</strong>s<strong>de</strong> luego su incontrovertiblecontun<strong>de</strong>ncia y aptitud para fundar la con<strong>de</strong>na,razones que se tornan suficientes para rechazarpor ineptos los cargos formulados contra el falloque, en dicha medida ha <strong>de</strong> permanecerincólume.MAGISTRADO PONENTE:DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROSentencia CasaciónFECHA : 20/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: CundinamarcaPROCESADO: DANIELS GUZMAN, SANDRA LUCRECIADELITOS: Hurto calificado y agravado, Homicidio agravadoPROCESO : 28734Fin46___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30217DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZCASACION-Proce<strong>de</strong>ncia/ CASACION-Principiodispositivo/ CASACION-No es una tercerainstancia/ DEMANDA DE CASACION-Requisitos/NULIDAD-Técnica en casación/ DEMANDA DECASACION-Corrección material: Obligación <strong>de</strong>que corresponda a la realidad procesal/CASACION-Causales: Violación <strong>de</strong> la ley/INVESTIGACION INTEGRAL-Técnica encasación/ VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> existencia/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/CASACION-Principio <strong>de</strong> autonomía/ CASACION-Principio <strong>de</strong> limitación1. Antes <strong>de</strong> analizar los aspectos lógico formales<strong>de</strong>l libelo, que condicionan su admisión, se<strong>de</strong>terminará si por el factor <strong>de</strong> la punibilidad laadmisión <strong>de</strong> la <strong>de</strong>manda pue<strong>de</strong> estudiarse <strong>de</strong>s<strong>de</strong>la perspectiva <strong>de</strong> la casación común, en lugar <strong>de</strong>la discrecional, como lo propone el recurrente.El artículo 205 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> ProcedimientoPenal (Ley 600 <strong>de</strong> 2000), establece que lacasación proce<strong>de</strong> por <strong>de</strong>litos que tenganseñalada pena privativa <strong>de</strong> la libertad cuyomáximo exceda <strong>de</strong> ocho (8) años, aún cuando lasanción impuesta haya sido una medida <strong>de</strong>seguridad, procedibilidad que se extien<strong>de</strong> a los<strong>de</strong>litos conexos, aunque la pena prevista paraéstos sea inferior.Los artículos 177, 217, 220 y 222 inciso segundo<strong>de</strong>l Código Penal (Decreto Ley 100 <strong>de</strong> 1980),vigente para el 2 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2000, época <strong>de</strong>ocurrencia <strong>de</strong> los hechos, en su or<strong>de</strong>n, reprimíanlos <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> receptación, falsedad marcaria yfalsedad material <strong>de</strong> particular en documentopúblico agravada por el uso, con penas <strong>de</strong> prisión<strong>de</strong> 1 a 5, 1 a 5 y 1 a 12 años ,(1)respectivamente.De esta manera, en el caso sujeto a examen, lacasación común es proce<strong>de</strong>nte, pues la penamáxima fijada para el <strong>de</strong>lito falsedad material <strong>de</strong>particular en documento público, agravada por eluso exce<strong>de</strong> <strong>de</strong> 8 años <strong>de</strong> prisión.2. Dado que el recurso extraordinario <strong>de</strong> casaciónse rige por el principio dispositivo, laspretensiones <strong>de</strong> la <strong>de</strong>manda <strong>de</strong>limitan lacompetencia <strong>de</strong> la Sala <strong>de</strong> Casación Penal, conexcepción <strong>de</strong> la nulidad que pue<strong>de</strong> ser <strong>de</strong>cretadaoficiosamente -si a ello hubiere lugar- en aras <strong>de</strong>la protección <strong>de</strong> las garantías fundamentales.3. Por tanto, no constituye una especie <strong>de</strong> tercerainstancia; tampoco consiste en someter a unnuevo juicio al procesado, ni en se<strong>de</strong> <strong>de</strong> casaciónpue<strong>de</strong> postularse un <strong>de</strong>bate probatoriogeneralizado y sin acatamiento <strong>de</strong> lógicaargumentativa que le es inherente, pues elrecurso extraordinario fue concebido, no como unmedio adicional para litigar libremente, sino comouna excepcional manera <strong>de</strong> llevar al conocimiento<strong>de</strong>l máximo tribunal <strong>de</strong> la jurisdicción ordinaria elfallo proferido por el ad-quem, por las causalestaxativas señalas en la ley, que hubiesen sidoseleccionadas en la <strong>de</strong>manda.4. Por ello, el recurso <strong>de</strong> casación se concibecomo un instituto procesal extraordinario quebusca remediar o poner fin a la violación <strong>de</strong> laConstitución Política, <strong>de</strong>l bloque <strong>de</strong>constitucionalidad en lo pertinente y <strong>de</strong> la ley,ocurridos en la sentencia <strong>de</strong> segunda instancia,por errores <strong>de</strong> juicio o <strong>de</strong> actividad, y como talcomporta la elaboración <strong>de</strong> un razonamientológico jurídico sobre la sentencia misma,siguiendo el <strong>de</strong>rrotero trazado en las causalesinvocadas.No se trata <strong>de</strong> exigir que el libelista estructurefórmulas únicas o sacramentales para postularsus reproches, ni se precisa siquiera que utilice laterminología acuñada por la doctrina y lajurispru<strong>de</strong>ncia para <strong>de</strong>signar las distintasespecies <strong>de</strong> errores posibles. Sin embargo, sí es<strong>de</strong> esperar su discurrir <strong>de</strong> un modo claro, lógico yprofundo, hasta <strong>de</strong>mostrar que el fallo presenta<strong>de</strong>fectos protuberantes en su estructura jurídica,<strong>de</strong> tal suerte que no es factible mantener suvigencia.5. Si bien la causal <strong>de</strong> nulidad como motivo <strong>de</strong>casación aparentemente no exige en suredacción formas específicas en cuanto a suproposición y <strong>de</strong>sarrollo, la <strong>de</strong>manda no pue<strong>de</strong>confundirse con un alegato <strong>de</strong> libre confección,pues, igual que en las otras causales, <strong>de</strong>beajustarse a ciertos parámetros lógicos <strong>de</strong> modoque se comprenda con claridad y precisión losmotivos <strong>de</strong> la nulidad, las irregularida<strong>de</strong>ssustanciales alegadas y la manera como sequebranta la estructura <strong>de</strong>l proceso o se afectanlas garantías <strong>de</strong> los sujetos procesales.Adicional a lo anterior, en la forma como seelabora el ataque, don<strong>de</strong> se solicita la<strong>de</strong>claratoria <strong>de</strong> nulidad, luego <strong>de</strong> la calificación<strong>de</strong>l sumario y como vicios soporte se enuncian laomisión <strong>de</strong> los actos propios <strong>de</strong> la etapa <strong>de</strong>l47___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>juzgamiento, se está convalidando los anterioresa este momento procesal, por su consentimiento,al dar por <strong>de</strong>scollada la vali<strong>de</strong>z procesal <strong>de</strong> laetapa <strong>de</strong> instrucción, don<strong>de</strong> había ubicado laspresuntas anomalías. Presentar una censura <strong>de</strong>este modo, la hace confusa y contradictoria, alenunciar vicios invalidantes y <strong>de</strong> inmediato,darlos por superados.Un cargo planteado <strong>de</strong> esta forma, no reúne lospresupuestos lógico-argumentativos mínimos encasación, don<strong>de</strong> la mera mención, no essuficiente para la admisibilidad en se<strong>de</strong>extraordinaria, pues presentado el reproche <strong>de</strong>esta forma, se <strong>de</strong>ja en el sólo postulado, al omitir<strong>de</strong>sarrollarlo <strong>de</strong> forma clara y profunda, sinindicarle a la <strong>Corte</strong>, cuál fue la violación a laestructura <strong>de</strong>l proceso o la inobservancia <strong>de</strong>garantías y las consecuencias generadas portales irregularida<strong>de</strong>s, que no puedan serremediadas <strong>de</strong> otra manera, sino invalidando loactuado, excepto, las que sean necesarias<strong>de</strong>clarar <strong>de</strong> oficio.También carece el libelo en enseñar, cuáleshabrían podido ser los resultados, en el evento <strong>de</strong>la actuación <strong>de</strong> un <strong>de</strong>fensor único, tanto en lapráctica <strong>de</strong> los medios <strong>de</strong> prueba evacuados,como en la controversia <strong>de</strong> los actos procesales,con la obligada indicación <strong>de</strong> los efectos <strong>de</strong> esasactivida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>fensivas en el fallo, <strong>de</strong> manera quelo hicieran diferente, al punto <strong>de</strong> ameritar laintervención <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> para su invalidación, enprocura <strong>de</strong> restablecer las garantíasfundamentales.6. En este sentido, la Jurispru<strong>de</strong>ncia ha precisadoque los requisitos exigidos por el artículo 212 <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> procedimiento Penal (ley 600 <strong>de</strong>2000), no sólo hacen referencia a su contenidológico armónico, es <strong>de</strong>cir, a su corrección formal,sino a<strong>de</strong>más, <strong>de</strong>ben contener una correcciónmaterial.Presentado <strong>de</strong> otra manera, significa que entrelas piezas procesales fundamento <strong>de</strong> los cargos yla manifestación que <strong>de</strong> ellas se haga en la<strong>de</strong>manda, <strong>de</strong>be existir una relación <strong>de</strong>correspon<strong>de</strong>ncia objetiva, respetando siempre surealidad.En tales eventos, ha dicho también la <strong>Corte</strong>, nose trata <strong>de</strong> <strong>de</strong>terminar a priori la prosperidad <strong>de</strong> la<strong>de</strong>manda, sino <strong>de</strong> prevenir que la correcciónformal <strong>de</strong> la misma no esté sustentada sobreinexactitu<strong>de</strong>s o mendacida<strong>de</strong>s, conscientes oinconscientes, pero en todo caso advertibles asimple vista.Los antece<strong>de</strong>ntes <strong>de</strong>l caso <strong>de</strong>batido en una<strong>de</strong>manda <strong>de</strong> casación son vinculantes, no sóloporque la ley bajo la cual se rige el presente casolos incluye <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> sus requisitos (numeral 2º<strong>de</strong>l artículo 212 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000), sinoporque los mismos son presupuesto <strong>de</strong>l análisisque <strong>de</strong>be empren<strong>de</strong>r la <strong>Corte</strong> cuando revisa suadmisibilidad, pues <strong>de</strong> ello <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>rá muchas <strong>de</strong>las veces en hallar correctamente <strong>de</strong>mostrado uncargo en casación.7. La legislación y la jurispru<strong>de</strong>ncia han sidoclaros en <strong>de</strong>terminar, que la primera forma <strong>de</strong>error -violación indirecta-, proce<strong>de</strong> con ocasión ala valoración <strong>de</strong> los medios probatorios, lasegunda -violación directa-, por la aplicación einterpretación <strong>de</strong> la ley sustancial.8. La trasgresión <strong>de</strong> estos principios -investigación integral y contradicción-, essusceptible <strong>de</strong> ser alegada, al amparo <strong>de</strong> lacausal 3ª <strong>de</strong> nulidad, como violación <strong>de</strong> garantíay/o <strong>de</strong> estructura, respectivamente, mediante laformulación <strong>de</strong> cargos autónomos y porseparado, labor que respecto <strong>de</strong>l primero, noasume el impugnante, pues sobre el segundo, sesoportó la primera censura, ya estudiada.9. De igual modo, no <strong>de</strong>be olvidar el censor, queel error por falso juicio <strong>de</strong> existencia se presenta,cuando el juez omite apreciar una pruebalegalmente producida o incorporada al proceso, oinfiere consecuencias valorativas a partir <strong>de</strong> unmedio <strong>de</strong> convicción inexistente, por no habersido producido o incorporado.La <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong> la trascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l yerroatribuido al Ad-quem comporta la obligación <strong>de</strong>enseñar a la <strong>Corte</strong> que si tal falencia no sehubiese presentado, entonces el sentido <strong>de</strong>l fallosería distinto; y para ello es preciso <strong>de</strong>mostrar,que al prescindir <strong>de</strong> las valoraciones realizadasen el fallo, soportadas en la prueba ausente en elexpediente, las restantes valoradas por elTribunal per<strong>de</strong>rían la entidad jurídica necesaria ysuficiente para mover hacia la convicción<strong>de</strong>clarada en el fallo.10. El falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad se presenta,cuando el juez tiene en cuenta el medioprobatorio legal y oportunamente producido oincorporado; sin embargo, al valorarlo lodistorsiona, tergiversa, recorta o adiciona en sucontenido literal, hasta llegar a conclusionesdistintas a las que habría obtenido si lo hubieseconsi<strong>de</strong>rado en su integridad.En esa hipótesis, el censor tiene la carga <strong>de</strong>confrontar por separado el tenor literal <strong>de</strong> cadaprueba sobre la que hace recaer el yerro, con loque el Ad-quem pensó ellas <strong>de</strong>cían; y una vez<strong>de</strong>mostrado el <strong>de</strong>sfase, <strong>de</strong>be continuar hacia latrascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> aquella impropiedad.En otras palabras, quien así alega <strong>de</strong>be compararpuntualmente lo dicho por los testigos, o loindicado por las pruebas <strong>de</strong> otra índole, con loleído por el Tribunal Superior en esos específicoscontenidos documentales, versionestestimoniales, o con lo que entendió indicaban lasrestantes pruebas; todo con el fin <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostrarque el fallo se ha distanciado <strong>de</strong> la realidadobjetivamente <strong>de</strong>clarada por el acopio probatorio,48___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>por distorsión, recorte o adición en su contenidomaterial.11. De otra parte, como se dijo atrás y por sercomún en los dos últimos reparos lainobservancia <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> autonomía, se<strong>de</strong>be precisar que este postulado consiste en laprohibición al interior <strong>de</strong> un mismo cargo <strong>de</strong>entremezclar ataques propios <strong>de</strong> causalesdiferentes, al tener cada una características yparámetros lógicos <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostración distintos condiversas consecuencias jurídicas, según así lodispone el artículo 217 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal (Ley 600 <strong>de</strong> 2000). Esteprecepto, estatuye <strong>de</strong> manera clara y precisa quela <strong>de</strong>cisión adoptada por la <strong>Corte</strong> en caso <strong>de</strong>prosperidad <strong>de</strong>l reproche formulado contra lasentencia, <strong>de</strong>be compaginar con la causalinvocada y el error aducido.____________________________________1-El artículo 222 <strong>de</strong>l Decreto Ley 100 <strong>de</strong> 1980,establece "Uso <strong>de</strong> documento público falso. El que sinhaber concurrido en la falsificación hiciere uso <strong>de</strong>documento público falso que pueda servir <strong>de</strong> prueba,incurrirá en prisión <strong>de</strong> uno (1) a ocho (8) años.Si quien usa el documento a que se refiere el incisoanterior, fuere el mismo que lo falsificó, la pena seaumentará hasta en la mitad."A su turno, el numeral 2° <strong>de</strong>l artículo 60 <strong>de</strong>l CódigoPenal (ley 599 <strong>de</strong> 200), dispone como parámetro parala <strong>de</strong>terminación <strong>de</strong> los mínimos y máximos aplicablesque: "2. Si la pena se aumenta hasta en unaproporción, ésta se aplicará al máximo <strong>de</strong> la infracciónbásica."De este modo, la pena máxima fijada para el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong>falsedad material <strong>de</strong> particular en documento público(artículo 220, Decreto Ley 100 <strong>de</strong> 1980), sancionadocon pena <strong>de</strong> prisión <strong>de</strong> 2 a 8 años, agravada por el uso(inciso 2°, artículo 222, Decreto Ley 100 <strong>de</strong> 1980),correspon<strong>de</strong> a 12 años <strong>de</strong> prisión.MAGISTRADO PONENTE:DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZAuto CasaciónFECHA : 20/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite la DemandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: CRISTANCHO DIAZ, FABIO HUMBERTODELITOS: Falsedad material <strong>de</strong> particular en doc. púb.,Receptación, Falsedad marcariaPROCESO : 30217Fin49___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30259DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAHABEAS CORPUS-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia: No la tiene en primerainstanciaNo obstante lo anterior, es <strong>de</strong>l caso señalar quela <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia no tiene facultadpara conocer en primera instancia <strong>de</strong> la petición<strong>de</strong> habeas corpus, tal como lo precisó la <strong>Corte</strong>Constitucional en sentencia C-187 <strong>de</strong> 2006, enlos siguientes términos:"La <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia, órgano superior<strong>de</strong> la jurisdicción ordinaria, no podrá conocer enprimera instancia <strong>de</strong> la acción <strong>de</strong> hábeas corpus,por cuanto el proyecto que se examina prevé ensu artículo 7º. el trámite <strong>de</strong> una eventualimpugnación ante "el superior jerárquicocorrespondiente" y teniendo en cuenta que la<strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia carece <strong>de</strong> superiorfuncional, resulta lógico que la ley no la habilite,<strong>de</strong> manera general, para conocer en primerainstancia <strong>de</strong> esta clase <strong>de</strong> petición. Comoconsecuencia <strong>de</strong> la anunciada <strong>de</strong>claración <strong>de</strong>inexequibilidad <strong>de</strong>l aludido aparte <strong>de</strong>l texto <strong>de</strong>lnumeral 2º. <strong>de</strong>l artículo 2º. <strong>de</strong>l proyecto, cuandola actuación controvertida provenga <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia, para el ejercicio <strong>de</strong> laacción <strong>de</strong> hábeas corpus se podrá acudir acualquier juez o tribunal, <strong>de</strong> conformidad con lacláusula general <strong>de</strong> competencia establecida enel artículo primero <strong>de</strong>l proyecto, permitiendo así,a<strong>de</strong>más, el ejercicio <strong>de</strong> la garantía constitucional<strong>de</strong> la doble instancia". (Subrayas ajenas aloriginal)En la misma provi<strong>de</strong>ncia también se hizo alusiónal factor territorial, en aplicación <strong>de</strong> los principios<strong>de</strong> inmediación, celeridad, eficacia y eficiencia,<strong>de</strong>l siguiente modo:"La <strong>Corte</strong> consi<strong>de</strong>ra propio <strong>de</strong> esta acción que eljuez cuente con la posibilidad inmediata <strong>de</strong> visitara la persona en su lugar <strong>de</strong> reclusión, <strong>de</strong>entrevistar a las autorida<strong>de</strong>s que hayan conocido<strong>de</strong>l caso, <strong>de</strong> inspeccionar la documentaciónpertinente y <strong>de</strong> practicar in situ las <strong>de</strong>másdiligencias que consi<strong>de</strong>re conducentes para elesclarecimiento <strong>de</strong> los hechos. Por estasrazones, será competente la autoridad conjurisdicción en el lugar don<strong>de</strong> la persona seencuentre privada <strong>de</strong> la libertad". (Subrayasajenas al texto).MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAHabeas CorpusFECHA: 24/07/<strong>2008</strong> (Prov. <strong>de</strong>l III Trimestre)DECISION: Se abstiene <strong>de</strong> resolver, remite a Juzgado PenalMunicipal Pitalito - HuilaPROCEDENCIA: Juzgado Penal MunicipalCIUDAD: PitalitoPROCESADO: ROSERO MUÑOS, HENDERPROCESO : 30259Fin50___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30587DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZDEMANDA DE CASACION-No es un escrito <strong>de</strong>libre confección/ CASACION DISCRECIONAL-Proce<strong>de</strong>ncia/ VIOLACION INDIRECTA DE LALEY SUSTANCIAL-Modalida<strong>de</strong>s/ VIOLACIONINDIRECTA DE LA LEY SUSTANCIAL-Falsoraciocinio: Técnica en casación/ TRAFICO DEESTUPEFACIENTES-No se requiere serpropietario <strong>de</strong> la sustancia/ CASACION-Principiodispositivo1. No es un escrito <strong>de</strong> libre confección con el quese pretenda <strong>de</strong>rrumbar la doble presunción <strong>de</strong>acierto y legalidad que viene atada a los fallos,tampoco es una adición <strong>de</strong> i<strong>de</strong>as en búsqueda <strong>de</strong>un fin jurídico subjetivo o hipotético para asegurarla <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong>l ataque propuesto.2. Los hechos ocurrieron el 13 <strong>de</strong> julio <strong>de</strong> 2004,en vigencia <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000, motivo por elcual, era <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>l actor encauzar los ataquespor esa vía cognoscente, más no con base en laLey 906 <strong>de</strong> 2004, que en el artículo 533,disciplinó: "el presente código regirá para los<strong>de</strong>litos cometidos con posterioridad al 1° <strong>de</strong> enero<strong>de</strong>l año 2005".(2) El precepto 205 <strong>de</strong> la citada Ley 600 <strong>de</strong> 2000,en su inciso segundo, consagró la casaciónexcepcional, cuando la pena impuesta en losdiversos tipos penales no exceda el máximo <strong>de</strong>ocho años; circunstancia mediante la cual, elactor <strong>de</strong>berá acreditar, si requiere la intervención<strong>de</strong> la <strong>Corte</strong>, uno o los dos presupuestos allí<strong>de</strong>terminados, ya sea para "el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> lajurispru<strong>de</strong>ncia o la garantía <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechosfundamentales", y será su obligación cumplir con"los <strong>de</strong>más requisitos exigidos por la ley".En consecuencia, el libelista tenía la obligación<strong>de</strong> presentar la <strong>de</strong>manda por vía discrecional,pues la pena consagrada en el artículo 376,inciso segundo oscila entre 6 a 8 años; cuestiónque ignoró por completo el actor y, como si fuerapoco, se saltó tales presupuestos para aterrizarsu discurso en la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, como si losacontecimientos ilícitos hubiesen sidoconsumados, se reitera, con posterioridad al 1°<strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 2005.3. Cuando se selecciona la vía indirecta <strong>de</strong>violación <strong>de</strong> la Ley sustancial, es inexorable queel actor acredite una <strong>de</strong> las variadas alternativasque estructuran tanto el error <strong>de</strong> hecho (falsojuicio <strong>de</strong> existencia, falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad yfalso raciocinio) como el <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho (falso juicio<strong>de</strong> legalidad y falso juicio <strong>de</strong> convicción, cuandose trate <strong>de</strong> prueba tarifada), como métodoinfalible para ir <strong>de</strong>rrumbando, paso a paso, lapresunción <strong>de</strong> acierto y legalidad que viene unidaa las <strong>de</strong>cisiones <strong>de</strong> los falladores.4. No se percató el actor que el falso raciociniocon sólo enunciarlo no se manifiesta, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>ello, es su <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>mostrar que los mediosprobatorios allegados al proceso legalmente, alser sopesados por los falladores en su exactadimensión fáctica, le asignaron un méritopersuasivo en total transgresión a los principios<strong>de</strong> la lógica, leyes <strong>de</strong> la ciencia o máximas <strong>de</strong> laexperiencia.Habida consi<strong>de</strong>ración, tendrá como metadidáctica el <strong>de</strong>mandante <strong>de</strong>terminar: i) qué dice<strong>de</strong> manera objetiva el medio, ii) qué infirió <strong>de</strong> él eljuzgador, iii) cuál valor persuasivo le fueotorgado, iv) indicar la regla <strong>de</strong>l entendimientoomitida o apropiada al caso, v) o señalar lamáxima <strong>de</strong> la experiencia que <strong>de</strong>bió valorarse,con el objetivo <strong>de</strong> probar que el fallo motivo <strong>de</strong>impugnación tuvo que ser sustancialmenteopuesto.A<strong>de</strong>más, es obligación intelectual <strong>de</strong>l actorrevelar cuál es el aporte científico correcto y, porsupuesto, la trascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l error, para lo cualtiene que presentar un nuevo panorama fácticojurídico,contrario al <strong>de</strong>cantado en instancias;nada <strong>de</strong> lo expuesto realizó el libelista, solopropuso su especial manera <strong>de</strong> enten<strong>de</strong>r elacervo probatorio y rechazó la valoración <strong>de</strong> lasinstancias, mediante una exigua, imperceptible ynimia argumentación; lo cual hace insustancial yefímero el cargo.5. El artículo 376 <strong>de</strong>l Código Penal, Ley 599 <strong>de</strong>2000 -injusto por el que fue con<strong>de</strong>nada- disciplinauna variedad <strong>de</strong> verbos rectores: saque,transporte, lleve consigo, almacene, conserve,elabore, venda, ofrezca, adquiera, financie osuministre, sin que sea requisito normativo -comolo preten<strong>de</strong> hacer valer el memorialista, lapropiedad o no <strong>de</strong> la sustancia, cuestión a todasluces, alejada <strong>de</strong> la dogmática jurídico-penal, enpunto <strong>de</strong>l punible <strong>de</strong> tráfico, fabricación o porte <strong>de</strong>estupefacientes.6. Uno <strong>de</strong> los principios que inspiran el recursoextraordinario <strong>de</strong> casación es el dispositivo, conel cual, lo pretendido en el libelo convocainexorablemente a su <strong>de</strong>limitación, fijándose conél la competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong>. Sin que pueda ni<strong>de</strong>ba hacerse, una rea<strong>de</strong>cuación <strong>de</strong> los cargos ysus fundamentos trascen<strong>de</strong>ntes, para así cumplircon la forma y, luego <strong>de</strong> fondo, dictar la sentencia51___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>correspondiente. Esto concitaría a actuar en dosextremos excluyentes y exclusivos, se unificaríantanto las pretensiones contenidas en el escritocon el criterio jurídico <strong>de</strong> la Sala al enmendar ellibelo y, lo más censurable <strong>de</strong> todo, sería que lamisma Corporación que convalidó la <strong>de</strong>manda,falle en consecuencia. Por en<strong>de</strong>, admitirla sin quecumpla elementales presupuestos <strong>de</strong> lógica y<strong>de</strong>bida argumentación, es como ponerla acombatir la ilegalidad en un proceso usurpandofaculta<strong>de</strong>s inherentes a los intervinientes, parteso sujetos en una actuación penal, lo cual esinadmisible.Es por esta potísima razón que se insiste en laconsagración <strong>de</strong> algunos presupuestos sin loscuales el recurso se torna inane y quedaconvertido en un simple alegato <strong>de</strong> instancia,don<strong>de</strong> sólo impera la voluntad <strong>de</strong>l censor, más nose <strong>de</strong>muestra la afrenta a la Ley, la Constitucióno al Bloque <strong>de</strong> Constitucionalidad que es la causafinal en la que se inspira el instituto.No es que la "técnica" por si misma tenga comofin enervar los <strong>de</strong>rechos adquiridos a los sujetosprocesales, ni pueda reflexionarse siquiera queaquellos yerros conducen a la <strong>Corte</strong> a<strong>de</strong>sconocer situaciones fáctico-jurídicas <strong>de</strong> mayorrelevancia. Lo que ocurre es que si la Sala entraa solucionar todos los <strong>de</strong>fectos contenidos en la<strong>de</strong>manda -admitiéndola- se le irrogaría a laJudicatura un po<strong>de</strong>r absoluto <strong>de</strong> reconfeccionarlay a<strong>de</strong>cuarla a posturas argumentativas<strong>de</strong>cantadas por los intervinientes en el proceso,para luego entrar a <strong>de</strong>cidir el problema <strong>de</strong> fondo:lo cual es absurdo e inconveniente.MAGISTRADO PONENTE:DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZAuto CasaciónFECHA : 22/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite la DemandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: AnqioquiaPROCESADO: DIAZ HERNANDEZ, LEONILADELITOS: Tráfico, fabricación o porte <strong>de</strong> estupefacientesPROCESO : 30587Fin52___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30693DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSIMPEDIMENTO-Amistad íntima: No la constituyenrelaciones institucionales, paisanaje ni tratospersonal o familiarAquella se configura cuando media unsentimiento mutuo suficiente para que elfuncionario judicial no pueda administrar justiciacon la libertad y ecuanimidad <strong>de</strong>bidas, ya que suánimo se encontraría perturbado por afectos queindiscutiblemente le impedirían obrar conimparcialidad en las <strong>de</strong>cisiones que por su cargo<strong>de</strong>be adoptar en el asunto sometido a suconsi<strong>de</strong>ración.Por tanto, constata la Sala que los motivosexpuestos por el doctor Ramírez no consiguenconfigurar la referida causal, toda vez que "elpaisanaje", que inci<strong>de</strong> en un "trato personal,familiar y social", no permite concluir que podránverse alteradas la imparcialidad y ecuanimidad <strong>de</strong>aquél, a<strong>de</strong>más, en cuanto se refiere al otromotivo, esto es, que el doctor ANDRADE lecolocó una con<strong>de</strong>coración, se advierte que si talsituación correspon<strong>de</strong> a un reconocimiento <strong>de</strong>lSenado <strong>de</strong> la República <strong>de</strong> carácter institucional yno personal, improce<strong>de</strong>nte resulta <strong>de</strong>rivar <strong>de</strong> allíel afecto especial <strong>de</strong> naturaleza personalísima alque se refiere el numeral 5º <strong>de</strong>l artículo 99 <strong>de</strong> laLey 600 <strong>de</strong> 2000.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSImpedimento - Unica InstanciaFECHA : 23/10/<strong>2008</strong>DECISION: Declara infundado el impedimentoPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: ANDRADE SERRANO, HERNAN-SENADORPROCESO : 30693Fin53___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29769SALA DE CASACION PENALFUERO-Congresista: Licencia o separacióntemporal <strong>de</strong>l cargo/ RESOLUCION DEACUSACION-Requisitos/ CONCUSION-Seconfigura/ CONCUSION-Conductas rectoras <strong>de</strong>ltipo/ CONCUSION-No es necesario ningúnresultado específico/ TESTIMONIO-Apreciaciónprobatoria: Víctima; en <strong>de</strong>litos propios <strong>de</strong>cometerse en privado/ DOLO-Elementos/ANTIJURIDICIDAD-Formal y material/ DELITOSCONTRA LA ADMINISTRACION PUBLICA-Bienjurídico1. En efecto, a (.....) se le procesa en sucondición <strong>de</strong> aforado por razón <strong>de</strong>l cargo <strong>de</strong>Representante a la Cámara que ostentaba parael período constitucional 2002-2006, tal como asíse acreditó con la certificación pertinenteincorporada a la actuación a través <strong>de</strong> lainspección judicial practicada a la Secretaría <strong>de</strong>esa célula legislativa ; lapso <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cualtuvieron ocurrencia los hechos materia <strong>de</strong>investigación.Si bien el sindicado gozaba <strong>de</strong> licencia temporal,una tal situación administrativa no excluye lacondición <strong>de</strong> aforado para la investigación yjuzgamiento <strong>de</strong> conductas que, como la que aquíse le enrostra, pueda cometer un servidorpúblico, calidad esta que, a no dudarlo, comomás a<strong>de</strong>lante se verá, conservaba (.....).Este especial tratamiento procesal para loscongresistas -allí se dijo- se conserva mientrasperdure el periodo constitucional, legal ofuncional <strong>de</strong>l aforado, "tal como se mantiene paralas conductas cometidas con ocasión <strong>de</strong> lafunción pública que originó la apostura, la gracia,la figura. (Artículo 186 <strong>de</strong> la C. Pol.)", en cuantoque "Las diversas situaciones administrativas enlas que se pueda encontrar un servidor públiconada tienen que ver con la condición <strong>de</strong> aforadopara la investigación y juzgamiento <strong>de</strong> conductaspunibles, pues las vicisitu<strong>de</strong>s inherentes a laprestación <strong>de</strong>l servicio oficial reglamentadas en elTítulo IV. <strong>de</strong>l Decreto 1950 <strong>de</strong>l 24 <strong>de</strong> septiembre<strong>de</strong> 1973 -tales como el servicio activo, la licencia,el permiso, la comisión <strong>de</strong> servicios, el ejercicio<strong>de</strong> funciones en otro empleo por encargo, laprestación <strong>de</strong>l servicio militar, las vacaciones, lassuspensiones en el ejercicio <strong>de</strong> sus funcionesestándadas para reglar la administración <strong>de</strong>lpersonal civil y no para regular el juzgamiento <strong>de</strong>conductas punibles en que eventualmenteincurran los servidores oficiales."En esa oportunidad agregó la <strong>Corte</strong>:"Resulta claro para la Sala que el titular <strong>de</strong> lacurul era el doctor (.....) y que en su reemplazotemporal había accedido la señora (.....), pues laprueba en tal sentido muestra esa evi<strong>de</strong>ncia."Y, como alguna <strong>de</strong> las conductas imputadas sefinca en la amenaza <strong>de</strong>l titular <strong>de</strong> <strong>de</strong>spedir elrecomendado que su reemplazo temporal había<strong>de</strong>signado en la Unidad <strong>de</strong> Trabajo Legislativo <strong>de</strong>no votar afirmativamente la reformaconstitucional, precisa afirmar que la eficacia <strong>de</strong>una tal advertencia y la posibilidad <strong>de</strong> hacerlaefectiva -al igual que prorrogar el período <strong>de</strong>licencia- estaba ligada necesariamente alejercicio <strong>de</strong> la investidura que conservaba eldoctor (.....), aún a pesar <strong>de</strong> la licencia <strong>de</strong> quegozaba, en el entendido que era quien tenía lacapacidad -jurídica y material- para ampliar losefectos <strong>de</strong> la licencia y que por ello (.....)continuara con su condición <strong>de</strong> congresista; comotambién hacer cesar las labores <strong>de</strong> algúnintegrante <strong>de</strong> su U.T.L. recomendado por (.....)."Unas tales <strong>de</strong>cisiones sólo podían ser adoptadaspor el aquí inculpado y no en razón,precisamente, a su persona sino a su calidad <strong>de</strong>miembro <strong>de</strong>l congreso, y ello porque ostentaba lainvestidura <strong>de</strong> tal y así podía ejercerla."No hay el menor campo a la vacilación respectoa que aquellos objetivos únicamente podíanlograrse al ejercer el cargo <strong>de</strong> congresista titular,lo que implica que al <strong>de</strong>sarrollar elcomportamiento que típicamente se le enrostra lohizo necesariamente en relación con lainvestidura que ostentaba, aún en suspenso porrazón <strong>de</strong> la licencia."Por manera que la Sala Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia es la competente paraconocer <strong>de</strong> la actuación contra el congresista,aunque en la actualidad no ostente esa condicióny aunque para la época <strong>de</strong> los hechos hubieseestado en licencia temporal que, como se señaló,no excluye la calidad <strong>de</strong> aforado. Y ello, en lamedida en que se estructura la circunstanciaexceptiva reglada en el parágrafo <strong>de</strong>l artículo 235<strong>de</strong> la Carta en cuanto que la competencia <strong>de</strong> la<strong>Corte</strong> se mantendrá -aún sin la calidad <strong>de</strong>congresista- cuando el <strong>de</strong>lito atribuido tengarelación con el cargo que <strong>de</strong>terminó la calidad <strong>de</strong>aforado."Como el sustento jurídico <strong>de</strong> esa provi<strong>de</strong>nciaconserva entera vigencia, ahora se reitera.2. Pues bien, <strong>de</strong> acuerdo con las preceptivascontenidas en el Art. 395 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000,54___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>en la calificación <strong>de</strong>l sumario sólo pue<strong>de</strong>nadoptarse dos <strong>de</strong>cisiones, proferir resolución <strong>de</strong>acusación o resolución <strong>de</strong> preclusión <strong>de</strong> lainstrucción.Conforme a lo reglado en el Art. 397 ibi<strong>de</strong>m,resulta proce<strong>de</strong>nte emitir pliego <strong>de</strong> cargos cuando<strong>de</strong> los medios <strong>de</strong> convicción incorporados a laactuación aparezca <strong>de</strong>mostrada la ocurrencia <strong>de</strong>lhecho, y que por lo menos exista confesión,testimonio que ofrezca serios motivos <strong>de</strong>credibilidad, indicios graves, documento,peritación o cualquier otro medio <strong>de</strong> prueba concapacidad <strong>de</strong> comprometer la responsabilidadpenal <strong>de</strong>l procesado.3. Por el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> CONCUSIÓN, en cuanto quecon abuso <strong>de</strong> su investidura -según se infiere <strong>de</strong>los acontecimientos <strong>de</strong>nunciados por quientransitoriamente lo reemplazó en el cargo, (.....)-constriñó a ésta para que votara positivamente elproyecto <strong>de</strong> reforma constitucional que en esetiempo hacía su tránsito en la Comisión Primera<strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantes, tal como se<strong>de</strong>stacó en el acápite <strong>de</strong> los hechos yantece<strong>de</strong>ntes procesales <strong>de</strong> la presenteprovi<strong>de</strong>ncia.Esa conducta punible la <strong>de</strong>fine y sanciona el tipopenal previsto en el Art. 404 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong>2000Sobre las circunstancias fácticas que llevarían adar por agotada en grado <strong>de</strong> probabilidad lareferida conducta punible, es preciso advertir quela calidad <strong>de</strong> servidor público en su condición <strong>de</strong>congresista <strong>de</strong>l Dr. (.....) no se remite a dudas, asíse hubiese encontrado haciendo uso <strong>de</strong> lalicencia que se le otorgó para el momento en quedice (.....) tuvieron lugar los actos <strong>de</strong> coerción <strong>de</strong>los que presuntamente aquél la hizo víctima, paraque votara <strong>de</strong> manera positiva el proyecto <strong>de</strong>reforma constitucional en cuestión, como así se<strong>de</strong>spren<strong>de</strong> con meridiana claridad <strong>de</strong>lpronunciamiento hecho por la <strong>Corte</strong>Constitucional en los siguientes términos:"La licencia, es una <strong>de</strong> las situacionesadministrativas en las que se pue<strong>de</strong> encontrar unempleado <strong>de</strong>l sector público, y consiste en laseparación temporal <strong>de</strong> las funciones laboralesque habitualmente ejerce o, lo que es lo mismo,el retiro transitorio <strong>de</strong>l cargo que ocupa en<strong>de</strong>terminada entidad <strong>de</strong>l Estado, sin que por ellocese su vínculo laboral con la empresa u órganoestatal respectivo."En cuanto atañe a los servidores públicos, laslicencias son <strong>de</strong> distintas clases, a saber:remuneradas y no remuneradas. También lashay, atendiendo a otros criterios, por enfermedadprofesional, por enfermedad no profesional, pormaternidad, por estudios, por pasar a<strong>de</strong>sempeñar otro cargo <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l mismo sector,por <strong>de</strong>cisión propia <strong>de</strong>l empleado, etc."Durante el término que dure dicha licencia elempleado no pier<strong>de</strong> su calidad <strong>de</strong> servidorpúblico, pues sigue ligado laboralmente a laentidad a la cual presta sus servicios y,<strong>de</strong>pendiendo <strong>de</strong> la clase <strong>de</strong> licencia, como ya seanotó, tiene o no <strong>de</strong>recho a continuar percibiendosu remuneración y las prestaciones sociales aque haya lugar."Si durante el periodo <strong>de</strong> licencia no se pier<strong>de</strong> elstatus <strong>de</strong> empleado público, es apenas lógico quesigan siendo aplicables a quienes gozan <strong>de</strong> ese<strong>de</strong>recho, las normas que regulan la funciónpública." -Se ha hecho énfasis-.Siendo ello así, hay que convenir con el agente<strong>de</strong> Ministerio Público en que el sujeto activo quereclama el tipo penal <strong>de</strong> concusión en <strong>de</strong>sarrollo<strong>de</strong> la conducta rectora, <strong>de</strong>be realizarla con abuso<strong>de</strong>l cargo o <strong>de</strong> la función."De ahí que la jurispru<strong>de</strong>ncia -agrega-haconsi<strong>de</strong>rado que el servidor público pue<strong>de</strong>cometer la conducta punible aun cuando no tengala competencia para <strong>de</strong>cidir el asunto que le sirve<strong>de</strong> pretexto para hacer la exigencia in<strong>de</strong>bida envirtud <strong>de</strong> la ofensa a la administración pública;por ello, la conducta pue<strong>de</strong> ser cometida porfuncionarios y empleados <strong>de</strong> la misma, y no solopor quienes pue<strong>de</strong>n ejecutar ciertos actosespecíficos relativos a la función que cumplen,sino todos aquellos que por su investidura y porlos nexos con las ramas <strong>de</strong>l po<strong>de</strong>r públicopue<strong>de</strong>n comprometerlo <strong>de</strong> alguna forma. Es<strong>de</strong>cir, la función pública hace relación a lasfunciones que le correspon<strong>de</strong> realizar al servidorpúblico; y la investidura tiene que ver con laposición que se adquiere con la toma <strong>de</strong>posesión <strong>de</strong>l cargo público."Sintetizando, para cometer el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> concusiónno basta con que se tenga la calidad <strong>de</strong> servidorpúblico sino que es necesario el abuso <strong>de</strong> esacondición, que pue<strong>de</strong> estar a su vez referido alcargo o a la función."A<strong>de</strong>más, para la estructuración <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong>concusión no es necesario que el sujeto activo alcometer el hecho se encuentre en ejercicio <strong>de</strong>sus funciones. Dentro <strong>de</strong> las diversas hipótesis<strong>de</strong>lictivas, una <strong>de</strong> ellas se refiere a que el sujetoagente pue<strong>de</strong> cometer el <strong>de</strong>lito cuando invoca talcalidad, aun cuando se encuentre disfrutando <strong>de</strong>diversas situaciones administrativas comopermisos, licencias o vacaciones. Inclusive, lopue<strong>de</strong> cometer el servidor público que seencuentra por fuera <strong>de</strong>l ámbito <strong>de</strong> sucompetencia territorial."Ahora bien, la conducta que en su indagatoriarendida en el proceso con número <strong>de</strong> radicación22.453 le imputa (.....) a (.....), consistente enhaberla presionado a través <strong>de</strong> diversosmecanismos para que apoyara con su votofavorable el proyecto <strong>de</strong> Acto Legislativo quehacía viable la reelección inmediata <strong>de</strong>l55___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Presi<strong>de</strong>nte y Vicepresi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República -conmanifestaciones acerca <strong>de</strong>l riesgo que corría suvida en caso <strong>de</strong> que su voto en relación con dichoasunto fuera negativo, condicionar su continuida<strong>de</strong>n el congreso al voto positivo respecto <strong>de</strong>laludido proyecto <strong>de</strong> reforma constitucional,amenazarla con retirar <strong>de</strong> la UTL a su asesor <strong>de</strong>confianza César Guzmán Areiza, haciéndolareunir con él para concertar su votopersuadiéndola <strong>de</strong> la importancia <strong>de</strong>l mismo-,objetivamente encaja en la <strong>de</strong>scripción típica enreferencia, pues <strong>de</strong>viene incuestionable que untal comportamiento, en caso <strong>de</strong> haber tenidoreal ocurrencia, amén <strong>de</strong> que constituye un claroacto <strong>de</strong> abuso <strong>de</strong>l cargo, <strong>de</strong> su investidura <strong>de</strong>congresista, comporta el <strong>de</strong>spliegue <strong>de</strong> mediosidóneos, claramente coercitivos, llamados adoblegar la voluntad <strong>de</strong> la víctima <strong>de</strong> la exacción.4. De ahí que la naturaleza <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito, como lo ha<strong>de</strong>cantado la jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la Sala, sea formalo <strong>de</strong> mera conducta, en cuanto se entien<strong>de</strong>consumado con la sola manifestación o expresiónque hace el servidor público a través <strong>de</strong> unacualquiera <strong>de</strong> las tres modalida<strong>de</strong>s comisivas -constreñimiento, inducción o solicitud <strong>de</strong> unaprestación in<strong>de</strong>bida-; en el asunto bajo examense dio la señalada en primer lugar.La conducta <strong>de</strong> constreñimiento se configura,también lo ha dicho la Sala, cuando se utilizanmedios claramente coactivos que vencen elconsentimiento <strong>de</strong>l sujeto pasivo, o se amenazaabiertamente con un acto <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r.5. No se precisa pues, que la víctimaefectivamente se someta a la voluntad <strong>de</strong>lamedrentador para que se estructure el <strong>de</strong>lito,siendo suficiente la potencialidad intimidante queengendra el ilícito requerimiento.Para la configuración <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> concusión nose precisa la satisfacción <strong>de</strong> la exigencia o <strong>de</strong> lasolicitud in<strong>de</strong>bidas, valga <strong>de</strong>cir, la conducta seestructura in<strong>de</strong>pendientemente que la dádiva outilidad in<strong>de</strong>bidas penetren o no en la esfera <strong>de</strong>disponibilidad <strong>de</strong>l actor, conclusión que se<strong>de</strong>spren<strong>de</strong>, también ha dicho la Sala, tanto <strong>de</strong>lalcance y significado <strong>de</strong> los verbos rectoresempleados por el legislador para concretar laconducta prohibida -constreñir, inducir o solicitar-,como <strong>de</strong>l hecho <strong>de</strong> que la administración públicasea el bien jurídico objeto <strong>de</strong> tutela, cuyavulneración se materializa con la realización <strong>de</strong>cualquiera <strong>de</strong> esos actos <strong>de</strong> <strong>de</strong>sviación <strong>de</strong> po<strong>de</strong>rque rompen con la normatividad que la organiza yestructura, generando la sensación o certeza <strong>de</strong><strong>de</strong>slealtad, improbidad y ausencia <strong>de</strong>transparencia <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los coasociados .Con el anterior pronunciamiento, la Sala ratificósu tesis que ya había expuesto en los siguientestérminos:"[…] La efectiva entrega <strong>de</strong>l dinero o <strong>de</strong> la utilidadafectan ya bienes jurídicos <strong>de</strong> otra índole(ordinariamente patrimoniales) en cabeza <strong>de</strong> lapersona concusionada, cuya vulneración no eselemento integrador <strong>de</strong> este <strong>de</strong>lito. La expresiónlegal <strong>de</strong> constreñir o inducir a alguien a dar oprometer … significa tanto como coaccionar opersuadir a otro para que éste <strong>de</strong> o prometa, loque quiere <strong>de</strong>cir que tal expresión es realmenteun ingrediente subjetivo <strong>de</strong>l tipo, una <strong>de</strong> cuyascaracterísticas es la <strong>de</strong> que para la plenaa<strong>de</strong>cuación <strong>de</strong> la conducta a esta clase <strong>de</strong> tiposbasta que el agente actúe con la finalidad en élindicada, sin que sea necesario que a la postrelogre su propósito."6. El hecho <strong>de</strong> que los testigos que hasta elmomento han <strong>de</strong>sfilado en el proceso no lesconsten los actos <strong>de</strong> fuerza que (.....) le atribuye a(.....) -salvo lo relatado en relación con dichotópico por (.....)-, no <strong>de</strong>meritan el valor<strong>de</strong>mostrativo <strong>de</strong> la versión <strong>de</strong> aquélla, pues sueleocurrir, como lo enseña la experiencia y así loviene advirtiendo la Sala, que conductas <strong>de</strong> lanaturaleza a la aquí <strong>de</strong>nunciada se ejecutan <strong>de</strong>manera clan<strong>de</strong>stina sobre la base <strong>de</strong> exaccionesque sólo se dan a conocer a la víctima <strong>de</strong>l <strong>de</strong>litocon miras a asegurar su impunidad. De ahí quese torne razonable que la prueba <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito laconstituya la versión <strong>de</strong>l afectado directo con laexigencia in<strong>de</strong>bida.Recuér<strong>de</strong>se que fue el propio sindicado quienadmitió en su indagatoria haber estado reunido asolas con YIDIS en la oficina 512 <strong>de</strong> la Cámara<strong>de</strong> Representantes, por lo que bien pudo serposible que aquél haya aprovechado esaoportunidad para <strong>de</strong>splegar los aludidos actos <strong>de</strong>persuasión.Ahora, que esas amenazas, presiones, actos <strong>de</strong>coacción o <strong>de</strong> constreñimiento no hayan sidopercibidos por persona diferente a la víctima <strong>de</strong>los mismos, no significa que no hubiesen existido,máxime cuando en el presente caso no seevi<strong>de</strong>ncia siquiera un mínimo resquicio <strong>de</strong> dudaque ponga en tela <strong>de</strong> juicio las imputaciones <strong>de</strong>(.....), a las cuales tampoco le restan veracidadcircunstancias tales como que la nota periodísticaque informa acerca <strong>de</strong> una reunión "a manteles"celebrada en la resi<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> (.....) con el grupo<strong>de</strong> congresistas que se dio en <strong>de</strong>nominar los"in<strong>de</strong>cisos" y entre quienes se contaba YIDIS,cuyo propósito no era otro que tratar <strong>de</strong>convencerlos para que votaran favorablemente elsusodicho proyecto <strong>de</strong> Acto Legislativo, haya sido<strong>de</strong>smentida por la propia (.....).7. El tipo <strong>de</strong> concusión reviste la modalidaddolosa, entendida ésta, tal como lo evoca elrepresentante <strong>de</strong> la Procuraduría, como lavoluntad y el conocimiento por parte <strong>de</strong>l sujetoagente <strong>de</strong> realizar la conducta <strong>de</strong>lictiva.8. En realidad, la <strong>de</strong>finición legal envuelve dosmatices <strong>de</strong> la antijuridicidad -reitera la Sala-, elformal circunscrito a la contradicción <strong>de</strong> laconducta con el or<strong>de</strong>namiento jurídico total, en56___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>cuanto éste consagra no sólo prohibiciones sinotambién permisos; y el material, concretado en laofensa al bien jurídico protegido - lesión o puestaen peligro-.Ahora bien, tiene dicho la <strong>Corte</strong> que la misma<strong>de</strong>finición <strong>de</strong> los tipos legales, como conductasprohibidas, <strong>de</strong>limita el ámbito <strong>de</strong> protección penal<strong>de</strong>l bien jurídico <strong>de</strong> la administración pública.Pero con el fin <strong>de</strong> establecer en un primer planoel marco <strong>de</strong> protección <strong>de</strong>l bien jurídico enmención, ha <strong>de</strong> acudirse a la norma superiorporque es en ella don<strong>de</strong> se sientan los principiosque regulan toda la actividad <strong>de</strong> laadministración.Así, el artículo 209 <strong>de</strong> la Constitución Política, enlo pertinente, dispone: "La función administrativaestá al servicio <strong>de</strong> los intereses generales y se<strong>de</strong>sarrolla con fundamento en los principios <strong>de</strong>igualdad, moralidad, eficacia, economía,celeridad, imparcialidad y publicidad (...)".Tomando como perspectiva el tipo penal, hadicho la <strong>Corte</strong> que el bien jurídico <strong>de</strong> laadministración pública es polivalente, en cuantoprotege diversos valores propios <strong>de</strong> la activida<strong>de</strong>statal; "en realidad, tiene una significaciónestrecha con el funcionamiento <strong>de</strong>l sistema, conla forma cómo se actúa y cómo se ejecutan las<strong>de</strong>cisiones públicas. No por otra razón, los tipospenales vinculados con el bien jurídico <strong>de</strong> laadministración pública protegen el interésgeneral, la igualdad, moralidad, eficacia,economía, celeridad, imparcialidad y publicidad,que son entre otros, valores esenciales <strong>de</strong> laadministración pública, a más <strong>de</strong> sus bienesmateriales."Doctrinariamente se ha precisado que porAdministración Pública <strong>de</strong>be enten<strong>de</strong>rse losorganismos públicos que <strong>de</strong>sarrollan<strong>de</strong>terminadas funciones, a través <strong>de</strong> las cuales secumplen los fines propios <strong>de</strong>l Estado.La orientación <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> <strong>de</strong> la Sala señalaque con los <strong>de</strong>litos contra la AdministraciónPública se reprimen "las acciones que atentancontra el normal, or<strong>de</strong>nado y legal<strong>de</strong>senvolvimiento <strong>de</strong> la función <strong>de</strong> los órganos <strong>de</strong>lEstado, concebido en las tres ramas <strong>de</strong>l po<strong>de</strong>r."En ese or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> i<strong>de</strong>as, dígase que <strong>de</strong> acuerdocon el Libro Segundo, Título XV <strong>de</strong>l CódigoPenal, el bien jurídico protegido en el <strong>de</strong>litoexaminado es el correcto funcionamiento <strong>de</strong> laadministración pública. Así, afecta a los finesestatales y al interés general en cuanto <strong>de</strong>svía lafinalidad pública hacia intereses privados oparticulares, el tipo penal <strong>de</strong> concusión, entreotros.MAGISTRADO PONENTE:SALA DE CASACION PENALAuto Unica InstanciaFECHA : 23/10/<strong>2008</strong>DECISION: Profiere resolución <strong>de</strong> acusación, or<strong>de</strong>na compulsarcopiasPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: DIAZ MATEUS, IVAN-CONGRESISTADELITOS: ConcusiónPROCESO : 29769Fin57___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30357DR. YESID RAMIREZ BASTIDASDEMANDA DE CASACION-No es un escrito <strong>de</strong>libre confección/ CASACION-Principio <strong>de</strong>prioridad/ NULIDAD-Técnica en casación/PORTE ILEGAL DE ARMAS-Arma <strong>de</strong> fuego:Demostración <strong>de</strong> su calidad/ VIOLACIONINDIRECTA DE LA LEY SUSTANCIAL-Técnicaen casación1. Cualquiera sea la causal invocada, la <strong>de</strong>manda<strong>de</strong> casación no es un escrito <strong>de</strong> libre elaboraciónen tanto que <strong>de</strong>be cumplir con los requisitosestablecidos en el artículo 212 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal, como citar las normas quese consi<strong>de</strong>ren infringidas, <strong>de</strong>terminar la clase <strong>de</strong>quebrantamiento, indicar los fundamentoscompletos con claridad, precisión y lógica, enarmonía con la naturaleza <strong>de</strong>l vicio reprochado,a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostrar la trascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l yerroen la <strong>de</strong>cisión.El impugnante olvidó que la casación no fueinstituida para anteponer el criterio <strong>de</strong>l recurrenteal expuesto por los jueces <strong>de</strong> instancia que llegaa esta se<strong>de</strong> precedido <strong>de</strong> la doble presunción <strong>de</strong>acierto y legalidad, sino para corregir verda<strong>de</strong>rosyerros trascen<strong>de</strong>ntales, que <strong>de</strong>ben serenunciados y establecidos clara y concretamente,cuya <strong>de</strong>mostración cabal ha <strong>de</strong> tener, a<strong>de</strong>más, lapotencialidad <strong>de</strong> hacer cambiar el sentido <strong>de</strong>lfallo, tarea que no acomete el censor.2. Esta forma <strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r <strong>de</strong>sconoce el or<strong>de</strong>n <strong>de</strong>postulación <strong>de</strong> los cargos en la <strong>de</strong>manda <strong>de</strong>casación que se rige por el principio <strong>de</strong> prioridad,según el cual en rigor lógico se <strong>de</strong>be proponerinicialmente el reparo por nulidad y luego losrestantes, porque en esta materia es necesariotener en cuenta la inci<strong>de</strong>ncia procesal que laprosperidad <strong>de</strong> alguno <strong>de</strong> ellos pueda tener enatención al efecto corrector o invalidante <strong>de</strong>lrecurso extraordinario, incluso al interior <strong>de</strong>lmismo cargo <strong>de</strong> nulidad en tanto que si fuerenplurales también se presentarán empezando porel que eventualmente mayor efecto produzca,pues si alguno llegare a <strong>de</strong>mostrarse, se<strong>de</strong>vuelve la actuación para rehacer todo el trámitealcanzado por el vicio, lo cual impone i<strong>de</strong>ntificarlos límites <strong>de</strong> afectación <strong>de</strong> cada motivo <strong>de</strong>anulación propuesto.3. La Sala tiene establecido que aun cuando seadmite cierta flexibilidad en su proposición y<strong>de</strong>sarrollo, no es <strong>de</strong> libre alegación porque lanaturaleza y especialidad <strong>de</strong> la impugnaciónextraordinaria hacen ineludible la observancia <strong>de</strong>las exigencias técnicas y jurídicas que gobiernana este amparo constitucional.Es así como el recurrente en una propuesta <strong>de</strong> talnaturaleza <strong>de</strong>be i<strong>de</strong>ntificar la clase <strong>de</strong> vicio, estoes, si se trata <strong>de</strong> una irregularidad que afecta laestructura <strong>de</strong>l proceso (<strong>de</strong>fectos <strong>de</strong> estructura) o<strong>de</strong>sconoce las garantías fundamentales <strong>de</strong> lossujetos procesales (irregularida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> garantía),proponerlo <strong>de</strong> acuerdo con su alcance yautonomía invalidatoria <strong>de</strong>biendo hacerlo encargos separados cuando son varios (principio <strong>de</strong>trascen<strong>de</strong>ncia), señalar sus fundamentos y lasnormas constitucionales o legales que estimalesionadas y <strong>de</strong>mostrar <strong>de</strong> qué manera lairregularidad repercute en el trámite y cómo ellatrascien<strong>de</strong> al fallo impugnado conduciendo a suanulación.También será necesario indicar la etapa procesala partir <strong>de</strong> la cual se <strong>de</strong>be invalidar la actuación y<strong>de</strong>mostrar que no existe otro medio parasubsanar la irregularidad sustancial distinto queproce<strong>de</strong>r a su reconocimiento, <strong>de</strong> acuerdo con losprincipios que orientan la <strong>de</strong>claratoria <strong>de</strong> lasnulida<strong>de</strong>s y su convalidación.Del mismo modo, la principialística que gobiernalas nulida<strong>de</strong>s en el proceso penal, en síntesis,impone a quien propone una nulidad, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>la referencia a la causal específica (principio <strong>de</strong>taxatividad), el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> argumentar <strong>de</strong> maneraclara y precisa en dón<strong>de</strong> se origina el <strong>de</strong>fecto <strong>de</strong>actividad y si éste no satisfizo la finalidad para laque estaba previsto (principio <strong>de</strong> instrumentalidad<strong>de</strong> las formas), <strong>de</strong>mostrar si el vicio afectó lasgarantías o las bases fundamentales <strong>de</strong> lainstrucción y el juzgamiento (principio <strong>de</strong>trascen<strong>de</strong>ncia), acreditar que el sujeto procesalno haya coadyuvado con su conducta a laconfiguración <strong>de</strong>l acto irregular (principio <strong>de</strong>protección) o lo haya convalidado con suconsentimiento (principio <strong>de</strong> convalidación),siempre que se observen las garantíasfundamentales. Frente al principio <strong>de</strong>trascen<strong>de</strong>ncia la Sala ha dicho que significa queno hay nulidad sin perjuicio y sin la probabilidad<strong>de</strong>l correlativo beneficio para el nulidicente. Másallá <strong>de</strong>l otrora carácter puramente formalista <strong>de</strong>l<strong>de</strong>recho, para que exista nulidad se requiere laproducción <strong>de</strong> daño a una parte o sujetoprocesal. Se exige, así, <strong>de</strong> un lado, la causación<strong>de</strong> agravio con la actuación; y, <strong>de</strong>l otro, laposibilidad <strong>de</strong> éxito a que pueda conducir la<strong>de</strong>claración <strong>de</strong> nulidad. Dicho <strong>de</strong> otra forma, se<strong>de</strong>be <strong>de</strong>mostrar que el vicio procesal ha creadoun perjuicio y que la sanción <strong>de</strong> nulidad generaráuna ventaja .(1)58___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Solamente es proce<strong>de</strong>nte invocar nulidad <strong>de</strong>aquellos actos que son presupuestos procesales<strong>de</strong> otros, como por ejemplo en el sistema conten<strong>de</strong>ncia acusatoria <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000 encuyo trámite se a<strong>de</strong>lantó este asunto, la aperturainstructiva <strong>de</strong>be antece<strong>de</strong>r a la vinculación <strong>de</strong>limputado, ésta es presupuesto para resolversituación jurídica en aquellos casos previstos porla ley, el cierre <strong>de</strong> la investigación antece<strong>de</strong> a lacalificación <strong>de</strong> la instrucción, la ejecutoria <strong>de</strong> laresolución <strong>de</strong> acusación es presupuesto parainiciar la fase <strong>de</strong>l juicio don<strong>de</strong> al fallo prece<strong>de</strong>nlas audiencias preparatorias y <strong>de</strong> juzgamiento.De manera que la ausencia <strong>de</strong> prueba bien sobrela <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong>l tipo penal o laresponsabilidad <strong>de</strong>l acusado no genera per senulidad <strong>de</strong>l proceso, sino que <strong>de</strong> existirincertidumbre sobre uno <strong>de</strong> esos extremos lo quese impone es la absolución, razón por la cualconstituye <strong>de</strong>satino plantear en casación comocircunstancia <strong>de</strong> nulidad la supuesta falta <strong>de</strong>prueba sobre la materialidad <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> porteilegal <strong>de</strong> armas <strong>de</strong> fuego <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa personalcomo lo propone el recurrente, simplementeporque no se trata <strong>de</strong> un acto que incida en laestructura <strong>de</strong>l proceso penal.4. Si bien carece <strong>de</strong> cualquier actitud invalidatoria<strong>de</strong>l proceso la pretensión <strong>de</strong>l recurrente que bajoel supuesto <strong>de</strong> haberse omitido prueba sobre elarma <strong>de</strong> fuego utilizada en el hurto, ha elevado elcasacionista, éste tampoco acreditó el alegadovicio frente a las consi<strong>de</strong>raciones <strong>de</strong> los jueces<strong>de</strong> instancia que llegaron a la conclusión que <strong>de</strong>acuerdo con el principio <strong>de</strong> libertad probatoriaestablecido en el artículo 237 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong>2000, según el cual los elementos constitutivos<strong>de</strong> la conducta punible y la responsabilidad <strong>de</strong>lprocesado, podrán <strong>de</strong>mostrarse con cualquiermedio probatorio, a menos que la ley exija pruebaespecial, respetando siempre, como <strong>de</strong>be ser, los<strong>de</strong>rechos fundamentales, y jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> estaCorporación, según la cual, en virtud <strong>de</strong>l principioantes mencionado la tipicidad <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> porteilegal no <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>n <strong>de</strong>l hallazgo <strong>de</strong>l arma sino <strong>de</strong>que se pue<strong>de</strong> acreditar con cualquier medio <strong>de</strong>prueba, incluido el testimonial(2) , que en elpresente asunto fue plural en cuanto variasvíctimas señalaron que los asaltantes lasintimidaron con arma <strong>de</strong> fuego -pistola- <strong>de</strong> cuyaidoneidad no se pue<strong>de</strong> dudar en tanto que laforma como ocurrieron los hechos <strong>de</strong>ja al margenque se tratara <strong>de</strong> acto arriesgado con objetodiferente a una arma apta para respon<strong>de</strong>r antecualquier situación sorpresiva, y que tres <strong>de</strong> loscoautores <strong>de</strong> la empresa criminal se acogieron asentencia anticipada aceptando la tipificación <strong>de</strong>l<strong>de</strong>lito contra la seguridad pública.5. Cuando se invoca la causal primera, cuerposegundo, esto es, la violación indirecta <strong>de</strong> la leysustancial -que fue precisamente la anunciada eneste caso-, el recurrente <strong>de</strong>be concretar cada uno<strong>de</strong> ellos, si <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho o <strong>de</strong> hecho, la prueba opruebas sobre las que recae y <strong>de</strong>mostrar sutrascen<strong>de</strong>ncia o inci<strong>de</strong>ncia en la transgresión <strong>de</strong>la ley.Si se trata <strong>de</strong> un error <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho, el cual entrañala apreciación material <strong>de</strong> la prueba por eljuzgador, quien la acepta no obstante haber sidoaportada al proceso con violación <strong>de</strong> lasformalida<strong>de</strong>s legales para su aducción, o larechaza porque a pesar <strong>de</strong> estar reunidasconsi<strong>de</strong>ra que no las cumple (falso juicio <strong>de</strong>legalidad); también, aunque <strong>de</strong> restringidaaplicación por haber <strong>de</strong>saparecido <strong>de</strong> lasistemática procesal nacional la tarifa legal, seincurre en esta especie <strong>de</strong> error cuando el juez<strong>de</strong>sconoce el valor prefijado a la prueba en la ley,o la eficacia que esta le asigna (falso juicio <strong>de</strong>convicción).Si el yerro es <strong>de</strong> hecho, le correspon<strong>de</strong> indicar lamodalidad y especie <strong>de</strong>l mismo, es <strong>de</strong>cir, estaclase <strong>de</strong> errores se pue<strong>de</strong>n presentar cuando eljuzgador se equivoca al contemplarmaterialmente el medio, bien porque omiteapreciar una prueba que obra en el proceso, oraporque la supone existente sin estarlo o se lainventa (falso juicio <strong>de</strong> existencia); o cuando noobstante consi<strong>de</strong>rarla oportuna y legalmenterecaudada, al fijar su contenido la distorsiona,cercena o adiciona en su expresión fáctica,haciéndole producir efectos que objetivamente nose establecen <strong>de</strong> ella (falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad); o,porque al apreciar la prueba transgre<strong>de</strong> lospostulados <strong>de</strong> la lógica, las leyes <strong>de</strong> la ciencia olas reglas <strong>de</strong> la experiencia, esto es, losprincipios <strong>de</strong> la sana crítica como método <strong>de</strong>valoración probatoria -existente en el trámite <strong>de</strong>este asunto- (falso raciocinio).Cuando el reparo se dirige por error <strong>de</strong> hecho<strong>de</strong>rivado <strong>de</strong> falso juicio <strong>de</strong> existencia porsuposición <strong>de</strong> prueba, es <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>l casacionista<strong>de</strong>mostrar el yerro mediante la indicacióncorrespondiente <strong>de</strong> la sentencia don<strong>de</strong> se alu<strong>de</strong> adicho medio que materialmente no obra en elproceso; y si lo es por omisión <strong>de</strong> prueba, lecompete concretar en qué parte <strong>de</strong> la actuaciónse ubica ésta, qué objetivamente se establece <strong>de</strong>ella, cuál el mérito que le correspon<strong>de</strong> siguiendolos postulados <strong>de</strong> la sana crítica, y cómo suestimación conjunta con el arsenal probatorio queintegra la actuación, da lugar a variar el sentido<strong>de</strong>l fallo.Si lo pretendido es <strong>de</strong>nunciar la configuración <strong>de</strong>errores <strong>de</strong> hecho por falsos juicios <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntida<strong>de</strong>n la apreciación probatoria, el recurrente <strong>de</strong>beseñalar qué en concreto dice el medio probatorio,qué exactamente dijo <strong>de</strong> él el juzgador, cómo setergiversó, cercenó o adicionó haciéndoleproducir efectos que objetivamente no seestablecen <strong>de</strong> él, y lo más importante, latrascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>sacierto en la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong>justicia contenida en la parte resolutiva <strong>de</strong> lasentencia.59___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Y si se <strong>de</strong>nuncia falso raciocinio por<strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> los postulados <strong>de</strong> la sanacrítica, se <strong>de</strong>be precisar qué dice <strong>de</strong> maneraobjetiva el medio, qué infirió <strong>de</strong> él el juzgador,cuál mérito persuasivo le fue otorgado, señalarcuál postulado <strong>de</strong> la lógica, ley <strong>de</strong> la ciencia omáxima <strong>de</strong> la experiencia fue <strong>de</strong>sconocida, y cuálel aporte científico correcto, la regla <strong>de</strong> la lógicaapropiada, la máxima <strong>de</strong> la experiencia que <strong>de</strong>biótomarse en consi<strong>de</strong>ración y <strong>de</strong> qué manera; y,finalmente, <strong>de</strong>mostrar la consecuencia <strong>de</strong>l<strong>de</strong>sacierto indicando cuál <strong>de</strong>be ser la apreciacióncorrecta <strong>de</strong> la prueba o pruebas que cuestiona, yque habría dado lugar a proferir un fallosustancialmente distinto al impugnado.______________________________________1. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, sent. 26 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 2003, rad. 11135.2 CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, Sent. noviembre 10 <strong>de</strong> 2005, rad. 20174.MAGISTRADO PONENTE:DR. YESID RAMIREZ BASTIDASAuto CasaciónFECHA : 23/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite la <strong>de</strong>mandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong> Distrito JudicialCIUDAD: CúcutaCONDENADO: OJEDA JAIMES, EDIXON YESIDDELITOS: Hurto calificado y agravado, Porte <strong>de</strong> armas <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensapersonalPROCESO : 30357Fin60___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30102DR. YESID RAMIREZ BASTIDASJUSTICIA PENAL MILITAR-Casación: Se rigepor la casación ordinaria/ CASACION-No es unatercera instancia/ VIOLACION INDIRECTA DELA LEY SUSTANCIAL-Técnica en casación/CASACION-Principios/ NULIDAD-Técnica encasación/ SALA DUAL-Proce<strong>de</strong>ncia/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Modalida<strong>de</strong>s: Técnica en casación1. La jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> esta corporación havenido señalando, y aquí lo reitera, que alregularse en el Código <strong>de</strong> Procedimiento Penallos presupuestos <strong>de</strong> procedibilidad <strong>de</strong> lascausales <strong>de</strong> casación, los requisitos formales y lafinalidad <strong>de</strong> este medio <strong>de</strong> impugnación, unainterpretación sistemática <strong>de</strong> su texto permitesostener la unificación normativa en esta materiapor parte <strong>de</strong>l legislador, comprendiendo en estareglamentación las sentencias <strong>de</strong>l TribunalSuperior Militar, porque en ella se incluyena<strong>de</strong>más <strong>de</strong> los fallos proferidos por los TribunalesSuperiores <strong>de</strong> Distrito Judicial y TribunalNacional, los dictados por esa CorporaciónCastrense (1).Todo lo relacionado con el recurso <strong>de</strong> casaciónestá regulado por el Código <strong>de</strong> ProcedimientoPenal, aún respecto <strong>de</strong> los fallos <strong>de</strong> la justiciapenal militar(2) , porque si bien el artículo 368 <strong>de</strong>lCódigo Penal Militar (ley 522 <strong>de</strong> 1999) establecíaque era viable el recurso <strong>de</strong> casación ordinarioen cuanto se procediera por <strong>de</strong>lito que tengaseñalada pena privativa <strong>de</strong> la libertad cuyomáximo sea o exceda <strong>de</strong> seis (6) años, es <strong>de</strong> verque la ley 522 <strong>de</strong> 1999 fue modificada en cuantose refiere a la regulación <strong>de</strong>l recursoextraordinario <strong>de</strong> casación por la ley 553 <strong>de</strong> 2000que al ocuparse <strong>de</strong> reformar el Capítulo VIII <strong>de</strong>lTítulo IV <strong>de</strong>l Libro Primero <strong>de</strong>l <strong>de</strong>creto 2700 <strong>de</strong>1991, el cual trataba <strong>de</strong>l instituto impugnaticioextraordinario, señaló en el inciso 2° <strong>de</strong> suartículo 20: "La presente ley <strong>de</strong>roga todas lasdisposiciones que le sean contrarias" (subrayafuera <strong>de</strong>l texto)(3) .En ese or<strong>de</strong>n como, el artículo 1° <strong>de</strong> la ley 553 <strong>de</strong>2000 disponía la viabilidad <strong>de</strong>l referido recurso"en los procesos que se hubieren a<strong>de</strong>lantado porlos <strong>de</strong>litos que tengan señalada pena privativa <strong>de</strong>la libertad cuyo máximo exceda <strong>de</strong> ocho años",no cabe duda que el artículo 368 <strong>de</strong> la ley 522 <strong>de</strong>1999 (Código Penal Militar) no es el llamado aregular el recurso <strong>de</strong> casación interpuesto <strong>de</strong>ntro<strong>de</strong> la presente actuación.Es más: si la referida norma <strong>de</strong> la ley 553 <strong>de</strong>2000 fue posteriormente reproducida en losmismos términos por el artículo 205 <strong>de</strong> la ley 600<strong>de</strong> 2000 (Diario Oficial N° 44.097 <strong>de</strong>l 24 <strong>de</strong> julio<strong>de</strong> 2000), vigente para la fecha <strong>de</strong> los hechos(noviembre 2 <strong>de</strong> 2003), y el artículo 535 dispuso:"Derógase el Decreto 2700 <strong>de</strong> noviembre 30 <strong>de</strong>1991, por el cual se expidió el Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal, sus normascomplementarias y todas las disposiciones que lesean contrarias a la presente ley" (negrilla ysubraya fuera <strong>de</strong>l texto), el recurso <strong>de</strong> casaciónpor la vía ordinaria sólo procedía para <strong>de</strong>litoscuya sanción máxima privativa <strong>de</strong> la libertadsuperara los ocho (8) años.Del mismo modo en el presente caso no esaplicable a la impugnación extraordinaria elsistema acusatorio previsto en la ley 906 <strong>de</strong>2004, para hechos sucedidos a partir <strong>de</strong>l 1° <strong>de</strong>enero <strong>de</strong> 2005, a un asunto <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong> lajurisdicción penal militar, como lo entendió enforma equivocada el <strong>de</strong>fensor <strong>de</strong> los procesados(.....) Y (.....), ni siquiera en virtud <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong>favorabilidad, porque como lo tiene <strong>de</strong>finido lajurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> esta corporación(4)2. Hechas las precisiones anteriores, es <strong>de</strong> verque el recurso extraordinario <strong>de</strong> casación noconstituye se<strong>de</strong> adicional para continuar el<strong>de</strong>bate probatorio sobre los hechos investigadosy la responsabilidad <strong>de</strong>l procesado el cual secumplió en las instancias y concluyó con el fallo<strong>de</strong> segundo grado, por el contrario, exige para laadmisión <strong>de</strong> la <strong>de</strong>manda que el sujeto procesalrecurrente tenga presente las exigencias formalesprevistas en la ley en el propósito <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostrar através <strong>de</strong> un juicio técnico-jurídico que la<strong>de</strong>claración <strong>de</strong> justicia allí contenida, la cual llegaa esta se<strong>de</strong> amparada <strong>de</strong> la dual presunción <strong>de</strong>acierto y legalidad, se sustentó en errores <strong>de</strong>hecho o <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho ostensibles y relevantes o seprofirió en un juicio viciado, ocurrencias una yotra que reclaman para sí el necesario correctivo.Por tanto, cuando en el libelo impugnatorio se<strong>de</strong>satien<strong>de</strong>n los requisitos señalados en lanormatividad llamada a regular el caso concreto(artículo 212 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000), yfundamentalmente cuando se soslaya aquéllaexigencia relacionada con la a<strong>de</strong>cuadaformulación <strong>de</strong>l cargo y se omite señalar con laclaridad y precisión <strong>de</strong>bidas sus fundamentos, laconsecuencia procesal inmediata no pue<strong>de</strong> serotra que su inadmisión según así lo establece lareferida norma.Bajo el contexto anterior en se<strong>de</strong> <strong>de</strong> casación nopue<strong>de</strong> proponerse un <strong>de</strong>bate probatorio61___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>generalizado y sin observancia <strong>de</strong> la lógicaargumental que le es inherente, porque estemedio <strong>de</strong> impugnación no fue concebido paralitigar <strong>de</strong> manera libre, sino como un excepcionalcamino <strong>de</strong> control jurisdiccional <strong>de</strong> laconstitucionalidad y legalidad <strong>de</strong> los fallos a cargo<strong>de</strong> la Sala <strong>de</strong> Casación Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia, por las causalestaxativamente señaladas en la ley, que hubiesensido seleccionadas y en forma a<strong>de</strong>cuada<strong>de</strong>sarrolladas en la <strong>de</strong>manda.El impugnante olvidó que la casación no fueinstituida para anteponer el criterio <strong>de</strong>l<strong>de</strong>mandante al expuesto por los jueces <strong>de</strong>instancia que llega a esta se<strong>de</strong> precedido <strong>de</strong> ladoble presunción <strong>de</strong> acierto y legalidad, sino paracorregir verda<strong>de</strong>ros yerros trascen<strong>de</strong>ntales, que<strong>de</strong>ben ser enunciados y establecidos clara yconcretamente, cuya <strong>de</strong>mostración cabal ha <strong>de</strong>tener, a<strong>de</strong>más, la potencialidad <strong>de</strong> hacer cambiarel sentido <strong>de</strong>l fallo, tarea que no atinó a<strong>de</strong>mostrar el censor3. El recurso extraordinario <strong>de</strong> casación es uninstituto que busca remediar o poner fin a laviolación <strong>de</strong> la Constitución Política, <strong>de</strong>l bloque<strong>de</strong> constitucionalidad y <strong>de</strong> la ley, que hubieseocurrido en la sentencia <strong>de</strong> segunda instancia,por errores <strong>de</strong> juicio o <strong>de</strong> actividad en que haincurrido el juez, <strong>de</strong> manera que con esa finalidadimplica la elaboración <strong>de</strong> la <strong>de</strong>manda siguiendolos <strong>de</strong>rroteros trazados por la jurispru<strong>de</strong>ncia y ladoctrina en las causales previstas por elor<strong>de</strong>namiento jurídico.Por supuesto, no se trata <strong>de</strong> exigir al <strong>de</strong>mandanteque acuda a fórmulas únicas o sacramentalespara postular sus reparos, ni se precisa queutilice la terminología que la técnica casacionalha venido <strong>de</strong>cantando <strong>de</strong> tiempo atrás para<strong>de</strong>signar las distintas especies <strong>de</strong> errores en elacopio, contemplación o valoración probatoria,<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho (falso juicio <strong>de</strong> legalidad o falso juicio<strong>de</strong> convicción) o <strong>de</strong> hecho (falso juicio <strong>de</strong>existencia, falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad o falsoraciocinio), pero sí que presente unaargumentación clara, lógica, coherente ytrascen<strong>de</strong>nte que lleve a <strong>de</strong>mostrar que el fallopresenta irregularida<strong>de</strong>s protuberantes en suestructura, <strong>de</strong> manera que no es factiblemantener su vigencia.La impugnación extraordinaria se rige porprincipios a los cuales está vinculada la <strong>Corte</strong> y el<strong>de</strong>mandante, tales como el <strong>de</strong> taxatividadconsistente en que no hay causales <strong>de</strong> casacióndistintas <strong>de</strong> las consagradas en el preceptorespectivo (artículo 207, ley 600 <strong>de</strong> 2000, para elpresente asunto). Limitación el cual se expresacomo la imposibilidad <strong>de</strong> la Sala <strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r <strong>de</strong>oficio en la <strong>de</strong>terminación <strong>de</strong> la causal pertinente,en tanto que siendo un recurso rogado y limitadoa la extensión que quiera darle el recurrente, nopue<strong>de</strong> tomar en cuenta causales que no fueroninvocadas expresamente, salvo cuando adviertatransgresión <strong>de</strong> garantías fundamentales pue<strong>de</strong>utilizar su facultad oficiosa. Prioridad relacionadacon el or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> prelación que se <strong>de</strong>riva <strong>de</strong> lanaturaleza y alcance <strong>de</strong> las causales invocadas,según el cual unas <strong>de</strong>ben ser atendidas y <strong>de</strong>cidasantes que otras, como por ejemplo la causal <strong>de</strong>nulidad frente a las restantes o al interior <strong>de</strong> estamisma en cuanto el po<strong>de</strong>r invalidatorio abarqueuna mayor extensión procesal. Y, la situaciónjurídica <strong>de</strong>l recurrente no se podrá <strong>de</strong>smejorar,salvo que sujeto procesal con interés jurídicohubiese <strong>de</strong>mandado (principio <strong>de</strong> no agravación).5. En lo que tiene que ver con los reparospropuestos al amparo <strong>de</strong> la causal tercera <strong>de</strong>casación <strong>de</strong>l artículo 207 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000,el <strong>de</strong>mandante no tuvo en cuenta que lajurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la Sala tiene establecido queaun cuando se admite cierta flexibilidad en suproposición y <strong>de</strong>sarrollo, no es <strong>de</strong> libre alegaciónporque la naturaleza y especialidad <strong>de</strong> laimpugnación extraordinaria hacen ineludible laobservancia <strong>de</strong> las exigencias técnicas y jurídicasque gobiernan a este amparo constitucional.Es así como el impugnante en una propuesta <strong>de</strong>tal naturaleza <strong>de</strong>be i<strong>de</strong>ntificar la clase <strong>de</strong> vicio,esto es, si se trata <strong>de</strong> una irregularidad queafecta la estructura <strong>de</strong>l proceso (<strong>de</strong>fectos <strong>de</strong>estructura) o <strong>de</strong>sconoce las garantíasfundamentales <strong>de</strong> los sujetos procesales(irregularida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> garantía), proponerlo <strong>de</strong>acuerdo con su alcance y autonomía invalidatoria<strong>de</strong>biendo hacerlo en cargos separados cuandoson varios (principio <strong>de</strong> trascen<strong>de</strong>ncia), señalarsus fundamentos y las normas constitucionales olegales que estima lesionadas y <strong>de</strong>mostrar <strong>de</strong>qué manera la anomalía repercute en el trámite ycómo ella trascien<strong>de</strong> al fallo impugnadoconduciendo a su anulación.También será necesario indicar la etapa procesala partir <strong>de</strong> la cual se <strong>de</strong>be invalidar la actuación y<strong>de</strong>mostrar que no existe otro medio parasubsanar la irregularidad sustancial distinto queproce<strong>de</strong>r a su reconocimiento, <strong>de</strong> acuerdo con losprincipios que orientan la <strong>de</strong>claratoria <strong>de</strong> lasnulida<strong>de</strong>s y su convalidación.Del mismo modo, la principialística que gobiernalas nulida<strong>de</strong>s en el proceso penal, en síntesis,impone a quien propone una nulidad, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong>la referencia a la causal específica (principio <strong>de</strong>taxatividad), el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> argumentar <strong>de</strong> maneraclara y precisa en dón<strong>de</strong> se origina el <strong>de</strong>fecto <strong>de</strong>actividad y si éste no satisfizo la finalidad para laque estaba previsto (principio <strong>de</strong> instrumentalidad<strong>de</strong> las formas), <strong>de</strong>mostrar si el vicio afectó lasgarantías o las bases fundamentales <strong>de</strong> lainstrucción y el juzgamiento (principio <strong>de</strong>trascen<strong>de</strong>ncia), acreditar que el sujeto procesalno haya coadyuvado con su conducta a laconfiguración <strong>de</strong>l acto irregular (principio <strong>de</strong>protección) o lo haya convalidado con suconsentimiento (principio <strong>de</strong> convalidación),siempre que se observen las garantías62___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>fundamentales. Frente al principio <strong>de</strong>trascen<strong>de</strong>ncia la Sala ha dicho quesignifica que no hay nulidad sin perjuicio y sin laprobabilidad <strong>de</strong>l correlativo beneficio para elnulidicente. Más allá <strong>de</strong>l otrora carácterpuramente formalista <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho, para queexista nulidad se requiere la producción <strong>de</strong> dañoa una parte o sujeto procesal. Se exige, así, <strong>de</strong>un lado, la causación <strong>de</strong> agravio con la actuación;y, <strong>de</strong>l otro, la posibilidad <strong>de</strong> éxito a que puedaconducir la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong> nulidad. Dicho <strong>de</strong> otraforma, se <strong>de</strong>be <strong>de</strong>mostrar que el vicio procesal hacreado un perjuicio y que la sanción <strong>de</strong> nulidadgenerará una ventaja (5).6. Si bien como lo plantea el recurrente, lasentencia proferida por una Sala <strong>de</strong> Decisión <strong>de</strong>lTribunal Superior Militar fue suscrita y aprobadapor dos magistrados, ello no constituyeirregularidad que socave el principio <strong>de</strong>l jueznatural y las formas propias <strong>de</strong>l juicio, por losiguiente:El artículo 236 <strong>de</strong>l Código Penal Militar establece:Integración <strong>de</strong> las Salas <strong>de</strong> <strong>de</strong>cisión. Las Salas<strong>de</strong> <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l Tribunal Superior Militar estaránintegradas por tres magistrados cada una,presididas por el ponente respectivo.Las <strong>de</strong>cisiones se tomarán por mayoría <strong>de</strong> votos:el disi<strong>de</strong>nte salvará el voto en forma motivada<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los dos (2) días siguientes a la<strong>de</strong>cisión.Cuando un magistrado se <strong>de</strong>clare impedido oprospere recusación, se integrará la Sala <strong>de</strong><strong>de</strong>cisión con un magistrado <strong>de</strong> las restantesSalas, escogido por sorteo.De acuerdo con la constancia <strong>de</strong>jada por laSecretaria <strong>de</strong>l Tribunal Superior Militar, la<strong>de</strong>cisión no fue suscrita por el Teniente Coronel ®José Uriel Rojas Gutiérrez, entonces Magistrado<strong>de</strong> esa Sala <strong>de</strong> Decisión, por cuanto fue retirado<strong>de</strong>l servicio y a la fecha <strong>de</strong> la sentencia aún no sele había <strong>de</strong>signado su reemplazo, caso en el cualen principio se <strong>de</strong>bió convocar a un magistrado<strong>de</strong> las restantes Salas, pero como el quórum<strong>de</strong>liberatorio y <strong>de</strong>cisorio se mantenía con laasistencia y voto <strong>de</strong> la mayoría <strong>de</strong> sus miembros,ello resultaba innecesario <strong>de</strong> conformidad con loprevisto en el artículo 54 <strong>de</strong> la ley 270 <strong>de</strong> 1996,Estatutaria <strong>de</strong> la Administración <strong>de</strong> Justicia.La sentencia <strong>de</strong> segunda instancia fue proferidapor una Sala <strong>de</strong> Decisión <strong>de</strong>l Tribunal SuperiorMilitar <strong>de</strong> manera que el recurrente no atina a<strong>de</strong>mostrar por qué se transgredió el principio <strong>de</strong>ljuez natural y las formas propias <strong>de</strong>l juicio,cuando es a esa clase <strong>de</strong> células judiciales queen la jurisdicción penal militar le está conferida lafacultad <strong>de</strong> resolver sobre la consulta y losrecursos <strong>de</strong> apelación y <strong>de</strong> hecho, en losprocesos militares, tal como así se <strong>de</strong>spren<strong>de</strong> <strong>de</strong>lnumeral 3° <strong>de</strong>l artículo 238 <strong>de</strong> la ley 522 <strong>de</strong> 1991.7. Cuando se invoca la causal primera, cuerposegundo <strong>de</strong>l artículo 207 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000,esto es, la violación indirecta <strong>de</strong> la ley sustancial,el recurrente <strong>de</strong>be concretar cada uno <strong>de</strong> ellos, si<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho o <strong>de</strong> hecho, la prueba o pruebassobre las que recae y <strong>de</strong>mostrar su trascen<strong>de</strong>nciao inci<strong>de</strong>ncia en la transgresión <strong>de</strong> la ley.Si se trata <strong>de</strong> un error <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho, el cual entrañala apreciación material <strong>de</strong> la prueba por eljuzgador, quien la acepta no obstante haber sidoaportada al proceso con violación <strong>de</strong> lasformalida<strong>de</strong>s legales para su aducción, o larechaza porque a pesar <strong>de</strong> estar reunidasconsi<strong>de</strong>ra que no las cumple (falso juicio <strong>de</strong>legalidad); también, aunque <strong>de</strong> restringidaaplicación por haber <strong>de</strong>saparecido <strong>de</strong> lasistemática procesal nacional la tarifa legal, seincurre en esta especie <strong>de</strong> error cuando el juez<strong>de</strong>sconoce el valor prefijado a la prueba en la ley,o la eficacia que esta le asigna (falso juicio <strong>de</strong>convicción).Si el yerro es <strong>de</strong> hecho, le correspon<strong>de</strong> indicar lamodalidad y especie <strong>de</strong>l mismo, es <strong>de</strong>cir, estaclase <strong>de</strong> errores se pue<strong>de</strong>n presentar cuando eljuzgador se equivoca al contemplar o valorar elmedio, bien porque omite apreciar una pruebaque obra en el proceso, ora porque la suponeexistente sin estarlo o se la inventa (falso juicio<strong>de</strong> existencia); o cuando no obstante consi<strong>de</strong>rarlaoportuna y legalmente recaudada, al fijar sucontenido la distorsiona, cercena o adiciona en suexpresión fáctica, haciéndole producir efectosque objetivamente no se establecen <strong>de</strong> ella (falsojuicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad); o, porque al apreciar laprueba transgre<strong>de</strong> los postulados <strong>de</strong> la lógica, lasleyes <strong>de</strong> la ciencia o las reglas <strong>de</strong> la experiencia,esto es, los principios <strong>de</strong> la sana crítica comométodo <strong>de</strong> valoración probatoria -existente en eltrámite <strong>de</strong> este asunto- (falso raciocinio).Cuando el reparo se dirige por error <strong>de</strong> hecho<strong>de</strong>rivado <strong>de</strong> falso juicio <strong>de</strong> existencia porsuposición <strong>de</strong> prueba, es <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>l casacionista<strong>de</strong>mostrar el yerro mediante la indicacióncorrespondiente <strong>de</strong> la sentencia don<strong>de</strong> se alu<strong>de</strong> adicho medio que materialmente no obra en elproceso; y si lo es por omisión <strong>de</strong> prueba, lecompete concretar en qué parte <strong>de</strong> la actuaciónse ubica ésta, qué objetivamente se establece <strong>de</strong>ella, cuál el mérito que le correspon<strong>de</strong> siguiendolos postulados <strong>de</strong> la sana crítica, y cómo suestimación conjunta con el arsenal probatorio queintegra la actuación, da lugar a variar el sentido<strong>de</strong>l fallo.Si lo pretendido es <strong>de</strong>nunciar la configuración <strong>de</strong>errores <strong>de</strong> hecho por falsos juicios <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntida<strong>de</strong>n la apreciación probatoria, el recurrente <strong>de</strong>beseñalar qué en concreto dice el medio probatorio,qué exactamente dijo <strong>de</strong> él el juzgador, cómo setergiversó, cercenó o adicionó haciéndoleproducir efectos que objetivamente no seestablecen <strong>de</strong> él, y lo más importante, la63___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>trascen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>sacierto en la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong>justicia contenida en la parte resolutiva <strong>de</strong> lasentencia.Y si se <strong>de</strong>nuncia falso raciocinio por<strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> los postulados <strong>de</strong> la sanacrítica, se <strong>de</strong>be precisar qué dice <strong>de</strong> maneraobjetiva el medio, qué infirió <strong>de</strong> él el juzgador,cuál mérito persuasivo le fue otorgado, señalarcuál postulado <strong>de</strong> la lógica, ley <strong>de</strong> la ciencia omáxima <strong>de</strong> la experiencia fue <strong>de</strong>sconocida, y cuálel aporte científico correcto, la regla <strong>de</strong> la lógicaapropiada, la máxima <strong>de</strong> la experiencia que <strong>de</strong>biótomarse en consi<strong>de</strong>ración y <strong>de</strong> qué manera; y,finalmente, <strong>de</strong>mostrar la consecuencia <strong>de</strong>l<strong>de</strong>sacierto indicando cuál <strong>de</strong>be ser la apreciacióncorrecta <strong>de</strong> la prueba o pruebas que cuestiona, yque habría dado lugar a proferir un fallosustancialmente distinto al impugnado(6).______________________________________1. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, Sent., 23 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 1998, rad. 10277.2 CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, Autos septiembre 16 <strong>de</strong> 1992, rad. 7851 y 5 <strong>de</strong>diciembre <strong>de</strong> 2007, rad. 27965.3. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, Auto noviembre 30 <strong>de</strong> 2006, rad. 26.439.4. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, Auto <strong>de</strong>l 23 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2006, radicación24109.5. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, sent. 26 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 2003, rad. 11135.6. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, Sala <strong>de</strong> CasaciónPenal, ver provi<strong>de</strong>ncias rad. 12062 <strong>de</strong>l 2 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong>2001; 14535 <strong>de</strong>l 30 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 1999; 11135 <strong>de</strong>l26 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 2003 y 21044 <strong>de</strong>l 19 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong>2005, entre otras.MAGISTRADO PONENTE:DR. YESID RAMIREZ BASTIDASAuto CasaciónFECHA : 23/10/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite <strong>de</strong>mandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior MilitarCIUDAD: Bogotá D.C.CONDENADO: ARCINIEGAS MUÑOZ, JAIRO HERNAN-SI POLICIACONDENADO: PINEDA ESLAVA, ALEXANDER- AGENTE POLICIACONDENADO: PLATA RODRIGUEZ, VICTOR JULIO-AGENTEPOLICIADELITOS: ConcusiónPROCESO : 30102Fin64___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28874DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROACCESO CARNAL O ACTO SEXUALABUSIVOS CON INCAPAZ DE RESISTIR-Víctima con retardo mental: Consentimientoinválido/ VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso raciocinio: Concepto1. Como la discusión se centró en si el procesadosabía o tenía capacidad <strong>de</strong> advertir que la<strong>de</strong>nunciante sufría un retardo mental leve <strong>de</strong>l quese aprovechó para acce<strong>de</strong>rla carnalmente, o no,e in<strong>de</strong>pendientemente <strong>de</strong> que ella hubiera<strong>de</strong>clarado que las relaciones fueron consentidaspues en tal caso el asentimiento se enten<strong>de</strong>ríapara esos efectos inválido, consi<strong>de</strong>ró el fallador"que el aquí procesado sí tuvo conocimiento conantelación al <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la conducta sexualabusiva, <strong>de</strong>l retraso mental leve que pa<strong>de</strong>cía laofendida, pues aunque en su indagatoria afirmó<strong>de</strong>sconocer esta circunstancia, es evi<strong>de</strong>nte quepor su nivel socio-cultural, suficientemente podíaadvertirla.2. En esas condiciones el juzgador ni tergiversóel dictamen, ni le dio un alcance diferente al querealmente tenía y mucho menos sentó algunainferencia que infringiendo leyes científicasquebrantara las reglas <strong>de</strong> la sana crítica, comopara pensar en el primer caso que se produjo unfalso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad o -en el segundo- unfalso raciocinio.A<strong>de</strong>más, mucho menos pue<strong>de</strong> enten<strong>de</strong>rseacreditado un yerro en el juicio <strong>de</strong> intelección <strong>de</strong>ljuzgador cuando en parte alguna el censor<strong>de</strong>muestra cuál fue la ley científica vulneradacomo que en tal caso simplemente trascribe unaopinión científica, que no una ley, acerca <strong>de</strong> laapariencia <strong>de</strong> normalidad <strong>de</strong> quien pa<strong>de</strong>cetrastorno mental leve.MAGISTRADO PONENTE:DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROSentencia CasaciònFECHA : 24/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Bogotà D.C.PROCESADO: MORENO DE ANTONIO, PEDRO ALEJANDRODELITOS: Acceso carnal abusivo con incapaz <strong>de</strong> resistirPROCESO : 28874Fin65___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28868DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZSENTENCIA-Aclaración/ SENTENCIA-Adición/CAUCION PRENDARIA-Monto mínimo/CAUCION PRENDARIA-Finalidad/ MULTA-Amortización mediante trabajo no remunerado:Es competencia <strong>de</strong>l juez <strong>de</strong> ejecución <strong>de</strong> penas ymedidas <strong>de</strong> seguridad1. No está por <strong>de</strong>más señalar que conforme alcontenido <strong>de</strong>l artículo 412 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal, Ley 600 <strong>de</strong> 2000, que lasentencia no es susceptible <strong>de</strong> ser revocada oreformada, salvo en caso <strong>de</strong> error aritmético, enel nombre <strong>de</strong>l procesado o <strong>de</strong> omisión sustancialen la parte resolutiva, aspectos que no han sidoinvocados por parte <strong>de</strong>l peticionario y porque notienen existencia legal.2. En materia <strong>de</strong> caución prendaria, artículo 369<strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> Procedimiento Penal señala:"Consiste en el <strong>de</strong>pósito <strong>de</strong> dinero o laconstitución <strong>de</strong> una póliza <strong>de</strong> garantía, en cuantía<strong>de</strong> uno (1) hasta mil salarios mínimos legalesmensuales vigentes, que se fijará <strong>de</strong> acuerdo alas condiciones económicas <strong>de</strong>l sindicado y lagravedad <strong>de</strong> la conducta punible."Con referencia al contenido y finalida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> dichoprecepto, cuando la caución se fija comocondicionante <strong>de</strong> la libertad provisional u otros<strong>de</strong>rechos que requieren <strong>de</strong> esta garantía, la <strong>Corte</strong>Constitucional, en Sentencia C-316 <strong>de</strong>l 30 <strong>de</strong>abril <strong>de</strong> 2002 (M.P. Dr. Marco Gerardo MonroyCabra), señaló:"Descendiendo al caso concreto, e iniciando elanálisis <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la perspectiva finalista, hay quereconocer que la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> imponer una cuantíamínima a la caución prendaria para conce<strong>de</strong>r laexcarcelación <strong>de</strong>l sindicado busca asegurar queel mismo permanezca en contacto con lasdiligencias hasta que las mismas resuelvan sobresu responsabilidad penal...."No obstante, esta <strong>Corte</strong> se pregunta si elestablecimiento <strong>de</strong> una cuantía mínima necesariapara cancelar la caución prendaria cumple con elrequisito <strong>de</strong> proporcionalidad exigido por el juicio<strong>de</strong> constitucionalidad."En primer lugar, repárese que la norma acusadaadvierte sobre la necesidad <strong>de</strong> consultar lacapacidad <strong>de</strong> pago <strong>de</strong>l procesado para<strong>de</strong>terminar la cuantía <strong>de</strong> la caución. En esesentido, la disposición acepta que los recursoseconómicos pue<strong>de</strong>n operar como reglas <strong>de</strong>diferenciación entre los individuos."En ese or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> i<strong>de</strong>as, si bien (.....) se venía<strong>de</strong>sempeñando como Fiscal Delegado ante losJueces Penales <strong>de</strong>l Circuito <strong>de</strong> Bogotá, tambiénlo es que al per<strong>de</strong>r su empleo comoconsecuencia <strong>de</strong>l fallo con<strong>de</strong>natorio, sucapacidad económica se ve ostensiblementereducida, sin embargo, por disposición legal,<strong>de</strong>be garantizar el cumplimiento <strong>de</strong> lasobligaciones previstas por el artículo 38 <strong>de</strong> la Ley599 <strong>de</strong> 2000, Código Penal, mediante el pago <strong>de</strong>una caución razonable y proporcional a sucapacidad económica y a la gravedad <strong>de</strong> laconducta punible, que así sea nominalmentereducida, es vinculante para él en cuanto a loscompromisos adquiridos, y en especial a que noevadirá los requerimientos judiciales.Como quiera que el salario mínimo legal actualfue fijado en $ 461.500 por el Decreto 4965 <strong>de</strong>2007, los cinco salarios ascien<strong>de</strong>n a $ 2.307.500,cantidad que en realidad pue<strong>de</strong> resultar <strong>de</strong> difícilconsecución para una persona en lascircunstancias en que se encuentra el procesado,por lo cual se acce<strong>de</strong>rá a la rebaja <strong>de</strong> la misma,fijándola en la suma <strong>de</strong> quinientos mil ($ 500.000)pesos, valor que será consignado en la cuenta <strong>de</strong>Depósitos Judiciales <strong>de</strong>l Banco Agrario, a favor<strong>de</strong>l Tribunal Superior <strong>de</strong> Bogotá Sala Penal,quien conoció <strong>de</strong>l asunto en primera instancia.3. Frente al planteamiento que hace elsentenciado en relación con la amortización <strong>de</strong>lpago <strong>de</strong> la multa mediante el trabajo noremunerado, la Sala se abstiene <strong>de</strong> emitirpronunciamiento al respecto, puesto que se trata<strong>de</strong> un tema específico que atañe al cumplimientoy ejecución <strong>de</strong> la sentencia, aspecto que, no leestá asignado constitucional o legalmente a la<strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia, sino que, conforme alo previsto por el artículo 79 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal, Ley 600 <strong>de</strong> 2000, es unaatribución que <strong>de</strong> manera exclusiva lecorrespon<strong>de</strong> a los jueces <strong>de</strong> ejecución <strong>de</strong> penas ymedidas <strong>de</strong> seguridad, por lo tanto será elfuncionario <strong>de</strong> esa especialidad a quiencorresponda la vigilancia <strong>de</strong>l cumplimiento <strong>de</strong> lasentencia, el que <strong>de</strong>cida lo pertinente.66___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZAuto Segunda InstanciaFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: Se abstiene <strong>de</strong> aclarar la sentencia, rebaja la cauciónimpuesta...PROCEDENCIA: Sala <strong>de</strong> Casación PenalCIUDAD: Bogotá D.C.CONDENADO: RINCON SANCHEZ, DAVID DE JESUSDELITOS: Prevaricato por acciónPROCESO : 28868Fin67___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 22606DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESPRESCRIPCION-Porte ilegal <strong>de</strong> armas <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa personal/ VIOLACION DIRECTA DE LALEY SUSTANCIAL-Modalida<strong>de</strong>s/ VIOLACIONDIRECTA DE LA LEY SUSTANCIAL-Técnica encasación/ SECUESTRO EXTORSIVO-Ingredientesubjetivo: Basta la finalidad no la exigencia ni ellogro <strong>de</strong> lo pretendido/ SECUESTROEXTORSIVO-Tránsito <strong>de</strong> legislación1. El término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción penalen el juicio no pue<strong>de</strong> ser inferior a cinco (5) añosni superior a diez (10) según lo dispuesto en elartículo 86 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000, como quieraque una vez interrumpida la prescripción por laresolución acusatoria o su equivalente<strong>de</strong>bidamente ejecutoriada, comienza a correr <strong>de</strong>nuevo por un tiempo igual a la mitad <strong>de</strong>l señaladoen su artículo 83. Igual tratamiento jurídico se daen el <strong>de</strong>creto 100 <strong>de</strong> 1980 a ese fenómeno.La resolución <strong>de</strong> acusación por el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong>secuestro extorsivo en concurso con "porte ilegal<strong>de</strong> armas <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa personal" fue proferida el 30<strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2000 y cobró firmeza el 8 <strong>de</strong> mayo<strong>de</strong>l mismo año, tal como se precisó enprece<strong>de</strong>ncia.De manera que, consi<strong>de</strong>rando la pena previstapara la citada conducta en el Código Penal <strong>de</strong>1980 (artículo 201), y aún la señalada en elCódigo Penal <strong>de</strong> 2000 (artículo 365), surge nítidoque el término <strong>de</strong> prescripción para elmencionado <strong>de</strong>lito operó una vez transcurridos 5años a partir <strong>de</strong> la ejecutoria <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong>acusación, en este caso particular el 8 <strong>de</strong> mayo<strong>de</strong> 2005.2. La violación directa <strong>de</strong> la ley sustancial tieneque ver con la equivocación en que incurre eljuzgador <strong>de</strong> manera inmediata al realizar el juicio<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho, es <strong>de</strong>cir, al aplicar la normatividadque correspon<strong>de</strong> a los hechos materia <strong>de</strong>juzgamiento.El yerro aludido, ha precisado la jurispru<strong>de</strong>ncia,se manifiesta a través <strong>de</strong> tres variaciones: laprimera, conocida como falta <strong>de</strong> aplicación oexclusión evi<strong>de</strong>nte, se presenta cuando no seaplica la norma que correspon<strong>de</strong>, porque el juezpasa por alto su existencia; en la segunda,<strong>de</strong>nominada aplicación in<strong>de</strong>bida, el sentenciadorefectúa una falsa a<strong>de</strong>cuación <strong>de</strong> los hechos<strong>de</strong>clarados como probados a los supuestos quecontempla la disposición; en la última, conocidacomo interpretación errónea <strong>de</strong> la leysustancial, los procesos <strong>de</strong> selección ya<strong>de</strong>cuación que el juzgador aplica al caso soncorrectos, pero al interpretar el precepto el juez leatribuye un sentido que no tiene, o bien, leasigna efectos distintos o contrarios a sucontenido.3. Cuando se invoca el cuerpo primero <strong>de</strong> lacausal primera <strong>de</strong> casación, esto es, la violacióndirecta <strong>de</strong> la ley sustancial, el casacionista nopue<strong>de</strong> discutir la apreciación <strong>de</strong> la pruebarealizada por el sentenciador ni cuestionar la<strong>de</strong>claración <strong>de</strong> los hechos consignados en elfallo, pues toda su actividad <strong>de</strong>be estar dirigidaexclusivamente a <strong>de</strong>mostrar la equivocación enque incurrió el Tribunal al aplicar o al inaplicar lanormatividad al caso concreto, así como elperjuicio irrogado por el yerro.Se trata, en conclusión, <strong>de</strong> un estudioestrictamente jurídico, toda vez que "cualquieraque sea la modalidad <strong>de</strong> violación directa <strong>de</strong> laley, el yerro <strong>de</strong> los juzgadores recaein<strong>de</strong>fectiblemente en forma inmediata sobre lanormatividad, todo lo cual implica uncuestionamiento en un punto <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho, seaporque se <strong>de</strong>ja <strong>de</strong> lado el precepto regulador <strong>de</strong>la situación concreta <strong>de</strong>mostrada, porque elhecho se a<strong>de</strong>cua a un precepto estructurado consupuestos distintos a los establecidos, o porquese <strong>de</strong>sborda la intelección propia <strong>de</strong> ladisposición aplicable al caso concreto..."(1)4. La norma que tipifica el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> secuestroextorsivo, habida cuenta que el artículo 169 <strong>de</strong>lCódigo Penal, al contrario <strong>de</strong> lo que entien<strong>de</strong> larecurrente, no requiere que el agente -aparte <strong>de</strong>ejecutar la retención <strong>de</strong> la víctima- <strong>de</strong>spliegueuna especial conducta activa encaminada a exigirla utilidad o provecho, puesto que, como <strong>de</strong>manera acertada lo precisa el ProcuradorDelegado, basta con que aquel actúe con laintención <strong>de</strong> obtener un provecho o cualquierutilidad, a cambio <strong>de</strong> la liberación.En este sentido, tal como lo recuerda elProcurador en su concepto, la jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>la Sala ha precisado que, en los eventos <strong>de</strong>secuestro extorsivo, no se requiere la obtenciónpor el agente <strong>de</strong>l provecho o utilidad exigidos acambio <strong>de</strong> la libertad <strong>de</strong>l ofendido, toda vez quetal cosa correspon<strong>de</strong>ría al agotamiento <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito,el cual resulta ser un momento posterior a suconsumación; al respecto, esta Corporación haexpresado que "basta dicha inclinación utilitariapara la concreción <strong>de</strong>l tipo, sin que sea menestersu realización material, lo cual <strong>de</strong>nota que se estáen presencia <strong>de</strong> un ingrediente subjetivo <strong>de</strong> latipicidad"(2) .68___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>De igual manera, la <strong>Corte</strong> <strong>de</strong>be insistir aquí enque el comportamiento que pueda <strong>de</strong>splegar elagente, encaminado a exteriorizar o comunicar elrequerimiento <strong>de</strong> la aludida exigencia, tampococonstituye una conducta que haga parte <strong>de</strong> la<strong>de</strong>scripción típica <strong>de</strong>l punible <strong>de</strong> secuestroextorsivo, toda vez que la consumación <strong>de</strong> este<strong>de</strong>lito se cumple con el arrebatamiento,sustracción, retención u ocultamiento <strong>de</strong> unindividuo con el mero propósito <strong>de</strong> obtener lapretendida utilidad. Por lo tanto, "el propósito <strong>de</strong>exigir por su libertad un provecho o cualquierutilidad", <strong>de</strong> que trata la norma sustancial, no esotra cosa que un estado anímico <strong>de</strong>l agente -ingrediente subjetivo <strong>de</strong>l tipo-, que nonecesariamente comporta una conducta adicionala la que <strong>de</strong>scriben los verbos rectores que<strong>de</strong>limitan la consumación <strong>de</strong>l comportamientopunible.Sobre el punto aquí tratado, esta Corporación, <strong>de</strong>manera reiterada, se ha pronunciado así:"Cuando las normas contienen expresionesafines tales como "perseguir objetivos", o "con elpropósito", o "para", o "con fines", quecorrespon<strong>de</strong>n a predicados <strong>de</strong> verbos rectores y<strong>de</strong>notan sólo finalidad y no necesariamente otraconducta concreta o realizada, con razón dice ladogmática jurídico-penal que talesmanifestaciones se i<strong>de</strong>ntifican como elementossubjetivos <strong>de</strong>l tipo <strong>de</strong> secuestro extorsivo,distintos <strong>de</strong>l dolo, que como tales no exigen sucristalización para que sea completa la tipicidad<strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito. Des<strong>de</strong> luego que la a<strong>de</strong>cuación típica<strong>de</strong>l hecho punible <strong>de</strong> secuestro extorsivo sí exigeun comportamiento externo y central <strong>de</strong>"arrebatar", "sustraer", "retener" u "ocultar" a unapersona, pero no es necesario que se hayaconcretado, verbigracia, una exigenciaeconómica, pues basta que el sujeto hayaprivado <strong>de</strong> la libertad a la víctima asistido <strong>de</strong>dicho propósito" (3) (subraya la <strong>Corte</strong> en estaoportunidad).En consecuencia, no se trata, al contrario <strong>de</strong> loque asegura la impugnante, <strong>de</strong> que elsentenciador hubiese con<strong>de</strong>nado con fundamentoen las palabras <strong>de</strong> los procesados y no en susacciones, toda vez que la intención, propósito oestado <strong>de</strong> ánimo que exige el tipo penal <strong>de</strong>secuestro extorsivo -o ingrediente subjetivo- nose refleja en una acción plasmada en los verbosrectores <strong>de</strong>l tipo. Dicha intención fue acreditadapor el fallador a partir <strong>de</strong> las propias palabras <strong>de</strong>los enjuiciados, tras encontrar consumado elsecuestro, al incurrir aquellos en loscomportamientos <strong>de</strong>scritos en el tipo penal.5. La Sala constata que los hechos tuvieronocurrencia el 4 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 1999, esto es, envigencia <strong>de</strong>l Código Penal <strong>de</strong> 1980, razón porla cual era más favorable, como en efecto loadmitió el Tribunal, aplicar la pena previstaen el artículo 169 <strong>de</strong>l Código Penal <strong>de</strong> 2000,toda vez que esta última norma, según el adquem,consagra pena <strong>de</strong> prisión que oscila entreun mínimo <strong>de</strong> "20 y un máximo <strong>de</strong> 28 años",mientras que aquella sobre la cual se edificóla acusación -artículo 268 <strong>de</strong>l Código Penal<strong>de</strong>rogado, modificado por el artículo 1º <strong>de</strong> laley 40 <strong>de</strong> 1993- contemplaba un mínimo <strong>de</strong>25 y un máximo <strong>de</strong> 40 años <strong>de</strong> prisión.Tal como se <strong>de</strong>spren<strong>de</strong> <strong>de</strong> la lectura <strong>de</strong> la<strong>de</strong>cisión con<strong>de</strong>natoria, resulta evi<strong>de</strong>nte que elfallador <strong>de</strong> segundo grado no advirtió que la Ley733 <strong>de</strong> 2002 incrementó el límite inferior <strong>de</strong> lapena prevista en el original artículo 169 <strong>de</strong> la Ley599 <strong>de</strong> 2000, <strong>de</strong> manera que este último enverdad resultaba más favorable al procesado,puesto que contemplaba una pena mínima <strong>de</strong> 18y una máxima <strong>de</strong> 28 años <strong>de</strong> prisión (fl. <strong>de</strong>l c.o.5).Lo anterior conduce a afirmar que, mientras el<strong>cuarto</strong> mínimo <strong>de</strong> punibilidad para el secuestroextorsivo, conforme el original artículo 169, seextien<strong>de</strong> <strong>de</strong>s<strong>de</strong> los 216 hasta los 246 meses, elmismo <strong>cuarto</strong>, según la modificación introducidapor la ley 733 <strong>de</strong> 2002, abarca un lapsocomprendido entre los 240 y 264 meses <strong>de</strong>prisión.Recuér<strong>de</strong>se que la pena impuesta por el Tribunalpara el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> secuestro extorsivo, conforme elartículo 169 <strong>de</strong>l Código Penal <strong>de</strong> 2000,modificado por la Ley 733 <strong>de</strong> 2002, fue <strong>de</strong> 240meses, es <strong>de</strong>cir, que correspon<strong>de</strong> al límite inferior<strong>de</strong>l <strong>cuarto</strong> mínimo <strong>de</strong> punibilidad, <strong>de</strong> acuerdo conel criterio expresado por esa Corporación.Significa lo anterior que, si la norma llamada aregular la punibilidad para el aludido <strong>de</strong>lito -eloriginal artículo 169 <strong>de</strong> Ley 599 <strong>de</strong> 2000-contemplaba límites ostensiblemente másfavorables para el <strong>cuarto</strong> mínimo <strong>de</strong> punibilidad, yconsi<strong>de</strong>rando que la intención <strong>de</strong>l juzgador fue la<strong>de</strong> fijar la pena en el límite inferior <strong>de</strong> ese <strong>cuarto</strong>,entonces el procesado sufrió un perjuiciorelevante al ser penado <strong>de</strong> acuerdo con la ley 733<strong>de</strong> 2002 y no conforme con el original artículo 169<strong>de</strong>l Código Penal, habida cuenta que la penamínima imponible, según esta última, resulta serinferior en 24 meses a la fijada en la norma másgravosa.______________________________________1- Rad. 14899, sentencia <strong>de</strong>l 6 <strong>de</strong> mayo <strong>de</strong> 2003; rad.18580, auto <strong>de</strong>l 12 <strong>de</strong> mayo <strong>de</strong> 2004; rad. 21821,sentencia <strong>de</strong>l 2 <strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2005; rad. 21206, auto <strong>de</strong>l29 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2005, entre otros.2-Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong> 8 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2004,radicado No.20270.3-Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong>l 11 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 1999,reiterada en sentencia <strong>de</strong>l 3 <strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2004,radicado No. 1343669___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESSentencia CasaciónFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: Casa parcialmente, modificando la pena, <strong>de</strong>claraprescripción <strong>de</strong> la acción penalPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: CaliPROCESADO: GUERRERO, JESUS ESTEBANPROCESADO: SOLIS VALOIS, NILSONDELITOS: Secuestro extorsivo, Porte ilegal <strong>de</strong> arma <strong>de</strong> fuego <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa personalPROCESO : 22606Fin70___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28683DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESEXTRADICION-Diferencia con el proceso penal/EXTRADICION-Causales <strong>de</strong> improce<strong>de</strong>ncia/EXTRADICION-Delito común/ EXTRADICION-Acto Legislativo <strong>de</strong> 1997: Fecha <strong>de</strong> comisión <strong>de</strong>los hechos/ EXTRADICION-Lugar <strong>de</strong> comisión<strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito: Concierto para cometer <strong>de</strong>litos <strong>de</strong>narcotráfico/ EXTRADICION-Concepto:Contenido y alcance/ EXTRADICION-Documentos: Vali<strong>de</strong>z formal/ EXTRADICION-I<strong>de</strong>ntidad <strong>de</strong>l solicitado/ EXTRADICION-Dobleincriminación: Concierto para <strong>de</strong>linquir/EXTRADICION-Doble incriminación: Lavado <strong>de</strong>activos/ EXTRADICION-Doble incriminación:Amenaza a testigo/ EXTRADICION-Dobleincriminación: Homicidio/ EXTRADICION-Equivalencia <strong>de</strong> la acusación: Proferida enEstados Unidos/ EXTRADICION-Condicionamientos: Exclusión <strong>de</strong> ciertas penas/EXTRADICION-Condicionamientos: Contacto confamiliares/ EXTRADICION-Condicionamientos:Derechos y garantías inherentes a la persona/EXTRADICION-Ejecutivo <strong>de</strong>be hacer elrespectivo seguimiento/ EXTRADICION-Condicionamientos: Gastos <strong>de</strong> transporte ymanutención <strong>de</strong>l extraditado/ EXTRADICION-Condicionamientos: Reconocimiento <strong>de</strong>l tiempoprivado <strong>de</strong> libertad en virtud <strong>de</strong>l trámite/EXTRADICION-Condicionamiento en favor <strong>de</strong> lasvíctimas1. Está vedado a esta Corporación emitirpronunciamientos <strong>de</strong> fondo con respecto a laspretensiones incoadas por el <strong>de</strong>fensor <strong>de</strong>lrequerido, ya que como se ha advertido conanterioridad, a la Sala sólo le correspon<strong>de</strong> velarpor que se cumplan a cabalidad los presupuestosexigidos por el artículo 495 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal (Ley 906 <strong>de</strong> 2004), poren<strong>de</strong>, en la a<strong>de</strong>cuación típica que finalmentepueda correspon<strong>de</strong>r a la conducta ilícita por laque se incrimina al ciudadano requerido. Se trata<strong>de</strong> una tarea que correspon<strong>de</strong> al juez <strong>de</strong>l paísrequirente, quien necesariamente <strong>de</strong>be aplicarlas reglas <strong>de</strong> "su <strong>de</strong>bido proceso", y a<strong>de</strong>más estáobligado a respetar el <strong>de</strong>recho a la <strong>de</strong>fensa, portal razón es allí don<strong>de</strong> la <strong>de</strong>fensa, pue<strong>de</strong> haceruso <strong>de</strong> los argumentos que ha propuesto, sobrela posible vulneración <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> supo<strong>de</strong>rdante.Lo propio suce<strong>de</strong> con la queja relacionada conque las dos Acusaciones se refieren a los mismoshechos, pues tal propuesta <strong>de</strong>be ser formulada alos "Jueces naturales", que son <strong>de</strong> los Estadosrequirentes.De lo anterior se pue<strong>de</strong> inferir que la naturaleza yreglamentación <strong>de</strong>l trámite <strong>de</strong> extradición ennuestro sistema jurídico interno, no se equiparaal <strong>de</strong> un proceso penal, vale <strong>de</strong>cir, la <strong>Corte</strong> nopue<strong>de</strong> actuar como juez natural en este trámite,ni pue<strong>de</strong> reemplazar en su autonomía ysoberanía al juez extranjero y mucho menosemitir juicios <strong>de</strong> valor.2. De acuerdo con esta disposición, son causales<strong>de</strong> improce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la extradición, lassiguientes, (i) que el <strong>de</strong>lito por el cual se proce<strong>de</strong>sea <strong>de</strong> naturaleza política, (ii) que se trate <strong>de</strong>hechos cometidos con anterioridad al 17 <strong>de</strong>diciembre <strong>de</strong> 1997, fecha <strong>de</strong> promulgación <strong>de</strong> lareferida norma, y (iii) que el <strong>de</strong>lito haya sidocometido en territorio colombiano.3. Ninguna <strong>de</strong> estas prohibiciones concurre en elcaso analizado. Los <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> concierto, lavado,amenaza a testigo y homicidio imputados a DiegoLeón Montoya Sánchez, en las respectivasacusaciones, son <strong>de</strong> naturaleza común, nopolítica, y los hechos en los cuales se sustentanlas imputaciones ocurrieron <strong>de</strong>s<strong>de</strong> 1985, hasta lapresentación <strong>de</strong> las respectivas acusacionespresentadas por los Estados Fe<strong>de</strong>ralesrequirentes; ha <strong>de</strong> tenerse en cuenta que aunquealgunos <strong>de</strong> los <strong>de</strong>litos imputados al señorMontoya Sánchez, se cometieron antes <strong>de</strong> lapromulgación <strong>de</strong>l acto legislativo 01 <strong>de</strong> 1997,estos se siguieron cometiendo <strong>de</strong> manerasucesiva en el tiempo, en ese or<strong>de</strong>n se tendránen cuenta las actuaciones ilegales surtidas por elrequerido <strong>de</strong>spués <strong>de</strong> la promulgación <strong>de</strong>lmencionado acto.4. El lugar <strong>de</strong> comisión <strong>de</strong> los hechos tampoco seerige en causal <strong>de</strong> improce<strong>de</strong>ncia. El estudio <strong>de</strong>las acusaciones y <strong>de</strong> las <strong>de</strong>claraciones <strong>de</strong> apoyo,permiten establecer que el solicitado enextradición hacía parte <strong>de</strong> una organizacióncriminal transnacional, que traficaba connarcóticos, a través <strong>de</strong> una sofisticada red en losEstados Unidos.(….)Esta reseña <strong>de</strong> las activida<strong>de</strong>s ilícitas <strong>de</strong>ja enclaro que los hechos por los cuales se acusa aDiego León Montoya Sánchez, trascendieron lasfronteras <strong>de</strong>l territorio colombiano, y que por tantose cumple el condicionamiento constitucional <strong>de</strong>que la conducta haya sido realizada en elextranjero, cualquiera sea la teoría que se apliquepara <strong>de</strong>terminar el lugar <strong>de</strong> comisión <strong>de</strong>l ilícito (<strong>de</strong>la acción, <strong>de</strong>l resultado o <strong>de</strong> la ubicuidad).71___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>5. El artículo 520 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> ProcedimientoPenal estatuye que el concepto que emite laSala <strong>de</strong>be estar centrado en establecer la vali<strong>de</strong>zformal <strong>de</strong> la documentación presentada, en la<strong>de</strong>mostración plena <strong>de</strong> la i<strong>de</strong>ntidad <strong>de</strong>l solicitado,en el principio <strong>de</strong> la doble incriminación, en laequivalencia <strong>de</strong> la provi<strong>de</strong>ncia proferida en elextranjero y, cuando fuere el caso, en elcumplimiento <strong>de</strong> lo previsto en los tratadospúblicos.6. Advierte la Sala que la documentaciónpresentada como soporte <strong>de</strong> la petición <strong>de</strong>extradición <strong>de</strong> (…), cumple con las exigenciaslegales contempladas en los Códigos <strong>de</strong>Procedimiento Penal y Civil para tenerla comoapta para fundar el respectivo concepto.La normatividad procedimental exige que lasolicitud <strong>de</strong> extradición se haga por víadiplomática, o, <strong>de</strong> manera excepcional, por laconsular o <strong>de</strong> gobierno a gobierno, acompañada<strong>de</strong> los siguientes documentos con la informaciónen la forma establecida en la legislación <strong>de</strong>lEstado requirente: (i) copia o trascripciónauténtica <strong>de</strong> la acusación o <strong>de</strong>l fallo dictado en elpaís extranjero, o su equivalente; (ii) indicación<strong>de</strong> los actos que <strong>de</strong>terminan la solicitud <strong>de</strong>extradición y señalamiento <strong>de</strong>l lugar y la fecha enque fueron ejecutados; (iii) inclusión <strong>de</strong> los datosque sirvan para establecer la i<strong>de</strong>ntidad <strong>de</strong> lapersona reclamada; y (iv) la reproduccióncertificada <strong>de</strong> las disposiciones penalesaplicables al caso(1) .Por su parte, el artículo 259 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Civil, modificado por el 1°, numeral118 <strong>de</strong>l Decreto 2282 <strong>de</strong> 1989, establece, a suvez, que los documentos públicos otorgados enpaís extranjero por sus funcionarios, o con suintervención, <strong>de</strong>berán presentarse <strong>de</strong>bidamenteautenticados por el cónsul o agente diplomático<strong>de</strong> la República, o en su <strong>de</strong>fecto por el <strong>de</strong> unanación amiga. Y que la firma <strong>de</strong>l cónsul o agentediplomático <strong>de</strong>be ser abonada por el Ministerio <strong>de</strong>Relaciones Exteriores <strong>de</strong> Colombia, y si se trata<strong>de</strong> agentes consulares <strong>de</strong> un país amigo, seautenticarán previamente por el funcionariocompetente <strong>de</strong>l mismo y los <strong>de</strong> éste por el cónsulcolombiano(2) .7. No hay duda que el colombiano (…), a quiense refiere este trámite, es la persona solicitada enextradición por el Gobierno <strong>de</strong> los EstadosUnidos <strong>de</strong> América.El Gobierno <strong>de</strong> los Estados Unidos informó en supetición que el nombre <strong>de</strong>l requerido es (…),ciudadano colombiano nacido el 11 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong>1961 i<strong>de</strong>ntificado con la cédula <strong>de</strong> ciudadanía No.16.348.515, datos que correspon<strong>de</strong>n a quienpermanece privado <strong>de</strong> la libertad con fines <strong>de</strong>extradición <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el 10 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2007.A<strong>de</strong>más, coinci<strong>de</strong>n con los documentosconsignados en los po<strong>de</strong>res otorgados, en el acta<strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong>l capturado, en la notificación <strong>de</strong>la resolución <strong>de</strong> la or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> captura con fines <strong>de</strong>extradición y en el informe <strong>de</strong> laboratorio sobreverificación <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad elaborado por la FiscalíaGeneral <strong>de</strong> la Nación.En esas condiciones, resulta evi<strong>de</strong>nte que lapersona <strong>de</strong>tenida es (…), <strong>de</strong> nacionalidadcolombiana y es el ciudadano requerido enextradición por el Gobierno <strong>de</strong> los EstadosUnidos <strong>de</strong> América.8. Los cargos 1, 2, 3, 9 y 11 <strong>de</strong> la Acusación Nº99-804-CR-ALTONAGA (s)(s)(s)(s)(s) <strong>de</strong>l 22 <strong>de</strong>febrero <strong>de</strong> 2007 <strong>de</strong>l Tribunal <strong>de</strong>l Distrito Sur <strong>de</strong>Florida, y los cargos 1, 2, y 3 <strong>de</strong> la AcusaciónFormal Reemplazante No. 04-126 <strong>de</strong>l 29 <strong>de</strong> abril<strong>de</strong> 2004, <strong>de</strong>l Tribunal <strong>de</strong>l Distrito <strong>de</strong> Columbia, seencuentran contenidos en el Artículo 340 <strong>de</strong>lCódigo Penal, expedido mediante la Ley 599 <strong>de</strong>2000 bajo la <strong>de</strong>nominación <strong>de</strong> concierto para<strong>de</strong>linquir, modificado por el artículo 8º <strong>de</strong> la Ley733 <strong>de</strong> 2002, y por el artículo 19 <strong>de</strong> la ley 1121<strong>de</strong> 2006 <strong>de</strong> la siguiente manera:"Concierto para <strong>de</strong>linquir. Cuando variaspersonas se concierten con el fin <strong>de</strong> cometer<strong>de</strong>litos, cada una <strong>de</strong> ellas será penada, por esasola conducta, con prisión <strong>de</strong> tres (3) a seis (6)años."Cuando el concierto sea para cometer <strong>de</strong>litos <strong>de</strong>genocidio, <strong>de</strong>saparición forzada <strong>de</strong> personas,tortura, <strong>de</strong>splazamiento forzado, homicidio,terrorismo, tráfico <strong>de</strong> drogas tóxicas,estupefacientes o sustancias sicotrópicas,secuestro, lavado <strong>de</strong> activos o testaferrato yconexos, secuestro extorsivo, extorsiónenriquecimiento ilícito, o financiamiento <strong>de</strong>lterrorismo y administración <strong>de</strong> recursosrelacionados con activida<strong>de</strong>s terroristas, la penaserá <strong>de</strong> prisión <strong>de</strong> ocho (8) a dieciocho (18) añosy multa <strong>de</strong> dos mil setecientos (2700) hastatreinta mil (30000) salarios mínimos legalesmensuales vigentes."La pena privativa <strong>de</strong> la libertad se aumentará enla mitad para quienes organicen, fomenten,promuevan, dirijan, encabecen, constituyan ofinancien el concierto o la asociación para<strong>de</strong>linquir".9. Los cargos 4, 5, 6, 7, y 8 <strong>de</strong> la Acusación Nº99-804-CR-ALTONAGA (s)(s)(s)(s)(s) <strong>de</strong>lTribunal para el Distrito Sur <strong>de</strong> Florida, seencuentran contenidos en el Artículo 323 <strong>de</strong>lCódigo Penal, expedido mediante la Ley 599 <strong>de</strong>2000 bajo la <strong>de</strong>nominación <strong>de</strong> lavado <strong>de</strong> activos,modificado por el artículo 8º <strong>de</strong> la Ley 747 <strong>de</strong>2002, y por el artículo 17 <strong>de</strong> la ley 1121 <strong>de</strong> 2006<strong>de</strong> la siguiente manera:"Lavado <strong>de</strong> activos. El que adquiera, resguar<strong>de</strong>,invierta, transporte, transforme, custodie o72___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>administre bienes que tengan su origen mediato oinmediato en activida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> tráfico <strong>de</strong> migrantes,trata <strong>de</strong> personas, extorsión, enriquecimientoilícito, secuestro extorsivo, rebelión, tráfico <strong>de</strong>armas, financiación <strong>de</strong>l terrorismo yadministración <strong>de</strong> recursos relacionados conactivida<strong>de</strong>s terroristas, trafico <strong>de</strong> drogas toxicas,estupefacientes o sustancias sicotrópicas, <strong>de</strong>litoscontra el sistema financiero, <strong>de</strong>litos contra laadministración pública, o vinculados con elproducto <strong>de</strong> <strong>de</strong>litos ejecutados bajo conciertopara <strong>de</strong>linquir, o les dé a los bienes provenientes<strong>de</strong> dichas activida<strong>de</strong>s apariencia <strong>de</strong> legalidad olos legalice, oculte o encubra la verda<strong>de</strong>ranaturaleza, origen, ubicación, <strong>de</strong>stino,movimiento o <strong>de</strong>recho sobre tales bienes orealice cualquier otro acto para ocultar o encubrirsu origen ilícito, incurrirá por esa sola conducta,en prisión <strong>de</strong> ocho (8) a veintidós (22) años ymulta <strong>de</strong> seiscientos cincuenta (650) a cincuentamil (50.000) salarios mínimos legales vigentes."La misma pena se aplicará cuando lasconductas <strong>de</strong>scritas en el inciso anterior serealicen sobre bienes cuya extinción <strong>de</strong> dominiohaya sido <strong>de</strong>clarada."El lavado <strong>de</strong> activos será punible aun cuando lasactivida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> que provinieren los bienes, o losactos penados en los apartados anteriores, sehubiesen realizado, total o parcialmente, en elextranjero."Las penas privativas <strong>de</strong> la libertad previstas en elpresente artículo <strong>de</strong> aumentarán <strong>de</strong> una terceraparte a la mitad cuando para la realización <strong>de</strong> lasconductas se efectuaren operaciones <strong>de</strong> cambioo <strong>de</strong> comercio exterior, o se introdujerenmercancías al territorio nacional."El aumento <strong>de</strong> pena previsto en el incisoanterior, también se aplicará cuando seintrodujeren mercancías <strong>de</strong> contrabando alterritorio nacional".10. El cargo 10 <strong>de</strong> la Acusación Nº 99-804-CR-ALTONAGA (s)(s)(s)(s)(s) <strong>de</strong>l Tribunal <strong>de</strong>l DistritoSur <strong>de</strong> Florida, se encuentra contenido en elArtículo 454-A <strong>de</strong>l Código Penal, expedidomediante la Ley 599 <strong>de</strong> 2000 bajo la<strong>de</strong>nominación <strong>de</strong> amenazas a testigo, adicionadopor el artículo 13º <strong>de</strong> la Ley 890 <strong>de</strong> 2004, <strong>de</strong> lasiguiente manera:"Amenaza a testigo. El que amenace a unapersona testigo <strong>de</strong> un hecho <strong>de</strong>lictivo con ejercerviolencia física o moral en su contra o en la <strong>de</strong> sucónyuge, compañero o compañera permanente opariente <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l <strong>cuarto</strong> grado, para que seabstenga <strong>de</strong> actuar como testigo, o para que ensu testimonio falte a la verdad, o la calle total oparcialmente, incurrirá en pena <strong>de</strong> prisión <strong>de</strong>cuatro (4) a ocho (8) años y multa <strong>de</strong> cincuenta(50) a dos mil (2.000) salarios mínimos legalesmensuales vigentes."Si la conducta anterior se realizare respecto <strong>de</strong>testigo judicialmente admitido para compareceren juicio, con la finalidad <strong>de</strong> que no concurra a<strong>de</strong>clarar, o para que <strong>de</strong>clare lo que no es cierto,incurrirá en prisión <strong>de</strong> cinco (5) a doce (12) añosy multa <strong>de</strong> cien (199) a cuatro mil (4.000) salariosmínimos legales mensuales vigentes."A las mismas penas previstas en los incisosanteriores incurrirá quien realice las conductassobre experto que <strong>de</strong>ba rendir informe durante laindagación o investigación, o sea judicialmenteadmitido para comparecer en juicio como perito".11. El cargo 12 <strong>de</strong> la Acusación Nº 99-804-CR-ALTONAGA (s)(s)(s)(s)(s) <strong>de</strong>l Tribunal para elDistrito Sur <strong>de</strong> Florida, se encuentra contenido enel Artículo 103 <strong>de</strong>l Código Penal, expedidomediante la Ley 599 <strong>de</strong> 2000 bajo la<strong>de</strong>nominación <strong>de</strong> homicidio, modificado por elartículo 14º <strong>de</strong> la Ley 890 <strong>de</strong>l 2004, <strong>de</strong> lasiguiente manera:"Homicidio. El que matare a otro, incurrirá enprisión <strong>de</strong> doscientos ocho (208) a cuatrocientoscincuenta (450) meses. Conforme a la Ley 890<strong>de</strong>l 07 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2004 art. 14".Se concluye entonces, que la pena nacional paralos comportamientos <strong>de</strong>scritos en las dosAcusaciones estadouni<strong>de</strong>nses superan el mínimo<strong>de</strong> 4 años <strong>de</strong> sanción privativa <strong>de</strong> la libertad queexige el numeral primero <strong>de</strong>l artículo 493 <strong>de</strong> laLey 906 <strong>de</strong> 2004. Luego, se cumple estepresupuesto.12. Advierte la <strong>Corte</strong> que no existe dificultadalguna para concluir que se cumple con elrequisito <strong>de</strong> la equivalencia contemplado en elnumeral 2° <strong>de</strong>l artículo 493 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal <strong>de</strong> 2004, el cual exige "quepor lo menos se haya dictado en el exteriorresolución <strong>de</strong> acusación o su equivalente".Este requisito impone establecer que la <strong>de</strong>cisiónque contiene el cargo contra la personareclamada en extradición, corresponda en susaspectos formal y sustancial al acto procesalconocido en la legislación colombiana comoresolución <strong>de</strong> acusación y/o escrito <strong>de</strong> acusación,es <strong>de</strong>cir, a la <strong>de</strong>cisión que sirve <strong>de</strong> introducción ala fase <strong>de</strong>l juicio, a través <strong>de</strong> la cual el Estadoacusa a una persona <strong>de</strong>terminada <strong>de</strong> violar la leypenal, discrimina el cargo que le imputa, consignalos hechos que le sirven <strong>de</strong> fundamento y<strong>de</strong>termina la época y el lugar <strong>de</strong> comisión <strong>de</strong>lilícito o ilícitos, para que el acusado tenga laposibilidad <strong>de</strong> conocerlos y enfrentarlos.Las dos Acusaciones emitidas por los órganosjudiciales <strong>de</strong> los Estados Unidos, contienen losrequisitos formales <strong>de</strong> la formulación <strong>de</strong>acusación previstos en el artículo 337 <strong>de</strong> la Ley906 <strong>de</strong> 2004, pues, consignan las circunstancias<strong>de</strong> tiempo, modo y lugar en que se realizaron lasconductas punibles, su <strong>de</strong>scripción típica, las73___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>pruebas en que se apoyan, las normassustanciales aplicables al caso, y, a<strong>de</strong>más,también permiten que se inicie el <strong>de</strong>bate alinterior <strong>de</strong>l juicio.Las provi<strong>de</strong>ncias dictadas en el exterior y lasreguladas en la legislación nacional sonequivalentes. Por tanto, se cumple este requisito.13. Como lo resaltó el Ministerio Público, se pone<strong>de</strong> presente al Gobierno Nacional que en caso <strong>de</strong>conce<strong>de</strong>rse la extradición, <strong>de</strong>be condicionar laentrega en el sentido <strong>de</strong> que (….) no serájuzgado por hechos distintos a los que originaronla reclamación, ni sometido a tratos crueles,inhumanos o <strong>de</strong>gradantes, ni se le impondrá lapena capital o perpetua, al tenor <strong>de</strong>l artículo 512<strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> Procedimiento Penal.14. Al Gobierno Nacional le correspon<strong>de</strong>condicionar la entrega a que el país reclamante,<strong>de</strong> acuerdo a sus políticas internas sobre lamateria, le ofrezca posibilida<strong>de</strong>s racionales yreales para que el requerido pueda tener contactoregular con sus familiares más cercanos,consi<strong>de</strong>rando que el artículo 42 <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica <strong>de</strong> 1991 reconoce a la familia comonúcleo esencial <strong>de</strong> la sociedad, garantiza suprotección y reconoce su honra, dignidad eintimidad, lo cual se refuerza con la protecciónque a ese núcleo también prodigan laConvención Americana <strong>de</strong> Derechos Humanosen su artículo 17 y el Pacto Internacional <strong>de</strong>Derechos Civiles y Políticos en el 23.15. Conforme lo precisó la <strong>Corte</strong> en el Concepto<strong>de</strong>l 15 <strong>de</strong> mayo <strong>de</strong> <strong>2008</strong> (Rad. 29024), como elmecanismo <strong>de</strong> la extradición entre EstadosUnidos <strong>de</strong> América y Colombia se rige, enausencia <strong>de</strong> un instrumento internacional que laregule, por las normas contenidas en laConstitución Política (artículo 35) y en el Código<strong>de</strong> Procedimiento Penal (artículos 508 a 534 <strong>de</strong> laLey 600 <strong>de</strong> 2000), el Gobierno Nacional <strong>de</strong>behacer las exigencias que estime convenientes enor<strong>de</strong>n a que en el Estado reclamante se lereconozcan todos los <strong>de</strong>rechos y garantíasinherentes a la persona <strong>de</strong>l solicitado, en especiallas contenidas en la Carta Fundamental y en el<strong>de</strong>nominado bloque <strong>de</strong> constitucionalidad, es<strong>de</strong>cir, en aquellos convenios internacionalesratificados por Colombia que consagran y<strong>de</strong>sarrollan <strong>de</strong>rechos humanos (artículo 93 <strong>de</strong> laConstitución, Declaración Universal <strong>de</strong> DerechosHumanos, Convención Americana <strong>de</strong> DerechosHumanos, Pacto Internacional <strong>de</strong> DerechosCiviles y Políticos), en virtud <strong>de</strong>l <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>protección a esos <strong>de</strong>rechos que para todas lasautorida<strong>de</strong>s públicas emana <strong>de</strong>l artículo 2°ibí<strong>de</strong>m.16. De la misma manera, se exhorta al Gobierno,encabezado por señor Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la Repúblicacomo supremo director <strong>de</strong> la política exterior y lasrelaciones internacionales, para que efectúe elrespectivo seguimiento a los condicionamientosque se impongan a la concesión <strong>de</strong> la extradicióny <strong>de</strong>terminar las consecuencias que se <strong>de</strong>rivarían<strong>de</strong> su eventual incumplimiento, al tenor <strong>de</strong> loseñalado en el ordinal 2° <strong>de</strong>l artículo 189 <strong>de</strong> laConstitución Política.17. En caso <strong>de</strong> que (…) sea absuelto,sobreseído, <strong>de</strong>clarado no culpable o por cualquierotra vía legal, <strong>de</strong> los cargos que dieron origen asu extradición y <strong>de</strong>jado en libertad, al regresaréste al país <strong>de</strong> origen, el Estado requirente<strong>de</strong>berá asumir los gastos <strong>de</strong> transporte ymanutención <strong>de</strong>l extraditado <strong>de</strong> acuerdo con sudignidad humana (artículos 1° y 93 <strong>de</strong> laConstitución Política).18. Se pi<strong>de</strong> al ejecutivo que recomien<strong>de</strong> alEstado requirente que, en caso <strong>de</strong> con<strong>de</strong>na,tenga en cuenta como parte <strong>de</strong> la pena el tiempoque el solicitado haya podido estar privado <strong>de</strong> lalibertad con motivo <strong>de</strong>l trámite <strong>de</strong> extradición.19. De otra parte, como quiera que en estetrámite obran constancias, según la cuales, elsolicitado en extradición está siendo investigadoen Colombia por la llamada "masacre <strong>de</strong> Trujillo(Valle)", y así lo admite la <strong>de</strong>fensa técnica,comportamiento criminal <strong>de</strong> don<strong>de</strong> se sigue laeventual existencia <strong>de</strong> crímenes comunes y <strong>de</strong>lesa humanidad y, <strong>de</strong> contera, la presencia <strong>de</strong>plural cantidad <strong>de</strong> víctimas, situación que, comolo ha indicado la jurispru<strong>de</strong>ncia, impone reiteraren este momento lo que viene señalando la <strong>Corte</strong>en torno <strong>de</strong>l manejo que correspon<strong>de</strong> dar a casoscomo este, es <strong>de</strong>cir, cuando la persona a<strong>de</strong>más<strong>de</strong> ser la posible responsable <strong>de</strong> <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> lesahumanidad es solicitada en extradición.Si bien es cierto que las pautas <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong>esque ha fijado la Corporación se han referido a losprocesos a<strong>de</strong>lantados bajo la Ley 975 <strong>de</strong> 2005,también lo es que a la víctima se le <strong>de</strong>benrespetar sus <strong>de</strong>rechos, en virtud <strong>de</strong> loscompromisos <strong>de</strong> carácter internacional adquiridospor el Estado colombiano a través <strong>de</strong>instrumentos <strong>de</strong>bidamente suscritos, cuyocumplimiento no está sujeto a ninguna otraconsi<strong>de</strong>ración que la <strong>de</strong> asegurar <strong>de</strong> forma real yefectiva el respeto por los <strong>de</strong>rechosfundamentales <strong>de</strong> las víctimas en susmanifestaciones <strong>de</strong> verdad, justicia, reparación yno repetición.Conviene <strong>de</strong>stacar igualmente, que así como la<strong>Corte</strong> viene señalando en sus conceptos <strong>de</strong>extradición la necesidad <strong>de</strong> establecer algunoscondicionamientos en relación con el solicitadopara consolidar la observancia <strong>de</strong> sus garantíasesenciales en caso <strong>de</strong> que el Gobierno proceda ala entrega <strong>de</strong>l nacional colombiano, cuyo sustentoestá en los tratados y convenios internacionalessobre <strong>de</strong>rechos humanos y la propia CartaPolítica, en relación con las víctimas, a partir <strong>de</strong>las mismas fuentes normativas, también haindicado algunas salveda<strong>de</strong>s, las cuales tienen elmismo rango vinculante.74___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>En consecuencia, esta postura ha dado lugar aque el examen <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> no se supediteexclusivamente a verificar el cumplimiento <strong>de</strong> losrequisitos contenidos en el artículo 520 <strong>de</strong> la Ley600 <strong>de</strong> 2000(3), sino que, en casos don<strong>de</strong> nohaya convenio <strong>de</strong> extradición vigente con el paísextranjero requirente, sea necesario asegurar elmismo plus <strong>de</strong> garantías que ofrece la CartaPolítica y el Bloque <strong>de</strong> Constitucionalidad a losconnacionales que, a pesar <strong>de</strong> su entrega, estánen el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> gozar ante el Estado y lasautorida<strong>de</strong>s foráneas.En tales condiciones, resulta innegable que loscondicionamientos expresados por la <strong>Corte</strong> enpunto <strong>de</strong> asegurar los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> las víctimas,por sustentarse en las mismas normas <strong>de</strong>carácter internacional, en modo alguno sepue<strong>de</strong>n <strong>de</strong>sconocer.Así las cosas, los condicionamientos señaladospor la Corporación al emitir su concepto favorableen relación con las víctimas, tienen el mismopo<strong>de</strong>r vinculante que los indicados en torno <strong>de</strong>los solicitados.Por manera que el <strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> los<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> las víctimas en virtud <strong>de</strong> laconcesión <strong>de</strong> la extradición, hace políticamenteresponsable a quien <strong>de</strong>finitivamente correspon<strong>de</strong>conce<strong>de</strong>rla, es <strong>de</strong>cir, al Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> laRepública, por cuanto funcionalmente es el quedirectamente adopta dicha <strong>de</strong>terminación.Conviene advertir entonces, que la autonomía <strong>de</strong>lPrimer Mandatario en punto <strong>de</strong> la extradición seve comprometida con motivo <strong>de</strong> las obligacionesadquiridas por el Estado que él representa, puesno solo en el or<strong>de</strong>n interno a través <strong>de</strong> las leyes yla Constitución Política encuentra limitaciones elejercicio <strong>de</strong> sus faculta<strong>de</strong>s, sino que talesrestricciones se extien<strong>de</strong>n en el or<strong>de</strong>n externo enrazón <strong>de</strong> los <strong>de</strong>beres asumidos con la comunidadinternacional.Dicho <strong>de</strong> otra manera, las potesta<strong>de</strong>s <strong>de</strong>lgobernante ya no están sometidasexclusivamente a las reglas impuestas por elconstituyente y el legislador <strong>de</strong>l país, sino queigualmente encuentran restricciones comoconsecuencia <strong>de</strong> los tratados y conveniosinternacionales que en materia <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechoshumanos se ha comprometido a cumplir elEstado a que pertenece.A<strong>de</strong>más, para significar la importancia <strong>de</strong> lostratados sobre <strong>de</strong>rechos humanos y su especialprepon<strong>de</strong>rancia en el contexto internacional, losmismos son el fruto <strong>de</strong>l consenso continental ouniversal, razón adicional para extremar elrespeto por su contenido material, en aras <strong>de</strong>honrar el principio pro homine y la voluntad <strong>de</strong> losindividuos frente al compromiso inquebrantable<strong>de</strong> minimizar los atentados contra las garantíasmás esenciales, como ocurre con las víctimas,respecto <strong>de</strong> quienes <strong>de</strong> entrada el Estado y lasociedad <strong>de</strong>ben un trato condigno en razón <strong>de</strong> lacondición en que se encuentran por los actos <strong>de</strong>terceros.Por lo tanto, es preciso advertir al GobiernoNacional, que al momento <strong>de</strong> <strong>de</strong>cidir en torno <strong>de</strong>la extradición en casos como el particular, <strong>de</strong>betener en cuenta los <strong>de</strong>rechos reconocidos a lasvíctimas en los tratados <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos humanos,los convenios ratificados por Colombia, laConstitución Política y <strong>de</strong>más normas <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechointerno.En síntesis, se solicita al primer mandatarioexamine los instrumentos suscritos por Colombiacon la comunidad internacional en don<strong>de</strong> se<strong>de</strong>nuncian <strong>de</strong>litos <strong>de</strong>l mismo carácter y <strong>de</strong> lesahumanidad, a través <strong>de</strong> los cuales se prioriza laprotección <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> las víctimas,alcance compatible con el Estatuto <strong>de</strong> Roma,pues en su artículo 75-6 prevé que su contenidono “podrá interpretarse en perjuicio <strong>de</strong> los<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> las víctimas con arreglo al <strong>de</strong>rechointerno”.__________________________________(1) Artículo 495 <strong>de</strong> la ley 906 <strong>de</strong> 2004.(2) Esta regulación legal resulta aplicable al caso envirtud <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> integración normativa previsto enel artículo 23 <strong>de</strong>l estatuto procesal penal.(3) O <strong>de</strong>l artículo 502 <strong>de</strong> la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, si loshechos que fundamentan la solicitud <strong>de</strong> extradición sonposteriores al 1º <strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 2005, fecha en que entróa regir el nuevo sistema <strong>de</strong> enjuiciamiento.75___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESConcepto ExtradiciónFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: Conceptúa favorablementePAIS REQUIRENTE: Estados Unidos <strong>de</strong> AméricaREQUERIDO: MONTOYA SANCHEZ, DIEGO LEONDELITOS: Homicidio, Lavado <strong>de</strong> activos, Concierto para <strong>de</strong>linquirnarcotráficoPROCESO : 28683Salvamento <strong>de</strong> VotoSalvamento <strong>de</strong> VotoSalvamento Parcial <strong>de</strong> VotoDR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANDR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZDR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZFin76___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 25933DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZCASACION-La <strong>Corte</strong>, una vez admitida la<strong>de</strong>manda, entra a <strong>de</strong>cidir <strong>de</strong> fondo/ DEMANDADE CASACION-Error en la calificación jurídica:Técnica/ VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/DEMANDA DE CASACION-Formulación <strong>de</strong> loscargos/ CONCUSION-Conductas rectoras <strong>de</strong>ltipo: Inducir/ DEFENSA TECNICA-Diferenciaentre estrategia <strong>de</strong>fensiva y abandono/ MEDIDADE ASEGURAMIENTO-No es condición paradisponer la privación <strong>de</strong> la libertad en la sentenciacon<strong>de</strong>natoria/ FUERO MILITAR-Conductas enrelación con el servicio1. Anota la Sala y ante la percepción <strong>de</strong>l señorProcurador Primero Delegado que, al haber sidoadmitida la <strong>de</strong>manda <strong>de</strong> casación, en lo atinentea los cargos elevados por nulidad y error <strong>de</strong>hecho por falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad, se superaronlos <strong>de</strong>fectos lógico argumentativos que exhibía,en el sentido <strong>de</strong> lograr analizar <strong>de</strong> fondo, losprobables yerros <strong>de</strong>nunciados que ameritan unareflexión jurídica atenta, por las posibles fallas alas garantías fundamentales que pudo generar loactuado en las instancias.2. En los casos <strong>de</strong> error en la <strong>de</strong>nominaciónjurídica, cuando implica necesariamente lanulidad <strong>de</strong> la actuación, se <strong>de</strong>be sustentar en lacausal tercera <strong>de</strong> casación y <strong>de</strong>sarrollarse, conapego a la lógica <strong>de</strong> la causal primera en lasformas <strong>de</strong> la violación directa o indirecta <strong>de</strong> la leysustancial.3. La sustentación se contrae al falso juicio <strong>de</strong>i<strong>de</strong>ntidad y cuando se alega esta especie <strong>de</strong>vicio, se exige al recurrente i<strong>de</strong>ntificarinequívocamente el medio <strong>de</strong> convicción sobre elcual recae la incorrección que se <strong>de</strong>nuncia,asistiéndole primero el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> revelar lo quefi<strong>de</strong>dignamente dimana <strong>de</strong> ella <strong>de</strong> acuerdo con suestricto contenido material, y luego la obligación<strong>de</strong> precisar en qué aspecto radicó la<strong>de</strong>sfiguración <strong>de</strong> su literalidad, bien porsupresión, ya por adición, ora por tergiversación,ejercicio que se lleva a cabo mediante unaelemental comparación <strong>de</strong> las precisiones hechasen el fallo acerca <strong>de</strong> su tenor, con lo que enrealidad enseña ésta(1) .4. Este postulado lógico exige que la sustentación<strong>de</strong>l cargo se encuentre cimentada en forma verazy exacta acor<strong>de</strong> con la realidad procesal, porcorrespon<strong>de</strong>r tales fundamentos el presupuesto<strong>de</strong>l análisis a empren<strong>de</strong>r por la <strong>Corte</strong> y así<strong>de</strong>terminar correctamente la <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong> unacensura en casación.5. Supuesto <strong>de</strong> hecho don<strong>de</strong> la conducta seencuentra integrada por tres verbos rectores enforma alternativa: "constreñir, inducir y solicitar",a partir <strong>de</strong> los cuales, para la estructuración <strong>de</strong>lcomportamiento como hecho punible, se requierela realización <strong>de</strong> por lo menos uno <strong>de</strong> ellos, comoocurre en el presente caso, cuando se lereprocha a (.....), haber ejercido múltiples actos<strong>de</strong> manera contraria a sus <strong>de</strong>beres oficiales, queindujeron a los conductores, para que seterminara realizando el ofrecimiento dinerarioesperado por el servidor público.El diccionario <strong>de</strong> la Lengua Española, <strong>de</strong>fine elverbo inducir <strong>de</strong> la siguiente manera:"Instigar, persuadir, mover a uno. || 2. Ocasionar,causar. || 3 Fil. Ascen<strong>de</strong>r lógicamente elentendimiento <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el conocimiento <strong>de</strong> losfenómenos, hechos o casos, a la ley o principioque virtualmente los contiene o que se efectúa entodos ellos uniformemente.(2)"En efecto, es claro y encuentra correcto la Salapor resultar razonable y ajustado a la legalidad,que la forma estructural <strong>de</strong>l comportamientoreprochado a (.....), fue a<strong>de</strong>cuado en la sentenciaa partir <strong>de</strong>l verbo rector <strong>de</strong> "inducir", comomodalidad comportamental realizada por elpolicial, al ejecutar la conducta teniendo comomodus operandi, el reten secuencial <strong>de</strong> variosautomotores durante varias horas(3) , periodo enel que mantuvo latente y bajo una expectativainnecesaria para la imposición <strong>de</strong> un comparendopor infracción al Código <strong>de</strong> Tránsito y Transportee inmovilización <strong>de</strong> las herramientas <strong>de</strong> trabajo -vehículos <strong>de</strong> transporte público- a cincoconductores, hasta el punto <strong>de</strong> provocar en uno<strong>de</strong> ellos, ante la in<strong>de</strong>finición <strong>de</strong> la situaciónproblemática, el resultado que esperaba, <strong>de</strong>ofrecerle la ilegal dádiva, como en efecto ocurrió.(….)La sutileza <strong>de</strong> la acción <strong>de</strong> inducción ejecutadapor el implicado (.....), para lograr le fuerarealizado el ofrecimiento dinerario, se fortaleceprobatoriamente en el testimonio <strong>de</strong> sucompañero <strong>de</strong> labor, el también uniformado comoauxiliar bachiller (…)(4) , quien es preciso enrelatar, que al iniciar la jornada en la avenidacircunvalar a la altura <strong>de</strong> la estación <strong>de</strong>Monserrate, el acusado le expresó: "paremos77___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>buses y busetas piratas para ver si hacían para eldiario", como efectivamente ocurrió con cuatro ocinco busetas y dos colectivos <strong>de</strong> la empresaCOOTRANSKENNEDY. Depone, que elpatrullero les retuvo los documentos y les indicóse estacionaran en un costado <strong>de</strong> la vía, paraluego, cuando se enteró por la radio que al lugarse dirigía el CT. Pava, le or<strong>de</strong>nó proce<strong>de</strong>r aretirar los vehículos <strong>de</strong>l lugar, atestación quecorrobora lo expuesto por los testigos ZuletaUlloa y Delgado Moreno.Tal circunstancia y tomando las expresiones <strong>de</strong>lMinisterio Público en su concepto, <strong>de</strong>nota lacategoría sicológica premeditada <strong>de</strong> (.....), paraponer en una condición <strong>de</strong> latencia e instigación alos conductores, dirigida a obtener la utilidadin<strong>de</strong>bida generada en la arbitrariedad <strong>de</strong> lafunción pública que cumplía por la actividad comocontrolador <strong>de</strong> tránsito, que generó ante lain<strong>de</strong>finición <strong>de</strong> la situación, la inducción para elofrecimiento <strong>de</strong>l dinero, nexo que <strong>de</strong>vela suiniciativa para el acontecer criminal, cuando sucorrecto obrar al <strong>de</strong>tectar a los infractorescorrespondía, elaborar <strong>de</strong> manera inmediata loscomparendos y si era <strong>de</strong>l caso disponer lainmovilización <strong>de</strong> los vehículos, pero no dilatarincesantemente esa tarea, al punto <strong>de</strong> noexpedirlos, para lograr el resultado conocido.Vale <strong>de</strong>stacar, que entre otros, por estos motivoses inaceptable la cita <strong>de</strong>l recurrente para que estecaso se tenga como análoga lo <strong>de</strong>cidido bajo laradicación 22333 <strong>de</strong> 2005, pues los hechoscarecen <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad, como acertadamente loexpresa el Ministerio Público, pero sí resultaválido traerla a colación, para <strong>de</strong>stacar como lacondición <strong>de</strong> servidor público ejercida <strong>de</strong> maneraabusiva llega a la instigación en la forma <strong>de</strong>inducción, constitutiva <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito concusión, comoocurre en el presente caso.6. Si bien sus actuaciones no se caracterizaronpor la interposición <strong>de</strong> recursos, la solicitud <strong>de</strong>pruebas o la presentación <strong>de</strong> alegatos en lainstrucción, como lo alega el recurrente, esindiscutible en se<strong>de</strong> <strong>de</strong> casación, plantear tesis<strong>de</strong>fensivas adoptando una estrategia diferente ala ejecutada, cuando al menos, en el momento <strong>de</strong>la <strong>de</strong>finición <strong>de</strong> la situación jurídica, el estadoprobatorio y procesal se presentaba en beneficio<strong>de</strong>l sumariado.En forma reiterada, la <strong>Corte</strong> ha sostenido , que eneste momento procesal y <strong>de</strong> manera aislada <strong>de</strong>las circunstancias <strong>de</strong>l momento, no se pue<strong>de</strong>calificar como <strong>de</strong>sacertada la actuación ejercidapor la <strong>de</strong>fensa, pues en las condiciones en que<strong>de</strong>bieron intervenir en el proceso, podría resultarinconveniente a los intereses <strong>de</strong>l mismoimplicado, solicitar pruebas respecto <strong>de</strong> lascuales se <strong>de</strong>sconocía su sentido y alcance, con laposibilidad <strong>de</strong> agravar la situación <strong>de</strong>l procesado,en lugar <strong>de</strong> favorecerlo, o interponer recursos sinun claro fundamento fáctico o jurídico, máxime,como aquí ocurre, hasta el momento <strong>de</strong> lacalificación, su situación jurídica le era favorable.Es oportuno reiterar en este sentido que sobre lainactividad profesional como motivo <strong>de</strong> ineficacia<strong>de</strong> la actuación procesal, la Sala ha sidoinsistente en señalar que el <strong>de</strong>fensor, sea <strong>de</strong>oficio, público o <strong>de</strong> confianza, en cumplimiento <strong>de</strong>su función, pue<strong>de</strong> optar por el silencio comoestrategia <strong>de</strong>fensiva, pero que esta forma <strong>de</strong>valorar su gestión <strong>de</strong>be aparecer corroborada poractos procesales que acrediten cuando menosuna mínima actividad vigilante <strong>de</strong> su parte, yaque lo que vicia <strong>de</strong> nulidad la actuación llevada acabo es el abandono <strong>de</strong>l compromiso adquirido ypor tanto, la ausencia <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa técnica, y no laforma como se hubiere encarado la gestión.La circunstancia procesal <strong>de</strong> la actividad <strong>de</strong> los<strong>de</strong>más sujetos procesales -parte civil- y ladinámica propia <strong>de</strong>l proceso penal que hicieronadversas las <strong>de</strong>cisiones <strong>de</strong> fondo a los intereses<strong>de</strong>l implicado al ser con<strong>de</strong>nado en la formaconocida, no implica, inactividad y abandono porparte <strong>de</strong> sus representantes jurídicos, muchomenos, carencia <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa técnica, comotambién lo conceptúa el señor ProcuradorPrimero Delegado, pues como se reseñó,llevaron la vigilancia necesaria <strong>de</strong>l proceso, alpunto <strong>de</strong> llegar hasta la se<strong>de</strong> don<strong>de</strong> hoy seencuentra.La Sala también lo ha dicho(5)(…)Desconocer la estrategia <strong>de</strong>fensiva escogida,cuando ha existido asistencia profesional yactividad vigilante <strong>de</strong>l proceso, no encuentra ecoen la alegación <strong>de</strong> ausencia <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa técnica.7. De otra parte y ante la sentencia <strong>de</strong> con<strong>de</strong>na,carece <strong>de</strong> relevancia y trascen<strong>de</strong>ncia como vicio<strong>de</strong> estructura o violación a garantía, la disposición<strong>de</strong>l A quo para <strong>de</strong>terminar el lugar <strong>de</strong> reclusión enprocura <strong>de</strong>l cumplimiento <strong>de</strong> la pena, lacircunstancia <strong>de</strong> la inexistencia procesal <strong>de</strong>imposición <strong>de</strong> medida <strong>de</strong> aseguramiento contra(.....), como lo alega el recurrente, pues conformea los antece<strong>de</strong>ntes procesales, en el momento enque se le <strong>de</strong>finió su situación jurídica, se hizo conabstención <strong>de</strong> la imposición <strong>de</strong>l gravamen, sinque la privación <strong>de</strong> la libertad como cautelar,constituya un presupuesto necesario en laestructura lógica <strong>de</strong>l proceso, al no <strong>de</strong>tentarsecomo eslabón en ninguna <strong>de</strong> sus etapas.Dicho <strong>de</strong> otra manera, para la iniciación <strong>de</strong> laindagación, la apertura <strong>de</strong> la investigación, la<strong>de</strong>finición <strong>de</strong> la situación jurídica, el cierre <strong>de</strong> lainvestigación, la calificación <strong>de</strong>l sumario, larealización <strong>de</strong> la etapa <strong>de</strong>l juicio, la expedición <strong>de</strong>la sentencia o la ejecución <strong>de</strong> la pena, ellegislador no estableció como requisito laexistencia o vigencia <strong>de</strong> una medida <strong>de</strong>aseguramiento, plantearlo <strong>de</strong> esa forma resulta78___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>absurdo, al carecer <strong>de</strong> lógica y racionalidad, alreclamar el cumplimiento <strong>de</strong> un rigor que la ley nila jurispru<strong>de</strong>ncia han <strong>de</strong>terminado. Por tanto, nose advierte afectación al <strong>de</strong>bido proceso.De otra parte, con la no afectación con imposición<strong>de</strong> medida <strong>de</strong> aseguramiento <strong>de</strong> <strong>de</strong>tenciónpreventiva a (.....), se mantuvo absoluta sugarantía a la libertad, don<strong>de</strong> <strong>de</strong>mandar la nulidadpara retrotraer lo actuado y <strong>de</strong>cidir lo contrario,haría mas gravosa la situación <strong>de</strong>l procesado.8. No obstante lo anterior, advierte la Sala que esfactible enmendar <strong>de</strong> manera inmediata un yerroque conspira contra la garantía al <strong>de</strong>bidoproceso, por la inobservancia <strong>de</strong> la cláusula <strong>de</strong>competencia.En efecto, la <strong>Corte</strong> ha resaltado respecto <strong>de</strong> lacircunstancia foral <strong>de</strong>sprendida <strong>de</strong>l artículo 221<strong>de</strong> la Constitución Política(6) para la<strong>de</strong>terminación <strong>de</strong>l conocimiento <strong>de</strong>l juzgamientocastrense <strong>de</strong> los miembros <strong>de</strong> la fuerza pública,que la comisión <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito guarda relación conel servicio siempre y cuando su ejecución se<strong>de</strong>sarrolle <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> las tareas propias <strong>de</strong> laslabores que cumplen(7).A su turno, el artículo 2° <strong>de</strong>l Código Penal Militar(Ley 522 <strong>de</strong> 1999), prescribe que son <strong>de</strong>litosrelacionados con el servicio: “…aquelloscometidos por los miembros <strong>de</strong> la Fuerza Pública<strong>de</strong>rivados <strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong> la función militar opolicial que les es propia.” (negrillas y subrayadofuera <strong>de</strong> texto).De esta manera se colige que, la solacircunstancia <strong>de</strong> pertenecer a la Fuerza Públicano conlleva necesariamente a la situación foral,tema sobre el cual la <strong>Corte</strong> Constitucional enexamen <strong>de</strong> constitucionalidad <strong>de</strong>l Código PenalMilitar, en sentencia C-358 <strong>de</strong> 1997, entre otrosaspectos, también expresó:“En los precisos términos <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica, la jurisdicción penal militar conoce (1) <strong>de</strong>los <strong>de</strong>litos cometidos por los miembros <strong>de</strong> lafuerza pública en servicio activo, (2) siempre queellos tengan "relación con el mismo servicio". Deesta manera, la misma Carta ha <strong>de</strong>terminado loselementos centrales <strong>de</strong> la competenciaexcepcional <strong>de</strong> la justicia castrense, con lo cuallimita el ámbito <strong>de</strong> acción <strong>de</strong>l legislador en estecampo y exige un más estricto control <strong>de</strong>constitucionalidad sobre él…(…)El concepto <strong>de</strong> servicio correspon<strong>de</strong> a lasumatoria <strong>de</strong> las misiones que la Constitución y laley le asignan a la fuerza pública, las cuales sematerializan a través <strong>de</strong> <strong>de</strong>cisiones y accionesque en últimas se encuentran ligadas a dichofundamento jurídico. La sola circunstancia <strong>de</strong> queel <strong>de</strong>lito sea cometido <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l tiempo <strong>de</strong>servicio por un miembro <strong>de</strong> la fuerza pública,haciendo o no uso <strong>de</strong> prendas distintivas <strong>de</strong> lamisma o utilizando instrumentos <strong>de</strong> dotaciónoficial o, en fin, aprovechándose <strong>de</strong> suinvestidura, no es suficiente para que suconocimiento corresponda a la justicia penalmilitar… De otro lado, el miembro <strong>de</strong> la fuerzapública, así se encuentre en servicio activo, hapodido cometer el crimen al margen <strong>de</strong> la misióncastrense encomendada: en este caso, el solohecho <strong>de</strong> estar en servicio activo no lo exime <strong>de</strong>ser sometido al <strong>de</strong>recho penal común. Lasprerrogativas y la investidura que ostentan losmiembros <strong>de</strong> la fuerza pública pier<strong>de</strong>n todarelación con el servicio cuando <strong>de</strong>liberadamenteson utilizadas para cometer <strong>de</strong>litos comunes, loscuales no <strong>de</strong>jan <strong>de</strong> serlo porque el agente sehaya aprovechado <strong>de</strong> las mencionadasprerrogativas e investidura, ya que ellas noequivalen a servicio ni, <strong>de</strong> otro lado, tienen lavirtud <strong>de</strong> mutar el <strong>de</strong>lito común en un actorelacionado con el mismo. (subrayado fuera <strong>de</strong>texto).(…)A<strong>de</strong>más <strong>de</strong>l elemento subjetivo - ser miembro <strong>de</strong>la fuerza pública en servicio activo -, se requiereque intervenga un elemento funcional en or<strong>de</strong>n aque se configure constitucionalmente el fueromilitar: el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong>be tener relación con el mismoservicio. Lo anterior no significa que la comisión<strong>de</strong> <strong>de</strong>litos sea un medio aceptable para cumplirlas misiones confiadas a la fuerza pública. Por elcontrario, la Constitución y la ley repudian ysancionan a todo aquel que escoja este caminopara realizar los altos cometidos que se asocianal uso y disposición <strong>de</strong> la fuerza en el Estado <strong>de</strong><strong>de</strong>recho, puesto que éste ni requiere ni tolera elrecurso a medios ilegítimos para la consecución<strong>de</strong> sus fines. El servicio está signado por lasmisiones propias <strong>de</strong> la fuerza pública, las cualespor estar sujetas al principio <strong>de</strong> legalidad enningún caso podrían vulnerarlo.(…)El concepto <strong>de</strong> servicio no pue<strong>de</strong>equivocadamente exten<strong>de</strong>rse a todo aquello queel agente efectivamente realice. De lo contrario,su acción se <strong>de</strong>sligaría en la práctica <strong>de</strong>lelemento funcional que representa el eje <strong>de</strong> este<strong>de</strong>recho especial. (subrayado fuera <strong>de</strong> texto).(…)La jurisdicción penal militar constituye unaexcepción constitucional a la regla <strong>de</strong>l jueznatural general. Por en<strong>de</strong>, su ámbito <strong>de</strong>be serinterpretado <strong>de</strong> manera restrictiva, tal como loprecisa la Carta Política al establecer en suartículo 221 que la justicia penal militar conocerá“<strong>de</strong> los <strong>de</strong>litos cometidos por los miembros <strong>de</strong> lafuerza pública en servicio activo, y en relacióncon el mismo servicio”. Conforme a lainterpretación restrictiva que se impone en estecampo, un <strong>de</strong>lito está relacionado con el servicio79___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>únicamente en la medida en que haya sidocometido en el marco <strong>de</strong>l cumplimiento <strong>de</strong> lalabor - es <strong>de</strong>cir <strong>de</strong>l servicio - que ha sidoasignada por la Constitución y la ley a la FuerzaPública. Esta <strong>de</strong>finición implica las siguientesprecisiones acerca <strong>de</strong>l ámbito <strong>de</strong>l fuero penalmilitar:a) Que para que un <strong>de</strong>lito sea <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong>la justicia penal militar <strong>de</strong>be existir un vínculoclaro <strong>de</strong> origen entre él y la actividad <strong>de</strong>l servicio,esto es, el hecho punible <strong>de</strong>be surgir como unaextralimitación o un abuso <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r ocurrido en elmarco <strong>de</strong> una actividad ligada directamente a unafunción propia <strong>de</strong>l cuerpo armado. Pero aún más,el vínculo entre el <strong>de</strong>lito y la actividad propia <strong>de</strong>lservicio <strong>de</strong>be ser próximo y directo, y nopuramente hipotético y abstracto. Esto significaque el exceso o la extralimitación <strong>de</strong>ben tenerlugar durante la realización <strong>de</strong> una tarea que ensí misma constituya un <strong>de</strong>sarrollo legítimo <strong>de</strong> loscometidos <strong>de</strong> las Fuerzas Armadas y la PolicíaNacional. Por el contrario, si <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el inicio elagente tiene propósitos criminales, y utilizaentonces su investidura para realizar el hechopunible, el caso correspon<strong>de</strong> a la justiciaordinaria, incluso en aquellos eventos en quepudiera existir una cierta relación abstracta entrelos fines <strong>de</strong> la Fuerza Pública y el hecho punible<strong>de</strong>l actor. En efecto, en tales eventos no existeconcretamente ninguna relación entre el <strong>de</strong>lito yel servicio, ya que en ningún momento el agenteestaba <strong>de</strong>sarrollando activida<strong>de</strong>s propias <strong>de</strong>lservicio, puesto que sus comportamientos fueronab initio criminales. (subrayado fuera <strong>de</strong> texto).b) Que el vínculo entre el hecho <strong>de</strong>lictivo y laactividad relacionada con el servicio se rompecuando el <strong>de</strong>lito adquiere una gravedad inusitada,tal como ocurre con los llamados <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> lesahumanidad. En estas circunstancias, el caso<strong>de</strong>be ser atribuido a la justicia ordinaria, dada latotal contradicción entre el <strong>de</strong>lito y los cometidosconstitucionales <strong>de</strong> la Fuerza Pública. Al respectoes importante mencionar que esta Corporación yaha señalado que las conductas constitutivas <strong>de</strong>los <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> lesa humanidad sonmanifiestamente contrarias a la dignidad humanay a los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> la persona, por lo cual noguardan ninguna conexidad con la funciónconstitucional <strong>de</strong> la Fuerza Pública, hasta elpunto <strong>de</strong> que una or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> cometer un hecho <strong>de</strong>esa naturaleza no merece ninguna obediencia.(…)c) que la relación con el servicio <strong>de</strong>be surgirclaramente <strong>de</strong> las pruebas que obran <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>lproceso. Puesto que la justicia penal militarconstituye la excepción a la norma ordinaria, ellaserá competente solamente en los casos en losque aparezca nítidamente que la excepción alprincipio <strong>de</strong>l juez natural general <strong>de</strong>be aplicarse.Ello significa que en las situaciones en las queexista duda acerca <strong>de</strong> cuál es la jurisdiccióncompetente para conocer sobre un proceso<strong>de</strong>terminado, la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>berá recaer en favor<strong>de</strong> la jurisdicción ordinaria, en razón <strong>de</strong> que no sepudo <strong>de</strong>mostrar plenamente que se configurabala excepción.”Para el presente caso y en relación con el factorsubjetivo, como elemento <strong>de</strong>l fuero penal militar,se encuentra <strong>de</strong>bidamente acreditado que JHONALEXANDER FONSECA MARTÍNEZ, <strong>de</strong>tentabala condición <strong>de</strong> miembro activo <strong>de</strong> la PolicíaNacional como Patrullero adscrito a la EstaciónMetropolitana <strong>de</strong> Tránsito <strong>de</strong> Bogotá D.C.(8);pero no suce<strong>de</strong> lo mismo con el factor funcional,pues <strong>de</strong> acuerdo con la jurispru<strong>de</strong>nciaconstitucional en cita, los <strong>de</strong>litos cometidos enrelación con el servicio son aquellos que serealizan en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> activida<strong>de</strong>s militares opolicivas orientadas al cumplimiento <strong>de</strong> la misiónque la Constitución impone a la Fuerza Pública,situación que se presenta cuando el militar oagente <strong>de</strong> la Policía en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> una or<strong>de</strong>n uoperativo inherente al cargo exce<strong>de</strong> la órbitapropia <strong>de</strong> las funciones constitucionales o legalesasignadas. El reconocimiento <strong>de</strong>l fuero militara<strong>de</strong>más <strong>de</strong>l factor subjetivo, presupone laconcurrencia <strong>de</strong> dos aspectos vinculadoscausalmente: que el agente <strong>de</strong> la Fuerza Públicaha iniciado la ejecución <strong>de</strong> una actividad propia<strong>de</strong> la función castrense y que en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>ella se exce<strong>de</strong> o abusa <strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong> laautoridad incurriendo en el hecho punible.De este modo, si bien el patrullero (….), hacíaparte <strong>de</strong> la Policía Nacional, la conductaimputada como inducción para obtener unofrecimiento dinerario a cambio <strong>de</strong> omitir unaactividad propia <strong>de</strong> la función pública quecumplía, no constituye un acto relacionado con elservicio ni con las funciones a él encomendadas,pues como agente <strong>de</strong> tránsito, no le correspondíaretener <strong>de</strong> manera in<strong>de</strong>finida automotores <strong>de</strong>servicio público y conductores presuntamenteinfractores, para luego <strong>de</strong>jar <strong>de</strong> elaborar loscomparendos correspondientes a cambio <strong>de</strong> ladádiva provocada, en los términos <strong>de</strong>nunciadosy acreditados probatoriamente, circunstanciasque indican que el miembro <strong>de</strong> la Fuerza Públicano inició la realización <strong>de</strong> una actividad propia <strong>de</strong>la Policía Nacional, cuando incurrió en laconducta punible atribuida.Con base en los elementos <strong>de</strong> persuasiónrecaudados en el proceso, se tiene que el dinerorecibido por (….), correspon<strong>de</strong> a una actividadajena al cumplimiento <strong>de</strong> sus funciones comoservidor <strong>de</strong> la Policía Nacional y carecen <strong>de</strong>relación con el servicio público que le esinherente; por tanto, la investigación yjuzgamiento <strong>de</strong> su comportamiento correspondíaa la jurisdicción ordinaria y <strong>de</strong> esta manera eldiligenciamiento llevado a cabo por parte <strong>de</strong> laPenal Militar, se realizó careciendo <strong>de</strong>competencia para ello.Determinado que la competencia para esteasunto, radicaba en la jurisdicción ordinaria, le80___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>correspondía a<strong>de</strong>lantar el conocimiento a laFiscalía seccional, para la fase instructiva; y a losJuzgados Penales <strong>de</strong>l Circuito <strong>de</strong> Bogotá D.C., loatinente a la etapa <strong>de</strong>l juicio.Esta circunstancia, representa notoria trasgresiónal principio <strong>de</strong>l juez natural, fundamentado en elinciso segundo <strong>de</strong>l artículo 29 <strong>de</strong> la ConstituciónPolítica, <strong>de</strong>sarrollado en el or<strong>de</strong>n legal en losartículos 6, tanto <strong>de</strong>l Código Penal, como <strong>de</strong>l <strong>de</strong>Procedimiento Penal (Leyes 599 y 600 <strong>de</strong> 2000).Sobre el punto, esta corporación ha expresado(9)(….)En este or<strong>de</strong>n, verificado el <strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong>la jurisdicción y competencia; ante la violación <strong>de</strong>una garantía constitucional -principio <strong>de</strong>l jueznatural-, opera <strong>de</strong> oficio la necesidad <strong>de</strong> <strong>de</strong>cretarla nulidad <strong>de</strong> lo actuado a partir <strong>de</strong>l cierre <strong>de</strong> lainstrucción inclusive(10), pues no fue el fiscalcompetente quien emitió esa <strong>de</strong>cisión, lo mismoque la calificación; y tampoco era <strong>de</strong>l resorte <strong>de</strong>lJuzgado 141 <strong>de</strong> Primera Instancia ante la PolicíaMetropolitana <strong>de</strong> Bogotá, a<strong>de</strong>lantar la etapa <strong>de</strong>ljuicio._____________________________________(1) Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong> 11 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 2007,radicación No. 23667.(2) REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, Diccionario <strong>de</strong> laLengua Española, vigésima ed. Madrid, 1984.(3) El testigo Helbert Delgado Moreno, <strong>de</strong>clara queluego <strong>de</strong> llevar más <strong>de</strong> dos horas <strong>de</strong> haber sidoinmovilizado su vehículo, llegó otro conductor que seencontraba en las mismas circunstancias, quien sugirióla entrega <strong>de</strong> dinero al agente <strong>de</strong> tránsito.(4) Cua<strong>de</strong>rno principal, folio 14.(5) Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong> 17 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2004,radicación No. 19651.(6) El artículo 221 <strong>de</strong> la Constitución Política dispone:“De los <strong>de</strong>litos cometidos por los miembros <strong>de</strong> la fuerzapública en servicio activo, y en relación con el mismoservicio, conocerán las cortes marciales o tribunalesmilitares, con arreglo a las prescripciones <strong>de</strong>l CódigoPenal Militar. Tales cortes o tribunales estaránintegrados por miembros <strong>de</strong> la fuerza pública enservicio activo o en retiro.”(7) Sentencias <strong>de</strong> casación <strong>de</strong> 10 <strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2004,radicación No. 17946; <strong>de</strong> 11 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 2007, <strong>de</strong> 23 <strong>de</strong>mayo <strong>de</strong> 2007, radicación No. 25630; <strong>de</strong> 23 <strong>de</strong> mayo<strong>de</strong> 2007, radicación No. 25405; <strong>de</strong> 17 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong><strong>2008</strong>, radicación No. 26055; entre otras.(8) Cua<strong>de</strong>rno principal, folio 38.(9) Sentencia <strong>de</strong>l 17 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 1995, Radicado 8954(10) Sentencias <strong>de</strong> casación <strong>de</strong> 6 <strong>de</strong> marzo <strong>de</strong> 2003,radicación No. 17750; <strong>de</strong> 2 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> 2003,radicación No. 18643; <strong>de</strong> 11 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 2007,radicación No. 25630.MAGISTRADO PONENTE:DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZSentencia CasaciónFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: Desestima cargos <strong>de</strong> la <strong>de</strong>manda, casa oficiosamente,<strong>de</strong>clara nulidad...PROCEDENCIA: Tribunal Superior MilitarCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: FONSECA MARTINEZ, JHON ALEXANDER-PATRULLERO POLINALDELITOS: ConcusiónPROCESO : 25933Fin81___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 22831DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAPRESCRIPCION-Justicia Penal Militar: Aplicableaumento <strong>de</strong> tercera parte para miembros <strong>de</strong> lafuerza pública/ PREVARICATO POR OMISION-Dolo1. El comportamiento investigado acaeció el 11 y12 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 1999 cuando se encontrabavigente el artículo 208 <strong>de</strong>l anterior Código PenalMilitar (Decreto 2.550 <strong>de</strong> 1988) que establecíapara el <strong>de</strong>lito en comento una pena <strong>de</strong> uno (1) acinco (5) años <strong>de</strong> prisión.Igualmente, el artículo 74 <strong>de</strong>l citadoor<strong>de</strong>namiento regulaba el fenómeno jurídico <strong>de</strong>la prescripción <strong>de</strong> la acción penal al prever queello ocurría en un tiempo igual al máximo <strong>de</strong> lasanción fijada en la ley si fuere privativa <strong>de</strong> lalibertad, sin ser inferior a cinco (5) años niexce<strong>de</strong>r <strong>de</strong> veinte (20).Así mismo, los artículos 76 y 77 contemplabanque el término <strong>de</strong> prescripción empezaba acontarse, para los hechos punibles instantáneos,<strong>de</strong>s<strong>de</strong> el día <strong>de</strong> la consumación, y <strong>de</strong>s<strong>de</strong> laperpetración <strong>de</strong>l último acto en los tentados opermanentes, lapso que se interrumpía con laejecutoria <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong> convocatoria <strong>de</strong>lconsejo verbal <strong>de</strong> guerra, luego <strong>de</strong> lo cualprincipiaba a correr <strong>de</strong> nuevo por un tiempo igualala mitad <strong>de</strong>l señalado en el citado artículo 74.Pese a lo anterior, la Sala en aplicación <strong>de</strong>lprincipio <strong>de</strong> igualdad en relación con tal estatutosentó jurispru<strong>de</strong>ncia al indicar que para lacontabilización <strong>de</strong>l término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong>los <strong>de</strong>litos cometidos por los miembros <strong>de</strong> laFuerza Pública que guar<strong>de</strong>n relación con elservicio se <strong>de</strong>ben aplicar armónicamente lasdisposiciones que sobre tal materia consagra elCódigo Penal ordinario.Así, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la sentencia <strong>de</strong> 20 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 1999(radicación 9997) se analizó que la expedición<strong>de</strong> Código Penal Militar <strong>de</strong> 1988 estuvomotivada en la necesidad <strong>de</strong> armonizar elrégimen penal castrense con el sistema penalordinario, según se establecía <strong>de</strong> la exposición<strong>de</strong> motivos <strong>de</strong> la Ley 53 <strong>de</strong>l 11 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong>1987 mediante la cual se le otorgaron faculta<strong>de</strong>sextraordinarias al Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la República, enuso <strong>de</strong> las cuales expidió el anterior CódigoPenal Militar que <strong>de</strong>rogaba el Decreto 250vigente <strong>de</strong>s<strong>de</strong> 1958.La <strong>Corte</strong> consi<strong>de</strong>ró que al estar contempladocomo principio rector la integración <strong>de</strong> normassustantivas (artículo 13) así como las <strong>de</strong>carácter adjetivo (Artículo 302), el estatutocastrense se ubicaba en idéntico rango con elCódigo Penal ordinario "haciendo plenamenteoperante el principio <strong>de</strong> la igualdad <strong>de</strong> laspersonas ante la ley garantizado en el artículo13 <strong>de</strong> la Carta Política".Allí se puntualizó que:"…no consulta el principio <strong>de</strong> igualdad el hecho<strong>de</strong> que para el servidor público civil que comete<strong>de</strong>lito por razón o con ocasión <strong>de</strong> sus funcioneso abusando <strong>de</strong> su investidura, el término <strong>de</strong>prescripción <strong>de</strong> la acción penal tenga unincremento <strong>de</strong> una tercera parte según lodispone el artículo 82 <strong>de</strong>l C.P., mientras quecuando el hecho punible es cometido por unservidor público investido <strong>de</strong> la calidad <strong>de</strong>miembro <strong>de</strong> la fuerza pública, por razón o conocasión <strong>de</strong> sus funciones o con abuso <strong>de</strong> suinvestidura, ese incremento no tenga operanciaporque el Código Penal Militar no lo contemplaexpresamente. Ante iguales circunstancias <strong>de</strong>hecho la autoridad competente <strong>de</strong>be aplicaridénticas soluciones <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho; este es elapotegma que rige el principio fundamental <strong>de</strong>igualdad <strong>de</strong> las personas ante la ley, y <strong>de</strong>be serrespetado."Bajo esta premisa, siendo evi<strong>de</strong>nte que en elC.P.M., aplicable exclusivamente a losservidores públicos militares y <strong>de</strong> la PolicíaNacional en servicio activo "que cometen hechopunible militar o común relacionado con elmismo servicio ..." -artículo 14 ibíd.- noaparece regulado a integridad el tema <strong>de</strong> laprescripción <strong>de</strong> la acción penal, excepciónhecha <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito específicamente militar <strong>de</strong><strong>de</strong>serción -artículos 115 y 74 aparte final- parael que precisó que el término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong>su acción es <strong>de</strong> dos años, <strong>de</strong>notando a lasclaras esta puntualización que en el tema <strong>de</strong> laprescripción respecto <strong>de</strong> los <strong>de</strong>más <strong>de</strong>litos tantomilitares como comunes cometidos por laspersonas sujetas a ese or<strong>de</strong>namiento especial,por respeto al principio <strong>de</strong> la igualdad <strong>de</strong> laspersonas ante la ley, <strong>de</strong>be acudirse al principio<strong>de</strong> integración, tomando <strong>de</strong>l Código Penalordinario las previsiones cuyo vacío se advierteen la preceptiva especial."Esta nueva y equitativa visión <strong>de</strong> la ley penal encomentario, más acor<strong>de</strong> con los postuladosconstitucionales <strong>de</strong> la igualdad y <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bidoproceso, modifica la postura <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong>adoptada por esta Sala hasta ahora, que <strong>de</strong>manera sobreentendida había admitido como82___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción penal para Penal -Decreto-Ley 100 <strong>de</strong> 1980-, (artículo 83 <strong>de</strong><strong>de</strong>litos cometidos por los sujetos a quienes les la Ley 599 <strong>de</strong> 2000).es aplicable el C.P.M., el mismo contemplado Por lo tanto, como la resolución <strong>de</strong> acusaciónpara el ciudadano común que vulnera el proferida el 27 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2003 adquirióor<strong>de</strong>namiento penal, e implica que en lo firmeza el 18 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong>l mismo año, el términosucesivo se dará aplicación en punto al tema <strong>de</strong> <strong>de</strong> prescripción se cumpliría el 18 <strong>de</strong> diciembrela prescripción <strong>de</strong> la acción penal para dichos <strong>de</strong> 2009 y como aún no ha vencido, no resultaservidores públicos el mismo término previsto en jurídicamente proce<strong>de</strong>nte acce<strong>de</strong>r a lasla normatividad expresa <strong>de</strong>l C.P.M. y en el solicitu<strong>de</strong>s elevadas por el procesado y suartículo 82 <strong>de</strong>l C.P. ordinario para todos los <strong>de</strong>fensor.servidores públicos que <strong>de</strong>linquen en ejercicio<strong>de</strong> sus funciones o por razón <strong>de</strong> ellas, o con 2. Tampoco contribuye a la pretensión queabuso <strong>de</strong> su investidura, esto es el señalado en elevan el argumento relacionado con que ellos artículos 74, 75 y 77 <strong>de</strong>l C.P.M. en <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> prevaricato por omisión es típicamenteconcordancia con el artículo 82 precitado".militar, en cuanto es claro que no se trata <strong>de</strong> unTambién en sentencia <strong>de</strong> 22 <strong>de</strong> mayo <strong>de</strong>l dosmil tres 2003 (Radicación 20179), la <strong>Corte</strong> alestudiar el nuevo Código Penal Militar, Ley 522<strong>de</strong> 1999, reforzó la postura anterior al advertirque se elevaba a norma legal cuando no sólo elartículo 195 al referirse a los <strong>de</strong>litos comunescometidos por los miembros <strong>de</strong> la FuerzaPública remite a las disposiciones <strong>de</strong>l CódigoPenal ordinario, sino principalmente, porque elparágrafo <strong>de</strong>l artículo 83 al regular lorelacionado con el término <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> laacción penal prevé que: "Cuando se trate <strong>de</strong><strong>de</strong>litos comunes la acción penal prescribirá <strong>de</strong>acuerdo con las previsiones contenidas en elCódigo Penal ordinario para los hechos puniblescometidos por servidores públicos."En consecuencia, resulta incontrastable que eltérmino <strong>de</strong> prescripción <strong>de</strong> la acción penal <strong>de</strong>l<strong>de</strong>lito <strong>de</strong> prevaricato por omisión, otroratipificado en el artículo 208 <strong>de</strong>l Código PenalMilitar <strong>de</strong> 1988 que señalaba una pena máxima<strong>de</strong> cinco (5) años <strong>de</strong> prisión correspon<strong>de</strong> a dichoquantum incrementado en una tercera parte,para un total <strong>de</strong> seis (6) años y ocho (8) mesesen aplicación <strong>de</strong>l artículo 82 <strong>de</strong>l anterior Códigocomportamiento que única y exclusivamentepueda ser realizado por los miembros <strong>de</strong> lafuerza pública, pues se trata <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> los<strong>de</strong>nominados especiales <strong>de</strong>l sistema ordinariopor ser cometidos por servidores públicos, alpunto que en el nuevo Código Penal Militar,(artículos 20 y 195) en aras <strong>de</strong> evitar eseparalelismo normativo en relación con el CódigoPenal común remitió a éste la <strong>de</strong>finición <strong>de</strong> talesilícitos cuyo conocimiento correspon<strong>de</strong> a lajurisdicción castrense cuando sean cometidosen servicio activo y en relación con el mismo.Con la acreditación <strong>de</strong>l conocimiento y voluntadpredicados <strong>de</strong>l oficial (.....) encaminados a faltara la lealtad <strong>de</strong>bida en el ejercicio <strong>de</strong> la funcióncomo miembro <strong>de</strong> la institución Policial, pues<strong>de</strong>bía cumplir la específica misión <strong>de</strong> constatarel material transportado en los automotoresretenidos y <strong>de</strong>scartar la existencia <strong>de</strong> caletaspara el almacenamiento <strong>de</strong> sustancias ilícitas,sin que realizara tal inspección exhaustiva, puescontrariamente permitió la salida <strong>de</strong> los mismos<strong>de</strong> la Base Antinarcóticos, omitiendo así<strong>de</strong>liberadamente un acto propio <strong>de</strong> susfunciones.MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCASentencia CasaciónFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: No casaPROCEDENCIA: Tribunal Superior MilitarCIUDAD: Bogotá D.C.CONDENADO: LAVERDE BONILLA, JULIAN LEONARDODELITOS: Prevaricato por omisiónPROCESO : 22831Fin83___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 25316DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZVIOLACION DIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Modalida<strong>de</strong>s/ SECUESTRO-Diferencia con el secuestro extorsivo/SECUESTRO-No es elemento estructurante <strong>de</strong>ltipo el factor temporalidad/ SECUESTRO-Diferencia con el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> hurto calificado por laviolencia ejercida sobre la persona/ SECUESTROSIMPLE-Concursa con el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> hurto/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> existencia: Poromisión y por suposición/ CONFESION-Requisitos para tener <strong>de</strong>recho a la reducciónpunitiva/ CONFESION-Simple y calificada/CIRCUNSTANCIAS DE MAYOR PUNIBILIDAD-Deben aparecer en la resolución <strong>de</strong> acusacióntanto las genéricas como las específicas fáctica yjurídicamente/ CIRCUNSTANCIAS DE MAYORPUNIBILIDAD-Dosificaciónpunitiva/CONCURSO-Dosificación punitiva1. Tiene dicho la Sala y como <strong>de</strong> maneraoportuna lo acota el Procurador Cuarto Delegadoen su concepto, que cuando se alega la violacióndirecta <strong>de</strong> la ley sustancial, se parte <strong>de</strong> laaceptación <strong>de</strong> los hechos y <strong>de</strong> la valoraciónprobatoria otorgada por los juzgadores <strong>de</strong>instancia en la sentencia impugnada, pues el<strong>de</strong>bate es <strong>de</strong> estricto or<strong>de</strong>n jurídico.Del mismo modo, en forma reiterada lajurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> ha expuesto, quedicha vulneración pue<strong>de</strong> ocurrir a través <strong>de</strong> lassiguientes modalida<strong>de</strong>s: i) cuando no se aplica lanorma que correspon<strong>de</strong>, porque el juez seequivoca acerca <strong>de</strong> su existencia; ii) el falladorrealiza una falsa a<strong>de</strong>cuación <strong>de</strong> los hechos<strong>de</strong>clarados como probados a los supuestos quecontempla la disposición; y iii) no obstante sercorrectos los procesos <strong>de</strong> selección <strong>de</strong> la norma ya<strong>de</strong>cuación al caso en estudio, el juzgador leatribuye un sentido que no tiene o le asignaefectos distintos o contrarios a su contenido.Dicho <strong>de</strong> otra manera, el error <strong>de</strong>l sentenciadorrecae sobre la norma escogida para solucionar elcaso, razón para afirmar que el <strong>de</strong>bate es enestricto <strong>de</strong>recho, bien sea porque se <strong>de</strong>ja <strong>de</strong> ladoel precepto regulador <strong>de</strong> la situación concreta<strong>de</strong>mostrada, ya porque el hecho se a<strong>de</strong>cua a unprecepto estructurado con supuestos distintos alos establecidos o bien, porque se <strong>de</strong>sborda laintelección propia <strong>de</strong> la disposición aplicable alproblema concreto, pero respetando como punto<strong>de</strong> partida, la aceptación <strong>de</strong> la realidad fáctica<strong>de</strong>finida en las instancias e inmodificable <strong>de</strong>ntro<strong>de</strong>l proceso.2. Para la estructuración <strong>de</strong> este supuesto <strong>de</strong>hecho, el legislador exige la verificación en formaalternativa, <strong>de</strong> cualquiera <strong>de</strong> las conductas <strong>de</strong>arrebatar, sustraer, retener u ocultar a unapersona, con propósitos diferentes a los <strong>de</strong> exigirpor su libertad un provecho o cualquier utilidad, opara que se haga u omita algo, o con finespublicitarios o <strong>de</strong> carácter político, que son lasintenciones con la que se realiza el punible <strong>de</strong>secuestro extorsivo y por el cual se distingue <strong>de</strong>ese comportamiento ilícito.3. De la misma manera, no se exige comoingrediente <strong>de</strong> los tipos penales <strong>de</strong> secuestro quela privación <strong>de</strong> la libertad tenga una duraciónmínima <strong>de</strong>terminada, es suficiente que se<strong>de</strong>muestre que la víctima permanecióefectivamente retenida en contra <strong>de</strong> su voluntaddurante un lapso razonable para enten<strong>de</strong>r que losimplicados le limitaron su libertad <strong>de</strong> locomoción,como facultad <strong>de</strong> <strong>de</strong>splazarse autónomamente.Como lo ha dicho la Sala , esa razonabilidadpermite distinguir el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> secuestro <strong>de</strong>l ilícito<strong>de</strong> hurto calificado por la violencia ejercida sobrelas personas, en tanto éste comporta un contactocon la víctima que se retiene por el lapsonecesario mientras es <strong>de</strong>spojada <strong>de</strong> sus efectospersonales, pero inmediatamente <strong>de</strong>spués pue<strong>de</strong>continuar ejerciendo su <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> locomoción.4. Ha dicho la <strong>Corte</strong>, que los tiempos posterioreso adicionales al apo<strong>de</strong>ramiento <strong>de</strong> los bienes quela víctima lleva consigo, en que permanezcaretenida por acción <strong>de</strong> los involucrados en el<strong>de</strong>lito, ya configuran el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> secuestro, alimplicar en si mismo un atentado contra lalibertad individual, así esa retención se utilicepara asegurar el producto <strong>de</strong>l ilícito inicial o <strong>de</strong>otro ilícito, o para incrementar el botín a través <strong>de</strong>otro tipo <strong>de</strong> gestiones, o para facilitar la fuga, opara seguir cometiendo <strong>de</strong>litos diferentes, comoocurre en el caso <strong>de</strong>l hurto calificado por laviolencia cuando se continúa <strong>de</strong>linquiendo,utilizando elementos conseguidos con el primer<strong>de</strong>spojo, todo mientras el sujeto pasivo <strong>de</strong> la<strong>de</strong>lincuencia sigue sin po<strong>de</strong>r moverse a suarbitrio porque la fuerza <strong>de</strong> los agresores se loimpi<strong>de</strong>.En cualquiera <strong>de</strong> estas hipótesis, como se acotó,si la víctima es retenida más allá <strong>de</strong> lo razonableal <strong>de</strong>spojo <strong>de</strong> sus efectos personales, seconfigura el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> secuestro, como atentadocontra la libertad individual, como ocurre en elpresente caso.84___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Por tanto, no se equivocaron los falladores paraescoger el precepto contenido en el artículo 168<strong>de</strong>l Código Penal, como el llamado a regular elasunto, siendo nítido en el contenido <strong>de</strong> lassentencias <strong>de</strong> instancia, que con base en elanálisis probatorio, <strong>de</strong>clararon la ocurrencia <strong>de</strong> laretención <strong>de</strong> dos personas, con afectaciónmaterial <strong>de</strong> su libertad <strong>de</strong> locomoción, porquienes tuvieron plenas faculta<strong>de</strong>s volitivas para<strong>de</strong>terminarse a ejecutar ese comportamiento.5. Se <strong>de</strong>be precisar y como <strong>de</strong> manera reiteradalo ha dicho la Sala , que el falso juicio <strong>de</strong>existencia tiene lugar cuando un medio <strong>de</strong> prueba<strong>de</strong> contenido trascen<strong>de</strong>nte, legal y regularmenteaportado, resulta excluido <strong>de</strong> la valoraciónefectuada por el juzgador -omisión o supresión- ocuando se lo inventa o crea sin existirmaterialmente en el proceso, dando por probadossupuestos fácticos cuya acreditación no estáatribuida expresamente a los <strong>de</strong>más elementos<strong>de</strong> convicción - suposición o i<strong>de</strong>ación-.En las hipótesis por supresión, el recurrente tienela carga <strong>de</strong> precisar en qué parte <strong>de</strong>l expedientese ubica la prueba materialmente omitida y,seguidamente, cómo, <strong>de</strong> haber sido estimada conlos <strong>de</strong>más medios <strong>de</strong> prueba, las conclusionesadoptadas en el fallo habrían sidosustancialmente diferentes y favorables a supretensión; si <strong>de</strong> falso juicio <strong>de</strong> existencia porsuposición se trata, el <strong>de</strong>ber estriba en <strong>de</strong>mostrarel yerro mediante el señalamiento <strong>de</strong> lacorrespondiente consi<strong>de</strong>ración <strong>de</strong>l fallo en la quese aluda el medio <strong>de</strong> prueba que materialmenteno obra en el proceso, o lo que éstesupuestamente acredita, y a continuación explicarcómo, suprimiendo ese elemento <strong>de</strong> convicción osu contenido, las conclusiones <strong>de</strong>l fallo pier<strong>de</strong>nsustento y varían en sentido beneficioso a susintereses.6. Para la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l beneficio en elprecepto se exige, que ésta como elemento <strong>de</strong>convicción, constituya el fundamento <strong>de</strong> lasentencia en el entendido <strong>de</strong> su utilidad en lafacilitación <strong>de</strong> la investigación, siendo causamediata o inmediata <strong>de</strong> las <strong>de</strong>más evi<strong>de</strong>nciassobre las cuales finalmente se construye la<strong>de</strong>cisión con<strong>de</strong>natoria.7. Es calificada, pues se pretendió justificar larealización <strong>de</strong>l hecho, en la necesidad <strong>de</strong> obtenerun medio <strong>de</strong> transporte una noche <strong>de</strong> navidad enun lugar <strong>de</strong>solado, circunstancias que laconvierten -confesión-, en un elemento que noconstituyó utilidad como fundamento <strong>de</strong> lasentencia , al carecer <strong>de</strong> aporte facilitador <strong>de</strong> lainvestigación, por el contrario, al condicionar laadmisión <strong>de</strong> responsabilidad, generaron unacarga y <strong>de</strong>sgaste investigativo para corroborarlo o<strong>de</strong>svirtuarlo, el que en el presente caso, ya seencontraba superado.8. El haber sancionado las instancias lacircunstancia <strong>de</strong> mayor punibilidad para los tres<strong>de</strong>litos y la <strong>de</strong> agravación en el punible <strong>de</strong> tráfico,fabricación o porte ilegal <strong>de</strong> armas <strong>de</strong> fuego omuniciones, sin haber sido imputadas en laacusación, sobrelleva el <strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong>lprincipio <strong>de</strong> congruencia, con directa e idénticaconsecuencia <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> legalidad <strong>de</strong> lapena, último también afectado, al <strong>de</strong>terminar eindividualizar la pena inobservando losparámetros establecidos en los artículos 60 y 61<strong>de</strong>l Código Penal, que requieren su inmediatarestauración.Estas equivocaciones, van en perjuicio <strong>de</strong> lasgarantías <strong>de</strong> los encartados, al conllevar laimposición <strong>de</strong> una pena superior a la quelegalmente correspon<strong>de</strong>, que no fue advertido porla <strong>de</strong>fensa ni por el Tribunal al momento <strong>de</strong><strong>de</strong>satar el recurso <strong>de</strong> apelación y que ahora la<strong>Corte</strong> <strong>de</strong>be corregir, en procura <strong>de</strong>l cumplimiento<strong>de</strong> los fines <strong>de</strong>l recurso extraordinario <strong>de</strong>casación y con base en las faculta<strong>de</strong>s oficiosascontenidas en el artículo 216 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong>2000 .9. Consecuente con esta regulación, es claro quela dosificación <strong>de</strong> la sanción penal en el concurso<strong>de</strong> <strong>de</strong>litos <strong>de</strong>be tomar como marco <strong>de</strong> referenciala pena prevista para la conducta punible másgrave, que se podrá incrementar hasta en otrotanto, sin que pueda ser superior a la sumaaritmética <strong>de</strong> las penas imponibles para los<strong>de</strong>más <strong>de</strong>litos individualmente consi<strong>de</strong>rados nisuperar el doble <strong>de</strong> la sanción en concreto <strong>de</strong>ltipo base.85___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JAVIER DE JESUS ZAPATA ORTIZSentencia CasaciónFECHA : 27/10/<strong>2008</strong>DECISION: Desestima la <strong>de</strong>manda, casa parcialmente y <strong>de</strong> oficio,modifica la penaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: MonteríaPROCESADO: ARRIETA SUAREZ, ELMERPROCESADO: TORAL GARCES, JHON JAIRODELITOS: Hurto calificado y agravado, Secuestro simple, Fabric. yráf. <strong>de</strong> armas fuego <strong>de</strong> <strong>de</strong>f.personaPROCESO : 25316Fin86___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30720DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSRESOLUCION DE ACUSACION-Demarca laconducta <strong>de</strong>lictiva y las circunstancias quemodifican o atenuan la responsabilidad/COLISION DE COMPETENCIA-Error en lacalificación jurídica provisional/ COLISION DECOMPETENCIA-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong>:Revisión <strong>de</strong> los elementos <strong>de</strong> la tipicidad/SERVIDOR PUBLICO-Contratista, interventor,consultor y asesor: Circunstancias en que seconsi<strong>de</strong>ran servidores públicos/ HOMICIDIOAGRAVADO-Contra servidor público con ocasión<strong>de</strong>l cargo1. Con el fin <strong>de</strong> <strong>de</strong>cidir el conflicto negativo <strong>de</strong>competencia trabado, impera precisar en primertérmino, que tal como reiteradamente lo haexpuesto la Sala, la resolución <strong>de</strong> acusación es lapieza procesal que señala el marco jurídico<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cual <strong>de</strong>be <strong>de</strong>senvolverse el juicio y lasentencia, toda vez que informa lascircunstancias <strong>de</strong> tiempo, modo y lugar en quesucedieron los hechos y la calificación jurídicaprovisional dada a los mismos, lo que a la postre<strong>de</strong>termina la competencia <strong>de</strong>l juez y tiene conrelación al mismo fuerza vinculante, no pudiendo<strong>de</strong>sconocerla, a menos que se haya incurrido enerror en la <strong>de</strong>nominación jurídica <strong>de</strong> la infracción.2. Bien está precisar que la Sala ha sostenidoque si el juez a quien es remitida la actuaciónpara surtir la etapa <strong>de</strong>l juicio se percata <strong>de</strong> unerror en la calificación jurídica impartida por laFiscalía, capaz <strong>de</strong> <strong>de</strong>terminar la variación <strong>de</strong> lacompetencia, <strong>de</strong>be proponer la correspondientecolisión negativa (artículo 402 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong>2000), para que una vez trabada, el superiorfuncional común a los <strong>de</strong>spachos colisionantesdirima el conflicto.3. También la Sala ha puntualizado que alconocer <strong>de</strong> inci<strong>de</strong>ntes <strong>de</strong> colisión <strong>de</strong> competenciase encuentra facultada <strong>de</strong> manera excepcionalpara examinar los elementos que integran latipicidad <strong>de</strong> la conducta investigada, con el únicofin <strong>de</strong> establecer el factor objetivo <strong>de</strong>competencia, sin que entonces pueda inmiscuirseen la existencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito o en la responsabilidad<strong>de</strong>l procesado.4. La discusión queda circunscrita a establecer sipara los efectos <strong>de</strong> que trata el numeral 1º <strong>de</strong>lartículo 104 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000 el occiso teníao no la condición <strong>de</strong> servidor público.En tal cometido se tiene que el artículo 20 <strong>de</strong> laLey 599 <strong>de</strong> 2000 establece:"Servidores públicos. Para todos los efectos <strong>de</strong> laley penal, son servidores públicos los miembros<strong>de</strong> las corporaciones públicas, los empleados ytrabajadores <strong>de</strong>l Estado y <strong>de</strong> sus entida<strong>de</strong>s<strong>de</strong>scentralizadas territorialmente y por servicios."Para los mismos efectos se consi<strong>de</strong>ranservidores públicos los miembros <strong>de</strong> la fuerzapública, los particulares que ejerzan funcionespúblicas en forma permanente o transitoria, losfuncionarios y trabajadores <strong>de</strong>l Banco <strong>de</strong> laRepública, los integrantes <strong>de</strong> la ComisiónNacional Ciudadana para la lucha contra lacorrupción y las personas que administren losrecursos <strong>de</strong> que trata el artículo 338 <strong>de</strong> laConstitución Política" (Negrillas y subrayas fuera<strong>de</strong> texto).Por su parte, el artículo 56 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993dispone:"De la responsabilidad penal <strong>de</strong> los particularesque intervienen en la contratación estatal. Paraefectos penales, el contratista, el interventor, elconsultor, y el asesor se consi<strong>de</strong>ran particularesque cumplen funciones públicas en todo loconcerniente a la celebración, ejecución yliquidación <strong>de</strong> los contratos que celebren con lasentida<strong>de</strong>s estatales y, por lo tanto, estaránsujetos a la responsabilidad que en esa materiaseñala la ley para los servidores públicos"(Subrayas fuera <strong>de</strong> texto).Por su parte, ha dicho esta Colegiatura alrespecto:"El contratista, el interventor, el consultor y elasesor que celebran contratos con las entida<strong>de</strong>sestatales, sólo adquieren la condición <strong>de</strong>servidores públicos por extensión cuando conmotivo <strong>de</strong>l vínculo contractual asumen funcionespúblicas, es <strong>de</strong>cir, cuando el contrato implica latransferencia <strong>de</strong> una función <strong>de</strong> esta naturaleza,no cuando su objeto es distinto, como suce<strong>de</strong>cuando se circunscribe a una labor simplementematerial, casos en los cuales continúan teniendola condición <strong>de</strong> particulares" (Subrayas fuera <strong>de</strong>texto).Precisado lo anterior, se observa que el objeto <strong>de</strong>los contratos <strong>de</strong> prestación <strong>de</strong> servicioscelebrados entre la administración municipal <strong>de</strong>Cúcuta y el doctor (.....) estaban referidos a queéste prestara su asesoría jurídica en condición <strong>de</strong>abogado externo <strong>de</strong> la Secretaría <strong>de</strong> Desarrollo ala Comunidad, así como al Alcal<strong>de</strong>, al SecretarioGeneral <strong>de</strong> la Alcaldía y a otras <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncias y87___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>entida<strong>de</strong>s vinculadas con el <strong>de</strong>sarrollocomunitario, también le correspondía representarjudicial y extrajudicialmente al burgomaestre <strong>de</strong>Cúcuta, amén <strong>de</strong> rendir conceptos acerca <strong>de</strong> lostemas que le fueran solicitados.Por tanto, es claro que el doctor (.....) si<strong>de</strong>sempeñaba funciones públicas para laadministración municipal <strong>de</strong> Cúcuta, si por talesse entien<strong>de</strong> el conjunto <strong>de</strong> activida<strong>de</strong>s que realizael Estado a través <strong>de</strong> sus órganos <strong>de</strong> po<strong>de</strong>rpúblico, <strong>de</strong> los órganos autónomos ein<strong>de</strong>pendientes y <strong>de</strong> las <strong>de</strong>más entida<strong>de</strong>s oagencias públicas, en procura <strong>de</strong> realizar los finesque son inherentes a su razón <strong>de</strong> ser , amén <strong>de</strong>que como lo relata el mismo enjuiciado, aquél<strong>de</strong>spachaba <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la oficina <strong>de</strong>l Alcal<strong>de</strong>, motivopor el cual, se cumplen las exigencias señaladaspor el legislador y la jurispru<strong>de</strong>ncia para que se letenga como servidor público.Lo anterior es así, dado que <strong>de</strong> conformidad conel artículo 20 <strong>de</strong>l estatuto penal "Para todos losefectos <strong>de</strong> la ley penal, son servidores públicos(…) los particulares que ejerzan funcionespúblicas en forma permanente o transitoria"(Subrayas fuera <strong>de</strong> texto) y adicional a ello,según el artículo 56 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993, "Paraefectos penales, el contratista, el interventor, elconsultor, y el asesor se consi<strong>de</strong>ran particularesque cumplen funciones públicas" (Subrayas fuera<strong>de</strong> texto), en especial cuando como ocurre eneste asunto, el doctor (.....) <strong>de</strong>sempeñaba talesfunciones públicas en virtud <strong>de</strong>l contrato <strong>de</strong>prestación <strong>de</strong> servicios suscrito con la Alcaldía <strong>de</strong>Cúcuta.Baste finalmente señalar que carecería <strong>de</strong>sentido lógico que a la víctima en vida se leexigiese en el ámbito penal respon<strong>de</strong>r como unservidor público, pero al momento <strong>de</strong> sufallecimiento le fuera <strong>de</strong>sconocida precisamenteesa especial condición ejercida <strong>de</strong>s<strong>de</strong> comienzos<strong>de</strong>l año 2001 hasta la fecha <strong>de</strong> su muerte violentael 6 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> 2003, cuando pese a estarvinculado mediante un contrato <strong>de</strong> prestación <strong>de</strong>servicios, sus funciones eran <strong>de</strong> carácter públicoen beneficio <strong>de</strong> la comunidad y la administraciónmunicipal <strong>de</strong> Cúcuta.A partir <strong>de</strong> las consi<strong>de</strong>raciones prece<strong>de</strong>ntesconcluye la Sala que dada la condición <strong>de</strong>servidor público <strong>de</strong> la víctima, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> que fuepor tal calidad vinculada a la Alcaldía <strong>de</strong> Cúcutaque se impartió la or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> su ejecución porparte <strong>de</strong> miembros <strong>de</strong>l Bloque Norte <strong>de</strong> lasAuto<strong>de</strong>fensas Unidas <strong>de</strong> Colombia, asiste razónal Juez Primero Penal <strong>de</strong>l Circuito al consi<strong>de</strong>rarque la competencia radica en el Juzgado OctavoPenal <strong>de</strong>l Circuito Especializado <strong>de</strong> Bogotá, adon<strong>de</strong> se or<strong>de</strong>nará remitir <strong>de</strong> inmediato lasdiligencias.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSAuto Colisiòn <strong>de</strong> CompetenciasFECHA : 30/10/<strong>2008</strong>DECISION: Asigna a Juzgado Penal <strong>de</strong>l Circuito EspecializadoBogotà D.C.PROCEDENCIA: Juzgado Primero Penal <strong>de</strong>l CicuitoCIUDAD: Bogotà D.C.PROCESADO: SUAREZ CORSO, RAMIRODELITOS: Homicidio agravadoPROCESO : 30720Fin88___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29351DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSVIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso raciocinio: Concepto/TESTIGO SOSPECHOSO-No es posible aplicardisposición procesal civil/ REGLAS DE LAEXPERIENCIA-Configuración: Testimonio <strong>de</strong>cónyuges en conflicto/ TESTIMONIO-Apreciaciónprobatoria: Contradicciones/ REGLAS DE LAEXPERIENCIA-Configuración/ COHECHOPROPIO-Se configura/ COHECHO PROPIO-Diferencia con la utilización in<strong>de</strong>bida <strong>de</strong>información oficial privilegiada/ COHECHOPROPIO-Diferencia con la utilización <strong>de</strong> asuntosometido a secreto o reserva/ UTILIZACION DEASUNTO SOMETIDO A SECRETO ORESERVA-Diferencia con el cohecho propio/UTILIZACION INDEBIDA DE INFORMACIONOFICIAL PRIVILEGIADA-Diferencia con elcohecho propio/ CONCURSO-Omisión <strong>de</strong>imputarlo en la acusación1. De acuerdo con el sentir <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> dichoyerro apreciativo <strong>de</strong> las pruebas tiene concreciónante el <strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> las reglas <strong>de</strong> la sanacrítica, a saber, los postulados <strong>de</strong> la ciencia, losprincipios <strong>de</strong> la lógica y las máximas <strong>de</strong> laexperiencia.2. En primer lugar, tiene razón el <strong>de</strong>mandantecuando señala que la mencionada preceptiva <strong>de</strong>lCódigo <strong>de</strong> Procedimiento Civil califica comotestigos sospechosos para <strong>de</strong>clarar a "laspersonas que en concepto <strong>de</strong>l juez, seencuentren en circunstancias que afecten sucredibilidad o imparcialidad, en razón <strong>de</strong>parentesco, <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncias, sentimientos o interéscon relación a las partes o a sus apo<strong>de</strong>rados,antece<strong>de</strong>ntes personales u otras causas".Pero con ello, está más que claro, no preten<strong>de</strong>señalar el legislador, como así lo afirma el<strong>de</strong>mandante, que inexorablemente talestestimonios <strong>de</strong>ban ser <strong>de</strong>sechados sino que se<strong>de</strong>be tener un especial cuidado en sujustipreciación.Sobre el punto, ha precisado esta Sala:(1)(....)Colígese <strong>de</strong> lo plasmado en el antece<strong>de</strong>nte queni es válido acudir por integración a lamencionada disposición <strong>de</strong>l estatuto procesalcivil, por ser ésta una materia <strong>de</strong>bidamenteregulada en materia penal, ni mucho menos quela consecuencia frente a este tipo <strong>de</strong> prueba seala <strong>de</strong> su exclusión.En ese aspecto la tesis <strong>de</strong> la Sala coinci<strong>de</strong> con ladoctrina mayoritaria, cuando señala el especialcuidado que se <strong>de</strong>be tener al pon<strong>de</strong>rar este tipo<strong>de</strong> testimonios, mas no por ello su exclusióninmediata. Uno <strong>de</strong> los más representativostratadistas, sobre el punto, advirtió lo siguiente:"La influencia sobre el testimonio <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>,evi<strong>de</strong>ntemente, no solo <strong>de</strong>l grado <strong>de</strong> parentescoo <strong>de</strong>l estado <strong>de</strong> domesticidad, sino también ysobre todo <strong>de</strong> las relaciones <strong>de</strong> hechomantenidas con la parte. Es extrema entrecónyuges unidos por el corazón, el cuerpo y labolsa, o entre padres e hijos que sienten lamisma sangre correr por sus venas. Al estado <strong>de</strong>matrimonio o <strong>de</strong> divorcio es natural asimilar máso menos, según las circunstancias, el <strong>de</strong>concubinato o <strong>de</strong> antiguo concubinato; lasolidaridad pue<strong>de</strong> ser o haber sido tan estrecha,aunque poco sólida, y los sentimientos pue<strong>de</strong>nser extremos, <strong>de</strong>l amor al odio. Todo esto semanifiesta bastante claramente en las causas <strong>de</strong>divorcio, en las que por excepción al <strong>de</strong>rechocomún, los parientes, excepto los <strong>de</strong>scendienteso sus afines, y los criados <strong>de</strong> los esposos pue<strong>de</strong>nser oídos siempre como testigos...".(2)3.Es evi<strong>de</strong>nte que el supuesto traído a colaciónpor el <strong>de</strong>mandante no configura ninguna regla <strong>de</strong>la sana crítica, cuando ni siquiera se preocupapor revelar la fuente <strong>de</strong> los supuestos estudiossociológicos que le dan sustento. Pero,fundamentalmente, porque ella no muestra unpatrón <strong>de</strong> comportamiento que se pueda calificarcomo regla <strong>de</strong> la experiencia y así sentar uncriterio válido <strong>de</strong> apreciación probatoria.En efecto, no es cierto que en la mayoría <strong>de</strong> loscasos en que se suscitan este tipo <strong>de</strong> conflictosentre parejas <strong>de</strong>rivados <strong>de</strong> procesos <strong>de</strong>separación o divorcio surgen sentimientos <strong>de</strong>animadversión hacia el otro que conduzcan aatribuir inexistentes hechos <strong>de</strong>lictivos, menos aúncuando se imputan hechos tan graves como losaquí <strong>de</strong>nunciados. Es más, tampoco se podríaconsi<strong>de</strong>rar patrón <strong>de</strong> conducta general, que conocasión <strong>de</strong> un altercado <strong>de</strong> esa índole se ponganen conocimiento <strong>de</strong> las autorida<strong>de</strong>s hechos<strong>de</strong>lictivos reales cometidos por la pareja sólo parasaciar un sentimiento <strong>de</strong> rencor, según el<strong>de</strong>mandante, connatural a estos casos en lamayor parte <strong>de</strong> las veces.Ahora, no significa lo dicho que ello no puedaocurrir y que en <strong>de</strong>terminados eventos lasdiferencias conyugales impulsen a sus miembrosa actuar <strong>de</strong> esa manera, pero lo que89___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong><strong>de</strong>finitivamente no se pue<strong>de</strong> aceptar es que talsupuesto, como lo preten<strong>de</strong> el libelista, estructureuna regla <strong>de</strong> la sana crítica, guía <strong>de</strong> la valoraciónprobatoria.Por ello es que aun cuando en el caso que atraela atención está <strong>de</strong>bidamente acreditada laexistencia <strong>de</strong> un conflicto conyugal entre la<strong>de</strong>nunciante (....) y el sindicado (....), talcircunstancia lejos está <strong>de</strong> <strong>de</strong>mostrar que aquellahaya mentido en sus incriminaciones,básicamente porque, como se <strong>de</strong>be proce<strong>de</strong>r enestos casos, la auscultación <strong>de</strong>l acervoprobatorio restante ratifica sus aseveraciones.4. No se pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>sconocer que asiste razón el<strong>de</strong>mandante, como así también lo admite elMinisterio Público en su concepto, cuandoasegura que constituye regla <strong>de</strong> la lógica, útilpara establecer la veracidad <strong>de</strong> un dicho, laausencia <strong>de</strong> contradicciones en su interior.Sin embargo, esa uniformidad se <strong>de</strong>be predicarrespecto <strong>de</strong> lo esencial, no en cuanto a aspectosmeramente accesorios <strong>de</strong> la versión porqueincluso en tal caso pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>spertar <strong>de</strong>sconfianzay hasta contrariar una regla <strong>de</strong> la experiencia,como así lo ha entendido la <strong>Corte</strong>:(3)(.....)Entonces, aún si son admisibles contradiccionesen lo fundamental <strong>de</strong> un testimonio sin que elloen todos los casos conspire contra sucredibilidad, con mayor razón, por tanto, cuandose <strong>de</strong>tectan en lo accesorio <strong>de</strong> la <strong>de</strong>posición,insuficiente para inferir automáticamente que laprueba <strong>de</strong>ba <strong>de</strong>secharse, pues siempre seránecesario, se reitera, <strong>de</strong>terminar su convergenciacon el acervo probatorio.Suce<strong>de</strong> que en este caso el actor, en sucomprensible afán <strong>de</strong> <strong>de</strong>sacreditar el medio <strong>de</strong>prueba que resultara basilar para la <strong>de</strong>claratoria<strong>de</strong> con<strong>de</strong>na, tras cotejar las diversas versionesrendidas a lo largo <strong>de</strong>l proceso por (....) extrae ymagnifica algunas inconsistencias, como ya sedijo, sobre lo accesorio <strong>de</strong> lo narrado, apenasnaturales si se tiene en cuenta el tiempotrascurrido entre ellas, las mayoría <strong>de</strong> las cuales,dicho sea <strong>de</strong> paso, ni siquiera tienen concreción,como más a<strong>de</strong>lante se verá.De cualquier modo lo que realmente importa paralos fines <strong>de</strong>l proceso es que la <strong>de</strong>nunciante (.....)siempre se mostró uniforme y conteste en las tresversiones que rindió durante el proceso, en lofundamental <strong>de</strong> las imputaciones contra (.....).Así lo fue al señalar que éste, valiéndose <strong>de</strong> sucondición <strong>de</strong> agente investigador <strong>de</strong>l CTI <strong>de</strong> laFiscalía General <strong>de</strong> la Nación y <strong>de</strong> la posibilidadque tal condición le otorgaba para acce<strong>de</strong>r acierta información y documentos <strong>de</strong> carácterreservado, la ofrecía y vendía a integrantes <strong>de</strong>grupos armados al margen <strong>de</strong> la ley interesadosen ella.5. Como se señaló con respecto a la primeraregla esbozada por el actor, ésta también carece<strong>de</strong>l presupuesto necesario <strong>de</strong> generalidad, puesel hecho <strong>de</strong> que algunos negocios jurídicos en elpaís se lleven a cabo prescindiendo <strong>de</strong>formalida<strong>de</strong>s y, en especial en ciertas regiones,no significa que sea un comportamiento arraigadopara consi<strong>de</strong>rarlo una regla <strong>de</strong> experiencia.Menos aún cuando está acreditado, merced a ladocumentación aportada por la testigo principal<strong>de</strong>l proceso, que ella se encargó <strong>de</strong> laadministración y venta <strong>de</strong> uno <strong>de</strong> los vehículos <strong>de</strong>servicio público y que, entonces, su realpropietario era el procesado, quien lo adquiriócon el producto <strong>de</strong> su actividad ilícita.6. Al respecto, recuér<strong>de</strong>se que el fin que sepersigue con la represión <strong>de</strong> este tipo <strong>de</strong>conductas es "proteger la inmaculación <strong>de</strong>l bienjurídico administración pública, a través <strong>de</strong> lainsospechabilidad <strong>de</strong> la conducta <strong>de</strong> losservidores vinculados a ella, <strong>de</strong> manera que lasactivida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> los mismos no pongan en duda laintegridad y la moralidad que <strong>de</strong>be gobernar elejercicio <strong>de</strong> la función".(4)Perdiendo <strong>de</strong> vista esos fines, (...) optó porofrecer y ven<strong>de</strong>r información a integrantes <strong>de</strong>grupos al margen <strong>de</strong> la ley recibiendo a cambiosumas <strong>de</strong> dinero, conducta que, sin temor aequívocos encuentra a<strong>de</strong>cuación típica en el<strong>de</strong>lito <strong>de</strong> cohecho propio, por el cualacertadamente se lo llamó a juicio y con<strong>de</strong>nó.La interpretación parcelada <strong>de</strong>l casacionistatampoco permite compren<strong>de</strong>r que en tratándose<strong>de</strong> las dos primeras hipótesis <strong>de</strong>l tipo penal, es<strong>de</strong>cir, recibir dinero u otra utilidad o aceptarpromesa remuneratoria, para retardar u actopropio <strong>de</strong>l cargo, es necesario que el funcionariotenga competencia, pues no <strong>de</strong> otra manerapodría obviarlo o dilatarlo, pero no opera frente ala conducta consistente en ejecutar un actocontrario a los <strong>de</strong>beres oficiales, porque en ésta,más que <strong>de</strong>slindar el marco específico <strong>de</strong> sucompetencia, apunta a evitar el <strong>de</strong>svío <strong>de</strong> lafunción con objetivos protervos y con uncontenido más amplio.7. Por lo mismo, tampoco es admisible elargumento <strong>de</strong>l censor según el cual la conducta<strong>de</strong> su <strong>de</strong>fendido a lo sumo actualizaría los <strong>de</strong>litoscontemplados en los artículos 419 <strong>de</strong>l CódigoPenal <strong>de</strong> "utilización <strong>de</strong> asunto sometido asecreto o reserva" o el <strong>de</strong>l 420 ibí<strong>de</strong>m <strong>de</strong>"utilización in<strong>de</strong>bida <strong>de</strong> información oficialprivilegiada", sin ofrecer explicación distinta a la<strong>de</strong> que exhiben características similares a las <strong>de</strong>ltipo penal <strong>de</strong> cohecho propio.Sin embargo, no repara el actor que frente a laprimera conducta enunciada, se configura unconcurso aparente, cuya solución ofrece elmismo tipo penal cuando expresa que proce<strong>de</strong>90___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>"siempre que la conducta no constituya otro <strong>de</strong>litosancionado con pena mayor", como en efecto loes el cohecho propio.Y, respecto <strong>de</strong>l segundo <strong>de</strong>lito referido, porque esclaro que el procesado no fungía "comoempleado o directivo o miembro <strong>de</strong> una junta uórgano <strong>de</strong> administración <strong>de</strong> cualquier entidadpública", condición que este tipo penal exige parael sujeto activo calificado.8. Situación muy diferente es que las autorida<strong>de</strong>sjudiciales que intervinieron durante la actuaciónno se percataron <strong>de</strong> que se estaba frente a unevi<strong>de</strong>nte concurso homogéneo <strong>de</strong> conductas <strong>de</strong>cohecho propio, pero que ahora no se pue<strong>de</strong>remediar en virtud <strong>de</strong> los principios <strong>de</strong>congruencia entre la acusación y el fallo y laprohibición <strong>de</strong> la reforma peyorativa._____________________________________1. Cfr. <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l 23 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 1998, rad. 9741.2. La Crítica <strong>de</strong>l Testimonio, Francois Gorphe, TerceraEdición, pág. 171. Instituto Editorial Reus, Madrid.3. Sentencia <strong>de</strong>l 6 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 200, rad. 13047.En el mismo sentido, sentencia <strong>de</strong>l 5 <strong>de</strong> mayo <strong>de</strong> 1999,rad. 12885.4. Sentencia <strong>de</strong>l 28 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 2007, rad. 24905.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSSentencia CasaciònFECHA : 30/10/<strong>2008</strong>DECISION: No CasaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Santa MartaPROCESADO: BARROS ALMANZA, ARMANDO MARTINDELITOS: Concierto para conformación <strong>de</strong> grupos armadosPROCESO : 29351Fin91___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30758DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZHABEAS CORPUS-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia/ HABEAS CORPUS-Libertad provisional: Se discute en el respectivoproceso/ CAPTURA-La llevada a cabo enprocesos regidos por la Ley 600 no se somete areglas <strong>de</strong> la Ley 906/ LIBERTAD PROVISIONAL-Vencimiento <strong>de</strong> términos: No se aplican aprocesos <strong>de</strong> Ley 600 los <strong>de</strong> la Ley 9061. El suscrito Magistrado es competente paraconocer en segunda instancia <strong>de</strong> la impugnacióninterpuesta contra la <strong>de</strong>cisión a través <strong>de</strong> la cualse negó por improce<strong>de</strong>nte la solicitud <strong>de</strong> habeascorpus presentada directamente por el interno(.....), <strong>de</strong> acuerdo con lo señalado por el numeral2º <strong>de</strong>l artículo 7º <strong>de</strong> la Ley 1095 <strong>de</strong> 2006, quedispone que "cuando el superior jerárquico seaun juez plural, el recurso será sustanciado yfallado integralmente por uno <strong>de</strong> los magistradosintegrantes <strong>de</strong> la Corporación, sin requerir laaprobación <strong>de</strong> la sala o sección respectiva. Cadauno <strong>de</strong> los integrantes <strong>de</strong> la Corporación setendrá como juez individual".2. Esto porque surge claro que la acción <strong>de</strong>habeas corpus no pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>splazar el <strong>de</strong>bate que<strong>de</strong>be darse al interior <strong>de</strong>l proceso y frente al juezcompetente, en relación con los aspectosjurídicos y probatorios referidos a las causales <strong>de</strong>libertad provisional, como lo preten<strong>de</strong> el actor.Precisamente esa circunstancia ha llevado a laSala a sostener lo siguiente:"La acción <strong>de</strong> Habeas Corpus únicamentepue<strong>de</strong> prosperar cuando la violación <strong>de</strong> esasgarantías provengan <strong>de</strong> una actuación ilegalextraprocesal, pues en tanto se controvierta el<strong>de</strong>recho a la libertad <strong>de</strong> alguien que estéprivado <strong>de</strong> ella legalmente, tal discusión <strong>de</strong>bedarse <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l proceso (…).Y no pue<strong>de</strong> aseverarse, so pena <strong>de</strong> <strong>de</strong>squiciar elor<strong>de</strong>namiento jurídico, que como la autoridadjudicial pue<strong>de</strong> incurrir en ilegalida<strong>de</strong>s, tales<strong>de</strong>berían ser abordadas por el Juez <strong>de</strong> HabeasCorpus, en tanto una postura <strong>de</strong> tal tenor pone enriesgo un sistema penal que está sustentado enla protección <strong>de</strong> la libertad personal a través <strong>de</strong>los recursos ordinarios que pue<strong>de</strong>n impetrarse<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la actuación, y las acciones que comoel control <strong>de</strong> legalidad se promueven ante órganodiferente <strong>de</strong>l investigador y acusador".En ese or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> i<strong>de</strong>as resulta extremadamentenocivo para el <strong>de</strong>sarrollo sistémico <strong>de</strong>l procesopenal un entendimiento que no armoniza losinstrumentos <strong>de</strong> protección constitucional yprocesal <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho fundamental a la libertad,haciéndolos coexistir <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> su respectivoámbito <strong>de</strong> aplicación, sino que, al contrario,entrega prelación a uno, subordinando el otro aextremo que <strong>de</strong> aceptarse terminaría en suextinción al convertir lo extraordinario encorriente, que a su vez es su propia negación" .En este contexto resulta claro que el señor (.....)no ha presentado solicitud <strong>de</strong> libertad provisionalal interior <strong>de</strong> su proceso, <strong>de</strong> acuerdo con lacertificación expedida por la Juez Segunda Penal<strong>de</strong>l Circuito <strong>de</strong> Bello, no obstante que hace yamás <strong>de</strong> dos semanas se levantó el paro judicial,privando con dicha omisión, a la autoridadcompetente <strong>de</strong> pronunciarse sobre lasconsi<strong>de</strong>raciones <strong>de</strong>l actor dirigidas a argumentarel supuesto vencimiento <strong>de</strong> términos como causal<strong>de</strong> su libertad provisional.3. Por otra parte, es claro que el proceso judicialse a<strong>de</strong>lanta a partir <strong>de</strong> unos parámetros legalesque rigen su <strong>de</strong>senvolvimiento, con lo cual paralos distintos sujetos procesales e intervinientessurge la "confianza legítima" en torno <strong>de</strong>lquehacer <strong>de</strong> las autorida<strong>de</strong>s públicas, <strong>de</strong> suerteque la norma procesal rige con precisión eltrámite que se sigue bajo su vigencia.Por esto no pue<strong>de</strong> resultar <strong>de</strong> recibo la pretensión<strong>de</strong>l accionante en el sentido <strong>de</strong> buscar elreconocimiento <strong>de</strong> ilegalidad <strong>de</strong>l trámite seguidocon su captura, el cual fue legítimo <strong>de</strong> acuerdocon lo rituado por la ley aplicable a su situación(Ley 600 <strong>de</strong> 2000); pero que <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la óptica <strong>de</strong> laLey 906 <strong>de</strong> 2004 resulta ser diferente,precisamente porque obe<strong>de</strong>ce a una estructuraprocesal disímil, a una política criminal dirigidacon una herméneutica también diferente, conunos intervinientes a los que se asignó roles ymisiones <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> una dinámica procesal yprobatoria con alcances diversos a los que teníala legislación anterior.Y lo mismo se pue<strong>de</strong> afirmar <strong>de</strong> los términos <strong>de</strong>libertad provisional, los cuales están motivadosen expectativas <strong>de</strong> actuación también ajustados alas distintas dinámicas procesales previstas porlos dos códigos cuya aplicación simultáneasolicita el actor.No en vano la <strong>Corte</strong> Constitucional <strong>de</strong>claróajustado a la Constitución Política el artículo 6º <strong>de</strong>la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, mediante la sentencia C-592<strong>de</strong> 2005, que excluía la aplicación <strong>de</strong> las normasmeramente procesales contenidas en dichanormatividad a las situaciones reguladas por laLey 600 <strong>de</strong> 2000.92___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZHabeas CorpusFECHA 31/10/<strong>2008</strong>DECISIONConfirma la Desiciòn ImpugnadaPROCEDENCIATribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: Me<strong>de</strong>llìnPROCESADO: LUCAS ANTONIO, ALZATE ISAZADELITOS: Uso <strong>de</strong> documento público falso, Estafa, Falsedad endocumento público, Frau<strong>de</strong> procesal, Falsedad personalPROCESO : 30758Fin93___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 22995DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCAPECULADO POR APROPIACION-Reintegro <strong>de</strong>lo apropiado/ DOSIFICACION PUNITIVA-Criterios modificadores <strong>de</strong> los límites punitivos/CONCURSO-Dosificaciónpunitiva:Redosificación <strong>de</strong> la pena por eliminación <strong>de</strong> un<strong>de</strong>lito/ PECULADO POR APROPIACION-Reintegro <strong>de</strong> lo apropiado: Rebaja en la pena,multa/ PECULADO POR APROPIACION-Alcal<strong>de</strong>: Improce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la suspensióncondicional <strong>de</strong> la ejecución pena/ SUSPENSIONCONDICIONAL DE LA EJECUCION DE LAPENA-Peculado por apropiación: Alcal<strong>de</strong>1. En el caso <strong>de</strong> que hubiera tenido en cuenta laconsignación en comento, habría <strong>de</strong>bidoreconocer como consecuencia lógica laaplicación <strong>de</strong>l inciso 2º <strong>de</strong>l artículo 139 <strong>de</strong>lCódigo Penal anterior, que consagra un<strong>de</strong>scuento punitivo <strong>de</strong> "hasta en la mitad" <strong>de</strong> lapena imponible cuando en los <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> peculadoel procesado, o una tercera persona, "reintegrarelo apropiado, perdido, extraviado o su valor",antes <strong>de</strong> emitirse el fallo <strong>de</strong> segunda instancia.2. Cuando la pena se reduce en dosproporciones, la mayor <strong>de</strong>berá aplicarse almínimo y la menor al máximo, no sólo porque asílo contempla el numeral 5 <strong>de</strong>l artículo 60 <strong>de</strong> la ley599 <strong>de</strong> 2000, actual Código Penal, sino porquea<strong>de</strong>más es una cuestión tanto <strong>de</strong> lógica como <strong>de</strong>sentido común, pues <strong>de</strong> lo contrario seobtendrían resultados matemáticamenteimposibles, en los que el límite mínimo terminaríasiendo superior al límite máximo (piénsese, porejemplo, en aplicar la rebaja <strong>de</strong> la mitad a las trescuartas partes con el otro criterio para una penaque oscila <strong>de</strong> los cuatro a los seis años <strong>de</strong>prisión).3. En este or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> i<strong>de</strong>as, la <strong>Corte</strong>, en laactualidad, consi<strong>de</strong>ra que la rebaja <strong>de</strong>l inciso 2º<strong>de</strong>l artículo 133 <strong>de</strong>l Código Penal anterior esproce<strong>de</strong>nte tanto para la sanción privativa <strong>de</strong> lalibertad como para la pecuniaria, <strong>de</strong> manera queen este último evento las proporciones allíindicadas <strong>de</strong>berán reconocerse respecto <strong>de</strong>lmonto <strong>de</strong> lo apropiado.Y, si lo anterior es así en lo que al tipo básico serefiere, también habrá <strong>de</strong> concluirse que el<strong>de</strong>scuento previsto en el inciso 2º <strong>de</strong>l artículo 139ibí<strong>de</strong>m igualmente <strong>de</strong>berá aplicarse para lasanción <strong>de</strong> multa.4. Para estos efectos, es menester recordar quela <strong>Corte</strong> ha señalado que el numeral 2 <strong>de</strong>l artículo63 <strong>de</strong> la ley 599 <strong>de</strong> 2000 no sólo tiene queestudiarse a la luz <strong>de</strong> las funciones <strong>de</strong> la penaseñaladas en el artículo 4 ibí<strong>de</strong>m, sino a<strong>de</strong>másha indicado, en un caso similar al presenteasunto, que la suspensión condicional no proce<strong>de</strong>cuando media la ejecución <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> peculadopor apropiación proveniente <strong>de</strong> un alcal<strong>de</strong>municipal, <strong>de</strong>bido al fin <strong>de</strong> la prevención generalpositiva:MAGISTRADO PONENTE:DR. JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCASentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Casa parcialmente, casa parcial y <strong>de</strong> oficio, Fija penaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: AntioquiaPROCESADO: RODRIGUEZ LUJAN, ALBERTH JOSEDELITOS: Peculado por apropiación, Falsedad en documentoprivadoPROCESO : 22995Fin94___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 25104DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESCONTRATACION ADMINISTRATIVA-Contratos<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho privado <strong>de</strong> la administración sonestatales/ CONTRATACION ADMINISTRATIVA-Empresas <strong>de</strong> servicios públicos/CONTRATACION ADMINISTRATIVA-Contratos<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho privado <strong>de</strong> la administración sonestatales: Elementos esenciales/CONTRATACION ADMINISTRATIVA-Contratos<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho privado <strong>de</strong> la administración sonestatales: Principios que orientan la funciónpública/ PRINCIPIO DE CONFIANZA-Límites/CONTRATACION ADMINISTRATIVA-Contratos<strong>de</strong> <strong>de</strong>recho privado <strong>de</strong> la administración sonestatales: Cláusulas exorbitantes/ CONTRATOSIN CUMPLIMIENTO DE REQUISITOSLEGALES-Inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong><strong>de</strong>rechos y funciones públicas es pena principal1. Si bien es cierto que, <strong>de</strong> acuerdo con elartículo 3º <strong>de</strong> la Ley 689 <strong>de</strong> 2001, los contratosque celebran las empresas <strong>de</strong> servicios públicosse rigen por las normas <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho privado,también lo es que no por ello el contrato asícelebrado <strong>de</strong>ja <strong>de</strong> sujetarse a los principios queorientan la contratación estatal.Lo anterior, habida cuenta que la naturalezaprivada <strong>de</strong> los contratos no modifica la condiciónpública <strong>de</strong> la entidad que los celebra, comotampoco <strong>de</strong>scarta el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong>l funcionario que lossuscribe <strong>de</strong> observar precisos <strong>de</strong>beres especiales<strong>de</strong> sujeción <strong>de</strong> rango constitucional. Significa loanterior que mientras, por una parte, el contratopue<strong>de</strong> regirse por las disposiciones <strong>de</strong> la ley civilo comercial, por la otra, el servidor que losuscribe, así como la entidad pública que se verepresentada en ese particular negocio jurídico,no escapa al mandato constitucional contenido enel artículo 6º superior, en virtud <strong>de</strong>l cual losservidores públicos son responsables ante lasautorida<strong>de</strong>s por infringir la Constitución y lasleyes, así como por la omisión o extralimitaciónen el ejercicio <strong>de</strong> sus funciones.La tesis <strong>de</strong>l casacionista, según la cual, lanaturaleza privada <strong>de</strong>l contrato le permite alservidor público que lo suscribe permanecerajeno a los principios constitucionales y legalesque orientan su misión funcional, y en particularla contractual, equivale a <strong>de</strong>snaturalizar la funciónpública, en la medida en que preten<strong>de</strong> que unaparticular actividad administrativa, como sería la<strong>de</strong> celebrar contratos que se rigen por el <strong>de</strong>rechoprivado, escape a los principios que orientan lafunción administrativa. En otras palabras -segúnse infiere <strong>de</strong>l razonamiento <strong>de</strong>l libelista-, elservidor público <strong>de</strong>jaría <strong>de</strong> serlo al entrar aadjudicar, suscribir y ejecutar un contrato que serige por las disposiciones <strong>de</strong>l Código Civil o <strong>de</strong>Comercio, pues en tales eventos aparentementeno estaría obligado a aten<strong>de</strong>r a los principios <strong>de</strong>moralidad, planeación, transparencia o selecciónobjetiva, entre otros.La controversia que <strong>de</strong> esta manera propone el<strong>de</strong>mandante, ya fue abordada por la <strong>Corte</strong>Constitucional a través <strong>de</strong> la sentencia C-066 <strong>de</strong>l11 <strong>de</strong>l febrero <strong>de</strong> 1997, que <strong>de</strong>claró laconstitucionalidad <strong>de</strong>l artículo 31 <strong>de</strong> la Ley 142 <strong>de</strong>1994. Dicho pronunciamiento estuvoencaminado a resolver particularmente sobre losiguiente:"En concreto, el actor acusa los artículos 30, 31,32 y 35 <strong>de</strong> la ley 142 <strong>de</strong> 1994, consi<strong>de</strong>rando que,al establecer un régimen <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho privado pararegular lo relativo al tema mencionado, lasautorida<strong>de</strong>s encargadas <strong>de</strong> <strong>de</strong>terminar lasresponsabilida<strong>de</strong>s penales y disciplinarias a quehaya lugar, no podrán exigir a los servidorespúblicos <strong>de</strong>pendientes <strong>de</strong> las empresas <strong>de</strong>servicios públicos domiciliarios, los principios <strong>de</strong>transparencia, economía y responsabilidad a quese refiere la ley 80 <strong>de</strong> 1993."Al respecto, la <strong>Corte</strong> Constitucional resolvió:"De otra parte, si las actuaciones y contratos <strong>de</strong>las empresas prestadoras <strong>de</strong> servicios públicosdomiciliarios y <strong>de</strong> sus empleados <strong>de</strong>bensometerse a los principios estipulados en el títulopreliminar <strong>de</strong> la ley objeto <strong>de</strong> control (artículo 30),y no directamente a los <strong>de</strong>l artículo 23 <strong>de</strong> la ley80 <strong>de</strong> 1993, no hay sustento constitucionalsuficiente para la preocupación <strong>de</strong>l actor en estepunto, pues no es cierto que, por lo señalado,tales servidores públicos puedan <strong>de</strong>sempeñar lo<strong>de</strong> sus cargos sin transparencia, responsabilidady economía, y ello no les pueda ser exigido porlas autorida<strong>de</strong>s encargadas <strong>de</strong> vigilar susactuaciones, ya que los principios que rigen laprestación <strong>de</strong> los servicios públicos domiciliariosno son solamente los arriba enunciados, sino los<strong>de</strong> eficiencia, eficacia, calidad, información, noabuso <strong>de</strong> la posición dominante, acceso,participación y fiscalización <strong>de</strong> los servicios,cobro solidario y equitativo, neutralidad, legalidad,esencialidad, garantía a la libre competencia,etc., todos establecidos a lo largo <strong>de</strong>l títulopreliminar <strong>de</strong> la ley 142 acusada (artículos 1 a14), cuya consecución incluye, indudablemente,el cumplimiento <strong>de</strong> los principios que tantopreocupan al actor, <strong>de</strong>sarrollando así cabalmentelos principios esenciales <strong>de</strong> prestación eficiente y95___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Los estatutos reseñados no son otra cosa que el<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l mandato contenido en el Titulo XII"<strong>de</strong>l Régimen Económico y <strong>de</strong> la HaciendaPublica", Capítulo V, "<strong>de</strong> la finalidad social <strong>de</strong>lEstado y <strong>de</strong> los servicios públicos" <strong>de</strong> laConstitución Política, según el cual "los serviciospúblicos son inherentes a la finalidad social <strong>de</strong>lEstado… En todo caso, el Estado mantendrá laregulación, el control y la vigilancia <strong>de</strong> dichosservicios" (artículo 365) y "el bienestar general yel mejoramiento <strong>de</strong> la calidad <strong>de</strong> vida <strong>de</strong> lapoblación son finalida<strong>de</strong>s sociales <strong>de</strong>l Estado.Será objetivo fundamental <strong>de</strong> su actividad lasolución <strong>de</strong> las necesida<strong>de</strong>s insatisfechas <strong>de</strong>salud, <strong>de</strong> educación, <strong>de</strong> saneamiento ambiental y<strong>de</strong> agua potable" (artículo 366).De las disposiciones superiores que regulan lamateria surge con claridad que la intención <strong>de</strong>lconstituyente no ha sido la <strong>de</strong> abandonar elcontrol y vigilancia <strong>de</strong> la prestación <strong>de</strong> losservicios públicos, en la medida en que dichaactividad es uno <strong>de</strong> sus fines esenciales, comotampoco permitir su ejercicio por fuera <strong>de</strong> losprincipios generales que orientan la funciónpública, lo que no obsta para, al mismo tiempo,permitir que sean las leyes <strong>de</strong>l mercado -y <strong>de</strong> allíel régimen civil o comercial- las que guíen sucelebración. Y no pue<strong>de</strong> enten<strong>de</strong>rse <strong>de</strong> otramanera, toda vez que los criterios <strong>de</strong> eficiencia,eficacia, calidad, información, no abuso <strong>de</strong> laposición dominante, acceso, participación,fiscalización <strong>de</strong> los servicios, cobro solidario yequitativo, neutralidad, legalidad, esencialidad ygarantía a la libre competencia inherentes a lagestión contractual <strong>de</strong> las empresas <strong>de</strong> serviciospúblicos, no riñen con los <strong>de</strong> buena fe,transparencia, selección objetiva, eficiencia,eficacia y planeación, en tanto que no <strong>de</strong> otramanera <strong>de</strong>be <strong>de</strong>sempeñarse la funciónadministrativa por parte <strong>de</strong> los servidorespúblicos.3. La <strong>Corte</strong> reitera, como <strong>de</strong> tiempo atrás lo hafijado, que los requisitos legales esenciales <strong>de</strong> loscontratos estatales que se rigen por el <strong>de</strong>rechoprivado no son solamente aquellos genéricos que<strong>de</strong>scribe el artículo 1502 <strong>de</strong>l Código Civil , sinoque <strong>de</strong>be acudirse a la reglamentación <strong>de</strong> lacontratación administrativa, <strong>de</strong> allí que también<strong>de</strong>ban tenerse como requisitos legales esencialeslos principios generales que orientan lacontratación administrativa.(5)4. Tampoco es cierto que el Tribunal hubieseerrado al afirmar que los principios que orientanla función pública resultan ser esenciales <strong>de</strong> uncontrato que se rige por el <strong>de</strong>recho privado, todavez que, como se ha dicho, y así lo concluye laSala, también los principios que consagra elartículo 209 <strong>de</strong> la Constitución Política, sonrequisitos esenciales <strong>de</strong> los contratos estatalesregulados por el régimen privado que suscribenlos servidores públicos.En este sentido, como <strong>de</strong> manera atinada loexpresó el Procurador Delegado en su concepto,"situaciones como la ahora analizada son las quepermiten afirmar que la intención <strong>de</strong>l legislador alexpedir la Ley 689 <strong>de</strong> 2001, por medio <strong>de</strong> la cualdispuso que los contratos <strong>de</strong> las empresasestatales prestadoras <strong>de</strong> servicios públicosdomiciliarios se rigieran por las normas <strong>de</strong><strong>de</strong>recho privado, no era que en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> losmismos se <strong>de</strong>sconocieran los principiosgenerales que orientan la contratación estatal,toda vez que la sujeción a los valores fundantes<strong>de</strong>l sistema, impi<strong>de</strong> que se incurra en actos <strong>de</strong>corrupción en el manejo <strong>de</strong> los dineros públicos, yse ponga en riesgo la satisfacción <strong>de</strong> lasnecesida<strong>de</strong>s esenciales <strong>de</strong> la comunidad."Sirva lo anterior como soporte para concluir quela violación directa <strong>de</strong> la ley sustancial quepropone el casacionista en los dos primeroscargos no tiene fundamento, toda vez que,conforme los razonamientos anteriores, lasnormas llamadas a regular el trámite <strong>de</strong>l contratocuestionado eran, tal como lo advirtió elsentenciador y por vía similar lo concluyó aquí laSala, el artículo 209 <strong>de</strong> la Constitución Política y,en consecuencia, la Ley 142 <strong>de</strong> 1994, así comolos principios contractuales consagrados en elManual <strong>de</strong> Contratación adoptado por lasEmpresas Públicas <strong>de</strong> Armenia, a través <strong>de</strong>lAcuerdo 029 <strong>de</strong> 2000, sin que el artículo 3º <strong>de</strong> laLey 689 <strong>de</strong> 2001, impidiera la aplicación <strong>de</strong> lasanteriores normas.5. El principio <strong>de</strong> confianza no opera en aquelloseventos en los cuales sobre el agente recae laobligación <strong>de</strong> advertir los errores <strong>de</strong> otros, talcomo lo ha precisado la <strong>Corte</strong> (6)En consecuencia, habiendo actuado la procesadaen su condición <strong>de</strong> gerente <strong>de</strong> la empresaindustrial y comercial <strong>de</strong>l or<strong>de</strong>n municipalEmpresas Públicas <strong>de</strong> Armenia, a cargo <strong>de</strong> lagestión contractual, no le está dado invocar a sufavor el principio <strong>de</strong> confianza si, como en sucaso, le correspondía, tal como lo precisó elTribunal ad-quem, "or<strong>de</strong>nar y dirigir la realización<strong>de</strong> los procesos <strong>de</strong> selección y realizar los actosinherentes a la actividad contractual" (pág. 14, 21<strong>de</strong>l fallo <strong>de</strong> segundo grado), esto es, la vigilancia<strong>de</strong>l <strong>de</strong>sempeño <strong>de</strong> todos los que intervienen en laactividad compleja <strong>de</strong>l proceso administrativo queincluye la adjudicación, suscripción, ejecución yliquidación <strong>de</strong> un contrato.De conformidad con los anteriores <strong>de</strong>rroteros, laSala encuentra que no existe el falso raciocinioque alega el casacionista, toda vez que la regla<strong>de</strong> experiencia que aquél menciona como<strong>de</strong>sconocida por el razonamiento judicial, esto es,"que un gerente general <strong>de</strong> una empresa, comolo son las Empresas Públicas <strong>de</strong> Armenia, para el<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la función empresarial, se apoya enel jefe <strong>de</strong> área, dirección o división <strong>de</strong> la materiarelacionada con la labor a ejecutar por parte <strong>de</strong> la97___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>gerencia", no es válida porque su enunciado<strong>de</strong>sconoce un <strong>de</strong>ber especial <strong>de</strong> sujeción a cargo<strong>de</strong> la gerente <strong>de</strong> la empresa industrial ycomercial, cual es el <strong>de</strong> vigilar la intervención <strong>de</strong>quienes participan en el trámite contractual.En este sentido, el sentenciador advirtió que lapretendida confianza que le asistía a laprocesada al momento <strong>de</strong> celebrar el contrato, nopodía prevalecer sobre el <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> cumplir con lodispuesto en el Manual <strong>de</strong> Contratación <strong>de</strong> lasEmpresas Públicas <strong>de</strong> Armenia y en lanormatividad que lo regía, tal como la mismagerente lo admitió al suscribirlo (pág. 15,sentencia <strong>de</strong>l ad-quem).Una vez más, entonces, se torna inadmisible elamparo <strong>de</strong> la conducta <strong>de</strong> la gerente (.....) bajolos supuestos <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> confianza,comoquiera que, según lo anterior, fue la omisiónfuncional por parte <strong>de</strong> la servidora pública la quecondujo a la celebración <strong>de</strong>l contratocuestionado.La Sala encuentra imperioso aclarar que la pena<strong>de</strong> inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos yfunciones públicas impuesta a la procesada (.....)en la sentencia es <strong>de</strong> naturaleza principal y noaccesoria, como allí quedó plasmado.6. Tales disposiciones, como bien lo precisa elProcurador Delegado, <strong>de</strong>svirtúan el principio <strong>de</strong>igualdad y constituyen expresión <strong>de</strong> una posición<strong>de</strong> dominio por parte <strong>de</strong> la administración, lo cualno permite calificar el contrato, comoequivocadamente lo hacen los <strong>de</strong>clarantesseñalados por el libelista y la misma procesada,como <strong>de</strong> carácter privado, pues era evi<strong>de</strong>nte que,a lo sumo, su naturaleza era <strong>de</strong> carácter mixto._____________________________________1.Sala <strong>de</strong> Casación Penal, sentencia <strong>de</strong>l 15 <strong>de</strong> mayo<strong>de</strong> <strong>2008</strong>, radicado No. 24334.2. Correspon<strong>de</strong> al artículo 410 <strong>de</strong> la ley 599 <strong>de</strong> 2000que <strong>de</strong>scribe la misma conducta, salvo en lo relativo altipo subjetivo específico.3.Hoy, artículo 410 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 20004.Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong>l 20 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 1998,radicación No. 10295, reiterada en el fallo <strong>de</strong>l 15 <strong>de</strong>mayo <strong>de</strong> <strong>2008</strong>, radicación No. 24334.5.Sentencia <strong>de</strong> Casación <strong>de</strong>l 19 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 2000,radicación 17088.6.Sentencia <strong>de</strong> Casación <strong>de</strong>l 9 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2005,radicación 21547MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESSentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: No Casa, aclara pena <strong>de</strong> inhabilidad como principalPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: ArmeniaPROCESADO: JARAMILLO HENAO, CLARA LUZDELITOS: Contrato sin cump. <strong>de</strong> requisitos legalesPROCESO : 25104Fin98___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 27508DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZPOLICIA JUDICIAL-Dirección y coordinación <strong>de</strong>sus funciones por la Fiscalía/ FISCALIAGENERAL DE LA NACION-Dirección ycoordinación <strong>de</strong> la policía judicial/ POLICIAJUDICIAL-Clases <strong>de</strong> intervención/ POLICIAJUDICIAL-Labores <strong>de</strong> verificación: Concepto/POLICIA JUDICIAL-Investigación por iniciativapropia: Concepto/ POLICIA JUDICIAL-Comisión<strong>de</strong> la Fiscalía: Concepto y limitaciones/ TESTIGODE OIDAS-Valoración probatoria/ INDICIO-Capacidad criminal/ INHABILITACION PARA ELEJERCICIO DE DERECHOS Y FUNCIONESPUBLICAS-Limite máximo1. Ha <strong>de</strong> recordar la Sala, en primer lugar, que<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> las funciones que el artículo 250 <strong>de</strong> laCarta Política le fijó a la Fiscalía General <strong>de</strong> laNación, está la <strong>de</strong> dirigir y coordinar las funciones<strong>de</strong> policía judicial que en forma permanentecumplen la Policía Nacional y los <strong>de</strong>másorganismos que señale la ley, tal como sedispone en el numeral 8º <strong>de</strong>l citado precepto,obligación que ya señalaba el numeral 3º <strong>de</strong> lamisma norma constitucional antes <strong>de</strong> la reformaintroducida a través <strong>de</strong>l Acto Legislativo 03 <strong>de</strong>2002.A su vez, la Ley 270 <strong>de</strong> 1996, Estatutaria <strong>de</strong> laAdministración <strong>de</strong> Justicia precisa que:"ART. 33.-Dirección, coordinación y control <strong>de</strong> lasfunciones <strong>de</strong> policía judicial. El Fiscal General <strong>de</strong>la Nación o sus <strong>de</strong>legados tienen a su cargodirigir, coordinar y controlar las funciones <strong>de</strong>policía judicial que en forma permanente cumplenla Policía Nacional, <strong>de</strong>más organismos previstosen la ley y los restantes entes públicos a loscuales <strong>de</strong> manera transitoria el fiscal general leshaya atribuido tales funciones, todas las cualesejercerá con arreglo a la ley, <strong>de</strong> manerapermanente, especial o transitoria directamente opor conducto <strong>de</strong> los organismos que ésta señale."La omisión en el cumplimiento <strong>de</strong> las ór<strong>de</strong>nes,directrices, orientaciones y términos que impartala fiscalía para el cumplimiento <strong>de</strong> las funciones<strong>de</strong> policía judicial, constituye causal <strong>de</strong> malaconducta, sin perjuicio <strong>de</strong> la responsabilidadadministrativa, penal y civil <strong>de</strong>l infractor."El Fiscal General <strong>de</strong> la Nación, bajo suresponsabilidad, separará en forma inmediata <strong>de</strong>las funciones <strong>de</strong> policía judicial al servidor públicoque omita el cumplimiento <strong>de</strong> tales ór<strong>de</strong>nes,directrices, orientaciones y términos. Si talservidor no es funcionario o empleado <strong>de</strong> lafiscalía, el fiscal que dirija la investigación lopondrá a disposición <strong>de</strong> su nominador quieniniciará el proceso disciplinario correspondiente,sin perjuicio <strong>de</strong> las <strong>de</strong>más investigaciones a quehaya lugar.Parágrafo.- Se exceptúa <strong>de</strong> lo dispuesto en esteartículo la estructura y funciones <strong>de</strong> policíajudicial <strong>de</strong> la Procuraduría General <strong>de</strong> la Nación,<strong>de</strong> acuerdo con lo señalado por el artículo 277 <strong>de</strong>la Constitución Política."Por su parte el artículo 311 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong>Procedimiento Penal que rige este asunto (Ley600 <strong>de</strong> 2000), señala en el mismo sentido losiguiente:"El Fiscal General <strong>de</strong> la Nación o sus <strong>de</strong>legadostienen a su cargo dirigir y coordinar las funciones<strong>de</strong> policía judicial que en forma permanente oespecial cumplen los organismos previstos en laley y los restantes entes públicos a los cuales <strong>de</strong>manera transitoria el Fiscal General <strong>de</strong> la Naciónles haya atribuido tales funciones."El Fiscal General <strong>de</strong> la Nación, bajo suresponsabilidad, separará en forma inmediata <strong>de</strong>las funciones <strong>de</strong> policía judicial al servidor públicoque omita o se extralimite en el cumplimiento <strong>de</strong>sus funciones para el <strong>de</strong>sarrollo investigativoespecífico que se le haya dado. Si tal servidor noes funcionario o empleado <strong>de</strong> la Fiscalía General<strong>de</strong> la Nación, el Fiscal que dirija la investigacióninformará <strong>de</strong> inmediato a su nominador, para queinicie la investigación disciplinaria que sea <strong>de</strong>lcaso."Parágrafo.-Se exceptúa <strong>de</strong> lo dispuesto en esteartículo la estructura y funciones <strong>de</strong> policíajudicial <strong>de</strong> la Procuraduría General <strong>de</strong> la Nación,<strong>de</strong> acuerdo con lo señalado en el artículo 277 <strong>de</strong>la Constitución Política".Es <strong>de</strong>cir, tanto en la Constitución como en la Ley,-con las salveda<strong>de</strong>s que las normas citadashacen respecto <strong>de</strong>l caso <strong>de</strong> la ProcuraduríaGeneral <strong>de</strong> la Nación- se establece que lasfunciones <strong>de</strong> policía judicial <strong>de</strong>berán estarefectivamente dirigidas y coordinadas por elFiscal General <strong>de</strong> la Nación o sus <strong>de</strong>legados.2. De acuerdo con los preceptos procesales queregulan la intervención <strong>de</strong> la policía judicial en lainvestigación <strong>de</strong> los <strong>de</strong>litos, ésta pue<strong>de</strong> ser <strong>de</strong>tres clases: (i) <strong>de</strong> verificación previa, con el fin <strong>de</strong>analizar la información obtenida en relación conla posible comisión <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito, y recoger laevi<strong>de</strong>ncia que permita judicializar el caso; (ii) <strong>de</strong>99___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>investigación por iniciativa propia, en casos <strong>de</strong>flagrancia o <strong>de</strong> imposibilidad <strong>de</strong> intervencióninmediata <strong>de</strong> la fiscalía; y, (iii) <strong>de</strong> investigaciónpor comisión <strong>de</strong>l Fiscal o el Juez.Estos tres momentos, a<strong>de</strong>más, consagrandistintas faculta<strong>de</strong>s <strong>de</strong> la Policía judicial, ora parapracticar cualquier tipo <strong>de</strong> prueba, ya en aras <strong>de</strong>a<strong>de</strong>lantar solo pruebas técnicas, o con la misión<strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar diligencias interesantes para elproceso.Vale <strong>de</strong>cir, no en todos los momentos citados laPolicía Judicial pue<strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar cualquier tipo <strong>de</strong>actividad, ni es posible que la Fiscalía, cuando yaha asumido el control y dirección <strong>de</strong> lainvestigación, comisione a ese ente para todo loque estime menester.Ello se <strong>de</strong>spren<strong>de</strong> <strong>de</strong> la interpretacióncontextualizada <strong>de</strong> las normas regulatorias <strong>de</strong>lasunto, don<strong>de</strong> expresamente el legisladorestablece diferencias puntuales que no pue<strong>de</strong>nsoslayarse por la Fiscalía o la Policía Judicial.3. En ese primer momento arriba <strong>de</strong>stacado, quese rotula en el artículo 314 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong>2000, como "Labores previas <strong>de</strong> verificación",está claro que la Policía Judicial no practicaningún tipo <strong>de</strong> prueba, sino que se ocupa <strong>de</strong>"allegar documentación, realizar análisis <strong>de</strong>información, escuchar en exposición o entrevistaa quienes consi<strong>de</strong>re pue<strong>de</strong>n tener conocimiento<strong>de</strong> la posible comisión <strong>de</strong> una conducta punible".Y ello, como también expresamente lo consagrala norma, carece <strong>de</strong> valor probatorio (nitestimonial ni indiciario), dado que solo sirve <strong>de</strong>criterio orientador <strong>de</strong> la investigación.4. El artículo 315 ibí<strong>de</strong>m, relaciona el segundomomento <strong>de</strong> intervención <strong>de</strong> la Policía Judicial,también ajeno a la dirección u orientación <strong>de</strong> laFiscalía, en el cual, por iniciativa propia, sea quese trate <strong>de</strong> un caso <strong>de</strong> flagrancia o cuando porfuerza mayor no pueda asumir competenciainmediata el organismo instructor, esosfuncionarios <strong>de</strong> apoyo or<strong>de</strong>nan o practicanpruebas.En este caso, es claro que directamente se leatribuye a la Policía Judicial una actividadprobatoria que incluso supera la facultad <strong>de</strong>a<strong>de</strong>lantar directamente la práctica y se extien<strong>de</strong> ala posibilidad <strong>de</strong> or<strong>de</strong>nar su ejecución a otraautoridad. Para citar un ejemplo común, ello seevi<strong>de</strong>ncia en la or<strong>de</strong>n <strong>de</strong> que se practique lanecropsia al cadáver <strong>de</strong>l interfecto, o algúnexamen <strong>de</strong> alcoholemia al indiciado.No cabe duda <strong>de</strong> que en estos casos loselementos <strong>de</strong> juicio practicados u or<strong>de</strong>nadospracticar por la Policía Judicial, tienen virtualidadprobatoria y pue<strong>de</strong>n servir, por sí mismos, <strong>de</strong>fundamento para la <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong> lamaterialización <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito y la intervención <strong>de</strong>lsindicado. En otras palabras, si se cumple con lahipótesis <strong>de</strong> la norma (flagrancia o imposibilidad<strong>de</strong> intervención inmediata <strong>de</strong> la Fiscalía), entérminos generales <strong>de</strong>be <strong>de</strong>cirse que la pruebapracticada u or<strong>de</strong>nada practicar por la PolicíaJudicial, es legal, regular y oportuna.Mírese cómo esa amplia facultad otorgada a laPolicía Judicial opera <strong>de</strong> manera excepcional,precisamente porque la urgencia <strong>de</strong>l caso ameritaque así sea, entendido, huelga anotar, que lapotestad probatoria, en estricto sentido, se hallaradicada en cabeza <strong>de</strong> la Fiscalía General <strong>de</strong> laNación.5. Para penetrar en el tercero <strong>de</strong> los momentosantes referenciados, cuando ya la Fiscalía haasumido formalmente la dirección <strong>de</strong> lainvestigación, la facultad <strong>de</strong> la Policía Judicial serestringe en enorme medida, al punto que, comolo dispone el artículo 316 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000,únicamente pue<strong>de</strong> actuar por or<strong>de</strong>n <strong>de</strong>l enteinstructor "para la práctica <strong>de</strong> pruebas técnicas odiligencias tendientes al esclarecimiento <strong>de</strong> loshechos".Estima necesario precisar la <strong>Corte</strong> el sentido <strong>de</strong>la frase citada, pues, se patentiza que la actividad<strong>de</strong> la Policía Judicial, por comisión <strong>de</strong>l Fiscal,opera <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> estrictos límites y precisos<strong>de</strong>rroteros, dada la excepcionalidad quecomporta.En este sentido, es tempestivo <strong>de</strong>notar querespecto <strong>de</strong> las pruebas como tales, la facultad<strong>de</strong> comisión <strong>de</strong> la Fiscalía hacia la PolicíaJudicial, remite exclusivamente a aquellas <strong>de</strong>contenido eminentemente técnico -dígase, paracitar un ejemplo, la experticia acerca <strong>de</strong> libroscontables incautados-. Y ello asoma si se quierenatural, pues, se entien<strong>de</strong> que el fiscal no poseeesos conocimientos requeridos para allegar elmedio <strong>de</strong> prueba y <strong>de</strong>be recurrir al auxilio <strong>de</strong>lpersonal <strong>de</strong> Policía Judicial para el efecto.A renglón seguido, el artículo 316 citado, permiteque se comisione a la Policía Judicial para<strong>de</strong>sarrollar "diligencias tendientes alesclarecimiento <strong>de</strong> los hechos". Esas diligencias,estima la <strong>Corte</strong>, no dicen relación con la práctica<strong>de</strong> pruebas -con excepción, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> luego, <strong>de</strong> lastécnicas, como se anotó en prece<strong>de</strong>ncia-, pues,ello atenta no solo contra la excepcionalidad <strong>de</strong> laintervención probatoria <strong>de</strong> la Policía Judicial, sinocon el tipo <strong>de</strong> actividad pesquisitoria propia <strong>de</strong>estos organismos, a partir <strong>de</strong> los cuales, paracitar algunos ejemplos comunes, <strong>de</strong>be recogerevi<strong>de</strong>ncias que eventualmente se requieran para<strong>de</strong>mostrar los hechos, o acudir al lugar para laverificación <strong>de</strong> quiénes pue<strong>de</strong>n conocer algo <strong>de</strong>lo sucedido y podrán ser citados por la fiscalía a<strong>de</strong>clarar, y en fin, esas labores investigativas <strong>de</strong>campo que permiten orientar al director <strong>de</strong> lainvestigación respecto <strong>de</strong> la mejor forma <strong>de</strong>abordar la <strong>de</strong>mostración <strong>de</strong>l objeto <strong>de</strong>l procesopenal.100___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Es esa una labor <strong>de</strong> apoyo investigativo que nopue<strong>de</strong> tornarse abierta, global o genérica, paraque no represente en la práctica un<strong>de</strong>splazamiento <strong>de</strong>l órgano que en la Ley 600 <strong>de</strong>2000 está directamente vinculado con la prácticaprobatoria, en seguimiento <strong>de</strong> ese principio <strong>de</strong>inmediación relativizado allí consignado y que<strong>de</strong>riva no sólo <strong>de</strong> las amplias faculta<strong>de</strong>s judicialesotorgadas a la Fiscalía, sino <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong>permanencia <strong>de</strong> la prueba.Así lo entendió el legislador, en seguimiento <strong>de</strong>ese procedimiento que algunos dan en significarmixto, y por ello, una vez asumida lainvestigación por el fiscal encargado <strong>de</strong>l caso, nocorre <strong>de</strong> cargo <strong>de</strong> la Policía Judicial a<strong>de</strong>lantarmotu proprio la tarea investigativa, ni muchomenos, proce<strong>de</strong>r a una práctica probatoria que enla generalidad <strong>de</strong> los casos, con excepción <strong>de</strong> laprueba técnica, corre <strong>de</strong> cargo directamente <strong>de</strong> lafiscalía, en cuanto órgano, previo al ActoLegislativo 03 <strong>de</strong> 2002, que modificó el artículo250 <strong>de</strong> la Carta Política, con plenas faculta<strong>de</strong>sjudiciales en la fase instructiva <strong>de</strong>l proceso.En otras palabras, si por virtud <strong>de</strong> sus ampliospo<strong>de</strong>res judiciales, la Fiscalía, en la investigación,toma <strong>de</strong>cisiones trascen<strong>de</strong>ntes fundadas enpruebas, particularmente la que resuelve lasituación jurídica <strong>de</strong>l procesado y aquella quecalifica el mérito <strong>de</strong>l sumario, lo natural, enaplicación a<strong>de</strong>cuada <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> inmediación,es que el funcionario judicial en la generalidad <strong>de</strong>los casos practique la prueba, o mejor, paraprecisar el tópico testimonial, ante él concurra eltestigo para que pueda evaluarse directamentepor aquél su credibilidad, y sólo en casosexcepcionales o puntuales plenamentejustificados -entre ellos el consagrado por lanorma acerca <strong>de</strong> la prueba técnica, dada laausencia <strong>de</strong> conocimientos calificados <strong>de</strong>l fiscal-,ello se <strong>de</strong>legue por vía <strong>de</strong> comisión a la PolicíaJudicial.Y, para proseguir con el argumento <strong>de</strong>principialística, si esa normatividad ya en camino<strong>de</strong> <strong>de</strong>rogación, consagra el principio <strong>de</strong>permanencia <strong>de</strong> la prueba, que en términoselementales conduce a que el juez perfectamentepueda fundar su fallo en los elementos suasoriosrecogidos o practicados en la investigación oincluso <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la indagación preliminar, lomenos que cabe esperar es que esa prueba seasiempre practicada por o ante el funcionariojudicial (juez o fiscal).Ahora bien, esas limitaciones constitucionales ylegales explican, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la obligadacontextualización que el examen <strong>de</strong>l tema<strong>de</strong>manda, lo contemplado por el artículo 84 <strong>de</strong> laLey 600 <strong>de</strong> 2000, regulatorio <strong>de</strong>l instituto <strong>de</strong> lasComisiones.Allí, para lo que al caso compete, el inciso quintoestablece: "los funcionarios <strong>de</strong> la Fiscalía General<strong>de</strong> la Nación no podrán comisionar a lascorporaciones judiciales, pero podrán hacerlopara la práctica <strong>de</strong> cualquier prueba o diligencia aotros funcionarios judiciales o con funciones <strong>de</strong>policía judicial, conforme a lo dispuesto en elpresente código.La <strong>de</strong>cisión mediante la cual se comisiona <strong>de</strong>beestablecer con precisión las diligencias que<strong>de</strong>ben practicarse y el término <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cual<strong>de</strong>ben realizarse".En primer lugar, respecto <strong>de</strong> lo que la normacontempla, <strong>de</strong>be repararse en que si bien allí <strong>de</strong>manera genérica se establece la posibilidad <strong>de</strong>comisionar para la práctica <strong>de</strong> "cualquier prueba",a renglón seguido precisa que ello opera"conforme a lo dispuesto en el presente código", yprecisamente el artículo 316 posterior, acota lasfaculta<strong>de</strong>s <strong>de</strong> la Policía Judicial, <strong>de</strong>limitando quesólo pue<strong>de</strong> comisionársele para realizar pruebastécnicas y otras diligencias.Así las cosas, el inciso quinto <strong>de</strong>l artículo 84, enconcordancia con el artículo 316, conduce asignificar que si la comisionada es la PolicíaJudicial, ésta sólo pue<strong>de</strong> practicar pruebastécnicas o diligencias que conduzcan alesclarecimiento <strong>de</strong> los hechos. En cambio, sípue<strong>de</strong> comisionarse a "otros funcionariosjudiciales", léase jueces o fiscales, para lapráctica <strong>de</strong> cualquier tipo <strong>de</strong> prueba.A su vez, en lo que atien<strong>de</strong> al inciso sexto,<strong>de</strong>finido el campo <strong>de</strong> acción <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cualpue<strong>de</strong> actuar por comisión la Policía Judicial,también se torna necesario, para la vali<strong>de</strong>z <strong>de</strong> suactuación, que el <strong>de</strong>spacho comisorio contemple"con precisión las diligencias que <strong>de</strong>benpracticarse y el término <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l cual <strong>de</strong>benrealizarse".La claridad <strong>de</strong> la norma no admiteinterpretaciones subjetivas, tornándose imperiosoel mandato para el fiscal, en cuanto, <strong>de</strong>beespecificar cuáles diligencias es menesterpracticar y el lapso <strong>de</strong>stinado para el efecto.Entonces, si se lee solamente el texto <strong>de</strong>l artículo316, en el apartado que faculta comisionar a laPolicía Judicial para "la práctica <strong>de</strong> pruebastécnicas o diligencias tendientes alesclarecimiento <strong>de</strong> los hechos", perfectamentepue<strong>de</strong> llegarse a la conclusión que plantea elMinisterio Público en su alegato y que prohíja lalectura también parcial y <strong>de</strong>scontextualizada queal parecer efectuó el Fiscal encargado <strong>de</strong>l casocuando expidió la or<strong>de</strong>n a la Policía Judicial.Suce<strong>de</strong>, sin embargo, que esa or<strong>de</strong>n o <strong>de</strong>spachocomisorio <strong>de</strong>be cumplir con unos presupuestosmínimos <strong>de</strong> vali<strong>de</strong>z, necesarios para <strong>de</strong>limitar elámbito <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong> la policía Judicial en lapráctica <strong>de</strong> la prueba técnica o <strong>de</strong> las diligenciasencaminadas a esclarecer los hechos.101___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>En otros términos, la or<strong>de</strong>n o <strong>de</strong>spacho comisoriono pue<strong>de</strong> expedirse <strong>de</strong> manera amplia ogenérica, dado que se hace necesario <strong>de</strong>finir enconcreto qué pruebas técnicas o diligencias <strong>de</strong>verificación es menester realizar, no solo porqueasí expresamente lo <strong>de</strong>manda la norma, sinoporque <strong>de</strong> lo contrario lo excepcional se tornacomún y termina por <strong>de</strong>snaturalizarse eseprincipio <strong>de</strong> orientación y dirección <strong>de</strong> lainvestigación que constitucional y legalmente lefue <strong>de</strong>ferido a la Fiscalía.Ahora bien, es cierto que el inciso segundo <strong>de</strong>lartículo 316 <strong>de</strong> la Ley 660 <strong>de</strong> 2000, señala que"Los miembros <strong>de</strong> la Policía Judicial pue<strong>de</strong>nexten<strong>de</strong>r su actuación a la práctica <strong>de</strong> otraspruebas técnicas o diligencias que surjan <strong>de</strong>lcumplimiento <strong>de</strong> la comisión….", pero ello, en sucorrecta intelección lógica, lejos <strong>de</strong> facultar laexpedición <strong>de</strong> comisiones abiertas o genéricas,está ratificando la necesidad <strong>de</strong> que se precise laprueba técnica o diligencias a realizar por elórgano <strong>de</strong> Policía Judicial.Al efecto, es claro que <strong>de</strong> la nada, nada pue<strong>de</strong>surgir, y entonces, si el fiscal no ha establecidopreviamente cuáles son las pruebas técnicas odiligencias que <strong>de</strong>be ejecutar la Policía Judicial,mal pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>cirse que <strong>de</strong>l cumplimiento <strong>de</strong> ellosurgió la necesidad <strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar algo más.Vale <strong>de</strong>cir, para que esa extensión pueda tenerlugar, es necesario que exista una base que lesirve <strong>de</strong> sustento, y esa base no pue<strong>de</strong> ser otradistinta a la específica práctica <strong>de</strong> pruebastécnicas o diligencias <strong>de</strong>finidas por el fiscalpreviamente.Así mismo, si <strong>de</strong> verdad la Policía Judicialpudiese actuar <strong>de</strong> manera general eindiscriminada, o mejor, si fuese posible que laFiscalía emitiera la or<strong>de</strong>n o comisión bajo tanglobales parámetros, ninguna razón existe paraque el legislador, a renglón seguido, <strong>de</strong>limite laextensión <strong>de</strong> la actividad probatoria <strong>de</strong>l órgano <strong>de</strong>apoyo judicial, a las otras pruebas o diligenciasque surjan <strong>de</strong>l cumplimiento <strong>de</strong> la comisión,sencillamente porque ninguna frontera o hitoposeería ésta.En suma, si como aquí suce<strong>de</strong>, la comisión noestablece cuál o cuáles son en concreto lasactivida<strong>de</strong>s que se faculta <strong>de</strong>sarrollar a la PolicíaJudicial y, a<strong>de</strong>más, ésta recibe pruebas que leestá vedado practicar, léase testimonios, apenaspue<strong>de</strong> concluirse que esos medios suasoriosrecogidos asoman completamente ilegales yajenos a la competencia <strong>de</strong> ese órgano <strong>de</strong> apoyo.6. Tampoco podían ser valorados como medios<strong>de</strong> prueba, las entrevistas que funcionarios <strong>de</strong>lC.T.I. <strong>de</strong> la Fiscalía tomaron a los mismostestigos con ocasión <strong>de</strong> la comisión conferida porel Fiscal 39 en la resolución <strong>de</strong>l 18 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong>2003 (fol. 99 cua<strong>de</strong>rno No. 1), puesto que laor<strong>de</strong>n impartida a los investigadores se limitó a laconstatación <strong>de</strong> la “plena i<strong>de</strong>ntificación ypara<strong>de</strong>ro <strong>de</strong> los testigos los (sic) que <strong>de</strong>clararonante la policía”, pero nunca se autorizó que se lesinterrogara sobre los hechos materia <strong>de</strong> lainvestigación.A<strong>de</strong>más, <strong>de</strong> acuerdo con el artículo 314 <strong>de</strong>l C. <strong>de</strong>P.P. (Ley 600 <strong>de</strong> 2000) la entrevista a quien seconsi<strong>de</strong>re pue<strong>de</strong> tener conocimiento <strong>de</strong> la posiblecomisión <strong>de</strong> una conducta punible, no tiene valor<strong>de</strong> testimonio ni <strong>de</strong> indicio.Surge, acor<strong>de</strong> con lo visto, completamente<strong>de</strong>senfocada la argumentación <strong>de</strong>l Tribunal,cuando, pasando por alto la naturaleza y objeto<strong>de</strong> lo practicado por el C.T.I., inopinadamenteconcluyó que lo consignado por los funcionariosconstituye ratificación <strong>de</strong> los testigos.7. Respecto <strong>de</strong> los elementos fundantes <strong>de</strong> lacon<strong>de</strong>na, se tiene el testimonio <strong>de</strong>l inten<strong>de</strong>nte <strong>de</strong>policía Luis Enrique Hernán<strong>de</strong>z Santiago, que sibien no fue consi<strong>de</strong>rado en el fallo impugnado, suvali<strong>de</strong>z no ha sido puesta en tela <strong>de</strong> juicio, puescomo se dijo, su <strong>de</strong>claración la rindió ante elFiscal instructor con las formalida<strong>de</strong>s legales queeste tipo <strong>de</strong> prueba <strong>de</strong>manda, tratándose <strong>de</strong> uno<strong>de</strong> los funcionarios que participó en lasdiligencias encaminadas al esclarecimiento <strong>de</strong> loshechos en el curso <strong>de</strong> la indagación preliminar ysuscribió el informe sobre el resultado <strong>de</strong> laspesquisas, sobre cuyo contenido se ratificó bajola gravedad <strong>de</strong>l juramento, señalando que en elcurso <strong>de</strong> la atestación que se le tomó al señorWilmer Nieto, éste había mostrado temor por lasrepresalias que pudiera tomar en su contra elprocesado (…), porque, dijo, ya le había hechoalgunas amenazas, <strong>de</strong>stacando que el testigorelató con “certeza que la persona que iba en eltaxi era ALEX, ya que lo conocía <strong>de</strong>s<strong>de</strong> hacevarios años, porque vivió por el sector”.Aquí cabe señalar que en el sistema <strong>de</strong>enjuiciamiento <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000, ningúnprincipio obliga al juez a repudiar <strong>de</strong> antemano eltestimonio <strong>de</strong> oídas, porque es la labor valorativa<strong>de</strong>l juez, realizada conforme a los principios <strong>de</strong> lasana crítica, la que <strong>de</strong>termina el mérito probatorioque pue<strong>de</strong> alcanzar un testimonio <strong>de</strong> esanaturaleza, como lo ha señalado la jurispru<strong>de</strong>ncia<strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> en reiteradas oportunida<strong>de</strong>s, así porejemplo, en el fallo <strong>de</strong> casación <strong>de</strong>l 26 <strong>de</strong> enero<strong>de</strong> 2001, en el que se recordó que:"Si bien es cierto "el testigo <strong>de</strong> oídas, lo único quepue<strong>de</strong> acreditar es la existencia <strong>de</strong> un relato queotra persona le hace sobre unos hechos (…) yque generalmente ese concreto elemento <strong>de</strong>convicción no respon<strong>de</strong> al i<strong>de</strong>al <strong>de</strong> que en elproceso se pueda contar con pruebascaracterizadas por su originalidad, que son lasinmediatas", tampoco "implica lo anterior quedicho mecanismo <strong>de</strong> verificación <strong>de</strong>ba serrechazado; lo que ocurre es que frente a lasespeciales características en prece<strong>de</strong>nciaseñaladas, es necesario estudiar cada caso102___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>particular, analizando <strong>de</strong> manera razonable sucredibilidad <strong>de</strong> acuerdo con las circunstanciaspersonales y sociales <strong>de</strong>l <strong>de</strong>ponente, así comolas <strong>de</strong> la fuente <strong>de</strong> su conocimiento, si se ha <strong>de</strong>tener en cuenta que el testigo <strong>de</strong> oídas no fue elque presenció el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> los sucesos y quepor en<strong>de</strong> no existe un real acercamiento al hechoque se preten<strong>de</strong> verificar" (Sentencia <strong>de</strong> segundainstancia, 29 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 1999…)" (…Cas.10615)".(1)De esa manera, el testimonio indirecto, <strong>de</strong> oídaso <strong>de</strong> referencia, conforme al esquema procesalque rige este caso, pue<strong>de</strong> ser perfectamentevalorado por el juzgador, con arreglo a las pautas<strong>de</strong> la sana crítica y en particular, a las reglas <strong>de</strong>apreciación <strong>de</strong>l testimonio contenidas en elartículo 277 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000, para tratar <strong>de</strong>recrear <strong>de</strong> manera lo más aproximada posible laverdad histórica.Claro que, como también lo ha señalado la <strong>Corte</strong>,por ejemplo en la sentencia <strong>de</strong>l 5 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong>2006(2), ese ejercicio apreciativo <strong>de</strong>mandaespecial cuidado, puesto que la prepon<strong>de</strong>rancia<strong>de</strong> esa especie <strong>de</strong> testimonio surge cuando no esposible lograr la presencia en el proceso <strong>de</strong>ltestigo que tuvo la percepción directa <strong>de</strong>l suceso,ya que cuando se cuenta con el relato <strong>de</strong> éste, elpo<strong>de</strong>r suasorio <strong>de</strong>l primero, <strong>de</strong>l referencial, <strong>de</strong>caenotoriamente.Así, resulta vital <strong>de</strong>terminar las condiciones enque el testigo directo transmitió los datos a quien<strong>de</strong>spués va a dar referencia <strong>de</strong> esa circunstancia,<strong>de</strong> modo que sea posible establecer que loreferido <strong>de</strong> modo indirecto pue<strong>de</strong> llegar a sertrasunto fiel <strong>de</strong> la información vertida a éste por elcognoscente directo.Al efecto, la <strong>de</strong>claración jurada vertida por elagente <strong>de</strong> policía, ratifica fielmente lo consignadoen su informe escrito y <strong>de</strong>limita las circunstanciasen las cuales recibió la información <strong>de</strong> boca <strong>de</strong>ltestigo, sin que se evi<strong>de</strong>ncie alguna posibilidad<strong>de</strong> yerro, extralimitación o cercenamiento <strong>de</strong> loescuchado, que, a<strong>de</strong>más, correspondió alsinceramiento <strong>de</strong> quien observó el uniformadopresa <strong>de</strong>l temor por ocasión <strong>de</strong> las amenazas quepreviamente vertiera en su contra el acusado.Y, para certificar qué fue lo confiado por el testigoy cómo no existe posibilidad <strong>de</strong> confusión odubitación en el señalamiento, el servidor públicoexpresamente anotó: “…a<strong>de</strong>más que para el día<strong>de</strong> los hechos el testigo Wilmer Nieto, tenía lacerteza <strong>de</strong> que la persona que iba en el taxi eraAlex, ya que lo conocía <strong>de</strong>s<strong>de</strong> hacía varios años,porque vivió por el sector”. Nótese, en punto <strong>de</strong>credibilidad e imposibilidad <strong>de</strong> confusión, que elacusado aceptó en su indagatoria conocer conantelación al testigo, en razón <strong>de</strong> la vecindad <strong>de</strong>éste con su suegro, resi<strong>de</strong>nciado, cabe anotar, ensitio cercano al <strong>de</strong> los hechos.Así mismo, la confluencia <strong>de</strong> otra clase <strong>de</strong>medios probatorios, así sea el indiciario, con lacapacidad <strong>de</strong> reforzar las atestaciones <strong>de</strong>l testigo<strong>de</strong> oídas, resulta necesaria <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> lainvestigación, puesto que sólo valorados enconjunto, pue<strong>de</strong>n suministrar elementos aptospara establecer la veracidad <strong>de</strong> lo referido altestigo indirecto.8. El tercer indicio <strong>de</strong>spejado en contra <strong>de</strong>lacusado, remite a su capacidad criminal, que seextracta <strong>de</strong> la sentencia con<strong>de</strong>natoriaejecutoriada que en su contra profiriese la justiciapor un <strong>de</strong>lito violento, precisamente homicidio,cometido en la modalidad preterintencional.Des<strong>de</strong> luego que, agrega la <strong>Corte</strong>, el indicio espertinente y reviste fuerza suasoria en el casoconcreto, dado que el <strong>de</strong>lito aquí atribuido estambién <strong>de</strong> naturaleza violenta, <strong>de</strong>tallando un hilo<strong>de</strong> personalidad común a este tipo <strong>de</strong> agresiones.Por lo <strong>de</strong>más, aunque no constituyen en estrictosentido antece<strong>de</strong>ntes penales, en tanto, no sesoportan en sentencias ejecutoriadas, esnecesario estimar, respecto <strong>de</strong> ese perfil <strong>de</strong>personalidad proclive a pasar por altoelementales normas <strong>de</strong> convivencia social, lasmuchas sindicaciones, documentadas en elexpediente por diversas conductas punibles.9. En la sentencia con<strong>de</strong>natoria proferida porTribunal Superior <strong>de</strong> Barranquilla, se impuso alacusado la pena accesoria <strong>de</strong> inhabilitación parael ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas porun lapso igual a la pena privativa <strong>de</strong> la libertad,esto es 25 años y 2 meses, lo cual <strong>de</strong>sborda ellímite máximo previstos en la ley para esa pena.Los hechos objeto <strong>de</strong>l proceso tuvieronocurrencia el 24 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 2001, fechapara la cual ya regía la Ley 599 <strong>de</strong> 2000, cuyoartículo 51 señala que:“La inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechosy funciones públicas tendrá una duración <strong>de</strong> cinco(5) a veinte (20) años, salvo en el caso <strong>de</strong>l inciso3º <strong>de</strong>l artículo 52.Se excluye <strong>de</strong> esta regla las penas impuestas aservidores públicos con<strong>de</strong>nados por <strong>de</strong>litoscontra el patrimonio <strong>de</strong>l Estado, en cuyo caso seaplicará el inciso 5º <strong>de</strong>l artículo 122 <strong>de</strong> laConstitución Política...”A su vez, el citado inciso 3º <strong>de</strong>l artículo 52,preceptúa que:“En todo caso, la pena <strong>de</strong> prisión conllevará laaccesoria <strong>de</strong> interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funcionespúblicas, por un tiempo igual al <strong>de</strong> la pena queacce<strong>de</strong> y hasta por una tercera parte más, sinexce<strong>de</strong>r el máximo fijado en la ley, sin perjuicio<strong>de</strong> la excepción a que alu<strong>de</strong> el inciso 2º <strong>de</strong>lartículo 51”.103___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Por lo tanto, la excepción a que alu<strong>de</strong> el inciso 1º<strong>de</strong>l artículo 51 hace referencia a los topes mínimoy máximo <strong>de</strong> la pena <strong>de</strong> inhabilitación para elejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicascuando se imponga como accesoria a la <strong>de</strong>prisión, en cuyo caso el mínimo no pue<strong>de</strong> serinferior a los cinco (5) años establecidos en elmismo precepto, por estar supeditada al tiempo<strong>de</strong> duración <strong>de</strong> la pena privativa <strong>de</strong> la libertad,evento en el cual, sin embargo, el legisladorautorizó imponer hasta una tercera parte más,recabándose que en ningún evento pue<strong>de</strong>superar “el máximo fijado en la ley”, es <strong>de</strong>cir, 20años.La anterior apreciación permite concluir que,in<strong>de</strong>fectiblemente, la pena máxima para lainhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos yfunciones públicas cuando se impone comoaccesoria y no se está frente a un servidorpúblico con<strong>de</strong>nado por <strong>de</strong>lito contra el patrimonio<strong>de</strong>l Estado (inciso 2º <strong>de</strong>l artículo 51), será <strong>de</strong> 20años, incluso para aquellos eventos en que elinciso 3º <strong>de</strong>l artículo 52 í<strong>de</strong>m autoriza imponerhasta “una tercera parte más” <strong>de</strong> la pena privativa<strong>de</strong> la libertad a la que acce<strong>de</strong>, ya que, en todocaso, <strong>de</strong>berá respetarse el límite establecido porel inciso 1º, dada la especificidad y claridad en su<strong>de</strong>finición, pues no <strong>de</strong> otra forma se explicaría lareiteración relativa a que no podrá exce<strong>de</strong>r ellímite legal expresada en el inciso final <strong>de</strong>lartículo 52 que a su vez autoriza a imponerla porencima <strong>de</strong>l lapso establecido para la restrictiva <strong>de</strong>la libertad.A esta misma conclusión arribó la <strong>Corte</strong>Constitucional cuando examinó laconstitucionalidad <strong>de</strong>l inciso 1º <strong>de</strong>l artículo 51 <strong>de</strong>lCódigo Penal <strong>de</strong> 2000 frente a la legitimidad <strong>de</strong>llegislador para restringir el <strong>de</strong>recho a ejercerfunciones públicas, al señalar:“En el tercer inciso, el mismo artículo disponeque, “en todo caso, la pena <strong>de</strong> prisión conllevarála accesoria <strong>de</strong> inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong><strong>de</strong>rechos y funciones públicas” y señala que suduración es la <strong>de</strong>l mismo tiempo <strong>de</strong> la <strong>de</strong> la pena<strong>de</strong> prisión impuesta y hasta por una tercera partemás, sin exce<strong>de</strong>r el máximo fijado en la ley, -es<strong>de</strong>cir 20 años según el artículo 51 referido- , sinperjuicio <strong>de</strong> lo dispuesto en el último inciso <strong>de</strong>lartículo 122 <strong>de</strong> la Constitución - es <strong>de</strong>cir <strong>de</strong>aquellos casos en que se trata <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito contrael patrimonio <strong>de</strong>l Estado, caso en el cual lainhabilidad para el <strong>de</strong>sempeño <strong>de</strong> funcionespúblicas será permanente.(...).Así las cosas, pue<strong>de</strong> concluirse que el legisladorha dispuesto que: i) el juez penal está obligado aimponer como pena accesoria la <strong>de</strong> inhabilitaciónpara el ejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funcionespúblicas, siempre que se imponga la pena <strong>de</strong>prisión; ii) la imposición <strong>de</strong> ésta sanción traecomo consecuencia privar al penado <strong>de</strong> lafacultad <strong>de</strong> elegir y ser elegido, <strong>de</strong>l ejercicio <strong>de</strong>cualquier otro <strong>de</strong>recho político, función pública,dignida<strong>de</strong>s y honores que confieren las entida<strong>de</strong>soficiales, iii) la duración <strong>de</strong> la pena podrá ser lamisma <strong>de</strong> la <strong>de</strong> la pena <strong>de</strong> prisión impuesta yhasta una tercera parte más, sin exce<strong>de</strong>r elmáximo fijado en la ley, -es <strong>de</strong>cir 20 años- sinperjuicio <strong>de</strong> lo que prevé la Constitución para elcaso <strong>de</strong> la con<strong>de</strong>na por <strong>de</strong>litos contra elpatrimonio <strong>de</strong>l Estado. iv) la imposición <strong>de</strong> lapena exige una fundamentación explícita sobrelos motivos <strong>de</strong> la <strong>de</strong>terminación cualitativa ycuantitativa <strong>de</strong> la misma, <strong>de</strong> conformidad con elartículo 59 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000, v) la personacon<strong>de</strong>nada a la pena <strong>de</strong> inhabilitación para elejercicio <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas, comoconsecuencia <strong>de</strong> haber recibido pena <strong>de</strong> prisión,pue<strong>de</strong> solicitar su rehabilitación para el ejercicio<strong>de</strong> dichos <strong>de</strong>rechos y funciones en los términos<strong>de</strong>l artículo 92 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000; vi) <strong>de</strong>acuerdo con el artículo 53 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000la pena <strong>de</strong> inhabilitación para el ejercicio <strong>de</strong><strong>de</strong>rechos y funciones públicas se aplicará yejecutará simultáneamente con la pena <strong>de</strong>prisión.”(3) (Se ha resaltado).Ante esa situación y teniendo en cuenta que, <strong>de</strong>conformidad con lo preceptuado en el artículo 29<strong>de</strong> la Constitución Política, “nadie podrá serjuzgado sino conforme a leyes preexistentes alacto que se le imputa”, norma que contempla elprincipio <strong>de</strong> legalidad <strong>de</strong> las penas y, por lomismo, protege la libertad individual frente a laarbitrariedad <strong>de</strong> los funcionarios judiciales ygarantiza los principios <strong>de</strong> seguridad jurídica y <strong>de</strong>igualdad ante la ley,(4) surge claro que la penaaccesoria que se le impuso al procesado lesionael citado principio <strong>de</strong> legalidad.____________________________________(1) Sentencia <strong>de</strong>l 26 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 2006. Rad. 21791.(2) Radicado No. 23.960(3) Sentencia C-329 <strong>de</strong>l 29 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> 2003104___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZSentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: No casa, casa parcialmente y <strong>de</strong> oficio, modifica la penaaccesoriaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong> Distrito JudicialCIUDAD: BarranquillaPROCESADO: BERDUGO BONILLA, ALEX DE JESUSDELITOS: Homicidio agravado, Porte ilegal <strong>de</strong> arma <strong>de</strong> fuego <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa personalPROCESO : 27508Fin105___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30305DR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANTESTIMONIO-Apreciación probatoria: Cuandohay varias versiones <strong>de</strong> un mismo testigo/TESTIMONIO-Del menor: Apreciación probatoria/DICTAMEN PERICIAL-Criterios para suapreciación/ TESTIMONIO-Del menor: Aversiónhacia el victimario/ ACTO SEXUAL CON MENORDE 14 AÑOS-Diferencias con la injuria por vías<strong>de</strong> hecho/ INJURIA POR VIAS DE HECHO-Diferencias con los actos sexuales con menor <strong>de</strong>14 años/ NIÑOS-Marco jurídico <strong>de</strong> su protecciónprevalente/ ACTO SEXUAL CON MENOR DE 14AÑOS-Zonas erógenas/ ACTO SEXUALABUSIVO-Zonas erógenas1. Una a<strong>de</strong>cuada valoración <strong>de</strong>l testimonio exigeal funcionario tener en cuenta los principios <strong>de</strong> lasana crítica y para ello habrá <strong>de</strong> apreciar lopercibido por el <strong>de</strong>clarante, su estado <strong>de</strong> sanidady los sentidos por los cuales tuvo la percepción,así como las circunstancias <strong>de</strong> tiempo y modo <strong>de</strong>la captación y su personalidad.2. Cuando <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> un proceso una mismapersona rin<strong>de</strong> varias versiones, la regla <strong>de</strong>experiencia enseña que bien pue<strong>de</strong>n no coincidiren estricto sentido unas y otras. Es más, unaperfecta coinci<strong>de</strong>ncia podría conducir a tener eltestimonio como preparado o aleccionado. Lasposibles contradicciones en que haya incurrido noson suficientes para restarle todo mérito, pues"en tales eventos el sentenciador goza <strong>de</strong> lafacultad para <strong>de</strong>terminar, con sujeción a losparámetros <strong>de</strong> la sana crítica, sin son verosímilesen parte, o que todas son increíbles o que algunao algunas <strong>de</strong> ellas tienen aptitud para revelar laverdad <strong>de</strong> lo acontecido" . Por manera que si el<strong>de</strong>clarante converge en los aspectos esenciales,el juzgador no podrá <strong>de</strong>scartar sus dichos.3. Conviene recordar que, tal como lo hasostenido la <strong>Corte</strong>, el testimonio <strong>de</strong> los menoresestá sujeto, en su valoración, como lo estácualquier otro testimonio a los postulados <strong>de</strong> lasana crítica y a su confrontación con los <strong>de</strong>máselementos probatorios. Concretamente,tratándose <strong>de</strong> testimonios rendidos por menores<strong>de</strong> edad que han sido objeto <strong>de</strong> abusos sexuales4. La Sala admite que una prueba pericial nopue<strong>de</strong> ser valorada <strong>de</strong> manera aislada, puesconforme a las reglas <strong>de</strong> apreciación probatoriaha <strong>de</strong> ser mirada en conjunto con los <strong>de</strong>máselementos probatorios obrantes en el proceso.Empero, si como se indicó no hubocontradicciones en el testimonio <strong>de</strong> la menor ysus dichos guardan coherencia en lo esencial, esinviable <strong>de</strong>scartar <strong>de</strong> tajo la prueba técnica.El dictamen pericial permite aportar al procesoelementos técnicos, científicos o artísticos, asícomo máximas <strong>de</strong>l conocimiento que escapan alsaber <strong>de</strong>l juez, y tiene como propósito ilustrarlo almomento <strong>de</strong> realizar la valoración conjunta <strong>de</strong> loselementos probatorios, acudiendo siempre alcriterio <strong>de</strong> la sana crítica.En consecuencia, una acertada apreciación <strong>de</strong>los dictámenes sexológico forense y psicólogoforense exigían <strong>de</strong>l Tribunal realizar respecto <strong>de</strong>los mismos una evaluación juiciosa y cotejarloscon el resto <strong>de</strong>l plexo probatorio a través <strong>de</strong> unexamen lógico racional, que como bien lo <strong>de</strong>stacóel Ministerio Público, no hizo. Simplemente y enforma escueta los abordó para <strong>de</strong>scartarlos,cuando esas pericias confirman la veracidad <strong>de</strong>las manifestaciones hechas por la menor.5. Se <strong>de</strong>sconoció la regla <strong>de</strong> la experiencia,según la cual la víctima toma aversión por quienla lastima y busca apoyo en sus seres queridosmayores.De allí surge que cuando la menor advirtió lapresencia <strong>de</strong> Rocha Segura en el parque, mostrótemor y <strong>de</strong>seos <strong>de</strong> retirarse <strong>de</strong>l lugar don<strong>de</strong> seencontraba con su abuelo. La experiencia enseñaque cuando una mujer -con mayor razón si esmenor <strong>de</strong> edad- es abusada sexualmente o hasufrido manoseos sexuales y con posterioridadvuelve a ver a su victimario, muestra temor,recelo y rechazo, y que los niños intentan buscarprotección en otras personas <strong>de</strong> edad mayor a lasuya.De manera que la actitud adoptada por la menor(el temor) es producto <strong>de</strong>l miedo nacido en ellacon ocasión <strong>de</strong>l tocamiento injusto y reprochablepenalmente realizado por el procesado mesesantes.6. El apo<strong>de</strong>rado judicial <strong>de</strong>l procesado, en suintervención <strong>de</strong> no recurrente, plantea atipicidad<strong>de</strong> la conducta porque "un toque <strong>de</strong> glúteos" noconstituye actos sexuales, y a lo sumo alcanzaríala connotación <strong>de</strong> injuria por vías <strong>de</strong> hecho, queobligaría a <strong>de</strong>clarar la nulidad <strong>de</strong> lo actuado.La <strong>Corte</strong> empren<strong>de</strong>rá el estudio <strong>de</strong> fondo <strong>de</strong>lasunto <strong>de</strong>bido a que, <strong>de</strong> asistirle razón, habríalugar a <strong>de</strong>clarar la nulidad <strong>de</strong> lo actuado tal comose ha procedido en pretéritas oportunida<strong>de</strong>s.7. En consi<strong>de</strong>ración a la edad <strong>de</strong> la víctimaemerge indispensable hacer una aproximación al106___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>tema <strong>de</strong> la protección prevalente <strong>de</strong> los niños enel marco <strong>de</strong> la Constitución, <strong>de</strong> los tratadosinternacionales y <strong>de</strong> la ley.La protección especial <strong>de</strong> los menores <strong>de</strong> eda<strong>de</strong>s un aspecto <strong>de</strong> gran relevancia constitucional.El Constituyente <strong>de</strong> 1991 (artículo 44) se cuidó enconsagrar y garantizar no sólo la índolefundamental <strong>de</strong> sus <strong>de</strong>rechos y su prevalenciasobre los <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> los <strong>de</strong>más, sino también laprotección <strong>de</strong> la cual <strong>de</strong>ben ser objeto. Por elloestableció el compromiso que tiene la familia, lasociedad y el Estado <strong>de</strong> asistir y protegerlos a fin<strong>de</strong> garantizarles su <strong>de</strong>sarrollo armónico e integraly el ejercicio pleno <strong>de</strong> sus <strong>de</strong>rechos.Esa protección es aún más profunda ysignificativa a nivel internacional. El PactoInternacional <strong>de</strong> Derechos Civiles y Políticos , y laConvención Americana sobre DerechosHumanos o Pacto <strong>de</strong> San José <strong>de</strong> Costa Ricaprevén que todo niño tiene <strong>de</strong>recho a las medidas<strong>de</strong> protección que su condición <strong>de</strong> menorrequiere, tanto por parte <strong>de</strong> su familia como <strong>de</strong> lasociedad y <strong>de</strong>l Estado.En el Preámbulo <strong>de</strong> la Convención sobre losDerechos <strong>de</strong>l Niño se reconoce la falta <strong>de</strong>madurez física y mental <strong>de</strong>l niño y se establece,en consecuencia, la necesidad <strong>de</strong> protección ycuidado especiales, incluso la <strong>de</strong>bida protecciónlegal tanto antes como <strong>de</strong>spués <strong>de</strong>l nacimiento.En dicho instrumento se impone que las medidasque adopten los tribunales y las autorida<strong>de</strong>slegislativas, entre otras, <strong>de</strong>berán consi<strong>de</strong>rarprimordialmente el interés superior <strong>de</strong>l niño , y secompromete a los Estados para que adoptenmedidas legislativas apropiadas para proteger alniño contra toda forma <strong>de</strong> perjuicio o abuso físico,mental o sexual .Es evi<strong>de</strong>nte la importancia que la normatividadinternacional reconoce al principio <strong>de</strong> primacía<strong>de</strong>l interés superior <strong>de</strong>l menor, respecto <strong>de</strong>l cualla <strong>Corte</strong> Interamericana <strong>de</strong> Derechos Humanosha manifestado que "se funda en la dignidadmisma <strong>de</strong>l ser humano, en las característicaspropias <strong>de</strong> los niños, y en la necesidad <strong>de</strong>propiciar el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> éstos, con plenoaprovechamiento <strong>de</strong> sus potencialida<strong>de</strong>s asícomo en la naturaleza y alcances <strong>de</strong> laConvención sobre los Derechos <strong>de</strong>l Niño". Asímismo, que la expresión interés superior implicaque el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l niño y "el ejercicio pleno <strong>de</strong>sus <strong>de</strong>rechos <strong>de</strong>ben ser consi<strong>de</strong>rados comocriterios rectores para la elaboración <strong>de</strong> normas yla aplicación <strong>de</strong> éstas en todos los ór<strong>de</strong>nesrelativos a la vida <strong>de</strong>l niño" .En or<strong>de</strong>n a cumplir con varios <strong>de</strong> los propósitosreseñados el legislador ha tipificado como <strong>de</strong>litosautónomos algunas conductas cometidas sobremenores <strong>de</strong> edad y otros en los que agrava lapena prevista cuando la víctima sea un menor ocuando se realice con su intervención .8. La "cola" es una zona erógena que <strong>de</strong>spiertareacciones físicas. Se ha entendido por zonaerógena "toda parte <strong>de</strong>l cuerpo susceptible <strong>de</strong> serlugar <strong>de</strong> una excitación sexual" . Así mismo se ha<strong>de</strong>stacado que "aparte <strong>de</strong> la boca y <strong>de</strong> losgenitales, que son las zonas que másfrecuentemente entran en contacto, otrossectores se convierten igualmente y con facilida<strong>de</strong>n zonas <strong>de</strong> estimulación y excitación (senos,cuello, nalgas, orejas, ombligo…)" . Subraya laSala.La doctrina ha <strong>de</strong>stacado que el carácter erótico<strong>de</strong> una zona la da, en cierta medida, el agresor, yse ha puesto el ejemplo <strong>de</strong> tocar los zapatos <strong>de</strong>una mujer o tirarle una trenza, para imaginar unfetichista cuyo impulso sexual se orienta a esaclase <strong>de</strong> actos. Sin embargo, es preciso noolvidar el fin lúbrico <strong>de</strong> la acción:"…<strong>de</strong>s<strong>de</strong> un punto subjetivo y por usar la propiaterminología jurídica, tal conducta constituyeindudablemente un acto lascivo, porque medianteel mismo el agresor <strong>de</strong>scarga su tensión sexual,pero, en cambio, objetivamente hablando, es<strong>de</strong>cir, según las pautas culturales <strong>de</strong> lacomunidad e incluso <strong>de</strong> la propia víctima, aquellono pue<strong>de</strong> pasar <strong>de</strong> ser una simple gamberradacon la consiguiente risa o susto. (…) Íntimamenteligado a este problema se halla la cuestión <strong>de</strong> laintencionalidad o "fin lúbrico" <strong>de</strong> la acción, taldifícil <strong>de</strong> probar en algunos casos" ._____________________________________1-.Sentencia <strong>de</strong> casación <strong>de</strong>l 11 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> 2001,radicado 16.471.107___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. AUGUSTO JOSE IBAÑEZ GUZMANSentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Si casa, confirma fallo con<strong>de</strong>natorio <strong>de</strong> primera instanciaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong> Distrito JudicialCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: ROCHA SEGURA, JUAN CARLOSDELITOS: Acto sexual con menor <strong>de</strong> 14 años agravadoPROCESO : 30305Aclaración <strong>de</strong> votoDR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROFin108___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 29678DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROVIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso raciocinio: Concepto/TESTIMONIO-Del menor: I<strong>de</strong>ntificación <strong>de</strong>personas/ TESTIMONIO-Del menor: No requiere<strong>de</strong> ratificación ante funcionario judicial/ IN DUBIOPRO REO-Naturaleza <strong>de</strong> la duda que transcien<strong>de</strong>en casación/ TESTIMONIO-De ninguna clase <strong>de</strong>personas está sometido a tarifa legal/ PRUEBA-Apreciación probatoria1. Cuando se postula un error <strong>de</strong> hecho por falsorazonamiento, el <strong>de</strong>mandante <strong>de</strong>be <strong>de</strong>mostrarque en la tarea <strong>de</strong> contemplar el mérito <strong>de</strong> laspruebas, el fallador vulneró los postulados <strong>de</strong> lasana crítica (ciencia, lógica, experiencia, sentidocomún), y que este error <strong>de</strong> juicio lo llevó a haceruna <strong>de</strong>claración <strong>de</strong> verdad que difiere <strong>de</strong> la querevela el proceso:2. Se apartó el juzgador <strong>de</strong> segunda instancia <strong>de</strong>la más elemental regla <strong>de</strong>l sentido común y <strong>de</strong> laexperiencia, cual es la capacidad <strong>de</strong> un niño <strong>de</strong>condiciones psíquicas normales (<strong>de</strong> dos y medioaños <strong>de</strong> edad para entonces) para i<strong>de</strong>ntificar aplenitud a las personas con quienes mantienerelación directa, bien por razones <strong>de</strong> familiaridado por razones <strong>de</strong>l cuidado que les brindan en loshogares infantiles (jardines).3. Otro <strong>de</strong> los factores para afianzar laincertidumbre, según el Tribunal, es el hecho <strong>de</strong>que la niña "no ratificó ante un funcionariojudicial" las imputaciones.Razonamiento anodino sin lugar a dudas, pues,la incertidumbre no pue<strong>de</strong> tener ese referentecomo factor que la <strong>de</strong>termine. La Sala <strong>de</strong>beprecisar que el sistema judicial no exige al niñoratificar su queja ante funcionario judicial algunocomo condición para fundamentar (o excluir) eljuicio <strong>de</strong> responsabilidad.La fuente <strong>de</strong>l conocimiento, bien sea directa -como el testimonio <strong>de</strong> la víctima-, o bien indirecta,como el testimonio (<strong>de</strong> oídas) <strong>de</strong> quienesacce<strong>de</strong>n al conocimiento, tiene que apreciarse <strong>de</strong>conformidad con el sistema <strong>de</strong> persuasiónracional:Con la naturalidad y la candi<strong>de</strong>z propios <strong>de</strong> laedad <strong>de</strong> la víctima (2 años y ocho meses <strong>de</strong>edad), la niña les contó tanto a su abuela, a sumamá y al médico legista que "el papá <strong>de</strong> Vivianame cogió la cuquita", se tocó el área genital,movió los <strong>de</strong>dos y refirió que le dolió (véase<strong>de</strong>nuncia, folios 2 - 5 /;folios 8 y 9 / 1).dictamen sexológico,Tratándose <strong>de</strong> menores víctimas <strong>de</strong> agresiones,el sistema judicial penal requiere <strong>de</strong>l apoyo <strong>de</strong>personal auxiliar, psicólogos, médicos, técnicos,peritos, funcionarios que fungen como fuentedirecta <strong>de</strong>l conocimiento <strong>de</strong> los hechos, cuyoaporte se constituye en medio <strong>de</strong> convicciónapreciable; el recaudo <strong>de</strong>l medio <strong>de</strong> conviccióncon el apoyo logístico <strong>de</strong> las cámaras <strong>de</strong> gesselles el más apropiado en estos casos.En síntesis, el Juez colectivo incurrió en erráticorazonamiento cuando se sustrajo a contemplar lacoherencia <strong>de</strong>l dicho <strong>de</strong> la niña, lasmanifestaciones físicas <strong>de</strong> dolor (obsérvese elrelato <strong>de</strong> la <strong>de</strong>nunciante) y los resultados <strong>de</strong>lexamen sexológico con el argumento <strong>de</strong> que lavíctima no <strong>de</strong>claró ante el funcionario judicial loshechos que <strong>de</strong> manera coherente reveló a suabuela, a su mamá y al médico legista:"Al examen genital se observa e<strong>de</strong>ma y eritema<strong>de</strong>l área vulvar, dos laceraciones leves al lado ylado <strong>de</strong> la cara interna <strong>de</strong> labios menores, estehallazgo es compatible con el relato dado por lamenor…". (fl. 9).A partir <strong>de</strong> esa relación probatoria (cuya legalidadno se discute) el Tribunal estaba en la obligación<strong>de</strong> realizar un serio juicio <strong>de</strong> responsabilidad a laconducta <strong>de</strong>l imputado, pues contaba con datossuministrados por la fuente directa <strong>de</strong>lconocimiento <strong>de</strong> los hechos que le aportabaninformación obtenida a través <strong>de</strong> la experiencia y<strong>de</strong> la ciencia. Esto dijo la madre <strong>de</strong> la niña:"La doctora (se refiere a la médico que examinó ala niña) me dijo que los niños a esa edad noinventan ese tipo <strong>de</strong> actividad sexual porque ellosno conocen la sexualidad". (Folio 4 / 1).Esa articulación <strong>de</strong> los medios <strong>de</strong> conocimientoera suficiente, en criterio <strong>de</strong> la Sala, paracontemplar las pruebas <strong>de</strong> cargo y nofundamentar la incertidumbre con base en exigira la víctima que ratificara la <strong>de</strong>nuncia ante unfuncionario judicial y negarle vali<strong>de</strong>z tanto alaporte <strong>de</strong>l médico legista y <strong>de</strong> las personas queconocieron el caso, como si esas fuentesindirectas <strong>de</strong>l conocimiento tuviesen tarifaprobatoria negativa.109___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>4. El hallazgo físico (apariencia rojiza <strong>de</strong> la zonagenital <strong>de</strong> la víctima) coinci<strong>de</strong> a plenitud con laversión que dio la niña como causa <strong>de</strong>l mismo yexcluye la pañalitis, pues, ningún tipo <strong>de</strong> registros<strong>de</strong>jó la experticia en tal sentido. (Folios 8 y 9).Con todo, a soslayo <strong>de</strong>l <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> apreciar laspruebas <strong>de</strong>l proceso <strong>de</strong> manera articulada ycoherente, el Tribunal <strong>de</strong> Bogotá invocóargumentos fútiles para crear un estado dudosototalmente inexistente, en tanto que no presentóargumento serio alguno, con referente probatoriocierto que le permitiera especular hipótesisalternativas al <strong>de</strong>sarreglo en la zona genital quepresentó la víctima (<strong>de</strong>saseo, pañalitis, actos <strong>de</strong>autoerotismo infantil, sugestión <strong>de</strong> la madre,persuasión a la víctima para que sin razónincriminara al acusado, etc.).5. Por la importancia <strong>de</strong>l tema sustancial <strong>de</strong> la<strong>de</strong>manda (apreciación <strong>de</strong>l testimonio <strong>de</strong> losniños), la Sala ratifica el criterio pacífico según elcual, los testimonios <strong>de</strong> menores, <strong>de</strong> personas <strong>de</strong>la tercera edad, o <strong>de</strong> seres humanos que puedantener la condición <strong>de</strong> disminuidos físicos,sensoriales o psíquicos, o alguna condición moralque pueda <strong>de</strong>scalificarlos socialmente (diversidadsexual, cultural, condición social, profesión, raza,etc.) no están condicionadas a ningún tipo <strong>de</strong>tarifa (positiva o negativa) por la mera condición<strong>de</strong>l testigo."De acuerdo con investigaciones <strong>de</strong> innegablecarácter científico, se ha establecido que cuandoel menor es la víctima <strong>de</strong> atropellos sexuales sudicho adquiere una especial confiabilidad. Unaconnotada tratadista en la materia ha señaladoen sus estudios lo siguiente:"Debemos resaltar, que una gran cantidad <strong>de</strong>investigación científica, basada en evi<strong>de</strong>nciaempírica, sustenta la habilidad <strong>de</strong> los niños/aspara brindar testimonio <strong>de</strong> manera acertada, en elsentido <strong>de</strong> que, si se les permite contar su propiahistoria con sus propias palabras y sus propiostérminos pue<strong>de</strong>n dar testimonios altamenteprecisos <strong>de</strong> cosas que han presenciado oexperimentado, especialmente si sonpersonalmente significativas o emocionalmentesalientes [sic] para ellos. Es importante <strong>de</strong>tenerseen la <strong>de</strong>scripción <strong>de</strong> los <strong>de</strong>talles y obtener lahistoria más <strong>de</strong> una vez ya que el relato pue<strong>de</strong>variar o pue<strong>de</strong> emerger nueva información. Estoshallazgos son vale<strong>de</strong>ros aún para niños <strong>de</strong> edadpreescolar, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> los dos años <strong>de</strong> edad. Losniños pequeños pue<strong>de</strong>n ser lógicos acerca <strong>de</strong>acontecimientos simples que tienen importanciapara sus vidas y sus relatos acerca <strong>de</strong> taleshechos suelen ser bastante precisos y bienestructurados. Los niños pue<strong>de</strong>n recordaracertadamente hechos rutinarios que ellos hanexperimentado tales como ir a un restaurante,darse una vacuna, o tener un cumpleaños, comoasí también algo reciente y hechos únicos. Porsupuesto, los hechos complejos (o relacionescomplejas con altos niveles <strong>de</strong> abstracción oinferencias) presentan dificultad para los niños. Silos hechos complejos pue<strong>de</strong>n separarse ensimples, en unida<strong>de</strong>s más manejables, los relatos<strong>de</strong> los niños suelen mejorar significativamente.Aún el recuerdo <strong>de</strong> hechos que sonpersonalmente significativos para los niñospue<strong>de</strong>n volverse menos <strong>de</strong>tallistas a través <strong>de</strong>largos períodos <strong>de</strong> tiempo."Los niños tienen dificultad en especificar eltiempo <strong>de</strong> los sucesos y ciertas características <strong>de</strong>las personas tales como la edad <strong>de</strong> la persona,altura, o peso. También pue<strong>de</strong>n ser llevados adar un falso testimonio <strong>de</strong> abuso ya que, comolos adultos, pue<strong>de</strong>n ser confundidos por el uso <strong>de</strong>preguntas sugestivas o ten<strong>de</strong>nciosas. Por ej. eluso <strong>de</strong> preguntas dirigidas pue<strong>de</strong> llevar a erroresen los informes <strong>de</strong> los niños, pero es más fácilconducir erróneamente a los niños acerca <strong>de</strong>ciertos tipos <strong>de</strong> información que acerca <strong>de</strong> otros.Por ejemplo, pue<strong>de</strong> ser relativamente fácil <strong>de</strong>sviara un niño <strong>de</strong> 4 años en los <strong>de</strong>talles tales como elcolor <strong>de</strong> los zapatos u ojos <strong>de</strong> alguien, pero esmucho más difícil <strong>de</strong>sviar al mismo niño acerca<strong>de</strong> hechos que le son personalmentesignificativos tales como si fue golpeado o<strong>de</strong>svestido. La entrevista técnicamente malconducida es una causa principal <strong>de</strong> falsas<strong>de</strong>nuncias."Habrá que captar el lenguaje <strong>de</strong>l niño yadaptarse a él según su nivel <strong>de</strong> maduración y<strong>de</strong>sarrollo cognitivo para facilitar la comunicación<strong>de</strong>l niño. Por ej. los niños pequeños pue<strong>de</strong>nrespon<strong>de</strong>r solamente aquella parte <strong>de</strong> la preguntaque ellos entien<strong>de</strong>n, ignorando las otras partesque pue<strong>de</strong>n ser cruciales para el interés <strong>de</strong>ladulto. Por lo tanto es conveniente usar frasescortas, palabras cortas, y especificar lasignificación <strong>de</strong> las palabras empleadas. Losentrevistadores también necesitan tener encuenta que, a veces, la información que los niñosintentan aportar es certera, pero su informeacerca <strong>de</strong> esto pue<strong>de</strong> parecer no solo errónea,sino excéntrica (burda) para un adulto. Porejemplo, un chico pue<strong>de</strong> <strong>de</strong>cir que "un perrovolaba" sin <strong>de</strong>cir al entrevistador que era unmuñeco que él pretendía que pudiera volar."El diagnóstico <strong>de</strong>l Abuso Sexual Infantil se basafuertemente en la habilidad <strong>de</strong>l entrevistador parafacilitar la comunicación <strong>de</strong>l niño, ya quefrecuentemente es reacio a hablar <strong>de</strong> la situaciónabusiva ["Violencia familiar y abuso sexual",capítulo "Abuso sexual infantil", Compilación <strong>de</strong>Viar y Lamberte, Ed. Universidad <strong>de</strong>l MuseoSocial <strong>de</strong> Argentina, 1998]."A partir <strong>de</strong> investigaciones científicas como laanterior, se infiere que el dicho <strong>de</strong>l menor, por lanaturaleza <strong>de</strong>l acto y el impacto que genera en sumemoria, adquiere gran credibilidad cuando es lavíctima <strong>de</strong> abusos sexuales"6. El criterio que orienta la apreciación <strong>de</strong> laspruebas en materia penal es el <strong>de</strong> la persuasión110___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>racional o sana crítica, según el cual, las pruebas<strong>de</strong>ben ser apreciadas en conjunto, <strong>de</strong> formaarticulada con los <strong>de</strong>más elementos probatorios yevi<strong>de</strong>ncias <strong>de</strong>l proceso, <strong>de</strong> acuerdo con las reglas<strong>de</strong> la lógica, <strong>de</strong> la ciencia, <strong>de</strong> la experiencia y <strong>de</strong>lsentido común, y en todo caso, bajo la condiciónfuncional al juez <strong>de</strong> exponer <strong>de</strong> manera razonableel mérito que les asigna, en la medida que todasentencia <strong>de</strong>be tener una "fundamentaciónfáctica, probatoria y jurídica con i<strong>de</strong>ntificación <strong>de</strong>los motivos <strong>de</strong> estimación y <strong>de</strong>sestimación <strong>de</strong> laspruebas válidamente admitidas en el juicio" .(Cfr. artículos 254 <strong>de</strong>l Decreto 2700 <strong>de</strong> 1991;artículos 238 y 282 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000;artículos 126, 380, 381 <strong>de</strong> la Ley 906 <strong>de</strong> 2004).MAGISTRADO PONENTE:DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROSentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Si casa, revoca y con<strong>de</strong>naPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong> Distrito JudicialCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: ESTUPIÑAN AMAYA, JOSE EMELIASDELITOS: Acto sexual abusivo con incapaz <strong>de</strong> resistirPROCESO : 29678Fin111___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 18029DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZPECULADO CULPOSO-Deber objetivo <strong>de</strong>cuidado/ CULPA-Noción/ PECULADOCULPOSO-Deber objetivo <strong>de</strong> cuidado en materia<strong>de</strong> contratación/ PECULADO CULPOSO-Responsabilidad <strong>de</strong>l funcionario que asignatareas a sus empleados/ PECULADOCULPOSO-Comparación <strong>de</strong> precios <strong>de</strong> mercado/PECULADO CULPOSO-Responsabilidad <strong>de</strong>lfuncionario que asigna tareas a sus empleados/PECULADO CULPOSO-Principio <strong>de</strong> confianza/PECULADO CULPOSO-Deber objetivo <strong>de</strong>cuidado en materia <strong>de</strong> contratación/ PECULADOCULPOSO-Antijuridicidad <strong>de</strong> la conducta: Bienjurídico tutelado/ CONTRATACIONADMINISTRATIVA-Bien jurídico protegido/DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIONPUBLICA-Responsabilidad <strong>de</strong> los directivos <strong>de</strong>las entida<strong>de</strong>s/ PECULADO CULPOSO-Favorabilidad arresto/ DOSIFICACIONPUNITIVA-Sistema <strong>de</strong> <strong>cuarto</strong>s es más favorable/DOSIFICACIONPUNITIVA-Concurso/PECULADO CULPOSO-Dosificación punitiva/MULTA-Determinación: Concurso <strong>de</strong> conductaspunibles/ MULTA-Dosificación/ INHABILITACIONPARA EL EJERCICIO DE DERECHOS YFUNCIONES PUBLICAS-Carácter permanente/PERJUICIOS MORALES-Personas jurídicas <strong>de</strong><strong>de</strong>recho público/ SUSPENSION CONDICIONALDE LA EJECUCION DE LA PENA-El juzgador encada caso <strong>de</strong>be observar la concurrenciaequilibrada <strong>de</strong> los fines <strong>de</strong> la pena1. En esa dirección, se tiene en primer términoque para la fecha en la cual se celebraron loscontratos 819 <strong>de</strong>l 8 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 1999 y 951 <strong>de</strong>l 14<strong>de</strong> julio <strong>de</strong>l mismo año, (….) se <strong>de</strong>sempeñabacomo Representante a la Cámara y había sido<strong>de</strong>signado como Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> esa Corporación(1).En virtud <strong>de</strong> esta última calidad, ostentaba larepresentación legal <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong>Representantes y era su or<strong>de</strong>nador <strong>de</strong>l gasto, es<strong>de</strong>cir, el funcionario facultado para comprometerpatrimonialmente a la entidad con cargo a supresupuesto como así se establece en losartículos 41 numeral 3° y 43 numerales 1° y 7° <strong>de</strong>la Ley 5a <strong>de</strong> 1992, en concordancia con elartículo 110 <strong>de</strong>l Decreto 111 <strong>de</strong> 1996.Igualmente, le competía dirigir licitaciones oconcursos y celebrar contratos en nombre <strong>de</strong> esaCorporación legislativa, conforme al artículo 11,numeral 3° literal b) <strong>de</strong> la ley 80 <strong>de</strong> 1993.De esa manera, sin vacilaciones pue<strong>de</strong>concluirse que el doctor MARTÍNEZ ROSALESa<strong>de</strong>más <strong>de</strong> ostentar la calidad <strong>de</strong> servidorpúblico, tenía asignada en razón <strong>de</strong> la especialposición ocupada en la Cámara <strong>de</strong>Representantes, la cara misión <strong>de</strong> administrarsus recursos, para lo cual, tratándose <strong>de</strong>actuaciones contractuales, estaba obligado aaplicar "las reglas sobre administración <strong>de</strong> bienesajenos" y "los mandatos y postulados quegobiernan una conducta ajustada a la ética y a lajusticia", como así lo or<strong>de</strong>na el artículo 26,numeral 4°, <strong>de</strong> la Ley General <strong>de</strong> ContrataciónPública.De cara a ese marco normativo, era su <strong>de</strong>berfuncional vigilar y controlar la correcta utilización<strong>de</strong>l presupuesto <strong>de</strong> la entidad, <strong>de</strong>biendo para ello,en materia <strong>de</strong> la actividad contractual, adoptar lasprevisiones necesarias llamadas a garantizar sucorrecto <strong>de</strong>stino en virtud <strong>de</strong> los contratos quecon su firma avaló, como también, ocuparse <strong>de</strong>establecer la necesidad <strong>de</strong> éstos y el equilibrio <strong>de</strong>las prestaciones pactadas.2. Demostrada la pérdida <strong>de</strong> dineros públicoscon ocasión <strong>de</strong> los contratos que el procesadocelebró, es menester establecer si dichaconducta le es imputable a título <strong>de</strong> culpa,modalidad comportamental que bien estárecordar, se materializa cuando fruto <strong>de</strong> laviolación <strong>de</strong> un <strong>de</strong>ber objetivo <strong>de</strong> cuidado exigible<strong>de</strong>l autor, se produce el resultado típico yantijurídico, bien porque el agente no previó surealización cuando era previsible, o porque confióen po<strong>de</strong>r evitarlo sin disponer los mediosnecesarios para ello.3. A partir <strong>de</strong> las pruebas recaudadas en laactuación, se tiene probado en grado <strong>de</strong> certezaque el procesado <strong>de</strong>satendió los <strong>de</strong>beres <strong>de</strong>dirección, supervisión y control que le competían,generando con tal conducta el menoscabopatrimonial <strong>de</strong> la entidad.En efecto, se puntualizó en la acusación que lanorma <strong>de</strong> cuidado que <strong>de</strong>bía observar el doctor(….), es la contenida en el artículo 26, numeral4°, <strong>de</strong> la Ley General <strong>de</strong> Contratación <strong>de</strong> laAdministración Pública, atinente al principio <strong>de</strong>responsabilidad, según el cual:"[…] Las actuaciones <strong>de</strong> los servidores públicosestarán presididas por las reglas sobreadministración <strong>de</strong> bienes ajenos y por losmandatos y postulados que gobiernan unaconducta ajustada a la ética y a la justicia".Asimismo, el numeral 5° <strong>de</strong> la disposición en cita,contempla otro imperativo <strong>de</strong> conducta para los112___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>representantes legales <strong>de</strong> las entida<strong>de</strong>s <strong>de</strong><strong>de</strong>recho público, en punto a la actividadcontractual, <strong>de</strong>l siguiente tenor:"[…] La responsabilidad <strong>de</strong> la dirección y manejo<strong>de</strong> la actividad contractual y la <strong>de</strong> los procesos <strong>de</strong>selección será <strong>de</strong>l jefe o representante <strong>de</strong> laentidad, quien no podrá trasladarla a las juntas oconsejos directivos <strong>de</strong> la entidad, ni a lascorporaciones <strong>de</strong> elección popular, a los comitésasesores, ni a los organismos <strong>de</strong> control yvigilancia <strong>de</strong> la misma."(….)La cita <strong>de</strong>l artículo 26 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993, comoaquella contentiva <strong>de</strong>l <strong>de</strong>ber objetivo <strong>de</strong> cuidadoa cargo <strong>de</strong>l procesado, tiene fundamento en quea través suyo se fijan imperativos <strong>de</strong> conductapara quienes, en su calidad <strong>de</strong> servidorespúblicos, les compete intervenir en la gestióncontractual a nombre <strong>de</strong>l Estado, como son loscorrespondientes a la aplicación <strong>de</strong> las reglassobre manejo <strong>de</strong> bienes ajenos, relativas al sumocuidado por emplearse en su uso a fin <strong>de</strong> evitarque se pierda o <strong>de</strong>teriore, como también laaplicación <strong>de</strong> los mandatos y postulados básicospara ajustar la conducta propia a los mínimoséticos.Como es natural enten<strong>de</strong>r, esta norma supone sunecesaria integración con los principios yprocedimientos previstos por el legislador parasatisfacer el interés público a través <strong>de</strong> la materiacontractual, garantizando la publicidad, economíay transparencia <strong>de</strong> sus procesos, resultandoomnicomprensiva <strong>de</strong> las reglas básicasestablecidas para la satisfacción <strong>de</strong>l interésgeneral al que ha <strong>de</strong> servir la contratación estatal.Por lo <strong>de</strong>más, esta postura expresada por la Salano resulta novedosa si se tiene en cuenta que hasido expuesta en otros prece<strong>de</strong>ntes, comosucedió en la sentencia <strong>de</strong>l 16 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong>2003, don<strong>de</strong> alre<strong>de</strong>dor <strong>de</strong>l parámetro legal<strong>de</strong>satendido por un or<strong>de</strong>nador <strong>de</strong>l gasto a quiense reprochó la pérdida <strong>de</strong> recursos públicos a raíz<strong>de</strong> su <strong>de</strong>scuido en las funciones <strong>de</strong> dirección yvigilancia en materia contractual, señaló(2)(…)Incluso, la misma norma citada por la <strong>Corte</strong> comocontentiva <strong>de</strong>l <strong>de</strong>ber objetivo <strong>de</strong> cuidado exigiblea (….), en su condición <strong>de</strong> or<strong>de</strong>nador <strong>de</strong>l gastopúblico, es reconocida como tal por la doctrinanacional:"[…] La utilización <strong>de</strong> bienes <strong>de</strong>l Estado tienemúltiples manifestaciones, especialmente cuando<strong>de</strong> inversión social se trata, siendo la másimportante <strong>de</strong> ellas la contratación estatal,mecanismo que hoy día se constituye en unaarteria rota a través <strong>de</strong> la cual se <strong>de</strong>spilfarra elpatrimonio estatal en razón <strong>de</strong> las ina<strong>de</strong>cuadasinversiones.La Ley 80 <strong>de</strong> 1993 consagra disposiciones muyimportantes en materia <strong>de</strong>l manejo <strong>de</strong> los bienes<strong>de</strong>l Estado por parte <strong>de</strong> los servidores públicos,señalando los <strong>de</strong>beres <strong>de</strong> cuidado mínimos a loscuales se <strong>de</strong>be someter todo aquel que lleve acabo la administración <strong>de</strong> aquellos, puesto que<strong>de</strong>be cumplir con lo normado por los artículos 4,14, a 18 y 24 a 26 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993.(3)"Como viene <strong>de</strong> verse, no se remite a duda laexistencia <strong>de</strong> la norma <strong>de</strong> cuidado a cargo <strong>de</strong>lprocesado, como tampoco su <strong>de</strong>satención en lacelebración <strong>de</strong> los contratos 819 y 951 <strong>de</strong> 1999,en virtud <strong>de</strong> la excesiva confianza <strong>de</strong>positada ensus subalternos, a cuyo criterio se sometió sinfórmula <strong>de</strong> juicio atendible.Al respecto, basta un repaso <strong>de</strong> las actuacionesprecontractuales a<strong>de</strong>lantadas por la DirectoraAdministrativa <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantesen los contratos 819 y 951 <strong>de</strong> 1999, para advertircómo ellas, lejos <strong>de</strong> dirigirse a realizar lospostulados <strong>de</strong> imparcialidad, publicidad,planeación, selección objetiva o economía querigen la contratación estatal, constituían un simplerito llamado a brindar apariencia <strong>de</strong> apego a lalegalidad, circunstancia última que pese a resultarevi<strong>de</strong>nte pasó <strong>de</strong>sapercibida para el procesado, eincluso, como se verá, fue su conducta <strong>de</strong> total<strong>de</strong>sentendimiento respecto <strong>de</strong> sus funciones laque allanó el camino para que se materializara la<strong>de</strong>sviación <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r protagonizada por aquéllafuncionaria.4. De cara a los necesarios controles que elprocesado <strong>de</strong>bió ejercer para constatar que enlos trámites precontractuales atrás ilustrados, la<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia encargada <strong>de</strong> su a<strong>de</strong>lantamientoobraba con rectitud y probidad, resulta inauditoque no se percatara <strong>de</strong> las escasas ofertaspresentadas, máxime cuando los bienes<strong>de</strong>mandados por la administración eran artículoscomunes, respecto <strong>de</strong> los cuales existe ampliagama <strong>de</strong> proveedores.En tal sentido, no hay duda que la función <strong>de</strong>lprocesado no era la <strong>de</strong> repetir las actuaciones acargo <strong>de</strong> la Directora Administrativa, comotampoco recepcionar por sus propios medios lasofertas o constatar directamente su seriedad.Pero sí era <strong>de</strong> esperarse <strong>de</strong> él, que como garante<strong>de</strong>l buen manejo <strong>de</strong> los recursos <strong>de</strong> la entidad,indagara, por ejemplo, acerca <strong>de</strong> las razones quellevaban a la escasa concurrencia <strong>de</strong> oferentes,para lo cual habría bastado con informarse sobrecómo se hacían las convocatorias, con el ánimo<strong>de</strong> impartir directrices y correctivos llamados agarantizar la publicidad real <strong>de</strong> las mismas yevitar con ello el monopolio <strong>de</strong> oferentesefectivamente verificado.Igualmente, resulta indicativo <strong>de</strong> la conducta<strong>de</strong>scuidada <strong>de</strong>l procesado, pasar inadvertido queen los dos contratos relativos a la compra <strong>de</strong>formas continuas con y sin membrete, sólo una113___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>oferta, curiosamente <strong>de</strong>l mismo proveedor, seajustaba a los términos <strong>de</strong> referencia con un valorcercano al <strong>de</strong>l presupuesto oficial, falencia quepodía advertir sin necesidad <strong>de</strong> profundosanálisis, ni gran <strong>de</strong>dicación <strong>de</strong> tiempo.Bastaba que leyera los antece<strong>de</strong>ntes <strong>de</strong> la faseprecontractual sometidos a su consi<strong>de</strong>ración,para haber notado la evi<strong>de</strong>nte falta <strong>de</strong> seriedad<strong>de</strong> las propuestas que acompañaron a lacalificada con el mayor puntaje, pues resultaalejado <strong>de</strong> las reglas <strong>de</strong> experiencia mercantilque quien tiene interés en ven<strong>de</strong>r un producto auna entidad <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho público, lo ofrezca ensuma superior a la señalada en el presupuestooficial, que no ajusten su ofrecimiento a losplazos estipulados en la convocatoria, ni aportenelementales documentos cuya omisión les restapuntaje.Sin duda, tales circunstancias <strong>de</strong>bieron alertar alpresi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantessobre la forma amañada en la cual se llevaba acabo la convocatoria, forzando a unascalificaciones <strong>de</strong> las ofertas igualmenteartificiosas ante la ausencia real <strong>de</strong> verda<strong>de</strong>roscompetidores, como así se <strong>de</strong>mostró en elproceso seguido contra la DirectoraAdministrativa <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantes,don<strong>de</strong> tanto ella como el representante legal <strong>de</strong>la empresa Impelgráficas Cabrini, ErnestoCabrera Vega, fueron con<strong>de</strong>nados por el <strong>de</strong>lito <strong>de</strong>interés ilícito en la celebración <strong>de</strong> contratos.A<strong>de</strong>más, la investigación <strong>de</strong>terminó cómo lasanteriores inconsistencias fueron una constante<strong>de</strong> la fase precontractual <strong>de</strong> diversos contratos(4), don<strong>de</strong> se observaron mecánicas comunes a lasatrás referidas, representadas en la escasaparticipación <strong>de</strong> comerciantes, por cuanto lasinvitaciones eran publicadas en el edificio <strong>de</strong>lCongreso don<strong>de</strong> se encuentra restringido elacceso <strong>de</strong>l público; o, mediante la presentación<strong>de</strong> dos o tres ofertas por convocatoria, <strong>de</strong> lascuales sólo una se ajustaba a los términos <strong>de</strong>referencia, circunstancia que permitió concluirque ellas "no estaban <strong>de</strong>stinadas a ofrecer unaposibilidad <strong>de</strong> escogencia <strong>de</strong> la mejor, o la másconveniente, sino que se presentaron para darapariencia <strong>de</strong> que se surtió un trámitetransparente, pero en realidad el oferente estabaseleccionado <strong>de</strong> antemano". Aun más, se llegó aestablecer que las dos o tres propuestaspresentadas por contrato tenían en realidadorigen en un solo comerciante, quien obteníacotizaciones <strong>de</strong> respaldo <strong>de</strong> personas nointeresadas en contratar, o incluso se acudía afalsear las mismas.(….)Ante la variada gama <strong>de</strong> irregularida<strong>de</strong>s yfalencias en el cumplimiento <strong>de</strong> las labores acargo <strong>de</strong> la Directora Administrativa <strong>de</strong> la Cámara<strong>de</strong> Representantes en los trámitesprecontractuales, encuentra la <strong>Corte</strong> que lacompleta ausencia <strong>de</strong> mínimos controles <strong>de</strong> parte<strong>de</strong> su Presi<strong>de</strong>nte, allanó el camino para la<strong>de</strong>sviación <strong>de</strong> la función contractual y, en esemismo escenario, para que en el caso <strong>de</strong> lacompra <strong>de</strong> papel <strong>de</strong> formas continuas, loscontratos se efectuaran con un comerciante queofreció esos bienes <strong>de</strong> consumo a preciosexorbitantemente distantes <strong>de</strong> los registrados enel mercado <strong>de</strong> la época.Precisamente, el abandono <strong>de</strong> las funciones <strong>de</strong>dirección y control a cargo <strong>de</strong>l Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> laCámara le impidió advertir, estando en posibilidad<strong>de</strong> hacerlo, la falta <strong>de</strong> publicidad <strong>de</strong> los trámitesprevios, los precios aproximados en que podíanadquirirse los artículos y la ausencia <strong>de</strong>competidores con verda<strong>de</strong>ra vocación <strong>de</strong>ofrecerlos en venta a la entidad, circunstanciasque conjugadas entre sí, razonablemente lehabrían permitido abstenerse <strong>de</strong> autorizar laadquisición <strong>de</strong> las mercancías con evi<strong>de</strong>ntes ygraves sobrecostos.En esa dirección, el ex Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la Cámara<strong>de</strong> Representantes, <strong>de</strong>satendió las reglas <strong>de</strong>cuidado que le eran exigibles observar en laadministración <strong>de</strong>l presupuesto oficial <strong>de</strong> dichaCorporación, conducta a partir <strong>de</strong> la cual no sólorebasó la barrera <strong>de</strong>l riesgo permitido sino que loelevó.5. No obstante, ese procedimiento resultapalmariamente distante <strong>de</strong> los lineamientos quesobre la materia brinda el artículo 29-3 <strong>de</strong> la Ley80 <strong>de</strong> 1993, en el cual se prevé expresamente elprocedimiento a seguir para a<strong>de</strong>lantar esosestudios en los siguientes términos:"[…] las comparaciones <strong>de</strong>l caso mediante elcotejo <strong>de</strong> los diferentes ofrecimientos recibidos, laconsulta <strong>de</strong> precios o condiciones <strong>de</strong>l mercado ylos estudios y <strong>de</strong>ducciones <strong>de</strong> la entidad o <strong>de</strong> losorganismos consultores o asesores <strong>de</strong>signadospara ello".6. Es un hecho probado que el doctor (….), pesea haber <strong>de</strong>sarrollado personal y directamente losactos <strong>de</strong> or<strong>de</strong>nación <strong>de</strong>l gasto respecto <strong>de</strong> loscontratos que presentaron sobrecostos, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> elinicio <strong>de</strong> su administración notificó a la DirectoraAdministrativa que los controles que ejerceríarespecto <strong>de</strong> sus actuaciones serían simplementeformales, como así se <strong>de</strong>duce <strong>de</strong> los términos <strong>de</strong>la comunicación que le remitió a escasos días <strong>de</strong>posesionarla en ese cargo, en la cual lemanifestó:"…es responsabilidad funcional <strong>de</strong> la<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia a su cargo todo lo relacionado conlos trámites, actos y preparaciones <strong>de</strong> losdocumentos contractuales que <strong>de</strong>ba suscribiresta Presi<strong>de</strong>ncia en <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la actividadcontractual que compete a la Honorable Cámara<strong>de</strong> Representantes.114___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>En consecuencia, <strong>de</strong>berá organizar las laborescontractuales y asignarlas a los servidores <strong>de</strong> su<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> tal forma que se cumpla en todocon la normatividad que regula esta materia.En aplicación <strong>de</strong>l principio constitucional <strong>de</strong> laBuena Fe y dada la multiplicidad <strong>de</strong> activida<strong>de</strong>sque <strong>de</strong>be <strong>de</strong>sarrollar esta Presi<strong>de</strong>ncia, encumplimiento con las funciones que le competen,en a<strong>de</strong>lante se entien<strong>de</strong> que todos losdocumentos contractuales que me sean remitidospara la firma han sido elaborados dandocumplimiento a la normatividad en materia <strong>de</strong>contratación Administrativa.Así mismo será <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong> su<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia y <strong>de</strong> todas las <strong>de</strong>más que tenganinjerencia en el asunto, la evaluación <strong>de</strong> lasofertas para la toma <strong>de</strong> la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> escogencia<strong>de</strong>l contratista por parte <strong>de</strong> esta <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia,<strong>de</strong>biendo remitirme el oficio correspondientedon<strong>de</strong> conste <strong>de</strong> acuerdo al resultado <strong>de</strong> laevaluación cuál es la oferta más favorable paraque sea asignado el respectivo contrato.Consecuentes con todo lo anterior entién<strong>de</strong>seque por este medio se ha producido <strong>de</strong>legación y<strong>de</strong>sconcentración <strong>de</strong> funciones en materia <strong>de</strong>contratación, que no constituye cosa distinta areafirmar, las funciones que competen a su<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia y citadas al inicio <strong>de</strong> estedocumento, acto administrativo éste que le facilitael cumplimiento a cabalidad <strong>de</strong> los <strong>de</strong>beresfuncionales que correspon<strong>de</strong> a la DirecciónAdministrativa y las que <strong>de</strong>be coordinar en estamateria con las <strong>de</strong>más <strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncias"(5)La lectura <strong>de</strong> la anterior comunicación, permiteadvertir la forma irresponsable en la cual el doctor(…) hizo saber a la Directora Administrativa que,en virtud <strong>de</strong> sus múltiples ocupaciones, norevisaría ninguna <strong>de</strong> las actuaciones por ellaa<strong>de</strong>lantadas, dando por satisfecha su legalidad aexpensas <strong>de</strong> formales informes, actitud<strong>de</strong>mostrativa <strong>de</strong>l abandono <strong>de</strong> las funciones a sucargo.(….)Una comunicación como la que remitió a laDirectora Administrativa, no bastaba para<strong>de</strong>scargar en dicha subalterna funciones <strong>de</strong>or<strong>de</strong>nar el gasto público y celebrar contratos, lascuales, como fácil se advierte, no quedaronasignadas a ella a través <strong>de</strong> dicha misiva.La <strong>de</strong>legación se verifica mediante el traslado <strong>de</strong>una competencia privativa <strong>de</strong> un servidor público,normalmente <strong>de</strong> nivel directivo, en un inferiorjerárquico suyo quien en tal virtud quedainvestido <strong>de</strong> las faculta<strong>de</strong>s que sólocorrespon<strong>de</strong>rían al primero, pudiendo ejercerlaspersonalmente, pero en todo caso bajo lacoordinación <strong>de</strong>l <strong>de</strong>legante.Y como sin dificultad se advierte, (….) no <strong>de</strong>legóen la Directora Administrativa las funciones <strong>de</strong>or<strong>de</strong>nación <strong>de</strong>l gasto y dirección <strong>de</strong> la funcióncontractual que eran las que le competíanprivativamente, simplemente, se limitó arecordarle a esa funcionaria aquéllas que ya levenían asignadas a través <strong>de</strong> los estatutos <strong>de</strong> laentidad.(….)Bien está precisar que la forma <strong>de</strong>sconcentradaen la cual se verificaba el trámite precontractual,es la <strong>de</strong> normal y común ocurrencia en todas lasentida<strong>de</strong>s estatales, por cuanto la celebración <strong>de</strong>un contrato y su posterior ejecución comporta larealización <strong>de</strong> un sinnúmero <strong>de</strong> actos que por suvolumen y especialidad, no pue<strong>de</strong>n ser realizadosdirectamente por el representante legal <strong>de</strong> lapersona <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho público que preten<strong>de</strong> adquirirel bien o contratar el servicio sobre el cualversará el contrato, ni en la práctica ello suce<strong>de</strong>así.Las labores <strong>de</strong> preparación <strong>de</strong>l contrato secumplen a través <strong>de</strong> distintos órganos<strong>de</strong>sconcentrados <strong>de</strong> la administración,normalmente <strong>de</strong> rango medio, quienes porreglamentos tienen asignadas funcionesespecíficas en estas materias, indispensablespara que el or<strong>de</strong>nador <strong>de</strong>l gasto pueda tomar la<strong>de</strong>cisión final <strong>de</strong> comprometer o no los recursos<strong>de</strong> la entidad a través <strong>de</strong>l contrato administrativo.Acerca <strong>de</strong> esta materia y en punto a lasresponsabilida<strong>de</strong>s que correspon<strong>de</strong>n a losrepresentantes legales <strong>de</strong> las entida<strong>de</strong>s estatalesen materia contractual, ha precisado la Sala(6)que la <strong>de</strong>sconcentración <strong>de</strong> funciones en or<strong>de</strong>n afacilitar al or<strong>de</strong>nador <strong>de</strong>l gasto la toma <strong>de</strong> las<strong>de</strong>cisiones finales en materia contractual, pormanera alguna los convierte en simples“tramitadores” o “avaladores” <strong>de</strong> las labores<strong>de</strong>sarrolladas por sus subalternos; ni significa,tampoco, que al representante legal <strong>de</strong> la entidadle competa solamente “firmar” los contratos en unacto mecánico, pues, en cualquier caso, es suresponsabilidad que todo el trámite se hayaa<strong>de</strong>lantado conforme a la ley y <strong>de</strong> allí que se leexija ejercer los controles <strong>de</strong>bidos.Asimismo, el artículo 7° <strong>de</strong>l Decreto 679 <strong>de</strong> 1994,reglamentario <strong>de</strong>l art. 12 <strong>de</strong> la ley 80 <strong>de</strong> 1993,establece:“Los jefes o representantes legales <strong>de</strong> lasentida<strong>de</strong>s estatales podrán <strong>de</strong>sconcentrar larealización <strong>de</strong> todos los actos y trámitesinherentes a la realización <strong>de</strong> licitaciones oconcursos para la celebración <strong>de</strong> contratos, sinconsi<strong>de</strong>ración a la naturaleza o cuantía <strong>de</strong> losmismos, en los funcionarios <strong>de</strong> los nivelesdirectivo, ejecutivo o sus equivalentes, teniendoen cuenta para el efecto las normas que rigen ladistribución <strong>de</strong> funciones en sus respectivosorganismos. Para los efectos aquí expresados la115___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong><strong>de</strong>sconcentración implica la atribución <strong>de</strong>competencia para efectos <strong>de</strong> la expedición <strong>de</strong> losdistintos actos en los procedimientoscontractuales <strong>de</strong> licitación o concurso por parte<strong>de</strong> los funcionarios antes enunciados, y noincluye la adjudicación o la celebración <strong>de</strong>lcontrato”.Y recientemente, con el fin <strong>de</strong> precisar los efectos<strong>de</strong> la <strong>de</strong>legación y <strong>de</strong> la <strong>de</strong>sconcentración, através <strong>de</strong>l artículo 21 <strong>de</strong> la Ley 1150 <strong>de</strong> 2007, seintrodujo un inciso segundo y un parágrafo alartículo 12 <strong>de</strong> la Ley 80 <strong>de</strong> 1993, <strong>de</strong>l siguientetenor:“En ningún caso, los jefes y representanteslegales <strong>de</strong> las entida<strong>de</strong>s estatales quedaránexonerados por virtud <strong>de</strong> la <strong>de</strong>legación <strong>de</strong> sus<strong>de</strong>beres <strong>de</strong> control y vigilancia <strong>de</strong> la actividadprecontractual y contractual.Parágrafo. Para los efectos <strong>de</strong> esta ley, seentien<strong>de</strong> por <strong>de</strong>sconcentración la distribucióna<strong>de</strong>cuada <strong>de</strong>l trabajo que realiza el jefe orepresentante legal <strong>de</strong> la entidad, sin que elloimplique autonomía administrativa en su ejercicio.En consecuencia, contra las activida<strong>de</strong>scumplidas en virtud <strong>de</strong> la <strong>de</strong>sconcentraciónadministrativa no proce<strong>de</strong>rá ningún recurso”.Lo anterior permite replicar la tesis <strong>de</strong> la <strong>de</strong>fensa,quien sostiene que pese a haberse verificado elresultado típico representado en la pérdida <strong>de</strong>dineros públicos en virtud <strong>de</strong>l sobrepreciocancelado a través <strong>de</strong> los contratos 819 y 951 <strong>de</strong>1999, esa conducta no le es jurídicamenteimputable al procesado por cuanto consi<strong>de</strong>ra queél “<strong>de</strong>legó” en una subalterna <strong>de</strong> altas calida<strong>de</strong>sprofesionales el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la actividadcontractual, siendo la mencionada funcionariaquien <strong>de</strong>satendió sus <strong>de</strong>beres e incursionó enconductas punibles con ocasión <strong>de</strong> las cuales fue<strong>de</strong>clarada penalmente responsable.Sin embargo, ya se ha visto no existió acto <strong>de</strong><strong>de</strong>legación, situación que se corrobora cuandoquiera que fue el procesado, en su calidad <strong>de</strong>Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantes,quien autorizó la compra <strong>de</strong> papel <strong>de</strong> formascontinuas con y sin membrete con cargo alpresupuesto correspondiente a la vigencia fiscal<strong>de</strong> 1999(7), como también quien para viabilizaresa autorización, cursó <strong>de</strong> manera personalsendas comunicaciones internas a la Jefe <strong>de</strong> laDivisión Financiera y <strong>de</strong> Presupuesto, con el fin<strong>de</strong> obtener los certificados <strong>de</strong> disponibilidadpresupuestal que permitieron dar inicio a la faseprecontractual <strong>de</strong> los contratos 819 y 951.Asimismo, agotadas las etapas <strong>de</strong>sconcentradas<strong>de</strong> convocatoria, recepción y evaluación <strong>de</strong>ofertas, a cargo <strong>de</strong> la Dirección Administrativa <strong>de</strong>la Cámara <strong>de</strong> Representantes, el procesadoseleccionó a los oferentes y or<strong>de</strong>nó laelaboración <strong>de</strong> las minutas(8). Y también, fue elprocesado quien celebró los contratos enrepresentación <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantesy posteriormente or<strong>de</strong>nó los pagos a favor <strong>de</strong>lcontratista, con cargo a los recursos <strong>de</strong> laentidad(9).En suma, el procesado no sólo ostentaba ladisponibilidad jurídica <strong>de</strong> los bienes objeto <strong>de</strong>extravío, sino que a<strong>de</strong>más, <strong>de</strong> manera personalllevó a cabo actuaciones administrativas y adoptó<strong>de</strong>cisiones <strong>de</strong>l mismo or<strong>de</strong>n, en el marco <strong>de</strong> sucompetencia funcional, escenario en el cual obrócon total abandono <strong>de</strong> las responsabilida<strong>de</strong>scompatibles a ella, en cuanto la única exigenciaefectuada a sus subalternos fue la <strong>de</strong> contar conun informe <strong>de</strong> la Directora Administrativa sobre larealización <strong>de</strong> sus tareas y el visto bueno <strong>de</strong>l JefeJurídico, es <strong>de</strong>cir, se limitó a efectuar una revisiónsimplemente formal <strong>de</strong> los trámites previos,convirtiéndose en verda<strong>de</strong>ro avalador <strong>de</strong> suslabores, cuando a él correspondía verificar lacorrección <strong>de</strong> las tareas realizadas por esosfuncionarios, antes <strong>de</strong> optar por comprometer losdineros <strong>de</strong> la entidad.No cabe duda, entonces, que (….), pese a no<strong>de</strong>legar ni la or<strong>de</strong>nación <strong>de</strong>l gasto, ni lacelebración <strong>de</strong> los contratos, se marginó porcompleto <strong>de</strong> los trámites contractuales y se limitóa firmar lo que era sometido a su consi<strong>de</strong>ración,como él mismo lo admite, es <strong>de</strong>cir, obró conculpa grave, pues con esa actitud pasiva sin dudafacilitó la realización <strong>de</strong> actos corruptos y lapérdida <strong>de</strong> recursos públicos.Pero aún, si en gracia <strong>de</strong> discusión se convinieracon la <strong>de</strong>fensa en cuanto a la existencia <strong>de</strong>l acto<strong>de</strong> <strong>de</strong>legación respecto <strong>de</strong> funciones privativas acargo <strong>de</strong>l Presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong>Representantes, ello tampoco comporta losefectos que se plantean en cuanto, como ya seha dicho, la <strong>de</strong>legación no exonera <strong>de</strong>responsabilidad al representante legal <strong>de</strong> laentidad en cuanto a los <strong>de</strong>beres <strong>de</strong> control yvigilancia <strong>de</strong> los actos <strong>de</strong>legados, tópico acerca<strong>de</strong>l cual se pronunció recientemente la <strong>Corte</strong>Constitucional, para reiterar prece<strong>de</strong>ntesanteriores, así:“[…] la interpretación armónica <strong>de</strong>l artículo 211 <strong>de</strong>la Carta, junto con otros principiosconstitucionales recogidos en los artículos 1, 2, 6,123, 124 y 209 superiores, especialmente con elprincipio <strong>de</strong> coordinación <strong>de</strong> la actividadadministrativa contenido en el artículo 209 <strong>de</strong> laConstitución y la regla <strong>de</strong> responsabilidadsubjetiva consagrada en el 124 ibi<strong>de</strong>m, lleva aconcluir que el <strong>de</strong>legante siempre respon<strong>de</strong> por eldolo o culpa grave en el ejercicio <strong>de</strong> las funciones<strong>de</strong> vigilancia, control y orientación <strong>de</strong>l <strong>de</strong>legatarioen lo que concierne al ejercicio <strong>de</strong> la función<strong>de</strong>legada…”(10).Por manera que, no pue<strong>de</strong> admitirse que enrazón <strong>de</strong> la comunicación a través <strong>de</strong> la cual elprocesado notificó a su subalterna sobre elabandono <strong>de</strong> las funciones que a él competían,so pretexto <strong>de</strong> sus múltiples ocupaciones, que<strong>de</strong>116___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>exonerado <strong>de</strong> responsabilidad penal por las<strong>de</strong>sviaciones <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r sucedidas a raíz <strong>de</strong> las<strong>de</strong>cisiones que directamente adoptó, basado enuna irracional y excesiva confianza en susubalterna.7. A este respecto, la <strong>de</strong>fensa también es <strong>de</strong>lparecer que operó el principio <strong>de</strong> confianza,<strong>de</strong>sarrollado <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la teoría <strong>de</strong> la imputaciónobjetiva como pauta límite para establecer encada caso concreto si el riesgo generado es eltolerado, o cuando éste rebasa esa barrera,criterio según el cual en el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>activida<strong>de</strong>s realizadas en el marco <strong>de</strong> unacooperación con división <strong>de</strong>l trabajo, cadainterviniente que cumple a cabalidad su rol,pue<strong>de</strong> esperar <strong>de</strong> los restantes una actuaciónsimilar, respetuosa <strong>de</strong> los mandatos legales en elmarco <strong>de</strong> sus competencias.No obstante, ha <strong>de</strong> recordarse que la aplicación<strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> confianza que <strong>de</strong>riva <strong>de</strong> larealización <strong>de</strong> activida<strong>de</strong>s que involucran unnúmero plural <strong>de</strong> personas y que presupone quecada responsable <strong>de</strong> una parte <strong>de</strong> la tarea pue<strong>de</strong>confiar en que los restantes han llevado a cabosu labor correctamente, encuentra como uno <strong>de</strong>sus límites, precisamente, aquellos eventos enque se <strong>de</strong>ba objetar y, en su caso, corregir loserrores manifiestos <strong>de</strong> otros, así como, ce<strong>de</strong> antelas hipótesis en que el interviniente en la laborque se surte mediante división <strong>de</strong> tareas tieneasignado como rol el <strong>de</strong> vigilancia <strong>de</strong> la correctarealización <strong>de</strong> los <strong>de</strong>más roles(11).Particularmente, las excepciones mencionadas alcitado principio <strong>de</strong> confianza invocado por el<strong>de</strong>fensor operan en el caso que se examina, bienporque los documentos que <strong>de</strong>bió tener elprocesado a su disposición, ilustrativos <strong>de</strong> lostrámites precontractuales a<strong>de</strong>lantados por laDirectora Administrativa <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong>Representantes se revelaban a tal punto<strong>de</strong>ficientes que lo forzaban, en términos <strong>de</strong>lcitado postulado <strong>de</strong> confianza, a imprimir loscorrectivos por los errores manifiestos <strong>de</strong> “otros”,ora porque su tarea era el <strong>de</strong> “vigilar” la correctarealización <strong>de</strong> los restantes roles.Itérese en este tema, que aunque la <strong>de</strong>fensasostiene que el procesado no tenía motivos para<strong>de</strong>sconfiar <strong>de</strong> la forma en la cual la DirectoraAdministrativa a<strong>de</strong>lantaba las labores a su cargo,las pruebas obrantes en la actuación <strong>de</strong>muestrantodo lo contrario.8. La misma incuria en el <strong>de</strong>sempeño <strong>de</strong> su cargo<strong>de</strong> Director <strong>de</strong> la Cámara, lo llevó a no imprimiroportunos correctivos acerca <strong>de</strong> la forma como laDirectora Administrativa fijaba los criterios <strong>de</strong>evaluación <strong>de</strong> las ofertas, particularmente en lorelacionado con los estudios <strong>de</strong> costos <strong>de</strong> losproductos por adquirir, máxime cuando el rol <strong>de</strong>lprocesado era el <strong>de</strong> supervisar la correctarealización <strong>de</strong>l trabajo <strong>de</strong> sus subalternos.Y es que, ya se ha dicho, para advertir lasfalencias respecto <strong>de</strong> la publicidad <strong>de</strong> lasconvocatorias, la ausencia <strong>de</strong> estudios <strong>de</strong>mercado y la seriedad <strong>de</strong> las ofertas recaudadaspara la tramitación <strong>de</strong> los contratos, habríabastado con que el procesado examinara lossoportes documentales que daban cuenta <strong>de</strong> losprocedimientos precontractuales realizadosrespecto <strong>de</strong> estos dos contratos, que se itera selimitaban a la obtención <strong>de</strong> tres ofertas en cadacaso, dos <strong>de</strong> ellas artificiosamente malelaboradas y carentes <strong>de</strong> los soportes básicospara participar en los concursos, para abstenerse<strong>de</strong> seleccionar la cotización <strong>de</strong> ImpelgráficasCabrini para el suministro <strong>de</strong> formas continuascon y sin membrete y firmar los contratos.Lo anterior, da lugar a consi<strong>de</strong>rar que cualquierservidor público con igual responsabilidadcontractual como la ostentada por el procesado,hubiera estado en posibilidad cierta <strong>de</strong> advertirlas falencias y, en consecuencia, se hubieraabstenido <strong>de</strong> celebrar los contratos, pues setrataba <strong>de</strong> irregularida<strong>de</strong>s aprehensibles sin tenerque llevar a cabo elaborados procesosintelectuales.9. La falta <strong>de</strong> cuidado observada por elprocesado en torno a la realización <strong>de</strong> losprincipios que inspiran la contrataciónadministrativa, dicho sea el caso, transparencia,selección objetiva <strong>de</strong>l contratista y planeación, enuna palabra su legalidad misma, según viene <strong>de</strong>verse, constituye un atentado concreto a laadministración pública.En efecto, si la labor contractual a <strong>de</strong>sarrollar porla entida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>l Estado constituye una especie<strong>de</strong> la función administrativa misma, la cualconforme al artículo 209 <strong>de</strong>l la ConstituciónPolítica <strong>de</strong>be <strong>de</strong>sarrollarse bajo los postulados <strong>de</strong>igualdad, moralidad, eficiencia, economía,celeridad e imparcialidad, dispuestos en or<strong>de</strong>n arealizar los fines <strong>de</strong>l Estado mismo, esto es,servir a la comunidad, promover la prosperidadgeneral y garantizar la efectividad <strong>de</strong> losprincipios, <strong>de</strong>rechos y <strong>de</strong>beres consagrados en laConstitución, ha <strong>de</strong> concluirse que cuando serealiza sin apego a los procedimientos quematerializan en la práctica los principios yamencionados, no sólo se <strong>de</strong>frauda la expectativarazonable <strong>de</strong> los gobernados sobre la recta labor<strong>de</strong> sus gobernantes, sino que se lesionaefectivamente ese valor superior.En casos como el presente en don<strong>de</strong> eladministrador <strong>de</strong>l riesgo, omite la efectivarealización <strong>de</strong> controles para garantizar laobjetiva selección <strong>de</strong> contratistas y celebracontratos con grave <strong>de</strong>trimento <strong>de</strong>l erario,menoscaba en grado sumo la imagen <strong>de</strong> laadministración, pues el ciudadano se forja laconvicción <strong>de</strong> que no existen condicionesequitativas y transparentes para contratar con elEstado.117___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>10. El argumentar <strong>de</strong>l procesado acerca <strong>de</strong>lexceso <strong>de</strong> ocupaciones tanto protocolarias comolegislativas, o la poca disponibilidad <strong>de</strong> tiempoque éstas últimas le <strong>de</strong>jaban, para excusar laausencia <strong>de</strong> vigilancia respecto <strong>de</strong> las labores <strong>de</strong>or<strong>de</strong>n administrativo a su cargo, no <strong>de</strong>jan <strong>de</strong> serunas <strong>de</strong>satinadas razones.En tal sentido, asumir la Presi<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> cualquierentidad <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho público comporta el ejercicio<strong>de</strong> una responsabilidad, no <strong>de</strong> un honor comoparece malinterpretar el aquí procesado,comportando por razones obvias mayorcompromiso personal por parte <strong>de</strong> quien aspira aella.La presi<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la Cámara <strong>de</strong> Representantes,como la <strong>de</strong> cualquier otra entidad pública, implicaasumir <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el momento mismo <strong>de</strong> lapostulación o aceptación, que ella lleva íncita laobligación <strong>de</strong> comprometer en mayor medida sutiempo y sus esfuerzos, en aras <strong>de</strong> a<strong>de</strong>lantar,precisamente, en forma eficiente y responsable,las labores administrativas que le son anejas.En otras palabras, podría afirmarse que,justamente, las instituciones requieren <strong>de</strong>presi<strong>de</strong>ntes comprometidos con los roles propios<strong>de</strong> direccionamiento y coordinación <strong>de</strong>activida<strong>de</strong>s, como <strong>de</strong> control y vigilancia cuandoinvolucran la administración <strong>de</strong> recursos públicos,como en el presente evento, para que sean losdirectivos <strong>de</strong> primer nivel <strong>de</strong> las organizaciones yno funcionarios medios, quienes asuman laspolíticas <strong>de</strong> planeación, manejo y disposiciónpatrimonial para garantizar la eficacia y eficiencia<strong>de</strong>l gasto público y que, trazadas éstas, controlenmediante actos positivos su verda<strong>de</strong>ra ejecución,a fin <strong>de</strong> garantizar una prestación <strong>de</strong> serviciotambién eficaz y eficiente.Por manera que, si bien no era <strong>de</strong> esperarse queel procesado realizara los estudios <strong>de</strong> costos oque fuera un experto en el valor <strong>de</strong> las diferentesmerca<strong>de</strong>rías que or<strong>de</strong>naba adquirir, entre ellas lareferida a compra <strong>de</strong> papel <strong>de</strong> formas continuas,sí le era exigible que dispusiera lo pertinente através <strong>de</strong> instrucciones a sus subalternos, paragarantizar que ellos realizaran su rol en <strong>de</strong>bidaforma, controles que al no ser ejercidoscondujeron a la pérdida <strong>de</strong> recursos públicos.11. Como se <strong>de</strong>jó sentado en el capítuloprece<strong>de</strong>nte, la norma sustancial que resulta <strong>de</strong>aplicación preferente es la contenida en elartículo 137 <strong>de</strong>l Decreto 100 <strong>de</strong> 1980, modificadopor los artículos 18 y 32 <strong>de</strong> la Ley 190 <strong>de</strong> 1995,vigente al momento <strong>de</strong> los hechos, por preveruna sanción más benigna a la contemplada en laLey 599 <strong>de</strong> 2000.En ella, se sancionaba al infractor con arresto <strong>de</strong>6 meses a 2 años, multa <strong>de</strong> 10 a 50 salariosmínimos legales mensuales vigentes einterdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas <strong>de</strong>6 meses a 2 años, variando en el dispositivovigente la sanción principal, tanto en sunaturaleza, por cuanto pasó a ser <strong>de</strong> prisión,como en su graduación, elevada <strong>de</strong> 1 a 3 años.A este respecto, anota el Procurador que como la<strong>Corte</strong> se ha pronunciado sobre la imposibilidad<strong>de</strong> aplicar la pena <strong>de</strong> arresto, por cuanto ésta<strong>de</strong>sapareció <strong>de</strong> la actual legislación, el procesadosólo podría ser con<strong>de</strong>nado a la sanciónpecuniaria y la <strong>de</strong> interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos yfunciones públicas.No obstante, un repaso <strong>de</strong> los prece<strong>de</strong>ntes <strong>de</strong>esta Corporación en torno a la materia, permitellegar a conclusiones diversas.En efecto, la posición aludida por el señorProcurador fue expuesta por esta Sala ensentencia <strong>de</strong>l 13 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 2003(13), en lacual se expresó:“[…] el legislador sí introdujo un notorio cambio,no sólo en la cantidad sino en la calidad <strong>de</strong> lasanción privativa <strong>de</strong> la libertad, pues, <strong>de</strong>s<strong>de</strong>luego, no pue<strong>de</strong> ser asimilable una pena <strong>de</strong>arresto a una <strong>de</strong> prisión. En estas circunstancias,la ley nueva es <strong>de</strong>sfavorable y por tanto, noaplicable a la conducta objeto <strong>de</strong> juzgamiento.Más, <strong>de</strong>be consi<strong>de</strong>rarse, que el legislador <strong>de</strong>l año2000, eliminó la pena <strong>de</strong> arresto para los <strong>de</strong>litos<strong>de</strong>scritos en la parte especial <strong>de</strong>l código penal.Esto, llanamente implica, que para aquellos<strong>de</strong>litos sancionados con pena <strong>de</strong> arresto, la penaya no es privativa <strong>de</strong> la libertad…Que el arresto existe en otros estatutos y paraotros eventos, pue<strong>de</strong> ser, empero, bajo elprincipio <strong>de</strong> estricta legalidad, cada conductatiene señalada su condigna sanción, es el sentidoy concepto por excelencia <strong>de</strong> la norma penal.Pero, simultáneamente, a la vez que se eliminó<strong>de</strong>l código la pena <strong>de</strong> arresto … se señaló pena<strong>de</strong> prisión, por lo cual, es este sentido, ya sehabía dicho, la norma es restrictiva o<strong>de</strong>sfavorable. El camino, por consiguiente … esacudir a una interpretación sistemática, conformea la cual, tanto la pena <strong>de</strong> arresto como la <strong>de</strong>prisión resultan inaplicables, la primera, porque<strong>de</strong>sapareció como tal <strong>de</strong>l listado punitivo, y eneste sentido es favorable su retroactividad paratodos aquellos <strong>de</strong>litos sancionados con arresto, lasegunda, porque por <strong>de</strong>sfavorable, sólo tieneaplicación para hechos cometidos bajo suvigencia, que por tanto, no cobija la conductaaquí juzgada”.No obstante, la anterior tesis fue recogida por laSala en sentencia <strong>de</strong>l 19 <strong>de</strong> julio <strong>de</strong> 2006(14),con los siguientes fundamentos:“[…] Un nuevo examen <strong>de</strong>l punto, sin embargo,lleva a la Sala a reconsi<strong>de</strong>rar esa tesis, parasostener ahora que como en todo caso, tanto enel anterior Código Penal como en el actual, la ley118___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>previó pena privativa <strong>de</strong> libertad para el peculadoculposo, <strong>de</strong>be mantenerse la <strong>de</strong> arresto […].En efecto, si en aquella legislación el hechoestaba sancionado con arresto y en la <strong>de</strong> hoy conprisión, se <strong>de</strong>be partir <strong>de</strong> que el legislador quisohacer más severas las consecuencias punitivasincrementando cualitativamente la medidacorporal.En este evento, sin embargo, entran en pugna lanormatividad pretérita y la actual, conflicto <strong>de</strong>leyes que impulsa hacia la pasada para utilizarlaultractívamente pues es más benéfica queaquella que ahora rige el tema.Como es claro, en los dos articulados se haprevisto pena privativa <strong>de</strong> la libertad, que, portanto, se <strong>de</strong>be sostener pues en estricto sentidono hubo <strong>de</strong>spenalización radical. Y como laanterior es menos gravosa que la vigente, a ellase <strong>de</strong>be acudir”.Como se observa, está última postura que abogapor la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> imponer la pena <strong>de</strong> arrestoen casos como el presente, es la prohijada por laSala en la actualidad, motivo por el cual no seacce<strong>de</strong>rá a la petición elevada por el Procuradorjudicial quien solicitó a la <strong>Corte</strong> abstenerse <strong>de</strong>imponer al procesado pena privativa <strong>de</strong> lalibertad.Agréguese que la posición hoy sostenida por laSala, se aviene a una interpretación sistemáticaacerca <strong>de</strong> la respuesta punitiva otorgada al <strong>de</strong>lito<strong>de</strong> peculado, el cual históricamente ha sido objeto<strong>de</strong> tutela penal e incluso <strong>de</strong> progresivasmodificaciones en su punibilidad a fin <strong>de</strong> sometera sus infractores a sanciones más severas, comosucedió a través <strong>de</strong> la Ley 190 <strong>de</strong> 1995 cuandose elevó la multa y, luego, en la Ley 599 <strong>de</strong> 2000,don<strong>de</strong> se cambió el arresto por la prisión,aumentándose también su quantum, todo lo cualindica cómo el legislador ha encontrado este tipo<strong>de</strong> conducta merecedora <strong>de</strong> respuesta penal y,a<strong>de</strong>más, se ha ocupado <strong>de</strong> reconsi<strong>de</strong>rar sugravedad.Por manera que, la tesis según la cual se <strong>de</strong>jabasin pena principal privativa <strong>de</strong> la libertad alresponsable <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> peculado culposocometido en vigencia <strong>de</strong>l Código Penal <strong>de</strong> 1980 yjuzgado luego <strong>de</strong>l tránsito legislativo producido en2001, se ofrecía inconsecuente con las razones<strong>de</strong> política criminal que lejos <strong>de</strong> buscar su<strong>de</strong>spenalización, se dirigieron a procurar unamayor sanción para este tipo <strong>de</strong> <strong>de</strong>lincuencia.Asimismo, no pue<strong>de</strong> per<strong>de</strong>rse <strong>de</strong> vista que si biencuando la Sala prohijó la tesis <strong>de</strong> la imposibilidad<strong>de</strong> aplicar la pena <strong>de</strong> arresto, basándose en lofundamental a que dicho tipo <strong>de</strong> sanción había<strong>de</strong>saparecido <strong>de</strong>l or<strong>de</strong>namiento jurídico penal enla Ley 599 <strong>de</strong> 2000, no se tuvo en cuenta que esemismo or<strong>de</strong>namiento sí la contempló, si bien noen la disposición don<strong>de</strong> se señalan las especiespunitivas aplicables a las conductas punibles, sícomo consecuencia <strong>de</strong>l incumplimiento <strong>de</strong> otraspenas, conforme se prevé en su artículo 40, en elcual se establece que frente a la omisión <strong>de</strong>lcon<strong>de</strong>nado en el pago <strong>de</strong> la pena <strong>de</strong> multa, podráser sometido a arrestos progresivos, lo cualtambién pone <strong>de</strong> manifiesto que no fue voluntad<strong>de</strong>l legislador eliminar este tipo <strong>de</strong> sanción.Se proce<strong>de</strong>rá entonces, por razones <strong>de</strong>favorabilidad, a tomar como parámetro para ladosificación punitiva la pena privativa <strong>de</strong> lalibertad <strong>de</strong> arresto, la pena pecuniaria y la <strong>de</strong>interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funciones públicas,consagradas en el artículo 137 <strong>de</strong>l Código Penal<strong>de</strong>rogado, con las modificaciones introducidas aese dispositivo mediante la Ley 190 <strong>de</strong> 1995,vigente al momento <strong>de</strong> ocurrencia <strong>de</strong> los hechosque se juzgan.Para ello serán tenidos en cuenta los criterios <strong>de</strong>dosimetría penal consagrados en la Ley 599 <strong>de</strong>2000, en cuanto resultan más favorables, comoquiera que con el procedimiento <strong>de</strong> <strong>cuarto</strong>s allíimplementado limita la discrecionalidad <strong>de</strong>lsentenciador, obligándolo a efectuar su tasaciónconforme a los factores objetivos externos que encada caso concreto concurren.12. En consecuencia, como <strong>de</strong> acuerdo con elartículo 31 ejus<strong>de</strong>m, en caso <strong>de</strong> concurso <strong>de</strong>conductas punibles el infractor quedará sometidoal dispositivo que señale la pena más grave,aumentado hasta en otro tanto, tal circunstanciamodificadora ha <strong>de</strong> ser consi<strong>de</strong>ra para fijar ellímite mínimo y máximo que servirá <strong>de</strong>fundamento a la imposición <strong>de</strong> la sanción, el cualserá <strong>de</strong> seis (6) meses un (1) día y cuatro (4)años <strong>de</strong> arresto.13. si bien <strong>de</strong>be tomarse en consi<strong>de</strong>ración que seimputa al procesado la realización <strong>de</strong> un tipopenal impru<strong>de</strong>nte, no lo es menos que <strong>de</strong> cara alos intereses tutelados en la norma penal a la quese a<strong>de</strong>cua la conducta <strong>de</strong>l procesado, indudableresulta su gravedad, pues en virtud <strong>de</strong>l abandono<strong>de</strong> las responsabilida<strong>de</strong>s a cargo <strong>de</strong>l procesado,causó grave lesión no sólo al patrimonio estatalsino, principalmente, a la imagen <strong>de</strong> laadministración pública que encarnaba.En efecto, las especiales circunstancias <strong>de</strong><strong>de</strong>sentendimiento <strong>de</strong>l manejo <strong>de</strong> lo público porparte <strong>de</strong> quien tenía la responsabilidad especial<strong>de</strong> velar por su más celoso ejercicio, <strong>de</strong>terminanno sólo la necesidad <strong>de</strong> una condigna sanción,sino a<strong>de</strong>más la <strong>de</strong> realizar las funciones <strong>de</strong>prevención general <strong>de</strong> la pena, notificandomediante la sanción a los administradores y a losadministrados, que conductas <strong>de</strong> <strong>de</strong>s<strong>de</strong>ño en suejercicio merecen el mayor reproche, a fin <strong>de</strong>prevenir la realización <strong>de</strong> igualescomportamientos.14. El <strong>de</strong>lito por el cual se proce<strong>de</strong> tiene señaladamulta <strong>de</strong> diez (10) a cincuenta (50) salarios119___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>mínimos legales mensuales vigentes, noobstante, por razón <strong>de</strong>l concurso homogéneo <strong>de</strong>conductas punibles <strong>de</strong> peculado culposocorrespon<strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r a su sumatoria, conforme alos lineamientos <strong>de</strong>l artículo 39 numeral 4° <strong>de</strong>lCódigo Penal, disposición <strong>de</strong> igual tenor a laprevista en el artículo 40 <strong>de</strong>l <strong>de</strong>rogado CódigoPenal.Con lo anterior, los límites para la imposición <strong>de</strong>la multa oscilan entre veinte (20) y cien (100)salarios mínimos legales mensuales vigentes.En consecuencia, como en el caso <strong>de</strong> la penaprivativa <strong>de</strong> la libertad, correspon<strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r a<strong>de</strong>terminar los <strong>cuarto</strong>s <strong>de</strong> movilidad para la pena<strong>de</strong> multa, que quedarían así: (i) El <strong>cuarto</strong> mínimooscila entre veinte (20) y cuarenta (40) salariosmínimos legales mensuales vigentes. (ii) Elprimer <strong>cuarto</strong> medio irá <strong>de</strong> cuarenta y uno (41) asesenta (60) salarios mínimos legales mensualesvigentes. (iii) El segundo <strong>cuarto</strong> medios <strong>de</strong>sesenta y uno (61) a ochenta (80) salariosmínimos legales mensuales vigentes. (iv) Y el<strong>cuarto</strong> máximo <strong>de</strong> ochenta y uno (81) a cien (100)salarios mínimos legales mensuales vigentes.Ante la ausencia <strong>de</strong> causales <strong>de</strong> mayorpunibilidad y la concurrencia <strong>de</strong> una <strong>de</strong> menorpunibilidad, la multa ha <strong>de</strong> tasarse <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> losmárgenes <strong>de</strong>l <strong>cuarto</strong> <strong>de</strong> mínimo, es <strong>de</strong>cir, entreveinte (20) y cuarenta (40) salarios mínimoslegales mensuales vigentes, para lo cual <strong>de</strong>betomarse en consi<strong>de</strong>ración “[…] el daño causadocon la infracción, la intensidad <strong>de</strong> la culpabilidad,el valor <strong>de</strong>l objeto <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito o el beneficioreportado por el mismo, la situación económica<strong>de</strong>l con<strong>de</strong>nado <strong>de</strong>ducida <strong>de</strong> su patrimonio,ingresos, obligaciones y cargas familiares, y las<strong>de</strong>más circunstancias que indiquen su posibilidad<strong>de</strong> pagar.” -artículo 39, numeral 3°, Código Penal-.A este respecto, la <strong>Corte</strong> estima que concurrenvarias circunstancias a ser tenidas en cuenta enla <strong>de</strong>terminación <strong>de</strong> esta sanción, a saber:(i) Las conductas punibles reprochadas alprocesado causaron grave daño a laadministración pública, representado en loselevados sobrecostos cancelados con cargo arecursos <strong>de</strong>l Estado, en virtud <strong>de</strong> su <strong>de</strong>sdén en elcumplimiento <strong>de</strong> los <strong>de</strong>beres que le eran propios.(ii) Según las constancias procesales, elcon<strong>de</strong>nado <strong>de</strong>riva sus ingresos <strong>de</strong> su actividadprofesional <strong>de</strong> abogado y como bienes <strong>de</strong>fortuna, según mencionó en su indagatoria, sóloposee un inmueble ubicado en Espinal (Tolima)don<strong>de</strong> tiene su domicilio profesional.(iii) Sus cargas familiares no resultan elevadas,pues se trata <strong>de</strong> una persona soltera y sin hijos,sin que obre anotación acerca <strong>de</strong> tener personasa cargo que <strong>de</strong>pendan <strong>de</strong> sus ingresos parasubsistir.Por lo anterior, conjugados todos los anterioresfactores, se le impondrá multa en cuantía <strong>de</strong>cuarenta (40) salarios mínimos legalesmensuales vigentes para la época <strong>de</strong> comisión <strong>de</strong>los hechos -1999-, la cual <strong>de</strong>berá cancelar a favor<strong>de</strong>l Consejo Superior <strong>de</strong> la Judicatura, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>los tres (3) meses siguientes a la ejecutoria <strong>de</strong>este fallo.15. Al procesado se le con<strong>de</strong>nará a la penaaccesoria <strong>de</strong> interdicción <strong>de</strong> <strong>de</strong>rechos y funcionespúblicas, mediante la cual se le privará <strong>de</strong> los<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> elegir y ser elegido, como <strong>de</strong>lejercicio <strong>de</strong> cualquier otro <strong>de</strong>recho político,función pública u otorgamiento <strong>de</strong> dignida<strong>de</strong>s uhonores, por el término <strong>de</strong> dieciséis (16) meses.Adicionalmente, teniendo en cuenta que los<strong>de</strong>litos por los cuales se <strong>de</strong>clara penalmenteresponsable al procesado comprometieron elpatrimonio <strong>de</strong>l Estado, se impondrá lainhabilitación perpetua para el ejercicio <strong>de</strong>funciones públicas, <strong>de</strong> conformidad con el artículo122 inciso 5° <strong>de</strong> la Constitución Política, enconcordancia con el artículo 59 <strong>de</strong> la Ley 190 <strong>de</strong>1995.16. En cuanto a los perjuicios morales, ha <strong>de</strong>tenerse en cuenta que éstos pue<strong>de</strong>n ser <strong>de</strong> dosespecies: (i) los <strong>de</strong> carácter subjetivo, relativos ala tristeza, dolor o aflicción sufridas por lasvíctimas <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito los cuales, por su naturaleza,no son valorables pecuniariamente. Y (ii) losobjetivados, referidos a aquellos que repercutenen la capacidad productiva o laboral <strong>de</strong> lapersona agraviada y, como tal, sujetos <strong>de</strong>cuantificación.Ahora bien, la jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> esta Corporaciónpacíficamente ha reconocido que tratándose <strong>de</strong>personas jurídicas sólo es posible predicar laexistencia <strong>de</strong> perjuicios morales objetivados,siempre que, como consecuencia <strong>de</strong> la conductapunible, pueda predicarse una sensibledisminución <strong>de</strong> su capacidad productiva o cuandose ponga en peligro su existencia. En esa mismadirección, ha dicho la Sala que“[…] es lógico que las personas jurídicas públicasno sufrirán este tipo <strong>de</strong> daños, por cuanto siendosu creación constitucional o legal, la comisión <strong>de</strong>un <strong>de</strong>lito en su contra no tiene la posibilidad <strong>de</strong>reducir la prestación <strong>de</strong>l servicio público que le espropia, y menos <strong>de</strong> poner en riesgo susupervivencia”(14).Consecuente con la línea <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong>mencionada, la Sala no con<strong>de</strong>nará al procesadoal pago <strong>de</strong> perjuicios morales.17. Bien está traer a colación lo referido por laSala en <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l 25 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2002,prece<strong>de</strong>nte en el cual, a propósito <strong>de</strong>l pronósticoque <strong>de</strong>be efectuar el juzgador con miras aestablecer la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> este mecanismo120___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>sustitutivo <strong>de</strong> la pena privativa <strong>de</strong> la libertad, seexplicó cómo no es dable pretextaranticipadamente la prevención general, laespecial o la retribución, en forma absoluta, sinosiempre guiado por las especiales característicasque la actuación reporta, optando por conciliar lasdistintas funciones <strong>de</strong> la pena para lograr que através <strong>de</strong> ella se realice integralmente la funciónpunitiva._____________________________________(1) Folio 136 <strong>de</strong>l cua<strong>de</strong>rno original No. 1, folio 289cua<strong>de</strong>rno original No. 4(2) Sentencia <strong>de</strong> única instancia, radicado 17765, 16<strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2003(3) Delitos contra la Administración Pública, AlfonsoGómez Mén<strong>de</strong>z, p.108(4) Así se estableció en sentencias <strong>de</strong> primero ysegundo grado proferidas contra Consuelo RodríguezMa<strong>de</strong>ro respecto <strong>de</strong> los trámites previos a los contratos627, 649, 628, 650, 397, 465, 830, 963, 964 y 761.Folios 67 y s.s. cua<strong>de</strong>rno original 16.(5) Folios 43 y ss. anexo 38(6) Sentencia <strong>de</strong> única instancia, 21547, 9 <strong>de</strong> febrero<strong>de</strong> 2005.(7) Folios 47 y 48, cua<strong>de</strong>rno 51 anexo original(8) Folio 28, cua<strong>de</strong>rno 51 anexo original. Folio 26,cua<strong>de</strong>rno 53 anexo original.(9) Folio 2 y s.s. cua<strong>de</strong>rno 51 anexo original. Folio 7 ys.s., cua<strong>de</strong>rno 53 anexo original.(10) Sentencia C-693 , julio 9 <strong>de</strong> <strong>2008</strong>.(11) CLAUX ROXIN, Derecho Penal, Parte General,Tomo I, Editorial Civitas, 1997, pag. 1006(12) Radicación 20946(13) Radicado 22263(14) Sentencia <strong>de</strong>l 18 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2002, radicado 19464MAGISTRADO PONENTE:DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZSentencia Unica InstanciaFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Declara penalmente responsable, con<strong>de</strong>na, conce<strong>de</strong>subrogado...PROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESADO: MARTINES ROSALES, EMILIO-REPRESENTANTEPROCESO : 18029Salvamento Parcial <strong>de</strong> VotoDR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROFin121___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 27268SALA DE CASACION PENALFUERO-Renuncia al ejercicio <strong>de</strong>l cargo, caso enque la <strong>Corte</strong> conserva competencia/ INJURIA-Inexistente cuando se comprueba el hecho, salvolibertad y honor sexuales/ INJURIA-Honra yhonor: Diferencias/ INJURIA-Comentario sobrepersona que fue con<strong>de</strong>nada por un <strong>de</strong>lito/PROVIDENCIA EN RESERVA-Solo se publica elextracto1. La jurispru<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la Sala se ha ocupado <strong>de</strong>dicha temática señalando que en casos como elpresente, se impone que sea esta Corporaciónquien resuelva la impugnación, previo a <strong>de</strong>clararla pérdida <strong>de</strong>l fuero especial <strong>de</strong> investigación quecobijaba al imputado(1)Lo anterior pone <strong>de</strong> manifiesto que el imputadono obró con la intención <strong>de</strong> hacer una falsaimputación contra José Guerra, pues si bienutilizó una expresión que pue<strong>de</strong> afectar suautoestima, es lo cierto que ella tiene apoyo enhechos verídicos <strong>de</strong> su pasado reciente, concapacidad real <strong>de</strong> <strong>de</strong>scalificar su honra ante lacomunidad, en virtud <strong>de</strong> sus comprobadosvínculos con reconocidos narcotraficantes.2. En ese contexto, no es posible predicar que laremembranza <strong>de</strong> la situación <strong>de</strong>rivada <strong>de</strong>l falloproferido contra el querellante, así él ya hayacumplido la pena que le fue impuesta, constituyauna lesión a su buen nombre, en tanto este bienjurídico no pue<strong>de</strong> ser afectado por hechos consustrato real, salvo cuando se trata <strong>de</strong> aspectosíntimos relacionados con la libertad y el honorsexuales.3. A este respecto, vale la pena clarificar que elconcepto <strong>de</strong> honor y el <strong>de</strong> honra no sonsinónimos.El primero, al cual acu<strong>de</strong> el recurrente en lasustentación <strong>de</strong>l recurso, ciertamente estáintegrado a la dignidad humana comocaracterística inherente a toda persona, conin<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> su origen, etnia, condición o<strong>de</strong>senvolvimiento social.La honra, en cambio, se edifica en el diarioacontecer. Son los actos, estilo <strong>de</strong> vida ycomportamientos con trascen<strong>de</strong>ncia social, losque <strong>de</strong>terminan el concepto moral y ético que los<strong>de</strong>más se forman <strong>de</strong>l individuo, con fundamentoen percepciones medianamente objetivas. Y es<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> este concepto que se ubica el buennombre, en tanto éste congloba el mí y el yo, lapercepción <strong>de</strong> los <strong>de</strong>más y la percepción propia,que en un todo estructura la etiqueta queacompaña a la persona. Y, en tanto concepciónpropia <strong>de</strong> las <strong>de</strong>más personas, lasmanifestaciones que se hagan con base en dichaapreciación no pue<strong>de</strong>n socavar la honra en tantosu producción correspon<strong>de</strong> a la imagen colectiva.4. El hecho <strong>de</strong> que la persona por razón <strong>de</strong>conductas social y penalmente censuradas, hayapurgado pena, no genera restitución <strong>de</strong> la honraespecífica. Es claro, y en eso se coinci<strong>de</strong> con elmemorialista, que no por haber sido con<strong>de</strong>nadose habilita al conglomerado a <strong>de</strong>nigrargenéricamente contra él, pero también lo es quela percepción ciudadana no se borra, ni hayobligación <strong>de</strong> ello, por el hecho <strong>de</strong> habercumplido la sanción penal.En tal virtud, la supuesta restitución social nopue<strong>de</strong> impedir que, en el futuro, se hagareferencia a esta situación. Y, menos aún, larehabilitación tien<strong>de</strong> manto <strong>de</strong> olvido sobre loshechos pasados. Por ello, no es tampoco posibleexigir al conglomerado que no recuer<strong>de</strong> dichassituaciones, o que no haga referencia a ellas o asus autores, aún cuando lo haga en términos quepudieran parecer ofensivos, dado que seacomodan a una verdad histórica.______________________________________1. Auto <strong>de</strong> única instancia <strong>de</strong>l 8 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 2007,radicado 26118.122___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:SALA DE CASACION PENALAuto Unica InstanciaFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: No repone auto obejto <strong>de</strong> recursoPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.DELITOS: CalumniaPROCESO : 27268NOTA ACLARATORIAPROVIDENCIA - EN RESERVAFin123___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30715DR. YESID RAMIREZ BASTIDASCAMBIO DE RADICACION-Competencia <strong>de</strong> la<strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia/ CAMBIO DERADICACION-Tribunal Superior: No <strong>de</strong>be revisarcuando hay un solo juzgado especializado entodo el distrito/ CAMBIO DE RADICACION-Finalidad/ CAMBIO DE RADICACION-Imparcialidad e in<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia: Hecho notorio,grupos paramilitares1. De conformidad con lo establecido en elnumeral 8° <strong>de</strong>l artículo 75 <strong>de</strong> la ley 600 <strong>de</strong> 2000,la Sala <strong>de</strong> Casación Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong><strong>de</strong> Justicia es competente para <strong>de</strong>cidir sobre lasolicitud <strong>de</strong>l Fiscal Delegado ante estacorporación, que preten<strong>de</strong> el cambio <strong>de</strong>radicación <strong>de</strong> un distrito judicial a otro, en asuntoque se halla en la etapa <strong>de</strong>l juicio.2. La Sala entrará a <strong>de</strong>finir lo que sea pertinentepese a que según criterios adoptados pararesolver casos como éste , se <strong>de</strong>be estimarprimero si se dan o no las causas <strong>de</strong> laexcepcional medida y en caso cierto establecer sise podía conjurar el problema <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l mismoDistrito.Así se proce<strong>de</strong>rá porque las circunstancias quero<strong>de</strong>an este asunto se ofrecen especiales, encuanto que en el Distrito Judicial <strong>de</strong> Bolívar nofunciona sino un Juzgado Penal <strong>de</strong>l CircuitoEspecializado, situado en la ciudad <strong>de</strong>Cartagena, <strong>de</strong> manera que resultaba inútil que,en esta hipótesis, fuera el Tribunal Superior elque hubiese entrado a consi<strong>de</strong>rar la posibilidad aque antes se alu<strong>de</strong>, simplemente porque elcambio <strong>de</strong> radicación envuelve un sentidoterritorial y entonces la pretendida soluciónresultaba imposible <strong>de</strong> lograr <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los límitesterritoriales <strong>de</strong> competencia <strong>de</strong> aquellaCorporación.3. El cambio <strong>de</strong> radicación previsto por losartículos 85 y siguientes <strong>de</strong>l cpp <strong>de</strong> 2000, comoexcepción a los factores que <strong>de</strong>terminan lacompetencia territorial, tiene como finalidadpreservar la imparcialidad o la in<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia enla administración <strong>de</strong> justicia, las garantíasprocesales, la publicidad <strong>de</strong>l juzgamiento y laseguridad e integridad personal <strong>de</strong> los sujetosprocesales o <strong>de</strong> los funcionarios judiciales.Des<strong>de</strong> antaño la Sala tiene dicho que:el cambio <strong>de</strong> radicación es norma excepcional <strong>de</strong>restringida aplicación que obe<strong>de</strong>ce en términosgenerales, a <strong>de</strong>mostraciones fundamentales en elsentido <strong>de</strong> que un <strong>de</strong>terminado sitio la justicia noestá en capacidad <strong>de</strong> ser administrada conrectitud y eficacia... Así pues, sólo cuando existeun ambiente impropio para el juzgamiento, <strong>de</strong>beabrirse campo el cambio <strong>de</strong> radicación,precisamente para que el proceso sea ventiladoen otro medio judicial .4. Cuando el precepto que se acaba <strong>de</strong> citardispone el cambio <strong>de</strong> radicación porque en elterritorio don<strong>de</strong> se esté a<strong>de</strong>lantando la actuaciónprocesal, existan circunstancias que puedanafectar "la imparcialidad o la in<strong>de</strong>pen<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> laadministración <strong>de</strong> justicia" -que es el motivoplanteado por el peticionario-, se requiere que elsuperior funcional llamado a <strong>de</strong>cidir el inci<strong>de</strong>ntepueda construir el juicio <strong>de</strong> valor <strong>de</strong>terminanteque en la se<strong>de</strong> don<strong>de</strong> regularmente se <strong>de</strong>bea<strong>de</strong>lantar y culminar el proceso, las condicionesno son las propicias para garantizar la rectitud <strong>de</strong>juicio y la transparencia en la <strong>de</strong>licada tarea <strong>de</strong>administrar justicia.Al estudiar los argumentos <strong>de</strong> la petición, la Sala<strong>de</strong>s<strong>de</strong> ya anuncia que la valoración conjunta <strong>de</strong>las razones aducidas por el Fiscal Delegado anteesta Corporación, llevan a inferir la proce<strong>de</strong>ncia<strong>de</strong> or<strong>de</strong>nar el cambio <strong>de</strong> radicación <strong>de</strong>l proceso<strong>de</strong>l Distrito Judicial <strong>de</strong> Bolívar al <strong>de</strong> Bogotá, alreiterarse:Constituye hecho notorio la conformación enamplias regiones <strong>de</strong>l país, y en especial en elDepartamento <strong>de</strong> Bolívar, <strong>de</strong> grupos armados almargen <strong>de</strong> la ley, comúnmente llamados"paramilitares", que ocuparon territorios <strong>de</strong>manera violenta y tuvieron gran injerencia sobrelos diferentes procesos electorales, eligiendogobernadores, concejales, alcal<strong>de</strong>s, diputados ycongresistas, con los que se asociaron,fundamentos <strong>de</strong> las imputaciones jurídicas queactualmente pesan contra el doctor (.....)La presencia y actuar <strong>de</strong> esta organización almargen <strong>de</strong> la ley afecta las reglas <strong>de</strong> convivenciasocial y en especial a la población civil en quienha recaído la mayoría <strong>de</strong> las acciones <strong>de</strong> estosgrupos, motivadas generalmente por no compartirsus intereses, estrategias y procedimientos, y enel afán <strong>de</strong> anteponer sus propósitos han <strong>de</strong>jadoentre sus numerosas víctimas a servidorespúblicos <strong>de</strong> la administración <strong>de</strong> justicia, <strong>de</strong> lapolicía judicial, alcal<strong>de</strong>s y <strong>de</strong>fensores <strong>de</strong><strong>de</strong>rechos humanos y hasta miembros <strong>de</strong> lamisma auto<strong>de</strong>fensa.124___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Y, no obstante la vigencia y aplicación <strong>de</strong> la Ley975 <strong>de</strong> 2005, el proceso <strong>de</strong> <strong>de</strong>smovilizacióntodavía está en trámite, <strong>de</strong> modo que la<strong>de</strong>nunciada relación <strong>de</strong> los paramilitares con laclase política participante <strong>de</strong> los acuerdosirregulares, podría continuar en algunos casos, apesar <strong>de</strong> que dirigentes implicados se encuentrenprivados <strong>de</strong> la libertad, máxime que los<strong>de</strong>smovilizados cuentan aún con el apoyo <strong>de</strong> susseguidores, lo cual comporta elevado riesgo parael normal <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la administración <strong>de</strong>justicia.MAGISTRADO PONENTE:DR. YESID RAMIREZ BASTIDASCambio <strong>de</strong> RadicaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Or<strong>de</strong>na cambio <strong>de</strong> radicación, asigna conocimiento ajuzgados especializados <strong>de</strong> BogotáPROCEDENCIA: Juzgado Penal <strong>de</strong>l Circuito EspecializadoCIUDAD: BolívarPROCESADO: BLEL SAAD, VICENTEDELITOS: Concierto para <strong>de</strong>linquir agravadoPROCESO : 30715Fin125___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 23521DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROERROR EN LA CALIFICACION JURIDICA-Situaciones en las que es proce<strong>de</strong>nte <strong>de</strong>cretar lanulidad/ HOMICIDIO AGRAVADO-Parentesco/HOMICIDIO AGRAVADO-Situación <strong>de</strong>in<strong>de</strong>fensión o inferioridad/ DOLO EVENTUAL-Configuración1. In<strong>de</strong>pendientemente <strong>de</strong> que acepte laresponsabilidad por unos hechos (imputaciónfáctica), cuando el juzgador advierta errorostensible en relación con la imputación jurídica(en este caso relacionada con el aspectosubjetivo <strong>de</strong>l comportamiento: (impru<strong>de</strong>ncia,preterintención, tipo simple), <strong>de</strong>berá corregir <strong>de</strong>forma oficiosa el error, pues no es permisibleemitir sentencia <strong>de</strong> mérito por un comportamientoleve que no se compa<strong>de</strong>zca con la conductarealmente cometida:El ejercicio <strong>de</strong> la imputación reclama laEXACTITUD que exigen las categoríasdogmáticas <strong>de</strong> la conducta punible: tipicidadinequívoca, antijuridicidad y culpabilidad (Arts. 9,10, 11, 12, 21, 22, 23, 24 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000)a la hora <strong>de</strong> formular la acusación.Cuando en la imputación (ya fáctica, ya jurídica)se advierten graves errores que la apartan <strong>de</strong>lreferente óntico, el juez, en ejercicio <strong>de</strong>l controlconstitucional <strong>de</strong>l proceso penal <strong>de</strong>berá <strong>de</strong>clararla nulidad <strong>de</strong> la actuación en procura <strong>de</strong> acertaren la calificación jurídica que la conductareclama, en la medida que las <strong>de</strong>cisionesjudiciales <strong>de</strong>ben adoptarse <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l marco <strong>de</strong> lalegalidad, <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos fundamentales y <strong>de</strong> lasgarantías procesales.Los códigos anteriores consagrabandisposiciones que prohibían la reforma en peor(Artículo 217 <strong>de</strong>l Decreto 2700 <strong>de</strong> 1991; Artículo204 <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000) en el entendido quela impugnación fija los parámetros <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bate enel pronunciamiento <strong>de</strong>l superior, sin que sepudiera <strong>de</strong>smejorar la situación <strong>de</strong> apelantesúnicos (1); el nuevo sistema no reprodujo unanorma similar, y ha existido una innegable tensiónen esa materia (Legalidad vs. Principio <strong>de</strong>limitación) que tiene su núcleo <strong>de</strong> referencia en elartículo 31 <strong>de</strong> la Carta Política que consagra elprincipio <strong>de</strong> la doble instancia y la prohibición <strong>de</strong>reforma peyorativa.Cuando el juez (individual, colectivo oextraordinario) anula la sentencia porqueencuentra un error en la calificación jurídica, lohace en virtud <strong>de</strong> su oficio como juezconstitucional, por el simple hecho <strong>de</strong> que elfuncionario judicial siempre tiene como referentesineludibles el cumplimiento <strong>de</strong> la Constitución y<strong>de</strong> la ley (2).La <strong>de</strong>claración <strong>de</strong> nulidad obliga a rehacer laactuación -castiga el proceso-, pero <strong>de</strong> ningunamanera ata el sentido <strong>de</strong> la nueva sentencia, nilas posibilida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>fensivas que surjan a partir <strong>de</strong>la reconstrucción <strong>de</strong>l rito. No impi<strong>de</strong> a la parte<strong>de</strong>fensiva ejercer el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> contradicción aplenitud en el proceso reconstruido (Vg. probaralguna causal <strong>de</strong> ausencia <strong>de</strong> responsabilidadpenal, someterse a la terminación abreviada <strong>de</strong>lproceso por sentencia anticipada, preacordar lostérminos <strong>de</strong> la imputación, allanarse, etc.).Lo que persigue la <strong>de</strong>claración <strong>de</strong> nulidad esexclusivamente "garantizar a plenitud el <strong>de</strong>rechoal <strong>de</strong>bido proceso" (3) sin per<strong>de</strong>r <strong>de</strong> vista que eljuez <strong>de</strong>l conocimiento (juzgado - tribunal - <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong>) funge como se<strong>de</strong> <strong>de</strong> controlconstitucional y legal, bien que se tramite por elsistema ordinario o por el sistema <strong>de</strong> imputaciónconsensuada (4).En suma, al juez como director <strong>de</strong> la etapa <strong>de</strong>juzgamiento le correspon<strong>de</strong> velar porque laacusación haya sido correctamente formulada,sin que ello comprometa su imparcialidad, y esafunción no es ajena a los juzgadores colectivos(tribunales y <strong>Corte</strong>).La <strong>Corte</strong> reitera su pensamiento pacífico en elsentido <strong>de</strong> que, cuando la imputación difiere <strong>de</strong>lsupuesto fáctico real no pue<strong>de</strong> ser tenida comofundamento correcto <strong>de</strong> la sentencia…sencillamente porque no se hace justicia materialcuando el fallo no tiene un referente fácticocorrecto; al encontrar una resolución <strong>de</strong>acusación acertada en lo fáctico (imputaciónfáctica) pero abiertamente <strong>de</strong>sfasada en lojurídico (imputación jurídica), la nulidad seimpone como remedio (5).Esas razones son suficientes, en criterio <strong>de</strong> laSala, para casar <strong>de</strong> manera oficiosa la sentencia<strong>de</strong>l Tribunal <strong>de</strong> Cundinamarca y anular laactuación a partir, inclusive, <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong>acusación <strong>de</strong> primera instancia; estacircunstancia releva a la Sala <strong>de</strong> respon<strong>de</strong>r la<strong>de</strong>manda interpuesta por el <strong>de</strong>fensor <strong>de</strong>lprocesado.2.Cuando hechos <strong>de</strong> esta naturaleza sepresentan, la a<strong>de</strong>cuación jurídica correcta es la<strong>de</strong>l tipo penal <strong>de</strong> homicidio agravado, y en todoslos casos el titular <strong>de</strong> la acusación <strong>de</strong>be126___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>consi<strong>de</strong>rar y <strong>de</strong> manera razonada fundamentar y- o excluir las siguientes posibilida<strong>de</strong>s totalmenteprevisibles:i)Si se acredita el parentesco (consanguíneo,civil) habrá que predicar e imputar la agravanteprevista en el artículo 104 - 1. "En la persona <strong>de</strong>lascendiente o <strong>de</strong>scendiente, cónyuge,compañero o compañera permanente, hermano,adoptante o adoptivo, o pariente hasta elsegundo grado <strong>de</strong> afinidad".ii)Si se <strong>de</strong>muestra la multiplicidad <strong>de</strong> traumas -politraumatismos- ello implica incluir o excluir <strong>de</strong>manera razonable "la sevicia" <strong>de</strong> que trata elnumeral 6°.iii)La edad <strong>de</strong> la víctima implica consi<strong>de</strong>rar <strong>de</strong>manera razonada o excluir, en fin, fundamentar laagravante prevista en el numeral 7°: "Colocandoa la víctima en situación <strong>de</strong> in<strong>de</strong>fensión oinferioridad o aprovechándose <strong>de</strong> esta situación".3.En lo que tiene que ver con las modalida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>la conducta punible (dolo, culpa, preterintención)existe una línea <strong>jurispru<strong>de</strong>ncial</strong> consistente quepermite acusar a quien ejecuta una conducta <strong>de</strong>esta naturaleza por el tipo doloso, pues, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> laperspectiva <strong>de</strong> la teoría <strong>de</strong> la representación <strong>de</strong>lresultado quien asume golpear a la víctima tienela capacidad <strong>de</strong> representarse mentalmente elresultado <strong>de</strong> la propia conducta, no obstante quesea previsible la preterintención como modalidad<strong>de</strong> conducta punible cuando realmente elresultado exce<strong>de</strong> la voluntad <strong>de</strong> repren<strong>de</strong>r (6).4.En suma, en criterio <strong>de</strong> la Sala, la imputaciónjurídica correcta por la que <strong>de</strong>bió ser llamado ajuicio el señor (.....) es homicidio agravado a título<strong>de</strong> dolo eventual(7) y la fiscalía tiene la cargaprocesal ineludible <strong>de</strong> proferir una acusaciónjurídica correcta, porque, quien somete a un niño<strong>de</strong> escasos dos años y medio <strong>de</strong> edad a castigosque objetivamente exce<strong>de</strong>n el límite <strong>de</strong> tolerancia<strong>de</strong>l cuerpo y muere como consecuencia <strong>de</strong> lacontun<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> los impactos, incurre en unaconducta homicida en tanto que asume comoposible la consecuencia.(8)En relación con la prueba practicada tanto en lafase <strong>de</strong> investigación como en la fase <strong>de</strong>l juicio,inclusive la recaudada en la audiencia pública <strong>de</strong>juzgamiento, su vali<strong>de</strong>z se mantiene.______________________________________1. Cfr. Sentencia <strong>de</strong>l 16/05/2007, rad. núm. 23934;Sentencia <strong>de</strong> revisión <strong>de</strong>l 03/05/2007, rad. núm. 17588.2. Cfr. Sentencia <strong>de</strong>l 11/04/2007, Rad. núm. 261283. Cfr. Sentencia <strong>de</strong>l 26/10/2006, rad. núm. 25743.4. Cfr. sentencia <strong>de</strong>l 12 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2007, rad.núm. 27759.5. Sentencia <strong>de</strong>l 28 <strong>de</strong> noviembre <strong>de</strong> 2007, rad. núm.23883; en el mismo sentido, sentencia <strong>de</strong>l 23 <strong>de</strong>agosto <strong>de</strong> 2006, rad. Núm. 21494; Rad. núm. 27759<strong>de</strong>l 12 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2007.6. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, ver entre otras,sentencias <strong>de</strong>l 5 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2003, rad. núm. 14758;sentencia <strong>de</strong>l 10 <strong>de</strong> julio <strong>de</strong> 2003, rad. núm. 16275;sentencia <strong>de</strong>l 17 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>, rad. núm.25511; sentencia <strong>de</strong>l 18/6/<strong>2008</strong>, rad. núm. 29000; enel mismo sentido véase: REYES ECHANDÍA, Alfonso.Derecho Penal, Parte General, 6ª. Edic., UniversidadExternado <strong>de</strong> Colombia, 1979, páginas 279 ysiguientes.7. Ley 599 <strong>de</strong> 2000, artículo 22. "No sobra apuntar quepor ser el dolo una manifestación <strong>de</strong>l fuero interno,pue<strong>de</strong> conocerse, directamente por confesión, oindirectamente por manifestaciones externasconcretadas durante el iter criminis o con posterioridada la consumación <strong>de</strong>l <strong>de</strong>lito. A este respecto, la Salasigue la línea <strong>de</strong> examinar cada caso en concreto,probatoriamente, para establecer si racional yrazonablemente el sujeto agente asumió comoprobable o posible el resultado que jurídicamente se lerecrimina". (cfr. sentencia <strong>de</strong>l 18 <strong>de</strong> junio <strong>de</strong> 2006, rad.núm. 29000).8. CORTE SURPEMA DE JUSTICIA, sentencia <strong>de</strong>l 17<strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>, radicación número 25511; enel mismo sentido sentencia <strong>de</strong>l 29 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 2004,radicación número 14311.MAGISTRADO PONENTE:DR. ALFREDO GOMEZ QUINTEROSentencia CasaciònFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: No Casa, casa parcial y <strong>de</strong> oficio <strong>de</strong>cretando nulidadPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: CundinamarcaPROCESADO: SUAREZ BAUTISTA, JOSE ISIDRODELITOS: Homicidio preterintencionalPROCESO : 23521Fin127___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 22282DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESCASACION-Prevalencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho sustancialfrente a lo formal/ VIOLACION INDIRECTA DELA LEY SUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> existencia/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Error <strong>de</strong> hecho: Falso raciocinio1. La Sala encuentra que, si bien es cierto, elcasacionista incurre en el yerro <strong>de</strong> invocar laviolación directa <strong>de</strong> la ley sustancial cuando, enrealidad, <strong>de</strong>l contexto <strong>de</strong>l <strong>de</strong>sarrolloargumentativo plasmado en el libelo se<strong>de</strong>spren<strong>de</strong> que su crítica está orientada por vía<strong>de</strong> la violación indirecta, la anterior inconsistenciano impi<strong>de</strong> compren<strong>de</strong>r el fondo <strong>de</strong> la censura,razón por la cual la <strong>Corte</strong> entrará en su estudio,en aras <strong>de</strong> no sacrificar lo sustancial a loestrictamente formal.2. De cara al fundamento <strong>de</strong> la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>lTribunal, la <strong>Corte</strong> encuentra que, tal como loafirma el Procurador Delegado, los yerrosacusados se hallan configurados e inci<strong>de</strong>n <strong>de</strong>manera trascen<strong>de</strong>nte en el sentido <strong>de</strong>l fallo. Esasí como la Sala observa que el raciocinioprobatorio <strong>de</strong>l sentenciador a partir <strong>de</strong>l cual<strong>de</strong>dujo la existencia <strong>de</strong> una duda probatoria, lacual permitió la absolución <strong>de</strong>l procesado, fue laconsecuencia <strong>de</strong> omitir, cercenar y apreciarindividualmente, y en contra <strong>de</strong> las máximas <strong>de</strong> lasana crítica, la prueba que obra en la actuación.MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESSentencia CasaciónFECHA : 05/11/<strong>2008</strong>DECISION: Casa, Con<strong>de</strong>naPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: FlorenciaPROCESADO: CASTRO FRANCO, JOSE ANTONIODELITOS: Homicidio agravadoPROCESO : 22282Fin128___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30772DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESHABEAS CORPUS-Naturaleza/ HABEASCORPUS-No sustituye el trámite <strong>de</strong>l procesopenal ordinario/ HABEAS CORPUS-Características/ HABEAS CORPUS-Libertadprovisional: Se discute en el respectivo proceso1. El hábeas corpus, consagrado como unaacción constitucional en el artículo 30 <strong>de</strong> la CartaPolítica y reglamentado a través en la Ley 1095<strong>de</strong> 2006, es una acción pública encaminada a latutela <strong>de</strong> la libertad en aquellos eventos en queuna persona es privada <strong>de</strong> ella con violación <strong>de</strong>sus garantías constitucionales y legales, o éstase prolongue ilegalmente.Se edifica o se estructura básicamente en doseventos, a saber:"- Cuando la aprehensión <strong>de</strong> una persona se llevaa cabo por fuera <strong>de</strong> las formas o especiesconstitucional y legalmente previstas para ello,como son: con or<strong>de</strong>n judicial previa (arts. 28 CPol, 2 y 297 L 906/94), flagrancia (arts. 345 L600/00 y 301 L 906/04), públicamente requerida(art. 348 L 600/00) y administrativa (C-24 enero27/94), esta última con fundamento directo en elartículo 28 <strong>de</strong> la Constitución y por ello <strong>de</strong> nonecesaria consagración legal, tal como sucedió -yocurre- en vigencia <strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000."- Cuando ejecutada legalmente la captura laprivación <strong>de</strong> libertad se prolonga más allá <strong>de</strong> lostérminos previstos en la Carta Política o en la leypara que el servidor público i) lleve a cabo laactividad a que está obligado (escuchar enindagatoria, <strong>de</strong>jar a disposición judicial elcapturado, hacer efectiva la libertad or<strong>de</strong>nada,etc.), o ii) adopte la <strong>de</strong>cisión que al casocorresponda (<strong>de</strong>finir situación jurídica <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>ltérmino, or<strong>de</strong>nar la libertad frente a captura ilegal-arts. 353 L 600/00 y 302 L 906/04- entre otras)".Ahora bien, previo al análisis que <strong>de</strong>manda elcaso concreto, se hace necesario precisar cómoel mecanismo excepcional <strong>de</strong> protección <strong>de</strong><strong>de</strong>rechos fundamentales, tiene un objeto concretoque tradicionalmente se ha consagrado en lasvarias normativas y que hoy se reproducen en laLey 1095 <strong>de</strong> 2006, reglamentaria <strong>de</strong>l artículo 30<strong>de</strong> la Constitución Política Colombiana: laprotección <strong>de</strong> la libertad, cuando <strong>de</strong> ésta se haprivado a la persona con violación <strong>de</strong> lasgarantías constitucionales o legales, o seprolonga ilegalmente esta privación, conforme loseñala expresamente el artículo 1° <strong>de</strong> la ley encita.Así, entonces, el hábeas corpus es un <strong>de</strong>rechointangible y <strong>de</strong> aplicación inmediata consagradoen la Constitución Política y reconocido, a<strong>de</strong>más,en los tratados internacionales que forman parte<strong>de</strong>l <strong>de</strong>nominado bloque <strong>de</strong> constitucionalidad.En síntesis, se trata <strong>de</strong> la garantía másimportante para la protección <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a lalibertad, consagrado en el artículo 28 <strong>de</strong> la CartaPolítica, el cual reconoce en forma expresa quetoda persona es libre, que nadie pue<strong>de</strong> sermolestado en su persona o familia, ni reducido aprisión o arresto, ni <strong>de</strong>tenido, ni su domicilioregistrado, sino en virtud <strong>de</strong> mandamiento escrito<strong>de</strong> autoridad judicial competente, con lasformalida<strong>de</strong>s legales y por motivo previamente<strong>de</strong>finido en la ley.El <strong>de</strong>recho a la libertad, pese a su indiscutibleconsagración constitucional, no es un <strong>de</strong>rechoabsoluto, según se <strong>de</strong>spren<strong>de</strong> <strong>de</strong> lo previsto en elcitado artículo 28 <strong>de</strong> la Constitución Política, puessi bien el hábeas corpus es el medio porexcelencia para su protección, como así veníaconsi<strong>de</strong>rándose tradicionalmente por lalegislación y la jurispru<strong>de</strong>ncia, la naturaleza iusfundamental <strong>de</strong> este <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>vela que dichaacción es una garantía no solo <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho alibertad sino que igualmente lo es <strong>de</strong> otros<strong>de</strong>rechos fundamentales <strong>de</strong> la persona privada<strong>de</strong> la libertad, como son los <strong>de</strong> la vida y laintegridad personal.2. El trámite <strong>de</strong> hábeas corpus no se erige en elmecanismo para suplir los trámites propios <strong>de</strong>lproceso penal, esto es, que no tiene el carácter<strong>de</strong> residual.De ahí que cuando la acción pretenda suplir losmecanismos propios <strong>de</strong>l diligenciamiento penal,la misma se torna improce<strong>de</strong>nte, en tanto que losvicios <strong>de</strong> <strong>de</strong>recho o <strong>de</strong> actividad cometidosdurante el proceso, la misma ley contempló losrecursos y los institutos tendientes a sanearlos.3. Por manera que la citada institución tiene lassiguientes características:"1. Cautelar. Porque se instrumentaliza u or<strong>de</strong>nacomo acción judicial sui géneris, en procura <strong>de</strong>que se examinen unos hechos específicos a fin<strong>de</strong> <strong>de</strong>terminar la pertinencia o no <strong>de</strong> restablecerla libertad."2. Preferente. Si bien no se dice ni por elconstituyente ni por el legislador que la acción <strong>de</strong>hábeas corpus es preferente, tal característica129___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>resulta tanto (i) <strong>de</strong>l término dado para que searesuelta -todas las otras accionesconstitucionales y legales se resuelven en plazosmayores- como <strong>de</strong> la (ii) prevalencia que tiene elhábeas corpus por mandato legal sobre otrasacciones -<strong>de</strong> tutela(1) , <strong>de</strong> cumplimiento(2) ypopulares(3) - calificadas expresamente como <strong>de</strong>trámite preferencial(4) .""Preferente" significa, por lo tanto, ventaja,elección <strong>de</strong> la cosa que la tiene respecto <strong>de</strong> lasque no gozan <strong>de</strong> ella. Por consiguiente, lapreferencia quiere <strong>de</strong>cir que los órganosjurisdiccionales habrán <strong>de</strong> "elegir" respecto <strong>de</strong>cualesquiera otras, y para dirimirlas en primerlugar, las peticiones <strong>de</strong> hábeas corpus (5)."La prevalencia o preferencia es un conceptorelativo cuya pertinencia viene dada por elvolumen <strong>de</strong> asuntos pendientes en los órganosjurisdiccionales, por el interés constitucional en laprotección <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos fundamentales yporque las características <strong>de</strong> éstos obligan enmuchos casos a una especial premura en suprotección, si se quiere evitar que el transcurso<strong>de</strong>l tiempo provoque que <strong>de</strong>saparezca el objetomismo <strong>de</strong> la protección instada. El interésconstitucional en la protección <strong>de</strong> estos <strong>de</strong>rechoses, pues, superior al existente para proteger los<strong>de</strong>más <strong>de</strong>rechos e intereses, lo cual justifica quese otorgue preferencia a la tramitación <strong>de</strong> laspretensiones encaminadas a hacer valer<strong>de</strong>rechos fundamentales."3. Celeridad. Significa que el trámite se inspiraen el principio <strong>de</strong> celeridad(6) . Si bien es ciertoque en cualquier proceso la <strong>de</strong>mora injustificadano sólo es in<strong>de</strong>seable, sino que <strong>de</strong> hecho essancionable por consi<strong>de</strong>rarse violatoria <strong>de</strong>l<strong>de</strong>bido proceso, también es cierto que en materia<strong>de</strong> hábeas corpus la rapi<strong>de</strong>z es un factorprimordial. En primer lugar, por el <strong>de</strong>rechofundamental sometido a ofensa; en segundotérmino, porque el efecto <strong>de</strong> su violación pue<strong>de</strong>aumentar por la lentitud <strong>de</strong> la acción judicial; y, entercer lugar, porque el hábeas corpus es unmecanismo que preten<strong>de</strong> resarcir el daño que seestá produciendo a un ciudadano por parte <strong>de</strong> laautoridad al privarlo <strong>de</strong> la libertad ilegalmente; poresto, más que en ningún otro proceso, la dilación<strong>de</strong>be ser abolida."4. Impugnable: En aplicación <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> ladoble instancia, la <strong>de</strong>cisión que niega la solicitud<strong>de</strong> hábeas corpus pue<strong>de</strong> ser impugnada."5. Contradicción: Puesto que con miras a la<strong>de</strong>cisión, se admite <strong>de</strong>bate sobre la proce<strong>de</strong>nciao no <strong>de</strong> la garantía."6. Jurisdiccionalidad: Pues el trámite y la<strong>de</strong>cisión sobre la legalidad <strong>de</strong> la aprehensión y/o<strong>de</strong> la prolongación ilícita <strong>de</strong> una <strong>de</strong>tención, serealiza ante un juez."7. Informalidad: Porque en la solicitud y trámitelo que importa es lo sustantivo, la vulneración <strong>de</strong>l<strong>de</strong>recho fundamental <strong>de</strong> libertad.(…)"8. Breve y sumaria(7) : Tiene la acción elcarácter <strong>de</strong> breve o sumaria(8) toda vez que sutramitación y resolución <strong>de</strong>be evacuarse en eltérmino <strong>de</strong> 36 horas. Se muestra el altísimo valorque ocupa en el régimen constitucional la libertadindividual si se le contrasta por ejemplo con elplazo <strong>de</strong> 10 días otorgado para el amparo <strong>de</strong> los<strong>de</strong>más <strong>de</strong>rechos fundamentales .(…)"En el trámite <strong>de</strong> la impugnación el funcionario <strong>de</strong>segunda instancia cuenta con tres días hábilespara resolver la petición."9. Sencillo: Porque no exige conocimientosjurídicos para su ejercicio(10) .(…)11. Específico: Porque se creó como mecanismoespecial <strong>de</strong> protección <strong>de</strong> la libertad individual(11). Y,"12. Eficaz: Porque siempre exige <strong>de</strong>l juez unpronunciamiento <strong>de</strong> fondo bien para conce<strong>de</strong>r obien para negar lo solicitado(12) ."4. De acuerdo con lo anteriormente expuesto sepue<strong>de</strong> concluir:a) Que contra Domingo Acevedo Ma<strong>de</strong>ra, pesamedida <strong>de</strong> aseguramiento <strong>de</strong> <strong>de</strong>tenciónpreventiva sin beneficio <strong>de</strong> la libertad, la cual fueimpuesta por autoridad judicial competente.b) Que si bien es cierto que el juez <strong>de</strong> control <strong>de</strong>garantías le negó la libertad provisional solicitadacon fundamento en el artículo 317, numeral 5°, <strong>de</strong>la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, modificado por el artículo 30<strong>de</strong> la Ley 1142 <strong>de</strong> 2007, también lo es que la<strong>de</strong>fensa <strong>de</strong> Acevedo Ma<strong>de</strong>ra cuenta con losmecanismos procesales correspondientes, estoes, los recursos contemplados en la ley, quepreviamente tiene que agotar al interior <strong>de</strong>lproceso antes <strong>de</strong> acce<strong>de</strong>r al instituto <strong>de</strong> hábeascorpus.Expresado <strong>de</strong> otra forma, la <strong>de</strong>fensa <strong>de</strong> AcevedoMa<strong>de</strong>ra antes <strong>de</strong> impetrar el amparo <strong>de</strong> hábeascorpus, <strong>de</strong>be acudir a los mecanismos procesalescontemplados en la ley. Es <strong>de</strong>cir, si una vez quese han surtido los recursos <strong>de</strong> ley la afectación<strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a la libertad persiste, proce<strong>de</strong> lamulticitada acción pública.c) Si bien es cierto que el juez <strong>de</strong> control <strong>de</strong>garantías que negó la libertad provisional adujóque contra esa <strong>de</strong>cisión sólo procedía el recurso<strong>de</strong> reposición, <strong>de</strong> todos modos la <strong>de</strong>fensa no hizo130___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>uso <strong>de</strong> la mentada impugnación y tampocointervino con el fin <strong>de</strong> hacerle notar al mentadofuncionario judicial, <strong>de</strong> acuerdo con el artículo 20<strong>de</strong> la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, que también dicha<strong>de</strong>cisión era susceptible <strong>de</strong>l recurso <strong>de</strong> apelación.No obstante, en este particular asunto no esposible colegir que la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong>l juez <strong>de</strong> control<strong>de</strong> garantías constituye una vía <strong>de</strong> hecho quelleve necesariamente a predicar la proce<strong>de</strong>ncia<strong>de</strong> la acción pública <strong>de</strong> hábeas corpus, en lamedida en que como quiera que la provi<strong>de</strong>nciaque resuelve la solicitud <strong>de</strong> libertad provisional nohace transito a cosa juzgada, la <strong>de</strong>fensa pue<strong>de</strong>insistir ante el juez <strong>de</strong> control <strong>de</strong> garantías con elfin <strong>de</strong> que se verifique la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la causal<strong>de</strong> libertad provisional consagrada en el artículo317, numeral 5°, <strong>de</strong> la Ley 906 <strong>de</strong> 2004, máximecuando en el presente asunto se señaló el 1° <strong>de</strong>diciembre <strong>de</strong> <strong>2008</strong> como fecha para dar inicio ala audiencia <strong>de</strong>l juicio oral y público.En síntesis, Acevedo Ma<strong>de</strong>ra cuenta con losmecanismos procesales comunes <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> loscuales pue<strong>de</strong> solicitar su libertad, <strong>de</strong> ahí que noresulta proce<strong>de</strong>nte que a través <strong>de</strong> la acciónpública <strong>de</strong> hábeas corpus pretenda reemplazarlos recursos ordinarios <strong>de</strong> reposición y apelaciónestablecidos como procedimientos legalesidóneos para impugnar las <strong>de</strong>cisiones queinterfieren el <strong>de</strong>recho a la libertad personal y, <strong>de</strong>esa manera, <strong>de</strong>splazar al funcionario judicialcompetente llamado a resolver lo atinente a lalibertad <strong>de</strong> las personas.Significa lo anterior, que si la persona es privada<strong>de</strong> su libertad por <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> la autoridadcompetente, adoptada <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> un procesojudicial en curso, las solicitu<strong>de</strong>s <strong>de</strong> libertad tienenque ser formuladas inicialmente ante la mismaautoridad; y que contra su negativa <strong>de</strong>beninterponerse los recursos ordinarios, antes <strong>de</strong>promover una acción pública <strong>de</strong> hábeas corpus.______________________________________1-Decreto 2591 <strong>de</strong> 1991, artículo 15. Trámitepreferencial. La tramitación <strong>de</strong> la tutela estará a cargo<strong>de</strong>l juez, <strong>de</strong>l presi<strong>de</strong>nte <strong>de</strong> la sala o <strong>de</strong>l magistrado aquien éste <strong>de</strong>signe, en turno riguroso, y serásustanciada con prelación para lo cual se pospondrácualquier asunto <strong>de</strong> naturaleza diferente, salvo el <strong>de</strong>hábeas corpus.2-Ley 393 <strong>de</strong> 1997, artículo 11. Tramite preferencial. Latramitación <strong>de</strong> la acción <strong>de</strong> cumplimiento estará acargo <strong>de</strong>l juez, en turno riguroso, y será sustanciadacon prelación, para lo cual pospondrá cualquier asunto<strong>de</strong> naturaleza diferente, salvo la acción <strong>de</strong> tutela.3-Ley 472 <strong>de</strong> 1998, artículo 6°. Trámite preferencial.Las acciones populares preventivas se tramitarán conpreferencia a las <strong>de</strong>más que conozca el juezcompetente, excepto el recurso <strong>de</strong> hábeas Corpus, laacción <strong>de</strong> tutela y la acción <strong>de</strong> cumplimiento.4-En el or<strong>de</strong>namiento jurídico colombiano existen otrostrámites a los que se les asigna la característica <strong>de</strong>preferencial, como ocurre con las solicitu<strong>de</strong>s <strong>de</strong>cesación <strong>de</strong> procedimiento, <strong>de</strong> preclusión <strong>de</strong> lainvestigación y <strong>de</strong> resolución inhibitoria, reguladasmediante el artículo 24 <strong>de</strong> la Ley 782 <strong>de</strong> 2002.5-En lo dicho y en lo que sigue se contextualiza laopinión vertida por JOAQUÍN GARCÍA MORILLO, Laprotección judicial <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos fundamentales,Valencia, Ed. Tirant lo Blanch, 1994, p. 85-86.6.<strong>Corte</strong> Constitucional, Sent. T-162/97.7-La acción solamente podrá ser calificada comosumaria siempre y cuando que tal expresión se utilicecomo sinónimo <strong>de</strong> trámite breve.8-GENARO R. CARRIÓ, Los <strong>de</strong>rechos humanos y suprotección, Buenos Aires, Abeledo Perrot, 1990, p. 34,explica que el hábeas corpus es un procedimientosumario.9-<strong>Corte</strong> Constitucional, Sent. C-010/94 (con referenciaa la acción <strong>de</strong> tutela).10.<strong>Corte</strong> Constitucional, A-053/02 (con referencia a laacción <strong>de</strong> tutela).11-<strong>Corte</strong> Constitucional, Auto-053/02 (con referencia ala acción <strong>de</strong> tutela).12-<strong>Corte</strong> Constitucional, auto A-053/02 (con referenciaa la acción <strong>de</strong> tutela).MAGISTRADO PONENTE:DR. JORGE LUIS QUINTERO MILANESHabeas CorpusFECHA : 07/11/<strong>2008</strong>DECISION: Confirma <strong>de</strong>cisión impugnadaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: SincelejoPROCESADO: ACEVEDO MADERA, DOMINGOPROCESO : 30772Fin131___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30773DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSHABEAS CORPUS-Competencia <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong><strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> Justicia/ HABEAS CORPUS-Proce<strong>de</strong>ncia/ HABEAS CORPUS-Mora en lacelebración <strong>de</strong> la audiencia <strong>de</strong> revocatoria <strong>de</strong> lamedida <strong>de</strong> aseguramiento1. Es competente la Magistrada que aquí proveepara <strong>de</strong>satar la impugnación interpuesta contra laprovi<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong>l 15 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>, conformelo dispone el artículo 7º <strong>de</strong> la Ley 1095 <strong>de</strong> 2006,en cuanto esa norma establece que cuando elsuperior jerárquico <strong>de</strong>l a quo es un juez plural elrecurso lo <strong>de</strong>be sustanciar y <strong>de</strong>cidir uno <strong>de</strong> losmagistrados integrantes <strong>de</strong> la respectivaCorporación, quien para tales efectos actúa comojuez individual.2. Constitucionalmente el habeas corpus seestatuyó para proteger el <strong>de</strong>recho a la libertadindividual <strong>de</strong> los ciudadanos frente a lasactuaciones arbitrarias <strong>de</strong> las autorida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>lEstado que conduzcan a su vulneración. En<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la Carta Política el artículo 1º <strong>de</strong> laLey 1095 <strong>de</strong> 2006 establece que dichomecanismo <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa <strong>de</strong> la libertad se tornaviable en dos situaciones; en primer lugar,cuando la privación <strong>de</strong> la libertad se produce conviolación <strong>de</strong> las garantías constitucionales olegales y, en segundo término, cuando ésta seprolonga ilegalmente.3. Siendo así la situación, no se observa que elciudadano (.....) se encuentre en alguna <strong>de</strong> lasreseñadas situaciones, pues ni fue privado conviolación <strong>de</strong> las garantías fundamentales, entanto ni siquiera adujo tal circunstancia, ni se leestá prolongando ilegalmente la privación <strong>de</strong> lalibertad, pues el juez <strong>de</strong> garantías no ha violadoun término perentorio establecido como condiciónpara mantener el estado <strong>de</strong> <strong>de</strong>tención <strong>de</strong>lprocesado ni ha <strong>de</strong>sconocido una or<strong>de</strong>n queponga fin a la privación <strong>de</strong> la libertad.Frente a tales aspectos, es <strong>de</strong> recordar que laSala <strong>de</strong> Casación Penal <strong>de</strong> la <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong>Justicia tiene ampliamente <strong>de</strong>terminada laimposibilidad <strong>de</strong> acudir a la acción <strong>de</strong> habeascorpus cuando sobre el peticionario pesa <strong>de</strong>cisiónjudicial que sustenta la privación <strong>de</strong> la libertad,situación que ocurre en este caso, pues en contra<strong>de</strong>l aludido se emitió en su momento medida <strong>de</strong>aseguramiento <strong>de</strong> <strong>de</strong>tención preventiva.Por lo anterior, resulta indiscutible que lapretensión <strong>de</strong>l actor no está llamada a prosperar,pues sustenta la solicitud <strong>de</strong> habeas corpus en elhecho <strong>de</strong> haber solicitado el 7 <strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>la revocatoria <strong>de</strong> la medida <strong>de</strong> aseguramiento, sinque a la fecha <strong>de</strong> presentada la acciónconstitucional en mención se hubiera emitidopronunciamiento sobre el particular. Como seseñaló, ya el procesado soporta medida <strong>de</strong>aseguramiento <strong>de</strong> <strong>de</strong>tención preventiva, <strong>de</strong>cisiónque fundamenta su estado <strong>de</strong> privación <strong>de</strong>libertad.Es <strong>de</strong> aclarar que la posible mora <strong>de</strong>l juez <strong>de</strong>garantías correspondiente para realizar laaudiencia preliminar invocada por el peticionariopue<strong>de</strong> eventualmente generarle sanciones <strong>de</strong>índole disciplinario o penal, pero no, se insiste,constituye motivo para la interposición <strong>de</strong> laacción <strong>de</strong> habeas corpus, cuya finalidad esobtener la libertad <strong>de</strong> quien se encuentra privado<strong>de</strong> ella en forma arbitraria, lo cual no ocurre en elpresente evento, según lo ya visto.MAGISTRADA PONENTE:DRA. MARIA DEL ROSARIO GONZALEZ DE LEMOSHabeas CorpusFECHA : 10/11/<strong>2008</strong>DECISION: Confirma la <strong>de</strong>cisiónPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: VillavicencioPROCESADO: IREGUI LOPEZ, JOSE FRANCISCODELITOS: Violencia intrafamiliarPROCESO : 30773Fin132___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 30543DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZCASACION-Trámite en vigencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>creto 2700<strong>de</strong> 1991/ VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad: No sepue<strong>de</strong> confundir con falso raciocinio/ VIOLACIONINDIRECTA DE LA LEY SUSTANCIAL-Falsoraciocinio: No se pue<strong>de</strong> confundir con falso juicio<strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/ VIOLACION INDIRECTA DE LALEY SUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad: Nose pue<strong>de</strong> confundir con falso juicio <strong>de</strong> existencia/VIOLACION INDIRECTA DE LA LEYSUSTANCIAL-Falso juicio <strong>de</strong> existencia: No sepue<strong>de</strong> confundir con falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad/CASACION-Presunción <strong>de</strong> acierto y legalidad <strong>de</strong>la sentencia/ PRESCRIPCION-Técnica paraalegarla en casación/ PRESCRIPCION-Enriquecimiento ilícito <strong>de</strong> servidor público1. Aunque es cierto, como lo menciona el<strong>de</strong>legado <strong>de</strong>l Ministerio Público, que el presenteasunto se rituó bajo los lineamientos <strong>de</strong> la Ley600 <strong>de</strong> 2000, en su argumentación omitió teneren cuenta que los hechos materia <strong>de</strong>investigación ocurrieron entre los meses <strong>de</strong> julio yoctubre <strong>de</strong> 1999, es <strong>de</strong>cir, cuando regía elDecreto 2700 <strong>de</strong> 1991.La normatividad en cita aludía a la proce<strong>de</strong>ncia<strong>de</strong> la casación ordinaria o común en el inciso 1°<strong>de</strong> su artículo 218, modificado por el artículo 35<strong>de</strong> la Ley 81 <strong>de</strong> 1993, <strong>de</strong> la siguiente manera:"El recurso extraordinario <strong>de</strong> casación proce<strong>de</strong>contra la sentencias proferidas por el TribunalNacional, los tribunales superiores <strong>de</strong> distritojudicial y el tribunal penal militar, en segundainstancia, por los <strong>de</strong>litos que tengan señaladapena privativa <strong>de</strong> la libertad cuyo máximo sea oexceda <strong>de</strong> seis (6) años, aún cuando la sanciónimpuesta haya sido una medida <strong>de</strong> seguridad".Dicha norma, sin lugar a dudas, es mas favorableque la contenida en la codificación procesal penal<strong>de</strong> 2000, la que <strong>de</strong> aplicarse conduciría a exigir elmayor rigor argumental que <strong>de</strong>manda la casaciónexcepcional, pues, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> los requisitospropios <strong>de</strong> la casación ordinaria, el impugnante<strong>de</strong>be enseñarle a la <strong>Corte</strong> la necesidad <strong>de</strong> suintervención, bien para el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> lajurispru<strong>de</strong>ncia -ya porque no exista antece<strong>de</strong>ntessobre una materia, ora porque existiendo haypronunciamientos enfrentados, o porque esnecesario aclarar algún aspecto- o para lagarantía <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos fundamentales, casoeste en el cual ha <strong>de</strong> especificarse el <strong>de</strong>rechofundamental objeto <strong>de</strong> quebranto, señalando elmedio que lo garantiza, y la irregularidad en lacual se origina su <strong>de</strong>sconocimiento, atropello ovulneración; valga <strong>de</strong>cir, <strong>de</strong>be indicarse <strong>de</strong>manera concreta en qué consistió la violación ysu influencia nociva en la garantía, que nopermite el goce o libre ejercicio <strong>de</strong>l <strong>de</strong>rechofundamental.Siendo, entonces, mas favorable el <strong>de</strong>rogadoartículo 218 <strong>de</strong>l Código <strong>de</strong> Procedimiento Penal<strong>de</strong> 1991, en lo que respecta a los requerimientospara recurrir en casación, su vigencia al momento<strong>de</strong> la ocurrencia <strong>de</strong> los hechos permite suaplicación ultractiva y, por consiguiente, la noexigencia <strong>de</strong> requisitos adicionales a los previstoslegalmente para la casación común u ordinaria.(Auto <strong>de</strong>l 16 <strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2005, Radicado23.006)2. De esta forma, la impugnante <strong>de</strong>snaturaliza elsentido lógico jurídico <strong>de</strong> su argumentacióncuando respecto <strong>de</strong> la misma prueba, significa enun primer momento que el juzgador distorsionó elsentido <strong>de</strong> la misma, lo que configuraría un error<strong>de</strong> hecho por falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad, pero en lamisma censura asegura que no fue valorada, loque configura un falso juicio <strong>de</strong> existencia, o lapostula <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la órbita <strong>de</strong>l falso raciocinio,criticando la valoración que hicieron las instancias<strong>de</strong> dicho elemento suasorio.3. No pue<strong>de</strong> suce<strong>de</strong>r, <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l plano lógicobuscado <strong>de</strong>stacar por la Sala, que el Ad-quemhaya tergiversado una prueba y <strong>de</strong> la mismamanera, incurriese en errores <strong>de</strong> apreciación,pues, <strong>de</strong>be resultar claro, para esta segundahipótesis se hace necesario partir por aceptar quela prueba en su integridad permanece incólume,pero se le da un significado distinto, apartándoseel funcionario <strong>de</strong> los postulados <strong>de</strong> la sana crítica.Y, por el contrario, si el sentido <strong>de</strong> la prueba seha distorsionado, ya <strong>de</strong>s<strong>de</strong> su origen laevaluación está viciada, no importa cómo seefectúe su análisis, y mal pue<strong>de</strong> postularse quese violaron los principios que gobiernan la lógica,ciencia o experiencia respecto <strong>de</strong> un elementosuasorio <strong>de</strong>snaturalizado en su fuente.(1)4. Lo propio cabe <strong>de</strong>cir <strong>de</strong> la formulación conjunta<strong>de</strong>l falso juicio <strong>de</strong> i<strong>de</strong>ntidad con el falso juicio <strong>de</strong>133___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>existencia, pues, en un contexto lógico, no pue<strong>de</strong>"tergiversarse" lo que fue "omitido", es <strong>de</strong>cir,imposible resulta que un elemento <strong>de</strong> juicio <strong>de</strong>convicción que fue ignorado por los juzgadores,al mismo tiempo fue apreciado <strong>de</strong> maneradistorsionada.5. Conviene reiterar, como invariablemente hasostenido la Sala(2) , que cuando no se obra<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los parámetros argumentales y lógicojurídicosprevistos en cada causal <strong>de</strong> casaciónpara orientar a<strong>de</strong>cuadamente la censura, laimpugnante termina oponiendo su personalcriterio sobre el más autorizado <strong>de</strong>l juzgador,incurriendo en el <strong>de</strong>satino <strong>de</strong> consi<strong>de</strong>rar elrecurso extraordinario como otra instancia, enabierto <strong>de</strong>sconocimiento <strong>de</strong> que con el mismo sebusca primordialmente el estudio <strong>de</strong> la legalidad<strong>de</strong> la sentencia y no la prolongación <strong>de</strong> un <strong>de</strong>bateprobatorio fenecido mediante el proferimiento <strong>de</strong>una sentencia amparada con la doble presunción<strong>de</strong> acierto y legalidad, únicamente <strong>de</strong>stronablepor la presencia <strong>de</strong> errores predicables <strong>de</strong>lfallador, <strong>de</strong> tal magnitud que sólo con su casaciónpudiera restaurarse la legalidad <strong>de</strong> lo <strong>de</strong>cidido.6. Es necesario precisar a la libelista que si bien,la propuesta casacional opera a través <strong>de</strong> la vía<strong>de</strong> la causal tercera a<strong>de</strong>cuadamente <strong>de</strong>spejadaen el escrito introductorio, dado que haberpasado por alto un hecho objetivo como loconstituye el paso <strong>de</strong>l tiempo y su consecuencia,la imposibilidad <strong>de</strong> proseguir la actuación penal,vulnera el <strong>de</strong>bido proceso, es lo cierto que el<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l cargo, o mejor, su sustento, opera<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> los presupuestos <strong>de</strong> la causal primera,ya que la inadvertencia o <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> lasinstancias <strong>de</strong> abstenerse <strong>de</strong> reconocer elfenómeno prescriptivo, solo pue<strong>de</strong> provenir <strong>de</strong> laina<strong>de</strong>cuada interpretación o aplicación <strong>de</strong> normasconcretas, o por el camino <strong>de</strong>l yerro probatorio.7. Para efectos <strong>de</strong> la <strong>de</strong>terminación <strong>de</strong>l término<strong>de</strong> prescripción, <strong>de</strong>bió tener en cuenta que en laresolución acusatoria y los fallos <strong>de</strong> lasinstancias, se <strong>de</strong>stacó la condición <strong>de</strong> servidorespúblicos <strong>de</strong> sus <strong>de</strong>fendidos y que en ejercicio <strong>de</strong>sus funciones, precisamente, fue que perpetraronel <strong>de</strong>lito <strong>de</strong> enriquecimiento ilícito endilgado.Por consiguiente, era menester que incluyera ensu análisis, igualmente, el artículo 82 <strong>de</strong>l CódigoPenal <strong>de</strong> 1980 (reproducido en el inciso 5° <strong>de</strong>lartículo 83 <strong>de</strong> la Ley 599 <strong>de</strong> 2000), el cualadvierte que en tratándose <strong>de</strong> servidores públicosacusados <strong>de</strong> ejecutar el <strong>de</strong>lito en razón <strong>de</strong> sucargo o <strong>de</strong> sus funciones, "el término <strong>de</strong>prescripción señalado en el artículo 80 seaumentará en una tercera parte, sin exce<strong>de</strong>r elmáximo allí fijado".Ahora bien, la conducta punible por la cual seacusó y juzgó a los procesados, contemplabapena <strong>de</strong> 2 a 8 años <strong>de</strong> prisión, acor<strong>de</strong> con locontemplado en el artículo 148 <strong>de</strong>l Decreto-Ley100 <strong>de</strong> 1980.Señala, a su vez, el artículo 80 <strong>de</strong> la citadacodificación, que la acción penal prescribirá en untérmino igual al máximo <strong>de</strong> la pena fijada en la leysi es privativa <strong>de</strong> la libertad, aunque no pue<strong>de</strong> sersuperior a 20 años, ni inferior a 5.A su turno, el artículo 84 Ibi<strong>de</strong>m (artículo 86 <strong>de</strong>lCódigo Penal vigente) establecía que laprescripción <strong>de</strong> la acción penal se interrumpía"por el auto <strong>de</strong> proce<strong>de</strong>r, o su equivalente,<strong>de</strong>bidamente ejecutoriado", luego <strong>de</strong> lo cualcomenzaría a correr <strong>de</strong> nuevo por tiempo igual ala mitad <strong>de</strong>l señalado en la norma primeramentecitada, sin que sea inferior a 5 años.En este evento, la resolución acusatoria dictadapor la Fiscalía quedó ejecutoriada el 20 <strong>de</strong>diciembre <strong>de</strong> 2002, cuando fue confirmada ensegunda instancia por el superior funcional.Así las cosas, si se tuviera en cuenta el cómputorealizado por la actora, la cual contabiliza los 5años <strong>de</strong>s<strong>de</strong> la fecha señalada, parecería claroque la figura extintiva operó el 19 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong>2007 y, por consiguiente, cuando el TribunalSuperior <strong>de</strong> Popayán (Cauca) dictó la sentencia<strong>de</strong> segunda instancia, el 30 <strong>de</strong> abril <strong>de</strong> <strong>2008</strong>, laacción penal se encontraba prescrita.Sin embargo, se itera, la <strong>de</strong>fensora omitió teneren cuenta, para efectos <strong>de</strong> su cómputo, elincremento <strong>de</strong> la tercera parte, correspondiente alos <strong>de</strong>litos ejecutados por servidores públicos enejercicio <strong>de</strong> sus funciones.Por lo tanto, si la tercera parte <strong>de</strong> 5 años es 1 añoy 8 meses, en el caso que nos ocupa, la acciónpenal prescribiría en 6 años y 8 meses, es <strong>de</strong>cir,solo operará el 19 <strong>de</strong> agosto <strong>de</strong> 2009.De ahí que la interpretación entregada por lacasacionista asoma completamente errada ycontraria a lo que la norma impone, dado que,nunca el término <strong>de</strong> prescripción, cuando sereferencia un ilícito realizado por servidor públicoen razón <strong>de</strong> su cargo o por ocasión <strong>de</strong> susfunciones, pue<strong>de</strong> ser inferior a 6 años y 8 meses(5 años más su tercera parte), sea en la faseinstructiva o en la <strong>de</strong>l juicio.Y la razón es evi<strong>de</strong>nte, en tanto, si se tieneabsolutamente claro que en ningún caso eltérmino <strong>de</strong> prescripción para cualquier personapue<strong>de</strong> ser inferior a 5 años, el hecho <strong>de</strong> que a unservidor público se le tome en cuenta este lapsomínimo significa ni más ni menos que ningúnefecto tuvo su condición y se <strong>de</strong>ja sin aplicaciónlo or<strong>de</strong>nado en el citado artículo 83 <strong>de</strong>l Decreto-Ley 100 <strong>de</strong> 1980 (hoy reproducido, como seacotó, en el inciso 5° <strong>de</strong>l artículo 83 <strong>de</strong> la Ley 599<strong>de</strong> 2000).(3)______________________________________1. Sentencia <strong>de</strong>l 3 <strong>de</strong> diciembre <strong>de</strong> 2001, Radicado11.130.134___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>2. Auto <strong>de</strong>l 26 <strong>de</strong> septiembre <strong>de</strong> 2007, Radicado28.274, entre otros.3. Autos <strong>de</strong>l 11 <strong>de</strong> enero <strong>de</strong> 2007 y 2 <strong>de</strong> julio <strong>de</strong> <strong>2008</strong>,Radicados 26.580 y 29.598, respectivamente.MAGISTRADO PONENTE:DR. SIGIFREDO ESPINOSA PEREZAuto Unica InstanciaFECHA : 11/11/<strong>2008</strong>DECISION: Inadmite la DemandaPROCEDENCIA: Tribunal Superior <strong>de</strong>l Distrito JudicialCIUDAD: PopayánPROCESADO: VILLEGAS GONZALEZ, JUSTINOPROCESADO: DELGADO DELGADO, OSCAR ZONIDELITOS: Enriquecimiento ilícitoPROCESO : 30543Fin135___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 27854DR. YESID RAMIREZ BASTIDASRECURSO DE REPOSICION-Finalidad/CONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DEREQUISITOS LEGALES-Antijuridicidad/CONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DEREQUISITOS LEGALES-Responsabilida<strong>de</strong>s <strong>de</strong>servidores públicos y <strong>de</strong> particulares/CONTRATO SIN CUMPLIMIENTO DEREQUISITOS LEGALES-Propósito <strong>de</strong> obtenerprovecho ilícito/ CONTRATO SINCUMPLIMIENTO DE REQUISITOS LEGALES-Tentativa: No la admite/ PROVIDENCIA ENRESERVA-Solo se publica el extracto1. El carácter horizontal <strong>de</strong>l recurso <strong>de</strong> reposiciónimplica que el funcionario judicial que ha dictadola provi<strong>de</strong>ncia impugnada, re-examine la <strong>de</strong>cisióny <strong>de</strong> haber incurrido en algún yerro proceda acorregirlo, bien sea revocando, reformando,aclarando o adicionando aquélla en los aspectosen que la inconformidad expresada por el sujeto ointerviniente procesal encuentre verificación.2. Para respon<strong>de</strong>r al anterior reparo la Salaconsi<strong>de</strong>ra oportuno precisar que el bienjurídicamente tutelado en la norma penal antesinvocada, en términos generales y abstractos, esla administración pública, pero se concreta en sunormal funcionamiento en or<strong>de</strong>n a garantizar elinterés general y el bienestar social, <strong>de</strong> tal suerteque cuando la actividad contractual estatal no seciñe a los requerimientos legales, se afectan losintereses jurídicos antes precisados, sin que seanecesaria la causación <strong>de</strong> un daño patrimonial ala administración pública por tratarse <strong>de</strong> un tipo<strong>de</strong> mera conducta.En el caso analizado, se estableció, según se<strong>de</strong>jó ampliamente expuesto en la provi<strong>de</strong>nciarecurrida, que las etapas previa y concomitante ala celebración <strong>de</strong>l contrato en referencia no sesujetaron a la legalidad, dado que se<strong>de</strong>sconocieron los principios <strong>de</strong> transparencia,como quiera que no hubo correspon<strong>de</strong>ncia entrelos términos <strong>de</strong> referencia, en ningún momentomodificados oficialmente, y las cláusulas <strong>de</strong>lcontrato finalmente suscrito; <strong>de</strong> imparcialidad enla selección <strong>de</strong>l contratista Inversiones LosÁngeles, Ltda., a pesar <strong>de</strong> no cumplir a cabalidadcon los términos <strong>de</strong> referencia; <strong>de</strong> planeaciónadministrativa, al omitir estudios <strong>de</strong> factibilidadsobre la rentabilidad <strong>de</strong>l proyecto <strong>de</strong>mo<strong>de</strong>rnización <strong>de</strong>l recaudo <strong>de</strong> los tributosdistritales, según conceptuara la ContraloríaDelegada para la Gestión Pública e InstitucionesFinancieras; <strong>de</strong> responsabilidad, al poner enriesgo el patrimonio público y abstenerse <strong>de</strong>tramitar autorización <strong>de</strong> sobreen<strong>de</strong>udamientoante el Ministerio <strong>de</strong> Hacienda y Crédito Público.La transgresión <strong>de</strong>l or<strong>de</strong>n jurídico en la formaantes explicada no cabe duda afectó el normalfuncionamiento y el prestigio <strong>de</strong>l Distrito Especial,Industrial y Portuario <strong>de</strong> Barranquilla, a<strong>de</strong>más,puso en evi<strong>de</strong>ncia el <strong>de</strong>sdén <strong>de</strong> los funcionariosencargados <strong>de</strong> las <strong>de</strong>cisiones contractuales por elinterés general, luego es dable concluir la lesiónal bien jurídicamente tutelado por el legisladorpenal3. La falta <strong>de</strong> fundamento <strong>de</strong>l anterior juicio larevela su contrariedad con el artículo 52 <strong>de</strong> la Ley80 <strong>de</strong> 1993 que exige responsabilidad civil ypenal a todas las personas que voluntariamentese involucren en los procesos contractualesestatales, obligatoriamente regidos por losaxiomas tantas veces mencionados, porcorrespon<strong>de</strong>r a un tipo penal en blanco aquel alcual se ha a<strong>de</strong>cuado el comportamiento <strong>de</strong>laforado.4. Teniendo en cuenta la Sala que el tipo <strong>de</strong>contrato sin cumplimiento <strong>de</strong> requisitos legales noexige para su configuración la obtención <strong>de</strong> unprovecho ilícito, sino el propósito <strong>de</strong> alcanzarlo, elargumento <strong>de</strong> la <strong>de</strong>fensa no pue<strong>de</strong> conducir a lapretendida atipicidad.5. La Sala estima que no es posible elreconocimiento <strong>de</strong> dicha institución en este caso,<strong>de</strong> una parte, porque los <strong>de</strong>litos <strong>de</strong> meraconducta, como el imputado al procesado, no laadmiten y, <strong>de</strong> otro lado, porque el injusto penal <strong>de</strong>contrato sin cumplimiento <strong>de</strong> requisitos legales seconsuma con la tramitación y/o la celebraciónilegal <strong>de</strong> un negocio jurídico estatal, siendoindiferente que el contratista lo haya ejecutado ono, dado que cuando el legislador confeccionó eltipo <strong>de</strong> contrato sin cumplimiento <strong>de</strong> requisitoslegales seleccionó <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l complejo procesocontractual estatal únicamente las fasescorrespondientes a la tramitación, la celebracióno la liquidación, no incluyó la ejecución, criterioéste al cual la <strong>Corte</strong> se refirió en oportunidadanterior .136___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>MAGISTRADO PONENTE:DR. YESID RAMIREZ BASTIDASAuto Unica InstanciaFECHA : 18/11/<strong>2008</strong>DECISION: No Repone AutoPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESO : 27854NOTAS ACLARATORIASPROVIDENCIA - EN RESERVAFin137___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 28944SALA DE CASACION PENALLIMITADO FISICO-Incapacidad no impi<strong>de</strong>vinculación laboral/ ASIGNACION TESOROPUBLICO-Prohibición <strong>de</strong> recibir más <strong>de</strong> una:Excepciones legales; Honorarios concejal ypensión/ PROVIDENCIA EN RESERVA-Solo sepublica el extracto1. Por el contrario, el Estado colombiano tiene laobligación <strong>de</strong> propen<strong>de</strong>r por la protección <strong>de</strong>quienes presenten alguna limitación en susfaculta<strong>de</strong>s(1) , mandato superior <strong>de</strong>sarrollado através <strong>de</strong> la Ley 361 <strong>de</strong> 1997, preceptiva que, enpunto <strong>de</strong>l tema analizado por la Sala, prohíbeconsi<strong>de</strong>rar la incapacidad <strong>de</strong> una persona comoun obstáculo para su vinculación laboral, exceptocuando dicha incapacidad resulte claramenteincompatible e insuperable en el cargo que va a<strong>de</strong>sempeñarse(2) .En acatamiento <strong>de</strong>l mismo <strong>de</strong>ber <strong>de</strong> protección,la norma mencionada dispone que el ingreso alservicio público <strong>de</strong> una persona limitada a quiense haya reconocido pensión, no implica la pérdidani la suspensión <strong>de</strong> su mesada, excepto cuandoello conlleva doble asignación <strong>de</strong>l TesoroPúblico(3) .Frente a este panorama ninguna dificulta<strong>de</strong>ntraña concluir que la condición <strong>de</strong> pensionadopor invali<strong>de</strong>z no impedía al <strong>de</strong>nunciado ejerceractivida<strong>de</strong>s políticas ni <strong>de</strong> otra estirpe, incluida laposibilidad <strong>de</strong> reincorporarse al servicio público,con la excepción aludida y, siendo así, ningunacrítica, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el or<strong>de</strong>namiento penal, pue<strong>de</strong>generar su labor proselitista o su actual<strong>de</strong>sempeño como Congresista.2. Sobre el cobro conjunto <strong>de</strong> la mesadapensional y los honorarios <strong>de</strong>vengados comoconcejal por el doctor (.....), segundo tema <strong>de</strong> la<strong>de</strong>nuncia, resulta indispensable precisar que aúncuando el artículo 128 <strong>de</strong> la Constitución Políticaprohíbe, <strong>de</strong> manera expresa, <strong>de</strong>sempeñarsimultáneamente más <strong>de</strong> un empleo público yrecibir más <strong>de</strong> una asignación proveniente <strong>de</strong>lTesoro Público o <strong>de</strong> empresas o institucionesdon<strong>de</strong> el Estado mayoritariamente tenga parte, talrestricción no es absoluta pues admite lasexcepciones expresamente <strong>de</strong>terminadas en laley.En el caso presente, está <strong>de</strong>mostrado el pago <strong>de</strong>una mesada pensional al hoy Congresista porparte <strong>de</strong> FONPRECON <strong>de</strong>s<strong>de</strong> 1990(4) , así comola cancelación concurrente <strong>de</strong> honorarios comoconcejal <strong>de</strong> Aracataca, Magdalena, durante losperíodos comprendidos entre 1997 - 2000 y 2004- 2006(5) , por lo cual, en apariencia, se estaría<strong>de</strong>sconociendo la expresa restricciónconstitucional.Sin embargo, éste es precisamente uno <strong>de</strong> loscasos exceptuados por la ley. Así, el parágrafo<strong>de</strong>l artículo 66 <strong>de</strong> la Ley 136 <strong>de</strong> 1994, por la cual"se dictan normas tendientes a mo<strong>de</strong>rnizar laorganización y el funcionamiento <strong>de</strong> losmunicipios", al regular la retribución a losconcejales por su asistencia a las sesionescorrespondientes, estableció que"Los honorarios son incompatibles con cualquierasignación proveniente <strong>de</strong>l Tesoro Público <strong>de</strong>lrespectivo municipio, excepto con aquellasoriginadas en pensiones o sustitucionespensionales y las <strong>de</strong>más excepciones previstasen la Ley 4a. <strong>de</strong> 1992".El mismo texto fue reproducido en los parágrafos<strong>de</strong> los artículos 20 <strong>de</strong> la Ley 617 <strong>de</strong> 2000 y 7° <strong>de</strong>la Ley 1148 <strong>de</strong> 2007, que introdujeronmodificaciones a la normativa inicialmente citada.Ha <strong>de</strong> concluirse, entonces, que a los miembros<strong>de</strong> los Concejos Municipales les está permitidorecibir, en forma simultánea, a<strong>de</strong>más <strong>de</strong> loshonorarios causados por su asistencia a lassesiones <strong>de</strong> la Corporación, las mesadascorrespondientes a la pensión reconocida en sufavor, o a las dispuestas como consecuencia <strong>de</strong>la sustitución pensional.Esta interpretación consulta la jurispru<strong>de</strong>nciaconstitucional vertida al <strong>de</strong>clarar la exequibilidad<strong>de</strong>l parágrafo <strong>de</strong>l artículo 66 <strong>de</strong> la Ley 136 <strong>de</strong>1994, según la cual"...Encuentra la <strong>Corte</strong> con base en la lectura <strong>de</strong> lanorma acusada y su concordancia con ladisposición constitucional, que aquella se ajustaal or<strong>de</strong>namiento superior, pues constituye cabal<strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong> la misma.Así, para justificar lo anterior, basta señalar quecuando la norma constitucional prohíbe a todapersona recibir más <strong>de</strong> una asignación queprovenga <strong>de</strong>l tesoro público, sólo establece comoexcepción los casos <strong>de</strong>terminados por la ley. Es<strong>de</strong>cir, que el constituyente habilita al legisladorpara señalar eventos extraordinarios en loscuales se podrá autorizar a una persona a recibirmás <strong>de</strong> una asignación que provenga <strong>de</strong>l tesoropúblico, siempre y cuando no <strong>de</strong>sconozca elmandato superior.138___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>A<strong>de</strong>más <strong>de</strong> ello, <strong>de</strong>fine claramente el artículo 128<strong>de</strong> la Carta, que se entien<strong>de</strong> por tesoro público nosólo el <strong>de</strong> la Nación, sino adicionalmente el <strong>de</strong> lasentida<strong>de</strong>s territoriales y el <strong>de</strong> las<strong>de</strong>scentralizadas.Por lo tanto, los honorarios que reciben losconcejales constituyen asignaciones provenientes<strong>de</strong>l tesoro público, "con cargo a los respectivospresupuestos municipales o distritales", <strong>de</strong>manera que al percibirse simultáneamente concualquiera otra asignación proveniente <strong>de</strong>l mismotesoro público, o <strong>de</strong> empresas o instituciones enque tenga parte mayoritaria el Estado, seconfigura la prohibición constitucional <strong>de</strong> quetrata el artículo 128 <strong>de</strong> la Carta Fundamental, conla salvedad <strong>de</strong> los casos expresamente<strong>de</strong>terminados por el legislador..." (negrilla nocorrespon<strong>de</strong> al texto).Entre tales casos el legislador incluyó, como se<strong>de</strong>jó dicho, las asignaciones originadas enpensiones o en sustituciones <strong>de</strong> esta prestacióny, en esa medida, ningún reproche pue<strong>de</strong> generarla conducta endilgada al Representante (…),consistente en el cobro conjunto <strong>de</strong> las mesadaspensionales legalmente reconocidas porFONPRECON y los honorarios como concejal <strong>de</strong>Aracataca, Magdalena.A idéntica conclusión arribó la ProcuraduríaGeneral <strong>de</strong> la Nación en el proceso disciplinarioa<strong>de</strong>lantado a instancias <strong>de</strong> Pablo Enrique AcuñaReyes, cuyo archivo dispuso, aclarando a<strong>de</strong>más,que el doctor (….) antes <strong>de</strong> posesionarse comoRepresentante a la Cámara solicitó y obtuvo <strong>de</strong>FONPRECON la suspensión <strong>de</strong>l pago <strong>de</strong> susmesadas, situación igualmente acreditada enesta investigación .Siendo así, resulta proce<strong>de</strong>nte acoger la solicitud<strong>de</strong>l <strong>de</strong>fensor <strong>de</strong> proferir auto inhibitorio, porcuanto el cobro coetáneo <strong>de</strong> honorarios ymesada pensional consulta el or<strong>de</strong>namientojurídico y a<strong>de</strong>más, el <strong>de</strong>nunciado <strong>de</strong>jó <strong>de</strong> percibirla prestación aludida <strong>de</strong>s<strong>de</strong> febrero <strong>de</strong> 2007, estoes antes <strong>de</strong> su posesión como Congresista,cumplida el 1° <strong>de</strong> marzo <strong>de</strong>l mismo año .___________________________________1-Artículo 47 Constitución Política Protección especiala disminuidos2-Artículo 263-Artículo 33 Ley 361 <strong>de</strong> 19974-Fls. 160 a 178 c. 15-Fls. 12 y 13 ib.MAGISTRADO PONENTE:SALA DE CASACION PENALAuto Unica InstanciaFECHA : 18/11/<strong>2008</strong>DECISION: Profiere resolución inhibitoria, continua investigación porotroPROCEDENCIA: <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaCIUDAD: Bogotá D.C.PROCESO : 28944NOTAS ACLARATORIASPROVIDENCIA - EN RESERVAFin139___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>PROCESO 24650DR. JOSE LEONIDAS BUSTOS MARTINEZNULIDAD-Técnica en casación/ JUSTICIAPENAL MILITAR-Notificación <strong>de</strong>l inicio <strong>de</strong> lainvestigación previa/ INVESTIGACION PREVIA-Notificación <strong>de</strong> su inicio: Su omisión generanulidad cuando se impi<strong>de</strong> o dificulta el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa/ AUDIENCIA DE CONCILIACION-Oportunidad/ JUSTICIA PENAL MILITAR-Audiencia <strong>de</strong> conciliación/ PROCESO PENAL-Garantías para los intervinientes/PRESCRIPCION-Lesiones personales culposas1. Debe reiterarse que, en tratándose <strong>de</strong> lacausal tercera o <strong>de</strong> nulidad, la jurispru<strong>de</strong>nciainsistentemente ha dicho(1) que los motivos <strong>de</strong>ineficacia <strong>de</strong> los actos procesales no son <strong>de</strong>postulación libre, sino que, por el contrario, sehallan sometidos al cumplimiento <strong>de</strong> precisosprincipios que los hacen operantes.De acuerdo con éstos, solamente es posiblealegar las nulida<strong>de</strong>s expresamente previstas enla ley (taxatividad); no pue<strong>de</strong> invocarlas el sujetoprocesal que con su conducta haya dado lugar ala configuración <strong>de</strong>l motivo invalidatorio, salvo elcaso <strong>de</strong> ausencia <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa técnica,(protección); aunque se configure la irregularidad,ella pue<strong>de</strong> convalidarse con el consentimientoexpreso o tácito <strong>de</strong>l sujeto perjudicado, acondición <strong>de</strong> ser observadas las garantíasfundamentales (convalidación); quien alegue lanulidad está en la obligación <strong>de</strong> acreditar que lairregularidad sustancial afecta las garantíasconstitucionales <strong>de</strong> los sujetos procesales o<strong>de</strong>sconoce las bases fundamentales <strong>de</strong> lainstrucción y/o el juzgamiento (trascen<strong>de</strong>ncia); y,a<strong>de</strong>más, que no existe otro remedio procesal,distinto <strong>de</strong> la nulidad, para subsanar el yerro quese advierte (residualidad).De manera que en se<strong>de</strong> <strong>de</strong> casación, no bastacon solamente invocar la existencia <strong>de</strong> un motivo<strong>de</strong> ineficacia <strong>de</strong> lo actuado, sino que compete al<strong>de</strong>mandante precisar el tipo <strong>de</strong> irregularidad quealega, <strong>de</strong>mostrar su existencia, acreditar cómo suconfiguración comporta un vicio <strong>de</strong> garantía o <strong>de</strong>estructura, y la trascen<strong>de</strong>ncia frente al fallocuestionado.2. Si bien, como se anuncia por la Delegada, elartículo 551 <strong>de</strong>l Decreto 2550 <strong>de</strong> 1988, CódigoPenal Militar vigente para la fecha en que loshechos tuvieron realización y aquella en la cualse dispuso el inicio <strong>de</strong> indagación preliminarcontra la Patrullera (.....), establecía la facultadpara el funcionario <strong>de</strong> instrucción, <strong>de</strong> tomardiligencia <strong>de</strong> versión al imputado cuando loestimara "indispensable", no pue<strong>de</strong> per<strong>de</strong>rse <strong>de</strong>vista que, en el presente asunto, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el primermomento en que la justicia tuvo conocimiento <strong>de</strong>lhecho, fue informada <strong>de</strong> la i<strong>de</strong>ntidad <strong>de</strong> la autora<strong>de</strong>l comportamiento, por lo que, al no tratarse <strong>de</strong>un imputado <strong>de</strong>sconocido, la averiguación nopodía exce<strong>de</strong>r el término máximo <strong>de</strong> 15 díasprevisto en el artículo 552 <strong>de</strong>l referido estatuto, o<strong>de</strong> 2 meses como lo señala el artículo 455 <strong>de</strong> laLey 522 <strong>de</strong> 1999.Tampoco pue<strong>de</strong> olvidarse que en vigencia <strong>de</strong>lCódigo Penal Militar <strong>de</strong>rogado, la Ley 190 <strong>de</strong>1995 estableció la obligación para el funcionarioinstructor, <strong>de</strong> informar al imputado o imputadosconocidos la iniciación <strong>de</strong> la investigación previa.Es así como en su artículo 81 dispusotextualmente que "en caso <strong>de</strong> existir imputado oimputados conocidos, <strong>de</strong> la iniciación <strong>de</strong> lainvestigación, se notificará a éste o éstos, paraque ejerzan el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa". Si bien lanorma no precisaba a qué clase <strong>de</strong> investigaciónse refería (previa o formal), la <strong>Corte</strong>(2) entendióque ella aludía a la etapa previa, "no sólo porqueutiliza la expresión iniciación <strong>de</strong> la investigaciónen lugar <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong> instrucción, sino la <strong>de</strong>imputado en lugar <strong>de</strong> sindicado, propias <strong>de</strong> dichafase".Ahora, aunque ni en el Código Penal Militaranterior, ni en el actual se previó la obligación <strong>de</strong>notificar al imputado conocido la resolución através <strong>de</strong> la cual se da inicio a la investigaciónpreliminar, pues no aparecía incluida <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>lcatálogo <strong>de</strong>l artículo 412 <strong>de</strong>l Decreto 2550 <strong>de</strong>1988, ni figura en el <strong>de</strong>l artículo 340 <strong>de</strong> la Ley 522<strong>de</strong> 1999, no pue<strong>de</strong> per<strong>de</strong>rse <strong>de</strong> vista, <strong>de</strong> unaparte, como ya fue advertido, la vigencia yaplicabilidad al caso <strong>de</strong>l último inciso <strong>de</strong>l artículo81 <strong>de</strong> la Ley 190 <strong>de</strong> 1995(3) , relacionado con laobligación <strong>de</strong> comunicar al imputado conocido elinicio <strong>de</strong> investigación en su contra(4) , y, <strong>de</strong> otra,que al juzgar la constitucionalidad <strong>de</strong>l artículo 176<strong>de</strong> la Ley 600 <strong>de</strong> 2000 relacionada con laenunciación <strong>de</strong> las provi<strong>de</strong>ncias que <strong>de</strong>bennotificarse -y aplicable al Estatuto Penal Militarpor virtud <strong>de</strong>l principio <strong>de</strong> integración <strong>de</strong> que tratael artículo 18 <strong>de</strong> la Ley 522 <strong>de</strong> 1999 en cuanto nose opone a la naturaleza <strong>de</strong>l Código castrense-,la <strong>Corte</strong> Constitucional en Sentencia C-836 <strong>de</strong>l 8<strong>de</strong> octubre <strong>de</strong> 2002, <strong>de</strong>claró la exequibilidad <strong>de</strong> lamencionada disposición, bajo la condición <strong>de</strong> que"se entienda que <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la lista <strong>de</strong>provi<strong>de</strong>ncias que <strong>de</strong>ben notificarse se encuentraincluida la que or<strong>de</strong>na la apertura <strong>de</strong> lainvestigación previa cuando haya imputadoconocido, respecto <strong>de</strong> quien <strong>de</strong>be surtirse lanotificación".140___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>Dijo la <strong>Corte</strong> Constitucional en esa ocasión, en laque sentó "jurispru<strong>de</strong>ncia relativa a la notificación<strong>de</strong>l auto <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong> la investigación previa":"La investigación previa es anterior al procesopenal propiamente tal y persigue <strong>de</strong>terminar sihay lugar o no a la acción penal. Por ello escontingente y sólo tiene lugar en caso <strong>de</strong> dudasobre la proce<strong>de</strong>ncia <strong>de</strong> la apertura <strong>de</strong> lainstrucción. Se surte para <strong>de</strong>terminar "si ha tenidoocurrencia la conducta que por cualquier mediohaya llegado a conocimiento <strong>de</strong> las autorida<strong>de</strong>s,si está <strong>de</strong>scrita en la ley penal como punible, sise ha actuado al amparo <strong>de</strong> una causal <strong>de</strong>ausencia <strong>de</strong> responsabilidad, si cumple elrequisito <strong>de</strong> procesabilidad para iniciar la acciónpenal y para recaudar las pruebas indispensablespara lograr la individualización o i<strong>de</strong>ntificación <strong>de</strong>los autores o partícipes <strong>de</strong> la conducta punible"(Ley 600 <strong>de</strong> 2000, artículo 322)."Durante la investigación previa las diligenciasson reservadas, pero el <strong>de</strong>fensor <strong>de</strong>l imputadoque haya rendido versión preliminar tiene<strong>de</strong>recho a conocerlas y a que se le expidancopias. La versión preliminar se recibe cuando loconsi<strong>de</strong>re necesario el fiscal, salvo que elimputado llegara a tener conocimiento <strong>de</strong> que ensu contra se a<strong>de</strong>lanta una investigación previa,caso en el cual tiene <strong>de</strong>recho a solicitar y obtenerque se le reciba la versión libre. La duraciónmáxima <strong>de</strong> esta fase previa al proceso es <strong>de</strong> seismeses(5)."La norma que ahora se examina indica lasprovi<strong>de</strong>ncias que <strong>de</strong>ben notificarse, señalandoque lo serán las sentencias, las provi<strong>de</strong>nciasinterlocutorias y algunas <strong>de</strong> sustanciación quemenciona taxativamente. Toda vez que el auto <strong>de</strong>apertura <strong>de</strong> la investigación es un auto <strong>de</strong>sustanciación no incluido en esta lista, <strong>de</strong>beconcluirse que actualmente el mismo, según laley, no es objeto <strong>de</strong> notificación(6), y que, por lomismo, contra el mismo no proce<strong>de</strong>n recursos(7)."En anteriores oportunida<strong>de</strong>s esta Corporación hatenido ocasión <strong>de</strong> pronunciarse sobre laefectividad <strong>de</strong> las garantías propias <strong>de</strong>l <strong>de</strong>rechoal <strong>de</strong>bido proceso durante la etapa <strong>de</strong> lainvestigación previa:"- Mediante Sentencia C- 150 <strong>de</strong> 1993(8) la<strong>Corte</strong> recordó que el <strong>de</strong>recho al <strong>de</strong>bido proceso,y especialmente el <strong>de</strong> contradicción <strong>de</strong> la prueba<strong>de</strong>ntro <strong>de</strong>l proceso penal, tenían efectividaddurante la etapa <strong>de</strong> investigación previa, pues elconstituyente no había introducido excepciones alrespecto:"En materia penal el proceso se <strong>de</strong>sarrolla através <strong>de</strong> las etapas <strong>de</strong> investigación previa,instrucción y juzgamiento, y en las tres se aportanpruebas que <strong>de</strong>ben ser conocidas ycontrovertidas por los sujetos procesales."En la <strong>de</strong>terminación <strong>de</strong> la responsabilidad sólopue<strong>de</strong>n consi<strong>de</strong>rarse las pruebas <strong>de</strong>bidamenteaportadas al proceso y que hayan podidodiscutirse, nada distinto reza el principio <strong>de</strong> quenadie pue<strong>de</strong> ser con<strong>de</strong>nado sin haber sido oído yvencido en juicio."Aunque la etapa <strong>de</strong> la investigación previa esanterior a la existencia <strong>de</strong>l proceso y tiene comofinalidad establecer si la investigación <strong>de</strong>beproseguir o no, es consi<strong>de</strong>rada como especial ybásica <strong>de</strong> la instrucción y <strong>de</strong>l juicio. Por talmotivo, no asiste razón que permita la limitación<strong>de</strong> la controversia probatoria en dicha etapa. Portanto el principio <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bido proceso <strong>de</strong>beaplicarse en toda actuación judicial."Con el acatamiento al principio <strong>de</strong> contradicciónse cumple una función garantizadora quecompensa el po<strong>de</strong>r punitivo <strong>de</strong>l Estado en cabeza<strong>de</strong> los funcionarios judiciales, es <strong>de</strong>cir, actúacomo un contrapeso obligatorio, respetuoso <strong>de</strong>los Derechos Humanos, al permitir la intervenciónen cualquier diligencia <strong>de</strong> la que pueda resultarprueba en contra <strong>de</strong>l imputado, sindicado oprocesado...."Obsérvese que lo que se entien<strong>de</strong> por"controversia <strong>de</strong> la prueba" es la posibilidad quetiene el sindicado o imputado <strong>de</strong> pronunciarsesobre el valor, el contenido y los elementosinternos y externos <strong>de</strong>l material recaudado y conbase en ello sustentar la argumentación <strong>de</strong> la<strong>de</strong>fensa. La distinción entre imputado y sindicadoes relevante <strong>de</strong>s<strong>de</strong> el punto <strong>de</strong> vistaconstitucional para muchos otros efectos jurídicosy su repercusión es amplia en el or<strong>de</strong>n legal yprincipalmente en el procedimiento penal;empero, <strong>de</strong> la interpretación <strong>de</strong>l artículo 29 <strong>de</strong> laCarta, se advierte con claridad que no esadmisible el establecimiento <strong>de</strong> excepciones alprincipio <strong>de</strong> la contradicción <strong>de</strong> la prueba así enla etapa <strong>de</strong> investigación previa no existasindicado <strong>de</strong> un posible <strong>de</strong>lito; no pue<strong>de</strong> ellegislador señalar, como lo hace en la disposiciónacusada, que en la etapa <strong>de</strong> investigación previa,existan excepciones al principio <strong>de</strong> lapresentación y controversia <strong>de</strong> pruebas por elimputado, pues éste también tiene <strong>de</strong>recho a su<strong>de</strong>fensa y a controvertir las pruebas que se vayanacumulando."No pasa por alto la <strong>Corte</strong> que en el <strong>de</strong>sarrollo <strong>de</strong>l<strong>de</strong>recho internacional humanitario y en losinstrumentos internacionales <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechoshumanos, se ha establecido esta misma garantíacomo uno <strong>de</strong> los pilares fundamentales en laestrategia <strong>de</strong> fortalecimiento, promoción, <strong>de</strong>fensay garantía específica <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos máspreciados, predicables <strong>de</strong> los hombres.""Las anteriores consi<strong>de</strong>raciones fueron vertidaspara fundamentar la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> inexequibilidadparcial <strong>de</strong> los artículos 7º, 251, 272 y 342 <strong>de</strong>l141___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>anterior Código <strong>de</strong> Procedimiento Penal, en lamedida en que consagraban restricciones al<strong>de</strong>recho <strong>de</strong> contradicción al autorizar, durante laetapa <strong>de</strong> la investigación previa, la existencia <strong>de</strong>excepciones al principio rector <strong>de</strong> la controversiaprobatoria, <strong>de</strong> la presentación <strong>de</strong> pruebas durantetodo el proceso, o <strong>de</strong> la publicidad <strong>de</strong> la prueba."- En la Sentencia C-412 <strong>de</strong> 1993(9), al estudiarel artículo 324 <strong>de</strong>l Decreto 2700 <strong>de</strong> 1991 que serefería a la duración <strong>de</strong> la etapa <strong>de</strong> investigaciónprevia sin señalar para ello un término fijo, la<strong>Corte</strong> concluyó que la disposición era inexequiblefundamentando esta <strong>de</strong>cisión en las siguientesconsi<strong>de</strong>raciones, entre otras:"El principio contradictorio se anticipa en estaetapa, pues frente al interés que anima a lafunción investigativa y sancionadora <strong>de</strong>l Estado,surge el interés concreto, digno <strong>de</strong> tutela, <strong>de</strong>limputado <strong>de</strong> resultar favorecido con unaresolución inhibitoria que <strong>de</strong>scarte la existencia<strong>de</strong>l hecho, su tipicidad, la procedibilidad <strong>de</strong> laacción, o, en fin que establezca en su caso unacausal <strong>de</strong> antijuridicidad o inculpabilidad. (C <strong>de</strong>P.P. Art. 327)."Si bien la formalización <strong>de</strong>l conflicto Estadosindicadose constituye formalmente a partir <strong>de</strong> laresolución <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong> instrucción, éstamaterialmente y <strong>de</strong> manera gradual se prefiguraen la etapa previa. Justamente, la anticipaciónconstitucional <strong>de</strong>l contradictorio en esta etapa,otorgándole al imputado posibilida<strong>de</strong>s <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensaen el campo probatorio, correspon<strong>de</strong> alreconocimiento que la <strong>Corte</strong> hace <strong>de</strong> laconflictualidad actual o potencial que yacomienza a manifestarse en esta temprana fase<strong>de</strong> la investigación y que exige se le brin<strong>de</strong>n lasnecesarias garantías constitucionales a fin <strong>de</strong> quepueda enfrentar equilibradamente al po<strong>de</strong>rpunitivo <strong>de</strong>l Estado."..."Dado que la recepción <strong>de</strong> la versión libre es unafacultad potestativa <strong>de</strong> la fiscalía, pue<strong>de</strong> darse elcaso <strong>de</strong> una persona que sea investigada por elEstado, sin que ésta tenga conocimientooportuno <strong>de</strong> esa circunstancia, <strong>de</strong> la cual sóloconocerá más tar<strong>de</strong> cuando se la vincule a lainvestigación o al proceso y se hayaeventualmente acumulado en su contra un acervoprobatorio que dificulte o haga materialmenteimposible su <strong>de</strong>fensa."En esta hipótesis el <strong>de</strong>sequilibrio Estadoinvestigadoes manifiesta. La utilización <strong>de</strong> losmedios que tiene el Estado en la etapa <strong>de</strong> lainvestigación previa se han ejercido con el únicoobjetivo <strong>de</strong> potenciar al máximo su funcióninvestigativa y punitiva, más allá <strong>de</strong> la simpleaveriguación <strong>de</strong> los presupuestos mínimos <strong>de</strong> laacción penal, excluyendo y nulificando en lapráctica toda posibilidad <strong>de</strong> contrapeso efectivopor parte <strong>de</strong>l investigado, en este caso colocadoad portas <strong>de</strong> parte sindicada expuesta a unaardua y <strong>de</strong>sigual <strong>de</strong>fensa."El <strong>de</strong>recho al <strong>de</strong>bido proceso contiene en sunúcleo esencial el <strong>de</strong>recho a conocer tan prontocomo sea posible la imputación o la existencia <strong>de</strong>una investigación penal en curso - previa o formal-, a fin <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r tomar oportunamente todas lasmedidas que consagre el or<strong>de</strong>namiento en aras<strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa. Hay un <strong>de</strong>recho alproceso y a la intimidad personal y familiar. Pero,antes, inclusive, la dignidad <strong>de</strong> la personahumana postula la existencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a sersujeto <strong>de</strong>l proceso y no simplemente objeto <strong>de</strong>lmismo." (Negrillas fuera <strong>de</strong>l original)"-En se<strong>de</strong> <strong>de</strong> tutela, en la Sentencia T- 181 <strong>de</strong>1999(10) esta Corporación resolvió la solicitud<strong>de</strong> amparo <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho al <strong>de</strong>bido proceso <strong>de</strong> unapersona imputada <strong>de</strong> la comisión <strong>de</strong> un <strong>de</strong>lito, aquien no se le había escuchado en versión librepese a haberlo solicitado, a quien la resolución <strong>de</strong>apertura <strong>de</strong> investigación previa no le había sidonotificada pese a ser imputado conocido yrespecto <strong>de</strong> quien la investigación previa se habíaprolongado por más <strong>de</strong> 10 meses. Para tomar la<strong>de</strong>cisión la <strong>Corte</strong> estudió, entre otros temas, y siera facultativo <strong>de</strong>l funcionario instructor notificarla resolución <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong> la investigaciónprevia, cuando el imputado fuera conocido."Sobre este último punto, reiterando losconceptos vertidos en la Sentencia C-150 <strong>de</strong>1993 arriba citada, la <strong>Corte</strong> concluyó que lanotificación <strong>de</strong> la resolución <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong>investigación al imputado conocido constituía un<strong>de</strong>ber, que se infería <strong>de</strong>l tenor literal <strong>de</strong>l artículo81 <strong>de</strong> la Ley 190 <strong>de</strong> 1995 (norma también<strong>de</strong>mandada en la presente oportunidad, sobre lacual, como antes se dijo, recaerá un falloinhibitorio por estar actualmente <strong>de</strong>rogada).Agregó, a<strong>de</strong>más, las siguientes consi<strong>de</strong>racionesrelativas a la obligación <strong>de</strong> llevar a cabo talnotificación:"Si esta fuese meramente facultativa, como losostuvieron la Fiscalía y el Juzgado Treinta y DosPenal <strong>de</strong>l Circuito, la plena efectividad <strong>de</strong> los<strong>de</strong>rechos al <strong>de</strong>bido proceso, a la <strong>de</strong>fensa y a lacontroversia probatoria quedarían supeditados ala discrecionalidad <strong>de</strong>l funcionario instructor, locual, riñe abiertamente con el alcance ysignificado que la <strong>Corte</strong> Constitucional hapuntualizado para estas garantías y a su plenavigencia aún en la etapa <strong>de</strong> investigación previaen el proceso penal. No se olvi<strong>de</strong> que enreiterada jurispru<strong>de</strong>ncia, la <strong>Corte</strong> Constitucionalha afirmado la plena efectividad <strong>de</strong> los <strong>de</strong>rechos<strong>de</strong> contradicción, <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa y <strong>de</strong>bido procesodurante todas las fases que integran el procesopenal y, por en<strong>de</strong>, también durante la etapapreliminar, actualmente <strong>de</strong>nominada <strong>de</strong>investigación previa.""Así las cosas, esta Sala consi<strong>de</strong>ra que al nohabérsele notificado al tutelante la Resolución <strong>de</strong>142___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>apertura <strong>de</strong> investigación -pese a tratarse <strong>de</strong>imputado conocido-, ni habérsele escuchado enversión libre -pese a haberlo solicitado-, enefecto, se le impidió ejercitar durante lainvestigación preliminar su <strong>de</strong>recho <strong>de</strong>contradicción y, por en<strong>de</strong>, su <strong>de</strong>fensa pues, esbien sabido que, por expresa disposición <strong>de</strong>lartículo 321 <strong>de</strong>l C. <strong>de</strong> P.P., sólo tiene acceso alas diligencias preliminares el imputado que"rindió versión preliminar". O sea, la reserva <strong>de</strong>las diligencias durante la investigación previa, esabsoluta si el imputado no rin<strong>de</strong> versiónpreliminar."De ahí que no pueda ser facultativo <strong>de</strong>l Fiscalnotificar la resolución <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong>investigación, o escuchar <strong>de</strong> manera inmediataen versión preliminar a quien la haya solicitado."Por el contrario, el inciso final <strong>de</strong>l artículo 324 <strong>de</strong>lC. <strong>de</strong> P.P., -modificado por el artículo 41 <strong>de</strong> laLey 81 <strong>de</strong> 1993- que la <strong>Corte</strong> Constitucional<strong>de</strong>claró exequible mediante Sentencia C-475 <strong>de</strong>1997, es perentorio en señalar:"..."Quien tenga conocimiento <strong>de</strong> que en unainvestigación previa se ventilan imputaciones ensu contra, tiene <strong>de</strong>recho a solicitar y obtener quese le escuche <strong>de</strong> inmediato en versión libre.""Esta misma posición fue reiteradaposteriormente en las sentencias T- 790 <strong>de</strong>1999(11), T-820 <strong>de</strong> 1999(12) y T- 106 <strong>de</strong>2000(13). En las dos primeras se precisó que,para efectos <strong>de</strong> conce<strong>de</strong>r por la vía <strong>de</strong> la acción<strong>de</strong> tutela la protección al <strong>de</strong>recho al <strong>de</strong>bidoproceso en aquellos casos en que se omitenotificar al imputado la resolución <strong>de</strong> apertura <strong>de</strong>la investigación, "lo que configura la trasgresión<strong>de</strong> los mencionados <strong>de</strong>rechos no es la omisión <strong>de</strong>la notificación, en si misma consi<strong>de</strong>rada, sino laimposibilidad por esa omisión, <strong>de</strong> ejercer duranteesta fase el <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa y contradicción".En el último se reiteró que "tan pronto se conozcao individualice los imputados, <strong>de</strong>saparececualquier excusa para omitir la notificación <strong>de</strong> lamedida, porque a partir <strong>de</strong> ahí existe una personacon el <strong>de</strong>recho a <strong>de</strong>fen<strong>de</strong>rse y la garantíaconstitucional <strong>de</strong> que se le asegure dicho<strong>de</strong>recho".“Del anterior recuento <strong>de</strong> la jurispru<strong>de</strong>ncia relativaa la efectividad <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa ycontradicción se concluye que en cualquiermomento en que se <strong>de</strong>termine la existencia <strong>de</strong> unimputado conocido contra quien se prosigue lainvestigación como autor o partícipe, el auto <strong>de</strong>apertura <strong>de</strong> la misma <strong>de</strong>be serle notificado enforma inmediata para que pueda ejercer su<strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa.“Las razones que soportan las anterioresconclusiones fueron expuestas por la <strong>Corte</strong> en lassentencias que arriba han sido comentadas, sinque se consi<strong>de</strong>re necesario volver sobre ellas. Noobstante, en la presente oportunidad resultaconveniente insistir en que la notificación es elmecanismo mediante el cual se pone enconocimiento <strong>de</strong> los interesados el contenido <strong>de</strong>las provi<strong>de</strong>ncias que se produzcan <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> unproceso y tiene como finalidad garantizar los<strong>de</strong>rechos <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa y <strong>de</strong> contradicción comonociones integrantes <strong>de</strong>l concepto <strong>de</strong> <strong>de</strong>bidoproceso a que se refiere el artículo 29 <strong>de</strong> laConstitución Política. Des<strong>de</strong> esta perspectiva noes indiferente para el imputado conocido que sele notifique o no la apertura <strong>de</strong> la investigaciónprevia. Esta notificación le hace conocer quecontra él se sigue una investigación,circunstancia que le permite solicitar y obtener elser oído en versión libre y el <strong>de</strong>rechosubsiguiente a conocer el expediente y laspruebas que se han aportado al mismo. Sólosobre este conocimiento pue<strong>de</strong> ejercer el <strong>de</strong>recho<strong>de</strong> contradicción, <strong>de</strong>l cual es titular <strong>de</strong>s<strong>de</strong> elmomento mismo en que se le <strong>de</strong>termina comoimputado <strong>de</strong>ntro <strong>de</strong> la investigación”.Entonces, si bien, como se <strong>de</strong>staca por elProcurador Delegado, escuchar en diligencia <strong>de</strong>versión al imputado es una facultad <strong>de</strong>lfuncionario instructor, quien pue<strong>de</strong> disponer nosolo el momento sino la pertinencia <strong>de</strong> llevar acabo una tal diligencia, dicha potestad no seextien<strong>de</strong> al punto <strong>de</strong> <strong>de</strong>jar <strong>de</strong> cumplir laobligación <strong>de</strong> notificar al imputado o sindicadoconocidos, la <strong>de</strong>cisión <strong>de</strong> dar inicio <strong>de</strong> unaaveriguación previa o penal en su contra, ya<strong>de</strong>lantar a sus espaldas una intensa actividadinvestigativa sobre el hecho noticiado, <strong>de</strong> modotal que <strong>de</strong>spués imposibilite o al menos dificultesu <strong>de</strong>fensa, pues una tal conducta resultaviolatoria <strong>de</strong>l <strong>de</strong>bido proceso y <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong><strong>de</strong>fensa, como en tal sentido ha sido <strong>de</strong>claradopor el Tribunal Constitucional(14):“Dado que la <strong>de</strong>claración libre y la indagatoriason, ante todo, medios <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa, el legislador -que ha consi<strong>de</strong>rado que <strong>de</strong>ben practicarse antes<strong>de</strong> que el imputado tenga acceso al expediente -,las ha recubierto <strong>de</strong> una serie <strong>de</strong> garantías queaseguran que su práctica no afecte el <strong>de</strong>rechoque dicen <strong>de</strong>fen<strong>de</strong>r.“En primer lugar, al sujeto le asiste el <strong>de</strong>recho aser oído tan pronto el Estado tiene suficienteselementos para formular en su contra unaimputación penal. Los principios <strong>de</strong> prontitud yoportunidad han sido <strong>de</strong>fendidos reiteradamentepor esta Corporación, al indicar, entre otrascosas:„El <strong>de</strong>recho al <strong>de</strong>bido proceso contiene en sunúcleo esencial el <strong>de</strong>recho a conocer tan prontocomo sea posible la imputación o la existencia <strong>de</strong>una investigación penal en curso - previa o formal-, a fin <strong>de</strong> po<strong>de</strong>r tomar oportunamente todas lasmedidas que consagre el or<strong>de</strong>namiento en aras<strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho <strong>de</strong> <strong>de</strong>fensa. Hay un <strong>de</strong>recho alproceso y a la intimidad personal y familiar. Pero,143___________________________________________________________________________Documento elaborado por: Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal – <strong>Corte</strong> <strong>Suprema</strong> <strong>de</strong> JusticiaBogotá D.C., Colombia


Relatoría Sala <strong>de</strong> Casación Penal Cuarto Trimestre <strong>de</strong> <strong>2008</strong>antes, inclusive, la dignidad <strong>de</strong> la personahumana postula la existencia <strong>de</strong>l <strong>de</strong>recho a sersujeto <strong>de</strong>l proceso y no simplemente objeto <strong>de</strong>lmismo. (...)„El <strong>de</strong>bido proceso que se predica <strong>de</strong> toda clase<strong>de</strong> actuaciones judiciales se aplica a la etapa <strong>de</strong>la investigación previa. Dado que es en elproceso don<strong>de</strong> con mayor intensidad y plenitud<strong>de</strong> garantías pue<strong>de</strong> participar el imputado, lainvestigación previa <strong>de</strong>be tener un períodorazonablemente breve, circunscribirse a asegurarlas fuentes <strong>de</strong> prueba y a verificar elcumplimiento <strong>de</strong> los presupuestos mínimos quese requieran para ejercer la acción penal. (...)„El <strong>de</strong>recho a la presunción <strong>de</strong> inocencia, queacompaña a toda persona hasta el momento enque se la con<strong>de</strong>ne en virtud <strong>de</strong> una sentencia enfirme, se vulnera si no se comunicaoportunamente la existencia <strong>de</strong> una investigaciónpreliminar a la persona involucrada en loshechos, <strong>de</strong> modo que ésta pueda, <strong>de</strong>s<strong>de</strong> estaetapa, ejercer su <strong>de</strong&g