Maqueta al detalle #23 - Sida Studi

sidastudi.org

Maqueta al detalle #23 - Sida Studi

Hepatitisy VIH (I)BvLa hepatitis B es una infección del hígado causada por un virus llamado Virus de la Hepatitis B (VHB). Desde laintroducción de TARGA (Terapia Antirretroviral de Gran Actividad) la mayor expectativa de vida de las personasque viven con VIH ha propiciado que infecciones como la hepatitis B -antes infradiagnosticadas o simplementeno tratadas- requieran control y tratamiento. En los últimos años el número de ingresos de personas VIH+ condiagnósticos de hepatitis B en los hospitales de España ha aumentado. Mientras, en la población general la incidenciaha disminuido notablemente por la ‘casi’ obligatoria vacunación de niñ@s y adolescentes. Lo que sigue acontinuación es una introducción a la infección por VHB, su transmisión, pruebas diagnósticas y evolución. Enel próximo número de LO+POSITIVO repasaremos las distintas opciones disponibles de tratamiento de la hepatitisB para las personas con VIH, así como los nuevos fármacos en experimentación.¿Cómo se trasmite el VHB?¿Qué pruebas diagnósticas hay?Por la sangre:y Compartiendo jeringuillas para inyectarse o rulos para esnifar.y Mediante una transfusión, si no se ha detectado antes.y A través de una herida.y Mediante la técnica del tatuaje o piercing, si el material noha estado bien esterilizado.Por contacto sexual sin protección:y A través del esperma y las secreciones vaginales.y Por contacto con las mucosas de las paredes del ano o de lavagina.Por trasmisión vertical:y De la madre al hijo durante el embarazo.Por la saliva:y La transmisión por esta vía es muy poco frecuente, peroposible.¿Qué síntomas tiene?Al cabo de unas semanas de la exposición al VHB, el virus se multiplicamuy activamente y se produce lo que conocemos por unahepatitis aguda. Es habitual no tener síntomas durante ese periodo.Así son muchas las personas que pasan una hepatitis B aguda sinapenas notar nada. De aparecer síntomas, éstos pueden consistir en:deposiciones de color claro, orina oscura, fatiga, pérdida de apetito,náuseas, fiebre y a veces color amarillento de la piel. Sólo en un 1%de los casos la hepatitis B aguda puede ser grave.¿Puede curarse?Una vez pasada la etapa de hepatitis aguda, la infección se curaespontáneamente en cerca del 90% de los casos. Aproximadamenteen un 10% de las personas se convierte en hepatitis B crónica. Tenerinfección por VIH o hepatitis C confiere un mayor riesgo de evolucionarhacia hepatitis B crónica.Generalmente la hepatitis B progresa de forma lenta, pero puedeestar muy activa en ciertos momentos –lo que puede comportarlesiones importantes en el higado- mientras que en otros momentospuede permanecer inactiva.Xavier Franquet48LO+POSITIVO OTOÑO 2002Mediante un análisis de sangre podemos saber sobre:y El estado de nuestro hígado:Los principales marcadores para saber si nuestro hígado estásufriendo algún tipo de agresión, ya sea una infección, toxicidad farmacológicau otra complicación son las transaminasas: aspartatoaminotransferasa (AST) y alanina aminotransferasa (ALT), y la gammaglutamil transpeptidasa (Gamma-GT), la bilirrubina (total, libre y conjugada)y la fosfata alcalina.y La infección por VHB:Si hemos estado en contacto con el VHB y lo hemos erradicadoespontáneamente. En este caso tendremos anticuerpos que nos protegerán,como si hubiéramos recibido la vacuna. (Véase cuadro 1.)Si tenemos infección por VHB y en ese casoy si se trata de una hepatits aguda,y o de una hepatitis crónica.(Véase cuadro 1.)Cuando hay hepatitis B crónica, mediante una biopsia podemosconocer con exactitud el estado del hígado y la gravedad de las lesiones.Permite tomar decisiones sobre la conveniencia o no de iniciarun tratamiento para el VHB.Vacunarse no siempre es para siempreSi el resultado de las pruebas de hepatitis B revelan que no hahabido contacto con el VHB (es decir, que ni se tiene la infección,ni se ha pasado anteriormente, ni se tiene inmunidad inducida poruna vacuna) se recomienda vacunarse, especialmente en caso deinfección por VIH, hepatitis C o si en el entorno hay personas conhepatitis B. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en personascon menos de 200 CD4 la vacuna tiene menos probabilidadesde ser eficaz. En España la vacuna de la hepatitis B, se suele dar atod@s l@s niñ@s y adolescentes.Una persona con VIH vacunada contra la hepatitis B puedeperder esta inmunización si sus CD4 son inferiores a 200 células/mlen algún momento posterior, debido a la desaparición delas células de memoria correspondientes. En tal caso, estaría aconsejadala revacunización.al detalle


¿Cuál es su evolución?La hepatitis B crónica puede evolucionarde forma diferente en distintas personas.Tener infección por VIH y menosde 200 CD4 confiere un riesgo mayorde que la enfermedad se agrave.Durante el transcurso de la vida,además, pueden darse momentosde mayor progresión asícomo momentos de estabilización.A veces la infección sedetiene durante el resto de lavida.Éstas son las distintas fases que puedendarse en la hepatitis B crónica:Fase I. Puede durar varios años. Es una fase de replicación muyactiva en la que el sistema inmunitario no puede detener la infección.Los daños en el hígado suelen ser pocos y de evolución lenta y lastransaminasas se mantienen en valores normales o ligeramente elevados.Es la fase en la que el riesgo de transmisión del VHB a otrapersona es mayor.Fase II. El sistema inmunitario responde más eficazmente frentea la infección y el VHB se replica más lentamente, lo cual por un ladoes positivo porque significa un paso hacia la estabilización, pero porotro lado la misma reacción inmunitaria puede crear lesiones en elhígado. Las transaminasas están elevadas. En esta fase, el riesgo detransmisión, aunque existe, es menor.Fase III. El sistema inmunitario ha podido controlar la replicacióndel VHB y el hígado no recibe más agresiones. Las transaminasasvuelven a valores normales. En este puntopara valorar el estado del hígado se suele realizaruna biopsia. Esta fase puede perdurar en eltiempo y dar la sensación de erradicación,pero en realidad sólo es una remisión,pues el VHB permanece en el hígado.El riesgo de transmisión es muypequeño.¿Cuáles son losposibles daños en elhígado?¿Y si estoy embarazada?El riesgo de transmisión del virus de la hepatitis B demadre a hijo es muy elevado (hasta un 90%) y puede versereducido en caso de que la infección crónica esté estabilizada.Si tienes hepatitis B y das a luz, a tu hij@ se le administrará untratamiento y una vacuna. Estos tratamientos ofrecen una altaposibilidad de que el/la recién nacid@ no desarrolle una hepatitisB crónica.Marcadores de la hepatitis BNos permiten conocer la actividad del virus y la reacción de nuestrosistema inmunitario. Todas estas mediciones se obtienen medianteanálisis de sangre.Marcadores de la actividad del virus:Antígeno de superficie del VHB (HBsAg): Es un indicador dela presencia del VHB. Aparece en la sangre las semanas 1-10 tras laexposición y desaparece al cabo de 4-6 meses. Si hay niveles detectablesde HBsAg en sangre al cabo de los 6 meses de exposición significaque hay infección.Antígeno ‘e’ del núcleo del VHB (HBeAg): Se detecta cuandoexiste infección aguda. Significa que el VHB se multiplica rápidamente.Su desaparición significa que la hepatitis se ha estabilizado oque está en proceso de remisión.El ADN de VHB: Es la detección de su material genético, lacarga viral. Cuando este valor es elevado, significa que el VHB se estámultiplicando rápidamente.Marcadores de nuestro sistema inmunitario:Anticuerpos de superficie (Anti-HBs): Aparecen después deque los niveles de HBsAg caigan. Su presencia indica recuperación yen la mayor parte de los casos inmunidad a largo plazo frente alVHB.Anticuerpos ‘e’ (Anti-HBe): En la mayoría de casos su presenciaindica que la infección está estabilizada.La infección por VHB produce inflamación ydeterioro de células hepáticas. En esta situación elhígado se repara a sí mismo y produce nuevas células,pero puede llegar un momento en que el hígado no pueda regenerarse.Entonces se forman cicatrices, es el proceso llamado fibrosis. Amedida que la fibrosis avanza, el hígado va perdiendo capacidadpara repararse. Algunos fármacos para el VIH, por su toxicidad, puedencontribuir a que este proceso se agrave.Cuando la fibrosis se extiende a grandes áreas del hígado hablamosde cirrosis. El hígado se encoge, se vuelve más duro y el excesode zonas cicatrizadas impide que la sangre fluya adecuadamente, loque daña gravemente la función hepática. Un tercio de las personascon hepatitis B crónica presenta riesgo de cirrosis.Al empeorar la cirrosis, el hígado puede llegar a ser incapaz derealizar sus funciones y darse fallo hepático. En este punto la únicaopción es el transplante de hígado.A veces el daño puede llegar a alterar los genes de las células delhígado convirtiéndolas en cancerosas. En caso de cirrosis se puededetectar el desarrollo temprano de cáncer mediante ecografías periódicasdel hígado.Xavier Franquet49LO+POSITIVO VERANO 2002Anticuerpos ‘c’ (Anti-HBc): Aparecen al principio de la infeccióny suelen mantenerse de por vida. Indican que ha habido hepatitisB, independientemente de si se ha erradicado o está en faseaguda o crónica.Anticuerpos del núcleo IgM (IgM anti-HBc): Suelen indicarinfección aguda y desaparecen cuando la infección se resuelve o sevuelve crónica, tras la aparición de los anticuerpos anti-HBs (al cabode unos 6 meses). Un resultado negativo junto a un positivo de HBsAg generalmente indica infección crónica.Anticuerpos del núcleo IgG (IgG anti-HBc): Estos anticuerpossuelen persistir en el tiempo. Son marcadores de una infección pasadao presente. Un resultado positivo más un positivo de HBsAg indicainfección crónica.FUENTES:«Dossier Hépatite B»: Remaides Nº 43. Marzo 2002.www.aides.orgwww.natap.orgwww.thebody.comwww.hivandhepatitis.comal detalle

More magazines by this user
Similar magazines